Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados


[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 XcrrjBs

Crear foro

[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 Empty Re: [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Lun Sep 14, 2020 2:57 pm

Stanley mantuvo sus manos sobre los hombros del pelirrojo, todavía sonriendo felizmente tras decirle lo que pensaba. Mientras los dos chicos se seguían viendo frente a frente, aun con cierto rubor en sus rostros, el pelinegro le costaba dejar de mirar aquellos ojos grandes y verdes del contrario, pensando en lo adorable que estaba Kyleb siendo al preguntarle si todo lo que había dicho era verdad, porque, ¿qué razón tenía para dudar?

- Combatimos emergidos en muchas ocasiones y me ayudaste a derrotar a ese emergido grande que invadió la biblioteca- Comenzó a enumerar el chico para darle seguridad al sacerdote- Y eso no es todo, me salvaste en varias veces con tu magia…

Oh, vaya.

- Sabes muchas, muchas cosas. Y no te conformas simplemente con lo que eso, sino que intentas aprender más. Investigas, meditas, y… Y… ¡Eres muy valiente, Ky!- Continuó diciendo el chico, como si quisiera contarle todas las cosas buenas que veía y le gustaban de él.    

Y tu...te ves tan adorable sonriendo de esa manera, tan lindo...

- ¿Uh?

Stanley se quedó estupefacto y mirando por un momento al pelirrojo, sintiéndose confundido con lo que había escuchado y sin poder evitar abrir los ojos sorprendido. Sus mejillas se sonrojaron aún más, sintiendo mucho calor en su cuerpo, y algo de mareo por la mezcla de sensaciones de tuvo después de ser llamado “lindo” y “adorable”. Nunca se hubiera esperado que Kyleb le dijera algo así, o que cualquier persona le dijera eso. Era todo tan nuevo para el pelinegro, que por unos segundos cayó en una lucha interna entre lo que sentía y lo que era lógico en aquel momento, hasta que el sacerdote mencionó su cuaderno y los poemas, y tuvo que dejar por un momento de lado las distracciones.

- Ah, s-si- Respondió el espadachín, sintiéndose algo nervioso- Hagamos eso…- Mientras el pelirrojo se iba acomodando en su silla y tomaba más te, Stanley observó la tetera y se dispuso a agregar- Tal vez deberíamos dejar de tomar té, o nos dará sueño.

Tras decir eso, Stanley se quedó muy callado y comenzó a revisar con atención el cuaderno que dejó sobre la mesa, buscando un poema adecuado que pudiera ayudar a aligerar un poco la tensión del ambiente mientras ambos chicos intentaban terminar de calmarse.

- Bien, veamos… Este poema, no tiene precisamente un título, pero lo escribí una noche mientras viajaba por las tierras de Goldoa- Comentó, antes de comenzar a leer- Después de un tiempo, le hice unos… pequeños arreglos.

El pelinegro tragó saliva y respiró profundamente, cerrando los ojos por breves segundos para vaciar su mente de sus preocupaciones antes de comenzar a leer en voz alta, buscando la forma de hacerlo de manera fluida y fácil de entender.

Los viajes en solitario a veces pueden ser… Solitarios?:
Atrapado en la fogata
Pareciera que los grillos cantan conmigo
Pidiendo al cielo lluvia en la orilla
Para que las lágrimas se confundan con las estrellas del cielo

Transportan pequeñas partes de un recuerdo de un corazón a otro.
Dejando salir las brasas de la fogata
Como los sentimientos que dejan salir sus palabras al hacer contacto conmigo
Aquí, lejos de mi hogar
Viajando por el aire cual copo de nieve en el invierno

Fría, calma y solitaria penumbra, se ve atenuada cada vez más con las brasas
¿De qué sirve tener un sol brillante que no transmite nada?
Cuando puedes tener una simple hoguera que transmita un calor inmenso comparable a la estrella más caliente,
Cada leño es el pasar de un día nuevo, que alimenta el fuego de amor y cariño se transmite.

Luego de que Stanley terminara de leer, el chico hizo una larga pausa, esperando escuchar la opinión final de su compañero sobre el poema. Tras haber leído uno de sus escritos en voz alta, el chico se sintió un poco más tranquilo, como si hubiera logrado algo que no hubiera sido capaz de hacer antes. Aun así, la preocupación y la duda seguían presentes, junto con ciertos pensamientos negativos que le hostigaban.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 OaIUyNL

Especialización :
[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 LmfEWd3

Experiencia :
[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 Jm5byz1

Gold :
81


Volver arriba Ir abajo

[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 Empty Re: [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Lun Sep 14, 2020 4:50 pm

Kyleb al escuchar las palabras dichas por el pelinegro con mucho elogio y admiración hacia él, le provocaba que se emocionara en sus interiores, reírse con algo de nervios e incluso oir sobre que lo ha salvado varias veces, el sacerdote estaba consciente y dispuesto a que haría lo que sea por salvarle las veces que fueran posibles,  Stanley era alguien muy importante para él, cada vez volviéndose una compañía que quiere apreciar, sintiendo que era realmente capaz de hacer todo por el espadachín, dar su vida por él , esforzándote por ser más habilidoso de lo que ya es, de tal forma que pueda disfrutar momentos como este, de lo adorable y lindo que se veía en esto momentos….pero en  poco el sacerdote reaccionó a sus propias palabras sobre ello buscando una forma cambiar el tema antes que el contrario le viera como un raro.

