Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Campaña de liberación] Quien sabe magia no necesita trucos. [Priv. Mallory]
por Mallory Hoy a las 12:22 am

» [Misión] Inmortal [Arngeir, Alice, Seraphiel]
por Seraphiel Ayer a las 5:50 pm

» Transacción entre personajes
por Zephiel Ayer a las 5:15 pm

» [Social] Expect nothing, appreciate everything [Priv. Luzrov]
por Kurthnaga Ayer a las 8:52 am

» Registro de Support
por Garou Sáb Mayo 30, 2020 2:32 pm

» Tienda de armas
por Alice Schuberg Sáb Mayo 30, 2020 6:17 am

» Venta de artículos
por Alice Schuberg Sáb Mayo 30, 2020 6:16 am

» Ausencia~
por Aran Vie Mayo 29, 2020 5:54 pm

» Convoy
por Eliwood Vie Mayo 29, 2020 3:49 pm

» [Misión] Espada de Sellos [Mallory, Hana, Shade]
por Narrador Vie Mayo 29, 2020 3:46 pm

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Garou el Dom Mar 22, 2020 1:33 am

Tellius… Tellius, ¿Eh?

Nunca había oído hablar mucho del sitio, la verdad. Una que otra vez le habían dicho que los de su “tipo” pertenecían ahí, pero jamás había cedido a creer los bufidos incoherentes de sus enemigos. Sus compañeros solían comentarle que también existían lobos al este del mapa, pero tampoco se creía esa historia. No indagaba de más en su pasado, pues simplemente estaba fuera de su alcance. Si en un principio había aceptado ir allí, había sido tanto por curiosidad como por la suma de oro que le ofrecían como recompensa. Pero claro, si hubiera sido solo por eso, bien le hubiera convenido irse a un sitio mucho más cercano, y mucho mejor pagado. Dejar a la banda a solas por un par de semanas era una apuesta muy arriesgada para un grupo de bandidos que eran capaces de armar una guerra civil por sobras de comida en la mesa.

Y a ver si valía la pena rostizarse a pleno sol, solo por la esperanza de ver un lobo…

Porque al llegar a uno de los asentamientos de Goldoa, entre la frontera de Senay y Begnion, no tardaron en insistir que tan solo podía cooperar con “la causa” dándose el viaje de su vida hacia el noreste. Pues que buena suerte la suya, gruñó entre dientes. Sabía que quería ir a Hatari, pero no había terminado de conocer el estado del continente. Básicamente tenía que arreglárselas para cruzar un camino apestado hasta las piedras de emergidos. Pero bueno, ¡Sería divertido! Despejar un poco de las montañas de Rosanne y volver un día triunfante a sus compañeros, atiborrado hasta la frente de tesoros exóticos. El jefe solía darse la misma clase de aventuras cuando aún vivía, por lo que se le hacía terriblemente emocionante seguir en eso sus pasos.

Menos mal iba a ser divertido…

El viaje en barco fue una experiencia fastidiosa, no lo iba a negar. Apenas puso los pies en la tierra fue que pudo respirar tranquilo. El camino sería largo, considerando que no habían carretas ni caballos que recorrieran los caminos abandonados de Begnion, e incluso si así lo fuera, tenía un tacto terrible con los herbívoros, por lo que no podría haber aguantado ni un solo día con uno de ellos. Pero ayudado por su propio instinto, avanzó y avanzó, y no tardó en encontrar el cambio de clima y las eternas dunas de Hatari en la distancia. Se suponía que debía de encontrarse con un campamento de mercenarios, pero ignoró desinteresadamente las recomendaciones que le dieron. De todas formas, lo que quería hacer no le tomaría menos de un día, imaginaba.

Pero con un solo día caminando en la arena, descubrió lo muy mal preparado que estaba para enfrentarse a sus interminables subidas y bajadas. Desde la hora cero se había desnudado el torso para cubrirse la cabeza con la bata, pero ni eso era suficiente para dejar de sudar. ¿De verdad vivían lobos allí? ¿Cómo es que no eran lampiños? Quizás estaba demasiado acostumbrado a las alturas de su montaña…

Carraspeó, aprovechando de beber un poco de su cantimplora. El agua estaba caliente, pero aún así se la vació entera. Todavía podía acercarse a unos de los campamentos, pensó, todavía podía regresar. Pero fuera un espejismo o no, lo que halló al levantar la mirada fue suficiente para despertar todo su ser. Un animal enorme, gigante, en lo alto de una de las dunas. Ambos seres se miraron fijamente, sin parpadear. Garou frunció el ceño, y junto con eso, sonrió.

-Seguro venías viéndome de hace mucho tiempo…-podía percibir la enemistad incluso desde esa distancia. Sabía muy bien que los branded tampoco eran de agrado a los laguz, que su aroma les apestaba a rivales. Por lo mismo no tardó en poner su mano sobre su daga, todavía sin moverse de su sitio. Entonces el lobo comenzó a acercarse, el pelaje de su lomo erizado, y una mueca hostil en su hocico.- ¡Bien! Si eso quieres… ¡Siempre he esperado este momento!


Conquista:
Campaña de conquista por Goldoa
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Daga-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
435


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Henry el Dom Mar 22, 2020 7:47 pm

Al fin! El desierto, arena extendiéndose hasta el horizonte! Un mar seco, dorado y hermoso, no como ese azul tambaleante, humedo y pegajoso.

Henry venía de pasar meses en la humedad espesa y sofocante, en un viaje interminable donde el suelo se movía de forma inquietante, de un lado a otro, muy diferente al acostumbrado ceder de la arena bajo sus pies.

Fue una experiencia interesante, sí. Sobre todo en los días de tormenta, podía jurar que en los mejores momentos de la tempestad el suelo del navío había intercambiado lugares con el techo. La idea de que en cualquier momento serían tragados en las profundidades del océano era emocionante.

Lástima los días de tranquilidad y la soledad del viaje, la única compañía que encontró para pasar el rato fue un gato que pasaba sus horas tomando sol en la cubierta o durmiendo en algún rincón de la bodega. No era muy entretenido pero por lo menos no le huía como la peste como el resto de tripulantes de aquel barco.

