Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Anécdotas destacadas
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Stanley Marshwalker Dom Ene 10, 2021 11:01 pm

Stanley mentiría si dijera que no estaba nervioso. Él estaba nervioso porque había viajado desde muy lejos, desde Chon’sin hasta Lycia, para ayudar a su mejor amigo a llevar a cabo una especie de ritual. Un ritual mágico que supuestamente los “protegería” a ellos en el momento que tuvieran que luchar contra los emergidos.

¿Qué podía hacer un humilde espadachín en momentos como este? ¿Era realmente la persona indicada para participar en un ritual tan importante? Ciertamente, Stanley había aprendido algunas cosas sobre la magia en el tiempo que estuvo en Ilia con Kyleb, como el uso de las runas y sobre las maldiciones, pero el pelinegro estaba muy lejos de considerarse un experto en el tema.

Sin embargo, el pelirrojo le aseguró que no tendría que hacer nada muy complicado. Por lo que el espadachín hizo lo posible de no preocuparse y confiar en que todo saldría bien mientras cumpliera con lo que se le fue encargado. Entre las cosas positivas que podía encontrar el espadachín de esta situación es que ahora podía pasar más horas con Kyleb, aun si fuese solo por momentos para hablar del ritual y hacer los respectivos preparativos.

No todos los días podía estar a solas con el pelirrojo, así que Stanley esperaba que los dos estuvieran a solas por más tiempo una vez que iniciaran su viaje hasta Lycia. Charlando despreocupadamente sobre diferentes cosas, pasando el tiempo juntos como hacían antes de que Kyleb se convirtiera en Sumo Sacerdote, comiendo juntos y bebiendo té, contemplando los bellos paisajes que podrían la naturaleza ofrecerle, mientras se tomaban de las manos y sus labios se conectaban hasta darse un beso…

Solo si, la oportunidad se daba. Cosa que no sucedió debido a las responsabilidades que tenían cada uno, y el grupo de espadachines que hubo que contratar para escoltar a Kyleb y sus asistentes hasta su destino. A pesar de lo cerca que Stanley estaba ahora del pelirrojo, debía que mantener las apariencias y mostrar una conducta correcta para no perjudicar la reputación de su compañero.

Tener que fingir y contener en parte sus emociones era algo que molestaba a Stanley, haciendo que en ocasiones se frustrara y cuestionara si valía la pena hacer tanto esfuerzo. Cuando se le presentaba dudas, el pelinegro entrenaba con la espada para despejar su mente, y se recordaba a si mismo que debía ser paciente.

Tras varios días de viaje a caballo, el grupo llegó al pueblo de Caelin, donde se reunirían con la Santa que podría ayudarlos a llevar a cabo el ritual. Stanley se quedó un tiempo con el grupo de espadachines que los acompañaban para conocer el área y preguntar por direcciones, al mismo tiempo que se distribuirían para proteger al Sumo Sacerdote durante su estancia. Luego de conseguir la información que buscaban, Stanley se quedó junto a Kyleb en la plaza, para que ambos pudiesen reunirse y hablar personalmente con la Santa antes del ritual, mientras que algunos espadachines se quedaban cerca comprando provisiones y atento en caso de que hubiera un ataque emergido, y los asistentes del sacerdote se disponían a ubicar un sitio cómodo donde hospedarse.

Los dos chicos estaban solos nuevamente, aunque solo por unos minutos para hablar.

- “Vaya, pensé que nunca se irían”- Pensó el espadachín suspirado un poco por el cansancio, antes de acercarse a su compañero- Mientras esperamos, ¿te gustaría comer o beber algo?- Preguntó el pelinegro a pesar de no sentirse particularmente hambriento o sediento en ese momento- Por esta vez, yo invito.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [4]
Gema opaca
Moonlight [2]
.
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 964aIaZ

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Iu4Yxy1

Gold :
945


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Kyleb Jue Ene 14, 2021 11:08 pm

El pelirrojo había apartado parte de su tiempo tras volver a Chon'sin poco antes de hacerse sumo sacerdote, esperaba que todo su esfuerzo e investigación diera sus frutos, estaba confiado en que todo saldría bien, a pesar de que su actual puesto le haya hecho estar más ocupado de lo normal, se las arreglaba y con lo que ha logrado encontrar, solo quedaba una última cosa, un ritual especializado para ello siendo una de las razones por las que iba viajando a Lycia. Aquel mito sobre los astros, aquella novela con ciertas figuras asimiladas a ellas, parecía ser solo simples historias que le atraían bastante hasta que tuvo la oportunidad de darse cuenta que no era solo eso, un día recibió un paquete por parte de su padre tras mandarle un par de cartas, este contenía una caja de aspecto interesante, un cofre con detalles bonitos de ambos astros que había leído anteriormente, era para guardar cosas importantes según la carta y que era un regalo para él,  lo cual fue como algo simplemente normal para el sumo sacerdote pero luego de abrirla y ver un pequeño compartimiento secreto se escondía, se encontró con un pergamino de aspecto singular, un escrito que prácticamente llevó a  su investigación y a lo que estaba en camino ahora ¿Acaso todo esto era parte del destino o mera coincidencia que le haya llegado ese escrito mítico a sus manos ? Si era para proteger y protegerlos durante esta guerra, tenía que hacerse a como fuera.

Kyleb envió una carta anticipada hacia a la Santa de la Iglesia de Elimine, había oído de esa persona bastante y más de sus servicios, con ello pensó que sería perfecto que le diera una mano siendo la maestra ceremonial de lo que llevaría a cabo ya que no era algo que podía hacerlo una sola persona, hizo lo posible por contarle lo que consistía y lo que pudiera servirle para que se hiciera una idea ya que el escrito del ritual lo vería  de mejor manera cuando estuvieran presentes. Mientras escribía la carta evitaba dar detalles principales, como que quienes recibirán aquella protección deberían ser una pareja/almas gemelas con las características asimiladas a los astros, a el Sol y la Luna, simplemente reduciendolas a que necesitaban a dos personas presentes para hacer el ritual(  Además del que recitará el conjuro) y cosas así, ya que a medida que investigaba le ponía nervioso la idea de necesitar a un tercero para ello, sabiendo quien estaría metido en esto sería él y la persona con le tenía más estima, Stanley.

A pesar reencuentro con el pelinegro parecía una escena sacada de una novela, Kyleb sentía una tierna felicidad cada vez que se cruzaban, las oportunidades que tenían para verse unos momentos, ayudarle a que pudiera alzarse a ser un maestro espadachín e instruir a más gente, le era adorable que con ello terminara en el mismo dojo donde le conocían, el mismo en que lo alojaron, el mismo que estaba cerca del jardín de meditación, sin embargo, todo ese tiempo de poder verse eso fue bastante corto, las tareas para Kyleb fueron algo mayores, no solo simples papeleos o cosas religiosas que implicaba ser sumo sacerdote, a su vista parecían unas semanas llenos de trabajo debido a las reconstrucciones y otros detalles, a su suerte todo ello encajó a lo que había organizado y planeado lo cual podría respirar un poco por ahora. El viaje a Lycia parecían ser como unas vacaciones pero Kyleb estaba conciente que no lo eran, viajar solo no era una opción sabiendo que era una figura importante y con todo lo que implicaba ya dicho anteriormente además de querer el requerimiento principal,  pidió que Stanley fuera su principal escolta, la persona quien estaría envuelto en en el ritual junto con él,  con los materiales necesarios y en el comienzo de esta, un maestro espadachín de fiar, y con sus hazañas en ayuda al país, mejor vista tenían de él.

El viaje fue algo largo, ya que además del pelinegro estando a su lado tenía unas cuantas personas a su guardia sabiendo que Lycia estaba cerca de terreno peligroso, Etruria, y no querían que ocurriera alguna invasión o algo justo cuando estaba en algo importante para su protección, más con lo que se avecinaba lentamente. Los momentos del viaje en que pudo "respirar" recordaba lo doloroso que era contener cualquier gesto que pudiera levantar sospechas, ocultar el amor que tenía con su fiel pelinegro a la vista de la gente, no quería que ni Stanley ni él mismo perdieran todo lo que han logrado, no quería que sus reputaciones fueran arruinadas, las ocupaciones eran lo suficiente para despejarse de todo eso y ser paciente pero cuando no estaban ocupando su mente, pensaba en ello bastante e incluso de cosas posiblemente tontas que haría siendo un chico enamorado pero preferiría pensarlos mejor cuando estuviera más despejado mentalmente, de todas maneras se enfocó más en a lo que venía a hacer, hablándole a su fiel espadachín sobre el tema del ritual con anterioridad, los preparativos, entre otras cosas, pronto aquellos días pasarían rápido  y sin darse cuenta llegar a su destino.

El pelirrojo suspiró con ciertos nervios mientras escondía sus manos debajo su capa verdosa , sus dedos se pokeaban entre si bajo sus mangas de forma disimulada mientras se quedaba esperando donde podrían ubicarse para descansar, anteriormente el pelinegro junto con un grupo de espadachines fueron a conocer el área  y estar orientados  en la estadía lo cual fue de gran ayuda al tener gente a su disposición.
« Sin importar la espera, un día ellos nacerán, destinados estarán y unidos por los astros se reencontrarán…. Las dificultades son parte del destino pero su valor interior es más grande, elegidos para poseer su protección, su símbolo de unión » Kyleb pensaba en lo que había leído en su investigación, realmente todo sonaba ciertamente cursi, ¿acaso sonaba una especie de “matrimonio”? La cosa era interpretativa pero le hacía sentir florecer su estómago cada vez que recordaba «Como el Sol y la Luna serán ... » cerró los ojos unos momentos «Todo parece más que sólo fantasía de un libro » habló en su mente mientras se encontraba callado mirando un poco el cielo con discreción « Pero no puedo quedarme con la duda tampoco ni contradecir las evidencias de lo que he encontrado »  tras sentir una presencia familiar, vio a Stanley acercarse a su lado .

“Mientras esperamos, ¿te gustaría comer o beber algo? Por esta vez, yo invito.”

Por más que fuera por unos minutos, su corazón latía de forma irregular con solo verlo, extrañaba estar momentos a solas con él, realmente quería intercambiar palabras que no fuera hablando del ritual o cosas menos relajadas, el pelirrojo miró a los lados levemente por precaución y luego inclinó suave la cabeza hacia un lado con una mano cerca de su propia boca intentando reducir mucho el volumen de sus palabras, sin que sus gestos fueran raros —  ¿Te refieres a una pequeña cita? —  le murmuró bajo sonriendo levemente y conteniendo su pequeña risilla ante lo dicho, no recordaba si había comido o bebido algo en el día, estaba tan distraído con lo del ritual  y su investigación anterior que seguramente sus comidas se escaparon de horario —  De ser así, pues claro, me haría bien algo de comer antes de todo—  dijo con volumen adecuado tras enderezar su cabeza mejor como si no hubiera perdido su compostura —  mientras mi confiable y fiel espadachín esté cerca, estaré protegido —   cerró los ojos manteniendo la sonrisa pero hablando a un volumen moderado para los dos —  agradezco mucho que aceptaras venir conmigo — habló un poco antes que tuviera que el contrario moverse a lo que dijo y  le miraba a los ojos unos momentos antes que la paranoia de alguien mirándolos  raro sucediera « sigo teniendo nervios ante todo esto » habló para sí mismo en su mente «Todo saldrá bien, solo mentalízate, es primera vez que haces algo así, tu puedes »
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Archsage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema destello
Báculo de Mend [3]
Báculo de Sleep [2]
Solaire [2]
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Ammy [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] JEIjc1v

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] PcpaFGL

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] VO4IE4z

Gold :
1476


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay Vie Ene 15, 2021 12:43 am

Luz se encontraba en los establos ,cepillando a Maotelus tras haberlo alimentado, cuando fue interrumpido. Se giro con una sonrisa en su rostro, tranquilizando asi al nervioso joven que había ido en su búsqueda. Uno de los soldados que estaba siendo entrenado por Khigu. Aquel nerviosismo parecía impropio de el, después de todo todos los soldados lograban relajarse cuando el clérigo les sonreía, pero aquella vez no funciono. Luzrov le aseguro que no había interrumpido nada, con el fin de relajarlo. Después de todo era cierto.

Se había levantado antes de que el mismísimo sol saliera. Se había vestido, con aquel vestido blanco con el que le habían visto en tantas ocasiones. Era largo, de cuello alto pero de manga corta. La falda estaba compuesta por dos capas de tela. El cuello y las mangas estaban bordeados con hilo dorado, el mismo hilo que trazaba formas en su falda. Se había colocado sus guantes, que le llegaban hasta el antebrazo. Se había peinado , dejándose el cabello suelto. Y una vez acicalado había recitado sus oraciones.

Había cogido su bolsa de cuero y se la había colgado a la espalda, tal y como hacia a diario. La misma contaba con sus tomos de magia, sus brebajes , sus hierbas, vendas , hilo y aguja. Había tomado su báculo, y había salido de su residencia. Al pasar por delante de la casa de Lyn sonrió con cierta tristeza. Acababan de volver de Etruria, tras un pequeño  y egoístamente necesario viaje, y en cuanto llegaron al pueblo la mujer ya tuvo que partir a encargarse de unos bandidos en las cercanías de la frontera con Bern. Esperaba que volviese pronto.

Ayudo con el desayuno y comió algo el mismo. Fue a la pequeña capilla del pueblo por si alguien requería de el, pero a esas horas de la mañana y con todos los habitantes inmersos en su rutina diaria no era necesario. Se paso por el campo de entrenamiento por si había heridas por sanar, sabiendo lo poco probable que era siendo aun tan temprano y habiendo comenzado hacia poco el entrenamiento, y se dirigió a los establos.

Los mismos estaban bien atendidos, pero los pegasos eran diferentes a los caballos. No dejaban que cualquiera se acercase a ellos, y menos les atendiesen, asi que Luz prefería encargarse de Maotelus el mismo.

Fue alli cuando le encontraron. Con sus tareas realizadas ,sin interrumpirle. Y aun asi el joven seguía nervioso. Luz comenzaba a preocuparse...

No tardo en poner por palabras el origen de su nerviosismo , hablo en cuanto vio como la preocupación comenzaba a formarse en el rostro del hombre de fe.

Al parecer alguien había llegado a Caelin buscándolo. Luz no se sorprendió ante ello. De hecho había sido avisado de antemano por correspondencia, y a pesar de no saber el dia exacto en el que llegarían aquella visita era algo esperado. Le daba cierta pena, el hacerles viajar hasta Caelin. Para entonces la petición de ayuda para llevar a cabo cierto ritual, para interpretar ciertos escritos místicos, para identificar la naturaleza de ciertos objetos o brebajes mágicos ... todo ello le era... familiar. Si , después de tantas experiencias podría decir que no eran actos desconocidos o aislados. El problema era que por mas datos que le diesen, si no tenia los objetos delante de el, si no notaba la magia en ellos, no sabia si podría ser de ayuda o no. Pues se guiaba por la magia, por actos instintivos y automáticos guiados por la misma, y no por acciones conscientes.

No sabia si podría ayudar a su invitado con el ritual, no hasta que tuviera todos los elementos del mismo ante su persona y probase suerte. Y el hacerle venir sin saber si el viaje seria productivo o no... le causaba cierta pena...

Pero al parecer había algo que no había tenido en cuenta, algo no mencionado en la carta. Esperaba a solo dos personas, aquellos que realizarían el ritual... Pero al parecer eran bastantes mas. No un grupo grande de por si, pero si lo suficiente como para que fuese difícil acomodarlos en un pueblo pequeño y sin posada como aquel.

Ahora entendía el nerviosismo del soldado...

-No te preocupes, yo me encargo... Donde están mis invitados?

Lyn no estaba, asi que tendría que hacer lo que pudiera en su ausencia. A pesar de la calma y la sonrisa con la que eran pronunciadas aquellas palabras... a pesar de su determinación ... Calma. Aun había tiempo hasta que callera la noche....

El soldado indico que le esperaban en la plaza y se marcho. El tambien debería ponerse en marcha, no le gustaba dejar esperando a nadie...

Al parecer Maotelus noto el nerviosismo que le invadía. Pues le dio un pequeño golpe en el hombro con su hocico, para llamar su atención, y lo acompaño caminando a su lado durante todo el recorrido. Luz lo acariciaba de forma distraída ... Antes de alcanzar la plaza tenia una especie de solución. Dos pares de espadachines, aquellos podrían dormir en las barracas. Eran mas vestuarios que habitaciones, pues el pueblo era pequeño y los soldados dormían en sus propias casas. Pero había espacio para dormir, aunque no fuese el mas comodo. De comer podrían darles en la taberna. Dos sacerdotes... podría preguntar a un par de aldeanos para que les dejasen dormir en sus casas, sabia de un par que tenían sitio y que no les importaría tener invitados por un par de noches, menos aun si eran invitados de Luz. En cuanto a los dos que iban a realizar el ritual... podría dejarles su propia casa y alojarse el mismo donde Lyn.

Si... podría funcionar...

Algo mas calmado, pero aun con el pegaso a su lado, alcanzo la plaza del pueblo. No le costo deducir quienes eran sus invitados, las dos únicas figuras desconocidas ,cercanas a la fuente de agua ubicada en el centro de la misma. Se acerco a las mismas y les sonrió. Tenia el pegaso a un lado y su bastón siendo sostenido en la mano del lado contrario. Les hablo con voz suave y dulce. Dirigiéndose a ambos, pues no sabia quien era el que le había escrito las cartas.

