Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Anécdotas destacadas
TWITTER
afiliados




[Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] XcrrjBs

Crear foro

[Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] Empty [Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu]

Mensaje por Aran el Lun Sep 14, 2020 11:50 pm

Desde que Aran comenzó a hacerse responsable por la seguridad de Nevassa, como un guardia entre muchos otros, no había vuelto a salir de sus muros, y por lo tanto, a combatir a los emergidos. Por supuesto, se sintió estremecido por las noticias que pronto se dieron a conocer a toda la población. Muchos no entendían que pasaba, otros hacían el esfuerzo de explicar, pero Aran supo comprender que el fin de la guerra estaba cerca. Siendo tan solo un guardia, tenía las manos llenas con crímenes menores, pero nunca dejó de preocuparse por el ejército y su situación actual. Aran sabía  que Daein estaba congregando fuerzas, reclutando a toda persona posible para atacar al enemigo, y que el tiempo era escaso. El mundo tenía los ojos puestos en la batalla. Y eso significaba que, quizás, aún no era el momento de buscar una mejor vida en la capital.

Pero aún así, a pesar de saber la gravedad de la situación, dudaba de volver a integrarse a un ejército. Y es que aún no se reconciliaba con su pasado, aún no podía aceptar la caída de Etruria, y era poco consciente de estar en Daein, aislado en sus pensamientos. Ni siquiera su familia tenía la respuesta a esta pregunta cuando se los hubo comentado, pues con ojos esquivos, lo dejaron a su elección (tal como debía ser, pero no le satisfacía). A fin de cuentas, si elegía luchar sería enteramente su decisión, no siguiendo órdenes ciegas, sino con la pura intención de defender al mundo, a lo poco que le quedaba dentro de él y que le importaba. Por las vidas que se perdieron delante de sus ojos, y a las que nunca tuvo oportunidad de decir adiós.

Ese día no le tocaba efectuar ninguna ronda, ya que sus superiores lo obligaron a tomarse un debido descanso. Hacía falta, siendo que en sus turnos últimamente prestaba poca atención a sus alrededores, agotado, distraído. Era necesario darse ese tiempo. Todavía por decidir su destino, el peliverde, armado tan solo con su lanza, se tomó la noche para caminar por las calles de la ciudad, aún sin bajar a las zonas precarias, porque sabía que allí no iba a estar tranquilo intentando mantener el orden. Errando por los pasajes, despegándose de las linternas que iluminaban el camino principal, llegó a parar en un descampado, un área verde donde estaban construyendo algo grande -una tienda quizás-, pero que a esas horas era un sitio tranquilo, con los materiales desperdigados alrededor. Allí, entre los palos y ladrillos, Aran tomó asiento, posando sus manos en las rodillas. Se quedó ahí más de un minuto en silencio, tan quieto que no daba indicios de vida más allá de su tenue respiración. Cuando sus ojos se hubieron acostumbrado del todo a la oscuridad, levantó la cabeza al cielo.

-¿Qué querrías tú, Mulitia…? -murmuró, volviendo a agachar la cabeza.

Suspiró. No era el momento de llamar su nombre, ¿O sí? Ella hubiera decidido tan rápido que no le hubiera dado tiempo de dudar. Pero el silencio ahora se le hacía escalofriante. Tan solo las estrellas eran su consuelo, destellando en lo alto del firmamento. Sin duda no parecía cierto, que entonces él y todo el país estuvieran en peligro. Pero no podía confiar en que Daein sobreviviría, cuando Begnion era fuerte, y aún así había caído. Mejor dicho, no podía dejarse mecer por el destino, y esperar a que eso sucediera. Ahora era mucho más fuerte, por no decir ¡Podía acercarse a un príncipe sin problema! Jamás había tenido una mejor oportunidad de actuar. Ser un guardia, eso no era más que volver a su pasado. O... o algo así diría ella, con esa voz tan dulce y llena de esperanza. Aran sonrió, entrelazando sus manos.
Aran
Aran
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Sentinel

Cargo :
Guardia de Nevassa

Autoridad :

Inventario :
Jabalina [4]
Lanza de acero [2]
Tarjeta de platino
Black Relic [3]
.
.

