Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Anécdotas destacadas
TWITTER
afiliados




[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] XcrrjBs

Crear foro

[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Empty [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]

Mensaje por Hazel el Mar Sep 08, 2020 11:33 pm

En medio del bosque en las fronteras que limitaban Goldoa, una persona descansaba plácida luego de una pequeña merienda a la intemperie. Sus párpados cerrados brillaban con un degradé en amarillos hacia un delineado plateado. Sus labios con un tinte anaranjado poseían una leve sonrisa, disfrutando de la apacible tarde.

El suave y dulce tintineo de las campanillas de viento llegaba lejano a sus oídos. Se encontraba algo alejado de la casa de té, pero no tanto. La suave brisa acariciaba su rostro y jugaba con los escasos mechones sueltos de su cabello. El sol en lo alto ocultándose por momentos tras blancas nubes, esparcidas en el cielo azul.

Hazel disfrutaba del viento con sus ojos cerrados, recostado contra el tronco de un árbol bañándose en su sombra. Agradecido de haber decidido trenzar su pelo en un peinado que no se arruinaría tan fácil.
Sostenía una taza vacía sobre su regazo y a su lado una tetera, también vacía, reposaba sobre el pasto de un verde vibrante junto a un pequeño cuenco.

Su momento de paz fue interrumpido por un rápido aleteo y el melódico canto de un ave en su oído. Hazel abrió sus ojos molesto, estirando una de sus manos hacia el cuenco para alejar al canario de sus bocadillos. Pero no era allí donde estaba, sino a un lado, picoteando hormigas. Hormigas sí que marcaban su camino hacia el pato, invadiendo

"… ¡MALDITOS INSECTOS!" Pensó con furia viendo como sus frutas secas y disecadas que había traído para acompañar su té ahora eran incomestibles. La idea de aplastar a los odiosos bichos impertinentes pasó por su mente. Pero con un suspiro que contenía su ira tomó el cuenco de un lado que no tenía hormigas y dio vuelta su contenido sobre el pasto, sacudiéndolo luego para librarlo de los pequeños disgustos.

Estúpidos bichos como aquellos no merecían su atención, menos su enojo. - Todo tuyo. - Le dijo al pequeño pájaro de un rojo intenso que piando armónico se acercó de a saltitos hacia la pequeña montaña de frutas y comenzó su festín.

Hazel se quedó unos minutos observando con deleite secreto como el canario se centraba en las hormigas que merodeaban sobre las frutas disecadas más que en las frutas en sí.

Al cabo de un rato, se levantó. Acomodó sus ropas, revisó que el moño en su cintura no se hubiera aflojado y recogiendo sus cosas se dispuso a regresar a su hogar con la tetera colgada de su brazo, sujetando el cuenco con la taza dentro en esa misma mano.


Pero no avanzó mucho cuando escuchó un crujido cercano. De algo pasando por entre arbustos y hojas. Pero no un animal, algo que le resultaba aún menos familiar. ¿Una persona?
- ¿Hola? - Preguntó con la mejor de sus sonrisas hacia la espesura del bosque donde había creído oír el crujido. Tal vez no era nadie, pero más le valía serlo. Hablar a la nada no era uno de sus pasatiempos y sería un gran fallo a su imagen. Aunque por suerte, si ese era el caso no había nadie para atestiguarlo.

Spoiler:
Boceto rápido porque pj fashionista(?
No me convencen los colores :|
Y me olvide el maquillaje -GASP-
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] DpV6pz1
Hazel
Hazel
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Anfitrión de casa de té

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] 7r85ipN

Experiencia :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Jm5byz1

Gold :
373


Volver arriba Ir abajo

[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Empty Re: [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]

Mensaje por Jafar el Vie Sep 25, 2020 10:01 pm

El dragón blanco estaba frustrado, aunque realmente no supiese el nombre de los sentimientos que le invadían. Estaba enfadado consigo mismo, por no haber sido capaz de cumplir con la mision que le había sido encomendada, por no haber podido ayudar al príncipe a cumplir sus objetivos. Estaba decepcionado consigo mismo, por no haber sido lo suficientemente fuerte como para acabar con los emergidos en el desierto de Hatari. Por haber tenido que retirarse el, junto con todos los dragones que le acompañaron a dicho viaje, al verse superados por la cantidad interminable de emergidos. Por no haber sido capaz de devolverles su territorio a los lobos. Pero sobretodo se sentía triste. Muy triste. Le había fallado a Kurthnaga. No había podido serle de ayuda.

