Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados


[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] XcrrjBs

Crear foro

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Veronica el Mar Jul 24, 2018 7:43 am

Veronica amaba Nohr: era su patria, su hogar, su tierra. La niña buscaba por encima de todo traer gloria a su rey y a sí misma convirtiéndose en la mayor conquistadora que el país hubiera visto jamás. Y, sin embargo, el hecho de salir más allá de las fronteras nohrias era una experiencia que le había llenado de una gran satisfacción y emoción. Había vivido tan aislada del mundo fuera de los territorios del Fuerte Emblia que la oportunidad de visitar otros países había sido algo posible de conseguir. Sí ni siquiera había visitado la capital, ¿Como ir al extranjero? Pero esto había cambiado con la muerte de su madre y su repentina invitación a reunirse con la corte en Krakenburg. Nuevas ocasiones para una nueva vida habían ido surgiendo para la joven sacerdotisa en los últimos tiempos. Después de años rodeada por la misma gente, sin oportunidad de liberarse, había alcanzado cierta libertad y reconocimiento al que Veronica se aferraba con celosía. Se había acostumbrado a la vida entre la nobleza como un guante, como si hubiera nacido para ello, y aunque había llevado un poco de tiempo aprender los entresijos de vivir en la capital, ahora se movía entre su gente como una más.

Y eso incluía poder viajar cuando quisiera y a donde quisiera. Como Señora de Emblia ahora todos los sirvientes y soldados leales a su familia le pertenecían a ella para mandarles como así lo dispusiera. En cuanto había escuchado sobre el torneo que se celebraría en Regna Ferox por parte de Altea había deseado ir para probarse a sí misma y derrotar a tantos creyentes de Naga como pudiera. Nada le traería más gloria que eso. Sus ganas de ir se vieron incrementadas al saber que gran parte de la familia real, entre los que se incluía al Príncipe Xander y al Principe Leon, estaban en camino de la competición ya. Tuvo unos instantes de rabieta infantil porque no la habían invitado con ellos, pero al final decidió tomar ella misma las riendas de su vida y mandó preparar su pony para partir cuanto antes. Se vio en la necesidad de mentir a sus tutores puesto que nunca la dejarían marchar al extranjero sin previo aviso. Así que les dijo que iba a pasar el día en un templo de Anankos, puesto que había sentido la llamada del Dios Oscuro y deseaba orarle en paz en algún lugar de culto importante.

Nadie pareció prestarle demasiada atención mientras le ensillaban la montura para el viaje. Todo el mundo estaba demasiado pendiente de sus propias vidas como para interesarse por los quehaceres de una niña sacerdotisa. Así, Veronica siguió con sus planes sin apenas percances. A los pocos soldados de Emblia que la acompañarían les dijo la verdad de su destino y les obligó a guardar el secreto. Nadie más iría con ella, salvo su fiel Feh, que sobrevolaba la zona a la espera de partir, y una sirvienta que se había hecho útil en más de una batalla con sus dagas. Por su parte, Veronica terminó de colocar los fardos en la parte trasera de su pony (con la ayuda de la criada) y cuando juzgó que todo estaba listo, se subió a la silla de montar y se reunió con los demás que la esperaban a la salida de los establos. El guardia que cuidaba la salida de Krakenburg no hizo apenas preguntas y se imitó a desearles un buen viaje. Desde que Nohr se hubiera visto liberada de emergidos la sensación de seguridad era muy alta. Además, supuestamente la sacerdotisa no iría muy lejos y tenía una buena escolta, ¿qué podría ir mal?

Pero, en vez de ir en dirección sur hacia el templo de Anankos, el grupo dirigió sus monturas hacia el noroeste. Los caballos hohrios eran fuertes y confiables, e incluso el viejo pony de Veronica era capaz de mantener un buen trote sin cansarse durante mucho tiempo. Odiaba admitirlo, pero el animal tenía una resistencia envidiable, aunque eso no quería decir que Veronica no quisiera tener un caballo grande y fuerte como otros que había visto. Quizás, si se probaba en el torneo, por fin considerarían que estaba lista para cabalgar en un animal más difícil de controlar que un viejo pony pulgoso. Ya no tenía madre, pero a veces la presión de sus tutores era demasiado grande: “haz esto”, “haz lo otro”, ¡los odiaba!. La libertad que sintió al romper sus ordenes hizo que el rostro casi siempre apático de la niña se volviera más suave, una sonrisa apenas perceptible en sus labios. Se mantuvo así de feliz incluso cuando le comenzaron a doler las piernas y los brazos de estar en la misma postura durante horas. A pesar de las horas a caballo, por las noches trataban de encontrar una posada que pudiera acogerles. Aún no estaba preparada para dormir a la intemperie porque no había camas mullidas en el bosque ni bañeras en las praderas.

No tardaron mucho en llegar al norte de Nohr, donde tomaron un barco que les dejaría llegar a Regna Ferox de forma más rápida que atravesando Ylisse. Su primera impresión fue que no le gustaba el movimiento del transporte marítimo. Se puso enferma de forma inmediata y se pasó todo el viaje abrazada a un barreño de madera y sin aguantar nada en el estómago. Había sido ella quién había insistido en ir en barco, así que ya no podía echarse atrás, pero lo detestaba con toda la fuerza de su alma. Le daba miedo hundirse ya que no sabía nadar, y además no llegaba a verse del todo recuperada de sus mareos. Al llegar a tierra casi podría haber besado el suelo, de no ser porque pertenecía a un reino de Naga y no quería que le transmitiera alguna enfermedad incurable. El pueblo pesquero olía muy mal y era muy diferente a Nohr. Nunca había sentido tanto frío en su vida. Incluso se tuvo que comprar una suave piel de alguna bestia para cubrirse los hombros. Su aliento salía de sus labios como una nube de vapor y los dientes le castañeaban. Agarró a Feh y la colocó contra su pecho, metida en su abrigo de tal manera que la cabeza del búho quedaba justo por debajo de su barbilla.  

