Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Empty [Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Mensaje por Kang Lin el Lun Mayo 04, 2020 11:17 pm

Hoy era el día. Había quedado con aquel bandido... Garou, para que le devolviese su prenda. Porque aquella era la única razón, ¿cierto? Aunque realmente, le había pedido precisamente más tiempo a que tenía que conseguir unos ciertos materiales para... arreglar aquel abanico.

No se sentía del todo contento el que simplemente se lo quedara, roto. Había visto su cara, era la misma que cuando le había dado el pendiente como "rehén"; le importaba, aquel abanico. No sabía por qué, pensando que eran simples accesorios robados... supuso que porque le había costado conseguirlos. En cualquier caso, lo haría, lo arreglaría. Había sido parte de su culpa que se cayera al agua, al fin y al cabo.
El abanico, ahora reforzado con telas resistentes, y en los arreglados rotos había decorado con transparencias, un bordado en hilo dorado y un par de detalles de bisuteria de colores brillantes, verdes en su mayoría. En cierta manera le recordaba al insecto que le había enseñado que tanto le gustaba, quizás se había inspirado en él para eso pero... ¿Por qué esperaba tanto que fuera de su agrado? Sólo le estaba devolviendo el pequeño favor... ¿no era así?

Pero bueno, ya iba siendo hora de salir, así que terminó de rociarse un poco de crema perfumada por detrás de sus orejas y en sus muñecas. Su cabello lo llevaba recogido esta vez en un moño mas prolijo, decorado con flores. Se podían apreciar las joyas de sus pendientes, resaltando el suave maquillaje que traía puesto sobre sus párpados y labios, además de unos polvos para la cara. Usaba un vestido que combinaba la moda de Chon'Sin mezclada con los trajes nómadas del continente vecino; enseñando un poco las piernas pero sobretodo además los hombros y por consecuente sus desnudos brazos sin pudor, aprovechando ya que siempre había sido lampiño. La única excepcion siendo unas pulseras y un pañuelo que usaba para cubrirse y esconder el abanico amarrado tras de sí.

- ¡Qué arreglada, ¿tienes una cita, jovencita? -le comentaron los pueblerinos que le vieron salir. - ... Sí, algo así~ -respondió Kang'Lin, intentando aguantarse la risa.
- Vamos, no seas cotilla, seguro que solamente tiene un trabajo. ¡Nosotros no sómos los únicos que disfrutamos de sus bailes en estos tiempos duros! ¿Sabes? -regañó uno de los más viejos al otro. Kang finalmente rió, sin poder evitarlo más.
Viéndolo mejor, ¿cuál era el punto de ir así, de todas formas? Solamente... le apetecía, sí. Bueno, quizás si era por el pelirrojo pero puramente para verle su cara molesta, ya sabiendo su secreto... No por nada más. - ¡Nos vemos pronto! -dijo sin más, últimamente evitando con ellos en quedar en un momento o día en concreto. Ya no podía asegurar nada, después de que por dos veces sus planes de volver se vieran atrasados por culpa de Garou.

De camino al lugar donde habían concretado, ya al atardecer aunque comenzando aún, pensó en lo que le había dicho al despedirse. Sobre su cara... así que esa había sido la razón por la que le había hecho esperar toda la tarde aquel día... Bueno, tenía lógica al menos, pero... le molestaba bastante verlo sólo de noche, se sentía además como algo erróneo... aquello no ayudaba sino a reforzar esa idea de que no debería estar viéndose con un bandido. Por más que sonara a algo obvio, ¿quien lo haría? Ni él mismo, pero después de haberlo conocido mejor, pues...
Y además que, después de que se había pasado toda esa semana pensando en sus palabras; aquello de que serían amigos... No sonaba mal a pesar de todo. Quién sabe.

Al llegar, evidentemente aún era un tanto temprano así que fue el primero. Esperó por él en el preciso lugar donde le había señalado, ni más ni menos. Por suerte, esta vez no tardó mucho en aparecer. - Ey, ¡lobito! -saludó en cuanto le vió, agitando la palma de su mano y con una sonrisa- Aquí estoy, como dije~ ¡¡Vaya, te has cambiado de ropa esta vez!! -soltó una pequeña risita. A pesar de todo, no le quedaban tan mal aquellas prendas...



Apariencia:
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Empty Re: [Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Mensaje por Garou el Miér Mayo 06, 2020 11:21 pm

Nuevamente, una nube gris pareció posarse sobre la guarida de los bandidos. Los siete días de espera acordados se hicieron eternos, más aún cuando habían reportes de emergidos aproximándose a la montaña, rondando las praderas y bosques de Rosanne. Los vigías, sin embargo, no fueron capaces de adivinar a dónde se dirigían. Insistían en rodear la montaña, pero nunca la atravesaban. Quizás veían en ella poco valor estratégico, o simplemente la consideraban deshabitada. Hasta ahora habían evitado cualquier enfrentamiento con ellos.

Consciente de todo esto, Garou permanecía inquieto, atento a los reportes de sus hombres. Nada surgió más allá de la advertencia inicial, cosa que lo preocupó sobremanera. Para ojos ajenos no parecía más que temer un ataque vil de sus enemigos, pero tenía poco sentido cuando en ese territorio tenían una amplia ventaja, y además permanecían ocultos. Era algo más lo que disturbaba su sueño, y los rumores corrían a sus espaldas. No cabía duda de que medio mundo había adivinado ya la razón de su ansiedad. Cuando llegó el día acordado, fue aparente su cambio de porte y actitud. De nuevo lo invadió la prisa, se colmó de energía y resolvió sus responsabilidades antes de que cayera en sol.

En su habitación Garou cogió un collar de bronces, diferente a su usual conjunto de perlas. El día anterior se había dado la molestia de separar sus ropas y elegir, entre el montón, una vestimenta clara y ligera, de mangas rojas. Encima, una gabardina bermellón, de tinte sutil, cuyo bordado era negro, y sus detalles, dorados. Se afirmó por la cintura una cinta verde, atándola en forma de listón. Después de vestirse se miró un buen par de minutos frente a su único espejo, revisando de lado a lado su apariencia.

-Heh, así hasta parezco un noble. -sonrió. Al fin y al cabo, hacía tiempo que no se daba la molestia de cuidar su vestimenta. No quiso admitir por qué, pero suspiró largo y cansado al ver qué maltratadas estaban sus otras prendas tras tantos días de uso.

Fue saliendo un poco precavido de su habitación, todavía agujereada de frente. Volvió a bufar, agitando la cabeza. No fue hasta que hubo caminado un poco más allá que recordó que no estaba solo y que su apariencia, sin duda, llamaba la atención. Kouji lo vio dentro el otro extremo del pasillo y se acercó a pasos largos, con la velocidad de una ráfaga de viento.

-Entoooonces. -vino diciendo incluso antes de llegar.- Vas a verla de nuevo, ¿No?

-¡V-voy a ver cómo están las patrullas! -negó tan mal que hasta se decepcionó a sí mismo.

-Vamos, ni siquiera es de noche, no me mientas. ¿Qué pasó con que “nadie debe ver mi rostro”?  ¿Y por qué más andarías así? -insistió con un tono entre molesto y burlón, alzando la voz.

