Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Henry el Mar Mar 24, 2020 1:33 pm

Los emergidos comenzaron a arrasarlo todo. El rey había desaparecido. El ejército de Plegia era un desastre al igual que su territorio.

Era una muy buena situación. De golpe, las leyes ya no tenían peso, había caos por todos lados.

Henry no sabía qué mas pedir, excepto tal vez, otro comandante. Era divertido verlo desesperar sin saber que hacer, si. Pero en su confusión  se negaba a mandarlos a matar cosas.
Si solo buscaban un poco, ¡Estaban rodeados de cosas para matar! Pero no, les mandaba a hacer tareas de reconstrucción o búsquedas de desaparecidos, o transporte de víveres.... Aburridoooo. Solo un par de veces batallaron con emergidos que prácticamente aparecieron hostiles en sus narices.

Pero no, lo único que mataban era tiempo, con pequeñas tareas mientras esperaban órdenes de arriba. Órdenes que era bastante poco probable llegarían. Henry estaba seguro que el ejército como tal ya no era como una vez fue.


Y ahora se encontraban buscando un esclavo fugitivo que alguien había reportado. Henry se esperanzo por un momento al recibir la orden. "Oh oh! Podemos volar sus tripas?" Preguntó pensando que al fin tenían algo entretenido para hacer pero. "No. La idea es capturarlo vivo para que no pierda su valor." Indicó el comandante. "D'aaaw aunque sea podemos arrancarle algún brazo? La lengua? Mientras siga vivo....." Insistió el mago pero la respuesta que obtuvo fue igual de aburrida que antes. "Ileso, Henry." El comandante cortó por lo fácil.

Así que descepcionado, el peliblanco siguió a su batallon a emprender la búsqueda del fugitivo por las cercanías.
Lo que los llevó a  una zona abandonada y destruida del pueblo. Un joven laguz rubio era la descripción del fugitivo, pero lejos de algo vivo sólo se veían los restos negros de edificios incendiados.

El comandante dió la orden y los soldados se separaron para acaparar más área. Henry tomó una calle estrecha mientras otros tomaban otras rutas o entraban a algunas casas, si aún podía llamarselas así. Un par más de soldados tambien tomaron su misma ruta pero luego de girar en alguna que otra esquina el mago se encontró perfectamente solo.

"Manténgase en pares" había sido la orden, pero Henry siempre era la última opción en la elección de pares. Y él tampoco tenía preferencia por alguno de sus compañeros en armas. Además, no es como si estuviera faltando a la orden. Un aleteo a sus espaldas y un par de  punzadas en su hombro le avisaron de  la llegada de su compañero.

- Yay! Ahora sí somos un par! - Henry sonrió girandose para acariciar al cuervo, pero luego de un par de frotes a las suaves plumas de su pecho, su dedo fue atrapado en su pico. - Ouch! jaja! - Henry retiró su mano adolorido y el cuervo sacudió sus plumas, acomodándose gracil en su hombro.


Luego de un par de  horas de búsqueda en los que Henry encontró un par de  escorpiones y una rata muerta, el ave negra se hizo cargo de los cadáveres con gusto, comenzaron a escucharse gritos a la distancia. - Hmmm parece que encontraron al esclavo?. - Comentó Henry mientras avanzaba sus pasos. - Caw! - El cuervo soltó un graznido y el mago rio.
- Nyahaha! Ya se que no es por acá pero regresar ahora y ayudarlos a atraparlo tan rápido seria un desperdicio! - Comentó alegre siguiendo recto su camino, mientras ignoraba el bullicio a su derecha.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Tarjeta de cartón
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Tomo-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] POvHqgT

Gold :
343


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Arthur Kirkland el Jue Mar 26, 2020 11:36 pm

Los emergidos comenzaron a arrasarlo todo. El rey había desaparecido. Y el ejército de Plegia era un desastre al igual que su territorio.

Era una muy buena situación para una fuga. De golpe, las leyes ya no tenían peso, y había caos por todos lados.

Arthur había aprovechado la confusión que había en la ciudad para escapar de la celda en la que se encontraba retenido, junto con otros prisioneros que habían sido encarcelados en el mismo edificio en el que él se encontraba. De todas las pertenencias que al taguel le habían quitado y con el tiempo corriendo a toda prisa, tan solo fue capaz de recuperar la túnica verde que le había regalado su padre hace algunos años. Sin embargo, eso era lo único que Arthur necesitaba para poder escapar con la conciencia tranquila.

Ahora, el taguel tenía dos opciones. La primera era ir por el camino fácil, directo, e infestado de emergidos. O la segunda, ir por el camino que lo llevaba por un maravilloso y largo paseo por el oscuro bosque, plagado de humedad, raíces con las que tropezarse, y animales salvajes que no era muy amigables.

Sea cual fuese la opción que el chico eligiera, seguro que acabaría caminando por cuenta propia, pues era así de terco y orgulloso como para no aceptar ayuda, y aunque no era el tipo de persona que le temiese al peligro o a una pelea, sabía que era una estupidez explorar el exterior de manera inmediata sin tener un arma con la que pudiese defenderse.

En silencio, el chico se cubrió la cabeza con la capucha que estaba unida a su túnica verde, ocultando de esa forma sus orejas, cola y parte de su cara. Luego, él corrió sigilosamente fuera del edificio junto con otros prisioneros que estaban escapando en ese preciso momento, separándose de ellos en cuanto el taguel vio la oportunidad de meterse dentro de un callejón donde ocultarse.

¿Con los emergidos atacando la ciudad, los guardias se preocuparían en buscar a un pequeño esclavo como él? Pues, conociendo la mentalidad de los soldados de Plegia, se podía suponer que estos eran igual de orgullosos que el propio taguel. Pero aunque esto le causara muchas molestias, Arthur se sentía un poco importante de saber que ellos lo estaban buscando.

Pero él no se dejaría atrapar fácilmente. Correría más rápido. E incluso si tuviera que pelear, lo haría hasta la muerte.