-No creo equivocarme.... Uno de vosotros es el Sumo Sacerdote de Chon´Sin y el otro su acompañante para el ritual, verdad? Es un placer conoceros. Me llamo Luzrov Rulay. Miembro de la iglesia de Santa Elimine y ... Santa de Caelin...

Dijo sonrojándose levemente ante el titulo, aun avergonzado por ello. No se consideraba tal, pero otros lo hacían. Muchos le llamaban por ese titulo y le buscaban como Santa. Sentía que si no lo decía, si no se presentaba con aquel titulo por el que le buscaban... estaba mintiendo. Asi que mejor era mencionarlo.

-Aunque, con Luz es suficiente.


ropa de luz:
Lleva este vestido, pero sin el sombrero ,ni la cruz ni el resto de detalles en morado. Solo lo blanco y dorado
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] SewRZXd
Luzrov Rulay
Luzrov Rulay
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint | Dancer | Falcon Knight

Cargo :
Santo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :
★★

Inventario :
Herensuge [2]
Aureola [2]

Báculo Físico [1]
.
.
.

Support :
Lyndis [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Khigu [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] P9JvxLC [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] H1nPofS[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] NdTOcva

Gold :
3789


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Stanley Marshwalker Vie Ene 15, 2021 2:58 pm

La propuesta del pelirrojo sorprendió de momento al espadachín, haciendo que por unos segundos sus mejillas y orejas se sonrojaran un poco y su corazón se acelerara. Pero antes de que pudiera delatare su emoción, rápidamente desvió la mirada e intento mantener su compostura, rascando su barbilla levemente, pero sin poder ocultar su sonrisa por lo bien que se escuchaba tener una cita con el sacerdote.

- ¿Eh? Oh, claro, si, podrías llamarlo de esa forma- Respondió el pelinegro con algo de picardía, como si se estuviera aprovechando de la situación para coquetear un poco. Luego retrocedió un poco y adoptó una expresión más seria antes de aclararse la garganta, cruzarse de brazos y agregar- Pero, es más como: “Me preocupa que mi súper mejor amigo se desmaye, por estarse saltando las comidas mientras está estudiando” Por eso mismo, pensé que sería buena comer unos sándwiches.

Una de las cosas que Stanley aprendió durante el tiempo que paso con Kyleb estudiando en la biblioteca, era que el mago podía pasarse muchas horas leyendo y estudiando, al punto que llegaba a olvidándose de lo que ocurría en su entorno, de comer, beber e incluso dormir. Y que Kyleb era un tonto romántico que le gustaba las novelas de romance, pero era SU tonto romántico que le gustaba las novelas de romance. Stanley admiraba ese nivel de concentración y dedicación que podía llegar a tener su novio, pero también era especialmente molesto ya que no ayudaba para nada con su salud. Cuando los sacerdotes no estaban presentes para vigilar que el pelirrojo estuviera comiendo y durmiendo adecuadamente, el espadachín era el que tomaba la iniciativa para cuidarlo cuando estaba ocupado.

Para suerte de Kyleb, el pelinegro venía preparado. Ya había estudiado de antemano la zona en la que se encontraba con ayuda de los espadachines que contrataron, y conocía unos buenos sitios de comida que pudieran gustarle al Sumo sacerdote (Para llegar a esa información el chico tuvo que ingeniárselas un poco para buscar una buena excusa, omitiendo varios detalles). Tras hacer una pequeña lista y determinar qué era lo más barato, “eficiente” y saludable, llego a la conclusión de que prepararía unos sándwiches de pepino, huevo duro y queso crema antes de reunirse con la Santa, guardándolos envueltos en su bolso para el momento que pudiera hablar a solas con el sacerdote.

Cualquiera que se fijara en los sándwiches, vería lo bien cortados que estaban. Cuando Stanley no entrenaba con la espada le gustaba tallar en madera y tratar de esculpir figuras de animales conocidos. Aunque todavía no era lo bastante bueno para tallar un animal completo, era algo que podía hacer además de escribir en su cuaderno. La razón por la que Stanley había empezado con este pasatiempo era para tratar de imitar y esculpir la figura de un Pegaso de madera que encontró en Ilia cuando visitó la granja de sus padres. Aprendió algunas sobre ello por libros que leyó en la Gran Biblioteca, pero no era lo mismo verlo que hacerlo por cuenta propia.

- Y hay pequeña taberna cerca- Agregó el chico con una sonrisa mientras sacaba unos sándwiches envueltos en hojas y pabilo y se los pasaba a Kyleb- Si me lo permite, lo escoltare hasta ahí personalmente, y volveremos a la plaza tan pronto para poder reunirnos con la Santa de Caelin- Terminó por decir, haciendo una especie de reverencia.

El espadachín guió el camino hasta el sitio que quería mostrarle a Kyleb, sintiéndose muy feliz durante esos minutos hasta que fue tiempo de volver al punto de reunión en la plaza, llegando tan solo unos minutos antes que la Santa de Caelin, quien se acercó hasta ellos, siendo acompañada por un Pegaso.

- “Wow” Pensó el chico levemente sorprendido.

La Santa de Caelin era tan hermosa como decían los rumores, pero en lo que más se fijaba en ese momento era en el Pegaso. La última vez que Stanley estuvo tan cerca de uno fue durante una de sus prácticas como mercenario en el Monasterio de Garreg Mach, cuando conoció a una caballero pegaso que estaba al servicio del reino de Silesse. Las caballeros pegaso siempre eran mujeres, valientes, admirables, fuertes, con un vínculo de confianza y cuidado hacia sus monturas.

Sin duda alguna estaba sorprendido, pero mientras observaba le preocupó como reaccionaria Kyleb ante una persona como ella y por unos momento, sus ojos fueron hacia él y luego a la Santa. Después de que dejara que el pelirrojo los presentaran ambos, Stanley hizo una breve reverencia.

- Un gusto conocerla.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [4]
Gema opaca
Moonlight [2]
.
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 964aIaZ

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Iu4Yxy1

Gold :
945


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Kyleb Sáb Ene 16, 2021 9:23 pm

Por más que las condiciones no se daban y haya sido una pequeña bromilla del momento, no evitaba quedarse con la ilusión de ello, con tantas ocupaciones que se había enfrentado, al menos solo un par de minutos le bastaba incluso escuchar la preocupación del pelinegro hacia él le daba una ternura bastante grande que incluso quería abrazarlo en ese mismo momento y mimarlo.... pero no, solo aquella imagen se quedó en la cabeza mientras seguía ahí en la espera a que regresara lo cual no se tardó mucho por suerte.

“Y hay una pequeña taberna cerca. Si me lo permite, lo escoltaré hasta ahí personalmente, y volveremos a la plaza tan pronto para poder reunirnos con la Santa de Caelin”

—  Me parece bien —  sonriendo con levedad mientras el contrario hacía una reverencia «Oh diosas, deja de ser tan lindo » chilló en sus interiores intentando mantener su compostura en el proceso, no esperaba que llegara a tener ese nivel de actitud el pelinegro, parecía sacado de alguna novela o algo, cualquier chica querría a alguien como él ¿Debería sentirse afortunado en tenerlo como novio?, sentía un leve florecimiento en su estómago de forma inevitable mientras era escoltado por el más alto.

Afortunadamente los minutos transcurridos fueron suficientes para comer y estar en condiciones mientras tenía la compañía del pelinegro, solo intercambió una pequeña conversación en ese tiempo para que al menos no se extendiera tanto (por más que lo quisiera)  y llegarán a tiempo a la plaza. Ya encontrándose en ese lugar , sin mucha espera una joven junto a su pegaso llegó a la escena, aquella persona era de cabello blanco al igual que sus ropajes, a la vista se veía elegante, de apariencia hermosa y posiblemente más alta que el mismo pelirrojo, no recordaba la última vez que había visto a alguien de aquellas monturas pero si al menos de lo que recordaba de su niñez , cuando pequeño siempre quiso montar uno pero bueno, soñar es algo que se puede hacer si hay algo que no es alcanzable.

Kyleb escapó de una leve mirada a su principal escolta, el pelinegro parecía perdido en lo que veía, el mago por alguna razón se sintió algo ...raro, posiblemente de la misma manera que cierto momento en que hablaban en la biblioteca de Ilia « Debe ser tu imaginación, solo tu imaginación » se dijo mentalmente mientras escondía sus manos en las mangas de su túnica y estas se presionan entre sí como si quisiera desquitarse con la leve presión de sus propias manos «Enfócate a lo que viniste, olvida todo, vienes por el ritual, el ritual » pensó por última vez, dio un suspiro silencioso y puso atención a la presentación de la chica — Un gusto en conocerla, Santa de Caelin— sonrió leve intentando reprimir sus nervios, realmente las presentaciones con figuras de autoridad le ponían ciertamente nervioso, no estaba acostumbrado a pesar del tiempo sabiendo que donde estaba posicionado antes era diferente que ahora —  Yo fui quien le envió la carta y pidió sus servicios. Soy Kyleb, Sumo sacerdote de Chon’sin y él es Stanley Marshwalker, Mi fiel compañero y Maestro espadachín de Chon’sin — dijo presentando seguido de dar una breve reverencia al inclinarse un poco hacia adelante y de forma educada , el pelinegro hizo lo mismo. —  Me disculpo si fue algo inesperado todo pero a estas alturas sentía que era lo mejor hacer el ritual cuanto antes — desvío la mirada solo unos momentos antes de dirigirla nuevamente, no negaba que los eventos presentados en otros lugares del continente le daban algo de miedo y más con lo que ha experimentado  — he oído mucho de sus servicios, agradezco bastante que pueda ayudarme con ello — mantuvo un gesto sereno en lo posible para no perder su compostura.

Mientras esperaba alguna respuesta de la Santa, su mente retomaba las cosas que llevaban consigo su investigación, los materiales, el escrito, estaba todo en orden según recordaba incluso se sentía algo mal sabiendo que las gemas que poseían entre esos materiales para el ritual eran los que se regalaron entre él y Stanley, sin embargo, seguramente lo que llevarían a cabo valdría la pena — Si necesita ver el escrito , los materiales y hablar del tema en el lugar donde podemos hacer el ritual, no hay problema — Comentó — mientras podamos ubicarnos bien antes de todo sería lo ideal —  sugirió teniendo en mente  no solo su compañero, sino también las personas que lo escoltaron durante el viaje  que incluso se encontraban vigilando para que todo estuviera en orden en el encuentro.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Archsage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema destello
Báculo de Mend [3]
Báculo de Sleep [2]
Solaire [2]
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Ammy [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] JEIjc1v

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] PcpaFGL

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] VO4IE4z

Gold :
1476


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay Dom Ene 17, 2021 1:07 pm

Estuvo a punto de indicarle a sus invitados que las reverencias no eran necesarias. No se creía digno de tal gesto, y que fuera algo dedicado a su persona... hacia que el color invadiese sus mejillas, le avergonzaba. Incluso notaba la mirada de algunos aldeanos curiosos clavada en su espalda... era... incomodo. Pero el gesto en si era demasiado breve como para darle tiempo a pedirles que se incorporasen, asi que no tuvo ocasión de decir nada al respecto. Al menos las presentaciones habían sido realizadas y era capaz de ponerle cara a aquel que le había escrito.

Luz comenzaba a incomodarse, aunque no hiciese ninguna muestra de ello. Su sonrisa suave seguía en su rostro , y el sonrojo comenzaba a disminuir hasta que su cara adquirió su palidez habitual. Pero por dentro estaba nervioso, e incomodo. No por la presencia de ambos hombres, si no por las expectativas puestas sobre su persona. Le era agradecido de antemano un servicio que aun no había prestado, daban por hecho que iban a ser capaces de llevar a cabo un ritual que Luz ni siquiera sabia si iba a ser capaz de llevar a cabo. Porque le faltaban detalles, le faltaba ver aquello que estaba envuelto en el proceso para saber si podría ser capaz de usar su magia en ello o no. Como expresar todo ello sin dar la sensación de que les había hecho realizar todo ese viaje en balde?

Tomo aire profundamente. Sintió a su lado como Maotelus se había acercado mas a el, pegando su cuerpo al de su jinete .Una de sus alas demasiado cerca, sin llegar a envolverlo con la misma pero poco faltaba para ello. El clérigo alzo su mano libre de forma distraída para acariciarlo.

-Podría decirse que a estas alturas me he acostumbrado a este tipo de peticiones inesperadas, asi que el recibirlas ya no me resulta sorprendente, y mucho menos una molestia. Asi que eso no es algo de lo que debáis preocuparos, ni por lo que debáis disculparos...

Les sonrió, con calma, como si ese gesto reafirmarse sus palabras.

-Pero... creo que os habéis adelantado al agradecerme. En realidad no se si os podre ser de ayuda con el ritual... En la carta no disteis muchos detalles, asi que no conozco la manera en la que debe de ser llevado a cabo. Y , aun si conociera todos los pasos, tampoco podría asegurar que fuese capaz de hacerlo. Como poder explicarlo de forma adecuada... mis experiencias previas son muchas, si. Pero muy diversas la una de la otra. No hay un patron claro en ello y... Creo que necesito tener los materiales frente a mi para saber si seré capaz de ello o no.

Les sonrió con cierta pena.

-Siento haberos hecho viajar sin poder aseguraros nada, pero no es algo que pueda asegurar sin haberlo comprobado en persona...

Y de nuevo volvía a su mente el tema de acomodarse. Habia esperado poder dejarlo para mas adelante, pero al parecer no iba a ser posible. Pues Kyleb y Stanley deseaban dejar el tema por zanjado antes de comenzar con lo del ritual. Pero.... aquello requería algo de tiempo.

-Tengo una idea de como poder ubicaros a todos, pero necesito hablar con los vecinos primero...

No quería imponerse a nadie. Prefería consultarlo primero.

El clérigo se movió de su posición, bailando la falda del vestido ante sus movimientos. Se giro levemente y señalo uno de los caminos ,una de las calles ubicadas entre las bajas edificaciones de madera.

-Si seguís esa camino acabareis en el campo de entrenamiento. A estas horas estarán haciendo uso de el, pero pediré que lo vacíen para nosotros. Podemos realizar el ritual en ese lugar, si realmente resulto ser capaz de ello...

Era aun parte del pueblo, pero sin estar demasiado cerca del mismo , sin estar a la vista de los aldeanos y de su rutina. Les daba cierta intimidad sin tener que salir de la aldea, cosa que vista la cantidad de guardias de la que disponía el Sumo Sacerdote no parecían que estuvieran dispuestos a hacer. Asi que en la mente del clérigo era la opción mas adecuada para la ocasión.

-Podéis adelantaros y esperarme alli mientras organizo vuestro alojamiento. Intentare prepararlo todo lo mas rapido posible y no haceros esperar... Vamos Maotelus...


Si quería ser rapido, lo mejor era ponerse en marcha lo antes posible, sin esperar la respuesta ajena. Aunque no fuese algo muy educado. Localizo a uno de los niños a unos cuantos metros de el y le llamo, con una sonrisa en su rostro, pidiéndole que por favor acudiese al campo de entrenamiento y les pidiese a los soldados que terminasen sus practicas por el momento. Sabia que era un inconveniente ,pero no creía que se negasen a ello, algunos incluso lo agradecerían. Aun asi intentaría compensarles después.

De momento, tenia que ponerse en marcha de nuevo.
Luzrov Rulay
Luzrov Rulay
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint | Dancer | Falcon Knight

Cargo :
Santo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :
★★

Inventario :
Herensuge [2]
Aureola [2]

Báculo Físico [1]
.
.
.

Support :
Lyndis [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Khigu [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] P9JvxLC [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] H1nPofS[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] NdTOcva

Gold :
3789


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Stanley Marshwalker Lun Ene 18, 2021 1:07 am

Stanley mantuvo una expresión serena mientras escuchaba en silencio la conversación que tenían las dos entidades religiosas. Además de mantenerse atento al entorno en el ellos que se encontraban, de vez en cuando el pelinegro observaba a la criatura equina que acompañaba a Santa, admirando la figura delicada pero magistral del animal, y sus grandes rasgos, como las alas que podían a llegar a cubrir y hacer sombra a una persona.

Puede que esa fuera una de las razones por las que el espadachín tardara en notar la incomodidad que Kyleb y Luzrov mostraban en el momento. Era difícil de imaginar cómo se sentía cada uno, con sus propias preocupaciones internas y sus respectivos problemas. Había poco que hacer al respecto, más que escuchar y conocer la causa de sus incomodidades.

De momento, Stanley dejó que Kyleb guiara la conversación, dado que él era quien contactó a Luzrov, conocía mejor los pasos del ritual y llevaba los materiales. Cuando surgió el tema de acomodarse, la clérigo se movió de su posición y les ofreció una idea de cómo poder ubicarse, señalo uno de los caminos, una de las calles ubicadas entre las bajas edificaciones de madera que el espadachín procedió a observar con atención mientras explicaban hacia dónde llevaba. Con calma, el pelinegro cerró los ojos y asintió levemente con la cabeza para hacer ver que había entendido todo lo que la Santa dijo.

