Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Anécdotas destacadas
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] Empty [Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Invitado Miér Sep 26, 2018 5:00 am

No sabía exactamente cuánto tiempo es que había estado allí ni cuanto mas permanecería… No había lugar para estirar las alas pero si para moverse, quizá, unos cuantos pasos antes de regresar a sentarse; No es como si se moviese mucho realmente pues prefería pasar las horas acurrucado en un rincón de aquella jaula donde, a diferencia de las otras bestias y animales del espectáculo, por lo menos se habían molestado en hacerle un nido de paja. Los días y las horas pasaban mas el joven de cabellera platinada miraba indiferente como iban y venían las personas obligado a dejarse ver en su forma humana para ganarse las migajas de pan que le daban de comer. No era que comiera mucho para su fortuna, mas aun si alimentos tan pesados como el pan le causaba malestares en su delicado estomago.

Pese a todo Uriel se mantenía impávido ante ello, indiferente a las plumas de sus alas desarregladas y las ropas ya sucias por la falta de cuidados, ignoraba a todo el que pasaba y solo se movía quizás para tomar el agua y el pan que le dejaban cada tarde a la misma hora. Quizá una garza normal ya habría sucumbido a la tristeza y a la desesperación, quizá habría muerto sin pasar siquiera el primer día, para su fortuna él no era una garza del todo normal. Para bien o para mal, hacia ya varios años atrás un hechicero le había arrebatado el corazón por lo que todos sus sentimientos y emociones se habían vuelto casi inexistentes, llenando a Uriel de completa indiferencia para lo que ocurría a su alrededor. No tener sentimientos fue extraño al principio pero de acostumbro bastante bien a ello, por eso precisamente es que pese a las penurias el joven de alas celestes se encontraba relativamente bien, dejando aparte en claro su decadente estado de salud por el estilo de vida que ahora llevaba contra su voluntad.

Aun así se le antojaba cantar muy de vez en cuando, sin razón o motivo aparente solo alzaba la mirada y salían aquellas palabras incomprensibles de sus labios más que hechizaban con su belleza a quienes le escuchaban, bastaba saber con que la garza era la atracción principal del espectáculo siendo que muchos espectadores regresaban una y otra vez solo para ver si ese día se animaba esa criatura a entonar su melodía; Poco y nada sabían la tristeza que tramitan sus palabras aun si su intérprete ya no era capaz de sentir pena alguna.  

Ese día se vieron forzados a detenerse en una ciudad costera por una tormenta que atravesaron, el barco sufrió daños y las jaulas con animales debieron ser desembarcadas para reparar las fugas que se habían creado con la tormenta y allí estaba Uriel, con las plumas y las ropas mojadas por la inundación de la noche anterior, cubriéndose con las alas para mitigar un poco el frio que sentía. Aun si no sentía la tristeza y desesperación de la situación, Uriel entendía que su cuerpo no resistiría mucho mas si llegaba a coger aun fuese un simple refriado y, al no hablar el idioma de quienes lo mantenían cautivo no había manera de expresar sus malestares. Fue entonces que, quizá para aliviarse un poco decidió cantar una vez más la misma melodía que había entonado por años desde aquel fatídico día en serenes. Su voz se elevo más alto de lo que lo haría normalmente haciendo eco aun si se encontraban algo lejos de la ciudad.


La cancion empieza al minuto 1, 48:


Última edición por Uriel el Miér Sep 26, 2018 7:54 pm, editado 1 vez
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] Empty Re: [Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Invitado Miér Sep 26, 2018 6:09 pm

Un sentimiento ominoso lo azotó en cuanto levantó la mirada hacia el cielo. Las nubes pasajeras y blancas no dejaban entrever la posibilidad de una tormenta cercana, había paso hacía unos pocos días y no parecía estar dispuesta a volver. El mar estaba en calma y aun así... ¿Por qué sentía semejante sentimiento nacer en su pecho? Tragó saliva mientras bajaba su atención a la cristalina agua, rezándole a Ashera que no estuviese cerca un peligro demasiado grande para hacerle frente y que los dejase aprovechar la paz un poco más de tiempo... Tan solo un poco más. Entreabrió sus labios, dispuesto a susurrar algo a uno de los soldados más cercanos, pero se calló de golpe, no queriendo alertar una mañana tan tranquila con simples suposiciones.