El pelirrojo había tomado lo que quedaba de su taza de té con algo de rapidez debido a sus nervios e intentos de calmar sus interiores « debo cuidar lo que digo y no decir cosas tan fuera de lugar » mientras soltaba un suspiro en el proceso, a su suerte, aquel cambio de tema fue lo suficiente para que el contrario se preocupaba de revisar su cuaderno para contarle uno de sus poemas.

Tal vez deberíamos dejar de tomar té, o nos dará sueño.

Por más que ciertamente tenía razón , el cuerpo del sacerdote no estaba para querer dormir más teniendo en cuenta que tenía que seguir investigando, seguramente para que le de sueño necesita algo más que solo té sabiendo que tiene nervios y demás de por medio que necesitaban estar calmados, todo se volvió  silencioso repentinamente mientras intentaba mantenerse tranquilo, era entendible que el chico pelinegro estaba concentrado en lo que buscaba, Kyleb miró disimuladamente al más alto mientras él  buscaba «¿Por qué siento un leve arrepentimiento por haber cambiado el tema?» se preguntó manteniendo una mirada con los ojos entrecerrados, se sirvió un poco más de té haciendo caso omiso a lo que dijo Stanley anteriormente «Dije algo fuera de lugar , él me estaba elogiando » Gruñó suave sin hacer ruido «y ni yo  entiendo porqué me sentía así, sentía que flotaba…. » Cerró los ojos unos momentos y luego los abrió « bueno, veníamos a investigar  y a pasar un rato juntos ¿no?, tenía sentido que cambiara el tema» se cuestionó  «¿O tal vez no?»

Bien, veamos… Este poema, no tiene precisamente un título, pero lo escribí una noche mientras viajaba por las tierras de Goldoa

Se sobresaltó un poco en sus interiores al oírlo tras perderse en sus pensamientos, con lo dicho del espadachín el mago mantuvo mirada y oídos al contrario, esperando que pudiera comenzar a leer hasta que finalmente lo hizo.

Como era de esperarse, las palabras transmiten cosas, y claramente mientras cada verso que salía por la boca del pelinegro,  podía ver los sentimientos en su momento  cuando escribió dicho poema, parecía un momento en que se sentía solitario, bastante, claramente no podía negar comprender ese sentimiento, Stanley rodeado del ambiente nocturno y de una fogata  en la soledad y en el caso de Kyleb, solitario entre la naturaleza o entre los libros « Tal vez lo haya escrito antes que nos reencontramos » teorizó, no podía negar la simplicidad y cierta belleza en de esos versos, no era algo que consideraría malo, pero claramente estar oyente a esos poemas del espadachín, comprendería como se ha sentido todo este tiempo, incluso antes o durante su encuentro.

¿Y a eso le consideras malo? — fue lo primero en soltar cuando intentaba procesar y ver que comentar al contrario, por alguna razón, en sus interiores sentía un leve dolor ante la soledad que plasmaba entre esas palabras, realmente el sacerdote no quería que  se sintiera de esa manera mientras estuviera presente, pero tampoco quería volver a decir algo fuera de lugar o que no encajaba en el momento teniendo en cuenta que eso fue escrito posiblemente antes del encuentro, quien sabe — Le estás leyendo un poema a alguien que ha leído mucha literatura — comentó mientras bebía un sorbo de su té — y si te soy sincero… esta muy bien si piensas que eres un principiante — le sonrió leve mirándole ahora sintiendo nuevamente los efectos del té, su corazón ahora se estaba calmando por el momento — Transmites muchas cosas en solo unos cuantos versos— no quería que se incomodara con ello y al menos de apoco se soltara con lo que estaba creando cada tanto, estaba los dos  solos, lentamente una curiosidad le inundaba en querer que siguiera leyendo más de esos poemas pero algo le decía que no debería ponerle nervioso tras lo que dijo antes.  

Esperando ver como reaccionaba Stanley , le habló — ¿Qué tal si me lees uno más? — le pidió — solo uno más — era una vía para poder entenderle más mediante esos poemas  cosas que posiblemente el pelinegro no le diría directamente, sea del antes de su reencuentro o del ahora —  solo uno más y luego te diré si elijo verdad o reto —  le sonrió leve riéndose un poquito —  Por favor ~ — suplicó — Lo haces bien , Stan. — se sentía como cuando era pequeño , cuando le pedía que le acompañara hacia algún lugar o cosas así, le suplicaba, le hacía ojitos, como un simple gatito que pedía algo.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sacerdote (Templo de Mila)

Autoridad :

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 OaIUyNL

Especialización :
[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 DTS2T23[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 TL7buiP

Experiencia :
[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 NdTOcva

Gold :
788


Volver arriba Ir abajo

[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 Empty Re: [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Mar Sep 15, 2020 2:26 am

Tras escuchar la crítica de su amigo, el espadachín sonrió levemente, sintiéndose menos tenso de lo que estaba antes. Estar cerca de Kyleb era reconfortante para él, pues el sacerdote veía lo positivo de las cosas cuando el espadachín no podía hacerlo, lo cual lo ayudaba a calmarse en los peores momentos, cuando no se sentía bien.