Support :
Pelleas [Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] JEIjc1v

Especialización :
[Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] Z3NLbTu

Experiencia :
[Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] XONGImw

Gold :
314


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] Empty Re: [Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu]

Mensaje por Kaworu el Mar Oct 27, 2020 11:38 pm

Habiéndose re encontrado con su compañero de viaje sentía que su felicidad era plena… o lo sería si hubiese seguido estando ignorante al estado del mundo. Un dicho oído en las esferas más altas de eclesiásticos y sabios dice “La ignorancia es felicidad” y cuanta razón tenían. La vieja rutina de viaje que solían tener, por más que ahora era retomada y hasta mejorada para pasar mejor por las ciudades sin peligro pese a ser dos laguz, y hasta estaban consiguiendo comer en abundancia y cubrir una considerable cantidad de terreno por día. La rutina se hacía ligera y divertida, conversaban por largas horas y jugaban bajo el sol… pero el saber la situación que los beorcs estaban enfrentando y enterarse de la magnitud de esta era algo que le quitaba horas de sueño a la garza y le encogía el corazón cada vez que lo recordaba.

Los emergidos era algo que aún no terminaba de comprender en realidad… los veía como una especie de beorcs, una sumamente violenta y que al parecer no tenían interés en comunicarse o siquiera mostrar misericordia. No comprendía como una criatura así podía vivir. Ningún ser vivo era así, no con una maldad tan pura y destructiva si no era por supervivencia… y tras mucho pensarlo y cuestionar hasta su propia moralidad, concordó con que era la única circunstancia donde veía justificado el asesinato. Los beorcs y laguz estaban en una situación de vida o muerte por la mera existencia de estas criaturas y mientras viese que seguían siendo agresivas a cualquier cosa que vieran en su camino, no excusaría su existencia. Eran una amenaza a la paz. Por eso había decidido hacer algo al respecto.

Como ya era costumbre, su compañero se había adentrado en la ciudad a vender sus ungüentos y conjuntos de hierbas para tés medicinales así como sus hallazgos en zonas abandonadas por ataques de emergidos y comprar lo que necesitasen para su viaje, a veces tomaba algún trabajo corto para reunir algo de dinero extra y eso era lo que había ocurrido. Un trabajo jornal de unos días ayudando a reparar una pared caída y cambiar unas tejas, necesitaban manos y su compañero tenía dos, a parte de una gran presteza para hacerse pasar por beorc… cosa que él carecía, así que la garza se quedaba atrás, fuera y lejos de la ciudad minada de peligros. Irónicamente el peligris estaba más a salvo durmiendo a la intemperie entre los animales salvajes que en las cercanías de cualquier beorc, sobretodo si estos eran racistas como la gran mayoría provenientes de las tierras que ahora mismo pisaban.

Las estrellas iluminaban el cielo así como la amplia luna, pero aún con toda esa luz se le era difícil ver en la noche, sus ojos no estaban acostumbrados a ello y tras haberse alejado un poco de donde había anidado no había logrado regresar sin la guía del sol. Pero la ciudad era un gran faro que siempre podía ubicar, con su murallas iluminadas por varias antorchas y lámparas de aceite de los guardias.. seguro que si se acercaba y encontraba la puerta principal, desde allí podía ir hacia el alto pastizal donde había hecho su nido entre los arbustos junto al río. Así que acercándose peligrosamente a la civilización fue que sintió la presencia melancólica y solitaria.

Su corazón no presentía agresividad, tampoco malas intenciones de aquella figura, y una extraña familiaridad le dio un, quizás falso, sentido de confianza que le hizo acercarse. Intentando ayudar comenzó a tararear, una melodía suave y reconfortante que intentaba dar consuelo a un corazón acongojado. Sus pasos eran casi completamente silenciosos bajo sus pies descalzos, con una blusa blanca holgada, bordada a mano con algunos diseños en un hilo que ya se ponía amarillento por el tiempo, destacaba en la noche. Acercándose de frente, teniendo sus alas entreabiertas se veía lo oscuro del interior de estas, pero a su espalda se vería el gris claro que lo harían todo menos camuflado en la oscuridad.

Sin ver bien en la noche no lo reconoció en principio pero cuando estuvo a corta distancia le habló con confianza y amabilidad. - El corazón de lo beorcs es sensible al dolor, y habiendo tanta angustia y dolor en sus vidas, se confunden y creen que la existencia es sufrimiento. A pesar de que tu arma es afilada y tu ropa áspera, tu corazón es delicado… y en este momento está angustiado. - Hablaba en afirmaciones, era lo que sentía y lo que sabía, no necesitaba preguntarlo, para él era tan claro como para una persona ver que el cabello de aquel hombre era verde.