Todo seguía de la forma más normal al fin y al cabo, los ciudadanos no parecían estar preocupados por nada más que no fuese la venta de fruta y verdura, o del pescado fresco que los pescadores acababan de llevar del ancho mar. Seraphiel no dijo nada, simplemente permaneció parado, bajo la sombra de un alto e imponente árbol, observándolo todo como si tuviese todo el tiempo del mundo y más. Las personas, acostumbradas a su apariencia, a sus amplas alas de plumas ligeramente doradas, simplemente lo saludaban con una sonrisa y seguían por su camino hacia el frente, envueltos en una utópica calma que no parecía estar a punto de romperse. Pero entonces... Entonces ¿Qué había sido eso?

Por un golpe de suerte, coincidencia o destino, terminó parando su atención en uno de los barcos anclados al puerto; parecía haber pasado por cosas complicadas... ¿Y cómo decirlo? El aura a su alrededor era bien distante a la de los otros barcos... Como si sus deplorables apariencias escondiesen debajo algo mucho más vil y desagradable. Tentado a retroceder, la garza se estremeció en el sitio, notando un aire frío subirle por la espalda, alborotar sus plumas. Con un gesto suave de sus dedos, acaricio las mismas después de inclinar al frente una de sus alas; su vista no se desvió de la embarcación. Y en un final, tras meros segundos y con un: "Enseguida vuelvo" dejó en claro al soldado que era innecesario acompañarlo.

Se adelantó a paso firme y suave hacia la embarcación, era difícil imaginar que sus pies pisaran el suelo con tanta crueldad como las demás razas, sus pasos eran más bien caricias, en una curiosa armonía con el universo mismo. Fue delante de las escaleras que llevaban arriba que se paró de repente, esta vez debido a una melódica voz que reconoció al instante: ¡El canto de una garza! Su corazón saltó un latido. No era el canto de Reyson, estaba seguro de ello. De la misma forma, estaba totalmente seguro de que aquél ser era de su propia raza, era una garza más, era una garza de su calcinado y olvidado bosque. Entre terror y emoción por el descubrimiento, extendió a un lado y otro sus alas, levantando el vuelo en dirección a la melodiosa voz que estaba entonando aquella triste y desgarradora canción.

Volvió a tocar tierra en cuanto dio de la puerta que llevaba a cubierta, seguro de que la voz provenía de allí muy a pesar de resonar en el ambiente y, haciendo caso omiso del hecho que estaba infringiendo propiedad privada y que el capitán no estaba, abrió la puerta y avanzó con el corazón en la garganta. Se dio cuenta desde el principio que algo no marchaba bien, desde que lo había escuchado cantar, desde que pisó uno de los peldaños y bajó a la oscuridad. Olía a suciedad y a agua salada, frunció el entrecejo y se obligó a avanzar, ignorando si alguien lo estaría siguiendo, disgustado, o menos. Si era una garza quién cantaba... ¿Por qué estar allí abajo cuando podía estar al aire libre? Pero más importante aún... ¡Estaba tan feliz que pensaba que su corazón se escaparía del pecho!

Felicidad que se volvió ira, una ira que pensaba olvidada, en cuanto vio la jaula al fondo y en su interior, la suave y agradable silueta de un hermano. Frenó en seco, notando el sudor frío bajar por su sien y la repentina felicidad mezclada con rabia que floreció de su pecho como un Nenúfar ante la oscuridad. Después de su estupefacción, logró obligar a su cuerpo avanzar, correr en dirección a la jaula, aferrarse a los barrotes con sus débiles manos y observar con más detenimiento la plateada cabellera, la piel pálida y las alas de un hermoso color azul plateado... Ese rostro... Era tan conocido... Tan nostálgico... Su habla se trabó un instante antes de poder seguir hablando— Uri... —¿Sería solo una ilusión más? Una cruel y déspota ilusión jugando con sus deseos más profundos. Apretó con más fuerza los barrotes, se inclinó al frente, en sus ojos brillaba la emoción y la preocupación— ¡¡Uriel!! —Detrás de él, por las escaleras, escuchó pasos.

Pasos... Pasos... Pasos...
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] Empty Re: [Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Invitado Miér Sep 26, 2018 7:07 pm

