Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Anécdotas destacadas
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER

[Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] Empty [Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu]

Mensaje por Invitado Lun Dic 04, 2017 2:03 pm

Los cambios en el mundo no afectaban demasiado su vida, sin estar ligado a ningún país y solo teniendo una lista corta de tierras que no podía pisar aún le quedaba mucho de mundo en donde trabajar. Después de haber tenido que ver a su hijo en peligro por acompañarlo en su trabajo y tener que curar sus heridas decidió que era demasiado para alguien tan joven... y él no estaba dispuesto a enterrar a su hijo. Altea había sido el lugar escogido, tras haber pasado una temporada en Akaneia había visto que este reino prosperaba, la comida y el trabajo abundaban y su pueblo era amable, sobretodo con un niño tan vivaz como lo era el joven. Pasó un tiempo con él en un pueblo ganadero donde prestó servicios como mercenario y guardián mientras que su hijo ayudaba en el campo haciendo lujo de sus habilidades con los animales, si domesticar y controlar aun wyvern le resultaba fácil era pan comida el tratar con vacas, cabras y ovejas, a parte que un wyvern, incluso uno cachorro, cargaba más que un caballo por lo que era útil para transportar rápidamente los cultivos y hasta algún que otro trabajo de cadetería a la capital, siendo por aire mucho más rápido que por barco llegar allí. Se preocupó de que su pequeño congeniase con una familia de personas mayores que sus hijos ya se habían ido del hogar, al ejercito uno y a probar suerte como mercader en Ylisse el otro según les habían contado la pareja y les hacía mucha falta la presencia de alguien con energía para que les ayudase. Finalmente tomó la difícil decisión y habló primero con la pareja y después con su hijo. Tendría una vida más segura, él regresaría para visitarlo y para traerle dinero u objetos que necesitase, el pequeño se sabía defender bien y podría cuidar a los ancianos si llegaban a tener problemas, con todo era menos peligroso que acompañarlo a él a las constantes guerras.

Ya hacía meses que no veía a su hijo, había tenido muchos problemas consiguiendo trabajo bien pago y era caro mantenerse a él y su wyvern, intentaba conseguir todo lo posible de la naturaleza, cazaba para comer y dormía bajo las estrellas más de lo que su cabeza encontraba una almohada, pero las armas eran caras, las piezas de armadura y correajes así como riendas de su wyvern eran costosas y tenía que conseguir personas que supieran hacerlas pues no era tan sencillo como las de los caballos, los cueros tenían que ser gruesos y con tratamientos para fortalecerlos pues rozaban contra gruesas escamas y espinas y no contra piel peluda. Por eso acudió sin dudarlo cuando escuchó en una taberna que Renais estaba contratando mercenarios y que pagaban una considerable suma por los servicios. Eran movimientos conquistadores, no de liberación, no peleaban por un mundo mejor y en paz si no por conquistar a la fuerza, había posibilidades que atacasen civiles y soldados, no solo emergidos. Su consciencia le hizo dudar pero cuando tanteó su bolsa de oro no tuvo mucha opción. Se sentía hipócrita, dejando su país, su familia, su grupo incluso, todo para seguir su moral y su corazón y terminaba tracionandose a si mismo. Pero tenía que comer y tenía que llevarle comida a su hijo, no pretendía que cuidasen de él gratis.

Así acudió a Renais, se presentó en la capital donde se enlistó como mercenario y fue enviado a las tierras desérticas de Jehanna. Era obvio que los enviarían a lugares más difíciles y peligrosos, eran solo mercenarios, si lograban debilitar al enemigo y morir, mejor aún, no debían de pagarles. Pero él confiaba que saldría con vida de allí. Acudió desde el país vecino con un grupo compuesto en su mayoría por espadas a sueldo y en menor medida soldados del país, liderados por un firme caballero que se notaba que había nacido para servir. No podía sentir más que lástima por alguien así, tan ciego y leal a una bandera que perdía su propia identidad e ideas. De cualquier forma, no era su lugar decir nada, solo pelear.