Mientras el chico hacía todo lo posible para intentar mantenerse oculto, Arthur se preguntó si su antigua ama se encontraba bien. Él sabía que ella era una persona capaz de defenderse por sí sola y que no necesitaba que la protegiesen. Que ya no era “su ama” y que él podía hacer todo lo que él quisiera ya que no estaba presente para darle órdenes. Sin embargo, no podía evitar preocuparse, ¿qué tal si ella no había logrado escapar? ¿Qué tal si ella hubiera muerto mientras él estaba encarcelado? Arthur sacudió su cabeza para sacarse todos esos pensamientos de su mente, mascullando en voz baja que esos sentimientos que tenía ahora solo acabarían estorbándole.

- Ella es una chica grande, puede cuidarse sola.

Y ya que estaba pensando en ella, Arthur recordó que había dejado una beaststone en su habitación antes de que los guardias los encarcelaran, en caso de que la primera piedra se le perdiese. En cuanto pudo, el chico se dirigió hacia la casa de la bruja, evitando en lo posible a los guardias plegianos y siendo visto por unos pocos civiles que pasaban por el lugar. Al llegar, Arthur se sorprendio en encontrar una casa en ruinas, ¿acaso los soldados de Plegia la habían quemado? ¿O fueron los emergidos? En cualquier caso, toda la zona en la que el taguel se encontraba estaba ahora destruida y abandonada, así que supuso que fue lo segundo.

Todos esos recuerdos, los tomos de magia, esos libros llenos de conocimiento, llenos de maldiciones e inclusos los pequeños juegos de té que guardaban en la cocina habían sido destruidos en el incendio.

Arthur dejó caer unas cuantas lágrimas de su rostro y lloró un poco, aprovechando que nadie lo estaba viendo para desahogarse. Al cabo de unos minutos, se limpió la cara con el antebrazo y aprovechó el tiempo que le quedaba para explorar las ruinas en busca de la Beaststone.

- Por favor, que esté por aquí… Por favor, que esté por aquí…- Suplicó en voz baja mientras escarbaba entre los escombros.

Finalmente, el taguel halló el objeto que buscaba y sus ojos se iluminaron al contemplar la roca tornasolada que estaba bajo las rocas, la cual al ser tocada por la luz del sol cambiaba a varios colores, reflejando la cantidad de magia que existía en su interior.

Arthur estiró su mano para alcanzar la piedra y tomarla, al mismo tiempo que varios soldados aparecieron por detrás de él. Con la piedra ahora entre sus manos, el chico se volteó hacia ellos y se mantuvo en silencio, observándolos con una expresión neutral dibujada en su rostro. Los soldados le pidieron al taguel que se rindiera, pero este sonrió mientras su cuerpo absorbía la magia de la Beaststone.

Arthur ya se había rendido una vez y no iba a repetirlo de nuevo. La bruja que había sido su ama tampoco estaba ahí para detenerlo, y él no estaba dispuesto a obedecer las órdenes de otro beorc y menos si este no tuviese cualidades mágicas. No volvería a ser el esclavo de nadie. Arthur sería un taguel libre y lucharía hasta la muerte por ese deseo.

- ¿Rendirme? ¡Ja! Insensato… ¡Un verdadero caballero nunca se rinde!

Con su cuerpo ya transformado, el laguz atacó dando un primer cabezazo a uno de los soldados presente y luego, pateó con sus patas traseras al siguiente que quiso acercarse antes de que pudiera usar su arma física contra él.

- Lograré mis objetivos. Obtendré mi libertad y ninguno de ustedes podrá detenerme.- Sentenció con una voz distorsionada y firme, mientras continuaba luchando contra los soldados.


Última edición por Arthur Kirkland el Mar Abr 07, 2020 5:16 pm, editado 1 vez (Razón : Poniéndole color nuevo a la voz del taguel transformado)
Arthur Kirkland
Arthur Kirkland
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Taguel

Cargo :
Fugitivo

Autoridad :
-

Inventario :
Beaststone [3]
Tarjeta de cartón
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Piedra-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] YvwSTdF

Gold :
59


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Henry el Vie Mar 27, 2020 11:27 pm

No había pasado mucho desde el inicio de la batalla cuando el cuervo que se había instalado en su hombro retomó el vuelo. Henry hizo un puchero hacia el cielo a la par que escuchaba pasos de dos individuos aproximándose a su espalda y luego una voz que debería hacérsele familiar, pero no lograba asociarla con un rostro.

- Ey! ¿Qué haces aquí, no escuchas el alboroto? El objetivo está por allí. ¡Vamos! - Henry se dio vuelta sonriendo despreocupado con sus ojos cerrados hacia sus dos compañeros en armas. ¿Cuáles eran sus nombres de nuevo? - Ja ja ja - Su respuesta fue una leve risa y una acostumbrada expresión de disgusto se dibujó en la cara de los soldados. Sin más palabra, el par de hombres retomaron su ruta, solo dirigiendo una mirada al peliblanco para juzgar si los seguía en pos de su deber o no.

Henry les sonrió escuchando sus pasos alejarse y luego comenzó a caminar a paso lento tras ellos. Le reportarían al comandante y se tendría que aguantar un reproche de nuevo, tal vez algún que otro castigo pero nada a lo que el mago no estuviera acostumbrado.


A medida que se aproximaba a la zona de la batalla el sonido del combate aumentaba.
- Ey! ¿Dónde vas? ¿Dónde está el enemigo? - Escuchó preguntar la voz del soldado que le había hablado de los dos que se había cruzado antes, el 'Soldado A' decidió a falta de recordar el nombre. Y también escuchó una nueva voz respondiéndole agitada.

- ¡Huyan! ¡Es… Es el conejo! - Henry divisó el encuentro a la distancia. El recién llegado había sido detenido en plena retirada.

