Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Social] Don't try to hide what he already saw [Priv. Stanley]
por Stanley Marshwalker Hoy a las 3:00 am

» [Campaña de liberación] Un atajo al caos [Priv. Undertaker]
por Azazel Ayer a las 10:00 pm

» [Campaña de Conquista] Past Burn [Priv. Henry]
por Henry Mar Jul 07, 2020 10:06 pm

» Transacción entre personajes
por Eliwood Dom Jul 05, 2020 5:43 pm

» Tienda de armas
por Judal Dom Jul 05, 2020 5:34 pm

» Venta de artículos
por Judal Dom Jul 05, 2020 5:32 pm

» Cerrado de Temas - Capítulo 4
por Lucina Dom Jul 05, 2020 1:21 pm

» [Campaña de liberación] And now my watch begins [Priv. Eugeo]
por Corrin Dom Jul 05, 2020 10:29 am

» [Social] Dinero de cuervo [Priv. Elise]
por Elise Nohr Jue Jul 02, 2020 3:54 pm

» [Social] Cuando todo parecía perdido [Deirdre]
por Sigurd Lun Jun 29, 2020 4:41 pm

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet] Empty [CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 17, 2018 4:22 pm



Gangrel no iba a conformarse con las tropas ya desplegadas. Incluso en Manster, seguía enviando más y más cartas para contratar mercenarios. La nación podía costeárselo perfectamente, a fin de cuentas, y salir impune de tan costosa operación. Plegia, si bien no tenía campos que labrar, poseía toneladas de oro que podía usar como quisiera. Los planes de Gangrel eran perfectos. Habían permitido a la nación mantenerse intacta a pesar de las hordas emergidas y ahí estaban, a punto de conquistar un reino más que serviría como mina de explotación. Él sería emperador, a fin de cuentas. Ya habían pintores dibujando de él con la corona de Manster y Plegia en su cabeza mientras montaba un caballo u otros que hacían lo mismo retratándole con el saludo a la romana. El pueblo del reino oscuro se había volcado en aquel proyecto y todos estaban seguros: iban a ganar la guerra contra aquel muerto lugar, que les traería comida y poder durante gloriosos años. Gangrel se había encargado de que la propaganda fuera efectiva, y si fueras caminando por Plegia, no oirías a nadie quejarse del nuevo proyecto. Hasta las madres sabían que sus hijos habían ido a morir por una noble causa.

Por eso mismo, sabía que iban a ganar. Y por eso mismo, Gangrel podía permitirse pasear tranquilamente entre las tropas como uno más, con una jarra de cerveza en la mano y escoltado por detrás por dos caballeros de dorada armadura. La táctica creada por el rey permitía estar avanzando siempre, y siempre había gente descansando, pues las tropas estaban divididas en seis grandes fracciones: dos atacaban, otras dos defendían y las otras dos descansaban hasta la rotación. Las bajas eran mínimas y ya tenían por completo a la costa este bajo su control. Habían creado puntos de control, campamentos, tomado ciudades y atrapado los pocos supervivientes que había en el país. La táctica era una obra de arte. Los mercenarios no tenían que suicidarse por nimiedades y más importante, todos estaban felices. La moral estaba por los cielos. Y eso era lo que les haría ganar.

Gangrel se fijaría en ese instante en una mercenaria cuyo contrato había sido firmado hacía relativamente poco. Había llegado a sus oídos sobre la existencia de esta firma por la extraña condición que ponía para luchar: quería leer el registro de kitsunes que vivieran en el reino plegiano. No eran muchos, pero de todas formas, ante tal inofensiva petición, Gangrel aceptó la propuesta, pues hasta sus consejeros tuvieron que decírsela, inseguros de si aceptar o no. Pero ahora estaba ahí. Era una belleza, francamente, así que el rey se esforzó en recordar su nombre, más como una anécdota que otra cosa, y posiblemente acabaría olvidándose de ella a los dos días de que esta recibiera el pago. Garnet, tenía entendido. Todavía no había podido deducir de dónde era la mujer por sus rasgos, lo que sí sabía es que se trataba de alguien joven. Tras verla, el rey se apoyaría al lado de la fémina, contra un pilar cercano, mientras le daba un trago a la cerveza. Podría ser divertido verla en acción. Y así, sin mayor necesidad de motivos, solamente verla ahí, el rey ya sabía lo que harían ese día. Chasqueó los dedos. Uno de sus generales se acercó.

