Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 22, 2018 3:38 pm

Sin saber muy bien tras cuanto tiempo había llegado a un lugar conocido como Nohr, por suerte había encontrado un lugar lo suficiente aseado como para pasar las noches tras estar investigando por la ciudad, lo cierto es que las batallas le llamaban bastante pero consideraba que no estaba bastante preparado como para enfrentarse a unas batallas en un lugar que no conocia, era demasiado joven y estaba seguro de que debía pulir su técnica a pesar de que había conseguido enfrentarse a bandidos y había salido vencedor, por suerte los bandidos no eran muy duchos en el arte de combatir aunque presumían de ello.

Cuando llegó a la posada se sentó en una de las sillas junto a sus mesas y pidió un vaso de agua, ese día estaba agotado había decidido recorrerse toda la ciudad corriendo como método de entrenamiento y la verdad es que la situación había terminado peor de lo que esperaba, el sudor había provocado que su pelo estuviese empapado junto con la parte superior de sus prendas, por suerte había conseguido más ropajes y podría cambiárselas cuando llegase a la habitación que habia podido alquilar.

Que calor... – murmuró tras tomar el vaso de agua, cuando se lo sirvieron prácticamente se lo arrebato al mesero de las manos.

Apoyó la frente en la mesa, tratando de quedarse completamente quieto y no hacer ningún movimiento más que supusiera el triple de sudor. Tras unos minutos su ropa empezó a secarse y ya no se sentía tan mal, de no ser por las agujetas que estaban empezando a aparecer, lo temía, a pesar de que no contaba con ello en un primer momento; sí que se acordó poco después, lamentándolo.

¿Quién me manda a mí a hacerme la maratón de Nohr corriendo? – suspiró, mientras movía los pies dándose cuenta de que sin duda eran agujetas.

Solo faltaba que alguien llegase buscando pelea y él sin poder prácticamente ni moverse, o al menos moverse con soltura, sí que llevaba mi espada encima, lo cual había supuesto que el entrenamiento fuese el doble de duro, pero tenía dudas de poder enfrentar un combate de verdad en el que tuviese que luchar con su vida en juego. Solo esperaba que el destino fuese benévolo por hoy.

¿Tendría esa suerte o el destino le tendría deparada otra sorpresa?

Spoiler:
Uso este tema como referencia para el rol, pues el anterior que tenia con esta base solo fue respondido una vez y hace mas de un mes, obvimanete edité algunas cosas ^^


Última edición por Sorthan el Lun Jun 04, 2018 7:47 am, editado 1 vez
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 23, 2018 3:55 am

Los viajes nunca acababan, como buena mercenaria siempre se encontraba a la orden del día, era imposible estar seguro de a donde tendría que aparecer el día siguiente. Por fortuna contaba con Finn y sus viajes se hacían mucho más cortos y llevaderos. En particular este se hizo un poco más largo de lo esperado, le habían contratado para transportar algunos bienes y aunque realizó el trabajo sin inconvenientes se encontró con que no deseaban realizar el pago acordado, está demás decir que se llevaron una amenaza de muerte cuando casi eran tragados por su Wyvern y terminaban con el filo de la lanza al cuello, muy poco era el castigo considerando el mal rato que le hicieron pasar.

Nohr era una de las ciudades que solía visitar por ratos pero nunca pasaba demasiado tiempo en ella, como en todas las demás ciudades de Akaneia. Finn se quedó atrás a las afueras de la ciudad mientras ella se encargaba de dar un paseo para sacarse el enfado de encima, terminó con una buena cantidad de dinero en los bolsillos, es verdad, pero eso no le sacaba el mal sabor de boca después de lo sucedido.

La ciudad era tranquila y andaba totalmente despreocupada por las calles sin pensar demasiado en el tema, se dedicaba a dar vistazos a algunas tiendas por si algún objeto en particular llamaba su atención, también veía a los alrededores por si lo que llamaba su atención no era un objeto sino una persona, como siempre salía a relucir sus ansias de conquista. Sin embargo lo que llamó su atención fue una figura entre la multitud, empalideció al verle y es que si no mal recordaba ese era el rostro de uno de sus medio hermanos, un chico apuesto es verdad, pero una de las personas a las que deseaba evitar.

Tsk… — chasqueó la lengua y refunfuñó algunas palabras inentendibles para escabullirse por el lugar, el sujeto iba con algunos guardias de compañía lo que le decía que en efecto estaban intentando dar con su paradero, se preguntaba qué era lo que quería ahora su madre pero a la vez si podía evitarles era lo mejor.

Terminó entrando al primer lugar que encontró con tal de no continuar en las calles, los espacios abiertos eran peores para ella. Aprovechó de cerrar la capa que llevaba y retirarse el sombrero, más que nada para que la capucha cubriera también parte de su rostro, sabía que su aspecto era sumamente llamativo cuando andaba con su vestimenta habitual. Tras dar algunos pasos dentro del local buscó con la mirada a alguna persona que estuviera sola, dio con una persona en cuestión, no estaba sentado al fondo del local y físicamente parecía un niño –pensaba que podría ser cualquier cosa en vista de experiencias pasadas– por lo que se apresuró a tomar asiento frente a él — Hey~ — canturreó apartando un poco la capucha para que viera su rostro con tal de no verse amenazadora — Shh, necesito tu ayuda, tu solo sígueme la corriente, ¿de acuerdo? — sonrió ampliamente con esa típica picardía que llevaba consigo a donde sea. Dio un vistazo a la puerta del local y vio entrar al joven que le buscaba, por ende tomó de la mano al chico y lo arrastró consigo hacia el fondo del establecimiento mientras se escabullía de las miradas ajenas.
Lo acercó a una de las mesas al fondo y tomando asiento al lado del chico lo apegaba a ella en un abrazo, acercando sus labios al oído del chico – Escucha atentamente… necesito salir de aquí sin levantar sospechas, así que tú me vas a ayudar — susurró — Actuaremos como si fuéramos familiares o algo parecido, nos vamos de la mano, nos mostramos cariñosos y ya cuando salgamos de aquí te pagaré con lo que quieras… ¿tenemos un trato? — buscó la mirada al chico entre sus brazos, tenía toda la pinta de ser un niño por lo que pensaba que podría usar sus encantos en él con facilidad.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 23, 2018 9:09 am

La noche parecía tranquila y el destino había decidido dejarle esa noche tranquilo, su cabeza seguía apoyado en la mesa del local en la que había tomado asiento, estaba bastante cómodo ahora que sus prendas empezaban a secarse y dejaban de ser incomodas, su pelo también había recuperado su textura normal, aunque también era cierto que necesitaba darse una buena ducha, pero suponía que más tarde podría hacerlo, con estar relajado un rato le era más que suficiente.