Mientras la sirvienta iba a buscar provisiones con algunos hombres, y el resto iban a comprar mantas para colocarlas bajo las sillas de montar de los caballos, Veronica se paseó sola por el lugar, aunque sin alejarse mucho de los demás. Igualmente, llevaba en el bolso de plumas negras su libro de magia oscura, en caso de que alguien decidiera atacarla o algo así. Lo cierto es que atraía mucho la atención con sus tacones rojos en un paraje tan helado, su gran tiara-corona de oro, y su ropa oscura y granate. Se notaba a la legua que era extranjera, y seguramente no de Ylisse. Recibió más de una mirada de sorpresa y desconfianza. Sin embargo, Veronica no se daba cuenta de nada y se limitaba a mirar los puestecitos de baratijas para ver si encontraba algo bonito que llevarse de recuerdo. Visualizó un collar que le gustó mucho y cuando fue a decir que lo quería comprar, alguien la empujó con fuerza al suelo. La niña cayó como un sacó de patatas de cabeza contra la tierra. Su barbilla, manos y rodillas quedaron con heridas sangrantes a las que no prestó mucha atención. Cuando se incorporó con las cejas fruncidas a punto de desatar su furia contra la persona que se había atrevido a agredirla, descubrió con enfado que alguien se había llevado su monedero. Y ese alguien corría calle abajo.

Lo mataría.

Sin pensarlo mucho, Veronica corrió detrás suyo. Feh aprovechó para escapar de su abrigo algo asustada. Por su parte, la joven sacerdotisa solo tenía puesta su atención en el ladrón. Mientras le daba caza, buscó en su bolso y sacó su tomo de magia arcana. Cuando se había prometido que lo mataría, es que iba a ser así.
Veronica
Veronica
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Sacerdotisa de Anankos

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema Opaca
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] OttF0Ux

Gold :
2565


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty Re: [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Poe1 el Vie Ago 10, 2018 1:58 am

Había llegado al puerto de Altea desde Sindhu cuando escuchó la primera noticia del torneo, héroes de todo el mundo estaba viajando a Regna Ferox por una competencia mundial por un título de el mejor luchador del mundo. En la ciudad capital de Altea, Anri, no había persona que no estuviese hablando de ello ni taberna que no tuviese un cartel al respecto, claro estaba influenciado que ese era el país que había organizado todo y era el orgullo local mostrar no solo un país conquistado si no que tan próspero como para organizar festivales “tradicionales”. Movido por la curiosidad decidió que era buena idea ir a mirar, a parte que ese tipo de eventos traía mucha gente y muchos puestos de venta de curiosidades, estaba seguro que podría encontrar algo de su interés. Retrasaría un poco su visita a Plegia para dirigirse al norte.

~ * ~

Acababa de salir de presenciar la primera pelea, había visto a una jinete wyvern y un mago oscuro sumamente poderoso y su mente aún no podía procesar lo que había presenciado. En su vida había considerado siquiera que la magia oscura pudiese comportarse de esa manera, que fuese así de fuerte y un simple hombre doblegase de tal manera a un wyvern... ¡Si hasta había podido presenciar una maldición de la que había leído! No cabía en sí su emoción, sus manos temblaban y una sonrisa tonta se dibujaba en sus labios. Estaba caminando por la calle repitiendo constantemente “Pelleas de Daein” para recordar aquel nombre, tenía que llegar a ese hombre fuese como fuese. Necesitaba hablar con él... había perdido casi una hora después de la pelea intentando contactarlo, había hablado con guardias, con coordinadores y hasta intentó sobornar a un joven que limpiaba para que le dejase pasar a conocer a los luchadores con la esperanza de poder encontrarse con el poderoso mago pero había sido descubierto y sacado casi que a patadas del evento.

Iba muy metido en sus pensamientos y considerando que hacer a continuación con aquella información, tanto que había olvidado que no había comido nada desde la cena del día anterior y al pasar cerca de una panadería que acaba de sacar bollos rellenos de carne del horno a leña fue atacado por el delicioso olor. Desvió su camino hacia la cocina abierta del establecimiento donde la mujer disponía los pequeño panes dorados sobre una tela en la mesada que daba a la calle para que se enfriasen y ya ponerlos a la venta, llevando su mano a su cintura fue que al intentar tomar su bolsa de dinero se topó con una mano hábil que estaba intentando deshacer el nudo de su bolsa con tal delicadeza que él no lo había notado hasta que sus dedos rozaron los ajenos - ¡Ah! ¡Salga! ¡No robe! - dijo con voz profunda dirigiendo una mirada al hombre que apartaba su mano y se alejaba rápidamente del lugar. No era extraño ver ladrones en los mercados, mucho menos en lugares tan concurridos donde podían perderse rápidamente de vista y el pelinegro había sido muchas veces víctima de estos rufianes como para sorprenderse ya de su intrusión en su espacio personal.

Desconfiado mantuvo la vista en el hombre mientras entregaba un par de monedas a la panadera y tomaba el pancito que se le entregaba. Pudo verlo detenerse no mucho más adelante y plantar su atención en otra victima, el escritor decidió acercarse para no perderle de vista y alertar a algún guardia si es que veía alguno. Demasiado distraído ya como para comer le entregó el pancito relleno a su mapache sobre su hombro que había estado estirando su mano para intentar tomarlo cada vez que había pasado el alimento cerca del rostro de su dueño, haciendo algunas migas sobre su ropa, el animalito comenzó a comer mientras el escritor vigilaba. El ladrón comenzó a moverse nuevamente, caminado apresurado y empujar desde la espalda a una joven niña de apariencia noble, acto seguido lanzo a correr. Indignado se apresuró a ir hacia la joven que esperaba que se pusiese a llorar en cualquier momento pero incluso antes de llegar la joven, claramente herida, se había puesto de pie y se dirigía detrás del ladrón. La siguió, una niña contra un hombre adulto podía terminar mal si llegaba a meterse en algún lugar poco concurrido. Al comenzar a correr su mascota había saltado de su inestable hombro y había comenzado a correr detrás de su dueño unos pasos por detrás.

No era un gran atleta, de hecho era todo lo contrario a uno, rápidamente su respiración comenzó a agitarse y sus piernas comenzaron a dolerle, pero siendo de considerable altura había logrado dar largas zancadas que le dieron alcance a la muchacha - ¡Ese tipo! ¡Me ha intentado... robar a mi también antes...! ¡No lo pierdas... de vista... intentaré buscar a un guardia!... - hablaba entrecortado por la corrida y manteniendo el ritmo miraba a su alrededor intentando visualizar algún guardia uniformado sin mucho éxito. Aún no notaba el tomo de la peliblanca pero vio como el ladrón doblaba en una esquina entre dos casas - ¡Allá está! ¡Cuidado al... seguirlo... puede tener una daga! - si la jovencita lo seguía asumía que le había logrado robar y él estaba dispuesto a ser de ayuda mientras su vida no corriese peligro... demasiado.


[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] L13oQO8
FichaCronología
Poe1
Poe1
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Villager

Cargo :
Escritor | Estudiante de mago

Autoridad :

Inventario :
.
.
.
.
.

