Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Campaña] En la Torre [Privado | Yuuko]
por Yuuko Ayer a las 6:20 pm

» Transacción entre personajes
por Onix Sáb Nov 28, 2020 10:18 pm

» [Campaña] Lo Humano [Privado | Luzrov]
por Eliwood Vie Nov 27, 2020 10:29 am

» [Social] A beautiful dress for battle(Flashback: Khigu-Guzman)
por Khigu Jue Nov 26, 2020 8:37 pm

» Libro de Reglas
por Hanako Jue Nov 26, 2020 3:05 pm

» The Witcher | Normal
por Invitado Jue Nov 26, 2020 1:58 pm

» [Campaña] Donde vayas, donde estés... [Privado | Kaworu]
por Shinji Miér Nov 25, 2020 10:37 pm

» [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]
por Kyleb Mar Nov 24, 2020 12:37 am

» [Social] La perla y el diamante [Priv. June]
por Azazel Lun Nov 23, 2020 10:57 pm

» [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]
por Jafar Lun Nov 23, 2020 5:08 pm

Anécdotas destacadas
TWITTER
afiliados




[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 XcrrjBs

Crear foro

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Vie Oct 23, 2020 1:56 pm

La falta de seguridad que mostró Kyleb al momento de responder no ayudó mucho al pelinegro a sentirse mejor consigo mismo, pero si lo ayudó de alguna forma a internalizar mejor lo que estaba sintiendo y a buscar una razón lógica detrás de sus acciones. Si ya estaba nervioso de cruzar ese borde que se había impuesto mentalmente desde el momento que comenzaron a besarse, las palabras del sacerdote solo ayudaron al espadachín a buscar motivos para reforzar aún más ese límite.

El silencio invadió completamente la habitación, un silencio tenso y acalorado, que pareció durar más de lo que Stanley quería.

Cielos… ¿Por qué dije eso?” Preguntó en su mente, quejándose y regañándose a sí mismo por ser tan inseguro “¿Es que acaso no puedo hacer nada bien? ¿No tengo orgullo o qué?

Al ver que el pelirrojo desviaba la mirada, sin darle una respuesta satisfactoria, el espadachín comenzó a desesperarse. Su lucha interna proseguía, teniendo un pensamiento negativo tras otro, regañándose a sí mismo por cómo había arruinado aquel bonito momento con sus comentarios innecesarios, y generar la visible tensión e incomodidad de su compañero.

Vaya novio que soy. No ha pasado ni medio día y ya he vuelto a hacer una estupidez” Pensó amargamente, torturándose “Kyleb no quiere decir nada para no lastimarme, pero es obvio que lo hago sentir incomodo, desde aquí puedo ver que esta confundido y preocupado por mi…” Stanley quería decir algo para tranquilizarlo, disculparse de inmediato y retractarse de lo que había dicho, pero sus labios tan solo temblaron y las palabras nunca pudieron salir de su boca “Debo dejar de hacer que se preocupe…” Continuó, cerrando los ojos para concentrarse- “Vamos Stanley, todo está bien. Solo dile que estás bien…

Stan…

El chico llamado Stanley se estremeció levemente luego escuchar su nombre, abrió los ojos y parpadeó un par de veces, como si acabara de despertar de un sueño.

S-Stan, a-acércate un poco y escúchame...

El pelinegro dudó por unos momentos en hacer caso a su petición, desviando la mirada brevemente y con vergüenza. Hasta que al final, tuvo el valor de regresarla al pelirrojo e inclinarse un poco hacia él.

Solo un… Un poco más.

El chico se acomodó en el mueble y se acercó un poco más, hasta que los dos quedaron en una posición muy íntima, en la que el pelirrojo tuvo espacio suficiente para poder acercarse y susurrar en el oído de Stanley.

A mí... si me gusta.

Stanley se quedó mudo de la impresión, sintiéndose confundido y abrumado por el calor que se filtraba en su carne, haciendo que su rostro se pusiera incómodamente caliente mientras miraba a Kyleb.

Más de lo que creía… yo...no quería que te detuvieras, de verdad

Su corazón comenzó a latir más. Ahora la cara de Stanley realmente en llamas y la sensación fantasmal de la piel de Kyleb en sus labios lo invadió, ardiendo como una marca en su carne, un sabor adictivo, difícil de olvidar. El espadachín tragó saliva, y se quedó en completo silencio.

Eres la única persona que me ha correspondido en mi vida… y…no quiero perderla, me gusta todo de ti, totalmente todo

¿De verdad piensas eso?” Preguntaba el pelinegro confundido, sin poder decir una palabra, sintiendo que en algún momento se había desmayado, sin estar consciente de ello- “¿Estaré soñando?” Pensó, hasta que sentir la palma de Kyleb acariciar su pecho hasta llegar a su corazón “No, no estoy soñando… Mierda… ¡Mierda!” Quizás el pelirrojo le había lanzado un hechizo y se estaba imaginando todo. Que todo fuera una representación de su deseo, para hacerle cambiar de idea.

Quiero explorar este mundo nuestro y hundirme a tu lado, quiero que… que…que me digas que no hay que temer como le lo has dicho antes, quiero que seas quien me lleve por la marea  por más que nuestro amor este mal para los otros.

Stanley tenía muchos deseos de abrazar fuertemente a Kyleb en ese momento, pero en lugar de hacerlo, se contuvo para no interrumpirlo, quedándose escuchando cada palabra que el pelirrojo decía, sin moverse mucho y sintiendo sus ojos arder por la felicidad que se negaba a sentir, pero que inevitablemente estaba sintiendo.

Y lentamente el espadachín comenzó a creer en las palabras del mago. Comenzó a creer que no estaba solo. Que seguía siendo amado aunque tuviera defectos. Que estaba bien ser egoísta. Que estaba bien que se sintiera nervioso e inseguro. Que podía tomarse su tiempo para exploraban juntos esos sentimientos que tenían hasta donde la curiosidad dijera.

Los brazos del pelinegro comenzaron a sentirse débiles tras todo el tiempo que estuvo en la misma posición. Por lo que, cuando Kyleb le propuso que le daría un masaje, el espadachín movió su cuerpo un poco, aprovechando el espacio libre y angosto para recostarse cerca del pelirrojo, sin aplastarlo.

- Perdona, estabas diciendo cosas tan bonitas, que no quería interrumpirte. Por eso no dije nada- Dijo finalmente el pelinegro, sonriendo de manera cansada mientras observaba a la cara a su compañero- Gracias por ser tan bueno conmigo, de verdad. Me siento… Me siento mucho más tranquilo después de que dijiste eso- Comentó, mientras acercaba su mano hacia el rostro del contrario, acariciando superficialmente su piel y posteriormente usar sus dedos para juguetear un poco con sus rizos rojos- …Pensar que, cuando me confesé, me sentía muy nervioso, diría que muy asustado, aterrado… Porque, pensé que me rechazarías, ya que eras, bueno, somos, súper mejores amigos- Confesó con vergüenza, distraído con la suavidad del pelo de Kyleb- El Stanley que conociste de pequeño, y la persona que soy ahora… Ambos parecen muy diferentes uno del otro… He cambiado mucho durante este tiempo, crecí, aprendí a luchar y me enamore de mi mejor amigo…- Pausó- He cambiado tanto, que a veces temo que pueda perderme a mí mismo el día que recupere la memoria. Que la persona que soy ahora desaparezca, y sea reemplazada por alguien más- La expresión del espadachín se había tornado seria, mientras pausaba para pensar en algo positivo que decir para calmar la tensión, al final, una risa nerviosa escapó de sus labios- Cuando la guerra de los emergidos se calme un poco, creo que dejare de ser mercenario y me dedicare a algo más relajante- Soltó, tras terminar de reír, moviéndose un poco para acurrucarse cerca de Kyleb- Me dedicare a algo que me haga feliz y me deje tiempo para estar contigo, poder explorar este mundo nuestro y hundirme a tu lado- Después de todo, si iba a “desaparecer” del mundo, quería aprovechar cada minuto que tenía para disfrutar y seguir creando bonitos recuerdos- Pero ahora, estoy… Estoy un poco mareado, y me duele un poco la cabeza- Tras decir eso, usó sus pesados brazos para abrazar el cuerpo del pelirrojo e impedir que se levantara- Estaré bien, solo es la tensión dispersándose, solo necesito descansar, dormir un poco…- Suspiró, para luego cerrar los ojos y abrirlos de nuevo, segundos después- Tardare un poco en hacer eso, pero, tal vez, tal vez un masaje me ayude a relajarme y a sentirme mejor…- Murmuró en voz baja, fingiendo algo de inocencia antes de liberar a su pequeño rehén de sus brazos para que tuviera espacio para moverse.

Off rol:
Stanley tiene problemas para dormir, como ya se mencionó previamente, y en este otro tema.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Vie Oct 23, 2020 11:00 pm

La preocupación de Kyleb aumentaba mientras los segundos pasaban, seguramente Stanley si necesitaba algo de espacio porque no parecía estar bien « Stanley… »  no evitaba sentirse preocupado, bastante preocupado, sentía que todo lo que dijo no sirvió de nada «Debería dejar de hablar demasiado, de expresarme tanto» pensó con un dolor en el pecho bajando la mirada con cierta tristeza, suspirando. Cuando creía que tenía que levantarse para poder darle un respiro, el pelinegro comenzó a acomodarse debido al cansancio de sus brazos, de tal manera que se recostó al lado del pelirrojo , bastante cerca para que el más bajo dejara de lado la idea de levantarse.


