Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Mallory el Miér Jul 17, 2019 8:59 pm

Ha sido una experiencia difícil, no obstante, no puede quejarse, o mejor dicho, no quiere hacerlo. ¿Habría tenido una oportunidad así en otras circunstancias, liderada por gente que ha tenido la decencia de instruirla y acompañarla con paciencia a pesar de su inexperiencia? El Príncipe Pelleas y su asesor Judal, han sido de momento y por lejos, a quienes mas debía de agradecer por estar parada ahí, viva. Mallory más que nunca se encuentra en la necesidad de progresar en su afán de volverse una maga oscura a la altura de su ya fallecida familia; aunque terminara encontrando ligeramente egoístas sus propósitos a esa altura.

¿Era la búsqueda de su identidad más importante que el servicio que puede prestar al resto de la gente que se encuentra en una situación difícil como lo es la guerra? Finalmente ha conocido el horror que representan los emergidos y la batalla digna de una pesadilla que no parece tener fin. ¡Pero confía en que eventualmente lo habrá! Los intereses, deseos, corazón y valentía de tantos guerreros se han desdoblado en una guerra donde, irónicamente, lo que se busca es que prevalezca la vida y las esperanzas de un futuro pacífico.

Igualmente, Mallory puede comprobar que a pesar de todo lo que pueda estar sucediendo, el sol sigue pareciéndose en su salida tanto en la tranquilidad de su granja en Daien como en las trincheras de una revolucionada Rosanne. Y esa pequeña comparación le hace sentir que no esta tan lejos, ni sola, ni cansada como realmente se encuentra. Dormir solo puede cuando se da cuando ya sus parpados no otra lectura o cuando no se la solicita para alguna misión. El lujo de alejarse levemente de donde está su campamento, solo para saciar su pequeña curiosidad de conocer un poco más de lo que tiene alrededor, era otra cosa que solo podría disfrutar brevemente. Por lo tanto, debía hacer que valiera la pena.

-¡Hummnyaaa.....!- Exclama desperezándose, estirando sus brazos al aire, como si recién se levantara de dormir. ¿Qué es lo que hace que el aire de las mañanas sea tan diferente al del resto del día? Es una duda que quizás debería consultar de vuelta en Daien, o que bien podría constatar con otra persona para ver que en primer lugar, no eran meras imaginaciones suyas. En todo caso, pensaba que podría ser por el hecho de la poca actividad que puede hallarse en esa franja horaria, y como hasta el tiempo parece dormido aun al transcurrir muy lento. Al escabullirse para salir a caminar, pocos siguen despiertos, y los que estaban despiertos se encuentran muy cansados y más interesados en irse a dormir que en reprocharle por su madrugadora expedición.

Lo cierto es que a pesar de llevar consigo uno de sus grimorios, no sale a practicar como era de esperarse. ¿No tiene derecho a un descanso de muy en vez en cuando? Su mente desde su llegada a ese lugar, se ha mantenido atenta a una pista de algo que sin ser la mayor de sus prioridades, encuentra importante resolver antes de su partida. Y ese algo no se trata nada más que de una flor que en alguna ocasión llego a ver, de manera misteriosa, en los terrenos aledaños de su granja. Una maravillosa especie que apareció de manera casual y que para su gran lamento, murió en un invierno del cual ya nunca logro reponerse. ¡Solo necesitaba una muestra! Una semilla o al menos su bella presencia que podría permanecer eterna entre las páginas de aquel libro que lleva. ¡No descartaba la posibilidad de conseguir un nigromante abierto a la idea de revivirla en un futuro! Pero... ¿Donde hallarla?

Su instinto la guía no muy lejos de donde está el regimiento de Daien, de hecho. ¿Resaltaría una flor de cinco pétalos dorados que caen en forma de gota? No debería ser difícil de hallar entre un follaje que predomina a pesar de estar pisoteado, por un saludable verde que da fe de un clima ameno en ese continente. Eso le haría preguntarse ahora también a Mallory. ¿Estarían en primavera en Valentia…? O quizás un poco más importante en ese momento… ¿Qué tanto se ha alejado de la base…?

-¿Eh….? ¿¡Cuánto camine…!?- Murmura un poco asustada cuando voltea a buscar las señales del campamento, que se ve ligeramente pequeño desde donde se encuentra. ¡Se ha distraído de más buscando aquella flor! Y para peor, con la certeza de que no está sola, cuando un sonido de hierba moviéndose la hace voltear rápidamente. -¡Uh...!- Resoplo casi sin aire, tras girar y dar unos cuantos pasos hacia atrás. -¿Q-quien esta ahí…?- Pregunta sin pretender sonar asustada, aunque un poquito si lo estaba. Por si las dudas, sus manos presionan con fuerza su grimorio…
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] POvHqgT

Gold :
1140


Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Invitado el Vie Nov 01, 2019 9:47 pm

En las últimas semanas, Arline no paraba quieta de aquí a allá. "Se iba a hacer recados, entregar mensajes y otros menesteres" era la excusa que le daba a su madre. No le agradaba mentir en lo más mínimo, pero sabía que era necesario. El problema era... ¿hasta cuándo tenía que hacerlo? Pues su deber principal era cuidar de ellos, de su madre, su hermano pequeño y de la caravana. Taelan, su hermano mayor se había vuelto a ir y pues... Aún seguía en busca de su padre Varok. Si se lo había encontrado por accidente una vez, significaba al menos que estaba vivo, y seguía activo por varios lugares, por lo que pudo recordar de aquel día. Su único error fue no acordarse del nombre de su padre a tiempo. Pero eso no volvería a pasar.

Así pues, la joven lo que hacía realmente era apuntarse a búsquedas de mercenarios, a campañas. Era peligroso, sabía que podía perder la vida allí, pero no se dejaría ni hacer un sólo rasguño, pues hasta eso le traería problemas con su familia. Normalmente se apuntaba como un varón, por alguna razón había tenido más éxito así y había pasado mejor desapercibida entre la gente que podría conocer a su madre. Una posibilidad casi nula, pero no admitía ni un pequeño fallo. Suficientes problemas habían tenido a lo largo de su vida para que ahora todo se fuera al garete.

