Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento] Cortejo en combate [Priv. Zoe]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Cortejo en combate [Priv. Zoe] Empty [Entrenamiento] Cortejo en combate [Priv. Zoe]

Mensaje por Bankotsu el Sáb Dic 21, 2019 4:08 pm

El territorio de Regna Ferox era uno que Bankotsu siempre quiso conocer, sabía muy bien los méritos en combate de la zona y sus guerreros pero ver todo tan… “Alteano” no era lo que esperaba en primera instancia. Igualmente, a las afueras, en las zonas agrestes colindantes, decidió armar campamento con su “hermana”. Por primera vez en un buen tiempo estaban viajando juntos. Bankotsu sabía que era un viaje que en algún momento se dividiría en dos caminos, así que aprovecharía cada minuto que tuviera con ella. Su parte favorita era poder recostarse en las piernas de su hermana y mirarla mientras la fogata calentaba el campamento.

-Zoe… Hace tiempo que no entrenamos ¿Extrañas entrenar con tu hermano?- le preguntó sin mucho rodeo, luego de haber pensado al respecto más o menos un segundo antes de hablar. Cuando estaban en el grupo mercenario, pasaban los días entrenando uno contra otro, eran los más jóvenes del grupo y los que estaban más equilibrados en poder. Él era mayor que ella, es verdad, pero a la vez ella podía transformarse en un dragón… Aunque Bankotsu era medio laguz, no podía transformarse para darle más pelea a Zoe, por lo que se esforzaba mucho para equilibrarse con su poder de ataque y resistencia.

El Myrmidon estaba tirado sobre las piernas de ella, su cabeza reposando en su falda y sus ojos mirándola, aunque se enfocaba más en ver sus senos, que siempre atraían su atención sin el mínimo esfuerzo. -Sé que hay otro tipo… de … “entrenamiento” que también nos gusta hacer juntos… pero se me antojan ambos- sonrió cómplice a Zoe y se enderezó de su posición de descanso. Ya extrañaba el calor de ella en su cuerpo pero empezó a mover los hombros para relajar los músculos y se paró de un salto frente a ella. Su usual vestimenta estaba algo manchada por tierra seca donde había tenido contacto con el suelo, su poca armadura estaba tirada a un costado para que él se pudiera recostar mejor pero al estar parado empezó a colocarsela de nuevo. Su trenza estaba algo desarmada pero él nunca fue de preocuparse tanto por la apariencia de su cabello.

El campamento de ambos era bastante humilde. Frente a una cueva que les daría refugio en caso de lluvias y una fogata hecha pulcramente a unos metros de la misma. Zoe era más cuidadosa con lo que llevaba consigo pero Bankotsu apenas llevaba provisiones y pertenencias en sí. Es más, el pescado que habían cenado él mismo lo había atrapado ese día con sus propias manos y de ellos solo quedaban algunas espinas quemándose en el fuego lentamente. La espada de él estaba clavada en el suelo a su lado y la tomó de la empuñadura, blandiéndola en varios movimientos rápidos antes de envainarla otra vez.

Miró a su chica favorita y sonrió ampliamente -Sabes lo mucho que me calienta pelear...- le guiñó tras su declaración, dejando la clara idea en el aire para que ella la captara. La noche aún no había caído sobre sus cabezas y se escuchaban nada más que unos grillos y guitarreros cerca, el viento fresco pero tranquilo ayudaba a que la fogata no se apagase. Era el lugar perfecto, el momento perfecto y la compañía perfecta… Si el momento era divertido, Bankotsu se encargaría de recompensar a su hermosa hermana de la mejor forma que sabía hacer, y una en la que era muy hábil, cabe destacar.
Bankotsu
Bankotsu
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] Cortejo en combate [Priv. Zoe] Espada%201

Experiencia :
[Entrenamiento] Cortejo en combate [Priv. Zoe] Jm5byz1

Gold :
419


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Cortejo en combate [Priv. Zoe] Empty Re: [Entrenamiento] Cortejo en combate [Priv. Zoe]

Mensaje por Zoe el Sáb Abr 04, 2020 9:02 pm

Salpicadas sobre el cielo rojizo se desperezaban las primeras estrellas, aunque su lumbre era débil, poco perceptible, en gran medida debido a que el sol seguía irradiando un abanico de luz que poco a poco se apagaba tras un horizonte de lomo irregular. Zoe sentía que la hierba bajo sus muslos blancos iba tornándose más fría a medida que pasaban los minutos, pese a que el ambiente general conservaba el remanente de una jornada de calor. Más allá del susurro del viento, alborotando sutilmente las hojas de los árboles y de los arbustos, de los ruiditos criaturas pequeñas comunicándose entre sí, o del murmullo de un río siguiendo su curso en algún punto cercano a ellos, no se percibía nada que pudiese ser identificado como potencialmente peligroso… lo que le invitaba a fantasear con que, en aquel momento, eran los únicos seres antropomórficos de pie sobre el mundo.