No sabía exactamente por qué, pero cantar siempre aliviaba un poco todos sus malestares, hacia más soportable su día a día aun si la melodía en general no era una muy feliz que digamos. No se creía capaz de sentir tristeza pero sí que resentía el dolor físico como cualquier ser vivo, sus alas se sentían entumecidas y su estomago regularmente dolía al tener dificultades digiriendo el pan duro, su cuerpo se sentía pesado por las ropas mojadas y la suciedad en su cuerpo por la falta de aseo definitivamente le causaba cierto desagrado. Pero lo soportaba, tenía que pues no tenia corazón y por tanto aquello no debía de importarle. Sin embargo, al terminar su acostumbrada canción algo que no esperaba se dibujo a la lejanía, una silueta conocida y, de tener sentimientos, posiblemente habría provocado en él una reacción diferente a una simple mirada de soslayo y un acomodar de alas. Tenía sus dudas pues hacía muchos años que no veía a su querido amigo de la infancia mas al escuchar su voz, ver de cerca su rostro y escucharlo llamar su nombre no tenía dudas de quien era el que estaba frente a él, gritando su nombre y aferrándose a los barrotes de la jaula donde se encontraba confinado. Al igual que él había otras criaturas prisioneras, ninguno laguz mas que la garza allí cautiva, algunos leones, un par de lobos, los típicos monos con chal y gorrito, un oso pardo entre varios tipos de aves.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] R0dQyCM

Llamo su nombre con duda pues no estaba de mas asegurarse que aquel era quien creía que era, la mirada celeste de Uriel se centro en su viejo amigo mas su rostro no denotaba sorpresa, gozo o desesperación tal como parecían marcarse tan claramente en el rostro contrario.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] PGqz5yZ

Le dijo, alzando su brazo para sacar su mano de la jaula y tomar la mejilla contraria, teniendo sus dedos fríos al tacto lo cual demostraba su ya deteriorada salud. A estas alturas no le importaba quedarse encerrado por el resto de sus días pero aun sin poseer un corazón no deseaba el mismo destino para uno de sus viejos hermanos de serenes. Los pasos de los demás integrantes del barco se escuchaban apresurados y Uriel no podía hacer más que ladear su mirada en aquella dirección con un semblante totalmente carente de emoción alguna

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] KqJ3EFv

No deseaba que el otro se quedara pues incluso él entendía lo mala que era la situación no solo para una garza, si no para cualquier ser vivo que tuviese la desgracia de caer en las garras de humanos que solo les importaba las ganancias que obtenían a costa de las vidas ajenas, sin luz, sin gentileza… estaba seguro que un corazón radiante y bondadoso como el de su amigo no lo soportaría.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] HrGwTUB

Aun si lo intentaba no era capaz de sonreír, aun así demostraba cierto grado de preocupación al tomar las manos contrarias, erizándose las plumas de sus alas en cuanto diviso a varios hombres bajar con unas sogas y redes, posiblemente para capturar al recién llegado.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] Empty Re: [Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Invitado Sáb Sep 29, 2018 11:04 am

Aquellos ojos sin sentimiento alguno reflejados, el espejo del alma, lo golpeó como un puñetazo en el estómago, su respiración se entrecortó y pudo jurar que por un instante incluso su corazón se vio obligado a frenar en seco. ¿Cómo podía ser? ¿Por qué? La mano en su mejilla, indudablemente fría, demostraba que Uriel había caído ante la debilidad propia de su raza... ¿Entonces por qué no podía ver nada reflejarse en aquellos hermosos ojos plateados suyos? Las palabras pronunciadas en idioma antiguo fueron como un dulce cosquilleo en su mente y, a pesar de la sorpresa inicial, del desánimo que sintió, volvió a enderezarse, convencido que eso debía ser por la codicia del ser humano. Se apresuró hacia el frente, sujetó la mano ajena, apresándola más contra su mejilla a la par que ladeaba la cabeza. Indudablemente el muchacho ante él era una garza más, su propia existencia lo demostraba.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] HsdFR86 —Afirmó sin miramiento, sin duda en sus palabras, apresuradas, firmes, pero dulces como siempre. ¿Cómo podía a pesar de todo abandonarlo allí, a su destino? ¿No era un querido amigo? ¿No era un hermano de su bosque quemado a cenizas? Por un instante la seriedad se reflejó en sus facciones y solo entonces sujetó con más fuerza, pero siempre suave para la criatura que era, la mano de Uriel, alejándola de su mejilla, apresándola hacia él— [Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] A5fkKEG —Había cierto reprocho en su tonalidad, casi como si estuviese reprochando la errónea actitud de un niño aún cuando en realidad él mismo era menor que el otro— [Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] FRvvbIq—Prometió y dio media vuelta, alejándose pasos de la jaula en la que el otro estaba apresado. Vio los humanos llegar, toscos como marineros, armados de sogas y redes.

¡Pero miren qué tenemos aquí! Uriel, pronto tendrás un compañero para cantar... Jojojo los ricos que nos volveremos... Ven, palomita —Fue uno de los tres que se acercó, con red en mano, fingiendo amabilidad para no llamar la sospecha en aquél que, al parecer se había vuelto su presa. Sera no se movió, se mantuvo firme, con un destello de desacuerdo en la mirada. Los demás animales a su alrededor comenzaron a inquietarse por un motivo u otro, ya fuese temor a sus secuestradores, ya fuese por temor a que la garza saliese herida, pero lejos de acobardarse, la situación no causó más que enfado, un enfado que sabía que antes o después le haría pagar factura.