Stanley no sabía cómo expresar lo mucho que le agradaba tener su compañía, especialmente ahora después de todo lo que había tenido que luchar para mantenerse vivo, y las dificultades que tuvo que enfrentar desde que vio al sacerdote por última vez en Chon’sin. Kyleb le había demostrado una y otra vez, que era su mejor amigo. Y que el mundo no era tan triste y cruel como Stanley al principio pensaba.

- Si tú lo dices, debe ser cierto- Murmuro Stanley, todavía un poco desanimado tras terminar de leer su poema- Conoces más de literatura que yo.

Así es como era Kyleb, siempre le daba las respuestas que no cualquiera le diría. Siempre contestadas con esperanza, con el corazón, y logrando ver cierta positividad en un mundo en que la sinceridad resultaba ser algo negativo. Fue un alivio para Stanley escucharle hablar, en ese momento podría preguntarle sobre lo que había logrado transmitir con sus palabras, como mejorar su forma de escribir… Pero el pelinegro no estaba seguro si quería escuchar la interpretación del pelirrojo ahora, o cultivar esa “afición” que tenía de escribir poemas.

¿Qué tal si me lees uno más? Solo uno más.

Stanley no reaccionó de forma inmediata, pero observó brevemente al pelirrojo y luego su cuaderno. Sintió algo cálido en su interior al escucharle decir eso, un sentimiento intenso y profundo, sumamente placentero que lo desconcentró momentáneamente por lo extraño que resultaba.

- No lo creo, deberíamos seguir con el juego, terminar, y seguir investigando sobre mi marca- Respondió el pelinegro de forma seria, como excusa y cerrando un poco el cuaderno.

Solo uno más y luego te diré si elijo verdad o reto.

El rostro de Stanley se sonrojo más y su estómago comenzó a sentir mariposas.

- ¿Y, cómo puedo saber que después de leer otro, no me pedirás leer otro poema?- Pregunto, intentando mantener la compostura.

Por favor ~

El espadachín no cambió del todo su expresión, aunque se notaba un poco tenso y abochornado por el comentario y la petición. Intentó no mirar demasiado a su compañero mientras este le suplicaba, guardando silencio y con las manos puestas firmemente sobre el cuaderno.

- “¡Rayos, deja de actuar tan adorable!”- Se quejó en sus interiores- Está bien. Está bien. Pero, solo con una condición- Cedió finalmente, fijándose de nuevo en el pelirrojo y antes de señalar el sombrero que estaba sobre la mesa- Me dejaras… Me dejaras usar tu gorro- Tras decir aquello, regresó su atención a su cuaderno, lentamente como si quisiera escudarse sin que se notara mucho- Solo será hasta que termines de hacer el reto que te puse, prometo que no haré nada más que eso.- Agregó, algo nervioso.

Stanley esperó un poco para conocer la respuesta final de Kyleb, antes de empezar a buscar en su cuaderno uno de sus escritos para leerlo en voz alta. Independientemente de la decisión que tomará el sacerdote.

El invierno más largo:
Copos de nieve caen desde cielos oscuros
Sobre bosques silenciosos y casas deshabitadas.
El mundo será ya un implacable invierno
Y los gritos quedarán olvidados en el viento.

Me dan ganas de dar un paseo
A un sitio más cálido y tranquilo
Donde las brisas cantan serenatas
Y la luna esté visible para poder contemplarla.

Si las estrellas pudieran hablar
¿Qué es lo que dirían?
Mi corazón se pone inquieto, de solo pensarlo.

Un día un cuervo se posó frente a mi ventana
Al mirar fijamente vi mis ojos.
El vacío y mi reflejo.
Y el mundo tornarse gris.
Parece detenerse, pero solo la nieve vuelve a caer.

Si los deseos se hicieran realidad
Pediría que el silencio se llevará ya mi voz
Y que me entregara lo que realmente deseo

Todo lo que siento es confuso,
Mis lágrimas se secan y se disuelven en un ser
Mientras yo desenredo mis preocupaciones
Como si fueran redes confundidas.

El tiempo parece ir muy rápido
Trae el mañana y se vuelve a esconder
Una y otra vez.

Quizás la nostalgia será un deseo
O el resplandor de un tiempo.
En el que creemos ser felices.
Un recuerdo ya olvidado.

Tras terminar de leer, el espadachín suspiró suavemente y cerró el cuaderno, dejándolo sobre la mesa y con una mano encima.

- Eso es todo... ¿Qué opinas? -Preguntó en voz baja y con una leve sonrisa, mientras se volteaba a ver al pelirrojo.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 OaIUyNL

Especialización :
[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 LmfEWd3

Experiencia :
[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 Jm5byz1

Gold :
81


Volver arriba Ir abajo

[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 Empty Re: [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Mar Sep 15, 2020 11:15 pm

Tras ver las expresiones del contrario , el sacerdote le pareció adorable en sus interiores viendo como se ruborizaba ante ello por más que intentaba mantener una expresión seria, sentía esa sensación de querer verlo más tiempo de esa manera  —Vamos Stanley, Por favor ~ — mantuvo su inocente y tierna súplica a que le leyera un poema más de su escrito, realmente se sentía como tuviera 10 años en una situación así, incluso 8.