-¡Shh! -le calló, poniendo el índice sobre sus labios. Miró hacia los lados e inspiró por la nariz.- ...Está bien, sí, la veré. Quiero ver si puedo ayudarla. Se lo debo...  -después de todo, Rosanne no dejaba de ser un lugar peligroso.

-Entiendo.  -le hablo más serio de lo usual.- Ya no te puedes olvidar de ella, ¿Verdad? -posó sus dedos sobre su barbilla. Después, sonrió.- ¿Puedo ir?

-... -suspiró. Era verdad que había empezado a temer por su seguridad. Eso justificaba su preocupación. Garou se encogió de hombros, pero no tuvo tiempo de despedirse cuando le propuso cosa así.- ¿¡N-no!? -exclamó, confundido.

-Vamos, amigo. Yo sabía que ella sería especial. ¡Pero a este ritmo, no te agarrará confianza! -Kouji frunció el ceño y continuó sonriendo, haciéndose el listo. Garou simplemente lo empujó con un brazo y cruzó de largo.

-¡¡¡Adiós!!!

--------------------------------------

Garou terminó yéndose mucho más temprano de lo que se le había ocurrido en un principio, apurado obviamente por desaparecer y ojalá perderle el rastro a los demás. Bajó por la montaña con cuidado, vigilando al sol mientras descendía junto a él. Era imposible saber si Kang había llegado, si iba a venir siquiera. Con lo incompetente que era el ejército de Rosanne, no podía imaginar que estuviera por su cuenta sobreviviendo allí afuera. No podía sino mirar a sus pies consternado, saltando de ladera en ladera hasta que pudo ver el lago en su dirección. Todavía podía ver el tronco atravesando el agua, cosa que le sacó una breve sonrisa de los labios -y después un suspiro cargado de desasosiego-. Tan solo se fijó una última vez desde las alturas, que ninguna tropa emergida circulara cerca de su guarida. Si Kang efectivamente estaba allí, lo invitaría a subir por donde fuera más seguro. Arriesgaba también el pellejo si llegaba a ser visto por un campesino o un comerciante, por lo que debía ser el doble, sino el triple de precavido.

Entre los árboles, el branded diferenció aquel de los arbustos que le habían dicho. Caminó tranquilamente, aunque con los ojos muy abiertos. Se detuvo un momento al comprobar que sí había alguien allí. Esa persona lo saludó primero, por lo que no cabía duda. Garou sonrió y se apresuró a su encuentro.

-¡Kang! -le saludó sin reparos, antes siquiera de verle bien.- ¡Claro! ¿Me queda bien, no? -se lució, contento de que lo hubiera notado. Cuando se detuvo a mirarlo fue que se le cerró la boca del todo. Se quedó parpadeando diez largos segundos mientras le miraba de abajo hacia arriba, deteniéndose en los detalles que, a primera vista, no habría podido notar. Como la misma abertura del vestido, que revelaba más de lo que se atrevía a ver -escapando de allí lo más rápido posible-, o las flores en su cabeza. Sus brazos eran más esbeltos de lo que había imaginado... Después de un rato se dio cuenta de que no estaba respirando, así que cogió aire rápidamente para volver en sí, intentando mirarlo solo a los ojos.

-E-esto… -tragó algo de saliva.- Q-qué cuidado vienes al… bosque. -intentó hablar. Evitó mencionar su cabello o sus joyas, o siquiera en el carmín de su vestido. De verdad, no había manera posible de imaginar que Kang no era una chica, una muy delicada, muy… bonita. Luego cayó en algo que lo sacó un poco de ese trance.- ¡Oye, es mi abanico! ¡Sabía que te vendría bien! -exclamó. Parecía que lo había arreglado y todo. “¡Qué empeño!” pensó para sí mismo. Se le acortaban las palabras, consciente de que a cada instante debía seguir negando lo que esa apariencia le daba a entender. Por eso parecía que le miraba con algo de culpa, de vez en cuando frunciendo el ceño, pero volviendo pronto su a un rostro amable y abierto. Después de todo estaba feliz de volver a verlo, ya que había pasado mucho tiempo desde aquella promesa.

apariencia:
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Daga-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Empty Re: [Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Mensaje por Kang Lin el Vie Mayo 08, 2020 9:42 pm

Sorprendido en parte de ver a Garou tan temprano, siendo que él mismo fue quien insistió que fuera justo justo antes de que el atardecer oscureciera. - Vaya, ¿tanto me echabas de menos~? Pensaba que ibas a tardar más. -rió.

Obviamente, no dejó pasar su nombre acortado. - ¡Ey ey ey! ¿Qué te he dicho de que me llames bien? ¡Es Kang-Lin! -suspiró pesadamente, para mirarlo nuevamente de arriba abajo por su comentario. - Aaah... ¡lo sabía! Que estos colores más calidos te sentaban mejor. -asintió. Ademas, esos detalles dorados pegaban muy bien con su pelo y ojos. La luz del decayente sol, aunque tenue, los hacía brillar. Su cabello pareciendo una cálida pero fiera llama, y sus ojos dos botones dorados, como gotas de ámbar. Daban una sensación completamente distinta a cuando se enfrentó a ellos por primera vez. - Casi ni pareces un bandido~, -intentó picarle- ¿acaso cambiaste de opinion sobre lo de conquistarme~? -bromeó, con su usual tono coqueto.

- ¿Qué? -honestamente no esperó que volviera a fijarse en él, así que le tomó por sorpresa, fugazmente. Se llevó una mano a la mejilla, por reflejo intentando esconder el leve tinte que había provocado ese hecho. - ¿Acaso una dama necesita una excusa para vestirse bonita en cualquier ocasión? No voy a preguntarte si me queda bien porque lo doy por hecho~ tus reacciones son un libro abierto, ¿lo sabías? -a Kang Lin, "la bailarina", sabía ciertamente cómo llamar la atención de sus clientes, por lo que estaba acostumbrada a aquella clase de miradas y las reconocía enseguida. No consideraba además, que fuera pecado el que le gustase que le viesen. - Así que... te gusta lo que ves~ ¿Hmm? -sonrió, dando una vuelta sobre sí mismo, la hilera que colgaba de su pañuelo dejándose llevar por el movimiento.

- Pero, te ves tenso. Relaja esos hombros, ¡lobito! ¿...o acaso quieres que te haga un masaje~? No prometo que te haga crujir los huesos de más... -murmuró de forma traviesa.

Oh, claro, lo había podido ver recién. Bueno, no era como si lo estuviera ocultando, sólo quería darle una sorpresa... Supuso. Aunque, ¿sorpresa? ¿Por qué había pensado en eso de nuevo? - Ah... -tomó el abanico y se lo alcanzó- ES tuyo, -reafirmó- espero que no te molesten los retoques que le di, pensé que se vería bien... -se limitó a decir solamente aquello, sin mencionar nada de que "lo había arreglado para disculparse", ni los motivos por los cuales lo había decorado así.

