Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Campaña de liberación] Quien sabe magia no necesita trucos. [Priv. Mallory]
por Mallory Hoy a las 12:22 am

» [Misión] Inmortal [Arngeir, Alice, Seraphiel]
por Seraphiel Ayer a las 5:50 pm

» Transacción entre personajes
por Zephiel Ayer a las 5:15 pm

» [Social] Expect nothing, appreciate everything [Priv. Luzrov]
por Kurthnaga Ayer a las 8:52 am

» Registro de Support
por Garou Sáb Mayo 30, 2020 2:32 pm

» Tienda de armas
por Alice Schuberg Sáb Mayo 30, 2020 6:17 am

» Venta de artículos
por Alice Schuberg Sáb Mayo 30, 2020 6:16 am

» Ausencia~
por Aran Vie Mayo 29, 2020 5:54 pm

» Convoy
por Eliwood Vie Mayo 29, 2020 3:49 pm

» [Misión] Espada de Sellos [Mallory, Hana, Shade]
por Narrador Vie Mayo 29, 2020 3:46 pm

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Empty [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion)

Mensaje por Dorothea Arnault el Mar Mar 31, 2020 8:22 pm

Había escuchado de un país que había terminado arrasado por los emergidos pero que luchó valientemente hasta el más triste final, tal relato causó que se le llenara el corazón de pena por lo que sucedió en ese momento. ¿Qué habrá pasado con las esposas e hijos de los soldados caídos en esa cruel guerra? ¡Le daba ganas de llorar imaginarse el dolor que debieron de haber sufrido esas familias al enterarse de noticias tan amargas como aquellas! Pero, ahora mismo ella podía aportar su granito de arena para que aquel país volviese a la gloria de antaño en honor a los caídos que dieron su vida deseando que su país vuelva a ser el de siempre. Patriotismo en estado puro, era algo que la castaña admiraba por sobre todas las cosas pues no dejaba de ser admirable como una persona daba su vida por la gente, aunque a su vez era increíblemente triste.

El permiso de sus superiores en la academia lo había conseguido con facilidad y aprovechando que con eso podría ser recompensada al menos con logros en su academia, ¡no tenía nada que perder! Además era ayudar a un país que luchó con valentía contra esas bestias. El viaje no fue demasiado largo porqué estaban en el mismo continente, ¡se le había proporcionado viaje en un pegaso junto a un caballero que no tardó en llegar a su destino y dejarla amablemente en el lugar! Para después quedarse ahí esperando que Dorothea acabe la misión que había decidido tomar.

─ ¡Vaya! Es terrible lo que pasó.─ Una playa completamente desierta sin una sola alma que caminara por ahí, veía a los alrededores casas viejas y claramente abandonadas porqué no había ningún indicio de que hubiera gente ahí. Por si era atacada, estaba armada con una espada de bronce y tenía ropa ligera para moverse con comodidad... Por supuesto: ¡Era el uniforme de la academia de Garreg Mach! Sentía que era mejor ir de esa forma. Además estaba completamente glamourosa de esa forma, si iba a matar emergidos lo iba a hacer viéndose bien, ¡que llevar una gran armadura no era para nada lo suyo! ¡Y con eso seguramente podría espantar a la gente! Al menos eso era lo que pensaba: Un aspecto bonito podría atraer la atención de los hombres y mujeres mientras que uno rudo seguramente causaría mala impresión en ellos, que era todo lo opuesto a lo que ella quería.

¿Y si tal vez...? ¿¡Encuentra el amor ahí mismo!? ¡Se emocionaba ante la idea! Esperen...

Qué. . .

¡Se había metido demasiado en sus pensamientos sobre el encuentro con un romance que estaba a punto de ser asesinada por un...! ¿soldado? ¡No tenía tiempo que perder! Por lo que retrocedió antes de recibir un corte profundo y desenvainó su espada, realizando un movimiento rápido para vencer de una estocada profunda en el cuello a su enemigo, ¡que no pudo hacer un bonito movimiento porqué casi la mataban! Que mala suerte─ ¿Más? ¡Me vieron! Bueno, tendré que bailar y luego cantaré sobre ésto~ Jaja~ ─se lo intentaba tomar de manera divertida. Aproximadamente eran unos cuatro que se acercaban a ella mientras la castaña empezó a correr buscando un terreno que le fuese favorable.

