Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Empty [Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre]

Mensaje por Sigurd el Jue Mayo 07, 2020 3:21 pm

-¿Por qué estamos aquí?
-Ni siquiera sabemos el nombre de la persona que tenemos que recoger.
-El cielo está nublado. Espero que no nos llueva durante el viaje a palacio.
-Y yo que había hecho planes para nuestro día libre. Todo al garete.
-¡¡SILENCIO!! ¡¿Desde cuándo los honorables caballeros de Grannvale se han convertido en cotorras quejicas?

Sigurd reprimió a sus hombres con fuerza mientras su caballo Eolo lanzaba un relincho debajo de él, como asustado por su reacción. No fue el único, nada más dar aquella orden todos los demás jinetes que habían acompañado a Sigurd hasta el puerto callaron de inmediato.

El duque de Calphy no dijo más. En el fondo entendía a sus hombres. Derrotados en Grannvale y forzados al exilio a un reino bastante lejano de su hogar, con la moral por los suelos. Y en esta nueva tierra de paz, no había nada que hacer, salvo esperar lo que cada vez se veía más imposible: una oportunidad de poder volver a casa. Sigurd estaba igual que ellos en ese sentido.

Igual exactamente no. Sigurd se sentía peor. Primero porque duque se sentía responsable de aquel fracaso, de que sus caballeros perdieran contra los nohrios y fueran obligados a dejar atrás a todos sus seres queridos para poder salvar sus vidas. De hecho, en el fondo Sigurd sabía que debía sentirse afortunado de que sus súbditos todavía siguieran con él, en vez de desertar para permanecer con sus familias en Grannvale.

Y segundo, porque él también había perdido a su familia, pero en un sentido completamente más literal. Él había perdido a su padre, a su esposa, a su hijo. Y a diferencia de la mayoría de sus hombres que le acompañaban, no tenía ni siquiera la certeza de si estaban a salvo o no. Los tres habían desaparecido y no había ningún rastro de ellos.

La impotencia, la incertidumbre, la ignorancia… Todo aquello se estaba convirtiendo en una losa cada vez más pesada para el noble. Cada vez le costaba más dormir, y cuando lo hacía, casi siempre eran pesadillas. Estaba agotado, estaba furioso, estaba… rompiéndose en pedazos.

Por eso, cuando escuchó por el palacio de que una pariente lejana de la familia real de Altea iba a acudir en barco hasta el puerto, y que iba a necesitar un destacamento de soldados para guiarla a palacio, Sigurd no se lo pensó dos veces y se propuso voluntario para llevar a cabo esa tarea. Fue bastante vehemente en solicitar que fuera él, junto un pequeño grupo de seis hombres suyos, el que utilizarían su día libre para llevar a cabo esa misión diplomática. Tan vehemente, que no pidió detalle o hizo pregunta alguna, de ahí que no supiera exactamente la identidad de la mujer que venía, solo que lo haría en un barco con la bandera de las Islas de Durban.

Sigurd quería pagar a Altea como fuese el favor que les hacía por haberles aceptado como refugiados políticos tras tener que huir de Grannvale. Pero la verdadera razón es que quería hacer algo, lo que fuese, para distraer su cabeza y no terminar de volverse loco. Cualquier cosa valía salvo seguir entrenando en el palacio, sin hacer más que esperar. Incluso cosas a las que no estaba acostumbrado, como la guía y protección de otra persona noble. La diplomacia no era su fuerte, así que esperaba no fastidiarla, pero aquello era mejor que seguir en aquel precioso palacio, donde poco a poco se iba muriendo por dentro.

-Mi señor, el barco está llegando ya.

Efectivamente, un barco medianamente lujoso, con las banderas de las Islas de Durban, estaba comenzando a atracar en el puerto. En cuanto descendiese la pasarela, bajaría la persona a la que había solicitado guiar hasta palacio.