- ¡Comenzaremos asegurando el área! ¡Do grupos irán a explorar los alrededores mientras el grueso se quedará alzando el campamento! - las ordenes estaban dadas y asumió su lugar, siendo uno de los pocos que tenía efectivamente una montura, iría en el grupo de los exploradores. Los mercenarios a sueldo no solían llevar más que su espada, cualquier clase de montura era un gasto que pocos podían permitirse pese a la ventaja que podían dar en el campo de batalla. Ajustó las correas de su wyvern y acarició el costado de su cuello rascando con fuerza con su mano enguantada en metal, habría lastimado a un caballo de hacer este mismo gesto pero por la reacción del gran lagarto no era más que un mimo para él - Vamos amigo, damos una corta vuelta y podremos volver a descansar un poco. ¿No te parece bien? Aprovechar las corrientes cálidas de aire para planear, no debería ni siquiera serte esfuerzo. - hablaba como si la gran lagartija le fuese a responder. De momento esperaba que se le acercasen los que fueran designados a ir con él.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] Empty Re: [Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu]

Mensaje por Khigu Mar Ene 02, 2018 11:59 pm

Por fin había llegado a la ciudad de Jehanna, después de una tediosa estancia en las viejas islas de Senay, al sur, durante una temporada... Sólo habían sido unas semanas, ¡pero se había sentido muy largo! Allí no había podido moverse como ella quería, las calles eran diminutas y cerradas, ¡claro que los halcones tenían todo el cielo para ellos! Pero obviamente, ella no era una laguz. Encima había tenido que "comportarse" por respeto a estos... ¡pero más nunca pisaría aquellas tierras! Aunque tuvo alguna que otra experiencia divertida, nada se comparaba a las peleas y cazas diarias a las que ella estaba acostumbrada en su tierra natal, Sacae. ¡Allí era libre! Y por esa misma razón, es que había decidido volver a Elibe. Esta vez se aseguraría de no volver a tomar un barco erróneo que le llevara por otro camino. Pero para ello, había tenido que ir hasta Jehanna, para tomar un barco desde allí que le llevara de vuelta a Chon'Sin, en donde se había subido al equivocado y que hizo que su ruta se desviara considerablemente, al sufrir el accidente.

Pero antes de zarpar de nuevo, necesitaba quedarse por allí unos días más. Al ser unas tierras más amplias, Khigu agradecía el poder dormir fuera de la ciudad. Aunque no abundaran las plantas y árboles en la naturaleza de Jehanna, sin duda era más cómodo descansar al aire libre que dentro de aquellas paredes de piedra que nada tenían que ver con las cuevas. Mas no le quedaba otro remedio que visitar las tabernas, en busca de aquello indispensable para volver a casa...
La gente allí no parecía hacerle ascos al aspecto de la guerrera, más bien solamente se dedicaban a ignorar a la extranjera, como solían hacer con la mayoría. Y más en aquellos momentos en el que todos preferían refugiarse de los emergidos y su visible destrozo por todo el país. Apenas y sólo se encontraban mercenarios y otro tipo de luchadores valientes por allí, cosa que no le molestaba en absoluto.

En aquella ocasión, había visitado un pueblo casi abandonado, a las afueras, cerca de las fronteras al suroeste donde se estaba más o menos a salvo, aunque el peligro seguía vigente, era un reino caído, a fin de cuentas. Ella miraba en los tablones, donde normalmente no había nada interesante; la mayoría eran trabajos para gente de ciudad o simplemente búsquedas de personas que no encajaban con la descripción de la cazadora.
Entonces, fue que le llamó la atención un pequeño cartel, bastante escondido en uno de los rincones. Lo leyó, ya que, aunque quizás ella no sabía escribir, sabía leer. Había aprendido desde hace años, gracias a sus viajes por supuesto. Se buscaban mercenarios de todo tipo que acabasen con la plaga de emergidos en Jehanna, pero entonces se extrañó al ver desde donde remitía la orden. Estaba a nombre de Renais, el otro reino de Magvel. ¿No que supuestamente se encontraba en Jehanna y el objetivo era ese? Pero no le dio más importancia. A ella esas cosas le daban bastante igual, y por lo que veía, pagaban bien.

Arrancó el cartel y se lo acercó al mesero, un hombre con cara de malas pulgas quien la miró de arriba a abajo y se apresuró a tomar el papel, intentando que nadie lo viera, y se acercó bastante a ella, mirando en ambas direcciones.