- Gracias- Respondió el espadachín, seguidamente, dio unos pasos para acercarse un poco al pelirrojo- ¿Nos vamos?- Preguntó, sonriendo con suavidad y esperando a escuchar la respuesta afirmativa para poder avanzar hacia el campo de entrenamiento- Si quieres, puedo llevar eso- Comentó el pelinegro, refiriéndose a los objetos que Kyleb llevaba de su investigación para que no tuviera que cargarlos todo el camino.

Los espadachines contratados de Chon’sin acompañaron a la pareja hasta el campo de entrenamiento, sin poder dejar una oportunidad de pensar al pelinegro tranquilamente, sin tener que sentirse observado o molesto.

- “Rayos, quiero tomar su mano…” Pensó el espadachín, sintiendo la presencia del pelirrojo mientras caminaban- ¿En qué se diferencia una mula de un emergido? - Preguntó intentando ser lo más casual posible, como para romper la tensión en el ambiente- En que uno es tozudo y feo. Y el otro tiene cuatro patas.

El espadachín estaba muy lejos de ser un comediante, por lo que dio una breve mirada a su compañero para ver como reaccionaba. Al mismo tiempo, uno de los espadachines que estaba cerca contuvo una pequeña risa, mientras que los otros cuatro intentaron hacer oídos sordos al terrible chiste que contó el pelinegro.

Afortunadamente, el campo de entrenamiento solo estaba a unos minutos de la ubicación en la que el grupo estaba en ese momento, no muy lejos de la plaza y aun formando parte del pueblo sin estar demasiado del mismo.

Stanley habló con la persona que dirigía el lugar para hacerle saber lo que venían hacer, y averiguar cuanto tardaría la práctica. De algún modo parecían que los soldados ya estaban informados de la situación, por lo que fue más fácil de desalojar el lugar e ir preparando el área para llevar a cabo el ritual. Mientras que los espadachines continuaban vigilando los alrededores, Stanley mandó a uno de ellos a informar a los asistentes de Kyleb sobre su ubicación, y después fue hacia donde estaba el pelirrojo para ver si necesitaba ayuda en algo.

- Entonces… ¿Qué piensas de la Santa, de Luzrov?- Preguntó el chico, aprovechando el tiempo de tranquilidad para conversar un poco- Ella es una sacerdotisa, tú eres un sacerdote. Los dos usan báculos…- Pausó por momentos, para organizar sus ideas- Mientras estemos en Lycia, podrías en algún momento preguntarle algunas cosas, intercambiar conocimientos de magia, ya sabes, esas cosas.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [4]
Gema opaca
Moonlight [2]
.
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 964aIaZ

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Iu4Yxy1

Gold :
945


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Kyleb Lun Ene 18, 2021 11:52 pm

Por alguna razón Kyleb sentía que había hecho las cosas mal, seguramente por todo lo que hablaba, adelantarse a las cosas que aún no se hacen, realmente cierta culpabilidad le carcomía en el momento  pero tenía que mantenerse estable, seguir sus ideales , ya se vería todo en el ritual cuando suceda, sin embargo, los nervios no eran solo de eso, el tema de no haberle dado tanto detalle a Luzrov era algo que debería haber dicho en la carta pero a pesar de todo podrían haber cosas que pudieran ser mal interpretadas a un punto que estuviera en peligro de saber lo que tiene con el pelinegro más allá de ser Mejores amigos, odiaba sentir esa paranoia. Por más que dijera “alma gemela” entre lo leído de la   investigación y contenida en el escrito podría interpretarse como una amistad fiel de años y no solo de una pareja (como mayormente lo consideran), no obstante, esto último es algo muy visto en libros, como el tema del hilo rojo que hablan con cierta frecuencia entre la gente de Hoshido y Chon’sin.

Entiendo —  bajó levemente la mirada manteniendo su buen ánimo en lo posible, no podía negar que se sentía observado por el pelinegro como si supiera como se estaba sintiendo , aun así quería intentar demostrarle que todo estaba bien por más que en el fondo estuviera reprimiendo su inquietud y tal vez inseguridad ahora que la santa había nombrado todo eso, de todas formas se había esforzado en investigar bastante , tenían los materiales según lo requería, no debería haber problema, lo que menos quería es que descubrieran su tema con Stanley y con ello  sintiera un ataque de pánico, si tenía fe y confianza , tal vez todo no sería tan malo al final y que el ritual terminara en un éxito — No se preocupe, son riesgos que cualquiera debe tomar a estas alturas  porque nada se puede comprobar si uno no lo intenta — agregó — cada cosa tiene sus métodos distintos, todo es bastante entendible, solo queda comprobarlo por uno mismo—  tras decirlo, realmente Kyleb estaba queriendo no alargar más las cosas hasta poder respirar un poco.

La chica de cabellos blancos habló sobre cómo podría darse el alojamiento, lo cual comprendió el pelirrojo perfectamente sobre qué ella tendría que hablar con los vecinos del lugar y con ello enviar a Stanley para que informara al resto que lo escoltaron, agregando más a su habla, la contraria indicó sobre dónde sería todo el ritual y preparación, un campo de entrenamiento en el cual con solo despejarlo sería usado para ese fin, Kyleb lo entendió perfectamente , simplemente agradece con una referencia tras oir un “gracias” por parte de su espadachín.

“¿Nos vamos?”

Si — respondió rápidamente mientras era acompañado, aceptando incluso el ofrecimiento de llevar los materiales, incluso en el momento que se movieron, el resto de espadachines que habían sido contratados para su escolta  los acompañaron en el avance, El pelirrojo suspiró un poco en silencio queriendo no sentirse tenso con todo esto « Todo saldrá bien, Todo saldrá bien » se dijo mentalmente « Diosas, por favor, denme la fuerza para esto » juntó las manos debajo de las mangas con disimulo.

“¿En qué se diferencia una mula de un emergido?”

¿Eh?— reaccionó viendo a Stanley tras darle esa pregunta tan repentina en el camino — ¿En qué? —  preguntó inocente sin entender.

“En que uno es tozudo y feo. Y el otro tiene cuatro patas.”

Y con eso se dio cuenta que estaba contando un chiste tan malo , tal vez bastante malo, pero claro , se notaba la buena intención del chico, oh diosas, cómo lo amaba — Pff… — soltó unos momentos para luego reír mientras con sus dos manos intentaba cubrirse la boca en el proceso  como si quisiera que la risa quedará entre los dos  — Cielos, eso fue malo — soltó entre risas, por más que fuera tan aleatorio el chiste , hizo su cometido — Tan malo que es bueno — levemente se sonrojó debido a la risa, al menos aquel chiste le ayudo un poco con su estado anímico.

Con el paso y sin darse cuenta habían llegado al campo de entrenamiento, mientras su acompañante hablaba con otra persona, el pelirrojo se quedó mirando el lugar con la mirada « Esto sigue dándome nervios» pensó  cerrando los ojos, inhalando y exhalando suavemente, como si tuviera que meditar « Debería haber meditado antes »  sintiendo algo de arrepentimiento.

“Entonces… ¿Qué piensas de la Santa, de Luzrov?”

Escuchó a su pelinegro acercarse, Kyleb intentó mantener su compostura nuevamente como si nada pasó mientras el más alto hablaba — Hm...Se nota que es alguien bastante admirada y religiosa en su país, sobre tu propuesta , si se da el tiempo o algo —  le contestó — Sería bueno para intercambiar ideas y cosas así pero...a estas alturas no quiero molestar a nadie, seguramente sería mucho con lo del ritual — con lo que se están enfrentando en varios países y mundialmente , no quería tampoco molestar con una conversación casual si no se dá, si no se daba con Stanley, menos se podrá con La Santa— El cielo se ve despejado hoy — Cambió de tema en el momento que creyó que había silencio —  si estuviera nublado sería como si el cielo estuviera deprimido —  y a medida que hablaba, procurando que quienes estaban a su alrededor no vieran, mientras sus brazos se encontraban escondidas debajo de su capa verdosa, intento rozar una de sus manos con la del pelinegro disimuladamente aprovechando la brisa que habia en el ambiente, solo logró rozar su meñique con la mano ajena un par de segundos, realmente quería que le diera la mano para sentirse un poco más seguro pero...sabía que no era posible en estos momentos — ¿O tal vez el astro que está debajo de nosotros es quien está deprimido en los días nublados?—  Preguntó —  Bueno, solo son simples pensamientos que tal vez cualquier persona que lee mucho o escribe pueda tener —  dijo finalizando un poco su parte esperando que todo estuviera en orden y despejado el lugar , al menos mientras esperan la llegada de La Santa.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Archsage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema destello
Báculo de Mend [3]
Báculo de Sleep [2]
Solaire [2]
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Ammy [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] JEIjc1v

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] PcpaFGL

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] VO4IE4z

Gold :
1476


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay Mar Ene 19, 2021 12:10 pm

Teniendo mas o menos la idea clara su tarea era mas sencilla, pues ya sabia a que lugares acudir y a quien preguntar. Se acerco a las casas de aquellos habitantes que sabia que disponían de sitio, pues por desgracia sus familias habían perecido en las luchas contra los emergidos. Luz solía acercarse con cierta frecuencia a hacerles compañía, o a ofrecerles alguna clase de guía espiritual. En parte porque asi era su naturaleza, en parte porque la culpa de no haber podido salvarlos le carcomía. Asi pues su visita no era tan inesperada, su presencia fue recibida con una feliz sonrisa en el rostro ajeno y su petición aceptada con gusto. De esa manera ya tenia dos viviendas, una para cada sacerdote que acompaña a Kyleb, pues imponerles a sus vecinos que acogieran a dos personas le parecía abusar. Ya que diesen cobijo a una le parecía abusar de su buena fe... Pero era necesario, y siendo asi... Creía que era mejor cada uno en una vivienda.

Una vez eso resuelto quedaba el tema de los barracones, los cuales había que arreglar, pues en realidad no estaban dispuestos para que nadie durmiese alli por mas espacio que hubiese. Los primeros soldados volvían del campo de entrenamiento , habiendo sido despojados del mismo, y Luz acudió a ellos en cuanto los vio caminando por las calles del pueblo. Les sonrió y se disculpo por haberles interrumpido, cosa que al parecer no les molestaba. No pudo reprimir una ligera risa cuando uno de los dos soldados a los que había acudido le pidió con cierto temor en la voz que hablase con su amiga albina, que le explicase que no estaban holgazaneando si no que habían dejado de entrenar por petición de la Santa. Luz prometió encargarse de ello antes de explicarles la situación y lo que necesitaba. Teniendo el resto del dia libre no les importaba dedicar parte del mismo a hacerle el favor de acomodar los barracones, y asi se lo dijeron antes de partir en busca de sus compañeros.

Solo quedaba el alojamiento de Stanley y Kyleb, pero si les iba a ceder su casa eso podría quedar para mas adelante. La misma estaba limpia y ordenada asi que no necesitaba ni acomodarla ni pedirle permiso a nadie. Como mucho recoger ropa y sus tomos y báculos, un par de pertenencias personales a lo sumo. Pero eso podría hacerlo cuando les mostrase la casa, podría dejarlo para mas adelante...

Esperaba no haber perdido mucho tiempo, no haberlos echo esperar demasiado.

Cuando alcanzo el campo de entrenamiento, seguido por Maotelus quien solo se había separado de el cuando había entrado en las viviendas, quedándose el fuera, todos los soldados se habían ido ya. Solo estaban las dos personas a las que acababa de conocer y los desconocidos que serian su escolta. Demasiada gente de golpe en un pueblo tan pequeño... no estaba acostumbrado, y no estando Lyn... sentía una responsabilidad para con ellos. Les sonrió a todos.

-Están preparando vuestros alojamientos. Aun tardaran un poco asi que podemos examinar el ritual primero, y llevarlo a cabo de ser posible, y una vez acabemos os llevare a cada uno a vuestro lugar de descanso.

Explico con voz suave mientras se acercaba al sacerdote y el espadachín. Quedando parado frente a ellos.

-Podéis enseñarme los materiales por favor? Y tambien... me gustaría que me explicaseis en mayor detalle el ritual... Que esperáis de el, que esperáis de mi...
Luzrov Rulay
Luzrov Rulay
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint | Dancer | Falcon Knight

Cargo :
Santo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :
★★

Inventario :
Herensuge [2]
Aureola [2]

Báculo Físico [1]
.
.
.

Support :
Lyndis [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Khigu [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] P9JvxLC [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] H1nPofS[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] NdTOcva

Gold :
3789


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Stanley Marshwalker Miér Ene 20, 2021 1:28 am

Stanley escuchó la respuesta del pelirrojo en silencio, sintiéndose identificado con la preocupación que demostraba en ese momento. Stanley mentiría si dijera que estaba nervioso, y que había estado todo el rato de esa forma sin que llegara a notarse. Después de todo, él tenía cosas con las que ocupar su cabeza, distracciones que le ayudaba alejar por un rato los pensamientos negativos o reprimir ciertas emociones. Era algo que le funcionaba, al menos hasta la noche antes de dormir. A veces necesitaba meditar o ejercitar su cuerpo para poder lidiar con la ansiedad y el estrés acumulado. Y cuando sentía la necesidad de afecto a veces escribía en su cuaderno.

¿Cómo era el caso de Kyleb? ¿Cuándo fue la última vez que pudo dedicar un tiempo para sí mismo y sus hobbies? ¿Estaba comiendo bien? ¿Estaba durmiendo bien? Aunque Stanley fuera su amigo más cercano y este velara por su seguridad, seguro que habría cosas de las que el pelinegro no estaba enterado o que el sacerdote no pudiera decirle.

- No sabrás qué es demasiado hasta que le preguntes. Dudo que se moleste por pedirle unos cuantos consejos- Respondió el pelinegro intentando animar al chico- Pero si te sientes inseguro con ello, podría preguntarle yo, sin decirle que fuiste tú- Comentó inocentemente, mostrando una sonrisa para intentar aliviar la preocupación de Kyleb.

El espadachín esperó a la respuesta del contrario por unos segundos antes de hablar de nuevo, mientras se percataba como el campo de entrenamiento terminaba de desocuparse. Hubo silencio por ambas partes, y luego de un rato, la conversación tomó otro rumbo.

El cielo se ve despejado hoy.

Stanley se colocó al lado del sacerdote para observar también el firmamento, solo como una buena excusa para poder acercarse más a él. El cielo estaba despejado, hacia una leve brisa que refrescaba el lugar y el sol aún no había llegado a su punto más alto el día de hoy.

Si estuviera nublado sería como si el cielo estuviera deprimido.

Tras decir eso, Stanley sintió como su mano era tocada por el dedo meñique de sacerdote, llamando su atención en ese momento y haciendo que dejara de prestar atención a las nubes. Guardó silencio y no hizo nada, pero las palabras de Kyleb comenzaron a preocupar al espadachín, ya que no sonaban como simples pensamientos.

Stanley deseaba tomar la mano de su amigo y darle un fuerte abrazo para consolarlo, pero en ese momento todavía había personas presentes en el campo de entrenamiento, así que no podía permitirse hacer ese tipo de cosas con el Gran Sacerdote. Los dos chicos estaban tan cerca del uno del otro, pero se sentía como si una pared los separan ambos. Y eso le frustraba mucho, tanto que Stanley sentía que iba a explotar y movía los dedos de sus manos con ansiedad.

¿Cómo se supone que mantendría la compostura en esas condiciones?

No. No iba a quedarse quieto. Estaba cansado de amargarse y no hacer nada al respecto.

- Si el día está nublado… Si el día está nublado es porque el sol tiene miedo de no relucir tanto como tú- Respondió en voz en baja y seria para que el pelirrojo fuera el único que pudiera escucharlo- Ya que, días tan brillantes y soleados como este…- Continuó diciendo mientras intentaba hallar las palabras adecuadas para expresarse, al mismo tiempo que su mano intentaba moverse disimuladamente hacia la del pelirrojo- Nunca podría compararse a la luz que traes a mi vida.- Finalizó, alcanzando a tomar parte de la mano de su acompañante, a escondidas por detrás de su capa azul y por debajo de la capa verdosa del mago, mientras procedía a observarlo con la misma intensa que sus palabras.

Por breves instantes, Stanley se quedó mirando al rostro a Kyleb: Su hermoso cabello, rojo cayendo hacia los lados como la feroz melena de un león, sus mejillas pecosas y coloradas, sus ojos color esmeralda, brillantes y tan hipnotizantes como el atardecer mismo…

Al poco tiempo, el espadachín escuchó a la Santa llegar al campo de entrenamiento y soltó la mano de Kyleb de inmediato, colocando la suya por detrás de su cuello, como si se estuviera rascando, para que no se pudiera notar lo que estuvieron haciendo. Hecho esto, Stanley maldijo varias veces en su mente, por casi haber bajado la guardia.

- Yo llevo los materiales- Comentó el pelinegro, mientras se adelantaba para mostrar lo que llevaba a Luzrov- Sobre lo que esperamos, dejare que el Sumo Sacerdote se lo explique.

