Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Anécdotas destacadas
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER

[Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Dom Oct 22, 2017 12:21 pm

Esperen. Bájese, señorita —Ya empezábamos bien. De alguna forma se lo esperaba, de alguna forma, realmente era su intención que eso sucediera, por eso llevaba una oscura capucha, polvorienta, cubriendo su oscuro cabello, sus puntiagudas orejas y la sonrisa que amenazó por asomar, oscura, fue callada por una expresión de terror puro.

Bajó de la carreta donde había permanecido sentada, el anciano señor que la había acompañado, no tardó en avanzar por cuenta propia cuando le dijeron que podía seguir su camino. Ella permaneció atrás, nadie demostró interés, ni el hombre, ni los otros que seguían avanzando y de vez en cuando miraban de reojo, claramente curiosos. Esa era la esencia humana ¿Qué se podía hacer al respecto?

Bájese la capucha —Exigió el guardián, apretando con fuerza su lanza, quizás para infundirle terror. No hubo respuesta de ella, el hombre chasqueó su lengua y avanzó imponente— Pedí que bajara su capucha. Ahora. Eso si quiere pasar —Nada. Llegó a tal grado de frustración que él mismo se movió y de un acto brusco tiró hacia atrás de la oscura capucha.

Semiramis tuvo que admitir que, la expresión en labios del hombre fue sin lugar a duda digna de recordar. Sus labios abiertos, la sorpresa seguida por el horror al ver sus orejas, su cabello oscuro. Claro, todos debían de saber ¿No? Ella era una marcada, una abominación allá donde pisara, traería la desgracia, la oscuridad, sería un mal de ojos para todo aquél que se atreviese echarle una mano, para todo aquél que se acercara a ella con un paso. ¿Cómo no serlo? Unión prohibida entre humanos y laguz. Ella era algo que no debía ser.

Oh, por favor. Solo quiero... —Se acercó, sabiendo lo que eso conllevaría. El guardia retrocedió, antepuso su lanza y echó hacia atrás la cabeza. ¿Realmente creerían que estaba maldita?— ¡Aléjate! No podemos permitir que alguien así entre en nuestra sagrada ciudad —Con brusquedad fue empujada hacia atrás.

Que ahora ella tropezara y cayera al suelo, fue solo parte de su juego. Fingió golpearse, lastimarse y solo un silencioso quejido escapó de sus labios, un quejido digno de una actriz. ¡Ahora! Se preguntarán por qué Semiramis estaba allí, por qué habría cambiado su pomposo vestido y sus tacones por ropas harapientas y zapatos bajos. Sus medios le habían informado que cierto hombre importante pisaría aquella ciudad no demasiado tarde. Alguien a quién debía conocer, cueste lo que cueste y que, se contaba por ahí, tenía cierta debilidad por las mujeres.

Pero claro. Ella, una branded, una abominación para raza y otra, vestida elegante, porte majestuoso, eso no era creíble y, como bien estaba acostumbrada, fingir era su día a día, muy a pesar de que internamente estuviese quejándose de lo poco estilizados que podían ser sus zapatos— Piedad... —Musitó, hipó, como si estuviese repentinamente a punto de llorar— ...piedad ... —Cubrió su rostro usando sus manos sucias de tierra— no fue mi deseo ser así, yo no tengo la culpa —No mentía, claro que no. Pero había una gran diferencia, a pesar de que reales lágrimas cayeran por sus mejillas, Semiramis internamente se sentía orgullosa por ser lo que era. Solo el orgullo le quedaba.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Lun Oct 23, 2017 5:35 pm

La puerta de Ylisse se trataba de un lugar singular, único. Como entrada oficial al reino reunía seguramente la mayor población de forasteros del país, desde comerciantes y mercaderes a viajeros de paso a otros reinos, refugiados de reinos caídos tras las invasiones emergidas, aventureros… La mezcla de culturas era palpable, si bien existían consecuencias no tan bienvenidas dado el elevado número de rufianes que también intentaban abrirse paso.

Como consecuencia de estos actos y siempre para preservar la seguridad tanto de aldeanos como de viajeros, un numeroso grupo de soldados se encargaban de vigilar el paso fronterizo en busca de posibles individuos no gratos, a los cuáles se les denegaría la entrada el reino sagrado. La paz era la característica principal y más orgullosa de la que estaban, y no podían permitir que fuese perturbada. Las órdenes eran claras: Todo sospechoso sería expulsado en caso de haber cruzado la puerta, también. Debían ser especialmente cuidadosos desde la llegada de la maldición de los emergidos al mundo, pues en ese caso su misión sería proteger a todas las personas, sin importar de quiénes se trataban.

Chrom tenía como rutina visitar la zona mínimo una vez cada dos meses, pernoctando en el lugar durante algunas noches, de la misma forma que si el tiempo libre se lo permitía le gustaba visitar a escondidas el área de refugiados, donde sus soldados preferían no adentrarse demasiado.

Tras comprobar el buen estado del lugar, ahora que la invasión de los emergidos quedaba en el pasado, una sonrisa cruzó su rostro. No podía estar más orgulloso de todos los hombres que habían luchado por la causa, incluyendo a aquellos valientes con los que compartía unas palabras en ese momento. Aun cuando el ejército de Ylisse era pequeño, contaba con hombres y mujeres valerosos.