“Está bien. Está bien.”


¡Yay! — soltó sonriente ante la victoria con cierto tono infantil.

“Pero, solo con una condición”

¿Uh?— Su expresión cambió de un segundo a otro a una confundida— ¿Qué condición?


“Me dejaras… Me dejaras usar tu gorro”

...— su mente comenzó a procesar lo que había dicho Stanley —¿Mi...gorro?— con ello recordó que seguía sin su gorro cuando pasó su mano por su propio cabello, todo lo anterior le distrajo, fácil volvió a notar su ausencia  debido a los nervios y luego volvió a olvidarlo por la situación, ahora el pelirrojo  sentía la necesidad de colocarse su gorro debido al pánico que estaba surgiendo y la vergüenza junto a ella, lo cual si él lo usaba, significaba que no podía cubrir su cabeza con ella.

“Solo será hasta que termines de hacer el reto que te puse, prometo que no haré nada más que eso.”

«Rayos, el reto. Es cierto » Fue una de las cosas que vino a su mente y motivo por el cual andaba con gorro, el pelinegro fue bastante pillo en saber su actual  debilidad y usar lo que necesitaba como un intercambio justo si pedía que le leyera un poema más , soltó un leve quejido que parecía como si fuera la de un gato—  ¡Stanley eres un pillo!  ¡UN PILLO!¡¿POR QUÉ ME HACES ESTO?!— se sentía avergonzado sabiendo que era algo que podía haber preguntado el pelinegro  sin problemas en vez de usarlo  para su pillería — Fácilmente podrias haberlo pedido antes sin todo esto, ESE GORRO ME LO REGALASTE TU CUANDO ERAMOS NIÑOS. Pero nooo, NOOOO, TENÍAS QUE USAR MI ESTUPIDA DEBILIDAD EN MI CONTRA —alzó la voz sin hacer un griterío, su corazón se acelerada y seguía con ganas de cubrir su cabeza con algo mas grande que sus simples manos, gruñía bajo  — Si es parte de todo esto, bien, SIMPLEMENTE LO USAS, no tengo problema. te quiero demasiado, así LUEGO YO ME CUBRO LA CABEZA CON ALGO Y HAGO QUE NO EXISTO AQUÍ POR ANDAR MOSTRANDO MI  HORRIBLE Y DESAGRADABLE CABELLO — parecía enojado pero en sí no lo estaba, solo molesto de por como se las ingenió para que Kyleb no pudiera colocarse el gorro, avergonzado se llevó  la cabeza a la mesa a cubrirse el rostro y el cabello mientras daba quejidos suaves como gato enojado de forma poco audible si se oye bien  «AAAAAAAAH »  gritó en sus interiores, su corazón latía por la desesperación mientras se cubría la cabeza con los brazos. «ERES UN PILLO, UN PILLO » dijo mentalmente — eres un pillooo... — soltó bajando el volumen.

Hubo un silencio en el momento, nadie parecía responder, asomó su mirada viendo como el chico se cubria con el cuaderno, no podía seguir actuando así, no quería admitir la derrota tan pronto por mas que no fuera algo competitivo — ugh…...bien, b-bien — bufó suave  frunciendo levemente el ceño— Olvida lo que dije... puedes usar mi gorro — le contestó «Esto es tan injusto….aaaaah » soltando en sus interiores molesto y avergonzado, bajó suavemente los brazos y se acomodó en la silla— S-solo lee y luego  te pones mi  gorro tras terminar — se cruzo de brazos desviando la mirada unos momentos,   cuando el chico se puso a leer y con ello, sin poder hacer nada después de haberle pedido que leyera, oyó su poema.

Nuevamente aquellos versos dichos por el espadachín transmitían mucho, ahora tenía una curiosidad alta en saber cuando escribió eso, cada descripción le asociaba justamente el país en que estaban lo cual podría teorizar en que momento fué « ¿Habrá sido cuando yo estaba enfermo? » sintió un dolor en el pecho entre algunos versos, en otros parecía como si  Stanley ¿Quería algo? ¿Deseaba algo?, las palabras continuaban y cada vez el sacerdote  podía entender lo que sentía, no solo la idea de sentirse solitario era un factor, sino también que él está consciente que no recuerda nada de su pasado, ¿Tal vez deseaba poder recordar lo bonito de todo? ¿Se siente agobiado ante su situación? « Stan …. » su necesidad de abrazarlo era grande, cada vez entendía más de él sin necesidad de preguntarle, conocía más de él mediante poemas, simples poemas, un medio que ni siquiera pensó a la hora de querer saber mas de Stanley por más que estuviera amnésico pero claro, ahora recién se enteraba lo que escribía en ese cuaderno.

“Eso es todo... ¿Qué opinas?”