Acostumbrada como siempre a madrugar por sus atareados días, una costumbre que comenzaba y traía desde su hogar, aprovechaba las mañanas de los campamentos o bien para comprobar que en los alrededores no hubiera todavía presencia emergida, o bien para calentar un poco y seguir su entrenamiento diario, como bien le había explicado su maestro; la agilidad, la respiración y la destreza eran claves para cualquier espadachín.
Más adentrada en el bosque aledaño, buscaba una zona más descampada donde poder moverse bien junto a su espada. Ésta vez sólo había traído la de su padre, así que estaba preparada para el combate, por lo que sus ropas también eran masculinas.

- Ah... Qué bonita mañana. -Desde que había pisado Rosanne, hace apenas unos días, no dejaba de asombrarse por aquellos paisajes, que a pesar de estar bajo ataque de los emergidos, eran definitivamente dignos de apreciar. Y como buena amante de la naturaleza, como su familia, no podía evitarlo.

- Eeek! -Arline escuchó aquel chirpido, teniéndose lo peor. Su bolsito se agitó, para de éste repentinamente salir una ratita de color miel, que bajó por la pierna de la chica y empezó a corretear por la hierba. - ¡Frey! ¿Qué haces aquí? ¿Cuándo has...? ¡Ey, no te vayas tan lejos! -Frey era una rata domesticada, aunque a veces algo rebelde; si olía algo que le gustaba, salía despedido hacia aquello. Arline no se había dado cuenta de su presencia hasta ahora, pensando que ésta se había quedado en la caravana, allá en Sacae. ¡Debía de estar increíblemente hambriento, pobrecillo! Mientras lo perseguía, intentando no perderlo de vista, se buscaba los bolsillos, sin prestar mucho caso a sus alrededores.

Al menos no hasta que escuchó una voz ajena. - ¡Ah! -y precisamente, el destino de la rata fue la dueña de aquella voz, a la cual pudo ver Arline cuando salió torpemente de aquel arbusto. - ¡Disculpad! -sintió que debía decirlo, por alguna razón. Entonces, vio a su rata a los pies de la chica, una chica bastante bonita y joven, debía de tener más o menos su edad. No parecía alguien peligroso, así que relajó su pose, pero entonces volvió a mirar a su mascota, ocultando sus mejillas sonrosadas. - ¡F-Frey! ¡Ven aquí! -se agachó entonces y alargó su mano, en la cual al abrir tenía unas cuantas semillas de girasol. La rata inmediatamente volvió a su dueña, subiéndose a su hombro, no sin antes pillar aquellas semillas dentro de su boca.

Aprovechando que andaba arrodillada, Arline hizo una especie de reverencia, y luego se levantó, sacudiéndose el uniforme de algunas hojas que se le habían quedado pegadas. - De nuevo disculpad, no pretendía que mi rata os asustara... A mí también me hizo llevarme un sobresalto, la verdad. -rió levemente. Pero, ¿qué hacía allí? Estaba cerca de la frontera, es decir, habían varios campamentos de mercenarios por allí, incluido el suyo. Aún así, no podía asegurar nada. - Me llamo... Taelín. -sonrió, con una ligera tímida mirada- ¡Y él es Frey! Aunque eso ya lo habréis escuchado.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Mallory el Jue Ene 09, 2020 9:15 pm

Quizás ha sido todo parte del sobresalto tras haberse dado cuenta de su tan lejana ubicación. Pecar por distraída, también implicaba si es que tenia mucha mala suerte, el terminar muerta bajo las circunstancias mas lamentables. ¡Sobretodo siendo tan joven, una muerte se lamenta mucho mas! Es por eso que Mallory trata de calmar su corazón mientras busca concentrarse. En primer lugar, ¿A que ha sonado lo que ha escuchado? A hierba moviéndose, por supuesto, pero ¿No podría tratarse de otra cosa menos aterradora que una tropilla de emergidos? Considerando que nada extraño se veía desde la altura de sus ojos, podría ser que no. Sin embargo, su mirada seguía preocupada. Un presentimiento le hizo tirar su mirada súbitamente a sus pies, pues… ¡Nadie le aseguraba que en Valentia no hubiera serpientes como en Tellius! Y de hecho, quizás era lo mejor sabio que podía hacer.

Dio un salto hacia atrás por reflejo cuando vio a la criatura, ¡No porque realmente le tuviera miedo! Pero nada le decía que en poco y nada, sean dos las que estuvieran escapando de una serpiente de ser así. No grito, por supuesto, no le gustaba ser escandalosa y poca asistencia lograría tener estando tan lejos. Por suerte, nada seria más pavoroso que el miedo en sí. Su corazón aun latía fuerte y rápido, un poco regañándose por haber sido tan miedosa. –Ah, pero solo es un rato…- Penso, queriendo aliviarse de aquella cascada de malos pensamientos. Sin embargo, algo mas termino alertándola, ahora ya convencida de que no llevaba en vano su grimorio entre sus brazos.

La pronta aparición de una persona la hizo subir su guardia, aunque en apariencia no luciera realmente tan amenazante como puede ser una persona con un libro en brazos. Su voz y  reconocer el idioma en el que pronunciara, le hizo bajar ligeramente sus hombros aliviadas. Mallory entendería rápidamente la situación, mientras una sonrisa que rozaba la felicidad empezaba a dibujarse en sus labios. ¡Ni en sus mejores sueños su madre le habría permitido tener un ratón como mascota! Aunque por supuesto, quizás era de las costumbres que cambiaban de mar a mar, y en Valentia, era algo normal.