Tras ordenar a sus escoltas que ayudaran con las tareas de identificación a los encargados de la puerta, se dirigió hacia la zona donde eran inspeccionados los carruajes antes de permitirles el paso. Debían ser más meticulosos que con las personas, pues desconocían que objetos, artefactos o seres se encontraban en su interior. Una joven de cabello oscuro descendió del carro que le había ofrecido transporte mientras era inspeccionada por los soldados, mas algo no parecía transcurrir como debía. Se encontraba demasiado lejos como para escuchar la conversación, pero con paso rápido se dirigió hasta el lugar, abriéndose paso hasta quedar junto a ella –Disculpad la rudeza de los hombres, aunque no se os permita la entrada nadie debe ser tratado de esta forma –reprendió no solo con las palabras, sino con la mirada a los presentes, causantes de aquel accidente –Por favor, permitid que os ayude –le suplicó mientras le tendía la mano.

Sin conocer la situación de la persona que tenía frente a sus ojos, la invitó a hablar con una sonrisa amable –Si es posible ¿podríais decirme que es lo que acaba de ocurrir? –quería saber su versión, para después escuchar las explicaciones de los guardias. Pero estaba seguro que de una forma u otra se habían sobrepasado con la dama.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Mar Oct 24, 2017 1:39 pm

Y ahí estaba él, oh amable e ingenuo príncipe Chrom.

Fingiendo ser damisela indefensa  y apenada. Casi con vergüenza tomó la mano del príncipe. Claro, ella ahora, en los papeles de una campesina ordinaria, no tenía por qué saber que aquél hombre tan apuesto era el príncipe Chrom de Ylisse. Musitó bajo un agradecimiento y soltó su mano, pasando a limpiar su blanca falda. ¡Blanca! ¡Oh, Grima! ¡Siquiera podía verse a si misma vestir así! ¿Y qué pasaba con sus calzados? ¡Que bajos! ¡Agh, estaba sucia! ¡Que tragedia!

Os lo agradezco, My Lord —Pronunció en un dulce tono de voz, bajo. Juntó ambas manos delante de su regazo, procurando mantener una actitud más... Banal... ¿Plebeya? Negó con la cabeza y bajó la cabeza al suelo. Claro, claro ¿A quién se le permitiría mirar a un señor? Oh, perdón, al hombre que la acababa de salvar— No los culpe, por favor. Tropecé y caí —Rió en bajo, suave. ¡Que torpe ella!

De todas formas ¿Cómo no serlo cuando llevaba zapatos tan bajos? Acabaría teniendo dolor de piernas, lo veía venir. Pero todo por el querido Inquisidor Marc. De todas formas ¿Ahora qué? ¡Ah, sí, sí! Estaba preguntando qué acababa de suceder. ¿Entonces...? ¿Ahora qué haría? ¿Sería una niña inocente o los difamaría por haber sido descorteses con ella?

Levantó una mano hacia sus labios, ocultando una silenciosa risilla con ella— Perdóneme... —Volteó hacia el mayor, subió tan solo un poco su cabeza para poder ver sus azulados ojos. Era un hombre curioso, eso sin duda alguna— Lo siento. Solo pensé que sería bueno si todos los hombres fueran como usted... —¿Indirecta? ¡Oh, bueno! Como fuese— Observeme bien, My Lord. ¿No nota alga extraño? —La propia mano pasó a delinear sus orejas, mucho más largas, puntiagudas de lo usual.

Nuestra raza es considerada una abominación mi señor —Bajó un poco el cuello de su camisa, dejando entrever parte de la marca que la diferenciaba del resto— Los brandeds, nacimos por la unión de humanos y laguz. La marca en nuestro cuerpo nos delata como uno y algunos rasgos de nuestra parte laguz. Claramente... Ylisse no quisiera tener que aceptar un branded en tierra santa —Bajó su mirada, nuevamente la desvió, sin mirar al príncipe fijamente.

¡Oh, pobre, pobre ella! ~
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Miér Oct 25, 2017 3:02 pm

Quizás había sido demasiado brusco y severo con sus hombres si lo que decía aquella muchacha era cierto. Puede que solamente se hubiera tropezado, pero de todas formas podrían haber hecho algo –Bueno, en ese caso con tender una mano para que pudiera ponerse en pie sería cuanto menos, como deberían haber actuado. Los modales no se deben perder ante nadie, y mucho menos ante una dama que lo necesita –Estaba acostumbrado a que la mayor parte del género femenino de la población de Ylisse fueran mujeres tranquilas, hogareñas y amables. No obstante también un cierto número de valientes se habían alistado al ejército, y Chrom las admiraba. Sus habilidades y persistencia no tenían nada que envidiar a las de los hombres, pero por ese motivo había que saber distinguir. No se encontraba ante una guerrera que pudiese defenderse sola, y como tal, debía prestarle su ayuda desinteresada.

Una vez en pie, sonrió ligeramente –En realidad no ha sido para tanto… –Era amable, y por lo menos parecía no haberse hecho daño ni tampoco sus ropajes habían sufrido graves daños salvo por unas manchas de tierra que seguramente lavando la ropa desaparecerían; sin embargo, había algo en ella que le resultaba extraño por algún motivo desde su confesión como branded –¿Sois el resultado de la unión de un humano con un laguz? –Sabía de la existencia de personas con la capacidad de adoptar forma animal, desde bestias hasta dragones. Residían en su gran mayoría en el continente de Tellius, pero por aquellas tierra y en Akaneia en general no gozaban de demasiada visibilidad.

