Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Social] A beautiful dress for battle(Flashback: Khigu-Guzman)
por Khigu Ayer a las 8:37 pm

» Libro de Reglas
por Hanako Ayer a las 3:05 pm

» The Witcher | Normal
por Invitado Ayer a las 1:58 pm

» [Campaña] Donde vayas, donde estés... [Privado | Kaworu]
por Shinji Miér Nov 25, 2020 10:37 pm

» [Entrenamiento] Hay cosas que no se pueden aprender solo por libros [Priv. Kyleb]
por Kyleb Mar Nov 24, 2020 12:37 am

» [Social] La perla y el diamante [Priv. June]
por Azazel Lun Nov 23, 2020 10:57 pm

» [Social] Un niño perdido [Priv. Jafar]
por Jafar Lun Nov 23, 2020 5:08 pm

» [Entrenamiento] Let me say something! [Priv. Kang'Lin]
por Garou Lun Nov 23, 2020 1:44 am

» Solicitud de Cargo/Autoridad
por Kurthnaga Dom Nov 22, 2020 8:14 pm

» [Campaña] En la Torre [Privado | Yuuko]
por Pelleas Sáb Nov 21, 2020 5:24 pm

Anécdotas destacadas
TWITTER
afiliados




[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] XcrrjBs

Crear foro

[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Empty [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Jue Ago 02, 2018 8:35 am

No era lo usual que a la soberana le informasen de presencias enemigas en sus mares,esperando sus instrucciones,su consentimiento,antes de tomar acciones contra ellos. Le mantenían informada,por supuesto,pero cuando el enemigo había sido ya detenido, erradicado, cuando no eran mas que cuerpos alimentando el mar.O cuando el numero de los mismos y la situación que los acompañaba necesitaba de sus ordenes,de algo mas que la fuerza de aquellos que los hubiesen localizado,de otros criterios aparte de los usuales. Supuso entonces,cuando irrumpieron en su estudio para comunicarle la noticia, que la situación no era usual.

El numero de emergidos avistados no era normal, no por que fuese un numero excesivamente grande,mas de lo que estaba acostumbrados a invadir las islas. Si no por todo lo contraria. Habia sido un pelotón lo suficientemente pequeño como para poder escabullirse en un barco poco mas grande que un bote pesquero,en lugar de los navíos de mayor tamaño con los que solían moverse por sus aguas. Solo eso no hubiese sido relevante,de echo con la amenaza en teoría expulsada de sus tierras podrían tratarse de los últimos supervivientes, de un pequeño escuadrón que se había quedado atrás. No... ese no era el motivo que perturbaba a los suyos y por lo cual habían acudido a ella en busca de las siguientes acciones a tomar.

Se habían escabullido por las aguas de noche,demostrando una gran maestría como navegantes, cualidad de la que los suyos se enorgullecían y que no estaban muy contentos de compartir con esas criaturas.Tal y como mostraban las palabras y el tono de voz empleado en sus hombres mientras procedían con el relato. Que los saldos que patrullaban esas mismas aguas hubiesen sido capaces de avistarlos en tan pequeño numero y al amparo de la noche había sido simple casualidad.Suerte. Y la suerte no se desperdiciaba... Los habían seguido. Se habían detenido en la costa de una isla de pequeño tamaño. En la misma había una cala de arena, rodeaba y semi oculta por dos altos acantilados, salpicada de rocas . Se habían detenido allí, habían ocultado el bote entre dos de las rocas,sobre la arena, de manera que desde el mar no pudiese verse. Y tras ello se habían introducido en una abertura de uno de los acantilados. Una pequeña entrada que daba paso a una gruta, que poco a poco se ampliaba hasta llegar a una cavidad de un tamaño considerable. El escondite perfecto,difícil de detectar si no se conocía... Por ello mismo había sido durante años el escondite de una banda pirata que había saqueado sus tierras con crueldad durante mas tiempo del que debería hasta que esa guarida fue localizada. Hasta que acabaron con ellos... Si sus hombres no conociesen ya ese lugar,el uso que se le había dado en el pasado... esos seres podían actuar con tanta impunidad como la que habían mostrado los masacrados piratas.