- ¿Cómo que es el conejo? - Preguntó de nuevo, el Soldado A. Probablemente frustrado por la incompetencia de sus camaradas. Primero se cruza con uno ignorando sus deberes y luego con otro activamente huyendo de ellos. Mientras, el Soldado B, su compañero que lo seguía silencioso y ahora se encontraba distraído pateando pequeñas piedras del suelo, no debería ayudar mucho con esa opinión. Henry estaba convencido del humor del Soldado A.

- ¡Si! ¡Es el más vil, cruel y perverso  roedor que hayan visto! - El Soldado C parecía aterrado. Y el ceño del Soldado A se fruncía cada vez más.

- ¿Cómo? Tsk, vamos.  - Claramente, Soldado C no estaba en sus cabales y Soldado A decidió ignorarlo y avanzar de todos modos con intención de cumplir con su deber. Indicándole así a Soldado B que en respuesta se encogió de hombros para seguirlo.

Pero Soldado C insistió tomándolo del hombro para detenerlo. - Ese conejo es un laguz, un asesino. ¡Los hará picadillo! - Les advirtió, pero Soldado A se lo sacudió de encima para seguir su camino. - Ese laguz será estofado de conejo. - Masculló.


Para entonces Henry ya había llegado junto a ellos, la conversación se le hizo interesante. Era cierto que el esclavo que buscaban era un laguz, pero no había asociado ello con que al ser laguz también era parte animal. El darse cuenta de ello picó su curiosidad y ahora estaba más dispuesto a cumplir su deber uh oh.

Hmmm ¿Cumplir su deber implicaba detener al laguz? Pero al parecer, se estaba resistiendo … ¿Tendría que atacarlo? Era consciente que el "ileso" que el comandante había indicado se refería más que nada a aprenderlo con el menor daño posible. Así que si se resistía debían ejercer fuerza en aprenderlo. HMMMMMM Henry estaba en un dilema.


Pero su dilema fue interrumpido por la batalla que legó en su encuentro.
Algunos soldados retrocedían heridos, dirigiéndose hacia ellos. Mientras otros más alejados trotaban en persecución de un haz dorado que se encontraba entre ambos grupos.

- ¡Woaaaaah! - El mago oscuro sonrió curioso al entrever esa figura peluda y adorable decorada con sangre que esperaba fuera enemiga. Oh, eh, ¿aliada? - Je je - El mago resolvió su problema en un desliz de pensamiento y alzando su tomo de ruina desencadenó su hechizo sobre los soldados que perseguían al laguz.

- ¿Qué fue…? ¿Qué estás haciendo? - Soldado A se dio vuelta sorprendido al ver el ataque que atacó a las tropas persecutorias. El ataque originado a sus espaldas. Y clavó su vista en el único mago allí con códice en mano.
Soldado A desenvainó su espada, al igual que Soldado B quien de repente perdió su expresión distraída reemplazándola por una seria.
Soldado C por su parte, salió corriendo aún más aterrorizado y confundido.

- ¡Ups! - La sonrisa de Henry era más ancha y alegre que antes.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Tarjeta de cartón
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Tomo-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] POvHqgT

Gold :
343


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Arthur Kirkland el Mar Abr 07, 2020 4:54 pm

A medida que el tiempo pasaba, el combate aumentaba y más soldados plegianos llegaban para combatir al taguel. De momento, Arthur tenía la ventaja sobre ellos ya que no estaban acostumbrados a combatir contra un laguz como él. Los beorcs estaban aterrados y sus rostros no hacían más que generar cierta satisfacción en el laguz, quien no dejaba de reírse mientras aplicaba su pequeña “venganza” descargando su rabia sobre el grupo de beorcs que lo habían maltratado, convertido esclavo y luego le habían separado a la única persona que había considerado su única “amiga”.

- Haha… ¡Hahaha…! ¡Tontos! ¡Tontos! ¡Todos los beorcs son unos tontos!- Exclamó la criatura momentos después de patear a uno de los soldados por encima de unos escombros- ¡Que Grima os salve por ser tan débiles! Cobardes, enclenques, alfeñiques, indecentes, vergonzosos, indecorosos, pusilánimes, indignos, ruines…  

De esta forma, Arthur continúo hasta quedarse sin aliento y detenerse un poco para descansar su cuerpo. Gracias a la magia de la piedra, él era capaz de mantenerse transformado, pero representaba cierto incordio para el taguel porque no podía usarla a menudo ya que fácilmente se dejaba llevar.

“La cortesía es un signo de un caballero tanto como el coraje y la inteligencia. Se comporta con distinción, nobleza y generosidad, sin incurrir en la indiscreción o error de ofender o herir a alguien, salvo que esta sea tu verdadera intención”

Un viejo recuerdo cruzó por la mente de Arthur y los soldados plegianos aprovecharon eso para retroceder un poco y reagruparse. Arthur no dijo ni una palabra, observó su antiguo hogar en ruinas, y se acercó para ver la sangre que había en su cuerpo a través del reflejo.

“Pero más allá de su pasión, un caballero seguirá siendo un caballero, ya que lo contrario de amar a sus semejantes, es decir, los celos, el maltrato, la furia, la obsesión, son hechos que son ajenos a su propia naturaleza.”

¿Qué fue…? ¿Qué estoy haciendo?” Pensó el taguel, mientras fruncía el ceño y reflexionaba sobre sus actos.

El rubio pestañeo con algo de fuerza como si quisiera evitar que la nostalgia y la culpa lo distrajera de lo que ocurría en el presente, y volvía su atención a los soldados que entraban en el cuarto.

- Tsk… Que obstinados son los beorcs.- Comentó el taguel mientras soltaba un bufido para mantener las apariencias- No pueden ser más estúpidos.

Dicho esto, el taguel pegó un gran salto y paso por entre los soldados para trotar hacia el exterior de la casa, siendo perseguido hasta la entrada por el grupo y encontrándose con los soldados que había herido hace pocos minutos.

