Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento] Una presa peculiar [Priv. Kaworu]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Una presa peculiar [Priv. Kaworu] Empty [Entrenamiento] Una presa peculiar [Priv. Kaworu]

Mensaje por Henry el Dom Jul 26, 2020 3:38 pm

En algún momento dejaron de pisar arena y comenzaron a caminar sobre tierra seca. Luego apareció algún que otro arbusto y parches de pasto seco. Henry no sabía exactamente cuándo, pero era evidente que habían dejado el desierto atrás.
Echó un vistazo a su espalda considerando  si volver por donde había venido. Pero cerró sus ojos y volvió a encarar al frente. Ya regresaría si sus pies o los cuervos lo guiaban hacía allí. Por ahora avanzaría junto al grupo de mercenarios con el que se había cruzado.  Le habían pedido les acompañase ya que "requerirían sus habilidades" o algo así, y le habían prometido sería divertido. Sin otro plan en mente Henry aceptó la oferta sin mayor consideración al respecto, decidió seguirles por un par de días aprovechando que era un grupo pequeño y que estaban dispuestos a compartir sus provisiones.
Últimamente había comenzado a dolerle el estómago y sospechaba que era por hambre, al fin y al cabo no solo se olvidada de comer sino que el que no haya mucha comida en el desierto tampoco ayudaba.

Al salir del mar de arena no tardó en averiguar a qué se referían los mercenarios. Aunque no venia prestándoles mucha atención, desinteresado de sus planes, los seguía manteniendo siempre cierta distancia y de vez en cuando llegaba a escuchar sus conversaciones y planes sobre todo cuando se acercaba a ellos al caer la noche y levantar el frío, buscando el cobijo de su fogata. O en los momentos a la hora de las comidas, cuando se aproximaba a ellos para reclamar su porción.

Así llegó a escuchar lo suficiente como para hacer una conjetura de su agenda, la cual que confirmó una tarde. Hacia unos dias se habían asentado en el claro de un bosque supuestamente cercano a una aldea (Henry solo escuchó de ella, no llegó a verla) cuando uno de los hombres que habían desaparecido del campamento regresó reportando de unos viajeros que viajaban hacia o salían de dicha aldea.

Era un pequeño grupo de no más de 10 personas, los mercenarios contaban con muchos más hombres pero no tenían que preocuparse por la pequeña diferencia en números si se enfrentaban a meros civiles comerciantes.
Ese anochecer en el campamento había varias personas más que antes no había, un par de niños, varias mujeres y otro par de hombres jóvenes.
"Encárgate de que no hagan ruido ni puedan resistirse, espero no haga falta cortarles la lengua de ser necesario, no queremos que afecte su precio" Le fue indicado luego de la masacre y Henry acató la orden encogiéndose de hombros, mientras el resto de los bandidos limpiaba el camino de restos de la batalla y arrastraba algunos cadáveres de quienes no consideraron suficientemente valiosos para mantener con vida para esconderlos en algún rincón de bosque para que los comieran las bestias.


Henry se divertía con uno de los hombres más rebeldes que casi había logrado soltarse de las cuerdas que le apresaban, les había tirado una maldición muda a los pobres pero, además de que ya aquello le había cansado bastante, no sería tan divertido si además los inmovilizaba. "Ah, ¿No era más fácil matarles y ya?" Henry suspiró y cerró su tomo mirando al chico atado frente a él que se retorcía en sufrimiento como ejemplo frente al resto de los captivos, que lloraban aterrados en silencio. Bueno, aunque matarles era divertido, aquello también lo era. El albino disfrutaba de la atención y del ocasional chillido o sollozo que se llegaba a escuchar una vez vencía la maldición y debía renovarla.
Los mercenarios parecían conformes con su trabajo, dejando solo a un guardia para vigilar, tal vez a él, tal vez a los prisioneros.

Pasaron unos días y el numero de las personas capturadas aumentó levemente, aunque no hubo un grupo tan grande de víctimas como en la primer tanda. Los merecenarios… bandidos, se estaban preparando para levantar campamento y seguir camino hacia un nuevo objetivo o cual sea fuera el lugar donde vendieran aquellas "mercancías", el pueblo ya parecía haberse dado cuenta de su presencia también .
- Hey, ¿Adivinen qué? Sacamos el premio gordo! - Fue entonces que volvieron los hombres que se habían adentrado al bosque a cazar provisiones para el viaje, exclamando alegres por el resultado de su excursión.
Al principio Henry no pensaba prestar atención, molestando a las víctimas que reaccionaban de forma exagerada cuando sólo los estaba empujando un poco con una rama inofensiva. Pero cuando levantó la vista, divisó algo interesante en la persona que traían consigo los bandidos. ¿Alas?
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Tarjeta de cartón
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] Una presa peculiar [Priv. Kaworu] Tomo-1