Durante unos segundos se quedó pensativo, en silencio, observando la marca de la joven así como cuestionándose sobre su pasado. Casi sin quererlo había puesto una serie de prejuicios sobre alguien a quien no conocía, sobre quien hasta el momento era inocente con la única falta de haber sido la descendencia de una relación no bien vista.

Por favor, primero de todo me gustaría que dejarais de llamarme señor, e incluso si así lo prefieres los dos podemos dejar de hablar tan formalmente –pese a todo, le dedicó una sonrisa. No tenía pensado atacar a aquella joven, tampoco permitir que se le hiciera ningún tipo de daño como persona inocente que era. Suficiente carga llevaba sobre sus hombros como para añadir aún más peso.

En cierto modo comprendía la actuación de sus guardias. Temerosos de lo que pudiera suceder si extraños se adentraban en el reino, no era su culpa haber tratado de detener a la joven de negros cabellos, pero él mismo hizo una seña para que lo siguiera antes de comenzar a andar –El Sagrado Reino de Ylisse es un buen lugar para todos aquellos que buscan la paz y un lugar tranquilo donde hospedarse o vivir, pero como en todos los lugares es necesario tener un poco de cuidado, especialmente con los tiempo que corren –se giró ligeramente, mirando de esta forma el rostro de su acompañante –Si querías pasar, ¿Es que estás huyendo de algo o de alguien? –Esa idea fue la primera que se le cruzó por la mente después de escuchar su historia, ¿por qué si no iba a intentar cruzarla, con tanto temor?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Sáb Oct 28, 2017 12:57 pm

Permaneció en silencio, escuchando al príncipe con atención, a pesar de que, ella se supone que no debía de saber que él era el príncipe heredero de la corona de Ylisse. Pero, si fingía no saber tal cosa, no significaba que no debía de saberlo, después de todo ella había sido enviada allí para poder sonsacarle información ¿O no?

Pero ¿cómo iba a revelar ciertas cosas a una campesina? ¡Ah! ¿Quizás vestir de forma hermosa habría sido mejor? No, seguro un hombre amable se compadecía antes por una campesina que por una muchacha de buena familia. Una inculta ¿acaso no era más simple confiar en tal inocencia? Si fuese allí diciendo pertenecer a Plegia... Aunque no lo dijera su oscura vestimenta sería sospechosa.

Se sonrojó ante la propuesta del hombre, levantó ambas manos a sus labios y observó hacia otro lado. ¿Dejar las formalidades? ¡Oh, bueno!— E-Está bien... Mi... Mi nombre es Semiramis... ¿Como podría llamarte? —Le miró de reojo, tímida, apenada por la situación. ¡Oh! ¿Cómo podría ella estar hablándole así a un caballero! Se tapó el rostro con ambas manos y dio media vuelta— ¡Ahhh! Que descortés hablarle de forma tan informal... Es un caballero... Por Naga... —¡¡Por Grima!! ¡Acababa de rezarle a Naga!

" Oh, Eterno, ruego que perdones mi mala boca... "

Ante su indicación no tardó en seguirlo, bajar sus manos de nuevo hacia su regazo y corretear hasta quedar a un lado del caballero, aún con la vista baja, tímida. De todas formas caminó recta, la suciedad de sus ropas no causaba más que hubiese cierta extraña aura curiosa a su alrededor. Su porte era particular, no era brusco ni mucho menos desagradable, sino todo lo contrario.

Me lo imaginaba. Hay tanta pureza en este lugar... Tan reconfortante... —Cerró sus ojos, inspiró hondo y estuvo tentada a toser, pero se mantuvo firme. ¡Ah! ¡Echaba casi de menos Plegia!— O-Oh... —Le miró un instante. ¿Escapar? ¡Oh, cierto! Bajó su mirada, por un instante la melancolía se reflejó en sus ojos— Mis padres. Ambos fueron humanos... Pero por algún motivo yo soy una branded... Quizás algún antepasado...
Quizás algo estuvo mal...
—Negó, inspiró hondo y siguió.

Vivíamos en una pequeña aldea en los confines entre Ylisse y Plegia. Mis padres murieron... Los aldeanos me consideraron una plaga por eso y me advirtieron que no podría seguir en la aldea... Si lo hacía avisarían a los soldados de Plegia... Su trato no es del todo agradable con los huérfanos, mucho menos con un branded... O eso me dijeron —Levantó la mirada, buscando al hombre con una ligera sonrisa en los labios, calmada ahora, con un brillo de esperanza— No pretendo quedarme mucho tiempo en la ciudad... Solo quería comprar algo para el viaje... —Admitió. Volvió a levantar su capucha, ocultar sus orejas largas, puntiagudas, tan fuera de lo normal.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Miér Nov 01, 2017 3:25 pm

Permanecía a su lado para que la joven de cabellos oscuros se tranquilizara tras el percance que había vivido. No le costaba nada estar durante un poco de tiempo al lado de alguien que parecía necesitar una mano, un poco de ayuda en un lugar que no conocía. No podía negarse a algo tan simple pero que a la vez no habían sabido proporcionarle en el lugar –Podéis llamarme Chrom –le sonrió amablemente a la branded, sin indicar en ningún momento título nobiliario o su pertenencia al ejército, a pesar de que so último estaría claro al haber acatado los soldados sus órdenes sin protestar.