Support :
None.

Experiencia :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] LPF2zQh

Gold :
104


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty Re: [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Veronica el Vie Ago 17, 2018 9:22 am

Veronica corría tanto como podía, lo que no era demasiado. Al ser una niña, su cuerpo aún no se había desarrollado del todo, y además sus estudios de magia la habían hecho una persona más intelectual que deportiva. No le fue difícil llegar al campesino hasta su posición. Sudor se había comenzado a acumular en su frente, pegando su flequillo y goteándole por las sienes. Su respiración era agitada y se confundía con los cánticos que salían de su boca al recitar el conjuro de su libro de ruina. La presencia de un desconocido a su lado le hizo romper un poco la concentración, y casi le lanza el hechizo a él de no ser porque habló antes de que la niña pudiera actuar e hizo clara que su intención era ayudarla. ¿Los motivos? Los desconocía y en ese momento no le importaban. Ni siquiera le respondió, no tenía aire para ello. Siguió corriendo detrás del bandido con una expresión de apatía y desagrado en su joven rostro. A su espalda solo quedaba el sonido de sus tacones al avanzar sobre el empedrado y el de sus oscuras palabras susurradas.

Por su parte, Feh volaba por encima de sus cabezas. Una simple mirada de Veronica hizo que la inteligente ave rapaz descendiera y en un par de aleteos se colocara a la cabeza del grupo de tal forma que conformaron durante unos segundos una hilera perfecta de búho, sacerdotisa, campesino y mapache. Pero esto apenas duró unos momentos, pues el ladrón se perdió en una esquina y desapareció de la vista de todos menos de Feh que, tras un chillido agudo, se lanzó con las piernas extendidas hacia el enemigo. Era la familiar de una bruja, habían combatido juntas contra emergidos cuando no llegaron a tiempo los refuerzos de Krakenburg al Fuerte Emblia, y habían estado años y años las dos solas. Eran un buen equipo y en esos momentos se notaba. La niña confiaba en que podría distraer al bandido lo suficiente como para terminar de cantar su ataque. En cuanto doblaron por el callejón, Feh dejó escapar de entre sus garras al sujeto que estaba cubierto por arañazos en la cara y en los brazos, gritando como si hubiera visto a Anankos. Veronica no perdió el tiempo y con una última recitación, la magia negra consumió el cuerpo del ladrón.

Daba la suerte que estaban en una zona oscura, pues el jolgorio de la calle principal les quedaba ya lejos y allí solo había callejuelas diminutas porque las casas se habían construido demasiado cerca unas de otras. No se oía ni un solo ruido de vida, salvo la respiración entrecortada del grupo y el gruñido quedo del hombre que, tras ser engullido por una masa oscura, cayó al suelo inerte. Si hubiera habido algún guardia de Altea, seguramente los que hubieran ido al calabozo habrían sido ellos, pero estaba claro que ningún creyente de Naga les ayudaría. Veronica fue aminorando su paso hasta que caminó y fue recuperando el aire. Ese hombre ya no se movería de donde estaba. – No… necesito la ayuda… de nadie. Y menos la de… unos guardias que adoran… a Naga. – le replicó entrecortada pero su rostro seguía siendo igual de apático y serio que siempre. El cansancio era más visible por el sudor y la hiperventilación que por sus expresiones faciales.

- Dudo que pueda usar su daga… ahora. – comentó con una minúscula sonrisa de satisfacción. Por supuesto que se sentía orgullosa de su poder. Al aproximarse al caído, descubrió que seguía con vida pero solo apenas. Si alguien no lo ayudaba seguramente perecería, pero ese problema ya no era suyo. Era lo que se merecía por agredir y robar a una sacerdotisa de Anankos y una hija de Nohr. Veronica le pegó un par de patadas para saber si se movía y cuando no, se agachó a rebuscar entre sus cosas hasta que encontró su bolsa de oro. – Buen trabajo Feh. – Alabó con voz pasiva, ya mucho más tranquila. También había otros tres saquitos que sacó para ver qué contenían. – Si quieres su daga deberías quitársela. No creo que la necesite ya. – Así, se volvió hacia el extraño muchacho que la había seguido. Le miró con desconfianza, aún con el libro en la mano en caso de que se creyera que podía engañarla y atracarla ahora que estaba sola en medio de la nada. Se guardó su propio oro en el bolso donde también solía llevar su grimorio. El resto las dejó en el suelo.

Y ahí fue cuando se fijó en que había un mapache con él. De inmediato dirigió toda su atención a la mascota. A Veronica no le gustaba mucho la gente, pero toda clase de animales le encantaban. Estiró la mano para que pudiera olerle los dedos y supiera que era de confianza. – Hola, ¿cómo te llamas? Yo soy Veronica, y esta es mi amiga Feh. – se presentó al mapache de forma amigable. Una gota de sangre cayó de su barbilla al suelo, llamando la atención de la niña que hasta ese momento no había prestado atención a las heridas que se había hecho al ser tirada al suelo. Sus manos y rodillas también estaban ensangrentadas. – Tsk. No puedo participar en el Torneo con estas pintas… - se lamentó con el ceño fruncido.
Veronica
Veronica
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Sacerdotisa de Anankos

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema Opaca
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] OttF0Ux

Gold :
2565


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty Re: [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Poe1 el Miér Mar 06, 2019 2:33 am

Él tampoco era una persona atlética, el correr le quitaba el aire con velocidad y seguir a la niña ya era un logro de por sí, pero no podía permitir que una señorita fuese así cómo así al peligro, de haber tenido más tiempo se habría acercado a algún guardia pero con el ladrón ya corriendo y la niña detrás, debía de actuar rápido… y ni siquiera sabía que podía hacer, al menos un adulto podría meterle más miedo al ladrón y no aprovecharse de la niña si llegaba a enfrentarlo.

En el camino un escalofrío le recorrió por completo, si bien no la veía, la oscuridad estaba siendo invocada y obediente estaba acudiendo a la bruja que la llamaba. Él era un simple hombre, nada había logrado en conseguir el don oscuro, pero sin saberlo sus intentos no habían sido en vano. Con un ritual fallido pero que había derramado suficiente sangre como para atraer el interés de la oscuridad, pociones y encantamientos, estudios y maldiciones repetidas una y otra vez, y por sobretodo el deseo ardiente de su alma de querer entregarse a los brazos del eterno a cambio de su poder. El escritor era un foco de cualquier energía arcana que estuviese a la deriva, rondando a su alrededor sin que éste se enterase, esperando, acechando, por el momento en que el ritual fuese terminado y su cuerpo estuviese apto para recibirlo. A cada palabra que la bruja invocaba, algo de esa oscuridad se alejaba de su dueña para rondar al extraño tras de ella y regresar a su tarea, como un perro hambriento rondando la carreta del carnicero esperando encontrar una entrada para devorar lo que hubiese dentro.