"Perdona, estabas diciendo cosas tan bonitas, que no quería interrumpirte. Por eso no dije nada"

Aquellas palabras hicieron que  su corazón se sobresaltara, sintiéndolo tan cerca, disculpándose por no hablarle, viéndolo  fijamente por el cual al devolverle la mirada, ambos ojos se miraron fijamente —  Entiendo… — sus ojos tintineaban por alguna razón, más con aquellas palabras.

"Gracias por ser tan bueno conmigo, de verdad. Me siento… Me siento mucho más tranquilo después de que dijiste eso."

El pelinegro comenzó a acariciar de forma superficial el rostro pecoso del mago, recorriéndolo hasta llegar a su cabello, jugueteando con sus suaves rizos haciendo que Kyleb se relajara de a poco — Estuviste perdido, yo te encontré, yo te guié, tu me guiaste, eres los mas preciado que tengo, daría lo que fuera por ti, como super mejor amigo y como novio — habló ante aquellas palabras dichas por su amado, desde que supo que perdió la memoria, ya estaba consciente de todo , de lo difícil que sería, sin importar si llegara a llevarse bien o mal, iba a darle todo, a ayudarlo, a ser bueno con él, era la única persona en la que confiaba a pesar que no fuera mutuo en un principio, tan cercana a él aunque estuviera amnésico.

El espadachín continuó hablando, el pelirrojo se acomodo a escucharle  oyendo cada palabra que decía, oyendo su miedo y nervios ante querer confesarle sus sentimientos, seguramente si Kyleb se hubiera dado cuenta de sus propios sentimientos hacia Stanley antes de haber llegado a Ilia, su miedo sería tan grande a un punto que sentiría que sería un hecho que el pelinegro le rechazaría , compartía tanto ese sentimiento que no le fue difícil empatizar con él. Siguiendo su escucha, ahora hablaba de su yo actual, de su yo del pasado , por más que tuvieran sus pequeñas diferencias, habían muchas cosas que tenían en común incluso que para el sacerdote le recordaba su niñez con nostalgia.

“He cambiado tanto, que a veces temo que pueda perderme a mí mismo el día que recupere la memoria. Que la persona que soy ahora desaparezca, y sea reemplazada por alguien más.”


Kyleb no podía evitar pensar en algo malo , influenciado por las palabras del contrario, su seriedad y con la teoría que tuviera en mente, tal vez tenía miedo de tener que empezar otra vez, muchas opciones de lo que sucediera al final, si logra recuperar la memoria o no, entre ellas que todo su esfuerzo haya sido en vano, que tal vez vuelva a recordar antes de perder la memoria pero todo lo que ha vivido hasta ahora se borre de su cabeza, su experiencias, su enamoramiento, o que simplemente volviera a olvidar otra vez o que tal vez nunca recordaría nada de su pasado o… «No pienses en esas cosas, todo saldrá bien, podrás afrontar lo que sea que pase» haciendo lo posible en pensar de manera optimista « duela el corazón o no, soy fuerte, soy bastante fuerte » soltó en sus pensamientos antes que fuera peor a pesar de que sus ojos se cristalizaron en el proceso.

"Cuando la guerra de los emergidos se calme un poco, creo que dejare de ser mercenario y me dedicaré a algo más relajante"

La pequeña risa que dio y las palabras siguientes sintieron como calmaban su corazón, realmente para Kyleb su chico era como la luna, por más que estuviera sola, perdida en medio de la noche, podía ver su luz reflejar en su hermosa piel —¿Lo dices en serio? — preguntó mientras Stanley se acurrucaba a su junto, el pelirrojo acarició el cabello del chico suavemente, mimándolo un poco.

"Me dedicaré a algo que me haga feliz y me deje tiempo para estar contigo, poder explorar este mundo nuestro y hundirme a tu lado"

Sintió su corazón saltar ante esas palabras, recordando aquello que dijo sobre querer volver a Chon’sin tras todo termine, ir por él, hasta planeaba vivir en ese país para estar a su lado, realmente le llenaba de felicidad oírlo, imaginarse que escaparía juntos una tarde o una noche o incluso un día completo para estar a solas, amarse sin que nadie los vea, le latía más el corazón con solo imaginarlo, siendo para la gente del exterior unos (super) mejores amigos, amigos de la infancia, buenos compañeros, sin saber que ambos tenían un amor secreto, que ambos eran novios en el fondo, todo tan discreto y oculto como en esos libros, a pesar del miedo le daba algo de adrenalina, era el riesgo que aceptaría si era para sentir la presencia de Stanley tan cerca y disfrutarla.

Finalmente el pelinegro demostró lo cansado que estaba tras cambiar el tema,  el sacerdote esperaba que al menos, si se quedara dormido, no sufriera alguna pesadilla, realmente quería que al menos tuviera un bonito sueño tranquilo y durmiera lo suficiente, ya vería luego tras investigar si descansar aun así, no podía evitar pensar en otra cosa que fuera lo que lo dejó de esa manera  —  ¿No te habrás resfriado o algo? Cielos, espero no haberte contagiado antes y…

“Estaré bien, solo es la tensión dispersandose, solo necesito descansar, dormir un poco…”

Junto con un abrazo, aquel pelinegro hacía lo posible para que Kyleb no se levantaba ya que estaba haciéndolo justo cuando le estaba hablando, el más bajo terminó estando otro momento más a su lado incluyendo que le agrada el calor que desprendía el contrario — Esta bien, solo espero que te haga bien, ya que pelear y no tener buen sueño sabiendo que usas las espada, no es una buena combinación que digamos — le comentó en respuesta a lo que había dicho, realmente quería que estuviera relajado y en buenas condiciones, en poco, sus oídos se mantuvieron atentos al oír que aceptaba el masaje, el sacerdote no evitó sonreír levemente mientras era liberado por el fornido lobo para darle espacio y acomodarse — me alegra saber que aceptas el masaje — seguido de darle un pequeño beso en los labios y levantarse de ahí, permitiendo al espadachín colocarse en una buena posición — necesitaré que te acomodes boca abajo, no hay problema que estes en todo el sofá, colócate de tal manera que puedas descansar tranquilo —le indicó mientras iba por su bolso y sacar un frasco entre tus cosas, contenía un aceite que había preparado gracias a la enseñanza de una persona del dojo, el entrenamiento aveces provoca dolores musculares siendo muy útil si masajeas la zona del dolor con ella, un aceite  que relaja y alivia el dolor,  como Kyleb estaba consciente que necesitaría alguna crema o aceite relajante para ello, era perfecta, por el viaje y las peleas, aquello era útil.

Dirigiendo la mirada hacia su compañero, recordó algo que tenía que ver con lo que haría, lo puso algo nervioso pero suspiro intentando relajarse, calmar sus energías — uh… al ser un masaje de este tipo, relajante y eso… t-te pediría que te quites la camisa — habló con algo de vergüenza, aunque fueran ambos hombres, igual tenía algo de pudor en su interior teniendo en cuenta que eran novios— p-pero no es necesario, así que para que cuando te duermas no pases frío...por si acaso  — porque igualmente le va a arropar con sus abrigos para que mantuviera el calor de su cuerpo— yo me las arreglo así, será sencillo... — tragó  saliva en silencio para luego acercarse al sofá,  abriendo el frasco aplicó el aceite  en una de sus manos  y luego dejaba el recipiente a un lado , se inclinó un poco apoyando  algo luna de sus piernas en un costado del sofá, al menos ser bajo tenía sus ventajas a lo que iba hacer, comenzó a aplicar el aceite en sus manos frotándose entre sí, calentándolas poco «Piensa en algo bonito, algo positivo, los masajes también transmiten energías » se dijo mentalmente mientras miraba a su espadachín, cuando estaba listo, levantó la camisa del contrario hasta sus hombros con algo de timidez, plegandola para que no incomodara, acarició suavemente la espalda un poco para sentir el desliz de sus manos en la piel ajena, se sentía bastante formada e incluso firme con solo apoyarse, evito pensar cómo se vería aquél abdomen de frente con las intenciones de concentrarse en el masaje, seguido de ello  se acercó al oído del contrario y le susurró suavemente — Solo relajate, respira suave en lo posible. Deja que tu Sol se ocupe de esto ~ — como si quisiera coquetearle pero sin estar seguro si lo hizo bien.

