Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Seraphiel el Miér Ago 30, 2017 5:42 pm

Seguía sin entenderlo en realidad. Habían dejado atrás la Ciudad Redonda de Hatari para llegar a ese curioso lugar. Ahora, lo que veía más eran solo humanos. Humanos. Humanos. Los laguz estaban ahí, caminaban a la par de todos los demás, pero seguía habiendo algo que no le gustaba. Seguía habiendo algo que añoraba y no sabía bien qué. Quizás saber que ese era un reino, que no habían paredes altas protegiéndolos, saber que por segunda vez había perdido un hogar y encontrado otro nuevo. Por segunda vez. Era joven, dentro de su propia especie no había alcanzado siquiera un tercio de la vida que podía estar por delante y aún así, ya había perdido por segunda vez un hogar. ¿Cuántos más perdería en lo que le quedaba de vida?

Sentado sobre uno de los tejados del palacio suspiró, bajando su atención al suelo. Era una costumbre de la que no iba a deshacerse fácilmente: a él le gustaban las alturas, era un ave al fin y al cabo, era normal eso. Buscó no encontrarse con los demás; tenía sus propios problemas en mente, le molestaban. Cerró sus ojos. Quizás era que le estaba entrando nostalgia, estaba aún más lejos del único ser que había conocido en persona y fuese de su misma especie, de su príncipe a pesar de que Sissi fuese su reina. Anhelaba verlo, pero estaba demasiado lejos. Negó con la cabeza, intentando mantener aquellos sentimientos lejos de su mente, ahora eran inútiles.

Prefirió centrarse en qué era lo que se veía abajo, entre la gente que caminaba a un lado y otro de la ciudad por un motivo u otro y ahí la vio: Galea. Intentó ver con más claridad qué era lo que estaba haciendo, pero no llegó a darse cuenta del todo de qué. Galea, Galea la guardia real de su Majestad Sissi. La conocía, oh, claro que la conocía, de hecho, se temía mucho que durante sus primeros años había tratado de forma horrible. Era una branded, sus razas se repelían por ley, al menos, los laguz repelían a los brandeds y él en un principio no había sido diferente. Odiaba a los humanos, al menos, los había odiado. Odiaba la crueldad con la que había sido tratada su gente, la sonrisa en los labios de los humanos a la hora de prenderles fuego. Pensó que todos serían iguales, que no lograrían entender la verdad. No entendía como Ashera los dejaba existir. Claramente, incluso a Galea había rechazado en aquél entonces, junto a todo humano o branded que se le acercara.

Pero, Galea nunca le había rechazado, nunca le había culpado por su injusto comportamiento. Suspiró. Lo recordaba, se había comportado como un auténtico estúpido. Ahora, ahora ya no existía ese odio por ella, ahora la presencia de los branded no era más que una curiosidad y nada más, ya no le incomodaban y no sabía si eso era algo bueno o malo en realidad. Desvió su mirada a un lado, intentando quitar incluso aquello de su mente. Innecesario. En ese momento no lo necesitaba. Algo más... Algo más...

Pero siquiera se había disculpado con ella.
...

Volvió su mirada a ella y suspiró pesadamente– Bueno... –Ya que había la oportunidad de hacerlo en aquél momento ¿Por qué no aprovecharla? Extendió sus alas, amplias, de un suave tono dorado en las puntas de sus plumas, las movió en un ágil y suficientemente fuerte movimiento, suficiente como para levantar su delgado cuerpo y, cuando ya tuvo sus pies firmes sobre el techo del castillo, volvió a batir sus alas, surcando el cielo que tanto amaba. Era relajante, al menos para él, la capacidad de volar. Su idea principal había sido bajar a un lado de Galea, pero en medio del aire, su dirección cambió de golpe, dirigiéndose hacia Sissi que acababa de ver gracias al cambio de perspectiva.