Cuando estuvo cerca de la clériga, el espadachín lentamente le hizo entrega de lo que el sacerdote había traído consigo de su investigación, los materiales, el escrito, y las gemas necesarias para realizar el ritual de “protección”. Stanley desconocía los detalles de lo que el pelirrojo tenía planeado hacer con todas esas cosas junto con la Santa de Caelin, pero tenía ciertas sospechas de ello al ver los materiales que se iban mostrando.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [4]
Gema opaca
Moonlight [2]
.
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 964aIaZ

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Iu4Yxy1

Gold :
945


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Kyleb Jue Ene 21, 2021 3:45 pm

N-No, no te preocupes, está bien así —  Dijo rápidamente apenas el pelinegro sugirió quien fuera a preguntar, de verdad no quería que se molestara, no quería Kyleb molestar a alguien, por más que tuviera en parte razón, no quería meter la pata, realmente aquello que habló Luz lo puso nervioso en sus interiores siendo de unas las razones para simplemente comentar el clima como una excusa de cambio de tema, el sumo sacerdote estaba reprimiendo tantas cosas que esperaba estar bien hasta el final de todo, seguramente con las condiciones actuales tomaría un gran descanso y en el caso que le costara cerrar los ojos, leería algo o  meditar si era adecuado.

Creyendo que el pelinegro no se daría cuenta de ese roce de meñique, sentía que era mejor sacar algún segundo aire o fuerza de su interior  para sentir que podía con todo, era el Sumo Sacerdote de Chon’sin , no podía notarse algún desequilibrio en su compostura, cuando el chico comenzó a hablar, seguramente sería algo casual como hace unos momentos, sin embargo, fue todo lo contrario.

“Si el día está nublado es porque el sol tiene miedo de no relucir tanto como tú”

Los ojos del pelirrojo se clavaron de inmediato en el rostro del chico, su corazón latió de forma irregular, por más que fuera en voz baja y solo hacia su persona, una paranoia lo invadió, de que alguien pasara y los escuchara (por más que en realidad ni eso pasó, todos parecían distraídos en lo suyo) pero a la vez sentía que en cualquier momento gritaría, un rubor se le escapaba de las mejillas, se sentía nervioso, pero no por el ritual como hace unos momentos sino porque Stanley lo ponía así.

“Ya que, días tan brillantes y soleados como este…Nunca podría compararse a la luz que traes a mi vida”

Sintió como el contrario le tomó parte de la mano entre las capas que tenían ambos, de tal manera que el más alto quería romper la pared invisible de ambos, apenas podía mover la mano pero en vez de intentar soltarse,su extremidad se acomodó y sus dedos se enlazaron con los de él que a su suerte parecía que se escondían más en su prenda «¡¿Stanley, Qué haces?! » grito en sus pensamientos sin despegar la mirada al contrario, realmente amaba sus ojos azules como el cielo nocturno, su cabello oscuro, con toda su ropa realmente parecía un caballero, un  bonito caballero « Sé que quería que me dieras la mano pero AAAAAAAAAH » por más que fuera por unos breves instantes realmente quería que no se terminara «Oh Diosas, Oh diosas, Que nadie lo note por favor » aquel gesto y la mirada del contrario es como si quisieran decirle que no estaba solo, por mas que estuviera lleno de ocupaciones y tensión, Stanley  quería hacerlo sentir seguro con un simple gesto — yo..uhm.. —  Soltó bajo, no sabía que decir, todo ha sido tan repentino, incluso sentía por unos segundos que el suelo se movía como si en cualquier momento flotaría por el lugar.

En el momento que la Santa  apareció y se dirigió hacia ellos, el chico comenzó a toser  tras sin querer tragarse con su propia saliva moviendo la cara a un lado y sintiendo como el espadachín le soltó la mano, giró la cabeza queriendo no dirigir la tos a nadie,  realmente ello lo tomó desprevenido, — Estoy....bien, no se preocupen—  dijo ya en poco estabilizandose rápidamente y viendo como Stanley se adelantaba «No puedo morir ahora » se dijo mentalmente tras seguirlos y estar en el lugar donde todo se llevaría a cabo.

“¿Podéis enseñarme los materiales por favor? Y también... me gustaría que me explicaseis en mayor detalle el ritual... Que esperáis de el, que esperáis de mí…”

Tras estas palabras, Stanley dejó los materiales con cuidado en el suelo, Kyleb tomó una bocanada de aire y suspiró de forma silenciosa sabiendo que el más alto ojearía a medida que hablara y le mostrará de mejor manera los materiales  a la santa, el pelirrojo estaba conciente que Stanley pediría explicaciones luego de todo esto incluso ya estaba preparado mentalmente a su posiblemente mirada de “¿por qué no me lo dijiste antes? “ que seguramente sería más intenso tras transcurra todo esto, no le dijo mucho en detalle al igual que a la Santa, pero estaba conciente que algo se llevaría él cuando todo funcione.

El Mago aclaró la garganta — Bien, por dónde comienzo — soltó bajo e intentó aclarar su mente cerrando los ojos unos segundos antes de abrirlas en dirección hacia Luz —  Como quiere ver los materiales primero estos son: un par de gemas de elementos totalmente opuestos, gema escarchada y gema ascuas —  mostrando lo mejor y sacandolas de un pequeño bolsito, pudieron verse una gema que se dividía por dos colores, en una cara era blanca y en la otra de un azul transparente, al tocarla se siente su temperatura fría  y refrescante en ella. La de su junto era una roja, parecía como si hubiera lava dentro de la gema por los detalles anaranjados y amarillos que rigaban a su centro, al tocarla parecía una piedra termica, caliente, pero igual que su gema contraria, no era dañina —  Con ello Una espada de plata forjada de una manera singular y un Tomo de la magia más avanzada de fuego —  mostrándose un tomo de tapa rojiza con detalles que lo caracterizan, nada fuera de lo común, a su lado una espada brillante hecha de plata, forjada de tal forma que  en la guarda tenía forma de media luna,  a pesar de la buena vista parecía un arma común pero bastante resistente.

Sobre qué espero de usted, Luz de Caelin,es que pueda lograr ayudar con el ritual , leer lo escrito en estos pergaminos y pueda entender de mejor manera el proceso de esto, con más exactitud  — tras esto dicho, sacó un par de pergaminos, uno con un lazo azul y otro con un lazo rojo y se los entregó, recordaba que la vez que  encontró esos pergaminos, ambos  estaban en blanco, intentando pensar por qué la caja escondería tales papeles mágicamente mostraron su contenido por el cual actualmente seguía el escrito ahí y estarían a la vista de quien sería el maestro de ceremonias por el cual Luz no tendría dificultades en leerlo  — Sobre qué espero de esto….simplemente que pueda ser como en los escritos, como lo que he recopilado en mi investigación — estaba seguro que sería extraño para ambos, posiblemente no, posiblemente si, si no hablaba de ello , nadie lo entenderían — ¿Han oído alguna vez como El sol y la luna se crearon? o.. ¿al menos las versiones existentes de esta? ya que son variadas  — no esperaba las respuesta de ambos pero le bastaba con que se lo pensaban —Existe una leyenda, un mito, que cuenta como unos sabios creyentes de Naga crearon dos armas que eran opuestas entre sí, pero que a la vez podían trabajar bien juntas, se llamaban Moonlight y Solaire. Los elegidos que las portaron, no solo tuvieron la bendición de la mismísima Diosa creadora, sino también la protección del Sol y la Luna — parecía que estaba contando una simple historia, no le importaba como lo tomasen, hacía lo posible por mantenerse serio al contarlo y en lo posible entender el contexto de todo—Cada portador de estas armas fueron elegidos por poseer rasgos que los asociaban al astro correspondiente. Pero en la leyenda nunca se especifica cuáles deben ser estos rasgos, por lo que se puede asumir que se trataba de algo físico, o algo que no destaque a simple vista. Ambos portadores compartían un lazo tan fuerte que conmovieron tanto a Moonlight y Solaire, que ambas armas desaparecieron cuando sus portadores murieron— le daba miedo que haya sido tan coincidente, ¿Por qué él? ¿Stanley era quien merecía la espada? ¿Entonces decirle que era su Luna era más que solo una  forma de darle afecto?, si su investigación lo llevó hasta aquí, Stanley seguramente fliparia tras decirle que era quién llevaría aquella espada  — Entre mis investigaciones, las armas han estado con diferentes portadores, no hay un patrón en específico, sin embargo, la unión del Sol y la Luna debe verse reflejado en eso elegidos, debido a que los dos astros no pueden estar juntos a menos que haya un eclipse, velaran y cuidaran por sus portadores, queriendo que estén juntos sin importar los años.—  Kyleb esperaba que fuera suficiente con lo que había dicho ¿ ellos lo habrán entendido bien? — Hay una frase que dice: “Sin importar la espera, un día ellos nacerán, destinados estarán y unidos por los astros se reencontrarán. Las dificultades son parte del destino pero su valor interior es más grande, elegidos para poseer su protección, su símbolo de unión “— Tomó una pausa reprimiendo su nervios , con ello comenzó a caminar un poco alrededor de ellos como si quisiera mover las piernas de tanto estar parado — Una de las cosas que  he podido leer en el escrito, como bien les he hablado anteriormente, para este ritual se necesitan dos personas, aquellas que posean esos requisitos ya dichos y un maestro ceremonial, el resto ya es algo que me ha costado mucho entender,  hay unos dibujos con símbolos que no sé bien a que se refiere, tal vez porque aun no estoy a un nivel suficiente para estas cosas pero al menos mi investigación me ha ayudado a entender el pie clave de su origen—  se detuvo unos momentos mirando hacia los presentes —   ¿es suficiente información para ustedes?, realmente….me disculpo bastante por no decirlo con detalle desde un principio, pensé que rechazarían la ayuda si se los decía, por más loco que pareciera — entrecerró levemente los ojos «no puedo negar que tenía miedo , solo quiero ver si todo lo que se dice es cierto, quiero verlo con mis propios ojos »
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Archsage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema destello
Báculo de Mend [3]
Báculo de Sleep [2]
Solaire [2]
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Ammy [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] JEIjc1v

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] PcpaFGL

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] VO4IE4z

Gold :
1476


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay Vie Ene 22, 2021 11:02 pm

Tal y como había pedido, mas por necesidad que por capricho, lo primero que hicieron fue mostrarle los materiales. Eran mas de los que podían caber en sus manos, y sin ningún otro lugar para poder depositarlos Stanley, aquel que los portaba, los deposito en el suelo. El clérigo se sentó en el suelo, con lentitud para acomodar la falda del vestido mientras se sentaba. Seguramente la misma se le mancharía con la tierra sobre la que se había sentado, pero realmente no importaba. Ya lo limpiaría después, después de todo era mas facil de limpiar que la sangre que en ocasiones manchaba sus guantes y prendas.

Observo con atención los objetos que habían sido presentados ante el. Dos pergaminos, una espada, un grimorio y una bolsa de cuero con contenido desconocido. Al tenerlo todo tan cerca comenzó a sentir un leve pitido en sus oídos, lo que parecía ser un dolor de cabeza formándose. Un dolor lejano, muy lejano. Una sensación incomoda, pero familiar. No pudo evitar fruncir el ceño ligeramente ante la sensación.

Aun asi no toco nada, no hasta que se le concediera el permiso para ello , pues los objetos no eran suyos. No antes de que le diesen las explicaciones que había pedido, pues seria egoísta y desconsiderado por su parte interrumpir algo por lo que el mismo había pedido.

Cuando las gemas fueron mostradas y presentadas el dolor de cabeza aumento, asi como el pitido en sus oídos. Lo reconocía. Era la magia de las gemas resonando con la propia . Eran los objetos, la magia pura que eran, llamándole. Un llamado silencioso pero presente, algo que sentía dentro de el. El poder cristalizado, revolviéndose con violencia en el interior, chocando desde el interior de la gema contra la superficie de la misma, pidiendo ayuda. Clamándole de manera dolorosa que la liberasen. Junto sus manos sobre su propio regazo, entrelazando sus propios dedos. Apretando con fuerza. Las mismas temblaban ligeramente , picaban con la necesidad de alcanzar aquello frente a el. Pero no lo hizo.

Dolía. Era molesto. Y aun asi les sonrió con ternura y los observo con cariño. No era la primera gema de esas características que se encontraba en el camino, al menos no la roja de ellas. Se sentía como darle la bienvenida a una vieja amiga...

Cerro los ojos unos instantes y tomo aire, intentando ignorar el llamado, aquello que hacia que su mente se desenfocase. Tenia que centrarse en las palabras de Kyleb. Cosa que fue mucho mas facil cuando la voz del mismo comenzó a sonar.

Dejaría que el mismo explicase todo antes de preguntar si quedaban dudas. Antes de hacerse con los objetos y examinar los mismos. Asi que por el momento se centro solo en la voz.

En el relato que le era desconocido, aunque no era algo que le sorprendiese. Lycia y Sacae tenían creencias y costumbres muy diversas a pesar de ser paises vecinos. Como no iban a tener relatos y mitos distintos dos paises que ni pertenecían al mismo continente ni compartían fe? De cierta manera le recordaba a un mito que la reina de Sindhu llego a compartir con el en una ocasión.

A medida que Kyleb relataba la leyenda no podía evitar recordar experiencias pasadas, y por tanto compararlas. Cuando eran los laguz los que acudían a el la magia era liquida, y quienes mutaban eran ellos mismos, sus propios cuerpos. Cuando habían acabado esas gemas de magia solidificada en sus manos... Todo era distinto. Chrom tenia una reliquia familiar, cuyo poder fue sellado y su interior y el mismo fue liberado con el colmillo de un manakete. Khigu tenia un hacha hecha con plata de Durban, y una gema que resonaba con dicha plata. Cuando el poder de la gema fue liberado toda su magia fue absorbida por el metal del arma, y la misma muto. Tanto por dentro como por fuera. Y en sus manos acabo un arma de leyenda. En el caso del arma de Lyn... esa ni siquiera la habían buscado. A pesar de ser todo tan único, tan diferente, no podía evitar comparar todo ese proceso con aquel ritual.

Los nómadas creían que la espada clavada en el altar solo respondería ante un gran guerrero, con un corazón digno de ella, digno de su antiguo portador. Pero se equivocaban, porque el ritual que realizaban era solo fuerza física y espiritual, pero no había magia implicada. Había sido su magia, su poder liberando la gema incrustada en el arma , lo que había desatado el verdadero poder  de la espada y la había liberado de su confinamiento en el altar. La tradición, el ritual... no había servido de nada.

Y luego esta su propio grimorio, guardado a buen recaudo en su casa. Demasiado reciente y escalofriante como para desear en esos momentos rememorar demasiado aquella vivencia. Por mas cálido y gratificante que fuese el tener su tomo entre sus manos, la realidad era que para ello había tenido que perderse el mismo en el llamado de la gema. Siendo guiado y arrastrado por la misma con una fuerza y con una facilidad de la que no había sido consciente hasta dias después de que todo terminase. Como si en esos momentos no tuviera libertad....

Esta vez no había altares. Tampoco podía haber inscripciones en las armas, pues según lo dicho por Kyleb parecía ser el ritual y los implicados lo importante, y no las armas usadas para el mismo. Asi que tendría que examinar las gemas, para ver si el sello estaba depositado sobre ellas, o si estaba en los propios pergaminos. En cuanto a las características de los portadores... Luz no estaba seguro de ello. La figura del guerrero para la espada de Lyn no había sido necesaria. Asi que puede que en ese caso fuese igual, o completamente distinto. El clérigo tenia la sensación de que era una manera bonita y poética de hacer mención a que el portador debía de ser compatible con el arma, para poder usar la magia de la misma, una manera de que esa cualidad se insertase en el mito... Si aquellos dos frente a el se reflejaban en los astros no lo sabia, pues no los conocía, y había tantas interpretaciones e historias del sol y la luna que tampoco podría saber cual era esa similitud que se buscaba. Si eran compatibles con aquellas armas que deseaban crear tampoco lo sabia, ni lo sabrían hasta que las tuvieran en las manos.

Cerro los ojos. Tomo aire. El llamado seguía, pero la voz de Kyleb y sus pensamientos la habían mantenido a raya hasta el momento. No lo habían eliminado pero lo habían echo llevadero... Por el momento... Era consciente de que lo mejor era comenzar cuanto antes.

Alzo la mirada y le sonrió al pelirrojo.

-Es mas información de la que suelo disponer normalmente. Cuando me encuentro con este tipo de ... peticiones, normalmente solo traen ante mi la gema y algún arma. O un frasco de magia liquida... O nos encontramos frente a un altar con todos los elementos presentes... Tu relato ha sido precioso, no lo conocía ... Pero no sabemos si todo es cierto, o si toda la información relatada es necesaria. En ocasiones la clave esta en los detalles, mientras que en muchas otras los detalles no son mas que una distracción que nos aleja de lo verdaderamente importante. En este caso no sabemos que sucederá , hasta que no lo intentemos...

Bajo la mirada a los objetos presentados ante el. Aun sin estirar las manos.

-Mi experiencia me dice que si tengo todos los materiales ante mi podre llamar a las armas que buscáis. No creo que nada salga mal... Pero aun a pesar de ello no puedo asegurar que seas capaces de utilizarlas... Aunque... La experiencia tambien me dice que si las gemas han acabado en vuestras manos no habrá problemas con ello....

Intercalo la mirada entre ambos. Observando primero al pelirrojo , y después al moreno. Dedicándoles una amplia sonrisa a ambos.

-Con vuestro permiso...

No espero respuesta, pues las manos le temblaban demasiado. Tomo la gema ascuas entre sus manos. Aquella que le era familiar, aquella que mas le llamaba. Sintió como su mano quemaba al tacto, como si su piel aun cubierta por sus guantes estuviera sobre un metal al rojo vivo... Pero a pesar de todo no era una sensación dañina. Era un calor abrasador, pero no le abrasaba... No pudo evitar lleva la gema a su pecho, a la altura de su corazón, descansándola alli unos instante... Y después subirla a sus labios, depositando sobre la misma un suave beso. Susurrando con cierta adoración.