Ya en una posición mejor, comenzó a masajear la espalda del pelinegro, deslizando suavemente la palma de sus manos desde la mitad de la espalda hacia arriba, llegando a los omoplatos, extendiéndose la caricia hasta deslizarse en sus hombros, todo ello aplicando una presión adecuada y sin provocarle dolor, volviendo a repetir el ciclo un par de veces más para luego, desde un punto adecuado cerca de los hombros, colocar sus las palmas en el centro de la columna y masajear hacia los costados , como si estuviera estirando una manta, con suavidad, haciendo el mismo proceso pero descendiendo por la espalda  ajena y luego lo mismo pero subiendo — ¿como se siente? — preguntó curioso — ¿lo hago bien? — necesitaba saber su opinión porque lo que hacía era diferente que un simple masaje de hombros — cualquier incomodidad o algo me dices, en el caso que no... sabré que te dormiste — rió leve con un poco de rubor en sus mejillas, aquellos masajes los hizo por unos dos minutos para luego proceder con otro, este era muy parecido al anterior solo que de costado, deslizando sus palmas por un extremo de la espalda hacia el otro, presionando un poco y luego deslizarse hacia el punto de inicio y volviéndolo a repetir, así por toda la espalda durante un par de minutos.

Curioso con todo y esperando que esto le ayudará a relajarse, jugueteó un poco sin perder el toque del masaje mientras aún sentía que Stanley estaba despierto, comenzó a deslizar sus manos por los costados de la espalda, contorneándolo y presionando levemente sus dedos para luego acariciar su cintura, gracias a su masajes anteriores, la piel ajena estaba en una temperatura elevada, lo suficiente y adecuado para que fuera efectivo el masaje, deslizó las palmas por la espalda ajena  hacia sus hombros masajeando ahí y en la zona de los omoplatos, seguido de hacerlo levemente en la parte inferior del cuello, jugueteando con los dedos — Con esto... hace que tu piel se sienta suave...— le susurró — la piel del lobito es tan suave~ — rió un poco, al menos gracias a eso le hacía sentirse positivo y al menos tener un buen humor durante el masaje, de todas maneras era de forma íntima con su espadachín — na na na ~ ♫♪— comenzó a tararear un poco tras alejar su rostro y focusearse en el masaje, principalmente aquel tarareo era de lo que había tocado antes con su arpa de lira.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Sáb Oct 24, 2020 8:05 pm

En el momento que el pelirrojo se acercó para besarlo, el espadachín no evitó sonreír y cerró los ojos brevemente, preparado para ser consentido un tiempo más, antes de dormir. Como era la primera vez que recibía un masaje, siguió las indicaciones de su compañero, moviendo su pesado cuerpo para estirarse y acostarse por completo en el sofá, con la cabeza recostada hacia un lado, mirando hacia la espalda de Kyleb, quien estaba en el momento revisando su bolso.

- Oye, Ky, ¿alguna vez te han dicho que tienes un bonito trasero?- Preguntó tontamente el pelinegro, admirando desde aquella posición la retaguardia del mago- Porque, realmente tienes un bonito trasero- Terminó por decir, riéndose un poco de su propia confesión y luego suspirando con visible cansancio- …Ahora que lo pienso, ¿necesitas que me quite la camisa?

Stanley no sabía mucho sobre masajes, pero conocía lo más básico. Suficiente para saber sobre el uso del aceite sobre la piel para ayudar en el proceso de mejorar la circulación y calmar los músculos del cuerpo.

Uh… al ser un masaje de este tipo, relajante y eso… t-te pediría que te quites la camisa. P-pero no es necesario, así que para que cuando te duermas no pases frío...por si acaso

El chico hizo una larga pausa, viendo con los ojos entrecerrados (y cansados) la preocupación en el rostro de su compañero, preguntándose por qué Kyleb parecía tan nervioso de pedirle que se quitara la camisa.

-  ¿Por si acaso?- Pregunto sonriendo, y alzando una ceja.

Yo me las arreglo así, será sencillo...

Al escuchar la palabra “sencillo” Stanley no pudo evitar soltar una pequeña risa.

-  Jeje, ok…- Termino diciendo, sin querer insistir en el tema.

Momento después de decir eso, el espadachín soltó un bostezo y cerró los ojos, queriendo concentrarse en la suavidad y calor que le daba la comodidad del sofá. El tiempo pasaba, y Stanley comenzaba a sentir frio en su cuerpo por la poca ropa que llevaba puesta. Oyó pasos suaves cruzando la habitación, los pasos de Kyleb acercándose con la botella de aceite. Los parpados del espadachín se tensaron un poco, permaneciendo cerrados luego de sentir al sacerdote sentarse a un costado.

Después de eso, el pelinegro esperó pacientemente a que su compañero iniciara con su magia; escuchando con atención los sonidos en el ambiente y sintiendo como levantaban por detrás su camisa. Stanley tragó saliva y se quedó en total silencio, respirando profundamente para intentar relajarse. Cuando el pelirrojo tocó finalmente su espalda y comenzó el masaje, el cuerpo de Stanley se estremeció levemente, haciendo que cerrara los ojos con fuerza ante la sensación de la mano aceitada en su espalda, deslizándose por debajo de su camisa, y haciendo contacto con sus tensos músculos.

Solo relájate, respira suave en lo posible. Deja que tu Sol se ocupe de esto ~

- Es-está bien…- Respondió el espadachín, intentando ceder al toque de manos que intentaban consentirle y darle atención- “Es solo un masaje, es solo un masaje…”Repitió varias veces en su mente.

Stanley respiró lento y suave, hasta quedar en un estado de paz y completa tranquilidad. La liberación de estrés y tensión tuvo un efecto sumamente agradable; a medida que cada grupo de sus músculos soltaba su agarre, también fluyó mejor la circulación de sangre en el cuerpo. Se podía ver que la postura del espadachín comenzaba a realinearse, el arco de su espalda previamente rígido volviendo a la normalidad. En ese momento, Stanley estaba en un estado feliz y relajado. Su mente era como un estanque placido y donde la energía fluía con facilidad. La incomodidad que hubo entre los dos chicos hace unos minutos ahora tenía un espacio de confianza y tranquilidad.

¿Cómo se siente?

El espadachín apenas se movió un poco para dar una respuesta.

- Lo haces…tan…bien- Hablo el pelinegro, de forma que  su voz ya se desvanecía en volumen debido al cansancio- Más arriba… A la izquierda… Justo ahí…- Pronunció en un suspiro, sintiendo los nudos y la tensión donde los dedos aterrizaran, y el aceite orgánico acelerando el proceso de su des-enrollamiento.

El espadachín podía oír la voz del mago hablándole suavemente mientras continuaba masajeando, pero apenas era consciente de lo que le estaba diciendo. El constante sonido de su voz, su risa, su tarareo le relajó más de lo que esperaba.

Stanley recordó el día que conoció a Kyleb en el templo de Chon’sin, la sonrisa que tenía el mago cuando se vieron por “primera vez”, el calor de su abrazo, su felicidad y las lágrimas que cayeron en su rostro, mojando ligeramente su ropa. Hablaron mucho ese día, sobre eventos pasados, la pérdida de memoria de Stanley, los brazaletes y las cartas. Esa misma noche los dos cenaron una carbonada seca, y bebieron té verde.

¿Cuánto tiempo había pasado desde eso? ¿Cuántos días? ¿Cuántas semanas? ¿Cuántos meses? ¿Cómo llego el espadachín enamorarse de ese chico de cabellos rojizos al que ahora consideraba como su Sol? ¿Cuándo fue?

Buscó profundamente en su mente, y lo recordó. Ese pensamiento, combinado con lo relajado que estaba, fue suficiente para terminar de sumergir al espadachín en un sueño profundo y reparador.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Mar Oct 27, 2020 12:35 am

Las señales que daba el pelinegro  demostraban lo efectivo que estaba siendo el masaje que le aplicaba , procuraba recorrer toda la espalda ajena y hombros liberando cualquier nudo de tensión que tuviera , haciendo que el relajo del contrario sea plena y tranquila « Espero que así pueda dormir mejor»  pensó en su mente sintiendo como el chico ya estaba a su merced y de apoco se dormía «Haces que me den ganas de acostarme contigo y abrazarte» dijo mentalmente sin evitarlo mientras finalizaba y le acomodaba la camisa dándole una caricia en la espalda con una de sus manos.

Viendo como su luna dormía plácidamente en el sofá, aprovechó el momento para cerrar y guardar el aceite que utilizo, tomar la capa y abrigos ajenos  para arroparlo con ellas evitando que no tuviera frío, hipnotizado con la ternura del contrario, mientras le arropaba  le miró fijamente al rostro sonriendo cálidamente  — eres tan bonito, tan leal, no sé qué hacia sin ti…. — le susurró acariciando suavemente sus cabellos oscuros seguido de darle unos pequeños besos en las frente —Duerme bien ~— le hablo por ultima vez  y  así poder levantarse de su posición.


Lentamente el frío se apoderaba de su cuerpo comenzando a temblar sin remedio cual gato empapado, rápidamente fue a ponerse su túnica, gorro y abrigo frotando sus brazos por debajo del último « Quisiera que ese calor volviera » pensó frustrado mientras se sentaba en su silla frente a la mesa  acurrucado a sí mismo mirando las cosas que había en la superficie « Debo seguir con la investigación , no deben haber más distracciones » se dijo a sí mismo algo apenado sabiendo que era bastante concentrado cuando se tratan de estas cosas, era casi la primera vez que se desvía de su quehacer, pero al ser Stanley y sus sentimientos por él , no evitó pasar en lo posible unas horas a su lado los cuales valieron la pena, bastante.


