Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de conquista] The Queen and the soldier [Aran - Yuuko]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] Empty [Campaña de conquista] The Queen and the soldier [Aran - Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Lun Jul 27, 2020 9:49 pm

El tiempo que tenían la reina de las Islas de Durban y sus soldados en Daein era limitado. Las Islas no podían quedar desatendidas demasiado tiempo , por mas que la monarca hubiera dejado todo organizado para su ausencia. Teniendo en cuenta el viaje de ida y de vuelta entre ambos países,el tiempo que dedicarían a ello ,si el tiempo colaboraría o no... La estancia era de poco mas de dos semanas. Días llenos de compromisos sociales y quehaceres como monarca del nuevo Aliado de Daein. Así pues el tiempo que la reina disponía para si misma era aun mas escaso.

Habia decidido usar la mayor parte de dicho tiempo en ofrecer su poder y el de sus soldados en la campaña de conquista de Begnion que Daein estaba llevando a cabo. Para aumentar la fuerza de sus aliados, para mejor su imagen ante el pueblo de Daein. Para ayudar a un amigo, por el deseo de hacerlo y de devolverle la ayuda prestada en la campaña de Kilvas. Pero claro, su ayuda también contaba con ciertas limitaciones.

Hasta el momento habían acompañado a los soldados daenitas en incursiones cortas. Viajes de un solo día en el cual tomaban las fortalezas de Begnion mas cercanas a la frontera de Daein, arrebatandoles dichos puntos estratégicos a los emergidos que poblaban el país. Pero había un numero limitado de fortalezas junto a la frontera, y no podían permanecer siempre tan cerca de casa . Si querían hacerse con aquel país abandonado a su suerte y tomado por esas criaturas debían de adentrarse mas. La reina se encargaría, una vez volviese a casa ,de prestar su ayuda atacando desde el sur, por los puntos mas cercanos a sus islas. Pero en ese momento y en ese lugar todavía había algo que podían hacer.

Los exploradores habían descubierto que una de las mansiones abandonadas estaba infestada de emergidos. El tamaño de la misma y las defensas que presentaban la hacían indicada para usarla como fortaleza,para ser usado como punto de abastecimiento y de descanso a medida que se abriesen paso por Begnion . Podían usarlo como ruta en su conquista ,como paso seguro para las tropas conquistadoras daenitas. Siempre y cuando el lugar fuese limpiado de emergidos.

No solo era una edificación en casi perfecto estado a la cual podría darsele buen uso, si no que ademas estaba cerca de casa. No tanto como para que el viaje durase un día, pero si lo suficiente como para que Yuuko y sus hombres pudiesen prestar su ayuda sin perder demasiado tiempo.

Dejaron Daein al alba y alcanzaron su objetivo a media tarde. Poco después del anochecer el lugar ya era suyo. Los enemigos no habían tenido gran cosa que hacer al ser invadidos por las fuerzas combinadas de Daein y Durban, al ser las defensas de la abandonada mansión penetradas por los jinetes wyverns daenitas.

Una vez el lugar tomado lo adecentaron lo mínimo para que los soldados pudiesen descansar aquella noche. La reina pudo tomar una de las habitaciones principales como suya aquella noche, no sin antes hablar con el general daenita de los pasos a tomar. Una pequeña parte del ejercito permanecería en la mansión , guardando la misma. La mayor parte del ejercito continuaría su camino adentrándose en Begnion. Los soldados de Durban volverían a Daein, donde informarían de la edificación recientemente tomada y pedirían suministros y soldados para la misma. Allí acabaría su labor,al menos en aquella misión. Aprovecharían el viaje de vuelto para limpiar el camino, pues el día anterior se habían apresurado en alcanzar su objetivo y no habían inspeccionado el camino tomado a conciencia. Ellos se tomarían el viaje con mas calma,abarcarían mas terreno y eliminarían al enemigo de encontrárselo en su camino o lo seguirían y eliminarían si encontraban rastro de ello.

Partirían al alba y esperaban llegar al Daein al anochecer, o incluso antes si no había obstáculos en su camino. Un par de soldados rasos los acompañarían, con la principal función de hacerles de guía en el camino de vuelta.

La monarca se despidió del general al que habían acompañado en la misión y abandonaron la mansion con las primeras luces del dia. No sin antes cambiarse de atuendo.