-Es la segunda vez que me encuentro a una como tu... Gracias... por volver a mis manos una vez mas....

Con algo de pena descendió la gema y la cambio de mano, sosteniéndola ahora con la izquierda. Había mas objetos que revisar . Llevo la mano derecha al primer pergamino que tenia delante, aquel con el lazo azul, y nada mas rozar el mismo con la punta de sus dedos retiro la mano con violencia. Un escalofrió desagradable había recorrido su ser , como si su cuerpo rechazase el objeto. Como si el escrito lo rechazase a el y le hubiese dado un calambrazo para demostrar ese desagrado. Se quedo mirándolo, con confusión y cierta aversión. Se obligo a tomar aire y volver a estirar la mano, mas dubitativa, mas temblorosa. Esta vez al otro pergamino.

Fue cauto, temiendo la misma reacción, pero cuando toco el pergamino del lazo rojo su mano se calentó, como si sostuviera con ella la gema que tenia en la otra mano. Era agradable, resonaban un objeto con el otro. Deshizo el lazo y abrió el pergamino. Mostrándolo ante si. Lo observo en silencio unos instantes. Recordando las palabras de Kyleb. Le sorprendió, que el pelirrojo fuese capaz de leer semejante idioma. Hasta donde el sabia eran muy pocos los capaces de hacerlo. Pero si que había varias líneas que captaron su atención y que por instinto sabia que podía leer, recitar. El sello que liberaba el poder de las gemas...

Dejo la gema en el suelo, junto a el, mas cerca que antes. Tomo en esta ocasión la gema azulada. Cerro los ojos. Sentía la mano arder, pero no por el calor. Era la quemadura que provocaba el frio cuando era muy intenso. Notaba su mano y dedos ser recorridos sin cesar por escalofríos, el entumecimiento propio de las bajas temperaturas. Pero no tenia problemas al mover sus dedos, ni la sensación le dañaba realmente. No se atrevió a tocar el pergamino del lazo rojo, sabiendo de antemano que seria rechazado, pero si que volvió una vez mas a aquel con el lazo azul. Al deshacer el lazo un escalofrió lo recorrió, pero este era producto del repentino frio, no era dolor. No era rechazo. Era la misma sensación que con la gema, y de nuevo resonaron entre ellos. Sabiendo ya lo que buscaba no le costo a sus ojos encontrar aquella pequeña parte del escrito que sabia que seria el sello. Los símbolos eran distintos al pergamino rojo , pero ambos fragmentos del pergamino eran aproximadamente de la misma largura.

Dejo la gema en el suelo. Junto a la otra. Se centro ahora únicamente en los escritos. Había algo en los dibujos que le resultaba familiar...

-No puedo leer lo que pone, no conozco el idioma. Pero reconozco las partes que puedo recitar, las que resuenan con las gemas y podrán liberar su poder....

Sintió una punzada de dolor, el llamado aun mas intenso, ante la mención de la liberación. Se tomo unos instantes para tomar aire antes de continuar.

-...perdón ... creo que con saber recitar las partes mencionadas es suficiente para llevar a cabo el ritual, teniendo tanto detalle como sus investigaciones poseen. En cuanto a los dibujos...

En uno de los pergaminos había circulas , y dentro de dichos circulos aun mas circulos y distintas formas . Un rectángulo, una cruz, una equis , curvas... En el otro pergamino había curvas. Palos y curvas trazando patrones que nada tenían que ver con uno con el otro, que nada tenían que ver con dibujos que conociese de antemano o con runas y símbolos conocidos. Pero era la familiaridad de ello lo que le molestaba, lo que no conseguía captar...

Fue tras minutos de silenciosa contemplación y al mirarlo todo como un conjunto y no como elementos separados cuando vino a el. Cierta inspiración, cierta relevación. Se puso el pie rápidamente. Dando un paso atrás y con los ojos clavados en el pergamino. Si aquella curva casi vertical, la mas larga, era su cuerpo... y las dos curvas inferiores sus piernas y las superiores sus brazos... Intento imitar la posición marcada de forma tan simple ,y hasta cierto punto vulgar, del dibujo... Ya entendía de donde venia la sensación de familiaridad.

-Es un baile... Creo que estos dibujos marcan una secuencia de pasos a seguir. Si es asi...

Se volvió a sentar sobre el suelo. Observando esta vez los circulos. Puede que... Si era un baile eso implicaba movimiento, implicaba ciertas posiciones a tomar en cuenta, patrones a seguir. Si la cruz era la espada... y el rectángulo el tomo... las equises, siempre dos en el interior de cada circulo, cada una en su propio circulo aun mas pequeño...

-Creo que son las posiciones...

Había diez dibujos en cada pergamino. Y cinco líneas formaban cada uno de los sellos , diez en total... Coincidía ...
Luzrov Rulay
Luzrov Rulay
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint | Dancer | Falcon Knight

Cargo :
Santo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :
★★

Inventario :
Herensuge [2]
Aureola [2]

Báculo Físico [1]
.
.
.

Support :
Lyndis [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Khigu [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] P9JvxLC [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] H1nPofS[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] NdTOcva

Gold :
3789


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Stanley Marshwalker Dom Ene 24, 2021 12:10 pm

Ver a la Santa de Caelin sentarse sobre la tierra con las ropas que llevaba, hizo que Stanley se detuviese por unos segundos para pensar que hubiera sido mejor mostrar los materiales en un sitio más cómodo. Pero como ya era muy tarde para eso, el chico continuó con lo que estaba haciendo y terminó por sentarse en el suelo también.

Kyleb comenzó a presentar los materiales que el espadachín fue dejando. Primero la bolsa de cuero que contenía la gema escarcha y la gema ascuas que ellos se regalaron mutuamente hace mucho tiempo. Después, desenvolvió la espada de plata que había sido forjada especialmente para la ocasión y que era la primera vez que Stanley veía. Luego, el tomo de la magia avanzada de fuego que Kyleb trajo. Y de último, pero no menos importantes, los pergaminos donde se encontraba escritas las instrucciones para llevar a cabo el ritual y el hechizo que el maestro de ceremonias debía recitar.

A medida que el mago iba relatando la leyenda de las armas Moonlight y Solaire, el pelinegro no pudo evitar recordar la historia que leyó en la Gran biblioteca de Ilia llamada “Sol y Luna”. Dicha historia era una de las muchas versiones existentes de la leyenda que Kyleb había mencionado, y bastante diferente a la que escuchaba ahora.

- “¿En serio, Ky? ¿En serio?”- Pensaba el espadachín mientras intentaba no suspirar en ese momento para no interrumpir el relato del pelirrojo “Se que te gusta mucho esa historia, pero esto es…” Cuando pensaba en los portadores y el contexto de todo el ritual no podía evitar avergonzarse un poco, y sentirse nervioso “¿Por qué no me lo dijiste antes?” Preguntó mentalmente, dando una mirada preocupada a Kyleb, quien estaba terminando de contar su relato y ahora hablaba sobre los requerimientos del ritual.

¿Es suficiente información para ustedes?, realmente….me disculpo bastante por no decirlo con detalle desde un principio, pensé que rechazarían la ayuda si se los decía, por más loco que pareciera.

Al escuchar eso, Stanley frunció levemente el ceño, pero en lugar de enojarse con el chico, se mantuvo completamente sereno y trató de ser un poco amable con él.

Bueno, quizás, no “tan” amable.

- Si, debiste haberlo dicho- Comenzó diciendo de forma seria y mirando al sacerdote- Pero, ya me darás explicaciones sobre eso después- Ya que no era el lugar ni el momento adecuado para hablar de ello. Stanley miró a la Santa de Caelin- Lamento las molestias Luzrov, espero que aun quiera ayudarnos.

El pelinegro no podía negar que estaba preocupado por lo que pudiera pensar la dama de todo el relato y la unión de los dos astros. Era una suerte que la leyenda, o el mito, fuera tan ambiguo, ya que había muchas formas de interpretar la historia. La “unión” era el elemento esencial que debía ser mostrado en el ritual (o al menos eso habia entendido), por lo que los portadores elegidos que fueran a portar esas armas podían considerarse amantes, o dos personas con un fuerte lazo de amistad, o dos hermanos unidos por sangre.

Al final, parecía que la Santa de Caelin no presentaba problemas en llevar a cabo el ritual, lo cual tranquilizó en gran medida a Stanley.

- Y-ya veo.

Después de dar su opinión sobre el tema y sonreírle ampliamente ambos, la mujer se levantó del suelo y comenzó a examinar de forma detallada los materiales que estaban en el suelo, empezando por la gema ascuas. Stanley se quedó observándola en silencio, para ver claramente como ella trabajaba. Al principio, le pareció extraño ver a la Santa susurrar a la gema como si esta tuviera vida, y reaccionar de cierta manera a los pergaminos que manipulaba. Sea lo que fuera que ella estuviera haciendo era algo que Stanley no comprendía y claramente se mostraba preocupado de que ella llegara a lastimarse al manipular los materiales, tal y como sucedió con Kyleb cuando probó por primera vez uno de sus hechizos de viento sobre su espada.

Quiso extender su mano y preguntar a Luzrov si se encontraba bien, pero entonces se contuvo, e intentó mantener la compostura, recordándose a sí mismo lo que ella dijo, que no era la primera vez que ella trataba con ese tipo de materiales y que ya tenía la experiencia. Al final, al espadachín, solo le quedaba confiar, y esperar pacientemente a que terminara.

Después de dejar las gemas en el suelo, una junto a la otra, la Santa se centró únicamente en los escritos. Después de leer un poco, la Santa pareció mostrarse adolorida de nuevo, lo cual despertó una vez el instinto protector de Stanley, y lo hiciera querer levantarse del suelo.

Antes de que siquiera pudiera ponerse de pie, la Santa se disculpó con ellos.

- …¿Se encuentra bien?- Preguntó un poco preocupaba, mientras dudaba en si ponerse de pie o volver a sentarse.

Tras escuchar la respuesta de Luzrov, el espadachín finalmente se puso de pie y se colocó cerca de ella para ver el contenido de los pergaminos en una mejor perspectiva. Las instrucciones para llevar a cabo el ritual y el hechizo que había que recitar estaban escritas en un idioma que el espadachín le resultaba levemente familiar, pero que por desconocimiento él no entendía en lo absoluto. En cambio, los dibujos que Luzrov había mencionado eran más fáciles de comprender, especialmente cuando ella imitaba las posiciones en secuencia de pasos.

- Si, parece un baile… Así que, ¿nos piden que bailemos?- Preguntó el espadachín mirando los dibujos en los pergaminos y poco después al pelirrojo. ¿Alguna vez ellos habían bailado juntos?- “Bailar con Kyleb…”- Pensó fugazmente, mientras su emoción crecía, sus orejas se tornaban rosadas y su estómago se llenaba con mariposas- “¡No! ¡Enfócate!” Respondió muy serio en su mente, mientras por unos segundos cerraba los ojos con fuerza, y luego regresaba la mirada al pergamino- …Bueno, esto es un buen avance- Comentó, sintiéndose más motivado por bailar con Kyleb que en hacer la ceremonia- Lo primero que podemos hacer es trazar los lugares donde se posicionara todo y dibujar las runas que muestras ahí- Sugirió antes de volver su vista al pelirrojo- Ky, ¿tienes algo con que trazar?- Supuso que por ser un mago, su novio tendría en sus pertenencias algo que los ayudara- Si tienes material de sobra, te ayudaré con el trazado y también a marcar los lugares donde van las armas. Como Luzrov comprende mejor el texto, puede irnos diciendo lo que hay que dibujar y en que posiciones colocar cada cosa- Comentó mientras comenzaba a organizar- Lo más difícil será realizar ese “baile” que hay en el escrito, pero podemos dejar eso de ultimo y practicar un poco antes de colocar las gemas y las armas, y ejecutar el ritual.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [4]
Gema opaca
Moonlight [2]
.
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 964aIaZ

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Iu4Yxy1

Gold :
945


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Kyleb Dom Ene 24, 2021 6:15 pm

Era entendible que los presentes no entenderían  en un principio de lo que decía, estaba preparado para alguna contradicción o algo, no evitaba seguir nervioso en sus interiores por los cuales intentaba calmar a medida que esperaba alguna respuesta, ya había dicho todo lo que tenía que decir y tampoco quería estar hablando demás como el chico de biblioteca que era.

“Si, debiste haberlo dicho”

Fue lo primero que oyó por parte del pelinegro haciendo que lo mirara unos segundos de forma fija, su rostro estaba serio, le estaba devolviendo la mirada, el pelirrojo ya sentía que él contrario estaba molesto con él, posiblemente creyéndolo un loco, era algo esperable incluso pensarlo ciertamente le dolía pero...había tomado tiempo en hacer su investigación, ordenando sus horarios para ponerse en ello después de sus ocupaciones como sumo sacerdote incluso casi desvelándose, todo fue arduo estando consiente que sus encuentros con Stanley eran casi nulos con lo apretado que estaba, su mano se empuñó por debajo de capa verdosa mientras la otra se posaba en su pecho, como si estuviera preparado y firme ante lo que el pelinegro transmitía con la mirada, su trabajo no sería en vano, incluso sentía que su reacción arruinaba la “sorpresa” que tenía en mente en otorgarle la espada, la llegada de esos pergaminos no se veían como una coincidencia, si eran uno de los que el mito/leyenda decía, era probable que el otro sea Stanley, sin embargo, no sabía si ello le agradaría y más que aún falta comprobar si todo era real.

“Ya me darás explicaciones sobre eso después”

Kyleb tragó saliva en silencio, mantuvo una mirada ciertamente indiferente y a la vez preocupada, desvió la mirada porque necesitaba estar fuerte entre sus ideales, de su posición, al menos hasta que la Santa también diera su opinión, no podía quedarse con lo que el pelinegro dijo, a su suerte las palabras de la joven fueron distintas, realmente estaba agradecida por toda la información concisa que le dio, lo bonito que era el relato, fue algo que le hizo sentir bien, bastante bien, suspiro suave sonriendo con levedad , parecía que no fue “tan malo” como creía en un principio, como si al menos las dos visiones de los presentes equilibraron el ambiente.

“La experiencia también me dice que si las gemas han acabado en vuestras manos no habrá problemas con ello....”


Fue uno de los detalles que más le llamó la atención mientras proseguía la conversación, los pergaminos estaban en blanco cuando lo encontró y con solo tocarlos tras desplegarlos  notando el vacío de estos revelaron todo su escrito tras preguntarse el porqué de estar contenidas y ocultas en cierto cofrecito que recibió,no obstante, las gemas fueron antes de ese suceso, como simples regalos que le recordaba al otro, no pensó del uso de estas hasta recibir dichos papeles y investigar más sobre el tema, era como si las gemas llegaron a sus manos y dieran un aviso a los seres celestiales de que encontraron a sus nuevos portadores, tal vez sea así , tal vez no,  Kyleb pasaría un día entero deduciendo, haciendo teorías o lo que fuera  de detalles que se le escaparon pero en este momento era como la “prueba final ” de su investigación. Entre un leve gesto permitió a la chica ponerse en marcha revisando con más detalle los pergaminos.

Los ojos se mantuvieron fijos en la santa, entre sus gestos y  movimientos , era entendible como se comportaba, bastante entendible, consciente de lo que dijo anteriormente, los materiales para un arma reaccionan entre sí, era extraño que algunas cosas fueron diferentes a lo que le sucedía a Luzrov al tocar los pergaminos o las gemas ¿Será porque era el adecuado para encontrar dichos pergaminos? recordaba la textura de sus papeles, de la temperatura que tenían, a su suerte no hubo efecto grave en sus manos sino algo que lo había asustado unos momentos, no parecían reaccionar entre sí, eran pergaminos, un complemento unido, lo mismo que las gemas, parecían querer estar una al lado de la otra cuando los reunió , sin embargo, reaccionar a un pergamino contrario a la que correspondía era curioso, nuevo  y a la vez preocupante, esperaba que la santa estuviera bien y más oyendo lo que dijo Stanley sintiendo lo mismo, Kyleb no juzgaba los gestos de la chica, porque en un principio parecía querer sentir las energias magicas de lo que estaba reunido, era entendible haría lo mismo si se diera el caso, sin embargo, no estaba al nivel de hacer lo que Luz estaba haciendo.

—  No se preocupe — respondió tras oír que la peliblanca decía, sobre que no podía leer ciertas cosas  pero de otras le era legible de alguna manera —   se dice que la magia puede hablar por sí sola , otras te invita a que tu leas o veas cosas por uno mismo, cualquier forma que pueda entender lo esencial es comprensible, siempre ha sido algo desconocido para muchos  —  comentó mientras aun la chica veía el pergamino —  me alegra saber que toda la información que he brindado sea suficiente —  y aprovechando como el espadachín se acercaba a la Santa para ver mejor lo que estaba en los pergaminos, Kyleb se volteó unos momentos quedándose a mirar el cielo, cerrando los ojos y sintiendo la poca brisa que pasaba por el lugar « ¿Estaré haciendo las cosas bien?» se preguntó por unos instantes y dejó su mente en blanco unos momentos como si quisiera meditar parado, sintiendo la poca vegetación del lugar, lo que le susurraba, lo que el viento le susurraba, la luz del sol sobre él, tan calmado por unos segundos hasta que cierta frase alarmó todos sus interiores, una frase que la Santa se soltó al revisar los pergaminos.