En fin, el viaje pasó sin mayores incidentes y allí estaba, en un lugar que decían es Tellius. Ya casi olvidaba qué había venido a hacer allí pero la conversación de unos mercenarios que habían descendido del barco junto a él se lo hicieron recordar. Hablaban de la recompensa que les daría Goldoa por echar a los emergidos y reclamar el territorio de los lobos.

Cierto, lobos!

Tiempo atrás había entrado a una taberna de mala muerte en un pueblo que había visto mejores días cuando escuchó parte de una conversación ajena. 'Hatari, el país de los lobos' habían mencionado en una mesa cerca de la entrada del lugar, y eso fue suficiente para que el mago oscuro fijase su próximo destino.

Lo que no había esperado es que el lugar fuera tan lejos y que sus amigos alados lo abandonaran cruelmente en el puerto. Cuervos traidores, no quisieron acompañarlo en su viaje en barco atravesando el océano.

En medio de su recorrido se enteró que aquél lugar estaba en el mismo estado que Plegia, plagado por esos seres que habían aparecido un día de la nada y que había una especie de campaña política en curso. No le interesaba mucho, pero todo era buena excusa si podía unirse a una batalla y desparramar tripas en el campo de batalla! Y mejor si le pagaban por ello!

Al llegar a Tellius había pensando en unirse a los mercenarios, pero antes de intentarlo un aleteo azabache a lo lejos lo distrajo.
Para cuando quiso acordarse ya había perdido de vista a los mercenarios, pero no se arrepentía, ahora tenía mejor compañía. No eran los cuervos que conocía, hasta eran bastante diferentes! En comparación eran un poco mas grandes, su pico también en proporción a su cuerpo y su cabeza carecía de esa redondez antes de llegar al pico, estos seguían una línea recta desde en la cima de su cabeza hasta su pico que poseía una pequeña curva descendente en la punta.
Pero eran cuervos y su graznido era  muy similar.

Luego de presentaciones y chillidos, Henry se acercó por última vez al campamento de desembarque y se procuró unas cantimploras de agua y algunas provisiones antes de adentrarse al desierto con la compañía alada. Al principio era uno solo, luego dos. Después de cruzar un par de dunas podía verse una bandada de aves negras revoloteando sobre la cabeza del mago.

-----------------

Pasaron un par de días en los que Hery se cruzó con algún emergido por aquí y  por allá. Pequeños grupos de 3 a 5 individuos que sirvieron para alimentar a sus acompañantes que graznaban agradecidos, hundiendo sus picos en la carne fresca al final de cada batalla.

Era una rutina bastante monótona que consistía en caminar, caminar y seguir las indicaciones de los cuervos que lo guiaban a enemigos cercanos o algún oasis donde podía rellenar sus cantimploras, o algún cactus perdido del que podía recoger alguna fruta. Y luego volver a caminar bajo la sombra de los cuervos en el cielo.

Hasta que un día un graznido lo llevó a rodear una duna cercana, Henry esperaba ver emergidos de otro lado, pero para su sorpresa eran un humano y un lobo. Pero no cualquier lobo! Este era ENORME!

Henry casi abre del todo sus ojos, emocionado, pero la costumbre los mantuvo entreabiertos como mucho.

Lobo y humano se observaban mutuamente esperando a que el otro muestre un hueco en sus defensas.

El mago peliblanco mantuvo su distancia, abrazando su tomo de ruina mientras miraba lo que parecía ser el comienzo de una batalla a lo lejos. Uno de los cuervos descendió hasta su hombro, acompañándolo a ver el espectáculo.

- Si! Muerdelo! Si es a la yugular mejor! - Soltó Henry entusiasmado cuando el animal lanzó el primer  ataque. Pero el humano esquivó sus fauces limpiamente. - D'awwww - El mago soltó un suspiro descepcionado ante la falta  de sangre, pero luego volvió a sonreír y se ofreció. - Oh, oh! Dame un ladrido si necesitas ayuda para hincar el diente en sus huesos! - Sacudiendo uno de sus brazos en alto para llamar la atención y asegurarse de ser escuchado por el canido.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
328


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Garou el Mar Mar 31, 2020 8:10 pm

Así que a eso era lo que llamaban un laguz. Sí, no se parecía en absoluto a los lobos de verdad. El triple de grande, el triple de fuerte… y como si no faltara poco, le habían dicho que eran igual de inteligentes que cualquier otra persona. ¡Eran un montón de ventajas sin sentido! Pero le encantaba, así era mejor. Más fácil podría demostrar que valía lo mismo o más que ellos.

Tiró la bata a sus pies -ya podría recogerla más tarde- y separó las piernas, poniendo la navaja entre ambos. La criatura agachó la cabeza y echó carrera a una de sus piernas. Garou, sorprendido por su rapidez y tamaño no pudo reaccionar con un contraataque, esquivando con un salto perspicaz pero desesperado. Además, como si no fuera suficiente con estar peleando con ese calor implacable, creyó haber escuchado una voz a su derecha. No sería que se estaba volviendo loco, ¿Verdad? El animal no dejó que se distrajera, comenzó a rodearlo, obligando al branded a hacer lo mismo. Ambos se gruñían mutuamente, esperando a descubrir quién se lanzaría primero. Sin embargo…

La vocecita volvió a aparecer en la distancia y Garou, notablemente molesto, giró la cabeza hacia allá de una vez.

-OYE, ¿¡A QUIÉN CREES QUE APOYAS!? -gritó, sorprendido de, efectivamente, comprobar que había un tipo ahí gritándole al lobo como si nada. Abrió los ojos y se quedó mirándolo con la guardia completamente desprotegida. El laguz, probablemente confundido contra ambas presencias, ladró hostil hacia el branded. Sin embargo, no volvió a atacar, retrocediendo lentamente hasta darse la vuelta y volver a escalar una de las dunas.

El lobo aulló a los cielos, para después salir huyendo del lugar. Garou lo miró un momento y después agachó la cabeza, respirando profundamente antes de limpiarse el sudor y volver a recoger su ropa. Después miró su daga, todavía limpia, y la volvió a guardar en su respectiva posición. Una vez volvió a cubrirse la cabeza del sol fue que regresó su mirada al sujeto misterioso, comenzando a caminar en su dirección. ¿Parecía molesto? Sí, efectivamente, pero ya había guardado su arma, por lo que no esperaba que el otro fuera a atacarlo a él. Un poco de confianza y algo de jaqueca era lo que le daba el sol en esos momentos.

