Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Anécdotas destacadas
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER

[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] Empty [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel]

Mensaje por Duo Maxwell Mar Sep 29, 2020 9:47 pm

A pesar de que era un hombre que no miraba atrás, ciertamente se arrepentía de muchas decisiones que había tomado.
Y pensaba que ésta no iba a afectar mucho en su día a día... era por ello que se habia voluntariado a ello. ¿Por qué el destino lo había traído entonces, a ese lugar?

Por muy extraño que sonase debido a razones religiosas, el imperio de Nohr no mantenía malas relaciones con el continente vecino, Valentia, era por ese motivo el cual el instructor de caballería podía viajar de aquí para allá en las últimas semanas. Más era de razón si ésto implicaba una búsqueda de las tropas emergidas. Así pues, como ayudante representante de Akaneia, había acabado en Sindhu, donde aquel día le habían hecho una petición que a primeras sonaba simple, a pesar de su nivel de seriedad: Mandar una misiva a su Reina, Su majestad Sissi de Sindhu, quien "estaba de visita en otro reino para reforzar relaciones políticas con sus aliados"... o éso le habían comentado. Claro estaba que, ni tenía el derecho de saber si había una verdadera razón tras eso, ni era realmente de su incumbencia. De paso, iría acompañado por un discreto grupo de soldados de Sindhu...

El problema vino después, y no sólo porque se había enterado que el reino dónde se dirigirían no iba a ser otro sino el mismo Bern, el reino que vio nacer y crecer al hombre que yacía enterrado en el interior del caballero... más allá de la máscara de Duo Maxwell.
Pero, pensó con claridad, no iba a ser posible que lo reconociesen ya jamás, después de tantos años, muchas cosas habían cambiado aparte de él mismo. Ya no era Milliardo, ahora su casco ocultaba gran parte de sus rasgos... Se había asegurado hace tiempo que no quedara ni un rastro que lo hiciera delatarse. No debía, no era hora... no lo sería hasta que la paz que tanto buscaba, después de arreglar el mundo, finalizara su camino en él.
Además, seguro ni siquiera se toparía con antiguos conocidos... O eso quiso creer, hasta que la mención del destino, del lugar concreto... llegó a sus oídos. La mansión de la familia Real.

Ahí, fue cuando su corazón se había agitado, por un momento. Aunque se viera como un hombre duro y silente, honestamente no era de piedra. Pero sabía mantener la calma, al menos demostrarla externamente. Al fin y al cabo, para instruir el arte del caballerismo, uno tenía que ser paciente tanto con sus aprendices como con los animales. Y fue precisamente gracias a su pegaso, Tallgeese, que el hombre consiguió viajar relajado hasta allí.
Dejando de lado las maldiciones internas a la ironía del destino, el rubio miraba a los alrededores... Bern había cambiado, era normal tras tantos años, y tras la caída de los reinos... aunque por lo que se había enterado, se había logrado recuperar. Y a pesar de todo, la nostalgia le atacaba... no podía ni siquiera negar que en el fondo siempre quiso volver a su patria, aunque fuera de paso... Y allí estaba, de aquella manera.

Quizás, las cuestiones que más se le trincaban en el pecho... ¿Qué clase de persona sería la Reina Sissi? Más bien, ¿qué haría encontrándose en la mansión de vacaciones de la realeza de Bern?
Pero, mucho más importante... acerca del Rey Desmond. Era el sujeto que menos quería ver, siendo el que tenía más probabilidad de reconocerlo a pesar de todo, y mandarlo a matar como hizo con su familia... Sí, Milliardo no era idiota, lo sabía, no lo admitía ni lo culpaba, ni lo odiaba... Pero lo sabía. ¿Y qué había sido de la pequeña princesa Guinivere...? No quería imaginarse nada malo, ella era la única que el rey Desmond favorecía... Pero, con los años y la demencia del hombre, quién sabía... Rezaba a Elimine por su seguridad, tal y como seguía haciéndolo por su hermana Releena, y por su amada Lucrezia...

Y, habían llegado a las puertas. Se presentaría cordialmente, dejaría a los soldados allí, junto con la misiva... y se daría la vuelta. Ese era el plan, no deseaba permanecer mucho tiempo cerca de donde podría perfectamente... no, de donde DEFINITIVAMENTE estaba el Rey Desmond.
- Mi nombre es Duo Maxwell, caballero del imperio aliado de Nohr, de Akaneia. Mis respetos. -dedicó una suave reverencia a los guardias de la entrada, un gran portón aún alejado a lo que vendría siendo el edificio principal de la mansión, si mal no recordaba. - He venido en son de pacifismo, encomendado con un deber procedente del reino de Sindhu, en el continente vecino de Valentia. -miró a los soldados que le acompañaban, presentándolos con un gesto  con el brazo- Esperando que dicha información hubiese sido comunicada hacia ustedes previamente, sería mi propio error en caso contrario. -concluyó con una ligera sonrisa, dejando paso a los soldados y poniendo al alcance de uno de los guardias, dicha carta. Tallgeese simplemente reposaba con sus alas recogidas, detrás de su jinete.

