Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Mallory el Dom Abr 12, 2020 10:42 pm

La jornada había iniciado muy, excesivamente temprano. El sol ni siquiera había salido para cuando Mallory había comenzado a prepararse para su primera misión en nombre de Daein. Casi arrebatada de todo sueño pero consumida en nervios, había revisado todo por sexta vez: tomos, ropa, pociones, comida, su amuleto de buena suerte… ¿Sería necesario llevar un sombrero? ¿Le haría frio con su abrigo o necesitaría una manta? Aunque de necesitarla, tampoco le iba a entrar ya en su equipaje. ¡Ah, qué difícil era eso! Pero aunque la ansiedad la consumía, también debía admitirse emocionada por lo que sucedería…

Ni el frio con el que iniciaría la mañana le haría bajar el calor que sentía y que se podía percibir en sus mejillas sonrojadas. Los alumnos que la acompañaban, sobretodo los más viejos no se veían tan emocionados, y quizás el sueño era una cosilla un poco más común entre el resto. Los soldados por su parte, ni siquiera era casi visible saber cómo se encontraban debido a los yelmos que varios tenían acomodados. ¿Serian incomodos de llevar? Quizás, una conjetura le haría pensar que inclusive no eran necesarios, pero el hecho de que fueran escoltas de la Reina Yuuko les hacía merecer toda la formalidad posible que hubiera.

¡Ahora lo recordaba! ¿La Reina también sería capaz de luchar…? De pronto la idea a Mallory le pareció extraña, pero no completamente descabellada. Después de todo el Príncipe Pelleas era toda una eminencia en el manejo de las artes arcanas, y hasta donde había leído, Durban tenía una mirada privilegiada a los usuarios de magia. ¡Definitivamente la Reina Yuuko debía de ser una hábil hechicera, pero…! ¿Cómo era que podía luchar portando un atuendo tan ostentoso y fino? Su memoria aun fresca respecto a cómo la había visto por primera vez, le hacía remontar demasiado su imaginación. ¿Acaso combatía montada en caballo, o simplemente supervisaba la batalla desde algún lugar? Los magos no requerían estar en el frente de batalla, pero Mallory estaba segura que eso no era un impedimento para ensuciarse. ¡Si se llenaba de polvo y a veces hasta de barro los zapatos y las enaguas de su vestido, y solo practicando!

-¿Y hay trajes de batalla reales…? Armaduras… O algo para magos…-
Es una de las palabras que balbuceaba mientras su mirada se perdía entre las nubes grises, antes de que un golpe en su cabeza la pusiera en alerta. -¿¡Ah!?- Exclamo asustada, solo para encontrar la mirada desaprobatoria de uno de sus compañeros avanzados, haciéndole caer en cuenta de que debía de caminar. ¡Ah, tanto se había distraído que ni había notado que el regimiento había empezado a moverse!

-¡Espabila, que en batalla no puedes andar así!- Fue el regaño que le hizo, aunque Mallory no podría tomarlo completamente mal, pues tenía toda la razón. –Mantente alerta, ni bien empecemos a llegar a la frontera. Los guerreros van de frente, pero a ti te toca cuidarlos desde las espaldas, no son carne de cañón. Algunos de ellos seguro son novatos como tú, confían en tu magia para no morirse en su primera misión.- Advirtió con más severidad, ahora sí, logrando que el espíritu de Mallory se sobrecogiera con temor. ¡Una verdad tan cruda que debía ser remarcada, no podía ser ignorada por sus fantasías…!

-Si… Tiene razón… ¡Perdón, daré lo mejor de mí, gracias por recordarme mis deberes…!-
Dijo muy arrepentida, pero con toda la disposición de no manchar el nombre de Daein . No podía seguir pensando en qué clase de ropa podría llevar la Reina. En todo caso, debería centrarse en la manera en que usaba su magia. ¡Por supuesto, si tenía la oportunidad de verla!
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] POvHqgT

Gold :
1141


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Yuuko el Jue Mayo 21, 2020 5:13 pm

La misión no era complicada, o al menos con los datos disponibles y los efectivos que iban a desplegar no debería serlo. De hecho si tenían en cuenta las circunstancias ni siquiera era necesario que los soldados de las islas acompañasen a los daenitas. Pero uno nunca se pasaba de precavido, y en este caso era una medida preventiva que no le costaba dinero ni efectivos a Daein, si no a su mas reciente aliado. Una oportunidad de ir incorporando poco a poco a sus magos al sistema de batalla de Daein , tan diferente al propio donde la inmensa mayoría de peleas se llevaban a cabo en mar abierto, sobre la superficie de un navío. Una oportunidad de observar la fuerza de los otros. Y porque no, aprovechando la falta de complejidad de la misión, una oportunidad para los magos de la escuela de magia que el príncipe había creado. Para que probaran sus habilidades en combate. Para que Yuuko comprobara el alcance de los poderes de los alumnos de Pelleas.

La reina de las Islas tenia contado el tiempo que podía permanecer lejos de su hogar. Durban seguía siendo su país, su responsabilidad y prioridad, por mas que le agradase el lugar donde se encontraba y por mas que desease ayudar a Pelleas y a su pueblo a lograr sus objetivos. Dicha ayudaba tenia ciertos limites por sus circunstancias. No podían alejarse demasiado de Daein , por lo cual solo podían involucrarse en las misiones y pequeñas incursiones llevadas a cabo en la frontera entre Begnion y Daein, o cerca de la misma.

En aquella ocasión se abrirían paso hasta una pequeña villa abandonada. Habia sido la segunda residencia de algún noble del país vecino y la ostentosa y enorme edificación había quedado abandonada en cuanto Begnion callo y su propietario desapareció de la escena. Habian recibido informes sobre la ocupación del lugar, no sabían si a manos de emergidos o de bandidos. Tampoco importaba. La idea era apoderarse de la misma acabando con sus actuales residentes,o espantandolos, y usarlo como base. Como punto de descanso ,de almacén y de ruta de suministros una vez los soldados daenitas se adentrasen lo suficiente en Begnion y el ir y venir de su patria fuese contraproducente para la invasión.

Yuuko se encontraba, en compañía de su general y de un par de sus magos de alto rango, reunida con general daenita encargado de la misión y alguno de sus capitanes. Mientras ultimaban los detalles de la misma. Un escuadro wyvern iría de avanzadilla, adelantándose al grueso del batallón para observar el panorama desde el aire. Después iría la infantería y tras ellos los soldados de Durban junto con los alumnos de la escuela de magia. Tras ellos otro pequeño grupo de infantería, por si por causas del destino eran atacados por la espalda, pero serian pocos los hombres. Algo simbólico pues no esperaban que ocurriese.

La reina se limito a escuchar, alzando la voz solo cuando la misma era requerida. Después de todo había dejado en claro su postura. Ella comandaría a sus magos,pero no a los daenitas. Eran los invitados,eran una ayuda extra ,eran observadores.No deseaba interferir en la dinámica del ejercito daenita salvo emergencia.No iba a pisar la autoridad del general a cargo. No cuando ella volvería a Daein una vez tomasen la villa, para informar del éxito de la misión, y el hombre a cargo se quedaría en Begnion, avanzando mas en territorio enemigo. Era mejor que comandase el a sus hombres desde el principio.

La reunión finalizo, quedando cada uno a cargo de organizar a los suyos. Partirían en poco mas de media hora. Yuuko se giro , para encaminarse hacia los suyos. Las telas de sus vestimentas creando un amplio circulo al girarse.

Portaba un kimono de fondo blanco, con enormes flores de cerezo estampadas en sus brazos, en sus espaldas. Los bordes del mismo eran de otra tela, de color cereza y con el mismo estampado de las flores, aunque en menor tamaño y mayor cantidad.Ambas telas era unidas por un bordado de hilo de color de oro. Sus mangas eran anchas, cubriendo casi por completo sus manos. La parte delantera del kimono estaba completamente abierta hasta su cintura, donde un cinturón del mismo color cereza y con las mismas flores se ceñía y mantenía atada y cerrada la tela que había bajo el mismo, que cubría sus piernas. El único motivo por el que no se veía la delantera de la reina era por la camiseta que llevaba bajo el kimono. Sin mangas y sin tirantes, del mismo color que el cinturón con detalles en negro y dorado. Sus zapatos eran negros también, con tacón de aguja,aunque su vestimenta rozaba casi el suelo y no se veían. De su cinturón colgaba un trozo de tela,al que había unido un grimorio de magia. Habia sido forrado con tela blanca y el mismo estampado de la flor sobre la cubierta de la misma. Sus uñas habían sido pintadas con el mismo color que su camiseta,así como sus labios. El cabello se lo había recogido en varias secciones. Manteniendolo atados con cuerdas color cereza.Con un trozo de tela a modo de diadema como decoración. Lleno de flores secas, gemas rojas y bisutería dorada.