-Bah, ¿Cuál es su problema? -Garou habló sin miramentos al extraño que hace nada gritaba en su contra. Miraba hacia atrás, refiriéndose por supuesto al laguz, para después volver al otro.- ¡Oye, tú! ¿Por qué querías verme muerto, eh? ¡No pensaba luchar hasta la muerte con esa bola de pelos!

Garou se llevó la mano derecha al cabello, peinándose hacia atrás. Entonces, la marca en su antebrazo fue perfectamente visible; un trazo rojo y complicado que desvelaba sus orígenes. Por su parte observó el cabello platino y las vestimentas de aquel sujeto, demasiado extraño y diferente a las personas que conocía en Valentia. ¿Sería algo de Tellius, o acaso también era un extranjero traído como mercenario? No imaginaba otra razón para aparecerse por ese horno de arena si no era por oro.

-Huh, ¿Qué pasa con todos esos cuervos? -aunque había notado sus sombras de lejos, no había imaginado que serían tantos.- Qué miedo… ¿Acaso llevas algo muerto encima? -se quedó mirándolos con ambas manos puestas en la cadera. De verdad le asustaban, no era natural. Y normalmente no le gustaban esas aves, ni otras de rapiña. Le daban escalofríos.

De pronto, los mismos cuervos parecieron agitarse, volando todavía más alto. Garou se quedó con la cara hacia arriba, confuso. Pronto sus dudas se aclararon al percibir apenas por el rabillo del ojo un movimiento. Imaginó por un segundo que podía tratarse del lobo, pero desistió al reconocer armas humanas. Aunque no podía divisar bien sus ojos desde allí, los conocía. Se aproximaban lentamente, a un ritmo en que quizás todavía podrían escapar de ellos.

-Ajá, así que por eso huyó, ese cobarde… -sonrió Garou. Al contrario del laguz, él no tenía intención de moverse de allí.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Daga-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
435


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Henry el Mar Mar 31, 2020 10:01 pm

- Pues al lobo, obvio. Jaja! - Rió Henry alegre al notar la falta de defensa del humano, anticipando la sangre pero - D'aww, lástima. - El lobo ladró un par de insultos y amenazas y se dio la vuelta para huir del lugar. No solo no hubo sangre, sino que no había llegado a tener la oportunidad de interactuar mucho con el can.
Aunque con sólo verlo Henry era feliz. Le recordó a su madre y sus hermanos, ah ¡Si sólo hubieran crecido para ser tan grandes y fuertes!  Pero no.

Y ese aullido, ¿Parecía una advertencia? ¿Que se fueran de allí? Bueno, probablemente no a ellos, sino a algún amigo que tuviera cerca. Hmmm pero si tenía amigos ¿Por qué no llamarlos?, así podrían atacarlos a ambos, ¡Entre todos! Uh, ¡Toda una jauría de lobos asomándose majestuosos sobre las dunas para hacerlos pedazos! Henry sonrió al imaginarlo.
Pero ahora, ¿Qué hacer con el humano? Hmmm Si lo mataba ¿Tal vez el lobo volvía? Mientras lo consideraba, el humano se había acercado lo suficiente como para que el cuervo en su hombro volviera a los cielos. Protestando como sólo humanos saben hacer.

- ¿Eh? ¿Por qué no querría verte muerto? - Le respondió Henry confundido. - Imagina la escena, sangre sobre la arena, las fauces carmesí del lobo haciéndose un festín con tus entrañas! ¿No sería hermoso? - Preguntó luego de describir la imagen con entusiasmo y luego agregó. - Además normalmente siempre que se inicia una lucha, solo termina cuando el oponente muere. - Pero le interrumpieron las siguientes palabras del humano acerca de los cuervos.

- Oh, ¡No!  Haha. - Rió por la sugerencia, cargar con un muerto entero sería muy tedioso. - Ya me quedé sin partes, se comieron el último brazo hace unas horas. ¿Pero puede que estén esperando a qué esté al punto? Ha ha - Explicó y siguió la mirada del otro hacia el cielo para observar a sus amigos alados. Sí, eran aves sinceras, sabía que el día de su muerte no dudarían en hacerse un festín de su cadáver. Y él sería feliz con ese fín, sobre todo si había montones de sangre.
Fue entonces que los cuervos comenzaron a revolotear entusiasmados. - Oh, es hora de comer! - Notó el mago, sujetando el tomo de magia a su costado con el codo, hizo hueco con sus manos frente a su boca para ampliar su voz.
- ¡Hey! ¿Hacia dónde? - Les preguntó y le respondieron con graznidos revoloteando hacia cierta dirección antes de retomar su vuelo en círculos. - He he! - Asintió el mago y tomando el tomo en sus manos, emprendió el rumbo hacia donde señalaron.

Ah, pero el humano! Recordó luego de dar unos pasos y se dio vuelta para observarlo.
Oh bueno, lo dejaría para lo último. Además si lo pensaba, era mejor encargarse de él al final. Luego de tantos emergidos carentes de reacción a sus heridas jugar con un humano sería divertido.
Le dedicó una sonrisa al imaginar su rostro desfigurado por el dolor y la desesperación. - ¡Ah! No vayas muy lejos, luego volveré por ti y ¡Los Lobos no son cobardes! - Se quejó Henry antes de seguir su camino hacia la fuerza emergida. Dejando lo mejor para el final.

No estaban muy lejos, si abría un poco sus ojos podía ver la nube de arena que levantaba su avance, y el reflejo del sol en sus armas. Pero aún estaban a una buena caminata de distancia para que entraran en rango de sus hechizos. Al fin y al cabo las cosas en el desierto siempre estaban más lejos de lo que parecían… ¿O mas cerca? Jajaja, nunca se sabía.


Tarareó una alegre melodía mientras ojeaba su tomo de magia para seleccionar el mejor hechizo de ruina en los pocos minutos que tardó en llegar a tener a los emergidos al alcance. El silbido de una flecha que aterrizó a unos metros de sus pies le advirtió de ello. Henry pensó que estaban más lejos, tal vez se distrajo demasiado, o tal vez la distancia fue un espejismo del desierto. Pero no importaba.

Henry cerró su tomo y lo alzó en alto mientras seguía avanzando a paso tranquilo. Las flechas cayendo cada vez más cerca de sus pies y de su persona, la energía oscura concentrándose a su alrededor, en el libro y en sus manos. Y luego un graznido. Y el brillo de un hechizo.

