Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Transacción entre personajes
por Eliwood Dom Jul 05, 2020 5:43 pm

» Tienda de armas
por Judal Dom Jul 05, 2020 5:34 pm

» Venta de artículos
por Judal Dom Jul 05, 2020 5:32 pm

» Cerrado de Temas - Capítulo 4
por Lucina Dom Jul 05, 2020 1:21 pm

» [Campaña de liberación] And now my watch begins [Priv. Eugeo]
por Corrin Dom Jul 05, 2020 10:29 am

» [Social] Dinero de cuervo [Priv. Elise]
por Elise Nohr Jue Jul 02, 2020 3:54 pm

» [Campaña de Conquista] Past Burn [Priv. Henry]
por Stanley Marshwalker Miér Jul 01, 2020 9:12 pm

» [Social] Don't try to hide what he already saw [Priv. Stanley]
por Stanley Marshwalker Miér Jul 01, 2020 6:54 pm

» [Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre]
por Sigurd Lun Jun 29, 2020 4:41 pm

» [Social] Recetas caseras de la granja [Privado]
por Mallory Dom Jun 28, 2020 8:42 pm

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Héroes en problemas [Privado Ingrid y Ram de Montmorency]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Héroes en problemas [Privado Ingrid y Ram de Montmorency] Empty [Campaña de liberación] Héroes en problemas [Privado Ingrid y Ram de Montmorency]

Mensaje por Virion el Vie Nov 15, 2019 3:52 pm

Los cazadores se habían convertido en presas.

En aquel claro, ni siquiera los ojos agudos del arquero eran capaces de descubrir al enemigo. Pero estaban ahí, al acecho. Decenas y decenas de ellos, escondidos. Esperando que bajasen la guardia. Esperando el momento de volver a atacar.

-¡Rápido! ¡Encended una hoguera ahora mismo y preparad señales de humo!-ordenó Virion a uno de los ocho mercenarios que quedaban a su lado con vida.

Cuando entraron en aquel bosque, oculto entre los viñedos, habían ido a investigar un rastro de señales de Emergidos. En aquel instante, eran dos docenas de hombres, mercenarios curtidos, que había contratado Virion para ayudarle en la Reconquista de Rosanne.

Nueve habían caído en cuestión de poco más de cinco minutos.

Por las señales, Virion había creído que se trataba de un grupo reducido de Emergidos, y que con los hombres que llevaba, eran más que suficientes para acabar con ellos. Pronto se dieron cuenta del error en cuanto fueron atacados por sorpresa. El número de Emergidos era muy superior, algo que solo se explica con la existencia de una enorme base dentro de aquel bosque. El descubrimiento de una base enemiga tan próxima era un conocimiento muy útil a la hora de organizar la recuperación de las amadas tierras del duque. Pero de nada servía si no salían de aquella situación con vida.

Solo quince habían logrado escapar del primer envite, obligados a huir hacia la espesura del bosque, adentrándose todavía más en él, cayendo todavía más en la trampa. Y aquello se había convertido en el juego del ratón y el gato. Los Emergidos los perseguían, utilizando tácticas de guerrilla para acabar con ellos, apareciendo y desapareciendo entre los árboles de aquella espesura. Matando y volviendo a desaparecer.

Virion no comprendía aquella acción ¿Por qué no los atacaban a todos de golpe? ¿Temían perder hombres los Emergidos? ¿O es que estaban jugando con ellos? ¿Quizás querían debilitarlos, causándolos una sensación de paranoia que los debilitase, los hiciese cometer una estupidez y fuera más fácil matarlos?

Fuese como fuese, Virion no pensaba dejarse desmoralizar. No pensaba rendirse. Había llegado demasiado lejos en su reconquista para echarlo todo a perder ahora. Habían encontrado un claro en el bosque donde podían crear un pequeño círculo defensivo. Donde poder tratar de vigilar si se acercaban los Emergidos por algún que otro punto, haciendo más difícil otra de sus emboscadas. Aun así, el problema de la superioridad numérica estaba ahí.

-La hoguera está lista, señor. El mensaje está siendo enviado.
-Perfecto.-contestó el arquero y se volvió hacia el grupo entero.-Escuchadme todos. En un par de horas se pondrá el Sol. Calculo que los Emergidos están esperando a que anochezca para volver a atacarnos. De ser así, tenemos una esperanza. Ellos no saben que los refuerzos están en camino. Aun así, no bajéis la guardia ni un instante. Aunque creáis que no, nos están vigilando.-los mercenarios asistieron y cada uno ocupó un puesto determinado en el claro, para poder vigilar y alertar de cualquier movimiento Emergido.

El mensaje era para Ram. El arquero había avisado a su amada sirvienta que si algo salía mal, le enviaría algún tipo de señal con humo. Entonces ella mandaría otro grupo de soldados y mercenarios al rescate, con un número superior para reducir la ventaja de los Emergidos.