Finalmente se detuvo, teniendo que apoyar sus manos en sus rodillas e inclinarse hacia adelante, jadeando para recuperar el aliento, viendo que la joven se detenía en el recodo de la calle. Estaban a solas y su mapache utilizó el impulso de la corrida para trepar por su capa hasta la espalda del pelinegro y acomodarse en sus hombros cuando el hombre finalmente se enderezó y vio los restos del ladrón. No había llegado a verlo, pero reconocía los efectos. - Magia arcana… - Pasó de largo de ella para mirar a lo que no era más que una figura reseca de una persona. El mapache se pasó las manitas por su trompa y saltó al piso alejándose del desgraciado mientras que su dueño tomaba del piso la daga y el dinero que quedaba, no tenía sentido dejarlo en el piso, y ya habiendo pasado tanto tiempo de viaje ya estaba corriendo bajo de fondos. Al mirar a la joven notó el libro entre sus manos mientras su mapache se paraba sobre sus patas traseras y olisqueaba los dedos extendidos, de inmediato tomó la mano entre las suyas y las tanteó buscando comida. - Eres una sabia arcana… deberías esconder ese libro aquí… podrían enviarte al calabozo solo por poseerlo… ya me he metido en problemas en sitios como este. - Dijo recordando su paso por Sindhu.

Sacó del bolsillo de su camisa un pañuelo blanco, bordado en sus bordes con una guarda negra y las iniciales E.P.M., era de conocimiento común que solo los nobles tenían apellido y muy pocos más de uno o más de un nombre. El escritor se lo extendió para que pudiese limpiarse con él. - Me llamo Poe. Y él es Karl. El gusto es nuestro de conocerlas. - Dijo mirando al ave rapaz que ahora que estaba calma parecía mucho menos aterradora y hasta adorable a sus ojos. - Creo que los cupos del torneo ya están cerrados… estaba viendo donde se hacían las apuestas… creo que ahora tendré algo de dinero extra para jugar, sería un alivio no tener que tocar mi reserva. - La volvió a mirar y con algo de temor aventuró su pregunta. - ¿No eres un poco joven para participar? -


[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] L13oQO8
FichaCronología
Poe1
Poe1
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Villager

Cargo :
Escritor | Estudiante de mago

Autoridad :

Inventario :
.
.
.
.
.

Support :
None.

Experiencia :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] LPF2zQh

Gold :
104


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty Re: [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Veronica el Mar Jul 23, 2019 5:49 pm

Veronica alzó una ceja ante la advertencia del desconocido, le miró como si fuera totalmente estúpido y resopló y dijo con un dedo alzado: –Yo soy Veronica, conquistadora de Nohr, señora de Emblia y sacerdotisa de Anankos; y si me intentan poner una mano encima, les mataré. – Después, contenta con la explicación dada para no guardar su tomo de ruina, se giró para volver a mirar al mapache. Cuando Veronica vio que el animalito le olisqueaba la mano, de inmediato sonrió suave y buscó en su bolsillo y de ahí sacó una galleta de miel que Seimei le solía preparar. A menudo escondía esa clase de dulces para Feh, el caballo de Xander y su pony Horacio, y supuso que le podía dar una al mapache también. Era lo único que tenía encima, así que Karl tendría que contentarse con ello. Feh revoloteó en su hombro al ver la galleta y emitió una ululación que se podía reconocer como un “yo también quiero”. Así que Veronica partió la galleta en dos y le dio un pedazo a la buhita y el otro a Karl. Y muy solemne, Veronica dijo:

–Ahora debéis ser amigos, Feh y Karl, porque habéis compartido las mieles de la victoria –. Contenta con el resultado, la maga oscura se incorporó de nuevo y miró al que se hacía llamar Poe. Miró unos momentos el pañuelo bordado, como sin  fiarse, pero al final lo aceptó como quién quiere hacerle al otro un favor y se lo puso en la barbilla, parando la hemorragia. E. A. P. Le sonaba de algo, pero no podía recordar de qué. En el fondo de su cabeza, meditó el asunto incluso cuando Poe le dijo que los cupos de participantes andaban cerrados. Veronica apretó la mandíbula y pegó un taconazo al suelo, enfadada. ¡Si la hubieran avisado antes! Pero no importaba, seguro que podía encontrar algún hueco para ella y Feh. Era una noble, y los nobles siempre conseguían lo que querían con inteligencia (y cuando eso fallaba, había que recurrir a la fuerza), eso le había dicho madre siempre.

–¿Y tú no eres un poquito pobre para andar apostando? –replicó con desdén, ofendida por el comentario sobre su edad. ¿Quién era él para hablar? No se le había pasado por alto que Poe se había quedado con el oro del ladrón. No es que tal hecho le importase; al fin y al cabo, los vencedores tenían derecho sobre el botín del contrincante tras una pelea, pero dejaba bastante patente que el mayor no tenía mucho dinero. Le miró de arriba abajo. No estaba nada impresionada. Después, ya habiéndose limpiado la sangre de la cara, Veronica miró el pañuelo y lo vio manchado de rojo, pero fijó la atención mucho más en las iniciales bordadas. –Tu nombre me resulta familiar. ¿Has pasado por Nohr antes? ¿O por Emblia…? –preguntó, aún molesta por no saber exactamente de qué conocía a Poe. Podía ser que el extraño fuera un ladrón, que ese pañuelo no fuera suyo, pero Poe no tenía pinta de ladrón. Parecía un poco pobre, desaliñado, pero no se le asemejaba a la escoria ratera de otros lugares.

