Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Garou el Vie Abr 17, 2020 11:15 am

El rumor de que Garou había sido engañado, por nadie más que la misma mujer que había intentado secuestrar, no se hizo esperar entre sus barracas, creciendo en oídos de sus compañeros y rivales por igual. Según ellos, la hermosa chica -probablemente una espía del ducado- había hecho todo en su poder para que el branded bajara la guardia, y así poder arrancarle uno a uno sus secretos. "El jefe es un sensible", " El jefe es demasiado débil". Nadie parecía querer perdonar su elección. Esa noche la duda se acrecentó en sus hombres, y, sobre todo, en él mismo.

Al día siguiente, su silencio no pasó desapercibido por sus camaradas. Garou, quien antes era su enérgico e implacable líder se volvía ahora un personaje de bajo perfil, al que tan solo pudieron ver contadas veces alrededor de la guarida, entre las sombras. Entrenó callada e intensamente, completamente apartado del resto. Comió sin compartir historias ni planes, como usualmente hacía para inspirarlos. Desapareció en sus aposentos tan pronto hubo solucionado sus responsabilidades, sin que nadie le hubiera escuchado decir palabra alguna. Muchos temieron que tras esa día Garou hubiera cambiado para siempre, sobre todo que se hubiera vuelto un inútil -lo que en verdad regocijó a varios otros-. Y todo por la culpa de una mujer, se dijeron.

Pero al segundo día, y la fecha en que su promesa se haría realidad, el jefe de los bandidos sorprendió a sus retractores, volviendo a su antiguo ser, para el agrado de sus amigos y cercanos. Volvió a reír con los otros, a comer en compañía, y a planificar su siguiente gran golpe a las arcas de campaña de Rosanne. Incluso entrenó con más intensidad que nunca, desahogando a su espíritu inquieto en combate.

Sin embargo no hubo quien no notara intranquilidad en su rostro y cuerpo. Incluso parecía que fingía ser el mismo de antes, pues exageraba en gestos que antes venían naturales a él, como lo eran sus gritos o sus bromas. Garou, además, se apresuró en terminar con sus labores, volviendo a desaparecer cuando parecía que ya nadie lo necesitaba, en el velo de la noche. Nadie comprendía sus intenciones, y, por su puesto, desconocían sus planes. Tan solo parecía que se esforzaba demasiado, agotándose más de lo que debía en el proceso. Todo el mundo aguardaba a descubrir cómo actuaría al tercer día, más el branded tan solo tenía los ojos puestos en la ladera de la montaña, donde ocurriría su encuentro.

Debía ser a la misma hora, en el claro, antes de adentrarse de lleno cuesta arriba. Un bosque denso y un lago decoraban los alrededores del camino, ambos oscurecidos por la noche. Al menos el reflejo de la luz sobre el agua hacían de ese momento uno mucho más agradable que su encuentro anterior. Garou caminó hasta la orilla, de pie observando el cielo estrellado. Su figura sería fácil de identificar, y por su parte estaba atento, preparado también por si, en vez de su extraña cita, aparecían quizá invitados no deseados. No debía subestimar a quienes, de una forma u otra, podrían haber descubierto que se encontraba completamente solo.

Incluso si no hacía calor -todo lo contrario-, Garou buscó entre sus bolsillos y sacó de allí un abanico. Era de un color verde oscuro, floreado de hibiscos. Lo agitó frente a su rostro, un poco nervioso, mientras esperaba. Confiaba, entonces, en que el reencuentro se haría realidad. No había dormido pensando en qué diría, qué le preguntaría, teniendo siempre su "recuerdo" entre manos. Incluso entonces, la pinzoleta aguardaba en su puño izquierdo, mientras Garou tenía la manía de revolverla de un lado a otro.

-”¿Tendré que perseguirlo después de todo?” -se cuestionó a sí mismo, sin poder discernir el paso del tiempo. Todavía no quería perder la esperanza, no otra vez. Agachó la vista, y suspiró.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Daga-1

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Kang Lin el Vie Abr 17, 2020 5:28 pm

"No iba a volver a pisar la montaña"... ya, ¡claro!

Había tenido que avisar al resto que iría a comprar cosas a mercaderes errantes que aún se atrevieran a pisar aquellos páramos. Un simple "paseo" no valdría de excusa en caso de que su encuentro se alargase más de lo debido, así que por lo pronto las preguntas problemáticas.

Suspiró. ¿Cuántas horas llevaba allí ya? ¿Cómo se atrevía a hacerle esperar? Seguro que al final se había olvidado, de tantas víctimas que tendría que tener... ¡Ni siquiera terminaba de comprender por qué habia accedido! Después de todo, seguramente sería otra trampa del bandido. Se levantó del banco, sacudiendo su vestido y apartándose el cabello a la espalda; lo tenía parcialmente recogido en un moñito, y el resto completamente suelto. Sin una de sus horquilla no podía hacerse peinados más elaborados.

Y él que encima tenía su pendiente bien resguardado, en un pañuelo de seda envuelto con un delicado lazo rojo. ¡Lo había limpiado y sacado brillo y todo! Ya podría agradecerle que su pulida joya luciera mejor, sería una pena si sólo se veía como una baratija de bandido mugriento más.
A saber cómo había tratado su accesorio, si es que no lo había terminado por vender a cualquiera y que realmente le había dejado plantado allí.

El sol de la tarde ya había desaparecido por completo, y junto a él los últimos rayos de luz traían consigo una brisa de baja temperatura, como para seguir ahí en la intemperie. Hasta, que al fin después de dar un par de vueltas al banco, no se cuestionó si realmente era allí dónde se había referido el pelirrojo. Así que se adentró un poco más, arrepintiendose de que eso lo tenía que haber comprobado mucho antes y no ahora que no veía nada y el peligro era mayor. ¡Capaz incluso que ya se había ido! Oh... ¿y si ahora su vida y la del pueblo corrían riesgo por su error...? ¡No se lo permitiría!

- ¡Cachooorro... lobitooo~! -llamaba, buscando en cada rincón de los alrededores del pie de aquel monte.

Mas, bastante rato pasó y sus pies comenzaban a dolerle. La oscuridad de la noche ya era plena. Ni modo, tenía que dejarlo para otro día. Sólo esperaba que fuera el bandido quien le encontrara primero... ¡era su culpa por no haberle detallado el momento del día ni el lugar exacto! Al contrario que la propia montaña, el plano era un lugar muy extenso, alejado ya de por sí de su refugio...
Kang Lin se dio la vuelta, rendido. Pero se detuvo. - ¿Eh? -miró a los lados, sólo veía árboles y árboles iguales.

¿Por donde se volvía...?

- ¡Iiiih! -se apartaba los moscones y otros insectos espeluznantes propios del lugar y la hora- ¡¡Todo por tu culpa, criajo de chucho!! -exclamó, sacado de quicio y pataleando en medio del bosque, completamente perdido.

apariencia:


Última edición por Kang Lin el Jue Abr 30, 2020 1:29 pm, editado 1 vez
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Garou el Sáb Abr 18, 2020 2:18 pm

Algo estaba mal. No estaba seguro qué, pero definitivamente había metido la pata. ¿Quizás no le había explicado bien el sitio? El camino había sido el mismo por el que había subido, si no estaba equivocado. Entrecerró los ojos con duda, comenzando a caminar alrededor del lago. Sería una pena que la noche fuera la culpable, pero simplemente no podría haberle pedido lo mismo de día. Ya estaba dando todo de sí para poder sacar la cara fuera de su refugio, cuando sabía que en el ducado querían su cabeza entera. Siempre cabía la posibilidad, eso sí, de que el otro se hubiera arrepentido. Que hubiera delatado todo lo que había pasado y se hubiera resguardado junto con los suyos, para nunca más volver. Eso, eso sí que no se lo perdonaría… ¡Bah! Ahora estaba todo molesto por sus propios pensamientos, pateando las piedrecillas de la orilla.

Ya habiéndose dado unas vueltas, escuchó algo. Garou cerró su abanico y lo apretó, echando a correr dentro del bosque. Cuando supo de dónde provenía todo ese alboroto, saltó fuera de los arbustos, abanico en mano, y apuntó al intruso.

-¿¡Quién está ahí!? -se anunció. No vio, eso sí, a un mercader perdido o a un emergido. Ya conocía la longitud de ese cabello, y la manera en que esa persona vestía. Garou abrió los ojos, y sonrió.- ¡Oh! ¡Eres tú, genial! -exclamó aliviado. Se dio cuenta de por qué pataleaba, acercándose. Alejó a los bichos con su mano, mandándolos a volar, y al más grande lo agarró con la palma. Después la abrió entre los dos, revelando a un insecto grande y brillante, el cual estaba demasiado atontado como para moverse.

-¡Mira, un escarabajo! Estos me encantan, mira cómo brillan en la noche. -lo apuntó con el dedo, sonriendo de medio lado.

Rio un poco entre dientes, para después agitar al pobre bicho hasta que se cayó al suelo. Garou tenía los ojos bien atentos, y los movía sin descanso de un lado a otro. Después de todo, lo que había pasado dos noches antes tenía toda la apariencia de haber sido tan solo un sueño. Volver a ver a ese chico era irreal, tanto que, después de todo, no dejaba de parecerle una mujer. Era... era muy persistente con eso, ese branded. No era, eso sí, algo tan extraño de ver, no cuando los de su tipo, en cierta manera, estaban todos obligados a ocultar su verdadera identidad. Por eso, Garou lo entendía -en cierta forma-, y había acordado ese encuentro para que pudieran hacer las paces. Después de todo eran muy parecidos. Puede que unos fueran criminales, otros campesinos, pero eran detalles. Al final, solo se trataba de dos grupos intentando sobrevivir en el panorama desolado de Rosanne.