“Es un baile... Creo que estos dibujos marcan una secuencia de pasos a seguir.”

Sus ojos abrieron de golpe, su corazón latió de forma rápida, comenzó a temblar levemente abrazándose así mismo con discreción mientras sus nervios y pánico invadía su cuerpo rápidamente « ¿Un baile? » soltó en sus interiores « ¿los pergaminos dicen que debemos bailar? » su mente suplicaba que no fuera así, que fuera cualquier cosa que no un baile «yo no puedo bailar, YO NO PUEDO BAILAR » gritaba en sus interiores con solo la idea de intentar seguir el ritmo de una música o de una simple práctica, aquella sensación volvía tras mucho tiempo,  el mismo pánico y nerviosismo cuando su cabello estaba a la vista , ese mismo sentimiento que había superado y ahora volvía en otra cosa que no quería mostrar, mostrar cómo le iba bailando.

«Soy malo para esto, SOY MALO, SOY UN MALDITO FIASCO » se convencía a sí mismo lo pésimo que era a pesar que simplemente estaba en casi un punto medio, no era un experto pero tampoco un fisco pero lo negativo fr edo hacia si mismo se lo consideraba bastante , le costaba llevar el ritmo en sus pasos y por los nervios podía tropezar o pisar a quien estaba dando ese tipo de pieza musical, era muy distinto si tenia que cantar y tocar el arpa a la vez, era como si sus manos eran hábiles para mlver aquellas cuerdas pero sus pies dando pasos siguiendo una danza no parecían ser su fuerte « Y DEBO BAILAR CON STANLEY, NO PUEDE SER, ESTO ESTA MAL» juntó sus dientes mientras su respiración se mantenía agitada, no le paniqueaba la idea que tuviera que bailar con Stanley, lo que menos esperaba era un resultado bonito tipo novela , sin embargo, avergonzaría al pelinegro, se avergonzaría, avergonzaría a cualquiera que viera que el sumo sacerdote de Chon’sin era malo bailando, ya sufrió por su cabello que al menos con el tiempo no parecía peor como hace años, incluso Stanley le reiteraba que su cabello era precioso, sentía buenos ojos de la gente que se cruzaba pero….esto era un baile, no bailaba desde hace mucho, Kyleb nunca bailo con Stanley, nunca « DE TODAS LAS POSIBLES COSAS EN UN RITUAL, ¿TENÍA QUE SER UN BAILE? » soltaba un leve y bajo quejido mientras se frotaba el rostro queriendo calmarse « PODRÍA HABER SIDO CANTAR O TOCAR ALGO, NO ESTO»  y tras un silencio mental, suspiró «voy a morir, voy a morir » no literal, de eso lo sabía, estaba consciente que quería ir lo más rápido a su alojamiento apenas terminara todo el ritual, toda la comprobación de su investigación.

“Ky, ¿tienes algo con que trazar?”

Se erizó completamente como gato asustado al oirlo « recuerda que aún estás con gente, tú puedes con esto » se dijo a sí mismo mientras sentía la mirada azulada de Stanley  hacia él «Mantente firme, eres fuerte» respiró un poco y se volteó hacia él— ¿Ah? s-si, entre mis cosas traje materiales ajenos a los principales en caso que debamos trazar algo en una hoja o en el mismo suelo —  comentó sonriendo con levedad como si quisiera decir que todo estaba bien al pelinegro —  están en mi bolso, te los entrego en un momento —  y aprovechando como el chico se alejaba , su sonrisa desapareció, se sintió preocupado por si mismo e incluso necesitaba reprimir cualquier inquietud , pánico o nervios que le pudiera desconcentrar, incluso apenas oyó sobre la práctica antes de dar el baile definitivo nuevamente se sintió nervioso, agradecía que le dieran el chance para no meter la pata pero aun así le aterraba hacer las cosas mal, seguramente si estaba determinado hasta al menos lograrlo sería subir un nivel más a su paso por la vida.

Y con todo esto, comenzó la preparación para el ritual.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Archsage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema destello
Báculo de Mend [3]
Báculo de Sleep [2]
Solaire [2]
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Ammy [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] JEIjc1v

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] PcpaFGL

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] VO4IE4z

Gold :
1476


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay Lun Ene 25, 2021 1:29 pm

Era de esperar que sus invitados quisieran ponerse en marcha de inmediato. No tardo mucho Stanley en tomar la iniciativa y pedir materiales para comenzar a trazar las posiciones y runas en el suelo. Luz se quedo con la vista posada en los pergaminos un instante mas, admirando los dibujos. En realidad ...no tenían la necesidad de escribir nada en el suelo, o asi lo había interpretado el. Pero si se fijaba en la cantidad de dibujos, en las posiciones del baile, en las líneas a recitar en los sellos... Si. Puede que fuese cauto.

-No hay runas que trazar... en realidad no tenemos la necesidad de trazar nada... Los dibujos son únicamente una guía. Pero si que seria conveniente marcar las posiciones ,no de las armas, si no vuestras posiciones durante el baile.

Se puso en pie una vez mas , golpeando suavemente la falda del vestido para quitarle un par de arrugas creadas al estar sentado en el suelo, para deshacerse un poco de la tierra quedada en la tela. Dio un par de pasos atrás, tomando distancia de los materiales pero siendo sus ojos aun capaces de captar los dibujos.

-Hay distintos tipos de baile, y distintas finalidades del mismo. Normalmente cuando hablamos de bailar lo asociamos con la musica, con una gran festividad u ocasión y bailes en pareja... los bailes de palacios o castillos. O los bailes en los pueblos y aldeas, donde todos bailan con todos ,siendo un acto no tan elegante , algo comunitario, tradicional... Pero por lo que entiendo de los dibujos, esta vez no se trata de eso.

Observo a ambas figuras unos instantes , asegurándose de que le estaban escuchando, antes de continuar.

-No tenemos musica. Y no teneis que bailar juntos, no hay contacto físico, pero teneis que bailar a la par. Cuando se baila en pareja es mas facil sincronizarse, estando los cuerpos en contacto, unidos, es mas facil sincronizarse. Aunque uno sea mal bailarín si su pareja sabe lo que hace puede guiarle y compensar parte de esos errores... En este caso parece que teneis que realizar los mismos movimientos, al mismo tiempo, y en el lugar indicado. Necesita mucha precisión y sincronía. Sin musica será mas facil concentrarse, pero mas difícil de mantener los tiempos y saber cuando se necesita cambiar de paso... No parece un baile de movimiento continuo, si no una secuencia de pasos... Primer paso, detenerse y mantenerlo... segundo paso...

Se quedo de nuevo en silencio unos instantes, con la mirada clavada en los dibujos. Pensando sobre la mejor manera de llevar a cabo todo ello sin que ninguno de los tres tuviera que comprometer su labor en el ritual.

-Marcando los lugares de los pasos en el suelo nos aseguramos de que cada paso y posición sean dados y mantenidos en el lugar correcto... Sobre el momento en el que cambiar de un paso a otro...

Si lo había interpretado bien cada linea del sello correspondía a un paso. Eso le servía de referencia para el, quien leería el sello. Pero no para esos dos que bailaban y que no tendrían las letras frente a ellos, y aun si las tuvieran no tendrían ocasión de centrarse en las mismas. Entonces...

-Puedo dar una palmada. Para indicar el momento en el que debéis cambiar de lugar y de movimiento...

Sonaba facil de realizar , y bastante útil. No se aseguraban una sincronización perfecta pero si querían hacerlo ese mismo dia con ello debería de bastar. Entonces solo quedaba el tema de la precisión de los movimientos. Para lo cual tal y como el moreno había dicho tendrían que practicar.

-Si... Hay que practicar, teneis que familiarizaros con los movimientos... Puedo ayudaros, con eso...

Comento con algo de timidez, y las mejillas sonrojadas. No es que llevase mucho tiempo bailando, ni se consideraba buen bailarín. Pero... había practicado, y estaba aprendiendo, algo sabia... y las veces que lo había puesto en practica... había resultado útil ... Esta vez podría ser útil tambien.

-Lo primero que teneis que hacer es aprender a realizar cada movimiento, conocer cual es la posición adecuada de vuestro cuerpo y saber mantenerla. Y una vez que conozcáis cada paso entonces podréis practicar la secuencia correcta. El orden de los movimientos, el cambio de uno a otro...

Mientras hablaba intercambiaba su mirada entre ambos hombres. Visualizando los dibujos en las figuras ajenas. Había algo que no terminaba de gustarle en su visualización, algo que no tardo en comprender que era.

-Stanley, yo en tu lugar me quitaría la capa. Te va a molestar , es muy probable que te enredes y te tropieces con ella... Lo mismo para ti Kyleb. Si es posible que puedas cambiarte de ropa o quitarte alguna capa de la misma es aconsejable que lo hagas. Las mangas son muy anchas y largas, la túnica demasiado larga... Hay muchas probabilidades de que acabes tropezando...

El mismo no llevaba el vestido mas adecuado para los movimientos que marcaba el pergamino. Pero en su caso no era necesario, pues no necesitaría levar el baile a cabo. Solo... si el ismo realizaba los movimientos quizás les serviría de ayuda a sus acompañantes. Serian mas fáciles de ver y de entender en otro cuerpo humano en lugar de en esos dibujos realizados con simples curvas.

Asi que tomo aire y con calma y lentitud comenzó a realizar los movimientos. Manteniendo la posición unos instantes antes de continuar con el siguiente. Hasta finalizarlos todos... Después, les tocaría a ellos.
Luzrov Rulay
Luzrov Rulay
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint | Dancer | Falcon Knight

Cargo :
Santo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :
★★

Inventario :
Herensuge [2]
Aureola [2]

Báculo Físico [1]
.
.
.

Support :
Lyndis [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Khigu [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] P9JvxLC [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] H1nPofS[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] NdTOcva

Gold :
3789


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Stanley Marshwalker Mar Ene 26, 2021 1:55 am

¿Ah? S-si, entre mis cosas traje materiales ajenos a los principales en caso que debamos trazar algo en una hoja o en el mismo suelo, están en mi bolso, te los entrego en un momento.

Stanley se extrañó un poco al ver la falta de entusiasmo que había en la respuesta del pelirrojo, luego de que Luzrov mencionara el baile. Kyleb estaba sonriendo ahora, pero parecía estar algo tenso, como si algo lo estuviera incomodando. Si el espadachín no lo conociera bien, probablemente no sospecharía nada. ¿Estaría molesto con Stanley por la forma en que él regañó antes? ¿O estaría incómodo por otra cosa? Sea lo que fuera, el espadachín no tuvo tiempo para pensar mucho ya que Kyleb se habia alejado y Luzrov comenzó a hablar nuevamente, distrayéndole de sus pensamientos.

No hay runas que trazar... en realidad no tenemos la necesidad de trazar nada... Los dibujos son únicamente una guía. Pero sí que sería conveniente marcar las posiciones, no de las armas, si no vuestras posiciones durante el baile.

- Oh, bueno, pensé que cuando nos pusiéramos a practicar tendríamos una mejor idea de donde estarían las armas si marcábamos el suelo, antes de colocar todo en su sitio para el ritual- Explicó el pelinegro- Para no invocar algo por error mientras practicamos.

Puede que el espadachín se hubiese confundido un poco cuando vio los dibujos. Ahora que sabía que no necesitaban de runas y que lo que mostraban en el dibujo eran tan solo las posiciones durante el baile, el chico se sentía más tranquilo. Cuando Kyleb regreso con sus utensilios para trazar, el espadachín esperó el momento adecuado para empezar a marcar el suelo.

Eran contadas las ocasiones que Stanley había bailado en su vida, no porque no le gustara, sino porque no había asistido a tantos eventos que lo motivaran a hacerlo. La primera vez que bailó con alguien fue con su primera novia, una joven Caballero Pegaso que conoció en Begnion, mucho antes de perder la memoria, cuando él apenas está iniciándose en el trabajo como mercenario. Ella era una chica inteligente, hermosa, pero especialmente tenía un fuerte carácter. Lo que hizo que Stanley se enamorara de ella fue cuando la vio descender de su Pegaso y después quitarse el casco para revelar su rostro y presentarse.

Los dos jóvenes pasaron unos buenos tiempos juntos hasta que su comenzó relación pareció enfriarse poco a poco, hasta que acabaron cortando y decidieron que solo serían amigos, enfocando cada uno más en sus trabajos y metas personales.

La noche que bailó por primera vez con ella, fue una durante una noche acampando cerca de la fogata. En ese momento, recordó que estuvo tan nervioso que pensó que vomitaría en sus zapatos. Pero no ocurrió de ese modo, de alguna manera llevarla, con un poco de ayuda y guía de su acompañante.

¿Acaso todas las caballeros pegasos nacían siendo hermosas y teniendo la habilidad de bailar? Porque, eso parecía.

Mientras Luzrov hablaba, Stanley asentía suavemente con la cabeza, escuchando y viendo sus movimientos. De forma natural se le daba bien seguir el ritmo, y dado a su condición física no le costaba imitar algunos, aunque si le tomaría un tiempo memorizarlos. Finalmente, al pelinegro le entristeció un poco saber que Kyleb y el no bailarían juntos, o teniendo contacto físico. Pero ya que ambos debían bailar a la par, el espadachín se sentía con la responsabilidad de perfeccionar los pasos de baile y ayudar al sacerdote si llegaba hacer falta.

El reto más difícil, de momento, seria mantener los tiempos y saber cuándo cambiar de paso, aun con las marcas en el suelo que serían usadas como guías.

- Para hacerlo bien, toda ayuda es bien recibida- Comentó el chico dedicando una sonrisa a ambos y llena de confianza- Hace mucho tiempo que no bailo, así que lamento si me veo un poco oxidado, jeje- Rió un poco- Pero si solo hay que adoptar posturas, debe parecerse un poco a practicar con la espada.

Minutos después de decir esto, Stanley se quitó su capa, el cinturón donde llevaba su espada y también su casco para poder evitar que alguno de estos le estorbara durante la práctica; colocándolos en el suelo, no muy lejos donde se pondrían a practicar el baile.

Cuando todos estuvieran listos y en posición, Stanley se pondría a practicar lo que Luzrov le enseñara, por más ridículo o tonto que se viese tratando de imitar y memorizar las posturas correspondientes en el pergamino.

Durante la práctica, el espadachín demostró tener un buen sentido del ritmo y buena agilidad en su cuerpo, brindándole cierta facilidad para cambiar de un movimiento a otro. Sin embargo, hubo veces que su memoria fallaba y se equivocaba de movimiento, ya que debía seguir una secuencia en específico y no simplemente el ritmo. Eventualmente, con la práctica y el esfuerzo, el pelinegro terminaría pillándole el truco justo antes del anochecer.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [4]
Gema opaca
Moonlight [2]
.
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 964aIaZ

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Iu4Yxy1

Gold :
945


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Kyleb Miér Ene 27, 2021 12:43 am

Podía oír la explicación de la peliblanca ante lo del baile, sobre la variabilidad que había  dependiendo de la festividad , ceremonia o de el evento que se da, incluyendo de la cultura de su país, los bailes de pareja, entre otras cosas, Kyleb cuando leía novelas se imaginaba los bailes que describen, elegantes, con gracia, con pasión, lamentablemente aquello quedaba en los escritos, en los sueños, el mejor lugar donde podía lograr lo que actualmente le era bastante difícil. Entre el habla sintió la mirada de la santa haciendo que se sintiera algo nervioso en sus interiores porque claro, le tocará bailar y por mas que no quería... tenía que hacerlo, el ritual lo explicaba, todo lo implicaba, cada palabra entendía de mejor manera el “baile”, no era un baile que se hacía junto al otro como en los libros, sino más distanciado,  todo ello sincronizados y al mismo tiempo, no se había fijado la desafortunada oportunidad que tenía de no poder bailar tan cerca de Stanley sino fijándose que era algo que debía ser hecho con sumo cuidado y sincronización lo cual ya el pelirrojo gritaba en sus interiores sintiendo la presión que con llevaría a eso «Esto es mucha presión » Tragó saliva al oír las sugerencias para poder hacer la práctica más efectiva, no había música y eso era malo por ende había que improvisar.


“Hace mucho tiempo que no bailo, así que lamento si me veo un poco oxidado, jeje”


Soltó un grito agudo en su mente al oír las palabras del pelinegro, ¿que más sorpresas tenía su amado chico? cada vez demostraba que era un chico perfecto y seguramente bailaba mejor que él mismo «Realmente lo voy a avergonzar » bajo la mirada unos momentos y antes que fuera notado — d-daremos lo mejor de nosotros — dijo rápidamente aunque pareciera algo aleatorio.

Con los consejos de Luzrov, Kyleb se quitó la capa con cuidado dando la espalda a los presentes, doblando las prendas , desajustando la túnica para quitársela y de paso quitándose la corona de ramas que poseía en su cabeza, tras esto ahora podía sentirse despejado, estaba en simples pantalones color cyan oscuro y botas marrones, con una camisa de mangas de cuello de tortuga de color verde, este último era de una tela sedosa logrando sentir de mejor manera el aire pasar por su pecho y mover los brazos con más libertad « Mantente determinado » pensó mientras daba unos respiros intentando calmar las corazonadas nerviosas de su pecho «Has trabajado mucho, no puedes tirar la toalla tan pronto» buscando motivación ante las posibles equivocaciones que tenga en la práctica, quería seguir adelante y hacer su mejor esfuerzo.

