Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento] Los wyverns no están permitidos en el salón de clases... [Privado Morgan]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Los wyverns no están permitidos en el salón de clases... [Privado Morgan] Empty [Entrenamiento] Los wyverns no están permitidos en el salón de clases... [Privado Morgan]

Mensaje por Byleth el Sáb Mar 28, 2020 7:09 pm

El sonido de las campanas resonaba por toda la academia desde las altas torres indicando el terminar de aquel periodo de clases. Lentamente el sonido de las plumas escribiendo fue sustituido por el de papales deslizándose y ropas moviéndose a medida que los alumnos comenzaban su preparación para finalizar su día de estudios.

El amplio salón de altos ventanales estaba repleto de luz natural, sin tener necesidad de enviciar el aire con candelabros aunque cada mesa amplia, ideal para cuatro alumnos en hileras, tenía sus propias velas. Sobre un área más elevada al fondo del salón estaba el profesor junto a dos amplias pizarras repletas de anotaciones y diagramas, así como un escritorio propio y un podio donde podía dar oral de pie y tener su material a mano. Las clases del profesor solían ser más bien silenciosas en comparación a las de sus colegas pero no por eso menos intensas, con una velocidad increíble para escribir, podía llenar una pizarra en minutos y diagramas de combate en segundos. Ahora que la clase había finalizado se giró hacia sus alumnos y con una voz aún joven pero bastante monótona se hizo oír. - Si tienen alguna duda pueden quedarse y hacerla personalmente. Repasen lo dado hoy que pasado tendremos una prueba escrita. Pueden retirarse. - Con la clase oficialmente terminada los alumnos se levantaron y el volumen de ruido comenzó a subir, bancos arrastrándose, conversaciones y hasta risas fuertes. Sin ninguno que se le aproximase el profesor comenzaba con su próxima tarea maquinalmente. Limpieza y orden.

Tendría que pasar por todas las mesas, acomodar los bancos, recoger los tinteros que hubiesen dejado de la academia así como las plumas ponerlas en agua para que afloje la tinta, acomodar sus propios papeles para la próxima clase y limpiar las dos pizarras. Pero fue interrumpido por un joven que solía dar recados anunciando que alguien exigía verlo. El muchacho se veía un poco alterado, aunque también emocionado y ante el perfil serio del profesor siguió explicando: - Es una chica, pero tiene un wyvern GIGANTE, más grande de lo que he visto en mi vida y entró al patio principal y es tan genial. Me dijo que fuese por el profesor encargado y vine a usted por que hoy está de delegado ya que Sir Fareulian está de viaje. -. El profesor asintió y salió del salón, la gran puerta dando a un patio verde y amplio que comunicaba con todos los salones de esa ala del monasterio, pero si se le había dicho que estaba en el patio central no debía ser muy lejos, solo siguiendo el pasillo y pasando el quisco donde los alumnos se reunían a tomar el té.

No tardó en verlo, efectivamente allí había un wyvern, una bestia impresionante que gruñía poco amigable, para nada como los mansos wyverns que utilizaban los soldados del monasterio. Se aproximó, vistiendo mayoritariamente de negro y gris oscuro, algunas zonas con armadura y una amplia chaqueta de mangas abiertas, casi como si se tratase de una capa. Golpeó sus manos un par de veces para llamar la atención de los alumnos que se acercaban a mirar y con un gesto de su mano les indicó que siguieran su camino, cosa que hicieron por algunos pasos para mirar desde más lejos. - Buenas tardes. Tengo entendido que buscaban al profesor encargado. - Su tono no fue de pregunta, pero si un poco su expresión, revisando los rostros presentes ya que habían algunos guardias que solo estaban por si eran necesitados, allí era bienvenido cualquiera que deseara entrar... incluso si venía por sobre las murallas y no por la puerta principal.
Byleth
Byleth
Afiliación :
- VALM -

Clase :
Tactician

Cargo :
Profesor en Garreg Mach

Autoridad :

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] Los wyverns no están permitidos en el salón de clases... [Privado Morgan] Espada%201

Experiencia :
[Entrenamiento] Los wyverns no están permitidos en el salón de clases... [Privado Morgan] Jm5byz1

Gold :
134


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Los wyverns no están permitidos en el salón de clases... [Privado Morgan] Empty Re: [Entrenamiento] Los wyverns no están permitidos en el salón de clases... [Privado Morgan]

Mensaje por Morgan el Sáb Mayo 02, 2020 3:19 pm

No había discreción que ponerse a cuidar. Tras el par de semanas que todo el cruce le había llevado en suma, las largas jornadas de viaje cada día y al fin el arribo a destino, lo último que a Morgan le preocupaba era ubicar cuál era la entrada principal o cómo se suponía que ingresara. Tenía las piernas un poco adormecidas por el frío de volar y el tiempo en una misma posición, necesitaba urgentemente estirarse, quería ver las cosas desde el nivel de suelo para variar y, quizás lo principal, estaba emocionada de volver a un lugar habitado y poder hablar con personas otra vez, en lugar de a sólo a su wyvern. Por supuesto que simplemente había descendido y aterrizado donde se pudiera, en los espacios de claro que los patios parecían ser desde arriba, simétricos y agradablemente verdes. Desde allí, había aclarando cuanto antes su llegada en son de paz al personal monástico que se acercaba a su encuentro y mandando a llamar a quien correspondía. Mientras hacía al gran lagarto agacharse para poder bajar de la montura, ante todo, se juró a sí misma que no volvería a utilizar un atuendo para montar si la travesía era a larga distancia, que la movilidad en esas instancias no lo valía.