Tenía que aplicar lo que le enseñaron.
Dorothea Arnault
Dorothea Arnault
Afiliación :
- VALM -

Clase :
Dancer

Cargo :
Cantante

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Espada%201

Experiencia :
[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Jm5byz1

Gold :
121


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Empty Re: [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion)

Mensaje por Virion el Lun Abr 06, 2020 12:53 pm

-Mi señor, con todos mis respetos… ¿Está seguro de que tiene que venir con nosotros?-preguntó uno de los soldados de Virion, por cuarta o quinta vez.

Virion decidió ignorarlo. Ya había dado sus motivos y estaba cansado de repetirse. Sabía más que de sobra lo atípico que era que el señor de estas tierras y el comandante en jefe de aquella guerra liderase un mísero grupo de reconocimiento en vez de preparar la estrategia en la base que habían instalado en el puerto. Pero el duque tenía sus razones para salir a explorar.

Quería conocer. Quería saber de primera mano qué era lo que los Emergidos habían hecho con su tierra. Mucho tiempo había pasado desde que se vio forzado al exilio, y aunque había recibido noticias del estado de su ducado, siempre era de testimonios de terceros. Virion quería ver en persona lo que aquellos monstruos habían hecho con su amada tierra. Conocer el precio que había supuesto dejar en manos de aquellas malévolas criaturas su preciado hogar.

Y lo que veía básicamente era lo que esperaba, pero aun así, no dejaba de ser menos doloroso. Casas abandonadas y en ruinas, arrasadas por aquellos monstruos. A los Emergidos no les interesaba el oro o la plata, no estaban interesados en saquear ningún edificio. En vez de eso, lo destrozaban todo a su paso, sin ningún miramiento, sin ninguna compasión. Virion los odiaba por eso. Jamás perdonaría su existencia.

El grupo de reconocimiento que Virion lideraba llegó a las playas de Rosanne. Con poco que destruir, las playas mantenían la misma belleza paradisiaca que recordaba. Las olas del mar sonando mientras golpeaban la arena blanquecina, el olor a sal y pescado, el cielo azul. De ser otra la situación, el arquero se sentiría tentado de tomarse un chapuzón.

Pero no, estaba en una misión. Y además, una que pronto implicaría entrar en combate. Un grito, claramente de mujer, llamó la atención del duque. Rápidamente, sus agudos ojos de arquero pudieron ver que estaba pasando.

Una hermosa mujer estaba siendo perseguida por un grupo de cuatro Emergidos. Bueno, decir hermosa es quedarse corto. Muy corto. Cortísimo. Aquel pelo castaño ondulado, aquel rostro refinado y dulce, aquellas curvas sensuales, aquellos andares que incluso corriendo no perdían la gracia… Era casi imposible de creer que hubiera alguien tan bello en ese universo. Pero allí estaba. Y como no, los Emergidos estaban dispuestos a destruir otra bellísima obra de la Creación.

Pero Virion no lo iba a permitir. Enseguida sacó su arco y una flecha de su carcaj, y apuntando con precisión casi automática, logró acertar en la frente del Emergido que estaba más cerca de la muchacha, haciendo que cayera muerto al instante. Inmediatamente después, dio la señal con el brazo, señalando a los tres Emergidos que quedaban. Sus hombres sabían lo que tenían que hacer. Espadas, lanzas y hachas en mano corrieron hacia el enemigo, dispuesto a liquidarlo. Tenían la superioridad numérica y eran soldados experimentados en el combate contra Emergidos, por lo que Virion sabía que la victoria estaba asegurada. Aun así, había que garantizar la seguridad de la mujer que todavía estaba siendo perseguida.

-¡¡Por aquí!! ¡¡Venga por aquí, damisela!! ¡¡Nosotros la salvaremos!!-gritó Virion haciendo señales con la mano para que la mujer la viese y pudiera correr hacia donde el arquero se encontraba.

Virion no sabía quién era esa mujer, o cómo había acabado allí. Le sonaba el uniforme que llevaba, pues era propio de los estudiantes de Garreg Mach, al norte del ducado. Pero aquello no tenía importancia de momento. Lo primero de todo era asegurar la seguridad de la muchacha y salvarla de aquellas criaturas malévolas. Luego habría tiempo para preguntas… y para alabar la infinita belleza que mostraba, y que dejaba al duque básicamente anonadado de lo guapísima que era.
Virion
Virion
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Sniper

Cargo :
Duque | Custodio

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Arco de Acero [4]
Narcissus [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) JEIjc1v
Ram [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Arco 2

Experiencia :
[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) R5AMTTX

Gold :
3284


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Empty Re: [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion)