Cuando todos estaban listos, la práctica empezó, siendo guiados por la Santa ambos comenzaron a hacer los gestos y las posiciones del baile, los movimientos de manos no fueron un problema aunque un poco descoordinados con Stanley, en cuanto los pasos… parecido , hubo unas cuantas oportunidades que sin querer se enredaba con sus propios pies, los nervios no le ayudaban a un punto que se tropezaba y caía al suelo — Vamos de nuevo — excusaba con una cara humilde y apenada levantándose nuevamente para luego sacudirse la tierra de su ropa, las veces que pasaba eso más se enojaba y se frustraba con sigo mismo incluso cuando se sentía mirado fruncía el ceño mientras no le vieran la cara diciendo mentalmente «Si tienen que reírse ¡ríanse de una vez! » para luego levantarse determinado e intentar otra vez. Con ardua práctica no todo fueron errores, comenzó a tener mejoras a su suerte mientras solo se mantenía concentrado en sus movimientos y despejaba su mente, alejaba sus nervios, como si olvidara que a su frente estaba Stanley o siquiera la Santa, sólo su habla podía quitarlo de ese trance y gracias a sus mejoras fueron las suficientes para comenzar a memorizar cada paso de mejor manera, al menos contar mentalmente le ayudaba de algo junto con el golpe de las palmas, no se dio cuenta de cuánto tiempo pasó entre practica , descansos y practica.

En el momento que parecía haber terminado comenzó a estirar sus brazos, elongarlos como si quisiera quitar la tensión de estas, calmaba sus respiraciones mientras veía el cielo  en el proceso dando la espalda  a los presentes como si quisiera mentalizarse al menos hasta que alguien lo llamaran, posiblemente en cualquier momento le dirían que ya era hora.


Última edición por Kyleb el Jue Ene 28, 2021 12:42 pm, editado 1 vez (Razón : Correcciones menores)
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Archsage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema destello
Báculo de Mend [3]
Báculo de Sleep [2]
Solaire [2]
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Ammy [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] JEIjc1v

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] PcpaFGL

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] VO4IE4z

Gold :
1476


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay Jue Ene 28, 2021 12:35 pm

Luz nunca había enseñado a bailar a nadie, de hecho no era una practica en la que el mismo llevase mucho tiempo ni al que le dedicase muchas horas la verdad fuese dicha. Por eso que escuchasen sus instrucciones y consejos y obedeciesen a las mismas le llenaba de una mezcla de felicidad y vergüenza. Sonrió levemente al ver que le hacían caso respecto a la ropa.

Al principio, una vez explicados y realizados los movimientos de baile por si mismo, se dedico a observar los ajenos. Corrigiendo posiciones. La vista viaja en todo momento entre los dos hombres y el pergamino ,pues aun tampoco estaba completamente familiarizado con los dibujos y pasos a seguir. Cuando comenzaron a practicar toda la secuencia su vista seguía pegada al escrito, asegurándose de que realizaban los pasos en el orden correcto y corrigiendo cuando no era asi. Después comenzó a introducir las palmadas, aunque realmente no estaba recitando el escrito y el paso del tiempo que seguía de una a otra era una estimación. Ya sabían los pasos y ya sabían cual era el orden de los mismos, asi que solo quedaba el saber cambiar de paso en el orden adecuado.

Stanley parecía que tenia mas facilidad a la hora de mover su cuerpo, pero no le sorprendió al clérigo. Después de todo el mismo lo había comparado con algo que le era familiar, la practica de la espada. Si bien no era lo mismo era algo similar a lo que estaba acostumbrado, lo cual le facilitaba la tarea que debía realizar. Kyleb por su parte de mostraba algo mas torpe, tropezándose consigo mismo y cayendo repetidas veces. Luz se preocupo en las primeras caídas, observando el cuerpo ajeno en busca de heridas, pero al ver la facilidad con la que se levantaba se calmo. No fue a examinarlo, pues movía su cuerpo con normalidad a pesar de su torpeza en la tarea actual, y aquello solo interrumpiría la practica y les consumiría el tiempo. En el caso del Sumo Sacerdote tampoco le sorprendía que le costase mas que a su compañero el aprenderse los pasos, después de todo cada uno tenia sus defectos y virtudes, era normal que cada uno aprendiese a su ritmo.

Pero Luz no comento nada sobre eso. Solo los guio con calma y voz suave. Sugiriendo descansos cuando los veía necesarios. Viendo como mejoraban, aunque fuese poco a poco, paso a paso.

Cuando creyó que ya estaban listos para realizar el ritual, que los movimientos eran los adecuados, que podían cambiar de uno a otro sin problemas, que se habían sincronizado lo suficiente para hacerlo a la par, les pidió que descansaran. El clérigo alzo la vista al cielo. En realidad la sincronización era suficiente, pero no perfecta, y sabia que algo mas de practica les beneficiaria, pero no faltaba mucho para que el sol comenzara a ponerse y la luz a escasear. Y la penumbra y la oscuridad no harían mas que complicarlo todo. Tanto para leer los escritos como para realizar el baile y observar las marcas en el suelo.

Era el momento.

Coloco las armas en el suelo, en la posición adecuada, usando las marcas realizadas como guía no le costo mucho encontrar el sitio adecuado. Coloco la gema ascuas sobre el tomo, en el centro de la portada del mismo. Con cuidado y delicadeza, para que no se moviese. Coloco la gema escarcha sobre la hoja de la espada, apoyándola levemente en la empuñadura para que le sirviera de soporte y no cayese de su lugar. Se aparto con cuidado observando como habían quedado, que las gemas no se moviesen, que la posición fuese la adecuada. Cuando quedo satisfecho tomo los escritos y se sentó en el suelo entre ambas armas, extendiendo los pergaminos ante si. Ahora que lo pensaba... no sabia el orden en el que recitar los sellos. Si debía recitar uno entero por completo antes de ir al segundo o si debía de alternar las líneas. Asi que probo , leyendo mentalmente los pergaminos. Leerlo todo del tirón le causaba molestia, le sonaba mal. Alternar las líneas de un pergamino con las del otro se sentía correcto. Asi lo haría.

-Creo que es el momento adecuado de comenzar... Estáis listos?

Miro a ambos y les sonrió, esperando la respuesta afirmativa. Puede que no se sintiesen nunca listos, era un sentimiento que a el le invadía constantemente, pero debían de hacerlo en algún momento. Y ese era el indicado.

-Tomar posiciones, por favor...

Espero a que ambos se colocasen, asegurándose de que estaban listos.

-Bien, a mi señal comenzamos...

Tomo aire y dio un aplauso, indicando asi el inicio del ritual. En cuanto lo hizo sus ojos se centraron en los pergaminos y comenzó a recitar las frases. Era apenas un murmullo saliendo de sus labios, algo que solo el escucharía. Por inercia, por instinto, llevo su dedo índice a las palabras, pasándolo por encima a medida que las recitaba. Y cuando lo hacia las letras desaparecían del pergamino, quedando nada tras de si. Sintiendo la magia en el interior de su cuerpo envolverle en ese calor familiar y agradable.

Junto las manos para cambiar de linea, de posición. Continuo.

Tenia la vista fijada en los pergaminos, y en las letras que ahora desaparecían en el segundo de los mismos. Pero aun asi notaba el movimiento a sus lados, las sombras que proyectaban en el suelo. Notaba el calor y el frio pegados a el, leves y apenas vivos. Notaba las gemas adquiriendo cierto brillo.

A medida que continuaba recitando las palabras, aplaudiendo y liberando el sello, el brillo de las gemas aumentaba asi como el calor que emanaban, o el frio. Las gemas habían comenzado a derretirse. Para cuando llegaron al ultimo paso ya no había gemas. Una luz anaranjada, un liquido brillante, había cubierto el tomo por completo, envolviéndolo todo. Un liquido blanco con intensos tonos azulados había cubierto totalidad de la hoja de la espada. Por debajo del brillo, de las gemas ahora liquidas, de manera apenas perceptible la forma de las armas comenzaba a cambiar.

Los pergaminos se quedaron sin líneas, el sello había sido liberado por completo, y Stanley y Kyleb debían de haber realizado ya el ultimo paso. Por inercia, mas que por necesidad, dio una ultima palmada al finalizar. Y la luz de ambas armas se intensifico. Llenando todo el campo de entrenamientos y cegando a los presentes momentáneamente. Durante apenas un par de segundos.

Luz cerro los ojos a pesar de que el brillo no le molestase, si no de que le fuese familiar. Los abrió cuando comenzó a desvanecerse. Miro a sus lados y sonrió ante la vision de la nueva forma de las armas que le rodeaban, ante la magia que notaba de ellas.

Había funcionado.
Luzrov Rulay
Luzrov Rulay
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint | Dancer | Falcon Knight

Cargo :
Santo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :
★★

Inventario :
Herensuge [2]
Aureola [2]

Báculo Físico [1]
.
.
.

Support :
Lyndis [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Khigu [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] P9JvxLC [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] H1nPofS[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] NdTOcva

Gold :
3789


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Stanley Marshwalker Sáb Ene 30, 2021 12:50 pm

Cuando finalmente sus pasos se sincronizaron y pudieron aprenderse por completo el baile, Stanley suspiró con alivio. Estaba confiado de que les tomaría poco tiempo, pero en cuanto la práctica comenzó se había dado cuenta de lo equivocado que estaba. Por suerte para ambos, la Santa de Caelin resultó ser una buena maestra y les enseñó bien. Con su ayuda, pudieron aprender todos los pasos de baile en menos tiempo de lo que les hubiera tomado por separado.

La sincronización era suficiente, pero no perfecta. ¿Estarían bien para la prueba final?

Stanley decidió que lo mejor era no pensar mucho en eso y concentrarse ahora en descansar. Así que mientras se relajaban, felicitó a su compañero de baile por el buen trabajo y se dispuso a buscar algo de beber. Al poco tiempo, el pelinegro encontró una tinaja con agua limpia y unas cuantas tazas de madera cerca, las cuales servían para sacar agua y beber en el recipiente.

- “Podría meter mi cabeza adentro, pero dudo que sea una buena idea”- Pensó de forma divertida al ver su reflejo.

Después de servirse primero del contenido de la vasija y comprobar el sabor, el espadachín llamó a Kyleb para pasarle una taza con agua.

- Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que te vi sin túnica- Comentó el chico de forma casual, aprovechando que Luzrov estaba distraída leyendo los pergaminos del ritual- Usualmente, las veces que te veo, siempre llevas túnicas o ropas de sacerdote- El pelinegro pausó por unos segundos para asegurarse que la peliblanca no estuviera escuchándolos y fue bajando poco a poco el volumen de su voz- No es algo que me moleste, pero… Siendo honesto, prefería ser el único que pueda verte sin tu túnica

Tras decir eso la cara del espadachín se sonrojó brevemente y se dispuso a beber un largo sorbo de agua para que no se notara.

- … C-como sea, hay algo más que quería decirte… Es sobre el baile y el ritual que estamos por hacer - Interrumpió de un modo más serio, para cambiar de tema- Desde que comenzamos te noto algo “distraído”, Kyleb. Como si algo estuviera molestándote- Comenzó diciendo el pelinegro.

El espadachín se quedó en silencio, esperando pacientemente a que el sacerdote fuera honesto con él y le contara sobre lo que le sucedía. Puede que no fuera nada, y que el pelinegro solo estuviera preocupándose de más. Pero, ambos se conocían desde que eran niños, por lo que el pelinegro le tenía mucha confianza, y no por nada consideraba a Kyleb como su súper mejor amigo.

Stanley observó a su compañero de baile por un buen rato, escuchando lo que fuera a responderle. Tras estudiar un poco su lenguaje corporal, se imaginó que estaría igual de inseguro y cansado que él en ese momento. Se acercó hasta el sacerdote y extendió su mano hacia su hombro. Cuando obtuvo su atención, el espadachín le dedicó una leve sonrisa.

- Aunque ahora no lo creas, sé que lo harás bien- Comentó Stanley para intentar animarlo- color=#0066ff]Cuando comience el ritual, solo estaremos tu y yo bailando[/color]- Resaltó, ampliando su sonrisa- Solo se tú mismo y baila. Baila dando lo mejor de ti, Ky…- Sonaba algo cursi, pero era lo único que podían hacer- El miedo se ira cuando menos lo esperes, y yo estaré contigo para apoyarte…- Cerró los ojos- Y pase lo que pase te seguiré queriendo- Miró fijamente al pelirrojo y declaró con firmeza- Puedes hacerlo.

No faltaba mucho para que el sol comenzara a ponerse, y la luz empezaba a escasear en el ambiente mientras los dos chicos conversaban. Cuando los materiales para el ritual estuvieron colocados en su sitio,  Luzrov les avisó a ambos para comenzar.

- Estamos listos.

El espadachín miró brevemente a su compañero de baile y caminó tranquilamente hacia su posición. Estando ahí, el chico respiró hondo y cerró los ojos brevemente, a la espera que Luzrov diera la señal para iniciar con el ritual.

Stanley escuchó un aplauso, y su cuerpo comenzó a moverse por iniciativa. Recordando cada posición, cada movimiento que iba en secuencia, el ritmo de una música imaginaria que está compuesta por simples aplausos de Luzrov grabados con antelación en la mente del pelinegro.

Estaba tan concentrado en hacer bien su parte del baile, que casi no notó la presencia de la Santa de Caelin recitando el hechizo. A veces la mirada del espadachín se cruzaba con la del sacerdote, y en esos pequeños momentos el pelinegro sonreía, como si se estuviera divirtiendo.

A medida que el ritual avanzaba, las sombras de los chicos iban acercándose una a la otra cada vez más, al igual que sus cuerpos. El sol se estaba poniendo. Pero, algo que ninguno sabia era que el astro que tomaría su lugar lo esperaba pacientemente, a un punto que estaban tan cerca como los chicos que bailaban y se acercaban. Todo el lugar comenzó a oscurecer lentamente, el brillo de las gemas aumentaba, así como el calor que emanaban, o el frio. En el momento que los chicos llegaron al clímax y dieron el último paso, el Sol y la Luna se juntaron, de la misma manera que Stanley y Kyleb terminaron uno al lado del otro.

Cuando el sol termina de ponerse, emite un misterioso destello dirigido hacia las armas. Ya no había gemas. Una luz anaranjada, un líquido brillante, había cubierto el tomo por completo, envolviéndolo todo. Una luz blanca, un líquido brillante con intensos tonos azulados había cubierto en totalidad la hoja de la espada.

El cielo volvió a la normalidad y las armas comenzaron a brillar. Sin moverse de su posición, Stanley cerró los ojos y los abrió un poco para poder ver el espectáculo de luces que se estaba dando. El pelinegro estaba tan sorprendido con lo que estaba viendo, que ni una palabra llegó escapar de su boca.

La forma de la espada de plata comenzó a cambiar. Su guarda adoptó un color blanquecino y brillante, asemejándose aún más a la luna creciente, y su empuñadura de cuero se tiñó de un color azul oscuro similar al cielo nocturno. Finalmente, incrustaciones de plata comenzaron a recorrer el largo de la hoja, escribiendo una frase en un idioma antiguo para su portador. Cuando la transformación acabó, la espada dejó de brillar y se quedó completamente estática en el suelo, esperando a ser empuñada.

Arma legendaria:


Moonlight

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Moonlight_sword

Una espada arcana de plata, la cual se dice que alberga los poderes míticos de la luna. Su guarda se asemeja a una luna creciente unida a una empuñadura de cuero azulado. Posee incrustaciones de plata que recorren el largo de la hoja, que en Galldr se traducirían como: “Que tu corazón se llene de luz y tu causa sea verdadera; no te fallaré”

Cuando es empuñada, la luz de la “luna azul” baila alrededor de la espada, y canaliza el poder de la gema escarcha tiñendo la hoja de un color azul intenso que se asemeja al cielo nocturno. El conjuro invocado por esta espada arcana se manifiesta al cortar a su objetivo, liberando un vendaval helado de corta intensidad.

Es la contraparte de Solaire. De acuerdo al mito, cualquier persona ajena a su portador está sujeto a las consecuencias de sufrir quemaduras (frías) en las manos apenas intente empuñar y utilizar esta espada.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [4]
Gema opaca
Moonlight [2]
.
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 964aIaZ

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Iu4Yxy1

Gold :
945


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Kyleb Sáb Ene 30, 2021 8:25 pm

A pesar de sus estiramientos, la presión y tensión que deberá bailar sin error alguno lo ponía nervioso, seguía manteniendo su mente despejada para evitar que cayera en el pánico que estaba cerca de tener que hacerlo, sin embargo, a medida que eso sucedía, cierto pelinegro apareció a  hablarle mientras la Santa estaba distraía leyendo los escritos nuevamente. Kyleb dio un leve salto del susto desde su lugar  apenas comenzó a hablarle y recibiendo una taza con agua dentro con leve timides mientras comenzaba a oirlo, Stanley comentaba que pasó mucho tiempo tras verlo sin túnica, ropa despejada que no diera alguna dificultad de movimiento o algo, era necesario quitarla según Luz, no parecía algo importante a pesar que estaba así en momentos muy escasos pero… lentamente sintió como se acercaba y su voz se volvía más baja mientras el pelirrojo terminaba de beber su sorbo.