Fue entonces cuando se abrió la puerta del local, miro de reojo a la persona que entraba, por su aspecto parecía bastante intimidante con aquella capucha y aire misterioso, estaba seguro de que podía traerle problemas, fue entonces que se puso más tenso cuando la dicha figura se sentó en su misma mesa y tras mostrar su cara pudo ver que era una chica y que al parecer necesitaba algo de ayuda.

¿Seguirte la corriente? – pregunto extrañado.

Lo único que hizo la chica fue tomarle de la mano y arrastrarle a las mesas del fondo del local, era extraño, cuando llegaron allí y tomaron asiente la chica le abrazo, algo que hizo que el muchacho se sonrojara, no estaba acostumbrado a esas cosas y menos tan de repente, de hecho, no era algo que le molestase, pero tampoco sabía cómo reaccionar a esas cosas, así que simplemente se quedó quieto, dejándose abrazar.

Escuchó atentamente las palabras de la mujer en su oído, necesitaba salir sin levantar sospechas, pudo echar un vistazo de reojo en el local y le parecía ver de quien necesitaba escapar, alguien que miraba como buscando a alguien, ese alguien podía ser la mujer en cuestión por lo tanto de momento se ponía en situación, cuando la chica dijo que tenían que tomarse de la mano y mostrarse cariñosos se sonrojo, pero la chica después dijo que si la ayudaba ella le pagaría con lo que él quisiera. El rubio se quedó pensativo, sin duda la oferta era más que interesante.

Tenemos un trato. – asintió con la cabeza – Pero… ¿A qué te refieres con mostrarnos cariñosos? – preguntó sonrojado, a pesar de la escasa luz se podía notar el sonrojo del muchacho.

No estaba muy acostumbrado a aquel tipo de trabajos, el sobretodo se había encargado de vencer algún que otro Emergido, bandidos y maleantes, pero estas cosas eran diferentes, posiblemente menos peligroso, pero que desde luego requerían mejores dotes de interpretación que la batalla.

Tenía algo de respeto por que en su vida se había mostrado cariñoso con una mujer, bueno, en realidad con nadie, al menos desde que murió su familia.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 23, 2018 1:19 pm

Tal parece que su plan funcionaría a la perfección, el chico reaccionaba como cualquier jovencito inexperto que era fácilmente persuadido por una chica atractiva, solo bastaba tener un rostro bonito y buenas curvas para desestabilizarlos un poco cuando eran tan inexpertos en esos campos. La mirada de la rubia pasó del chico a los alrededores, estaba atenta a lo que hacían aquellos hombres por si tenía que escabullirse de forma poco disimulada y huir a toda velocidad para encontrar a Finn y salir de allí. Afortunadamente hasta el momento no se habían percatado de su presencia y parecían muy distraídos con su conversación como para ver que tenían a la persona que buscaban justo delante de sus narices. Una sonrisa se dibujó en sus labios y volvió la mirada al chico — Bueno ya que has aceptado… tú no te preocupes, te daré las explicaciones después — su sonrisa se amplió y jugó con algunos mechones del cabello que caía en su rostro, enredando el dedo índice de su diestra en sus cabellos — Tenemos que irnos rápido y disimuladamente o sino se darán cuenta de que estoy aquí así que tu solo sígueme la corriente lo mejor que puedas y saldremos ahora de aquí — explicó ladeando un poco el rostro manteniendo su mirada fija en la ajena.

Era momento de hacer su jugada, por ello la rubia se incorporó alejando su rostro del contrario y enredando sus dedos con los contrarios lo llevaba consigo de la mano. Estaba demás decir que para las personas a su alrededor aquella pareja podría parecer fácilmente dos hermanos que van de la mano por allí, era su idea desde el principio ya que con la baja estatura del chico y su aspecto juvenil, era poco creíble que pasaran por una pareja. Atravesaron el salón tomados de la mano con ella dando las direcciones, sorteando las mesas y pasando desapercibidos sin problemas, justo cuando su hermano giraba a mirar a la extraña pareja lograba cubrir su rostro con la capucha y este no se percataba de nada. Sin embargo era pronto para cantar victoria y tan pronto cruzaron el umbral del lugar y se aseguró de que los hombres aún no salían de allí aprovechó el momento — Vámonos rápido, lo mejor es encontrar una posada hacia las afueras para despistarlos — con firmeza arrastró al chico tomándolo de la mano, en efecto lo llevaba consigo como si fuera su pequeño hermano o algo similar.

Atravesaron las calles con algo de prisa, se notaba que aún estaba preocupada por ser localizada, a fin de cuentas sus hermanos eran hijos de un hombre de poder y no les costaba nada utilizar guardias, mercenarios o cualquier medio que hiciera falta para encontrarla, a veces no entendía la insistencia de estos por dar con ella pero no le daba buena espina que estuvieran tan desesperados por encontrarla, algo se traían entre manos esto era seguro.
Detuvo su andar frente a una pequeña posada, no era llamativa y se encontraba escondida en un callejón por lo que encontrarla no iba a ser sencillo. Entró y al acercarse al mostrador dejó una cantidad adecuada de dinero, digamos que un poco más de lo usual y se aseguró de que la mujer no le viera la cara en ningún momento — Una habitación para los dos, no queremos ser molestados por nadie por lo que si queremos algo vendremos a pedirlo — indicó y la mujer estaba tan ocupada contando felizmente sus monedas como para negarse — Vámonos — susurró y subió las escaleras para ir hasta la pequeña habitación que les habían asignado en el segundo piso. Aún se encontraba muy atenta a sus alrededores, más tan pronto atravesó el umbral de la habitación y la cerró detrás del chico finalmente se deshizo de la capucha y suspiró con pesadez.