- ¿Para la reina Sissi? De acuerdo. Oye, tú, busca dónde se encuentra su majestad y entrégasela. -mandó el guardia a un subordinado, dentro de las puertas. Asi que, una vez cumplida su misión con éxito, Duo finalmente se giró, a punto de retomar su camino... - Ah, ella se encuentra aún descansando en los aposentos del Rey Zephiel... -respondió en un murmuro el subordinado.

Pero aquellas simples pero llenas de peso emocional, llegaron a los oídos del caballero pegaso, atravesando el casco como la sacudida de un mismísimo trueno. Su paso se había detenido en el aire, en el espacio y tiempo. No fue hasta que su pegaso le empujó el hombro con su morro que no se atrevió siquiera a terminar de posar el pie.
¿¿Había escuchado bien??

Zephiel.
El joven Zephiel; el príncipe Zephiel, hijo de Desmond de Bern... Su amigo de la infancia, quien había fallecido años atrás, poco después del exilio del joven heredero de los Peacecraft.

Hubiera por ende relacionado que aún conservaban su habitación en aquella mansión, a pesar de su muerte... Si no fuera por el título con el que le habían acompañado. "Rey"...

El Rey Zephiel.
Estaba vivo.
Duo Maxwell
Duo Maxwell
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Instructor de caballería, noble

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Lanza de bronce [1]
Sello de Duma
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] DEZKvV0

Experiencia :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] YvwSTdF

Gold :
1031


Volver arriba Ir abajo

[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] Empty Re: [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel]

Mensaje por Zephiel Sáb Oct 10, 2020 11:43 am

Zephiel no se había permitido ir muy lejos de la mansión desde que había llegado a resguardarse del mundo y de la guerra. Tenía un solo deber que mantener entonces, y aparte de eso, solamente conversar con sus propios pensamientos. Esto era muy cierto en el sentido de que rara vez se comunicaba con sus sirvientes, silencioso, sin decir palabra alguna aparte de preguntar por asuntos específicos. Más que nada se le veía divagando en su jardín, tan amplio que permitía largas caminatas incluso hasta llegar a las proximidades del bosque. El resto de su tiempo lo ocupaba en la biblioteca de la mansión, leyendo sobre asuntos triviales como la naturaleza. Faltaba decir que sus días habían sucedido ligeros, sin ninguna novedad que los perturbara, al punto de ser todos iguales.

Por esa razón fue que, al ver desde la distancia a los guardias de la entrada, llamó su atención el aterrizaje de un pegaso. Las misivas del reino provenían exclusivamente de los wyverns, siendo el medio de transporte más rápido de Bern. Sin embargo, una criatura alada y blanca solo significaba intervenciones extranjeras. No podía tratarse de Illia… aunque no estaba tan seguro. El reino comenzaba a recuperarse lentamente, y era inevitable que en algún momento quisieran comunicarse con él por sus intervenciones en el territorio. Todavía intentando deducir este asunto, decidió ir a su encuentro. Hacía tiempo que no se alejaba tanto, pero no le costó tiempo llegar a su montura azabache y trotar hacia donde conversaban. Los guardias se voltearon primero; parecía que habían dejado de conversar. Se sorprendieron por su presencia, y lo saludaron. El monarca asintió, más preocupado de determinar el origen del extranjero. Pero antes de poder preguntar, se quedó callado también, mirando. Era un jinete de porte masculino. ¿Un viajero de otro continente, entonces? Seguramente sus guardias se hallaban igual de confundidos, aunque no se preocuparon de indagar. Aparte de esto, sus rasgos eran un misterio, sino por los más evidentes: una larga cabellera dorada, y, claro, una máscara que no dejaba entrever más que su boca, al parecer. El rey frunció el ceño, ¿Por qué habría de ocultarse así en su presencia? Detestaba las máscaras. Tan solo los criminales hallaban uso en ellas. Pero antes de continuar con este pensamiento, lo interrumpieron.

-Rey Zephiel, tiene una misiva. -dijo uno de los soldados.- Proviene de Sindhu.