Por favor no te preocupes, como ya he comentado yo también me encuentro más cómodo hablando sin necesidad de formalidades, así que tú también puedes hacerlo para dirigirte a mí –Desconocía si los seres que eran mitad laguz, mitad humanos tenían algún tipo de credo en concreto, pero escuchar sus plegarias a Naga, en cierto modo, consiguieron que se tranquilizara. Tímida, calmada, creyente, no parecía existir nada sospechoso con aquella joven con la excepción de sus rasgos de nacimiento, a los cuáles no estaba demasiado acostumbrado.

Posó los ojos sobre su acompañante, quien irradiaba pesadumbre así como una mano sobre su hombro con delicadeza, siempre sobre las prendas de ropa de la joven para que no pensara que tenía segundas intenciones, como ciertos hombres serían capaces de aprovechar una situación como en la que se encontraban –Quizás todo tenga una explicación, si tus padres eran humanos pero tú naciste con rasgos mezclados puede que signifique que Naga te tiene algo preparado donde debas usar aquello que tienes.

Incluso él se había quedado pensativo con aquellas palabras. Tal vez debería aplicarlas no solo a aquella persona que se encontraba caminando a su lado, sino a todos los seres, por muy extraño que pareciera. No obstante sin conocer los fines ni las intenciones no era raro encontrarse en cierto modo reacio cuando no se estaba acostumbrado a algo.

Suspiró al escuchar la historia de Semiramis. No se podía justificar un acto de odio como aquel, ni siquiera pese a la extrañeza de sus rasgos, se suponía que aquellas personas habían convivido con la joven y la conocían, ¿por qué tratarla de esa forma por ser diferente? Se mordió el labio, sacudiendo la cabeza –Es mejor que hayas venido aquí, en Plegia no te esperaría nada bueno, no son más que unos herejes que seguramente tuvieran malas intenciones hacia tu persona, además que se encuentra plagada de emergidos, podría ser peligroso para alguien sin capacidad de defenderse contra esas bestias –Señaló con la cabeza hacia el interior de la puerta, caminando para traspasarla –Te acompañaré mientras te reabasteces de lo necesario.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Jue Nov 02, 2017 3:25 am

Chrom... —Susurró a penas en un hilillo de voz, sonriente— Que nombre tan agradable... —¡Oh, pero que descortesía la suya! Estaba tuteando al príncipe de Ylisse, eso no tenía perdón. Pero no la culpen, Semiramis, o al menos, la aldeana Semiramis, no tenía como saber que ese hombre era un príncipe. Había vivido abandonada en un bosque, lejos de los demás aldeanos, asustada por el odio irracional que pudiesen sentir hacia ella por algún motivo que no entendía. En realidad sí lo hacía, pero no le importaba.

Le miró de golpe, honestamente sorprendida por las palabras del hombre. ¿Que Naga qué?— ¿Q-Que N-Naga me tenga algo preparado? —Estuvo por escupir a la idea de volver a pronunciar su nombre, pero, no podía, no era algo digno de una dama, ni mucho menos de una creyente en Naga ¡Pero por el santísimo Grima!— Alguien como yo... Aunque si pudiese ayudar a Su Santidad... Estaría honrada... —Tímida volvió al frente su mirada, hacia el suelo, pensativa. Nunca lo había pensado, que Naga pudiese hacer eso por ella... No, estaba segura que Naga la odiaba más que cualquier otro, que Grima había sido el único que la había aceptado como era, tratandola como un igual.

Quizás Plegia los hubiese tratado a todos como escorias, sometidos a tratamientos injustos, inhumanos, quizás les hubiese enseñado a base de dolor y odio, pero, dentro de su propia crueldad, no hicieron distinción, todos sufrieron, humanos, laguz, brandeds por igual. Eso era algo que no iba a suceder allí ¿Cierto? No allí donde la luz enfermiza de Naga bañaba a todo ser vivo y los diferenciaba gracias a la libertad que existía.

"Oh, mi querido príncipe. Que suerte que sea yo la que está con usted y no cualquier persona" Deslizó los ojos hacia él, sonrió con suavidad. ¿Qué pasaría si por ejemplo la señorita Morgan estaría frente a él? ¿Ella habría permitido que tales palabras escaparan impunes de sus labios? ¿Herejes? ¿La estaba llamando alguien incapaz de protegerse? "Oh, Grima. Ruego tu perdón de nuevo. Esto es solo por el bien de tus hijos" Una plegaria muda que no escapó de sus labios. En cambio...

Así es, las mismas horribles historias escuché —Asintió. Decidió dejar con ello el tema de lado, no sería capaz de difamar su patria por mucho que casi ni le importara. En cambio, descruzó sus manos, avanzó unos pasos hacia el frente y volteó, quedando frente a Chrom. Entrelazó sus dedos a la altura del pecho y sonrió de lado— ¿De verdad? Que suerte la mía ~ Ir de compras con un hombre amable y apuesto —Caería en banca rota, pero eso no importaba en realidad— En ese caso, Chrom... ¿Por donde? —Miró a derecha e izquierda, lo único que veía eran casas, supuso que... Probablemente el mercado estaría más adentro en la ciudad. Pero ella no lo sabía, claro.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Vie Nov 03, 2017 10:25 am