Mensaje por Dorothea Arnault el Jue Abr 09, 2020 6:12 pm

ÉSAS COSAS ERAN VELOCES, estaba realmente impresionada por la rapidez que los emergidos tenían para moverse a través del terreno, que para su desgracia estaba siendo una desventaja para la mujer de unos dieciocho años de edad, se acercaban demasiado y por supuesto con eso los latidos de su corazón se aceleraban conforme daba un nuevo paso. Tenía el presentimiento de que iba a morir por no venir lo suficientemente preparada y era algo que lamentaba, ¿¡porqué en lugar de ir sola no fue en compañía de al menos unos pocos caballeros del monasterio!? Éso le hubiera bastado para estar a salvo de los ataques emergidos. ¡Ya uno estaba lo suficientemente cerca como para darle un golpe mortal que la mataría en un pequeño instante! ¡Oh, extrañaba tanto a sus compañeros de casa en éste mismo momento! Seguramente la delegada de un hachazo podría haberla sacado de ese apuro.

Se había dado la vuelta en un pequeño instinto de supervivencia observando cómo el emergido estaba a punto de darle un hachazo y de la nada, cayó al suelo. ¿¡Qué!? ¿¡Más soldados en el campo de batalla!? Y debía deducir que ahí había un arquero de gran habilidad por haber sido bastante preciso en ese disparo lo que podría ser una muy buena o una muy mala señal, como podría ser un aliado de gran valor también podría ser un mortal enemigo que con un solo flechazo podría matarla aunque ella intente huir. ¿Si estaba asustada? Lo estaba y mucho, no se imaginaba que pasaría tanto peligro por más que no fuese un campo de batalla lleno de soldados, tenía tanto miedo que podría esconderse y llorar, cosa que intentaba no demostrar.

¡¡Pero un salvador había llegado para salvarle el día!! ¡Seguramente fue ese hombre quién le salvó la vida! Apenas escuchó ese grito que era un llamado de atención para ella no tardó en seguir la dirección que le indicaban acelerando su paso y corriendo lo más rápido que podía. Estaba tan feliz que podría ponerse a cantar en ese mismo lugar─¡Ahí voy mi caballero~!─aceleraba el paso lo más que podía para acercarse al hombre que consideraba su salvador y que había dado ese grito ignorando por completo el escenario de los soldados que gracias a su ventaja numérica habían logrado liquidar a los emergidos que habían en la escena, teniendo apenas daños de parte de esos monstruos así que de momento se podría considerar como una victoria, de momento. Aún así la castaña estaba demasiado concentrada en llegar a su objetivo tanto que no pudo evitar acercarse lo más que pudo y después dar una elegante reverencia al mismo conteniéndose por completo las ganas de saltarle encima, porqué ésa era su intención.

Pero ya que fue tan amable. No iba a hacer eso por temor a incomodarlo─¡Oh~! ¡Estoy taaaan~ agradecida! En serio me descuidé y casi no la contaba. ¿Podría saber el nombre de mi salvador~? ¡Qué además de valiente es tan guapo~! ¡Mi corazón se acelera al ver tanta belleza! Estoy muy feliz~─se rió y le guiñó un ojo─Puedes llamarme Dorothea, estoy a tu disposición, precioso~─
Dorothea Arnault
Dorothea Arnault
Afiliación :
- VALM -

Clase :
Dancer

Cargo :
Cantante

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Espada%201

Experiencia :
[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Jm5byz1

Gold :
121


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Empty Re: [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion)

Mensaje por Virion el Lun Abr 27, 2020 2:55 pm

La damisela a la que había salvado de los Emergidos empezó a correr en dirección de Virion. El duque siguió moviendo la mano para seguir llamando su atención, pero solo un segundo más. En seguida se detuvo, conmovido por la imagen que sucedía delante de sus narices.

No podía creerlo, aquello era asombroso. La forma en la que se movía aquella hermosa dama mientras corría por su vida… Eran tan grácil, tan cuidada y a la vez tan precisa… No había palabras para describir los movimientos de aquella doncella. Estaba corriendo veloz para evitar que la matasen los Emergidos, pero si le hubieran dicho que estaba bailando, el duque se lo creería.

Y aquella voz… Una voz tan dulce, tan melosa, tan aterciopelada. Una voz sublime, suprema, majestuosa. De las que solo se escuchan en las óperas de más alto prestigio. A Virion es fácil hechizarlo con una bella mujer, pero aquella en concreto saltaba todas las escalas. Era la hermosura personificada, en todos sus rasgos, en todas sus facetas. No solo tenía un físico admirable, se movía de forma preciosa y su voz era de dioses. El arquero no podía olerla desde aquella distancia, pero seguro que además olía a flores.