Sissi –Pronunció, llamando la atención de la mujer una vez estuvo lo suficientemente cerca. Tocó suelo con sus pies y lentamente plegó sus alas a su espalda mientras avanzaba hacia el frente.

Te vi desde lo alto. Me preguntaba que estabas haciendo –Fue franco, de todas formas no solía mentir, pero, sí enredar un poco la verdad. Quería disculparse con la humana, pero entonces se percató de que probablemente no lo lograría, que, disculparse no era algo que haría tan fácilmente. Pero... Solo de recordar como se había comportado... Y aún así... Pero, a pesar de su inquietud interna, de la lucha entre el yo y su ego, solo una pequeña sonrisa se filtró en sus labios. La misma, tranquila sonrisa que poseía siempre. Bueno, las disculpas podrían esperar un poco más ¿Verdad? O quizás...

Se acercó un poco más a Sissi, cruzándose de brazos– Quisiera un consejo... –Le susurró, apenado, desviando su atención hacia el frente... ¿Qué era lo que percibía? Estaba demasiado lejos aún para estar seguro pero...
Seraphiel
Seraphiel
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Llave de puerta [3]
Baculo de heal [1]
.
.

Support :
Thoth [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Sissi [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR

Especialización :
-

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Fy4uE7I

Gold :
1333


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Dom Mar 25, 2018 8:42 pm

A Sissi le encantaba rodearse de gente, y mucho más cuando eran sus propios ciudadanos. Había pasado tanto tiempo encerrada tras los muros del palacio que había olvidado lo bien que se sentía el aire en el rostro y el contacto con alguien que no fueran las mismas personas de siempre. También se había dado cuenta de que, aunque todo lo que había estado haciendo era por su pueblo, les había descuidado en el contacto social. A veces, un monarca debía hacerse presente, hacer saber a la población que estaban allí para ellos. Antes, cuando era joven y no existían preocupaciones en su inocente cabecita, Sissi conocía a casi todas las personas de su ducado, y a su vez ellos la conocían a ella. La niña manakete se había movido entre su gente como una más. Ahora ya no podía hacer eso, más que nada por la imposibilidad de saber quiénes eran las tantísimas familias que vivían en Sindhu. Había un gran trecho entre un ducado y un país.

Aun así, no dejó que eso la desalentara. Esa mañana, tras terminar los asuntos más urgentes, se propuso dar un paseo por la Ciudad Blanca. Se puso unas ropas más sencillas y menos cargadas de adorno, aunque las telas seguían siendo de buena calidad y tenían estampados florales preciosos. El color escogido fue el naranja: un tono alegre para un día alegre. Un collar de perlas al cuello, un par de anillos y sus fieles pendientes en sus largas orejas, y ya estaba lista para emprender la marcha. Escoltada por un par de soldados, Sissi descendió a la ciudad que vivía a los pies del Palacio Real. Los guardias mantenían la distancia para dar una falsa sensación de intimidad, pero iban armados en caso de ser necesario. Lamentablemente, los ataques de emergidos seguían siendo una constante en su vida, y no había momento en el que uno no debiera estar atento. La misma Sissi iba con su Dragonstone guardada en su ajustado top, una práctica ancestral en ella.

Allá donde iba la gente la reconocía. La mayoría hacía una leve reverencia y le deseaba un buen día, otros se quedaban a hablar con ella un poco más. Había una gran cantidad de peticiones sobre falta de alimentos en algunas zonas, o la necesidad de defender mejor las murallas de piedra blanca. Sissi tomó nota de todo y prometió tratar de aplacar todos los problemas que pudiera. Sabía que sería imposible solucionarlo todo en el futuro cercano, pero pasaría las quejas y sugerencias a otras partes del gobierno para que se hicieran cargo ya que caía en su competencia.

