Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Empty [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]

Mensaje por Hazel el Mar Sep 08, 2020 11:33 pm

En medio del bosque en las fronteras que limitaban Goldoa, una persona descansaba plácida luego de una pequeña merienda a la intemperie. Sus párpados cerrados brillaban con un degradé en amarillos hacia un delineado plateado. Sus labios con un tinte anaranjado poseían una leve sonrisa, disfrutando de la apacible tarde.

El suave y dulce tintineo de las campanillas de viento llegaba lejano a sus oídos. Se encontraba algo alejado de la casa de té, pero no tanto. La suave brisa acariciaba su rostro y jugaba con los escasos mechones sueltos de su cabello. El sol en lo alto ocultándose por momentos tras blancas nubes, esparcidas en el cielo azul.

Hazel disfrutaba del viento con sus ojos cerrados, recostado contra el tronco de un árbol bañándose en su sombra. Agradecido de haber decidido trenzar su pelo en un peinado que no se arruinaría tan fácil.
Sostenía una taza vacía sobre su regazo y a su lado una tetera, también vacía, reposaba sobre el pasto de un verde vibrante junto a un pequeño cuenco.

Su momento de paz fue interrumpido por un rápido aleteo y el melódico canto de un ave en su oído. Hazel abrió sus ojos molesto, estirando una de sus manos hacia el cuenco para alejar al canario de sus bocadillos. Pero no era allí donde estaba, sino a un lado, picoteando hormigas. Hormigas sí que marcaban su camino hacia el pato, invadiendo

"… ¡MALDITOS INSECTOS!" Pensó con furia viendo como sus frutas secas y disecadas que había traído para acompañar su té ahora eran incomestibles. La idea de aplastar a los odiosos bichos impertinentes pasó por su mente. Pero con un suspiro que contenía su ira tomó el cuenco de un lado que no tenía hormigas y dio vuelta su contenido sobre el pasto, sacudiéndolo luego para librarlo de los pequeños disgustos.

Estúpidos bichos como aquellos no merecían su atención, menos su enojo. - Todo tuyo. - Le dijo al pequeño pájaro de un rojo intenso que piando armónico se acercó de a saltitos hacia la pequeña montaña de frutas y comenzó su festín.

Hazel se quedó unos minutos observando con deleite secreto como el canario se centraba en las hormigas que merodeaban sobre las frutas disecadas más que en las frutas en sí.

Al cabo de un rato, se levantó. Acomodó sus ropas, revisó que el moño en su cintura no se hubiera aflojado y recogiendo sus cosas se dispuso a regresar a su hogar con la tetera colgada de su brazo, sujetando el cuenco con la taza dentro en esa misma mano.


Pero no avanzó mucho cuando escuchó un crujido cercano. De algo pasando por entre arbustos y hojas. Pero no un animal, algo que le resultaba aún menos familiar. ¿Una persona?
- ¿Hola? - Preguntó con la mejor de sus sonrisas hacia la espesura del bosque donde había creído oír el crujido. Tal vez no era nadie, pero más le valía serlo. Hablar a la nada no era uno de sus pasatiempos y sería un gran fallo a su imagen. Aunque por suerte, si ese era el caso no había nadie para atestiguarlo.

Spoiler:
Boceto rápido porque pj fashionista(?
No me convencen los colores :|
Y me olvide el maquillaje -GASP-
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] DpV6pz1
Hazel
Hazel
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Anfitrión de casa de té

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] 7r85ipN

Experiencia :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Jm5byz1

Gold :
79


Volver arriba Ir abajo

[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Empty Re: [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]

Mensaje por Jafar el Vie Sep 25, 2020 10:01 pm

El dragón blanco estaba frustrado, aunque realmente no supiese el nombre de los sentimientos que le invadían. Estaba enfadado consigo mismo, por no haber sido capaz de cumplir con la mision que le había sido encomendada, por no haber podido ayudar al príncipe a cumplir sus objetivos. Estaba decepcionado consigo mismo, por no haber sido lo suficientemente fuerte como para acabar con los emergidos en el desierto de Hatari. Por haber tenido que retirarse el, junto con todos los dragones que le acompañaron a dicho viaje, al verse superados por la cantidad interminable de emergidos. Por no haber sido capaz de devolverles su territorio a los lobos. Pero sobretodo se sentía triste. Muy triste. Le había fallado a Kurthnaga. No había podido serle de ayuda.

