Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Anécdotas destacadas
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Miér Nov 08, 2017 8:50 pm

Era un buen día en Ylisse, acababa de volver de mi viaje transcontinental para aprender más sobre otras culturas y había conocido muchos tipos de personas, además, creo que también había logrado entablar amistad con muchos de ellos. Aunque por desgracia no pudiese decir lo mismo de Berkut, que aunque parecía haber recapacitado un poco, no creía que la considerase nada todavía. Bueno, al menos por fin podía volver a respirar el aire de Ylisstol, el lugar que creía poder llamar hogar.

- ¡Eh! ¿Esa chica no es...? -, empezó a decir una niña señalándome, quizá me había labrado un buen nombre y me conocía, o eso pensaba, - ¿la chica a la que Chrom llevó desnuda en hombros? -. No sabía si sentir decepción, histeria o vergüenza... Pero parecía que mi rostro ya se había decidido y empezaba a adquirir una tonalidad rosada que se iba haciendo más fuerte por instantes. - ¿!Cómo puede ser que eso sea lo único que sepan de mi?¡ -, grité asustando a la chiquilla, que salió corriendo, - ¡Espera! -, estiré los brazos en la dirección a la que corría la niña, no había sido mi intención asustarla, simplemente estaba frustrada.

Di una patada al suelo sin fijarme mucho, cometiendo un fallo y golpeando más fuerte de lo que debería una columna de piedra. - ¡Auch! ¿¡Por qué siempre tiene que haber algo en medio?! -, me lamenté mientras una lágrima descendía por mi mejilla derecha y mi pie comenzaba a hinchar en la zona golpeada. - Hoy definitivamente no es mi día -, dije sentándome contra el mismo pilar al que había atizado la patada.

- ¿Estará Chrom por aquí? -, dije en voz baja... Me daba algo de reparo aparecer en palacio preguntando por el, aunque se suponía que tenía permiso. Miré al cielo y recordé los momentos del viaje que había emprendido. Se había sentido tan importante y había soportado tanta presión que adoraba haber vuelto a casa para poder ser una persona normal otra vez. - Aunque no durará mucho, estoy segura -, dije en voz alta, segura de mi intuición, como siempre.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Miér Nov 08, 2017 11:23 pm

Hacía tiempo que no paseaba por Ylisse, no es que tuviese más cosas que hacer pero aun le debía a cierto arquero unos cambios de prendas. Ensimismado en su segundo intento por regresar el favor el zorro se paseaba por la ciudad cargando un bolso de viaje, vestido como siempre con telas finas y adornos de oro en todo el cuerpo; no le preocupaba en lo absoluto el atrapar las miradas de todos pues sabía de sobra que ningún humano, por codicioso que fuera, se atrevería a atacar a un laguz así por las buenas y haber alguno no tan sanamente dotado mentalmente igual sabia defenderse bastante bien. Las mullidas y esponjadas colas que se meneaban con suave elegancia llamaban la atención de quien pasara por allí y dada la fama de "los hombres bestia" a estas alturas ya se habría montado un escándalo por tener a uno suelto por las calles pero… por que había tanta tranquilidad entonces y por que incluso algunos se le acercaban?, fácil, del cuello le colgaba un llamativo collar hecho de oro y con incrustaciones de joyas que tenia grabado el sello de la casa real del reino vecino Altea.

Dejando del lado el hecho de que pertenecía a alguien importante la actitud amistosa que tenía cuando alguien se le acercaba y ese collar de perro lo hacían ver como una criatura adorable y los humanos pronto se relajaban y le tomaban confianzas, por ello en una sola tarde el zorro ya había logrado que su presencia en aquel lugar, si bien no era menos llamativa, resultaba más amena para todos recibiendo palmadas en la cabeza y un ocasional tirón de colas proveniente de los más pequeños. Entonces vio la pequeña escena que monto una joven no muy lejos de allí, soltando el zorro un pequeño bufido divertido ante la situación.

- Se puede saber qué es lo provoca que una señorita tan bella ponga una cara como esa? -

El laguz se le acerco por la espalda, avanzando un par de pasos más para quedar de perfil frente a ella con un movimiento elegante, meneando suavemente sus mullidas colas de color plateado brillante con las puntas azules.

- Lamento ser tan grosero pero ningún hombre o zorro que se aprecie de serlo debería permitirse el dejar a una jovencita con tal gesto invadiendo su bello rostro. -

Pregunto haciendo una educada reverencia, algunos adornos de oro tintinearon cuando el hombre de ojos celestes se movió, quedando perfectamente derecho al alzarse. Sonreía de oreja a oreja y su estampa daba la impresión del típico príncipe que aparece en los cuentos de hadas, bueno, solo si el príncipe tuviese colas y orejas.

- Pero que modales los míos, una disculpa. Soy Artemis, mascota de la casa real de altea, es un verdadero placer conocerle. -

Su tono de voz era educado pero coqueto y cada uno de sus movimientos iban acompañados de un elegante menear de colas. Su piel estaba ligeramente tostada y sus tatuajes azules eran del mismo color que sus ojos y las puntas de es numerosas colas y con esa mirada atrapante el zorro se centro en los ojos contrarios, indagando un poco en su alma pudiendo divisar con su discreta magia con quien estaba tratando.

- Hagamos algo. Presumo de ser bueno adivinando, si acierto su nombre entonces me dejara invitarla a comer, trato? -

Por supuesto que estaba haciendo trampa, gracias a su poder el ya sabía la respuesta y no solo eso, también veía grabado en sus ojos la palabra "desempleada", pobrecilla criatura, a lo mejor tenía hambre.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Jue Nov 09, 2017 12:31 am

Mientras pensaba sobre lo que podría ocurrir próximamente algo increíblemente raro cruzó velozmente mi visión periférica, situándose justo detrás de mi y atrayendo la mayor parte de las miradas de la puerta hacia mi localización. Me volteé, sólo para que mis ojos pudiesen echarse a reír ante la extraña vista que se apreciaba. Un laguz zorro se situaba justo a mi lado, haciendo lucir perfectamente la elegancia y hermosura de sus colas. Ojeé mejor al zorro, era bastante hermoso, aunque jamás entendería por qué los laguz y manaketes acostumbraban a llevar tal cantidad de ornamentos dorados encima... Es algo que todavía se me escapa.

Parecía haberse fijado en mi cara de contrariedad, - ¿Lo hará con todas o es que soy especial? -, pensé con una sonrisa sarcástica. No sabía si contestarle hasta que, recorriendo con la vista de arriba a abajo al zorro, pude ver el distintivo de la casa de real de Altea. De por sí, tal hecho me habría dado igual, podía ser un dios dragón y aún así simplemente lo ignoraría, pero mientras volvía de mi viaje no había podido visitar aquel país.

Ante mi silencio analítico, pareció entender que no hablaría a un completo desconocido... Lo cuál era falso, simplemente esperaba al momento correcto. - Pero que modales los míos, una disculpa. Soy Artemis, mascota de la casa real de altea, es un verdadero placer conocerle -, dijo con un tono de voz que fácilmente podría enamorar a cualquiera. Por suerte yo no soy cualquiera. Lo que si me interesaba, en cambio, era la aparente esponjosidad de aquellas colas que no cesaban de balancearse de un lado a otro. No me molesté siquiera en ocultar mi interés por acariciar semejante maravilla natural.