A su alrededor, la calle había quedado sumida en el silencio. Demasiado silencio. Pero Veronica no prestó atención a esos detalles, inmersa como estaba en desenmascarar la identidad de Poe y en jugar con el mapache y Feh. Ambos, habiendo dado cuenta de su mitad de galleta, la miraron como pidiendo más. Feh incluso ululó y aleteó. La joven bruja, encantada con la atención, se agachó para agarrar en brazos a Karl, cuando una flecha atravesó el aire que antes ocupaba la cabeza de Veronica. Por apenas unos segundos, el proyectil no la había matado. En vez de eso, se clavó contra el marco de una puerta de madera cerrada de una de las casas que había en el callejón. Veronica tardó unos segundos en entender lo que había sucedido, pero los dos animales reaccionaron mucho más rápido que ella, espantados por el ataque rápido y violento. Feh alzó el vuelo asustada y lanzó un chillido de búho estridente. –¡Feh! ¿Qué…? –. Y en cuanto alzó la mirada roja y vio la fecha frente a ella, su rostro se tornó en una mueca de furia– ¿Quién se atreve a…? –refunfuñó con las manos apretadas sobre su tomo de ruina y un aura espesa y terrible emanaba de su interior, magia oscura que lograba hacer temblar de miedo todo lo que sentía como un enemigo.
Veronica
Veronica
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Sacerdotisa de Anankos

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema Opaca
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] OttF0Ux

Gold :
2565


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty Re: [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Poe1 el Vie Nov 22, 2019 11:48 pm

El gran tren de títulos que la joven le escupió a la cara le dejó un tanto desorientado. Había intuido que era una noble importante, nombre obviamente era por su actuar y apariencia, pero algo le decía que debía ser de varios escalones más alto que él, pues las joyas que presentaba y la obvia educación que tenía en artes arcanas lo evidenciaban un tanto a sus ojos. Pero no había esperado tanto… ¿conquistadora? ¿representante? ¿sacerdotiza?... incluso eran títulos que parecían contradecirse pero no cuestionaría. Nohr era un país violento y crudo por lo que sabía, y las iglesias oscuras eran mucho más militarizadas que en cualquier otro lugar, sin mencionar otras religiones. Podría ser que Emblia fuese un lugar que ella misma hubiese conquistado… o podría ser que le estuviese mintiendo, pues era una muchacha demasiado joven a sus ojos para todos esos títulos, pero le daba el beneficio de la duda y sinceramente quería creer en ella, pues ya había sido testigo de la gran magia que guardaba. Después de un par de segundos de sorpresa se inclinó poniendo su mano sobre su pecho haciendo una reverencia formal. - Lo lamento, no sabía que estaba frente a una figura tan importante y de tan buena posición en el clero. - Al bajar su mirada se fijó en su mascota, que ansioso de ver la galleta que era revelada, ya extendía sus manos y se intentaba trepar a ella para tomarla mientras esta era partida, comiendo con gran apuro recogiendo cada miguita en el piso pegando su nariz negra y brillosa contra este. - Karl… por favor, no seas tan hostigoso… acabas de comer… - Su tono fue más de lamento que de reto.

Al enderezarse volvió a ser escupido con palabras que rebajaban su estatus y lo hacían más consciente de la bolsa de oro que tenía en su mano, decidiendo guardarla para ocultar su culpa y desviar su mirada para ocultar bajo su cabello el rubor que subía a sus mejillas. - Más bien demasiado precavido y pésimo calculando… Llevo ya unos tres meses viajando lejos de casa y no he traído suficiente dinero y mis honorarios son administradas en mi propiedad… y como siempre estoy en movimiento no es sencillo que me envíen por mensajero más oro… y tampoco es que tenga mucha gente de confianza ya que me separé de mi familia… - Si bien había empezado con voz débil, esta era clara y profunda pero a medida que se enredaba más en las explicaciones su tono se hacía más bajo y terminó en un murmullo casi inentendible. Sabía que estaba dando excusas y probablemente aburriría a la joven que ya le daba otra pregunta, una si que invitaba a una respuesta. - ¿Nohr? No… no he visitado tan al este aún… pero es mi próxima parada antes de regresar a Durban. Vengo desde Elibe y pasé por varios países de Valm, ahora vine aquí por el evento, pero originalmente iba a ir a Plegia… De haberla conocido en algún otro lado estoy seguro que la recordaría… o quizás puede que haya escuchado mi nombre en alguna libre... ¡Karl! - Fue interrumpido en seco al sentir un fuerte tirón en sus pantalones y capa así como el dolor de las garritas siendo clavadas en sus piernas mientras el asustado animal trepaba a la seguridad de los hombros de su dueño.

Antes de darse cuenta de lo que estaba ocurriendo sintió aquel temor visceral, su cuerpo entero se congeló y sus manos comenzaron a temblar por efecto de la maldición de la pequeña bruja. Retrocedió un par de pasos visiblemente atemorizado, tanto que no notó la flecha clavada en el marco de la puerta pero si escuchó el sonido de un cuerno seguido por una alarma de campanas que empezó a extenderse por toda la ciudad. Era una alarma ya conocida. - Emergidos… ¿aquí? ¿No debería ser una zona libre de peligros? ¡Señorita Verónica! ¡Deberíamos buscar refugio cuanto antes! - El miedo no le permitía acercarse a la joven, pero tampoco huir de allí.


[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] L13oQO8
FichaCronología
Poe1
Poe1
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Villager

Cargo :
Escritor | Estudiante de mago

Autoridad :

Inventario :
.
.
.
.
.

Support :
None.

Experiencia :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] LPF2zQh

Gold :
104


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty Re: [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Veronica el Mar Mar 17, 2020 5:39 pm

–¿No has visto emergidos por todos esos países que dices que has visitado? Pareces nuevo en esto… –dijo de mala manera, molesta por haber estado a punto de convertirse en una de las miles de víctimas de los emergidos. Y por un error tan simple y típico como bajar la guardia con un animalito tierno. De no ser porque se había agachado, en su cabeza habría impactado el acero de la fecha enemiga y, con toda seguridad, habría terminado con su vida. No podía permitirlo. –Si te dan miedo, vete a esconder como esos patéticos seguidores de Naga. En Nohr no huimos. Huir es para cobardes.

Veronica nunca se había retirado de un conflicto por voto propio y no iba a comenzar de repente. Siempre iba preparada con su tomo de ruina al alcance de la mano. Anankos sabía que no existían zonas libres de emergidos, no del todo. De vez en cuando había dos o tres alimañas que se escapaban del exterior para colarse en las ciudades y matar y destruir a su antojo. Incluso en Krakenburg había visto cómo un grupo de emergidos llegaba casi hasta el castillo. ¿Por qué en Regna Ferox serían diferentes? Además, ella no creía ninguna palabra de lo que pudieran decir esos mentirosos de Altea. Falsa era su diosa. Falsos eran ellos. Madre siempre le había dicho que desconfiara de todo lo que salía de boca de esa clase de gente.