Algo que a simple vista no era adecuado para una batalla,pero algo propio de la mujer,de aquello que siempre portaba. Algo con lo que ella si estaba acostumbrada a luchar.

Apenas dio un par de pasos hacia su destino cuando uno de sus hombres se acerco a ella. Indicándole que los alumnos de la escuela ya habían llegado.

-De acuerdo. Que nuestros hombres los ayuden a tomar posición. Los quiero en el centro de nuestra formación. Informarles del plan y de que en su caso no tienen permitido romper la formación ni alejarse de los magos de Durban. Asigna a uno de los nuestro a cada uno de ellos para que se encarguen de su seguridad durante toda la batalla.


Off:
Yuuko
Yuuko
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer | Tactician

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Iwzg0SR
Jill [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] DTS2T23[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] VvOKntM

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] YvwSTdF

Gold :
962


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Mallory el Sáb Ago 22, 2020 11:10 pm

¿Podría considerarse eso un bautismo de fuego en cuanto a cuestiones diplomáticas? Mallory que aunque muy emocionada –y algo nerviosa-, nunca lo afirmaría como tal; aunque en efecto fuera la primera vez que compartía piso con alguien de otro reino, por una causa común. Ella estaba segura que su presencia ahí no significaba demasiado, o de hecho, ni llegaría nunca a marcar la diferencia. La fama que precedía a los magos de Durban era algo anecdótico, incluso en los cuentos que su madrastra le contaba antes de dormir. Por supuesto que eran historias llenas de “decoraciones” que ahora, empezándolos a ver frente a frente, poca justicia le hacían. Parecían magos, como los de Daein, solo que no eran de Daein. Serios y expectantes, de rostro oscurecido por las túnicas que les cubrían. Un detalle que le amerito otro golpecito de un compañero que la miro con suficiente severidad para que volviera a donde estaba parada.

-¡Perdón!- Se disculpó rápidamente, bajito, retomando la compostura del momento. Un segundo después, oiría una voz proyectada con indicaciones que bien podrían ir ejecutándolas todos desde ese momento, pero Mallory estaba más interesada en ver quien lo decía. Su memoria era fresca con respecto a quien hablaba, y en realidad no necesito asomarse demasiado para ver a su dueña. La mismísima Reina Yuuko se manifestaba en el frente de batalla ¡Adornada de la forma más de ensueño que Mallory podría haber imaginado! ¿Era… posible que realmente fuera al campo de batalla así…? Varias dudas se le asomaron entonces, casi haciéndole olvidar completamente del grimorio en sus manos, o la amenaza que pudiera venirse encima.

Al menos claro hasta que sintió esa sensación, ese escalofrió típico que se puede sentir cuando alguien –que no es ella- empieza a canalizar magia arcana demasiado cerca. Eso sería lo que le haría falta para volver a traer su cabeza al mundo real, donde no importaba mucho los trajes de seda y bordados preciosos, sino que tan hábil era uno para poder luchar. Algo abochornada por eso, rápidamente empezó a buscar su grimorio, las páginas indicadas, un poco de “profesionalidad” en su inexperiencia antes de notar que… ¿Debían formar pequeños dúos…?

Cada mago de Durban que había visto con anterioridad, se habían posicionado al lado de alguno de sus compañeros. Una especie de formación militar, pero que ante Mallory, solo le hacía recordar que ella siempre terminaba quedando como esa calceta perdida cada que se lavaba la ropa. ¡Debía buscar un compañero…! O eso es lo que pensaba. Algo de pánico la empezó a asaltar, sumado a la incomodidad de la magia arcana que se canalizaba, peor aún porque en realidad estaba muy poco acostumbrada a siquiera a la de sus compañeros. Esa incomodidad se notaba mucho en su cara, sobretodo en sus mejillas que habían perdido color solo para empezar a sentir una sensación de hormigueo.

-Que hago ahora… -
Murmuro, nerviosa y con malestar. Al menos hasta que recordó con mejor claridad cuales habían sido las ordenes de la Reina Yuuko, sobre “quedarse en el centro, sin romper la formación, al lado de algún mago”. Para cuando Mallory lo recordó, y volvió a ver… Ya no estaba ni al centro, ni cerca de algún mago. ¡Aguas! Debía retornar rápido hacia donde debía de estar con el resto, entre algunos caballeros que la miraban de reojo con molestia. Pero mientras no fuera la Reina Yuuko, era mejor. Prefería mil veces un regaño de un maestro, que de una Reina. O eso creyó, antes de terminar encontrándosela de frente…

O lo más parecido que pudiera decirse.
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] POvHqgT

Gold :
1141


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Yuuko el Mar Ago 25, 2020 3:34 pm

Normalmente era la mismísima reina acompañada de uno de sus generales, o uno de sus magos cuya fuerza igualaba a la de un general y en cuya persona la reina depositaba la misma cantidad de confianza, quien ocupaba el centro de la formación. En muchas circunstancias no era el lugar mas idóneo para observar el campo de batalla, al menos no el conjunto por completo. Pero lo que sus ojos apreciaban era mas que suficiente para cambiar sus ordenes e instrucciones a medida que la batalla avanzaba, para observar el desarrollo de la misma desde un lugar seguro. Porque ese era el motivo por el que ocupaba dicho lugar en la formación. Su propia seguridad, su figura siendo rodeada por sus magos. Aunque en muchas ocasiones era una protección innecesaria debido a las condiciones en las que iban a combatir y al enemigo en si, pero sabia que sus hombres luchaban con mas libertad y confianza, con menos preocupación sabiendo que el bienestar de su monarca estaba asegurado.

En aquella misión dicha posición estaba reservada a los alumnos de la escuela de magia, pues deseaban darles libertad para aplicar lo aprendido mientras eran capaces de asegurar su seguridad. Siendo rodeados y supervisados por los magos de Durban. Y siendo así la reina y su acompañante ocuparían la ultima fila de magos. Un lugar igual de seguro en aquella ocasión, pues estaría rodeada por delante y a los laterales por sus propios magos y a sus espaldas por la pequeña unidad de infantería asignada a vigilar sus espaldas. Y el lugar mas indicado para observar el transcurso de la batalla, así como el desempeño de los estudiantes de Daein en la misma. A pesar de encontrarse alguno de sus soldados de por medio la altura de la reina la hacia capaz de ver con claridad las espaldas de los magos daenitas, y el que los mismos no se tratasen de sus propios hombres y no compartiesen uniforme con ellos no hacia mas que facilitar la tarea de localizarlos.

Por ello no le fue difícil apreciar la figura que bajaba sin rumbo y que se había alejado de su lugar designado, y que con cada paso que daba se alejaba aun mas del que parecía ser el mago asignado a la figura femenina de vestido oscuro. Parecía confusa y desorientada y siendo seguramente su primera batalla la causa de ello podrían ser tantas cosas que no merecía la pena intentar descifrar. Aunque tampoco importaba . Aunque lo mas probable fuese a causa del temor y de los nervios.

Pero era tarde para echarse atrás. Aquello significaba dejar solo a uno de los estudiantes del príncipe cerca de la frontera de un país invadido, significaba poner en peligro su seguridad cosa que la reina no estaba dispuesta a permitir.

Pero tampoco podía seguir de aquella manera. Todos estaban en posición, aguardando el momento de ponerse en marcha, y la estudiante ya había roto su formación e ignorado sus ordenes antes de que la misión comenzase. Seguramente no de forma consciente, pero en aquellas circunstancias seria un peligro no solo para si misma si no también para sus compañeros. Sobretodo para sus compañeros estudiantes. Y corría muchas probabilidades de ganarse el odio de ellos.

Eso no podía seguir de aquella manera

El mago que debía encargarse de ella la había perdido de vista unos instantes entre tantos compañeros y estudiantes. La mujer se había detenido unos instantes y el mago estuvo a punto de alcanzarla... hasta que volvió a ponerse en movimiento y la persecución continuo... hasta quedar la mujer frente a ella.

