Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Anécdotas destacadas
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER

[Campaña] Una flor que guía a la perdición [Priv Ammy]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña] Una flor que guía a la perdición [Priv Ammy] Empty [Campaña] Una flor que guía a la perdición [Priv Ammy]

Mensaje por Kaworu Sáb Jul 25, 2020 7:41 pm

"En lo profundo del desierto, viajando bajo la estrella de Altair de la constelación del Águila a tan solo dos días de camino se podrá encontrar un oasis. Entre la vegetación que lo rodea se encuentra la flor de Firnal, una flor pequeña y abundante que crece en suelo rocoso y húmedo pero de aire seco y cálido. Sus propiedades sedantes, cicatrizantes y des inflamatorias son sumamente fuertes y se puede suministrar e forma de infusión, ungüento en combinación con...."

El libro era delgado y tenía pocas especificaciones de plantas pero toda nativas de Tellius y de propiedades sumamente fuertes y efectivas. Normalmente no recurría a material publicado, no lo había sentido necesario ya conociendo todas y cada una de las plantas que crecían en el bosque de Serenes y sus alrededores, pero ahora que comenzaba a viajar estaba viendo plantas nuevas y tenía que expandir sus conocimientos... y mejorar sus medicinas ya que no trataría solo dolores de estómago y pequeñas raspaduras, tendría que acudir a medicinas más potentes, sobretodo analgésicas para suavizar los dolores de los procesos de sanación y aquella planta parecía tenerlo todo. Sonaba hasta demasiado bueno para ser verdad pero tenía que intentarlo.

El camino era largo y más si lo hacía solo, por un pequeño tramo pudo encontrar una compañía grata con un cuervo que conocía bien la zona y por una moneda de plata le acompañó un tramo y le indicó el camino hacia el desierto... la realidad fue que se llevó más que solo una moneda de plata. En su afán por ayudar, la garza le había compartido su comida así como medicinas que normalmente vendía pero siendo engañado por el laguz que decía estar en necesidad, se llevó más dando aún menos, pues ni siquiera le acompañó hasta la frontera donde le había prometido.

La parte del camino que realizó a solas la hizo con calma, caminando a paso tranquilo, volando en las zonas más difíciles de surcar y hasta en su forma animal sujetando su bolso con sus patas para aprovechar las corrientes de aire que le llevarían sin esfuerzo por largos tramos. Hasta que finalmente lo vio, las extensas dunas de arena. Una visión que no esperaba que fuese tan abrumadora y que nunca había visto ni en foto. Encantado con esto se adentró volando, pese al sol que brillaba sin siquiera nubes que lo aplacaran, era sencillo sobrevolar la zona, el aire caliente y seco, carente de vientos, le permitía subir alto en el aire y planear por varios kilómetros antes de volver a subir. Pero eventualmente tuvo que hacerlo. La sed y el calor eran mucho más abrazadores de lo que abría anticipado y él no cargaba demasiada agua, siempre confiado de que encontraría ríos o lagos de donde tomar apenas llevaba una pequeña botellita de agua fresca de río para hacer sus medicinas. La bebió y siguió andando.

El desierto comenzaba a parecerle todo igual, no encontraba puntos de referencias más que algunas rocas, dunas o ruinas semi enterradas en la arena, dándole la ilusión de estar caminando en círculos. Era apenas pasado el mediodía, el punto más cálido del día y nunca en su vida había sentido tanto calor. Su piel comenzaba a arder y por más que usara sus alas como parasol seguía llorándole los ojos por los reflejos en la arena. Los espejismos en el horizonte le hicieron caminar más de lo que debería sin resguardo, siempre creyendo que estaba cerca de vegetación, pero solo eran las formas irregulares producidas por el calor.

Pronto ya no pudo más, sus pies, arrastrándose sobe la arena, se tropezaron con una roca que sobresalía de una estructura semi enterada y su cuerpo entero cayó de rostro contra la arena. Sus alas se extendieron haciendo fuerza al igual que su brazos para levantarse pero solo logró arrastrarse un poco, jadeando, hasta que volvió a caer. Sentía que su mente deliraba y ya no confiaba en que la figura que se acercaba a él fuese real o no. Solo extendió aún más sus alas, en un intento por refrescar su cuerpo pero el golpe de calor era demasiado fuerte ya para él.
Kaworu
Kaworu
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Filósofo, herborista

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Tarjeta de cartón
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña] Una flor que guía a la perdición [Priv Ammy] P9JvxLC

Experiencia :
[Campaña] Una flor que guía a la perdición [Priv Ammy] OttF0Ux

Gold :
2231


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.