Finalmente reiría, de manera fresca y simpática. -¡Ah, creo que no sabemos aun quien se ha asustado mas aun!- Añadió de forma cordial, viendo mejor al joven que tenía en frente. ¡Sin duda parecía alguien bueno! De su edad quizás. Y sin duda educado. Volvería a sonreír encantada con la presentación, convencida de que esos nombres era algo que debería de recordar. -¡Mucho gusto, Taelín, Frey!- Trato de corresponder el saludo, haciendo una pequeña reverencia a ambos. No estaba muy segura de que realmente la pequeña formalidad –o intento de-, fuera necesario; pero no podía dejar en riesgo el buen nombre de la escuela de Magia Arcana del Príncipe Pelleas. Ser educado, no estaba de mas.

-¿Eres por casualidad, de algún campamento de por aquí cerca? ¿O vives por aquí…?- Pregunto sin tratar de ser invasiva, aunque la pregunta no correspondía mucho al atrevimiento que tuvo, sin notar, de acercarse un poco hacia el muchachito. –Veras… Estaba  buscando una flor… Pero la verdad, puede que ni siquiera exista. ¿Has visto flores por aquí…? Flores amarillas, de cinco pétalos enormes. ¡Como lágrimas! Y de más decir, muy hermosas.- Trato de describirlas Mallory aferrándose a su memoria. Su fragancia era algo que no sabría explicar, pero su imagen era nítida. ¡Si tan solo hubiera sido bendecida con el don del arte! Mas fueron solo unos segundos para notar que, quizás aquella cuestión podría verse muy rara. E incluso algo desubicada.

-¡Ah, lo lamento si no fui muy oportuna! – Se disculpo de manera inmediata, con una sonrisa apenada. –Es que quería aprovechar el momento de paz para buscarla. De hecho, quizás incluso se me ha hecho tarde en realidad…- Menciono con cierto temor, volteando con disimulo hacia su campamento, demasiado lejos como para ver si los demás habían despertado. Volvería a sonreír, un poco más tranquila, pensando que lo mejor sería dejar su búsqueda para otro momento.

-¿Estas en las campañas también…? ¡Si es así, somos colegas!- Dijo con ánimo, antes que su mirada se transformara en un segundo. No es como si la idea de pronto le desagradara, sino mas bien, la presencia de un silbido demasiado característico la alerto. Podría ahora ya si, haber pecado de ruda, pero la necesidad hizo tomar a Taelín de sus hombros antes de tirarlo sobre si para que cayeran al piso. El pasto si bien cubría un poco, no sería lo suficientemente alto para no dejar en evidencia una flecha clavada en el suelo, demasiado cerca suyo. Una mensaje que pudo ser una advertencia, pero también un intento de asesinato.

-… ¿Esta… flecha…. La conoces…?- Pregunto, dudosa. No culpando a Taelín, sino más bien, queriéndose asegurar que ella no era la que estaba en falta por haberse acercado demasiado.
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] POvHqgT

Gold :
1140


Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 08, 2020 9:55 pm

Por suerte, la chica rió, con calma, eso le alegró también a Arline, quien acariciaba con un dedo la cabecilla de su rata, con un dedo mientras éste comía. - Sí, este pequeñín a veces es demasiado travieso... ¡Pero sin el "a veces"! -sonrió, y luego echó un vistazo al libro que la muchacha portaba en su brazo, pero no tuvo ninguna idea de qué se trataba. - Espero no haberos molestado en vuestra lectura. -comentó, rascándose un poco la mejilla, suponía que la joven debía ser hija de algún duque o mercenario que andaba por allí, pues mostraba la misma educación que ella. Sea como fuera, sinceramente esperaba que Frey no la hubiera incordiado mucho. Al fin y al cabo, aún era temprano.

- Ah, no, yo... Osea, sí, vengo de un campamento. Pero no soy de aquí, de hecho es mi primera vez en estas tierras. -por ambas preguntas a la vez, pudo entender que ella tampoco era procedente de allí. Sus siguientes preguntas también le descolocaron un poco, pero la desconocida parecía realmente apasionada sobre el tema.
- No, lo lamento yo. No he visto flores como las que describes, pero... -miró alrededor, la verdad era que nunca había entendido muy bien de flores en sí, a pesar de gustarle la naturaleza, en Bern escaseaban y apenas se acordaba, y en Lycia sólo conocía las típicas y sobretodo plantas que su madre le enseñaba de Sacae. - este lugar, Rosanne, es realmente bonito. -la volvió a mirar, con una sonrisa- Yo creo que se puede encontrar aquí. Puedo ayudaros, si buscamos... -pausó unos segundos antes de continuar hablando, teniendo cuidado con sus palabras. ¿Funcionaría con una chica?... En su pueblo hacia tiempo atrás en Lycia ya todas sabían quien era Arline, y más allá de eso no había podido interactuar con otras chicas de su edad, por lo que... ¿La confundiría con un chico?¿Ya lo había hecho? ¿O quizás ya sabía que era una chica? Normalmente era mas facil engañar a los hombres, pero eso le preocupaba. - juntos, sería más rápido. Y más seguro. -continuó añadiendo. Sabía que tarde o temprano sería el momento de que los campamentos empezasen su patrulla, pues los emergidos también comenzaban a estar activos.

- Vaya, ¿¿sí?? ¡Yo vengo del campamento oeste! La verdad se siente algo raro ver a alguien de mi edad, he de confesar... -miró alegremente pero algo nerviosa a la chica- Perdonad, ¿vuestro nombre era...? -Ella era bastante amigable y parlanchina, hacía tiempo que no conocía a alguien con tales ánimos que bajó su guardia, realmente distraída con su presencia.

Ni siquiera había notado como su rata fue la primera que se había escondido en su bolsillo, para posteriormente ser jalada por los hombros hacia el suelo, encima de la chica pero protegiendo a ambas de aquella flecha a la que falló en atender. Antes incluso de sonrojarse levemente por la situación, un pequeño sudor recorrió su cuello. Su maestro seguramente le habría dado un golpe por haber dejado de nuevo sus defensas abiertas, un fallo que podría haber sido fatal si no fuese gracias a la otra joven.
Giró la cabeza, mirando a la fecha en respuesta de su pregunta, pensando de verdad en si aquel estilo de flechas era usado en su campamento... La respuesta fue, por suerte o por desgracia, rápida. - No... -No había ningún arquero en su grupo de mercenarios. - Lo siento, tendremos que dejar la búsqueda de vuestra flor para luego.