Recorrió su cabello con los ojos, todavía sonriente. Se notaba que lo cuidaba bien, era obvio que no podría haberse salvado de creer que era, pues, muy... pulcro. Garou denostaba gran confianza en sí mismo, al menos cuando le miraba. Pero sus manos estaban intranquilas, jugando tanto con el abanico como con el objeto de su promesa.

-...Gracias por volver. Casi creí que me odiabas lo suficiente como para no hacerlo. -se sinceró de pronto. Mirando a su alrededor pudo confirmar que tan solo eran ellos dos en ese bosque. No había amenaza de una emboscada, o de que Kang hubiera preparado el mejor chiste del mundo, buscando atraparlo a él. ¿Qué sería de su reputación si fuera capturado de esa manera? ¡No, nunca! Antes muerto que tras las rejas. Se llevaría el secreto de la banda hasta la tumba si era necesario.

Garou entonces abrió sus mano izquierda y sostuvo la horquilla con la punta de los dedos. Ahí estaba lo que Kang le había dado, quizás un poco sucio por sus propias manos. Pero lo había cuidado bien.

-Aquí está, por cierto. -se lo tendió frente a su nariz.- ¿No fuiste a vender mi pendiente, verdad? -le cuestionó.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Daga-1

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Kang Lin el Sáb Abr 18, 2020 5:24 pm

- ¡AH! ¡Por fin apareces! -le regañó- Estaba a punto de irme, ¿sabes~? -si no fuera porque se había perdido. Carraspeó. - ¡¡La próxima vez elige un lugar que no sea tan grande~!! -soltó, sin querer implicar que hubiese una "próxima vez", y sin darse cuenta tampoco. - Ni tan oscuro... Llevan todo el día comiéndome viva, ¡es insoportable! -su cuerpo se sacudió en un breve escalofrío.

Y entonces, miró con asco al bicho enorme que había cazado con la mano. - ¡Eeeww...! -exclamó, sin cortarse ni un pelo- S-síii... Ya veo~... -intentaba poner la mejor de las sonrisas, pero el evidente repelús que sentía se lo impedía. Completamente espeluznante, aquellas patas, aquellos cuernos... pero sí, las tonalidades que tomaba era lo que menos asquito podría darle, incluso si aquel brillo exterior de su caparazón era demasiado viscoso para su gusto.

Se hizo hacia atrás cuando empezó a agitarlo, ¡no fuera a hacer que se le pegase encima de nuevo! Pero sin duda aquel bandido era tan... infantil. No pudo evitar escapar una risita que había intentado aguantar, escondiéndose con la manga de su vestido.

- Gracias por quitármelo de encima, supongo~ -mencionó, aún mirando a su mano, ahora vacía. Esa mano que le había cubierto los ojos hacía dos días atrás, masculina, las cuales también habían recorrido sus caderas y su espalda varias veces, esa noche...
¡¡¡Kang Lin, despierta!!! Cuando se dio cuenta de sus pensamientos, agitó la cabeza en negación, esperando que a sus mejillas no se les ocurriera teñirse, intentando de todas formas que no fuera así. ¿No tenía suficiente ya con haber estado dándole vueltas a lo que pasó con ese... ese...?
Cuando levantó la vista, sólo se encontró con aquellos dorados ojos, decorados con una sonrisa sobradamente segura de sí mismo. Ese... ¡bandido! ¡¡Niñato!! Tenía que estar molesto todavía por lo que le hizo, no era momento de andar pensando en tonterías. Apartó la mirada de él, nuevamente.

Mas su voz, calmada, aparentemente sincera, volvió a atraer sus ojos hacia él. ¿Odiarle...? El bailarín no hacía tal cosa, con nadie. Simplemente no podía. - No te odio. Garou. -aclaró, con seriedad, pero después de una breve pausa volvió a su tono de voz de siempre- ¡Pero sí que estoy lo suficientemente enfadada aún como para no haberlo hecho~! -se cruzó de brazos- Tienes suerte que soy una dama inteligente, y de palabra~ -deshizo los brazos, relajando los hombros y sacó de su bolsillo el pequeño sobrecito de tela que contenía su aro. Lo enseñó, aún sin ofrecérselo, señalándose con la otra mano a sus propias orejas para que supiera de qué se trataba.

- ¡Pero bueno, ¿te piensas que soy como ustedes~?! -finalmente, se lo tendió. Y no debía pero; tenía la suficiente confianza en él como para que lo tomara antes de dejarle su horquilla sobre la misma mano, sin hacerle falta extender el otro brazo. - ¡¡Oye!! ¡Está más sucio que de cuando te lo di! -apenas realmente se notaba, pero tenía buen ojo para todo lo que tuviera que ver con accesorios y prendas.

Y hablando del tema... el pelivioleta le echó una vista de abajo a arriba. Era... alto, sí, eso ya lo había podido comprobar, gracias. ¡No iba a eso!- Uh... ¿No te has cambiado de ropa? -levantó una ceja- Así normal que huelan a macho~. -agitó la mano enfrente de su nariz.
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Garou el Dom Abr 19, 2020 3:42 pm

Se rascó la nuca, un poco confundido. Con la facilidad con la que Kang había subido la montaña, no se imaginaba que fuera tan complicado ir por el mismo camino. Pero claro, le tenía prohibido subir, así que el lugar exacto donde debía esperar, de verdad no se lo había dicho. Qué tonto, se le había olvidado por completo, con las prisas… Espera, ¿Había dicho todo el día? Mejor ni preguntaba, seguro estaba exagerando.- Seguro es por tu perfume, es muy dulce… -comentó de paso, encogiéndose de hombros. Ni siquiera debería andar con vestido en un lugar así, pero no había razón por la que reclamarle. Si quería, le podía regalar unas botas a la próxima, para que al menos no le picaran los mosquitos en las piernas.

A Garou le encantaban los insectos, a su manera. El bosque en general. Como eran sitios silenciosos y vacíos, nunca le prohibieron meterse a ellos de niño. Sus días estaban marcados por jugar a solas entre las hojas y el barro, saltando por ahí y cazando bichos. El bandido se dio cuenta muy pronto de que ellos dos venían de mundos muy diferentes, por si no era ya obvio. El otro era muy delicado, ¡Mucho!

-Hah… -tan solo resopló y le apartó la mirada. Podía estar molesto cuanto quisiera, no le iba a hacer caso. De todas formas él no era rencoroso, las personas que odiaba le daban muchas y muy constantes razones para hacerlo. Claro que... Kang no era como otros. Parecía que lo había perdonado, y de verdad lo hacía feliz saberlo.

¿Era ese su aro?  Se sorprendió al ver que lo tenía guardado de una manera tan especial. Cuando lo recogió, se guardó la tela en su bolsillo, porque no se le ocurrió que la quisiera de vuelta.

-Supongo que eres un poquito mejor que nosotros. -sonrió, revisando el pendiente. Notó que brillaba más de lo usual. Era una joya muy bonita, y le tenía el suficiente aprecio como para notarlo. Se lo puso tan pronto lo tuvo en las manos, dándole unos toquecitos con la uña para comprobar que todo estuviera en orden. Claro que, con ese nivel de detalle, Kang iba a adivinar que Garou había traído la pinzoleta todo el rato en la mano.- ¿Eh? ¡Claro que no! -un tinte de rubor coloreó sus mejillas. Garou no iba a explicar cuánto había manoseado esa cosa, estudiándola, pensando en lo que había pasado. No lo dejó en paz, yendo más allá incluso. ¿Es que así eran las chicas, en serio? ¡Menos mal pasaba los días entre hombres!

-¡P-pero claro que huelo a macho! - todo enrojecido, se estampó la palma abierta en el pecho. No podía decirle que olía mal, ¡Se lavaba donde importaba! Eso no evitó que -lo más disimuladamente posible, por supuesto- levantara en brazo para oler. No era tan malo, solo que su ropa sí estaba manchada y sucia. Hasta ahora nunca había sido consciente de eso.- ¡Así somos los hombres! Lo entiendes, ¿No? -un poco nervioso, intentó encontrar en él los ojos de un muchacho, pero se perdió entre sus pestañas. Cogió aire, derrotado.

-Bueno, Kangy. -intentó hablarle de nuevo, dándole ese apodo sin pensar.- Estás aquí para contarme quiénes son los de tu grupo. -le recordó.- Parece que después de todo no sabes quién soy, así que, seguro no estás con el ejército o la guardia. -miró hacia un lado. ¡Cómo los detestaba!- ¿Eres… algo así como un explorador? No me digas que en verdad eras un espía -estaba suponiendo muy rápido.- Esto… -pero era complicado. Era un branded, después de todo  y que además parecía una mujer que no peleaba. Agachó la vista, tanto con curiosidad como con algo de pena. Sí, era muy tosco y le costaba identificar sus habilidades; aún no reconocía que hubiera roto su pared con las manos, por ejemplo, creyendo que había sido un truco de algún tipo. Garou tan solo volvió a abrir su abanico, moviendolo lentamente delante de su rostro.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Daga-1

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Kang Lin el Lun Abr 20, 2020 9:00 am

- ¿Dulce...? -Kang Lin se sorprendió un poco, pero no iba a contar la verdad que era que hoy no traía puesto ningún perfume. Era una cosa preciada que tenía que ahorrar para momentos especiales, hasta que pudiera volver al castillo y permitírselo gastar. Normalmente le bastaba con cuidar bien su cabello con hierbas aromáticas y flores en el agua, y rociar sus prendas con una cera especial hecha a base de fruta. Pero por mucho que fuera así, no se notaba cuando había pasado horas y horas fuera... por no hablar que afuera del bosque no tenía problemas. Pero, ¿quizás sí le olía mucho a Garou? Con una mano discreta llevó el cuello de su vestido a su mentón, no olía a nada especial... ¿y si tal vez se le había atrofiado la nariz? ¡Oh no! No podía ser...- B- bueno, de todas formas es comprensible entonces que los atraiga, no hay remedio~ ¡Hohoho! -disimuló, quizás con un ligero tinte rosa sobre su faz.