Había que ser tonto para creerles y Veronica no era tonta. También sabía que saldría perdiendo si les daba la espalda. Entre los emergidos que podía ver había varios arqueros y dos mujeres que llevaban tomos de magia en las manos. Cualquier ataque a larga distancia podría darle sin problemas si no hacia algo para evitarlo. Y debía darse prisa. Dejó que Poe decidiera sobre su propio futuro, sin prestar atención a si decidía quedarse con ella o esconderse como había sugerido. Veronica extendió el brazo y aumentó la presencia terrible y abrumadora de su mal augurio. Los enemigos que tenía delante se detuvieron en sus lugares y comenzaron a temblar de forma visible. Los arqueros trataron, sin éxito de tensar sus arcos. Una de las flechas salió despedida casi un metro más arriba de la cabeza de Veronica, mientras que la otra golpeó el suelo a los pies de su dueño. Los magos aún tenían que abrir sus libros.  La joven bruja sonrió.

–Sois criaturas torpes y os aniquilaré en nombre de Nohr y de Anankos
–prometió Veronica. Energía oscura comenzó a rodearla. Con su tomo de ruina abierto, conjuró un hechizo de magia arcana que reptó en una nube negra y violeta hacia el primero de los arqueros. Sin darle tiempo a gritar o dar algún tipo de seña a sus compañeros, el emergido se retorció en su lugar a medida que crujía la armadura y los huesos. Segundos más tarde, el arquero se desplomó sobre el suelo y la magia arcana que lo rodeaba se disipó, esperando el momento oportuno para que Veronica la dirigiera a otro objetivo.

Más allá, y desde las calles principales de la ciudad, comenzaron a escucharse gritos de avistamiento que se sumaron a los dobles de campana que se podían escuchar a leguas de distancia. Debía de haber más de una incursión, pues el sonido de distintas luchas le llegaron desde varias direcciones diferentes. No pasaba nada. Incluso si no llegaban refuerzos, Veronica no dudaba en que podía hacer frente a esos enemigos ella sola. Nunca antes lo había intentado, pero para todo había una primera vez. Además, tenía de su lado la compañía inestimable de Feh y la bendición de Anankos. Y poseía el poder que le daba su magia arcana. No podía perder. Quizás, y solo quizás, esos estúpidos del torneo la dejarían participar. Solo debía ser la mejor y derrotar al mayor número de emergidos posible.
Veronica
Veronica
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Sacerdotisa de Anankos

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema Opaca
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] OttF0Ux

Gold :
2565


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty Re: [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Nikola Tesla el Mar Mar 17, 2020 7:32 pm

¡Lo había conseguido! ¡Una vez más, lograba hacerse con el triunfo! Desde aquel extraño duelo de magia para conseguir una montura, había estado dando vueltas por los terrenos exteriores a Regna Ferox, montado en un caballo muy feo y sin rastro alguno de su compañero de batallas. Era una pena, la verdad es que le había caído bastante bien ese tipo y aunque sabía que él tenía la culpa de esa repentina desaparición, al haber liberado su magia sin control, le gustaba excusarse en su estupidez para no atormentarse.

Estaba claro que la idea de encontrar al caballo no había sido buena y que el transporte que necesitaba para regresar a casa era un barco. Su plan era regresar a Regna Ferox y vender el caballo, que aunque fuese feo parecía ser muy inteligente y, de todas formas, seguía siendo un caballo de raza. Caminó siguiendo unas pisadas en la tierra del camino, tirando de las riendas de Copo de Nieve, sin tener el valor de montarse en semejante bestia y cuando, tras unas cuantas horas de viaje divisó los muros de la ciudad, una sonrisa se dibujó en su rostro.

No obstante, esa felicidad duró muy poco, pues también encontró a los dueños de esas huellas y no eran ni más ni menos que un grupo de mercenarios en busca de fortuna. Tesla era el mejor mago de Thracia, pero también era el más cobarde y ni loco se metería en una batalla. Sin embargo, el sonido de un cuerno en lo que parecía ser el corazón de la ciudad animó a ese grupo de guerreros armados hasta los dientes y antes de que se diese cuenta alguien le había colocado un casco en la cabeza y le había animado a ir con ellos a patear unos cuantos culos de emergidos.

¿Por qué le pasaban a él esas cosas? Lo peor es que no podía negarse o quedaría como una cobarde delante de esos señores musculados. Con un gran suspiro, montó en la grupa de Copo de Nieve y le guió al galope hacia la ciudad, fingiendo que sabía lo que hacía cuando en realidad, el caballo se movía a su libre albedrío, dándose la casualidad de que era un orgulloso y valiente corcel blanco de crines doradas.

Los cascos de Copo de Nieve repiqueteaban contra el pavimento, pero se fueron ensordeciendo en cuanto se dirigían al foco de la batalla, una zona que parecía ser residencial o cercana a un mercado, debido a la cantidad de edificios sencillos que había. Tesla estaba despistado, sólo veía a gente correr de un lado a otro; algunos se pegaban con los emergidos, otros buscaban un sitio en el que refugiarse. Alzó la mano, trató de centrarse en un enemigo, pero su montura también estaba nerviosa y el movimiento continuo hacía que cambiase de objetivo.

¡Agh! ¡Así no se puede! — protestó y cerró los ojos mientras descargaba una pequeña parte de magia eléctrica, haciendo que saliese de la punta de su dedo índice y saliese disparado hacia delante, pasando muy cerca de los cabellos de una chica muy bajita que iba acompañada de un búho.

Copo de Nieve se detuvo como si le hubiesen congelado, y aquel parón tan repentino hizo que Tesla abriese los ojos. Lo primero que vio fue a una niña que parecía querer fulminarle con la mirada. Un escalofrío recorrió toda su columna y tembló un poco, mientras se encogía, como si quisiese ocultarse detrás de la cabeza del caballo feo.

Di-dime que no te he dado sin querer...
Nikola Tesla
Nikola Tesla
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Mage

Cargo :
Soldado

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] NdTOcva

Gold :
1297


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty Re: [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Veronica el Miér Mar 18, 2020 8:20 am

Ignorando todo lo que sucedía a su alrededor que no la concernía directamente, Veronica solo se concentró en los enemigos que tenía delante. Su próxima víctima sería uno de los magos que, por lo que podía ver, se trataba de un sabio de aire. Debía de ser poderoso, pues no parecía tan afectado por el mal augurio como el resto de emergidos. Veronica entornó la vista rojiza sobre él e hizo un gesto para llamar la atención de su buhita.