- “¿Qué dirección debería tomar? ¿Y cuál es el camino más rápido hacia la frontera?”- Pensó, muy quieto en su sitio y alejado de los soldados, ignorando a las personas que estaban viéndolo- “Aun necesito provisiones, pero si me mantengo en esta forma no tardaran en perseguirme, ¿qué hago?

En ese momento, sus orejas no tardaron en moverse y avisarle sobre los soldados que eran atacados mientras seguía un poco distraído. Y fue entonces, cuando Arthur miró con incredulidad lo que sucedía a su espalda, como un hechicero oscuro atacaba a sus propios compañeros con una sonrisa ancha y alegre, mientras que los soldados huían despavoridos.

Arthur no entendía lo que pasaba, pero entre esos minutos de total confusión, al taguel se le ocurrió una brillante idea para poder resolver su problema.

- “No sé por qué está atacando a esos soldados… Pero si es un soldado de alto rango, puedo obligarlo a comprar las provisiones que necesito y llevarme a la frontera sin causar demasiada conmoción.

Probablemente el plan funcionaria durante tiempo limitado. Así que, sin decir ni una palabra, el taguel corrió hacia donde el desconocido de pelo blanco se encontraba, y se plantó frente a él, sobre sus patas traseros, intentando intimidarlo con su apariencia y tamaño.

- Si deseas vivir, vendrás conmigo.
Arthur Kirkland
Arthur Kirkland
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Taguel

Cargo :
Fugitivo

Autoridad :
-

Inventario :
Beaststone [3]
Tarjeta de cartón
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Piedra-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] YvwSTdF

Gold :
59


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Henry el Lun Abr 13, 2020 7:38 pm

La figura peluda y adorable se dirigió directo a él, para alegría y satisfacción de Henry. Y no solo eso, sino que también le habló. - Jaja! Será un placer! - Sonrió el mago ante la amenaza. No es que no se la hubiera tomado como tal pero sabía como funcionaban. Le obedeciera o no eso solo cambiaría el momento en que la otra parte reclamaría su vida. Aún así, tampoco es que se sintiera intimidado, la pose del animal le parecía mas admirable que atemorizante, es solo que le parecía interesante la idea de morir por las garras de un conejo, o sus dientes. Mejor que en manos de humanos por lo menos. ¡Y la ironía de un herbívoro sanguinario era entretenida!

- Henry! Tu, traidor! - Siendo justos, la ira en la voz de soldado A era más amenazante que las palabras del laguz esponjoso.
Pero no hubo cambios en la expresión de Henry, el peliblanco solo giró la cabeza confuso hacia un lado. - ¿Traidor? - Preguntó y señaló al conejo. - No es como si quisiera. ¡Estoy bajo amenaza! - Se excusó alegre y poco creíble.
Sus palabras solo sirvieron para enfurecer a su oponente y junto a soldado B se abalanzaron de forma coordinada contra el mago y el conejo. Más soldados se acercaban por donde el laguz había llegado y no tardarían en alcanzarlos con sus armas.

Henry lanzó un hechizo contra soldado B que dirigía su espada hacia el conejo, mientras él se daba vuelta y corría huyendo del filo de la espada de Soldado A que lo tenía en la mira. B cayó con un grito de agonía. - Sabía que este día llegaría cobarde! - Gritó A enfurecido y Henry soltó una carcajada alegre en respuesta. - ¡Ja! - Sólo una, no podía más mientras el aire se le escapaba al correr. Pero ya casi terminaba de preparar siguiente ataque y podría parar para respirar.

El hechizo salió de sus manos mientras Henry detenía sus pasos para tomar aire, agitado. Pero con un mandoble, su magia fue reflejada y se desintegró dejando una mancha oscura y hierbajos marchitos en la tierra a un lado del espadachín.

- ¡Uh oh! - La sonrisa del peliblanco se ensanchó de forma ilógica al ver que su enemigo seguía vivo y sano, preparado para atacarle. Mientras que la del soldado A se dibujo de forma retorcida al ver al mago a su merced. El resto de los soldados ahora a apenas unos pasos tras suyo.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Tarjeta de cartón
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Tomo-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] POvHqgT

Gold :
343


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Arthur Kirkland el Lun Abr 13, 2020 10:05 pm

Una expresión de incredulidad se dibujó en el rostro del taguel luego de escuchar las palabras de alegría del mago oscuro, sus orejas se levantaron brevemente y luego su semblante sereno estalló en cólera, reflejándose en el acto de rechinar de dientes y bajar las orejas en señal de molestia.

- ¿Te estás burlando de mí?- Fue lo que preguntó Arthur en primera instancia, mientras intentaba controlar su temperamento en los próximos segundos- No se supone que sonrías cuando alguien te amenaza a muerte- La mirada del taguel se mantuvo fija en aquel mago oscuro, de una manera tan intensa que parecía que sus ojos no parpadeaban, buscando de manera detallada cualquier rastro de miedo, oliendo de cerca al Henry que casi podría sentir la respiración del taguel en su cabello blanco- “Podrías resistirte un poco, ¿no? Si estás actuando, confiesa. Confiesa, pide piedad, usa tu magia, saca una daga, lo que sea, tonto beorc, te reto…

Mientras Arthur mascullaba palabras incoherentes en voz baja, su concentración fue interrumpida por los otros soldados plegianos que se encontraban presentes en la calle viendo toda la escena. La mirada del taguel fue hacia el soldado A, y soltó una pequeña risa maliciosa al ver aquel beorc tan iracundo.

- Si, lo estoy amenazando- Soltó Arthur con picardía, poniéndose en dos patas para mofarse mientras le seguía el juego a su “nuevo rehén”- Y si no se rinden, acabaran como sus otros compañeros…

Sus palabras solo sirvieron para enfurecer a sus oponentes y juntos se abalanzaron de forma coordinada contra el mago oscuro y el taguel. Pero el “rehén de Arthur” logró derrotar a uno de los soldados con facilidad sin que el laguz tuviera que mover ni una sola pata.