- Vaaaamos, ¿sólo un poquito~...? -ladeó ligeramente la cabeza, mirándolo insistentemente a ver si admitía ya del todo que los bandidos ciertamente no eran personas honestas en cuanto a... respetar la propiedad ajena. Mas las intenciones del bailarín eran puramente traviesas, sin malicia. Empezaba a encontrar divertido el buscarle las cosquillas al pelirrojo.

Ya se había dado cuenta cuando le había tenido en su cuarto, el peculiar gusto del bandido... Pero ciertamente no se había fijado, no del todo al menos, en las tantas joyas que traía encima, y que le quedaban extrañamente bien, especialmente sus pendientes. Colgando de sus orejas, tintineaban a cada movimiento de cabeza que él realizaba, y reforzaban aquel peinado que él llevaba, parcialmente recogido detrás de sus orejas, con la parte inferior más larga que la superior, mientras que algunos flequillos rebeldes reposaban sobre su frente. Todo en él aclamaba fiereza, atrevimiento, confianza en sí mismo... Y sin embargo, su personalidad era tan inmadura... pero no era un mal chico, al fin y al cabo.
- ¡Claaa~ro que sí! Además, si limpiaras también las tuyas, ¡te lucirían mejor! -señaló, después de guardarse la horquilla a buen recaudo.

En respuesta a su golpe en el pecho, Kang también se llevó la palma... pero a la cara, para después apoyar los dedos en sus sienes.
"Así eran los hombres"... resopló fuertemente. - Me refería a que APESTAN... Bañarse una vez al mes no le hace daño a nadie, ¿sabes~? O quizás ventilar un poco el lugar... -pensó por un segundo, y en seguida sus labios se alzaron en una sonrisa pícara- ¿Tal vez quieren que les ayude a hacer un par de agujeritos más~? -rió, ocultándose de nuevo la boca, con delicadeza. Pero a pesar de su broma, su sonrisa era genuina, calmada.

De nuevo, la calma se vio interrumpida por la voz indignada y alta del pelivioleta. - ¡¡KANG - LIN!! -respondió, casi furioso. ¿¡Cómo osaba a decirle... "Kangy"!? ¿Tan difícil era?
- ¿Mi grupo...? -se señaló a sí mismo- ¿Cuál? -ciertamente, no entendía a qué se refería. - ¡...! -levantó las cejas al escuchar la parte del ejército y los guardias, mas mantuvo el silencio. Si bien era real que no había sabido quién era Garou, hasta que él se lo había dicho... Debía ocultar todavía que solía trabajar de mayordomo del duque. Hacía tiempo que no había tenido contacto tampoco con muchos de los soldados, al fin y al cabo.
Se mantuvo serio sin quererlo y a pesar de las suposiciones tontas que en otra ocasión le hubieran hecho soltar alguna que otra risita.
Claro... no importaba realmente quién era él, si no lo que era. Un bandido, más que eso el líder de esa banda. Pero él... no resultaba, o no lo parecía todavía, ser tan villano como muchos.
Empezó a dudar de si debía estar tan campante con alguien como él, de estar tomándole confianza... No pudo evitar sentir cómo el pecho se le había revuelto de una especie de... culpabilidad. Suspiró y esbozó una sonrisa, pues así no pasaba nada. Todo iba a salir bien, ¿cierto? El odio nunca traía nada bueno.

- Hmmmm~... ¡No pertenezco a un "grupo", como tal! Me quedo en los refugios, ayudando al pueblo de Rosanne. Cualquiera necesita entretenimiento y distracción en estas épocas difíciles, ¿sabes?~ -al verlo abanicarse, por reflejo comenzó a juguetear con uno de sus mechones de pelo, entre los dedos- Es lo único que puedo hacer. Y nadie sabe de mi... condición, ¡así que es un secreto entre tú y yo~! ¿De acuerdo, Garou~? -le guiñó un ojo, mientras se apartaba el cabello sólo por su lado izquierdo, insinuando dicha marca.

Si alguien más se enteraba, sabría que había sido él. Ni siquiera su señor Virion era consciente de su brand.
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Garou el Mar Abr 21, 2020 1:54 am

Garou le miró en forma de puchero. Es que, así eran los hombres. Luchaban y trabajaban sin descanso, dormían donde podían. Se pasaban todo el día haciendo vigilia o entrenando. Kang no sabía de lo que hablaba, no entendía que a ellos no les importaba. Pero tan sólo miró a sus pies y se calló, molesto a su manera. No iba a entender. Pero su vergüenza, que era obvia, vino porque, en cierta manera, lo que le había atraído de esa mujer que ya no existía había sido lo mucho que le había sacado de ese agujero, e impresionado con su belleza. Además se mostraba igual o más bonita esa noche, por lo que no le hacía nada fácil defenderlos.

Pegó un salto al oír su voz, distrayéndose. Claro que respondió de la misma forma, aunque un poquito asustado por lo mucho que le importaba.

-¡Suena mejor! -le reclamó de vuelta, desafiándolo con la mirada. Garou se aguantó las ganas de repetirle su nuevo apodo, cruzándose de brazos. Ya se acostumbraría, porque no le iba a llamar de otra forma. De nuevo, ese era un nombre falso, por lo que no le daba importancia.

Abrió de a poco los ojos, escuchando atentamente. Los refugios… ni siquiera Garou sabía bien dónde estaban. Nunca se había puesto a buscarlos, así que con razón nunca se habían encontrado antes.

-¿No tienes…? -se sonrojó un poco al oír lo que dijo después. Se alcanzó a cubrir con el abanico, pensando. Esa forma coqueta en que lo decía… ¿No podía ser que estuviera acostumbrado a “conquistar” gente para… entretenerlos? Se tragó la pregunta al pensar un poco más allá. No podía hacer mucho, si era hombre y además branded. Estaba imaginando puras tonterías.-Hehehe, ya lo sé, ya lo sé. No le he dicho nada a los otros. Por ahora, creen que te deje ir porque me arrepentí… -su tono de voz descendió de pronto, y sus ojos se turbaron hacia la nada. Garou agitó la cabeza de un lado a otro. Esa tristeza era estúpida, debía seguir hablando.- ¡E-entonces eso significa que podemos ayudarnos! ¡Contra los emergidos! -insistió con una sonrisa, apretando el abanico.- Seré un ladrón, es verdad, pero también quiero matar a esas cosas tanto como cualquier persona. Quizás hasta podemos hacer un trato, como amigos.

Se acercó a Kang, mirando hacia arriba y acariciándose la barbilla, contemplativo.- ¿Te imaginas que ayudemos a la gente de Rosanne? Al final nos tendrían más confianza que al mismo ejército… -comenzó a especular. Para este punto, daba toda la impresión de que Garou intentaba reclutarlo. Sin embargo, eso no podía ser. Sus chicos no aceptarían a la misma mujer sin hacer de las suyas -o si no se apropiaba de ella-, por lo que terminarían descubriendo su identidad,  y la que se armaría entre ellos sería grande y fea. Pero insistía, insistía, hacía obvio que quería verle a menudo, que no quería perderle. Aunque se habían conocido de una manera forzada, Garou sabía que esa era una oportunidad como ninguna otra de tener a alguien como él a su lado. Incluso si debía ocultarlo de los demás, no le molestaba. Tan solo quería que Kang no desapareciera.

- Bueno, bueno, eso es interesante pero no es el momento. Más importante, ¿Sabes luchar? -le preguntó de pronto. Le miró los brazos, curioso. La vez que vio su pecho no notó ningún músculo en particular, pero eso no significaba que no supiera combatir. Incluso cuando era muy joven, Garou se las sabía arreglar contra tipos muchos más grandes que él, por lo que no le subestimó.- ¡Claro que deberías! Todos los hombres saben. -alzó el puño con entusiasmo.- Además de que rompiste mi pared, eh… ¿Cómo hiciste eso? -alcanzó a preguntar. La duda lo había carcomido todas las noches.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Daga-1

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Kang Lin el Miér Abr 22, 2020 12:53 am

Se colocó las manos en sus caderas. ¿"Sonaba mejor"...? - ¡Pero ni te conozco aún, bravito! ¡No te he dado permiso para llamar a mi h...! ¡Para llamarme así! -corrigió enseguida. Sonaba como si realmente estuviera defendiéndola. Y, al fin y al cabo, eso es lo que había hecho toda su vida, desde que decidió vivir como ella...

- ¿Te arrepentiste~? Vaaaya, parecías tan ilusionado de capturarme~... -pero algo en lo que le respondió le llamó la atención, quizás el tono- Espera, ¿ellos no sab...? -es decir, se supone que un grupo de bandidos eran hombres que tendrían que confiar a la fuerza los unos a los otros o si no, no funcionaría; se terminarían clavando los cuchillos en sus espaldas los unos a los otros. Pero precisamente debido a eso... ¿quizás con más razón Garou lo pudiera ocultar? Kang se calló, por el momento.

Le tranquilizó saber que el bandido finalmente reconocía que el único enemigo de ambos bandos, de todo Rosanne, eran los emergidos.  - Me alegra tu entusiasmo, lobito~ -sonrió, para luego quedarse mirándole con bastante sorpresa. ¿Amigos...?- ¿Y de qué podría tratarse, me pregunto~?
Un amigo significaba estar ahí siempre, apoyarse mutuamente... Y el niñato recién había salido de la nada, empezando encima con mal pie. Aunque ambos fueran branded, aunque él al fin y al cabo no parecía mala persona... No sabía, no terminaba de fiarse. No se conocían.