-... ¿Ah, sí? -contestó, todavía un poco distraído. Al menos no tenía que preocuparse de Illia aún. Zephiel se quedó mirando aún al extraño y su pegaso.- ¿Acaso es una medida de seguridad ocultar tu rostro frente a un rey? -interceptó al otro, alzando la voz.- ¿Puedo siquiera saber tu nombre y tu origen? -preguntó. Los guardias habrían podido responder a eso, pero Zephiel prefería oírlo del mismo mensajero. Su tono demandaba, pero aún así no llegaba a disturbar su semblante. En apariencia, el rey no había cambiado mucho de sus días en el palacio, aparte de vestir de manera mucho más casual. Entonces vestía con un chaleco de algodón y pantalones del mismo material, oscuros, pero su atuendo estaba cubierto por una capa sobre sus hombros. Lo más interesante de su apariencia era que entonces no portaba la corona de Bern.
Zephiel
Zephiel
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Great Knight

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Eckesachs [0]
Concoction [2]
Espada de bronce [1]
Contrato con la Orden
.
.

Support :
Khigu [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] JEIjc1v
Sissi [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] JEIjc1v

Especialización :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] 964aIaZ

Experiencia :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] XyoARbx

Gold :
747


Volver arriba Ir abajo

[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] Empty Re: [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel]

Mensaje por Duo Maxwell Miér Oct 14, 2020 8:24 pm

Lentamente se dio la vuelta, aún incrédulo. Los guardias ya ni le miraban, pero de pronto todas las ganas que tenía de irse, cambiaron para quedarse. ¡Zephiel, vivo! ¡Estaba vivo y era el Rey! ¿Cómo era eso posible?

Pero, como era de esperar, a quien encontró entonces en frente suya no fue a ningun chiquillo, si no a un hombre ya adulto, quizás hasta apatentaba incluso mayor que él.
Aquel rostro... El joven que una vez fue, ya no existía en absoluto. No solamente por el obvio paso de los años, si no quizás en un sentido más... profundo. Zephiel... ¿por cuánto había pasado? ¿Qué había ocurrido con todo lo que desconocía, desde que se había exiliado de Bern?

Mirándolo fijamente se quedó un rato callado, hasta que se dio cuenta de sus modales. - Ah... mis disculpas. -el enmascarado que aparentaba seriedad, de pronto parecía un poco torpe, después de haber estado afectado por aquella presencia. Al fin y al cabo, estar allí, y que estuviese su ex-alumno... su "difunto" amigo, allí también. Era como uno de aquellos sueños que a menudo atacaban su mente en momentos de inseguridad. ¿Qué era lo siguiente, encontrarse con su amada...?
Carraspeó.

Llevó una rodilla al suelo; su reverencia fue mucho más elaborada, más precisa. Por su educación sabía además que la reverencia ante miembros de la familia real y sobretodo ante el rey, eran gestos diferentes de los que se debía mostrar ante otros nobles, superiores y resto de personas. Nunca olvidaría los buenos modales y eso quizás era lo más evidente de su pasado. Pero normalmente lo adjudicaban a su posición social allá el imperio nohriano, por lo que tampoco era algo sospechoso cuando lo hacía. - El nombre es Duo, de apellido Maxwell. Soy un... caballero, al servicio del imperio de Nohr. -omitio lo de instructor, esta vez, para no levantar sospecha. No que tuviera que hacerlo, ahora que lo pensaba. Si Zephiel estaba vivo, y era el rey, quizás podría...
Pero...
No, aún no era el momento.

¿Medida de seguridad? - Si deseaís que esa sea la explicación, lo será. Sois vos un Rey y ni en mil años podría negar ese hecho. Pero siento deciros que, ahora mismo... No escondo nada más que la vergüenza de lo que un día fue mi faz. -entonces, siguió clavando su mirada intensamente al rostro del "joven" hombre ante él.
- Aunque, si me permitís atreverme a discutir... ¿Tanto os importa a vos el insignificante rostro de un humilde servidor? Más bien... ¿Acaso importa como nos vemos por fuera o hijos de quien seamos, en realidad? Pero, aunque servidor esté en lo erróneo al respecto de este pensamiento, más error supondría el desenterrar lo que enterrado está. -explicó, negándose finalmente a quitarse el casco de su cabeza. - Por favor quedaros con que, si os estuviera mintiendo sobre mi identidad como caballero de Nohr, estaría poniendo en peligro a ambos reinos, y creo que tanto vos como todos, sabemos que nada ganaría yo con ese hecho. He venido acompañado, pero me voy solo... Así que, ¿no creéis que engañaros sería un acto estúpido para un único hombre que no se podría defender él solo frente a los guardias más aferrimos del mismísimo Rey? -añadió, señalando con la mano abierta los guardas más allá en el portón; ciertamente eso era un buen punto en cualquier conversación en la que se encontrara sin sus usuales acompañantes. Esperaba no le pudiera negar la razón. Si realmente era Zephiel, Duo... no, Milliardo, seguía teniendo más experiencia en lo que a negociar sobre pacifismo se refería.
- Resumiendo. Mi casco... vuestra corona... -puso de ejemplo, con una de sus comisuras alzada levemente- ¿No son acaso complementos triviales que, no por llevarlos o dejar de hacerlos nos quita de nuestro deber? Así es como este servidor lo siente, y cree que su majestad es un hombre lo suficientemente razonable para entenderlo. -finalizó, colocando una mano suavemente sobre su propio pecho.