-Prepara a las tropas. Atacaremos la primera ciudad que se nos ponga por delante para facilitar la faena en la carretera. Y avisa a los que tienen “el arma secreta”. Serán necesarios –señalaría ahora a Garnet, alzando la voz para llamar su atención- Y tú, ven conmigo. Tendrás el honor de proteger al emperador de la Gran Plegia. Sírveme bien, joven mercenaria, y tendrás tu pago como en el contrato estipula

Chasqueó los dedos de nuevo. Eso debía ser suficiente como para movilizar a las tropas. Al fin y al cabo, ya sabían el procedimiento. Los gritos no tardarían en salir de sus generales exigiendo a los soldados que se prepararan, mientras el rey se alejaba a la espera de que la joven le acompañara.

Tenía divertidos planes que llevar a cabo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet] Empty Re: [CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 11, 2019 8:57 pm

No podía negarlo el viaje hacia Plegia, había sido largo primero tubo que atravesar Ylisse, la cual nunca pensó que regresaría a su tierra natal la cual no tenia ningún apego a ella el viaje en barco había sido demasiado largo y la mitad del viaje me la pasé encerrada en el camarote y el viaje a caballo hasta el territorio de Plegia, había sido agotador y por fin me encontraba en el campamento de los soldados de el rey Gangrel, cuando baje del caballo camine con el hasta el establo donde después de asegurarme que tuviera comida y agua me quede observando el campamento.

Hacia relativamente poco que había recidivo un aviso sobre que en este territorio había Kitsunes, por lo que había una gran posibilidad de encontrar a su hermano, por lo que cuando recibió la invitación a unirse a las tropas de Plegia no lo pensó mucho ... tenía que encontrar la tienda más grande así que mire cada rincón a cada soldado que se encontraba entrenando o simplemente no haciendo nada las armas, incluso el estado de la tierra mientras caminaba hasta que pude observar una tienda mayor que los demás la cual me quedé mirando en silencio unos minutos para entrar en ella en silencio mientras acomodaba la espada que se encontraba sujeto a un costado, yendo al entrar que había una pequeña discusión entre dos personas por lo que me aparte ignorando los apoyándome en una columna

-tsk

Estaba concentrada en mis pensamientos cuánto las telas de la tienda de campaña fueron apartadas nunca me imaginé que estaría en presencia del mismísimo rey de Plegia, cual se encontraba acompañado por dos soldados que portaban una armadura dorada abrir los ojos y los mire de forma indiferente viendo como los que ya se encontraban dentro de la tienda para van sus quehaceres para inclinarse ante el rey, Lo segui con la mirada viendo como entre sus manos tenia una jarra de cerveza apoyándose en la otra columna cercana ami viéndole de reojo en silencio, esperando recibir alguna orden.

-hmm..

El general comenzo a dar ordenes los cuales los soldados presentes dieron un salto comenzando a movilizarse, ensillando a los caballos y preparando sus armas, atacar un pueblo no era cosa de mi agrado, pero si no quedaba otra solución acataría esa orden siempre que no aya niños por en medio. Cuando el general Gangrel ,se refirió ami con un tu, entecerre los ojos con molestia separándome de la columna para caminar a la par del general para protegerlo de posibles ataques , de entre mi bolsa saque una mascara en forma de rostro de un zorro el cual me coloque en el rostro.

-Como ordene mi señor..... estaré lista para cualquier movimiento...
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet] Empty Re: [CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 12, 2019 4:04 pm

En Manster todo debía salir perfecto. Todo debía mantenerse perfectamente como el rey, la mente maestra detrás de todo aquello, decía. Si algo fallaba, si algo salía de sus planes… No quería imaginarse lo que sufriría cambiando todo porque un maldito soldado le diera por pensar por sí mismo y no obedecer las órdenes que el mismísimo hombre que una vez llegó al trono apoyado por los que en aquel momento estaban vivos había hecho para él. Y todos los ataques que el rey hiciera tenían una intención clara que no debía ser puesta en entredicho. ¿Quién sería capaz de entender lo que se cruzaba por la cabeza de aquel hombre? Nadie. Absolutamente nadie. Él era Gangrel de Plegia, el loco más loco de todos. Tan demente era su estado que tal vez se le podría considerar como alguien tan simplemente brutal que estaba muy cuerdo. Tan cuerdo a la par que loco. Tan monstruoso como piadoso. Tan bipolar y frenético como calmado y pacífico.