Carraspeó. - ¿Y tú? ¿Traiste mi falda o aún la necesitas para poder dormir sin mí~? -a pesar de su tono, de sus palabras, se cruzó de brazos, expectante. - A no ser... ¡¡Oye, no me digas que te la quieres quedar para ponértela!! Te podría dar c... -mas su diálogo se vio interrumpido por un ruido cerca, como de un arbusto moviéndose.
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Empty Re: [Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Mensaje por Garou el Dom Mayo 10, 2020 11:11 am

Garou se rascó la nuca. Ciertamente estaba nervioso por haber bajado cuando aún el sol no caía del todo. También… lo antes que pudiera esperar Kang, mejor. Incluso hubiera querido llegar antes que él, pero tampoco podía darse el lujo de esperar. Era complicado, pero no se arrepentía, la verdad. Era interesante poder verlo bajo la luz del atardecer.

-...tú ni siquiera me llamas Garou. -murmuró y le sacó la lengua. Si no le había llamado Kangy, es porque había tomado a pecho lo que pasó la última vez, pero al menos no se molestaba igual cuando solo acortaba su nombre.

Garou se sintió más confiado de lo usual, sabiendo que había elegido bien. Nunca lo había pensado, la verdad. Le gustaba el negro porque lo hacía mezclarse mejor con la oscuridad, pero ahora que aún no anochecía, vestirse así era un lujo. Se sentía bien. Mejor que cuando sus amigos lo acusaban de vanidoso por sus gustos en joyas y ropas. ¡Kang al menos lo entendía! Sí, se vestía como mujer y todo, pero al menos tenía buen gusto. No había visto chicas mejor arregladas que él en su vida.

-Hehe, luego no te quejes por llamar la atención. -le respondió con una media sonrisa. Se atragantó de nuevo al saber que Kang había leído su rostro, y frunció el ceño en su dirección.-Estás exagerando. -miró hacia un lado, apartando los ojos. Claro que, volvió a mirarlo segundos después.- Supongo que no por nada me hiciste capturarte… -dijo, aprisionado por sus propias palabras. Pero era cierto que jamás podrían olvidar cómo se conocieron, así que más le valía admitirlo. ¡Prefería eso a que Kang se lo encarara después!

-¡Heh! ¡Seguro me romperías algo a propósito! -se defendió tan rápido como pudo. Pero sí era verdad que le dolía un poco el cuello y los hombros...

-¿Haaah? Pero si te lo regalé y todo. -le miró un poco triste. Bueno, había sido cuando estaba roto, y Kang se había dado la molestia de bordarlo de nuevo. No duró más su expresión lastimosa, volviendo a sonreír y recogiendo el abanico de vuelta. De todas formas, Kang no se lo regresaba tal cual, sino que era otro regalo. Era la primera vez que alguien le daba algo así. - ¡Está genial! -exclamó, abriendo el abanico a la altura de la nariz para poder verlo mejor.- ¡Se te da muy bien, Kang! -le elogió sin reparos. Esos abanicos habían sido confeccionados a pedido, por lo que recuperarlo le llenaba el corazón.

Con toda esa emoción, parecía que Garou se había olvidado de su parte del trato. La mención de Kang de cierto objeto en específico lo hizo callarse, y aprovechando que tenía de vuelta el abanico en la mano, lo usó para cubrirse el rostro.

-Tú… falda. -no la tenía. Apenas llegar a la guarida la había puesto a secar a escondidas, tendida de las ramas de un árbol. El resto de la semana, había guardado la prenda en uno de sus cajones, alejada de ojos ajenos. La había repasado varias veces con las manos, incapaz de creer cómo es que había llegado a su posesión. Si la hubiera conservado, habría sido como un recuerdo eterno de Kang, porque nada aseguraba que se hubieran podido encontrar ese día a pies de la montaña. Que efectivamente estuviera allí no era sino una gran fortuna, pero al final había olvidado la misma razón por la cual habían acordado verse en primer lugar.

Alcanzó a regañar a Kang con la mirada por lo que se atrevió a insinuar, pero no alcanzó a responder antes de oír el mismo ruido venir por detrás. Garou inmediatamente se dio la media vuelta hacia la amenaza, escudando a Kang con su cuerpo y uno de sus brazos. Había sido un acto reflejo, ponerse delante y protegerlo. No lo fue sacar su navaja y apuntarla hacia los arbustos, alzando la voz.

-¿¡Quién está ahí!? -exclamó. Hubo silencio.

Hubo silencio hasta que, lentamente, unos mechones azulados comenzaron a surgir entre las hojas. Fue apareciendo el rostro de un hombre que se cubría la boca con la mano, haciendo lo posible por no reventar en carcajadas. Garou lo reconoció apenas ver su rostro, y se quedó en blanco.- Eh…-

-¡Hnnghh! -el sujeto cerró los ojos, ahogando la risa lo más que pudo hasta poder hablar.-¡Hehehe, hola! ¡Un placeeer!

-¿¡K-KOUJI!? -Garou bajó su brazo, más escandalizado que antes incluso. Apretó los dientes y lo miró fijamente. El maldito lo había hecho, ¡Lo había seguido!

Kouji se puso de pie apenas dijeron su nombre. Era un chico joven, de piel tostada, cabello azulado, y una cicatriz profunda que cruzaba de arriba a abajo su mejilla. Un cinto le cruzaba la frente, y a pesar de llevar unas hombreras, su vestimenta en general era muy ligera. Su rostro tenía la mirada seria y decidida, y era más o menos de la misma altura de Garou. Se veía más maduro, más cerca de la verdadera edad del branded. Sin duda era uno de sus bandidos, pues portaba una espada a sus espaldas.

-Vine a traerte esto, parece que se te había olvidado. ¿O es que de verdad te lo querías quedar? -levantó su otra mano, revelando las ropa de Kang. Así sin más se la lanzó a Garou, quien asustado estiró los brazos hacia delante para cogerla antes de que tocara el suelo. El branded seguía cascando los dientes, mirando hacia el suelo. Kouji aprovechó de acercarse, caminando casualmente hacia los dos.

-¡Soy amigo de Garou! Seguro no te acuerdas de mi. -empezó a hablar a Kang.- Yo te até las manos, ¡Lo siento mucho! -no era la mejor presentación, pero al menos era sincero.- Sabes, este sitio es un poco peligroso a esta hora, vine por si acaso a ayudarlos, y claro, a devolverles el recado.

-¡Te dije que NO vinieras! -lo enfrentó por fin Garou, todo abrumado.

-¡Pero quería disculparme! ¡Y mira que linda está, no me arrepiento en absoluto! Un placer. -se giró hacia ella, contento.

Garou se cruzó de brazos, aún con la prenda en las manos. No quería admitirlo, pero le había salvado el pellejo. ¡Pero se había metido a su habitación…! Probablemente a buscar una excusa para seguirlo, y la había encontrado. No estaba seguro si de otra forma se habría entrometido. Después de todo, era su amigo.

Mientras Garou se debatía sobre si seguir molesto o no, Kouji se acercó a Kang.- Discúlpalo, está todo alterado desde que te conoció. -le dijo con una sonrisa.- Sabes, ¡Tenía tantas ganas de casarse contigo y todo! Le cuesta superar- -Garou lo agarró del cuello de la camisa por detrás y lo tiró hacia un lado.

-¡YAHAHA, ese es Kouji! -se acercó a Kang hasta poder hablarle cerca del oído, descubriendo sin intención el aroma de su perfume.- N-no sabe nada, no le hagas caso.