Era un cumulo de emociones fuerte que se entremezclaban unas con otras. A los que no sabia nombrar y le embargaban. Y en el fondo, cuando dejaba de intentar pensar en ello, cuando intentaba centrarse en lo importante, en seguir adelante y tomar una nueva mision. Un nuevo proposito ... recordaba su fracaso. Se sentía débil. Pequeño. Inútil.

Odiaba sentirse asi. Y tras su regreso estaba comenzando a serle insoportable el mantenerser en el palacio.

Porque estaba rodeado de dragones, tal y como lo estuvo en el campamento en Hatari, tal y como lo estuvo durante toda su travesía. Porque estaba demasiado cerca del príncipe. Y aquello lo hacia sentirse aun mas débil e inútil. Un recordatorio constante de su fracaso, una pequeña vocecita sin tono de voz reconocible apostada en el interior de su mente. Diciéndole lo fracaso que era. Que no podía ayudar a Goldoa. Que no era mas que una decepción ... Para su paisa, para su clan , para Kurthnaga...

Cada vez le dolía mas el pecho y le costaba mas respirar. Las paredes del palacio se encogían a su alrededor, los dragones del lugar le ahogaban... Al final salio del lugar. De la cuidad amurallada. Por su cuenta, sin avisar a nadie.

Dejo atrás la ciudad, con el propósito de visitar lo que había sido el ultimo campamento de su clan. Los huesos de su familia. Pero a medio camino dio media vuelta. Era débil. Había fallado. No se merecía visitarlos. Si su familia hubiese estado viva no le hubiesen dado la bienvenida. No podía ir.

Asi que vago, por la familiar frontera. Recorriendo con sus pies descalzos los acantilados y el exterior de la cueva. Pisando tierra, y rocas... Al tercer dia sus pies pisaron verde. No había comido desde que dejo el palacio. Si que había bebido, una vez al dia, la pequeña cantimplora con agua en la bolsa de cuero que llevaba colgada a la espalda estaba por la mitad. Dormito un poco el segundo dia, pero no había sido capaz de dormir mucho. La opresión en su pecho le despertaba a cada poco. De todas formas no estaba cansado. Aunque le resultaba extraño. No estaba cansado pero no tenia energías, deseos, para practicar su escritura. Aunque se obligo a hacerlo. Cada dia al amanecer se obligo a llenar un par de los pergaminos que tambien guardaba en su bolsa. Antes de limpiarlo todo y ponerse en marcha. De seguir vagando.

No sabia cuanto tiempo seguiría vagando sin rumbo por la frontera. Pero volvería a palacio... cuando no le doliese tanto el pecho. Cuando sintiese que podía respirar....

A pesar de esos sentimientos que le consumían se obligo a mantenerse atento. Y fue por eso que lo capto cuando llevaba un par de horas recorriendo el bosque. Un tintineo extraño, que llegaba a sus oídos desde la lejanía. Se detuvo, intento identificarlo. Pero no era nada que hubiese escuchado antes. Frunció el ceño, molesto. Acaso se trataba de una nueva amenaza? Habia algo raro en los bosques de su patria?

Siguió el origen del sonido. Apenas apoyando sus pies descalzos, intentando no hacer ruido pero con algo menos de gracia que sus pasos habituales. Otro sonido se unió al murmullo de las alimañas del bosque y a ese desconocido tintineo. Una voz. Dio media docena de pasos hacia la misma y tras atravesar con cuidado un arbusto se encontró de par en par con el.