Revisando sus notas, volvió a tener en sus manos el libro que había traído en el cual comenzó a ojear y leer aquellas opacas páginas teniendo de apoyo de lo que había anotado anteriormente , por alguna razón cada cosa le daba mala espina al notar por donde lo estaba llevando, el uso de runas era tan variado para toda el área mágica que era esperable que fuera tan contraria a el mago de anima que es Kyleb. Se mantuvo leyendo el libro por un par de horas y así terminar lo que le quedó de su sándwich, a medida que avanzaba veía  como cada vez sus teorías eran ya casi una verdad, no negaba que cada cosa parecía ser útil, no obstante, el uso de algunas cosas para ciertos magos oscuros parecía realmente maligno y peor por los posibles daños psicológicos que pueda dar al ser iniciado en esa rama, aun así, no puede tomar todo tan real si no ha leído lo suficiente del libro, el sacerdote se preocupo de enfocarse en lo que estaba buscando.

Citas relevantes del libro que leyó Kyleb:

El uso de las runas en las artes oscuras es muy parecido a las que usan los magos de ánima, sin embargo, en este tipo de rama se destacan en el uso de maldiciones, adivinaciones e iniciaciones.(...)

Las maldiciones son de uso táctico y defensivo cuando se está en batalla, sea implicando devolver el doble de daño recibido por un ataque enemigo, un daño paulatino para tener ventaja o dar un “daño” anticipado  como si fuera una premonición, a pesar de lo dicho anteriormente, estos no son necesariamente de un daño literal, algunos simplemente buscan bajar la guardia del enemigo o darle un tormento si este es bastante peligroso, estos pueden variar como un dia de mala suerte, cambió de apariencia e incluso que una maldición específica perdure por años.(...)

Las runas en este tipo de área pueden ayudar a retener por más tiempo una maldición, este es mayormente usado por Hechiceros ya que son de una magia bastante avanzada o aquellos que ha aprendido más allá de los límites que le otorga su rama, en la iniciaciones las marcas visibles en la piel son una forma de identificar de qué templo u orden se ha iniciado, mayormente los más conocidos son los que se hacen identificables de esta forma teniendo incluso más allá que un solo pacto de sangre grimleal, no obstante, los símbolos que portan son totalmente diferentes a la de un branded e incluso si el sujeto ha sido maldecido. Dependiendo de la maldición que se ha lanzado sobre una persona, la marca que posea siempre tendrá una runa distinta, incluso aquellas que no parecen dar indicio de lo que es a menos que ya tengas conocimientos previos de dichas maldiciones, estas mantienen la maldición de forma permanente sea hasta la muerte del usuario , que otro mago de la misma rama logré invertirla y eliminarla de la víctima (siendo la más recomendada y utilizada ) o buscando otros métodos, todo esto dependiendo de la maldición aplicada , la marca que posee las maldiciones se destacan por ser de color negras (en su  gran mayoría)  o de un tono oscuramente rojizo (...)

El pelirrojo tuvo que releer lo que había encontrado un par de veces para revisar que no se estaba imaginando nada, y tras esto suspiro  mientras se llevaba una mano a la cara deslizándose como si quisiera despertar « Si me llego a encontrar a quien te hizo esto juro que haré que arda en las llamas del infierno » soltó molesto mientras se estiraba en la silla, mirando al techo « Así que al final era lo que menos quería que fuera...» manteniéndose en silencio mientras miraba el techo, todo el rollo que se hacía en la cabeza terminó siendo más que una simple teoría « pero de todas maneras era lo más obvio, si no era algo de mis conocimientos tenía que ser lo otro » entrecerró los ojos « Stanley...¿Qué fue lo que pasó?¿En que te metiste para que tuvieras que ser maldecido por alguien a ese nivel? » Kyleb no quería pensar lo que habría hecho antes de perder la memoria, su conocimiento era nulo y no quería inventarse cosas, esperaba que no haya sido blanco de alguien que quiso experimentar con él o una simple equivocación del enemigo.

Cerró los ojos unos minutos para calmar sus sentimientos, tenía miedo, molestia, inquietud, tenía la sensación de que la buena suerte no estaba de su lado, como si el destino estuviera siempre en su contra, primero reencontrarse con su súper mejor amigo y ver que no lo reconoce porque perdió la memoria, luego nacen sentimientos por él, le corresponden pero su enamoramiento y amor mutuo está mal debido a la visión de la sociedad , ahora la pérdida de memoria de Stanley fue producida por una maldición, como si aquellos hechos se hubieran puesto de acuerdo para ir una tras otra « Pareciera que el destino  quiere que este solo toda la vida » siendo una de las cosas por las cuales pensaba por qué su optimismo no se apagaba sin importar qué cosas se fueran demasiado abajo para él. El mago volvió a posicionarse bien en la silla comenzando a anotar lo que había encontrado, era lo único que podía hacer por ahora, anotando y mostrando lo cierto que era si teoría.

« ¿Dónde encuentro un Hechizero que no esté loquito para que me ayude a quitarle la maldición a Stanley? » soltó suspirando « ¿Cómo se lo digo a Stanley? ¿Que lo que tiene es una maldición? » realmente el sacerdote no quería asustar al pelinegro con algo así, por más que la verdad sea dicha, no quería tampoco dejarlo ir solo a donde tenga que ir para que le quiten la maldición, todo ello dependería cómo reaccionara a la noticia « En el caso de no encontrar a alguien, investigaré alguna otra manera de quitársela yo mismo » dijo un poco ordenando la mesa, lentamente el recuerdo del bibliotecario ofreciendo aprender sobre arte oscuras brotó por su mente, el chico se quedó quieto « ¿Tan capaz soy de sacrificarme por Stan para ayudarle? ¿Para salvarlo? » si las opciones quedaban escasas para ambos, parecía ser la única vía, aprender el lado oscuro de su rama solo para quitarle la amnesia de a quien amaba , sin importar los posibles resultados de ello porque era una de las cosas que desconocía  « no pienses en eso, no pienses en eso » sacudió su cabeza « La bibliotecaria debe conocer a alguien o algo. Debe haber una vía segura, todo saldrá bien » intentando eliminar cualquier idea negativa de su mente y mantener la esperanza de que todo saldrá bien tras que encuentren a alguien para quitarle la maldición al espadachín o encontrar otro método viable para lo mismo.

Lentamente el sueño comenzaba apoderarse de él, había dormido un par de horas antes con Stanley, actualmente era de noche y no estaba consciente cuan cerca estaba de la mañana, si a unas cinco horas, seis o siete « Creo que dormiré aquí, así Stan duerme más cómodo en el sofá» haciendo espacio tras bostezar y  luego cruzarse de brazos en la mesa y recostar la cabeza en ella « Que sueño, Que cansancio » entrecerró los ojos « Pase lo que pase, quiero que estes bien y estes feliz, quiero hacerte feliz » dijo en su mente mientras miraba al contrario quien aun estaba dormido en el sofá para luego lentamente cerrar los ojos y caer completamente dormido.


Última edición por Kyleb el Lun Nov 02, 2020 2:08 am, editado 1 vez (Razón : correcciones menores)
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Miér Oct 28, 2020 2:58 pm

Stanley despertó unas horas después en el sofá, sintiéndose fresco y relajado. El masaje que le dio Kyleb había sido justo lo que él necesitaba. El mareo había desaparecido, excepto por el ligero dolor de cabeza. Probablemente a causa de la falta de agua en su sistema.

¿Uh? ¿Me quedé dormido?” Pensó el chico sorprendido de despertar sin una pesadilla esta vez.

A su lado, acurrucado y acostado en el mismo mueble, estaba su perro Sparky, quien había aprovechado de colarse en un pequeño espacio para protegerse mejor del frío.

Tras levantar la parte superior de su cuerpo y sentarse sobre el sofá, el chico notó la capa y abrigos que llevaba encima (a modo de sabana) y las apartó con cuidado para poder estirar los brazos y terminarse de despertar. Una vez que sus ojos acabaron de adaptarse a la iluminación del cuarto, el pelinegro examinó su entorno y contempló al mago que descansaba sobre la mesa.

El chico sonrió, asumiendo que su novio se había quedado despierto hasta tarde para investigar más sobre la marca de su mano. Desde la perspectiva de Stanley, esto no lo sorprendería si fuera así, ya que sabía que Kyleb era un chico muy aplicado, curioso, empático y también un poco terco. Al punto que algunas veces podría llegar a ser muy molesto, ya que descuidaba su bienestar para intentar cuidar a otros.

Se acabará resfriando de nuevo si no hago algo ahora mismo” Pensó el espadachín, tomando una de las mantas que había usado para abrigarse, levantándose entonces del mueble, con cuidado para no hacer ruido. En el momento que sintió a su amo moverse, Sparky se bajó del mueble.

Lentamente, el espadachín se acercó hasta Kyleb y le colocó la manta sobre la espalda, cubriendo al pelirrojo para que estuviera más protegido del frío. Al dar un rápido vistazo y verlo de cerca, Stanley pudo notar lo sereno y adorable que se veía el chico al dormir; como un pequeño gato, por ese gran sombrero que siempre usaba. Al verlo de esa forma, el pelinegro se vio tentado a besarle mientras dormía, pero pensó que era mejor hacerlo cuando estuviera despierto. Si su presentimiento era cierto y resultaba que el mago se había quedado hasta tarde investigando, lo mejor sería no perturbar su sueño.