La reina clavo sus ojos rojos en la joven unos instantes, y tras ello en su soldado. El cual con gesto apurado estaba apunto de abrir la boca. Yuuko alzo la mano, haciéndolo callar con un gesto silencioso antes de que pudiese abrir la boca. Le sonrió con suavidad,con comprensión.

-No te preocupes, yo me encargo. Quedas relegado de tu responsabilidad con los estudiantes, retoma posiciones.

Una oleada de viento y polvo siendo levantado hizo que la mujer alzase la mirada al cielo. El escuadrón wyvern acababa de despegar y pronto seria su momento de ponerse en marcha.

-Ve, estamos a punto de partir.

Ordeno. Y el soldado con una leve inclinación de cabeza abandono al lugar,dejando a la estudiante frente a la reina. La cual volvió a bajar su mirada a la joven. Con rostro serio pero una sonrisa suave en sus labios. Movió la mano a un lado, indicando a su acompañante que hiciese espacio entre ambos. Señalo el lugar.

-Tu. Conmigo. Si no te ves preparada o capacitada para luchar no lo hagas. Pero mantén la posición en todo momento y el grimorio abierto en tus manos. Debes de entender que no solo tu seguridad depende de ello, si no también la de los compañeros que te rodean. Así que presta atención y no abandones tu lugar a no ser que se te ordene lo contrario. A quedado claro?

Su voz era clara y seria,mas no estricta. Era autoritaria pero suave. Espero a que la mujer ocupase el lugar que le había indicado, la siguió con la mirada.

-Cual es tu nombre?
Yuuko
Yuuko
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer | Tactician

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Iwzg0SR
Jill [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] DTS2T23[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] VvOKntM

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] YvwSTdF

Gold :
962


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Mallory el Mar Ago 25, 2020 11:31 pm

Pudo ver por unos instantes como su carrera terminaba ahí, frente a la Reina, mientras sus pupilas se dilataban como si estuviera viendo directo al sol… Aunque no había nada de sol ese día. Los pasos de un hechicero de Durban retumbaron aun entre el lio que significaba prepararse para abrir frente, antes de que Mallory empezara a hacer tripas corazón para comerse, sin protestar, el regaño de su vida.

¿Sería solo un regaño, verdad? Que le tiraran del cabello cuando se distraía, o la golpearan con el grimorio cerrado era algo que ya venía sufriendo con algo de frecuencia en la academia cada que tenía la mala suerte de no ver donde debía. ¿Pero ahora? Su corazón se detuvo ante la idea de ser no solo regañada, sino despedida de la formación. ¡Como podría afrontar eso! ¡Había sido tan estúpida por no quedarse quieta! Quieta como ahora, aunque sus ojos clavados en la Reina con algo de temor, empezaban ya a querer humedecerse del miedo. No de los emergidos, sino de lo que pudiera decir.

No obstante, nada malo paso, al menos de momento. La Reina pidió que el otro hechicero se fuera, aunque con muchas dudas, para hacerse cargo ella ahora de… ¡Ah, que miedo! Mallory se mantenía casi petrificada, al menos hasta que finalmente se viera en la situación de que la Reina le dirigio la palabra, indicándole donde estar. Hizo un paso, luego volvió, haciendo una reverencia, y ya luego si se acomodo donde debía, con los labios tan apretados de la vergüenza que casi parecían que se los habían cosido. Un mal momento para que sucediera eso, considerando que lo ultimo que la Reina le solicitaría seria su nombre.

-Mmm…Mallory… Blacktall… Su alteza… ¡Gracias por su amabilidad!- Respondió, nuevamente con una reverencia, antes de acomodarse. ¡Debía dejar bien parado a su apellido! Y eso implicaría el doble de esfuerzo en este momento, ya que había metido la pata. No obstante, como buena niña, sabía que lo que mejor se le daba era esforzarse, y eso haría en ese momento.

Abriría su grimorio y acaricio suavemente las hojas hasta llegar al lugar indicado donde comenzaban los hechizos, casi como una pequeña cávala que le otorgaría suerte. Una muestra de amabilidad al libro, que debía ser recompensada posteriormente con una invocación exitosa a la magia arcana. La misma ya estaba presente gracias a la gran cantidad de hechiceros, y parecía que se mantenía pegada al suelo empujada por los aleteos de los Wyverns en los cielos. ¿O quizás lo que empezaba a pesar en el ambiente era la presión por hacer un buen desempeño? ¡Después de todo, era su primera vez con un batallón, ni que decir que pararse frente a una Reina!

¿Podría hablar… Preguntar algo… como se empezaba…? Volteo hacia atrás unos segundos, para ver qué era lo que los demás hacían, y al ver como empezaban a canalizar magia, les imito. Una situación engorrosa, pues… ¿Para que, para paralizar enemigos o para atacar…? Contemplaría su posición, antes de que su mirada se desviara completamente al cielo.

-¿Es eso…?- Murmuro, impresionada.  ¡Un grupo de pegasos, atacando a los jinetes Wyvern!... Y muy pronto a ellos si es que no hacían algo rápido, pero…

-No se que hacer….- Balbuceo afligida. ¡Nunca había tenido que usar su magia contra el cielo!
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] POvHqgT

Gold :
1141


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Yuuko el Miér Ago 26, 2020 2:28 pm

Ni siquiera les había dado tiempo a ponerse en marcha. Los jinetes wyverns que les iban a preceder durante el avance, que servirían como avanzadilla y en parte como partida de exploración , tampoco tuvieron oportunidad de alejarse demasiado. Sus figuras aun eran visibles en las cercanías cuando las mismas fueron atacadas por otras figuras voladoras , aunque el animal en su fuera distinto. Al igual que sus jinetes.

El objetivo era invadir y limpiar la villa ocupada , convertirla en una base para el ejercito. Y si bien lo ideal hubiera sido no entrar en combate hasta alcanzar su objetivo, no eran tan ingenuos como para creer realmente que aquello sucedería. Estaban en un país que había sido abandonado por sus dirigentes e invadido por esos seres, las probabilidades de encontrarse con emergidos en su camino eran mas altas que las de no encontrárselos. Por ese motivo los wyverns avanzaban primero. Para que con la velocidad y fuerza de sus monturas pudieran adelantarse al batallón principal, para que con su posición estratégica desde el cielo pudieran observar el camino que se les habría en frente y en caso de encontrar algún peligro en el mismo retroceder. Informar. Dar el primer golpe una vez entrasen en combate.

Pero su posición no solo les daba mas visibilidad, si no que también los hacia mas visibles. Y al parecer no habían sido los únicos que habían mandado a un batallón volador como explorador. Eso o el enemigo que acababa de acudir a su encuentro estaba compuesto únicamente de jinetes pegaso.

No importaba. Estaba dentro de lo esperado. No suponía problema alguno.

La reina tomo su grimorio entre sus manos , posando la palma de la misma sobre sus paginas. Aunque por el momento no creía que fuese necesario que conjurase su magia nunca estaba de mas prevenir.

Su ojos rojos viajaban entre el cielo y aquellos frente a ella. No contaban con arqueros , lo que significaba que en esos momentos los únicos capaces de luchar contra los pegasos y sus jinetes eran los jinetes wyverns de Daein y los magos de Durban. Los primeros ya habían iniciado batalla, acercándose al objetivo para atacar y tomando distancias para esquivar los golpes dirigidos hacia ellos. Manejando a sus monturas con maestría.

La voz a su lado hizo que por un momento dejase de prestar atención a la batalla.

-Si no sabes que hacer es mejor no hacer nada. Aun eres estudiante, no un soldado, y tu experiencia en batalla sera nula o limitada. Acciones aleatorias no harán mas que perjudicar a tus compañeros y al desarrollo de la batalla. Limítate a observar,analizar. Cuando hayas entendido la situación, entonces sabrás que hacer y podrás atacar. Fíjate.


Señalo con la mano al frente, por delante de la fila de magos que había frente a ambas mujeres, en el centro de la formación, se encontraban los estudiantes de la escuela de magia. Los cuales habían sacado sus tomos y habían comenzado a conjurar sus hechizos... pero ninguno de ellos había logrado finalizar los mismo ni lanzar ningún tipo de magia. Pues los magos de Durban a su lado lo habían impedido. Estaban hablando con ellos,señalando de tanto en tanto al cielo. Los magos en el exterior de la formación, aquellos sin estudiantes a cargo, eran los únicos que estaban lanzado ataques, y no todos ellos ni de manera constante.