Para no cargar dos vestidos o trajes demasiado ostentosos aquel día llevaba un vestido bastante simple.De color morado y con algunas lineas finas de un tono mas claro cubriendo toda la tela. Era lago,con abertura en ambos lateras llegado la misma hasta su cadera. Y sombre la cual llevaba un broche de una mariposa de tonos azulados y perlas de colores como detalles de la misma. Una mariposa a cada lado alrededor de la cual habían sido bordados algunas lineas color crema en el vestido. El mismo era de tirantes, en los cuales había otros dos broches de mariposas azuladas pero de menor tamaño. Un lazo de la misma tela que el vestido decoraba su escote. A traves de las aperturas se apreciaban unos trozos de tela fina de color marrón, que cubrían sus pies y alcanzaban sus muslos,donde acaban en un bordado de encaje de color marrón. El mismo encaje que decoraba sus brazos. Sus zapatos eran azulados,como las mariposas,con tacón de aguja. De una de las mariposas colgaba un trozo de tela,del cual colgaba su grimorio,envuelto en la misma tela que el vestido. El cabello lo llevaba suelto.

Sonrió a sus hombres,de los cuales estaba rodeada, manteniéndose ella en el centro de la formación que mantendría durante el viaje.

-Adelante.

Y tras dar la orden,se pusieron en marcha.



off:
La ropa de Yuuko

[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] -Yuuko-Ichihara-yuko-ichihara-36945531-600-839
Yuuko
Yuuko
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [5]
Sello maestro
.

Support :
Pelleas [Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] Iwzg0SR
Jill [Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] DTS2T23

Experiencia :
[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] AslQXcW

Gold :
346


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] Empty Re: [Campaña de conquista] The Queen and the soldier [Aran - Yuuko]

Mensaje por Aran el Jue Jul 30, 2020 11:30 pm

Ese, se supone, era el viaje que los llevaría de vuelta a casa, a Daein. Aunque todavía Aran no llamaba dicho reino su hogar, aún así estaba contento, sobre todo al contagiarse de los buenos sentimientos ajenos. Los soldados amaban su tierra con todo el corazón, y añoraban constantemente los días fríos y la hospitalidad de sus pueblos. Por eso la marcha era animada y constante, y nadie era capaz de lamentar ahora las heridas sufridas en batalla.

Sin embargo, la tensión creció en ellos cuando, de improvisto, su andar se entrecruzó con las huellas de una patrulla uniforme, desconocida, y menor en tamaño que ellos. No podían pertenecer a Daein, no estaban informados de ese recorrido. Si se trataba del enemigo, no tendrían más opción que consentir a sus órdenes, y seguir el rastro. Fieles a su palabra, se desviaron de su ruta y copiaron las huellas emergidas con sus pasos.

No les llevó mucho tiempo. Tras lo que vendría siendo una hora, la figura de una tropa abanderada de otro continente -que ya sabían hostil- se vislumbró al final de la pradera. Habían creído que eran menos, pero ahora que los tenían en frente, los números no concordaban. Podía ser que el enemigo justamente se hubiera reunido con más refuerzos mientras los seguían. En esas condiciones, no podrían ganar; estaban cansados, ya cargaban con el fantasma de batallas anteriores sobre sus hombros. Aunque Aran se encontraba en mejor estado que sus compañeros, también consideró la posibilidad de retirarse. A veces, la mejor estrategia era evitar el peligro evidente y retroceder.

-Esperen un momento… -murmuró el peliverde, llamando la atención de los demás. Por el este, cruzándose con los daenitas, otra tropa se movilizaba por los caminos de Begnion. Aran no supo reconocer a dicho ejército, por lo que mantuvo el silencio. Sin embargo los demás soldados, que más experiencia tenían con las relaciones extranjeras del reino, levantaron las armas, celebrando.

-¡Son soldados de Durban!

Durban, sí, ahora podía recordar. Si no se equivocaba, eran unas islas que residían muy cerca de Etruria. Tenían una relación neutral con ellos, por lo que se pudo aliviar. Sin embargo, era la primera vez que escuchaba sobre la alianza con Daein. Eso, o lo había olvidado por completo. Suspiró, sin dejar de vigilar en ningún momento a los emergidos, quienes ya comenzaban a percatarse de la amenaza humana. La tropa de Daein se apresuró a reunirse con la de Durban, con no otra intención que reunir fuerzas. Eso sí, por supuesto, muchos de ellos se sorprendieron al percibir a cierta figura dentro del montón. Era una mujer que vestía… hermosa, como si no caminara por un desolado campo de batalla. Aunque Aran no tenía verdadera autoridad, sí se adelantó al resto, preparado por dar explicaciones si necesitaba hacerlo. Los demás le habían cogido la confianza suficiente como para permitirle eso.