Supongo que tendré que esperar a que despierte” Pensó el chico, mientras se acercaba a su bolso para sacar su cantimplora y beber el resto de agua que tenía guardada- “Si alguno de los bibliotecarios está despierto, podría pedir un libro y leer mientras tanto.

Sin tener un título en concreto en mente, Stanley respiró profundo y guardó la cantimplora una vez que terminó de usarla. Se dispuso a colocarse las prendas de ropa que se había quitado hace algunas horas, haciéndolo con el mayor sigilo posible para no despertar al pelirrojo, y luego, salió de la sala para explorar la biblioteca.

Para el momento que el espadachín hizo eso, vio por las ventanas de la biblioteca que no hacía mucho tiempo que el sol había salido. Había personas investigando y estudiando dentro del edificio, y algunos bibliotecarios caminaban por los pasillos organizando libros, o atendiendo a cualquiera que estuviera en busca de una información en concreto.

En el tiempo que el pelinegro estuvo afuera, este decidió ayudar un poco al personal de la biblioteca para pasar el tiempo rápidamente, limpiando un poco la nieve de la entrada y llevando algunos libros que necesitaran ser guardados. Cuando se desocupó completamente, recogió tres libros que le llamaron la atención: Un manual de entrenamiento con técnicas de esgrima, un libro para aprender a tallar figuras de madera y un libro que contenía una colección de cuentos de aventura.

Espero que Kyleb este despierto” Pensó el chico mientras se acercaba caminando hacia la sala de estudio, con los libros en las manos “Pero si no lo está, supongo que tendré que despertarlo. No dejare que se salte la comida más importante del día

El pelinegro abrió la puerta con cuidado, mientras sostenía el grupo de libros en un brazo, siendo recibido por su perro Sparky, quien estaba bastante feliz de verlo.

- Ya estoy de vuelta- Avisó el pelinegro con voz calmada, en caso de que el mago siguiera dormido.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Lun Nov 02, 2020 12:21 am

A medida que se hundía en un sueño profundo, perdía todo contacto con la realidad, ni siquiera dándose cuenta que dormía con la cabeza recostada en la mesa, de apoco todo cambiaba y a la vez todo se volvía oscuro, lentamente pequeñas luces podían divisarse en el entorno, lámparas hechas de papel, gente hablando, comiendo, disfrutando de pequeños juegos, los cerezos en flor, brotando y llenando ciertas superficies de pétalos, parecía un festival  y entre esa gente podía verse alguien con túnica roja pasar.

El chico de cabellos rojos saludaba y correspondía a aquellos que le conocían , sin embargo, a pesar de mostrar una sonrisa radiante y amigable a su alrededor, sentía que le seguía faltando algo, había pasado tiempo y aquella persona que seguía esperando, parecía que no volvería, tras detenerse en un puente, vio como gente iba en pequeñas barcas, pequeñas familias, parejas, todos teniendo una lámpara de papel en sus manos, el chico tristemente suspiro. Lentamente avanzando, queriendo alejarse un poco de la gente, llevando también una lámpara de papel hecha con sus manos, junto con una linterna caminó un poco por el puente hasta encontrarse  en la orilla una barca color azul, parecía que nadie lo estaba vigilando o que le interesara usarla, el mago aprovechó de subirse, remar en lo posible hasta que las aguas se abrieran más y estuviera en un lago.

El cielo nocturno, la luna  en su completa muestra brillando junto las estrellas, las luces de aquel festival en el fondo, el chico dejó de remar haciendo que la barca avanzaba lentamente por el agua hasta detenerse, podían verse siluetas de otras personas en sus barcas pero aun así, el sacerdote se encontraba cada vez más solo. Mirando su lámpara, este tenía un diseño referente al Sol y la Luna los cuales inconscientemente plasmó mientras lo armaba, en poco tiempo el cielo comenzó a llenarse de lamparas flotantes que iluminaban el lugar, se oían pequeñas risas y voces de felicidad mientras el sacerdote suspiraba, tras unos segundos pensante,  gracias a la linterna que traían encendió la vela contenida en la lámpara de papel, comenzó a verla unos segundos, sentía una necesidad de llorar, sin embargo no podía, por alguna razón no podía, miró a los lados y al cielo, las estrellas seguían tan brillantes, la luna completamente llena, lámparas adornando aquella capa estelar, cerró los ojos mientras sostenía con ambas manos aquel objeto brillante queriendo calmar sus sentimientos y re-acostumbrarse a la falta de cercanos a su alrededor.


Quisiera que estuvieras aquí…. — soltó bajo y con suavidad mientras sostenía la lámpara, en poco sintió algo posarse en cada mano, sentía un calor agradable y familiar en ellas, abrió levemente los ojos y vio dicho chico de cabellos negro a su frente, viéndole con sus ojos azulados y soltando una sonrisa como estuviera feliz de verle. El sacerdote sintió como su corazón se detenía por unos segundos, viendo al contrario con ojos sorprendidos, lamentablemente dio un leve salto del susto que por poco se caía de la barca, si no fuera por  su acompañante, ya habría caído al agua — ¿Stanley?— tartamudeó  hasta tener la afirmación de esa persona, rápidamente Kyleb miraba a los lados buscando de dónde rayos había salido, podía ver a la gente, luces del fondo, las lámparas, el cielo, las estrellas y  la lu….¿Dónde estaba la luna?.

El sacerdote ya están planteando que se estaba volviendo loco, que seguramente se desmayó en el festival o se quedó dormido en la barca o algo, no recibía cartas del pelinegro en bastante  tiempo tras separarse de en Ilia, a pesar de seguir su vida de siempre mantuvo cumplimiendo la promesa de esperarlo aunque fueran por años, el espadachín intentaba calmarlo y que mantuviera sus manos en su lámpara mientras  — n-no...no aquí, alguien puede vernos—  Kyleb ahora también paniqueaba por la idea de que la gente pudiera verlos juntos de esa manera en el cual Stanley le decía que estaban solos ahora, completamente solos, las miradas del mago notaron que ahora solo las luces de las lámparas ajenas inundaban su alrededor, la gente que andaba en barcas había desaparecido, todo era tan raro, el contrario acariciaba las manos del pelirrojo queriendo tranquilizarlo, que le mirara los ojos, Kyleb sin más remedio le miró frente a frente, los ojos azulados del chico eran hermosamente estrellados, como si viera el mismo cielo en ellos, el espadachín le sonrió como si quisiera decirle que no tuviera miedo, que estará con él siempre, Kyleb se sentía tímido por alguna razón, quería decirle que lo había extrañado, que por favor no se fuera más , pero ninguna palabra le salía, las manos de ambos comenzaron a soltar lentamente la lámpara de papel hasta que esta comenzó a elevarse en el cielo, las manos del pelinegro se mantenían juntas a las de Kyleb , mientras el mago estaba distraído mirando como se elevaba su lámpara ,los dedos ajenos se entrelazaron con los suyos llamando la atención, Stanley comenzó a hablarle lo cual por alguna razón el pelirrojo  no podía oírlo, intento decirle que no le oía pero se había quedado totalmente mudo él también , de apoco todo se desvanecía, todo se oscurecía, todo se apagaba sin que Kyleb lo quisiera.

“Ya estoy de vuelta”

El sacerdote dio un leve quejido mientras mantenía aún los ojos cerrados, despierto de cierta manera, sentía presencia de alrededor, la voz real de Stanley, el chico se acomodaba queriendo seguir durmiendo « Debo dejar de leer libros románticos…» soltó en su mente tras recordar una escena de lamparas de papel de un libro, solo que los sucesos no eran igual a los que tuvo, pero la escena de la barca  y los amantes sosteniendo una lámpara de ese tipo era ciertamente parecido — MMh...— soltó de forma posiblemente audible para el espadachín mientras frotaba su mejilla a sus propios brazos, abrió levemente los ojos viendo al pelinegro con cosas en mano y las cerró nuevamente — sueño...solo cinco minutos más…..— quejó suavemente como si suplicaba algo más de descanso —o diez… no sé….— sentía el calor de los que llevaba encima incluso sentía que había mucho más que en un principio, sintiéndolo algo pesado pero cómodo — mmhh….odio que se queden asi…...— soltó bajo somnoliento con un leve quejido frustrado haciendo referencia a lo que habia soñado — quiero mi final feliz….. — soltandolo sin pensar — Lo quiero…. —  la gran mayoría de los sueños que tenía Kyleb no se concluían o simplemente no le dejaban tener un buen final a pesar de que tuviera buenos momentos, el anterior no contaba como uno debido que a pesar de lo bonito que finalizó, no fue lo suficiente para curar lo ocurrido en un principio ya que fue una pesadilla, era una suerte que sus pesadillas no eran recurrentes pero cuando sucedían de la forma más pura, estas dejaban una marca fuerte en él debido a que tocaban cosas que le duele o teme de verdad a un punto que despertaba con lágrimas, por ello sentía que a veces lo que uno leía influenciaba en el sueño, por ende para calmar su cabeza procuraba distraer lo suficiente hasta olvidar la pesadilla que pasó y así no volver a tener alguna por un buen tiempo.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Miér Nov 04, 2020 6:51 pm

Mientras Stanley se acercaba lentamente hasta la mesa para dejar los libros que trajo, escuchó con atención las quejas que soltaba el pelirrojo, viendo brevemente como este se movía somnoliento sobre la mesa. La mirada del pelinegro se cruzó con la del chico, haciendo que sonriera divertido al ver como él seguía quejándose, e intentando volver a dormir.

