Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Campaña] En la Torre [Privado | Yuuko]
por Yuuko Miér Dic 02, 2020 6:20 pm

» Transacción entre personajes
por Onix Sáb Nov 28, 2020 10:18 pm

» [Campaña] Lo Humano [Privado | Luzrov]
por Eliwood Vie Nov 27, 2020 10:29 am

» [Social] A beautiful dress for battle(Flashback: Khigu-Guzman)
por Khigu Jue Nov 26, 2020 8:37 pm

» Libro de Reglas
por Hanako Jue Nov 26, 2020 3:05 pm

» The Witcher | Normal
por Invitado Jue Nov 26, 2020 1:58 pm

» [Campaña] Donde vayas, donde estés... [Privado | Kaworu]
por Shinji Miér Nov 25, 2020 10:37 pm

» [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]
por Kyleb Mar Nov 24, 2020 12:37 am

» [Social] La perla y el diamante [Priv. June]
por Azazel Lun Nov 23, 2020 10:57 pm

» [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]
por Jafar Lun Nov 23, 2020 5:08 pm

Anécdotas destacadas
TWITTER
afiliados




[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 XcrrjBs

Crear foro

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Sáb Oct 10, 2020 8:50 pm

Aun después de que ambos chicos se hubieran tranquilizado, el estómago de Stanley seguía revolviéndose un poco, como si las tazas de té de manzanilla y lavanda que había bebido hace un rato quisieran subir en ese momento y desaparecer de su organismo junto con el estrés que estaba experimentando.

El pelinegro se seguía sintiendo algo mareado, pero no demasiado para impedirle moverse, así que se separó lentamente del abrazo del pelirrojo y acarició suavemente la cabeza tras escuchar su respuesta.

- Ok, hagamos eso entonces- Terminó por decir, refiriéndose a pasarse al sofá.

Dicho eso, el pelinegro se movió un poco hasta la silla más cercana para poder levantarse del suelo primero y después ofrecerle su mano al contrario para ayudarle a ponerse de pie.  

El chico apenas se fijó que la vela que había sobre la mesa ya estaba a punto de ser consumida, pero el sacerdote si se fijó, y aprovechó de cambiarla de paso ya que estaban cerca. Mientras tanto, Stanley decidió caminar hasta el sofá, sentarse y ponerse cómodo, recibiendo a Sparky, quien se acercó segundos después hasta el mueble, para recibir algunas caricias en la cabeza por parte de su dueño.

Qué bueno que no tengas que preocuparte por este tipo de cosas, Sparky”- Pensó el chico, sonriendo levemente a su perro, y observando cómo se levantaba en dos patas para estar lo más cerca posible a su dueño mientras era acariciado “En serio…

Apenas Kyleb terminó de reemplazar y encender la vela, el espadachín dejó de acariciar al can y se movió un poco para darle espacio al pelirrojo y que este se recostara en el mismo mueble que estaba sentado él. Al mismo tiempo, le invita a que descansara su cabeza sobre su regazo, para de esa forma pudiera seguir consintiéndolo con suaves caricias sobre su cabeza.

- ¿Estás cómodo?- Preguntó el pelinegro, por si acaso tuviese que moverse un poco más.

Una vez que terminaron de acomodarse, Stanley guardó silencio y dedicó su tiempo de tranquilidad en relajarse. Sin embargo, tal y como el espadachín esperaba, era incapaz de dejar pasar lo que Kyleb le había dicho momentos antes, por lo que tuvo que lidiar con sus pensamientos por un rato.

Todo esto empezó porque quise que pasáramos el tiempo juntos. Porque no quería que ninguno de los dos tuviera que pensar en esa estúpida marca o en los emergidos” Pensó el espadachín, reflexionando sobre sus acciones mientras descansaban- “Soy responsable de que estemos en esta situación… Pero, ¿esta situación es tan mala como la sociedad lo plantea?” Se preguntó entonces, cerrando los ojos un momento mientras se dejaba envolver brevemente por el silencio en el ambiente y la comodidad del mueble en el que descansaba- “No importa si Kyleb es hombre o una mujer, él sigue siendo la misma persona sin importar el género que tenga” Pensó, todavía en silencio y abrir sus ojos brevemente para observar a su amigo descansar “Pero, supongo que la sociedad no le importara lo que un mercenario piense, ¿cierto?” Después de todo Stanley no era famoso, ni rico y tampoco tenía sangre noble “No me arrepiento de nada…” Se dijo a sí mismo, cerrando los ojos y asimilando sus sentimientos- “Ahora mismo, soy muy feliz…

Mientras pensaba en eso el espadachín, recordó de nuevo en el beso que le había dado a su mejor amigo, en la confesión que le había hecho, su reacción, en su trabajo, su felicidad y en el futuro distante...

Ahora mismo, ¿eres feliz?

Stan…

- ¿Hmm?

Al escuchar la voz de Kyleb llamándolo, Stanley detuvo su monologo interno y abrió sus ojos, centrando su mirada en el chico que descansaba en el mismo sofá.

Quiero que estés conmigo…

El chico continúo guardando silencio tras sentir la mano del contrario tomar una de las suyas y enlazar los dedos con las de él, sintiendo sus ojos tintinear mientras en su rostro se dibujaba una suave sonrisa.

- Yo también.

Tras decir esas palabras, el espadachín sintió que lo jalaban un poco hasta el lugar donde el mago estaba posicionado, viéndose obligado a apoyarse un poco del mueble y del chico para no caerse hasta terminar de acostarse. Stanley observó la figura de Kyleb encima suyo y sus ojos verde suaves como el bosque observándolo. Después de que la mano del pelinegro fuera besada, sus labios volvieron a conectarse una vez más, y el pelinegro aprovechó en intercambiar pequeños besos con su compañero casi sin moverse de su posición. La mente de Stanley en esos momentos daba vueltas en lugares locos; imaginando a los marineros siendo atraídos hacia su destrucción por las sirenas que cantan desde costas distantes, y ninfas bailando por los prados, atrayendo a cualquiera que las vea.

- Deberíamos seguir con la investigación, pero una parte de mí no quiere...

Prometo que luego de esto seguiré con la investigación hasta que no pueda más, pero quiero que estés conmigo, que me abraces, que me acaricies, sentir tu calidez, tu hermosa voz por unas horas, eres la luna de mi sol. Por favor, quédate conmigo.

Stanley soltó una pequeña risa y se quedó mirando los ojos verdosos de su compañero, rápidamente se sintió atraído hacia Kyleb como si este fuera una estrella con su propia atracción gravitacional.

- Lo que quieras, sol de mi luna- Respondió sonriendo cálidamente, procediendo entonces a acomodarse en el mueble para poder abrazar a su compañero mientras que escuchaba lo que decía sobre el gorro- No me importaría dejármelo puesto si con ello puedo ver por más tiempo tu cabello- Respondió de forma inocente, mientras continuaba mimando a Kyleb, con suaves caricias y pequeños besos de amor- Es tan bonito y rizado…- Susurró cerca de su oído- Como brillantes y cálidas llamas…

Stanley se mantuvo abrazando a Kyleb por varios minutos más, sintiendo el poder de su cuerpo entre sus brazos, el sonido de su respiración y su voz tan chispeante, y su propio calor, cálido y constante que lo iluminaba.

En un instante, luego de minutos estando con sus cuerpos tan cercanos y el efecto del té en su sistema, el pelinegro cerro los ojos, sintiéndose flotar en un sentimiento de paz y calma que hizo que se quedara profundamente dormido.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Dom Oct 11, 2020 12:14 am

Los besos en la mano ajena no fueron suficientes para terminarán uniendo sus labios suavemente dándose pequeños besos con inocencia, Kyleb de apoco se sentía adicto a los besos con Stanley, era suave, cálido, ni se preguntaba si lo hacía bien, el pelinegro era adorable ante sus ojos ,más con su gorro puesto, amaba todo en este momento, sus ojos, la forma en que le miraba, quería olvidar todo por un momento con las caricias y los besos que sucedían, olvidar aquel conflicto interno debido a lo prohibido que está su amor, olvidar la necesidad de seguir investigando, olvidar la existencia de los emergidos, esperaba poder tener una oportunidad nuevamente para estar de esa manera con él, lejos de todos, de las posibles malas miradas, por ahora tenía que aprovechar la cercanía que podía , al menos descansar por unas cuantas horas y cerca de alguien importante para él.

El abrazo del contrario inmediatamente lo dejó a su merced sintiendo la comodidad y reconfortante que era mientras que aquellas respuestas del contrario provocaron que sus latidos fueran más notorios  mientras se ruborizaba más en el proceso, realmente todo tenía sentido, ese chico si le producía muchas cosas en su corazón.

“No me importaría dejármelo puesto si con ello puedo ver por más tiempo tu cabello”

Aquellas palabras le hizo recordar que aun seguía sin nada que le cubriera el cabello, sintiendo una vergüenza ante eso y queriendo esconder la cabeza en el pecho, aquellos intentos de hacerlo fueron detenidos por las caricias de Stanley, realmente se sentía como un pequeño gatito acurrucado, su cabello era acariciado y recibía pequeños besos en su cabeza y rostro por parte del contrario, nunca le habían tocado tanto el cabello, se erizó un poco en un principio aferrando una mano en una de sus prendas pero lentamente le eran tan agradables de sentir que simplemente se dejó.

“Es tan bonito y rizado…Como brillantes y cálidas llamas”

Sentir esas palabras tan cerca de su oído le hizo erizar por completo dando un chillido muy bajo, teniendo latidos más acelerados e incluso sintiendo algunas cosquillas, tenía la necesidad de decirle que su cabello no era así pero el pelinegro estaba tan maravillado con su cabello y acariciando cada rizo de él que no podía hacer nada para contradecir, se acurrucó en el proceso disfrutando el abrazo frotando un poco la mejilla con la de él — siempre quise estar así contigo...— soltó suave tras verlo un poco y juntar su nariz con la de él por unos segundos, los mimos que recibían le dejaban atontado que sin remedio acomodó su cabeza cerca del pecho — Eres tan cómodo… como un peluche — diciendo esto sin pensar cerrando los ojos.

Con los minutos pasar sentía que de apoco las caricias más lentas, el calor entre ellos mayor, agradeció que el abrigo que poseía serviría para también cubrir al contrario, antes que fuera consumido por el sueño que le provocaba el calor ajeno, el abrazo y la cercanía, preguntó — Entonces…lo nuestro... ¿seríamos una pareja?  ¿pareja en secreto? — a pesar de esa pequeña duda que le carcomía, el pelinegro no respondió — ¿Stan? — sintiendo sus latidos del pecho contrario y la suave respiración,  abriendo un un poco los ojos vio como el espadachín quedó completamente dormido, el chico suspiro para luego volver a cerrar sus ojos y frotar su mejilla con el pecho ajeno suavemente , acurrucado, teniendo esos factores a su alrededor y lo producido por el té , fue uno más en caer dormido, quedandose de esa manera por unas buenas horas , sumergiéndose en el mundo onírico de su cabeza y sonriendo levemente dormido en el proceso.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Dom Oct 11, 2020 4:12 pm

Stanley continúo durmiendo por un largo rato en el sofá, estado demasiado cansado y concentrado en el sueño que estaba teniendo como para ser consciente de lo que pudiese ocurrir en su entorno.

En el sueño, Kyleb y Stanley estaban celebrando un picnic bajo la sombra de un árbol, en un prado florido que estaba cerca de un bonito río. Sparky también estaba con ellos, vigilando y devorando cualquier trozo de comida que alguno de los chicos le tiraran, para después sacudirse en el césped y descansar cómodamente cerca de ellos.

Ambos chicos estaban muy tranquilos hablando sobre libros que los dos habían leído hace tiempo, aunque el pelinegro apenas estaba escuchando lo que su compañero le contaba.

Mientras el espadachín comía uno de los trozos de manzana con forma de conejo, que el mago había preparado previamente, en lo único que él podía pensar en esa conversación era en Kyleb, su súper mejor amigo. Durante su charla no podía evitar mirarlo y sentir mariposas en su estómago, pues le gustaban muchas cosas de él, ya fuese su personalidad, su forma de hablar o su apariencia. Como su cabello rojo y rizado, el cual se movía ligeramente con la fresca brisa del lugar, su piel blanca y delicada destacando bajo los rayos cálidos del sol, su voz suave y cautivadora, o la forma como los ojos del chico brillaban cuando comenzaba a hablar sobre todos los libros que había disfrutado.

Stanley estaba tan atontado con la figura de su amigo que tardó en darse cuenta que una sombra los observaba fijamente a lo lejos, espaldas del pelirrojo. El chico no supo de quién se trataba, pero se sintió tenso cuando sus ojos se fijaron en ella.

¿Quién era? ¿Por qué estaba ahí? ¿Qué buscaba?

Kyleb comenzó a mover su mano frente a la cara de su compañero para saber si estaba escuchando. Stanley parpadeó un par de veces e hizo lo posible en sonreír para no arruinar la atmósfera.

Si, si, estoy escuchando” Respondió brevemente el espadachín, queriendo ocultar su nerviosismo y volver a la conversación.

Cuando el pelinegro quiso regresar a mirar al mismo lugar donde estaba la sombra, esta había desaparecido y el picnic continuó como si nada malo pasara. A pesar de eso, Stanley no fue capaz de quitarse esa sensación extraña en su cuerpo y menos olvidar lo que había visto.

¿Cómo podría olvidarlo? ¿Y si trataba de alguien importante?

En el momento que dejaron de comer y de conversar, Stanley se levantó del suelo para irse hasta el río a lavarse las manos y la cara. No quiso que Kyleb lo acompañara porque dijo que volvería rápido, y tampoco quería que se preocupara.

El espadachín caminó y caminó, hasta adentrarse al bosque que lo separaba a ellos del río. Los rayos del sol que iluminaban su camino fueron desvaneciéndose poco a poco, siendo cubiertos por las hojas de los árboles. Y la temperatura del ambiente fue descendiendo y descendiendo…

Necesitaba encontrarla rápido.