- Jejeje…

Arthur se quedó observando el espectáculo que había generado “su rehén”, y sutilmente se fue acercando hacia donde había quedado tirado el soldado B, quien se retorcía de agonía bajo los efectos de la maldición que le habían arrojado. El taguel tomó el cuerpo del soldado B y lo arrojó hacia arriba, usando sus patas traseras para patearlo en el aire, con la suficiente fuerza para que cayera sobre el soldado justo en el momento que estaba a punto de atacar al mago oscuro.

- ¡Deja de jugar, tonto beorc! Eres mi nuevo rehén, así que no puedes morir hasta que yo lo diga, ¿entendido?- Arthur se acercó brevemente al mago, y le hizo una señal con la cabeza para que este lo siguiera y se escondiesen en la más mínima oportunidad- Sígueme, no podemos dejar que nos atrapen.- Sentenció el chico antes de ponerse en marcha, corriendo en cuatro patas mientras huía de los soldados que se aproximaban.
Arthur Kirkland
Arthur Kirkland
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Taguel

Cargo :
Fugitivo

Autoridad :
-

Inventario :
Beaststone [3]
Tarjeta de cartón
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Piedra-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] YvwSTdF

Gold :
59


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Henry el Lun Abr 13, 2020 11:49 pm

Tal vez hubiera tenido tiempo de preparar  algún hechizo antes de que el espadachín lo atacara, pero Henry se distrajo pensando en qué clase de herida le infringiría. Probablemente una con ouchies, esa parte no era linda. Pero si le abría el estómago y se salían sus intestinos? Eso sería interesante. Y la sangre! Sí! De seguro iba a haber mucha sangre! Ohhh! Pero lo mejor tal vez sería si apuntaba a su cuello y le decapitaba de un sólo dobles! Si su cabeza volaba por lo aires, tal vez llegaría a ver su propio cuerpo? Eso sería genial!

Pero el soldado A no llegó a bajar su espada. Estaba a punto de ejecutar su ataque cuando notó los movimientos del laguz y soltó su arma sin dudarlo al ver el cuerpo de su compañero volando hacia él. - ¡Boris! - Exclamó preocupado atrapandolo en el aire y cayendo al suelo junto a él para amortiguar su caída. Alec se apresuró a recuperar una vulneary de sus pertenencias y suministrársela a su camarada, olvidándose de la batalla por un momento, encargndo su seguridad a los soldados que ya habían llegado junto a ellos. Al principio había estado agradecido de que el ataque de magia oscura no había sido mortal para su amigo, creyó que tenía tiempo de encargarse del traidor antes de ir a ayudarle, pero sumando el ataque del laguz quién sabía si sobreviviría?

Henry observaba la escena distraído ante la falta del golpe mortal cuando las palabras del laguz le hicieron reaccionar. - Oh. - Murmuró un poco descepcionado del descenlace de la batalla y confundido por la extraña orden impidiéndole morir.
Pero aún así respondió en tono alegre. - ¡Si señor! - Sonrió al laguz y lo siguió sin demora ignorando los gritos de los soldados que ya les estaban pisando los talones.
- ¡Pagarás por esto Henry! ¡Te juro que te haré pagar! - Distinguió la exclamación de odio de Alec por sobre el bullicio mientras se alejaban. Era curioso cómo había recordado sus nombres a último momento.

Henry siguió al conejo hasta girar en un cruce de calles y se detuvo para lanzar un hechizo contra un edificio, este se derrumbó y bloqueó el camino con sus escombros impidiendo el avance de sus persecutores. El mago oscuro miró el bloqueo, respirando agitado por la carrera y luego se giró hacia el otro lado de la calle para observar al conejo que ya se había alejado un buen trecho. - Ah. ¡Espera! - Exclamó y respiró hondo antes de seguir corriendo tras él con piernas temblorosas.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Tarjeta de cartón
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Tomo-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] POvHqgT

Gold :
343


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Arthur Kirkland el Mar Abr 14, 2020 5:37 pm

Los agudos oídos del taguel escucharon los gritos de odio del soldado A mientras se daba la vuelta para realizar su huida, pensó por un momento en el mago oscuro que lo acompañaba, pero no se detuvo a verificar cuál era su nombre hasta que estuvieran en un lugar seguro, lejos de los guardias de Plegia.

Arthur corrió a un paso lento y constante para que su acompañante no le perdiera el rastro, sin embargo, esto no fue suficiente como para evitar que el mago agotara sus fuerzas. Después de correr un buen trecho, el taguel se detuvo a unos metros de donde estaba el peliblanco intentando recuperar el aliento, y se quedó viéndolo desde la distancia.

- “Ugh… Puede que yo también necesite descansar” Pensó el taguel sintiéndose hambriento- “Que incordio...

Arthur se quedó quieto en el sitio, cerrando los ojos brevemente para concentrarse y de esa forma mantener su transformación, giró su cabeza en diferentes direcciones para escuchar silenciosamente lo sucedía en su entorno con sus orejas, hasta asegurarse de que no hubiera alguien cerca escuchándolos

- Ustedes los brujos, son realmente lentos- Soltó el laguz a modo de queja, respirando agitado a pesar de querer mostrarse fuerte en aquellas circunstancias- Pero, supongo es el precio de poder conjurar una magia tan poderosa como la oscura- Continuó diciendo, esta vez en un tono orgulloso y casual- Suele ser difícil de soportar tanto para el cuerpo como la mente, por lo que se requiere una afinidad natural a ella para usarla de forma efectiva.- Reflexionó mientras pensaba en voz alta, recordando lo que había aprendido leyendo los libros en la casa de su ama y caminando en la misma calle para ubicarse un poco.

Después de revisar que no hubiera nadie cerca, Arthur guardó silencio y volvió a mirar a Henry. El taguel soltó un profundo suspiro y, seguidamente, se acercó a pequeños saltos hasta donde estaba él, todavía guardando silencio por unos segundos para examinarlo con la mirada.