Pero entonces, cuando quiso acercar a Tallgeese al Rey, suavemente tirando de las riendas, la criatura retrocedió tozuda pero discretamente, un par de pasos. Extraño era... Pero más extraño que el hombre que era ahora el Rey Zephiel, estuviera ahí, y hubiera cambiado tanto. Una parte de sí no pudo evitar incomodarse, al fin y al cabo.

- Mmm, perdonad mi rudeza al entrometerme en asuntos que no son míos, pero satisfaría mi curiosidad que me respondieseis lo siguiente... -posó un par de dedos bajo su barbilla- Tenía entendido que este reino, Bern, estaba siendo liderado por un rey llamado Desmond. ¿Supongo entonces que sois vos su primogénito...? No malinterpreteis mis palabras como amenazas o desconfianza, pero había llegado a mis oídos que dicho príncipe había fallecido hace mucho, mucho tiempo. -cruzó sus brazos, manteniéndose recto ante el otro, con el suficiente respeto pero sin señal de subordinación.
Duo Maxwell
Duo Maxwell
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Instructor de caballería, noble

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Lanza de bronce [1]
Sello de Duma
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] DEZKvV0

Experiencia :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] YvwSTdF

Gold :
1031


Volver arriba Ir abajo

[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] Empty Re: [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel]

Mensaje por Zephiel Dom Dic 13, 2020 11:00 am

Zephiel se quedó mirando la reverencia con atención. Aunque fuese propio de su cargo recibir esos gestos, hacía ya tiempo que no veía dicha pose hecha de buena manera. Zephiel había dejado de requerir esas formalidades de quienes acostumbraban el palacio y, por consiguiente, los sirvientes de esta casa. A su mente vino el pasado antes de la primera invasión emergida. Pero no dedicó mucho tiempo a esta inquietud y, en cambio, se dedicó a escuchar atentamente al extranjero.

Aquello fue interesante. ¿De qué manera un mensajero podría avergonzarse de hacer acto de presencia? Dando a conocer poco más que su nombre, dicho personaje hizo visible los candados que escondían sus secretos. Zephiel no sabía qué pensar de eso con exactitud. Sin poder ver detrás de la máscara, tan solo se quedaba con la duda rondando alrededor. Ahora cabía la pregunta de por qué le interesaba descubrir quién era. No era difícil de deducir. No solo el jinete era extraño por su afinidad con ese tipo de montura, sino que también parecía no tener ningún lazo con el país del que supuestamente traía su misiva. Era un caso particular entre los días sobrios que debía soportar el rey en su descanso de la corona.

-Interesante. -se reservó a decir. Era cierto que entonces Zephiel no llevaba su atuendo, pero se debía a que entonces no se sentía capaz de soportar su peso. Era una reliquia de su linaje, y le había concedido respeto toda su vida. ¿De verdad una simple máscara podía compararse a su valor? Pero no se molestó en discutir. Ciertas eran sus palabras.

Lo que sí lo sorprendió fue el nombre de su progenitor, que lo tomó desprevenido. El monarca apretó sutilmente las riendas del animal con dos dedos, sin quitar sus ojos de enfrente. ¿Quién era ese hombre…? Zephiel no solo había sido rey por más de una década; las comunicaciones entre los reinos eran más abiertas que nunca. Sin mencionar que su correspondencia provenía de Sindhu, reino que tenía fuertes lazos con Bern, donde su nombre estaba en boca de todos.

El monarca se quedó un par de segundos sin responder, mirando a esos ojos ocultos que lo enfrentaban. Después, extendió lentamente su brazo en dirección a la mansión, sin quitar su mirada de enfrente

-Estás invitado. -dijo, ahora con la mirada disuelta en los árboles.- Discutiremos esto junto a una bebida caliente.