La respiración del espadachín se volvió cada vez más pesada y profunda debido al aire frío que estaba experimentando y entrando en sus pulmones. Aunque no parecía que había alejado demasiado, el chico había perdiéndose entre toda esa oscuridad, estaba completamente solo, buscando a una figura que no podía ver pero que podía sentir cerca, observándolo, juzgándolo.

¿Acaso seguía en el bosque? ¿Dónde estaba ahora?

Stanley no pudo encontrar lo que buscaba, pero pudo escuchar el sonido del río fluyendo cerca de sus pies. Sabía que Kyleb lo estaba esperando, así que se acercó y se agacho frente al agua para limpiarse la cara con ella. El agua fluyendo se volvió más fácil de ver una vez que su rostro y manos quedaron completamente limpios. Al mirar su reflejo en el agua, reconoció la figura de un joven con cabellos negros, de estatura alta y ojos tan opacos como los de un pez sin vida.

¿Estoy… muerto?” Preguntó al ver la piel pálida de su reflejo y las heridas que él mismo no sentía en el rostro.

La sombra que estaba frente a él respondió.

No, pero pronto lo estarás

Cuando levanto la cabeza, un escalofrío recorrió por completo el cuerpo de Stanley haciendo que se sacudiera levemente y comenzara a sudar frío. Un corte profundo apareció entonces en su garganta, impidiéndole hablar y haciéndolo sangrar con rapidez.

Me olvidaste, Stanley” Declaró la sombra que lo había atacado “Cambiaste

El pelinegro no sabía de qué hablaba, pero sentía miedo. Retrocedió y comenzó a aferrarse a la vida, con una mano en el cuello, tratando de contener la sangre que salía de su garganta.

No eres la misma persona que conocí, vendiste tu espada, te volviste egoísta y muchas personas murieron por tu culpa

Stanley no era capaz de ver a la sombra claramente pero podía escucharla acercarse cada vez más hacia él. Sintió su cuerpo oprimido por la falta de aire, el líquido rojo de su propia sangre caer y teñir el suelo, un sentimiento de impotencia y desesperación mientras que la sombra seguía escupiendo frases frías y crueles.

Abandonaste a tus padres, olvidaste a tu perro, hiciste sufrir a tus amigos

El sudor comenzó a caer por la cara de Stanley y su expresión se transformó en miedo y tristeza. La figura abrió un tomo que tenía en sus manos y apuntó al indefenso espadachín.

Pero, entre el mayor de los pecados que cometiste fue enamorarte y dejarme solo

En ese momento Stanley despertó de golpe, jadeando y con el corazón acelerado, como si le faltara aire. Sus ojos lucían cansados, y aun así, él estaba bastante despierto. Ahora estaba sentado en el sofá, con un rostro adolorido y agitado. Su cuerpo aun temblaba un poco y había derramado algunas lágrimas mientras dormía. No quería pensar sobre el sueño que había tenido, pero algunas imágenes que vio seguían rondando por su mente: Como la expresión en el rostro de su atacante y el tomo que vio en sus manos.

Stanley había tenido malos sueños antes, más de los que pudiera contar con sus dos manos, pero hace tiempo que no había tenido una tan horrible como la pesadilla que tuvo ahora.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Dom Oct 11, 2020 8:33 pm

Se sentía tan cómodo y agradable donde estaba durmiendo que no quería levantarse de su lugar,  no estuvo consciente de su alrededor cuando su sueño comenzó, este no era bonito en un principio, estaba tragado en la paranoia de malas miradas, oyendo susurros como si hablaban de él incluso de que estuviera enamorado de un chico, como criticando o sintiéndose decepcionado de él, una voz tras otra eran todas irreconocibles incluso no podían entenderse en un principio hasta que fueron más claros y agonizantes para Kyleb por el cual comenzó cubriéndose las orejas queriendo no oirlos “callense, callense“ empezó hablando bajo hasta comenzar a gritar “ ¡Yo no hice nada malo!” todo era tan denso incluso veía ojos dibujados entre las oscuridad, todo tan tétrico , aún oyendo aquellas voces “¡¿Esta mal enamorarse de alguien?!” gritó escuchando lo negativo de ello, que enamorarse  de un chico estaba mal, que estaba pecando, que era un loco o un enfermo, no merecía ser sacerdote si le gustaba un chico, cualquier cosa que fuera a notar entre aquellas voces que iban aumentando cada vez más hirientes, no podía hacer nada, su cuerpo estaba quieto incluso arrodillado en el suelo, sintiendo varios golpes en su cuerpo, cual pedradas, odiaba no poder hacer nada, quería que esa voces se callaran, se sentía pegado en el suelo que en cualquier momento sentía que moriría apedreado o algo peor “agh….” gemía de dolor entre lágrimas para sí mismo de dolor creyendo que terminaría así, sintiéndose perdido .


De un momento a otro , cuando se sentía más cercano a la muerte, algo comenzó a abrazarlo, lentamente el dolor se iba e incluso abriendo tímidamente los ojos la escena era ahora más estrellada y con luz, el pelirrojo no entendía incluso se revisaba si no recibió daños los cuales estaba intacto por alguna razón, oyó la voz ajena hablándole, diciéndole que estaría todo bien “....¿Stan?” fue lo primero que dijo al verle, sentía que flotaba, con una sensación tan suave, tan bonito ,viendo los ojos del pelinegro siendo tan azulados y con pequeñas estrellas , parecía muy mágico, el sacerdote se aferró al chico mientras este le acariciaba la cabeza, diciéndole suavemente que estaría con él, que todo lo malo se fue, no debía temer, que juntos podrían con todo ,que nadie sabría lo de ambos, irían lejos de ser necesario lejos para demostrar su amor a solas, lo que sea para amarse, para tenerse a su lado. Las lágrimas de Kyleb se formaban  pequeñas luces al caer de su rostro las cuales fueron limpiadas por los dedos del contrario “no me abandones por favor, no te olvides de mi“ le suplicó, para luego sentir  su nariz con la de Stanley rozar entre sí sintiendo nuevamente el calor entre ambos, oyendo nuevamente su voz, oyendo que no lo abandonaría, que no se olvidaría de él , Kyleb sintiendo caricias en su espalda, en su mejilla en las cuales el pelinegro producía, su labios rozaban , sus corazones  palpitaban y tras soltar un “te amo” el sueño terminó.


El sacerdote abrió los ojos y se los frotó  desde su posición , quejándose levemente —vaya sueño… — soltó suave con cierta vergüenza mientras se acomodaba , seguía sobre Stanley , estaba tan calentito y cómodo  que no quería levantarse, alzando un poco la cabeza vio como  Stanley se mantenía dormido abrazándolo —¿Cuánto tiempo ha pasado? — dijo tras bostezar  mirando a su alrededor, sentía que durmió un par de horas o incluso un poco más pero tampoco quería quedarse durmiendo todo el tiempo sabiendo que tenía que preocuparse de investigar la marca del contrario, estaba en la gran biblioteca de Ilia, tenía que aprovechar todos los recurso necesarios que habían a su disposición. Kyleb se acomodaba para de apoco salir de ahí,, el abrazo estaba lo suficientemente flojo para lograr levantarse sin demasiada dificultad, sin embargo aprovechó de taparlo con el abrigo ajeno sabiendo que antes se lo había quitado para pelear, lo arropó y le acarició la cabeza — Ahora cumplo mi promesa — le susurró besándole en la frente seguido de  alejarse de ahí.

Kyleb aprovechó de salir un poco para despabilar y respirar aire fresco, ahora el ambiente era mucho más oscuro y a la luz de las velas, aprovechó de ir por agua ya que su cantimplora estaba vacía y así no tener que beber la de su compañero, entre otras cosas que aprovechó de hacer, en el camino de vuelta se cruzó con la bibliotecaria quien les traía un par de sándwiches de mermelada de mora de su cortesía, el pelirrojo le agradeció bastante aquel regalo y seguido de hablar un poco, volvió a la sala a seguir investigando.

Dejó la bolsa a un lado de la mesa sacando su sándwich primero, dándole una mordida y notando lo sabroso que estaba con la mermelada, seguido de ello retomó todo lo que había encontrado  en los libros y revisó lo que ya sabía, su cabeza cuestionaba las cosas, estaba seguro que nada de lo que había aprendido estaba relacionado con poner una marca o algo en un cuerpo humano, sabía el uso de las runas en la magia, en la creación  y encantamiento de armas, de algunos artefactos e incluso escritos sobre superficies en lugares donde la magia abunda pero nada implicaba lo que estaba sucediendo con Stanley — Esto es molesto… — se quejó mientras su cabeza estaba apoyada en una de sus manos, repasaba por enésima vez la sección de las runas — ya revisé cada página de estos libros y no hay nada — suspiro frustrado — debe haber algo, algo…. — en silencio se  quedó mirando a la nada unos segundos — seguramente hay alguna cosa que no estoy notando, que no me he fijado — le era cansador tener todo a la vista y nada le daba una respuesta, intentó hacer un esfuerzo en ver que no estaba mirando, que era lo que posiblemente sea la respuesta de todo.

Su cabeza retoma otra vez lo que había leído antes, en detalle sobre el uso de las runas , aquello de a poco le decía nuevamente en que se aplicaba hasta que notó algo que había sospechado antes, no sabía demasiado sobre el ara de la magia oscura , sin embargo, saber que esto implicaba maldiciones, le asustó un poco — debo revisar si es así, realmente esto no me gusta — se dijo mientras se levantaba de la mesa decidido a ir por  algún libro que le hablara de ello « si no hay nada en mi área , debe haber de la otra, espero que no sea así pero necesito tener respuestas » pensó mientras se preparaba para salir nuevamente de la sala, sin embargo unos sonidos le detuvieron del todo, Stanley despertó de golpe sintiendo los jadeos de su respiración e incluso provocando un susto al pelirrojo ante lo repentino de ello, volteandose vio como el chico estaba sudando, agitado, respirando fuerte mientras se sentaba desde donde se encontraba, Kyleb se alarmó — ¡Stanley ¿Qué sucede?!— muy preocupado fue a socorrerlo.

Se sentó junto a él para examinarlo mejor, vió como temblaba un poco cual perrito asustado, los ojos llorosos del chico, el sacerdote le acarició las mejillas suavemente , limpiándole las lagrimas — Tranquilo, estoy aquí, todo estará bien — le habló suavemente — respira suave, calmado— intentando tranquilizarlo — suavemente — mirándole fijamente mientras esperaba que lo hiciera — ¿Tuviste una pesadilla?— acarició suavemente los cabellos oscuros que sobresalen del gorro que tenía opuesto el espadachín — quiero saber porque no luces para nada bien— comentó preocupado — si necesitas algo, dímelo, puedo hacer lo que sea por ti.  — le abrazó suavemente acariciándole la espalda, mimandole un poco, le preocupaba mucho y por más que haya sido algo, le había asustado bastante.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Lun Oct 12, 2020 3:31 am

En el momento que escuchó la voz alarmada de su mejor amigo, Stanley se sobresaltó un poco y giró la mirada en la dirección que escuchó la voz. Cuando sus miradas se cruzaron, el pelinegro rápidamente desvió la mirada y permaneció cabizbajo, sintiéndose incómodo por la situación.

- K… Ky… Yo…

Hizo lo posible para hablar y disculparse por la escena que estaba haciendo, pero sintió que algo le arañaba la garganta. Todo lo que pudo hacer el chico fue tomar respiraciones rápidas y superficiales, y rezarle a Mila para no entrar en pánico en ese momento. No quería llorar, porque cuando lo hacía se sentía débil e impotente, pero tampoco podía mostrar una buena cara y pretender que todo estaba bien. Así que simplemente intento relajarse y se limpió rostro con el antebrazo.

- S-si… Tuve… Tuve una pesadilla- Respondió con dificultad, todavía temblando un poco mientras era acariciado por su compañero- Pero, no es algo… No es algo de lo que debas preocupar…- Stanley detuvo su frase en el momento que comenzó a ser abrazado, sintiendo como el chico intentaba reconfortarlo y ayudarlo- “Lo siento…”- Soltó en su mente, mientras devolvía el abrazo con algo de fuerza y comenzaba a sollozar en silencio- “Lo siento, lo siento…

Después de un tiempo, cuando Stanley se calmó lo suficiente, respiró profundamente y se separó del pelirrojo. Sus ojos estaban algo vidriosos por todo lo que había llorado, y su nariz y mejillas estaban algo sonrojadas.

- Gracias…- Comentó el espadachín, soltando un suspiro y limpiándose la cara un poco con la mano- Lamento haberte asustado de esa forma… Ya estoy… Ya estoy más tranquilo- Tras decir eso, guardó silencio por unos momentos y observó hacia la mesa donde se encontraban los libros que había estado usando el mago hace un rato para investigar y otras cosas que no estaban antes de que ellos se durmieran, intuyendo que había estado ocupado por un rato- Umm… ¿Cómo te fue con lo que estabas investigando? ¿Pudiste encontrar algo?- Preguntó finalmente, como si quisiera cambiar el tema, por ahora.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Mar Oct 13, 2020 12:10 am

shhh, shhh, Estoy aquí —  apesar que la investigación le ayudó a mantener su mente en otro lado, se preguntaba sobre qué podría haber soñado el contrario para que estuviera así, esperable su respuesta  solo se preocupó de reconfortarlo y estar con él lo que fuera posible, sentía como el pelinegro le correspondía el abrazo y se acurrucaba en él, Kyleb se mantuvo ahí acariciándole la espalda , mimándolo — Eres la persona más importante para mi — le habló suavemente — Estaré contigo todo lo que necesites— con ello se  acomodó para mantenerse a su lado hasta que se sintiera mejor.

“Gracias…”


Fue lo que escuchó del contrario tras pasar un rato con él, el pelirrojo sonrió tras oírlo acariciandole la cabeza nuevamente — no hay de qué — le respondió para luego verle como se limpiaba la cara con una mano.