-¡Traición, no guardes secretos de mí! -exclamó el otro, divirtiéndose como un loco.

-¡Tú…! -chocaron frentes, mirándose fijamente. Sin embargo la sonrisa de Kouji lo superó en ese juego de miradas, dejando a Garou otra vez de brazos cruzados y ojos cerrados.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Daga-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Empty Re: [Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Mensaje por Kang Lin el Dom Mayo 10, 2020 4:33 pm

Le había parecido escuchar un murmullo de parte del pelirrojo- ¿...Mmm? ¿Dijiste algo? -lo miró, sólo para encontrarse con aquel rostro, aquella lengua que enseñaba. ¡¡Lo hacía aposta, aquel idiota!! Si seguía así iba a tener que enseñarle modales a las malas. Kang sólo hinchó un poco los mofletes, ¡pequeño...!

- Me gusta ser el centro de atención~... -lo miró de lado, riendo levemente- Pero no para que los hombres saquen provecho de eso y piensen que pueden hacer conmigo lo que quieran. -alzó una ceja, su tono de voz aún juguetón pero claramente reprimiéndole aquello que le había molestado, a pesar de la pena que parecía sentir ahora el bandido.

Sonrió él también, ligeramente apenado por su propia broma. Ciertamente ni sabía ni podría dar masajes, ni siquiera fue capaz de ofrecérselos a su señor en su momento. Siempre bajo la excusa de que "se le romperían sus uñas", o cosas similares. - Y tú seguro que te quejarías por cualquier cosa, cachorrillo~. -respondió, ocultando como siempre, su verdadera tristeza. ¡No tenía que haber dicho nada en primer lugar!

Abrió los ojos un poco. ¿Regalárselo? No podía... aceptar algo que se notaba que él tenia mucho aprecio. - Si te quedabas sin él seguramente irías a robar otro, y no pienso contribuir a esa clase de acto~. -se cruzó de brazos, pero no pretendía verse molesto esta vez. Y no pudo en absoluto, esconder su amplia sonrisa al escuchar sus halagos. - ¿¡En serio!? Entonces, ¿¿te gusta?? -su rostro no ocultaba nada, esta vez, por más que le costara admitirlo, estaba feliz, estaba aliviado- Digo, ahem... Esta clase de arreglos no es nada complicado para mí~ -miró hacia otro lado, algo avergonzado. Tanto, que ya estaba empezando a obviar si le llamaba o no de forma correcta.

- ¿Gaaarou...? -lo miró, se había callado y ocultado detrás del abanico- ¡¡Sí, mi falda!! No me digas que... ¿¿la has vendido?? -reclamó, molesto, colocándose los puños a ambos lados de su cadera. - ¡Te dije que ni hablar, así que más te vale que no lo hayas hecho! ¡Ahora mismo subes y me la traes! -señaló hacia arriba de la montaña- ¿Por qué crees si no que he quedado contigo? -era decir... Ya casi no le había importado verse con él sin más pero... Si seguía sin comportarse, ¿cómo creía que le fuera a tomar confianza como para... ser amigos?

Pero por más que se pusiera de morros, se vio inmediatamente cubierto por el alto, como nunca pensó que llegaría a ver a alguien de esa manera. Le había tomado de sorpresa, borrando cualquier clase de enfado, cualquier pensamiento más allá de la repentina impresión por lo varonil que se veía, aún si sólo podía verle de espaldas. Llegando a sacarle los colores por un segundo, a la vez que un par de fugaces latidos golpearon su pecho; tal vez, por no llegar a imaginar que un crío como él, aún a sabiendas de que Kang era "un hombre" con fuerza sobrehumana... lo defendiera.
Tanto se había burlado del bandido anteriormente, por tener una expresión tan obvia; pero ahora mismo, si él le estuviera viendo, podría haber adivinado con facilidad aquella reacción que le había provocado.

Y para suerte de Kang, no fue así, volviendo a la realidad a tiempo para asomarse detrás de Garou a ver lo que sucedía. Había alguien, ahí, aguantando las risas. Kang Lin no lo reconocía, pero parecía ser que el pelirrojo sí. El afeminado miró a ambos. ¿Otro de los bandidos? Seguramente, no se acordaba especialmente del resto, la mayor impresión que le habían dado en la oscuridad de la noche y en la guarida había sido el olor a humanidad. Mas este sujeto no lo parecía... casi hasta le daba la misma sensación que Garou.

Aún confundido, vio su prenda rosada en el aire, por unos segundos. - ¿¿Hahhh?? -pero más que aliviado por su falda, estaba molesto porque Garou dejara a otro compañero suyo toquetear lo que le había prestado. Esos bandidos... ciertamente compartían TODO, ¿no? A saber si al final sí que le había dicho sobre sus secretos... Mas no comentó nada al respecto, esperando que siguiera hablando o que Garou dijera algo.

- A-aaahh... ¡Huhuhu! Qué simpático~ -falseó una sonrisa, algo incómodo porque no se dejaba de tratar de un desconocido, de un bandido. Apenas y se había acostumbrado al pelirrojo...- Pues la verdad es que no mucho~ ¡Ni siquiera me ha presentado a sus amigos! ¿Te lo puedes creer~? -exclamó entonces, para pasar a mirar a Garou con algo de enfado aún.

"Peligroso", ¿eh?... Sí, supuso que aún no se fiaban de lo que le había prometido Kang, de no mencionarle a nadie sobre los bandidos. ¡Si tan peligroso era que le vieran las caras a la luz del día, haberlo pensado antes de hacer de las suyas!

Y, sin tiempo a preguntarse sobre el por qué el pelirrojo le había dicho a su compañero que no viniera, escuchó algo que le gustó mucho más. No por el halago en sí, si no porque esa terminación en femenino significaba que al menos uno de sus secretos estaba a salvo. Relajó un poco los hombros, riendo detrás de su mano. - ¡Vaya, menos mal! Parece que a no todos los bandidos les faltan modales~ -miró de reojo a Garou- Pues encantada, Kouji. Yo me llamo Kang'Lin~ -seguramente ya lo supiera, así que no había caso en ocultarlo ya. Y de todas formas, ciertamente al menos se había disculpado rápidamente. Seguro ésto iba a molestar al crío, pero se lo merecía...
¿Huh? ¿Se lo merecía? ¿En qué sentido? Bueno, ni que tuviera que tener un motivo en especial para picarlo, era divertido.

¡Y vaya que era divertido! Hasta ese bandido se metía con él, ¿realmente era Garou el jefe? Soltó una pequeña risita, inevitable. - Ohhh... Lo sé~ ¡Reconozco que no soy fácil de olvidar~! -exclamó entre risitas, intentando no carcajearse mucho más. Pero, realmente... ¿Casarse...? ¿De verdad iba en serio aquella noche? ¿Así sin más, sin conocer a cualquier mujer que raptase...?
Y antes de poder seguir riendo o darle vueltas a aquel asunto, nuevamente se vio sorprendido por Garou, cerca, demasiado cerca, como aquella noche. El susurro en su oído hizo que se agitara por un segundo, mas sólo el peliazul podría haber visto aquel breve sonrojo en su cara. - ¡O-oye! ¿Qué pasó con el respeto a mi espacio personal, lobito~? -exclamó, ocultando su corto pero intenso momento de vergüenza.