-Bajad de los caballos.-ordenó el duque, y descendió él también de Eolo, su montura nívea, para cogerle por las riendas y guiarlo hacia el lado del barco por el que pondrían la pasarela. Su misión iba a empezar pronto. Ojalá sirviera para aliviar un poco el tormentoso dolor que tanto aprisionaba el corazón del duque.
Sigurd
Sigurd
Afiliación :
- NOHR (GRANNVALE) -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Duque de Calphy

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
hacha larga de bronce [2]
hacha larga de bronce [2]
Tarjeta de oro
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] NqTGGyV

Experiencia :
[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Jm5byz1

Gold :
1690


Volver arriba Ir abajo

[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Empty Re: [Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre]

Mensaje por Deirdre Grannvale el Jue Mayo 14, 2020 5:33 pm

Haber abandonado a su familia y estar tan alejada de ellos era tan triste que cada día que pasaba, sentía que su corazón se iba destrozando lentamente gracias al dolor que atormentaba su cabeza. Pero era el momento de empezar a mover sus fichas, después de algo que había estado pensando desde hace días, pudo hablar con un par de hechiceras que pertenecían a Velthomer, y servían a Arvis, su primer esposo. Allí fue que se informó del panorama tan triste que ahora mismo atormentaba a su tierra, y estaba preocupada por lo que podría pasarle a su familia: Sigurd, Seliph, junto con sus dos primeros hijos, Julius y Julia.

Grima... Nohr... Que cosas tan asquerosas. Escuchar el triste relato de como los pobres soldados de Grannvale debían huir por la repentina conquista de un país con el que no habían tratado antes, al menos ella no tenía ni idea de ellos, ¡oh Sigurd, su pequeño Seliph! Tenía que hacer algo por ellos. Deseaba que los dos siguieran con vida, quería encontrárselos otra vez para abrazarlos con la mayor de sus fuerzas. Pudo recordar que tenía parientes lejanos y envió una carta solicitando la posibilidad para hablar con ellos, días después pudo recibir una respuesta, teniendo luz verde para visitar Altea con la intención de tratar asuntos políticos, y le hubiera encantado ir en caballo o carruaje pero es que la distancia era demasiada, además le era imposible ir por tierra, por lo que la única opción para ella, era viajar por medio del mar gracias a un barco que se le había proporcionado después de haber hecho unos trámites que duraron días.

Una vez consiguió todo lo necesario ingresó en el barco no sin antes haber enviado una nueva carta avisando de su llegada a Altea. Un viaje que para ella se le hacía eterno, necesitaba hablar ya, porqué deseaba recuperar a su familia pero si no resolvía el asunto con Grannvale dudaba de poder volverlos a ver.

Una vez llegados a su destino, llevaba una túnica blanca que cubría todo su cuerpo junto con una capucha que cubría parte de su rostro, lo mismo portaban las hechiceras que la seguían, eran exactamente unas 4, no demasiadas. Tuvieron que pasar por la pasarela y era consciente de que todas serían escoltadas por un grupo de caballeros pero la sorpresa fue grande al encontrarse con cierto hombre en el que había estado pensando, así que no dudó en pararse frente a él y se levantó la capucha hacia atrás, dejando al descubierto su rostro y una sonrisa.

─Qué cara. Estás haciéndote viejo. Debes estar cansado, ¿eres tú y tu grupo los escoltas o prefieres que seamos yo y las chicas? Porqué con la cara que llevan me hace pensar que viniste de un viaje de semanas en barco─qué momento tan oportuno─Jaja, jajaja. Perdón, lo siento.─su mirada se volvió seria─Me encantaría ponerme a comer algo y ponerme sentimental, pero ya debes saber a que venimos yo y las personas que me acompañan.─posteriormente su mirada pasó a ser dulce─Pero si quieres hablamos en el camino.─

─Me enteré de lo que pasó en Grannvale, perdón por haber desaparecido. Tengo una historia para contarte en el camino. Pero si todavía tú quieres volver a nuestro país, podemos hacer algo seguro. Me encantaría ir contra Nohr y hacer justicia, pero sería un suicidio, además hay que devolver Grannvale a cómo estaba.─ladeó leve su cabeza─¿Y Seliph? Siento que te lo pregunte pero, ¿tienes mujer? No te hubiera culpado si decidías hacer tu vida. Los extrañé mucho...─
Deirdre Grannvale
Deirdre Grannvale
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Grannvale

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Staff-1

Experiencia :
[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Jm5byz1

Gold :
142


Volver arriba Ir abajo

[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Empty Re: [Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre]

Mensaje por Sigurd el Miér Mayo 20, 2020 2:54 pm

-Un  momento… ¿Es ella?
-¡Está viva!
-¡Es un milagro!
-¡Por Baldo!