Al finalizar el poema, Kyleb sentía que  le costaba formular las palabras en su cabeza o al menos una adecuada — Wow...— dijo mostrando cierto asombro — wow….— repitió «A pesar de todo es bastante bueno » pensó manteniendo la mirada ante el contrario — La diferencia entre el anterior y el de ahora….es un gran salto — comentó sonriendo cálidamente y dejando de lado por ahora lo que había logrado entender sobre cómo se sentía el pelinegro en el momento que lo escribió — Tienes mucho talento, muchisimo — dijo alentando — Eres un excelente espadachín, sabes muchas cosas sobre animales  y ahora escribes poemas que transmiten más de un sentimiento —agregó — ¡Lo tienes todo! — demostrando admiración y brillos en los ojos mientras le miraba  — Eres el mejor ¿lo sabes? —   seguía con la necesidad de abrazarlo y no soltarlo, dárselo con muchísimo cariño — Cuando el día llegue, seguramente dirás los versos más hermosos hacia a quien consideres muy  especial, a alguien muy especial para ti— comentó aunque en sus interiores  analizaron lo que había dicho mientras esperaba que respondiera el contrario «Un minuto…. ¿especial? » pasó por su mente la idea que le escribiera un poema de cierto tipo hacia él, que para el pelinegro llegara a ser Kyleb sería ese alguien especial , su corazón se aceleró « No, eso sería tonto, estoy seguro que me refería a alguna chica » rió tonto en sus interiores « Quien leería un poema de tal manera así a mi ¿eh? » hizo lo posible por quitarse la idea de la mente « cuando se trata de mí sólo es posible en sueños y en los libros » sintiéndose frustrado de cierta manera « Nunca seré ese tipo de especial para nadie»

Bebió más del té que tenía en su taza esperando calmar las frustraciones que le carcomía y al menos controlarlas, hacerlas desaparecer del momento como último recurso y así mantener su sentimiento de admiración que poseía en el rostro mientras aún hablaba  — bueno, como no puedo ponerme mi gorro… tras aceptar esa condición— Suspiró — siguiendo el juego, te lo haré fácil, entre verdad y reto, elijo verdad — algo de él le daba curiosidad sobre qué preguntaría el espadachín pero solo quedaba esperar a que hablara de ello.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sacerdote (Templo de Mila)

Autoridad :

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 OaIUyNL

Especialización :
[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 DTS2T23[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 TL7buiP

Experiencia :
[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 NdTOcva

Gold :
788


Volver arriba Ir abajo

[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 Empty Re: [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Vie Sep 18, 2020 6:38 pm

Stanley tenía motivos para sentirse nervioso, y no solo por tener que leer sus escritos a otra persona. Ya había visto enojado a Kyleb anteriormente, así que sabía muy bien que era mala idea meterse con su gorro o con su cabello. Por esa razón, no fue sorpresa que Stanley dudara en preguntarle si podía usar su gorro, por temor a cómo el contrario reaccionara. Ahora que se había armado de valor para hacer algo al respecto, finalmente tenía su respuesta.

Fácilmente podrías haberlo pedido antes sin todo esto, ESE GORRO ME LO REGALASTE TU CUANDO ERAMOS NIÑOS.

- Yo… Uh…

El pelinegro le daba vergüenza admitirlo, pero su amigo tenía razón. Podría simplemente haberle preguntado, en lugar de “obligarle” a entregar su gorro. Tras escuchar aquellas palabras y ver la reacción de su compañero, Stanley sintió que había pisado hielo delgado, por lo que pensó sus palabras con cuidado, levantando el cuaderno un poco para poder escudarse mientras y desvió levemente la mirada.

Pero nooo, NOOOO, TENÍAS QUE USAR MI ESTUPIDA DEBILIDAD EN MI CONTRA.

- Espera, espera Ky- Interrumpió rápidamente el chico, bajando el cuaderno- Eso no era lo que yo…

Si es parte de todo esto, bien, SIMPLEMENTE LO USAS, no tengo problema.

- Puedo explicarlo, tranquilo…- Musito nervioso, todavía tratando de buscar las palabras adecuadas para calmar al pelirrojo.

Te quiero demasiado, así LUEGO YO ME CUBRO LA CABEZA CON ALGO Y HAGO QUE NO EXISTO AQUÍ POR ANDAR MOSTRANDO MI HORRIBLE Y DESAGRADABLE CABELLO.

La garganta del espadachín se cargó de tanta tensión que dejo de buscar excusas para calmar al sacerdote. En ese momento le dolía el estómago, no podía evitar torturarse mentalmente, ¿por qué dijo eso? ¿Por qué no simplemente leyó el estúpido poema? Sintió que había hecho una gran idiotez y que debía disculparse, pero, ¿acaso Kyleb lo escucharía?

Eres un pillooo...

Stanley se vio incapaz de despegar sus ojos del contrario, observándolo con tristeza, como un perrito regañado.

- Lo siento.

Hubo un silencio en el momento, nadie parecía querer decir algo, así que el pelinegro regreso su mirada hacia las hojas de su cuaderno, buscando concentrarse en algo diferente mientras esperaba que el contrario terminara de calmarse, y haciendo esfuerzos inhumanos para que no se notara su incomodidad.

Ugh…...bien, b-bien. Olvida lo que dije... puedes usar mi gorro.

Stanley dejo de ver las páginas de su cuaderno y miro detenidamente a Kyleb.

- ¿Seguro?