Sus botas tocaron suelo. Acomodándose la falda sobre la franja helada de los muslos y dando cortos pasos, más que nada pasando el peso de un pie a otro, la joven plegiana se sirvió admirar al fin sus alrededores. Riendas aún en mano, alguna que otra persona a su alrededor todavía, soltó un silbido y una ausente exclamación admirativa al contemplar las paredes altas, la variedad de edificaciones con sus pasajes agradablemente construidos entre ellas, todo coloreado con la presencia y el ir y venir de un buen número de personas, como ya casi no se acostumbraba ver ni en pueblos libres esos días. Y qué diferente era todo. Gente como la que veía dentro de cuarteles militares, sin embargo deambulando con la tranquilidad de civiles en sus hogares, en un sitio tan cuidado y tan amplio; ninguna comparación con los lados más desolados de Valm que antes había cruzado. Garreg Mach era más grande y estaba más vivo de lo que había imaginado, incluso siendo optimista. A primera vista, eso le complacía tanto como le emocionaba.

Pero estaba allí por una razón. Morgan había tomado una cierta decisión durante su estadía en Daein, de donde ahora provenía. Y cuando tomaba una decisión, debía de actuar sobre ella cuanto antes, tan impaciente consigo misma como lo era con las demás personas. No podía dejarse llevar por el monasterio, ni decidir en totalidad qué pensaba del sitio, sin atender primero su asunto. Ante todo, aguardar por lo que había pedido. Terminó de desperezarse un poco en su sitio junto a la cabeza de su wyvern, estirando ambos brazos delante de sí, en tanto buscaba con la mirada. Distinguió su llegada con rapidez. Era obvio: no cualquiera llamaba la atención y daba una indicación obedecida sin mediar palabra, usando sólo los gestos. Así que debía ser ese su hombre.

- ¿Eres tú, entonces? ¿Este es el maestro? Jo, y yo que pensé que sería un señor. - Comentó en voz alta, dando ella también un paso hacia el mayor, sonriente. Seguía siendo joven, a su parecer, para tener una posición importante como maestro, pero aquello no le parecía mal, quizás hasta fuera una señal mejor. Hasta era guapo, una muchacha superficial podía valorar eso. Curioseó el rostro bastante neutro por un momento, empujándole el hocico fuera del camino al wyvern que ya gruñía al profesor. Tras hacer al animal echarse atrás, con un par de “¡ssh!”s y gestos de la mano, extendió una para saludar de apretón al otro. Erguida, se presentó. - Soy Morgan, ¡hola! Algo así como hija de un dios, te dejaré adivinar cual, estratega, la misma que le cerró la guerra Nohr-Hoshido, la que liberó Manster y tuvo algo de manita en lo de Grannvale, entre otras cosas. - No dudó en establecer desde qué consideraciones quería hablarle al otro, si bien lo decía todo sonriente y ligera, a todas luces amigable. Quizás tomaba crédito de sobra, ciertamente estaba omitiendo adrede Renais por el desastre aquel de que había vuelto a caer, pero era como se consideraba. Su apretón duró algunos segundos de sobra, midiendo al otro con una mirada interesada de los ojos aún puerilmente grandes.

Al soltar, se tomó un momento para estirar la mano hacia atrás y a ciegas darle a su wyvern un par de palmadas y gestos que este pareció entender, pues a la brevedad daba unos pasos más atrás y se impulsaba con las patas para alzar vuelo. No era manso; Morgan sabía ya que no podía encargárselo a nadie. Darle permiso de volar libre era dejarle ir a cazar y comer. Apuntó por sobre su hombro, el viento movido por el aleteo revolviéndole un poco el cabello ya algo desordenado desde atrás. - Ese es mi wyvern. Es nuevo en el trabajo, por decir así. Y estas son... Levin y Siegfried, que te presentaré en otro momento. - Acompañó sus palabras con una palmada a los mangos de ambas espadas que portaba, una a cada lado de su cadera, grandes y de inusual aspecto. ¿Hacía un esfuerzo adrede por tener una presentación personal impresionante? En efecto, lo hacía. Tenía importancia para con sus intenciones. Dicho todo ello, prosiguió, levantando el dedo índice ante ella. - Y hay algo de lo que querría hablar contigo, entonces. ¿Tiene nombre, profesor? ¿Me muestra donde podemos conversar en paz? ¡Oh! Donde das tus lecciones, sería lo más. -
Morgan
Morgan
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster | Wyvern Rider

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Espada de plata [1]
Concoction [3]
Levin Sword [3]
Siegfried [4]
Espada de acero [3]
Llave maestra [1]

Support :
Marc [Entrenamiento] Los wyverns no están permitidos en el salón de clases... [Privado Morgan] JEIjc1v

Especialización :
[Entrenamiento] Los wyverns no están permitidos en el salón de clases... [Privado Morgan] Espada-4[Entrenamiento] Los wyverns no están permitidos en el salón de clases... [Privado Morgan] Hacha-1

Experiencia :
[Entrenamiento] Los wyverns no están permitidos en el salón de clases... [Privado Morgan] SjqgM22

Gold :
727


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.