¿Nada...? ¿"No sabía nada"?... Entonces, ¿Garou no había soltado tampoco lo de su condición?
Miró a ambos chicos, riendo y peleando como niños. Dejó escapar una sonrisa. - Ustedes dos son muuuy amigos, ¿no? -rió- ¿Seguro que no se gustan entre ustedes~? -ah, lo había hecho, lo había dicho. No pudo evitar carcajearse aún si trataba de ocultar su boca, afeminadamente.
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Empty Re: [Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Mensaje por Garou el Mar Mayo 12, 2020 11:35 pm

Aunque Kang no dejara de molestarlo en ninguna ocasión, estaba contento con saber que detrás de todo, entendía cuando era sincero con él. Nada le gustó más que ver esa sonrisa devuelta al elogiar el abanico, incluso si después le costó mantenerla cuando ese otro asunto vino a juego.- ¡Claro que n-! -se le cortó la voz y se asustó un poco al escuchar a Kang de esa forma, echándose hacia atrás.- ¿A-a-ahora…? -sus cejas descendieron. Si no hubiera sido por la interrupción de Kouji, seguramente habría ido de inmediato a buscarla, aunque fuera a regañadientes. Es que cuando el otro hablaba así, no tenía por donde empezar a defenderse.

Aunque Kouji no supiera nada, parecía que esos dos se habían puesto de acuerdo para encararlo sin piedad. ¡Parecía que se llevaban bien de la nada y todo! Garou tan solo se atragantaba palabras mientras los escuchaba. ¡Claro que no iba a presentarle a los demás! No cuando los únicos comentarios que había escuchado esa noche eran que “la había desaprovechado”. Garou no ignoraba que varios supieran ya de su situación, por lo que lo mejor que podía hacer por Kang era mantenerlo alejado de todo aquello. Claro que, aún haciendo el esfuerzo de verlo otra vez...

-¡Oye! ¡Este idiota es peor que yo! -exclamó. Kouji le miró y rodó los ojos, para después volver a intentar aguantar la risa.- ¡Hnnnhg! -Garou tan solo pudo apretar los puños. No podía ser que a Kang le pareciera mejor… mejor sujeto. Por su cabeza corrió el pensamiento rastrero de que quizás hasta le parecía más maduro y atrac-… ¿¡Pero por qué le importaba!? ¡Heh! Kouji se merecía la sorpresa, si se atrevía a hacer algo con Kang. Frustrado, evitó mirarlos hasta que tuvo que defenderse de nuevo. Mencionar lo que había querido hacer esa noche, su confesión, lo desangraba por dentro. Esos sentimientos de culpa no iban a desaparecer pronto, y mucho menos ahora, encendidos por la vergüenza. Todavía más siendo la primera y única vez que había intentado estar con una mujer.

Atiborrado de sentimientos confusos, Garou sentía que en cualquier momento iba a explotar. No sabía entender qué pasaba dentro de sí en ese momento. Veía a su mejor amigo y al otro branded, y por alguna razón sentía que se merecía todo eso. Quizás no sólo conservaba los secretos de Kang, sino unos propios. Cosas que a ninguno de ellos podría admitir. Era… asfixiante. Estaba atrapado.

El otro branded lo volvió a sorprender, esta vez metiendo a su amigo. Ese último ataque fue el más bajo. Al branded se le cayó la mandíbula, sin poder responder. Después levantó y apretó el puño, cogiendo aire.

-¡NO ME GUSTAN LOS HOMBRES!-le gritó a Kang, mostrando hasta los colmillos. De inmediato al decir aquello sintió un extraño fervor colmandolo por dentro, y tanto sus orejas como su rostro se enrojecieron. No era por Kouji, él podía perderse en el desierto. Eran las palabras las que se le devolvieron como una flecha mal disparada. Garou miró a Kang unos segundos y volvió a quedarse en silencio. Claro, por supuesto que no...

Kouji le miró un poco preocupado, aunque todavía sonriendo. Jamás había visto a Garou de esa forma, tan indefenso. Usualmente el jefe bandido no hacía mucho caso a ese tipo de bromas, que ya eran comunes dentro de la guarida. Pero tenía la razón frente a sus ojos, una chica muy guapa que sabía cómo perseguir su timidez. El bandido se encogió de hombros.

-¡Eres muy divertida! -respondió a Kang.- Pero, Garou, no creo que deberíamos quedarnos aquí mucho más tiempo. -se dirigió al jefe, intentando llamar su atención con una voz mucho más seria.

El branded se aguantó unos segundos frustrado antes de volver a mirarlo, ahora más calmado, devuelto a la realidad por la mención del peligro.- ...Sí, tienes razón. -dijo, enderezando su postura y perdiendo poco a poco el ardor de su rostro. Sin embargo era latente que se había distraído demasiado y, a diferencia de su amigo, no había percibido los cambios que de pronto surgieron alrededor del bosque.

-Aunque… creo que ya es demasiado tarde para volver. -Kouji miró hacia el camino detrás de ellos. Una sombra escurridiza se deslizó entre uno de los arbustos. Fue fácil distinguir de entre las hojas el destello carmesí de esos ojos endemoniados. El bandido pronto adoptó una postura más firme, sin quitar sus ojos de esa amenaza. - Bien, bien… Yo los de la izquierda, ¿Sí?

Garou le miró tanto sorprendido como asustado. Antes que nada buscó a Kang con los ojos, y con el ceño fruncido y sin decir una palabra, le señaló con la cabeza que retrocediera. Después sonrió, desenvainando su daga. Sus ojos danzaban de un lado a otro, buscando también al enemigo.

-¿Los de la derecha son más, no? -le respondió con el ego en alto. Kouji movió la cabeza, como diciendo “más o menos”, y desenvainó su espada.

El silencio era mortal, mientras ellos permanecían en sus posiciones. De pronto, un zumbido cruzó los aires, momento en que Garou esquivó por los pelos una flecha que rozó sus pies, saltando hacia un lado.- ¡Cobardes! -exclamó. Como llamados por el orgullo, los emergidos, poco a poco, comenzaron a mostrarse entre los árboles. ¡Nunca fallaba! Cuatro, cinco, seis, siete… ¿Quizá diez? ¡Ha! Había creído que las pestes que rodeaban su montaña eran muchas más.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Daga-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Empty Re: [Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Mensaje por Kang Lin el Miér Mayo 13, 2020 5:05 pm

De verdad, qué divertido era picarlo... No entendía por que, pero había algo en la manera que lo hacía, sabiendo que era todo un "malvado y salvaje bandido" pero poniendo aquellas caras, como si se tratara después de todo sólo de un perrito respondón que ladraba cuando le quitabas su juguete favorito, descubriendo aquella faceta oculta. Así que cada vez que Kang le decía algo, enseguida quería ir a mirar su expresión, su reacción...
Ciertamente, Garou... era interesante estar con él.