Un dragón. Como el. De cabello blanco y largo. De ropas raras y con objetos aun mas raros en sus manos. Lo observo con atención, clavando sus ojos dorados sobre la figura desconocida durante unos instantes. En silencio. Desconocido. Raro. Como el tintineo que escuchaba en el bosque. Acaso...

-El... el ruido... raro.... ruido raro que llena el bosque... tuyo?
Jafar
Jafar
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Silver Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Báculo de heal [1]
Vulnerary [1]
Sello de Duma
.
.
.

Support :
Kurth [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Iwzg0SR

Especialización :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] VbOAHUR

Experiencia :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Fy4uE7I

Gold :
529


Volver arriba Ir abajo

[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Empty Re: [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]

Mensaje por Hazel el Lun Nov 09, 2020 2:44 pm

De entre la espesura del bosque salió un ¿niño? … Sin dinero claramente. No era su clientela ideal aunque era mejor que la nula clientela habitual, tal vez y hasta le sirva de publicidad. ¿Aunque cuánta publicidad podría dar un niño perdido, descalzo y polvoriento? Ugh, pero no era como si pudiera echarle e ignorarle así sin más. Iba en contra de su "bondad y hospitalidad" Agh, que molestia.

¡Para colmo su forma de hablar era lenta e insufrible! - Buenas tardes, pequeño dragón. - Aún así dibujó una sonrisa amable en su rostro y habló con paciencia y la voz más suave y melódica que pudo entonar. - ¿Ruido raro? - Preguntó sin tener ni la más remota idea de a qué se refería y estaba a punto de dar una vaga respuesta esquiva acerca de los sonidos que nos trae el viento cuando registró el familiar tintineo de las campanillas. Tan acostumbrado estaba a él que tendía a olvidarse de su existencia. - ¿Te refieres a las campanillas de viento? - Agregó bastante seguro de la intriga del pequeño, sin ningún cambio en su sonrisa y expresión pese al tedio que le resultaba aquella situación.

- Es su tintineo, pequeñas campanillas de madera, vidrio o metal que limpian el ambiente y atraen la buena fortuna. - Resumió una rápida explicación. Aunque se suponía también ayudaban a atraer la clientela y prosperidad al negocio… Si no supiera mejor hubiera sospechado que no eran del material correcto o no estaban ubicadas en el mejor lugar para ello. Debía ser que poca gente era digna de ser servida por su persona… No creía que el niño fuera una de esas escasas excepciones pero ah, debía hacerlo de todos modos.

- Intuyo que has transitado un camino agotador antes de llegar hasta aquí. Permíteme ofrecerte un lugar de reposo junto una bebida refrescante y un buen bocadillo. - Se ofreció amable siguiendo su propio protocolo. - La casa de té no está muy lejos de aquí y podrás descubrir el origen del sonido. - Informó y comenzó a caminar sin preocuparse de si el otro le seguía. Con la vista al frente, espalda recta y pasos controlados, no lo suficiente cortos ni lo suficiente largos, manteniendo su fluidez.
Hazel
Hazel
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Anfitrión de casa de té

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] 7r85ipN

Experiencia :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Jm5byz1

Gold :
373


Volver arriba Ir abajo

[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Empty Re: [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]

Mensaje por Jafar el Lun Nov 23, 2020 5:08 pm

Con las palabras iniciales del otro dragón el niño creería que no obtendría respuesta a sus preguntas, tal vez el otro tampoco supiera el origen de ese extraño sonido. O tal vez el mismo era tan raro que el adulto no podía escucharlo... Pero no tardaron en demostrarle que se equivocaba. Si sabían lo que era, y que era lo que lo originaba.