Así fue que pronto llegó a la zona más residencial. Muchos niños salían de la escuela dispuesta para su edad para ir a sus hogares a comer. Las madres que podían habían ido a recogerles mientras llevaban en sus brazos a los más pequeños, bebés que aún no tenían años suficientes como para sentarse callados a aprender el abecedario. Las mujeres exclamaron de júbilo al verla y la invitaron a unirse a ellas. Al principio un poco tímida, Sissi se ruborizó y trató de rechazar que le tendieran a los pequeños infantes, pero no había manera de decirle que no a una madre orgullosa. Al final, la Reina tuvo apoyado contra el pecho a un adorable bebé que era todo grandes ojos caoba, una expresión de curiosidad y soniditos propios de su edad, a falta de palabras que formular. La manakete lo meció y una sonrisa de adoración asomó en su rostro.

- La maternidad le favorecería, su Majestad. – murmuró con timidez una de las jóvenes madres. Casi parecía que le diera vergüenza hacer tal comentario, como si creyera que fuera a ofender a su reina. Pero Sissi se puso mucho más roja y la miró sin saber muy bien qué decir. Se limitó a asentir y a sonreír de forma turbada. Lo cierto es que le gustaban los bebés, pero hasta hacía poco no les había prestado demasiada atención. En Hatari no había tenido necesidad de pensar tanto en el futuro. Pero si era sincera con ella misma, ¡Quería uno! ¿y por qué no podría tenerlo? Naga había tenido a la Sagrada Princesa sin necesidad de matrimonio. No recordaba si sus padres le habían hablado del compañero de la diosa, quizás no había existido. Antes Sissi tenía ideas bastante inflexibles sobre la vida de casado y la importancia de unirse políticamente en lazo antes de formalizar una relación por otros medios, pero desde la huida desde Hatari, el abandono de Rhett, y que era reina, su perspectiva había dado un gran vuelco. Había visto y vivido el mundo real, y no siempre se podían cumplir los sueños de la infancia. Tenía derecho a cambiar de opinión. No era todo tan sencillo y directo como cuando era pequeña. Ahora que reposaba sobre su cabeza el peso de una corona, debía pensar en el futuro de su país por encima de todo. Y eso quería decir proveer a un heredero con el tiempo.  

El bebé le agarró un mechón de su cabello rosa y comenzó a chuparlo, cuando Sissi se lo quitó de la boca trató de llevarse entonces los numerosos collares que llevaba al cuello, pero temiendo que eso no fuera muy bueno para él, la reina le dio su dedo para que lo succionase como si fuera absolutamente delicioso. – Es lo más precioso de este mundo. –murmuró para el orgullo y el gusto de la madre, que no tardó en alabar lo inteligente que era el pequeño para su corta edad, nada que ver con su hermano mayor, que era como un acólito de Grima. Entre risas hizo Seraphiel su aparición en el grupo. Sissi sonrió aún más, emocionada al ver a su gran amigo. - ¡Seraphiel! – exclamó con una sonrisa de oreja a oreja. Sin mediar más palabra, y cuando la garza estuvo lo suficientemente cerca, se incorporó y le tendió al bebé que tenía entre manos para que el otro lo sostuviera. Después, se echó un poco hacia atrás y cargó con una de las niñas de más edad, quizás cuatro años beorc, que había estado tirando de su falda para llamar su atención. Se la colocó en la cadera y le dedicó una expresión de inocencia al embajador, como si no le hubiera metido en todo el meollo de los infantes a la fuerza. – Sujétale bien, las crías beorc son tan delicadas como los bebés de otras razas, imagina que es un polluelo de garza. – sugirió con una expresión de tierna diversión.

Pero algo interrumpió la felicidad del grupo: el sonido un cuerno de elefante por el que alguien había soplado, y que cargaba en sus tonos graves el mensaje de que estaban siendo atacados. Sissi alzó la mirada hacia la dirección y frunció los ojos. El viento aciago.

Emergidos.


Ropa de Sissi:
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Tumblr_o7ethjt5X01rz3s6qo8_r1_540
Sissi
Sissi
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Tónico de def [1]
Dragonstone [1]
.
.