Y un arquero cayó, a la par que una carcajada irrumpía el campo de batalla. - JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA -

Era el grupo más grande de emergidos que se había cruzado hasta ahora. ¿Alrededor de diez tal vez? Unos tres arqueros, dos magos y cinco unidades cuerpo a cuerpo que acortaban la distancia a la carrera.
Henry siguió caminando y riendo mientras preparaba el siguiente hechizo de ruina y seleccionaba cuál sería el próximo objetivo que disfrutaría viendo consumirse en su magia. Más su elección se vió facilitada cuando un tajo en su brazo casi rompe su concentración y la invocación de magia. Una flecha lo había rozado. Eso decidió su objetivo y con un - Ouchie! - Lanzó el hechizo contra el agresor, pero se decepcionó al ver que, aunque el enemigo no había logrado interrumpir la magia, sí había logrado reducir el poder tras ella.

Henry suspiró y comenzó a preparar el siguiente hechizo. Ese arquero seguía vivo y había que arreglar eso…. Ah… Pero ahora las fuerzas de pié se encontraban cerca. Debería empezar a concentrarse en ellas…. Pero ese arquero ya tenía su atención. Sí. Primero quería encargarse del arquero.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
328


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Garou el Lun Abr 13, 2020 1:02 am

¿¡Quería verlo morir!? Así de fácil se pudo dar cuenta que a ese tipo no le importaba la vida de los demás. ¿Acaso era hijo de un carnicero o algo parecido?. Lo miró, visiblemente ofendido, pero se aguanto las ganas de hacerlo callar. Ya se enteraría… ¡Qué persona tan retorcida! Menos mal le parecía un tipo, además de estúpido, inofensivo. Puede que el sol no le estuviera haciendo demasiado bien en esa cabeza blanquecina.

Garou se miró el antebrazo, como para comprobar que su marca efectivamente estuviera allí (aunque si pudiera desaparecer como si nada, su vida no sería tan difícil). Fue extraño que el otro no la notara, ni reaccionara en absoluto. Incluso entre brandeds era una sorpresa encontrarse unos a otros. Bueno, el tipo tenía los ojos cerrados, pero creía que tan solo lo actuaba. ¿Podía ser que en verdad estuviera ciego? Se quedó mirándolo fijamente, sin pestañear, pero por mucho que  intentara no pudo comprobarlo. Si en verdad fuera así, hasta le llegaba a dar pena que estuviera metido en medio de ese desierto sin agua ni comida.

-¿Esperándote… a ti? -de acuerdo. Ahora ya no pensaba que fuera tan egoísta, tan solo creía que estaba rematado de loco.

Mientras veía a los emergidos aproximarse, Garou agarró las mangas de su gabardina y las ató a su cintura. Tendría que aguantar el sol mientras peleaba, no le quedaba de otra. Pensaba ir solo, incluso si lo superaban en número. Las órdenes eran claras, mientras más cabezas a su nombre, más oro, por lo que no era el momento de acobardarse frente a un puñado de no muertos. Pero justo cuando iba a dar el primer paso al frente, el tipo misterioso se le adelantó. Garou se quedó mirando en esa dirección con rostro angustiado, sin saber si entonces lo que planeaba era ir a suicidarse o algo parecido. Pensó en ir a ayudarlo, pero ese tono condescendiente con el que el peliblanco respondió a su silencio fue suficiente para tirar los ánimos del branded al suelo.

-¿¡Volverás por mí!? ¡Atrévete! ¡Entonces conocerás a un verdadero lobo! -alzó el puño al aire, gritando. ¡Qué dolor de cabeza!

Se cruzó de brazos. Ya podía contar a los emergidos desperdigados por las dunas, pero no quería pelear contra ellos junto a ese tipejo. Ya podía imaginarse que a la menor oportunidad lo traicionaría. No valía la pena, esperaría a que acabaran con él y ya luego sería su turno de lidiar con las sobras. - ¡BUENAAA SUERTEEEE, IDIOTAAAAA! -se llevó las manos a la boca y gritó, seguro de que le oiría.

Cerró los ojos y resopló, molesto. ¿Sería tan fuerte como alardeaba? Aún cabía la posibilidad de que no estuviera bromeando con sus capacidades. Entonces, Garou notó un resplandor de magia en la distancia. Así que eso era lo que hacía, tirar destellos por aquí y por allá como esos sabelotodos a los que les robaba los tomos del bolso. Por muy poderosos que pudieran ser sus conjuros, sus enemigos todavía eran demasiados. ¿Y así quería pelear con él! ¡Tch! Pero, no parecía que las cosas fueran a su favor. Esos tipos tenían arcos, y así como lo veía, no tardarían en convertirlo en una brocheta. Maldición... ¿De verdad tenía que ser testigo de eso...?

El peliblanco podía creer, efectivamente, que estaba peleando solo. Sin embargo, la figura de Garou, deslizándose por la pendiente de una duna, se hizo visible hasta derrapar lado a lado con él, navaja en mano. Se veía visiblemente molesto, además de terriblemente acalorado.

-¡Agh, no te soporto! ¡No puedo verte morir como un idiota! -le gruñó, mirándolo de medio lado.- ¡Dicta tus palabritas! Yo me encargo de estos. -le avisó, apuntando con su cuchillo a quienes no tenían arco.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Daga-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
435


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Henry el Miér Abr 15, 2020 11:10 pm

Henry lanzó su siguiente hechizo y el arquero cayó inmóvil. Con eso concluía la venganza del pequeño tajo en su brazo. El problema ahora era el gran tajo que no creía posible evadir, por más que retrocedía dando pasos tranquilos hacia atrás preparando su hechizo de defensa, era consciente de que no llegaría a tiempo de derrotar a su enemigo antes de que su espada bajara sobre él. El emergido más veloz ya lo había alcanzado y no solo eso, sino que escuchaba algo acercarse rápidamente a sus espaldas.

Estaba acorralado y pensando en la lástima que sería morir a manos de emergidos. Habría sangre, sí. Pero seguro que también ouchies, y los emergidos no eran muy creativos a la hora de arrasar con sus enemigos. Probablemente lo herirían de gravedad y dejarían allí desangrándose lentamente. El único consuelo de Henry era pensar en que tal vez se acercaría algún lobo a comer su cadáver, y los cuervos seguro que no lo desperdiciarían… Ah, pero si aún no había muerto entonces sería un gran ouchie... Oh! Pero si perdía la sensibilidad por la falta de sangre y entonces venían a comerlo cuando guardaba los últimos rastros de consciencia? Eso sí sería ideal!