Me había ofrecido un trato un tanto interesante. - ¿Capaz de adivinar mi nombre? -, no era algo especialmente complicado, aunque lo ocurrido minutos antes hiciese pensar lo contrario. - Se le ve muy seguro, ya lo sabe, - pensé mirando el confiado rostro del kitsune. - Bueno... Podría dejar que lo intentases, pero realmente no es algo necesario -, lancé una mirada desafiante al zorro, - no dudo de tus capacidades, es precisamente por eso que nos ahorraremos este intento de truco callejero -. Me levanté del suelo y le ofrecí la mano, no para ayudarle a levantarse, pues era obvio que no lo necesitaba, sino en señal de respeto.


- Mi nombre es Daraen, estratega Ylissiense a tiempo casi completo... Fácilmente contratable por cualquiera con intenciones bondadosas, - dije algo confundida con mi ocupación. - Si quieres invitarme a comer, será un placer Artemis, mascota real -, terminé con una sonrisa de satisfacción que fácilmente podría confundirse con la sonrisa de un malvado tramando cosas... malvadas... claro. - Llevo un tiempo fuera, ¿conoces algún sitio donde podamos comer y hablar en condiciones?, - decía mientras volvía a hipnotizarme con el rítmico movimiento de las colas del kitsune.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Jue Nov 09, 2017 1:04 am

"Truco callejero"…. así llamaba la chica a su arte de adivinar, no pudo evitar sentirse ligeramente dolido pues su habilidad aun que poco vistosa era útil y aun que aquel gesto desafiante en su mirada le daba la impresión de que sería divertido le desilusionaba un poco el no poder ver aquella cara de sorpresa que usualmente ponían los humanos cuando "adivinaba", un pequeño placer que le fue negado en esa ocasión pero que no bastaría para desalentar al laguz.

- Como ya dije, es un verdadero placer señorita Daren, será para mí un gusto invitarla a comer de todos modos. Veamos, hace mucho que no vengo de visita a Ylisse así que no estoy del todo seguro pero creo que conozco a un par de locales con buena comida. -

No se mostro impresionado por lo que la chica había dicho, eso de ser estratega del príncipe Chrom pues en sus ojos no vio tal cosa…. sabía que sus ojos místicos le habían fallado en muy contadas ocasiones pero la mayor parte del tiempo elegía creer en su don y en lo que sus ojos veían. No la iba a contradecir sin embargo pues desestimar sus palabras no solo era algo descortés si no que perdería su "entretenimiento" que encontró para ese día.

- Bueno, pues vamos entonces…. veamos aquí había un lugar donde vendían comida bastante decente; acompáñeme señorita. -

El zorro comenzó a caminar, luciendo con cada paso el rítmico vaivén de sus colas y meneando ligeramente sus largas y afelpadas orejas. Su pelaje a la vista se veía cepillado y brillante, mullido e incluso si te acercabas el laguz desprendía cierto aroma a aceites finos, ah, las ventajas de vivir bajo la protección de un príncipe regente. Llevo a la chica hasta un restaurante bastante elegante de por sí, no importaba el precio pues podía pagarlo pues después de todo daría mala impresión de altea si alguien como él frecuentaba lugares…. humildes por decirlo de forma amable y ya que estaba de visita debía dar una buena impresión a los habitantes del reino cuyo escudo colgaba de su cuello.

- Entonces señorita Daren… que hace exactamente un estratega?. He conocido a muchos humanos hasta ahora pero nunca he tratado a ninguno con un oficio así. -

Comento el elegante laguz tomando asiento en una mesa y recargándose un poco en ella con los codos, y entrelazando sus dedos para apoyar su barbilla en estos. La sonrisa del zorro no desaparecía pues estaba entrenado para actuar de esa manera, igualmente algo en aquella chica le había llamado la atención y pretendía divertirse un poco con su compañía, encontraría que hacer pero de momento necesitaba información; el reto del día, hacerla sorprenderse.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Jue Nov 09, 2017 2:03 am

Los zorros siempre habían sido conocidos, posiblemente, como la raza más astuta de los laguz. Esto era una detalle importante, pues me servía para entender los motivos del kitsune, quería convertirme en su juguete por un día. - No va a ser tan sencillo, astuta cosa mona con cola esponjosa... -, pensé para mis adentros mientras seguía al hombre con paso seguro. Había dejado que fuese él el que eligiese el lugar, no porque no conociese ninguno, sino porque podría saber más sobre la nobleza del país al que pertenecía a través de los gustos alimenticios de su acompañante.

No parecía haberse arrepentido de la propuesta sobre la comida que había pronunciado minutos antes, lo cuál me hacía pensar que todavía intentaría encontrar alguna brecha en mi capacidad analítica... En algún momento... , - Quiero estrujar esas adorables colas... -, pensé en un momento de debilidad al ver como los apéndices del kitsune se movían de aquí para allá, con movimientos aleatorios pero hipnotizantes. Salí de mi ensimismamiento cuando llegamos al lugar en cuestión... Jamás había estado en aquella zona. Me aseguré de comprobar rápidamente las fachadas de los edificios en el exterior, que harían entender al que los viese que aquella zona no era para cualquiera, mientras seguía al zorro por unas pequeñas escaleras hasta una terraza elevada.

Las mesas estaban hechas de buena madera, mejor quizá que la de algunos barcos comerciales, con acabados tan aleatorios que no acababa de entender su significado. Aquel lugar dejaba muchas cosas claras, entre ellas, que jamás podría haberme permitido comer ahí por mi cuenta. El kitsune, en cambio, parecía completamente relajado. - Si lo que quiere es dar a entender que tiene riquezas como para permitirse algo así, lo ha conseguido -, pensé para mi. De todas formas no era algo que me extrañase profundamente. Como había dicho, y demostraba su exagerado collar, pertenecía a la mas alta casa de Altea, la del rey.

Su pregunta no fue inesperada, así que adopté una postura relajada, al igual que el astuto zorro. Con la mano derecha sujetando mi cabeza por el mentón y el puente de la nariz, - un estratega es aquel que ofrece distintas alternativas en combate, política... Y prácticamente todos los aspectos de la vida -, dije al hombre. - Es más que probable que hayas conocido a algún consejero real -, jugueteaba con los dedos sobre el bordado del mantel mientras hablaba, - pues imagina algo parecido, solo que abarcando cualquier situación o circunstancia -. A groso modo, había podido explicar el fundamento de la profesión lo más sencillamente posible.

- Por ejemplo, en una batalla contra los emergidos -, comencé a narrar, - donde tu tan sólo eres uno contra veinte -. Miré al kitsune a los ojos un momento, creando expectativa. - No dudo que quizá serías capaz de acabar con todos ellos, pero podrías salir herido si te lanzas de frente, lo que haría que fueses incapaz de participar en otro asalto repentino -, era una caso hipotético, pero serviría como calentamiento para la mente de ambos por si las cosas comenzaban a ponerse interesantes, - entonces lo más óptimo sería, sin duda, separarlos y acabar con ellos en grupos reducidos, aminorando las probabilidades de peligro. Ese es el principal trabajo de un estratega -.