Habia bolas de fuego por el aire, y flechas oscuras lanzadas a las alas de los animales voladores. Pero en los momentos clave en el que los wyverns tomaban distancia.

-Lanzar hechizos al aire tiene complejidad añadida si no estamos acostumbrados a ello. Es mas difícil medir la distancia con exactitud. Y en este caso nuestro objetivo esta luchando cuerpo a cuerpo con nuestros aliados, ambos en constante movimiento en dicha lucha. Hay que ser muy preciso no solo para alcanzar a los emergidos, si no también para evitar el fuego amigo.

Mientras hablaban dos de las figuras cayeron en la distancia, derribadas por lanzas y magia al mismo tiempo. Los jinetes wyvern que habían perdido a su presa continuaron con la batalla asistiendo a sus aliados, siendo en algunas ocasiones dos o tres wyverns contra un único pegaso. Rodeándolo por completo. En dichos casos la magia no atacaba a esos pegasos , pues no era necesario.

-Por eso mis hombres no han dejado que tus compañeros ataquen. Es lo mas sensato. Estáis aquí para aprender y cuanta mas experiencia adquiráis en un entorno como este, lo mas seguro posible para vosotros, mejor. Pero no a costa del bienestar de vuestros aliados... Y no conocemos vuestro control sobre la magia lo suficiente como para arriesgarnos en este caso. Ya se dará la ocasión en otro momento. El camino es largo... Ademas...


Señalo , esta vez al cielo. Donde cada vez mas figuras enemigas iban cayendo y poco a poco la cantidad de hechizos lanzados disminuía junto con ello.

-Si observas con atención no todos mis hombres están luchando. El viento puede interferir con el vuelo de los wyverns. Y el trueno es una magia especialmente peligrosa para ello, es mejor evitarla si es posible. No solo son por lo general débiles a ella si no que es particularmente ruidosa al alcanzar su objetivo. Si la bestia no esta acostumbrada a luchar junto con magos es posible que dicho ruido la altere y ponga en peligro a su jinete.


Mientras hablaban el cielo había sido despejado. Los jinetes daenitas se reunieron en el aire, y tras unos breves instantes uno de ellos se acerco al suelo. Dos minutos después volvió a elevarse, tras haber informado a su general y haber comprobado si las ordenes recibidas variaban o no tras el encuentro. No lo hacían.

Volvieron a ponerse en marcha. Y esta vez si, sin nada que los interrumpiera, no tardaron en perderse de vista.

-Es hora de partir para nosotros también....


Volvió su mirada una vez mas a un lado suyo. Hacia Mallory. Al menos esa vez había mantenido su posición.

-Lo has entendido Mallory? El porque no era tu momento de tomar parte? En ocasiones el hacernos a un lado es la mayor ayuda que podemos dar a los nuestros.


Antes de que la estudiante pudiera responder se pusieron en marcha. Hora de avanzar.
Yuuko
Yuuko
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer | Tactician

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Iwzg0SR
Jill [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] DTS2T23[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] VvOKntM

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] YvwSTdF

Gold :
962


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Mallory el Miér Ago 26, 2020 11:38 pm

El miedo siempre es el peor enemigo ante los momentos de incertidumbre. El mismo, como un hábil mago arcano, es capaz de paralizar o inducir a los movimientos mas equivocados que una persona puede hacer en un momento decisivo. Mallory lo experimenta en ese momento, descubriendo que esa amarga sensación no se debe a la presencia remanente de la magia oscura que hace unos momentos comenzó a manifestarse entre los hechiceros de Durban y los estudiantes de Daein. La misma proviene solo de ella, manteniéndola afligida y con su mente nublada con respecto a lo que debe de hacer. ¿Debe hacer algo verdad? Anteriormente la Reina Yuuko ha advertido que el bienestar de los demás también es su responsabilidad en ese instante, ¡Y lo tiene muy claro, demasiado! Es justamente entre sus miedos, lo que se acomoda después de ser un fracaso… Que por culpa de ello, termine alguien mal, de cualquier modo. O quizás antes, no lo tiene claro aun, no lo quiere averiguar tampoco.

No obstante, las palabras que pronto llegan a ella son como una caricia acompañadas de un consuelo. Suaves como las manos de una mamá que seca las lágrimas de su hijo, certeras como un libro que explica cómo funciona el mundo escrito por sabios. Quizás no era el momento de demostrar que podía hacer, porque simplemente no podía hacer nada al respecto. Los más sabios en ese momento se adueñan del campo de batalla, batallando en el cielo, acertando hechizos que se cuelan hábiles entre las nubes y las patas de Wyverns antes de chocar contra los pegasos que, por suerte, están demasiado lejos para oírlos chillar… O ver como explotan al caer.

Mallory solo sigue atenta la batalla, procesando cada palabra que la Reina Yuuko le dedica, como una profesora que de forma impoluta, maneja su clase a pesar del caos reinante. No se la ve nerviosa, de hecho, se la ve tan tranquila que de alguna manera esa serenidad llega al corazón de Mallory; y pronto ella deja de sentir como su cuerpo se contrae por el miedo, relajándose lo suficiente como para que todo ella no sufra esa noche al querer dormir, si puede. No es como si nada pasara, sino más bien, es la certeza de que nada malo les sucederá a ellos. Y eso es un alivio realmente grande al menos en ese instante, que mas alla de estar aprendiendo, le gustaría tambien ser eventualmente útil.

Poco a poco, el cielo se despeja de lo que ha sido la primera batalla, mientras los Wyverns rugen emocionados y sus jinetes los felicitas. En el suelo, los magos tambien se les ve satisfechos, esbozando una ligera sonrisa, apice de satisfacción en sus rostros. Por otro lado Mallory si sonríe, con plenitud, asombrada, ¡Genuinamente feliz! Su grimorio se apoya contra su pecho, que ya no palpita con miedo, sino con… ¿Entusiasmo?

-Realmente… Ha sido una experiencia muy importante… - Menciona, dedicando una sonrisa a la Reina, algo nerviosa porque no olvida en ningún momento quien es.  Sacudiendo su cabeza con fuerza de forma afirmativa. –¡Muchas gracias Reina Yuuko! Atesorare la enseñanza del día de hoy hasta el fin de mis días.- Añadirá con plena sinceridad, y es lo que piensa en realidad, sin dejar de agachar su cabeza en señal de respeto. No obstante ¿No se aproxima el momento en que no debe de hacerse a un lado…? Está al lado de una Reina, y aunque es consciente de que es nadie, le gustaría demostrar su valor.

Cuando la marcha de la campaña retoma, Mallory mantiene su vista al frente, realmente atenta, tan atenta que ni siquiera los pájaros que cantan y nunca ha visto antes logran hacerla distraer. Hay cierta sensaciones alrededor, a pesar de que pueda oír el murmullo de algunas personas que hablan por lo bajo, comentando la situación. Quizás un posible festín luego de eso. ¡Podría ser eso genial, pero no lo que busca! Al menos hasta que hay una señal visible, al menos para la muchachita.

-De suavecita que esta la tierra…- Comenta, de forma curiosa. Nada similar a la que venían pisando, algo dura por el frio y lo que seguramente era falta de lluvias. Rápidamente lleva su mirada hacia dónde va la Reina, y que es lo que ella hará. En todo caso, en buena hora, pues todo el batallón se detiene. Mallory ya abre su grimorio, mas atenta a lo que pueda suceder.
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] POvHqgT

Gold :
1141


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Yuuko el Jue Ago 27, 2020 2:41 pm

La reina corresponde a la sonrisa ajena, aunque no con tanta energía,si no en un gesto mas sutil. Asiente una vez,brevemente, indicando a su acompañante que le a odio.

-Todas las experiencias son importantes... Solo que en la mayoría de los casos no somos consciente de ello hasta mucho después...

Retomaron su camino de forma inmediata, y esta vez no tuvieron ni una clase de imprevisto. Al menos no hasta casi transcurridas un par de horas.

La distancia entre el punto de salida y lo que pretendían que fuese su objetivo no estaba excesivamente lejos, pero si que había horas de camino por delante. Lo habían planificado para que en el caso de que lo peor sucediera, que se encontrasen y tuviesen que presentar batalla contra números grupos de emergidos, aun así llegasen a la villa con horas de sol por delante. Para no tener que tomar la misma en la oscuridad.