Aún agachada, tomó a Frey de su bolsillo y lo soltó al lado del hombro de la chica, para deslizar aquel brazo hacia su espada. Una espada algo corta de longitud y más fina de lo que solían llevar los guerreros mercenarios, pero que para su cuerpo y habilidades le venían mucho mejor. Seguramente había sido la primera espada de su padre, pero Arline desde que la había encontrado, la había cuidado como oro en paño. Mirando atrás y levantándose con cautela, permaneció todavía de rodillas, pero ya agarraba la espada de modo que sólo le haría falta un par de segundos para desenvainarla. Luego, en una voz igual de baja que antes, volvió a observar a su salvadora. - Perdonad mi torpeza por no darme cuenta... muchas gracias por tirarme. -sonrió ligeramente, a pesar de la situación- ¿Os encontráis bien? ¿Queréis que os escolte hasta el campamento? Frey podría irse con vos, si no os importa... -pausó, para volver mirar en dirección desde donde había venido la flecha- No creo que se trate de una flecha de otro campamento humano, tampoco. -tragó saliva.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Mallory el Jue Abr 09, 2020 8:40 pm

Nunca podía salir nada bueno ente lo inoportuno y lo urgente. ¿Qué tan descuidada había sido habiendo llegado hasta ese lugar sin reparar mejor en la presencia de de enemigos? Mallory si bien considera que ha sido realmente incauta, también piensa que el destino por alguna razón la acomodo ahí. Si el mismo era para que Taelín no se encontrara solo ante una emboscada, aliviaría un poco el peso de su culpa. Quizás nada de eso no habría pasado si no hubiera distraído al muchacho para consultar por su flor.

-La búsqueda ya no es importante…- Susurraría, mientras sentía como el pequeño ratón cerca de ella, escalaba por su hombro hasta colarse dentro de su larga melena y esconderse entre los mechones violáceos y los normales. Vería entonces como su “nuevo amigo” tomaba el mango de su espada, empezando a incorporarse con cautela. Es algo que también haría, mas que nada porque estar de bruces al suelo no era nada cómodo, ni para resguardarse ni para manipular magia, cosa que iba a necesitar. Ahora sí, quizás no tan furtiva, se levantaría mientras sostenía con firmeza su grimorio, escudriñando con su vista para intentar averiguar desde donde vino ese ataque.

-Perdóname Taelín… Estoy bien, yo fui ruda, espero no haberte lastimado…- Respondió con suavidad, correspondiendo ligeramente apenada la sonrisa que le habían dedicado. –Tampoco podría dejarte aquí solo, no soy una damisela en peligro…- Dijo con un poco de nervios –Bueno, quizás estamos en peligro… Pero con más razón, no pienso irme si es a costa tuya.- Le advirtió, mirándolo de reojo. No quería responder de manera grosera a su amabilidad, pero al menos estaba hablando con franqueza, y esperaba que Taelín pudiera entender la razón de sus acciones. Aunque, ¿Había razones para que ella se quedara? Podría incluso que las presentaciones se hubieran quedado cortas en el peor momento, después de todo, no se había mostrado más que como una chica buscando una flor.

-Me disculparas por mis modales…  Rechazo tu caballerosidad, y ni siquiera te dije mi nombre…- Añadió apenada. –Mi nombre es Mallory, soy estudiante de la escuela de magia de Daein… No puedo irme simplemente.- Explico, mientras abría su grimorio con una mirada un poco más decidida. Observaría la flecha otra vez, descifrando de manera un poco rápida de donde pudo haber sido lanzada. –Si me fuera ahora, sería hacer ver a los estudiantes del Príncipe Pelleas como cobardes…- Y una vez dicho eso, comenzó.

El lugar ciertamente se había tornado más frio en ese instante, a pesar de que seguramente la tierra guardaba la calidez de los rayos del sol que todo el día había recibido. Magia arcana empezaba a ser conjurada en un susurro bajo, mientras que las finas sombras de la hierba empezaban a sacudirse, como si hubiera una tormenta aproximándose. Dentro de las sombras se escondía una magia oscura que reptaba sobre el suelo, dirigiéndose de manera discreta hacia donde al menos Mallory creyó haber visto llegar la flecha. Al menos hasta que considero que algo encontró.

-¡Te tengo!- Dijo, antes de que un emergido saliera disparado por el aire, como si algo le hubiera hecho rebotar del suelo. Al menos uno, que ya sabían su ubicación, pero este tenia una espada y no parecía haberse amedrentado mucho con el golpe que recibió apenas cayo el suelo. Ahora molesto, venia en una carrera directa hacia donde estaban.
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] POvHqgT

Gold :
1140


Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 19, 2020 9:56 pm

- ¡Ah! Disculpad, no quise decir... -murmuró, algo avergonzada porque la otra creyese que le había subestimado. Bueno, lo había hecho al fin y al cabo; ella había parecido una chica tan serena pero tan frágil, que...
- Ya veo. -honestamente estaba algo nerviosa, pero se encontraba allí por algo. Para luchar contra los emergidos. Tenía miedo, claro, ¡pero debía ser valiente! Y jamás llegaría al nivel de su padre si siempre iba a tener nervios por una batalla. Ese pensamiento siempre le daba fuerzas, y recordar que estaba su madre y hermanos esperando por ella... a pesar de las mentiras ocultas. Tenía, debía, quería... hacerlo. Luchar.

Se quedó sorprendida al ver el grimorio, ¡resultaba ser una maga! Nunca había visto un usuario de magia en persona, ¡ni mucho menos en accion! ¿Ella, tan joven y ya tan poderosa? ¡Era cuanto menos que admirar! ¿El Príncipe Pelleas? ¿Escuela de magia de Daein? Sinceramente no tenía ni idea sobre aquello, pero había decidido hacerse ver como un chico noble, así que cuanto mínimo tenía que ser educado. Tenía que recuperar la compostura, hizo una rápida reverencia de nuevo antes de levantarse por completo. - Dama Mallory... -Asintió, decidida, y dispuesta a todo. - Entendido, vayamos juntos.