Tuvo que sonreír con amabilidad cuando escuchó pronunciar su nombre por los labios de la pelinegra, casi como si aquello le diera vergüenza o le costara por algún motivo. Le parecía alguien sumamente inocente y a quien habían tratado tan injustamente, sin tener motivos para merecerlo, más que unas orejas puntiagudas heredadas de algún ancestro. No lograba comprender cómo habiendo conocido a sus progenitores sus propios vecinos y compañeros habían cambiado a una actitud tan hostil tras el fallecimiento de estos. Aquello era una injusticia que, esperaba, no hubiese hecho mella en la voluntad de la joven –En realidad solamente es un nombre, los nombres no son más que un reflejo de la persona que lo lleva, pero dependen de estas así que… bueno, creo que en sí solo son letras, mas me alegro de que os agrade –no sabía muy bien cómo pero él mismo se acababa de hacer un lío. Definitivamente la palabra no era su fuerte y esperaba no haber dicho algo que pudiera molestar a su acompañante.

Confía en mis palabras, en ocasiones creo que Naga nos pone baches en el camino para que seamos capaces de sortearlos, puede que incluso con el desvío nos encontremos alguna recompensa, tiene que haber un motivo para ello –Tuvo que sonreír de nuevo. Él creía sinceramente que todo lo que hacía era por un motivo, por un fin. En su caso, salvar Ylisse de la invasión emergida y que no volviera a ocurrir, así como proteger a todos sus aldeanos, asegurando la paz en sus queridas tierras. No había nada que deseara más que aquello, y seguramente Semiramis tuviera una misión que cumplir, alguna recompensa que le esperase al final del camino –Estoy seguro de que también se acuerda de ti.

Tras caminar de frente durante unos cuantos minutos dejando atrás la primera de las zonas residenciales, habían girado hacia la zona más comercial del lugar, lleno de diferentes puestecillos comerciales que ofrecían útiles de todo tipo, desde comida, ofrendas a la diosa, ropajes y objetos más preciados como gemas y armas. Especialmente con los últimos debían tener cuidado, y sus vendedores debían mantener los ojos bien abiertos, evitando vender su mercancía a quien pudiera suponer un problema al reino.

Suspiró nuevamente ante las historias de la joven, negando con la cabeza –Nunca podremos estar del todo en paz si en Plegia se realizan semejantes actos atroces, no deberían estar permitidos, pero por el momento centrémonos en hoy, aquí estás a salvo –Señaló el primero de los puestos con la cabeza mientras parpadeaba ante aquel comentario. ¿Amable y apuesto? ¿Esos adjetivos iban dirigidos hacia él? Tragó saliva mientras desviaba disimuladamente la vista –Ah bueno… en realidad simplemente soy yo, como ya te digo… ¿Q-qué es lo que necesitas comprar? –Lo mejor era no desviarse del tema. Exacto. Había ido a por provisiones así que le ayudaría con ello.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Sáb Nov 11, 2017 7:41 pm

¿Tú crees? —Le miró, eso era algo de lo que le gustaba divagar— Creo que los nombres tienen poder y las palabras también —¿Cuántas veces habría ya dicho la misma cosa?— Fueron tus palabras que hicieron retroceder a los guardias o llamar mi atención —Sus dorados ojos se fijaron en él, atenta. Era un hombre apuesto, le gustaba el brillo de sus ojos.

Al decirme tu nombre, al darte yo el mío, te conferí y me conferiste un poco de control sobre ti. ¿O acaso no te voltearías si alguien te llamara? —¡Los nombres eran poderosos! ¡Tan estremecedores!— Chrom —Susurró con dulzura— ¿Acaso con eso no llamé tu atención? —Sonrió de lado, totalmente divertida ante sus propias palabras.

¿Lograría ese inocente príncipe en entender? De hecho, probablemente pero solo fuesen las divagaciones de una persona extraña de orejas alargadas. De una completa extranjera en tierras que no la iban a aceptar muy a pesar de la amabilidad de aquél príncipe y sus encantadores ojos.

Volvió la mirada al frente e hizo un sobre esfuerzo al intentar no poner los ojos en blanco ante la insensata devotación ajena hacia la diosa Naga. Para ella, como si fuese la mismísima hermana de Grima, o Grima incluso. Pero, siempre, constantemente, desde hacía muchos años en su mente solo se repetía el continuo "Naga me odia" y si ella la odiaba tanto, iría con Grima, se burlaría de su existencia y usaría a sus creyentes como marionetas.

Sería mejor que Naga.

Que seas tú no cambia que seas agradable y apuesto bajo mi percepción¡Ah! ¡Querido Chrom! ¿Acaso tu Diosa te recordaba tan seguido lo agradable que eras? Hum... —Llevó un dedo a sus labios. Miró a un lado y otro con curiosidad antes de acercarse de nuevo a él— Supongo que, algo que pueda servirme unos días antes de llegar a la próxima ciudad... ¿Carne seca? ¿Pan? ¿Mermelada? —¡Pero ya bastaba de tonterías!