La dama llegó hasta donde se encontraba Virion. Se presentó con una excelsa y perfectamente educada reverencia, mientras piropeaba al arquero y le guiñaba el ojo. El arquero, normalmente hablador hasta la saciedad, se quedó sin palabras. Pasó un par de segundos en silencio hasta que pudo retomar el control de sí mismo, y entonces directamente hincó la rodilla en el suelo y empezó a aclamar a los cielos, alzando la mirada para coincidir con los ojos verdosos como gemas preciosas de tal damisela.

-¡Que quede grabado este gran día!
Acabo de conocer a una diosa.
No existe cosa alguna más preciosa
Que quien está justo en frente mía.

Su voz es toda una gran melodía.
Su cuerpo es el de una bella rosa.
Su forma de andar es en sí hermosa.
Debo honrarla con mi mejor poesía.

Temo estar simplemente soñando.
Cuesta creer tal presencia divina
No sea yo que estoy alucinando.

Con el caminar de una bailarina
Bastó para que yo ya os esté amando.
Valéis más que llena de oro una mina.


Virion no estaba conforme. Aquel soneto había sido improvisado en el momento, y sentía que no era digno de ser escuchado por la bella mujer delante de él ¿Pero había poema alguno que pudiera estar a la altura de semejante lindura tan hermosa? Probablemente no.

El arquero no se levantó todavía. En vez de eso, sacó su carcaj de su espalda y rebuscó entre sus flechas. Siempre llevaba un compartimento especial preparado por si ocurrían ocasiones como aquella. No esperaba que en un rastreo de Emergidos fuese a tener que utilizar algo así, pero Naga divina parecía haberle recompensado por su precaución. Sacó un ramo de flores, curiosamente rosas de color rojo intenso enrolladas en un suave velo azulado y con las espinas cortadas, y se las tendió a Dorothea, aún con la rodilla hincada en el suelo.

-Tomad, sé que merecéis muchísimo más, pero esto es lo que tengo para daros mi bienvenida a una dama tan grácil, hermosa y de tan buen tacto como vos.-Esperó a que la mujer reaccionase ante aquel regalo y luego se levantó, sacudiéndose un poco el polvo.-Mi nombre es Virion de Rosanne. Soy el duque de estas tierras, luchando en primera línea para salvarlas de los Emergidos que durante tanto tiempo han estado sembrando el caos y la destrucción en mi querida patria. Un gusto y un honor el conoceros, Dorothea.-Y con suavidad cogió una de las manos de Dorothea y la besó con delicadeza propia de un alto señor noble.

Los soldados no tardaron en volver. Habían estado en silencio mirando aquella escena y Virion tardó un buen rato en darse cuenta de que allí estaban, centrados sus ojos en los de la joven doncella, incapaz de apartar su mirada, como hechizado por ella. Cuando pudo retomar de nuevo el control de sí mismo, se dirigió a sus hombres con seriedad en el rostro.

-¡¿Qué estáis haciendo, mirando sin más como pasmarotes?! Los Emergidos van en grupos más numerosos, estos cuatro debían de ser una avanzadilla. Rastread los alrededores y buscad más rastros. El resto de estas malditas criaturas no debe andar lejos.-Los soldados se sorprendieron de la reacción del duque, pero enseguida fueron a cumplir sus órdenes, dividiéndose y separándose en un amplio radio con respecto a su señor para buscar indicios que permitieran ubicar a aquellos monstruos.

Cuando Virion volvió a mirar a Dorothea, una sonrisa marcaba su rostro, como si aquel exabrupto no hubiera ocurrido. En vez de ello, se dirigió a la preciosa dama con la más tierna de las voces que él mismo podía exhibir.

-Vos permaneced a mi lado, mi estimada Dorothea, y os prometo que no sufriréis daño alguno.-entonces la miró de arriba abajo, recreándose en lo esbelta de aquella figura y sus voluptuosas curvas tan admirables y seductoras, pero también fijándose en los ropajes que llevaba, y que de alguna manera le sonaban de algo.-Debo imaginar por vuestro uniforme que sois estudiante del Monasterio de Garreg Mach ¿Qué hace una hermosísima mujer como vos lejos de su centro de estudios, en un lugar tan peligroso como éste? No tenéis que responder si así lo deseáis.-preguntó curioso, pero también respetando la privacidad de la dama por la que su corazón no paraba de latir a ritmo peligrosamente rápido.