Y por supuesto en aquellas predicciones estaban contemplados pequeños descansos a tomar en mitad del camino. Los hombres tanto de Daein como de Durban estaban acostumbrados al ejercicio físico y a largas marchas, aunque en el caso de estos últimos fuese recorriendo las islas o las cubiertas de los navíos. Suponían que en el caso de los estudiantes no era así, al menos no en el de todos, y que necesitarían algún que otro descanso mas que el de los soldados. Al menos para mantenerse atentos y poder seguir el ritmo de la marcha.

La reina pensaba que no faltarían mucho para que tomasen uno de dichos descansos cuando la voz de la joven,que se había mantenido en su lugar de forma correcta, le interrumpiese. Bajo la mirada al suelo, observando la tierra. La alzo al aire , donde vio como una de las figuras voladoras se acercaba, descendía levemente para gritar algo a las primeras filas, y volvía a alzarse y alejarse.Haciendo que todos se detuvieran.

-Habra sido pisoteada , lo suficiente para dejarla en este estado. Y recientemente, pues no a dado tiempo a que el frió lo endurezca. Lo que significa que acaba de pasar por aquí o un grupo excesivamente números, o un grupo con armaduras muy pesadas.

Y teniendo en cuenta que se habían detenido significaba que el enemigo estaba cerca y que ya venia.

Vio como los magos de primera fila comenzaban a conjurar sus hechizos. Y gracias a su altura aprecio a la distancia las siluetas, cargadas con armaduras pesadas y lanzas, que se acercaban a ellos.

-Ya están aquí, abre tu grimorio.

La propia reina hizo lo mismo con el suyo.

Se giro hacia la estudiante.

-Ahora es momento de que luches. Pero con prudencia. Entre tu y el enemigo hay varias filas de hombres, lo cual te mantiene a salvo. Y tu a cambio debes de mantenerlos a salvo a ellos. Debes de tener muy presente la forma que adopta tu magia, para que la misma no alcance antes a tu amigo que a tu enemigo. Asi como su alcance, para elegir un objetivo al que puedas llegar con tu magia. Si crees necesario dar un paso o dos hacia adelante para que tu objetivo entre dentro de tu rango hazlo. Pero sin moverte demasiado, debes de seguir manteniendo la formación siempre que sea posible y tu vida no peligre al mantener su lugar. Moverse un poco es correcto,es adaptarse a las circunstancias para que estas te sean mas favorables. Moverse demasiado es peligroso.

Espero un segundo a que sus palabras llegasen a la joven, a que las meditase. Volvió la mirada al frente los primeros hechizos, tanto elementales como arcanos, ya habían sido lanzados .Y eso junto con la infantería daenita en primera fila luchando de forma directa contra el enemigo, había hecho que algunos de las dos primeras filas cayesen derrotados al suelo.

-Preparada? Ataca con todo lo que tengas,pero con cabeza.
Yuuko
Yuuko
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer | Tactician

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Iwzg0SR
Jill [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] DTS2T23[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] VvOKntM

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] YvwSTdF

Gold :
962


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Mallory el Jue Ago 27, 2020 10:58 pm

Las palabras que nacen solo de un comentario curioso, terminan teniendo algún significado en alguien sabia como lo es la Reina Yuuko. Que sea capaz de responderle con rapidez porque se debía eso, era algo que realmente le asombro. Pronto todo el movimiento que el regimiento empezaría a tener empezaba a tener sentido, mientras señales aéreas eran mandadas y los soldados rasos se enlistaban sin titubear ni un poco.

Lo bueno es que no se siente tan perdida en ese instante, porque ha tomado el recaudo de ya abrir su grimorio. Acaricia nuevamente sus páginas mientras observa el panorama, antes de desviar  su rostro completamente a la Reina. No verla –aunque le dé un poco de pena hacerlo tan de frente- mientras la misma le está enseñando, sería una falta de respeto. Además, es mucho más fácil recordar las palabras cuando es capaz de tener un rostro  y una voz a quien asociar. La cabeza de Mallory asiente de forma energética, mientras las indicaciones van formándose en alguna idea que pueda ser útil, a pesar de su inexperiencia.

-No estorbar… Ayudar… No arriesgarse demasiado… No crear más tragedia…- Son cosas que se va repitiendo, antes de que tome aire y se concentre en su grimorio. Sus palabras para invocar no son muy audibles, pero al menos logra mantenerle el ritmo. Bajito, como un susurro melodioso –como una canción, dijo alguna vez su padre cuando aún vivía-, era más fácil seducir al favor de Grima cuando de tratar magia arcana se trata. ¿Y ahora qué?

“Debes tener presente la forma en que adopta tu magia” es la palabra que resuena en su cabeza, algo que irónicamente viene coincidencia a algunos pensamientos que Mallory mantiene hace unos días. ¿Cómo controlar su magia, cuando la misma es tan etérea, y ni siquiera es capaz de definir donde comienza y dónde termina? La sensación de miedo que trae consigo, el malestar que planta en los seres que la perciben, todo eso que nadie suele querer percibir de manera voluntaria, ¿Puede controlarse de algún modo? Son cosas que se plantea, mientras por un instante separa la diestra que acaricia las páginas del grimorio, para dirigirlas hacia el enemigo. Se mueve un poco, a los costados, buscando ver entre los espacios que dejan sus propios aliados con los enemigos que ya combate.

Es ahí cuando es capaz de ver los ojos rojos de los enemigos, que brillan, endemoniados por algún hechizo horrible que los mantiene así. Pero es ahí también el blanco, donde ha de ir la magia concentrada, hecha aliada para que no hiera al soldado que le ayuda, pero que tampoco estorbe demasiado. ¡Mallory no tiene buena puntería como el resto de los hechiceros que ve… pero si es buena adiestrando sus temores! A todos esos que junta, antes de señalar y dar la orden, enérgica. -¡Ve!- Dirá, antes de que el grimorio libere esa magia arcana que ha juntado, en una sombra que tiene forma, que camina como un animal, o más bien, corre hacia el enemigo con la ferocidad de una bestia. Y lo muerde, tomándolo por sorpresa, tal como si fuera un perro de caza, aferrándose a un objetivo que no quiere soltar.

-No lo sueltes….!- Pide bajito, como un rezo, mientras su cuerpo tiembla viendo aquello. ¡Es muy difícil dar forma a la magia… pero que feliz se siente ahora en realidad! Han sido tan solo unos segundos tan ínfimos lo que ha mantenido, suficiente para que el soldado aproveche la situación y de un corte con la espada sea capaz de llevarse consigo el brillo de los ojos del emergido… Pero también la anima que conjurara Mallory, deshaciéndose en el aire como si fuera una estela plutónica. No obstante se siente satisfecha… Pero…

¡También quiere que la Reina se sienta satisfecha con ella!

Por eso es que no puede grirar hacia ella para verla de nuevo, pensando algo ilusionada; porque entiende que ha de estar también ocupada con sus propios enemigos, si es por casualidad ha visto su hazaña. Y aunque no la haya visto, no importa, porque está determinada a repetirla, a mejorarla, a pulirla, y a volverse tan útil como se puede esperar de un Blacktall. La Reina Yuuko ha estado brindandole de sus valiosos consejos durante todo ese día, ¡No podría despediciar ninguno!

-¡En serio quiero serle útil, Reina….!- Es un deseo que manifiesta con algo de timidez, no sin dejar de estar atenta la batalla, rozando sus dedos con las hojas del grimorio otra vez. Una caricia anticipada, por un gran favor hecho.
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] POvHqgT

Gold :
1141


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Yuuko el Vie Ago 28, 2020 12:49 pm

La reina tenia el grimorio entre sus magos, pero no estaba conjurando su propio poder. En primer lugar con la cantidad de soldados y de ataques que recibía ya el enemigo no era necesario que ella también hiciese uso de su magia. El combate acabaría antes si, pero no era ese el objetivo. Si bien no era conveniente que se alargase demasiado por el peligro y agotamiento que eso requería , el objetivo de todo aquello era que los estudiantes de la escuela de magia de Daein ganasen experiencia en el campo de batalla. Si los soldados ya experimentados eliminaban a la mayor parte de los enemigos dicha misión carecía de sentido, pues los estudiantes se quedarían sin blancos sobre los que lanzar sus hechizos.