Dejé unos segundos para que el laguz pensase sobre lo que había dicho, mientras me incorporaba y llamaba amablemente al camarero exterior, que limpiaba con sumo cuidado lo que parecían unas increíblemente caras copas. - Cuando tenga un momento, ¿podría atendernos? Gracias -, dije dando por hecho que me había entendido, y sin esperar una respuesta, me volteé de nuevo hacia el kitsune.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Jue Nov 09, 2017 2:39 am

Artemis escuchaba atentamente a la chica, teniendo una de sus orejas orientada hacia adelante, en su dirección mientras que la otra se meneaba con un movimiento suave e intermitente prestando atención al ambiente que les rodeaba. El zorro intentaba planificar como seguir con su juego, debía encontrar una manera de sorprenderla pues de entre todos los gestos de sorpresa en el mundo, los de aquellos poco impresiónales eran sin duda los mas deliciosos para el zorro, tal como esperar a que una fruta se ponga madura.

- Mi amo tiene un consejero, si, pero me dice que un estratega abarca todo tipo de situaciones?, todas ellas? -

Alguien que siempre planea maneras de solucionar las cosas, no le sorprendía entonces que la chica careciera de ese sentimiento de sorpresa que veía en la mayoría de los humanos, entrecerró los ojos aun con su sonrisa de oreja a oreja, meneando las cola de forma mas enérgica pues le emocionaba un poco el continuar con su juego…. alguien así debería ser sumamente difícil de impresionar y el zorro se preguntaba hasta que punto podían llegar a controlar los planes de la mujer frente a él.

- Entiendo…. como era que decía ese libro?, "divide y vencerás". No recuerdo quien lo escribió ni que mas decía pero ah, que razón tenía. -

Aprovechaba cada momento para analizar a su nuevo "juguete", intentaba ver que reacciones tenían sus palabras en ella, si el tema le apasionaba o le era indiferente. Nada se le escaparía al zorro igualmente por lo que sus fijas pupilas se centraban en ella sin parpadear mucho siquiera. Entonces llego por fin el camarero llego a atenderles.

- Pida lo que su corazón desee mi bella dama, yo me conformo con un pescado a término medio aderezado con salsa de setas y naranja sema agria, también deseo una mini tarta de moras frescas y el mejor vino que tenga. -

No es que Artemis fuera remilgado con la comida pero cuando se le permitía de gozar con lujos el zorro se daba rienda suelta a sus caprichos que no eran escuetos ni tampoco humildes. Había otra razón por lo que había pedido vino para tomar y esa era que deseaba comprobar hasta dónde llegaban las capacidades de la chica para predecir lo inesperado. Por ello cuando el mesero llegaba con la copa de vino así como la bebida que ella hubiese pedido el zorro discretamente hiso trapichar al chico con una de sus largas y esponjadas colas para que el liquido cayera sobre la chica. Que pasaría ahora?, en el peor de los casos tendría que quizá comprarle un traje nuevo y se divertiría un poco, en el mejor quizá sería testigo de algo digno de verse.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Jue Nov 09, 2017 1:15 pm

El kitsune era sin duda alguna el laguz más astuto y complicado que me había encontrado desde que desperté meses atrás. Una hermosa criatura con una retorcida pero impecable inteligencia, que además contaba con las ventajas de un físico mejorado por nacimiento. Me imaginé lo que podría llegar a hacer con un sentido del oído y el olfato tan desarrollados como los suyos, pero no le dí muchas más vueltas, ya que había nacido humana y no laguz, así que lamentarse era un sin sentido. Parecía sorprendido por la profesión, quizá un poco escéptico sobre lo que había dicho. Pero no era falso. - El conocimiento no tiene límites para los que saben que existe algo más allá -, dije en voz baja, más para mi que para el zorro, aunque estaba segura de que lo había escuchado.

- ¿Habré confundido escepticismo con rivalidad? - Me pregunté para mis adentros al ver, disimuladamente, la forma con la que el zorro había cambiado levemente su expresión facial. Su rostro era algo que recordaba a un depredador persiguiendo su presa. Primero la acechaba, luego la perseguía y jugaba con ella hasta que pensaba que no podría divertirse más... Por último, la devoraba y dejaba algunos restos para que la naturaleza fuese la siguiente en actuar. Si esas eran las intenciones del kitsune, podía ir olvidándose de la última parte del plan. Jugaría con el hasta que viese algún signo de desesperanza por la victoria en el rostro del hombre-bestia... - Y después me lanzaré sobre esas colas tan geniales -, pensé sin mudar expresión alguna en mi rostro.

El hombre al que había llamado momentos atrás había venido a tomar nota de los pedidos. Jamás había estado en un lugar tan caro, ni había investigado el tipo de comidas habituales de los comensales adinerados, por lo que puse mi cara más digna frente al camarero. No podía permitirme quedar mal en la jugada cero, el punto en el que cualquier decisión que tomas puede convertirse en una ventaja o una debilidad según progresa el juego. - Quiero la especialidad de la casa y una infusión de hierbas de Shindu -, había ordenado sin desviar la mirada del zorro, solventando con la misma piedra el problema que suponía no conocer el menú y mi poca resistencia al alcohol, detalle del que obviamente el astuto laguz se hubiese aprovechado. El camararero abrió la boca, como si fuese a decir algo más, para lo que probablemente no estaría preparada. - Y tráigame otro vaso, puedo ver desde aquí la marca del aliento de otra persona en los bordes -, interrumpí al hombre con tono airado para reducir su confianza, - puedes retirarte -, finalicé. Vi de reojo como el hombre, con una reverencia y, forzando una cara amable, retiraba el vaso aparentemente sucio y emprendía la marcha hacia la barra.

El kitsune había pedido pescado, algo que en mi cabeza hizo sonar cientos de alertas. - Odio el pescado -, pensé sin dejar que se reflejase en mi cara, que estaba pendiente de cualquier jugarreta del hombre-bestia. El camarero volvió con las bebidas y el vaso nuevo. Pero algo se movió a una velocidad que jamás hubiese podido percibir si no hubiese estado atenta al zorro desde un principio. Las colas de mi acompañante hicieron resbalar al hombre, provocando que este derramase el contenido de las bebidas sobre mi ropa... O lo que a simple vista parecía solo mi ropa... . Lancé una obvia mirada de desafío al zorro, si quería competir, competiríamos. Su sonrisa, aparentemente imperturbable, tenía que tener algún punto débil y, si el estaba empeñado en encontrar el suyo, yo no sería menos. Me levanté de mi asiento y mostré claramente al kitsune como el líquido derramado se escurría directamente hasta el suelo, sin dejar ni rastro en mi capa.