Denme ahora las llaves. El mercado negro con animales y especies vivientes está prohibido en Sindhu, desde que entraron en su territorio marino están bajo el yugo de sus leyes —Entrecerró sus ojos, pero sus palabras valieron bien poco para ellos, quienes no se quedaron quietos, siguieron avanzando hacia él, con red en mano. Sera creyó saberlo: lo atraparían, lo enjaularían y se irían de Sindhu antes de que alguien se diese cuenta de que un laguz hubiese desaparecido. Peligroso, sí, pero aún más peligroso era dejarlo ir después de todo lo que había visto. Por ende, ante la terquedad, no le dejaron alternativa posible.

Inhaló aire, llenó sus pulmones y de sus labios dejó escapar una suave tonalidad, una melodía parecida a la de su coetáneo, pero con otro matiz diferente. Su melodía tenía un tono triste, parecida a un requiem resonó en la embarcación y no se perdió más allá: los tres hombres pararon al instante sus acciones, permanecieron quietos como si el miedo de avanzar los hiciese temblar. Eran raras las ocasiones en las que usaba el Galdr en seres vivos, había aprendido a luchar contra los emergidos usando sus canciones, a veces incluso olvidaba que tanto como a los emergidos, sus canciones afectaban a los seres humanos también.

Aprovechando la oportunidad, avanzó unos pasos hacia ellos, se paró ante el tosco hombre de la red y, sujetando sus mejillas, se acercó a su oído. Nuevamente dejó que una suave canción resonara, esta vez diferente a la anterior, sus efectos eran distantes. Aquél muchacho fue el único en moverse mientras que en sus ojos brillaba un deje de fanatismo por la garza— Préstame las llaves —Extendió la mano y el humano eso hizo. Sera sonrió, satisfecho y se dispuso volver a intentar algo— gracias. Ahora amarra a esos dos de algo, no los dejes escapar —Convencido de que así lo haría, dio media vuelta y se apresuró a llegar hasta la jaula de Uriel, buscó el candado. Deberían hacer algo con los demás animales también... Y debería de llamar a que las guardias se ocuparan a continuación... Pero antes...
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] Empty Re: [Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Invitado Sáb Sep 29, 2018 9:03 pm

No sabía exactamente como o porque, pero por un momento el joven dentro de la jaula sintió que le falto el aire ante las palabras de su viejo amigo. Si no se iba seria capturado también y aun que bien sabia que debería estar acongojado por ello, lleno de desesperación y tristeza la verdad es que no sentía en su pecho ninguna punzada de dolor como si aquellas sensaciones ya no existieran dentro de su ser…. aun así, Uriel también aferro por unos momentos el agarre en la mano contraria, erizando el plumaje de sus alas en cuanto llegaron los humanos al igual que las demás bestias cautivas, aun sin corazón la garza celeste mostraba su desaprobación a lo que estaban a punto de hacer, esponjándose en un inútil intento de intimidar. Por supuesto, de lo dicho por el humano solo entendió su nombre que estos sabían porque el mismo se los había dicho tan burdamente como podría pronunciar su nombre en el idioma humano pues en cierta forma no creía correcto que le llamasen de otra forma o solo con el calificativo de "bestia".

No comprendía tampoco lo que su hermano de Serenes dijo en aquel idioma extraño por lo que no entendía que era lo que ocurría, lo único que sabía era que estaba en peligro y no podía hacer nada para ayudarlo. Aferro sus manos a la jaula y sacudió los barrotes con toda la fuerza que sus débiles brazos le permitían, abriendo sus erizadas alas todo lo que la estrecha prisión le permitía.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] NLp2zKV

Ni el mismo estaba seguro por que levantaba la voz después de tanto tiempo, aun si sabía que sus palabras eran solo chillidos incomprensibles a los oídos de sus captores. Con el movimiento una buena cantidad de plumas se desprendió de sus alas debido a lo débiles que estaban, mas aquel inusual arranque por su parte se vio interrumpido en cuanto su compañero entono una melodía que no conocía pero pareció afectar sin duda a los humanos…. más aun le sorprendió como uno de ellos mansamente le entrego las llaves de la jaula y con la soga que tenía en las manos comenzó a sujetar a los otros.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] Pw6uWJp