Sin más que añadir, movió a su caballo, y se dio la media vuelta camino a la mansión. "Duo" habría de acompañarlo inmediatamente si no quería más interrupciones de parte de los guardias. Poco a poco, la altura del hogar se hacía cada vez más evidente. Estaba perfectamente restaurado, a órdenes del rey. Zephiel dirigió su montura  a los establos y descendió, guiando el camino hacia la puerta, donde una sirvienta les abrió. Los recibió la calidez del interior, donde una chimenea ardía a gusto. Allí mismo Zephiel tomó asiento en el sillón principal, cerca del fuego. La sirvienta habría de preparar el té mientras ambos se acomodaban para su conversación.
Zephiel
Zephiel
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Great Knight

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Eckesachs [0]
Concoction [2]
Espada de bronce [1]
Contrato con la Orden
.
.

Support :
Khigu [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] JEIjc1v
Sissi [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] JEIjc1v

Especialización :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] 964aIaZ

Experiencia :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] XyoARbx

Gold :
747


Volver arriba Ir abajo

[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] Empty Re: [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel]

Mensaje por Duo Maxwell Jue Dic 31, 2020 12:56 am

En cualquier otra ocasión --de hecho en esa misma, pero sin haberse presentado el mismo Zephiel--, hubiera urgido su retirada. Y aunque era lo normal, parte de él no quería regresar aún. Era una situación ciertamente incómoda, hablar allí.

Y, como si el mismísimo monarca le hubiese leído la mente, lo invitó a pasar dentro, pero con una frase que, aunque escueta, decía mucho mas allá. Con eso había quedado claro que no era un asunto que el Rey pudiera decir en la interperie, y aunque allí solo estaban de más los guardias... Seguramente era por la posibilidad de que un extraño como él, escondiera algo más; o incluso tuviera la oportunidad de escapar con ducha información confidencial.
Mas, lo que le preocupó al pelilargo, fue precisamente el motivo de por qué aquello era considerado un tema delicado. Es decir, sí que le seguia sorprendiendo como nunca verlo con vida, ¡era casi como un milagro...! Pero, ¿a qué coste? ¿Qué había realmente ocurrido para eso? ¿Para esa reacción, para esos procedimientos...? ¿Para que el rostro juvenil de Zephiel ya no existiera más, que sus ojos anteriormente vivaces ahora tan sólo se mantenian serenos detrás de una sombra perenne? Y aunque fue siempre un chico educado y reservado, las palabras que soltaba de su boca escaseaban en comparación a aquellos años; siendo incluso más frías, secas, más dignas del sabor de un café amargo que de un calmante té Bernés.
Podía imaginarlo, y aun así no quería... Sentía en su pecho una fuerte presión, y aun así en ningún momento ni sus labios ni su cuerpo gesticularon su nerviosismo, su preocupación. Atrapados junto a su propio pasado.

- Por supuesto, sería todo un honor, si me permitíis, entonces. -subió a su pegaso para acompañarlo "a pie" hasta el lugar, sin perder ni un segundo más.
Miraba la mansion y sus alrededores, admirando todo detalle que había olvidado o que directamente era distinto. En su interior se formaban miles de sentimientos tan contrarios unos de los otros, pero que todos ellos revolvían a un tema en común.

Al llegar al establo, bajó de su montura y dejo allí a Tallgeese, acariciándole ambas orejas y seguidamente la crin hacia delante, una vieja costumbre que en concreto él había tenido de siempre. - Pórtate bien. -se fijó en el resto del establo, pero no reconocía nada. ¿Qué habría sido del caballo de cuando entonces...? Diez años para un caballo joven no significaban mucho. Pero tal vez no era tanto la edad si no... la situación. Varias de ellas.

Esperó primero siempre a que Zephiel lo guiara hacia dentro, y no se sentó hasta que el Rey propiamente lo hizo y le invitó a ello. Al echar un rápido vistazo por aquella sala, lo encontró. Un cuadro de una pintura, viejísima, se trataba de un retrato "familiar" de Zephiel junto a su madre y la pequeña princesa Guinivere.
Entonces... era cierto. Miró al hombre en frente de sí, mas detenidamente. Era él de verdad, el "joven" príncipe Zephiel, ahora un hombre, ahora el Rey.
En silencio aún, se acomodó cruzando las piernas, y apoyo sus manos entrelazadas sobre su rodilla. Una pose de retención para no dejar escapar todos esos sentimientos. En momentos como ese daba gracias a que el casco le tapaba los ojos y gran parte de su cara, o entonces su expresion sí lo delataría, mucho antes incluso que sus propios rasgos de por sí.