En un gesto suave, más propio de una madre que de una amante, despejó de cabellos la frente de su querido hermano; Zoe ladeo el rostro y la examinó con extremo cuidado, antes de repasar los contornos de aquella característica cruz violácea con la yema tibia de su dedo índice. Pese a que a esas alturas tendría que ser una verdad asumida, a veces le resultaba difícil creer que ese hombre tan fuerte, tan grande y de espíritu tan valiente que apoyaba su cabeza sobre su falda, se trataba del mismo niño patoso que hace antaño tenía la cara cubierta de barro y cuyas pequeñas manitos apenas podían ajustarse al contorno del mango de una espada y arrastrar su filo por el suelo.

Pero la identidad esa sonrisa era incuestionable...

—También hacía mucho tiempo que no nos veíamos… ¿tres meses quizás? ¿Cuatro?— “Sí, cuatro” le confirmó una voz dentro de su cabeza mientras la mano dueña del índice que había rozado al guerrero ahora le acariciaba la mejilla, la barbilla y continuaba el descenso hasta su cuello  —Cualquier tipo de encuentro contigo para mí está bien— la picardía pincelo su voz cristalina haciendo que adoptara un tenor mucho más almibarado, complaciente; sus mejillas blancas reflejaron los colores del cielo. Vió como su hermano se levantó de un salto e inmediatamente sus piernas decretaron un reclamo por la privación de calor. En su inconsciente una oscura sensación de orfandad empezó a emitir impulsos fríos hacia su cerebro como si se tratase de serpientes de hielo reptando veloz y raudas en las intrincadas ramificaciones de sus nervios.

Frunció el ceño. Apretó los labios mientras él estaba  distraído. Cerró los ojos. Afirmó ambas manos a la hierba y se puso de pie.  

“Prefieres golpear primero y acariciar después, muy bien” sibilo la misma voz interna dentro de su cabeza, que dicho sea de paso… parecía más ajena que propia.  Repaso con su lengua tibia la piel suave del pétalo rosado y fino que tenía por labio inferior, en tanto buscaba con la mirada algún punto más espacioso y, si era posible, desprovisto de árboles para poder pelear con comodidad  —¡Oh, cielo!¡Mira!— nada en su tono delató incomodidad —Me transformaré por allá— Señaló una semillanura ancha que se extendía a pocos metros de ellos prometiendo un sitió mucho más amplio en dónde se podrían mover sin comprometer la rústica integridad de su refugio temporal; para llegar a ella, solo bastaba con atravesar un pasillo delgado custodiado por alamos —Pero podemos empezar por aquí, bebé, que te iré llevando hasta allá.— le propuso con una voz tan dulce y tan suave que transformaba en un imposible discernir la provocación laqueada bajo todas esas capas de miel.

Entonces se ubico en un punto entre los alamos y su hermano, de cara a este último devorando su imagen bocado a bocado. Cabe mencionar que ella carecía de un vestuario apropiado para hacer frente a semejante situación: las ondulaciones de su cuerpo eran apenas cubiertas por un delgado vestido de tela flexible que parecía competir en blancura con su propia piel, la espalda hasta el nivel de los riñones se encontraba desnuda por un escote en “V”, y la falda larga exhibía un tajo prolongado desde el borde hasta las indiscretas caderas (concediendo más movimiento a coste de la desnudez total de su pierna izquierda). Zoe desató la cinta blanca que tenía amarrada entorno a la muñeca y se ató el largo cabello en una coleta de pelo lo suficientemente tirante como para mantener su bonita cara despejada.  

—Lo que te caliente a ti, me calienta a mi… —Le invitó mientras se aseguraba de tener las plantas de sus pies descalzos en pleno contacto con el suelo.  
Zoe
Zoe
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Cazarrecompensas, prostituta

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] Cortejo en combate [Priv. Zoe] 7r85ipN

Experiencia :
[Entrenamiento] Cortejo en combate [Priv. Zoe] Jm5byz1

Gold :
408


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.