“Lamento haberte asustado de esa forma… Ya estoy… Ya estoy más tranquilo”

Esperaba que fuera así, que estuviera tranquilo, no era el único que se sentía agobiado por algo, sin embargo, esperaba que llegara la paz a ambos le tomó de las mejillas con suavidad y juntó su frente con la de él — cualquier cosa que necesites decir, puedes contármelo, ¿De Acuerdo? — le habló — puedes confiarme lo que quieras cuando lo necesites — le sonrió leve antes de alejarse y levantarse de ahí «Debería ir a buscar el libro que necesito ahora» pensó tras ir a la mesa y darle otra mordida a su sándwich notando que le quedaba la mitad de ella.

“Umm… ¿Cómo te fue con lo que estabas investigando? ¿Pudiste encontrar algo?”

¿huh? — soltó tras tragar y voltearse a verlo — bueno….no estoy seguro si decir que me fue bien o no, no puedo responder eso  hasta saber algo en específico — comentó apoyándose un poco en la mesa y dejando su merienda a un lado — entre todo lo que ya he visto, me di cuenta que había algo que no estaba notando, y tras darle unas cuantas vueltas lo supe, sin embargo, gracias a ello tengo una teoría  en mente pero necesito comprobarlo, así que debo salir por un momento de la sala para  buscar el libro que necesito — y con las intenciones de ya comenzar a irse de ahí, algo le detuvo, mirando a Stanley  fijamente, notaba aun que andaba con su gorro, recordando lo del sandwich comenzó a ponerse algo nervioso.

«Espera… si salí antes y aun Stanley tenía mi gorro... » comenzó a rebobinar unos momentos y se había dado cuenta de algo, cuando salió de la sala a tomar aire y todo, aun andaba con el cabello al aire «OH NOOOOO » comenzó a paniquearse internamente «SALÍ SIN MI GORRO Y POSIBLEMENTE ALGUIEN ME VIO ASÍ » gritó internamente  mientra por fuera estaba callado «AAAAAAAAAAAAAAAAAH » su corazón se agitaba « POSIBLEMENTE LA BIBLIOTECARIA ME VIO ASÍ, aunque tal vez haya estado distraída por darme el sándwich porque parecía algo ocupada  y seguramente no se fijó en mi cabeza pero  ESO NO QUITA LA IDEA QUE SALÍ SIN MI GORROOO » al sentirse con la paranoia de ello, estaba seguro que stanley le estaba mirando  —y-yo… — repentinamente le quitó su gorro al contrario con rapidez — ¡necesito esto! — si se lo puso rápidamente sintiendo la comodidad de ella « suave y bonito gorrito, no te alejes de mí » se dijo mentalmente mientras se le acomodaba y en el momento que podría sentir alguna risa o lo que fuera por parte del pelinegro , se levantó de puntillas de inmediato para revolverle el cabello debido a sus nervios y luego salir corriendo de la sala, tras segundos de haberse cerrado la puerta , esta se abrió para que Kyleb dijera — hay un sándwich de mermelada para ti en una bolsa  que hay en la mesa, por si tienes hambre. E-Eso — y con ello cerró nuevamente la puerta, el sacerdote suspiró apoyándose en la puerta intentando calmarse y tras lograrlo se alejó de ahí directo a donde iba.

A medida que avanzaba, no encontró a Petunia, la bibliotecaria por ningún lado, la idea que se veía ocupada cuando le dio la merienda parecía ser cierto ya que no la veía, en cambio se encontró con un hombre que parecía tomar su lugar — Disculpe — le habló — necesito ...un libro sobre magia oscura

¿Interesado en ello? — el hombre le respondió mirándole.

—  uhm… no exactamente — se sintió raro con esa pregunta, ¿acaso parecía alguien que quisiera aprender y fomentarse en esa área? — necesito información sobre algo, uso de runas para los magos oscuros, ese tipo de cosas — aclaró — necesito corroborar algunas cosas — Esperaba que esa respuesta fuera convincente por más que era la verdad, el hombre le miró fijamente con cierta curiosidad.

Claro, no hay problema. — afirmó para luego moverse de su puesto — Se donde puede encontrar lo que busca, por aquí —  Kyleb lo miró unos momentos y cuando comenzó a avanzar, lo siguió.

El camino fue cada vez más profundo, en vez de subir o seguir un pasillo, comenzaban a bajar, todo era iluminado por la luz de las velas, parecía que la gran biblioteca era muchísimo más inmensa de lo que se había imaginado, lleno de lugares donde había libros, la sala era grande donde había llegado, había gente por ahí  en algunas mesas o asientos  por los cuales el sacerdote ignoró y pasando por unos estantes , el bibliotecario se detuvo en uno específico y comenzó a revisar cada título del libro. Kyleb comenzó a sentir las manos inquietas, ni estaba seguro si en este lugar habría más libros de artes oscuras, si algunas de las personas que había ahí eran gente que manejaba ese tipo de magia, no estaba seguro de nada, y en el momento que estaba con la inquietud de curiosear, el hombre encontró el libro más pronto de lo que esperaba.

Oh, gracias — agradeció Kyleb tras que le entregaran el libro.

Un placer — contestó el bibliotecario — ¿Estás seguro que no tienes interés en aprender de esto? Pareces alguien interesado en la magia.

Podría decirse — se sintió algo incómodo —  pero estoy bien por ahora, solo vine a investigar unas cosas — ojeó un poco el libro solo unos segundos.

hmm.. —  miró al mago unos segundos —Seguramente crees que todos los magos terminan chiflados o algo por el estilo con todo esto  ¿no?— dio una pequeña risilla.

¿Eh? yo no...

Esta bien, esta bien, se entiende — interrumpió intentando calmar los posibles nervios del chico —   Tanto Magos de animas como magos oscuros puedes  encontrar siendo bibliotecarios en este lugar — comentó — Pero claro, hablando de magos oscuros, aquellos no son como los de Plegia, eso si están perdidos. Aquí es diferente al menos

Hm….— cerró el libro tras oír lo dicho por el bibliotecario.

¿Miedo?

¡No, claro que no! — soltó nervioso «Los magos oscuros son grimleales, son grimleales » replicó en su mente «Fuera lo que fuera yo sería y seguiría fiel a Mila , a Naga »

¿Debe ser algo no? manejar más de un tipo de magia está llena de ventajas

— aunque le diera la oportunidad de tener más conocimiento  de lo que ya sabe, no tiene motivos para arriesgarse a adentrarse en ese tipo de mundo — ahm... agradezco la “invitación” pero tengo cosas que hacer, cosas que investigar — se excusó — Además tengo a alguien esperándome desde hace un rato — tras esto se dio media vuelta.

Oh… ¿una novia? — Kyleb se sobresaltó sonrojandose un poco dirigiendo la mirada al bibliotecario

—  ¡N-no! — y por más que fuera así no lo andaría divulgando, incluso le hizo pensar…¿Stanley le considera como su novio ahora? ¿o seguían siendo super mejores amigos ?¿con ventaja o algo?, era confuso para él — es solo... que tengo un perro que me acompaña  en mis viajes y no le gusta mucho estar solo — mintió, en parte porque el perro era real y se llama Sparky pero no era suyo.

Oh, ya veo  

Es todo. Le agradezco por la ayuda — solo quería irse, irse luego de ahí.

Bueno, si te interesa algún día, puedes venir nuevamente a donde me encontraste , yo ocupo los turnos nocturnos de aquí

Si, gracias — comenzó a avanzar con la intención de volver a la sala.

¡Hey espera! — el sacerdote se detuvo — Es por el otro lado

...— Kyleb se dio cuenta que estaba yendo por el lado contrario — oh….— dio la media vuelta ahora yendo por el camino correcto y más rápido que antes.


Llevando el libro, subió las escaleras hasta llegar al piso que ya conocía, yendo por la zona de ahí, logró llegar a su sala «Eso fue raro, bastante raro » se dijo a sí mismo « ¿tengo pintas de querer ser un mago oscuro? » pensó tras detenerse, realmente era fiel a su religión a sus creencias, a sus ideales, ¿De verdad parecía alguien así? amenos que lo vieran a alguien demasiado sabio  o estudioso para centrarse en un área en especifico «oh diosas » se pasó la mano por el rostro como si quisiera despertarse un poco, intentó calmarse por el momento  seguido de entrar a la sala y cerrar la puerta — he vuelto — habló tras dirigirse a la mesa y sentarse, vio a Sparky acercarse mientras le ladraba  como si estaba feliz de verlo de regreso, Kyleb le dio unas caricias en la cabeza — ya puedo ponerme a investigar sobre lo que tengo en mente, me tomara un rato — le habló a Stanley — ¿Esta todo bien? — pregunto por si las dudas tras sucedido anteriormente.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Mar Oct 13, 2020 10:56 pm

Stanley tenía sentimientos complicados con respecto a la investigación de su marca. Por un lado, sentía curiosidad de saber si era tan importante como Kyleb lo hacía ver, y por otro lado, sentía miedo de conocer la respuesta. La magia era un tema misterioso en los ojos del espadachín, un poder destructivo que podía llegar a ser peligroso si se practicaba de mala manera. Hace tiempo había visto con sus propios ojos como un mago oscuro maldecía a otra persona porque si, para que sintiera un temor profundo y paralizante. Y también recordó como se sintió la mano fría de Kyleb entre las suyas, luego de pocas horas usar su magia de viento para fortalecer su espada y causarle daños mortales al último emergido que se enfrentaron.

- Entiendo… Bueno, si tienes que salir, no hay ningún problema- Respondió el pelinegro tras escuchar lo que su compañero decía sobre sus avances de la investigación- Cuando regreses me puedes contar sobre esa teoría que tienes.

Después de la pesadilla que había tenido, el pelinegro no tenía muchos ánimos de comer o de hacer algo, al menos no de manera inmediata. Retiró el abrigo de piel que en ese momento cubría sus piernas y se quitó el gorro de Kyleb de la cabeza, revolviéndose el cabello levemente para quitar las gotas de sudor que le había provocado tras haberlo usado por un buen rato. Stanley soltó un bostezo y se sentó en el sofá, luego se fijó en la expresión en el rostro del pelirrojo y su comportamiento extraño cerca de la mesa.

- ¿Sucede algo?- Preguntó de una manera inocente, sin estar seguro si debía preocuparse o no de lo que estaba pasando por la mente de su compañero.

Mientras el espadachín esperaba una respuesta, repentinamente el sacerdote se acercó a donde estaba y le quitó el gorro que aún tenía en la mano, con rapidez.

Y-yo… ¡Necesito esto!

- Oh, ok- Respondió simplemente, antes de ver con sorpresa como el chico se ponía el gorro sobre la cabeza- “Ah, con que eso era”- Pensó, antes de soltar una pequeña risa y entender todo- Justo me estaba preguntando si ibas a salir sin tu gorro- Lo cierto era que no, y solo estaba fastidiándolo un poco- “La melena vuelva a su cueva…” Bromeó internamente, sin dejar de sonreír a su adorable sol de cabello rojo, quien terminaba de ponerse su gorro.

A los pocos segundos, el pelo del espadachín fue revuelto por la mano de Kyleb, quien parecía seguir nervioso a pesar de haber recuperado su gorro. Stanley continuó riendo un poco y apartó la cabeza del camino antes de que el sacerdote lo dejara tranquilo.

- Vale, vale, perdón- Se disculpó el chico aun sonriendo, e intentando no reírse nuevamente por la situación.

Tras decir aquello, se tomó la cabeza y dio una breve mirada a Kyleb, viendo como salía corriendo hacia la puerta. Stanley no entendía bien qué buscaba su amigo haciendo todo eso, pero le pareció gracioso, y a la vez adorable.

Hay un sándwich de mermelada para ti en una bolsa que hay en la mesa, por si tienes hambre. E-Eso

Stanley volvió a reírse un poco del chico y se despidió brevemente, deseándole suerte.

Poco después de que el mago dejara la sala, el pelinegro se acercó hasta la mesa y reviso lo que había encima. Aunque no tuviera mucha hambre, decidió comer el emparedado que le dejaron, pues no había probado bocado en varias horas. Poco a poco el apetito regreso a él, así como la sed. Sparky se acercó hasta donde se encontraba sentado su amo para recibir algunos trozos que este mismo le tiraba. Tras terminar de comer, Stanley bebió agua que tenía almacenada en la cantimplora dentro de su bolso, y se puso de nuevo su abrigo y su casco.

- Ven, Sparky. Vamos a salir un rato- Avisó a su perro, mientras se dirigía hacia la puerta para salir de la sala.

Felizmente, el can siguió al espadachín hasta afuera de la habitación de estudio y Stanley cerró la puerta. A medida que avanzaba, se fijó que el ambiente era más oscuro y había pocas personas en los alrededores, tampoco se encontró a la bibliotecaria Petunia o a Kyleb mientras iba de camino a tomar aire fresco.

Lo más probable es que muchos de los que estén quedándose aquí todavía estén durmiendo” Pensó, tras haber saludado a uno de los bibliotecarios que vigilaban y abriendo la puerta de la biblioteca para dejar paso a su perro para que pudiera salir primero al exterior “Mejor así, me vendría bien algo de tranquilidad[/i]”

Al salir afuera, el pelinegro no tardó en notar la diferencia entre la temperatura en el exterior y la de la biblioteca. La temperatura solía ser baja cuando era de noche, por lo que no era bueno quedarse mucho tiempo a menos que fuera para hacer algo importante.

Cuando Stanley terminó de pasear a Sparky, regresó a la Gran biblioteca y subió a la sala de estudio. Al abrir la puerta, se dio cuenta que su compañero todavía no había llegado, por lo que decidió sentarse a esperarlo, dejando el abrigo colgado sobre el sofá y el casco sobre la mesa.

Kyleb todavia no llega, podría leer un poco mientras tanto” Pensó, fijándose en el libro de “Sol y Luna” que estaba visible junto a los libros que había estado utilizando Kyleb hace un rato para investigar.