-¡Saludos…! -intentó hablar una vez ambos grupos se encontraron cara a cara.- Una tropa emergida está posicionada adelante, seguramente van a atacar. -fue lo más escueto posible. No buscó aclarar dudas respecto a la mujer, aunque algunos de su lado ya habían adivinado de quién se trataba. Aún así sus ojos seguían clavados en la vestimenta, en los zapatos de tacón, y en el pelo azabache de la misma. Era cautivante, pero Aran era cauteloso, y apartaba la vista cada vez, porque a pesar de todo, le infundía cierto temor. No supo explicar por qué, y tampoco quería descubrirlo.
Aran
Aran
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Jabalina [4]
Lanza de acero [3]
Lanza de bronce [2]
llave maestra [2]
Gema opaca
Tarjeta de platino

Support :
Pelleas [Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] NoCdqu3

Experiencia :
[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] Iu4Yxy1

Gold :
118


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] Empty Re: [Campaña de conquista] The Queen and the soldier [Aran - Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Sáb Ago 01, 2020 8:54 pm

El viaje estaba resultando mas largo que la idea. Pero de eso se trataba. Al ir a Begnion iban con un objetivo en mente, alcanzar y apoderarse de la mansión antes del anochecer. Aquel día su objetivo era otro. Volver a Daein y encargarse de que el camino que uniese ambos puntos se mantuviese despejado. Siendo ese su objetivo ,la limpieza del camino, el pequeño pelotón avanzaba mas despacio. Con los ojos abiertos antes cualquier movimiento o elemento fuera de lo común. Separándose los soldados se la formación principal y yendo en pequeños grupos a explorar las zonas fuera del camino. Se perdían a lo ancho y volvían al de un rato,yendo en parejas o en grupos de tres, dispersándose varios grupos al mismo tiempo. Para al volver retomar su posición con el grueso del pelotón, volviendo sus pies al camino, y siendo sustituidos por otros pequeños grupos que se separaban con el mismo objetivo.

La reina en ningún momento abandono el camino,ni su posición en el centro de la formación. Rodeada de los suyos.

Iban y venían. Cada dos horas se reunían todos y tomaban un pequeño descanso.Paraban, tomaban aire y agua e incluso tenían tiempo para comentar entre ellos el paisaje que apreciaban,comparando el mismo con Daein,con su tierra natal. Demasiada extensión de tierra ante los ojos, ni rastro de ríos o mares,algo a lo que los habitantes de las islas no estaban acostumbrados. Ni siquiera había gaviotas, ni se notaba el olor del salitre en el aire. Era una experiencia única, y la reina les permitía disfrutar de la misma antes de volver a ponerse en marcha. De esa manera estaban mas motivados. Estaban mas descansados. Un soldado descansado estaba mas atento a cualquier detalle, a cualquier anomalía.

Aunque por el momento no hubiesen encontrado nada. Ni un grupo de refugiados,ni de bandidos, ni emergidos. Algunas alimañas de la fauna local y nada mas. Y así se lo hacían saber a su monarca.

Estaban cercanos al mediodía cuando dos de los grupos se acercaron apresuradamente a la reina, indicando que habían encontrando huellas y al seguir las mismas se habían topado con un gran numero de emergidos. Era su trabajo pues encargarse de los mismos. Llamaron al resto de grupos dispersos,usando algunos hechizos menores de magia arcana para mandar señales y hacerlos volver al pelotón. Al reunirse todos,antes de poner rumbo a la zona indicada, otro soldado se acerco a la monarca,informando de algo que no tardaron en poder apreciar con sus propios ojos. Habia un grupo de soldados daenitas en las cercanías, próximos al grupo enemigo.

Ambos grupos no tardaron en verse mutuamente y a celebrar,aunque en el caso de los soldados de Durban con sonrisas discretas y cordiales saludos con las manos, el encuentro con una fuerza amiga. No tardaron en reunirse, tampoco tardo uno de ellos en acercarse a saludar. Curiosamente era el único que no portaba el uniforme de Daein, pero siendo acompañado por tantos soldados de dicho país la reina supo que no había nada que cuestionarse. Al menos no en ese momento,en esas circunstancias.

Ademas teniendo en cuenta el tamaño del grupo de emergidos la ayuda era bienvenida. Seria un combate mas rápido. Mas seguro.

-Siendo así sera mejor que ataquemos nosotros primero...

Comento la reina,que ya notaba la mirada de los suyos sobre ella. Tomo en mano esperando sus ordenes. La mujer examino con la mirada el grupo de emergidos,antes de cambiar la dirección de sus ojos, clavando los mismos en el grupo de daeinitas. Y por ultimo en aquel que se estaba dirigiendo a ella y a sus hombres.

-Dadas las circunstancias sera mejor que ataquemos como un solo grupo. Siempre que no tengáis problema con ello... Pero para ello debemos ultimar algunos detalles. Habeis combatido alguna vez junto con un ejercito de magos? Y quien esta al mando en vuestro pelotón y que cargo ostenta? Si combatimos unidos sera mejor también que una sola persona asuma el liderazgo de todos,al menos durante el transcurso de la batalla. Ordenes desordenadas y contradictorias nos perjudicaran a todos. El caos y el desorden serán mas probables,así como el fuego amigo... Y eso es algo que beneficia al enemigo y que puede usar en nuestra contra...