Comento la garza celeste lanzando un pequeño suspiro de alivio, sin razonar el hecho de haber estado molesto momentos atrás o la sensación de ligero alivio que sentía al ver a su querido amigo a salvo; Aquel que sus memorias recordaban como una avecilla inquieta y aventurera pero más joven que él y por ello en aquellos lejanos días sentía que debía proteger y cuidar. Al abrirse la jaula Uriel se puso torpemente de pie, dando pasos tambaleantes hacia su amigo pues las fuerzas le eran escasas y al tenerle cerca simplemente le abrazo. Sus alas, aun erizadas cayeron a los lados como si de una larga capa de plumas se tratase dejando atrás aquel montón de plumas que con el movimiento habían desprendido. Uriel cerró los ojos un momento sintiendo que todos sus malestares e desvanecían solo por tener en sus brazos a un hermano que creía haber perdido hace tanto tiempo, pues aun si no compartían lazos de sangre el vinculo afectivo aun estaba presente. Las ropas de Uriel no solo estaban húmedas por la inundación del día anterior pues el olor a suciedad estaba bastante presente y su cabello celeste platinado era actualmente de un color gris opaco. Por supuesto , Uriel estaba frio y mas pálido que un fantasma pero de alguna manera nada de eso le importaba en ese momento.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] F6odIKe[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] OQJuqGQ

Un poco de vida le había regresado a sus ojos plateados más aun era incapaz de poderle dedicar una sonrisa a su amigo. Después, volteo su vista hacia los animales enjaulados quienes le regresaron la mirada, en cierta forma contentos por ver al fin a uno de sus compañeros libre.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] OAdTFXV[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] XcniEaO

Después de todo por mas hambrientos que estuviesen los animales carnívoros estaba seguro que ellos no intentarían atacarlos, aun que no estaba seguro si los humanos presentes contarían con tal pleitesía. No creía sentir resentimiento hacia ellos, mucho menos lastima o algo parecido pero siquiera una garza sin corazón deseaba un final tan doloroso aun para tan despreciables criaturas.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] LeHHLB6

Comento soltando a su amigo, intentando dar la vuelta para dirigirse a los demás animales. Era verdad que no hablaban el mismo idioma pero se entendían, desde las distantes épocas en serenes a Uriel se le dio siempre especialmente bien el conectar con otros seres vivos, por mitigados que estuviesen sus sentimientos ahora. Sin embargo, las fuerzas no le daban para mas, estaba agotado, entumecido y adolorido por lo que cayó suavemente al piso con sus rodillas, recargándose un poco en la jaula que recién había abandonado. Uriel cerró los ojos y respiro profundamente, intentando recuperar fuerzas para no volverse una carga para su amigo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] Empty Re: [Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Invitado Sáb Oct 06, 2018 3:50 pm

Cuando su hermano finalmente fue libre y se abrazó de aquella forma de él, una piedra en su alma se disipó como las hojas secas llevadas por el viento del otoño. Lo recibió con una calmada sonrisa en sus labios, una dulce y cariñosa, lo apretó contra su cuerpo y levantó una de sus manos para acariciar su cabeza, tal como alguna vez su madre había hecho con él, reconfortándolo sin la necesidad de susurrarle un: "Todo estará bien" Como si su mero abrazo embarcara todo aquello y mucho más. Apoyó un instante su barbilla en el hombro contrario y le otorgó tiempo al tiempo, en silencio, con paciencia.

Si en algún momento recordar a Aledis había sido doloroso para él, en aquél preciso instante, escuchar que se parecía a su madre solo pudo llenarlo de orgullo inminente. Sonrió de oreja a oreja. ¡Claro que sí! ¡Era tan fuerte como su madre! ¡Era su viva imagen! De eso estaba seguro. La idea lo hizo reír en bajo, una melodiosa y dulce risa

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] AfxmS11

Su voz por un instante se quebró, fruto de la emoción

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] DjcLaTt

Aunque sin compartir legados de sangre, aun siendo solo hermanos jurados.

Se alejó solo un poco de él, aún con su mirada clavada en la silueta ajena. Había cambiado: sería una mentira decir que seguía siendo el mismo que siempre. No veía ya en sus ojos la alegría propia de una garza, aquella emoción desbordante, casi le recordó a si mismo, tiempo atrás, antes siquiera de juntarse con Sissi, de abrir su corazón a ella y lentamente ir cambiando, perdonando, volviendo a sonreír. En su momento, entonces, en aquél inesperado principio, Seraphiel pensó que todo era debido a que había estado enjaulado por quién sabe cuanto tiempo, por la trágica historia que dos décadas tenían para contar. Supuso que todo era debido a eso, que el tiempo todo lo cura y lo dejó pasar.