Siendo honesto, prefería ser el único que pueda verte sin tu túnica…

Con esto hizo que se sonrojara debido a la cercanía que se lo decía tragando bruscamente el líquido que incluso le dolió unos momentos, su corazón se aceleró a la par, el espadachín parecía querer ser el único que pudiera admirar de mejor manera el cuerpo del más bajo, no obstante, Kyleb estaba entre sonrojo confuso gritando en sus interiores escondiendo su rostro en la taza sin entender el porqué de eso, no era gran cosa andar sin su túnica ¿Tenía algo de especial?.

En el momento que ambos disimulaban como si nada de eso pasó por si alguien los pudiera mirar, el pelinegro cambio el tema mientras Kyleb de apoco bebía con un poco más de precaución por si el contrario le hiciera algo y nuevamente se atragantaba en el proceso. Entre sus  palabras pudo oír lo que él había notado en toda la práctica lo cual sintió un pánico en sus interiores y el nerviosismo volver mientras parecía querer hacerse bolita desde su postura con la taza tan cerca de la cara — ¿D-Distraido?¿yo? no, nada de e-eso... —  lastimosamente sus palabras salieron tartamudeando levemente, siendo mirado detenidamente logrando sentirse más presionado, Stanley era alguien muy cercano a él y tenía toda su confianza pero aun asi no le decía ciertas cosas del todo, como lo malo que era (y se consideraba) bailando, no quería hacer las cosas mal, no quería avergonzar y más siendo una figura de autoridad y admiración ahora mismo, sentía la mirada ajena mientras sus manos levemente temblaban sintiendo un nudo en el estómago por los nervios, el chico quería una respuesta, una simple respuesta — c-como te lo digo sin que te rías... —  dijo en voz baja mientras sus dedos jugaban con la taza, a veces se preguntaba ¿ merecía tener a un novio como Stanley?  lo admiraba demasiado, era fuerte, alto, bailaba bien, alguien experimentado , bueno con la espada, en cambio kyleb… se consideraba como un simple ratón de biblioteca religioso. No evitaba sentirse cada vez presionado, solo quería irse a descansar , su pánico aumentaba con ganas de simplemente escapar — soy malo bailando, no tengo ritmo en los pies, es todo, no quiero avergonzarte, temo avergonzarte — soltó diciéndolo con rapidez aun en voz baja sin pensar ni siquiera si Stanley logró escucharlo hasta que finalmente entre silencio de ambos, el contrario habló provocando que el pelirrojo comenzó a respirar un poco acelerado.

“Aunque ahora no lo creas, sé que lo harás bien.”

A Pesar que se sentía por unos momentos ahogándose , la dulce voz de Stanley demostraba bastante confianza y optimismo hacia él, aquellos pocos momentos en que ambos cambiaban de lugares en cuanto ese tipo de pensamientos, Kyleb miraba rápidamente a los lados hasta fijarse en los ojos azulados del chico.


“Cuando comience el ritual, solo estaremos tú y yo bailando. Solo sé tú mismo y baila. Baila dando lo mejor de ti, Ky… El miedo se irá cuando menos lo esperes, y yo estaré contigo para apoyarte…”

Sentía ganas de llorar, grandes ganas de llorar pero se contenía, sus ojos tintineaban como brillantes esmeraldas mientras oía su palabras de ánimo, quería abrazarlo en ese momento y se acurrucarse en él olvidando la existencia de todo , Stanley era el único que podía verlo vulnerable de esa manera y por más que quería que sucediera eso de un momento a otro, no podía.

“Y pase lo que pase te seguiré queriendo. Puedes hacerlo.”

Amaba los ojos cielo nocturno de Stanley, amaba que pudiera hacer esto cuando ni él mismo se lograba animar debido al pánico que sentía, si no hubiera nadie a su alrededor, y solo ellos dos, descargaría todo lo contenido en su pecho en este momento en un simple y bello gesto, lamentablemente eso quedaría en su mente por ahora sabiendo que sus nervios le ayudaban a tener los pies en la tierra — Gracias… — soltó sonriendo leve aun mirándole con sus tintineantes ojos.

“Creo que es el momento adecuado de comenzar... Estáis listos?”

Estamos listos —  Soltaron al unísono apenas la Santa habló, mirando a ella y luego entre ellos mismos, Stanley caminó tranquilamente a su posición, en cambio Kyleb bebió rápidamente lo que quedaba de su taza seguido de dejarlo a un lado de sus cosas y limpiarse las lágrimas que escaparon antes que lo notaran, tras respirar un poco avanzó a su posición.

En el momento que Luzrov dio el tiempo con las palmas trago saliva rápidamente suspirando « Tu puedes »  y casi de forma automática su cuerpo se movió dando los pasos que habían practicado previamente, todo en torno a una música imaginaria que daba la Santa por medio de aplausos, mientras esto ocurría la mente de Kyleb hacía lo posible mantenerse en blanco mientras se dejaba llevar por el movimiento de los pasos que, afortunadamente, parecían estar confiados en por donde pisaba.

Mientras su concentración estaba en el baile, varias oportunidades su mirada se cruzaba con la del pelinegro por unos simples segundos, podía ver su sonrisa incluso como en su mente resonaba sus palabras dichas por él  diciendo “solo estaremos tú y yo” sonriéndole de vuelta con calidez como si quisiera agradecerle de estar con él. Todo avanzaba perfecto, las sombras de los chicos iban acercándose una a la otra cada vez más, al igual que sus cuerpos a pesar que a la vez parecían que estaban en un muro invisible queriendo acercarse, queriendo estar con el otro. El sol comenzaba a bajar, sin embargo no era solo eso, los presentes mientras el ritual se daba, estando los escoltas vigilando que nada interrumpiera el proceso, La Luna, el astro que tomaría el lugar del Sol en la noche, esperaba pacientemente su cercanía, como si aquel baile de ambos chicos representar el encuentro de aquellos astros que tanto tiempo esperaban juntarse, felices de que los portadores presentes le dieran esta oportunidad única cada vez que ocurría ese ritual, cada vez más cerca entre sí de la misma manera que Stanley y Kyleb se encaminaba a ello.

Las gemas reaccionaban mientras más cerca estaban los astros y sus portadores entre sí , oscureciendo el ambiente lentamente hasta que fuera más notorio por los presentes, los materiales comenzaron a brilla  al llegar al clímax del ritual, la luna y el Sol se juntaron al igual que Stanley y Kyleb al final de baile, posicionados de tal manera que cualquiera que miraba la escena podría parecer que esos chicos reflejaban los astros que estaba sobre ellos, una luz se emitió cayendo fugazmente desde el cielo desde los astros para unirse con el brillo de las armas, a un punto que apenas podían notarlo debido a su rapidez, en poco todo se unió, las gemas se fundieron con sus respectivas armas.

El momento que el ambiente volvió a la normalidad ocurriendo la noche que todos conocían, el brillo de las amas se presenciaron  de forma intensa mientras todos espectaban lo que estaba ocurriendo, manteniendo una mirada fija sin que sus ojos se dañaran, los ojos de Kyleb brillaron ante la escena que ocurría mientras todo mientras él y su compañero  cambiaron de pose para admirar de mejor manera lo que presenciaba, sintiendo las miradas ajenas hacia el espectaculo, él pelirrojo tomo la mano de Stanley apretando fuerte y entrelazando sus dedos con la de él hasta que lo que veían terminara, ni él mismo entendía lo inmediato que lo hizo pero realmente lo necesitaba. Las armas presentes comenzaron a tomar la apariencia definitiva de estas, los detalles que recorrieron entre la espada que había mandado a forjar, los colores dorados del tomo se asemejaban más a su respectivo astro, todo tomaba forma , la forma definitiva de aquellas armas.

Cuando todo cesó, la mano del mago soltó con disimulo la de su espadachín sabiendo que cualquiera podía verlos tomados de las manos y no quería tomar ese riesgo, su corazón latía de felicidad, realmente había funcionado, aquello que consideraban mito a estas alturas era más que real.

Siendo el primero en moverse se acercó a buscar la manta que cubría los materiales anteriormente y se acercó a ellas teniendo a Luz a su frente, arrodillándose, su mano curiosa tocó con los dedos el tomo, sintiendo sus detalles dorados, la forma del sol que formaba , sentía como si tuviera una conexión con él, sentía el calor que le transmitía a su pecho, al mirar la espada, hizo lo mismo, sin embargo reaccionó diferente, sintió el intenso frío de la guarda  por unos momentos al examinar sus detalles, no obstante no era un frío le hacían daño a pesar de mantenerlo, el chico suspiró suave como si sintiera el temor del arma al sentir el portador contrario tocarla, como si le diera un aviso con el frío que emanaba pareciendo que estaba acostumbrada a ser empuñada por el portador en el mismo momento que el ritual terminaba —  Por favor… permíteme ser quien se lo entregue  —  murmuró observando la espada sin pensar que Luz pudiera escucharle  — He esperado hacerlo desde un inicio, confía en mí. Mis intenciones son buenas, he protegido a tu portador desde que lo vi, todo con mi vida sin importar los obstáculos, por favor, dame el honor de hacerlo. —  Queriendo esperar una respuesta, un pequeño brillo se reflejó de forma instantánea en el pequeño símbolo lunar que poseía en medio de las guardas, Kyleb sonrió leve al sentir menos intenso su frío —  Gracias...  —  agradeció sonriendo con calidez mientras comenzaba a envolver ambas armas con la manta que tomó, podría sentir que ahora la tela se sentía de alguna manera agradablemente tibia como si las armas estuvieran felices de estar una al lado del otro por más contrarias que fueran.

Yo me encargo de esto —  habló con voz normal que Luz pudiera oirle —  Se lo agradesco nuevamente Luzrov de Caelin por ayudarnos en este ritual —  tras levantarse dio una referencia hacia la santa sonriendo felizmente mientras sus ojos estaban tintineantes de felicidad— Estaré consciente de todo lo que ha hecho por nosotros, que las diosas la bendigan —  sintiéndose un poco más despejado a pesar que la tensión y el estrés aún estaba en él, seguía con la necesidad de descansar, aún recordaba aquel regaño de Stanley en pedirle una explicación pero… luego lo haría, necesitaba dar un respiro, estar en silencio, ya buscaría el momento adecuado de entregarle el arma a Stanley y decirle que iba a ser una sorpresa aunque con todo lo sucedido e investigado, era obvio que Stanley se daría cuenta que era el portador de la espada — Es mejor descansar ahora  — dijo finalmente antes de ir por sus demás cosas y cada uno fuera a sus alojamientos respectivos que la santa logró asignar a sus invitados.

Arma legendaria:


Solaire

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Solaire_tome

Un tomo arcano de tapa firme hecha de cuero rojizo decorado con detalles de oro simbolizando a la principal estrella astral de los cielos poseyendo en un costado del artefacto una frase en idioma antiguo (Galldr) traducida como : “Que tu corazón se llene de luz y tu causa sea verdadera; no te fallaré". Solaire es un arma que posee los poderes míticos del Sol, una energía poderosamente llameante ,viva y luminosa en su interior en el cual puede brillar hasta en los lugares de profunda oscuridad. Además de su conjuración contenida para su uso posee hojas ocultas, páginas desconocidas que muestran los secretos que esconde en sus escrituras las cuales solo pueden aparecer y ser leídos por su elegido.

En batalla, el conjuro invocado por este tomo rodea al portador entre sus flamas para luego crear un anillo llameante en el suelo mostrando el símbolo de su tomo, haciendo que sus flamas se suban formando un gran bola de fuego de tamaño particular con una forma asemejada al mismísimo Sol, dirigiéndose a su objetivo con fiereza abrasándolo y quemandolo en una explocion de forma elegante y flameante a la vista dañando incluso a los cercanos del enemigo, dañando a un grupo de ellos si se da el caso. Mientras el portador pueda ver su blanco (aunque sea una simple hormiga a la vista), no importará la distancia que esté a ella para lanzarla, podrá llegar a su destino.

Es la contraparte de Moonlight. De acuerdo al mito, cualquier persona ajena a su portador está sujeto a las consecuencias de sufrir quemaduras en las manos apenas intente conjurar su poder flamígero.
Origen de Ambas armas:

Origen (Moonlight & Solaire )

La primera vez que estas armas se materializaron fueron hace más de 3000 años, artefactos creados por dos sabios creyentes de Naga, la diosa creadora, Sabios que poseían un lazo bastante fuerte de tal forma que incluso se podían asimilar a los astros en que conformaban el ciclo del día y la noche, astros que observaron a estos mortales desde su posición estando presentes en sus momentos felices y tristes, las guerras en que estaban envueltos, los obstáculos que pasaban, hasta que un/a día/noche aclamaron por su ayuda, siendo escuchados por ellos y la mismísima diosa. El Sol y la Luna, sabiendo el destino con llevaba el gran lazo que poseían, querían cumplir en estos dos mortales lo que ellos no podían, con la ayuda que les brindaron y la bendición de la diosa Naga ambos mortales crearon unas armas legendarias que por más que eran contrarias entre sí , trabajan bien juntas, la espada Moonlight y el Tomo Solaire.

El nombre de estos sabios se desconocían, se dice que eran el mismo que como fueron nombradas las armas legendarias o simples nombres clave entre ellos, otros dicen que no era así, el género de ambos se desconoce tambien pero si bien se sabe, ambos eran de familias distintas que estaban en guerra constantemente, aquellas armas daban la protección de los astros en sus primeros portadores, un símbolo de su unión, de corazones fieles al otro sin importar cual piedra se tropezaran en el camino, hicieron el bien, pelearon fielmente, mantuvieron su unión, su estima hasta que un día, en una guerra perecieron, muriendo uno al lado de otro, ambos portadores compartían un lazo tan fuerte a un punto que ambas armas desaparecieron cuando sus portadores murieron. Tras su muerte, aquella guerra de familia finalizó y Naga , conmovida con lo que presenció, en ese mismo momento que un eclipse ocurrió les dijo a ambos astros:

“Sin importar la espera, un día ellos nacerán, destinados estarán y unidos por ustedes, los astros, se reencontrarán. Las dificultades son parte del destino pero su valor interior es más grande, elegidos para poseer su protección, su símbolo de unión. Como el Sol y la Luna serán “


No había un patrón para la cantidad de años que pasaban después de la muerte de sus portadores, sin embargo, siempre nacían dos personas que serían los elegidos para portarla por más que estuvieran al otro lado del continente,  sin importar si eran una pareja de  amantes teniendo un amor imposible entre ellos, dos personas con un fuerte lazo de amistad que la vida los llevó a bandos diferentes peleando entre sí o dos hermanos unidos por sangre pero separados al nacer, sin importar lo que fueran y el trasfondo que tuvieran, siempre se reencontrarán, siempre tendrán un lazo fuerte con el otro a pesar de las adversidades y cuando los astros veían que estaban listos para portar aquellas armas, uno de ellos recibía los pergamino que soltaban sus escritos al estar en su presencia e invitándolo a su creación, armas que renacían cada vez que llegaban sus nuevos portadores, se desvanecían cuando ellos perecieran, lamentablemente el destino de estos elegidos eran morir juntos, sin importar si  morían en guerra, de vejez  o de alguna otra forma, ambos fallecían, incluso si uno de ellos perdía la vida, el otro moriría de tristeza y soledad a su lado. Era como una maldición, sin embargo, por más que aquel cruel destino estaba fijo, se demostraba la importancia y protección que tenían los portadores mutuamente, porque al ver en peligro al otro, sus  corazones junto a la conexión que tenían con  sus armas les impulsaba a hacer lo posible para proteger al otro,  a un punto que ambas armas son incapaces de dañar al otro o a sus portadores debido a su promesa, a su protección y unión que poseían.

Habían pasado 300 años desde sus últimos portadores, hubieron tiempos difíciles en el mundo sin lograr que ambos astros pudieran sentir la presencia de los siguientes elegidos , lamentablemente la espera fue muy larga a un punto que la  historia de esas armas terminó siendo una leyenda y  que lentamente  fue enterrado en un simple mito, un mito escritos en novelas, en poemas, como una simple fantasía.

El día que  finalmente los astros sintieron la presencia de aquellos portadores, velaron por ellos con muchas ansias, observando sus acciones, su reencuentro, sus obstáculos, su separación, su segundo reencuentro, conscientes del peligro que se avecinaba en el mundo  y viendo lo preparado que estaban para llevar aquellas armas, hicieron que esos pergaminos llegarán en un cofre que iba en dirección hacia el portador que tendría el arma  Solaire, siendo el más capacitado para tenerlo en sus manos y leer sus escritos para su creación notando su dedicación hacia las historias que fueron creados por ellos, estaban seguros que al verlo con los pergaminos e invitarlo a su creación, pronto llegaría el día en que sus armas renacerían nuevamente ante sus nuevos portadores, dándoles su protección, teniendo su símbolo de unión, sin importar los obstáculos en el camino,  Moonlight y Solaire estarían juntos nuevamente.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Archsage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema destello
Báculo de Mend [3]
Báculo de Sleep [2]
Solaire [2]
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] 8mjmvEx
Ammy [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] JEIjc1v

Especialización :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Jjoa5TA[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] PcpaFGL

Experiencia :
[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] VO4IE4z

Gold :
1476


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov] Empty Re: [Entrenamiento] When the sun and the moon raises [Priv Kyleb & Luzrov]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.