Ah… eso estuvo cerca — se estiró un poco y deshizo de la capa dejándola a un lado — Bien hecho cariño — canturreó esbozando una sonrisa y haciendo descender el cierre de sus mallas, asomaba el escote aunque de por si su atuendo no era muy conservador — Ya me estaba cansando de la capa y el calor que daba… pero en fin… — llevó una mano a sus caderas y ladeó un poco su cabeza dejando que sus cabellos alborotados cayeran por su rostro y su pecho — Un gusto, soy Angelique, puedes llamarme Angie si se te hace más cómodo… ¿Cuál es tu nombre? — cuestionó y pasó de largo al lado del chico para tomar asiento sobre la cama mientras le observaba con detenimiento.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 25, 2018 8:27 am

Las cosas habían pasado demasiado rápido, de un momento a otra la mujer había tomado su mano y le había sacado de aquella posada donde él ya tenía su habitación asignada, aunque bueno, tampoco es que hubiese pagado esa noche la habitación por lo tanto tampoco podía quejarse después de haber salido de allí, ahora lo único que tenía que hacer era seguirle la corriente lo mejor que pudiera y después ella le daría las explicaciones pertinentes, sin duda era una nueva misión y aunque no pintaba ser de mucha batalla si parecía ser de algún modo interesante.

Confirmo que esa noche pasaría la noche en un sitio diferente cuando ella dijo que buscar una posada en las afueras, en la cual ella le arrastro de la mano, una vez llegaron a dicha posada y ella pedía la indicación de no ser molestados por nadie, la mujer miro sorprendida a la chica a la cual era casi imposible verle la cara con la capucha y después a Sorthan sorprendida, el rubio al ver la cara de la mujer solo se encogió de hombros levantando las manos con gesto de “Es lo que hay.” y no tardo en seguir a la rubia cuanto esta se lo pidió.

Una vez en la habitación ella se deshizo de la capa y mostro sus ropajes que dicho sea de paso no eran ropas que taparan demasiado lo cual hizo sonrojarse al menos cuando pudo ver el escote de ella, no sabía cómo reaccionar al verla de esa manera, por lo cual se sentó en una de las sillas de la habitación tratando de no pensar demasiado en el cuerpo de la rubia, algo que no era sencillo porque la tenía delante.

No paso mucho hasta que la chica finalmente se presentó diciendo su nombre, algo que hizo que al menos el muchacho se pudiera centrar en otra cosa.

Angelique – repitió para anotárselo mentalmente – yo soy Sorthan, soy Myrmidon – dijo orgulloso de su clase, de su especialidad, de hecho se descolgó el cinto donde llevaba la espada en su funda y la dejo a un lado – y sí, creo que te llamaré Angie. – asintió con la cabeza.

Volvió a tomar asiento en la silla y la miró a los ojos, ahora que él la había ayudado, se quedó pensativo mirándola a los ojos.

Dijiste que si te ayudaba me compensarías como quisiera pero… – alzo una ceja – ¿Qué me ofreces tú? – dijo sonriente, pícaro, su padre le había aconsejado que primero hiciera eso cuando alguien le hubiera ofrecido una recompensar por cualquier cosa.

Por otro lado la vergüenza se le había ido, pero sin embargo cada vez que miraba el cuerpo de la mujer se ponía ciertamente sonrojado, después de todo era la primera vez que se quedaba completamente a solas con una chica con ese cuerpo y esos atributos, no estaba nada mal y estaba seguro de que muchos adultos envidiarían su situación y sabrían mucho mejor que él que recompensar pedirle.

Fuera como fuera Sorthan estaba algo nervioso, después de todo no sabía si la chica realmente le había pedido ayuda porque la necesitara o si le había arrastrado allí con ideas crueles, igual podía ser una asesina que mataba a niños y vendía sus órganos a brujos y brujas que hacían rituales con esas cosas, nunca había que fiarse del todo de nadie y Sorthan cumplía con aquello el cien por cien de las veces.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 29, 2018 2:05 pm

Las cosas habían salido mucho mejor de lo esperado, claro que influía muchísimo el hecho de que el chico pasaría por su hermano menor con uno que otro truco, sin mucho problema había podido usarlo a su beneficio y todo había sido un éxito. Apartando todo ese asunto la verdad es que tenía cierto problema en cómo habían acabado las cosas, el problema estaba básicamente en lo que le debería ahora a ese chico para que se guardara lo que había ocurrido. La mirada de la rubia estaba fija en el jovencito que además de presentarse remarcaba ser un myrmidon, había visto muchos en sus viajes pero era el primero que se encontraba que era tan pequeño se notaba inexperto y quizás aún estaba en entrenamiento pero tenía el orgullo de los de su clase.

Con que un myrmidon, ¿eh?... ― mencionó enarcando una ceja mientras le observaba con detenimiento ― Pues bien un placer Sorthan, es una pena que no pueda ponerte algún mote por tu nombre así como tu usarás el apodo que me dan ― sonrió y se reclinó apoyándose de la cama con ambas manos.

No le extrañó para nada que el joven chico sacara a relucir el tema de la recompensa, después de todo no esperaba que hiciera todo eso de gratis aunque por lo que veía no tenía nada en mente para pedir, parecía que era ella quien tenía que poner el precio y esto era muy inusual ― Vaya… pensaba que serías tú el que haría alguna petición en particular y no que yo tendría que mencionar lo que puedo ofrecer ― replicó mirándole un poco extrañada ― Pero ya que es así… ― prosiguió inclinándose hacia el frente con las manos a los lados de sus muslos, todo sin quitarle la mirada de encima ― Veamos… si fueras otro tipo de persona o mejor dicho… un hombre habría pedido una recompensa relacionada con mi cuerpo pero viendo que eres muy joven esto está fuera de la negociación ― sonrió pensando que se trataba de un chico muy joven para aprovecharse de él de esa manera ― Por lo tanto supongo que puedo darte dinero, prestarte mi ayuda como wyvern rider llevándote a donde lo necesites o quizás protección si es que la necesitas en algún momento, las posibilidades son muchas, por lo tanto puedes elegir lo que quieras obtener ― finalizó esbozando una sonrisa.