Se acercó un poco más pero se detuvo por fuera del área donde se estaba construyendo, como si las pequeñas estacas con cuerda que delineaban la zona donde se estaba levantando la tienda fuese un límite impenetrable. Inclinó su rostro mirando al otro con curiosidad. - Tu presencia se me hace familiar. Perdona, pero no veo bien en la noche… ¿nos hemos visto antes? -
Kaworu
Kaworu
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Filósofo, herborista

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Tarjeta de cartón
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] P9JvxLC

Experiencia :
[Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] 2aYlcp6

Gold :
1681


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] Empty Re: [Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu]

Mensaje por Aran el Miér Dic 23, 2020 2:45 am

Aran no tenía pensado quedarse mucho tiempo en las penumbras. Lo cierto es que en su día a día dedicaba poco tiempo a reflexionar sobre temas tan importantes. Usualmente le bastaba con relajar sus hombros y enfocarse en cualquier tarea que tuviera pendiente. Sin embargo, el peso de su cuerpo sobre los escombros lo detenía. Tan solo la brisa helada servía como incentivo para ponerse de pie. El soldado sabía que no podría dormir esa noche con tranquilidad, por lo que, verdaderamente, estaba en un aprieto consigo mismo, mirando todavía el mar de estrellas sobre su cabeza. Todo apuntaba a que se quedaría decidiendo un poco más de tiempo, todo hasta que notó una figura particular en el cielo. No le dio tiempo a descubrir su naturaleza antes de que aterrizara cerca de él. En un principio Aran se asustó como habría hecho con cualquier figura nocturna, sin embargo los rayos de una luz lejana delinearon su rostro, dando a entender, más o menos, de quién se trataba.

-No puede ser...-murmuró cuando aún oía la melodía. No es que Aran pudiera ver en la oscuridad, pero la figura de la garza era inconfundible. No solo eso, sino que su canto confirmó sus sospechas: era la misma garza que había visto cerca de la frontera hace ya varios días. Tenía las mismas alas oscuras por dentro, y el cabello gris y desordenado. Poco a poco la expresión de su rostro se relajó, aunque sus ojos eran esquivos. ¿Le estaba diciendo esas cosas a él? El soldado no lo cuestionó, pero tampoco halló manera de responder. Jamás habían señalado sus emociones de manera tan … directa. Eso tan solo le trajo confusión, y una mente en blanco.

Aran lo miraba fijamente, pasmado, aunque pronto se desilusionó -no intencionalmente- de que no lo hubieran reconocido a él. Puede que simplemente no le hubiera dejado mucha impresión, aunque el hecho de que fuera de noche era una justificación más probable. Sorprendido aún, tragó saliva y miró a su alrededor; de pronto sentía que varios ojos estaban -o podían- estar mirándolos, pero sacudió la cabeza. En cualquier caso, nadie se iba a acercar a un par de desconocidos como ellos en mitad de la noche, mucho menos cuando todo el mundo estaba distraído en asuntos más importantes. Aran se levantó y se acercó más donde estaba la garza.

- C-creía que a los laguz no les gustaban las ciudades. -dijo, mirando aún sobre su hombro su propia retaguardia.- Disculpa. ¿Tienes un nombre? -a pesar de todo, Aran estaba contento de ver una cara conocida en ese momento de necesidad. Casi sentía que lo había estado esperando toda la noche.

-...Siento que me veas así. Ni siquiera debería estar aquí. -cortó rápidamente sobre lo que había ocurrido. De cualquier manera, no estaba acostumbrado a hablar de esas cosas, incluso si el laguz se veía tan abierto a hacerlo. Sin embargo se quedó mirando… y agachó la vista.- ¿Viniste solo por eso? Lo puedes sentir, ¿Verdad? Investigué un poco después de conocerte. -con lo poco que podía leer, alcanzaba para repasar “Generalidades de los sub-humanos”, un libro que había encontrado apilado entre varios papeles del puesto de guardia.- No soy la única persona que se siente así. Esta ciudad está llena de soldados que han luchado y que han muerto. ¿Por qué yo? -preguntó con rapidez, sinceramente confundido. Su actitud daba a entender -todavía- que no quería mencionar la razón del propio sufrimiento. Y aún así, en su cabeza permanecían los pensamientos que lo habían llevado a ese sitio en mitad de la noche. Dentro de sí nació la urgencia de compartir, por un momento, sus dudas, pero tan solo sonrió de improvisto.- Tienes que salir de Nevassa. -le insistió, aunque sin fuerza tras sus palabras, dichas en vano porque, conociendo lo obstinada que era esa garza, una noche no alcanzaba para convencerlo.
Aran
Aran
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Sentinel

Cargo :
Guardia de Nevassa

Autoridad :

Inventario :
Jabalina [4]
Lanza de acero [2]
Tarjeta de platino
Black Relic [3]
.
.

Support :
Pelleas [Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] JEIjc1v

Especialización :
[Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] Z3NLbTu

Experiencia :
[Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] XONGImw

Gold :
314


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu] Empty Re: [Entrenamiento] One of many answers [Priv. Kaworu]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.