Frunció el ceño de forma apenas perceptible, la única muestra de la confusión que sentía al escuchar por primera vez el nombre "campanillas de viento". Sonaba similar a "campana" , cosa que si conocía y que tambien eran capaces de producir sonidos. Pero el sonido de las campanas que el había logrado escuchar a lo largo de su vida no tenían nada que ver con lo que en esos momentos oía. Y había palabras similares que no tenían relaciona unas con otras. Asi que puede que no hubiese relaciona en absoluto.

Pero eso no era lo raro, lo confuso. Jafar era consciente de su falta de conocimientos y de lo mucho que aun tenia por aprender. Asi que escuchar una palabra desconocida no era novedad. No era raro. Lo raro era el sonido. O la campanilla. Limpiar el ambiente... traer buena fortuna... Habia objetos que podían conseguir eso? Con solo un pequeño sonido raro? Jafar no notaba nada, y parecía difícil de creer que algo asi fuese posible... Pero entonces lo recordó. La magia. Magia que salía de los libros, simples objetos, y que conseguía darle forma a los elementos a voluntad del mago. Controlar la oscuridad... Entonces, seria eso acaso...

-Campanilla... limpiar y traer buena fortuna... porque es mágica?

Pregunto a aquel que estaba respondiendo sus dudas y sabia sobre ello, para confirmar si su teoría era correcta o por el contrario se equivocaba sobre ello.

Pero antes de poder responder su ultima cuestión nuevas preguntas fueron planteadas en su mente.

Habia viajado ,pero no lo suficiente como para quedar agotado, no lo suficiente como para que el pecho dejara de dolerle y poder volver junto al príncipe. No necesitaba descansar. Tampoco necesitaba beber, pues si lo deseara y lo necesitase podría hacer uso de su pequeña cantimplora, o buscar una fuente de agua en aquel paisa que tan bien conocía. Tampoco tenia la necesidad de comer, no aun, a pesar de los dias que llevaba sin ingerir alimento , y de necesitarlo ahora estaba en el bosque. Podría cazar alguna alimaña en su forma dragón. Asi que tampoco necesitaba bocadillos.

Era amable, generoso, pero innecesario. Y asi iba a expresarlo, iba a decirle que no hacia falta. Pero entonces otra palabra desconocida surgió de los dados ajenos. Otra duda se manifestó en su mente y tomo prioridad en la misma.

-Té? Que es... té?

Pregunto mientras comenzaba a seguir al otro, manteniéndose un par de pasos por detrás. Se iba, pero no le había pedido no seguirle. Y si no le seguía no podría responder a sus preguntas...
Jafar
Jafar
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Silver Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Báculo de heal [1]
Vulnerary [1]
Sello de Duma
.
.
.

Support :
Kurth [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Iwzg0SR

Especialización :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] VbOAHUR

Experiencia :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Fy4uE7I

Gold :
529


Volver arriba Ir abajo

[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Empty Re: [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]

Mensaje por Hazel el Lun Ene 04, 2021 12:29 am

La voz del niño sonó pausada de nuevo, exasperante, y Hazel se enorgulleció de su capacidad de mantener la paciencia frente a él. ¿¡Era tan difícil acabar una oración sin pausas!? - Campanilla... limpiar y traer buena fortuna... porque es mágica? - Y se sumaba que su duda era un dolor de cabeza.

¿Magica? Era una buena pregunta. El objeto en sí no poseía magia alguna, no la que uno se refería normalmente. Pero ¿Dejaba de ser magico? Cada ser un objeto es, como mínimo, poseedor de la magia que es su existencia. Así como también cosas intangibles cono un paisaje, una coincidencia o un punto en el tiempo.

Podía decirse también que todo encuentro es mágico, incluyendo su encuentro con aquél niño... Quitando el romanticismo en la expresión, por favor. Reaccionó disgustando a su contemplación interna. Pero eso no hizo flaquear su sonrisa ni la calma su voz. - Tan mágicas como una buena taza de té. - Dió su respuesta.