Y Garnet había cometido el error y la bendición de aceptar un contrato con él. Los dos extremos más brutales de la balanza en un solo ser. Ella había sido quien había escogido defenderle, y ahora tendría que cumplir con su parte del trato. Y ahora el rey conquistaría más y más usándola a ella como peón.

Sin embargo, el río de ideas caudalosas y fuertes de su ser se detendría lentamente al escuchar las palabras de la fémina. Parecía que esta aceptaría como era de esperar ir junto a él a uno de los diversos frentes abiertos en la conquista de aquel muerto reino, aquel frondoso fragmento de tierra que en unos pocos meses sería plegiano.

-Entonces todo es perfecto. Sí debes tener aprecio a ese kitsune si de verdad quieres buscarlo en un lugar tan inhóspito como lo es la madre patria, Plegia. Pero no buscaré justificación a tus pensamientos. La mente humana es un verdadero jeroglífico que otro jeroglífico no sirve para deducirlo –apoyaría una mano sobre el hombro de la muchacha, dándole un par de palmadas mientras sus palabras cesaban súbitamente, para ser sustituidas por una extraña y macabra risa- Solo la muerte sirve para poder descifrar el cuerpo y el alma de un ser vivo

Chasqueó los dedos. Y uno de sus mayordomos le entregaría su corcel blanco, el cual esperaba pacientemente a que su legítimo amo se montara sobre él. Eso no tardaría demasiado en suceder, pues el monarca tenía ansias indescriptibles por ver a sus enemigos muertos y aquel territorio totalmente tomado por ellos. Era la hora de volver rica a Plegia. De tomar todo el poder de aquel país para él.

-Así pues, marchemos. Mi guardia real y tú os encargaréis de mi escolta, como es habitual. Y tú, deberías buscar un caballo y dirigirte al camino de los emergidos. Será fácil encontrar la ciudad que tomaremos hoy… Porque… Bien. El resto ya está totalmente “protegido”. Yo y mi escolta principal nos adelantaremos. ¡Más te vale no fallarme o te venderé de esclava en el mercado de la Ciudad de Plegia, muchacha!

Y sin dar ni una sola palabra más, el rey cabalgaría rápidamente hacia el lugar que había ordenado. Sabía que las tropas no tardarían demasiado en llegar junto a él. Ni un solo minuto más del necesario. Ni una sola fracción de segundo. Todos deberían estar ahí cuanto antes mejor, pues al fin y al cabo… Era por el bien del país.

***

La guardia real y él cabalgaron rápidamente por el camino que una vez fue propiedad de los emergidos. Todavía tenían un trecho importante que tomar, pero cada vez faltaba menos. El Agua de Grima había quemado por completo lo que una vez fue una carretera. Los pueblos cercanos ahora tenían la bandera plegiana y eran vigilados por los escuadrones de defensa. Donde antes hubo emergidos ahora habían barricadas improvisadas de madera que servían para frenarlos en caso de un ataque.

Y al fin, encontró en una de las diversas raíces del camino un rival. Una ciudad que todavía no portaba en ella la bandera de Plegia, en la que se veían emergidos vagando por su interior. Las murallas que una vez estuvieron ahí, si bien derruidas, seguían resistiendo como la última defensa que le quedaría a la ciudad.

La misma, si bien tenía contacto con el camino a partir de una carretera bastante maltrecha por el tiempo, a su lado había un montículo, el cual obviamente el rey utilizaría para mirar la situación, y tampoco se encontraban más elevaciones. La planicie era una ventaja primordial para el ejército plegiano, el cual, acostumbrado a condiciones mil veces más duras, se encontraba ahí como en un paseo por el campo.

Tras colocarse correctamente con su guardia en el montículo, el rey miró hacia atrás. Ahí iba su grandioso ejército. Y entre ellos, por supuesto, a Garnet.

-Mph… No habéis tardado tanto. Ven aquí, mujer. Quiero que veas la entrada del ejército antes de entrar en combate. Esto será una masacre terriblemente divertida…
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet] Empty Re: [CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 25, 2019 7:20 pm

Camine en silencio tras el general Gangrel, viendo a mi alrededor cada detalle de su campamento el suelo las armas y los otros mercenarios  y soldados que había calculando lo todo en mi mente al detalle cuando se detuvo y comenzó a hablar que solo la muerte sería para descifrar el cuerpo y el alma de un ser vivo, por lo que incline un poco la cabeza  hacia un lado otros soldados se reunieron a su alrededor algunos montados a caballo,Preparándose para ir a la batalla y otros para proteger al Emperador de Plagie, a toca costa.