Se tomó un respiro extra antes de comenzar a hablar. - ... Bueno, os explicaré, si me lo permitíis: De primera instancia, disculpad entonces mi falta de información a pesar de que soy un asiduo a la lectura... Vea, hasta hace poco Nohr era un reino oculto dentro de las montañas más ocuras. Los pocos libros de historia provenientes de fuera del país escaseaban y estaban datados desde muchos años más atrás. Por lo que todo mi conocimiento de ha quedado en la epoca de aquel entonces... -finalizó, dirigiendo entonces la mirada a la chimenea. - No puedo decir incluso, que a día de hoy el mismísimo tiempo me permita volver a aquellas lecturas. Una pena, realmente le hacen pensar a uno, ¿no creéis?
Duo Maxwell
Duo Maxwell
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Instructor de caballería, noble

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Lanza de bronce [1]
Sello de Duma
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] DEZKvV0

Experiencia :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] YvwSTdF

Gold :
1031


Volver arriba Ir abajo

[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] Empty Re: [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel]

Mensaje por Zephiel Dom Ene 10, 2021 11:16 am

Zephiel escuchaba con atención, pero de vez en cuando sus ojos desvariaban. En ninguna otra ocasión permitiría la entrada de un simple mensajero a su lugar de reposo. Pero esa máscara… parecía poseer una intención. En vez de distraer la atención lejos de sí, dicho hombre no hacía sino más misteriosa su apariencia. Aquello no debía ser casualidad. Claro que en ese momento no tenía demasiadas sospechas, sino simple y llana curiosidad. Tal como su cuerpo, su mente reposaba, o al menos intentaba hacerlo. Lo único que lo mantenía al tanto del mundo y de la guerra eran las misivas provenientes de su castillo. Entonces, el monarca se veía debidamente distante.

-¿Será cierto? -intervino Zephiel de pronto, dando cuenta de que ,efectivamente, prestaba atención a lo que decía. Apoyó un codo en el antebrazo de la silla, y afirmó  su barbilla entre dos dedos.- Me sorprende que Nohr olvidase tan rápidamente la presencia de Bern en su territorio. Pero claro, debió haber sido un secreto de la realeza... -esa era información confidencial, y aún así, ni siquiera titubeó en comunicarlo. Sus ojos se clavaron en la chimenea, que apenas ardía tenuemente.- Es lo de menos. Nuestra situación es similar. También escaseamos de libros e información. -acabó por decir. Su voz era calma. Si alguien que le conociese lo estuviese oyendo, sabría que entonces Zephiel no daba demasiada importancia a lo que decía.

Sus ojos regresaron y continuaron investigando la máscara en silencio. Puede que esa protección tuviera utilidad en una práctica como el vuelo. Hacía tiempo que a los jinetes de Bern se les aconsejaba proteger sus rostros cuando se aproximaban a las alturas, por ejemplo. Sin embargo, la manera en que se aferraba a ella, incluso delante de un rey, lo mesmerizaba. En ese momento, una sirvienta entró a la habitación con dos tazas de té en mano, las que posó lentamente en una mesilla, para después desaparecer entre los pasillos de la mansión. Zephiel entendió su brazo hacia uno de los platos, lo trajo y lo posó encima de su muslo mientras contemplaba el contenido de la taza. Entonces, dicho encuentro era calmo, incluso tranquilo para Zephiel. Puede que fuera la misma postura y modales de su invitado los que lo hacían bajar la guardia. Dado a que Zephiel tomaba más el papel de un guerrero que el de un noble, casi había olvidado de la buena educación de los hombres. Podría decirse que su presencia le recordaba a la vida antes de la guerra.

-... -lo enfrentó con la mirada varios segundos. Era la primera vez que encontraba problemas en repetir su propia historia. Quizá porque la protección de dicho hogar había ablandado sus agallas. Era humillante, pero tenía remedio.- El rey Desmond murió hace ya más de diez años. Efectivamente, soy su sucesor, Zephiel de Bern. -entonces, sus ojos retornaron a las ascuas. Era inevitable entonces volver a tener visiones de violencia, por muy breves que fueran.- ...Supongo que he satisfecho tu curiosidad. Si eso es todo, puedes marcharte. -ordenó, dando un sorbo largo y silencioso a su bebida.- ...pero antes, haz el favor de retirar tu máscara. -su voz apareció de manera casual, sin imponerse sobre el silencio de la habitación. Zephiel supuso tranquilamente que, lejos de la guardia y frente alguien que no conocía su rostro, el extranjero desistiría de su extraña apariencia.