- Ya subió el sol Kyleb, tienes que despertar- Comentó el espadachín suavemente, sin perder su sonrisa, procediendo entonces a sentarse al lado del pelirrojo, y colocar su mano sobre el antebrazo- Puedes seguir durmiendo después, pero ahora mismo tienes que comer algo.

Stanley no había traído nada de comer con él, pero pensó que podría hacerlo ahora y dejar descansar a Kyleb unos minutos más. Había visto algunas personas en la biblioteca, y una de ellas seguro podría venderle comida. En ese momento, pensó en preguntar a Petunia si sabía dónde podría preparar te, pero para eso tendría que buscarla y ver si tenía oportunidad de hablar con ella.

Mmhh… odio que se queden así… quiero mi final feliz… Lo quiero…

El espadachín se quedó observando con preocupación al somnoliento mago, sin entender del todo a lo que se refería. ¿Qué clase de sueño estaba teniendo? ¿Tan cansado estaba para no querer despertar? El pelinegro soltó un suspiro y siguió observando al sacerdote antes de dar unas cuantas caricias superficiales al antebrazo.

- Vale, vale…- Respondió finalmente el espadachín- Pero, al menos muévete al sofá- Continuó, buscando la excusa para mover al sacerdote de su lugar y de esa forma ayudarlo a acostarse en el sofá.

Si Stanley lograba hacer al menos eso, se sentiría más tranquilo una vez que saliera de la sala a comprar. Así que, esperó un poco antes de intentar hacer que el sacerdote se moviera de sitio, volteándose para buscar entre sus pertenencias la bolsa de monedas y revisar cuanto tenía para gastar.

- Por cierto, Ky- Comenzó diciendo el pelinegro una vez que terminó lo que estaba haciendo, esperando que su compañero no se hubiera dormido todavía- ¿Terminaste de leer los libros que estabas usando para investigar?

Mientras preguntaba esto, el pelinegro dejo la bolsa de monedas sobre la mesa y comenzó a mover algunos libros de la mesa que probablemente el mago no iba a necesitar, entre ellos los diccionarios que trajeron para jugar al verdad y reto, y el cuento de “Sol y Luna”, con la intención de llevárselos cuando tuvieran que salir de la sala.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Jue Nov 05, 2020 1:10 am

“Vale, vale…Pero, al menos muévete al sofá”

A pesar de todo, aceptó comer luego que durmiera un poco más, el sacerdote seguía somnoliento y frustrado por su inconcluso sueño — bueno — habló soltando un bostezo mientras se acomodaba en su asiento, se frotaba uno de los ojos con una de las manos mientras con la otra sostenía los abrigos que el contrario le cubrió anteriormente evitando que se cayeran,normalmente Kyleb era el primero en despertarse por más que haya ocasión que haya dormido menos , sin embargo, como se ha dicho anteriormente, sentía esa necesidad de querer pasar lo que podía con el pelinegro, descansar lo que pudiera, todo era tan agotador para él que deseaba tener un día en que no pensara en investigaciones , emergidos o lo que fuera, mientras Stanley  buscaba unas cosas y ordenaba un poco la mesa , Kyleb lo miraba  unos momentos con ojos caídos por su estado, aún no despabilaba y algunas  lágrimas salían de sus ojos debido a los bostezos.

“Por cierto, Ky. ¿Terminaste de leer los libros que estabas usando para investigar?”


¿huh? — soltó el mago  mientras su cerebro no procesaba mucho debido al sueño, se tambaleaba un poco desde su asiento queriendo dormir — ah... si — respondió —solo...deja ese...ese de tapa morado oscuro— su cabeza supuso que planeaba dejar los libros u ordenarlos — luego te cuento lo que encontré... — dijo tras bostezar, sabiendo que posiblemente el pelinegro le insistiría irse al sofá, Kyleb se levantó de la silla con la idea de caminar hacía el sofá  , no obstante, por el sueño no logró  estabilizarse llegando a desequilibrarse y caer sentado en el regazo de Stanley para luego abrazarlo y no caerse de ahí — Lo siento...—  se disculpó de inmediato  y sintiendo la comodidad de su compañero se acomodó de mejor manera abrazándolo más— cómodo y suavecito…. — frotó su mejilla con la de él con suavidad como si fuera un gato pidiendo cariño, sentía como si estuviera abrazando un peluche por alguna razón — Stanley suavecito...— bostezaba un poco mientras hablaba ni se daba un momento para pensar lo que decía  — Stancito bonito...— sentía el calor del chico mientras lo abrazaba, cerraba los ojos mientras tenía su mejilla pegada a la de él — Si eres como los caballeros de los libros… — susurró balbuseando un poco — ¿me darás un final feliz?... ¿contigo? — mientras lentamente comenzaba a llenarle de besitos y robarle unos cuantos sobre los labios  — junto a ti... — frotó su mejilla con él para luego acurrucarse  — haz mis sueños bonitos…. — llegó a un punto que simplemente soltaba palabras que su mente daba al azar aunque por ahora eran algo coherentes  — aunque seas la luna que está...lejos de mí...y baja para verme….y decirme que me ama..... — de a poco el sueño le ganaba nuevamente que simplemente se dejó en los brazos del contrario  — un día...hay que ir a ese festival...con lámparas flotantes.. pero si bajas del cielo…..no me asustes otra vez... — habló por última vez antes de no hablar más y dormirse ahí.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Jue Nov 05, 2020 4:29 pm

Había una corta distancia entre la mesa y el sofá, por lo que en el momento en que el mago se levantó de su asiento (por cuenta propia), el espadachín pensó que no iba a ser necesario ayudarlo a llegar hasta el mueble. Sin embargo, pronto se dio cuenta de su error, cuando el pelirrojo se comenzó a tambalear, poco después de levantarse, y terminó cayendo sentado sobre el regazo del pelinegro. Stanley soltó un pequeño quejido en el momento que sintió el peso del sacerdote golpear la parte superior sus piernas, haciendo una sutil mueca que desapareció a los pocos momentos antes de fijar su mirada en su compañero.

Lo siento...

- De-descuida- Respondió el espadachín, inclinándose apenas un poco cuando sintió el golpe y comenzaron a abrazarlo- ¿Estas bien?

Stanley hizo una pausa, esperando una respuesta verbal del pelirrojo, pero en lugar de eso, el abrazo que recibía se volvió más fuerte y una de las mejillas de su rostro comenzó a ser frotada con la del contrario.

¿Qué está haciendo?

Cómodo y suavecito…

El pelinegro no dijo nada, pero soltó una pequeña risa antes de contenerla completamente y acomodarse un poco sobre el asiento para estar en una mejor posición, sin tener que despertar al adormilado Kyleb. Y en todo el rato que estuvieron así, el espadachín intento confortarlo, rodeándolo con un brazo para sostener su cuerpo y usando su mano para acariciar su espalda. En silencio escuchó los susurros del pelirrojo, y en un principio, aceptó los pequeños besos que le daban, que parecían torpes, pero al mismo tiempo, también eran adorables.

- Umm…- Stanley separo al chico un poco de él, tomándolo de los hombros, y sonrojándose un poco tras recibir los primeros besos- “Rayos, te apesta un poco la boca…” Pensó por un momento, sin querer decirlo en voz alta para no ofender, mientras se daba unos segundos para ver cómo iba a mover al sacerdote- Jaja… Tampoco puedes dormir aquí, mi querido Sol- Respondió el espadachín al rato, sintiéndose algo abochornado por todo lo que acababa de escuchar- “Toma el control, Stanley. No caigas en la tentación. No es momento para ponerse acaramelados” Aunque tenía muchos deseos de consentir a su compañero ahora mismo, sabía que no era el momento adecuado para ello.

Haz mis sueños bonitos… aunque seas la luna que está...lejos de mí...y baja para verme….y decirme que me ama...

Stanley contuvo un suspiro, sintiendo unos enormes deseos de abrazar al pelirrojo.

- “Maldición Ky, debes dejar de leer libros románticos”- Se quejó para sus adentros, sintiendo como su corazón se aceleraba.

¿A quién quería engañar? A Stanley le gustaba ese lado romántico y cursi del pelirrojo.

Cuando el sacerdote terminó de dormirse, recostado y acurrucado sobre el pecho de Stanley, este se quedó unos minutos en silencio, procesando lo sucedido y mirando a lo que tuviera en frente mientras seguía acariciando la espalda ajena.