Y aún así, había veces que la mordida de un cachorro, por muy tierno y juguetón que le pareciese, dolía. Sabía de sobra, por supuesto, que iba a tener esa reacción y aún así lo había provocado. ¿Por qué entonces por un segundo le había sentado como una punzada, sus palabras? ¿O había sido su comportamiento, tan agresivo? Pero... no se dejaría llevar por esos sentimientos; por el odio, por la decepción. No, además, ¿por qué debería, incluso...?
Kang hizo lo mejor que sabía hacer; sonreír y soltar una breve risita burlona. - Hmm~ ya veo... Pero, ¿estás seguro que no? Es una pena~... -jugueteó con uno de los mechones sueltos a ambos lados de su rostro, el cual apartó imperceptiblemente.
Decidió no seguir más con la broma, esta vez.

Por supuesto, lo de divertida se lo decían muchos, al fin y al cabo era su trabajo como bailarín ambulante --mientras su puesto como mayordomo del duque estaba en pausa-- entretener a los espectadores. Además estaba integrado en su personalidad, lo bromista y abiertamente optimista que mostraba ser.
Mas, sus siguientes palabras no le hicieron, precisamente, mucha gracia. - Oh, vaya... ¿Ya se van? Al menos termina de devolverme mi falda~ -se dirigió a Garou, extendiendo la mano. Quiso pensar que era simplemente porque aún había luz, eran bandidos, se tenían que regresar a la guarida... Y no por la razón por la que efectivamente, no había continuado como sirviente; emergidos.

Para suerte y a la vez, mala suerte; la misma situación dejó sobreentender que era lo segundo. - Ugh... No quiero encontrarme más de esas criaturas... -murmuró, con pesadez, intentando mantener la calma. Fue en vano, siendo que no necesitaba esconder su miedo, esta vez, tanto su rostro como su cuerpo delataban su preocupación.

Vio como Garou le mandaba a apartarse. Sí... Tenía que irse, aprovechar ahora y correr de vuelta al lejano refugio para avisar al resto de que en aquel aledaño monte había presencia emergida. Poco a poco se alejó, caminando lentamente hacia atrás, y finalmente dándose la vuelta.
Pero... ¿estaría bien, dejarlos allí sin más? Eran bandidos, estaban armados, parecían saber lo que hacían... No tenía por qué preocuparse.

El pelivioleta si embargo se detuvo en seco, también había escuchado el silbido de una flecha. Y quizá por instinto, no se cubrió, si no que se volvió a girar hacia los bandidos. - ¡Garou...! -mas gracias a que no le habían dado, resopló. Solamente para pasar a quedarse sin aliento cuando los enemigos empezaron a mostrarse. De nuevo, tendría que volver y...
Pero en tan solo a mitad se su vuelta, se topó con un emergido, enorme, interceptándole el paso y bloqueando su camino. - ¡¡¡Eeeeeeeeeeekk!!! -gritó, por el susto que le había pegado. ¡Había aparecido de la nada! Pensaba que todos los emergidos estaban juntos... sólo ése, de cuerpo grande portando una oxidada y visiblemente pesada hacha, se encontraba ahí frente a él.

Y es que, aparte de que los otros chicos estaban ocupados, y que no pudiera usar su fuerza para defenderse teniendo a Kouji como testigo allí... Era inútil, ¡Kang-Lin no sabía pelear... no así! Pero tampoco podía serles una molestia, una distracción...
Y justo antes de que el grandullón decidiera atacarle con su arma, fue lo suficientemente rápido para pensar. Si podía mover y cargar cosas con fuerza, aunque no controlara la potencia; eso significaba que podía dirigir hacia dónde y el qué. Junto a eso, sus dotes de bailarín...
Pisoteó fuertemente el piso, como usándolo de apoyo... ¡por mucho que fuera fuerte no podría mover la tierra, era insensato! así que esa fuerza le volvió de rebote, sirviéndole para pegar un salto grande, y así esquivar aquel hacha que se había clavado en el sitio donde había permanecido hacía un momento. - ¡Epa! fyuu... por casito~ -Como de un diminuto obstáculo se tratara, el pelivioleta consiguió sobrepasar el cuerpo del emergido sin mayor problema, volviendo a caer grácilmente hacia el otro lado. Pero ya no podía escapar hacia fuera del bosque, así que, prefirió quedarse junto a los bandidos. Después de acomodarse el vestido por sus piernas, se escondió rápidamente tras un árbol, si no sabía pelear tampoco iba a resultar ser un incordio para ellos.

Sus ojos se dirigieron hacia el pelirrojo, ¿de verdad podía luchar con aquellos cuchillos pequeños...?
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Empty Re: [Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Mensaje por Garou el Jue Mayo 14, 2020 10:56 pm

Aunque sabía que ese lugar era peligroso, Garou no quería terminar aún su encuentro. Miró a Kang fugazmente, con el deseo de pedirle que subiera al menos la mitad del camino con ellos. Sin embargo, ya no estaba seguro de qué iban a hablar. Se le estaban acabando las excusas, por lo que calló en un suspiro pesado, culpable. No tenía el valor para contarle que, después de todo, temía. Aún pensando en todo esto, hubiera querido que otra cosa y no los emergidos alargaran su extraña cita. Si el otro terminaba herido, ¡No se lo perdonaría! Por eso afirmó su cuchillo con fuerza, con la idea de terminar esa batalla lo antes posible. Su arma era especial; la hoja tenía la longitud de su antebrazo y el acero brillaba plateado, decorado con un bordado de oro en su mango. Un trabajo especial de un herrero, que consideraba tan cercana como su fueran sus fauces, sus colmillos.

Kouji se adelantó primero, ocultándose tras unos arbustos e interceptando el ataque de un emergido en su dirección. Empujó al monstruo con una patada para bloquear con ese cuerpo una flecha que iba en dirección a su pecho. Ese maldito tenía agallas, además que parecía que se divertía. Garou nunca se quedaba atrás, pero en ese momento su atención estaba dividida. Aún cargaba con la tela en la otra mano, además de su abanico. Aparte de todo, no podía atacar sin vigilar que Kang se alejara lo suficiente para no estar en peligro. Sin embargo no concibió que entonces querían emboscarlos. Ese grito de chica fue suficiente para ponerle todos los pelos de punta, de la forma más literal posible.

-¿¡Kang!? -miró hacia atrás, sorprendido. Kouji miró también hacia allá, mas no a tiempo para descubrir cómo la bailarina había esquivado a ese monstruo, toda su atención puesta en la decena de emergidos en frente. Garou alcanzó a verlo, y suspiró tranquilo al reconocer que no había sufrido daño. No imaginaba que supiera saltar tan alto -debía ser esa fuerza-, pero intentó no mirar demasiado, y enfocarse mejor en el enemigo. A veces no sabía si temer por Kang o no, considerando la fuerza que tenía, pero como era consciente de que no sabía luchar, eso no era importante. ¡Ya era impresionante que pudiera moverse así con esa ropa!

Tenía que ocuparse de ese gigante si quería sobrevivir al resto. Las flechas no dejaban de volar en su dirección, pero al menos su compañero parecía estar conteniéndolos bien por el frente.- ¡Detrás de nosotros! -le señaló a Kang.- ¡Kouji, distráelos! -ordenó.

-¡Sí, jefe! -respondió el otro, alcanzando a deflectar con su espada una flecha curva que venía hacia él.