Y allí llegaban las dudas. Como habían localizado esos seres dicho lugar ,tan oculto y recóndito? Habia mas de ellos o solo los que habían avistado? Se estaba organizando? Usando esa como si base? Que encontrarían en el interior de la cueva? Su comportamiento... porque volver a un país que había demostrado la fuerza suficiente como para expulsarlos? Que pretendían? Seria acaso una trampa?

La mujer suspiro,entendiendo. Les faltaban datos para entender el porque de comportamiento y acciones enemigas,si es que poseían un porque... Habian sido prudentes en solo vigilar el lugar ,en mantenerse a la espera. Después de todo,a la propia reina le perturbaba...

Por ello había decidido ir en persona. La isla en cuestión no estaba muy lejos de aquella en la que se encontraba el palacio, y por el momento parecía que esos seres no habían echo nada mas tras entrar en el lugar. Después de todo se habían quedado a la espera y con ordenes de avisar de cualquier posible cambio y no lo habían echo. Siendo así parecía que contaban con tiempo para organizarse,para acudir. Decidió llevar solo un navío,siendo dos si contaba el que ya se encontraba en el lugar. La isla no era muy grande, no podían desembarcar en la propia cala nada mas que con los botes salvavidas, aquello haría que movilizar demasiados hombres fuese una ardua tarea.

También lo había pensado ,largo y tendido. Las acciones y comportamiento de esas criaturas habían sido lo que mas le había llamado su atención. Necesitaba saber mas sobre ellos, conocerlos mas... Pero la mayoría de los suyos sabían tanto los emergidos como la propia reina,puede que incluso menos pues ella misma había leído un libro sobre esos seres,regalo del príncipe daenita. Aunque... si que había alguien estudiando a esos seres mas a fondo que nadie en sus tierras. Después de todo algo así no pasaba desapercibido por la monarca de las islas.

-Preparar mi barco para zarpar... Acudir a la biblioteca. Decirle a Quinella que la reina en persona solicita su presencia en una misión ,darle detalles de la misma. Informarle también de que esta en su derecho de negarse si no se ve capacitada. La esperare en el puerto...

Después no todo no deseaba obligarle con su palabra a acudir para que luego fuese mas que un estorbo para el resto si de verdad no tenia preparación suficiente.Pues no conocía sus habilidades fuera aparte de sus estudios.

Dio un par de instrucciones mas sobre la misión, ordeno que generales le acompañarían, y se acerco al puerto.

La mujer esperaba en su navío,apoyada contra la barandilla de madera del mismo,a que los preparativos finalizasen y todos los miembros subiesen al barco. Se acomodo el tomo que colgaba de su cintura.

El día era perfecto para navegar.El sol brillaba sin ninguna nube amenazadora y el viento soplaba con fuerza para ayudar en su avance pero no con la suficiente como para dañar los barcos.Y lo tenían a favor.La fortuna les sonreía.

Era por el clima que la mujer había decidido portar aquel vestido.Era corto,apenas le llegaba a medio muslo. Con ligeros volantes que caían con cierta gracia. Llevaba otro trozo de falda semi trasparente debajo, que se dejaba ver, y el borde inferior adornado con un trozo de tela marrón. La parte del pecho era del mismo color,remarcando el mismo, sujetándose apenas con un trozo de tela que se ataba en su cuello. El resto del vestido era de un marrón muy claro,casi blanco, y tenia manchas que simulaban flores en un tono apenas mas oscuros. Llevaba el pelo suelto,con un trozo de tela aguamarina decorado con perlas que caían por fuera de la tela a modo de diadema,mas como adorno que como sujeción para su cabello. Se había colocado collares de perlas sujetado ciertos mechones de pelo,atándolos ligeramente. Llegaba pulseras de abalorios aguamarina dos en una muñeca,uno en otra, dos en el tobillo.Un collar ceñido al cuello con los mismos abalorios pero con mas variedad de tamaños entre ellos.En el el pecho un broche de plata de una mariposa. Sus zapatos eran del mismo color claro que el vestido,de tacón. El tomo que colgaba de su cintura colgaba con un trozo de tela de ese mismo color,disimulándose así con el vestido.El tomo era del mismo color que su diadema,cubierto con un trozo de tela igual,adornado con una mariposa de plata en la cubierta.