Sentía los pasos del pequeño tras él. No le sorprendía que hubiera decidido seguirle, era lo que había esperado que sucediera. Pero al confirmar su estadía debia dar una buena consideración a qué le serviría. ¿Cuál té, qué bocadillos? Debía asegurarse que sean del agrado de su invitado y aquello era una meta difícil sabiendo poco y nada del otro.

Fue mientras repasaba sus existencias actuales de inventario que llegó la segunda pregunta a sus oidos.

¿¡"Qué es té"!? Como persona que ha vivido toda su vida, desde su nacimiento hasta ahora, rodeado por las artes del té, sólo podía tomarse aquellas palabras con incredulidad e insulto.  Hubiera tropezado de la sorpresa y la ofensa si no fuera por su incesante práctica.

Despacio y de forma disimulada, respiró hondo para calmarse antes de responder, amable y aun manteniendo su leve sonrisa, concentrandose en no dejar que una mueca desagradable se apoderara de su rostro. - Es una bebida. Una infusión creada en base a las hojas de estas plantas. - Estiró una de sus manos y rozó al pasar uno de los incontables arbustos que plagaban la zona. - Pero no es una sola bebida, hay infinitas variedades, puedes agregarle innumerables ingredientes. Puede ser amarga, o puede ser dulce. Puede ser caliente, o puede ser fría. Hay combinaciones diferentes de té así como personas hay en el mundo. - Explicó repitiendo palabras con las que había sido criado. - Es deber de esta casa de té el encontrar la combinación destinada a cada uno de sus invitados. - Ya sea un simple té para el goce del paladar, o un té para nutrir el alma.

Al avanzar, el tintineo se hacía cada vez más notable y mientras Hazel hablaba, el destino se hizo ver tras los árboles. Avanzó derecho hacia la entrada de la casa de té y, recordando la primera duda de su invitado, al cruzar el humbral de la puerta abierta alzó su brazo libre para empujar suavemente las campanillas que tintinearon evidenciando el origen del sonido.

- Bienvenido a este humilde establecimiento. Por favor, siéntete libre de acomodarte como gustes. - Hizo una pausa para encarar al niño y señalarle hacia las pocas mesas que había preparadas para la clientela. Una fuera, a entradas de la casa y otro par dentro en la amplia sala que recibía. Cada una acompañada de sus asientos, variendo entre sillas o pequeños sofá. - Volveré en breve con el aperitivo. - Informó volviendo a darle la espalda para dirigirse hacia la cocina. Tenía que dejar los utensilios de su merienda y poner a hervir agua.

¿Qué té haría para el pequeño? ¿Algo dulce tal vez? A los niños les gustaban las cosas dulces cierto? Hm, pero no muy dulce, decidió. ¿Con qué podría acompañar? Eso dependería de qué tenía para servir... ¡Pero antes! Tenía que cambiarse. No podía preparar y servir con las mismas ropas que había dedicado a su pequeño picnic. Simplemente no hacía juego con la imagen.
Hazel
Hazel
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Anfitrión de casa de té

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] 7r85ipN

Experiencia :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Jm5byz1

Gold :
373


Volver arriba Ir abajo

[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Empty Re: [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]

Mensaje por Jafar el Miér Ene 06, 2021 1:02 pm

El niño no pudo evitar morderse los labios con fuerza para ahogar el gruñido que amenazaba con aflorar . Estaba... frustrado. Y no sabia si consigo mismo por su falta de conocimiento o con el otro por la respuesta que le había dado. Definitivamente no le había gustado nada la respuesta obtenida. No le serbia para nada. Tan mágico como una taza de te había dicho... pero Jafar no sabia lo que era el te. Y cuando le fue explicado mientras caminaba tras el dragón blanco hacia un destino desconocido, lo entendió aun menos.