Garou se dirigió rápidamente a Kang, quien permanecía cubierto. Le sonrió gratamente, sus ojos encendidos por la adrenalina, pero demostrando confianza, diciéndole claramente “saldremos vivos de ésta”. Si debía proteger al otro, le demostraría que era el mejor para ese trabajo.

-Ten. -le lanzó el trozo de tela, y el abanico de paso.- ¡Ya me lo devuelves de nuevo! -exclamó.- ...si no te gusta la sangre, te recomiendo mirar al suelo. -lo decía un tanto en serio y jugueteando. Entonces se dio la media vuelta hacia el emergido del hacha que se había interpuesto en su camino. Provocándolo, puso la hoja a la altura de su boca y rozó el metal con su lengua de un lado a otro.- ...aprenderán a no meterse con los lobos de la montaña… -sonrió.

Corrió hacia él, directo en frente. El emergido cargó su ataque y cortó el aire de manera horizontal, con la intención de rebanar a Garou en pleno camino. Sin embargo el branded retrocedió y por un centímetro esquivó el filo, volviendo a entrar en su rango. El emergido intentó  usar todo su cuerpo para embestirlo, pero otra vez Garou fue más rápido, deslizándose por su costado y aprovechando de hacer un corte profundo por la mitad de su cintura. Una vez en sus espaldas, levantó el cuchillo y lo clavó con toda su fuerza entre los omóplatos de su enemigo, un corte que para un ser humano cualquiera suponía mortal. Sin embargo tuvo que retirarse rápido, ensuciando sus mangas y manos de sangre, pero sin conseguir aún la victoria.

-¡Oye, más rápido! -escuchó gritar a Kouji, quien ya comenzaba a perder el aliento. A sus pies ya habían caído tres emergidos, pero ellos ya no deseaban pisar en su trampa, avanzando lenta y dolorosamente mientras aún las flechas buscaban su cabeza. Estaba herido en sus brazos, pero aún sostenía su espada como si no pasara nada, limitando el avance del enemigo con pura presión.

-¡Eso intento! -gritó Garou, alcanzado a descubrir al par de arqueros entre los arbustos. Pero aún no podía distraerse, teniendo a ese maldito enfrente.


Última edición por Garou el Lun Mayo 18, 2020 10:44 am, editado 1 vez
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Daga-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Empty Re: [Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Mensaje por Kang Lin el Vie Mayo 15, 2020 7:59 pm

- Haha, ¡que me pongo colorada! No imaginé que dos machitos me protegerían algún día~ -comentaba con humor, posándose las palmas de las manos en las mejillas; era lo suyo al fin y al cabo, el verse despreocupado, para aligerar la tensa y peligrosa situación.
Y a pesar de haber bromeado con ello, el pelivioleta pronto se vio capturado en aquella mirada, llena de fiereza y confianza. Ciertamente sí se veía como un hombretón en aquel momento, pero no le iba a dar el gusto de que lo supiera. De todas formas, no iba a cambiar de opinión... ¿a qué? Kang sacudió la cabeza, desechando esas ideas tontas.

En sus manos halló su falda y el abanico, rápidamente se hizo un lazo en su cintura con la prenda, y guardó el abanico entre las telas. - ¿Sangre...? -ese Garou, ¿no se referiría a que...?
Lo que hizo el bandido entonces, lo dejó congelado en el sitio, con los ojos pegados a él... un pequeño punto rosado escapando de sus labios, sólo para recorrer el frío filo de metal hasta el final. Un escalofrío le electrizó de pies a cabeza, ¿qué había sido esa sensación? Sea lo que fuere, se había quedado mudo por unos segundos.

La lucha contra el emergido que le había perseguido, sin embargo, lo hizo despertar de su trance. - ¡¡O- oye, ten cuidado...!! ¡Tened cuidado! -se corrigió, Kouji también estaba peleando, pero Kang no podía dejar de mirar hacia el más conocido... al fin y al cabo, simpatizaba más con el pelirrojo.

Entonces, más allá vio el otro par de emergidos, atacando con sus arcos de lejos. - ¡Mira lo que tienes en frente, idiota! -le reclamó a éste último, pidiéndole que no se distrajera. Si el bandido era herido por su culpa... No, no podría aguantar nuevamente el sentimiento que vivió la vez pasada, al ver que casi se ahogaba por haberlo tirado.

... ¡Eso era!

Kang'Lin miró al grandullón con el que estaba luchando Garou, y de nuevo a los arqueros escondidos en los arbustos. Dio un paso, ¿cómo lo haría...? El emergido era lento, pero el bandido rápido. "Por favor, que ésto funcione", pensaba Kang- ¡¡Ah, Kouji!! ¡¡¡Detrás de tí!!! -exclamó desde su posición, comprobando que el peliazul se diera la vuelta. Entonces se adelantó hasta Garou por la espalda, tocando su hombro antes de rápidamente dirigirse al emergido, el cual levantó en el aire y lo tiró en la dirección de los arqueros, cayendo encima de éstos.
- ¡¡Guau, muy bien, lobito~!! -exclamó volviendo escurridizamente a su posición anterior y dedicándole un gesto de silencio con un dedo sobre sus labios al pelirrojo, que era el único que podía ver aquello. Tenía que esconder su poder ante Kouji de cualquier manera, pero también quería ayudarlos aún si no sabía pelear de por sí. - ¡Siempre tienes las mejores ideas~! -lo que no sabría el espadachín, es que se refería a que "gracias" al branded se le había ocurrido la idea de tirarlo.

Claro que, aquello sólo había servido para que los arqueros dejaran de tirar flechas por un rato, así como alejar al gravemente herido grandullón hasta ellos. Todavía quedaba mucho por terminar.
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Empty Re: [Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Mensaje por Garou el Lun Mayo 18, 2020 12:20 am

¡Ese Kang…! Debía admitir que igual le daba gusto que lo dijera de esa forma, ¡Pero no se trataba todo de él! No estaban allí solo para defenderlo, porque para esto la mejor opción seguía siendo tan solo huir. En realidad, cualquier persona que se preciara de sensata habría hecho esto último. Sin embargo, Garou y Kouji tenían una misión, no permitir que los emergidos descubrieran la localización de la guarida y, de paso, hacer valer su entrenamiento.  Claro que para este fin no querría involucrar a Kang, y hubiera preferido que se escondiera, que corriera hacia otra parte, o lo que fuera. Se había salvado de ese emergido, ¿Pero cuántos más podrían aparecer? Era demasiado valiente para su propio bien...

Debía acabar pronto con esos monstruos. Usualmente no le molestaba estar en desventaja, pero con cada segundo que pasaba, la situación se volvía más y más peligrosa. Garou hacía lo posible por fijarse en el emergido, el cual ni siquiera tembló al sentir la punzada en su carne. Aún así sus ojos estaban puestos en sus amigos, en las heridas que había recibido Kouji, y en las cosas que le gritaba Kang desde esa distancia.