Última edición por Zephiel el Mar Ene 12, 2021 10:43 pm, editado 1 vez
Zephiel
Zephiel
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Great Knight

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Eckesachs [0]
Concoction [2]
Espada de bronce [1]
Contrato con la Orden
.
.

Support :
Khigu [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] JEIjc1v
Sissi [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] JEIjc1v

Especialización :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] 964aIaZ

Experiencia :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] XyoARbx

Gold :
747


Volver arriba Ir abajo

[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] Empty Re: [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel]

Mensaje por Duo Maxwell Mar Ene 12, 2021 10:05 pm

- Si os soy sincero, por muy... caballero, de Nohr que soy, desconozco asuntos de su realeza... Pero comprendo que en toda familia haya... secretos. -lo miró fijamente- Aunque ni yo mismo puedo negar que, de haber sabido el estado de Bern... -dejó un segundo para inspirar- quién sabe, podría haberlo visitado antes. Me reconforta más el clima de aquí. -sonrió brevemente, de lado. Cierto era que no era el país más cálido o verde de Elibe, pero el ambiente de las montañas, de la longeva cultura, de aquella ciudad levantada con las mejores y más duraderas piedras... Al fin y al cabo, había sido y era su nación natal. Nohr a penas estaba recuperándose los últimos meses, y era un gran imperio... pero muy oscuro, y de tierras pobres. Tampoco había podido permitirse algo mejor, ni siquiera se lo merecía.

- Muy agradecido os estoy por esta invitación de su parte, ciertamente, su Majestad. Y a usted, señorita, por traerlo. -mencionó justo antes de que la criara se fuera. Estaba claro que ese servicio era su trabajo, pero la caballería... no, la amabilidad del hombre siempre había ido más allá de eso. Era natural en sí, no podía evitarlo, ya que a pesar de su estatus pasado, nunca había fardado de aquello y mucho menos, aprovechado. Y, por supuesto, para que sus palabras nunca fueran en vano, demostró aquel honesto agradecimiento tomando su taza justo después que la del Rey. Con elegancia, dedicó un par de segundos a disfrutar de aquel olor tan nostálgico. A pesar de que el té de Bern no era tan diferente que el que se tomaba en el resto del continente, sí era por ese característico motivo por el que sentía añoranza. No tenía nada que ver con el té de Akaneia, ni mucho menos de donde ahora vivía. Esta vez, una relajada sonrisa se formó en sus labios, durando un poco más.

Como ya sabiendo que Zephiel iba a decirle algo, decidió no interrumpir aquella decisión con una pregunta, tan solo esperando pacientemente por la palabra de su... del Rey de Bern.
- Hace poco más de diez años, eh... Hm. -sí, efectivamente salían las cuentas. Pero... Aun así, no explicaba qué habia exactamente pasado. Zephiel... El principe Zephiel había fallecido, poco después de su exilio, después de las "misteriosas" persecuciones a la gente que 'coincidencialmente' mantenía buena relación con la reina. Y se había enterado perfectamente de ello: Fue el príncipe, había sido el joven Zephiel quien había muerto, no su padre Desmond. Eso lo tenía claro... desde entonces, hasta ahora. No podría haber sido una simple confusión, había algo más que desconocía, que se había torcido cuando ya había cortado comunicación con su reino origen. Y así, lo creyó durante todos esos años. - Vos debíais ser demasiado joven, entonces... -comentó, cerrando los parpados unos segundos, aunque invisibles para el anfitrión de aquel lugar.

Tranquilamente, antes de responder siguió tomando de su taza, para calmar aquel corazón realmente nervioso en su interior. Y entonces negó con la cabeza. - Os ruego que me disculpéis, porque... e insistiendo en que me hallo solo y no podría representarle ningún peligro; aún temiendo vuestra ofensa, en vuestro propio hogar... Debo confesaros no es así, Rey Zephiel. Mi cuestión en realidad... no era para satisfacer ninguna simple curiosidad. De hecho, ser llamado mera curiosidad fue una falta de respeto hacia vos, mi más profunda y sincera disculpa... -apoyó la taza y bajo la cabeza notablemente a modo de reverencia estando sentado, permaneciendo así unos largos segundos, con tan sólo el sonido del fuego crujiendo en el fondo. Un mechón de su cabello se dejó deslizar por delante de su hombro, como la seda que resbalaba por el más ligero soplido.