PD: Lamento muchísimo haber tardado tanto en responder. Haré todo lo posible para que no tengas que esperar tanto tiempo la próxima vez.
Virion
Virion
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Sniper

Cargo :
Duque | Custodio

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Arco de Acero [4]
Narcissus [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) JEIjc1v
Ram [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Arco 2

Experiencia :
[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) R5AMTTX

Gold :
3284


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Empty Re: [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion)

Mensaje por Dorothea Arnault el Mar Mayo 05, 2020 7:38 pm

La respuesta que había recibido de ese hombre fue razón para que su corazón se acelere como el de una quinceañera enamorada y sus mejillas tomaran un leve color carmín, aquel hombre era todo un galán, que además de apuesto sabía usar muy bien sus palabras para cautivar el corazón de una chica como ella─¿Deseas que me enamore de ti? ¡Qué palabras tan dulces me diste, divino! Con esa poesía haces que mi corazón lata a mil por segundo. Siento que se me sale del pecho─se tocó con la palma abierta su pecho mientras le mostraba una dulce sonrisa que acompañada de su leve sonrojo le daba una imagen más tierna ante ese hombre─Pum, pum~─se rió un poco después de éso.

Aquel obsequio que recibió de ese hombre solamente la emocionó aún más, encima en un momento así era increíblemente detallista. Parecía un hombre sacado de los cuentos románticos de un caballero rescatando a una princesa atrapada en una torre que era custodiada por un peligroso dragón, ¡no se lo podía creer! ¿Era un encuentro predestinado para ella a lo mejor? Deseaba creerlo─Owwww~ ¡Es todo un caballero! ¿Porqué no hay más hombres así? Parece que están en extinción éstos últimos días.─después de tales comentarios permitió que aquel hombre le diera un tierno beso en una de sus manos, y posteriormente a esa acción se acercó lentamente al hombre, acortaba la distancia entre ambos para depositar un tierno beso en la mejilla izquierda de ese galante caballero.

─Me salvaste la vida y ésa es mi recompensa, ¡aunque comparado con lo que recibí! Perdón por dar tan poco~─además era un duque... Nada mal... No era una mala posición para ese arquero. Pero la escena de el hombre regañando a sus soldados le pareció chistosa, era un momento con el que podría reír pero hizo su esfuerzo para no reírse de un momento así por temor a que ésos hombres interpretasen mal a la chica y pensaran que se burlaba de ellos, cosa que no era así.

─Con mucho gusto permaneceré a tu lado y te devolveré ese favor protegiéndote como si mi vida dependiera de ello~─jugaba un poquito con su cabello─Deseos de ayudar a un país necesitado. Puedo resumirlo en eso, corazón. ¡No tolero la idea de que gente inocente sufra por los emergidos!─
Dorothea Arnault
Dorothea Arnault
Afiliación :
- VALM -

Clase :
Dancer

Cargo :
Cantante

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Espada%201

Experiencia :
[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Jm5byz1

Gold :
121


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Empty Re: [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion)

Mensaje por Virion el Miér Mayo 06, 2020 3:57 pm

A pesar de haber usado un soneto tan simplón, totalmente insuficiente para hacer honor a la hermosura de la muchacha que tenía en frente, parecía que había sido del agrado de aquella doncella. Tanto que hasta le acusó de pretender hacer que se enamorase del duque, con un gesto muy adorable repitiendo la onomatopeya del latido de un corazón, en un gesto que era mezcla de dulce y seductor.

-No es tanto mi intención el que te enamores de mí, como hacerte saber lo mucho que yo estoy enamorado de ti.-respondió con su típica sonrisa de galán, utilizando ya el “tú” en vez del “usted”, viendo que la atractiva dama utilizaba la misma forma de expresión cercana pese a conocer ya que estaba delante de un duque y no un cualquiera. No parecía para nada una persona inculta, así que el duque dedujo que esa cercanía al hablar era intencional, y por tanto decidió corresponderla hablándola de la misma manera. Esa chica no se adrementaba ante títulos y aquello era algo que precisamente le gustaba a Virion en una mujer.

Y vaya que no se amedrentaba. Porque después de besarla la mano, ella fue directa a besarle en la mejilla. Ahora era Virion quien no podía evitar sonrojarse un poco. Y es que, aunque jamás lo reconocería en público, hacía tiempo que no lograba conquistar a una mujer, y un simple hecho tan sencillo como aquel ya era suficiente para hacer que el corazón del propio arquero empezase a latir a mil por hora.