Pero para su sorpresa, la amenaza a su espalda llegó a su lado levantando una nube de arena en el aire y soltando más insultos hacia su persona. El hombre que había enfrentado al lobo se encontraba ahora luchando a su lado contra los emergidos y ¿Le estaba defendiendo de los enemigos?
El hechizo del mago oscuro cuya concentración no se había roto por el dolor de la herida de flecha, ahora se desvaneció a medio conjurar en sus manos. Su confusión duró apenas unos instantes de inmovilidad antes de que respondiera con un leve - ¡Oh! - Al comprender la situación. No es como si el hombre lo estuviera ayudando, sino ayudándose a sí mismo. Sería mejor y más fácil eliminar a los emergidos haciendo uso de su persona, era sólo una acción por conveniencia.

Henry se apresuró a conjurar su magia y lanzarla contra el rubio. O casi. El ataque pasó peligrosamente cerca de su costado para acertar en el emergido que anteriormente casi reclamaba su vida. Éste soltó su espada y se retorció sobre sí mismo antes de caer inerte en la arena. Henry ensanchó su sonrisa pensando en si tal vez debería haber desviado su puntería un poco más hacia un lado y cambió su atención hacia los dos magos y el arquero restante que en la lejanía ya comenzaban invocar sus bolas de fuego, espadas de viento y flechas en su dirección.

Su primera invocación se completó a tiempo de utilizarla para interferir con un hechizo de fuego antes de que llegara al blanco. Aunque el entrechocar de magias dejó secuelas que causaron algunas pequeñas heridas por aquí y por allá y causó una carcajada. - NYA JA JA -  Un paso a un lado mientras juntaba magia para su segundo hechizo lo sacó de la trayectoria de los ataques restantes de viento y de la flecha. Y el soltar su segundo ataque sólo quedó un mago y un arquero.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
328


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Garou el Lun Abr 20, 2020 11:43 pm

¿De cuál se iba a encargar? No tenía más opción que ir  por el de la espada, considerando que ya estaba a su diestra. Garou afirmó el cuchillo y se acercó, acortando la distancia entre él y el arma por el lado contrario con el que su enemigo la sostenía. Apuñaló lo más rápido que pudo, pero el emergido no fue estúpido, pues vio venir el ataque y lo supo esquivar.- No te afecta el calor, hah… -murmuró para sí. Le tomaría tiempo, debía llegar a su punto débil, o si no…. ¿Qué era eso que escuchaba? Miró hacia atrás, y descubrió la extraña conjuración del mago a punto de darle en la cara. Garou se echó hacia atrás con los brazos extendidos hacia los lados, escandalizado.

-¡F-FIJATE DONDE APUNTAS! -lo sabía, sabía que iba a jugar con su confianza así. Oh, ya le daría su merecido. No iba a permitir eso de él ni de nadie.  Pero no lo iba a negar, era bastante bueno. Se había llevado varias cabezas a su nombre, y no paraba. De verdad debía gustarle matar, podía notarlo si no era ya obvio. Garou suspiró, atento a los emergidos que, desde la distancia, apuntaban a ellos sus proyectiles. Así se encontraba en desventaja, pero por suerte las dunas le ofrecían cobertura suficiente para ocultarse, de momento. Se fue acercando de a poco, vigilando el enfrentamiento entre el mago oscuro y su contrincante de fuego.

-Sobrevive un rato más, idiota… -volvió a susurrar, alzando el puño con emoción al ver que logró matar al enemigo. Entonces solo quedaban dos, pero por mucho que ese tipo tuviera los pies ligeros, no podría esquivar si los emergidos se coordinaban en sus ataques. Y si algo sabía Garou era que esos desgraciados eran más listos de lo que merecían. Ahora dependía de él, y de lo rápido que pudiera correr en ese infierno, por supuesto.

Ya no aguantaba la arena caliente, ni el sol sobre su espalda. Sabía que debía de haber vestido algo más adecuado. “A la próxima, Garou, a la próxima” se convenció para darse ánimos. Levantó la cabeza sobre una de las dunas, revelando su posición al enemigo. Los había sorprendido, ¡Bien! Eso mismo había hecho el lobo de antes para escapar sus ojos. Era fácil imitar sus técnicas. Garou giró su navaja, echando a correr antes de que el arquero lo notara, y que el mago terminara de invocar su conjuro.

-¡Eres mío! -gritó, saltando hacia el arquero. Le estampó los pies sobre el pecho, y lo tiró al suelo. El emergido rugió e intentó desenvainar una espada, pero no antes se que Garou partiera su cuello en diagonal. Pero el mago no le dio tiempo ni de erguirse, apuntando uno de sus ataques al branded. Las hojas de viento le rozaron el cabello, pero fue capaz de rodar hacia un lado. Entonces, todo el hombro se le quemó con la arena. Garou estaba seguro, segurísimo de que la magia le habría dolido menos que eso. Se levantó de golpe, encorvándose mientras miraba al emergido, quien ya empezaba a lanzar otra ráfaga a su cabeza.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Daga-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
435


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Henry el Mar Abr 21, 2020 1:01 pm

El mago de fuego cayó y Henry notó al humano yendo a atacar al arquero y aw, no llegaba a ver sangre desde la distancia pero el arquero ya no parecía ser un problema. Ahora solo quedaba el mago con tomo de viento… ¿Eh? ¿Qué hacía el humano allí? Henry se dio cuenta de su desliz mientras lo veía esquivar las cuchillas de viento y meditaba si ayudar o no ayudar. Había creído que el rubio se concentraría en combatir a las unidades de combate cuerpo a cuerpo que se acercaban tras el espadachín caído que… ¿Uh? Ahora que lo pensaba, ¿No recordaba haber visto a los 4 emergidos restantes cuando se deshizo del espadachín?

- ¡Caw! - Un graznido repentino resonó en lo alto.