- Vaya, la tela impermeable con la que forré mi capa en Shindu finalmente a sido útil -, dije con expresión falsamente risueña, pero realmente muy divertida. Había forrado tanto la capa como las ropas interiores, pues no podía permitir que mi única ropa se estropease por cualquier accidente fortuito. Realmente no estaba segura de por qué el hombre-bestia no había advertido este detalle con su bien desarrollada vista, quizá todavía me subestimaba. - No se preocupe, mi acompañante pagará los desperfectos y otra ronda de las mismas bedidas -, dije al camarero lanzando una satisfactoria sonrisa de provocación al kitsune, - tan solo limpie este desastre -, ordené al hombre mientras cambiaba de silla y volvía a sentarme frente al zorro, ofreciéndole un rostro como el que él me había dejado entrever antes.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Jue Nov 09, 2017 2:32 pm

Fascinante, era sencillamente fascinante. El zorro no podía ver las intenciones de la chica por medio de sus expresiones faciales y he allí lo que encontraba extraño, su juguete parecía consciente de lo que intentaba hacer y parecía ser especialmente cautelosa de no mostrar más que expresiones neutras en su rostro, que control, que disciplina, una humana como pocas había visto hasta ahora y eso le encantaba. Su pregunta respecto a que tanto podría controlar las situaciones inesperadas a su alrededor se vio gratamente respondida cuando la joven se alzo después de que vertieran la bebida sobre ella, sus ropas estaban impecables y el liquido derramaba sin dejar siquiera húmedas las prendas.

- Maravilloso!!, no sabía que una curiosidad así existiera!, no sabe lo mucho que me alegro que sus ropas estén intactas, realmente sí que tiene soluciones para todo; vaya profesión mas interesante!!! -

Artemis estaba genuina y gratamente sorprendido y aquello se notaba en su rostro que reflejaba una expresión parecida a un niño que planea alguna travesura y sus numerosas colas que se meneaban rítmicas pero de forma más inquieta. Fuera de eso y excluyendo algunos dones que tenia con sus ojos la verdad era que su vista no era diferente a la de un humano normal, pero su olfato y oídos sí que eran bastante finos; ahora que ella se lo confirmaba la duda de por qué sus ropas olían "extraño" quedo también aclarada.

- Si, si, buen hombre, y le daré una generosa propina disculpe por las molestias. -

Se disculpo el zorro con aires ligeros mientras que aquella sonrisa picara que mostraba sus colmillos blancos como perlas parecía ser el gesto predominante en el laguz, dando tambien a entender que no le molestaba o preocupaba lidiar con las "consecuencias" de su juego. Se recargo nuevamente en la mesa, esta vez apoyando su cabeza de lado en uno solo de sus brazos mientras que el otro descansaba totalmente en la mesa. Lo que la joven había ordenado también le decía mucho de ella; antes de preguntar sobre el menú pidió inmediatamente el especial de la casa, la opción mas segura en la mayoría de los casos pero Artemis adivinaba que la petición se debió principalmente a quizá no querer darle pistas…. tomaría eso como ventaja.

- El especial de hoy es Foie gras, una de las especialidades de esta ciudad. Sé que tiene un sabor fuerte pero es delicioso si se acompaña con el vino adecuado, aun así, el hígado de pato no es del gusto de cualquiera así que tiene mi admiración por su refinado sentido del gusto. -

Las personas que no acostumbraban a la comida fina podían encontrarse contrariados ante algunos tipos de alimentos pues muchos eran por gusto adquirido, las porciones igualmente eran muy pequeñas cuando se trataba de platillos gourmet así que se moría de ganas por ver como reaccionaria la chica ante la información que le acababa de proporcionar, por supuesto esta vez prestaba más atención a la chica, que tanto podría ser capaz de ocultar sus emociones si presionaba más?, hasta donde ella podría anticiparlo?, las dudas lo mataban y cada vez el juego parecía tornarse más divertido; después de todo, si el conejo no corre la cacería no era divertida.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Jue Nov 09, 2017 6:27 pm

El zorro no parecía siquiera haber intentado camuflar su reacción, aunque tampoco me había dado exactamente la que esperaba. La emoción se notaba perfectamente, tanto en su rostro como en su forma de reaccionar a la solución que había planteado al extraño problema que me había presentado. No es que me hubiese esperado un ataque como ese en este preciso instante, es que lo había prevenido semanas antes para cualquier eventualidad accidental que pudiese darse. Ahora mismo me sentía especialmente bien conmigo misma por tener tanto aprecio a aquellas ropas.

Aún después de todo aquel espectáculo, en el que había dejado claro al kitsune que era un hueso duro de roer, tenía la impresión de que aún no se había acabado... En cierto modo, era probable que acabase de empezar la parte complicada del asunto. El hombre bestia parecía indiferente a la idea de perder dinero, quedaba demostrado que esa no era una debilidad de la cual tirar para vencerle en su juego. Esta vez adoptó una postura más despreocupada, aunque solo fuese la postura, pues no creía que la mente de mi acompañante estuviese pensando en las musarañas, quería volver a jugármela de alguna manera.

Volvió a hablar como si nada, declarando con su pícara voz la comida del día. - ¿¡Acaba de decir hígado de pato?! -, pensé para mis adentros intentando imaginar alguna situación en la que podría tener un pescado delante y no sentir ganas de vomitar por el olor... - Oh, ya veo, no está mal... -. En realidad estaba horriblemente mal, pero no quería que el kitsune tuviese algo con lo que atacarme. Intenté mantener mi infalible cara de poker mientras serenaba mi mente, en la que acababan de saltar todas las alarmas de incendios. - Bien... Tengo una solución infalible para solventar este problema... Aunque me parece muy desesperado llegar al punto de tener que hacerlo -, pensé para mis adentros, todavía determinada a no perder el juego de aquel hombre-bestia y ganarme así un astuto amigo y, en algún momento, aliado.

- Si me disculpas un momento, debo visitar el servicio... -, miré al kitsune, que quizá podía sospechar algo, antes de añadir... - puedes intentar espiar si quieres, pero no te garantizo una salida digna -, finalicé con mi cara más adorable, mientras me desplazaba hacia la puerta que claramente señalizaba el baño de mujeres. Una vez dentro, y comprobando que no me había seguido, saqué mi grimorio de su funda. Sabía que lo que iba a hacer era jugar sucio, pero su oponente tampoco era el ejemplo de jugador modélico. Abriendo el tomo por una página que había escrito no hace mucho, moldeé el aire dentro de mis fosas nasales para crear un filtro. No podría oler nada, pero no lo necesitaba en aquel momento. También recubrí la superficie de mi lengua, de forma que, aunque metiese el pescado en mi boca, este jamás la tocaría. - ¿Qué tal ze habla...? -, hice una prueba para ver si podría hablar con normalidad, pero saltaba a la vista que no podría pronunciar la letra "S" correctamente. Era un detalle que tendría que tener en cuenta al hablar con el kitsune. Guardé el tomo en su funda, sin deshacer el conjuro, y salí de vuelta a la terraza.

- Ya he vuelto -, dije evitando palabras peligrosas mientras me sentaba.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Vie Nov 10, 2017 1:16 am

No había aun expresiones en el rostro de la chica pero eso era lo divertido del asunto, se preguntaba a que podría deberse esa renuencia suya a mostrar sus gustos o disgustos pero adivinaba que, viniendo de Plegia, sus razones debía tener. Sabia su procedencia gracias a sus poderes pero poco mas, aun así el hecho de poder sorprenderla aun se le antojaba a un reto divertido pero, por que detenerse allí?, porque no intentar que en ese rostro neutro se dibujasen un montón de gestos?, súbitamente el zorro cambiaba las reglas de su propio juego en pos de divertirse más aun.