El espadachín se sentó tranquilamente frente a la mesa, y su perro se sacudió cerca antes de saltar y recostarse en el sofá para ganar calor. El espadachín tomó el libro de “Sol y Luna” y comenzó a leer la historia desde el comienzo, hasta que su curiosidad le hizo saltarse algunas páginas y llegar rápidamente hasta el final.  

Mini resumen de la historia “Sol y Luna”:
La historia trata sobre dos jóvenes llamados Sol y Luna.

El Sol era un chico que pertenecía a la nobleza, que recientemente había ganado el título de "Astro Rey", convirtiéndose en el astro más importante del cielo.

La Luna era una chica misteriosa que en el libro es descrita como una persona de increíble belleza, que inspiraba a los hombres que la conocían, con su melodiosa voz y hermosas canciones. Por eso en muchos sitios la conocían como la “Reina de la noche”.

Cuando se encontraron, los dos jóvenes se enamoraron locamente el uno del otro. Dando inicia a un romance apasionado e intenso entre dos astros condenados a vivir un amor imposible.

Debido a que ambos pertenecían a clases sociales totalmente diferentes, los dos jóvenes se vieron obligados a vivir separados. Cuando se dieron cuenta que nunca podrían estar juntos, les invadió una gran tristeza.

Pero aun así, siguieron juntos y viéndose a escondidas. Esperando ese instante, esos raros momentos que les fueron concedidos y que tanto costaban que sucedieron. Momentos de éxtasis tan grande, donde el Sol cubría a la Luna, se acostaba sobre ella y comenzaba a amarla. A a ese acto de amor, que podría dejarte ciego si mirabas, se le dio el nombre de Eclipse.

Sin embargo, un día, el Sol dejó de visitar a la Luna y jamás volvió a verla. Abandonándola para seguir con sus tareas como "Astro Rey" de los cielos.

La luna lloró amargamente por su horrible destino, sintiéndose traicionada por la actitud del Sol y quedándose cada vez más angustiada. A pesar del brillo que ella recibió al nacer,  fue tornándose solitaria con el pasar del tiempo.

El Sol, sintiéndose un poco culpable de haber renunciado a su amor verdadero a cambio de su título, decidió que no podría dejar abatirse más, ya que tendría que darle fuerzas y ayudarle a aceptar lo que la diosa Naga había decidido.

Su preocupación era tan grande que resolvió hacer un pedido especial: - Naga, ayuda a la Luna por favor,  es más frágil que yo, no soportará la soledad...

Y la dios... En su inmensa bondad... Creó entonces las estrellas para hacerle compañía a la Luna.

La Luna siempre que estaba muy triste recurría a las estrellas, que hicieron de todo para consolarla.

Y desde entonces, ambos vivieron así... separados. El Sol fingiendo que era feliz, y la Luna sin conseguir disimular su tristeza. El Sol ardiendo de pasión por la Luna, y ella vive en las tinieblas de su añoranza.

Dicen que la orden de Naga era que la Luna debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo consiguió... Porque era una mujer, y una mujer tiene fases. Cuando es feliz, consigue ser Llena, pero cuando es infeliz es menguante y cuando es menguante ni siquiera es posible apreciar su brillo.

Luna y Sol siguen su destino. El, siendo solitario pero fuerte; ella, siendo acompañada de estrellas, pero débil.

Los hombres intentan, constantemente, conquistarla, como si eso fuese posible. Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre solos. Nadie jamás consiguió traerla hasta la tierra, nadie, realmente, consiguió conquistarla, por más que lo intentaron.

Moraleja final, escrita por el autor: Todos en la vida hemos tenido esa historia de amor imposible, en el que por más que has luchado y has movido cielo y tierra, la vida te ha dicho que no, que ese amor debe vivir siempre en la distancia y que os améis en silencio, puesto que al igual que el sol y la luna, nunca estaréis en el mismo lugar a la vez.

Pero, si algo no tiene que ser, es porque esa es la mejor forma de que seas feliz. Si por más que luchas y luchas, nunca llegas al punto en el que quieres estar, desiste.

Tras haberse adelantado y leer el final de la historia, Stanley suspiró y cerró el libro.

- Cielos, ya tenía mis dudas sobre este libro… Pero ahora, creo que no quiero leerlo- Comentó el pelinegro, sintiéndose algo molesto por el final- ¿Y que se supone que son las “estrellas”? ¿Acaso Luna tuvo hijos y Sol la abandonó después de enterarse?- El libro estaba escrito con tantas metáforas que era difícil saber con exactitud cómo ocurrían los hechos, y muchos elementos en la historia quedaban en interpretación del lector- Kyleb se le romperá el corazón cuando llegue al final- Pensó, suspirando de nuevo, entre quejas.

La puerta de la sala se abrió poco después de decir eso y Kyleb entró con un libro en las manos.

- Bienvenido- Saludó el espadachín, mientras dejaba el libro que leyó sobre la mesa- Veo que encontraste lo que buscabas.

Sparky salto del sofá y se acercó hasta el sacerdote mientras le ladraba, como si estuviera feliz de verlo de regreso. Kyleb le dio unas caricias en la cabeza.

Ya puedo ponerme a investigar sobre lo que tengo en mente, me tomara un rato.

- Si, todo está bien... Comí algo, saque a Sparky a caminar un rato y me puse a leer un libro mientras te esperaba- Respondió el pelinegro- Las historias como "Sol y Luna" no son de mi agrado, pero, tiene buenos dibujos- Agregó, refiriéndose al libro de “Sol y Luna”- ¿Qué parte fue en la que te quedaste la última vez que lo leíste?- Preguntó, con curiosidad.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Miér Oct 14, 2020 5:03 pm

Me alegra oír eso— sonrió leve al oír la respuesta del pelinegro, temía que no pudiera comer o algo tras la pesadilla que tuvo, en el cual aún tenía curiosidad en saber qué fué lo que soñó, pero si era tan horrible para que Stanley reaccionara así, le era mejor para Kyleb no preguntarle sobre eso. El sacerdote se acomodó dejando a Sparky libre tras acariciarle, acomodó su libreta de notas entre otras cosas incluyendo el libro que había traído, este tenía una tapa de un morado muy oscuro con detalles blancos.

“Las historias como "Sol y Luna" no son de mi agrado, pero, tiene buenos dibujos”

¿y eso?— se sorprendió ante ese comentario — ¿acaso lo leiste en el rato que me fui? — rió un poco porque era imposible leer un libro en tan poco tiempo, al menos si eres rápido debería tomarle unas 3-5 horas dependiendo del grosor — ¿o simplemente lo ojeaste un poco?. Oh Vaya, leiste algo sin mi, que mal.  —  bromeó viéndolo unos momentos.

“¿Qué parte fue en la que te quedaste la última vez que lo leíste?”

¿En qué parte quedé? — intentó recordar— ha pasado tiempo desde que lo leí pero al menos era un libro más grueso  — comentó — Ese libro ha tenido ...¿dos versiones? o eso creo que  recuerdo porque fue lo que me contó el bibliotecario de Chon’sin, pero el que había leído allí (en parte) era la una versión muchísimo más humana — se acomodó viéndolo mientras contaba — Decían que estaba ligada a una leyenda lo cual me dio curiosidad y por eso me puse a leerlo, lamentablemente pasó el ataque emergido en mi país  y ...ahí quedó mi lectura — dio una risita leve — y quedé en…. Oh oh, ¡ya me acuerdo! — se acomodó entusiasmado en la silla para ver a Stanley mejor — Estaba a poco de terminar el libro o eso parecía pero bueno.... — aclaró su garganta — Lunala había escapado de la prisión que le habían tendido el padre de Soleo y sus hombres gracias a  la ayuda de un par de amigos de Soleo, el padre quería inventar la muerte de la chica para que su hijo sea fiel a las reglas de su familia noble, no dejará su cargo y descendencia. Soleo estaba cansado de fingir su felicidad y harto de todo este conflicto, su único amor no quería que terminara como fueron los astros originales, separados de tal manera que casi nunca se verían juntos. — a medida que contaba hacía gestos con las manos— Cuando descubrió  la mentira de su Padre y que Lunala viva aún en una de las cárceles de su país hizo lo posible por liberarla, por más que la familia de la chica lo aceptara finalmente, el problema era su padre y con ello, exhausto de todo eso , decidió reunirse con su amada y huir juntos. Lunala y Soleo se reunieron por fin ,sin embargo , a lo lejos estaban siendo buscado por el padre de Soleo y sus soldados…lamentablemente no supe mas allá eso, me dejó en una parte tensa, la mejor, nunca supe el final o como terminaba, si la cosa salió bien o no pero  es todo lo que puedo contar — se movió un poco para volver a su posición — es una versión tan diferente a la otra, como si quisieran romper lo que estaban destinados vivir, los nombres que tienen era por la similitudes que tenían a esos astros y de a poco cayendo más a su similitudes, como el amor prohibido que tenían — suspiró un poco — por eso prefiero lo bonito de ciertos libros que he leído, suena como si casi todo es posible ahí — agregó —que aquí….— diciéndolo bajo recordando lo que se había dado cuenta anteriormente pero aun así, su mente intentó distraerse en otra cosa.

En fin, debo seguir investigando — mientras dejaba los libros que había usado a un lado y dejando abierto aquella página que hablaba sobre las runas — lamento si me tardé demasiado en volver, no encontraba a Petunia pero otra persona me ayudó a encontrar lo que buscaba ...solo que…era un tipo raro haciéndome preguntas raras —  e incluso incentivando a estudiar artes oscuras, entre otras, una anécdota que solo comento al aire sin dar demasiado detalle hasta que el contrario se viera interesado.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Jue Oct 15, 2020 4:43 pm

Al ver la reacción de Kyleb, Stanley se rió un poco con él y lo observó por un momento mientras sus mejillas se comenzaba a sonrojar un poco tras escuchar su broma.

- Jaja, lo siento, no tenía ni idea…- Comentó el chico con una leve sonrisa, sintiéndose algo avergonzado de no habérsele ocurrido en esperar a Kyleb primero antes de hojear el final de la historia- Aún podemos leer otro libro cuando terminemos la investigación…- Sugirió, intentando compensar un poco lo que hizo- O si lo prefieres, puedo leerte otro de mis poemas- Agregó, fingiendo algo de inocencia, como si quisiera tentar al pelirrojo a pasar tiempo con él.

Dada a la situación que se presentó antes y a lo que había leído, el pelinegro pensó que debía ocultar el libro para que Kyleb no tuviera que llevarse otra decepción. No podía hacerlo ahora, ya que resultaría demasiado obvio, pero, así que simplemente, hizo algo de espacio en la mesa, colocando el libro de “Sol y Luna” entre los tomos de magia que el sacerdote dejó apartados previamente, de modo que no pareciera muy sospechoso.

Mientras este ocupado, tal vez pueda llevarme los libros que no utilice, junto con este… Y ocultarlo en alguna sección diferente, como la de manualidades o quizás, la sección de terror” Pensó rápidamente, esperando entonces cuando la oportunidad se presentara.

Stanley se acomodó en su asiento para escuchar a Kyleb hablar sobre lo que recordaba del libro. Era la primera vez que escuchaba que “Sol y Luna” tenía dos versiones. A juzgar por lo que el sacerdote contaba, la versión que había leído en Chon’sin era diferente a la que acababa de leer el pelinegro hace un rato. La historia seguía siendo sobre dos jóvenes enamorados, cuyos nombres estaban basados en el sol y la luna, y que por culpa de las reglas que les imponían su sociedad debían permanecer separados. Con la diferencia de que Sol (o Soleo), se cansó de fingir su felicidad y luchó para poder estar junto a su verdadero amor.

Es una versión tan diferente a la otra, como si quisieran romper lo que estaban destinados vivir, los nombres que tienen era por las similitudes que tenían a esos astros y de a poco cayendo más a sus similitudes, como el amor prohibido que tenían.

- Entiendo- Respondió Stanley mientras forzaba una leve sonrisa, sin tener mucho que decir con lo sorprendido que estaba tras escucharlo. Ahora estaba asimilando la versión que acababa de escuchar y formulaba un plan en su cabeza- “Si, definitivamente no dejaré que lea la otra versión” Pensó muy seriamente mientras observaba en silencio como el sacerdote suspiraba.

Por eso prefiero lo bonito de ciertos libros que he leído, suena como si casi todo es posible ahí, que aquí…

Stanley continuó mirando a Kyleb brevemente, y en silencio acercó su mano hasta la suya, tomándola suavemente tan solo para hacer notar su presencia y darle apoyo en el caso de que necesitara desahogarse.

- Bueno, tal y como dijiste, si las palabras son un medio para expresar los más profundos deseos y sentimientos de cualquier persona…- Comenzó a decir el pelinegro, mientras acercaba la mano de Kyleb un poco para acariciarla mejor- Supongo que la historia que leíste es una forma para el autor de transmitir de que hay que veces que vale la pena luchar por el ser amado. Aun si se vea como una tarea imposible- Pronunció con voz suave, mientras sonreía levemente- No recuerdo cuando nos separamos, pero mi yo del pasado se esforzó mucho para buscar a sus viejos amigos y de volver con ellos a Ilia- Mencionó, recordando las cartas que le mostró a Kyleb el día que se encontraron por primera vez, en mucho tiempo, en Chon’sin- Al final, sus esfuerzos comenzaron a dar frutos, y se reencontró con su súper mejor amigo… Si pudo lograr eso, creo que podemos hacer que nuestra relación funcione, de alguna manera- Miró al pelirrojo por un momento- ¿Qué piensas sobre eso?- Preguntó antes de que fueran a distraerse con alguna otra cosa.

Stanley esperó pacientemente a la respuesta de Kyleb, y luego volvió a acomodarse de posición en su silla.

Cuando surgió de nuevo el tema de investigación, observó que Kyleb dejaba sobre la mesa el libro que trajo, pudiendo verlo con mayor detalle que antes. Su aspecto lucía diferente a los otros que el sacerdote tenía, llegando a incomodar a Stanley al dar una rápida mirada al contenido de sus páginas cuando el chico lo abrió.