Se volvió a acomodar el tomo. Pase su mirada por la cubierta.Pronto estarían listos para partir...

Off :
Como apesto describiendo ropa ,así va Yuuko
[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] 5banimepapernet5dpicturd


Última edición por Yuuko el Lun Feb 25, 2019 4:10 pm, editado 1 vez
Yuuko
Yuuko
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer | Tactician

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Iwzg0SR
Jill [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] DTS2T23[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] VvOKntM

Experiencia :
[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] YvwSTdF

Gold :
1385


Volver arriba Ir abajo

[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Empty Re: [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 07, 2018 6:46 pm

Con un semblante servicial absoluto, Quinella no tardó en confirmar su presencia en la expedición que había organizado la reina. Sin embargo, su principal motivación no era la de demostrar su compromiso a la reina Yuuko, si no el de poder contemplar con sus propios ojos cuales eran las capacidades de la monarca. Al final cumpliría objetivos propios y ajenos en un mismo viaje, todos quedaban contento. Como no, la teóloga no podía desaprovechar su oportunidad de conocer mejor a dirigente de las islas, algo que había estado esperando desde que aceptó el trabajo en la biblioteca de Durban. Dispuso de lo necesario con premura para hacer esperar a la reina y a ella misma lo menos posible.

La guardia de Yuuko la guiaron hasta el navío que los llevaría hasta el lugar en cuestión, ni siquiera se había estudiado los detalles que le ofrecieron en la corta caminada hasta el muelle, distraída en otros menesteres, estaba segura de que se adaptaría a la situación fuera lo que fuera. Además, si lo encabezaba la mismísima Yuuko, sería pecar de soberbia trazar un plan preliminar sin conocer antes qué impresiones tenía la monarca. El concepto principal si lo había interiorizado: había emergidos ocultándose en una de las islas de Durban, quien sabe cuantos grupos más estaban imitando la misma estrategia.

La sacerdotisa no hizo acopio de modestia alguna, y el primer pie que puso dentro del navío no fue si no con el pecho hinchado de orgullo, exhibiendo un porte que incluso denotaba cierta autoridad en la distancia. Su posición privilegiada de hechicera lo permitía, aunque fuera solo lucir con una pizca de soberbia, mientras seguía tratando a todos con la debida educación y respeto. Con diligencia, preguntó si la reina Yuuko estaba esperándola personalmente o si por el contrario contactaría con ella en otro momento.

Parecía se que, sin no estar esperando su llegada de forma explícita, si que estaba llevando un seguimiento de todo lo que acontecía en los preparativos de la expedición. Apoyada en la barandilla de la toldilla, teniendo así una perspectiva general del navío. Quinella cruzó miradas con la monarca, esbozando una sobria sonrisa en el proceso, y encaminando sus siguientes pasos hasta las escaleras que daban acceso a la plataforma más alta de la cubierta. Cuando estuvo a una distancia prudencial, ella tomó la palabra. - Saludos, reina Yuuko. Hace un espléndido día, ¿No cree? - Comentó despreocupada, tratando de romper el hielo antes de ponerse con la materia importante.

La sacerdotisa esperó en la plataforma inferior al permiso de la reina, dirigiendo su vista momentáneamente a la tripulación que aún lo estaba preparando todo. - Es inquietante que, aún habiendo expulsado a una gran parte de sus tierras, todavía queden grupos dispuestos a causar problemas. Todo esto son especulaciones, pero, se están comportando como lo harían los soldados en una guerra. Cuando has perdido todo el territorio, aún quedan esperanzas de darle la vuelta a la guerra. Usando la táctica de guerrillas: Esconderse, hacer ataques estratégicos rápidos, sabotear la logística... Para escabullirse cuando llegue la ayuda. Está mal que yo lo diga, pero, es una valoración razonable en mi opinión. De todos modos descubriremos más cosas una vez los veamos de cerca.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Empty Re: [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Sep 02, 2018 5:11 pm