Un festival con lámparas y luces…”- Stanley busco en su memoria algo que hubiese escuchado o visto, que le recordara a lo que le habían descrito, pero nada le vino a la mente- “Si, eso definitivamente suena bastante romántico…

Al cabo de unos minutos, el espadachín hizo un esfuerzo para levantarse, haciendo lo posible de no hacer movimientos bruscos para no despertar al sacerdote, llevándolo en sus brazos a paso lento hacia el sofá, hasta poder recostarlo suavemente sobre los asientos y luego acomodarlo para que durmiera cómodamente.

Bueno, ya está. Cómodo y tranquilo”  Pensó finalmente, cuando acabó de arropar a Kyleb y darle un pequeño beso en la frente “Espero que tenga ese sueño bonito que desea…” Stanley no sabía de cual se trataría, pero pensó que cualquiera sería mejor que las pesadillas que el espadachín tuvo últimamente.

Stanley tomó la bolsa de monedas y algunos libros sobre la mesa (entre ellos el libro de Sol y Luna y algunos libros ligeros que trajo Kyleb para estudiar) y se dispuso a salir de la sala para devolverlos y luego comprar el desayuno, dando algunos viajes, para llevar el resto de libros y llevarse entonces consigo el juego de té de Kyleb, para ver si podía calentar un poco para acompañar con el desayuno. Con las pocas monedas que tenía, ya que había gastando una buena parte pagándoles a los mercenarios que defendieron la biblioteca, Stanley compró unos panes de avena y preparó un poco de té negro.

El té negro era un té con un aroma más fuerte que el del té verde, y que contenía más cafeína que otros tés con menores niveles de oxidación. Era de un color fuerte rojizo, con sabor consistente e intenso.

Ahora solo queda esperar que Kyleb despierte” Pensó el espadachín, una vez que pudo sentarse tranquilamente en la mesa y tomar uno de los tres libros que trajo “Espero que no le importe mucho que haya preparado té negro…” Continuó, tomando un sorbo y hojeando el manual de entrenamiento con esgrima.

El manual se llamaba “Flor de la Batalla”, era un manual de combate con espadas que incluía guardias o posturas, ataques, defensas y filosofía del combate. De acuerdo a las primeras páginas, la esgrima aparece en el momento que el hombre utiliza un elemento para atacar y defenderse. Dando a entender el principio fundamental de la esgrima: “Tocar sin ser tocado”.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Dom Nov 08, 2020 10:15 pm

Lentamente el pelirrojo se sumergía nuevamente entre sus sueños, queriendo poder seguirlo o si simplemente si su cabeza lo decía tendría otro sueño, lamentablemente para él todos terminaban igual, inconclusas o sin un final feliz, seguramente el chico necesitaba algo para que al menos terminara en algo bonito de principio a fin, seguramente el estrés o cualquier cosa que implique un gran cansancio era un factor para que estas cosas sucedieran, las batallas contra los emergidos aún seguían y era claro que Kyleb le era difícil al estar viviendo en un país en proceso de ser liberado de ese tipo de enemigos. En esta oportunidad fue lo más cercano a un final feliz, sin embargo, fue quedando inconclusa debido a ciertos hechos ocurridos en ello, claramente para el sacerdote rebobinar lo sucedido en su mente le frustraba bastante , de todas maneras parecía una cosa más de todos los días.

Habían pasado unos largos minutos desde que se volvió a dormir, posiblemente casi cumpliendo una hora, el más bajo yacía en el sofá cubierto con sus abrigos y los ajenos en el cual lentamente comenzó a despertar tras sentir su alrededor e incluso una nariz canina olfateando su rostro — mmh… — soltó nuevamente un leve quejido mientras Sparky movía la cola viendo como el compañero de su amo estaba despierto seguido de dar unas vueltas intentando llamarle la atención, Kyleb comenzó a abrir levemente los ojos mientras su cabeza se acomodaba y  miraba hacia el techo «¿Cuánto dormí? » pensó  unos momentos, él sentía que había descansado lo suficiente para tener que levantarse a hacer sus cosas pero no evitaba pensar que durmió de más  debido a que no se acostumbraba a dormir más de lo recomendado amenos que fuera por estar enfermo, el chico se sentó en el sofá frotando su rostro con una mano intentando procesar todo, inevitablemente comenzaba a observar su entorno notando donde estaba recostado, vio como Sparky a sacaba la lengua para luego rascar un poco parte de los abrigos como si le pidiera que se levantara, la mesa donde había investigado quien ahora lo ocupaba Stanley distraído en su lectura lo cual parecía haber menos libros de los que había cuando se durmió « ¿Cómo llegué aquí? Recuerdo que me dormí en la mesa » y tras decir esto, su mente comenzó a rebobinar todo lo que había sucedido tras dormir, recordaba que en un momento se despertó pidiendo dormir un poco más, con bastante sueño y que lentamente ciertos momentos se volvieron borrosos, de lo poco recordaba sintió que ”flotó” unos momentos y ahora se encontraba en el sofá de la sala «¿Stanley me cargó mientras dormía? » se preguntó mientras miraba fijamente al pelinegro a lo lejos « No debiste molestarte, tu necesitabas dormir mejor que yo » mientras comenzaba a estirarse un poco, Sparky viendo que no salía pronto del sofá, saltó encima de él rascando las telas queriendo destaparlo.

¿Quién te mandó a despertarme? ¿Stan?— habló muy bajo al can mientras intentaba contener las risas — para que lo sepas, no duermo mucho, es mas raro eso que estar un dia sin dormir tras estudiar o investigar mucho — lo ultimo con mucho menor volumen, lo posible para que Stanley no lo oyera, Sparky comenzó a lamerle la cara provocando que riera por lo bajo — Bien, Bien, me levanto. — comentó mientras se levantaba de ahí y Sparky se quedaba mirándolo un rato.

Lo primero que hizo Kyleb  fue ir por su bolso, beber agua, mojarse un poco el rostro para despabilarse ,entre otras cosas, todo esto mientras el can comenzaba a seguirlo, acomodó su ropa y ordenó los abrigos que poseía para luego colocarlos de mejor manera en sí mismo dándose cuenta que entre ellas una era del pelinegro « ¿Stanley es enserio? Apenas me entere que te enfermaste puedo recorrer todo un continente para cuidarte »  suspiro un poco pensando que posiblemente lo que le colocó el pelinegro fue para que no sufriera frío que pudiera provocarle enfermarse nuevamente, el sacerdote aprovechando que tenía el abrigo del contrario en sus manos que mientras sostenía , con ello avanzó por la sala hasta la mesa, quedando a  la espalda ajena del pelinegro y  le cubrió le cubrió con ella  mientras estaba distraído, seguido de esto se sentó  a su lado en una distancia prudente — Buenos días —  soltó nuevamente mientras estiraba los brazos un poco y bostezaba nuevamente, Sparky aprovechó el momento y se subió a una tercera silla que había ahí ,sentarse y  acechar lo que parecía oler a comida. Kyleb sentía la tentación de darle un beso de buenos días a Stanley pero algo le decía que era mejor que no, posible blente la idea de  que ser demasiado meloso podía sofocante o algo, jamás había tenido pareja y ahora que tenía la cabeza más en funcionamiento lógico, tampoco quería meter la pata o algo.  — Si me desperté tarde, procuraré no hacerlo de nuevo —  prometió creyendo que posiblemente  fuera medio día o más que eso —  no acostumbro a dormir más de lo que debo—  apoyó su cabeza en una de sus manos mientras el codo de ese brazo estaba apoyada en la mesa —  Pareces interesado en lo que lees, ¿De qué es? — sonriendo leve y preguntando por el libro que tenía en mano para sacar un tema de conversación.


Última edición por Kyleb el Dom Nov 22, 2020 2:05 pm, editado 1 vez (Razón : Detallitos)
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Sáb Nov 21, 2020 6:40 pm

El espadachín estaba tan inmerso en su lectura que no notó los movimientos de su perro Sparky cerca del sofá. Pasaba las páginas del manual con cuidado y en silencio, examinando con la mirada las posturas que mostraban, pensando seriamente como podría aplicarlas y si tenía algo parecido a algo que hubiese hecho anteriormente. La esgrima variaba dependiendo del arma blanca que utilizaras, ya fuese una espada, un sable o un florete. Y las técnicas que Stanley estaba estudiando en ese momento empleaban una espada larga a dos manos.

Después de algunos minutos leyendo, la concentración del pelinegro fue interrumpida en el momento que sintió un abrigo cubriéndole los hombros. El espadachín dejo de leer y en ese instante se volteó para ver que el sacerdote se encontraba despierto y se sentaba a su lado, a una distancia prudente.

- Oh, buenos días- Respondió el pelinegro inicialmente, sorprendido de ver a su compañero despierto- “Vaya, ¿cuánto tiempo estuve leyendo?”- Pensó en ese momento, sonriendo, antes de ver a Sparky montarse e inclinarse hacia adelante para evitar que el can se acercara demasiado e intentara tomar alguno de los panes- No, Sparky, abajo, abajo…- Ordenó con voz firme mientras alejaba la comida rápidamente con una mano, fuera del alcance del can mientras que con la otra (la misma que estaba usando para sostener apenas el libro que estaba leyendo) intentaba mantener a distancia al animal- Hace un rato intente despertarte… Pero, parecías bastante cansado de la noche anterior…- Comento a Kyleb, mientras hacía que el can desistiera y bajara de la silla- Así que compre algo de comida, para el desayuno y el almuerzo…- Menciono, refiriéndose a lo que dejo en la mesa- No es mucho, pero al menos no estaremos con los estómagos vacíos.