- Descuide, no es de caballeros ni de zorros mirar a una dama cuando está haciendo lo que tiene que hacer. No tenga cuidado. -

Por supuesto, no planeaba mirar lo que sea que ella fuese a hacer en el baño, no lo necesitaba pues casi de inmediato y desde la comodidad de su asiento Artemis cerró los ojos alzando sus orejas, escuchando atentamente los sonidos concretos que escuchaba en el tocador de damas. Decir que aquello le causo gracia era decir poco; no sabía lo que había hecho per se pero adivinaba por su forma de hablar que se había puesto algo en la boca para no degustar el probablemente desagradable platillo que ella había pedido. llamo al mesero igualmente para pedirle una copia del menú tranquilamente.

- Pfff… nghhh….   -

El zorro tuvo que hacer uso de toda su fuerza de voluntad para no reír ante aquello, recobrando la compostura justo antes de que la chica llegara. La amplia sonrisa del zorro aun adornaba su rostro y, ahora que sabia el problema de la chica con las "s" gracias a su agudo oído sentía casi como un deber personal el obligarla a pronunciarlas, más que nada porque deseaba saber hasta dónde la brillante mente de la chica podía ayudarle a evadir el problema en el que ella sola se había metido.

- Pero bueno, señorita Daren, porque no me habla más de usted?, de donde viene?, por sobre todo me interesa saber como conoció al tío de mi amo, su alteza Chrom. Ha de ser una historia interesante. ~ ♪ -

Pregunto con cierto interés, esperando con ansias el como la joven se zafaría de ese problema. Adoraba a ese tipo de humanos, aquellos que poco a poco se dejaban enredar en sus juegos como una libre que intenta escapar de su depredador por un camino lleno de arbustos y acaba por enredarse en ellos.

- Es la primera vez que va a comer en un lugar así?, no me sorprendería. Sabe?, con mucho gusto puedo recomendarle unos platillos especiales que son muy sabrosos para el paladar poco acostumbrado, por supuesto yo me puedo comer el hígado de pato sin ningún inconveniente. -

Comento el zorro alzando el menú y mirándolo como quien no quiere la cosa. Sus bellas colas se meneaban ahora con un gesto intermitente, elegante y lento a la par que los profundos ojos del laguz se centraban nuevamente en los de la chica.

- Solo tiene que decir "Si" y con mucho gusto podre ayudarla señorita Daren -

La estaba acorralando pues estaba siendo especifico, no aceptaría ningún asentamiento de cabeza o expresiones parecidas a un "Aha", no, le hablaba con propiedad y elegancia para obligarla a dar, si bien un "si" que no podía, ingeniárselas para dar una respuesta afirmativa más elaborada y pomposa a la altura de la situación.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Sáb Nov 11, 2017 2:28 pm

Había vuelto a empezar la batalla por la supervivencia. Aunque sabía que tendría que pasar al ataque en algún momento, me estaba divirtiendo en la defensa, ideando formas de neutralizar las muchas provocaciones de astuto laguz, que de pronto comenzaba a interesarse sobre. - Que extraño, puedo decir con seguridad que no es una persona tímida... -, comenzaba un análisis rápido en mi cabeza -, pero hasta ahora no ha dado señales de interés por mi vida privada, ¿es una trampa? -. Observé mejor al zorro, todavía con esa sonrisa imperturbable en el rostro... - ¿Hay algo en lo que no me haya fijado? -, pensé mientras desplazaba disimuladamente de abajo para arriba, parándome finalmente en sus peludas y seguramente esponjosas orejas, que adoptaban conductas distintas. Una de ellas apuntaba en mi dirección, mientras que la otra parecía dirigirse al resto del amplio local...  Recordé las palabras del laguz “Descuide, no es de caballeros ni de zorros mirar a una dama cuando está haciendo lo que tiene que hacer. No tenga cuidado” . - No necesitabas ver para espiarme... ¿verdad? -, pensé algo decepcionada conmigo misma por la poca atención que había prestado al zorro con anterioridad. Además, había preguntado por mi relación con Chrom, aunque solo lo había nombrado en voz baja cuando el zorro aún no se había acercado a mi... Había subestimado el oído del hombre-bestia, lo que podría ser un grave problema en una situación real.

Aunque mi análisis no podía haber durado más de un segundo, el zorro había vuelto a cambiar el hilo de la conversación, llevándolo a caminos más obvios. No quería simplemente delatar que conocía mis intenciones, eso se volvería aburrido y demostraría que había espiado utilizando sus desarrollados sentidos. Sonreí un poco para el hombre-bestia, que estaba en lo cierto con su afirmación sobre mi poca costumbre a frecuentar sitios como ese, aunque no fuese a darle la satisfacción de confirmarlo.

Quizá el laguz pensaba que lograba arrinconarme, pero yo no dudaba de mi capacidad para buscar alternativas, pues ese era y siempre será mi trabajo. - No hará falta, mi buen Arte -, contesté a su falsa oferta, acortando su nombre y de forma familiar para no delatarme, llevando la contraria de todo lo que pudiese pensar mi astuto acompañante. - Lo he pedido con pleno conocimiento del plato, me lo comeré de igual manera -, aclaré rápidamente, demostrando mi capacidad para evitar una letra tan simple en frases complejas. Quizá de esta manera lograse hacer que el zorro se resignase en su intento de provocarme, además, ya había solventado el problema de la comida. Tan solo debía ganar el tiempo suficiente como para terminármela, cesando el conjuro y recuperando la libertad de habla.

- Quiero hacer un pacto para cuando gane en tu juego... -, comencé a decir, declarando tanto la existencia del juego formalmente, como mi futura victoria en el mismo, hice una pausa bastante larga antes de seguir, dando tiempo al zorro para que asimilase lo que acababa decir y escogiendo con cuidado mis siguientes palabras. - Podré acariciarte, ¿te parece bien? -. Quizá lo que acababa decir había sido extraño, pero realmente me moría de ganas de saltar encima de aquel hombre-bestia y desatar toda la capacidad de mis dedos en su suave pelaje.

Casi sin dar tiempo al laguz a formular una respuesta, llegó el camarero con la comida que habíamos pedido, dejando cada plato frente a su respectivo comensal. - Tiene buena pinta -, dije sinceramente, aunque no pensaba que su sabor fuese igual de agradable, por lo que no pensé en no deshacer el conjuro que seguía rodeando mi lengua. De todas maneras, no tendría que hablar demasiado mientras comía, y la escasa cantidad de comida tan solo ayudaba a que la dificultad comunicativa durase menos. - El juego terminará al finalizar la comida -, sentencié razonando el correcto uso de cada cubierto en tiempo real, mirando desafiante a mi compañero y futura víctima.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Lun Nov 13, 2017 2:03 pm

La chica era terca, muy terca, pero eso a mas de hacer que el zorro perdiese el interés parecía entretenerse cada vez más con ella. Lo normal era que un humano normal ya hubiese perdido juego, era aburrido por que se rendían casi de inmediato y mostraban sus verdaderos colores enseguida pero la joven resistía bien, tenia, tal como ella pregonaba, una salida oportuna para cada situación que el provocaba…. era un digno juguete, uno que no quería soltar aun pues su vida en el castillo de altea pecaba de ser un poco monótona y repetitiva cuando su adorado amo no tenía tiempo para jugar con él, quizá lo más destacable que logro hacer últimamente fue enterrar cierta carta en la frontera de Plegia y "mojarla" a conciencia para estar seguro que no se quemara bajo ningún concepto.