Lamento si me tardé demasiado en volver, no encontraba a Petunia pero otra persona me ayudó a encontrar lo que buscaba... Solo que… era un tipo raro haciéndome preguntas raras.

Stanley parpadeó un poco, y frunció el ceño levemente, sospechando que algo malo le había ocurrido al sacerdote.

- ¿...Un tipo raro?- Repitió lentamente y serio, manteniéndose sereno antes de poder saltar por error conclusión apresuradas.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Jue Oct 15, 2020 10:15 pm

Al percibir la mano del contrario en una de las suyas, Kyleb sintió su corazón palpitar , oyendo cada palabra del contrario referente a lo ultimo que dijo sobre lo posible que es en los libros, aquel gesto hizo que lo mirara directamente, sus palabras se extendían y se extendían cada vez más como si quisiera animarlo, animarlo en esa perspectiva en particular que diferenciaba todo el optimismo que tenía siempre.

“No recuerdo cuando nos separamos, pero mi yo del pasado se esforzó mucho para buscar a sus viejos amigos y de volver con ellos a Ilia.Al final, sus esfuerzos comenzaron a dar frutos, y se reencontró con su súper mejor amigo… Si pudo lograr eso, creo que podemos hacer que nuestra relación funcione, de alguna manera”

De todas las cosas que ha visto en Stanley actualmente, de todas, este era una de las cosas que parecían haber intercambiado entre ambos, Kyleb siendo optimista en todo menos en el amor debidos a sus experiencias, y por alguna razón, el contrario era al revés, cada detalle, cada cosa que les sucedían a ambos, por más contrarias que fueran se complementaban bien de alguna manera, realmente lo sucedido en ese sueño y las últimas palabras del pelinegro, era como si mientras estuviera él, mostraría todo lo que era posible entre ambos, hacer que lo suyo funcione a pesar de las dificultades el mundo, sin embargo, no podía negar que aun seguía teniendo miedo al respecto.

“¿Qué piensas sobre eso?”

uhm...— no sabía que decir, simplemente se quedaba admirando  y mirándole a los ojos, de la misma manera que en ese sueño, en el momento que todo se tornó tan bonito — pienso que…..por fin entiendo porqué la luna logra brillar de esa manera  en medio de una noche oscura — rio un poco tonto ruborisándose levemente y metaforizando lo positivo que era Stanley en ese aspecto — quiero decir que... uhm….bueno…si dices eso, cuando estemos nuevamente juntos, quiero avanzar en  lo que quede de ese difícil camino con mi mano junto a la tuya — le respondió — a pesar que aun tenga...miedo de lo que pueda ocurrir — soltó bajo, por alguna razón en ese aspecto, por mas que tuviera negatividad en el amor y cierto miedo  de lo que pueda ocurrir debido a su prohibido amor, se sentía acogido con el pelinegro dandole ese brillo nocturno ante todo, darle su mano, abrazarlo, decirle que pueden enfrentar todo juntos.

El sacerdote soltó la mano del contrario para luego acariciarle la mejilla un poco tras decir aquello último y tras ese momento, queriendo terminar el tema ahí, habló sobre seguir investigando a mientras se acomodaba en su asiento frente a la mesa, entre lo poco que contó sobre lo que le ocurrió cuando fue por el libro, el pelinegro pareció querer saber más al respecto.

“¿...Un tipo raro?”

 Bueno…. — se puso a pensar intentando recordar bien el momento mientras tenía su libreta en mano — Era un bibliotecario también del lugar, me ayudó con el libro, solo que  me llenaba de preguntas por lo que estaba buscando — comenzó a comentar —  No sé si lo notaste pero lo que traje es un libro muy diferente a los otros, es sobre uso de las runas  de más específica igual que en mi área pero…..para magos oscuros — temía que el chico se asustara o algo , sin embargo, tenía que hablar de ello para que entendiera la situación — en lo que sucedió... el bibliotecario me observaba demasiado, me decía “¿Estás seguro que no tienes interés en aprender de esto? Pareces alguien interesado en la magia. — Citó — porque según él, yo tenía esas.. uhm como decirlo,....pintas de querer aprender algo más de lo que ya sabía. — mientras ojeaba , releía las cosas que anotó sobre lo encontrado en la investigación anterior — me contaba que los bibliotecarios del lugar  hay magos de todo tipo incluso magos oscuros y que según él, aquí no eran de los “chiflados” como en Plegia— intentando dar a entender que era un estereotipo común y visto entre muchos magos de ese tipo, aunque el bibliotecario parecía intentar decir que no siempre era así —  Que saber más de un tipo de magia tenías bastantes ventajas pero...Yo le decía que yo solo venía a investigar, negando mi interés sobre ello y la persona siguió preguntando  el  porqué de ello,  si era miedo u otra cosa — suspiro como si se sintiera sofocado en ese momento — cuando ya me estaba sintiendo incómodo y algo molesto, me excusé diciendo “ hm... agradezco la “invitación” pero tengo cosas que hacer, cosas que investigar, además tengo a alguien esperándome desde hace un rato” porque estabas aquí esperándome aunque cuando me dijo “ ¿tu novia?” y yo  en mi mente pegando gritos ante tan… tonta situación. — sentía como si sus nervios de ese momento volvían — y..y.. bueno, no podía decir lo de…— apuntó  a Stanley y luego a sí mismo para luego juntar las manos, dándole a entender la idea que están juntos pero en el sentido amoroso (por más que no supiera si piensa lo mismo que él o algo) — ya sabes. Y con … algo de nervios, le dije “ es solo... que tengo un perro que me acompaña  en mis viajes y no le gusta mucho estar solo— en ese momento Sparky se asomó levantando las orejas como si hablaran Kyleb estuviera hablando de él  — para luego irme de ahí con el libro rápidamente — terminando — aunque dijo que si me interesaba el tema que fuera a verlo pero…a mi me gusta  la magia que hago, Gracias. — Se echó un momento en la silla suspirando un poco — ya veo cómo se siente ser acosado por alguien cuando ese alguien que sabe demasiadas cosas , algo así como que eres un alumno prodigio en algo y te solicitan mucho, nos e como ejemplificarlo adecuadamente, pero seguramente algo entiendes.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Vie Oct 16, 2020 3:15 pm

Cuando Stanley escuchó lo que su compañero pensaba, sintió unos deseos grandes de abrazarlo. Si se lo proponía, Kyleb llegaba a decir cosas muy hermosas como lo que dijo ahora… El espadachín simplemente rió alegremente, sintiéndose conmovido por el halago que le hicieron y lo suficientemente abochornado para ruborizarse levemente tras escuchar su metáfora. La expresión que estaba dibujada en el rostro de su mejor amigo le parecía tan adorable que a Stanley le costaba creer que tres chicas de las que estuvo enamorado lo hubieran rechazado.

Pase lo que pase, protegeré esa sonrisa” Se prometió a sí mismo mientras dejaba de reír, sintiéndose muy decidido y muy enamorado- Sentir miedo es normal- Respondió tranquilamente, tras terminar de escuchar la opinión de Kyleb y aun tratando de animarlo- Sé que no puedo desaparecer ese sentimiento en tan solo unas cuantas horas… Así que, mi único consejo seria que, no te concentres mucho en lo que pueda ocurrir, sino en lo que estamos haciendo ahora- Esto era algo que había aprendido después de haber estado trabajando por un buen tiempo como mercenario, luchando con los emergidos, y luchando con sus pensamientos negativos todos los días.

Poco después de decir eso, entre tanto positivismo y consejos que estaba dando, Stanley comenzó a sentirse extraño con su propio comportamiento e incluso un poco incómodo de sonar tan maduro.

- “Tal vez el positivismo si sea algo contagioso…”- Pensó levemente sorprendido, y mirando a Kyleb en silencio mientras procedía a volver con la investigación.

El tema que vendría después no sería nada agradable para el pelinegro.

Desde que Kyleb puso el libro que trajo sobre la mesa, el pelinegro había notado que este se veía diferente a los demás, y su instinto no lo engañaba, pues su amigo le reveló que se trataba de un libro para magos oscuros.

Stanley no dijo nada al respecto, pero no tardó en sentir un nudo en la garganta y un rechazo casi de inmediato. Tenía un mal presentimiento, y la noticia no solo le puso incómodo, también lo que Kyleb contaba no le gustaba en lo absoluto.

- Tsk, solo de escucharte me dan ganas de decirle unas cuantas cosas a ese idiota…- Soltó el pelinegro molesto, mientras se cruzaba de brazos y mirada hacia otro lado- En serio, ¿aprender magia oscura? ¿Cómo puede asumir cosas como esas?- Refunfuñó en voz baja, aun sin notar que estaba pensando en voz alta, y sonando ofendido con el asunto- Claro, y si busco un libro de chistes ahora me vuelve a mí un bufón, ¿cierto?- Su amargura fue en aumento de solo imaginar la expresión del bibliotecario que molesto a su mejor amigo- Voy a meter… Su maldito libro de chiste bien derecho, directo por su cu-- Se detuvo ese instante, levantando la mirada hacia al pelirrojo, y haciendo una larga pausa antes de avergonzarse- Ah, l-lo siento… Solo estaba… Umm… Con-continúa, por favor- Respondió con nerviosismo, desviando brevemente la mirada.    

Tras decir esto, el espadachín siguió escuchando el relato del mago, moviendo levemente los pies debajo de la mesa, inquieto, mientras veía brevemente el contenido de las hojas que iba pasando del libro.

Cuando ya me estaba sintiendo incómodo y algo molesto, me excusé diciendo “ hm... agradezco la “invitación” pero tengo cosas que hacer, cosas que investigar, además tengo a alguien esperándome desde hace un rato” porque estabas aquí esperándome aunque cuando me dijo “ ¿tu novia?” y yo  en mi mente pegando gritos ante tan… tonta situación.

Stanley contuvo un poco su risa al imaginarse la situación y se inclinó cerca del chico, apoyando un codo sobre la mesa y su cabeza sobre la mano del mismo brazo.

- ¿Y? ¿Qué le dijiste?- Preguntó, muy curioso por su respuesta, y sin poder ocultar su sonrisa ante la divertida expresión que tenía Kyleb en ese momento.

Ya sabes. Y con… algo de nervios, le dije “ es solo... que tengo un perro que me acompaña  en mis viajes y no le gusta mucho estar solo” para luego irme de ahí con el libro rápidamente. Aunque dijo que si me interesaba el tema que fuera a verlo pero… A mí me gusta  la magia que hago, gracias.

- Hmm, ya veo… Guau, guau~- Bromeó el pelinegro de manera juguetona, antes de no poder contenerse más y comenzar a reírse debido a su mala imitación- … Hiciste bien, fue una buena excusa- Prosiguió a decir tras haberse calmado un poco y acercándose un poco para besar rápido la mejilla su compañero.

Ya veo cómo se siente ser acosado por alguien cuando ese alguien que sabe demasiadas cosas, algo así como que eres un alumno prodigio en algo y te solicitan mucho, no sé cómo ejemplificarlo adecuadamente, pero seguramente algo entiendes.

Stanley continuó sonriendo y asintió con la cabeza, compartiendo el mismo sentimiento de frustración.

- Si, te entiendo…- Suspiró el pelinegro mientras comenzaba a recordar algo que le había sucedido hace tiempo- Una vez tuve que asistir a unas clases en el Monasterio de Garreg Mach, mientras servía de guardaespaldas a un grupo de estudiantes que asistían ahí… Si no me equivoco, fue unas semanas después que me fui de Chon’sin, por el viejo Imperio de Valm- Comenzó a contar, mientras se acomodaba en su asiento- Aprendí algunas cosas ahí, como mejorar mi postura y blandir mejor mi espada… Había varios grupos de chicas que me veían entrenar o se acercaban para hablarme. Muchas veces era para preguntarme sobre Sparky, o para pasarme notas perfumadas- Hablar sobre aquello le hizo recordar varias situaciones embarazosas que a la vez hizo que el espadachín se quedase callado por momentos, pensando cómo proseguir- Me da pena decirlo, pero, no puedo recordar siquiera sus nombres… Excepto…- Stanley volvió a pausar, sonrojándose levemente y negó con la cabeza- … Sea como sea, si aún te sientes incómodo, puedo llevarme los libros que no estés utilizando. Si necesitas otro, ya podemos preguntarle a un bibliotecario diferente o esperar a Petunia.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Vie Oct 16, 2020 5:10 pm

Le fue bastante curioso oír como el espadachín hablaba enojado  al respecto mientras contaba lo sucedido, claramente no le molestó que le interrumpiera, tenía que dar su opinión y al menos así se daba cuenta que Stanley estaba escuchándolo.

“Voy a meter… Su maldito libro de chiste bien derecho, directo por su cu- …...Ah, l-lo siento… Solo estaba… Umm… Con-continúa, por favor”

Pff…. — intentó contenerse la risa ante ello,  le pareció adorable , bastante adorable, era como un lobito enojado, o un perrito, lo que fuera, realmente no esperaba que llegara a ese nivel pero… estaban solo ellos dos así que demasiada formalidad era necesaria si están a solas — bien, bien — riéndose un poco — en que iba…. —con ello continuó la historia.

A pesar que fue una excusa bastante improvisada en esa situación cuando lo único que quería era irse, no esperaba que el pelinegro comenzara a imitar a un perro, es más, le fue tan inesperado que  su corazón palpitaba irregularmente y se ruborizaba un poco frunciendo el ceño un poco — f-fue lo único que se me ocurrió ¿sabes?

“… Hiciste bien, fue una buena excusa”


Y con oirlo recibió un beso en la mejilla, gruñó suave un poco en respuesta con rubor, no estaba molesto con él , solo que…era dificil de explicar, incluso había sentido ya flores brotando por su estómago, lo único que le quedaba era proseguir antes de ver cómo responder a ello.