- ¡Emergidos! -había tenido razon, aquellas flechas definitivamente no pertenecían a ninguno de los campamentos de mercenarios allí contratados.

Pero además de eso, no pudo evitar quedarse alucinando con aquella demostración de su poder, no podía imaginarse que aquellas sombras eran magia. Todo lo que siempre había pensado eran brillitos de colorines por aquí y por allá, como decían en los cuentos... - ¡Sois realmente sorprendente! -pero por supuesto, ahora estaba más tranquila por que la joven pudiera defenderse sola.
Mantuvo en todo momento su cercania de todas formas, antes de atacar.

Se lanzo de frente, sin dudar, a interceptar al espadachín antes de que él llegara, cuidando de no recibir otra flecha desde las sombras; en todo momento teniendo en cuenta que aquellos objetos habían sido el primer índice de ataque enemigo. Mínimo tendría que rondar por ahí oculto uno más, por logica.

- ¿Podéis... -a cada espadazo que daba, de forma grácil pero fuerte, aprovechaba para pedirle algo a la joven dama- encontrar al arquero? ¡Os lo dejo en vuestras... -llevaba su espada hacia arriba, al frente... danzaba mientras esquivaba y bloqueaba los ataques del emergido, sus espadas chocando una contra la otra- manos!
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Mallory el Miér Abr 29, 2020 12:06 am

-¿Ah…? ¡Ah… Gracias...! Aunque es tan poco...- Respondio al halago de Taelín que por un poco le habia tomado por sorpresa. ¡No habia conjurado nada absolutamente extraordinario! Solo que la sencillez del hechizo era idóneo para peinar una zona. Aun asi, Mallory se sintió muy agradecida por sus palabras. Aunque no lo notara en ese instante, era algo tranquilizador para ella cuando podia encontrar en el primer instante, un compañerismo innato con quien le tocara batallar. La valentía y caballerosidad de Taelín lograban hacer que de manera furtiva, aun con el peligro del momento y el inquietante sonido de las espaldas golpeándose entre sí, se escapara alguna que otra suave sonrisa en sus labios como si fuera una garantía de que iban a salir bien de esa. Debia en todo caso, poder retribuirle esa tranquilidad de algún modo ¡Y eso era protegiendole de las flechas de ese enemigo aun oculto!

-¡Cuenta conmigo Taelín!- Respondió con cierto tono valeroso, algo un poco inusual durante batalla, al menos para ella. Mallory sostenía firme su grimorio abierto y con su vista peinaba también entre el pastizal buscando su blanco. No quería alejarse de Taelín por si hubiera una flecha que viniera atacando algún punto ciego, aunque si se aseguraría que la cercanía que mantuviera no fuera suficiente como para lograr entorpecerle en su batalla. De momento, debía repartir su atención tanto en ellos, como su alrededor.

¿Dónde podría estar aquel rufian…?

Mallory seguiría la batalla de su compañero, un poco asombrada por la manera grácil que tenia de manejar la espada, algo nuevo para ella, algo muy diferente a lo que veía en Daein. ¡Hasta daban ganas de arengarle! Pero no sabía si correspondía a un comportamiento propio de un mago oscuro o incluso distraerle. Pronto hasta empezaría a disgustarse consigo misma un poco por hallarse curioseando la batalla más que estando alerta al peligro ¡Ah, debía mantener su concentración! Quizás por una corazonada en sí, es que volvería a ver hacia los lados, antes que el sonido de una flecha revelará otro ataque furtivo… Que sería respondido al tiempo justo por ella.

La magia conjurada que había revelado al espachín, no se había disipado hasta ese momento. Mantenerla oculta era una jugada hábil, mas cuando se estaba buscando a un enemigo y burlarlo con una supuesta guardia baja –que de casualidad no fue verdadera-, podía ser una buena táctica para desenmascararlo. La misma magia que había estado manteniendo oculta, había logrado replegar la flecha que termino torciéndola hasta romperla, aunque había sido por los pelos. -¡Lo lamento, perdóname!- Se disculpó ella aun un poco aterrada de que por su culpa, Taelín pudiera haber sido herido. Más le tocaba actuar rápido si no quería volver a perder al arquero. -¡Ah, no te me escaparas ahora!- Advirtió ella, con un tono que si bien no parecía propio de un guerrero, se podía entender muy bien que iba en serio con su enemigo, al menos por el malestar repentino que le causo. Debería usar su magia con seriedad, mientras las sombras marcaban su camino entre la hierba, volviéndose cazadoras de un emergido demasiado cobarde como para mostrarse ante ellos.

-¡Taelín, lo tenemos!- Dijo con cierta seguridad, avanzando tras la sombra con un poco de cuidado, solo para cerciorarse de lo que hacía, rezando un poco por lo bajo para no encontrar otro enemigo oculto. Un grito horrible resonó entre la hierba, antes de que lo que pareciera una sombra con forma de bestia zarandeara de un mordisco a quien era el arquero escondido. Incluso algunas flechas salieron revoloteando por la fuerza con la que le sacudía la pesadilla materializada, habiéndose ensañado con su brazo derecho como un perro rabioso.


Última edición por Mallory el Dom Jun 28, 2020 12:25 pm, editado 1 vez
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] POvHqgT

Gold :
1140


Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 16, 2020 11:43 pm

Las jóvenes tenían suerte de que aquel pareciera ser un pequeño grupo de emergidos, posiblemente exploradores. De otro modo, seguro tendrían que haber regresado a sus respectivos campamentos, a avisar a los demás en cuanto antes. Lo que hubiera sido desde el principio, ciertamente, lo más idóneo... Pero ya nada les detenía.
Además, ¿qué eran dos o tres enemigos comparados con los ejércitos enteros a los que se había enfrentado su padre, el héroe de Bern...? Si quería seguir sus pasos, debía de endurecerse.