Los ojos de la monarca no dejaban de pasearse por todo el lugar,sin apenas necesidad de mover su cabeza para captar todo lo que deseaba captar. Habia viajado lo suficiente, pasado tanto tiempo en mar como en tierra,como para conocer todos los preparativos a llevar a cabo antes de partir.Un conocimiento adquirido por el tiempo,por la experiencia,que le permitía saber con un simple vistazo en el estado en el que se encontraba la embarcación. Los preparativos para partir,el tiempo estimado para ello.

Mientras paseaba su mirada por el lugar la misma se encontró con la de Quinella,no por azar si no por estar controlandolo todo. La mujer le sonrió y la monarca se limito a hacer un simple y apenas perceptible asentimiento con su cabeza, como sutil saludo,como muestra de que había entrado en su campo de visión aunque no fuese necesario el hacerlo al cruzarse de forma tan directa ambas miradas.

Unos diez minutos mas y estarían listos. La reina se giro,quedando a si frente al capitán del navío ,que se encontraba sobre la misma cubierta.Un par de metros separándoles,dándole la espalda a la mujer,con la mirada gacha se dedicaba a gritar las ultimas ordenes a sus marineros. Al sentir la intensa mirada de la mujer a sus espaldas se giro,encarandola. El capitán también era consciente de lo pronto que terminarían los preparativos,de que estaban a punto de partir. Sin necesidad alguna de emitir palabras le dedico una leve reverencia a su monarca antes de ponerse en movimiento. Dispuesto a tomar su posición.

Mientras tanto la teóloga había subido las escaleras, sin invitación alguna mas no era algo que molestase a la soberana al no haberle indicado lo contrario o habérselo prohibido. Deteniéndose a medio camino ,esperando indicación antes de aventurarse a seguir subiendo. Siendo la primera entre ellas en pronunciar palabras. Obvias, triviales, pero adecuadas según el protocolo social en caso de desear iniciar una conversación.

-Depende para que,depende para quien... Algunos lo podrían considerar demasiado caluroso,demasiado soleado,demasiado ventoso... Para nuestro propósito,para nuestra navegación, hace un esplendido día si...

Le indico con un leve gesto de su mano que subiera,que tenia permiso para ello. Analizo las palabras ajenas, la idea,el concepto,no siendo nuevo para ella. Tácticas de guerrillas? Las favoritas de los piratas para saquear las islas y acabar con los miembros del ejercito que les perseguían.

-Estamos totalmente seguros de que son problemas lo que buscan? Que no tratan únicamente de sobrevivir? De replegarse hasta mejorar sus condiciones y huir a un lugar mas seguro para ellos? Y de querer causar problemas... a quien? A nosotros? O solo nos están usando como escondite antes de atacar a otro enemigo? No estamos acostumbrados a este comportamiento,pero eso no significa que sea inusual.. Solo es inusual para nosotros,a nuestros ojos,porque es nuevo,porque no entendemos el motivo detrás de ello... Tendremos que esperar a llegar al lugar,a conseguir mas datos...

Los puentes de cubierta fueron retirados, las velas desplegadas y el ancla comenzaba a ser elevada. El movimiento en el barco,en la cubierta del mismo,aumento,mientras todos se dirigian a sus lugares. O se apartaban del camino en el caso de los soldados con nada que hacer a bordo.

-En todo caso... si todo esto no fuera inusual, ni tu presencia ni la mía serian necesarias...

La mujer comenzó a moverse, junto con el barco que dio un brusco movimiento antes de ponerse en marcha,atravesando las aguas de manera mas fluida. Se dirigió a las escaleras ,comenzando a descenderlas.