Al escucharlo, Henry supo que estaba en problemas y sin dudarlo se tiró al suelo agarrando el borde de su capa cubriéndose manos y cara, sus únicos sectores de piel descubierta, para que al rodar ladera abajo no se quemara con la arena. - Nyajajaja - Río divertido al descender. Sin llegar a ver la punta de lanza que ahora atravesaba el espacio que antes había ocupado.
El rubio no había sido el único que había aprovechado el refugio de las dunas, los emergidos habían hecho uso de la distracción provista por sus camaradas y el terreno para rodear y emboscar al mago.

No era una duna muy alta y ni siquiera se había encontrado en la cima de la misma, pero el rodar aprovechando su inclinación logró separarlo de sus atacantes un par de  metros. Más rápido que si hubiera corrido la distancia y menos cansador.
El peliblanco tomó cuidado de al arrojarse, no hacerlo para descender directo hacia abajo, sino de descender en ángulo hacia un lado.

Una vez su descenso se detuvo al llegar al pie de la duna, Henry se sentó aún riendo y un poco mareado desenredó su tomó de entre los dobleces de su capa para apresurarse a lanzar  un hechizo en dirección a los enemigos. Sólo que en vez de a sus cuerpos el ataque fue dirigido hacía sus pies.
La arena cedió bajo el peso de los emergidos y el impactó los hizo caer y rodar dunas abajo en un ángulo opuesto al suyo, creando aún más distancia entre ellos. Eso le daría el tiempo suficiente a Henry para conjurar su próximo hechizo. Sobre todo teniendo en cuenta que sólo uno de los dos emergidos que lo habían emboscado seguía en pie. El otro ya no podría levantarse habiendo perdido una porción de la parte inferior de su cuerpo. Henry sonrió al ver la arena camesí

Huummmmm ¿Dos? Si lo habían atacado solo dos emergidos… ¿Dónde estaban los dos restantes? Mientras convocaba su magia para el ataque que se desharía del emergido con lanza que avanzaba hacia él, Henry alzó la vista al cielo, esperando que los cuervos le indicaran una pista de la ubicación de los enemigos faltantes.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
328


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Garou el Vie Abr 24, 2020 9:29 pm

Podía lanzar todos los conjuros que quisiera, pero a esa distancia no podría defenderse por mucho más tiempo. Garou hizo una mueca hacia su enemigo, enfrentándolo con ojos hostiles. Antes de permitirle atacar de nuevo, corrió de cara hacia él, sin temor. Un hechizo lo esperaba en su camino, sin embargo, no lo impactó, pues Garou se agachó justo entonces, el ataque volviendolo a rozar por los pelos. A partir de ahí ya no tenía escapatoria. Tan solo le bastó un salto para llegar a él, dándole un puñetazo limpio en el rostro. Con la otra mano le arrebató el libro a la fuerza, dejando que se perdiera en la arena. Después, tan solo le bastó agarrarlo del cuello con el brazo, dejándolo totalmente inmovilizado.

-¡Te tengo! -gritó, levantando su cuchillo para clavarlo de lleno en su tráquea. El emergido no pudo sino luchar y retorcerse en vano hasta que la vida por fin dejó su cuerpo. Garou entonces suspiró, agotado por el sol. El sudor se escapaba y se evaporaba rápidamente de su cuerpo, lo que para ese punto lo convertiría en una pasa. ¿Y si le quitaba el sombrero a ese emergido…? No, era horrible. El branded decidió entonces mirar hacia abajo, donde el mago debía de encontrarse ya sano y salvo. Fue justo en el momento en que oyó otro de sus conjuros estrellarse contra las dunas, derrotando a un emergido en su paso. Parecía que lo habían emboscado dos por delante, y no terminaba de darse cuenta que tenía a otros dos de ellos acercándose por detrás.

-O-oh… -preocupado, dejó caer al emergido.- No los vi… ¡Espérame, loquito! -le gritó, lanzándose cuesta abajo. ¡Maldición! Había creído que la batalla acabaría, pero le habían tomado el pelo. No debía volver a subestimar el desierto, al cual esos monstruos eran inmunes.

Corría intentando no tropezar, o quemarse aún más la piel. Sin embargo no iba a llegar a tiempo, no antes de que ese tipo fuera acorralado. Pero entonces, notó una figura corriendo en su misma dirección, superándolo en velocidad. Garou se detuvo un segundo al descubrir que era el mismo lobo de antes, ¡O al menos, lo parecía!. Fácilmente habría podido emboscarlo por detrás, si todavía quería una pelea. Pero, al contrario, parecía ser que la enorme bestia quería ayudarlos. Garou le miró confuso, y no pudo evitar sonreír.

-¡Te decidiste un poco tarde, eh! -le llamó la atención al lobo, volviendo a correr. Garou fue a por uno de esos emergidos, el cual sostenía un hacha en sus manos. Se le lanzó directo a la espalda,  agarrándose de él  para apuñalar una y otra vez su corazón. Lo soltó, viéndolo tambalear hasta que se derrumbó por su propio peso al suelo. Garou se hallaba todo ensangrentado hasta la punta de los pies, pero al menos sentía que el denso líquido le ayudaba un poco contra el calor. Mientras, el lobo se abalanzó a la yugular de uno de los atacantes, acertando con sus colmillos hasta que dejó de moverse. Así, branded y laguz escudaron al mago oscuro.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Daga-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
435


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Henry el Sáb Mayo 02, 2020 6:11 pm

Desde el suelo Henry lanzó su segundo hechizo ignorando los sonidos de movimiento a su espalda, esperando ser apuñalado o que un hacha le partiese la cabeza.
La voz del rubio sonaba bastante más alejada que la arena crujiendo bajo el peso de sus enemigos tras de sí. Obviamente no llegaría a tiempo… Los cuervos pudieron haberle avisado también que había más enemigos a su espalda… No es que le importase que no lo hayan hecho o que el otro no llegaría a salvarle. No sería la forma que más quisiera pero no se quejaba de al fin experimentar que tan acogedor sería el esperado abrazo de la muerte.

El emergido frente a él cayó inerte y el otro aún lejos, arrastraba lentamente la mitad que quedaba de su cuerpo, la arena carente de firmeza no le ayudaba en su empeño pero eso no reducía su clara ansía de sangre.