- Yo me encargo del trámite... pero procura no llamar la atención con ésto por ahí. -habló con su voz ronca pero en bajo, sellando el cartel y devolviéndoselo a la albina.

Le indicó que se lo mostrara al líder del grupo, cuando se reuniera con los que llevaban la misma bandera allá en el desierto jehanés, el día señalado. Por cómo le habían descrito el trabajo, sólo bastaba que matara emergidos y todo lo que le intentara detener, así que era perfecto para ella. ¡Por fin algo de acción!

Ella nunca fue alguien que trabajara de mercenario, o no solía, ella era una cazadora. Normalmente no le importaba el dinero, su moneda de cambio usualmente eran provisiones; como comida, pieles o armas.  Pensaba que el oro era algo para gente de ciudad... Hasta que, desde que había llegado a Magvel, se había visto que lo había perdido todo y allí las cosas no funcionaban como en su continente. Por suerte, ya se había conseguido un hacha nueva. No era la suya, la cual descansaría en algún punto del océano, si no una de herrería. Además, para viajar de vuelta a su país, lo que necesitaba era... efectivamente eso, conseguir dinero, desgraciadamente.

Pero bueno, ¡cualquier motivo siempre era bueno para hacer desaparecer a aquellos seres de la faz de la tierra!

Entonces, días después ella ya se encontraba en el lugar que le habían dicho, junto a un gran grupo de variados guerreros que portaban las banderas de Renais. ¡Veía a mucha gente fuerte! La mujer estaba bastante entusiasmada por esto. Después de patearle el trasero a los emergidos, se lo haría a ellos.
Sobretodo al líder, un caballero que apestaba a niño refinado. No le gustaba recibir órdenes y menos de una persona como él pero su objetivo ahora tendría que ser otro.

Se juntó con uno de los grupos, de exploradores ya que ahí veía una oportunidad de alejarse un tanto, sola, ya que a ella se le daba muy mal trabajar en equipo. Y más si eran desconocidos, al fin y al cabo. ¡Pero no dejaba de ser un desafío! Se cargaría a todos los emergidos que pudiese y les enseñaría a aquellos mercenarios del tres al cuarto cómo se tenía que hacer.

Se acercó a uno de ellos, de los pocos que tenían montura. Éste precisamente tenía un wyvern, aquellos animales que más le gustaba cazar, y con el que había superado la prueba de mayoría de edad, obteniendo así su cuerno de hueso de estos.
Mirando al tipo, se fijó en que algunos de sus rasgos físicos le hacían recordar a los de Guzman. Pero definitivamente no era él, y menos sabiendo que éste... había fallecido hacía dos años. Este hombre era algo más mayor, y además se veía experimentado, por lo que le llamó la atención.

- ¡Hey! ¿También estás aquí por el trabajo? -preguntó algo que parecía de obvia respuesta, mas a ella le extrañaba que un tipo con pintas de soldado y con un wyvern de montura estuviera tan necesitado de dinero. O le habían obligado, o le gustaba pelear. Y ella prefería lo segundo.


OFF:
¡Siento el retraso! Me pilló en pleno final de trimestre y luego con las navidades pasa lo que pasa... ^^U
Khigu
Khigu
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Reaver | Marshal

Cargo :
Comandante (Ejército de Caelin)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Ti'bizzăn'ah [0]
Lanza de bronce [1]
Armads [0]
Tarjeta de platino
Espada de Kaltrina
.

Support :
Lyndis [Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] OaIUyNL
Zephiel [Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] JEIjc1v
Sindri [Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] JEIjc1v
Luzrov [Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] OaIUyNL

Especialización :
[Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] ZmGwc9E[Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] NoCdqu3

Experiencia :
[Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] POvHqgT

Gold :
1661


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] Empty Re: [Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu]

Mensaje por Eliwood Dom Abr 29, 2018 1:35 pm

Tema cerrado. 10G a Khigu.
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
espada de acero [3]
.
.
.
.
.

Support :
Marth [Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] OaIUyNL
Lyndis [Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] NqTGGyV

Experiencia :
[Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] Fy4uE7I

Gold :
1021


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu] Empty Re: [Campaña de conquista] Nuestro corazón late al ritmo de los tambores de guerra [P. Khigu]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.