Volvió a sujetarse con suavidad del brazo del príncipe, sin querer molestar en realidad. Le miró de reojo, cuanto le dejaba su capucha— ¿Me permites ser un poco curiosa? —¿Sería sincero con una moza?— ¿De donde provienes? Quiero decir... ¿Naciste en Ylisse? —¡Empezaría con algo simple!
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Jue Nov 16, 2017 1:00 pm

Se llevó una mano a la nuca para frotarla ligeramente. Si realmente supiera que más que sus palabras fue su presencia la que hizo que los soldados se detuvieran estaría desvelando su identidad, aunque en realidad junto con las palabras era lo que le dotaban de autoridad total en aquel lugar –En realidad mis palabras no son para tanto, incluso admito que soy hombre de pocas palabras, prefiero expresarme de otras maneras solo que a veces no queda más remedio que hablar –Y es que donde estuviera una espada, las palabras podían retirarse, no había mejor forma de conocer a su adversario que a través de una lucha justa y en igualdad de condiciones, se podía obtener muchísima información.

No obstante, escuchar su nombre de labios de una joven con una personalidad tan dulce le provocó una nueva sonrisa amable, no entendía cómo los soldados habían considerado peligroso a alguien como ella, ¡si apenas podría espantar a una mosca! Tenía pinta de que la dejaría vivir felizmente, sin violencia, sin maldad –Lo cierto es que sí que has llamado mi atención, admito que tienes razón, ahora tienes un poco de poder sobre mí así que espero que lo utilices bien, no hagas que me arrepienta de haberte confesado mi nombre –Las sonrisas volvían a fluir solas. Ocurría cuando se estaba a gusto con alguien, mas también prestaba atención a las calles por las que paseaban.

Agradable y apuesto.

Una vez más esas palabras lograron sonrojarle ligeramente, aunque prefería no hacer demasiado caso. Seguramente lo estaba diciendo de una forma totalmente inocente, para darle las gracias por haberle ayudado antes con los soldados. Existían personas con mayor o menos facilidad para ofrecer comentarios agradables a los demás, y Semiramis parecía ser de ese grupo, muy a diferencia de él.

Creo que algo de carne seca, mermelada y pan iría bien, incluso si quieres algo de queso, conozco un par de puestos que podrían interesarte entonces –Señaló con la cabeza hacia la siguiente calle que debían tomar, donde el olor a comida impregnó el ambiente. Casi todas las carnes y demás productos derivados de los animales estaban en esa zona del mercado, por lo que aflojó la marcha. Así su acompañante podría observar y elegir el género que prefiriese –Ah, ¿Si soy de Ylisse? ¡Por supuesto! Nací en la capital, pero me muevo bastante –Miró de reojo sus manos, aferradas a su brazo. Notar el roce sobre su piel le hizo tragar saliva, pero sería descortés si le pidiera que se soltase, pobre señorita. Señaló un puesto, sonriendo un poco aliviado, puede que con aquello ella libremente se separase –Ese es un buen puesto, he comprado más de una vez en él.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Sáb Nov 25, 2017 6:20 pm

"¿Expresarme de otra manera?" ¿Expresarse de otra manera? Rió internamente, de hecho, tuvo que desviar su atención hacia el lado opuesto a él para que el brillo de diversión de sus ojos no llamara la atención ¡Oh, por Grima, que difícil era! ¿Expresarte de otra manera? Oh, Chrom, querido, hay muchas formas de expresarse... ¿A cuál de todas te refieres? —Inquirió con inocencia, volteando hacia él.

Porque si era cosa de expresarse de alguna forma que no fuese con palabras, ignorando las ingratas espadas, ella sabía unas cuantas maneras y, si lo que ella pensaba terminaba siendo algo parecido a lo que vagaba por la mente del príncipe, quizás intentaría sonsacarle información de esa forma... Si solo la suerte jugara un poco más a su favor... ¡Todo sería más que perfecto!

Oh, me halagas. Poseer poder sobre ti... Yo, una campesina cualquiera... —¡Ah, ah! ¡Pero que modesta ella! ¡Eso no podía ser cierto!— Haré lo mejor para complacerte, mi querido —Musitó en bajo, suave, un susurro cerca aún de él. Relamió sus labios, un gesto cualquiera, nada importante. Le miró por último instante con picardía, dispuesta de tal forma que la inocencia brillara con ella.

Carne seca, pan, mermelada, queso. ¿En qué se había convertido eso? No necesitaba nada de todo eso, sino más bien que le revelara sus secretos a ella, pero ¿cómo? No podía ser brusca, no podía empujarlo contra un callejón y amenazarlo con cortar su garganta, ni contonear a su lado esperando que en un acto de locura se le escapara algo interesante.

Por el momento le perdonaría su silencio y seguiría jugando un rato más. Volteó hacia el susodicho, cambió la seriedad por una sonrisa encantadora y se dispuso a volver a hablar— ¿Te mueves mucho? ¿Por cosas como el trabajo? —Ladeó hacia un costado su rostro, su cabello descendió por su hombro, pero al llevar puesta la capucha, no se vio mucho de sus extrañas orejas.

¡Era un príncipe! ¡Claro que iba a viajar mucho!
¿O no?


¿Hum? —Giró para mirar hacia el lugar señalado, sus orejas se movieron suave, imperceptibles, bajo la capucha— Vayamos en ese caso~ —Propuso de golpe, giró sobre su talón, maldiciendo internamente lo bajo de sus zapatos y avanzó, como si nada— confiaré en tu buen paladar¡Era un príncipe! ¿Cómo no tener un buen paladar?