Support :
Sera [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR
Chrom [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Zephiel [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Fy4uE7I

Gold :
9168


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Seraphiel el Miér Mar 28, 2018 6:17 am

¿E-Eh? –¿Quién se habría imaginado que le darían un niño para sujetar? Antes de poder decir algo o quejarse, recibió al bebé de quizás pocos meses entre sus brazos y suavemente lo acercó a su pecho, pero en ningún momento su mirada se centró en él, sino en su Reina y sus extraños antojos de hacerle cargar al infante.

Estuvo por abrir su boca, quejarse al respecto, hasta que recibió la advertencia. Retrocedió un paso, algo azorrado al no saber qué hacer y al percibir una pequeña queja por parte del niño, probablemente por no prestarle atención debidamente. Y solo entonces bajó su mirada... Un niño beorc... Un polluelo garza... Esa carita sonrojada, los ojos enormes y los mofletes gorditos... ¡Que ternura! Inevitablemente se sonrojó, de por si sin tener experiencia al respecto.

Pero aún así lo balanceó un poco, suavemente, entre sus brazos y en cuanto el niño sonrió, comenzando a reír, la garza ensanchó también su sonrisa, totalmente orgulloso de su logro. ¡Pero, oh bueno! Era una garza, probablemente su misma existencia fuese agradable para el niño, después de todo, se decía que los pequeños tenían mucha más percepción de sus padres, ya adultos, acostumbrados a vivir en la sociedad, a acomodarse y seguir el ejemplo de los demás.

Que dulzura de niño... –Murmuró en bajo. Cuando el pequeño ya estuvo tranquilo, entre sus brazos, levantó nuevamente su atención hacia Sissi y la niña que había estado cargando, a la que obsequió una sonrisa que la hizo sonreír de vuelta. Y fijándose un poco más... ¿Estaban cerca de una de las escuelas? Eso explicaría las mujeres allí reunidas, susurrando entre ellas, rodeándolos con agradables sonrisas– Al menos sé como cargar a un polluelo de garza... –Volvió a murmurar en bajo. Realmente no lo sabía... Pero... ¿Era casi innato? Quizás sería buen padre.

Pero cuando el cuerno de elefante resonó en los cielos, fue como una fría briza de aire congelado traspasándolo desde la espalda. Se estremeció, aunque procuró mantener su tranquilidad por la pequeña cría beorc que tenía entre brazos. No hacía falta saber mucho para darse cuenta de qué se trataba todo aquél escándalo. Dio un paso atrás, volteó y observó en dirección al cielo: habían emergidos cerca, era un hecho innegable.

Se acercó a la madre del bebé, entregándoselo con extremo cuidado para que no sintiese su propia inquietud y volteó en dirección a Sissi. Se acercó a ella– Sissi... Deberíamos hacer que se resguarden en la escuela por si acaso... –Propuso en bajo, cerca de su oreja, con voz suave y calmada a pesar de la situación algo precaria.

Ayudaría también, claro que lo haría. Habían pasado pocos años, pero los suficientes para que no sintiese tanto terror como en un inicio, como en el inicio, cuando siquiera podía abandonar la biblioteca y hacer algo más que no fuese temblar y rezarle a Ashera por su protección. Sus alas fueron desplegándose, lentamente, hasta la mitad. No veía nada, pero estaban allí, de eso podía estar seguro.
Seraphiel
Seraphiel
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Llave de puerta [3]
Baculo de heal [1]
.
.