Y si tanto quería ser su amigo, tendría que demostrárselo...
Algo que no pareció comenzar de manera positiva al ver su actitud y opinión al respecto del ejército.

Se lo había imaginado ya, después del comentario anterior sobre si pertenecía a algún grupo. Bien sabido que el populacho de por sí no veía con buenos ojos nada que tuviera que ver con el duque y sus soldados... mas Kang Lin se negaba, aún tras años, que Virion hubiera simplemente escapado. Su amo era un hombre valiente, de palabra, y amaba a su gente por sobre todas las cosas. Confiaba en él, seguro estaba esforzándose por encontrar una solución, por tratar acuerdos con otros paises... Para algún día, regresar triunfante. Lo sabía, lo sentía.

- Me temo que no soy muy útil en la batalla... ¡Pero, ayudaré en lo que pueda~! -como ya hacía, que era salir de noche a reforzar las murallas de defensa y las entradas a las minas. Nadie debía de descubrir su fuerza, la cual sólo usaba para cargar objetos sobradamente pesados, así como había intentado reclamar aquella caja grande de provisiones la otra noche.

Otra vez con su concepto de los hombres... Tenía la misma mentalidad que la gente de Chon'Sin, pero eso no era extraño, lo sabía. Muchos países eran así...- Y siento decírtelo pero abandoné mi hombría hace mucho tiempo~ -comentó de forma enigmática, como si eso realmente no le importara. Él era libre de bromear, le dejaba las puertas abiertas, y sin embargo... no es algo que desearía que pasara. Sabía su fallo, de sobra. Pero era más feliz si no le daba importancia a lo trivial.
Ciertamente sí que podría haber sabido luchar, pues de joven había tenido que instruirse en el arte de un arma, espada o en su defecto lanza. Él había escogido la lanza... Pero si le daban una ahora no sabría manejarla, no para pelear. Era imposible, no tenía ni idea. Él... era una dama, un bailarín, un mayordomo... No un soldado.

Su voz se tornó más neutra, pero sin dejar de sonar alegremente calmada.- No estoy segura pero, parece tener que ver con mi... marca. -había sido llamado monstruo muchas veces, al ver que su ritmo de crecimiento no era como el de los demás... Por gran parte por su familia, más encima. Pero no los culpaba ya, además que ya habian pedido el perdón, Ryuuen comprendía que no aceptaran que un relativo de sangre, que en la sangre de su sangre hubiera... rastros, rastros desconocidos. Pasaba en todas las altas familias, cualquier padre que tuviera un bastardo, ambos ya serían señalados por la calle.- No es algo que veas en una persona normal, por muy fuerte que sea. -suspiró.

Garou... él, ¿tendría alguna particularidad también? De buenas a primeras, no se le ocurría nada fuera de lo normal. Pero entonces su cruce de mirada directa hizo que recordara su encuentro. Aquellos afilados, finos ojos dorados, brillantes. Había algo en ellos que le hacía no querer mirar para otro lado. - Cuéntame entonces, sobre tí~ ¿Tus hombres lo saben, que tú eres branded? -pensó que quizás sería una pregunta incómoda, así que enseguida añadió.- Bueno, bueno~ ¿o prefieres que te haga una demostración de mi poder~? Yo también puedo levantarte con un brazo, ¿sabes~...? -su sonrisa era atrevida, traviesa al recordar cómo le había cargado hasta su guarida; apoyó su mano suavemente sobre el pecho ajeno, acercándose lentamente a mirarlo desde abajo. Su diferencia de altura era más obvia cuando ambos estaban prácticamente uno junto al otro.
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Garou el Miér Abr 22, 2020 11:36 pm

Garou suspiró, arrebatado. Esa noche, ¿Realmente se hubiera arrepentido, si las cosas no hubieran terminado de esa forma? No podía saber, y tampoco quería pensar al respecto. De todas formas, le había dado todas las razones del mundo a Kang para escapar.

Se preguntaba si en verdad había descubierto su linaje tan rápido, el de un laguz lobo. No le molestaba que le llamara de esa forma. Solían apodarlo peor, incluso entre sus camaradas. “Sangre sucia” era un nombre común, entre otros. Para entonces, tampoco le importaba si intentaban herirlo o no. Al menos Kang no se estaba burlando de él a propósito, de eso estaba seguro. Después de todo ambos eran branded, por lo que conocían la misma amargura. Todo lo contrario a la guardia de Rosanne, un montón de bastardos sin escrúpulos que daban su identidad a conocer nombrando su brand, llamándolo "el criminal marcado". De verdad, de verdad los odiaba.

Garou bufó, asintiendo con la cabeza. Kang no luchaba, ya lo daba por hecho. Eso significaba que de verdad debió haberlo asustado esa vez, cuando lo mandó a atar. Sin poder defenderse de sus agresores... sí, lo entendía. Hacía mucho tiempo que no sentía tan cercana la culpa.

-¿Lo hiciste…? -estaba bromeando, ¡Debía estar bromeando, era un hombre! Pero no importaba cuántas veces se refiriera a él como uno, se resistía a comportarse de esa forma delicada. Realmente quería ser una mujer, ¿No? ¡Ah, no podía ser! Pero era tan persistente que Garou comenzó a pensar que en verdad, iba en serio. Que incluso si estaba solo, actuaba de esa forma... porque le gustaba. Pero no iba a dejar de referirse a él por lo que era, pues simplemente no lo entendía. ¿Por qué querría un hombre ser una mujer? ¿Ahora iba a decirle que habían mujeres que querían ser hombres? ¡Qué extraño! No podía entender absolutamente nada.

-¿En serio? Imposible... -comentó, rascándose la cabeza. No podía creer que su marca fuera capaz de concederle algo tan valioso como la fuerza. Sabía de tener buen oído y buen olfato -cosas de las que él carecía-, pero nunca de una habilidad tan impresionante.

No le molestó la primera pregunta, sin embargo se sorprendió por la “proposición” que le  hizo. ¿¡Levantarlo!? ¡Pero si era más grande! Y mucho más fuerte.

-¡Sí, lo saben! ¡Pero no puedes tener tanta fuerza! -intentó controlar su orgullo, apretando los dientes. Garou no terminaba de comprender, por lo que sintió la necesidad de explicar.- Parece que ya te enteraste, pero soy un lobo, sabes. O al menos la mitad de uno. Todos mis hombres lo saben, porque mi jefe no quería que sintiera lástima por mí mismo, cuando me recogió de las calles. Pero lo único que lo prueba son estos colmillos. -se llevó dos dedos a la boca, empujando sus labios para mostrar sus caninos. Eran bastante grandes, incluso para un chico de su edad.- Es más como que, lo parezco, pero no heredé nada genial o por el estilo. Solo soy estúpidamente viejo, ¡Seguro no te diste cuenta! -se cruzó de brazos.- Pero, ¿En serio eres tan fuerte? Si es así, muéstrame. ¡No te creeré si no! Osea, ese agujero que hiciste SÍ fue enorme pero… tenemos muchas termitas ahí, ¿Te enteras? -se intentó excusar.- ¡Pero sí, muéstrame tu fuerza! ¿Qué tal en el lago? -señaló a sus espaldas, donde yacían las aguas.- Podemos competir tirando rocas o algo parecido, ¡Será divertido!
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Daga-1

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Kang Lin el Vie Abr 24, 2020 2:00 am

- ¿Hmm? -inesperadamente, él no se había burlado de su comentario. El pelivioleta sonrió, una breve pero honesta sonrisa, para luego volver a su tono despreocupado y burlesco. - ¡Quién sabe~! Pero sí es cierto que por dentro, en mi corazón, reside una dama... -y, técnicamente, aquello no era una mentira. Tan sólo jugaba con las palabras- ¿Por qué, te interesaría comprobarlo~? -rió.
Nadie más aparte de su señor Virion, la gente del castillo y los soldados más cercanos a él, lo sabían. No era algo que ocultara realmente de los demás, pero... su vida era más fácil así, supuso, y de todas formas ya se había acostumbrado a actuar y pensar como una mujer. No le molestaba ni renegaba de verdad su lado masculino, solamente era raro. Ya que, al fin y al cabo, estaba viviendo como su hermana.

- ¿Verdad que lo parece~? -entonces más razón le daba para no decírselo a nadie, para no mostrarlo. Y era complicado, ocultar lo que más le ayudaba a no sentirse inútil, por miedo al rechazo. - Lo mires como lo mires, es una fuerza monstruosa... -murmuro, por primera vez en voz baja.
De verdad, ¿qué clase de raza, laguz o como se llamase, que fuera su antepasado... podría compartir esa cualidad? "Cualidad" que se convertía en una pura maldición para el joven. No podía hacer una vida normal, no podía crecer con normalidad, no podia abrazar con tranquilidad... hacer un poco de fuerza sin temer a romper las cosas por falta de autocontrol sobre ello. Por eso quizás le había ayudado que las tareas a las que se había dedicado toda su vida, eran de rango delicado... Coser, bailar, ciertas tareas del hogar... Si lo hacia lento y suave, nadie se iba a extrañar del por qué. Y no podías esperar de "un hombre" lo mismo, por lo que... todo estaba conectado, de alguna manera u otra.

Oh, ya veía... Asi que él no estaba solo. - Qué bien, qué bien~ -Una parte de sí no pudo evitar molestarse, por envidia quizás. Ni la persona que más estimaba podía saber que Ryuuen se trataba de un branded... después de lo que había pasado con la familia Cho. Suficiente había sido que al duque Virion no le importara su sexo, al contrario que su padre. Pero... ¿si descubría que era un marcado? No podía estar seguro... Apretó el puño. - ¿¿Hah?? ¿Que no puedo, dices~? -¡Él mismo había visto el agujero en su pared!