-El tiempo nos acompaña y la distancia es corta, no sera un viaje largo... Ya que no tienes ningún deber ni tarea durante nuestro viaje,eres libre de hacerme compañía en mi camarote hasta que lleguemos a nuestro destino...
Yuuko
Yuuko
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer | Tactician

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Iwzg0SR
Jill [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] DTS2T23[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] VvOKntM

Experiencia :
[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] YvwSTdF

Gold :
1385


Volver arriba Ir abajo

[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Empty Re: [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko]

Mensaje por Invitado el Mar Dic 11, 2018 9:35 pm

Y, desde el primer intercambio de palabras, hasta con la más inocua declaración Yuuko la había corregido. O más bien matizado, sin una intención concreta más allá de teñir de ambigüedad algo tan trivial como el tiempo. Quinella le resultó divertida la réplica por el contexto en el que se encontraban, la mejor forma de calentar la sesera era con ese tipo de “ejercicios” de apertura de perspectiva. Con un ademán de mano que hizo de sustituto a lo que hubiera sido respaldar las palabras de la monarca de forma verbal, y como era de esperarse en ese inicio de diálogo, la teóloga dejó morir el preámbulo y no malgastar un tiempo valioso para tratar lo que sí era importante.

Las siguientes correcciones de Yuuko si captaron más interés de la sacerdotisa: Después de tantos y tantos argumentos directos, tajantemente enemistosos respecto a la presencia emergida, tanto de plebe como de nobles, la reina de Durban adoptaba una postura más consecuente a la hora de evaluar lo desconocido. Tampoco era algo que la sorprendiera, pues, no por nada había viajado hasta sus islas y buscado acercarse a su persona. A la hora de responder, no mostró preocupación en su semblante, en su lugar un rostro de emoción -casi imprudente- se trazaba en su rostro. - Por lo que sé, a menos que estén en zonas fronterizas su comportamiento no suele ser favorable para el país que los hospeda. Aún así, he de reconocer mi ignorancia en archipiélagos como éste, donde hay tanto mar, los límites no están bien definidos. - Expuso con total tranquilidad, manteniendo el contacto visual con la monarca en todos momento. - Como bien dijiste, podremos aprender más cuando tengamos una experiencia más “cercana” con ellos... - Divagó finalmente, siendo imposible ocultar una traviesa sonrisa al acabar. Realmente le apasionaba la idea, investigar las extravagancias de los emergidos era uno de sus pasatiempos favoritos. Y además, con un poco de suerte, impulsaría el conocimiento común y se llevaría una recompensa por ello. La situación era redonda, solo echaba en falta a cierto intelectual con anteojos y un primer nombre de los más rimbombante, mas supuso que él tendría una labor igual de importante entre manos.

Después de meditar en sus cosas durante un par de segundos, mientras los marineros finalizaban los preparativos que precedían al desamarre. Su rostro reflejó confusión por un instante, antes de aceptar de buen grado la afirmación que alimentaba su soberbia. - Lo inusual es tentador ¿Verdad? Pero también hay verdades que encontrar en lo más rutinario, sobre todo si se trata de los emergidos. - Matizó con una breve risa al final, pues en lo que podría haber sido una insulsa batalla entre emergidos se descubrió que éstos podían ser manipulados.

Como era de esperarse, Quinella no rechazaría una oferta así de la reina y se limitó a acompañarla hasta sus dependencias privadas. Su camarote era espacioso, obviamente, y contaba con todo lo necesario para llevar a cabo todas las diligencias náuticas que se requirieran. Quinella podía diferenciar algunas de las tantas herramientas que se utilizaban, tanto sobre el mapa como los complejos catalejos que ayudaban a orientarse con la ayuda de las estrellas. Sin embargo, no suponía ningún interés académico por lo que la necesidad de estudiarlos era más bien inexistente. - No es la primera vez que termino en una cabina de capitán, pero esta... no está mal, nada mal... - Comentaba algo absorta mientras sus ojos fichaban cada metro cuadrado, mapeando todo lo que quedaba a la vista. De tantas veces que lo había hecho ya le salía inconscientemente, nunca le parecía innecesario el tener una idea aproximada de todo lo que tenía a su alcance. Le había facilitado las cosas en más de una ocasión.