Observaba distraído los esfuerzos del medio emergido cuando la voz del rubio volvió a escucharse, esta vez no parecía dirigirse a él y con ello el mago se dio cuenta de que el ataque que esperaba aún no llegaba. En su lugar, se escuchaba el sonido del metal entrando en carne, pero no en la suya. ¿Por qué aún no estaba herido de muerte? No es como si los emergidos tuvieran sentido del honor como para no atacar a alguien por la espalda - Jaja - El pensamiento le causó gracia y soltado esa pequeña risa giró su cuerpo curioso para ver qué ocurría tras de sí.
El movimiento empeoró el leve mareo que sentía, no se había ido desde que giró por la pendiente de la duna, pero Henry lo descartó reconociendo el sentimiento y bastante seguro de que había empezando desde antes de rodar.

Al darse la vuelta, se sorprendió al ver a un lobo gigante tras de sí con las fauces clavadas en un emergido ya sin vida. Confusión y sentimientos desconocidos se mezclaron en sus ojos apenas abiertos.
Por un momento creyó ver la imagen de su madre, protegiéndolo como sólo ella haría. Pero la única vez que le había defendido de humanos no había acabado bien. Henry sintió una punzada de dolor agudo en su cabeza mientras tomaba su tomo y volvía a convocar la magia. El recuerdo se superpuso y el mago preparaba su último ataque. Aún quedaba un humano en pié, tenía que deshacerse de ese cazador antes de que… Ah.

El hechizo falló. - Ugh. - La magia se dispersó en sus manos cuando volvió a sentir otra punzada, esta vez más fuerte y no se dispersó al instante como antes. Henry vio girar sus alrededores mientras su vista se oscurecía. - Je je… - Rió aliviando mientras se sujetaba la cabeza adolorido y se dejaba caer a la arena. Por lo menos el humano no era un cazador y el lobo no era su madre. Reconoció con un sentimiento contradictorio antes de desvanecerse.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
328


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Garou el Jue Mayo 07, 2020 1:37 am

No pudo evitar mirar al emergido casi muerto haciendo todo lo posible por luchar todavía. Se arrastraba dejando un rastro de sangre a su paso, sin siquiera poder sostener su arma. Siendo que el mago había alcanzado a matar al último de sus enemigos, ya había perdido. Pero se negaba a ceder a la muerte, hasta que por fin cayó rodando por la duna, inmóvil.

-Qué miedo… -murmuró Garou, visiblemente perturbado. Prefería que los muertos estuvieran bien fallecidos. Ese tipo de cosas no hacían sigo agitarlo hasta la médula. De verdad, no quería pensar que esos monstruos podrían haber sido humanos en el pasado. Ya había escuchado suficiente al respecto, pero jamás podrían convencerlo.

Agitó la cabeza de un lado a otro, encontrando miradas con el lobo a su costado. Se suponía que los laguz eran al final muy parecidos a los humanos, ¿No? Le clavó la mirada atentamente, esperando a comprobar sus sospechas. Hasta ahora no había podido verlos transformarse, por lo que estaba seguro de que si llegaba a suceder, sería todo un espectáculo. Más sus ansias tuvieron que esperar, pues el mago oscuro se había dado la vuelta para enfrentarlos. Era perfecto, pues Garou tenía una buena horda de palabras preparadas en la punta de la lengua para ese albino. Sin embargo...

¿Qué le pasaba a ese tipo? De pronto parecía haberlo asustado. Tanto había dicho que admiraba a los lobos, ¿Y ahora se recogía así? Algo no calzaba, y lo supo al momento de verlo conjurar otro hechizo, pero esta vez en su dirección.

-¡Oye! -exclamó, sorprendido. No supo reaccionar. Por supuesto, lo primero que se le ocurrió fue que el mago oscuro había planeado traicionarlo desde un principio. Sin embargo, no quería creer que eso fuera posible. Garou tan solo afirmó el cuchillo en su diestra, mirándolo hasta que el conjuro cesó.  Sin más, el sujeto cayó sobre la arena, al parecer completamente exhausto. Poco a poco el branded fue relajando su expresión alterada, comprobando que el otro ya no fuera un peligro.

- -Garou se aproximó, ignorando de momento al lobo, quien simplemente los miraba. El branded se agachó y con la punta de sus dedos tocó el cuello ajeno, comprobando su pulso. Seguía vivo, al menos.- Tch… ¿Estabas alucinando o algo así, idiota? -se quejó, mirándolo acomplejado. Con lo que le había afectado el calor a él, no lo sorprendía. Ese tipo parecía muy vivo y alegre, pero seguramente estaba mal de la cabeza desde hace un buen rato. Viéndolo de esa forma, supuso que lo mejor era devolverlo a un lugar civilizado. No quería pensar que hubiera sido él quien se hubiera desmayado en medio del desierto, además que los cuervos seguían revoloteando encima de ellos. Ugh, se sentiría todo sucio y culpable si abandonaba a ese tipo para que fuera la merienda de esos pajarracos. Garou suspiró, volviendo a mirar al laguz.

Su silencio lo perturbaba, pero al parecer había dejado todas las hostilidades aparte. De pronto sucedió lo que esperaba, cosa que lo dejó boquiabierto. El lobo se vio envuelto en una luz que, comparada con el sol, era tenue, pero fue suficiente como para cubrir su figura y esconder los efectos de su transformación. De esa estela apareció la figura de una mujer con una apariencia mayor, envuelta en ropas ligeras. Poseía orejas y cola, las cuales eran de un marrón claro. Garou en ese momento tuvo la certeza de que, efectivamente, los lobos laguz eran reales. Le miró unos segundos con admiración, intentando descifrar cómo eso había sido posible. Entonces, la laguz no esperó a hablar.

-Incluso con tu sangre retorcida, peleas bien. -dijo. Claro que de inmediato se ganó una mala mirada por parte del branded, quien no tardó en fruncir el ceño en su dirección.

-¡No te contienes nada! Ya veo por qué querías matarme al principio. -se quejó.- ¿Por qué cambiaste de opinión, eh? -le tentó, aunque con legítima curiosidad. La laguz no le quitaba los ojos de encima.

-Al final, luchabas de mi lado. No supe entender. -se explicó.- luego comprendí que aunque tu aroma sea hostil, sigues siendo similar a nosotros. Y acepté.

Garou sonrió de medio lado. Al final, los lobos estaban tan llenos de prejuicios como los humanos, pero al menos sintió algo de confianza al saber que había podido cooperar con uno de los primeros. Hizo el esfuerzo de coger al mago por un brazo, apoyándolo sobre su cuello para poder sostenerlo más o menos de pie. Después, se soltó la gabardina de la cintura y cubrió a ambos del sol con la tela sobre sus cabezas.