La honestidad aplastante con la que respondía a sus inquietudes era la misma que le caracterizaba siempre, por otro lado esperaba que no se sintiera ofendido por el hecho de haber remarcado que era demasiado joven como para solicitar algún favor de índole sexual, era lo que alcanzaba a pensar cuando le veía actuar como un jovencito inocente e inexperto, en particular notando el rubor en sus mejillas cuando daba algún vistazo a su cuerpo, al final se percataba en esos pequeños detalles…
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 02, 2018 3:06 pm

Ahora en aquella situación lo importante era comprobar que podía sacar de aquel encuentro, era cierto que no le gustaba aprovecharse de las personas, pero si le ofrecían una recompensa no podía negarse a aceptarla, después de todo, había que sobrevivir o al menos aprovechar las oportunidades que te daba la vida de conseguir lo que querías, lo que le ofreció la mujer en ningún momento parecía que fuese algo que tuviese que necesitar a corto plazo, pero le llamo la atención aquello que dijo de usar su cuerpo. Obviamente sabía a lo que se refería, Sorthan era joven, pero no tonto.

Se la quedo mirándo alzando una ceja, diciendo lo de un hombre… ¿Es que acaso el no era un hombre? Consideraba que la edad no decía lo que era un hombre o no, llevaba cuidándose el solo desde que su padre había desaparecido o mejor dicho, muerto dos años atrás… Si un chaval que desde los doce años se cuidaba solo de emergentes y bandidos no era un hombre… ¿Quién lo era? ¿Un rey que se ocultaba en su castillo y no salía a pelear y defender a su pueblo era un hombre? De ser así, era muy triste.

Que sea joven y bajito es una cosa – dijo desafiante con el ceño fruncido – pero soy un hombre, pues he sabido cuidarme solo desde que mi padre murió a manos de los Emergidos y yo he sido capaz de luchar contra ellos y vencerles en casi todas las ocasiones. – replicó el rubio.

En ningún momento paso por la cabeza del muchacho que ella no pudiera conocer su historia, su vida estaba tan interiorizada que a veces no era consciente de que tuviera que explicar su pasado para que pudieran conocer sus hazañas, era inconsciente, cuando lo pensaba veía que era lógico, nadie más había vivido su vida, solo él, todo el mundo tenia vidas diferentes aunque pudieran parecerse en algo.

La miro de arriba abajo nuevamente, sin duda era atractiva, ningún hombre dudaría en pedir su cuerpo como recompensa… ¿Pero acaso ella habría aceptado a cualquier tipejo que se hubiera ofrecido a ayudarla? Era algo que le causaba curiosidad acerca de la mujer, de ser así quizás no se valoraba demasiado.

¿Realmente habrías ofrecido tu cuerpo como recompensa a cualquier hombre que te hubiese prestado ayuda? – preguntó extrañado – Creo que te valoras muy poco, deberías tener más orgullo y tener capacidad de elegir con quien haces una cosa u otra. – ciertamente eso lo había oído tiempo atrás de un hombre que discutía a menudo con su hija de ciertos temas y se le había quedado guardado.

A cada momento que pasaba aquella mujer le llamaba más la atención, quería conocer más de Angelique.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 03, 2018 8:31 am

Era inevitable que soltara una carcajada, no porque se burlara del chico sino porque era divertido verle alterado por algo tan simple — No he dicho que no seas un hombre, sino que hablo en otro sentido — sonrió con picardia — No pongo en duda tu hombría en ese sentido pero es un poco evidente que eres inocente cuando hablamos del sexo, ¿no es así? — remarcó teniendo plena seguridad de que estaba en lo correcto.


El jovencito daba todas las señales de ser alguien totalmente inexperto e inocente, no era algo que pudiera pasar por alto ante ella, las diferencias eran claras. Sin embargo sus últimas palabras le hicieron adoptar un semblante serio mientras se inclinaba al frente, solo fue por un momento antes de que sonriera nuevamente.


Nunca he dicho que es lo que ofrecería, ¿o sí? — ladeo ligeramente el rostro — Solo he recalcado que si fueras como el resto es claramente lo que pedirías, un buen polvo a cambio de ayuda es lo que ha pedido más de uno — asintió — Pero no quiere decir que lo aceptara fácilmente, tendría que parecerme atractivo el sujeto para eso — nuevamente apareció en su rostro esa sonrisa llena de coquetería — Por eso me preguntaba qué es lo que me pedirías tú — agregó.


Las dudas eran genuinas, no tenía la más remota idea de lo que podía ofrecerle a un chico como él, si no pedia lo mismo que el resto entonces las posibilidades eran pocas, se reducía a un pago monetario o quizás a una ayuda empleando sus habilidades de combate o como wyvern rider, de cualquier manera le intrigaba lo que pudiera pedir.


Entonces... ¿Qué es lo que quieres pedir a cambio Sorthan? — clavaba su mirada en esos orbes verdes, el chico lucía muy inocente aunque siempre se mantenía a la expectativa, ya había visto personas con esos rostros angelicales escondiendo verdaderos demonios detrás de dicha apariencia — Lo cierto es que por lo menos estaremos aquí por un rato mientras espero a que se despisten un poco, no pretendía quedarme aquí por la noche aunque a lo mejor es la mejor idea... — se detuvo un momento a meditar bien el asunto, no quería arriesgarse a que le encontraran en medio de la noche, además no consideraba un peligro pasar la noche con ese jovencito.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 03, 2018 9:21 am

Las palabras de la muchacha le dejaron confuso… ¿Se refería literalmente a hablar de sexo o se refería metafóricamente a practicar el sexo pero dicho de una forma más suave? Realmente no sabía si aquella chica pretendía pillarle con la guardia baja o no, pero Sorthan en ocasiones era orgulloso y no quería verse como un niño a ojos de nadie, de hecho, si se permitía verse así era cuando alguna que otra persona podría intentar aprovecharse de él y quería evitar esas situaciones que a la larga acababan a espadazos.

Hablar de sexo no es algo que me asuste – replicó – de hecho más de una vez he hablado con personas de dicho tema – dijo colocando los brazos en jarras – es cierto que no lo he practicado, pero tampoco parece que sea algo difícil, es algo básico que hasta los animales pueden hacer sin necesidad de conocerse demasiado. – razonó, si, era común encontrarse animales apareándose en algunas ocasiones dependiendo por donde viajaras.