A diferencia de sus hombres, cuando la doncella descendió de la pasarela y se quitó la capucha delante de él, Sigurd no dijo ni una palabra. No podía. La saliva se le había atragantado en la garganta. No podía saber si estaba soñando o no. Después de tanto tiempo…

Pero era ella. No cabía ninguna duda. Su melena plateada, sus ojos violáceos, su figura estilizada… ¿Cuántas veces al día había pensado en ella desde el momento en que sus destinos se separaron? ¿Mil veces? ¿Diez mil? ¿Un millón? Las nubes se apartaron un poco, lo suficiente como para que un rayo del Sol cayera sobre la pareja, iluminando aquel momento. Era como si aquel reencuentro hubiera estado predestinado desde el principio.

-En cambio, tú no has cambiado absolutamente nada.-respondió a las primeras palabras de aquella dama dirigidas a él, una vez que logró recomponerse del shock tras reconocer a la mujer encapuchada.-Sigues siendo tan hermosa como el primer día en que te conocí.

De haber estado a solas, no se hubiera contenido. De estar a solas, hubiera abrazado a aquella mujer, la hubiera besado fogosamente y luego hubiera roto a llorar de felicidad. Tras tantísimo tiempo de búsqueda, cuando ya empezaba a pensar que no la volvería a ver… Había vuelto a él ¡Había vuelto!

Sigurd no podía estar más contento. Pero debía contenerse. Antes que nada, él era un duque. Y como tal, su deber era comportarse como un caballero ante sus súbditos. Por ello mismo, no se dejó llevar por las emociones, y mantuvo la compostura. Aunque no pudo evitar que un par de lágrimas se asomaran por sus ojos.

-Si te soy sincero, no tenía ni idea de que la persona que íbamos a la que íbamos a guiar eras tú. De haberlo sabido, habría preparado un recibimiento muchísimo más especial.-confesó el duque cuando la mujer le dijo acerca del motivo por el cual había venido ella a Altea. Al menos, ahora se alegraba muchísimo más de haber elegido tomar aquella misión.-Tienes razón, tenemos mucho de lo que hablar. Pero tenemos tiempo durante el camino, como tú bien dices. Permíteme guiarte.

El duque cogió delicadamente de la mano a su amada esposa, y caminaron juntos hasta llegar al caballo níveo de Sigurd. El noble peliazul acarició la cabeza de su montura con la mano libre, mientras éste relinchaba feliz no solo por la muestra de afecto, sino también por la visión de la mujer que acompañaba a su amo.

-¿Te acuerdas de Eolo? Parece que él no se ha olvidado de ti.-comentó el duque con una sonrisa, para luego subir sobre el caballo y volver a extender la mano para ayudar a Deirdre a subir sobre el mismo junto a él.-Como en los viejos tiempos ¿te acuerdas?-Eolo relinchó sabiendo que nuevamente tendría que soportar el peso de dos personas. Pero tampoco se quejó mucho. En el fondo, él también estaba contento de que ella hubiera regresado.

De la misma forma que el duque y su esposa, los acompañantes de Deirdre subieron en las monturas de los caballeros y poco a poco emprendieron la marcha. Las nubes volvieron a cerrarse, lo cual parecía indicar que en cualquier momento llovería. A Sigurd le desagradaba la idea, pero aquello significaba que debían darse un poco de prisa, o bien acabarían todos empapados.

-¿Casarme con otra? Jamás. Te juré amor eterno y un caballero nunca rompe su promesa. El mero hecho de pensar en serte infiel me desgarra el alma.-comentó ante la descabellada idea que había propuesto su mujer. Pero luego, su tono se volvió más serio, incluso lúgubre.-Nuestro hijo… No sé dónde está. Cuando los Emergidos atacaron, yo me encontraba en Magvel. Al volver, él había desaparecido en combate contra estas criaturas. Le estuve buscando por todo Grannvale, hasta que llegaron los malnacidos nohrios y me vi obligado a huir hasta aquí. Le he fallado, como te he fallado a ti. Pero te prometo que lo encontraré, volveremos a ser una familia de nuevo.-y tirando de las riendas de Eolo, salieron del puerto en dirección al palacio de Altea.
Sigurd
Sigurd
Afiliación :
- NOHR (GRANNVALE) -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Duque de Calphy

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
hacha larga de bronce [2]
hacha larga de bronce [2]
Tarjeta de oro
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] NqTGGyV

Experiencia :
[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Jm5byz1

Gold :
1690


Volver arriba Ir abajo

[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Empty Re: [Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre]