-¡Qué manera tan complicada de verlo! Tan solo admite que querías mi ayuda. -alcanzó a decir a la laguz antes de que esta volviera a transformarse. La bestia le miró unos segundos a los ojos antes de echar a correr y así sin más, volver a desaparecer en las dunas. Garou se quedó en silencio un momento, comprobando además que el extraño estuviera consciente.

-Oye, loquito, ¿Ya estás bien? -murmuró Garou, comenzando a caminar.- Supongo que te llevaré al campamento. Ya luego les explicaré a esos tontos que deberían haberte puesto en la cárcel en vez de la mitad del desierto… aunque quizás es lo mismo. -se burló.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Daga-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
435


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Henry el Dom Mayo 10, 2020 7:50 pm

Cuando volvió en sí no supo cómo reaccionar a la situación.
Hubiera esperado despertar en la arena con quemaduras de sol o despertar cubierto de cuervos picoteando sus ropas como ya había sucedido varias veces. Despertar con su garganta en las fauces de un lobo o pisoteado por emergidos. No depertar.

Pero nunca hubiera esperado despertar para encontrarse soportado sobre el hombro de otro humano que lo llevaba ve a saber dónde.
Ah, ahí estaba el punto. Se dió cuenta. No es que el otro le estuviera ayudando sino que seguro necesitaba algo de él, o tenía alguna utilidad para su persona.
El mago oscuro se calmó de su sorpresa al darse cuenta de lo que sucedía.

Podía notar por la posición de sus sombras qué apenas había pasado alrededor de 20 minutos inconsciente. O tal vez un día y 20 minutos... Aunque no creía haber pasado un día entero durmiendo, tampoco le hacía diferencia si fuera así.

Pese a haber despertado, no dió signos de ello por un buen rato y dejó su peso sobre el hombro del rubio, dejándose arrastrar mientras lo escuchaba mascullar insultos.
Tampoco hizo esfuerzo alguno en alejarse o caminar por si mismo cuando habló en clara señal de consciencia.

- ¿Qué pasó con el lobo? - Preguntó su única preocupación y notó su garganta seca. ¿Cuándo había sido la última vez que había tomado un sorbo de agua? Su último recuerdo era de haber comido y tomado un pequeño sorbo la noche anterior... Ahhh eso explicaba por qué su dolor de cabeza y leve no cedían.

Pensando en buscar su cantimplora para tomar algo de agua apenas movió su brazo libre, que no estaba por sobre los hombros del rubio, cuando se detuvo y lo dejó caer inherte como antes. Ya tomaría agua después.
No quería arriesgarse a moverse demasiado y que el otro lo soltara a que caminara por sí mismo, no. Ser arrastrado era divertido de cierta forma y si podía aprovecharlo un rato más mo haría.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
328


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Garou el Sáb Mayo 16, 2020 5:15 pm

Garou jamás habría imaginado una cercanía así con un lobo laguz, ¡Y qué ganas tenía de contarlo a todo el mundo! Seguramente nadie creería el tamaño que tenían esas bestias, y mucho menos que pudieran hablar. En Rosanne los prejuicios contra los laguz eran latentes, pero más que odio, pensaban que tan solo eran animales, cuya ventaja era poder adoptar una forma humana. El branded tampoco sabía demasiado de ellos, por lo que había aprendido bastante.

Los cuervos lo sobrevolaban todo el tiempo mientras cargaba con el albino, graznando entre las dunas. Le daban escalofríos, ya que tan solo podía oírlos y no verlos. Sin embargo estaba seguro de que la mayoría de esos pájaros se había quedado atrás junto con los cadáveres de los emergidos. Qué asco…- Ah, qué martirio… -murmuró el jefe bandido, deteniéndose un momento para descansar. Fue en ese momento que escuchó a su “compañero”, cosa que lo alivió un poco. No estaba seguro de si podía ponerse de pie o no, así que siguió cargando con él mientras retomaba el ritmo.

-Se aburrió de nosotros y se marchó, la muy malagradecida. -respondió Garou, resoplando. Ese tipo de verdad amaba a los animales.- ¿Estás bien? -preguntó mirándolo de reojo.- Sabes, no pesas nada…

Garou no quiso seguir hablando, pues su garganta comenzaba a irritarse de la sequedad. Continuó caminando, cada vez con un rostro más preocupado. No quería imaginar que se había equivocado, pues se guiaba con la ayuda del sol, como siempre. No había lugar donde descansar, por lo que siguió, y siguió. Fue entonces que un rayo de esperanza apareció por fin frente a sus ojos, ¡El estandarte de Goldoa! Puesto en la distancia para que viajeros tontos y perdidos como ellos supieran que aún no les había llegado la hora.

-¡Por fiiiin! -exclamó, soltando una bocanada de aire y cerrando los ojos.- ¡Sentía que estaba caminando por un túnel interminable! ¡Vamos, loquito! -y así sin más, Garou echó a correr con la energía que le quedaba, cogiendo al extraño del brazo y arrastrándolo hasta llegar. Una vez allí explicó rápidamente que eran mercenarios y habían dado con una tropa emergida. Todo lleno de sangre, no había cómo negar que Garou había efectivamente matado algo, por lo que se encogieron de hombros y lo dejaron pasar. Con una sonrisa el branded fue a coger algo de agua de un barril, y después se dirigió bajo la sombra de una tienda, soltando por fin al chico mago.

-Bueno, a descansar… -murmuró, mirando hacia fuera.- Tch, todos esos tipos, mirándome como a un bicho extraño. -sonrió, refiriéndose, claro, a su marca de branded, la cual todo ese tiempo había llevado descubierta. Le daba igual, prefería que unos cuantos desconocidos lo supieran a haberse quemado bajo el sol. - Saldré del desierto tan pronto pueda, a ver si puedo ganar algo mejor en un sitio menos perdido… -murmuró para sí, no haciendo mucho caso a quien se suponía estaba hablando. Para él aquella pequeña aventura en el desierto se había acabado.
Garou
Garou
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Thief

Cargo :
Bandido

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Daga-1

Experiencia :
[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
435


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry] Empty Re: [Campaña de conquista] Un desvío de infortunio [Priv. Henry]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.