Yuuko no era la única que se había percatado de ello. Los soldados de la infantería daenita y los magos en primera fila si estaban atacando activamente, pues su misión era acabar con los emergidos y proteger a los estudiantes al mismo tiempo . En cambio aquellos magos que acompañaban a dichos estudiantes si que se estaban conteniendo en el uso de su magia, no haciendo uso de ella en absoluto o bien usándola como ejemplo para sus acompañantes. Observando su desarrollo con atención.

La monarca estaba atenta al campo de batalla,a todo lo que sus ojos y atención podían abarcar. Debía de vigilar el desarrollo de la batalla,comprobar que en todo momento mantenían la ventaja en el mismo, por si eran necesario modificar sus ordenes y hacer que todos los suyos,incluida ella misma , atacasen para acabar con ello. Debía de observar la actuación de los alumnos del príncipe, pues aquel era el objetivo de haberlos invitado. Aquello que la reina quería comprobar desde el principio. Y dado que Mallory estaba a su lado y parecía haberse convertido en la alumna a su cargo en aquella misión, cosa de la que no se arrepentía a pesar de que en un inicio no planeaba tener a ningún alumno personalmente bajo su vigilancia, debía de examinar de cerca el desarrollo de la mujer.

Así que su mirada no solo estaba en el campo de batalla, si no que también se desviaba con frecuencia hacia un lado suyo.

Por eso fue capaz de apreciar como la mujer conjuraba su magia , observando el proceso en silencio. La magia tomo forma y la mujer la siguió con la mirada, hasta que alcanzo su objetivo. Estaba impresionada. Pero no tuvo ocasión de pronunciarlo, la estudiante se le adelanto.

Giro su mirada hacia ella.

-Quien ha dicho que no lo seas? De todas formas no es algo por lo que debas preocuparte ahora mismo. Concéntrate en usar tu magia de la mejor manera que sepas y aprender todo lo que puedas. Tienes que ser consciente de tus fuerzas y debilidades, ser útil para ti misma, antes de poder centrarte en ser util para alguien mas.

Dio un par de pasos. Se coloco detrás de Mallory. Cerro su grimorio momentáneamente,para poder tener una mano libre que poder posar sobre el hombro ajeno. Se inclino levemente, quedando a la altura del oído ajeno.

-Tu magia tiene una forma maravillosa, me ha sorprendido. Con una forma tan definida es mas fácil de controlar, con esa bestia de oscuridad puedes esquivar a tus aliados y alcanzar a tu objetivo con facilidad... Pero le falta fuerza, duración. Debes de ser capaz de acabar con tu objetivo si así lo deseas, no solo inmovilizarlo para que otro le de el golpe de gracia. Porque si hubieras estado sola no hubieras podido acabar con el... pero el contigo si una vez se hubiese liberado y hubiese aprovechado el tiempo que tardas en conjurar de nuevo.

Se tomo la libertad de colocar un mechón del cabello ajeno tras el oído de Mallory,antes de descender una vez mas la mano al hombro.

-Que has sentido al llamar a la magia? Temor? Inseguridad? Quien controla a quien? La oscuridad esta en todo, y por ello es libre e incontrolable... Pero la oscuridad que surge de tu interior es tuya y únicamente tuya, y como tal esta bajo tu entero dominio. Debes recordar la naturaleza de la oscuridad, para respetar su libertad y dejarla ir una vez todo haya acabado, pero al mismo tiempo debes recordar también que mediante el hechizo eres tu quien esta al mando, eres tu quien tiene poder? La oscuridad es miedo, frió, soledad, un profundo abismo... es fuerte y asolador . Los demás deben temerlo, porque lo siente pero no lo entienden. Tu debes sentirlo, entender y controlarlo, para poder respetarlo pero no temerlo... Por eso dime. Que has sentido? Que ha pasado por tu cabeza mientras conjurabas el hechizo? Y porque eso?
Yuuko
Yuuko
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer | Tactician

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Iwzg0SR
Jill [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] DTS2T23[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] VvOKntM

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] YvwSTdF

Gold :
962


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Mallory el Vie Ago 28, 2020 11:19 pm

Que impactante ha sido el momento en que la Reina Yuuko se ha acercado a ella, casi tanto como cuando con un valor que saco no sabe muy bien donde, fue a ofrecerse mientras reclutaban en la Escuela. No obstante, ahora hay un abismo de diferente porque en principal, su nombre está siendo recordando por quien es una Reina, y no cualquier Reina… ¡La Reina del país de los hechiceros! Hay mucha emoción dentro de sí, tanta que eventualmente la misma se convierte en nervios, algo muy difícil de procesar para la inexperta Mallory. Su corazón retumba mientras observa a la Reina acercarse a ella, antes de haber declaro en efecto, que ¡Estaba siendo útil! Pero, había algo más.

El acercamiento a ella la ha dejado pasmada, con sus ojos abiertos con sorpresa, levantando un leve sonrojo en sus mejillas cuando la toca en su hombro con delicadeza, ¡Esta tan pero tan cerca! ¡Incluso es capaz de percibir el perfume de la Reina, alejando cualquier otro aroma como a acero o sangre! No obstante, todo es para indicar dónde debe de mejorar en ese instante. Por mucho que trata de fruncir sus labios para contener esa sonrisa propia de la alegría de sentirse halagada –y también algo nerviosa-, asiente suavemente a lo que ella señala. Su magia necesita que sea más duradera, y fuerte. Vislumbrar el destino, no es haber llegado después de todo. No obstante, algo falta en ella para que eso pueda suceder.

Un escalofrió la recorre entera cuando siente un pequeño mechón tras su cabello ser acomodado, haciéndola bajar la mirada algo avergonzada.

-¿Qué es lo que siento…?- Pregunta nuevamente, tomándose unos segundos para pensarlo, apremiándose también por la necesidad de reinsertarse en la batalla de ser necesario. En realidad, ¿Por qué..? Una sensación muy triste empieza a chocar dentro de pecho de Mallory, empujando la emoción de tener a una Reina aconsejadole con un tono tan amable a su oído. Es algo que hace escandalo, que se anuncia con rudeza en su interior. Es imposible contener de cierto modo lo que causa en ella, cada vez que es consciente de su mas profundo deseo. Aun sin quererlo, un poquito sus ojos se cristalizan por tan solo pensarlo en ese instante.

-Pienso… Que quiero convertir todo mi miedo y tristeza en algo fuerte y feroz… Porque no quiero que nadie más vuelva a morir por mi…- Confiesa con un nudo en su garganta, que le entrecorta un poco la respiración que se ha vuelto pesada, como si las nubes hubieran bajado hacia el piso, aplastándola de forma invisible. Aunque en realidad, le pesa el alma, por culpa.

–Quiero cuidar a quienes quiero, Reina Yuuko…- Confiesa con una sonrisa que tiembla, ansiosa. Respirando de forma profunda entonces, pasa rápidamente el dorso de su mano, tallando sus ojos rápidamente. ¡No es digno mostrar ese comportamiento en batalla! ¿Qué es lo que dirían sus compañeros si se enteraban que se habia puesto a llorar como un bebe? Ahora Mallory sonríe de nuevo, guardándose sus miedos otra vez.

-¿Me permitiría cuidarla, Reina Yuuko?- Pregunta entonces, antes de volver a levantar su vista de forma serena, ligeramente mas segura.

El grimorio entre sus manos parece responder a su voluntad, que con una nueva caricia, con cariño, Mallory le susurra. –Por favor…-. Pide permiso a su herramienta de batalla, antes de que nuevamente sea capaz de conjurar a esa bestia que responde a su llamado. El éter arcano como una humareda, se compacta nuevamente hasta formar un pequeño monstruo del tamaño de algún lobo de las montañas de Daein. Y sin demora se abalanza nuevamente hacia el enemigo, corriendo entre las piernas de soldados para ir hacia la caza de algún emergido. Un arquero por ejemplo, que se ve sorprendido por el ánima que se ensaña con su brazo, antes de atacar directo a su cuello.  

Ya no se verá entonces los ojos brillantes del emergido, pero aun relucen entre las tinieblas que se amontonan en aquella forma, el destello de algo vivo. Algo que espera una nueva orden, señalada por un gesto de Mallory, algo titubeante, hacia un nuevo objetivo. ¡Solo un poco mas! Si bien no ha llegado a destino, si que lo ha visto desde donde está... Y esta tan cerca....
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] POvHqgT

Gold :
1141


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Yuuko el Sáb Ago 29, 2020 8:52 am

Creer que se entienden los sentimientos ajenos es algo presuntuoso, pues muchas veces aunque se consigan poner en palabras las mismas no bastan para explicar de forma apropiado los mismos, la profundidad de ellos. A veces incluso uno mismo no es capaz de identificar sus propios sentimientos, siendo asi como es posible explicárselo a los demás? El objetivo de la pregunta de la reina no era entender los sentimientos que Mallory ponía en su magia, si no que la misma reflexionase en ellos una vez mas y quizás de esa manera viese lo que antes no había visto.