S-solo lee y luego te pones mi gorro tras terminar

Por unos segundos el pelinegro no dijo nada, y estudio brevemente a su compañero. Kyleb todavía parecía enojado, por lo que Stanley decidió seguirle la corriente.

- Ok- Respondió con calma.

Dicho eso, el chico se puso a leer uno de sus escritos, sin pensar demasiado en la calidad de redacción de este. Mientras leía en voz alta, la voz del pelinegro se escuchaba suave y segura, como si estuviera concentrando en proyectar sus sentimientos en aquellos versos.

Stanley recordó la nieve y el frío que sintió el día que escribió aquel poema, el vacío, la tristeza y el temor de desaparecer en el tiempo que parecía escapar de sus manos… Se dejó llevar un poco, pero solo lo suficiente para que no llegar a ser incómodo, ya que sentía que necesitaba contenerse. Para el espadachín toda esta experiencia fue extraña ya que sintió como si estuviese soñando mientras leía.

Al terminar, observó de nuevo al sacerdote, y sonrió tímidamente al escuchar lo que opinaba sobre su poema.

- Si… Bueno…- Susurró el chico, esquivando la mirada del contrario por breves segundos- El talento es algo que se cultiva con el tiempo, no nace solo…- Rascó su barbilla un poco, para luego carraspear antes de hablar, y hacerlo con soltura igualmente- Ah, ejem… Pero, me alegra que te haya gustado mi poema… Cuando el día llegue, seguramente…- Stanley miro a su amigo brevemente y luego soltó una corta risa al escuchar como completaban su frase, sintiendo algunas mariposas en el estómago- Si, puede ser- Respondió finalmente , manteniendo una sonrisa inocente y suspirando.

Stanley se acomodó en su silla y guardó su cuaderno dentro del bolso, esperando no tener que sacarlo y usarlo por un buen rato. Después de eso, tras todo lo que había hablado y leído hace un rato, decidió también servirse una taza de té y beber un poco para calmar su sed. Mientras hacía esto, aprovechó en ponerse el gorro del pelirrojo sobre la cabeza, sorprendiéndose por la suavidad y tamaño de este.

- Wow… Esto… Ok…- Susurró maravillado- ¿Cómo me veo? Esa no es la pregunta del juego, por cierto.

Tras hacer una pausa, se dispuso a beber el primer sorbo de la taza que se sirvió.

- Hmm…- Soltó pensativo- “La primera vez que elegí reto, elegiste reto. Y ahora que elijo verdad, eliges verdad también… ¿Estás intentando ser justo conmigo, o me estas copiando a propósito?”- Observó brevemente a Kyleb y sonrió suavemente- Bueno, ya que lo mencionas, ¿tienes... a alguien “especial” esperándote en Chon’sin? ¿Alguna chica de la que estés enamorado?
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Trueblade

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [1]
Gema de Ascuas
Espada de acero [4]
Sello maestro
.
.

Support :
Kyleb [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 OaIUyNL

Especialización :
[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 LmfEWd3

Experiencia :
[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 Jm5byz1

Gold :
81


Volver arriba Ir abajo

[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 Empty Re: [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Kyleb el Vie Sep 18, 2020 11:40 pm

Ver la cara de perrito regañado del pelinegro  fue como un golpe en el pecho « No me mires así… dijo mirando en el momento que asomó la mirada « no pongas esos ojitos... » se sentía ciertamente culpable, debería haberse quedado con esos “gritos” en sus interiores y demás, dejar que el contrario le hubiera mirado raro o algo, lo que sea, sin embargo, a pesar que Kyleb creyera que no le respondió de la forma más adecuada para que olvidara lo sucedido, parecía haberlo aceptado bien...o algo.

A su suerte, tras haber escuchado el poema, sentirse empatizado con el chico y dar su opinión, esto mejoró las cosas, la tensión que tenían entre ambos había mejorado aunque tras las palabras que había dicho el sacerdote hacía Stanley, se sintió frustrado en el proceso.

“Si, puede ser”

«Solo espero que tu tengas más suerte que yo » soltó antes de cambiar el tema y proseguir con lo que iban de juego mientras mantenía cierta expresión positiva debido a lo que había dicho sobre el poema del pelinegro. Seguido de esto el espadachín se colocó el gorro del pelirrojo, Kyleb miró el gesto del chico y lo que decía sobre ello —….— apenas podía decir algo que simplemente se mantuvo mirándolo unos segundos sin evitarlo, le daba cierta ternura porque nunca pudo ver al contrario con su gorro puesto cuando eran niños —te vez ado… ahm…. — aclaró la garganta — t-te queda bastante bien — corrigió antes que estuviera diciendo cosas fuera de lugar nuevamente , siguió bebiendo té  distrayéndose mientras esperaba que Stanley hiciera pronto su pregunta «Seguramente será algo simple » se confió mientras de a poco lograba mantenerse tranquilo gracias al brebaje.

“Bueno, ya que lo mencionas…”


¿mh hm?— dijo mientras bebía un sorbo de la taza.

“¿Tienes... a alguien “especial” esperándote en Chon’sin? ¿Alguna chica de la que estés enamorado?”