Volteó entonces también hacia los animales enjaulados, los observó con preocupación y pesar

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] XhVbVZO

Por un instante dejó a Uriel, caminó en dirección al hombre que seguía bajo el efecto de su melodía y le robó las llaves del cinturón. No se lo pensaría ni dos veces para liberarlos a todos y aun así... Más allá había una ciudad llena de personas, y aquellas pobres criaturas parecían famélicas y no podía culparlos por ello. Volteó, avanzó con calma hacia Uriel arrodillado en el suelo con preocupación en sus celestes orbes

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] 6gp0jkb

Le susurró en bajo. Se agachó a su lado, acariciando con suavidad su espalda, donde la unión de ambas alas se formaba.

Si cantaba para él Renacimiento probablemente podría ayudarlo, aunque de aquello dudaba vagamente: la debilidad actual de su hermano era debido al maltrato subido, al frío y al cambio de ambiente, sabía que solo el tiempo lograría recuperar su estado de salud, que necesitaba acostumbrarse al cambio y que, aquello no era un mal que su galdr pudiese curar. Sonrió en bajo aun así.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] ZmxaMTD

Los señaló con un gesto de la cabeza y volvió a mirar a Uriel

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] Rn2Vwvj

Él los acompañaría por seguridad

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] KwQuXkp

Se levantó. Apresurado se acercó a las jaulas, abriendo cada una de ellas y con palabras dulces les susurró a las bestias que permaneciesen allí un momento más, que confiasen en ellos, pero que por favor no atacasen a los humanos, que ya se ocuparían ellos de castigar como era debido, que ese era su deber, que la venganza no ayudaría a nadie. Curiosamente lo escucharon, todos y cada uno de ellos se sentó en el suelo, meneando sus colas, expectantes. Otros, simplemente se dedicaron a curiosear por aquí y por allá, como si nunca hubiesen estado encerrados.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] Empty Re: [Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Invitado Dom Oct 21, 2018 6:19 am

Una extraña sensación de alivio recorría su cuerpo en cuanto observo como los demás animales salían de sus jaulas y, a petición de la otra garza, se quedaron en sus lugares para esperar a que llegase la ayuda tal y como Seraphiel se los había pedido, incluso los carnívoros se abstuvieron de intentar atacar a los herbívoros, conviviendo en una extraña hermandad como victimas iguales de aquellos humanos. Uriel por su parte había recuperado algo de fuerzas aun que sus músculos estaban entumidos por todo el tiempo en cautiverio, se puso de pie nuevamente pues no deseaba ser una carga para el otro. No podía decir que quizá lo envolviese la nostalgia al ver a su querido amigo, estaba seguro que una reacción adecuada debía de ser una dicha desbordante tal cual lo mostraba su amigo mas las emociones de garza con alas celestes se mantenían bastante neutrales… estaba menos tenso, de alguna manera aliviado por estar fuera de la jaula pero poco más.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] YoVwp24

Comento tranquilamente cruzándose de brazos. Quizá cualquier otra garza estaría desesperada por salir a la luz del sol, de sentir el aire sobre sus alas, quizá intentase descargar su frustración gritándole a los humanos que lo habían tenido cautivo o llorando para desahogar el sufrimiento… mas Uriel se encontraba perfectamente bien si no se tomaba en cuenta la debilidad de su cuerpo por la falta de cuidados básicos, su mirada no reflejaba odio hacia sus captores, desesperación o tristeza sino mas bien, en su lugar, se abría paso una cruda y desolada indiferencia.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] 6wj1UcT  

Trataba el tema con inesperada calma, abriendo unos momentos sus alas levemente como quien estira su cuerpo después de estar mucho tiempo en una misma posición. Uriel no parecía ajeno al sufrimiento de los animales presentes pues igual mostraba su sano grado de interés por ellos y su salud pero parecía más un pequeño retazo de la gentileza característica de una garza que el sentirse afectado o preocupado por ello realmente.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] E0YFYVC

Cuando Uriel salió a la superficie fue cuando al fin hiso un gesto diferente, más que nada el cubrirse con una de sus alas para crear un escudo entre él y el sol. Era tan brillante, tan deslumbrante que le lastimaba la vista lo cual le hiso perder un tanto el equilibrio por lo que se tambaleo un poco. Aquello era señal de que no había pasado poco tiempo en la penumbra, de hecho daba la impresión de que lo habían mantenido de aquella manera más tiempo del que habría aguantado cualquier garza pues ya con solo la añoranza de ver la luz del sol debía ser suficiente para que una criatura tan frágil no soportase más que un par de semanas.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] AmnGb5I