Finalmente la chica afirmo que ella no se acostaría con el primero que le pidiera eso por haberla ayudado, al menos tenía un mínimo de requisitos para ello y el tipo tenía que parecerle atractivo, eso al menos le hacía tener dignidad, aunque conocía a muchos que habrían intentado obligarla a tener sexo de forma violenta, pero algo le decía que aquella chica no se amilanaba por cosas como esas.

Bueno – se rascó la nuca – al menos tienes unos requerimientos básicos para eso – se encogió de hombros – y no, no es que lo hayas ofrecido como tal pero… ¡Tú has sido la primera en mencionarlo! – la miro a los ojos, casi de manera acusante.

Se quedó pensativo acerca de lo que podría pedirle a esa chica rubia, no quería dinero, tenía suficiente, aunque a veces no venía mal recargar la hucha, pero igualmente podía conseguir dinero fácilmente dejando que algunos bandidos se acercaran a él con intención de robarle y acabar siendo ellos arrinconado y devolviendo las pertenencias robadas a la gente que habían robado y estas dando una recompensa a Sorthan. No, dinero no lo quería y protección, de momento no es que la necesitase.

Dinero y protección no necesito – negó con la cabeza, rascándose la barbilla pensativo – ¿Qué puedo pedirte? – la idea del sexo sobrevoló su cabeza un momento, se sonrojo y sacudió la momento la cabeza, entonces se le ocurrió algo un poco más leve – ¡Bésame! – pidió – Dicen que es muy agradable, así que quiero eso, quiero comprobar si de verdad es tan agradable como piden. – se cruzó de brazos sonriente.

No era algo tan intenso como el sexo, pero era un término medio. Algo que le parecía bastante justa por la ayudada prestada a aquella mujer.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 03, 2018 1:32 pm

Entretenerse de tal manera con un chico tan joven de seguro era un pecado, sin embargo nunca tenía miedo de ir a por todo lo que quisiera y cuando le apeteciera, es por esto que sonreía tanto y se daba el gusto de escucharle. En definitiva era un chico inexperto al que dejaba lleno de dudas con facilidad — No tiene por qué ser un problema el hablarlo pero me refería a que eres un inexperto en el tema, como tú mismo has confesado no has tenido sexo antes y justo a eso me refiero — su sonrisa se hizo amplia — Claro que no tienes por qué apresurarte tanto... ¿Qué tanta edad puedes tener?... — hizo una breve pausa para cruzar sus piernas una encima de la otra — No quiere decir que no te interese el sexo pero se ve que no lo has practicado... Y en eso último debo decirte que no es cierto, cualquiera puede hacerlo es verdad... Pero no todos saben hacerlo bien — denotó con un deje de sensualidad, sabía perfectamente de lo que hablaba, no todos los hombres sabían satisfacer a una mujer como era debido.


Finalmente no pudo evitarlo y soltó una carcajada — ¿Y qué tiene de malo que sea la primera en mencionarlo? — contuvo la risa — No es como si fuera falso, la mayoría me pide un buen polvo o al menos sexo oral para compensarles algo... Ahora que lo haga es otra cuestión — la risita era baja hasta que finalmente lo dejaba, no quería burlarse de él pero en definitiva la situación era sumamente entretenida.

Esperaba que la petición del chico fuera algo extraño, alguna cosa fácil de conceder sin comerse demasiado la cabeza, al final... ¿Qué tanto le podía pedir un chico tan joven?, pensaba que cualquier cosa sería una tontería comparada con lo que había tenido que pagar en el pasado por algún favor. Sin embargo terminó enarcando una ceja al escucharlo — Así que... Un beso, ¿eh?... — esbozó una sonrisa muy leve — Oh claro que se siente muy bien pero siempre lleva a querer más... — se incorporó acercándose al chico — Si llegas a querer algo más espero que estés consciente de que serás tu el que me deba, si accedo a darte lo que pidas claro está — puntualizó.

Los pasos eran lentos y firmes, se acercaba a la silla apoyando ambas manos en sus hombros y su rostro al del jovencito, sin embargo su diestra pasaba a tomar el mentón del rubio alzando un poco su rostro. La mirada se mantenía fija en la ajena — Espero que disfrutes de tu recompensa — murmuró con un tono muy sensual, sus largos cabellos rozaban el rostro contrario y finalmente la rubia cerraba sus ojos al acercar sus labios frotando un poco sus labios como para incitarlo, justo antes de unirlos buscaba generar ese placer de tener los labios deseados a solo un respiro. Al fin unía sus labios y su diestra acariciaba la mejilla contraria con suavidad, su lengua se colaba sólo un poco para rozar la contraria pero no avanzaba demasiado como para permitir que ambas lenguas jugaran entre sí, la razón era que ese sería su primer beso, estaba segura de ello, por lo tanto antes de ser algo sexual buscaría que fuera memorable por otras razones. Disfrutaba del beso más de lo esperado y aunque sólo fue un momento se sintió como eterno, separó sus labios con mucha lentitud, justo cuando parecía que se separaria del todo dejaba un pequeño beso corto en la comisura de sus labios y sus dedos que jugaban un poco con sus cabellos finalmente sostenían su mejilla — ¿Es tan agradable como lo decían? — cuestionó en un susurro a lo que su mirada buscaba la ajena. No iba a negarlo, lo disfrutó y el tenue rubor en sus mejillas era la evidencia, por alguna razón era muy excitante pero se guardaría esos impulsos pues no era lo correcto, puede que jugara con muchos hombres en el pasado, pero aquel chico no merecía el mismo trato que el resto. Sus rostros permanecían muy cerca pero no se atrevía a más, sólo acariciaba su mejilla con lentitud, adoraba su expresión en aquel momento.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 03, 2018 3:39 pm

El hecho de que aquella mujer fuera tan atractiva y no se hubiera negado a lo del beso que le había pedido hacía que se sonrojara, en especial cuando dijo que normalmente los besos solían llevar a algo más y que si ella accedía él le debería una a ella, lo cual dejaba claro que la posibilidad de que ocurriera algo más era bastante posible.

Cuando tomo la bella mujer su mentón el menor se quedo mirando los ojos ajenos embelesados hasta que se cerraron, el rubio no tardo en imitarla para luego sentir los labios de aquella belleza de mujer sobre los suyos, de manera inexperta movia los labios besándola, hasta que noto como la lengua ajena buscaba la suya, no tardo en hacer que su lengua se encontrasé con la ajena lo cual provocó que se encendiese más sin poder evitarlo, después de todo era un adolescente.