Entendía algunas cosas. Se hacia con plantas, y como había muchas plantas y cada una tenia sus sabores y propiedades era normal que algo que surgía de ellas como al parecer era el te tuviera tambien distintos sabores y propiedades. Eso lo entendía, había muchas cosas que usaban plantas. Brebajes, venenos... Lo que no entendía era eso de la infusión. De la bebida. Si el sabor importaba significaba que era para comer ... verdad? Entonces... porque no comerlo directamente? Las plantas eran solidad, convertirlas en algo como veneno requería de mucho tiempo y muchos procesos. Convertir las plantas en te, en algo que beber, parecía que requeriría de mismo tiempo y esfuerzo. Siendo asi, porque molestarse? Porque no coger las plantas y comerlas y ya? El lo había hecho en mas de una ocasión, cuando tenia tanta hambre y estaba tan cansado y herido que no tenia fuerzas para cazar nada. Cuando aun vivía con el clan... comía un par de plantas para recobrar algo de energía y poder seguir.

Pero nunca había hecho bebidas con ellas.

Raro. Muy raro.

Y lo que era mas raro aun era la relaciona entre las campanillas y el te. Como podría ser lo mismo un sonido y algo que se bebía? Como podía ser mágico algo hecho con plantas? Las plantas no eran mágicas ... Entonces... El te no era mágico? Las campanillas no lo eran? Porque decía entonces el dragón frente a el que si lo eran.

El otro dragón era raro. Y decía cosas raras. Y Jafar no entendía la mitad, y no le gustaba no entender... Y tampoco le gustaba no saber porque no entendía ... Y ahora que lo pensaba. No sabia el nombre del dragón al que seguía. Pero eso tenia facil solución.

-Tu nombre? No lo se...

Formulo su pregunta poco antes de alcanzar su destino. Una casa en mitad del bosque. Nada raro ni nada digno de admirar a ojos del infante. Si el dragón sin nombre vivía en el bosque necesitaría un lugar donde hacerlo. No importaba cual fuese dicho lugar ,su forma, materiales ni decoración ... aunque si le pareció raro que hubiese tantas mesas y sillas. Pero lo ignoro, centrando su atención en las campanillas de viento ,cuyo sonido era mas elevado que nunca . Aunque no lo suficientemente alto como para molestar.

Pero si que llamo la atención de Jafar. Pues nunca había visto un objeto semejante. Cuando el otro dragón albino desapareció de su vista, dándole a entender que esperase alli, el niño aprovecho para clavar su mirada y su atención en el objeto misterioso. Lo observó en silencio, viendo como el viento las hacia mover y sacaba de ello distintos sonidos dependiendo del lugar al que el objeto se moviese, dependiendo como chocase entre si. Impulsado por su curiosidad tomo la puerta de la casa y la movió un par de veces, haciéndola chocar contra la campanilla, pues por su altura el no alcanzaba a moverlas directamente con sus manos . No al menos en su forma humana. El sonido provocado era mas elevado, pero no era distinto. Su curiosidad quedo saciada y avanzo hacia su siguiente objetivo.

Acomodarse.

Si no había entendido mal, y esperaba no haberlo hecho, podía elegir entre el interior de la casa y el exterior. No había ni que pensarlo . Se quedo fuera. El interior era desconocido, lleno de trastos y pequeño. Jafar estaba acostumbrado a dormir a la intemperie, a acampar, y aunque si habitacion en el palacio era una no muy grande el palacio en si era muy grande y amplio. Le gustaban los espacios abiertos y la tierra bajo sus pies. No le gustaba estar encerrado... Y las sillas tampoco parecían cómodas. Estaba mas acostumbrado al suelo. Kurth en mas de una ocasión lo había descubierto durmiendo en el suelo en lugar de su cama. Y esta vez no seria distinto. Tomo asiento fuera, sentándose en el suelo de piernas cruzadas.

Y ahora... a esperar.
Jafar
Jafar
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Silver Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Báculo de heal [1]
Vulnerary [1]
Sello de Duma
.
.
.

Support :
Kurth [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Iwzg0SR

Especialización :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] VbOAHUR

Experiencia :
[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Fy4uE7I

Gold :
529


Volver arriba Ir abajo

[Social] Un niño perdido [Priv. Jafar] Empty Re: [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.