- No he tenido la oportunidad de agradecer que se me tuviera en cuenta para esta... empresa. Quien lo diría, los días encerrada en mis estudios empezaban a hacerse más y más pesados. No está de más variar, de vez en cuando, lo no rutinario suele ser menos productivo pero ayuda a desperezar la mente. Bien, entonces... Los estudiamos. ¿O ya que estamos vamos a matarlos?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Empty Re: [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Lun Feb 25, 2019 6:28 pm

Se sabia ya desde hacia tiempo que los emergidos tendían a ir a los países vecinos una vez eran expulsados de cierto reino. No era información nueva, de echo era de los primeros descubrimientos que se hizo de aquellas criaturas al observar y analizar sus comportamientos. Era también el motivo por el que la reina sentía algo de culpa en su interior. No podía evitar sentirse en parte responsable por la caída y conquista de Phoenics por parte de aquellos seres sin vida. No era responsabilidad suya,esa isla nunca lo había sido, pero también sabia de la misma manera que algunos de los emergidos que habían acabado en aquel trozo de tierra en medio del mar habían sido empujados en esa dirección por sus esfuerzos a la hora de liberar Durban. El sacrifico de un reino por el bien de otro... Era una culpa leve,que callaba, pues en su posición, con sus responsabilidades,con todas las islas y todos los ciudadanos bajo su cuidado, la culpa por el destino de otro reino era algo que no podía permitirse. Un lujo y distracción que no iba a darse.

Sobre su comportamiento en el interior del país sin embargo... Atacaban, mataban, destruían, o simplemente lo usaban de paso. Así que si, las palabras de la mujer que la acompañaba eran ciertas,en el interior del país no eran unos invitados deseables. Pero Durban no era un país como la mayoría de naciones que componían aquel mundo. Se componía de islas,de archipiélagos, ningún trozo de tierra que perteneciese al país formaba parte de algún continente. Era mar y tierra a partes iguales, navegar tan natural como caminar para cualquier habitante del lugar. Y si bien los isleños conocían sus aguas lo suficiente como para tener claras las fronteras del país, lo cierto era que para naciones ajenas y extranjeros aquello era mas difuso. Eran fronteras difuminadas, no tan definidas. Seria igual para los emergidos? Los habría desorientado,confundido, los habría desviado de sus acciones habituales el echo de no conocer las geografía del lugar? El no saber que fronteras debían cruzar...

Interesante, peligroso...

-Lo inusual puede ser emocionante, tentador... o terrorífico... depende para quien,depende cuando y como... en ambos casos nos embarga una emoción que es probable que nuble nuestro juicio. Por eso debemos ser cautos y proceder con cuidado,observar de cerca antes de tomar una decisión precipitada.

La monarca descendió las escaleras y guió los pasos de ambas mujeres por el barco,el paseo hasta el camarote del capitán no era largo considerando las limitaciones de espacio del navío. Un par de soldados custodiaban la puerta del lugar,abriendo la misma cuando la reina entro en su campo de visión. Cerrando la misma tras Quinella cuando la misma entro en los aposentos. El camarote era todo lo amplio que el navío de la reina podía permitirse.Tenia un escritorio donde descansaban mapas,cartas de navegación, compases, un astrolabio, un catalejo. Habia cartas y documentos tanto sobre la mesa como apilados en el suelo,esperando a que la reina sacase tiempo para encargarse de aquellos papeles que no tenían tanta prioridad. También había algunos libros, plumas y tinteros cerrados. La mujer de cabellos oscuros se acerco hacia la silla,la misma tenia un respaldo mas alto que la mujer,con apoya brazos.Era de madera pintado de negro pero el asiento y el respaldo habían sido acolchados y tapizados en cuero rojo. Cuando la monarca tomo asiento la amplia cristalera que llenaba la estancia de luz y le daba una amplitud que realmente no poseía quedo a su espalda. Señalo a las dos banquetas que quedaban frente a ella,al otro lado del escritorio,invitando a Quinella a tomar asiento. Asiento mas simples que el propio,mas de la misma madera robusta,pintada del mismo color y cuyo asiento también había sido acolchado.