Pero aun así creía entenderlo, aunque fuese un poco mas , el porque de un poder tan definido pero con tan poca fuerza. Pero quería comprobarlo, aunque fuese una vez mas.

-Adelante.

Respondió suave ante su pregunta. Yuuko era consciente de que no necesitaba ser cuidada, al menos no en ese momento ni en ese lugar. Pero también era consciente de que permitiendo que otros lo hiciesen habría ciertos beneficios. En el caso de sus hombres ganaban tranquilidad a la hora de luchar, al saber que su monarca estaría siempre protegida y a salvo por uno de sus hombres u otros, les daba paz. En el caso de Mallory parecía que era algo que ella necesitase. Así que se lo otorgaría.

Gracias a los esfuerzos juntos de tanto soldados de Daein como el de los magos de ambos países la gran mayoría de objetivos ya habían caído, cada emergido recibía varios ataques simultáneamente, debido a que no todos ellos estaban en el rango de ataque y por ello no todos eran objetivos de armas o magia. Así que no tardaban en caer. Y era cuando caían cuando avanzaban para hacer frente a la segunda linea de enemigos, si no eran los propios enemigos los que acudían a ellos antes. Siendo así el numero de objetivos que había era cada vez menor y la estudiante a su lado solo tendría un par de oportunidades mas, tres como mucho, de encontrar un blanco vivo al que dirigir su poder.

Fue por ello que la reina guardo silencio y espero por una nueva demostración de la magia ajena. La forma era mas definida. Se movía con mas agilidad y libertad que de antemano y la duración del hechizo parecía haber mejorado. Sus palabras habían ayudado. Pero... un poco... faltaba solo un poco mas...

-El miedo es peligroso. Podemos predecir cuando o porque aparecerá, pero también puede acudir a nosotros de forma inesperada. Nos paraliza, nos hace actuar de forma imprudente... Es muy volátil. Porque en ocasiones somos nosotros quien o controlamos a el, y a cambio otras veces es el quien nos controla a nosotros. Por eso parte de nuestra arma es hacer que nuestros enemigos nos teman. Convirtiendo tu miedo y tristeza en tu poder lo controlas, pero siguen siendo emociones negativas muy fuertes... y siempre esta allí... la incertidumbre de que ello te controle a ti. Quieres darle una salida a tus sentimientos negativos? Un propósito? Perfecto. Así seras tu quien tenga el control. Pero no te limites solo a la tristeza o el miedo. Si esos son los sentimientos que dan forma a tu magia usa la ira para fortalecer la misma. Quieres proteger a tus seres queridos? Enfádate con aquellos que quieran hacerles daño, odia a los que pongan en peligro aquello que quieres... y usa ese odio para hacerles daño. Sin piedad. Porque aquellos que deseen arrebatarte lo que es importante para ti no merecen piedad, ni dudas de tu parte... Solo merecen ser devorados por la oscuridad.
Yuuko
Yuuko
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer | Tactician

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Iwzg0SR
Jill [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] DTS2T23[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] VvOKntM

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] YvwSTdF

Gold :
962


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Mallory el Sáb Ago 29, 2020 7:11 pm

¿Faltaba poco verdad? Mallory empieza a sentir un poco de cansancio, tras la larga caminata y el uso de su magia oscura… ¡Encima ha logrado avances que para ella son geniales! … Pero aún falta mucho que pulir, y es una realidad aplastante que la hace mantener los pies sobre la tierra más rápido de lo que sus anhelos son capaces de volar en segundos. Es la voz de la Reina quien termina siendo un ancla a la verdad en ese momento, algo mágico de cierto modo, pues la misma se transforma rápidamente en una brújula mágica. Y las direcciones que hasta ese instante han sido impolutas para Mallory, se tornan también de forma abrupta, algo difícil de interpretar, o mejor dicho, de seguirlas….

La propuesta que viene de la Reina Yuuko es algo implacable para la joven que se siente evidenciada en un corazón demasiado blando en algún punto, ahora por ejemplo. Básicamente la Reina la invita a sentir odio, y por ende, dejarse llevar por un sentimiento de venganza que le otorgue poder. ¿Qué mejor forma de asegurarse de que la rabia se encamine bien con un objetivo y plan trazado? Cuando se busca venganza, no hay lugar para miedos de ningún tipo, ni lamentaciones posteriores… ¡Y eso es algo demasiado fuerte para Mallory! Siendo esos sentimientos que busca esquivar constantemente, puede igualmente entender las razones en donde apelar a ellos, pueda volverse una estupenda idea. El consejo básicamente le señala también un atajo en el dominio de la magia arcana, una opción sumamente tentadora para alguien inexperta como ella.

No obstante, ¿Es suficiente ese motivo para Mallory? ¿Es en todo caso, el único camino que puede tomar para llegar algún día a la excelencia que busca? La duda la deja ligeramente pasmada, mientras procura procesar aquello que ha oído con cierta culpa. ¡Nunca ha sido alguien que se dejase llevar por rencor y odio! De hecho, ¿Alguna vez ha buscado hacer daño a alguien a propósito? Seguramente si, y seguramente se ha arrepentido en el instante por ello. ¿No sería entonces un camino a la excelencia, pero que también la amarra directamente a un grillete tan pesado como lo puede ser la culpa y el arrepentimiento? El solo pensar aquello hace que su estomago se revuelva, con más peso incluso por el cansancio que lleva encima.


-Sentir odio…?-
Murmura con duda, antes de con una mirada un poco lastimera volviera nuevamente hacia el grimorio, y la batalla que se lleva en frente y parece que falta poco para acabar. La magia otra vez se canaliza en ese éter que absorbe  la luz del día, compactándose en otra bestia bajo el mando de Mallory. Esta no obstante, a pesar de ser un poco mas grande, también se le ve torpe. Es incluso tímida mientras avanzas hacia los emergidos que, pasmados por su extrañeza, no logran esquivar lo suficientemente rápido los zarpados que esa anima atormentada empieza a dar, algo enloquecida, como si también estuviera asustada. Un entretenimiento que dura unos segundos, al menos antes que los soldados Daeinitas pongan con sus lanzas desde los wyverns, que miran con curiosidad al momento que aquella pesadilla desaparece como si fuera un diente de león al viento.

¡Qué retroceso ha sido ello! Y Mallory es demasiado consciente, pesando e incrementando ese mismo malestar que la ha asaltado hacia unos segundos, creando una sensación de vacío insoportable dentro de sí. Incluso tiene vergüenza de levantar un poco su mirada para observar  a la Reina en ese instante, que tan amablemente le ha acompañado y ha aconsejado durante toda la batalla. Haber fallado durante el último tramo seguramente ha sido un insulto para su tan impoluta asesoría ¿Qué es lo que podría hacer en un momento así…? Cabizbaja, se dirige a ella.

-Realmente lo siento, Reina Yuuko… Aun me falta mucho que entender sobre la magia arcana…-
Es lo único capaz de decir, haciendo una pequeña reverencia que acompañe sus disculpas.
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] POvHqgT

Gold :
1141


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Yuuko el Sáb Ago 29, 2020 8:53 pm

El odio al parecer no es la respuesta, al menos no para la joven a su lado. Su magia a ganado tamaño si, pero a cambio a perdido control y precisión. Es inconstante. Siendo así no solo puede tornarse en contra de sus aliados, herir sin querer a aquel que este demasiado cerca de dicho poder, si no que también puede dañar a aquel que conjura la magia. Pues puede perder el control en el mismo instante en el que el conjuro termina de abandonar sus labios.

No, es preferible sus hechizos anteriores, donde la bestia era constante y se movía con agilidad y movimientos certeros hacia su objetivo. Aquello había sido un paso atrás, y siendo así debía de buscar otro camino.

La reina observo como los últimos cuerpo caían. Y como confirmación a ello la magia ceso y las armas de los daenitas se alzaron, celebrando su vitoria. Los wyverns que los sobrevolaban comenzaron a volar en círculos,celebrando de dicha manera el objetivo logrado.