Tras contar lo poco que quedaba y terminar de hablar, por más que hubiera articulado lo último de forma no tan clara, el pelinegro parece que haberlo entendido, dando su experiencia y punto de vista, como era de esperarse , él era una persona que experimentó muchas cosa cada vez que viajaba, siempre sabía más cosas en ese aspecto, lo admiraba por eso pero en el momento que llegó a  hablar por  lo que tuvo que pasar  en ese lugar, Kyleb comenzó a sentirse…..raro « ¿Notas perfumadas? ¿Cartas de amor?» asumió en su mente  al decir lo último « ni siquiera se como se siente recibir una carta de amor  » mientras mantenía la mirada al pelinegro unos momentos y luego se fijaba en sus notas «Se nota que eres taaan experimentado... » soltó hasta oír que el espadachín no recordaba nombres, sin embargo si uno, este comenzó a darle unos pequeños nudos en el pecho o.. estómago, no sabía por dónde, no sabía si era envidia o… ¿celos? , ni siquiera estaba seguro si era por Stanley o por la gente que se había fijado en él, todo era tan confuso « me esta molestado sentirme así » pensó para luego seguir atento a lo que decía y oír su finalización.

“Sea como sea, si aún te sientes incómodo, puedo llevarme los libros que no estés utilizando. Si necesitas otro, ya podemos preguntarle a un bibliotecario diferente o esperar a Petunia.”

Si no es mucha molestia para ti, claro — le respondió mirándolo un poco—  igualmente podría apañármelas si me cruzo nuevamente con esa persona cuando vaya por otro libro, veré que puedo hacer, porque claramente creerá que volví por estar interesado en eso —  suspiró con algo de molestia — y  a lo que dijiste antes …. vaya, si que eres todo un galán — soltó de forma inesperada intentando revisar lo que había escrito — seguramente habrías encontrado a alguien que te correspondiera más rápido que yo con mi mala suerte — sin ni siquiera pensarlo, seguía sintiendo esos nudos en el pecho / estómago, incluso como aún no sabe cómo el contrario le considera tras esa confesión, simplemente no pensó demasiado al hablar — Eres alto, de ojos bonitos,  de cuerpo fornido — miró al chico — eres muy hábil con la espada, escribes bellos poemas, quién no querría alguien asi ¿Eh? — sintió algo raro en el estómago, ni siquiera estaba seguro que era , su corazón latía irregularmente, sus dedos estaban inquietos — Además cantas bonito, das suaves abrazos y por sobretodo.... —  se levantó un poco de su silla dejando la libreta a un lado y se quitó el gorro unos momentos como si quisiera que lo mirara por mas tiempo, aprovechando la posición del espadachín, se acercó hacia él, se inclinó apoyando una de las manos en la mesa y la otra en el respaldo de la silla ajena, como si quisiera acorralar al chico ahí, acercado su rostro a la de él  — aparentemente también ladras....lobito  — frunció levemente el ceño unos segundos pero luego sonrió levemente con cierta picardía, era una ventaja que Stanley estuviera sentado porque por su estatura seguramente no le permitía lo que está haciendo sin pensar — Además tienes una bonita mirada, una linda voz...te sonrojas tan bonito — no sabía si era la situación o algo pero simplemente se dejaba llevar, con la mano que sostenía el respaldo la movió por el hombro de Stanley  pasando su dedo ahí , deslizando hacia el pecho  ajeno, luego por su cuello y finalizando en sus labios — Eres tan adorable , tan apuesto...eres como un caballero de esas historias  que hay en los libros, ¿Quien no te desearía?…..— le tomó del mentón un momento, rosó sus labios con los ajenos unos segundos — porque … a mi también me provocas  desearte, cada vez más, tenerte a mi lado...para mi... — Era como un león teniendo a su presa acorralada, no estaba seguro si eran celos pero parecían provocar de quererlo para él,  al menos solo en el momento que estaba presenciando, todo le era tan inevitable, incluso su corazón se le aceleraba más.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Sáb Oct 17, 2020 8:19 pm

Para Stanley no era ninguna molestia llevar los libros de Kyleb, después de todo, ya había demostrado que él era capaz de cargar una cantidad considerable de peso en muy poco tiempo.

- No es ninguna molestia, Ky- Respondió el pelinegro con calma, dispuesto a reunir los libros de la mesa en cuanto terminara de convencer a su compañero- Solo me tomara unos minutos, y regresaré rápido.

Además, con esa excusa, el espadachín tenía planeado aprovechar en llevarse el libro de “Sol y Luna” que trajo, y así poder esconderlo antes de que el chico lo leyese. Si todo salía bien, quizás el sacerdote no llegaría a notarlo. Pero si lo notaba, podría fingir que el libro se mezcló con los otros por error cuando quiso llevárselos. Por supuesto, si quería que su plan funcionara, tenía que ser rápido.

Y a lo que dijiste antes… Vaya, sí que eres todo un galán.

- ¿Uh?

En el momento que el mago hizo aquel comentario, y pausó para regresar su mirada a su escrito, el desconcierto se apoderó del rostro de Stanley.

- Eh… ¿Gracias?- Contestó, aunque todavía sin saber si estaba siendo sarcástico y por qué de repente dijo eso.

Seguramente habrías encontrado a alguien que te correspondiera más rápido que yo con mi mala suerte

Stanley frunció ligeramente el ceño. ¿Por qué su amigo de repente sonaba molesta?

- ¿Alguien que pudiera corresponderme…?- Preguntó con voz cautelosa, todavía sin entender del todo- ¿Corresponderme con qué, exactamente?- Al ver la actitud que estaba tomando Kyleb, el espadachín se enderezó en su asiento y comenzó a analizar seriamente la situación, intentando colocar en un mejor contexto las palabras que iban saliendo de los labios del chico.

Eres alto, de ojos bonitos, de cuerpo fornido…

Al sentir la mirada de Kyleb sobre él, el chico comenzó a sentirse ligeramente tenso, quedándose completamente callado como si estuviera siendo juzgado y al mismo tiempo, estuvieran viendo a través de él.

Eres muy hábil con la espada, escribes bellos poemas, quién no querría alguien así, ¿eh? Además cantas bonito, das suaves abrazos y por sobretodo...

El espadachín continúo sin decir ni una palabra, pero lentamente empezó a entender. Y en el momento en que lo hizo, tuvo que contener un poco su sonrisa. Stanley no estaba sorprendido de que estuviese sonriendo en ese momento, pero se sorprendió de la razón de ello.

- Espera, no me digas que estás…

Antes de que el pelinegro pudiera terminar con lo que estaba a punto de decir, el pelirrojo se levantó un poco de su silla, y dejó su gorro y la libreta a un lado. El espadachín se quedó mirando sorprendido al sacerdote desde su posición, sintiendo su interés y curiosidad creciendo mientras se acercaba y se inclinaba, apoyando una de las manos en la mesa y la otra en el respaldo de la silla ajena.

Los ojos y cabello de Kyleb resaltaban en la oscuridad, iluminados por el brillo incandescente de la vela en la mesa.

Aparentemente también ladras....lobito.

Stanley se estremeció levemente ante la mirada atractiva del pelirrojo, sintiendo como si se enamoraba por tercera vez de él. Apenas intentó hablar, la voz ajena le calló y le aceleró el pulso en el pecho, leve y fina. Stanley cerró la boca. No podría siquiera pretender que no estaba mirándolo, no al rostro sino a la preciosa imagen de un chico vestido con túnica roja, cabello ondulado, ojos color esmeralda y brillante piel blanca. La timidez le carcomía, pero seguía cada ínfimo gesto suyo, complementado por la cálida atmósfera. Si su atención era todo lo que pretendía conseguir Kyleb, podría decirse que había conseguido mucho más. El rostro del espadachín se acaloró más que nunca, tanto que seguramente debía ser visible y notorio.

Además tienes una bonita mirada, una linda voz...te sonrojas tan bonito.

El pelinegro soltó una pequeña risa tímida. Y para el tiempo que recuperó los sentidos y dejó de decir incoherencias en su cabeza, se dio cuenta que Kyleb estaba tratando de seducirlo y que sus labios estaban rozando con los suyos.

Si Stanley era como un caballero sacado de un libro de fantasía, entonces Kyleb tenía la mirada de un feroz dragón que buscaba con ganas devorarlo.

El espadachín sonrió gentilmente al orgulloso dragón y acarició con suavidad sus rizos y mejillas, invitándolo a acercarse más hacia él, sonriendo como un lobo y haciendo un espacio libre entre sus piernas.

En el momento que Kyleb se sentara para poder seguir besándose, el chico comenzaría a abrazarlo y cerraría los ojos para continuar disfrutando libremente de lo que estaban haciendo. Lento y suave. Queriendo acercarse más y sentirlo todo, al punto de que sus manos se movieran de la espalda del pelirrojo hacia su cintura, retirando con lentitud la túnica que llevaba para que no se acalorara muy rápido.

- Aquí no hay suficiente espacio, vamos al sofá- Soltaría finalmente y abriendo los ojos, sintiendo que la silla seguía siendo demasiado pequeña para ambos.

El espadachín esperó pacientemente a la respuesta de su compañero, queriendo sorprender a la bestia en el momento que bajase la guardia, planeando de esa forma cargarlo en sus brazos hacia el sofá y sentarse con él cómodamente, con el pelirrojo descansando sobre sus piernas.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Dom Oct 18, 2020 6:58 pm

El pelirrojo se sentía curioso del momento y a la vez disfrutaba los gestos que se formaban en el pelinegro, lo veía más rojo que de costumbre, tímido, parecía hipnotizado de alguna manera, al principio extrañado ante sus palabras pero lentamente el sacerdote parecía tomar fuerza en él, todo lo que sentía ahora era confuso pero a la vez no podía evitarlo, era como  dragón grande y rojo frente al espadachín, disfrazado de un apariencia pequeña y en su momento más vulnerable queriendo acorralarlo, no dejarle escapar, que lo viera a los ojos para luego devorarlo.

El calor entre ambos era mayor mientras Kyleb le acariciaba el mentón  y rosaba suavemente sus labios con los ajenos, le deleitaba la mirada del pelinegro, su rostro enrojecido, todo de él comenzaba a encantarle, pudo sentir las caricias del chico, en su cabello , en su mejilla, su corazón latía con más fuerza e intentaba contener lo que le estaba invitando, sin embargo, sus hormonas lentamente comenzaban a enloquecer y en poco , cerrando los ojos, aquel roce de labios comenzaron siendo suaves besos mientras se desajustaba el abrigo e inevitablemente comenzaba a deslizarse por su cuerpo seguido de sentarse en las piernas del chico de tal forma que quedara frente a frente para besarlo mejor. El abrazo que Stanley comenzó hizo que se apegara más a él y aumentando el calor de ambos, sus besos entre suaves experimentaciones comenzaron a subir lentamente de nivel, el sacerdote apoyaba sus brazos en los hombros ajenos mientras aquellos besos se volvían suaves mordidas con los mismos labios, como el calor subía, se erizaba al sentir las caricias del espadachín en su espalda y de a poco bajando hacia su cintura, todo le volvía loco, le provocaba , sentía como Stanley le retiraba  la túnica por el cual no le tomo mucha atención ya que vestía una especie de polera con cuello de tortuga con mangas largas debajo de la túnica además de sus pantalones, cinturón y botas .

« Debería detenerme pero… no puedo evitarlo» a pesar de sentir la idea de seguir con lo que estaba trabajando, los celos le provocaron terminar en esta situación, que la idea de que se separara nuevamente de Stanley por culpa de la vida que tenían ambos, su corazón le pedía a gritos que aprovechara el momento, el  momento que experimentaban, que querían estar tan cerca como les permitiera, cerca del uno al otro, disfrutando de sus alientos, de sus respiraciones, de sus labios, sus besos.

"Aquí no hay suficiente espacio, vamos al sofá"

Aquel comentario le tomó por sorpresa tras tomar una leve bocanada de aire entre los labios de ambos, había olvidado que aun seguían sentados en una misma silla y su idea no era incomodar al pelinegro por lo que parecía dispuesto a cambiarse de lugar — si te parece bien..— susurró solo haciendo caso para que el caballerito estuviera a gusto, el mago comenzó levantarse de su lugar, sin embargo, aquel inesperado gesto fue nuevamente otra sorpresa tras sentir como lo levantaba y lo cargaba para moverse de lugar, sintiendo más la altura, con el rostro intensamente ruborizado mirándole aquellos ojos azulados, aferrando sus piernas al cuerpo contrario para evitar caerse mientras intentaba sostenerse de sus hombros con suavidad, el pelinegro no tardó demasiado en llegar a su destino debido a la distancia que había entre sus lugares, al menos el trayecto le fue suficiente para observar la capa que poseía el espadachín mirándole un poco curioso y acomodar un poco la parte que cubría el cuello del chico.

Estando en un lugar más cómodo, aprovechó la posición para poder mantenerse sobre y cerca de él, intentaba contener todo lo que le provocaba la situación pero cada vez era imposible , sentía que se sumergía de a poco en ese mar que estaba sintiendo, quería seguir besándolo, quería seguir viendo sus gestos ante lo que hacía y hablaba, sentía su exquisito aroma al rozar sus narices con la de él , su aliento, su respiración , levemente jadeante —amo estar cerca de ti….quiero tenerte conmigo siempre — susurró suave en el oído ajeno con solo recordar aquello que había contado el pelinegro queriendo escuchar alguna respuesta ante ello, rozando su nariz y labios en el cuello ajeno como si lo acechara de forma suave y curiosa, se sentía de a poco impaciente debido a la suavidad y lentitud de sus gestos, le besó un poco  el cuello con suavidad solo para ver que provocaba  al contrario y con ello subió nuevamente a su rostro para luego besarlo lentamente otra vez , jugueteando inocentemente con cada beso suave entre leves mordidas con los propios labios, haciendo que su corazón  se acelere cada vez que se sintiera correspondido, aumentando su respiración en el momento que sentía más el sabor ajeno, queriendo abrazarlo, tentado en acariciar a cada rincón de la espalda y abdomen ajenos , sentía una necesidad de explorar, de querer sentir todo lo que se avecinaba, de navegar en ese mar de sensaciones, hundirse, lo que fuera a deparar, todo era tan nuevo e incluso adictivo,  procuraba sentir la respiración y el cuerpo ajeno con el suyo, su agradable calor mientras se mantenían abrazados en el sofá besándose, en el silencio y soledad de la sala.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Lun Oct 19, 2020 11:59 am

Estando juntos ahora sobre el sofá, el espadachín hizo los últimos arreglos que necesitaba hacer para que los dos estuvieran completamente cómodos, desde quitar el exceso de polvo de la superficie del mueble con la mano, hasta deshacerse de su cinturón, la capa y las botas que llevaba puestas.