Support :
Thoth [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Sissi [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR

Especialización :
-

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Fy4uE7I

Gold :
1333


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Dom Abr 01, 2018 1:12 pm

Sissi apretó a la pequeña contra su pecho y miró con desconfianza a la dirección desde la que podía sentir el viento aciago acercándose. Asintió a las palabras de la garza, tratando en la medida de lo posible el disimular su gran angustia al pensar que algo malo le pudiera pasar a esas jóvenes madres y sus hijos. No dejaría que nada les aconteciera. No mientras tuviera aliento en el pecho y vida suficiente para continuar luchando. Devolvió a la niña a su madre y carraspeó para llamar la atención de los presentes. – Por favor, tomad refugio en la escuela mientras repelemos a los enemigos. El Embajador Seraphiel y yo os defenderemos y no dejaremos que lleguen hasta vosotros. Taponad la puerta y mantened la calma. No os preocupéis, tenemos a Naga de nuestro lado y a todos los valientes soldados de Sindhu que ahora mismo deben de estar repeliendo a estas criaturas infernales.

Las mujeres no tardaron en llevar a los infantes dentro, y los maestros comenzaron a cerrar ventanas y puertas. En caso de necesitarlo, podrían salir por las puertas traseras o una de las ventanas que dieran a otra calle. Los edificios, aunque altos, tenían amplios ventanales por los que una huida sería posible, aunque también un ataque. Su prioridad era defender a los civiles y mantenerles lejos de la batalla. Uno de los guardias se les acercó corriendo mientras aún estaban dirigiendo a los peatones a buscar refugio en alguna casa cercana. Hizo una breve reverencia ante Sissi y seguidamente dijo: Mi reina, un grupo poco numeroso de ladrones y mercenarios emergidos está atacando las casas del distrito laguz. Estamos evacuando la zona, pero tememos que vaya a peor porque han prendido fuego a varias casas y el fuego se está propagando. Aunque no son muchos, están usando los incendios a su favor. – explicó con semblante preocupado.

Sissi frunció las cejas. No sería bueno que hiciera efecto cadena y que muchos otros hogares salieran calcinados. – Reúne a un grupo de voluntarios para luchar contra el fuego. Necesitamos hacer una cadena para poder llevar cubos de arena y agua constantemente a la zona para apagarlo todo. Estad preparados, pero no os acerquéis aún, que es peligroso. Esperad a que acabemos con los emergidos para actuar.  Ladrones y mercenarios, ¿verdad?  – preguntó y miró a Seraphiel. – El Embajador Seraphiel y yo nos encargaremos de ellos junto con los soldados que estén ya allí. ¡Rápido! No hay tiempo que perder. – dadas las indicaciones, Sissi le hizo un gesto a la garza para que la siguiera. No podía transformarse ahí en medio de la gente, así que se alejó un poco, corriendo hacia el lugar donde se estaba dando la batalla. - ¿Seguro que quieres venir, Sera? – le preguntó con una sonrisa comprensiva. El fuego era un mal amigo de las garzas. – Si prefieres, puedes quedarte a ayudar al equipo anti-incendios.  

Después, se puso una mano en el pecho, en el lugar donde guardaba su Dragonstone en su ajustado choli, y llamó a su alma dragón. No tardó en ser envuelta en una luz blanca que transformó su apariencia beorc en la de una manakete dorada. Se elevó con gracia entre los edificios y desde ahí pudo ver con mucha más claridad la espesa nube de humo negro que nacía de uno de los extremos de la Ciudad Blanca. Gruñó. Podía escuchar los gritos de la gente sorprendida y cómo todos buscaban donde esconderse hasta que pasara el peligro. Con un par de aleteos, Sissi puso rumbo al distrito laguz. No sabía cómo podría matarles sin destrozar aún más la zona. ¿Qué podía hacer un dragón cuando el fuego se ponía en su contra?
Sissi
Sissi
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Tónico de def [1]
Dragonstone [1]
.
.

Support :
Sera [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR
Chrom [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Zephiel [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Fy4uE7I

Gold :
9168


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Seraphiel el Lun Abr 02, 2018 5:57 am

Ah. Que repitiese tantas veces "embajador" causó que sonriese de lado, algo apenado ante la idea. Lo último que quería en realidad era tener un rango por encima del resto. Y aun así sabía que, no había otra forma, que así estaban las cosas, se quisiera o no.  Pero hablaban de cosas que a él no le gustaban y a pesar de que permaneció firme, a un lado de la reina Sissi, sin pronunciar palabra, sí prestó atención a lo que los demás decían...