Admitió honestamente aun haciéndose sombra con una de sus alas cuyas plumas siquiera se molestaba en acomodar por lo que estas tenían un aspecto descuidado con varias plumas alzadas y fuera del lugar. En aquellos días de su infancia Uriel solía sonreír radiante al volar bajo los rayos del sol, disfrutar de la brisa que tocaba los arboles siendo, además, sumamente cuidadoso con su aseo personal y el cuidado de sus plumas, de vuelta al presente el joven de alas azules solo se limitaba a caminar con un gesto serio, indiferente mientras cuidaba de cubrirse aun del sol que le molestaba la vista aun que prefirió optar por ponerse una tela de su traje mojado en la cabeza pues debido a la falta de fuerzas no podía escudarse en sus alas mucho tiempo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] Empty Re: [Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Invitado Vie Nov 23, 2018 5:12 pm

Seguía sin entender, las preguntas volvían una y otra vez en su mente sin detenerse ni un instante. Había confiado siempre en el hecho de que su naturaleza le revelaría la verdad, sin importar cuanto tratasen los demás de ocultárselo, sin importar cuanto tratase él mismo de no verlo. Seguía así, inevitablemente había sido así hasta entonces y, a pesar de que en su buen momento pensó que aquella capacidad era casi más una maldición que una bendición, irónicamente ahora se lamentaba por no ser capaz de entender lo que el rostro de Uriel reflejaba. Era tan diferente a lo que alguna vez fue, tan ajeno a él y a su entendimiento, que no sabía con claridad si lo que le sucedía era que había perdido la razón o si al otro le había sucedido algo tan serio como para ocultar sus sentimientos del resto del mundo. ¿Cuán sano podría ser eso?

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] EWyH290

Se animó, le obsequió una radiante sonrisa y avanzó hasta quedar prácticamente a su lado. ¿Por qué se apenaba? ¿Por qué se hacía problemas? Lo importante era que Uriel estaba a su lado, que había encontrado a un amigo que pensó perdido por siempre, a otro sobreviviente de la masacre de Serenes. Si estaban juntos, estaba seguro que incluso los problemas a los que estaban supuestos tendría una forma para resolverse y no era necesario seguir recordándose aquello ¿Tanto había empezado a dejarse llevar por los demás? No había sido algo que hubiese deseado como tal. En cambio asintió y miró a su alrededor, observando a los animales, muchos de ellos exóticos, removiéndose de un lado a otro, inquietos y los entendió: probablemente habían quedado sin paciencia, querían salir, querían poder moverse y comer. ¿Quién no lo desearía? Con el rabillo del ojo volvió a ver a Uriel, demasiado calmado, demasiado indiferente ante la situación. Volvió a asentir.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] 9rvZzFG
Sabía que, de comunicarle la situación a Sissi, ella actuaría, tomaría las riendas de la situación y le daría la razón: ¡Tales acciones eran inaceptables! Y a pesar de que no se atrevía a herirlos, a ninguno de aquellos seres humanos, porque, en el fondo era un pacifista, tampoco los iba a dejar seguir con su plan. La idea de enviarlos hacia Thoth le pasó por la mente en un instante, pero rápidamente la dejó de lado ante las siguientes palabras de Uriel. Lo observó, sorprendido, totalmente desconcertado. Había olvidado lo mucho que echaba de menos poder hablar de su madre, lo que significaba compartir pequeños secretos que nadie más conocería, que nadie más vería. En un parpadear su rostro se iluminó, lleno de un jubilo que nunca había sido mitigado, quizás en algunos momentos sí escondido por los problemas, pero que nunca había muerto. A pesar de todo, solo asintió, emocionado y avanzó hacia la salida del navío.

El sol lo recibió como una amable caricia. Por un instante cerró los ojos, levantó la mirada hacia el astro rey y se dejó bañar por su radiante luz. Bajó la mirada hacia Uriel una vez más y sonrió con suavidad. ¿Tan desacostumbrado estaba que hasta se le parecía molesto? La idea le causó gracia. Aun así, se acercó al otro, apoyando con suavidad una mano sobre su brazo. Le sonrió con bondad y con suavidad le hizo señal para avanzar hacia un lugar con sombra, no demasiado lejos de allí. Mientras, pero, buscó con la mirada hacia los soldados que tenían como encargo cuidar del puerto. Nada más dio de uno de ellos, ensanchó su sonrisa de oreja a oreja. Eran humanos, sí, pero se podía decir que confiaba en ellos y en su fidelidad hacia la reina pues de no serlo así, él se daría cuenta de ello. Pero antes, deseó asegurarse que el otro estuviese bien.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] LNsoWjF