Stanley parecía contenerse todo lo posible en esa situación, y no era de extrañar ya que la experiencia que estaba teniendo con Kyleb seguía siendo algo nueva para él. Su mundo estaba limitado a blandir una espada contra enemigos de naturaleza incierta, y nunca se había parado a pensar en tener una relación seria con otra persona. Siempre pensaba en hacer lo correcto, y en lo que pensaba ahora era que quería estar cerca de Kyleb el mayor tiempo posible, y que se llevara un buen recuerdo de él, esta noche.

Cuando Kyleb comenzó a besarlo una vez más, este correspondió al gesto de manera automática, cerrando los ojos, y acariciando la espalda ajena, atrayéndolo hacia él para poder sentirlo, hundiéndose lentamente en un cálido oleaje de emociones. El cuerpo del espadachín era más grande y más fornido que el de su compañero mago, por lo que este se comportaba como un caballero atento y delicado a la hora de demostrar su afecto. El exquisito aroma y las caricias que compartían, hicieron que las preocupaciones del pelinegro fueran desapareciendo poco a poco, hasta que simplemente su cuerpo se dejó llevar y se entregó completamente, como una persona siguiendo el ritmo de una suave y adictiva sinfonía, dirigida por sus cinco sentidos.

En el momento que sus labios se separaron, el espadachín soltó un suspiro y sus ojos aturdidos estudiaron brevemente el rostro de Kyleb, vigilando como se estuviera sintiendo y en que estaba pensando. Un breve entendimiento pareció haber entre los dos al intercambiar miradas; un amor mutuo, una cercanía, un acuerdo acordado de permanecer juntos. Sabiendo que aunque tuvieran ciertas diferencias y que pasaría un tiempo separados, al final, todo saldría bien, porque ellos se tenían el uno al otro.

Amo estar cerca de ti….quiero tenerte conmigo siempre.

El suave susurro en su oído hizo que el cuerpo del espadachín temblara por unos instantes, y al mismo tiempo, le hizo sonreír un poco por lo bonito que se escuchaba.

- Yo también… Quiero estar contigo, Ky… Por siempre…- Respondió el pelinegro, abrazando de una manera afectuosa el delgado cuerpo del mago, mientras sentía su cuerpo sensible ante los roces en su cuello- Te prometo… Te prometo que cuando Ilia se libere… Volveré contigo, volveré a Chon’sin…- En ese momento dejó escapar otro suspiro, y su cuerpo volvió a estremecerse levemente, apoyándose a los hombros de Kyleb, temiendo que su corazón fuera a salir de su pecho de lo rápido que estaba latiendo.

Inhalo y exhalo aire suavemente para calmarse, y en cuanto recuperó el aliento, el pelinegro volvió a intercambiar un beso lento con su compañero. Con lo cercanos que estaban, Stanley no podía evitar recrearse en la sensación de que ambos estaban sincronizados y su corazón latía como uno solo. Como los del sol y la luna, cuando se juntaban en secreto para formar juntos un eclipse.

-  Te amo, Ky- Pronunció dulcemente luego de separar sus labios, abriendo sus ojos un poco para poder observar al pelirrojo- Te amo…- Repitió por segunda vez, reafirmando sus sentimientos.

El espadachín respiró entrecortadamente, esperando escuchar la respuesta del contrario. Luego procedió a besar las pecas de sus mejillas, explorando el cuerpo con las manos de forma simultánea. Lentamente, Stanley movió sus caderas y comenzó a empujar a Kyleb hacia atrás, hasta que su cuerpo terminara descansando sobre la comodidad del sofá, con el pelinegro encima.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Lun Oct 19, 2020 10:23 pm

Sentía su corazón cantar al oír la promesa del chico, que cuando lo de Ilia acabase volvería con él , volvería a Chon'sin, para estar a su lado de la forma que sea, aunque tuvieran que mantener su amorío en secreto, Stanley estaba dispuesto a buscarlo y estar con él, le había llegado de tal manera a su corazón que unas pequeñas lágrimas sobre salieron de forma rebelde en sus verdes ojos, se sentía feliz, muy feliz. Los besos que el contrario le correspondían eran tan agradables a su tacto, saciaban lentamente su necesidad de besarlo hasta no más poder, no negaba disfrutar los resultados de su pequeña curiosidad, los gestos del pelinegro decían todo, su respiración, quería tenerlo más a su merced tanto que quisiera, el dragón estaba tentado  a querer más de ese caballero, curiosear más, todo lo que le fuera a permitir.

te esperaré… — soltó entre los suaves y adictivos besos que se daban, no quería dejarlo sin respuesta — todo lo que…. sea posible… — dando un pequeño respiro solo para seguirle besando mientras sentía una sincronía con él, sus corazones latiendo con cada gesto de amor y sin evitar pensar en que eran como los dos astros aprovechando su momento de eclipse, para amarse, deseare , abrazarse, demostrar su amor a pesar de las dificultades, era su momento, su único momento tras mucho tiempo separados.

" Te amo, Ky"

Fue lo primero que oyó tras separar sus labios y retomar el aire que se estaba acortando entre ambos, el pelirrojo disfrutaba de los ojos nocturnos de su amado, el rubor de sus mejillas, era tan adorable, quería besarle todo el rostro — ¿Me amas? — respondió ante ello queriendo oírlo una vez más , sonriendo con levedad mientras acariciaba una de sus mejillas.

"Te amo…"

Era  inevitable para el sacerdote no amar aquella voz diciéndole qué le amaba , llamándole "Ky" cada vez que fuera posible, era muy dulce para él — Yo también… — le correspondió — Te amo mucho, Stan, con toda mi alma y mi vida.. — rozó su nariz con la contraria con mucha suavidad — Daría lo que fuera por ti — le susurró cerrando los ojos unos momentos sintiendo la respiración suya y la ajena, su propio corazón latir, relajándose un poco, disfrutar su cercanía mientras se mantenían así, lentamente sintió unos pequeños besos del contrario, en sus mejillas, en sus pecas, sintió un leve cosquilleo por lo repentino que era, de a poco era acompañado por caricias que Stanley producía, su cuerpo comenzó a erizarse sintiendo su recorrido, el pelirrojo intentó abrazar al chico tras sentir su corazón acelerándose más como si quisiera aferrarse a él, soltaba pequeños suspiros mientras aun le besaban el rostro queriendo calmar sus latidos y ante la situación , la curiosidad parecía ser más grande en el caballero, ¿Quería contraatacar lo poco que ha hecho el dragón? El dragón hacía lo posible por no exponer o demostrar tal debilidad, tenía al caballero en sus manos, no quería perder al menos en este nuevo round.

Stan… — soltó con algo de torpeza  con un volumen muy bajo y suave mientras su calor se elevaba nuevamente, sus caricias eran agradables pero a la vez lograban erizar al pelirrojo, podía sentir la curiosidad en sus besos, en sus gestos, no sabía ni donde iba ello, le hacía sentir muchas cosas, si le besara en los labios lo correspondería intentando contener cualquier signo que lo hiciera sentir vulnerable, sentía que caía de a poco a sus manos, incluso literal mientras el contrario se inclinaba hacia adelante en el sofá, el mago intentando no caerse entre todo , falló en sostenerse y cayó de  espaldas en el resto del sofá quedando recostado boca arriba  — —  elevando la mirada pudo ver al pelinegro sobre él mirándole fijamente, cambiando un poco la situación, en vez de un dragón y un caballero, ahora se veía un lobo acorralando a algo de su interés, Kyleb se sentía atrapado como un pequeño gato — uhm…ahm... que lindos ojos tienes — su corazón latía fuerte, nunca se sintió de esta manera, por alguna razón se sintió algo avergonzado, nervioso y vulnerable, mirando fijamente los ojos azul noche del pelinegro.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Mar Oct 20, 2020 10:23 pm

En el momento que Kyleb pronunció su nombre, el cuerpo de Stanley se estremeció sutilmente de alegría y se aferró con fuerza al chico pelirrojo. Sintiendo el estado de su compañero, el espadachín pensó una vez más en lo mucho que lo amaba y lo deseaba. No estaba seguro de por qué, pero le gustaba mucho la forma que decía su nombre. Lo hacía sentir especial y muy cercano al sacerdote, más que cualquiera de esas chicas de las que estuvo enamorado y a las que su amigo seguía recordando con cierta melancolía. Mientras Stanley fuera capaz de escuchar de esas palabras del pelirrojo, él sabría lo diferente que era a ellas, y que solo él, tan solo él, tendría un privilegio que solo los súper mejores amigos podrían disfrutar.

Pero los gestos y curiosidad del pelinegro no se detendrían hasta satisfacer al lobo que estaba despertando dentro de él. Así que, en un acto de egoísmo y debilidad, el caballero quiso comprobar lo entregado que estaba el dragón hacia él y a la situación.

En ese momento, el cuerpo de Stanley en llamas, como si hubiera estado por mucho tiempo caminando bajo los rayos del Sol. Ese mismo Sol que en tan solo unos segundos pasó a estar bajo su cuerpo, recostado boca arriba en el sofá, mirándole fijamente, con ojos sorprendidos.

- Ah, mierda, l-lo siento...- Se disculpó rápidamente al darse cuenta de cómo estaban, mientras la vergüenza y la timidez volvía a él- ¿Quieres que me detenga?- Preguntó el chico en voz baja, dudando de cómo proseguir, y con los brazos extendidos aún en el asiento, formando una separación entre sus rostros y la parte superior de sus cuerpos.

Uhm… ahm...

El corazón de Stanley latió más fuerte, soltando gritos internos mientras permanecía quieto, a la expectativa de lo que pudieran responderle.

Que lindos ojos tienes

Stanley parpadeó.

- ¿Qué?

Por unos instantes se quedó quieto, observando sorprendido al mago tras escuchar su comentario. Luego de procesar lo acababa de escuchar, el pelinegro rompió el silencio, dejando escapar una pequeña risa, una risa que no duró mucho y que tan solo demostraba lo poco experimentado que era en ese tipo de situaciones.

- Amigo, eres… ¡Eres realmente adorable!- Soltó en ese momento, dejando escapar un par de lágrimas de felicidad, para luego dejar de reír y observarlo fijamente- En serio, tu siempre… Siempre consigues la manera de sorprenderme, eres increíble- Suspiró, todavía sintiéndose conmovido por sus palabras. El pelinegro guardó silencio nuevamente, y sin perder su sonrisa se inclinó lentamente hacia el rostro del chico y deposito un beso en su frente- Son para verte mejor- Susurró con voz suave, mientras usaba una de sus manos para acariciar la mejilla de Kyleb y deslizar sus dedos por debajo de su cabello ondulado- Mi precioso Sol- El pelinegro terminó de alejarse del chico, sin cambiar mucho la posición que tuvo inicialmente y lo miró por unos momentos en silencio, para admirar su cabello y los rasgos de su rostro- ¿…O, caperucita roja?- Preguntó con curiosidad- Si eres caperucita roja, ¿eso me vuelve el lobo feroz del cuento?... ¿Debería comerte?- Una sonrisa pícara se dibujó en el rostro del pelinegro tras decir estas palabras, mientras pretendía parecer amenazador y posteriormente se acercaba hasta el cuello del pelirrojo, comenzando a rozar de forma juguetona sus labios sobre su piel, pretendiendo olfatear.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Miér Oct 21, 2020 12:02 am

Seguramente el  espadachín creía que hizo algo mal por como habían quedado posicionados, el pelirrojo estaba seguro que fue su culpa pero el contrario parecía creer que también la tenía, Kyleb vio como la expresión de Stanley cambiaba en ese momento, ahora parecía un adorable perrito preocupado, era obvio que la mirada anterior y todo lo habían dejado perplejo, incluso era una mirada atrayente que a la vez le hacía latir el corazón bastante e incluso ponerlo algo nervioso, le hacía sentirse acorralado, el mago sin saber que decir solo dijo algo al aire sin mucha razón, esperando que se diera cuenta que no era nada malo lo que había sucedido por el cual inesperadamente Stanley soltó una pequeña risa.

"Amigo, eres...¡Eres realmente adorable!"

¿huh? — no entendía nada, fue una frase bastante al aire lo que dijo antes y si, el sacerdote amaba sus ojos pero fue lo primero que se le vino a la mente, no quería tampoco incomodar al pelinegro en ese momento, tenía que decir algo de todas maneras.

" En serio, tu siempre…. Consigues la manera de sorprenderme, eres increíble."

Lo… — aclaró la garganta — ¿L-Lo soy? — era demasiado modesto para asumirlo, para Kyleb,  Stanley era increíble, había descrito todo lo que le gustaba, lo hábil que era con la espada, sus hermosos ojos, sabía mucho de animales incluso más que él mismo, Kyleb cerró los ojos unos segundos por nervios, sin embargo, sintió un beso en la frente por el cual abrió un ojo y luego el otro fijándose nuevamente en los ojos azul oscuro del pelinegro, tan hermosos y por mas que parecieran apagados, brillaban a la luz de las velas, brillaban por lo que veían.

"Son para verte mejor"

Su corazón se aceleró ante aquella respuesta, lo cual era estúpido porque se acordó de una anécdota, justamente de donde podía asociar esa frase, era tonta, simplemente tonta  pero aun así se sintió avergonzado, en ese proceso podía ver como el contrario acariciaba su mejilla y luego exploraba sus cabellos, se sentía tan observado, bastante observado.