–Feh, ataca al otro arquero. Si no tiene flechas no podrá disparar aunque me apunte– ordenó. De inmediato, el ave chilló de forma aguda y se hizo al cielo. Desde allí, extendió las alas para planear y alargó las patas. Veronica no disfrutaba nada más que ver a personas siendo atacadas por su familiar. Había algo satisfactorio en sorprender a un enemigo de esa manera. Juzgaban a un búho pequeño y blanco por su plumaje mullido y ojos grandes, sin saber que eran aves de presa con garras tan afiladas como cuchillas. Le sucedía a ella también: muchos también la habían menospreciado por su edad y altura. A Veronica le gustaba pensar que todos ellos se habían arrepentido de haberla tratado con condescendencia. Ella era una sacerdotisa de Anankos y una conquistadora de Nohr. Y ningún triste grupo de emergidos lograría acabar con ella.

Fue a atacar, cuando desde la parte trasera cabeza le recorrió un chispazo eléctrico que dejó a Veronica unos momentos sin aliento. La energía le crispó el cabello blanco e hizo que se le cardara desde los extremos hacia arriba, como si no se hubiera peinado en varias semanas. La descarga eléctrica se transmitió por todas las partes de sus prendas que tenían adornos metálicos y le dejó una sensación molesta en los músculos y en las articulaciones. Había sido un ataque muy débil que apenas le había rozado, pero de inmediato Veronica se giró para enfrentar al dueño de la magia. Era un niño encima del caballo más feo que había visto en su vida. También debía de tratarse del niño-jinete más estúpido sobre la faz de la tierra. Le fulminó con la mirada.

–Cómo. Te. Atreves –dijo chirriando los dientes–. Los magos de pacotilla como tú deberíais quedaros en casa. Harías un favor a los demás… Además, ¡tu caballo es tan feo como tú! –Y Veronica podría haber seguido insultando al chico que ahora se trataba de esconder detrás de ese horror de cabeza equina, sin lograrlo del todo; pero a su espalda sintió la energía típica de un hechizo. Solo le dio tiempo a girarse antes de que una ráfaga cortante de aire la lanzara hacia arriba y hacia atrás. La colisión de la magia de aire le raspó algunas de sus vestiduras y le hizo algunos rasguños en los brazos, piernas y cara, pero más doloroso fue el golpe.

Impactó de lleno sobre el otro mago. La fuerza del choque mandó a ambos al suelo de la calle. Por suerte, Veronica no se hizo daño porque cayó encima del chico, una alternativa mucho más blandita que el pavimento de piedra. Aunque eso no significara que la joven bruja estuviera contenta. –¡Quítate de encima, zopenco! ¡Mira lo que ha pasado por tu culpa! –exclamó aunque era ella quién estaba encima y la que había cometido el error de haberle dado la espalda a un enemigo. Bufando y con las mejillas rojas, tanto por la vergüenza como del enfado, Veronica se incorporó y se miró la ropa. No pudo evitar un gritito agudo de indignación. –¡Cómo se han atrevido, este conjunto me lo compró el príncipe Xander!

La magia arcana que rodeaba el área se intensificó. Veronica atacó sin contemplaciones al sabio de aire y con tanta potencia que el poder oscuro rodeó la figura del enemigo por entero en una esfera. La bruja apretó la mano y el emergido colapsó al suelo sin sonido alguno, aunque pocos momentos después el mago trató de incorporarse, aún con unos últimos resquicios de vida.
Veronica
Veronica
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Sacerdotisa de Anankos

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema Opaca
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] OttF0Ux

Gold :
2565


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty Re: [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Nikola Tesla el Miér Mar 18, 2020 1:58 pm

Si esa mirada no había sido lo suficientemente fulminante, las palabras de aquella niña hicieron que se encogiese aún más. Era increíble el genio de esa pequeña guerrera, hasta parecía tener la misma presencia que un wyvern salvaje. Copo de Nieve movió la cabeza hacia los lados, ofendido por el comentario y soltó un relincho, pero tampoco se le veía con el valor suficiente como para pegar un mordisco a la que le había soltado esa afrenta.

Eso fue un disparo de advertencia, en realidad yo--- ¡AH!

No tuvo tiempo de seguir explicándose, el mago emergido fue el que decidió poner final a esa pequeña disputa y la fuerza de su hechizo empujó a la jovencita con una fuerza tan grande que la arrastró hacia él y los dos cayeron al suelo. Copo de Nieve, al sentir el viento mover sus orejas y despeinar sus crines, echó a correr, perdiéndose entre la gente. Se le acababa de escapar su fuente de ingresos para regresar a casa, el día pintaba maravilloso. Aunque, ese no era un problema que debía preocuparle ahora.

¡Eras tú la que estabas encima! —respondió, olvidando por instante el aura de destrucción que emitía la muchacha y se puso en pie rápidamente, quitándose de encima la tierra con un gesto digno y buscando después en su bolsa su tomo de magia —Y para tu información, estás delante del mejor mago de Thracia, así que más respeto, niña —. Eso lo dijo un poco bajito, sobre todo cuando la chica expresó su enfado por el destrozo de sus ropas y también porque se vio obligado a apartar la mirada, también con las mejillas algo encendidas.

Siguió farfullando en voz baja, ahora con la vista puesta en las desgastadas hojas de su tomo, pasando las páginas para encontrar el hechizo que mejor se le daba y así no volver a meter la pata. Más, su inesperada compañera de batalla fue mucho más rápida y enseguida se las apañó para derribar al mago de la magia de viento. Tesla tuvo que cerrar uno de los ojos y colocar la mano en la cabeza para apartar el flequillo, observando como la figura del emergido se ahogaba en una especie de burbuja y perecía cuando la muchacha cerraba el puño.

Guau... —se le escapó una exclamación de sorpresa, pensando que quizás se había encontrado con la maga más poderosa de toda Regna Ferox. Espera, no parecía ser de ahí, tenía un aire distinto, como más oscuro. Después, si tenía la ocasión, le preguntaría de dónde venía —¡No está muerto del todo! ¡Cuidado! —gritó al ver como aquel cuerpo volvía a levantarse. Soltó el tomo y dio un paso hacia delante , extendiendo las manos y, tras asegurarse de que la joven estaba a su lado, lanzó su magia sin control.