En ese momento, aquella pregunta fue tan repentina que por poco escupía el té, no obstante logró tragarlo con algo de rapidez pero provocando que comenzara a toser « ¿Es en serio Stanley?  ES EN SERIO?»  pensó ruborizándose, no podía negar que era una pregunta común mayormente  entre amistades cercanas pero aún así era un tema que no quería tocar  con nadie, puso una palma al frente mientras la otra en su propio pecho luego de dejar la taza en la mesa —..estoy...bien..— dijo tosiendo intentando no preocupar al pelinegro sobre su estado, cuando la tos era menor pudo hablar mejor —tu….te refieres a…. a...—  tosiendo por última vez — ¿si me gusta ...alguien? — soltó con timidez.

¿La pregunta de Stanley habrá surgido por lo que dijo antes? , Kyleb no se sentía seguro si contarle, era como si el destino estuviera en contra de él —uhm...— pokeó sus dedos con nervios, siempre evadió este tipo de preguntas de quien fuera y justo tenía que suceder ahora proveniente de su súper mejor amigo « ¿Estaría bien si lo digo? » se preguntó « Podría cambiarlo por reto» sintió como una opción pero viendo al contrario parecía decidido en querer saberlo « pero ya es tarde... » pensó frustrado «No me gusta este juego... »

bueno ... hemos dicho varias cosas entre nosotros así que de aquí no sale…¿de acuerdo? — intentando asegurarse que no solo él mismo estaba dispuesto a guardar cualquier cosa que Stanley le contara, sino que él también guardaría todo. Kyleb cerró los ojos unos segundos — Siendo sincero…No hay nadie — contestó finalmente — No hay nadie a quien considero muy especial, no tengo a nadie y por sobretodo… no hay ninguna chica que me guste actualmente — abriendo los ojos y  desviando la mirada avergonzado — desde hace… uhm…¿2 años? ¿o menos?, no lo recuerdo bien con exactitud— se rascó la nuca  unos momentos — Si este es el único momento en que me puedo desahogar con alguien contando esto, siéntete afortunado porque eres y serás el único — miró fijamente al pelinegro como si quisiera que le diera una luz verde para sentirse un poco más tranquilo contando, su pecho latía un poco más rápido que antes.

Hubieron chicas que me gustaron,  fueron 3 en mi vida, la primera fue luego de cumplir 13 años en Chon’sin, era una chica aprendiz de escriba en la biblioteca de ahí — contaba mientras sus dedos jugaban entre sí — Parecía tener el mismo estilo de cabello que el mío pero más esponjoso y marrón al igual que sus ojos, era tan adorable. Hablamos un par de veces, comencé a leer más libros buscando cómo acercarme a ella incluso en esos tiempos estaba aprendiendo a usar el Arpa de lira— suspiro un poco — Pero ella tenía un hermano y era bastante sobreprotector, así de un momento a otro las cosas fueron difíciles para mi. — bebió un poco de té mientras contaba — Nos enviamos un par de cartas a escondidas debido a que no podíamos vernos , parecía una novela de amor , como Romeo y Julieta — rió un poco manteniendo la vergüenza — un día decidí cantarle una serenata con lo que aprendí , fue lindo tocar el arpa de lira , a ella le gustó aunque huí de ahí antes que me descubrieran  — se frotaba un poco las manos debido a los nervios — La última vez que pude encontrarme con ella a solas, fue cerca del jardín de meditación, dijo que había escapado por unos momentos de sus clases, conversamos de muchas cosas, ese día pensé que iba a tener mi primer beso cuando estábamos uno cerca del otro, estábamos tan cerca... — pausó un poco — pero…. no sucedió— suspiró — El hermano de ella nos pilló , me peleé con él, perdí por ser débil y se la llevó . Por una semana no la vi ni supe nada de ella, más tarde me enteré que se fue del país, jamás la volví a ver en ese entonces... — bajó la mirada un poco, aprovechó terminarse el té.


La segunda fue curiosa… — rió tonto —  ¿Me creerías si te digo que me enamoré  de una maga oscura antes de la invasión de los emergidos en Chon’sin? — le preguntó — Seguramente no, pero fue así ...— pensó unos momentos intentando recordar algo de la segunda chica  — recuerdo que… estuvo un tiempo en Chon’sin, venía de viaje, era una chica de piel clara, cabello negro y ojos celestes muy bonitos — describió — ella necesitaba que alguien le guiara por Chon’sin y bueno…. adivina quien fue el afortunado de hacerlo — sonrió leve como si fuera un pobre niño inocente enamorado — no se veía como el resto de los magos oscuros aunque parecía una chica seria, yo siempre intentaba hacer cosas para verle sonreír o que hiciera algún gesto diferente, era como...un misterio para mí , un misterio que me atraía y me llenaba de curiosidad— escondió sus manos en el abrigo para cruzarse de brazos — Supe que usaba magia oscura cuando unos bandidos atacaron unos de los templos...Salimos bien de ahí pero hubo un momento en que me tomó la mano y no quería soltarme en ese trayecto cuando nos fuimos de ahi, no sabes cuan feliz me sentí en ese momento, sentía  que se preocupaba por mi o eso parecía al hablar por más que su expresión no mostraba mucho — comentó — días después comenzó a recurrir mucho a mí, sentía que por fín se fijaba en mí , todo fue tan bonito porque parecíamos cercanos hasta que un día le confesé mis sentimientos por ella y…. — dio un suspiro — no me respondió por alguna razón, evadió el tema. Días después se fue del país y no la ví más — con ello se sirvió té otra vez, de a poco sentía que tenía menos pesos encima.