Mensaje por Deirdre Grannvale el Vie Jun 26, 2020 10:25 pm

─Por supuesto que no, todavía tengo diecisiete primaveras.─bueno, el momento ideal para las bromas no era... incluso las mujeres que la acompañaban no podían decir una sola palabra ni reaccionar a la broma que había hecho la mujer de melena ondulada. Aquella mujer que hablaba con el caballero mostraba una sonrisa todavía dulce como el primer día que le dijo un "Te amo" desde el fondo de su corazón, una sonrisa honesta y sin ningún secreto detrás de la misma. ¡Por Naga! ¡Ese halago que había recibido de parte del hombre que había sido su esposo la había tomado completamente por sorpresa! ¡Es que no sabía que responder a algo así! Definitivamente estaba muy apenada, realmente le dió vergüenza pero en esta ocasión no hubo un sonrojo que acompañe su rostro, en su lugar una expresión de sorpresa con los ojos más abiertos de lo normal y una boca levemente abierta.

El destino los había unido nuevamente y eso era algo de lo que podría estar eternamente agradecida al mismo. Oh, si estuviera a solas con ese hombre... seguro no podría contener la emoción del momento. No podía evitarlo... Por más que lo desease, su corazón estaba que se le salía del pecho, se sentía apretado, como si de un millón de agujas lo atacaran. Quería decirle lo mucho que lo amaba, lo mucho que lo había extrañado y lo mucho que había llorado por su ausencia.

Pero no. No ahora.

─A mi me sorprende encontrarte en este lugar. Pensé que estabas en Grannvale y temía que te hubieran capturado. Me preocupaba que los Nohrios te hubieran hecho algo a ti y a Seliph.─la expresión de su rostro pasó a volverse algo triste después de confesar lo que sentía. Pero inmediatamente cambió a una dulce después de pensar en el futuro brillante que podrían tener si se esforzaban los dos─Así es. Me sentiría mal si por mi culpa te llegaran a regañar.─

Tomar la mano de ese hombre... junto con la suya... estaba emocionada aunque intentaba no demostrarlo ahora mismo. La mano de la mujer era increíblemente cálida, y apretaba con un poco de fuerza la del peliazul demostrando levemente el deseo de que no se alejara de ella. Quería permanecer a su lado por lo menos hasta el final de sus días.

─¡Eolo!─estaba feliz de haber visto nuevamente al caballo que tanto tiempo había asociado al hombre de blanco vestuario─Nunca me olvidé de él. Es el mejor caballo del mundo.─se rió hacia adentro luego de haber soltado ese comentario como un halago a la montura de su amado. Haberse subido al mismo y estar detrás de ese hombre sin duda era regresar a los viejos tiempos─Así es. Tiempos que deseaba recuperar y que me alegra que pueda volver a vivirlos. Sé que habrá felicidad en nuestro destino y para el de nuestra amada patria.─

Todo parecía tranquilo... Hasta que se acercaba una lluvia...

─Que digas eso no te imaginas el alivio que me causa. Lamento ser egoísta pero únicamente me gustaría que me ames a mí. Yo igualmente te juré amor eterno y así fue, pues no pude pensar en otro hombre que no fueses tú.─hablaba con calma, ya estaba más relajada y la sonrisa de la fémina era muy notoria a estas alturas, específicamente por saber que él no se fue con otra─Oh... Es una desgracia. Pero no te preocupes, querido. De seguro tanto Baldo como Naga protegen a Seliph de todo mal, estará sano y salvo con nosotros otra vez. Los Nohrios recibirán su debido castigo por habernos hecho esto, te lo aseguro.─
Deirdre Grannvale
Deirdre Grannvale
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Grannvale

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Staff-1

Experiencia :
[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Jm5byz1

Gold :
142


Volver arriba Ir abajo

[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Empty Re: [Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre]

Mensaje por Sigurd el Lun Jun 29, 2020 4:41 pm

Por Baldo… ¡Cuantísimo había echado de menos aquella sonrisa! Ver la sonrisa de Deirdre era un sueño hecho realidad. Nada se podía comparar, nada. Sigurd no era un poeta, así que no tenía palabras para describir la dicha de volver a ver el rostro alegre de su esposa reaparecida, pero daba lo mismo. Para él, aquello era felicidad, lo que más importaba en este mundo.

No solo mantenía su sonrisa, sino también su optimismo. La forma ligera y sencilla con la que hablaba de un futuro brillante para ellos y para Grannvale… Realmente era ella. Sigurd, disimuladamente se pellizcó en el brazo un par de veces, temiendo que aquello fuera un bendito sueño y no la realidad. Pero no estaba soñando, aquello estaba pasando de verdad. Cuando Sigurd creía que todo estaba perdido, de golpe y porrazo volvía su más eterno amor a su vida. Un rayo de luz que volvía a iluminar la sombra que cada vez con más crueldad inundaba su corazón.