-¡Estoy bien, tan solo… ahh! -logró esquivar por segunda vez el hacha del emergido, quien la había devuelto hacia atrás rápidamente en un intento de terminar con el bandido antes que acabara su vida. Garou tragó saliva, pues parecía que su enemigo tenía más energía aún, completamente enajenado.- ¡Lo sé! -volvió a responder a Kang, ahora más molesto. Un par de flechas volaron hacia él entre los árboles, pero pudo respirar tranquilo al verlas incrustarse en las cortezas, sin poder llegar. Sin embargo, escuchó que algo venía hacia él por detrás. Si se había colado otro emergido, entonces...

Pero contra toda expectativa, fue un roce, no un golpe, lo que distrajo su concentración. De todas formas casi pegó un salto de la sorpresa, mirando tímidamente por sobre su hombro.- ¿Ah…? -¿¡Pero qué hacía!? ¡Se supone que iba a esconderse! Garou crujió los dientes, a punto de arrastrarlo de vuelta al árbol de donde vino.

-¿¡Detrás dónde!? -Kouji, con los reflejos de lince que tenía, buscó rápidamente la fuente del peligro. Se encogió eso sí al oír un estruendo tremendo por delante, en plena pelea.- ¿Huuuh? -confundido, se rascó la cabeza y se dio cuenta de que, de pronto, las flechas habían dejado de atravesar el aire.

-¡AH-...AAAHHH! -exclamó Garou, sin poder gesticular palabra alguna. Ignorando el hacha y las flechas, el otro branded había cogido al emergido como un guijarro y lo había lanzado sobre los otros. Volvió a mirar a Kang, incrédulo. La fuerza que tenía era inconcebible, y como tal, lo había sacado de un tremendo apuro. El problema es que se había arriesgado solo por eso, pero entonces no tenía ánimos de regañarlo. Garou le sonrió, un poco nervioso, ahora segurísimo de que tenía que enseñarle a pelear. No le importaba si llegaba a ser mejor que él, la verdad, cuando podía usar esa fuerza contra sus enemigos.

¡Hahaha! ¿Así que ahora él era el culpable? - ¡Claro, no por nada soy el jefe…! -respondió, guiñando en su dirección.- ...No vuelvas a hacer eso. Casi me arrancas el corazón del pecho. -murmuró, sin tiempo a reconsiderar sus palabras en esa situación. No estaba seguro, eso sí, de que Kang lo hubiera oído. Así sin más, se lanzó al frente de batalla. No mentía, porque sin duda había sido la mejor idea que había tenido. Eso era volver a Kang su amigo, por supuesto. Después de todo, no había sido un error que se volvieran a ver. Y eso simplemente lo llenaba de alegría.

-¡Siento llegar tarde! -le gritó a Kouji. Este último todavía revisaba sus heridas, unos cortes que habían ensuciado su camisa blanca de lado a lado.

-¡Claro, me dejas hacer el trabajo duro y luego vienes a rematar! ¡Aprovechado! -respondió, levantándose y yendo tras él.

Garou se dirigió donde los arqueros, quienes ya se habían puesto de pie otra vez. El emergido del hacha se tambaleaba cada vez más sobre sí mismo, debilitado. El branded saltó hacia los emergidos sin darles tiempo de contraatacar. Aterrizó frente a uno de ellos y le atravesó el estómago con rapidez, deslizándose al siguiente para cortar su cuello, y después, hacer lo mismo con el primero que había atacado. Kouji lo siguió, dedicándose a terminar con el gigante de una buena vez, dándole un certero tajo en el corazón. La sangre se derramó entre el follaje cuando los ojos de los lobos, una vez más, buscaron a sus enemigos. Se habían dispersado de nuevo en un intento de sorprenderlos, cuatro o cinco, si estaba en lo cierto.

-¿Ahora sí me dejas los de la izquierda…? -murmuró Kouji, riéndose a solas.

-Nunca me das un respiro…-respondió el branded.- Date prisa, o me robo los tuyos.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Daga-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Empty Re: [Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Mensaje por Kang Lin el Mar Jun 02, 2020 1:55 am

Gracias a Garou era que había podido tomar por desprevenido al grandullón, aprovechando así de usarlos de escudo mientras llovían las flechas. Mas éso también había sido solucionado por el lanzamiento. Y aunque todavía estaba nervioso; sólo se había atrevido, pese a el miedo que no negaba en ningún momento poseer, por un motivo.
El bandido, aunque apenas empezara a conocerlo de verdad, era de confiar; podía volver a su posición y saber que él no echaría por la borda su secretismo. Pero sobretodo, esperaba haberle sido de ayuda...

Pero estaba irritado, cansado de que pasaran los días y que nunca pudiera hacer nada por recuperar el estado del castillo, su hogar, su lugar de trabajo, todas aquellas cosas que le había ofrecido el duque al rescatarlo. Y que ahora... todo estaba bajo el control de aquellas criaturas. Y aún así, tampoco podía hacer mucho más por proteger al pueblo que tanto amaba su señor.
Nunca había podido proteger aquello que más preciaba.

Por suerte, la voz del joven bandido le sacó de sus pensamientos.
- ¿El corazón? ¡Vaya...! Eso es lo más romántico que me has dicho~ -le sacó la lengua, en respuesta a su murmullo enfurruñado. Más bien era Kang, quien aún palpitaba de adrenalina, de temor. Se miró por última vez las manos y suspiró...
Nuevamente, no era el momento ni lugar para sumergirse en aquellos pensamientos. Tenía que mirar hacia arriba si quería ver el sol.
Así pues, sus ojos se alzaron al frente, al pelirrojo... Si tenía que volver a la realidad, debía de mantenerse en lo positivo de la vida.

Se juntaron entonces con Kouji y ahora podía verlo mejor, ¡estaba herido! Pero parecía manejarse bastante bien, porque ambos siguieron peleando con todas las ganas.
Aunque se tratara de los emergidos, le dio un poco de reparo ver toda aquella sangre desperdigada por doquier. - Iiiih... -masculló por lo bajo.

El pelivioleta mismo, hacía lo que podía para esquivar lo que se acercara. Quedarse quieto no era una opción, así sólo sería un blanco fácil, así que comenzó a bailotear alrededor.
- ¡Vamos! ¿No veis que lamentables son ya? Ni siquiera pueden alcanzarme~ ¡Hohoho! -aunque por mucha diversión que tuviera, o muy gráciles y elegantes que fueran sus pasos, realmente estaba arriesgándose. No podía hacer nada, más que por esconder su fuerza, por no saber usarla. Además sólo hizo que volviera a llamar demasiado la atención, y uno de los del grupo de la derecha se acercó a él. Ahora, siendo perseguido por un par de emergidos, pero éste último era más ágil que el primero. - ¡¡A-ah!! Ésto es lo que pasa cuando soy tan popular con los hombres~... ¡Oye, Garou... m-mira, se te ha escapado uno...! -exclamó, señalando al que le estaba dando problemas para zafarse de él. Y además, tampoco es que le gustara mucho andar dando vueltas a los mismos árboles, ni mucho menos correteando sobre aquel terreno.

- ¡A... ayúdame antes de que me tiren algo más que los tejos~! -"suplicó" Kang al pelirrojo, más bien con una voz de demanda.
Por suerte, ya más o menos estaban a la par... solamente si no fuera porque uno de los tres no era en absoluto un luchador.
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou] Empty Re: [Campaña de liberación] En situaciones complicadas, sonrisas cómplices [Priv. Garou]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.