- Nadie dijo nada de un juego  -

Adulo el zorro con un gesto ligeramente burlón mientras que el camarero depositaba sus respectivos platos del lado del comensal que los había ordenado, Artemis tomo por supuesto los adecuados inmediatamente pues ya acostumbraba se tipo de comidas.

- Pero en caso de que lo hubiera…. y su premio por ganarlo sea acariciarme creo justo que yo también tenga un premio si gano. Veamos, que podría ser? -

El zorro poso levemente su tenedor cerca de sus labios y miro hacia el cielo con gesto pensativo, meneando sus colas totalmente contento; el ya sabía lo que deseaba pedirle pero gustaba de hacer pausas dramáticas, pequeños momentos de silencio que normalmente aceleraban el pulo de sus juguetes por la incógnita y la expectación.

- Lo tengo!, si gano entonces me dejara darle un beso, uno muy cariñoso y emotivo en su lindo rostro ~ ♥️ -

Soltó sin más entrecerrando sus alargados ojos dándole un aspecto ligeramente cómico, con ambas orejas alzadas y todas sus colas meneándose inquietas y contentas, con ambos cubiertos sujetos pero sin tocar aun su comida. Por supuesto aquello era intencional pues las damas humanas solían ser "sensibles" respecto a ser besadas por extraños y lo normal es que tuviesen una reacción por ello, y, tal como si se tratase de un animal que intenta arrinconar a su presa el zorro había comenzado a presionar más.

- Pero solo hasta que acabe la comida, huh?.... es una lástima, pensé que una estratega tan brillante como usted tendría un poco mas de rendimiento pero está bien, acepto, terminando la comida será y si usted gana podrá acariciarme todo lo que su bello corazón desee. ~ ♫ -

Entonces el zorro comenzó a comer lentamente, muy lentamente, después de todo la comida no terminaría hasta que los dos acabasen sus alimentos y, con eso en mente tenía un plan de contingencia, un último golpe final que la haría caer sin duda mas eso lo tenía reservado para después, de momento seguiría rodeando y persiguiendo a su presa para cansarla antes de asestar el golpe final.

- Ohhh ~ ♪, pero tengo curiosidad señorita Daren, como sabe para usted el Foile gra?. Yo lo he comido toda mi vida y se a lo que sabe pero tengo curiosidad de qué impresión tiene en un paladar poco acostumbrado. Que tal esta la salsa agridulce?, Se contrasta bien con la suave textura cierto?, ese sabor suave y cremoso que se extiende por toda la boca es sublime, cierto?  -

Había algunas trampas escondidas en lo que había dicho, la primera y más obvia era que, con pleno conocimiento de que la joven se había puesto algo en la boca para evitar saborearla seguro no podría describirle a que sabía si no lo había probado antes, lo cual adivinaba pues silla chica tenía que anular su sentido del gusto era claro indicador que la joven ni en sueños hubiese pedido un plato así por voluntad propia.

- Y aun tengo curiosidad de cómo conoció usted l tío de mi amo, su excelencia Chrom…. escuche un comentario muy interesante de cierta niña y la verdad es que la intriga me mata. -

Esta vez el zorro parecía no querer darle cuartel a la joven pues se había vuelto más insistente en sus intentos por hacerla reaccionar de alguna manera, por supuesto utilizaba todos los métodos a su alcance incluyendo el comentario de la pequeña que su agudo oído logro captar por encima…. de hecho el que dijese "desnuda" era lo que capto su atención en primer lugar hacia la joven.  Aun tenía su carta maestra, pero esa la reservaría hasta el final, el punto decisivo en el cual se decidiría al ganador indiscutible pero no era el momento, por ahora se limitaba a comer su pez lentamente y esperar sus respuestas, como se zafaría de todos los obstáculos que le había puesto?... deseaba saberlo y de lograrlo estaría más que contento de dejarse acariciar si perdía pues el juego realmente valía la pena.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Vie Nov 17, 2017 5:05 pm

El zorro no se dormía en los laureles. Había llevado a cabo una gran jugada frente a la que tendría dificultades para resistir sin sufrir algún tipo de problema en el futuro. El también había declarado, a su manera, la existencia del juego, imponiendo al mismo tiempo su beneficio en la apuesta. La pausa que realizó no surtió ningún efecto sobre mi, aunque no pueda afirmar los mismo para lo que exigía por si llegase a ganar. En ese momento mi expresión, hasta entonces imperturbable, se rompió, dejando entrever una nueva faceta hasta el momento desconocida. Mis ojos se estrecharon, igual que los de un felino que enfoca mejor al depredador que intenta cazarle, acompañados de una maliciosa sonrisa que atentaba contra las normas de cortesía de cualquier país. - Te forzaré a que te tomes en serio este encuentro... Y luego reclamaré mi merecido premio -, pensé, sintiéndome cada vez más arrinconada.

- Pronto terminará, tranquilo -, sentencié manteniendo esta nueva expresión, - pero me temo que me tendrá a mi como vencedora -. La idea se había transformado. Ahora ya no se trataba de un desafío únicamente por afición en mi cabeza, ahora era un auténtico duelo de titanes que no terminaría hasta que ambos utilizásemos todos nuestros trucos buscando la victoria. En todo el tiempo que había estado analizando a mi oponente, había llegado a la conclusión de que le daba igual mi procedencia y costumbres, así como si acostumbraba a las riquezas o no. Esto jugaba a mi favor, pues me otorgaba la libertad de emitir juicios basados en el punto de vista del nivel medio de la sociedad... Y aún así mi determinación era solo pura fachada, no sentía que a ese ritmo fuese a ganar.

Analicé todo aquello que me estaba agotando, siendo lo que más mantener el conjuro sobre mi nariz y boca. Aquello requería un esfuerzo superior a cualquier otro que tuviese que llevar a cabo para seguir el ritmo a los desafíos que lanzase Artemis. Di gracias para mis adentros de que la ración de comida no fuese especialmente grande, dándome la oportunidad de rematar rápido la faena y deshacer aquella cobertura que limitaba mi capacidad comunicativa. O esa sería la idea si mi astuto acompañante no se hubiese adelantado, preguntando mi opinión sobre el plato, forzándome a dar una respuesta que no podría dar sin la información adecuada. Tenía que encontrar una salida al problema que se me presentaba, pero no encontraba ninguna, realmente me habían hecho llegar a mi límite.

Si el astuto hombre-bestia pensaba que minando mi aguante lograría algo... Estaba ridículamente equivocado. Recordé momentos anteriores, durante mi viaje, cuando mi aguante mental había alcanzado puntos críticos. En aquellos momentos no me había parado, una nueva conciencia había tirado de mi cuerpo y dirigido mis acciones con una precisión y capacidades incluso superiores a las que normalmente conseguiría alcanzar con toda mi concentración. Aún así, esperaba que ese momento no llegase, pues aquella otra personalidad se volvía más... Agresiva...