El cielo se tornó de un color oscuro, como si fuese a ponerse a llover de un momento a otro. La energía eléctrica que recorría el cuerpo del mago salió disparada desde sus palmas hasta impactar de lleno con el cuerpo del emergido. Tesla apretó los dientes y se esforzó para aumentar la potencia, sabía que no debería, pero no quería arriesgarse a que el emergido se levantase o a quedar mal, de nuevo, delante de la señorita. La luz atravesó el cuerpo del contrario, haciendo que convulsionase con violencia y varias chispas saltaban a su alrededor, como si la luz estuviese viva. Su hechizo improvisado era muy vistoso, pero duraba poco y consumía con rapidez las fuerzas del mago, por lo que, al cabo de unos escasos minutos, cayó al suelo de rodillas, exhausto y un poco mareado.

Espero... que ese tipo no haya venido con amigos...
Nikola Tesla
Nikola Tesla
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Mage

Cargo :
Soldado

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] NdTOcva

Gold :
1297


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty Re: [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Veronica el Miér Mar 18, 2020 7:17 pm

Al escuchar la expresión de asombro por parte del mago Veronica no pudo más que hinchar el pecho orgullosa. Tras ver como el emergido caía al suelo, se giró hacia él con una sonrisa en los labios de victoria y colocó ambas manos en la cadera. –Seguro que ya no tienes ganas de llamarme niña nunca más –dijo. No había nada que le molestara más que esa palabra. Él también tenía aspecto de niño a sus ojos. Apenas debía de ser mayor que ella un par de años, tres como máximo. Así que no aceptaba de su parte ningún comentario relacionado con ser demasiado joven.

–Soy Veronica, sacerdotisa de Anankos y la conquistadora más joven de Nohr –dijo con poca modestia. ¿Por qué tendría que ser humilde sobre sus logros cuando eran algo por lo que sentir satisfacción y honra? Veronica no entendía esa clase de mentalidad que a menudo veía en personas ajenas a Nohr. En su patria se valoraba el trabajo duro y a hombres y mujeres capaces. El pudor, la falta de personalidad y la timidez eran rasgos que no solían triunfar en una tierra dura, cuya gente valoraba la fuerza por encima de todo. Le gustaba demostrar su valía y su poder, y por eso le resultaba tan ofensivo que no la hubieran dejado participar en el Torneo.

Sin embargo, su sonrisa cayó al escuchar que el emergido aún seguía con vida. Arrugó las cejas al comprobar que eso era verdad, que aún se mantenía con un hilo de vida a pesar de que le había dirigido un ataque bastante potente. Pero no hizo falta que ella rematase la tarea. Con la boca entreabierta, observó con pasmo cómo el muchacho, el que se proclamaba el mejor mago de Thracia, hacía gala de su título. A Veronica se le quedaron todos los reproches en la garganta. Ante la aparición de las nubes de tormenta, la joven bruja se echó unos pasos hacia atrás. No sabía si un rayo podría acertarle de nuevo, ya que seguía llevando metal encima y desconfiaba de la magia que ella misma no podía controlar. Pero no había razón para tener temor. El ataque de trueno fue directo hacia el emergido con una potencia increíble. Veronica lo admiró con los ojos muy abiertos.

Realmente debía tratarse de un mago bastante poderoso. No conocía a muchos sabios de trueno, ya que en Nohr se había rodeado principalmente de magos arcanos y magos de fuego; pero incluso ella podía distinguir que ese ataque había sido bastante impresionante. Veronica carraspeó un poco. –Hm. No ha estado mal –comentó con la barbilla alzada, aunque ya no le miraba con el mismo desprecio o la furia de antes–. ¿Vas a participar en el Torneo? – Suponía que, ya que ella no podía participar, al menos podría ver algunos combates interesantes. Animaría a Corrin y a Xander, que sabía que participaban. Quizás también a ese muchacho que le había demostrado ser bastante interesante. Y Thracia no le parecía que fuera un país en conflicto con Nohr, así que todo estaba bien.

O no. Varios soldados feroxís y alteanos habían aparecido de entre los callejones y habían acabado con los últimos emergidos sin apenas problema. La calle comenzó a abarrotarse entre vecinos, viajeros y soldados que querían averiguar qué había sucedido. Alguien mencionó la presencia de un mago arcano. Los soldados comenzaron a hacer preguntas para saber si el portador de la magia aberrante había caído ya. Veronica lo escuchó de lejos y se puso roja. Aunque no le gustaba esconderse, más de una persona le había avisado que, desde que Altea se hiciera con la región, los magos oscuros no eran bienvenidos allí. Tenía que irse antes de que descubrieran que llevaba un grimorio en su bolso. ¡Feh! ¡Corre! –exclamó a su buhita, que no tardó en posarse en su hombro con las plumas hinchadas. Después se giró brevemente hacia el muchacho. –Si les cuentas algo sobre mí, haré que Feh te picotee los ojos y el culo. Quedas avisado –dijo en voz baja. Trató de ser amenazadora, pero al final suspiró. –A tu magia le falta control. Deberías dejar de tenerle miedo. La magia sabe cómo te sientes y por eso no te toma en serio. Demuestra quién manda.

No estaba en su carácter ser tan abierta con los desconocidos, pero entendía mejor que nadie lo que era tener magia fuera de control. También le pasaba a ella, aunque de otra manera más particular. Y el chico no le había caído tan mal, a pesar de que le había electrocutado el pelo, eso no se lo perdonaría con tanta facilidad. Tras sus últimas palabras, y viendo que un grupo de soldados se acercaba a ellos, Veronica se escabulló por un callejón secundario sin mirar atrás y puso rumbo a la posada de clase alta en la que se hospedaba.
Veronica
Veronica
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Sacerdotisa de Anankos

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema Opaca
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Tomo-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] OttF0Ux

Gold :
2565


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty Re: [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Eliwood el Mar Abr 07, 2020 7:32 pm

Tema cerrado. 80G a Veronica, 10G a Nikola.

Veronica ha gastado un uso de su tomo de Ruina.

Veronica obtiene +2 EXP y +4 BEXP!

Gracias al incremento de experiencia, Veronica obtiene un nuevo skill de la rama Dark Mage:

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Venganza Venganza - Si el mago oscuro es atacado y sufre daño, puede maldecir a su atacante para que este reciba inmediatamente un daño igual. Puede utilizarse tanto antes como después de ser atacado, mas sólo una vez por tema.

¡Felicitaciones!


Ficha | Relaciones | Cronología
Gracias a Roxy por el nuevo avatar!! <3


AWARDS!:
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Scf7o0
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Iwzg0SR
Lyndis [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] JEIjc1v
Izaya [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Espada%202

Experiencia :
[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Iu4Yxy1

Gold :
285


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe] Empty Re: [Campaña de liberación] A witch bows to no man. [Priv. Poe]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.