Al mencionar que necesitaba un caballo a sentir con la cabeza y me retiré unos centímetros la máscara para poner tus dedos en mi boca y dejar escapar un sonoro silbido, que  a los pocos minutos entre las tiendas de campaña apareció un hermoso ejemplar de percherón negro como la noche con unas riendas plateadas y una silla con grabados era mi fiel amigo agarrándole de las riendas y de una manera ágil monte en el comenzando a galopar hacia la dirección donde había ido el general alcanzando lo en poco tiempo.

- estoy aquí mi señor....

Desde nuestra posición actual podría observar  claramente esa ciudad  que en algún tiempo fue un lugar tranquilo ahora solo se podían ver emergidos,  pero eso era algo aparte mire cada rincón, de la ciudad memorizarlo, para cuando estuviera en el campo de batalla no me topara con ningún obstáculo, Las palabras de Gangrel, en ese momento me sonaron huecas, parecía que estaba muy emocionado por entrar en combate

-No se preocupe mi señor no le perderé de  vista.. le defenderé
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet] Empty Re: [CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 27, 2019 12:30 pm

Ver a la fémina era una buena noticia. Al menos se aseguraba que los que le acompañaban eran capaces de seguirle el ritmo. El rey la miraría por unos segundos más con su extraña mezcla de indiferencia, ironía y lascivia antes de volver su atención al escenario de la futura batalla. Las tropas debían movilizarse como él ordenó. Era muy importante que lo hicieran EXACTAMENTE como él decía, sin alteraciones. Al igual que Blas de Lezo o Bazán, Gangrel era capaz de muchas cosas, siempre que se respetara lo que decía. Las tropas tomarían la siguiente formación, tal y como el rey ordenó, lo cual era un gran alivio a sus ojos:

Se dividieron en cuatro grandes flancos, dos de caballería, uno de arqueros, honderos y demás atacantes a distancia (Entre ellos magos) y uno de infantería pesada, en el cual recaería el protagonismo del ataque. Los caballeros rodearían la ciudad, bloqueando la carretera y toda entrada o salida de la ciudad. Por el flanco norte, que era el que no estaba protegido por el montículo y por ende ya asegurado, se situaría la infantería por delante de los arqueros, volviendo imposible que se les viera. Y es que por esa zona estaba la única zona abierta de la ciudad, con las puertas de fuerte madera todavía impasibles por el paso del tiempo.

Y el avance empezó. Lo primero es lo primero: las tropas de caballería arrojarían sus jabalinas para alarmar a la población emergida, que se desplazaría a los lados para intentar disparar sus flechas y demás proyectiles. Eso haría que no se fijaran en los magos de fuego, los cuales avanzarían entre la infantería para disparar. Y así, en a duras penas segundos, la puerta acabó totalmente calcinada por un mar de rayos y fuego. La infantería avanzaría en ese momento por las calles de la ciudad con furia.

-¡Perfecto, ya está todo hecho! –gritó el rey orgulloso de sí mismo, mientras descabalgaba para apuntar con el dedo acusador a los enemigos, estallando en carcajadas- ¡Avancemos nosotros! ¡Apoyaremos a las tropas por el suelo! ¡Mercenaria, ven conmigo! ¡Nos acercaremos por la muralla cercana sin llamar la atención, bajando por el este mientras la guardia real lo hace por el norte con todo!

Es decir, que básicamente quería que ambos se fueran por un lado y entraran suciamente a combatir por esa zona. Y sin esperarla de nuevo, el rey saldría corriendo por un lado, sin dejarle tiempo para poder respirar. Ese día iba a ser movidito para ambos. ¿Qué mejor forma de empezarlo que matando a una docena o dos de emergidos cada uno? Así se ganaban las guerras. Solo de esa forma.

-¡Vamos, vamos! ¡Quiero que todo esto esté bañado en sangre antes de la noche!
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet] Empty Re: [CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet]

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 16, 2019 3:05 pm

Mire el campo de la futura batalla, los puntos débiles y fuertes del terreno Gangrel, comenzó a dar ordenes a sus soldados que atacaron por el flanco derecho,  entre cerré los ojos viendo que la mitad del ejercito atacaba sin miramientos sin conocer si había trampas  o se tenia preparada alguna emboscada.