Era un cumulo de emociones fuerte que se entremezclaban unas con otras. A los que no sabia nombrar y le embargaban. Y en el fondo, cuando dejaba de intentar pensar en ello, cuando intentaba centrarse en lo importante, en seguir adelante y tomar una nueva mision. Un nuevo proposito ... recordaba su fracaso. Se sentía débil. Pequeño. Inútil.

Odiaba sentirse asi. Y tras su regreso estaba comenzando a serle insoportable el mantenerser en el palacio.

Porque estaba rodeado de dragones, tal y como lo estuvo en el campamento en Hatari, tal y como lo estuvo durante toda su travesía. Porque estaba demasiado cerca del príncipe. Y aquello lo hacia sentirse aun mas débil e inútil. Un recordatorio constante de su fracaso, una pequeña vocecita sin tono de voz reconocible apostada en el interior de su mente. Diciéndole lo fracaso que era. Que no podía ayudar a Goldoa. Que no era mas que una decepción ... Para su paisa, para su clan , para Kurthnaga...

Cada vez le dolía mas el pecho y le costaba mas respirar. Las paredes del palacio se encogían a su alrededor, los dragones del lugar le ahogaban... Al final salio del lugar. De la cuidad amurallada. Por su cuenta, sin avisar a nadie.

Dejo atrás la ciudad, con el propósito de visitar lo que había sido el ultimo campamento de su clan. Los huesos de su familia. Pero a medio camino dio media vuelta. Era débil. Había fallado. No se merecía visitarlos. Si su familia hubiese estado viva no le hubiesen dado la bienvenida. No podía ir.

Asi que vago, por la familiar frontera. Recorriendo con sus pies descalzos los acantilados y el exterior de la cueva. Pisando tierra, y rocas... Al tercer dia sus pies pisaron verde. No había comido desde que dejo el palacio. Si que había bebido, una vez al dia, la pequeña cantimplora con agua en la bolsa de cuero que llevaba colgada a la espalda estaba por la mitad. Dormito un poco el segundo dia, pero no había sido capaz de dormir mucho. La opresión en su pecho le despertaba a cada poco. De todas formas no estaba cansado. Aunque le resultaba extraño. No estaba cansado pero no tenia energías, deseos, para practicar su escritura. Aunque se obligo a hacerlo. Cada dia al amanecer se obligo a llenar un par de los pergaminos que tambien guardaba en su bolsa. Antes de limpiarlo todo y ponerse en marcha. De seguir vagando.

No sabia cuanto tiempo seguiría vagando sin rumbo por la frontera. Pero volvería a palacio... cuando no le doliese tanto el pecho. Cuando sintiese que podía respirar....

A pesar de esos sentimientos que le consumían se obligo a mantenerse atento. Y fue por eso que lo capto cuando llevaba un par de horas recorriendo el bosque. Un tintineo extraño, que llegaba a sus oídos desde la lejanía. Se detuvo, intento identificarlo. Pero no era nada que hubiese escuchado antes. Frunció el ceño, molesto. Acaso se trataba de una nueva amenaza? Habia algo raro en los bosques de su patria?

Siguió el origen del sonido. Apenas apoyando sus pies descalzos, intentando no hacer ruido pero con algo menos de gracia que sus pasos habituales. Otro sonido se unió al murmullo de las alimañas del bosque y a ese desconocido tintineo. Una voz. Dio media docena de pasos hacia la misma y tras atravesar con cuidado un arbusto se encontró de par en par con el.

Un dragón. Como el. De cabello blanco y largo. De ropas raras y con objetos aun mas raros en sus manos. Lo observo con atención, clavando sus ojos dorados sobre la figura desconocida durante unos instantes. En silencio. Desconocido. Raro. Como el tintineo que escuchaba en el bosque. Acaso...

-El... el ruido... raro.... ruido raro que llena el bosque... tuyo?
Jafar
Jafar
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Silver Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Báculo de heal [1]
Vulnerary [1]
.
.

Support :
Kurth [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Iwzg0SR

Especialización :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] VbOAHUR

Experiencia :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Fy4uE7I

Gold :
629


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.