La última chica a la cual me enamoré…fue luego que Chon’sin fuera invadido por emergidos, estuve un tiempo en Senay, como un año antes de volver, me estaba recuperando del ataque porque  casi perdí la vida ahí .  Me enamoré de una florista de Senay mientras visitaba el mercado, cabello marrón liso, ojos verdes como yo, aún la recuerdo debido al poco tiempo que ha pasado — bebió un poco de té tras sentías su boca seca, el líquido que tenía en sus manos estaba tibio — era gentil y amable, parecía una buena persona, inteligente, aprendí del lenguaje de las flores gracias a ella aunque... — Bajó la mirada con cierta tristeza  y molestia — No esperaba que ella tuviera un ex novio...— suspiró mirando su taza — es bonito cuando crees que por fin encuentras la persona indicada, teniendo oportunidades donde intercambiar conocimientos, ríes con esa persona, te sientes feliz, acompañado, fueron bonitos momentos hasta que...— pausó — hasta que esa chica volvió con su ex novio— entrecerró sus ojos — Parecían como esos libros donde una joven chica está atrapado con un hombre que no le corresponde, alguien con una actitud como la de un veneno, tóxico, que luego la chica conoce un chico de buen corazón quien puede ayudarle a escapar de esa relación...ese tipo de cosas, de drama — comparó—  el ex novio es el malo de la historia y el “héroe” era yo aunque… esta historia no tiene un final feliz. — bebió un poco más de té  — A pesar que me encontraba con esa chica nuevamente, algunas veces tuve enfrentamientos con su ex. Hubo una que otra pelea , yo no tenía mucha fuerza sino inteligencia, a pesar de que claro, en una que otra he salido perdiendo aunque….un día, esa persona comenzó a manipular a aquella chica, que en poco no parecía ella misma, me preocupaba mucho, hice todo lo posible, incluso me le confesé, pero.. me rechazó y me dijo que era un “sacerdote de mierda” — sintiéndose triste — perdón pero...eso fue lo que creo que oí de ella entre tanto de que no podíamos estar juntos y todo eso — miró a Stanley a los ojos — luego de eso me fui de ese país para estar en Chon’sin, me sentía mal luego de eso, muy mal , me metí más en los libros y en mis ocupaciones para distraerme, intentar levantar el país, ayudar a la gente...no me he vuelto a enamorar desde ese entonces—dando fin a su historia —  Siento que soy alguien con tanta  mala suerte, desde ese entonces prefiero quedarme con los libros y sus finales felices, con los sueños porque ahi se cumplen las cosas cuando se trata de amor, no en la realidad , siento que perdí en parte la esperanza  que tenía, la esperanza de tener ese alguien especial, sin embargo, siento que he madurado mucho en poco tiempo, talvez así tenga mas cuidado — dejó la taza ahi en la mesa y miró la madera uno poco sintiendo dolores en su pecho — me he enamorado de solo 3 chicas sin éxito alguno, incluso aun no doy mi primer beso, cualquier experto en esto se reiría de mí — soltó desanimado — me pregunto cómo se sentirá… besar a alguien que te gusta, a ese alguien especial que te corresponda — soltó sin pensar — ¿ Será tan bonito como lo describen los libros?— un silencio se formó en el momento, Kyleb se dio cuenta de ello.

Lo siento, siento que… me explayé mucho, perdóname — se disculpó, el sacerdote sentía que ya no tenía pesos en el pecho, sentía como si soltó todo lo que podía contar de esas historias de desamor — pero como dije, eres la primera persona que sabe de mi mala suerte o al menos que se lo haya contado— a pesar de todo sintió como que varias heridas se abrieron dentro de él pero estaba seguro que ahora había madurado de eso — Sabes, si un día te enamoras de ese alguien especial, espero que no te ocurra como a mí. Yo quiero que tengas un final feliz en tu historia de amor, no como yo…..— sonrió leve con desánimo, como si su optimismo bajaba un poco — Sería bonito verte con alguien que te corresponda, feliz con esa persona especial — sintió su corazón latir de la misma manera que antes y a la vez dolerle por alguna razón, no estaba en condiciones de analizar sus sentimientos ahora, nuevamente mantuvo silencio — bueno… ¿Quieres seguir el juego? ¿o algo? , estaré bien ,no te preocupes — fijó la mirada tímidamente a Stanley sonriendo leve en lo posible a pesar de sentirse… ¿algo triste?, porque evitaba sentirse así , evitaba dejarse llevar por ese tipo de recuerdos.
Kyleb
Kyleb
Afiliación :
- CHON'SIN -

Clase :
Sage

Cargo :
Sacerdote (Templo de Mila)

Autoridad :

Inventario :
Gema escarchada
Tarjeta de Oro
.
.
.
.

Support :
Stan [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 OaIUyNL

Especialización :
[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 DTS2T23[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 TL7buiP

Experiencia :
[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 NdTOcva

Gold :
788


Volver arriba Ir abajo

[Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb] - Página 2 Empty Re: [Social] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.