Virion tenía su arco preparado, listo para disparar en cuanto sus ojos tuvieran al alcance alguno de los monstruosos Emergidos. Ahora tocaba mantener los nervios y esperar. Ya había sobrevivido a situaciones como estas, no pensaba caer ahora.
Virion
Virion
Afiliación :
- ROSANNE -

Clase :
Sniper

Cargo :
Duque | Custodio

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Arco de Acero [4]
Narcissus [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campaña de liberación] Héroes en problemas [Privado Ingrid y Ram de Montmorency] JEIjc1v
Ram [Campaña de liberación] Héroes en problemas [Privado Ingrid y Ram de Montmorency] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] Héroes en problemas [Privado Ingrid y Ram de Montmorency] Arco 2

Experiencia :
[Campaña de liberación] Héroes en problemas [Privado Ingrid y Ram de Montmorency] R5AMTTX

Gold :
3335


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] Héroes en problemas [Privado Ingrid y Ram de Montmorency] Empty Re: [Campaña de liberación] Héroes en problemas [Privado Ingrid y Ram de Montmorency]

Mensaje por Stanley Marshwalker el Vie Abr 17, 2020 9:20 pm

Ocultos en aquel claro, con la guardia alta y aguardando entre la espesura del bosque de los viñedos, se encontraba el espadachín Stanley Marshwalker junto con su perro Sparky y otros siete mercenarios. Hace unos minutos ellos eran un grupo relativamente grande de mercenarios que habían partido desde el campamento para atacar a un grupo reducido de Emergidos, comandados por el mismísimo Duque de Rosanne Virion. Pronto se dieron cuenta que habían subestimado a sus enemigos en cuanto fueron atacados por sorpresa. El número de Emergidos era muy superior, algo que solo se explicaba con la existencia de una enorme base dentro de aquel bosque. Nueve de los mercenarios cayeron en cuestión de poco más de cinco minutos por los Emergidos, y Stanley había sido uno de los que había logrado escapar y sobrevivir hasta ahora.

La situación se había convertido en algo parecido al juego del ratón y el gato. Los Emergidos los perseguían, utilizando tácticas de guerrilla para acabar con ellos, apareciendo y desapareciendo entre los árboles de aquella espesura. Matando y volviendo a desaparecer. Por suerte, Sparky había logrado ayudar al pelinegro, alertándolo con sus ladridos de los peligros cercanos y guiando a su dueño por el bosque. El perro no podía pelear, pero poseía un instinto de supervivencia mayor que los humanos que lo acompañaba, callaba cuando su dueño se lo indicaba y permanecía a su lado para brindarle un poco de confort en aquella estresante situación.

Stanley no dijo casi palabra en todo ese tiempo. Parecía que estaba casi absorto en sus propios pensamientos, con una mirada serena y tranquila, observando lo que sucedía a su alrededor con una aparente normalidad que era difícil decir a simple vista que se trataba de un chico de apenas unos dieciocho años.

Sin embargo, bajo ese tranquilo exterior, Stanley tenía miedo de morir y todavía tenía en su mente las imágenes de todo lo que había visto y experimentado hasta ese momento. Por el bien de su grupo y el propio, el pelinegro estaba haciendo todo su esfuerzo para conservar la calma y regular su respiración. En esa situación necesitaba mantener su cuerpo equilibrado y pensar cómo salir vivo de aquel bosque junto con su perro. Sabía que desesperarse no iba traerle nada nuevo, así que ahorraba sus energías y se obligaba a pensar positivamente por más difícil que fuese, haciendo solo lo que le parecía únicamente necesario, siguiendo las órdenes del duque.

En ese momento, el mercenario formaba parte del pequeño círculo defensivo que habían creado para tratar de vigilar si los emergidos se acercaban o no. Aun así, el problema principal seguía presente, y eso era la superioridad numérica de sus enemigos.

¿Por qué los emergidos habían dejado de atacarlos? ¿Qué planeaban?

Stanley recibió pronto la respuesta a estas dos preguntas, así que asintió la cabeza como el resto tras escuchar las palabras del duque. El chico mantuvo su espada bastarda desenfundada, lista para ser usada en cuanto tuviera al alcance a uno de los monstruosos emergidos. Mientras tanto, Sparky se mantuvo dentro del círculo, tenso y ligeramente tembloroso, pero atento a cualquier movimiento o ruido extraño que pudiese detectar con sus sentidos en caso de que tuviera que alertar a su dueño del peligro.
Stanley Marshwalker
Stanley Marshwalker
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [3]
Vulnerary [4]
Gema de Ascuas
.
.
.

Support :
Kyleb [Campaña de liberación] Héroes en problemas [Privado Ingrid y Ram de Montmorency] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] Héroes en problemas [Privado Ingrid y Ram de Montmorency] Espada%201

Experiencia :
[Campaña de liberación] Héroes en problemas [Privado Ingrid y Ram de Montmorency] SjqgM22

Gold :
1547


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.