-Te garantizo que no hay nadie más caballeroso que yo. Lo sé, es una desgracia para todas las mujeres, ojalá hubiera más que uno para poder llegar a todas, pero es lo que tiene ser perfecto. Nadie se puede comparar a ti, por mucho que lo intente.-Hay cosas que nunca cambian. Por muy delante que estuviese de una diosa de la belleza como aquella dama, Virion no podía evitar seguir mostrando su faceta más narcisista. Quizás precisamente porque estaba con alguien tan hermoso, mostraba aún ese lado con todavía más ahínco.

Lo importante es que Dorothea había accedido a la propuesta de permanecer al lado de Virion. Incluso le aseguró que le protegería a él, como agradecimiento por salvarle la vida. El duque iba a contestar que no hacía falta que se preocupase por ello, que no le debía nada porque él era un caballero y era su deber el salvar a damiselas en apuros, pero antes de poder soltar ese topicazo, le llegó el reporte de uno de sus soldados.

-Mi señor, hemos encontrado un rastro de Emergidos en la arena. Parece ser de un grupo numeroso, de entre unos quince y veinte. Marchan hacia el norte.-reveló el soldado, mientras el resto de sus hombres se acercó para escuchar cual era el siguiente paso a dar.

La duda era normal. Ese número era prácticamente el mismo que los hombres del escuadrón que en ese momento llevaba el propio Virion. De entrar en combate, la situación sería mucho más igualada que el encuentro previo, donde la superioridad numérica había decidido el desenlace con bastante facilidad. Por mucho que desease seguir hablando con tan atractiva dama, tenía un deber que cumplir primero. Estuvo un silencio unos segundos y luego respondió mirando a los soldados.

-Ignorar el rastro ahora sería poner en peligro nuestra base. Y eso es algo que no podemos tolerar. Lo seguiremos pero desde la distancia, ocultos entre los árboles del bosque.-En el borde de la playa comenzaba un bosque que era perfecto para mantenerse a cubierto. El arquero sabía que si iban por la arena a pleno Sol serían descubiertos enseguida, pero entre la arboleda era ya mucho más complicado. Además, no podía evitar sospechar que aquel rastro podía ser una trampa de los Emergidos. No sería una primera vez. Por ello, el permanecer ocultos era doblemente importante.

Los soldados parecieron entender a la perfección las órdenes de su señor y empezaron a caminar de forma sigilosa por entre los árboles, unos manteniendo la mirada en el rastro de la playa, mientras otros estaban atentos por si eran emboscados entre los mismos árboles. Y siempre manteniéndose relativamente cerca del duque.

-Con tu permiso.-y el duque llevó adelante el depravado, enfermizo y totalmente obsceno acto de coger a Dorothea de la mano para guiarla por el bosque. Sus manos eran suaves pero firmes, claramente las de alguien que había entrenado con la espada pero que a la vez dedicaba su tiempo a cuidarse la piel.-Me parece una temeridad que hayas venido aquí a luchar sola. A lo mejor no te das cuenta, pero el mundo sería un lugar mucho peor si una chica tan hermosa, valiente y generosa como tú muriera de repente por culpa de estos monstruos. Sin embargo, no quiero dejar de expresar lo muy agradecido que estoy de que hayas venido a ayudarnos a exterminas estas malévolas criaturas en un momento tan crítico como éste. Así que iré directo al grano y expresaré lo que deseo desde el fondo de mi ser…-y en ese momento, paró la marcha e hincó la rodilla otra vez y sacó una cajita de un bolsillo bien cuidada.-Señorita Dorothea… ¿Quieres hacerme el inmenso honor de casarte conmigo?

Y le extendió la cajita a la dama, abriéndola para mostrarle un precioso anillo de plata dentro.

Sí, Virion lo había vuelto a hacer. Había pedido matrimonio a una chica a la que no conocía de nada. Pero es que era tan hermosa, además de graciosa, dulce, valiente y adorable que el propio arquero no podía evitarlo. Estaba impaciente por conocer su respuesta.
Virion
Virion
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Sniper

Cargo :
Duque | Custodio

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Arco de Acero [4]
Narcissus [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) JEIjc1v
Ram [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Arco 2

Experiencia :
[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) R5AMTTX

Gold :
3284


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion) Empty Re: [Campaña de liberación] A bailar y disparar (Priv: Virion)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.