- ¡Ah...! ¡No dejaré que vayas a ningún lado, malvada criatura! -enfrentó Arline al otro espadachín con su arma; el cual había intentado zafarse de ella e ir en dirección a su compañera. Si algo le pasaba a la dama Mallory... no se lo permitiría. Ella también le estaba cubriendo las espaldas, o mejor dicho sus alrededores. De hecho, llegó a escuchar aquel silbido, pero su posición no se vio afectada, mucho menos su mirada, atenta a lo que tenía en frente. Confiaba en la pequeña maga, pero sí admitió que una gota de sudor frío le recorrió la sien en aquel instante. Y por suerte, nada malo sucedió. Arline entonces avanzó hacia delante, apartando al emergido, el cual pesaba más que ella por verse más adulto, pero lo había conseguido. - ¡No os... disculpéis! ¡Hyah! -un corte de su espada consiguió desviar el brazo del atacante- ¡¡Lo habéis hecho... muy bien!! -sin detenerse ni un momento, sus cortes iban más a la ofensiva, hasta lograr desarmar al enemigo.

Dudó, evidentemente, por un segundo, el cual se sintió eterno en su mente. Ya lo había hecho anteriormente, ya lo había incluso planteado con un ser humano tiempo atrás... su padrastro. Apretó fuertemente el mango de su gladius, mirando al emergido que se había tirado al piso a intentar recuperar su espada. Pero pronto, la voz de la chica le hizo despertar. ¡No tenía tiempo para inseguridades! ¡No era el momento, ni el lugar! ¡Lo sabía desde que había escogido el camino de la guerra! - ¡Justo a tiempo! -alzó su espada al aire, y de un salto a la espalda del otro, se la clavó, atrincherándolo contra el piso. Arline se mantuvo ahí encima, haciendo fuerza para que el otro, quien estaba sacudiéndose en agonía. Cerraba los ojos, no acostumbrada aún a escenas tan... "crueles" y sangrientas como aquella.

Cuando dejó de sentir movimiento bajo suya, miró hacia Mallory, siendo testigo una vez más de cómo la magia de la joven atrapaba al arquero escondido. - ¡¡U- uwah!! -exclamó, sorprendida. ¿Aquello había sido una bestia?
Corrió hacia donde ella, tras haber sacado su espada de la tierra y del cuerpo ajeno, sacudiéndola. Preparada por si se le ocurría cargar contra la maga a pesar de estar desarmado y herido por las sombras. Señaló a dicha criatura con su espada al frente. - Definitivamente, juntos podemos hacerlo. -miró a la chica de reojo y asintió- Dama Mallory, ¿podríais mantenerlo así con vuestra magia mientras acabo con él...? -sonrió. No había sobrevivido hasta allí sin su ayuda, ¡era muy sorprendente!
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Mallory el Dom Jun 28, 2020 4:59 pm

Había un alboroto a su alrededor, uno lo suficientemente grande como para que Mallory pudiera estar atenta completamente en todo, una muy mala aptitud para alguien que debe empezar a acostumbrarse a la guerra. La carrera que había emprendido tras la pesadilla que ya tenía zamarreando a su presa como si fuera un trapo viejo, le mantenía mayormente ocupada puesto, ¿Qué pasaría si el emergido aún tenían un haz bajo la manga…? Aunque seguramente cualquier rastro de manga o truco, ya estaría totalmente triturado ante la mordida. No obstante, el tiempo le daría un pequeño instante para poder voltear. Y ahí, viendo de soslayo, observo como continuaba Taelín y si era necesario que le asistiera con cualquier cosa que pudiera hacer. Pero no.

De todos modos, notaria otra cosa… La duda, esa misma duda que ella mantenía aun cada vez que llegaba el punto culmine, esa ansiada victoria que dejaba una especie de sabor amargo al terminar. Y aunque también la respuesta es obvia sobre lo que se debe hacer, a veces no puede ser tan instantánea como otros, mas no dista de lo que corresponde... Y lo correcto era matar al emergido, deseando por lo bajo que si es que aun poseían alma, que encontraran la paz bajo el manto del Dios que quizás impotente los dejo caer en esa locura bélica sin fin. ¡Una tragedia! Pero a su vez, una redención. Taelín se convertía en un héroe aun con sus dudas. Y Mallory le admiraba por ello. Más aun cuando se acercara tras recuperar su espada, para tomar rienda del enemigo que yacía en el piso, inmovilizado por una pesadilla que parecía haber desarrollado emociones como la diversión y el sadismo.

-¡Taelín, me sorprendes cada vez, tan joven y talentoso!- Le aseguro, con alivio, viéndole llegar cerca. Había una sonrisa en su rostro, sin querer ser grosera al tampoco querer apartar la mirada de su prisionero. –Si puedes hacerlo… Rápido…- Sugirió. Era un poco contradictorio como en un instante la magia que manejaba, pasaba de ser algo que fluía con tranquilidad, a algo que tras ser consciente como la respiración, costaba mantener. Ahora que debía demostrar con un espectador su resistencia, sentía desde dentro que quizás su habilidad podría empezar a trastabillar. No obstante, confiaba en que Taelín lo haría rápido, sin mayores retrasos. Y sin que ese pobre vestigio de humano siguiera sufriendo…

No quería mirar, mientras pudiera no ver. Aunque una de sus manos se mantenían apretadas con fuerza, como si ahí estuvieran las mandíbulas de la pesadilla que ha dejado de jugar con su presa. Y ya de ahí, no pasaría más. La muerte al final llega igual para todos en igual medida, en una especie de soplido que desde que estudiaba las magias arcanas se volvía mucha más claro en su piel. Un escalofrió la recorre, antes de que guarde silencio por unos segundos. Quizás por respeto, aunque en realidad no sabe muy bien que podría decir en ese instante… Unos segundos pasan… Se podría volver incómodo ese silencio.