- Si crees que te voy a llevar en brazos solo porque estas exhausto, te equivocas- Declaró el taguel directamente mientras esperaba a que el mago terminara de recuperarse- …Así que lo que vamos a hacer ahora es entrar a uno de estos edificios abandonados y repasar el plan, ¿podrás seguirme el paso?

Arthur espero la respuesta de su compañero, y seguidamente, buscó con la mirada un edificio alto donde pudieran esconderse y que al mismo tiempo no estuviera tan lejos de su ubicación actual. Seguidamente le hizo una señal a Henry para que lo siguiera, procurando caminar un poco más lento para que el mago oscuro no se quedara atrás.
Arthur Kirkland
Arthur Kirkland
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Taguel

Cargo :
Fugitivo

Autoridad :
-

Inventario :
Beaststone [3]
Tarjeta de cartón
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Piedra-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] YvwSTdF

Gold :
59


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Henry el Jue Abr 16, 2020 8:40 pm

Le sorprendió que el Taguel en serio le esperara. Había creído que terminado su uso, si no reclamaba su vida lo dejaría allí tirado mientras el huía lejos de sus perseguidores. Pero tal vez el laguz tenía un uso para su rehén que Henry aún no había descifrado.

- Jaja - El mago oscuro respondió con una risa a la queja y conjeturas del animal. Puede que los magos no tengan un físico especialmente fuerte, pero era consciente de que él era aún más débil en ese ámbito que la media. Y no creía que fuera por afinidad ni nada por el estilo sino por simple falta de buena alimentación durante su crecimiento (y hasta el día de hoy). Más que al cuerpo, lo que más corrompía la magia era la mente. O eso dicen, Henry nunca sintió dicho efecto, pero ¿Qué loco es consciente de su locura? Y sobre la afinidad… No creía que se necesitara afinidad hacia la magia oscura en sí, si no más bien si uno era capaz de sobrevivir al ritual de iniciación o no. Hmmm.
Pero no articuló su opinión al respecto. No le parecía necesario y el conejo no  había dicho nada equivocado tampoco. Además se veía demasiado adorable demostrando el orgullo por su conocimiento como para refutarle de alguna forma, por más leve que fuera.

El aire de amenaza que desprendía el laguz se fue desvaneciendo con la ausencia de los soldados hostiles. ¿Tal vez porque no se sentía amenazado con sólo su persona? Aún así eso no quitaba el hecho de que Henry seguía siendo su rehén. Y teniendo ese rol no creía que el otro no fuera a deshacerse de él apenas lo viera conveniente.
Pero eso no evitó que al oír las indicaciones del laguz no decidiera bromear un poco con sus palabras. Tampoco lo evitó el que en cualquier momento los soldados volverían a hacer acto de presencia.

El laguz apenas se había acercado luego de dar vueltas inspeccionando los alrededores cuando Henry habló. - ¿Oh? ¿No es tu deber hacerte cargo de este pobre rehén? Ese Edificio está muy lejos. Ah. - Preguntó y con un suspiro cansado se sentó en el suelo, allí en mitad de la calle. Nunca se le hubiera ocurrido que el taguel le cargase, pero ya que lo había mencionado, podía intentar divertirse un poco con ello.
Mantuvo su sonrisa despreocupada dirigida hacia el conejo, viendo como se alejaba unos pasos hacia el edificio que había elegido como guarida, esperando a ver qué haría. O si seguiría su camino y tendría que levantarse para seguirlo? Si es que lo seguía y no se quedaba allí sentado esperando a sus ex compañeros en armas.

Aparte no creía necesario repasar el plan, si es que había alguno. ¡Matar hasta morir! Era así de simple.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Tarjeta de cartón
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Tomo-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] POvHqgT

Gold :
343


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Arthur Kirkland el Mar Jul 28, 2020 6:22 pm

Al comenzar a escuchar las quejas del mago oscuro, las orejas del taguel se movieron paulatinamente junto con el sonido, haciendo que detuviera el paso y volteara a mirar a su supuesto rehén.

- ¡Hey! ¡No te quedes sentado ahí! ¡Eres el rehén, y yo soy tu secuestrador!- Se quejo el laguz con voz muy chillona, para luego caminar a pasos largos hacia donde estaba Henry y mirarlo enojado- Si digo que vamos a entrar a uno de los edificios abandonados, es porque vamos a entrar a los edificios abandonados. Si quieres ser un buen rehén, tienes que hacer lo que tu secuestrador te ordene. Y lo más importante, mostrar mucho temor. ¡Mucho temor!- Resalto, mientras alzaba la cabeza para parecer una autoridad- Porque soy un vil, cruel y perverso taguel. ¡Y puedo hacerte picadillo cuando yo quiera! ¡Nyahaha!- Explico con un tono orgulloso y arrogante, antes de soltar lo que consideraba como una risa “malvada”.

Justo después de que Arthur terminara su monólogo, su estómago comenzó a gruñir de forma audible y perceptible, haciendo que su cuerpo se tensara y sus orejas se levantaran un poco por sorpresa. Aquella vergonzosa situación fue suficiente para hacer que el laguz perdiera la concentración y su cuerpo perdiera la figura que tenía actualmente. Al cabo de unos segundos había regresado a tener la apariencia de un niño de al menos unos 13 años de edad, de cabello rubio cobrizo, orejas largas, ropas y capucha verde, y unas cejas muy gruesas y pronunciadas.

- Ah- El taguel miró a Henry unos segundos, frunció el ceño y rápidamente le dio la espalda debido a la vergüenza que sentía verse en esa forma luego del “maravilloso” discurso que había dado. Sacó su beaststone de su bolsillo y luego comenzó a frotarla con las manos como si fuera una especie de lámpara maravillosa- “Estúpido beorc, estúpida piedra, estupida hambre,... Si me hubiera seguido como le dije, esto no estaría pasando...”- Soltó el chico en su mente, mientras en la realidad estaba balbuceando incoherencias y gruñendo todo enojado.