Su respiració era agitada hasta que aquel beso terminó con otro pequeño beso de ella en la comisura de sus labios, la miró a los ojos mientras ella acariciaba su cabello para luego pasar a sus mejillas y preguntar si el beso era tan agradable, a lo que se percató que ella también tenía sus mejillas encendidas.

Mucho mejor de lo que esperaba – respondió el menor, aún jadeante – creo que ahora es cuando quiero más. – soltó una leve carcajada, pero no era una broma.

La miró nuevamente de arriba a abajo y no se podía creer que su primer beso hubiese sido con una chica tan despampanante, a lo que la miró a los ojos con curiosidad.

Si yo te pidiera algo más – se sonrojó como un tomate –  ¿Qué querrias que hiciera yo por ti? – preguntó bastante intrigado.

No sabía que era lo que podía ser que le pidiera la rubía, pero estaba seguro de que fuera lo que fuera haría todo lo posible por devolverle el favor multiplicado por dos o tres veces.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 03, 2018 3:57 pm

Las reacciones del chico eran adorables, su respiración acelerada y esas mejillas totalmente rojas inspiraban a seguir tentando, no lo podía evitar, a lo mejor para otros era una persona despreciable por ligar con un chico tan joven como ese pero al final no estaba haciendo nada que otros no hicieran regularmente, la diferencia era que por lo general los sexos eran contrarios.

Aún no lo sé... Pero estarías en deuda conmigo si empiezas a pedirme cosas — susurró esbozando una sonrisa, las caricias en su mejilla no se detenían — Pero luces adorable tan sonrojado y jadeante — agregó tomando ambas mejillas entre sus manos.

No hubo necesidad de esperar a una petición, era un segundo beso el que recibía, uno donde la rubia dejaba de reprimirse, su lengua pasaba a buscar la ajena comenzando una danza entre ambas, el chico no era el único en jadear, un suave jadeo escapaba de sus labios ante el deseo que inspiraba ese segundo beso, era una diferencia enorme.

Este va por mi cuenta... — murmuró al separar un poco sus labios — Ese es un beso de los que llevan al sexo — sonrió y finalmente se separó del menor, incorporándose y volviendo a tomar asiento sobre la cama.

Era una lucha interna entre mantener la compostura o hacer lo de siempre y buscar un buen par de orgasmos para obtener algo de placer. No pensaba acceder a lo segundo con facilidad, era un niño con el que estaba tratando y era un límite que cruzar.

No me pidas que piense demasiado en lo que pediría... Cuando enciendes a alguien no puedes esperar que razone muy bien — recalcó mientras cruzaba sus piernas y se cruzaba de brazos, todo en aras de mantener la compostura.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 03, 2018 5:28 pm

Aquel segundo beso de la mujer le pillo completamente desprevenido pero correspondió igualmente, noto la lengua de ella en su boca y procedió a entrelazarla con la ajena en un humedo y a la vez cálido baile que solo hacía más que intensificar el deseo que el muchacho sentía por Angelique.

Para reafirmar aquello, la mujer comentó tras terminar el beso que ese iba de su cuenta y que esos eran los besos que acababan por provocar que los encuentros acabasen siendo sexuales, aunque realmente no cob esas palabras.

Entiendo porque terminan en sexo... – jadeo, mas sonrojado que antes.

Las palabras de ella en cuanto a reaccionar de una forma u otra persona cuando estaba encendida le daba a entender que si la provocaba podía reaccionar haciendo caso a sus instintos más primarios y realmente era algo que le causaba curiosidad. Cuando ella cruzó las piernas se acercò y se sentó a su lado en la cama para luego ponerse de rodillas sobre ella, tomar con cuidado el rostro de ella con ambas manos y volviendo a besarla, introduciendo sin miramientos su lengua en la boca ajena.

Sorthan no tenía ni idea de como iba a terminar aquello, pero si que tenia claro que quería ver como reaccionaba Angelique al atrevimiento de él, era algo que estaba por averiguar... Y tarde o temprano saldría de dudas, aunque parecia que iba a ser mas pronto que tarde.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Lun Jun 04, 2018 7:54 am

Esperando que las cosas se calmaran, era eso precisamente lo que estaba buscando la rubia pero no hablaba por el jovencito sino por ella misma, se conocía y sabía lo que pasaba cuando se dejaba llevar por las situaciones. Lo inusual es que un simple beso le encendiera, lo atribuía al morbo de que se trataba de un jovencito, fácilmente le sacaría diez años de diferencia o quizás más, es por esto que lo consideraba simplemente morbo, un deseo primario de saciar una fantasía y nada más.

En un momento su mirada pasó a fijarse en el jovencito, que tomara asiento a su lado no era nada raro pero sí que lo era que se atreviera a besarla sin más, tardó un poco en reaccionar pues hasta el momento el chico había sido muy pasivo y percibir su lengua pasar sin miramientos le tomó por sorpresa. De inmediato colocó sus manos sobre los hombros contrarios y aunque en principio era para apartarlo un poco terminó acercándolo, jugando con su lengua y mordiendo suavemente su labio inferior al separar sus labios.

Sorthan… — murmuró al separar sus labios — ¿Estás seguro de lo que estás haciendo? — cuestionó y tomó al menor para que se acostara en la cama, era ella quien pasaba a estar encima de él con ambas manos a los lados de su rostro — Eres virgen, no quiero ser la típica mayorcita que se aprovecha del chico joven y le quita la virginidad de golpe — sonrió — Es morbo lo que provoca todo esto, estas ganas de tener sexo contigo no es más que morbo — confesó — Así que espero estés consciente de ello si estás buscando que me acueste contigo — esperaba ser lo suficientemente clara con él, estaba jugando con fuego y esperaba que luego no se quedara prendado si ocurría lo que ansiaba — Si va a pasar algo entre los dos espero que los dos estemos muy claros de lo que sucede, siempre que estés consciente de todo entonces no pondré peros… — finalizó.