La monarca paseaba su mirada de un lugar a otro, hasta que la voz a su lado llamo su atención una vez mas. Si no controlase tan bien sus gesto faciales habría arqueado la ceja , un tanto extrañada  por las palabras ajenas. Pero en su lugar su rostro permaneció calmado y su voz suave.

-Por supuesto que aun te queda mucho por aprender y entender. Aun estas estudiante. Y aunque ya no fueses estudiante siempre habrá algo de la magia arcana que no comprenderemos, un conocimiento que aun no habremos alcanzado o que ni siquiera sepamos que existe... Pero lo importante es ser conscientes de ello. Quien cree que todo lo conoce y lo comprender deja de intentar aprender, de intentar entender... Y eso se convierte en su perdición.

Se movió levemente, quedando esta vez frente a la joven. Poso una vez mas la mano sobre el hombro ajeno, se inclino levemente para que sus ojos quedasen a la altura de los de Mallory.

-Si no lo intentas nunca sabrás si funcionara. Una derrota no significa necesariamente que hayas perdido, en ocasiones se aprende y se gana mas de ellas... Lo has intentado y no ha funcionado. El odio no es para ti y ahora lo sabes. Pero hay sentimientos igual de intentos y oscuros. Puedes probar con la ira, es tan intensa como el odio pero no es tan definitiva... pero puede que tampoco funcione. Y tampoco lo sabrás hasta que lo pruebes. Y hoy estáis aquí para eso, para probar...

Una voz llamo a la reina a sus espaldas, y la misma se incorporo unos instantes y se giro para encarar al soldado daenita que acababa de mostrarse frente a ella. Su mano continuo sobre el hombro ajeno , pues aun no había terminado y no deseaba que se moviese de su lugar.

El hombre le indico las instrucciones de su general. Aprovecharían esos instantes para descansar, mientras algunos de sus hombres despejaban el camino que en esos momentos se encontraba lleno de cuerpos derribados. Seguramente los apartarían a un lado para que pudieran continuar con su travesía. Yuuko le indico que le había escuchado asintiendo levemente con la cabeza y le dio permiso para retirarse. Y así lo hizo. Basto una mirada de la reina al mago a su lado para que el mismo entendiese y dejase su lugar, para ir a comunicar al resto de soldados de las islas y a los estudiantes que era momento de descansar.

Y tras ello volvió a girarse, a encarar a Mallory, solo que esta vez no se agacho. Se quedo recta,mirándola ligeramente por encima.

-La magia tiene ciertas reglas, ciertas instrucciones que seguir. Algo que es fácil de transmitir y de aprender. Tenemos unos grimorios en concreto para usar, determinados hechizos que pronunciar usando ciertas palabras para ello... Pero no solo se trata de grimorios y de hechizos. Si así fuera no seria necesario que experimentásemos el ritual. La magia arcana es parte de nosotros y como tal es algo muy personal. Lo que para algunos sera una certeza no lo sera para ti, lo que te funciona a ti puede que no funcione para tu compañero. Depende de ti encontrar la mejor manera de conjurar y usar tu magia. Y para ello debes conocerte a ti misma, y experimentar, y equivocarte, y frustrarte, y volver a levantarte... todo forma parte del proceso. Un proceso que es mas sencillo para unos que para otros. Pero siempre consigues alguna respuesta de ello... Aunque la respuesta no siempre sea el final. Después de todo es parte de nosotros, y a medida que nosotros cambiamos y evolucionamos nuestro poder lo hace con nosotros. Para algunos es un camino eterno...

Sonrió, con algo de malicia esta vez, sin nada de la suavidad anterior.

-Pero eso es lo que lo hace interesante, lo que le da tanto poder... No todo el mundo es capaz de sobrevivir al ritual, no todos pueden cumplir ese primer paso para ser un mago arcano... Deberías sentirte orgullosa solo por serlo.

Separo la mano del cuerpo ajeno.

-Ahora descansa. Dentro de poco retomaremos nuestro camino, aun falta para llegar a nuestro destino... Tengo que ir a comprobar el estado del resto de los estudiantes.

Y tras ello la mujer le dio la espalda y se encamino hacia el centro de la formación. A comprobar el estado de los suyos y de los estudiantes antes de que fuese el momento de ponerse en marcha una vez mas.
Yuuko
Yuuko
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer | Tactician

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Iwzg0SR
Jill [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] DTS2T23[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] VvOKntM

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] YvwSTdF

Gold :
962


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Mallory el Dom Ago 30, 2020 8:26 pm

Lo que hubiera esperado en ese momento, habría sido silencio. Despues de todo, al menos es lo que se espera de alguien decepcionado, eso o quizás algun regaño, mas la Reina Yuuko no parecía ser alguien que pudiera perder sus estribos con facilidad. Por eso es que Mallory mantiene su cabeza baja, expectante a lo que pudiera pasar, mas nunca a lo que en realidad sucedió.

El modo en que la Reina volvió a hablarle, le dio confianza para que por lo bajo, levantara su mirada. Oír la tranquilidad con la que transmitía sus palabras, resaltando su imagen tan magnífica entre el resto del paisaje árido y frio… El blanco bordado en rojo, el blanco de la piel de la Reina, junto también a sus ojos carmines que resaltan entre lo gris de lo alrededor. ¿No es una estampa que podría no olvidar nunca? No obstante, Mallory aun se muestra acongojada por su retroceso, antes de verse algo sorprendido por el acercamiento tan familiar y suave de la Reina… Lamentablemente sigue demasiado abatida como para que sus mejillas vuelvan a sonrojarse un poco por la pena que le produce ello. Pero prefiere concentrarse en oir lo que le dice.

La aparición de un soldado entonces, termina distrayendo por unos momentos la lección que estaban dando. No son cosas que se hablen en secreto, pero Mallory se encuentra lo suficientemente cerca como para poder oír con claridad que es lo que se solicita y que es lo que se hará… ¡Y aun así, no lo hace! Pues sus pensamientos están centrados ahora en lo que la Reina ha dicho: no sirve para odiar, siendo gracioso porque es una certeza que tuvo siempre. Si se encontraba de pie ahí, en ese lugar, en esas circunstancias…; eran por razones demasiado ajenas a la venganza o algo similar.
Su camino se había construido a través de otros sentimientos completamente diferentes al odio o la venganza, y realmente no le gustaría abandonarlos para poder seguir avanzando. De hecho, quería ser agradecida, y hasta ese entonces, no podía negar que su vida fue lo suficientemente buena a pesar de lo todo que le faltaba. ¿Entonces tiene derecho a odiar..? ¡Podría ser que si… pero no quiere hacerlo! No cuando el odio solo la hace sentir vacía, pudiendo ser plena.

Despertaría nuevamente cuando la Reina girase hacia ella, esta vez, confirmando lo que guardaba como una esperanza. ¡Podría construir su propio camino, aunque el mismo no fuera el más normal para el promedio! Después de todo, ¿Grima ya la había aceptado, no es así? Y no solo Grima, sino la gente que ella quería lo hicieran. Lo hicieron sus padres adoptivos, sus hermanos, ¡El Príncipe Pelleas como su alumna y ahora la mismísima Reina del país de los hechiceros!

Mallory reacciono inmediatamente al ver la sonrisa de la Reina Yuuko, mas la sonrisa que le devolvía ahora no tenia malicia como la suya, sino genuina felicidad, algo que incluso se veía en su mirada que parecía volver a brillar.

-¡Muchas gracias Reina Yuuko!- Fue lo último que pudo decir, nuevamente con una reverencia para despedirla. Aunque Mallory nunca podría hacer las suficientes reverencias para realmente darse por satisfecha con la enorme gratitud que sentía ahora por ella.
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] POvHqgT

Gold :
1141


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Eliwood el Lun Ago 31, 2020 11:25 pm

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Yuuko ha gastado un uso de su tomo de Worm.
Mallory ha gastado un uso de su tomo de Worm.

Ambas obtienen +2 EXP.


Ficha | Relaciones | Cronología
Gracias a Roxy por el nuevo avatar!! <3


AWARDS!:
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Scf7o0
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Iwzg0SR
Lyndis [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] NqTGGyV

Experiencia :
[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Iu4Yxy1

Gold :
583


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado] Empty Re: [Campaña de conquista] En las fronteras hallamos nuestra unión [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.