-¿Estas bien Taelín…? ¿Necesitas que te acompañe con tu campaña, te has lastimado? ¡O quizás prefieres venir donde mi campaña….!- Dijo.
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] POvHqgT

Gold :
1140


Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Invitado el Vie Jul 17, 2020 10:26 pm

Arline siempre reaccionaba de la misma forma humilde ante los halagos; sorprendida cuando le dedicaban uno, para dejar pasar a una tímida pero amable sonrisa de agradecimiento por aquellas palabras que le hacían sentir querer seguir adelante, seguir mejorando. Que podía proteger a los suyos de aquella manera, que estaría más cerca de su padre. - Aún me queda por aprender, pero eso me anima. Escuchar vuestra opinión vale mucho, Dama Mallory. Muchas gracias. Espero no decepcionaros entonces. -confiada, miró al prisionero de las sombras.

Pero al posicionarse con su espada hacia el frente; de nuevo aquella sensación, una gota de sudor fría la recorrió la nuca. Pero tenía que hacerlo, era su deber. Si no, el emergido seguiría hasta juntarse de nuevo con los suyos para terminar de arrasar ese país y los demás. Si no lo hacía, ¿por qué debería de llamarse una mercenaria, una guerrera, una caballera? Mucho menos sería una heroína si el miedo a apuñalar en zonas vitales le detenía de su destino. Era un objetivo fácil, no había nada que temer, la joven estaba poniendo todo su esfuerzo en mantenerlo bajo su poderosa magia. Exhaló el aire tensado en el preciso momento de moverse hacia él, ya había pensado dónde tendría que atacar para que no tardase en morir como el anterior. Justo antes de hacerlo miró su gladius, no era una espada larga, ni pesada. Pero lo suficiente como para clavarlo en mitad de su cuello. No rebanaría su cabeza del todo, pues no podría atravesar las vértebras de su cuello, pero antes que fallar en encontrar el corazón, aquella había sido la mejor opción. Ya que ni gritar podría, el desangramiento era rápido, así como seguramente el desvanecimiento de sus sentidos; pues nada más sacar la espada de ahí, el emergido dejó de moverse instantáneamente.

Ya había acabado todo, así que dio un paso hacia atrás. Ahora es cuando empezaron a temblarle las piernas, o más bien cuando empezó a sentirlo. Era inevitable, era de sus primeras campañas y nisiquiera había sido con el resto de soldados. Pero lo habían hecho bien. Escuchó la suave voz de su compañera y se dio la vuelta. - ¡Lo conseguimos, juntos! -sonrió- Sí, me encuentro bien, no os preocupéis. De hecho, es gracias a vos que no me han llegado a herir. -se apoyó la mano sobre el pecho, para demostrar su honestidad, ahí notó que sus prendas sin embargo sí que se había manchado de sangre. Era un alivio para ella que no fuera la ropa que usaría para volver a su hogar. - Estaría en problemas si salgo de aquí con cicatrices... -murmuró por lo bajo, casi hablando consigo misma. Realmente no podía permitirse aquello, o su madre la descubriría. - ¿Y vos, todo correcto? -sonrió.

- Ah, y por esto no hay problema. Sólo necesitaré lavarme un poco y limpiar la espada también. -apartó la mirada unos segundos, ruborizada repentinamente, pensando que si haría eso delante de ella, vería su pecho vendado. Además de ser un indecoro absoluto. - Ehh... A-aunqur creo que eso lo puedo hacer yo misma-COUGH COUGH!!! mismo... Disculpad. -se rozó la garganta, disimulando esperando no se hubiera dado cuenta de su error. Con la tensión post-batalla, se le había escapado.

- Pero sí, puedo acompañaros primero a vuestra campaña, así Frey se entretiene un rato más viendo los alrededores. -mencionó a su rara de compañía, que debería seguir escondida entre el cabello de la joven o en algún matorral de cerca. Escuchaba sus ruiditos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Mallory el Miér Jul 22, 2020 11:49 am

Los murmullos son las verdades incontenibles del corazón. O eso es lo que una vez su madre le había enseñado, cada que le reclamaba que ella, de mala gana, murmuraba enojada cuando le regañaban por alguna trastada que se hubiera mandado. No obstante, la clave para mantener unidas esas verdades con los secretos de quien no se anima gritarlos, es hablar muy bajito. Cuando más bajito y quedito, mejor, así no se entienda, y con suerte, que haga pensar al resto que solo fue una alucinación suya el haber oído algo. ¡Algo como Mallory ahora, que empezó a dudar si oyó algo!

-¿Ah…?- Respondió primero, quería cerciorarse. -¡Ah, yo estoy muy bien, gracias a ti! ¿Quieres agua? ¡Agua tengo!- Ofreció de buena gana ante la situación. No tardaría en buscar rápidamente entre su morral la cantimplora que consigo llevaba, antes de volver a darse cuenta tras ver el vacío que quedaba en su bolso de algo más. La infructífera búsqueda de una flor de pétalos dorados la dejo por unos instantes, muy pequeños, pensativa, antes de finalmente ofrecer a Taelín la cantimplora. No obstante, se la había extendido con una pequeña sonrisa. No estaba triste.

-En mi campamento podrás limpiar tu espada y tu ropa, ¡Creo que hasta te podrías quedar a comer si no se te hace tarde! Además, allá hay hechiceros mucho más avanzados que yo, y algunos muy fanfarrones. ¡Seguro te pueden mostrar algunas cosas que aún no puedo hacer para que te diviertas!- Le aseguro, antes de sentir nuevamente el cosquilleo de Fray sobre su cabello, saliendo una vez detectado que el peligro se ha replegado de momento. –Ah, ¡Oíste que te llamaron!- Exclamo ella, antes de ofrecer el dorso de su mano como puente para volver nuevamente a su dueño con delicadeza, pues los ratoncitos eran frágiles en todo sentido.

-¿Te parece entonces o vas con retraso?- Pregunto nuevamente, antes de que un pequeño dejo de consciencia le hiciera dar cuenta. ¿Sabía dónde estaba su campamento? Rápidamente giro sobre sus pies, volteando sobre el horizonte, buscando algo que le indicará. Sin estar muy segura, creía, reconocer el camino… Pero mientras fuera de día al menos. Un poco de estrés callo sobre ella, aunque no lo suficiente.