Le tenía justo debajo a su alcance, no podía explicar por qué tenía tantas ganas de enseñarle como ir más allá, de seguro para todo el que la conocía iba a ser absurdo que alguien como ella de repente tuviera necesidad de buscarse a un chico tan menor para ello. Finalmente se sentó sobre sus caderas con cuidado de no lastimarlo, incorporándose sus manos terminaban de descender el cierre de las mallas y sus pechos asomaban sin pudor alguno. Miró al chico y no se detuvo, acercó su rostro al cuello del menor mientras sus manos retiraban la ropa de su torso, besaba su cuello y pasaba a lamer el lóbulo de su oreja — Si vamos a tener sexo vamos a hacerlo bien… — susurró a su oído, estaba excitándose con esa situación, con tener a alguien inexperto e inocente para sí misma. Sus manos acariciaban la piel desnuda y su pecho rozaba el torso contrario, tanteando la rubia alcanzaba su entrepierna y acariciaba por sobre las telas — Oh… — una sonrisa se dibujó en sus labios e incorporándose un poco le miraba a los ojos — ¿Qué tenemos aquí?... — no había retirado las prendas pero podía sentirlo a la perfección, acariciando la extensión de su miembro — Para ser tan joven está bastante bien… — mordió un poco su labio inferior al emocionarse y se abalanzó a los labios del menor, de todos sus besos aquel era uno totalmente distinto para el chico. Cargado de mucho deseo, la rubia jugueteaba con su lengua, incluso fuera de sus bocas mientras su diestra estimulaba al menor, se colaba por entre las prendas y finalmente le tocaba directamente.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 05, 2018 7:30 am

El menor simplemente asentía a las palabras estaba seguro de aquello, quería por una vez demostrarle que a pesar de su juventud podía ser todo un hombre, quizás estaba confuso y tener sexo con una mujer no indicaba que fueses un hombre, quizás era cierto que habiéndose valido por sí mismo para sobrevivir en un mundo cargado de peligros se podía decir que era todo un hombre… Pero a veces todos los hombres necesitaban ese poco de afecto que hacía falta para no sentir que no era nada para nadie, aquella mujer quizás no estaba dispuesta a darle ese afecto, pero para Sorthan sería como si fuera lo contrario, era consciente de las palabras que decía la mujer y era posible que después de aquello ella desapareciera para siempre, pero… ¿Qué tenía de malo fantasear con que alguien le amaba de aquella manera? Nada realmente.

Lo primero que paso tras aceptar sus condiciones es que ella se sentó sobre el y bajo el cierre de su ropa, la cremallera y tras esos los enormes pechos de ella asomaron, eran grandes, bonitos y firmes, deseosos para cualquier hombre, incluso para él, el cual había empezado a notar que su erección bajo sus pantalones era mayor que cualquier otra que pudiera haber tenido tiempo atrás. ¿Qué duda cabía?

Aquel tocamiento de ella por encima de sus pantalones notando su miembro le hicieron asomar un débil jadeo, no sabía realmente que hacer así que simplemente estiro sus brazos y agarro los pechos de ella, tras haber notado el roce de estos sobre su torso desnudo, pues ella se había encargado de quitarle las prendas superiores.

Finalmente Angie le beso de una forma bastante pasional, haciendo que ambas lenguas se enredasen pero fuera de las bocas de cada uno, notaba como rastros de la saliva de ella se colocaban en su boca y no era algo que le asquease, al contrario eso le excitaba más, lo que le hizo gemido sin poder evitarlo fue cuando la mano de ella empezó a manosear su miembro por debajo de la ropa interior.

Esto es mejor de lo que esperaba… – jadeo, para volver a sacar la lengua, buscando nuevamente la de ella.

Empezó a mover sus caderas de manera involuntaria al notar como la mano ajena acaricia su miembro, en un claro gesto de que estaba listo para más, de hecho prácticamente con sus movimientos pedía a gritos llegar un poco más lejos, algo más lejos, aunque realmente el menor no sabía que podía esperar de todo aquello, pero el desconocimiento también era excitante para él y el tener a alguien mayor que fuese a desvirgarle eso le excitaba muchísimo más.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 05, 2018 8:19 am

Lo estaba disfrutando, la situación le agregaba tanto morbo que escucharle gemir fue un placer indescriptible, puede que fuera un chico pero se trataba de un hombre y aquellas reacciones no eran tan comunes por lo que le agregaba mucho al encuentro. Separó un poco su rostro y observó la erección del menor, su miembro palpitaba un poco entre su mano y esto le dibujó una sonrisa en el rostro — A que se siente muy bien… — susurró — Ahora solo tienes que disfrutar y poner un tanto de tu parte para no correrte tan rápido — separándose un poco la rubia retiraba la malla de su torso, sin embargo por el tipo de prenda descendió de la cama un momento para así terminar de desvestirse mientras veía fijamente al chico.

Las mallas caían al suelo y allí se detenía un momento orgullosa en su desnudez — No te preocupes… no va a ser como un encuentro fugaz, es tu primera vez… — estaba el morbo y el deseo pero además tenía la certeza de que el chico querría saber lo que se sentía ser amado de esa forma, no era experta en el área sino todo lo contrario pero precisamente por ello, por saber lo que era darle poca importancia al sexo… que quería darle algo distinto al chico. Subió a la cama y sobre él, su diestra acarició su miembro desde la base y se desplazó con suavidad por su cuerpo hasta tomar su mejilla — Luces tan adorable… estas para comerte — susurró antes de besarlo, sus labios se unían y acariciaban un poco, dejaría los besos salvajes para cuando no pudieran más con el placer, aquel iba cargado de ternura y era genuina, realmente le inspiraba ese sentimiento.