Pero por más que Arthur intentó concentrarse y pulir la piedra, el objeto continuó mostrando un color opaco y vacío, como si simplemente se le había acabado la energía y dejara de funcionar.
Arthur Kirkland
Arthur Kirkland
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Taguel

Cargo :
Fugitivo

Autoridad :
-

Inventario :
Beaststone [3]
Tarjeta de cartón
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Piedra-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] YvwSTdF

Gold :
59


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Henry el Sáb Ago 01, 2020 5:54 pm

Era de esperarse recibir más amenazas en respuesta a sus acciones y Henry las aceptó gustoso, escuchando atentamente. Si iba a ser un rehén debía ser un buen rehén, eso era cierto. Y seguir órdenes no era tan difícil… Lo más desafiante sería mostrar miedo, hacía mucho que había olvidado ese sentimiento.
El mago decidió dar su mejor esfuerzo en desempeñar su papel y dejar de lado sus intentos de divertirse a costas del laguz, siempre que ello implicara desobedecerle.

Estaba por pararse cuando el conejo enorme llegó al final de su discurso y escuchó la risa familiar - ¡Nyahaha! - Rió en respuesta.
Justó después se escuchó un gruñido extraño ¿Otro laguz? Se preguntó viendo la reacción alterada del otro frente a sí. Pero de golpe, el conejo desapareció y en su lugar apareció un pequeño niño con  las mismas orejas y el mismo color de cabello que el pelaje del conejo que hasta hace un segundo se imponía frente a él.

- Oh… - Murmuró sorprendido por el repentino cambio, no era muy difícil asociar al niño como la forma humana del laguz. ¿Los laguz funcionaban así, verdad? - ¡Eso fue terrorífico! - Exclamó sonriente, considerando la oportunidad perfecta para demostrar "miedo".
A decir verdad, humano o taguel, Henrý percibía al joven como adorable pese a sus intentos de ser amenazador y malvado. Probablemente debido a su parte animal, ya que Henry aún no se cruzaba con un animal que no fuera adorable (siempre y cuando no le haya mordido antes), sobre todo si poseían un pelaje esponjoso y visiblemente suavecito.

Mientras el taguel murmuraba cosas incomprensibles dándole la espalda, el mago se levantó del suelo y desempolvó a palmadas su capa y grimorio. Pensando en que el otro también poseía cierta inocencia que ayudaban a la imagen poco terrorífica que proyectaba en él.
Un secuestrador no debería darle la espalda a su rehén, menos si este está armado, ¡Tan fácil le sería conjurar un hechizo en estos momentos! Si, demostrar temor sería una tarea ardua. - Oh cruel, vil y perverso taguel, fui un rehén insolente, haré mi mejor esfuerzo en seguirle el paso de ahora en más. - Volvió a intentar mostrar miedo para complacer a su temible secuestrador y comenzó a avanzar hacia el edificio que el otro parecía haber querido dirigirse anteriormente.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Tarjeta de cartón
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Tomo-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] POvHqgT

Gold :
343


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Arthur Kirkland el Dom Ago 02, 2020 1:53 pm

Arthur tenía deseos de golpear algo, de tirar la beaststone que sostenía en ese momento, pero se contuvo. Después de todo, él era un “caballero”, y aspectos como la furia eran impropios de la naturaleza de uno. Así que el chico fue paciente, tan paciente como lo permitió su cuerpo. Sin embargo, sus manos temblaban un poco debido al hambre y el enojo y el nerviosismo siguieron presentes debido a las circunstancias.

Las orejas del taguel realizaron un movimiento brusco hacia arriba cuando el hechicero lo llamo “terrorífico”. ¿Acaso el laguz podía escuchar una pizca de sarcasmo en la voz de ese beorc? ¿Qué es lo que había dicho? ¿El? ¿Terrorífico? ¡Absurdo! ¡Que falacia! ¿Cómo podía considerar su humillante actuación como terrorífica? ¡Había sido degradante! ¡Vergonzosa! ¡Denigrante! Debía ser una trampa. ¡Si! ¡Tenía que serlo! Porque todos los beorcs eran malos, porque todos eran unos mentirosos y se querían aprovechar de él. Seguro que en cuanto bajara su guardia, ese beorc se acercaria a acariciarlo y tratarlo como una mascota, o peor aún, a abrazarlo tan fuerte como si fuera un peluche.

Arthur sintió un ligero escalofrío de solo pensarlo y dejo de hablar. Dio una leve mirada a su rehén y lo observó fijamente, en estado de alerta. El rehén se levantó del suelo y desempolvó a palmadas su capa y grimorio. ¡Que facil seria que lo atacaran, ahora que estaba en su forma más vulnerable! Pensaba. Pero, no ocurrió nada, absolutamente nada.

El taguel volvió a darle la espalda al peliblanco, esperando que este no se diera cuenta que lo estaban mirando. ¡Imaginate! ¡Imaginate que el tonto beorc se hiciera ideas equivocadas! ¡No! ¡Arthur no estaba interesado en lo que ese tonto beorc opinaba! ¡El solo estaba vigilando que su rehén no escapara!

Oh cruel, vil y perverso taguel, no te dejes manipular por las palabras de ese insolente rehén, pensaba. Pero, el beorc lucía asustado, justo como Arthur quería, y sus palabras eran como música para los oídos del taguel.

- ¡Hmp! Muy bien, rehén. Parece que vas entendiendo- Contesto el chico orgullosamente mientras comenzaban andar- Tal vez, demasiado rápido, pero podremos caminar más deprisa de esta forma- Continuo comentando, mientras intentaba mantenerse adelante para dirigir el camino- Ahora, sigueme. No hay tiempo para descansar, así que te explicare el plan en el camino.- Explico- ...La guardia de Plegia debe de estar buscándonos, así que tenemos que salir de la ciudad, antes que nos atrapen. Por suerte, tengo un plan.- Comentó, sonriente- Si vamos hacia la calle que va hacia el bosque pantanoso, podemos perderlos rápido. La mayoría estará protegiendo a los ciudadanos que estarán concentrados en refugiarse en las iglesias de Grima y los internados, o protegiendo la ruinas ósea.