Lástima que el tiempo no acompañase. Lejos le luz, el cielo cada vez estaba más negro, cubierto de nubes. La humedad marítima no desaparecía mientras se alejaban del puerto y la sensación era un poco asfixiante. Pero nada de eso importaba a Sigurd. Ya podría caer fuego del cielo, que aquel no iba a dejar de ser el mejor día de su vida.

-Si tuviese que elegir entre encontrarte emparentada con otra persona o no haberte encontrado jamás, claramente elegiría la primera opción. Pero aun así, admito que me alegra saber que tú también has mantenido tus votos, pese a mi fallo como marido por no haberte podido proteger.-confesó el duque, con las mejillas levemente sonrojadas. Agradecía que Deirdre estuviera detrás suya, porque así no podía ver su rostro avergonzado.-“Tu vida es mía y mi vida es tuya, por siempre y para siempre. Que los dioses sean testigos de nuestra unión y que no permitan que nada se interponga en nuestra felicidad. Yo, Sigurd de Calphy, así lo declaro ante el altar de Baldo, para que quede constancia eterna de nuestro juramento entre ambos”. Ya sabes lo malo que soy para recordar este tipo de cosas, y sin embargo, jamás he olvidado esta promesa. Incluso cuando los dioses nos abandonaron y separaron nuestros caminos, yo te segui siendo fiel. Porque soy incapaz de vivir con cualquiera que no seas tú.

Como si los dioses respondieran a las palabras soltadas por Sigurd, pequeñas gotas de agua comenzaban a caer del cielo. Sigurd tiró de las riendas de Eolo para que acelerase la marcha, haciendo una señal con la mano para que sus caballeros que le seguían hiciesen lo mismo.

-Por favor, mi amor. Cúbrete con mi capa. Así estarás a salvo del agua. No quiero que cojas un resfriado, ahora que podemos estar juntos otra vez.-exclamó Sigurd mirando con preocupación al cielo, aunque ignorando por completo el agua que caía sobre él. La salud de su esposa era mil veces más importante que la suya propia.-Y tienes razón. Ahora que nos hemos reencontrado, te prometo que liberaremos nuestra patria, y encontraremos a Seliph. Volveremos a ser una familia, te lo garantizo.

Sigurd no tenía ni la más remota idea de cómo iba a cumplir su promesa, con las escasas fuerzas que conservaba, ínfimas comparadas con el enorme ejército del que disponía el malnacido y traicionero reino de Nohr. Pero ahora que volvía a tener a su amor de su lado, sentía que cualquier cosa podía pasar. No, mejor aún, que él podría hacer cualquier cosa pasar. No importaba lo titánica que fuese la tarea, con el apoyo de su amada esposa, lo conseguiría.

El agua caía ya con más velocidad. El viento soplaba fuertemente en su contra. Un par de rayos se vieron en el horizonte, seguidos por unos sonoros truenos a los pocos segundos. La lluvia se había convertido en tormenta y parecía que iban directo al centro de la misma. Sigurd, completamente empapado, levantó la mano para hacer otra señal y detener a los demás jinetes. Se volvió hacia ellos.

-Si seguimos avanzando, corremos el riesgo de que nos caiga un rayo. Afortunadamente, recuerdo que hay una posada cerca. Avanzaremos hacia allí y esperaremos a que pase la tormenta.-ordenó a sus hombres mientras cambiaba la dirección hacia la que marchaba Eolo, para dirigirse hacia la posada.

En condiciones normales, no haría falta hacer un alto en el camino. Pero aquello no eran condiciones normales. Las tormentas pueden ser realmente peligrosas si uno no es precavido. Y Sigurd llevaba a sus espaldas al amor de su vida que creía hacía menos de una hora que había perdido.

-Mi amor. También te prometo que no permitiré que absolutamente nada ni nadie te haga el más mínimo daño de nuevo. Jamás.-juró de manera solemne a su amadísima Deirdre, mientras marchaban al galope hacia la posada.
Sigurd
Sigurd
Afiliación :
- NOHR (GRANNVALE) -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Duque de Calphy

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
hacha larga de bronce [2]
hacha larga de bronce [2]
Tarjeta de oro
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] NqTGGyV

Experiencia :
[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Jm5byz1

Gold :
1690


Volver arriba Ir abajo

[Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre] Empty Re: [Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.