Experiencia :
[Entrenamiento] Una presa peculiar [Priv. Kaworu] POvHqgT

Gold :
343


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Una presa peculiar [Priv. Kaworu] Empty Re: [Entrenamiento] Una presa peculiar [Priv. Kaworu]

Mensaje por Kaworu el Miér Ago 05, 2020 10:18 pm

“No te acerques a los beorcs”

“Ten cuidado cuando veas beorcs, no traen nada bueno”

“Si ves un grupo de humanos, corre en dirección opuesta”


Esta y muchas más advertencias habían sido dadas a la garza desde el momento en que había puesto un pie fuera del bosque de Serenes tras su quema. Y este había asentido y entendido las advertencias, las recordaba y las apreciaba como muestra de preocupación y cariño de hermanos laguz para con él.... pero de allí a que las obedeciera eran dos cosas totalmente opuestas. Las consideraba, claro. Las tenía presente, por supuesto. Pero su corazón no permitía prejuzgar de manera negativa a alguien. En el bosque donde se había resguardado había un pequeño poblado donde había podido convivir con los pobladores esporádicamente, una vez cada cuatro o cinco amaneceres iba a vender sus medicamentos por cobres y ayudar a personas enfermas, a cambio recibía comida y de tanto en tanto ropa.

Aquellos eran beorcs, y eran personas de corazón puro, quizás ignorantes al ser un pueblo tan apartado y agradecidos de tener un herborista y alguien que no solo tratase males si no que les diera momentos de paz y entretenimiento con su melódico canto.

Por eso no se sintió alarmado cuando escuchó movimientos en el bosque donde se había adentrado a recoger hierbas y flores. Había estado varios minutos de rodillas a los pies de un gran árbol escarbando con su cuchillo desafilado para exponer una raíz de la cual había estado sacando pequeñas lascas de madera tierna y sabia cuando sintió el peso un poco inquietante de la angustia. No se preocupó demasiado, solía pasar a veces, un animal cazando a otro, un viajero que había sido robado en el camino, o mismo la planta que él estaba hiriendo y que por más que se disculpase seguía sintiendo aquella culpa. Sólo cuando los pasos fueron evidentes fue que se levantó y guardó todas sus cosas en su pequeño bolsito, cuidando de envolver en un paño de lino las raíces y tapar bien con un corcho la savia que había juntado dentro de una botellita de vidrio. Sonriente recibió a quienes serían su captores, sólo para ser rápidamente atacado.

No tuvo oportunidad, había intentado huir cuando presintió peligro, y había forcejeado cuando fue agarrado, aleteado con fuerza y chillado desesperadamente, pero no tenía fuerza alguna y fue rápidamente reducido. Sus manos fueron atadas y al intentar defenderse con sus alas, azotando con estas para alejar a los agresores, solo recibió un golpe en su estómago que lo dejó sin aire y sin intenciones de seguir resistiéndose. A movimientos fuertes y bruscos fue arrastrado y a cada paso que se acercaban podía sentir con más claridad aquella angustia… muerte.

El campamento estaba cargado con aquella aura pesada y oscura, donde no solo la magia oscura, desconocida para él, se retorcía alrededor de uno de sus siervos, si no que también donde varias vidas habían perecido y varias otras se lamentaban con el deseo de huir. El miedo y la desesperación le hacían sentirse débil y enfermo, incluso nauseabundo, comenzando a trastabillar en su avanzar hasta que un fuerte empujón le hizo caer de rodillas. - Hey, ¿Adivinen qué? Sacamos el premio gordo! - Bramó uno alegre y orgulloso mientras otro tomó a la garza del ala, gris nevado por fuera y oscura por dentro, y jalando de esta lo arrastró sin problemas, como si no pesara más que un infante, hacia el mago y el grupo de gente. - ¡Cuida a este también! Que no escape que podemos sacar sólo por él más de lo que sacamos por todos ellos. -

El cabello gris del ave cubría parcialmente su rostro y conscientemente parecía intentar hacerlo bajando su cabeza tanto que su mentón tocaba su clavícula. Vestía simple, pantalones oscuros y una camisa holgada de mangas cortas y algo más amplias de lo normal, la camisa carecía de espalda dejando espacio para que sus alas salieran cómodamente. Asustado sus plumas estaban infladas y sus alas se apegaban a su cuerpo cubriendo sus hombros y brazos. Sólo alzó un poco la mirada al grupo de gente que había sido aterrorizada por el arcano hasta momentos antes, de allí provenía la mayoría de aquel ambiente pesado, cargado de desesperación. En un intento de alivianar el espíritu de los cautivos, comenzó a tararear bajo una tonada que nadie habría escuchado en su vida, propia de las garzas y similar a una melodía que podía ser una canción de cuna, lenta, suave y tranquilizadora.
Kaworu
Kaworu
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Filósofo, herborista

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Entrenamiento] Una presa peculiar [Priv. Kaworu] Jm5byz1

Gold :
165


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.