Habia una cama contra la pared.No muy ancha pero si larga,con un grueso colchón de plumas y con un edredón de tela morada relleno del mismo material. Mas cojines de los que serian usados sobre el mueble,del mismo color que las colchas,con mariposas bordadas en hilo negro. A espaldas de la reina,a su derecha, había una pequeña mesa de madera,de forma redonda. Sobre la misma descansaba una bandeja de plata con un par de botellas de cristal, rellenas de un liquido color miel y uno un tanto mas rojizo. Tres copas de plata colocadas boca abajo al lado de las botellas. En las paredes de madera colgaba un mapa de todo el país, un documento amarilleado por el tiempo y cuyos bordes comenzaba a desgastarse. Lo acompañaban mapas mas pequeños,de las islas por separado, de todas y cada una de ellas individualmente. En el escaso espacio que quedaba libre en una de las paredes colgaba un tapiz,igual al que decoraba las paredes de palacio. Con el negro como el color predominante, la bandera de las islas bordado en color violeta y una mariposa bordada en rojo.El símbolo de las islas junto al símbolo personal de la monarca.

La reina se acomodo en su asiento. Se cruzo de piernas,coloco el tomo sobre su regazo descansando allí su peso. Los brazos apoyados en el asiento y su mirada clavada en la mujer frente a ella. Le sonrió.

-El estudio es importante,pero a veces el trabajo de campo es necesario para que las investigaciones avancen y no se limiten a la simple teoría... Teniendo en cuenta tu trabajo hasta el momento me parecías la persona mas indicada para aprovechar esta... investigación de campo... En cuanto al destino de estos seres,una vez estudiados y analizados me gustaría deshacerme de ellos. No quiero correr el riesgo de dejar a esos seres en movimiento por mis islas... Aunque si los necesitas para tus estudios podemos mantener a uno o dos con vida y entregártelos... Después de todo,no se si aquellos que guardias en tu estudio te siguen siendo de ayuda o han dejado de serte útiles...

Por mas que Yuuko no desease a esos seres vivos en sus tierras era consciente de las ventajas,de la necesidad de mantener a algunos con vida para poder analizarlos,entenderlos. Después de todo los muertos no hablan. Y la moral no era un problema a la hora de experimentar con seres que si bien habían mostrado comportamientos e ideas humanas hasta el momento no habían mostrado moral,empatia o sentimiento alguno. De echo eso los hacia mas peligrosos, seres inteligentes sin conciencia que limitase sus actos... No, no tenia reparo alguno en que hiciesen con ellos lo que fuese necesario antes de matarlos,si con ello se eliminaba la amenaza.

-El viaje no sera lo suficientemente largo como para poder ofrecerte una bebida con cierta tranquilidad para tomarla.Pero creo que nos bastara para mantener una buena conversación... Dime Quinella... Como han avanzado tus investigaciones desde que eres cuidana de las islas? Te esta gustando Durban?
Yuuko
Yuuko
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer | Tactician

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [3]
.
.

Support :
Pelleas [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Iwzg0SR
Jill [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] DTS2T23[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] VvOKntM

Experiencia :
[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] YvwSTdF

Gold :
1385


Volver arriba Ir abajo

[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Empty Re: [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko]