Retrocedió tan solo un paso, desplegó sus alas en un fluido movimiento y levantó el vuelo, se elevó en el cielo como una pequeña mota dorada, aunque tampoco demasiado alto, lo suficiente como para poder volar hacia tierra firme y, apresurado volver a aterrizar delante de uno de los guardias. Ninguno de ellos realizó una reverencia, acostumbrados a la amistad con el embajador y, asintieron ante sus palabras, dispuestos a movilizarse más rápido de lo que habría podido desear. Al cabo de unos vagos segundos, allí estaban, un escuadrón de una decena de soldados Sindhuitas sobre el barco, rodeando la entrada a la bodega. Sera llegó detrás de ellos, buscando con la mirada a Uriel y antes de que el comandante siguiera adelante, se atrevió a levantar suficientemente su voz como para poder ser escuchado por ellos.

¡Aguarden! —Todos frenaron, girando en dirección a la garza— No vayan solos, os acompañaré. Los animales podrían malentenderlo y atacaros —No parecía haber necesidad de más discurso, todos asintieron conforme.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] Empty Re: [Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Invitado Vie Dic 07, 2018 3:28 am

Valentia estaba en otro continente según entendía, de pronto el mundo se había hecho mucho más grande para alguien que nunca había salido de Serenes pues la casa del mago que le había arrebatado el corazón vivía en Begnion cerca del bosque y en una carpa de circo difícilmente podía ver el mundo al estar siempre dentro de la jaula. Aun así, en la inmensidad que se abría ante él le reconfortaba un poco el tener ahora a su lado una cara conocida, solo deseaba poder corresponderle la alegría y el gozo que su amigo sentía, lo cual era imposible para alguien sin corazón. Si se ponía a pensarlo un poco debía regresar con aquel mago si quería recuperar su corazón de vuelta. De momento se limito a asentir ante las palabras contrarias, sentándose sobre un barril que encontró en la cubierta para descansar.

Sin estar sujeto a la molesta exaltación de alguien que había recuperado su libertad después de 20 años fue que pudo pensar con claridad sobre lo que había pasado, aquel misterioso poder que su hermano de raza había utilizado para doblegar a aquellos hombres sin tocarlos siquiera. Al menos el nunca vio algo similar en Serenes, quizá porque las garzas de esos tiempos solo cantaban por diversión o para honrar a la naturaleza y Ashera… estaba seguro que de tener poderes como ese seguro habrían reducido rápidamente a sus atacantes y Serenes seguiría intacto.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] TOJL7NU

Murmuro para sí mismo cerrando un poco los ojos y recargándose ligeramente en el mástil, si, ellos nunca pensaron que serian atacados pues nunca hicieron daño a nadie. El mundo era un lugar misterioso, hasta una indefensa garza debía aprender a cuidarse de otros para poder sobrevivir o ponerse al resguardo de alguien más fuerte. Estaba agotado y por un momento se sintió comenzar a quedarse dormido mas los pasos apresurados de los soldados le dispararon las alarmas, provocando que el pobre diese un respingo y acabes por ocultarse detrás del mástil aun que sus grandes alas color celeste lo delatasen. No era que sintiese miedo pero no quería causarle más problemas a su hermano siendo capturado de nuevo. No fue sino hasta que vio a Seraphiel regresar que pudo relajarse nuevamente.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] NpqmRIL

Hablo asomándose ligeramente detrás del mástil, volviendo a ocultarse tras él en cuanto su voz y su extraño idioma llamaron la atención de algunos soldados. Si mal no recordaba, los humanos del circo comían en abundancia mientras reían y gritaban alegres palabras que no se molestaba en comprender en su tiempo. En aquellos días los animales permanecían quietos y agazapados en las esquinas de las jaulas pues de reclamar por alimento eran golpeados por la fusta del maestro de ceremonias. Según entendía era parte del proceso de hacerlos "obedientes", solo alimentándolos después del espectáculo si hacían todo correctamente y no causaban problemas. Incluso el lo entendía aun que siendo franco consigo mismo, le daba lo mismo.

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] MAqidKQ

Claro que el no entendía que era un filete de carne pues ellos siempre compraban los filetes ya cortados y nunca cocinaban enfrente de las jaulas, solo sabía que el olor siempre le provocaba nauseas y verlos comer eso junto al el pescado frito solía ponerlo enfermo de una forma que no lograba explicarse. Uriel aun mantenía su prudente distancia de los soldados pues aun si no odiaba a los humanos en sí, sentía una sana necesidad de mantenerse lo más alejado posible de ellos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel] Empty Re: [Social]La música es amor buscando palabras [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.