Su voz sonaba clara,sin elevarla demasiado abarcaba una gran distancia. Llegaba a oídos de los suyos,llegaba a oídos de los soldados daenitas a los que se habían acercado.
Yuuko
Yuuko
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [5]
Sello maestro
.

Support :
Pelleas [Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] Iwzg0SR
Jill [Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] DTS2T23

Experiencia :
[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] AslQXcW

Gold :
346


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] Empty Re: [Campaña de conquista] The Queen and the soldier [Aran - Yuuko]

Mensaje por Aran el Jue Ago 06, 2020 11:40 pm

Cuando oyó dicha voz femenina dirigiéndose a él, Aran plantó los ojos en el rostro ajeno, y corroboró que era ella quien lideraba las tropas de Durban. Escuchó atentamente, sus oídos atentos a la mujer, que era bien versada y ejercía de inmediato su autoridad. Se fijó en el tomo que guardaba en sus manos, pero antes de poder adivinar su elemento, se vio sorprendido.

-Magos... -bastaba con echar un ojo a las tropas y a la misma mujer para saberlo. Había visto muchos grupos de magos, sí, pero en Begnion las tropas entrenaban separadas unas de otras, y en las excursiones que hacían nunca los acompañaban, porque eran considerados para misiones más importantes, más estratégicas, y de menos casualidades. El soldado dejo que el silencio hablara por él y por el resto.

- Usted tiene mucha razón. -contestó Aran al final, desviando la mirada a los demás. Hasta ahora se las habían arreglado de manera independiente, pero la situación había cambiado.- Nuestro comandante se encuentra en uno de los fuertes al borde de la frontera. Estamos llevando a cabo una expedición de varios días bajo sus órdenes, y estábamos en el proceso de volver. -por poco y suspiró. Sin embargo, no quería contagiar a los demás con sus bajos espíritus. No cuando hasta ahora, la suerte los había acompañado todo el camino.

Mientras tanto, muchos se sorprendían de lo casual que podía hablar a quien ya habían identificado como la reina de Durban. No solo era monarca, sino que también eran muy conocidas sus habilidades con la magia. Con ella al mando, el miedo se desvanecía de los rostros duros y cansados de los daenitas.

-Su Majestad, ¡Seguiremos sus órdenes! -contestó otro de los soldados, emocionado.

Entonces fue que Aran comenzó a entender que no hablaba tan solo a una dama de las artes arcanas. Retrocedió unos pasos entre sus compañeros, escondiendo su rostro del frente. Quizás tenía amistad con un príncipe, pero jamás habría imaginado hablar a una reina. Y creía haber sido muy descortés, dando la ilusión de comandar al resto de sus compañeros, cuando ni siquiera era un verdadero ciudadano de Daein. La armadura que llevaba había sido forjada a semejanza del reino, pero era lo suficientemente diferente como para destacar, cosa que bajo ningún motivo quería. Por eso decidió rápidamente que no volvería a tomar liderazgo. Dejaba todo en manos de la reina de Durban.

La hora no los acompañaba, estaban obligados a hacer de esa una batalla rápida. Con el enemigo a la diestra y el sol cerca del horizonte, no había mucho tiempo para platicar. Sin embargo no valía la pena dejarse llevar por la presión. Las palabras que compartieron ambos grupos fueron breves y precisas, y tan pronto se pusieron de acuerdo, comenzaron a organizarse. Los emergidos por su parte ya se aproximaban, sus números eran muy similares a los humanos. Eran unidades a pie, de armamento ligero -espadas y lanzas-, siendo algunos de ellos también magos por lo que podían adivinar desde la distancia. Ninguno de los dos grupos tenía una ventaja en terreno en esa planicie llana. Dado a que los daenitas concedían una mejor defensa, se formaron para proteger a la reina y su grupo. Fue una respuesta rápida, pero estaba atentos a las órdenes ajenas.

-¿Debemos atacar? -una voz ansiosa surgió de entre el grupo. No había tiempo que perder.
Aran
Aran
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Jabalina [4]
Lanza de acero [3]
Lanza de bronce [2]
llave maestra [2]
Gema opaca
Tarjeta de platino

Support :
Pelleas [Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] NoCdqu3

Experiencia :
[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] Iu4Yxy1

Gold :
118


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Queen and the soldier  [Aran - Yuuko] Empty Re: [Campaña de conquista] The Queen and the soldier [Aran - Yuuko]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.