Cuando Gangrel, grito que le siguiera lo mire unos instantes para espolear los costados del caballo y seguir a galope hacia su dirección siguiendo el muro agárrese las riendas con fuerza y me puse en pie sobre el caballo cuando apareció el primer emergido salte y desenvaine mi espada, cayendo como plomo sobre el clavando le la espada, este se sacudió y caí limpiamente el suelo, su gran altura era una ventaja para mi, gire sobre mi misma y corte las rodillas de ese emergido, que cayo de espaldas, por lo que aproveche y le di un golpe mortal en el corazón, corriendo de nuevo hacia la dirección de Gangrel. Mi caballo se materia en la distancia relinchando a cualquier señal vendría hacia mi galopando los gritos se escuchaban por todo el lugar el sonido metálico de choques de espadas retumbaban.

-Lord Gangrel, no se aleje de mi lado!

Corrí hacia su dirección cuando un emergido se interpuso en i camino levantando mi garrote, pero sonreí de lado y me tire al suelo deslizándome entre sus piernas, quedando a sus espaldas, me puse de pie con rapidez y di una voltereta clavando le la espaldas en el cuello, retorciéndosela para dar otro saldo y acercándome a Gangrel.




Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet] Empty Re: [CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 17, 2019 3:16 pm

La mente de Gangrel había ideado ese plan completamente sola. Y aun así, era una obra de arte. Exploradores fueron enviados anteriormente para asegurar la zona, y limpiarla de trampas. La prueba de lo preparado que tenía ese ataque era lo rápido que había caído la puerta principal, permitiendo la entrada de la infantería pesada. Con un flanco abierto, lo único que podía hacer un ejército era retirarse o intentar replegarse y atacar más adelante. Pero en Manster eso no era posible. Simplemente, estaban masacrando a los emergidos. Cuando Plegia hacía un ataque, se encargaban de no dejar NI UN SOLO superviviente. Nunca. Y hasta ese momento, en toda la campaña no habían sufrido ni una sola derrota. Era imposible. Todo estaba demasiado bien organizado por la gran mente maestra entre los plegianos, Gangrel.

Por eso mismo le importaba un comino bastante grande la distancia a la que estuvieran los suyos. Desenvainaría una daga con velocidad para arrojarla contra el primer emergido que se le acercó, para luego acercarse a él y agarrarle la mano con destreza, para arrancarle el arma y en un rápido movimiento que muchos no hubieran podido ni ver si no estaban completamente atentos en los movimientos ágiles y elegantes del monarca plegiano. Era como si no tocara el suelo cuando luchaba. Débil, eso estaba claro, de un golpe bien dado destruirían el primer hueso que el rey utilizara para bloquear el golpe, pero tan endiabladamente rápido como un haz de luz.

Volver a escuchar la voz de la joven le haría tranquilizarse por un momento. No debía perder los… Estribos. No por ahora. Su plan era entrar por la espalda al primer grupo emergido que encontraran y hacerlos picadillo. Pero de momento no había llegado el momento de entrar en un estado de guerra completo. Sería muy indigno para cualquier rey.

Tomó aire. Miró hacia donde estaba la mercenaria y dejó escapar una breve risa. Decirle a él que tuviera cuidado… Era gracioso. Si tuviera cuidado no estaría matándose en Manster. Si tuviera cuidado no habría conocido jamás a Sarah. Si tuviera cuidado no iría en cuestión de semanas a Carcino a conquistarla. Si tuviera cuidado simplemente hubiera entregado la corona a Garon y se hubiera retirado a tener unas vacaciones doradas en alguna isla privada. El cuidado estaba muy sobrevalorado en esa sociedad a sus ojos.

Tan rápido como lo hizo en suspirar por las órdenes de Garnet, lanzó una daga al emergido que esta esquivó para al menos herirlo de gravedad. Debería ir recogiéndolas. Tendría en total una docena ocultas en su armadura, pero nunca eran suficientes. Mucho más teniendo en cuenta lo rápido que se deshacía de estas para lanzarlas contra cualquier ser vivo que se le interpusiera por demasiado tiempo en frente.

-Oh, acercarme a ti. Qué buena idea

El rey colocaría su mano en la cintura de la fémina con una ensayada calidez que no sentía por unos segundos para luego proferir otra pequeña risotada, alejándose de ella y dirigiéndose de nuevo hacia los muros de la ciudad.

-Vamos. Esto es un campo de batalla. Preocúpate porque no te tenga que llevar a cuestas y todos estaremos contentos
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet] Empty Re: [CAMPAÑA DE CONQUISTA] Plegia sobre los muertos [Priv. Garnet]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.