"Mi querido Sol…..¿…O caperucita roja? "

Amaba que le dijera que era su Sol, realmente era como si tuvieran un apodo entre ambos enamorados, al igual que aquellos bellos astros  aunque ante su cursi momento todo fue cambiado por una curiosa pregunta, como si hubiera leído su mente tras haber recordado cierta anécdota en el proceso  « ¿Acaso la Luna lee mentes o qué? » soltó en sus pensamientos « oh Diosas, esto es demasiado coincidente »  podía sentir los nervios en su interior, que le dijera caperucita por andar con túnica roja y cabellos del mismo color — s-si supieras que… una vez  en Chon’sin ….una niña pequeña creyó que era caperucita por como andaba vestido — desvió la mirada riendo con nervios, recordaba que en ese momento tenía que otra vez lavar su gorro, tuvo que colocarse una capa roja  que le llegaba a la cintura y usaba su capucha para cubrir su cabello, llevaba un canasto con algunas cosas  yendo devuelta a su hogar y pasando por un camino había oído  una niña decirle a su madre que vio a caperucita roja pasar, lo cual a Kyleb le dio mucha ternura en ese momento, sin embargo ahora… no sabía cómo sentirse.

“ Si eres caperucita roja, ¿eso me vuelve el lobo feroz del cuento?..”

Espera ¿Qué? —   soltó en volumen bajo mirando inmediatamente a su chico, el pelinegro se estaba aprovechando del momento, aprovechando que los roles estaban invertidos, Kyleb estaba mostrándose vulnerable y nervioso .

“¿Debería comerte?”

Con ello automáticamente soltó un chillido pequeño de gato ante eso, su corazón latiendo rápidamente, mirando fijamente ahora como esa mirada se volvía a la de antes, viendo una sonrisa pícara que se dibujaba en el pelinegro, nuevamente queriendo escucharlo, parecía que disfrutaba sus gestos — ¿S-Stan? — soltó bajo al ver como se acercaba su rostro hacia él para luego dirigirse a su cuello,  su cuerpo se erizaba y se estremecía con lo que el espadachín le producía, intentó apoyar sus manos en los hombros del chico como si quisiera aferrarse a él, ni el cuello de tortuga era lo suficiente para proteger su sensible cuello porque el lobo sabía bien donde buscar, donde olfatear. Sus dedos presionaban un poco los hombros ajenos, su respiración se aceleraba debido a todo, los nervios, las caricias, la forma en que su amado le habló — c-como si tuviera ...buen.. sabor....— le habló suave, muy bajo y sin pensar cerca del oído del pelinegro entre suspiros que intentaba contener antes que lo llevaran a otra cosa, quería luchar contra aquel lobo que le acechaba, quien ahora planeaba comerlo, realmente parecía más listo, estaba aprovechando su vulnerabilidad al  tenerlo a  su merced, Kyleb siendo un dragón quien tenía al caballero en sus manos, todo se volcó de un momento a otro y ahora , además de parecer un pequeño gato, era caperucita siendo acechada por un lobo negro de ojos azules.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Miér Oct 21, 2020 8:09 pm

En ese momento, Stanley se sentía en tanto control que su sonrisa no se hizo esperar, aprovechando los roles invertidos se dejó llevar y continuó con su travieso juego, intentando mostrarle a la caperucita roja algo que seguramente no le habían enseñado sus libros de romance.

¿S-Stan?

- …Solo será una pequeña mordida- Susurró suavemente el pelinegro, mientras se acercaba lentamente a su cuello.

Con sus rodillas sobre el asiento y sus dedos presionando la superficie del mueble, el lobo feroz comenzó a dar pequeños besos al cuello de la caperucita, percibiendo el cálido sabor de su piel, el sonido de su respiración y la presión impuesta por el agarre en los hombros.

C-como si tuviera...buen... sabor...

- Ky… Tienes buen sabor…

Aunque había dicho que se lo comería, después de su primer acercamiento, el lobo feroz continúo conteniéndose el mayor tiempo posible. La tensión de sus músculos y su respiración siguieron aumentando, hasta que, finalmente, los instintos salvajes del lobo lo dominaron nuevamente y quiso dar una suave mordida en la sensible piel del pelirrojo, como si imitara lo que había sentido momentos antes, cuanto estuvieron los dos sentados y muy cerca. Tras haber hecho eso, consciente de lo que ocurriría entonces si proseguía, el chico retrocedió.

- ¿Estas bien?- Preguntó Stanley finalmente, separando los labios por un momento de su piel para revisar el estado de su compañero- Perdona, no soy muy bueno en esto, si quieres que me detenga…- Soltó con voz entrecortada mientras se levantaba para verlo a los ojos- Solo tienes que decirme…- Comentó preocupado de que estuviera forzando al mago a una situación incómoda- En serio… Si te sientes incómodo, si crees que voy muy rápido…- La vergüenza del pelinegro fue aumentando mientras se esforzaba en expresar lo que quería escuchar- Solo dime que esto no te gusta…- Logró decir a duras penas, arrastrando ligeramente las palabras hasta que perdió completamente la voz.

Stanley sintió como se le formaba un nudo en la garganta, su rostro estaba completamente rojo y sus manos seguían apoyándose firmemente en el asiento, arrugando un poco la superficie con la presión de sus dedos.


Última edición por Stanley Marshwalker el Jue Oct 22, 2020 3:15 am, editado 1 vez (Razón : Corrigiendo algunos errores ortográficos)
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Maestro Espadachín

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 LmfEWd3

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Jm5byz1

Gold :
2547


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Miér Oct 21, 2020 9:11 pm

Los latidos del sacerdote seguían en aumento, seguía apresado por el lobo, podía oír cada palabra mientras hacía el animal cometido, su asechamiento, su curiosidad, seguía aferrado a él mientras una vergüenza le llenaba, no negaba que le provocaba tantas cosas que incluso sentía que le gustaba, aquellos roces de labios y besos en su cuello, en su sensible piel, se sentía tan avergonzado que intentaba contener todo lo que le producía antes que sintiera que iba subiendo de nivel,  y más por donde se encontraban. La respuesta que el lobo dio sobre su sabor, el tono y forma en que lo dijo hacía que Kyleb se erizara nuevamente, aquella voz le producía cosas, le volvía loco y mucho, sentía que en cualquier momento su corazón saldría del pecho, no evitaba  amarlo cada vez más .

De forma inesperada, sintió como el contrario le dio una leve mordida en su cuello, haciendo que cerrara los ojos en el instante y su cuerpo se estremeciera, presionando más los dedos en el hombro del chico, aferrándose, mordiendo su propio labio inferior en el proceso y a la vez logrando hacer casi inaudible un pequeño sonido que se le estaba escapando, estaba demasiado avergonzado que hacía lo posible por contenerlo que incluso le hacía un poco más difícil su respiración al tenerla agitada, sin embargo, el lobo volvió nuevamente a su modo de perrito preocupado tras haber notado los gestos que el pelirrojo demostró.

"¿Estás bien?"

Aquello le hizo abrir los ojos de inmediato viendo como se alejaba de ahí, su preocupación era tan adorable le parecía adorable, si los libros demostraban que los enamorados se dejaban llevar  por los sentimientos eso no era un tope para que el contrario se preocupara mucho por su bien estar, Kyleb no era el único que pensaba eso, por el cual intentaba ser cauteloso y curioso a la vez, si ambos se aman, ambos se cuidan — S-Si.. — respondió tímidamente ante aquella pregunta porque si, si estaba bien de salud pero de emociones… todo era por el momento, se sentía que estaba ya en un mal sin retorno con él ¿Así se siente tener pareja?

"Perdona, no soy muy bueno en esto, si quieres que me detenga…Solo tienes que decirme…"

¿eh? — comenzó a sentirse nervioso y más avergonzado mientras lo veía levantarse un poco para darle espacio— N-No es eso — intentando negar la idea que se detuviera porque en el fondo no quería, le era difícil explicarlo, nunca se sintió tan avergonzado, más que cuando tuvo que andar con el cabello al aire « ¡Tu pareces mas experimentado que yo! Yo solo he leído libros y me imagino lo que dicen ¡Eso no es nada! » quejándose y casi gritando en sus interiores «¡Tu eres mi primer beso y pareja! ¿Recuerdas? Si es que me consideras pero… ¡Aun así quiero que seas la única en mi vida porque por ti no cambiaría a nadie! »

"En serio… Si te sientes incómodo, si crees que voy muy rápido…"

uhm ahm… N-No, no es así, es..solo... Uhm.. — tartamudeaba un poco intentando decirle las cosas en lo posible, no quería hacerle sentir mal si no le decía nada « ¿Por qué esto es tan difícil?, eres un hombre Kyleb, puedes decirlo directamente, tu eres eso en esta relación ¿no? » pensó unos segundos « ¡Pero él es un hombre también !! ¡¿Cómo funcionan las cosas aquí?! » Kyleb  gritaba internamente — e-entiendo que...c-creas que vamos rápido… p-por… lo que estamos e-experimentando y b-bueno.. — en sus interiores se quejaba de lo avergonzado que se sentía y de que las palabras salieran de forma torpe — q-que estamos en un l-lugar  inesperado explorando nuestros sentimientos mutuos y cu-curioseando tras confesarnos … y B-bueno….S-somos novios ¿no?  Y….ehhm — desviaba la mirada a medida que hablaba mientras sus dedos se pokeaban entre sí debido a los nervios.

"Solo dime que esto no te gusta."

Sintió esa frase como si fuera lo más conciso y preciso posible a lo que hablaban, el rostro del mago ahora era tan roja que parecía confundirse con su cabello, sentía  que en cualquier momento apenas al hablar soltaría humo cual tetera con agua encima del fuego « No es que no me guste es solo...ugh..¿Como se lo digo sin que parezca raro? » pensó mientras desviaba la mirada «Ha hecho que sintiera  muchas cosas, cosas que nunca sentí e incluso llegaron a gustarme, diosas, esto es tan raro» suspiro un poco « con Stanley tengo toda la confianza del mundo y ahora.. de una fuerte amistad terminó en algo más , tengo una gran confianza con él que esto ni siquiera me incomoda queriendo que este cerca de mi por horas » que incluso nadie llegaría de esa manera,  tenia tanta mala suerte en el amor que ahora, el espadachín a su frente, su súper mejor amigo, había roto todo esto, aquella maldición a pesar de  lo prohibido que estaba, de todo, aquel valiente caballero que dijo todo cara a cara a el dragón. Tímidamente miró al pelinegro observando su rostro, cómo estaba posicionado, por alguna razón presentía que el chico estaba tenso, como si tuviera dudando de sus acciones, como si quería no dañarlo, el silencio que estaba produciendo Kyleb sin darle una respuesta sentía que le estaba siendo peor para ambos.

Stan.. —le llamó armándose de valor intentando hacer que le escuche y le entienda, evitando en lo posible tartamudear en el proceso— S-Stan, a-acércate un poco y escúchame...— por más que estuvieran solos en la sala, no evitaba la paranoia de creer que alguien pudiera escucharlo — solo un… un poco mas — se acomodo un poco para hablarle cerca del oído, estaba lleno de vergüenza — a mi... si me gusta — le susurro — Más de lo que creía… yo...no quería que te detuvieras, de verdad— en sus interiores parecía gritar de vergüenza incluso se erizaba en recordar las caricias, lo que hizo en cuello, tan avergonzado le ponía admitir que incluso lo hacía flotar, le hacía olvidar todo—Eres la única persona que me ha correspondido en mi vida… y…no quiero perderla, me gusta todo de ti, totalmente todo — acariciaba lentamente el pecho ajeno por los nervios, su corazón seguía latiendo rápido — tus caricias tus besos, tu voz, tus latidos, me hacías sentir cosas nuevas que surgen en mi, que me provocan incluso a estar curioso de todo eso — prosiguió colocando su palma en donde iría el corazón del pelinegro — quiero explorar este mundo nuestro y hundirme a tu lado, quiero que… que…que me digas que no hay que temer como me lo has dicho antes,  quiero que seas quien me lleve por la marea  por más que nuestro amor este mal para los otros — cerró los ojos — eres quien  puede influenciarme, a incentivar a no temer, a no temer besarnos mientras nadie nos ve, tomarnos de las manos  bajo la mesa mientras leemos, eres quien… rompe mis cadenas cuando creo que nada es posible para mi, para mi corazón — acarició el abdomen del chico — si… crees vamos rápido , está bien, las circunstancias lo dicen y lo se, tambien lo veo asi pero… no evito pensar… —  abrio los ojos y puso su rostro frente a frente con la del pelinegro, trago levemente saliva por los nervios — Querer ir a…algún lugar, lejos de la gente, lejos de las reglas, solos, libres de poder explorar hasta donde nuestra curiosidad y sentimientos quieren llegar…—  rozó su nariz con la del contrario mientras seguía acariciando su pecho —  tal cual aquellos astros querían hacer, estar juntos, demostrar su amor juntos… contigo, escaparía al fin del mundo si todo estuviera en nuestra contra, eres la luz que hay en el cielo oscuro, la luz en mi amada luna — finalizó mientras miraba fijamente al chico de ojos azules cielo nocturno.

«¿Cómo se lo habrá tomado? » se alejó un poco esperando que pudiera decir el contrario «¿Tal vez estoy siendo demasiado cursi o algo? ¿hablé demasiado?» se preguntó « Debe estar muy tenso por ello, ahora me siento culpable » sintió un dolor en el pecho creyendo que hizo todo mal o que dijo algo malo  « Debo dejar de hablar  demasiado, a nadie le gusta las personas que dicen muchas cosas » quejándose de si mismo « Es un chico, las cosas son diferentes, nadie quiere cosas dulces y románticas de alguien como yo o ¿si?» suspiro leve  — si.. no te sientes bien, puedo...uhm… hacerte un masaje — propuso de forma inesperada — o darte espacio, y-ya ...ya no sé ... solo…solo dime algo...— sintió algo de preocupación.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sumo Sacerdote (orden de Mila)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 OaIUyNL

Especialización :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 DTS2T23[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 TL7buiP

Experiencia :
[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 NdTOcva

Gold :
1354


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 3 Empty Re: [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.