Mensaje por Invitado el Jue Jun 20, 2019 6:12 pm

Quinella miró de reojo una última vez, a su espalda, cuando la puerta de la habitación se cerró al poco de adentrarse en la sala. No había nada relevante salvo las decoraciones que colgaban en el muro de la entrada, por lo que no se le haría difícil mantener su atención a lo que tenía delante. Lo que había a sus costados tentaba, quizá, ya que había diversos mapas colgados y una cama de colores interesantes. El escritorio, la cristalera y el ostentoso asiento tenían luz propia, literalmente. La luz solar entraba aplacer a través de la extensa vidriera que estaba en el extremo trasero del barco. La teóloga no tenía conocimientos de ingeniería naval mas daba por supuesto por qué estaban diseñados de esa forma. La reina, cómo no, ocupaba el trono del navío asumiendo su capitanía. En el otro lado esperaban varias banquetas en las que Quinella fue invitada a sentarse. Tomó asiento con las piernas juntas mientras escuchaba las valoraciones de Yuuko. - Ya. No puedes arriesgarte a que su 'libre' albedrío derive en un conflicto en el futuro. Nadie lo haría. - Comentó, encogiendo sus hombros por un segundo a modo de resignación. - Un estudio rápido será más que suficiente, sí. No necesito más especímenes así que cuando terminemos, kaputt. Hmm... Esto me ha recordado al chaval. - Añadió con menos corrección, sobre todo al final de la frase. - El señorito Charles es un tipo con gran potencial. Eficiente y discreto, sí, una joya... - No exageraba a propósito, Luken era un aliado al que tenía gran estima, ¿O es que todo el mundo podía lavarle el cerebro a un emergido? - Si no te parece mal, le mandaré una copia de los hallazgos que hagamos para conocer su opinión al respecto.

En la siguiente fase de la conversación, Quinella hizo un ademán con la mano para indicar de forma no verbal que los inconvenientes que expuso Yuuko no suponían nada para ella. - La charla bastará, sí. - La siguiente respuesta no sería tan tajante, sin embargo. - Sobre los avances de mis proyectos, he de decir que estoy teniendo muchos inconvenientes. Y eso es muy positivo, aunque no lo parezca. Me explico: Los ejemplares que hay en su biblioteca son muy diversos, en cantidad, calidad y perspectivas. Entenderá que en los lugares donde una religión tiene mucha influencia este tipo de textos se criban. Fuerzan a los escritores que su conocimiento pase por su prisma dogmático y como resultado tenemos unos productos polarizados. Aquí, sin embargo, no existe eso. Cada autor plasma su perspectiva sin limitaciones, y estos nuevos enfoques hacen que mi trabajo flaquee. He leído varios estudios que hablan de los dragones antiguos desde su aspecto más terrenal. Eso debería dar más amplitud a mi propia obra y aporta argumentos MUY potentes a mi teoría de un origen común. ¿Qué mejor que analizar sus razas y tribus hasta llegar al antepasado de todos ellos? - Suspiró brevemente, exteriorizando así su apatía y pereza ante aquél hecho. - Lo que más me frustra es que arruina la épica. Va a ser muy difícil hacer que los fanáticos bajen hasta un plano tan naturalista. Son sus deidades, al fin y al cabo. Es por eso que voy a tener que revisar absolutamente todo y redirigir mi enfoque para incluir los nuevos hallazgos, con el cuidado adicional de reforzar los argumentos más débiles. Cualquier incoherencia le valdrá a los dogmáticos para invalidarlo todo. Y sólo lo hago por ellos, contra ellos mejor dicho, para atacar el estamento eclesiástico global.

- Sobre el país sólo puedo darte una valoración parcial. Moverse por las islas es tedioso para mí, sobre todo si tengo que llevar material de escritura. Y como ve, he estado bastante ocupada con el trabajo... Apenas he visitado un par de zonas insulares importantes, pero estoy en la capital la mayor parte del tiempo. En ese sentido, cómodo, agradable e interesante. Por lo demás no puedo decir mucho, me quedan muchos sitios que visitar. - Se encogió de hombros mientras daba aquella opinión, no tenía tapujos en decir que no se preocupaba en integrarse en el país a todos los niveles de forma inmediata, ni siquiera delante de la reina. - En todos estos años me he acostumbrado a no apegarme demasiado a un sitio en concreto, me llevará tiempo adaptarme a mi nueva realidad.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Empty Re: [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko]

Mensaje por Eliwood el Lun Ago 31, 2020 6:40 pm

Tema cerrado. 30G a Yuuko.
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Iwzg0SR
Lyndis [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] NqTGGyV

Experiencia :
[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Iu4Yxy1

Gold :
1056


Volver arriba Ir abajo

[Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko] Empty Re: [Campañas de liberación] Temed a la hija del mar [ Quinella - Yuuko]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.