Cuando Sparky termino de bajar de la mesa, Stanley acomodo la tercera silla y dejo el libro que estuvo leyendo sobre la mesa, esperando no haber arrugado las hojas en el movimiento. Tras escuchar la pregunta de Kyleb y sentir su mirada, el espadachín soltó una pequeña risa nerviosa, desviando la mirada un poco mientras veía el libro y los otros dos que trajo.

- Bueno, es un manual de combate, para espadachines- Comenzó diciendo- Con tácticas, estrategias, y algunas técnicas para emplear con la espada...- Mientras decía esto, jugueteó un poco con la portada del libro y sonrió levemente- Esta es la famosa Gran Biblioteca de Ilia, así que pensé: Oh, deben tener información sobre espadachines famosos y técnicas con la espada- Soltó brevemente, relajándose cada vez más mientras seguía la conversación- El camino de la espada es un oficio informal, por lo que cada país siguen métodos diferentes, una filosofía y un estilo en particular…- Comenzó a explicar, acomodándose en su asiento mientras abría el libro, buscando una hoja en particular- Los espadachines de Chon’sin se enfocan más en la defensa, y se concentra en el movimiento y la agilidad. Mientras que los espadachines  descritos en este libro usan la espada para atacar y defenderse…- Continuo, pasando las páginas del libro, donde se mostraba algunas imágenes- Tu postura puede variar dependiendo del arma que utilices… Por ejemplo, un florete es ligero y flexible y requiere mucha destreza tanto física como mental ya que el floretista necesita habilidad y rapidez en sus movimientos (paradas y respuestas)... El sable pesa igual que el florete, pero su modalidad requiere muy buena forma física, ya que los asaltos son mucho más rápidos y ágiles en toda la esgrima… La espada es la más pesada y la más rígida de las tres. Una espada es en sentido estricto una hoja recta de doble filo diseñada para cortar y rasgar, pero hay unas que son de una mano o de dos manos.

De forma distraída, el espadachín comenzó a explicar todo lo que había aprendido hasta ahora con el mayor detalle posible, ayudándose y con las imágenes que habían en el libro que había sacado para dar una mejor referencia. Mientras hablaba, le contó a Kyleb que hace tiempo, cuando estuvo en Garreg Mach, aprendió que las cualidades que más se trabajan para llegar a ser un buen practicante de esgrima, era la velocidad, la resistencia, los reflejos, la coordinación y el equilibrio.

Velocidad, tanto de brazo como de piernas, para obligarte a estar constantemente en buena forma. Resistencia, ya que por lo general los combates son bastante largos y desgastan mucho físicamente. Reflejos, para reducir el tiempo de reacción frente a los ataques del rival. Coordinación y equilibrio, debido a la técnica específica de piernas que no es nada parecida al caminar normal al que uno está acostumbrado.

- Aparte de desarrollar estas cualidades, también esta el factor táctico, en el que cada uno tiene que encontrar su punto fuerte frente al contrario que tiene delante. El sentido táctico varía mucho dependiendo de quien se tenga delante, por lo que hay que realizar un entrenamiento específico de técnica de esgrima, además de la preparación física- Explicó- Toma años ser lo suficientemente bueno, y no basta con solo practicar, también requiere de cierta base teórica y dedicar mucho tiempo para perfeccionarla…
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Mar Nov 24, 2020 12:37 am

Kyleb no podía negar que fue bonito escuchar la respuesta de “buenos días” por parte del contrario aunque fuera algo simple y común, seguramente tener una relación con una persona cambiaría ciertas cosas. en ese momento el pelirrojo intentó contener unas pequeñas risillas mientras oía como el pelinegro comenzaba a regañar a su compañero de cuatro patas para que bajara de la silla en que estaba, fue una escena divertida al menos por unos momentos.

“Hace un rato intenté despertarte… Pero, parecías bastante cansado de la noche anterior…”

Kyleb rascó su nuca unos momentos por los leves nervios que sintió, podría sentirse avergonzado ya que no estaba acostumbrado a dormir mucho o despertarse “tarde”, pero no debería ser problema que solo lo haya hecho una vez — Oh, entiendo — rió levemente nervioso.

“Así que compre algo de comida, para el desayuno y el almuerzo…No es mucho, pero al menos no estaremos con los estómagos vacíos.”

Tras oírlo hablar, ya podía hacerse una idea de lo que Stanley pudo aprovechar,  al ser el primero en estar en pie podía ir por comida e incluso leer un rato , aun el sacerdote no tenía ni idea de cuánto había dormido pero al ver lo tan interesado que estaba el pelinegro con el libro, no evitó preguntar por su lectura.

“Bueno, es un manual de combate, para espadachines. con tácticas, estrategias, y algunas técnicas para emplear con la espada…”


ya veo ~— soltó manteniendo su sonrisa y mirándole fijamente cual gato interesado en lo que veía — suena interesante la verdad — comentó

“Esta es la famosa Gran Biblioteca de Ilia, así que pensé: Oh, deben tener información sobre espadachines famosos y técnicas con la espada”


Ahora entiendes lo que me siento al estar en una biblioteca como esta — le daba mucha ternura oír cómo aprovechó su estadía para llenarse de conocimiento en un área que practica, tantas cosas que nunca esperaba llegar a verlo, realmente parecía que el Stanley que conocía de pequeño había evolucionado por más que estuviera amnésico. Lentamente las palabra del pelinegro se explayaban cada vez más y más, comenzando a hablar en torno a lo que había leído, hablando de formas de combate con diferentes tipos de armas parecidas a la espada común, ejemplos,  la diferencia entre la forma de pelear  de los espadachines de Chon’sin  con los que cuentan en el libro , cada cosa siendo bastante útil y variada por el cual, teniendo una gran curiosidad y admiración por aquellos que blandían una espada, Kyleb tomó su libreta cercana y comenzó a anotar algunas cosas mientras Stanley parecía enfocado a lo que estaba contando, al menos lo esencial « No creía ver a Stanley hablar tanto de esa manera » pensó « Hablaba muy poco cuando conmigo y ahora...» levantando la mirada fijamente unos momentos « Se ve bastante confiado en hablar algo que es de su interés » no podía evitar sentir una felicidad en sus interiores, ahora la distancia era más cercana que cuando se reencontró con él , había pasado por muchas cosas  y ver que hablaba más de lo normal sobre algo que leía, era muy adorable « Aunque...» ojeó ciertas páginas de la libreta « ¿Como se lo digo sobre ?» a pesar de todo, era una de las preocupaciones que tenía, lo que había encontrado, ese tema, no sabía cómo lo tomaría el espadachín, ¿se asustaría? ¿entraría en pánico? ¿se enojaría o se pondrá triste?

Kyleb fue a mantener focus en lo que Stanley aun seguía contando, seguramente le extrañaría que haya tomado notas pero no le molestaría en decir que solo anotó algunas cosas que contaba, tal vez para comentarlo cuando vuelva a Chon’sin y visite cierto dojo, aveces es bueno tener algún tema que hablar si se dan las circunstancias — Es primera vez que te oigo hablar mucho de un tema que te gusta o que lees — interrumpió acomodándose mientras descansaba su cabeza en una mano y se apoyaba con el mismo codo — usualmente hablas muy poco o menos , tal vez resumido o con palabras concisas, es lo que pienso  de las oportunidades que he estado contigo y hemos hablado  pero...me hace tan feliz oírte hablar tanto de esa manera  — mientras le sonreía de forma radiante y mirándole a sus ojos — incluso pareces hablar mucho más que yo, no lo sé — rió un poco mientras levemente sus mejillas se ruborisaban — Alguien dedicado como tu podría ser un maestro como los de Chon’sin, sería interesante la verdad verte enseñando, incluso recuerdo que de pequeño querías blandir una espada y salvar gente que curiosamente ya lo haz hecho— recordar los tiempos de pequeño le daba nostalgia y a la vez sentía una tentación de tal vez retomar aprender la espada si las cosas sucedieran como decía aunque no tendría motivos para usarla debido a que está tan ligado a  la magia que le sería extraño optar por algo así, sin embargo, el conocimiento de algo nunca está de más, tal vez estaría bien ir oyente como lo hacía antes, estaría feliz ver como progresa Stanley en la vida.

Curioso en querer saber su respuesta quiso agregar algo más — si quieres seguir contándome, podemos comer mientras hablas de eso —soltó de forma positiva — sería un buen tema , tu me has oído por un buen rato cuando cuento algo y me extiendo sin querer, tal vez sea hora de disfrutar tu voz  y tus palabras — se enderezó en el asiento un poco mientras esperaba que pudiera Stanley sacar lo que había traído, no quería ser imprudente y hacerlo primero, es más, aquello era mejor que contar lo que había encontrado, Kyleb realmente no quería que se atragantara o perdiera el apetito en medio de la conversación, estaba siendo muy cuidadoso, no es normal ver a alguien maldecido por una persona que estudia artes oscuras, ni tampoco diría las cosas demasiado de golpe.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 4 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.