" Pero, como me hagas perder el tiempo, te arrepentirás de ello, lindo príncipe " Pensó divertida en un final.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Mar Nov 28, 2017 11:54 am

Como si fuese la respuesta más lógica de todas las existentes, no tardó ni dos segundos en responder –Pues obviamente me refiero a las batallas, como mejor suelo expresarme es con una espada en la mano –Sonrió orgulloso de sus palabras, no debían ser las más propias de un príncipe que, además, cargaba con parte de la responsabilidad diplomática de su reino, pero era sabido por todos que desde niño veía su futuro como el mejor guerrero de la nación, protegiéndolos a todos. Observó a la joven justo tras contestar, levantando una ceja al observar su inocente rostro, ¿quizás había dicho que no le gustaba para que se hubiera volteado?

No fue hasta un momento después que captó el detalle pícaro que creía haber visto en los ojos de la branded. Seguramente se lo estuviera imaginando, una jovencita inocente, asustada, y en una tierra extranjera no tendría intenciones de hacer ningún tipo de insinuación, por nimia que fuera. ¡Claro que no! Se reprochó mentalmente por haber siquiera pensando en semejante posibilidad, no se merecía la compañía de la chica, que tan solo requería un poco de información y apoyo para continuar con su viaje –No te preocupes Semiramis, de verdad que no es necesario que hagas nada, con un simple “gracias” es suficiente para mí, no pretendo que sientas ningún tipo de deuda hacia mí –Sí, exacto. Saber que proseguiría con su camino era el mejor agradecimiento posible, ya que significaba que había hecho bien su trabajo.

Pagó por ella las provisiones, tomando la bolsa con los productos en su interior. Si no pareciera tan frágil no tenía problema ninguno en tendérsela, una mujer fuerte no necesitaba que cargaran con sus posesiones, pero solo quería hacerle la vida un poco más sencilla. Sus hombres ya la habían intimidado lo suficiente –No os arrepentiréis, lo prometo.

Aprovechó entonces para retomar la charla con la pelinegra –Bueno, admito que sí me muevo bastante, es parte de mi trabajo, pero también ese es uno de los motivos por los que me gusta tanto, si tuviera que estar permanente quieto en un solo lugar sería demasiado aburrido –Como cuando se veía absorbido por un montón de papeleo cada vez que regresaba a Ylisstol. Solo de pensarlo se le escapó una mueca de desgana. Las responsabilidades eran las responsabilidades, y siempre las cubría, pero de ahí a que fuera de su agrado…

Resopló por lo bajo, demasiado absorto en sus pensamientos en ese momento. A pesar de la compañía de la joven siempre tenía en cuenta una lista mental de todo lo que faltaba por hacer, estaba Frederick para recordárselo todos los días. Se llevó una mano a la cara, ligeramente avergonzado por comportarse tan poco como un adulto –Ah disculpa, me he acordado de un asunto que debo atender cuando abandone este lugar y no es que sea especialmente de mi gusto, pero supongo que siempre hay partes de un trabajo que gustan más y otras menos –En ese instante, le asaltó una duda sobre la joven doncella. Si estaba huyendo de Plegia, de aquel maldito lugar repleto de emergidos y de amantes de Grima, ¿qué haría a partir de entonces? –Si no es demasiado preguntar, ¿qué vais a hacer a partir de ahora? –Podría ofrecerle algún tipo de ayuda o consejo, si estaba en su mano el hacerlo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Sáb Dic 23, 2017 7:43 am

Aparentemente concentrada en lo que estaba ante sus ojos, dejó que el príncipe cargara con sus provisiones, no sin antes una inclinación de cabeza, correcta, demasiado correcta casi por una humilde moza. ¿Pero qué podía hacer al respecto? Era como el respirar para ella, era algo tan normal para ella como el simple hecho de respirar o de usar magia arcana.

Pero qué amable, Chrom —Estuvo tentada a susurrar un "príncipe" detrás de aquello, pero se contuvo, solo le dirigió una mirada de soslayo, curiosa a pesar de no querer demostrarlo. El tiempo se estaba extendiendo demasiado, debía encontrar rápido alguna forma de entretener aquél hombre, engatusarlo para que le contara sus secretos.

¿Y vio algo interesante en su último viaje? —Inquirió, por pura curiosidad, no, ella no era ninguna espía allí presente para sonsacarle información a un inocente príncipe, que seguramente de desearlo... Cosa que dudaba, podría ser capaz de acabar con su vida en un parpadear. Pero las cosas no eran emocionantes si les faltaba cierto peligro ¿Cierto? Aunque en realidad prefería estar al lado de la seguridad, no por nada, ella amaba su vida, no iba a desperdiciarla.

Seguramente las cosas que veas sean diferentes a las que yo veo —Y allí sí, no pudo evitar que cierto misterio tiñera sus palabras, desvió al frente su atención, hacia las personas que avanzaban, que volvían, hacia las tiendas, hacia los niños. Estaban tan ocupados que no le parecían extraño ver una muchacha encapuchada de oscuras hebras que caían por sus hombros, eso era algo bueno.

Volteó hacia el príncipe ante su resoplido, divertida— Cierto es, cierto es. Los viajes son agradables, pero cuando uno tiene un lugar fijo al cual volver, hacia obligaciones que atender también —¡Que difícil debía ser la vida de un príncipe! Por ejemplo Marc, no era ningún príncipe, pero su joven amo tenía un montón de responsabilidades que atender, pobre niño.