- Y... nuevamente, perdonad mi incompatibilidad, por favor, joven Rey. Pues... -como si no tuviera prisa por terminar su frase, acabó el último sorbo de su té, y se levanto hacia enfrente de la chimenea, dando la espalda al monarca. - ¿Qué conseguiríais? ¿Qué haríais... Si os mostrara debajo de mi casco, de mi máscara: lo que ya no soy, el pasado que abandoné...? Mi respeto hacia una eminencia como vos no me permite enseñaros el rostro de un hombre muerto hace años. Sacar las cenizas de donde deben quedar. -negó nuevamente con la cabeza, aún mirando al fuego. Milliardo Peacecraft había muerto, junto a su familia, tal y como habían mandado... Incluso con Zephiel vivo, nada aseguraba que el peligro para el rey habría pasado.
- Como Duo Maxwell, hoy soy lo que hoy debo ser. Y soy un hombre aferrado a mi deber. Os puedo, quiero, y debo, respetar... como Rey de un país aliado, mas no obedecer vuestras órdenes, al no pertenecer a vuestro territorio. Equivocado estaría si entonces resultase que vos no compartís la misma ideología, ¿cierto? -se dio la vuelta por fin, para verlo.

- A no ser, claro está, que permanezca algo todavía que... -su mirada se dirigió de nuevo al retrato, esta vez sin disimular. - valga la pena volver a proteger.

Cuidadoso con sus palabras, ahora era él el atrevido a cuestionar al Rey, porque, si realmente quedaba en él el Zephiel que conocía... si quedaba el joven al que había enseñado, con el que siempre había disfrutado cuestionarle... si su amigo seguía ahí dentro, quizás, no había peligro ni ofensa en lo que decía.
Duo Maxwell
Duo Maxwell
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Instructor de caballería, noble

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Lanza de bronce [1]
Sello de Duma
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] DEZKvV0

Experiencia :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] YvwSTdF

Gold :
1031


Volver arriba Ir abajo

[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] Empty Re: [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel]

Mensaje por Zephiel Dom Abr 11, 2021 6:34 pm

Zephiel dejó su té en paz un momento. Prestaba atención, mucha atención, pues era apropiado hacerlo en una situación tan extraña como aquella. Podría decirse que hace mucho que no se enfrentaba a tanta resistencia, por no mencionar que la misma provenía de quien consideraba un extranjero. Pero atrás estaba su antiguo ser, quien si de la misma manera se hubiese enfrentado a las negativas del jinete, hubiera optado por un método mucho más severo y eficaz de obtener respuestas. Sin embargo, en esta ocasión, continuó su análisis. Poco a poco su mirada se endureció. La sutil insinuación que el jinete de pegaso hacía sobre el misterio no pasó desapercibida para sus oídos.

-No veo cenizas. -contestó.- Sino un cadáver frío y abandonado por el tiempo. -un intento de sonrisa se dibujó momentáneamente en sus labios. Sus ojos se mantenían entrecerrados. Puede que su invitado lo tratase como un rey, pero era aparente que esa formalidad no era del todo recíproca por parte del monarca. Al menos aquello era algo que aún conservaba a lo largo de esos últimos diez años.- De todas maneras. -continuó.- ...lo que pedí no fue una orden, sino un favor. Un favor por haberte ofrecido este breve momento de cortesía y confianza. Teniendo en cuenta esto último, podría yo ofrecerte una respuesta a esa última inquietud.

Lo demostraba como un trato justo, sin tener en cuenta que, en realidad, no sabía qué contestar a esa pregunta. ¿Algo que valiese la pena proteger? No estaba en su lugar mencionar a la reina que reposaba en el piso superior, pues era su sola obligación. No, lo que el jinete deseaba escuchar iba mucho más allá de lo que Zephiel podía concretar en ese momento. Por eso calló, esperando que su pequeña proposición surtiera efecto, desviando su mirada hacia las ventanas e ignorando, casi como si fuera invisible, el cuadro principal que adornaba la habitación. Dio un último y largo sorbo a la taza hasta que vació su contenido. A pesar de todo Zephiel se sentía muy consciente de lo que estaba sucediendo a su alrededor, sin embargo su alma, vacía de expectativa e ilusiones, no permitía  a sus pensamientos actuar como debían. Por esa misma razón daba la muy justa impresión de estar tranquilo.
Zephiel
Zephiel
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Great Knight

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Eckesachs [0]
Concoction [2]
Espada de bronce [1]
Contrato con la Orden
.
.

Support :
Khigu [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] JEIjc1v
Sissi [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] JEIjc1v

Especialización :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] 964aIaZ

Experiencia :
[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] XyoARbx

Gold :
747


Volver arriba Ir abajo

[Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel] Empty Re: [Social] Far Off Dawn [Priv. Zephiel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.