Eran muy suaves sus movimientos, su sexo rozaba contra la extensión de su miembro por lo que notaba la dureza de su erección y lo preparado que estaba para ir a más. Un suave jadeo escapó de sus labios al sentirse bien, en especial cuando el frote se acentuaba un poco en su clítoris — Normalmente… lo mejor es tener mucho juego previo — mencionó entre suaves jadeos — Pero es tu primera vez… y es mejor que te acostumbres primero a esa sensación — se irguió alzando las caderas y tomando el miembro con su mano, lo movía un poco acariciando el glande con sus labios vaginales — Ah… ya verás a qué me refiero… — introducía el miembro solo un poco, lo suficiente para que se acostumbrara a la sensación de estar dentro de ella — Mm… es más grande de lo que parece… — murmuró jadeando suavemente, sus caderas descendían con lentitud y este entraba con facilidad por lo mojada que se encontraba, ni siquiera había notado cuando había empezado a tener tantos deseos por él. Una vez que entraba por completo un gemido escapaba de sus labios, sus manos buscaban las del chico y entrelazaba sus dedos al apegarse a él — ¿Se siente bien?... — sus rostros estaban muy cerca, se estremecía un poco al permanecer quieta un momento sintiéndole dentro de sí — No tengas miedo si sientes que te vas a correr… hazlo donde quieras — finalmente unía sus labios para besarlo mientras sus caderas se movían con un ritmo muy marcado cada vez que entraba por completo, sus gemidos y jadeos eran ahogados en medio del beso y sus pezones rozaban el torso desnudo. Estaba siendo suave, mucho más de lo habitual y sin embargo estaba sintiéndose increíblemente bien, tenía la sensación de que podría pasar toda la noche teniendo sexo con el menor sin descanso y apenas había empezado, tenía muy claro que le regalaría el primer orgasmo de su vida pero no iba a ser el único.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Miér Jun 06, 2018 11:03 am

Las palabras de la rubia le tranquilizaban en realidad, no era como si solo quisiera sexo y nada más, había más detrás de aquellas palabras, incluso ternura podría decirse, después de todo era la primera vez del rubia y ella lo valoraba como tal, simplemente le pidió que el pusiera un poco para no correrse, sabia a lo que se refería perfectamente, era virgen pero no era la primera vez que escuchaba esas expresiones, así que asintió con la cabeza, el haría todo lo posible para aguantar lo máximo posible, después de todo ella también había hecho bastante por él.

Cuando ella le dijo con otras palabras que respetaría su primera vez este no pudo evitar sonreír, temía que fuera algo tan rápido que ni siquiera pudiera disfrutarlo como era debido, parecía que la mujer realmente no iba a querer solo sexo y punto y si era así no lo parecía, después de todo se mostraba muy cariñosa y dulce, para rematar le dijo que estaba para comerse, lo cual le hizo sonrojarse más aún.

Gracias – respondió sin moverse – tú también lo estas. – la miró a los ojos y esbozo una sonrisa.

El beso le excito a pesar de la ternura el cariño que notó en él, en parte también necesitaba ese afecto. A su vez el correspondía tratando de mostrar la misma ternura que ella.
Cuando ella tomo su miembro jadeo débilmente, hasta que noto como su glande frotaba los labios vaginales de ella, empezando este a palpitar de excitación, cerrando los ojos tratando de contener un poco su excitación intentando pensar no demasiado puramente en el sexo, sino en la belleza de ella. Las palabras de ella le explicaban que era mucho mejor jugar antes de eso, pero quizás ella no esperaba que el aguantase demasiado con juego previo y era probable que tuviese más que razón.

Fue notando poco a poco como su pene entraba en el sexo de ella, siendo su miembro abrazado por las paredes vaginales de la jinete wyvern, el menor no pudo evitar soltar un gemido bastante fuerte, era normal, su primera vez era intensa y era la primera vez que notaba aquella sensación puramente sexual, un beso era una cosa, pero las relaciones sexuales como tal sí que eran totalmente novedosas para él.

Notaba los movimientos marcados de ella sobre él, no podía evitar cerrar los ojos y abrir los ojos un poco mirando el rostro de ella, sus mejillas se mostraban encendidas y sus labios ligeramente abiertos, entre movimiento y movimiento notaba como los senos de ella botaban delante de su rostro y lo que hizo fue agarrar uno y empezar a chupar su pezón, concretamente el del pecho izquierdo, con ganas, no podía contenerse, la excitación le llevaba a hacer cosas que nunca hubiera imaginado que se atrevería.

Por otro lado también hacia lo posible por controlarse y no correrse pero el menor no sabía cuánto tiempo aguantaría.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Invitado el Miér Jun 13, 2018 8:21 am

Ya tendría tiempo de reprenderse a si misma por lo que estaba haciendo, estaba satisfaciendo sus deseos carnales con un pobre chico inexperto y virgen, más no era solo eso sino que además se estaba sintiendo sumamente bien al hacerlo.
El joven chico era muy inocente pero los verdaderos deseos salían a flote cuando se encontraba excitado, puede que no supiera que hacer pero eso no evitó que tomara su pecho y chupara el pezon con ansias. Su deseo incrementó, las sensaciones no eran nuevas para ella pero sí que se disfrutaban siempre y en este caso el morbo le daba un pequeño plus.
Los gemidos de la rubia aumentaban en intensidad, estaba empezando a perder las inhibiciones y con ello daba rienda suelta a sus impulsos más primitivos. El movimiento de sus caderas era un tanto lento pero marcado tan pronto su miembro encajaba por completo dentro de ella, al suceder movía ligeramente las caderas en círculos y con esto frotaba un poco su clitoris contra él, esto le arrancaba gemidos de los labios.

Joder Sorthan... — jadeo permitiendo que el jovencito se entretuviera con su pecho todo lo que quisiera, en especial porque sus pezones se volvían muy sensibles y le hacían sentir mucho mejor si lo combinaba con las penetraciones.

Finalmente incorporaba un poco su torso para observar al chico con atención mientras sus caderas continuaban con aquel vaivén — Vamos a hacerlo más excitante para ti... — mencionó conteniendo un poco los gemidos, abría sus piernas y se apoyaba de los muslos del menor al inclinarse un poco hacia atrás, con esto se tenía una completa visión de sus sexos unidos, en especial cuando la rubia pasaba a alzar las caderas y bajarlas con algo de rapidez una vez que el glande se asomaba, con ello hacia de la penetracion mucho más profunda. En esa posición daba rienda suelta a sus deseos y sus gemidos eran una prueba de ello, no había hecho mucho aún pero ya ansiaba un primer orgasmo con el miembro del menor dentro de ella — Espero que sepas... Que esta va a ser una noche larga... — sonrió con picardia antes de proseguir — Así que no te contengas, haz lo que desees cuando lo desees... — le daba carta blanca para hacer con ella lo que quisiera, cumpliría todos sus deseos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18] Empty Re: Sudores y agujetas. Una belleza con buenas... [Priv. Angelique Evans][+18]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.