- ¿Eh? -¿Lobo? ¿... había laguz lobo? ¿Por qué decía eso?, ¿cómo iba a él saber que...? - Oh~, no... -rio- No tenia ni idea, ¡de verdad! Pero, ahora tiene sentido~. -explicó- Esta montaña, todo el mundo dice que está llena de lobos salvajes... Por eso me referí a tí como un lobito~ -le señaló, pensando en lo que les había contado a los aldeanos. Y sí, definitivamente aquello explicaba sus colmillos, no eran tan afilados, antes de fijarse mejor en ellos, le habían llegado a parecer parte de una dentadura algo deformada, se veía lindo. Pero ciertamente ahora que se los enseñaba, sí eran bastante grandes. - Bueno, por eso y porque me recordabas a un cachorrillo que sólo intenta ser fiero~... -hablaba a medida que pausaba para soltar risitas a cada rato, no podía evitarlo. ¡Aquella coincidencia...! - ¡Hufufu!

Sonaba a que su jefe se había ido de viaje, pero algo no cuadraba, si Garou era el jefe ahora... ¿No?
Le bastó tan solo ese segundo para asociar las cosas. Pero prefirió no comentar nada al respecto, dejando lo que no era de su incumbencia, temas personales... Aparte.

Volvió a sonreir.- Estúpido sí que eres~, -no se cortó en remarcarselo- pero viejo... lo dudo mucho. ¡A mis ojos te ves como un crío todavia~! -exclamó de manera juguetona.

Suspiró larga y pesadamente. - Luego no digas que no te avisé... -murmuró- ¿En el lago? -miró al lago y luego al pelirrojo- ¿Y de dónde piensas sacar las rocas? Sólo veo puros arboles y tierra y colinas. Hmm... -Entonces, pensó realmente en su proposición... por engreído se lo estaba mereciendo, y desde la primera noche que le habia tenido ganas... - Se me ocurre algo mejor que tirar, jiji. Ven aquí~ -rápidamente invadiendo su espacio personal, tal y como él había hecho aquella noche. Le bastó tan sólo un brazo para deslizarlo por la cadera ajena y juntarlo a su cuerpo. Le dedicó una mirada maliciosa, justo antes de levantarlo del suelo, con excesiva facilidad. No pesaba tanto como se imaginaba de alguien tan alto como él, y era la primera vez que cargaba con alguien de esa manera. Podía verle incluso lo divertido, apoyándoselo en el hombro, sujetándolo por la espalda. Tal y como Garou le había llevado dos días atrás. - ¿Qué tal vas ahí arriba, eh~? -se acercó al borde del lago. Pero supuso que no quería enrabietarlo más, así que lo dejaría simplemente en el suelo de nuevo... no sin darle una vuelta completa antes. - ¿¿Y bien?? ¿Qué te ha parecido~? -su sonrisa, aunque traviesa, era amplia. Echó a reir puramente desde sus pulmones, de una manera honestamente despreocupada.

¿Hacía cuánto tiempo no se divertía con alguien de esa forma?


Última edición por Kang Lin el Sáb Abr 25, 2020 1:42 pm, editado 1 vez
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Garou el Sáb Abr 25, 2020 1:44 am

Garou ya intentaba adivinar qué clase de animal podría otorgarle una característica así. Le costaba descifrarlo por sus capacidades, y mucho más por su apariencia. ¿Qué podía ser? Quizá solo un verdadero laguz sería capaz de descubrirlo, con esas narices tan especiales que tenían. Incluso si intentaba no creerle, sus ojos no lo habían engañado. Sin embargo Garou no podía imaginar hasta qué punto llegaría esa fuerza. Puede que la razón de que fuera branded, sus progenitores, no estuvieran tan alejados de sus ancestros como los suyos. Eso quizás explicaba la diferencia entre ellos.

No le dio demasiada importancia al nombrar a la banda. Literalmente, todo el mundo sabía que él era un branded, ¿Qué diferencia había? Lo único importante era que se había encargado de ganarse el respeto de todos, siendo el mejor jefe que podrían desear. Lo único que le preocupaba era que en Rossane relacionaran su rostro con su marca, lo que haría su vida un vivo infierno. Por eso temía, más que ninguna otra cosa, que uno de sus hombres pudiera traicionarlo. Pero eso no iba a pasar, estaba seguro. Con la manera en la que se entregaba a ellos, nada así podía suceder.

-¿No sabías? -Garou asintió.- Claro que sí, viven en el desierto. -le explicó de paso. También había oído que venían de otras partes, pero no estaba muy seguro.- ¡Lobo alfa! -lo corrigió tan rápido como pudo.- ¿"Que intenta"? Hmph -aún no conocía qué tan salvaje en verdad era.

-¡Ni eso ni lo otro! -¡Qué manía con molestarlo! A ese paso ya no iba a contarle nada. Seguramente le había herido el orgullo, diciendo que no le creía lo de su fuerza. Pues tenía que demostrarlo, sino no iba a ceder. Pero, de paso pensó, ¿Sería Kang entonces mayor de lo que parecía? Seguramente sí.

-¿Entonces aceptas? -sonrió con diversión, contento de tener un desafío.- Hay muchas rocas, aunque no son tan grandes. -aclaró, posando sus manos sobre la cadera.- ¿Ah, sí? ¿Qué co-? -se quedó con la boca abierta, mirando el rostro de Kang. Apretó el estómago al sentir su brazo alrededor, sus mejillas tiñéndose de rojo con rapidez. Garou seguía mirándolo, escandalizado, e intentó tirarse para atrás sin éxito. Ya no tenía escapatoria. Como si fuera un niño, de pronto perdió la noción del equilibrio, quedándose boja abajo sobre el hombro ajeno. -¡EEEEEEEHHHHH! -exclamó, mirando de un lado a otro.-¿¡Q-Qué haces!? ¿¡QUÉ HACES!? ¡KAAAAAANG!

Toda su seguridad comenzó a quebrarse poco a poco, dejándolo sin aliento. ¡Nadie lo había tomado así en años! Sentía cosquillas, quería bajarse. Intentó girar para un lado, pero la mano de Kang fue inamovible. No podía ser… ¡Lo había hecho! Garou chillaba de toda manera posible, sin entender si se sentía humillado o molesto. ¿¡Pero qué intentaba hacer Kang!? Lo llevaba al lago… no se le ocurriría, ¿¡No, verdad!? ¡Había dicho que iban a tirar rocas, no que quería que lo matara!

-¡AAAAAAAHHHHHH! ¡SUÉLTAMEE! -se agitó con más fuerza, agarrándose de su vestido. No iba a pegarle, ¡Pero quería que lo dejara ya! Kang no sabía su secreto, ¡Tampoco quería que lo descubriera! Cerró los ojos, si saber si iba a hacer eso o no. Sin embargo el branded pudo respirar cuando volvió a sentir los pies en la tierra, tambaleándose un poco antes de recuperar el equilibrio. Se pasó rápidamente la manga por los ojos para limpiarlos, apretando el puño y mirando a Kang, incrédulo.

Tenía muchísima fuerza, demasiada. Garou se sintió como una presa recién cazada e indefensa.

-¿Cómo, CÓMO? -pataleó una vez cogió aliento, todo rojo.- ¡No lo acepto! -gruñó. Se sentía en desventaja. La risa de Kang solo le hizo aguantar la respiración, tanto para distraerse como para calmarse. Entonces le miró de reojo, dejando entrever tan sólo por un momento lo mucho que lo había impresionado. ¡Agh, lo había levantado sin más, pero… era genial, jamás había visto algo así! Por mucho que se hubiera agitado no lo había terminado de soltar, ni se había quejado. Era como si lo hubiera llevado a cuestas un golem de piedra. De verdad, de verdad Kang era fuerte. Pero, eso solo significaba que Garou...

-¿Entonces piensas que soy débil, Kangy, eh? ¡Ya verás! -exclamó, frunciendo el ceño. Después sonrió, apuntándole con el dedo.-¿Qué tal si arrancas un tronco enorme y lo tiras a través de todo el lago, eh, eh? Si solo me puedes agarrar a mí, ¡Tampoco es tanto! ¡Y- y apuesto a que fue difícil! ¡Puedo verte el sudor desde aquí, hahahaha! -exclamó cuando apenas le podía ver bien en la noche. No había caso, ya no iba a tirar una roca ni nada parecido. Tan solo seguía alterado por la posibilidad de que en ese mismo momento podría estar hundiéndose hasta tocar fondo. - ¡Vamos, pruébalo!
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Daga-1

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Kang Lin el Sáb Abr 25, 2020 5:17 pm

No paraba de carcajear, ¡qué fácil era molestarlo! Así no había manera en la que pensara que era todo un "lobo alfa" crecidito. Tan respondón como un niño, imposible.
Le daban hasta ganas de revolverle el cabello sobre su cabecita, como si fuera un perrito, o pincharle los mofletes al verlo de morritos... Pero aún no era tiempo de tanta confianza, ¿verdad?

Y sin embargo, cargarlo así, hacerle aquello, reír con él... Parecía todo lo contrario. Y es que, no podía evitarlo.
Pataleaba y chillaba, pero él se lo había buscado, ¡por provocarle! Y vaya que habían girado las tornas en comparación a hace dos días.
- ¡Aaaaahhh! ¡¡Pero qué ruidoso eres!! Tenía que haberte puesto un bozal~ -evidentemente, no era como él le había cargado, teniendo en cuenta de que el pelirrojo no estaba atado de ninguna manera y podía gritar todo lo que quisiese... salvo que aún así, no podía zafarse de su brazo con facilidad.

Sí había sido divertido... tanto, que por un momento después de tanto tiempo, podía olvidar la situación de Rosanne, los emergidos, la desaparición de su señor... Todas y cada una de sus preocupaciones.
- ¡Jajajaja! ¡Te ves como el pobre bicho mareado en tu mano~! -Y mostrar su superfuerza con alguien, sin tener miedo de ser juzgado; era... un alivio. Honestamente.