Sus orejas se sacudieron suavemente, escondidas por la capucha. Parpadeó y rió en bajo, tapando sus labios con una mano, elegante— ¿Preocupado, mi querido? —Suavizó su andar hasta quedar al lado del hombre, juntó ambas manos en su regazo, inocente— Seguiré hacia Ragna Ferox probablemente, escuché que hace poco pasó a ser territorio de Altea. Después quizás cruce el océano en dirección a Magvel o a Jugdral. Quizás Valentia... Escuché que hay un reino en el que tratan a humanos, laguz y marcados por igual —¡¡Ahhh!! ¡Que bonito! Solo de pensarlo le daban arcadas.

¿Qué me aconseja? —¡Ha! Príncipe injusto. Le sonrió con dulzura, una dulzura venenosa. ¿Acaso no la estaba echando de su reino con esas palabras? ¿Acaso no sentía cierto recelo por ella incluso él quién tan amable se comportaba? La quería fuera de su reino ¡Claro! ¡Estaba maldita! Y ella, dentro de su propia maldición se regocijaba de diversión y burla— Si viaja mucho debe de conocer bien los demás reinos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Invitado Sáb Feb 03, 2018 7:15 pm

Le regaló una sonrisa sincera ante el halago que le había devuelto su joven acompañante. A pesar de tratarse de una joven humilde su educación era excelente, por lo que sus progenitores debieron hacer un grato esfuerzo antes de que, tristemente, pasaran a mejor vida. La vida en palacio le había acostumbrado a recibir, más que ofrecer, inclinaciones y muestras de respeto, por lo que aquella realizada por la peligra prácticamente le pasó desapercibida; no lo sentía fuera de lugar.

Se llevó la mano con la que sostenía la bolsa repleta de víveres al mentón. Sus viajes últimamente seguían todos el mismo patrón: Vigilar cuidadosamente las fronteras y plantar cara a los posibles emergidos que pudieran haber cruzado a sus preciadas tierras, pero era bastante posible que indicando esos detalles desvelara su posición –Siempre hay cosas nuevas e interesantes en cada uno de mis viajes, aunque sea una sensación que te despierte, pero esta última vez fui capaz de ver de cerca uno de esos seres que ahora mismo están asolando, por desgracia, nuestros hogares –Tampoco iba a mentir a la joven, no pasaba nada por simplemente dar parte de la información, pero no se iba a inventar una excusa, no era propio de él –En realidad me sorprenderías que tuvieseis que lidiar con emergidos vos misma, pero teniendo en cuenta que venís de Plegia… –Por un instante su rostro se petrificó mientras sus orbes azules se posaron sobre los de la joven. Tragó saliva y la señaló con el dedo índice, no sin cierto aire dubitativo –¿Cómo habéis logrado viajar durante tanto tiempo sola? ¿Os encontráis bien? Espero que no estéis herida, o que no os hayan hecho pasar un mal rato –Porque tan malo podía ser una herida como un recuerdo cruel y nefasto.

Todavía con cara de disgusto, asintió ligeramente a las palabras de su acompañante –Las obligaciones hacen que todo esto sea un poco más aburrido –Se cruzó de brazos, cerrando durante un par de segundos los ojos mientras fruncía el ceño. Levantó el dedo índice, recordando la pose que en ocasiones Frederick solía poner para regañarle, lo cual era mucho más común de lo que le gustaba admitir –A veces me pregunto por qué hay que hacer o dejar de hacer ciertas cosas, especialmente cuando saben que no se me da bien o que prefiero estar en otro lugar –Se rascó la mejilla, lanzando aquella cuestión al aire en realidad.

Y es que quien dijera que la vida de un príncipe era sencilla, no sabía de lo que hablaba; felizmente intercambiaría posiciones con quien fuera durante unas horas para que supieran cuál era su día a día.

Pero afortunadamente la buena compañía de la joven impedía que las tareas pendientes se acumularan demasiado en su cabeza, volviendo a sonreír a su compañera –Por supuesto que me preocupo, no pretendo ser demasiado descortés, pero deberíais recordar que ciertos lugares son peligrosos, que vais a necesitar protección, y aunque Regna Ferox es ahora territorio de Altea es un vasto lugar, pueden quedar demonios allí.

Sorprendido porque conociera la existencia del Reino de Sindhu, parpadeó un poco. Sus relaciones con la soberana de aquel lugar eran cordiales, buenas e incluso con buen devenir –Claro, no había caído en ese detalle… Podría ser un buen lugar en realidad –Sus ojos volvieron a dirigirse hacia las puntiagudas orejas de la dama, que la delataban. Escondidas en la capucha, su apariencia era como la de cualquier otro humano, pero aquel era un detalle importante a recordar –En realidad, el mejor lugar al que podría ir sería Altea, si quiere una respuesta sincera. Está mucho más cerca que otros continentes pero la protección del lugar no tiene comparación, su príncipe está haciendo un excelente trabajo –No para menos, Marth era su querido sobrino, y había aprendido de los mejores.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Eliwood Miér Dic 12, 2018 11:15 pm

Tema cerrado. 50G a cada participante.

Semiramis obtiene +1 EXP.
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
espada de acero [3]
.
.
.
.
.

Support :
Marth [Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] OaIUyNL
Lyndis [Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] JEIjc1v

Especialización :
[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] NqTGGyV

Experiencia :
[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Fy4uE7I

Gold :
1079


Volver arriba Ir abajo

[Social]  Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom] Empty Re: [Social] Venga, mi querido príncipe [Priv. Chrom]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.