Algo volvió a hacer reacción en mi cabeza, un inmenso frío calmó de pronto todo mi nerviosismo y me dio una mejor perspectiva de la situación. Había alcanzado aquel punto de ruptura que quería evitar, perdiendo el completo control sobre mi misma que había demostrado tener minutos antes. Eliminando mentalmente el conjuro que mantenía mi paladar y olfato prisioneros, introduje una porción de foile gras, manchado con la salsa, en mi boca. Saboreé cada aspecto del mismo, permitiendo a mi acompañante observar la determinación y seriedad con la que degustaba la ración.

- ¿Quieres saber qué opino? -, dije con aire indignado, esta vez libre para poder emplear la totalidad de las palabras que conocía. Si fuese un laguz, este sería el momento en el que enseñaría los colmillos a mi presa, pasando a la ofensiva, desbarajustando cualquier posible plan, hundiendo en la desesperación a mi oponente, pues aquel día la derrota era algo impensable para aquella personalidad. - Considero que, a pesar de la decentemente elaborada salsa agridulce, este plato no está a la altura de llamarse a si mismo especialidad -, comencé, desvirtuando aquel plato, - es cierto que es una ración de hígado fresco, pero es de segunda y presenta múltiples fallos de novato idiota -. Mostré el plato al zorro, señalando la poca consistencia y los múltiples hematomas que presentaba el órgano. - Sin duda alguien de tu categoría debería haber podido distinguir semejante desfachatez con un simple vistazo -, miré amenazante al zorro, el aura a mi alrededor había cambiado obviamente de chica competitiva a la de general en un campo de batalla. - ¿Acaso pretendías quedarte ahí, con esa sonrisa, mientras comía esta porquería? -. Por supuesto, estaba siendo desconsiderada con mi oponente, dejándole en una situación peliaguda. No podría negar desconocer la calidad de la comida, pues eso dejaría clara la poca diferencia que existía entre la mascota real y un simple zorro callejero. Por otro lado, indicar que se había percatado de aquel fallo por parte del establecimiento y aún así haberme animado a probarlo dejaría en una posición incluso más desconsiderada que la mía al hombre-bestia. - ¿Qué escogerás, zorrito? ¿Serás capaz de evadir este ataque a dos bandas? -, pensé mirando con una seriedad imperturbable al hombre delante de mi.

Levanté una mano, indicando al camarero que debía retirar mi servicio. - Por mi parte he terminado con la comida -, miré al zorro con la fría y calculadora mirada de alguien que espera paciente por su victoria segura. - No te preocupes, termina la tuya con toda la calma de la que dispongas -, había sembrado la duda en el hombre-bestia, era consciente de que mi personalidad había sufrido un brusco cambio de sentido.

Mi nuevo plan iba bien encaminado, había evadido dos temas incómodos pasándole el relevo a mi acompañante, al mismo tiempo que terminaba mi parte de la condición de victoria. Solo faltaba que Artemis terminase su comida, cosa que no debería tardar demasiado, pues era el único que todavía seguía comiendo, la incomodidad podría abrumarle al sentirse observado fijamente. - Nunca presiones a un animal acorralado, es cuando enseña los dientes -, susurré, consciente de que me escucharía con sus bien desarrollados oídos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Sáb Nov 18, 2017 5:00 am

El cambio en la actitud de la chica no paso desapercibido a los ojos del zorro, quien respondió a la mirada afilada de su con una sonrisa tranquila, meneando enérgicamente sus colas. Aquella estrategia era digna de admirarse, pero con forme fue dando su opinión para salir del problema intentando faltarle al respeto Artemis realmente necesito esforzarse por no reírse, soltando una carcajada, en su lugar solo dejo escapar un pequeño bufido.

- Vaya, lo siento, no pensé que una broma tan inocente fuese tomada con tanta seriedad -

Comento el zorro sin verse perturbado por las palabras ajenas. La táctica que ella usaba no le era ajena pues había crecido entre nobles y personas importantes sirviendo a un señor u otro por lo que sabía cómo tratar ese tipo de situaciones, de hecho, la chica había caído totalmente en su trampa.

- Habría sido, ciertamente, muy descortés de mi parte dejarla comer algo que no fuese de la calidad de Foile gra de primera pero… lo siento, a sabiendas de que salta a la vista que usted no está acostumbrada a este tipo de comida decidí gastarle una pequeña broma. -

Se encogió de hombros restándole importancia al asunto, dejando sus cubiertos de lado para tomar un trago de vino, para después regresarle el mismo tipo de mirada depredadora pero manteniendo su sonrisa amplia y amable.

- Lo que tenía en su plato era pate de carne, que en apariencia se parece mucho al Foile gra, lo que usted dice que son coágulos no son tal, en realidad de tratan de trocitos de ciruelos para darle un sabor especial a la carne. No es un platillo principal, es un aperitivo, por eso carece del sabor elegante que tendría la especialidad del chef. Nuevamente le pido una disculpa por esta mala pasada. -

Eso era una táctica que Artemis había visto mucho, admitir un error pequeño para invalidar uno de mayor magnitud, mas aun dejándole con eso en claro que no sería fácil acorralarlo pues estaban dentro de su "territorio" y jugaba con mucha ventaja.

- Pero descuide, por supuesto que pedí que le preparasen una porción extra grande de Foile gra pues se que aquellos que no gozan de noble cuna suelen tener más apetito. Descuide señorita, esta vez le aseguro que es el verdadero y en una porción gigantesca solo para que usted la deguste. -

Y cuando Artemis chasqueo los dedos entro el camarero con un plato repleto de una pasta blanquecina acomodada coquetamente en una vajilla de plata, Artemis pidió que se lo acercaran y con el tenedor discretamente tomo un pedazo, echándosela a la boca y masticando un par de veces. Cuando era que había planeado todo esto?, por supuesto cuando la chica estuvo en el baño le dio tiempo para el actuar también. Lo parecía, ser alguien que no se tomaba nada en serio, despreocupado y de cabeza ligera pero era más astuto y tan fríamente calculador que daba a veces un tanto de que pensar.

- Esta delicioso, lo estoy asegurando; el platillo está bien preparado y con la calidad que debe tener. Buen provecho. -

Seguro que la chica no había probado el hígado en su vida, usando aquello como una ventaja. Artemis sonrió de lado, tranquilo mientras comenzaba a comer de nuevo tranquilamente y a cortos bocados.

- No cree que un depredador esta mas que acostumbrado a que sus presas le muestren los dientes?, después de todo eso hacen, para eso viven, acorralar y matar. Al final cuando la presa ya ha forcejeado lo suficiente un golpe final a la garganta pondrá un fin adecuado…. Un conejo puede usar sus uñas y dientes para defenderse de un zorro pero tanto usted como yo sabemos el resultado, no? -

Y es que con esas coletas blancas le recordaba a un conejo, sus colas se meneaban inquietas, estaba ansioso por recibir un contra ataque, deseaba ver cómo podría contrarrestarlo ahora, incluso en su mente la animaba activamente.

"Vamos conejito, esto no puede ser todo lo que tienes. Sé que aun puedes darme más pelea… esos ojos tuyos me dicen que tu orgullo no te dejara rendirte. Sorpréndeme conejito."