- ¿Haaa~? ¿Y ahora no lo aceptas? ¡Tú mismo dijiste que te lo demostrara~! -exclamó, apoyándose los puños en las caderas.
Además, no se le había pasado el cómo de nuevo le había acortado el nombre... Y cómo ahora volvía a usar su mote. La sonrisa del pelivioleta desapareció, molesto otra vez. ¡Al final sí que tenía que haberlo tirado!
- Pero qu... ¡¿Tú eres tonto?! ¡No tengo por qué demostrarte nada más, ni pienso hacerlo! -de nuevo, estar en compañía del bandido era como montar en un wyvern borracho, ¡a veces arriba, a veces abajo, tambaleándose a los lados!- Pero si insistes, ¿por qué no vas a buscarlo tú, lobito~? -señaló con la mano a los troncos detrás del lago; y con ella nuevamente, le agarró de las ropas entre el pecho y el cuello, levantándolo del suelo, enfrente de él. Sería más larguilucho que él y todo, pero no le daba ningún problema levantarlo todo lo que alcanzaba su brazo estirado hacia arriba.
Y lo lanzó. Como no controló la fuerza esta vez, el muchacho caería en pleno medio del lago. - ¡Te lo merecías, ¡por pesado!! -y por lo que le había hecho la otra noche.

Y cuando escuchó el agua salpicar, se cruzó de brazos, esperando a que saliera a flote para molestarlo nuevamente. No debería tardar, el lago era profundo, pero unos cinco o diez segundos le bastaría al propio cuerpo flotar. Y además entraba en el mínimo que una persona podía aguantar la respiración, era pan comido.

Pero... no salía. - Oh, vamos, no me vas a asustar esta vez~ -resopló. El sonido de unas burbujas le hizo mirar de nuevo. No podía ser que...
Un escalofrío le recorrió todo el cuerpo, ¡no quería matar a alguien por "accidente"! - ¡Garou, oye! -y sin esperar a un deseado "¡Sorpresa! ¡Sé aguantar la respiración más que tú! ¡No soy débil!" llegara, corrió hacia el arbol más cercano para cargar con el golpe más potente que pudiera, derrumbando así el tronco sobre el lago, el cual chapoteó todo alrededor del peso.

Kang Lin se deshizo de las prendas que tenía por falda y las dejó en la orilla, quedándose en unos pantalones finos de seda que usaba para cubrirse las piernas bajo la falda. De esa manera podía correr más rápido. Se subió encima del tronco, por suerte era lo suficientemente largo y fue hacia el centro del lago. - ¡¡Garou!! -cuando le pareció verlo, al fondo de esas burbujas, apresuradamente se agachó, remangándose y metiendo uno de sus brazos para alcanzarlo. Estiraba y estiraba su cuerpo lo más que podía mientras se sujetaba del árbol; las puntas de su cabello suelto mojándose. ¿Cómo de torpe tenías que ser para que tu cuerpo flotara menos que un pesado y grueso árbol? ¿¡Sería idiota!? ¿¡Es que no sabía mantener el aire en sus pulmones para que eso sucediera!?

Antes de que se pudiera desesperar más, consiguió agarrar algo, su pierna, creía. Y sin dudarlo tiró hacia fuera, sin ningún problema, sacando al joven del agua. Lo colocó sobre el tronco y lo agitó un poco de los hombros. - ¡Oye, lobito! ¡Responde! ¡Despierta, dime algo!

Ese imbécil... ¡podría haberle dicho que no sabía nadar!
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Garou el Dom Abr 26, 2020 7:36 pm

Kang no entendía lo que era su orgullo. ¡No sabía lo mucho que había luchado para ser considerado fuerte en primer lugar! Cuando apenas había entrado a la banda, era el hazmerreír de los criminales más veteranos. Lo habían puesto a prueba incontables veces en situaciones que fácilmente le habían robado la vida. No entendía… o quizás, Garou no podía entender cómo no estaba orgulloso de esa fuerza, cómo no la había usado para defenderse, o cómo decía que no sabía luchar.

-Hehehe.. -rio por lo bajo, frunciendo el ceño. No se veía capaz de responderle, sabía que entonces provocaba a Kang a propósito.- ¡No puedes, entonces! Supongo que al final no eres- ¿Eh…? -miró atrás, sin entender. ¿Qué lo fuera a buscar? ¿Cómo? Intentando hacerle lógica a eso, se vio totalmente desprevenido cuando, otra vez, Kang le agarró como un muñeco. Garou cambió su rostro rápidamente a uno de pura desesperación, porque ahora sí estaban en la orilla del lago, ¡Y no le daba la impresión de que fuera a dejarlo en el suelo!

-¡O-OYE, NO, NO OTRA VEZ! ¡PARA! -le gritó, agitándose por todos lados. ¡Ahora lo tomaba con una sola mano! ¡No era posible! ¡Y además…! - ¡No, no, no, NO! -gritó, a punto de clamar que lo soltara. Pero ya era demasiado tarde, le había hecho enojar de verdad. Y así de fácil como lo había tomado, Kang lo mandó a volar como una ramita justo al centro del lago.

- ¡IIIIIIIEAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHH-! -chilló, su voz desapareciendo a medida que se alejaba.

Fue silenciado por el agua, que salpicó hacia todas partes por el impacto. Cayó directo de cabeza, sin hundirse mucho, pero suficiente para entrar de inmediato en pánico. Primero comenzó a patear y a mover los brazos, intentando elevarse, sin éxito. Intentó decir algo, pero sus palabras se convirtieron en burbujas. ¡No, no podía seguir gritando! ¡Tenía que cerrar la boca! ¡Intentar llegar arriba! Ya había tragado un poco de agua, sobre todo por la nariz, por puro y mero instinto de querer seguir respirando. Pero su energía se fue agotando poco a poco, sintiendo como se le apretaban los pulmones, la garganta. Se le nublaron los ojos, notando cómo todo, lentamente,  se oscurecía a su alrededor…

Comenzó a ver cosas. Una memoria de su padre, llamándolo. “¡Aléjate del agua! ¡Ven aquí!” gritaba. No entendía por qué, así que no le prestó atención. Pero poco después, comenzó a arrastrarlo lejos de la orilla. “¡Los pescadores podrían haberte visto! ¿Acaso quieres morir…?”

Garou quedó inmóvil sobre la corteza del árbol, acostado de lado. No respondió a los llamados de Kang, al menos no al principio. Sin embargo, pasada una decena de segundos, su cuerpo comenzó a tiritar. Antes de despertar, tosió una vez, deteniéndose unos segundos. Después, abrió los ojos. Sin piedad alguna, su cuerpo empezó a empujar el agua hacia afuera, haciéndolo toser y escupir todo el líquido que había tragado, sintiendo cada vez un violento golpe en su pecho.-¡AAAGHH! -cogió aire, recuperando el aliento. Su corazón palpitaba como en una carrera, todo mientras Garou apoyaba las manos en el tronco, cabeza gacha. Tardó en comprender que entonces estaba flotando sobre el lago.  Levantó el rostro, para descubrir a Kang a su lado. Se veía… preocupado. ¡Pero si le había tirado! … de verdad lo había hecho. Pero aún así, lo había logrado sacar a tiempo.

-¡GAH! -exclamó, agitando la cabeza. Su pelo estaba todo empapado, le goteaba sobre la cara como lluvia. Garou, mucho más despierto, se giró al otro branded, agarrándolo de la ropa.- ¡Pudiste haberme matado, estúpido...! -le gritó, pero lo soltó inmediatamente. Ahí iba su segundo secreto… ahora estaban empatados, ¿O no?  Después de recuperarse lo suficiente, suspiró.-Pero… sí eres muy fuerte… -le dijo, mirándose los pies.- ¡Sí que lo eres! -cerró los ojos, todavía un poco molesto.- P-perdón por negarlo… -aunque fue capaz de decir eso, se veía todavía muy irritado. Un día se vengaría por ese chapuzón, aunque fuera lo último que hiciera. Ahora bien… ¿Cómo iba a salir? Garou se sentó sobre el tronco, recogiéndose las piernas con los brazos. Toda esa agua alrededor lo hacía sentir como en una verdadera trampa. Temblaba un poco, más que nada por el frío. Eso lo hizo acordarse de que ya no tenía su abanico en la mano, pero se alivió al verlo flotando por ahí. Ya podría recogerlo luego, porque entonces las piernas no le respondían. Tan solo con mirar qué tan lejos estaba la orilla, lo atacaba un miedo atroz.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Daga-1

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Kang Lin el Dom Abr 26, 2020 11:14 pm

No sabía qué hacer, estaba en pánico. ¿De verdad se había ahogado? Movía su hombro, él de lado. No podía creer que iba a morir por su culpa. El primer branded que conocía, que le había sacado de su rutina, y aún así... Por mucho que fuera un pesado, un bandido, ¡no podía simplemente cargar con su muerte!
Su cuerpo aún estaba cálido, pero recién comenzaba a tiritar.

Un momento, ¿tiritar...? En el momento que Kang alzó la mirada, el chico tosió, para dejar paso en cuestión de segundos la tos violenta, expulsando el agua tragads. - ¡¡Garou, Garou...!! -exclamó aliviado, pese a que aquello tenía pinta de ser doloroso, significaba que no iba simplemente a morir allí. Lo sujetó mejor, para que permaneciera así, permitiéndole respirar mejor a medida que soltaba todo el líquido.