Cuando los dos estaban por llegar al final de la calle, el taguel escucho unas voces cercanas que lo hizo tensarse. Arthur se detuvo por segundos y miró hacia los lados, antes de rápidamente, tomar la mano de Henry y guiarlo a una callejuela cercana donde pudieran esconderse temporalmente.

- Por aquí, rehén.
Arthur Kirkland
Arthur Kirkland
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Taguel

Cargo :
Fugitivo

Autoridad :
-

Inventario :
Beaststone [3]
Tarjeta de cartón
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Piedra-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] YvwSTdF

Gold :
59


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Henry el Dom Ago 02, 2020 8:27 pm

No costó mucho al taguel tomar la delantera, sobrepasando la lentitud del mago, para guiar el camino.
Por lo menos ya no estaban corriendo, aunque la idea de no poder descansar no le hacía gracia, Henry sonrió alegre siguiendo al chico. Al parecer, su acto había complacido a su secuestrador, estaba consiguiendo ser un buen rehén.

Cuando los dos estaban por llegar al final de la calle, el taguel se detuvo por segundos y miró hacia los lados, antes de rápidamente, tomar la mano de Henry y guiarlo a una callejuela cercana donde pudieran esconderse temporalmente.
El mago se sorprendió cuando el conejo tomó su mano y se dejó guiar hasta el callejón antes de reaccionar, soltando con un movimiento brusco su mano del agarre otro y aplastándola entre su grimorio y su cuerpo. - Nyajaja. - Soltó una suave risa para ocultar su desconcierto, no entendía la actitud del chico al tomarle la mano para guiarle hasta allí si ya lo estaba siguiendo, y tampoco era necesario, bien podría dejarle allí para que lo encontraran los soldados.
Tampoco entendía por qué su mano temblaba… Tal vez, ahora sí le tenía algo de miedo.

El mago oscuro consideró por un momento el deshacerse de aquél chico, pero lo descartó recordando que se había propuesto ser un buen rehén. Si le temía ¿No era eso mejor?... Pero no era divertido…
El sonido de los soldados acercándose le distrajo de sus pensamientos.

- No parecen ser muchos, podemos matarles. - Propuso alejándose un par de pasos del laguz y comenzando a hojear su grimorio para distraerse, aunque no podía hacer que la mano que pasaba las páginas, la que antes había sido tomada por el chico, dejara de temblar. Fastidiado por ello cerró el ibro de golpe y comenzó a caminar a la salida del callejón con intenciones de llevar a cabo lo que había propuesto.


Bonus:

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Z4VTxhB  [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] 6ws2Yin
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Tarjeta de cartón
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Tomo-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] POvHqgT

Gold :
343


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Arthur Kirkland el Jue Ago 06, 2020 5:54 pm

El taguel se sorprendió un poco cuando el mago decidió soltar su mano bruscamente luego de que ellos entraran al callejón. ¿Qué había pasado con lo que había dicho sobre ser un buen rehén y obedecer a las órdenes de tu captor? No había pasado ni diez minutos y ya parecía que el beorc estaba queriendo rebelarse. Arthur frunció el ceño y miró al peliblanco con ligera molestia, pero sin decirle una palabra al respecto ya que se suponía que debían esconderse y para eso no era conveniente hacer mucho ruido.

Tras escuchar la propuesta de Henry, el taguel miró brevemente la portada del tomo oscuro que esté hojeaba sospechosamente, y se asomó un poco fuera del callejón para ver el grupo de soldados que entraban a la calle.

- No, perderíamos mucho tiempo si los matamos- Respondió el rubio de forma seria, mientras volvía esconderse en el callejón para hablar con Henry-  Y no caminas precisamente rápido, así que lo mejor es seguir mi plan.

Dicho esto, el taguel se puso la capucha sobre la cabeza para cubrirse, y se dispuso a entrar más al callejón. Sin embargo, no tardó mucho antes de que pudiera captar más voces sospechosas más adelante, lo que hizo que Arthur se detuviera en seco y soltara un gruñido bajo.

¿En serio? ¡¿En serio?!” Se quejó el chico en sus adentros al ver que no podía ir por esa calle sin que los descubrieran “¡Estos beorcs son como cucarachas!

Parece que no existía otra opción más que pelear, pero Arthur no tenía la paciencia o las energías de lidiar con más soldados plegianos. Quería salir pronto de la ciudad. Quería ser libre. ¡Quería comer algo!

- Grr… Pensándolo bien, iremos por aquí, tengo otro plan.

Arthur se dio la vuelta y fue hacia el lugar donde habían entrado, sacó su piedra de su bolsillo e intentó calmarse, respirando profundamente para concentrarse en su transformación. Luego de unos segundos la Beaststone comenzó a mostrar cierto brillo y la magia en su interior comenzó a ser absorbida por el laguz, transformándolo nuevamente en un taguel.

- Se un buen rehén y despeja el camino, cuando hayas hecho eso… No más distracciones.

¿A qué se refería con eso? Muy sencillo. Arthur tenía pensado transportar al mago lejos de ese lugar, corriendo con él encima, de una forma u otra.

¿Sería humillante para Arthur? Si. ¿Sería incómodo? Si.

Pero era la mejor opción que tenían, al menos, desde la perspectiva del impaciente taguel, quien tenía en mente que la conmoción, al final, terminaría alertando a otros guardias. Así que Arthur comenzó a prepararse, esperando tener la suficiente energía para correr rápido cuando la calle estuviese despejada.
Arthur Kirkland
Arthur Kirkland
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Taguel

Cargo :
Fugitivo

Autoridad :
-

Inventario :
Beaststone [3]
Tarjeta de cartón
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Piedra-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] YvwSTdF

Gold :
59


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.