Aquello rondaba en su cabeza mientras el zorro miraba con atención a la joven, esperando casi con la expectación de un niño travieso el punto crítico de su divertido juego.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Jue Nov 23, 2017 7:40 pm

Mi mente gritaba ante las palabras del zorro... “Paté de carne, ¿en serio? Me acaba de tener una elaborada trampa, no podré con esto”, pensé en una completa desesperación que hubiese podido hacer que me rindiese en aquel lugar, dándole la victoria al hombre delante de mi. Podría haberlo hecho, de ser yo quién daba las ordenes en mi cabeza y no tan solo una simple espectadora de lo que otra persona estaba haciendo con mi cuerpo. “No sé quien eres o por qué existes, pero... ¿Qué piensas hacer?”, le gritaba desde el rincón más oscuro de mi cabeza... Sin duda era una personalidad que se había ganado mi respeto e incluso mi admiración por su completa calma y perfecta capacidad de planificación, así como la inteligencia que parecía doblar la mía. Por supuesto, no hubo una respuesta. Nunca la había.

Tras dejar que el kitsune terminase su completo monólogo, con una mirada que iba mudando de la seriedad a la broma, dejé salir un nuevo bufido, que continuaba el que había lanzado el zorro momentos antes. Si bien era cierto que había anulado por completo mi anterior ataque, estaba lejos de lograr marcar una diferencia. En el tiempo que había estado hablando, aquella <> en mi cabeza logró trazar planes de ataque y huida a tiempo record... Sin duda estaba preparada para todo lo que el astuto depredador lanzase mientras transformaba al aparente conejito en un dragón blanco de ojos dorados.

Le miré con una pequeña sonrisa en los labios, relamiéndomelos en señal de desafío. - Después de todo, creo que había sobreestimado el sentido del humor de la mascota real de Altea -, salió de mi boca, jugando con las mismas pausas dramáticas de las que el hombre solía aprovecharse. - No pensé que si seguía el hilo de la broma te lo tomarías tan en serio... Sin duda ha sido fallo mío, o quizá todavía estamos de broma... ¿Es así? -. Miré de medio lado a mi acompañante. El zorro no podría reconocer que había tomado en serio la broma sin exponerse al mismo ataque que me había lanzado, en cambio, yo había tomado medidas para darnos una salida a ambos. Realmente lo que le ofrecía era un empate aunque no lo supiese; un punto por el que ambos perderíamos, o lo que es igual, ambos ganaríamos, aunque mi personalidad principal no entendía lo que ocurría. “Ya veo, si admite que no había entendido la broma, estaría insultado su propio sentido del humor, al mismo tiempo que no puede insinuar que el mío tenga algún problema por la pregunta final de la frase...”. Eso pensaba la parte de mi que me pertenecía, escondida en una esquina, totalmente equivocada. No sabía que la idea de la otra Daraen era provocar una respuesta inesperada del zorro, una que me sorprendiese. “No lo entenderás todavía, pero para ganar necesitas perder.”. Era la primera vez que la otra hablaba, lo había oído alto y claro en mi cabeza, una sensación de inferioridad me consumió mientras dejaba que actuase.

- Incluso si el zorro supera al conejo, si ambos caen... ¿Cuál es la diferencia entre los dos? -, fueron mis últimas palabras mientras miraba con expectativas claras la respuesta de aquel que me había forzado a utilizar mi doscientos por cien. Había muchas cosas en el plan de aquella persona que no comprendía, pero confiaba en que sabría lo que debía hacer... Intenté recordar en qué momento este asunto se había vuelto tan serio para mi, pero no fui capaz.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Invitado Jue Nov 23, 2017 8:27 pm

Ante las palabras contrarias Artemis no pudo hacer más que soltar una corta pero notoria carcajada, mostrándose tan tranquilo y animado como siempre. Sus colas, sin embargo, detuvieron su constante meneo por unos momentos, la respuesta contraria sí que había sido un formidable movimiento por parte de la chica por lo que el zorro necesito un par de segundos, entre las pausas que ella hiso, para pensar en que hacer a continuación, viendo frente a él no a la inocente conejita que encontró hacia minutos atrás si no a una formidable depredadora como él.

- Es así?, lo siento entonces, supongo que el sentido del humor de los laguz y los humanos tienen tintes diferentes; al parecer nuestras dos bromas fallaron, no es eso divertido? ~ ♪-

Y de esta forma se sacudía el ataque de la chica con el argumento de que ambos pertenecían a diferentes razas y por ello, tanto gustos como opiniones probablemente diferían, especificando en este caso el sentido del humor. De esta manera retiraba todo el peso de los argumentos propios y contrarios respecto a la "broma" dejando el asunto totalmente neutral.

- Creo, señorita Daren, que un zorro no es tan tonto para caer en el mismo agujero que un conejo… pero la cosa cambia, quizá, si no es a un adorable conejillo al que persigue -

Con esto también ponía sobre la mesa que había notado el cambio en la actitud contraria, aun sonriente pero adoptando una postura ligeramente más recta, centrando esta vez ambas de sus orejas en la chica que tenía en frente. Ahora el asunto requería toda su atención y ambos estaban en el punto más crítico del juego; a darle todo por el todo.

- Esta bien… admitiré mi derrota en el juego. -

Comento el zorro sonriente pero adoptando un pose muy digna, poniéndose de pie para acercarse a la chica y arrodillándose ante ella para que su cabeza quedase a una altura conveniente para que le acariciara.

- Pero… sabe?, usted pudo acariciarme en el momento que quisiera, cualquiera puede en realidad. Solo era necesario que lo pidiera desde un principio ~ ♫ -
Spoiler:
[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) PATBI4O

Y con ello acabo de soltar la bomba. Con esa simple frase el zorro tiro por borda todos los esfuerzos de su compañera; el premio que ella solicitaba lo pudo tener desde un principio y todo aquel drama nunca fue necesario en realidad. Ante aquella revelación ahora el zorro deseaba ver en su expresión el tan ansiado gesto de sorpresa, ese momento en el que ella se diera cuenta de que todo su esfuerzo fue en realidad fue innecesario.

- Y también pudo habérmelo dicho que no le gustaba el hígado, conozco otros restaurantes y este mismo tiene una gran variedad de platillos. Se lo dije, no?, solo tenía que decirme que "si" necesitaba mu ayuda -

Y el remate de todo. Las colas del laguz se menearon inquietas y la amplia sonrisa del zorro se volvió mas picara y traviesa, como la de un chiquillo que cree que se ha salido con la suya. Aquella era su mejor y última carta de la cual esperaba que siquiera aquella "otra" Daraen pudiese permanecer impasible…. ohhh, que recompensa seria haberlas sorprendido a ambas!!, más aun, que emocionante que pudiese contrarrestarlo, que el juego terminase con la victoria de la joven. Las colas del laguz se erizaron un poco por la emoción y los ojos azules del zorro brillaban con expectación a la chica de las coletas.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Eliwood Dom Feb 18, 2018 6:12 pm

Tema cerrado. 50G a Artemis.
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
espada de acero [3]
.
.
.
.
.

Support :
Marth [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) OaIUyNL
Lyndis [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) JEIjc1v

Especialización :
[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) NqTGGyV

Experiencia :
[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Fy4uE7I

Gold :
1079


Volver arriba Ir abajo

[Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis) Empty Re: [Social] Ya sean orejas o colas, Daraen las acaricia... ¡TODAS! (Priv.Artemis)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.