- ¿Estás bien? Lo sien... -pero se vio violentamente agarrado, mas no hizo ningún intento en soltarse, en apartar sus manos. Lo comprendía, que era un monstruo... Solamente le dedicó una sonrisa para luego reprimirle de igual manera. - ¡¡Y yo qué sabía, idiota...!! ¡Sólo quería darte tu merecido~...! -sin embargo su tono de voz estaba llena de culpa, casi de tristeza. - No esperaba que no supieras... -murmuró, sin decir nada más. Se había mostrado tan atrevido y arrogante, sin decirle que no sabía nadar... en ningún momento de cuando lo cargó por primera vez diciéndole que lo iba a tirar al lago. Tonto.

Y, no es como si quisiera ser fuerte, pero quizás... Había conseguido ayudarle gracias a eso. Claro que, era la misma razón que la culpa de ello. Justo después de que el pelirrojo le hubiera dicho de hacer un trato de amistad, hah...
Apartó la mirada y se tapó, colocándose el fleco de modo que no le viera; pues comenzaba a notársela cristalina. La pronta y abundante tensión acumulada ya había sido liberada. - Uhhh... -Y escucharle los halagos no ayudaba para nada en el momento de aquella sensación. Odiaba sentirse así, que le dedicaran unas palabras tan bruscas pero amables y sinceras. No quería llorar por aquella tontería, hería su orgullo mostrar sus verdaderos sentimientos ocultos. Podría parecer una persona abierta en su modo de tomarse las cosas, decirlas... pero hacía mucho tiempo que no se veía lo suficiente tomado en serio como para revelar aquellas cosas que prefería reservar únicamente en su corazón. Por ende, resultaba en aquel carácter tan enigmático.

- Ngh. Snif. -por suerte, antes de explotar la lloriquera, aquellas lágrimas simplemente se habian quedado sobre sus pestañas, cuando divisó algo flotando por el lago. Aquello le había distraído, pues hizo que sus ojos se centraran en distinguir lo que era. El abanico...

Sí, suponía que todo el mundo tenía cosas que ocultar y sus razones para ello.

Por alguna razón, ésto le calmó, pasando solamente a resoplar al ver a Garou tiritando.
- Bueeeeno, bueno~... Mejor vayamos a la orilla primero, ¿te ayudo a levantarte~? Te puedo dar la manita mientras caminamos por el tronco~ -una vez más, su modo habitual de hablar, volviéndole en sí y permitiéndose a sí mismo reír un poco. - Vamos, lobito~... -le posó las manos sobre el hombro, con suavidad. - Sé que tienes motivos para no fiarte de mí. -añadió- Pero mejor en tierra estable, ¿cierto~? -su voz sonaba detrás suya, calmada, como la de una hermana o hermano mayor. E igual de paciente fue, cuando al fin lo pudo llevar a la orilla.

- Toma, para que no te enfermes... Oh, espera, ¡creo que los tontos no enferman~! -y seguidamente, lo rodeó con la amplia prenda de su falda que había dejado aparte, cubriendo al bandido. Era de tela gruesa pero ligera, como de algodón, así que podía ayudarle a secarlo y no pasar frío, mínimamente. Luego, se apartó para mirarlo. - Hmm... El rosado te sienta bien, pareces una princesa. -soltó una risita- ¿No me vas a dar un beso por rescatarte~? -le guiñó el ojo y huyó de nuevo por el tronco, antes de que el pelirrojo explotase de rabia por sus bromas.

Del mismo árbol, arrancó una larga rama que usó para alcanzar su abanico. Pero cuando lo sacó del agua, parecía que el telar entre los tablones se había estropeado un poco, por haber sido mojado. - Vaya, qué desperdicio~... -no le iba a gustar saber aquella noticia. Se quedó sin embargo unos segundos mirando el abanico antes de volver. Ofreciéndoselo cerrado, sin mencionar nada sobre ello. - Lo siento, por tirarte. -por fin dijo.
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Garou el Mar Abr 28, 2020 1:02 am

Por supuesto que no lo sabía. Garou no podía permitirse una debilidad tan estúpida, ni siquiera el jefe había llegado a saber que no podía nadar. Tampoco era algo muy común de aprender, pero siendo el líder de la banda, poder morir tan fácil por algo así era hasta ridículo. No culpaba a Kang por eso, no podía.

No miraba mucho a Kang, por lo que no pudo darse cuenta de qué ocultaba. Tan solo alcanzó a oír su respiración fatigosa, tensandose un poco. No quería imaginar que.. ¡Mujeres! Seguro esa era la razón. Estaba bien, estaba a salvo, no tenía que hacer un lío tan grande por eso...Claro que, comenzó a desprenderse un poco de sí mismo, preocupado. Jamás había hecho a nadie sentir de esa forma. Jamás sucedía en la banda que se acomplejaran mucho por sus sentimientos. Todo era muy extraño y un poco incómodo, lo que lo confundía. Al menos perdió esa sensación al escuchar a Kang hablar de nuevo, como estaba acostumbrado.

-¿¿Eeeh?? ¿Crees que no puedo levantarme solo? -se quejó de regreso, aunque no muy en serio. De todas formas, tan solo tenía que coger aire un par de veces y recuperaría el coraje para estirar las rodillas. Cuando le dio el “vamos” fue que cogió el valor para hacerlo, irguiéndose lentamente, cuidando de no mover ni un dedo. Entonces miró al otro branded, intercambiando miradas entre él y la mano en su hombro.- Sí, quiero volver. -dijo escuetamente.

Cerró los ojos, haciendo una mueca. Kang se había preocupado suficiente como para saber que no iba a tirarlo de nuevo, no tenía por qué decir eso. Garou no era tan estúpido como para no darse cuenta de que había estado buscándose eso, incluso si Kang se había pasado de la raya también. Miró hacia el cielo y bufó cansado. Cuando no parecía que fuera aceptar su ayuda, su mano fue a parar con la del otro branded, cogiéndole del dorso, no con mucha fuerza, pero suficiente para afirmarse bien. Con la fuerza que tenía, incluso si se tropezaba lo iba a volver a subir, confiaba en eso.  Así fue caminando lentamente por el tronco,  manteniendo el equilibrio un pie delante del otro. Cuando se dio cuenta de que ya no estaba lo suficientemente profundo para hundirse, soltó a Kang y pegó un saltito para bajar, exhalando con fuerza una vez tocó la arena.- Puuufff… Necesito fuego. -se abrazó a sí mismo, tocando la ropa empapada. Así le pesaba un montón, y además estaba fría. Le dio la espalda a Kang y se quitó la gabardina lo más rápido que pudo, agarrándose las mangas en la cintura para traerlo. Después se sacudió la camisa, despegándosela de la piel. Iba a aguantarse quitársela por ahora, no era el momento. Fue entonces que recibió la prenda de Kang, que aunque en la oscuridad no podía ver muy bien el color, sabía que era muy vistoso. No le importaba mucho, ya que le abrigó bien.

-¡Nunca me he enfermado! -le gruñó de vuelta, sin darse cuenta de que eso solo le dejaba más espacio para tomarle el pelo.- ¿P-princesa? ¿Qué tiene que ver el rosa con eso? -frunció el ceño, legítimamente preocupado. Jamás lo había relacionado, incluso alguna de sus ropas y joyas tenían ese color... ¡Oh no! ¿Pensarían eso de él sus hombres? Se sonrojó incluso antes de la proposición, ante lo cual solo pegó un salto.- Hpmh. -rodó los ojos, fijándose apenas que se devolvía al lago. No le había dicho, pero quizás lo había visto por su cuenta. Tenía razón, pues vio a Kang intentando alcanzar algo de la superficie del agua. Sus ánimos mejoraron inmediatamente al darse cuenta de eso.

Recibió su abanico con una buena sonrisa. Después de todo, no le gustaba perder nada a lo que tenía aprecio.

-Heeeehhh. -le miró a los ojos, parpadeando un par de veces. Entonces, sabía que Kang lo decía en serio. Garou se acomodó el vestido, cerrando los ojos- Disculpas recibidas, pero ¿Acaso de verdad creías que iba a morir ahí? ¡Hahaha! -le miró de repente y sonrió, levantando sus ánimos. Dejó de cubrirse con un brazo, haciendo un puño y dándole un pequeño golpe en el hombro a Kang.- ¡De verdad eres el hombre más fuerte que he conocido! -a alguien así no le valía disculparse… ¡Sabía respetarlo! Solo que, era tan extraño pensar de esa forma cuando veía a una persona en apariencia tan delicada frente a él.

Abrió el abanico para distraerse un poco, dándose cuenta de que había quedado para el arrastre.- Ah, por Mila y Duma, y todas esas cosas. -suspiró.- Oye Kang, ¿Lo quieres? A ti seguro te gustan las flores. -le ofreció.- Hehe, casi parece que te estoy haciendo la misma promesa. Pero te lo regalo. -entrecerró un poco los ojos. Si no tenían algo que intercambiar, ¿Volverían a encontrarse? ¡Para pelear con los emergidos, claro! -... creo que ya debería volver, eso sí. -dijo con un poco de resignación. Seguía goteando agua por todas partes, por lo que tenía que aligerarse donde no fuera a morir congelado.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Daga-1

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Kang Lin el Miér Abr 29, 2020 10:01 pm

El joven no había puesto mucha resistencia al levantarse, casi ni se había quejado mucho... Sí, estaba asustado, él no lo decía, pero Kang lo sabía. Al fin y al cabo, a él le ocurría lo mismo en la montaña. Pero no le iba a pedir que le contase la razón tras ello, algo tan personal no era... de su incumbencia. Tan sólo se limitó a empatizar con él, y a ayudarlo a salir de allí, en un intento de compensación por haberlo tirado.
Y más se le encogió el pecho cuando el bandido tomó su mano. - ¿...? -No tenía por qué, había sido una broma y aún así... no iba a soltarle. "Garou..."
Porque pesar de todo, había decidido confiar en él. En ese momento al menos, no pudo evitar verlo como un hermano menor, chillón y todo pero finalmente necesitando la ayuda del mayor. Kang tan sólo le posó de vuelta su pulgar por encima, suavemente, bastaría para reforzar el agarre y controlar que no perdiera el equilibrio.