-Deberíamos apurarnos, que si se nos viene la noche, no deberías volver solo tampoco. ¡O te quedas a cenar y a dormir!- Propuso casi como si fuera un hecho. ¡Al menos a Mallory le hacía ilusión que pudiera quedarse! Era realmente muy triste el combatir mano a mano con alguien, y solo recordar únicamente el confort de una victoria compartida. Esas hazañas sabían mejor en las memorias cuando sabias un poco mas con quien las hacías. Decir también que batallabas al lado de un amigo, era una especie de sazón épico que pocos podrían subestimar. Seguramente por eso Mallory tampoco se encontraba triste a pesar de no hallar su flor dorada, ¡Quería pensar que encontró un amigo, y eso brillaba más que cualquier flor mágica!
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] POvHqgT

Gold :
1140


Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 02, 2020 10:53 pm

- Ah, muchas gracias. -tomó la cantimplora, y, aparte de beberla desde el morro lejos sin pegar la bocs, antes de hacerlo incluso pensó si eso no se vería también igualmente rudo, por parte del papel que estaba interpretando.

- ¡Ooh, me encantaría, eso suena fascinante! ¡Si ya la dama Mallory es una maga genial no puedo imaginarme! -exclamó, genuinamente asombrada por lo que le contaba la chica. Hasta que recobró la compostura. - ... Pero no es necesario. Lavar mi ropa... Ahem. Y debería... Volver a mi campamento cuanto antes a reportar el encuentro de hoy cuanto antes. -asintió.

Pero estaba apenada; tampoco quería que aquello se acabara ahí. Entretanto, Frey volvió a su bolsillo a seguir mordisqueando las semillas de girasol. Arline miró a su compañera. - Está bien, puedo acompañaros al menos a comer, entonces. -sonrió- Como disculpa por no poder haberos ayudado mucho con la búsqueda de vuestra flor. -siguió los pasos de la joven hechicera. Hasta que una mención la descuadró de sus planes.

- ¿E-ehh? Yo... no quisiera abusar... tanto. -No sabía qué hacer; la verdad nunca había podido conocer a gente de su edad, mucho menos chicas como ella, así que obviamrnte se sentiría triste rechazar aquella invitación, por muy divertido que sonara aquel plan. - Además... no creo que sea adecuado, en mi situación... -se rascó la mejilla, algo sonrosada.

Trataba, ante todo, de ser correcta, pero sin dejar de ser amable. De camino, se animó s seguir conversando. - Bueno, veréis... dama Mallory, en realidad yo... -le debía una explicación, al fin y al cabo. Miró hacia el cielo, tal vez para que se le fuera fácil soltarlo. - Lucho por mi familia, y por lo que una vez fue mi patria. Por eso estoy en estas campañas como... mercenario. Pero nadie puede enterarse de mi verdadera identidad. Debajo de esta ropa yo... -la miró de reojo por un segundo, antes de continuar, dudosa.

- Porto el simbolo de mi familia. Soy... nada más que un noble, pero como tal no puedo aceptar vuestra propuesta, no entra en mi código moral que una dama y un joven duerman... esto... Juntos. N-no es correcto. -mentir, qué si no. Actuar. Era necesario.
Si lo había hecho desde el principio, tenía que seguir su papel hasta el final, aunque gran parte de lo que le había revelado era cierto. Y por supuesto que no le gustaban las mentiras, era por eso que sus nervios al hacerlo podrían calar bien debido al tema que había mencionado.

Y aún así, bajó la cabeza en una reverencia hacia ella. - Espero me podáis comprender y guardar el secreto... -suspiró suavemente.
Fuera lo que fuera, la acompañaría finalmente hasta su campamento, era su deber.

- Sin embargo, estoy seguro que nos veremos una vez más por estas tierras, y estaré más que encantado de compartir de nuevo un agradable rato con vos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Eliwood el Mar Ago 04, 2020 10:35 am

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Mallory ha gastado un uso de su tomo de Ruina.
Arline ha gastado un uso de su espada de bronce.

Ambas obtienen +2 EXP.

Gracias al incremento de experiencia, la barra de EXP de Mallory ha sido maximizada.

Mallory puede ahora ascender de la clase Dark Mage a la clase Dark Sage.

> Ascender a la siguiente clase.
> No ascender, conservar la clase actual.

Favor de responder seleccionando la decisión.


Ficha | Relaciones | Cronología
Gracias a Roxy por el nuevo avatar!! <3


AWARDS!:
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Scf7o0
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth  [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Iwzg0SR
Lyndis  [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] JEIjc1v

Especialización :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] NqTGGyV

Experiencia :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Iu4Yxy1

Gold :
582


Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Mallory el Mar Ago 04, 2020 7:21 pm

Ascender a la siguiente clase.
Mallory
Mallory
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Estudiante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Worm [2]
Tarjeta de oro
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] 2cR4bhF

Experiencia :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] POvHqgT

Gold :
1140


Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Eliwood el Dom Ago 23, 2020 10:39 pm

- Class Change -

¡Mallory ha ascendido de Dark Mage a Dark Sage!

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] 5VXbG6F

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] 2cR4bhF ¡El nivel de uso de tomos ha sido aumentado!
La barra de EXP es reseteada. De ahora en adelante, sólo los temas tipo Campaña, Entrenamiento y Misión darán incrementos de EXP.

¡¡Felicitaciones!!


Ficha | Relaciones | Cronología
Gracias a Roxy por el nuevo avatar!! <3


AWARDS!:
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Scf7o0
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth  [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Iwzg0SR
Lyndis  [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] JEIjc1v

Especialización :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] NqTGGyV

Experiencia :
 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Iu4Yxy1

Gold :
582


Volver arriba Ir abajo

 [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado] Empty Re: [Campaña de liberación] La guerra jamás podrá detener a la primavera. [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.