- Sí, sí~ ya me imagino... Huhu. -tan tonto que le reforzaba su broma.
- Oh, vamos, por un cumplido que te hago y también te quejas~ -a pesar de la comparación, sí que era cierto que aquel color le quedaba fenomenal, más que rosa era un vino claro, como los de Rosanne. Claro que también el negro le sentaba bien, pero con ese tono... se veía un poquito más maduro. Sólo un poco. Pero no le diría, era divertido meterse con él.

¿Que si de verdad pensaba que iba a morir...? El pelivioleta esta vez quedó callado, su rostro serio. Ya había visto morir a su hermana por un accidente parecido, no había que subestimar la propia naturaleza. - ... ¡sí, supongo que los tontos tampoco pueden morir~! -añadió, finalmente. Con su mirada baja, viendo el golpecito que le había dado. No lo entendía, definitivamente no lo entendía. Su mente era tan simple que su fuerza le parecía sencillamente lo mejor, sin pararse a llegar a comprender que no todo eran ventajas. - Haah... -resopló- Como sea. Me alegro que estés bien, -pausó- si lo llego a saber no me molesto en sacarte de ahí, entonces~ -fingió de nuevo, una sonrisa traviesa.

- ¿¡Ahh!? ¿Me lo regalas sólo porque está rotooo? -ese... ¡Ese idiota era incorregible!
Se lo arrebató igualmente entonces, de las manos.
Tras eso, mientras, se puso el pañuelo corto que llevaba encima de sus hombros, en la cintura, como un pareo. ¡Nadie podría decirle nada de su falda! O al menos esperaba que no se fijaran en algo así. Kang se acomodó el cabello, sacudiéndoselo con unas palmaditas, para que sus puntas mojadas no mancharan la parte de arriba de su vestido.

Era hora de la despedida, entonces. - ¿Te sabes hacer fuego tú solito~ o te basta con eso para el camino? -Pero, si ya se iba... No, antes de que se fuese, tenía que...
Miró el abanico. ¿Cuánto podría tomarle...? - Una semana. -dijo de pronto. - Devuélvemela en una semana~ -añadió, señalando la prenda rosada- Limpia. -recalcó- ¡Y que no se te ocurra venderla! Me enteraré y lo pasarás muy mal~ -avisó, no era de las mejores telas que tenía pero sí era bastante cómoda por su material, y le cubría del fresco lo suficiente, así que no quería perderla. Más que con la situación del pais no podía permitirse mucho.
- Allí. En ese arbol rodeado por arbustos. -ahora que conocía el lugar, no podría perderse de nuevo, ¿verdad? Aunque tomaba de referencia el lago, estaba apartado de él, así que no habrían accidentes de nuevo. Además, todavía rozaba los límites con el comienzo de la propia montaña. - Al atardecer, ¡¡no me hagas esperar horas de nuevo!! -aclaró.

Y sin añadir nada más, él también comenzó a caminar hacia fuera del lugar, mas se paró a los segundos y se dio brevemente la vuelta. - ¡Lobito! -llamó. Sentía que le faltaba algo, una despedida, al menos. - Hasta entonces~ -y, asegurándose que le estuviera viendo, le mandó un beso volado, seguido de una risita traviesa y volvió rápido a mirar a su frente y salir corriendo antes de que el pelirrojo enrrabietara de nuevo y lo persiguiera.

Se le había hecho tarde, al final. Pero... lo había pasado inesperadamente bien, sentía que había podido conocer mejor al bandido. Era un chico divertido.
Kang Lin
Kang Lin
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Dancer

Cargo :
Mayordomo

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] YvwSTdF

Gold :
542


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Garou el Vie Mayo 01, 2020 7:44 pm

Garou no supo molestarse, incluso si Kang insistía. Tan solo clavó los ojos al lago, obviamente enfrentado por muchos sentimientos. En fin, ¡También estaba feliz de seguir vivo! No tenía que llevarle la contraria de esa forma.

“¡Claro que no!” ...intentó decir, pero era obvio que se le había ocurrido por eso. Garou miró para otro lado. Nunca regalaba nada a nadie, y ese abanico era uno que apreciaba mucho. De todas formas se avergonzó, pensando que no debería haberlo hecho en primer lugar. Regalar, sentir culpa… ¿Pero por qué le importaban esas cosas ahora...?

-No puedo. -claro que sabía, pero no podía delatar su posición en la noche con una fogata. Por eso iba a volver. Pensaba marcharse en ese mismo momento, un poco contrariado por sí mismo. ¿No iba a decir nada más? Podía fácilmente ser la última vez que se vieran. Miró al suelo, resistiéndose un poco de irse todavía. Pero entonces levantó la cabeza, oyendo de Kang justo lo que quería oír.- ¿S-semana? -abrió los ojos. Lo tomó por sorpresa, tanto así que le escuchó atentamente. Así que, podrían volver a verse en siete días. Y eso que había llegado a pensar que con ese incidente se había terminado todo.- ¡A-ah, sí! -afirmó la falda, apretando el entrecejo.- Tampoco me la voy a poner, eh. -tan solo necesitaba ponerla a secar. Hizo un puchero, pues no iba a contarle en ese preciso momento que solo se podía permitir vender lo que robaba cuando él y sus hombres viajaban en grupos a otros países. Era una empresa muy complicada. Pero tampoco lo iba a hacer, ¡No tenía que preocuparse así! Miró donde señaló y asintió.- Sin falta. -afirmó- ¿Ah? Deja de exagerar.  -se quejó después.- Al atardecer, pero cuando ya esté por caer el sol. Recuerda que quieren mi cabeza… -dijo entre líneas, mirando hacia un lado. No opuso mucha resistencia, pero de verdad debía tener cuidado.

Comenzó a caminar en dirección contraria, otra vez siendo detenido a tiempo. Abrió los ojos, pero tuvo tiempo de esconder su expresión tras una más apática. -¿Hmmm…? -miró hacia atrás, imaginándose que ya iba a intentar tomarle el pelo de nuevo. Sin embargo, se tragó de lleno aquel mensaje por aire. Le miró acomplejado e intensamente, sin saber qué decir y sin poder moverse. Cuando parecía que estaba a punto de gritarle de vuelta, Kang salió corriendo.

Se rozó la boca con la yema de los dedos, en silencio.

-Adiós...

-----------------------------------------------------------------------------

Las antorchas dentro de la guarida seguían encendidas, pero solo quedaban los guardias de turno alrededor. El resto de sus muchachos debía estar durmiendo en las barracas, pues aunque no lo pareciera, también tenían turnos para ese tipo de cosas. En ese sentido, compartían muchas costumbres con un ejército de verdad. Una vez cerca de la entrada, Garou se quitó la falda de los hombros y la cogió en una mano, pasando lo más rápido que pudo entre sus hombres para no tener que explicar nada. Iría directo a la cocina, nadie estaba a esa hora allí, y encendería el fuego para secarse. No había ninguna sola alma, no hasta que...

-¡Garou!

-¡Ieeeek!

Alguien lo interrumpió en medio del pasillo, uno de sus amigos. Era Kouji, el más cercano de todos, pues era uno de los chicos que, junto con él, había recogido el jefe de la calle. Este lo paró con toda la intención de evitar que huyera, siguiéndole todos los movimientos, sin dejar ningún hueco por donde pudiera pasar.

-¡Volviste! …¿Te diste un baño? -preguntó tan casualmente que lo dejó sin palabras. Después, sonrió, mostrando sus verdaderas intenciones.- Oye, Garou… Fuiste a ver a esa chica, ¿No?

-¡Claro que no, déjame pasar! -le respondió, a punto de empezar a empujarlo. Eso sí, se detuvo una vez lo encaró de verdad.- ¿C-cómo dices?

-¡Jajaja, lo sabía! -rió.- Seguro estaba bañandose en el lago de abajo, y te caíste mientras la espiabas, ¡Jajaja! -sus risas resonaban por todo el pasillo, pero por suerte tenía la decencia de mantener lo que decía a un volúmen en que solo ellos pudieran escuchar. Después relajó su tono de voz.- Entonces es muy en serio.

-¡Nada que ver! Aunque… está bien. Sí la vi, es verdad. -admitió por fin. Confiaba en él lo suficiente para contarle al menos eso. Pero incluso si era su mejor amigo, prefería mantener los secretos de Kang lo más posiblemente distanciados de él.- Lo es. -de verdad, su situación era muy complicada. Ni siquiera quiso empezar a explicar por qué.- Pero no vayas a decirlo a nadie. De todas formas, no va a pasar nada.

-¿Heeeh? no te creo. Esa cara de hoy me decía todo lo contrario. Nada parecida a la de ayer. -señaló. Garou no puedo contradecirlo mucho más, y tan solo suspiró.

-...de verdad, no le digas a nadie.

Ambos se miraron unos segundos, pues no necesitaban más palabras para explicar. Sin embargo, Kouji alcanzó a fijarse en lo que Garou  traía en la mano.

-... ¿Esa es su falda? -preguntó, señalando. Una enorme sonrisa se formó en su rostro, apoyándose los puños en la cadera. -¡¡GAROU, PERVERTIDO!!

-¡N-n-no!!! -agitó las manos por delante, escandalizado. Eso último fue suficiente para hacerle perder la paciencia.-¡¡¡AaaahhhhH!!! -finalmente lo logró pasar, metiéndose por fin en la cocina.

¡Había tenido que enterarse, ese Kouji!
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Daga-1

Experiencia :
[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Jm5byz1

Gold :
438


Volver arriba Ir abajo

[Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin] Empty Re: [Social] Empecemos de nuevo [Priv. Kang'Lin]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.