Fuego... Oh, no quería tener nada que ver con el fuego de ser posible... Pero... Pero sería realmente egoísta de su parte ¿Cierto? Miró por encima del hombro hacia el colegio que estaba siendo cerrado con todos dentro por pura precaución, seguidamente volteó su mirada al frente, allá donde inconfundible se olía el humo del fuego destructor y la esencia desagradable de los emergidos.

¿Qué?... –Desvió hacia la Manakete su atención, ligeramente desorientado. Apretó sus labios y al final, negó en un ligero gesto de la cabeza ¡Oh, si supiese!– Iré contigo y ayudaré en lo que pueda – De alguna forma, tenía un poco más de confianza en si mismo. Avanzó unos pasos al frente, extendiendo sus alas a un lado y otro de su cuerpo– No le temo al fuego. Temo lo que pueda causarle a la ciudad y a las personas de no hacer algo pronto –Y no era un misterio descubrir que todas las demás razas sabrían, de una u otra forma, que hacer, que solo las garzas, en aquél entonces, habían permanecido congeladas de miedo.

Él pero, no volvería a hacerlo, como tampoco lo hizo el príncipe Reyson en Senay. Al notar lo que pretendía Sissi, aleteó un par de veces, lo suficiente como para generar una corriente favorable a su vuelo y elevarse en el aire al tiempo que ella se transformaba. Siempre se sorprendería de la majestuosidad de los dragones, no podía evitarlo. Miró hacia ella, notando cierto instinto más primitivo en su ser y sonrió para si mismo.

Sissi, uno de mis Galdr pueden pararlos por un tiempo –Informó. Era curioso, él mismo se había dado cuenta, en la marcha, con el pasar del tiempo, lo que sus canciones podían o no podían hacer– Al menos dejarán de incendiar lo que encuentren –Porque, no dudaba que los pequeños emergidos no podrían hacer nada en contra de las duras escamas de la reina manakete.

Fijó al frente su atención y voló en dirección a los emergidos que veía estaban proponiéndose dar fuego a una de las casas de los laguz algo más alejada del principal fuego que se había levantado. Rumbo a aquella zona se posicionó por encima de ellos aprovechando que no le estaban prestando atención debida. Los observó unos largos instantes antes de llenar sus pulmones de aire y, al entreabrir sus labios, dejar que su magia se mezclara con las notas de su arcana canción y tomase fuerza de la naturaleza circunstante, resonando con ella.

Los emergidos, antes de avanzar, permanecieron inmóviles, casi como si la melancólica canción les hubiese afectado de tal manera que temiesen dar un paso más. Ahora... Solo había que deshacerse de ellos antes de que fuese demasiado tarde y se liberasen de su magia.

Skill:

Lamento:

Galdr cuyas propiedades no afectan a los aliados, sino a neutrales y enemigos. Este melancólico galdr afecta mentes y ánimos, causando a quien lo oye un estado de profunda angustia del que es difícil reponerse. Su utilización reduce por el siguiente turno la capacidad de todos los neutrales y enemigos de acertar sus ataques, quitándoles cualquier ventaja de arma. (Contra skills que aseguren el acierto, se sobrepone el del personaje con más nivel/EXP.)
Seraphiel
Seraphiel
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Llave de puerta [3]
Baculo de heal [1]
.
.

Support :
Thoth [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Sissi [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR

Especialización :
-

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Fy4uE7I

Gold :
1333


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Vie Abr 06, 2018 11:45 am

Sissi admiraba a Seraphiel, su fortaleza, su capacidad para sobreponerse a todo lo malo que le había lanzado la vida. Para ella, era un ejemplo a seguir en materia de valentía. Ella no sabía si podría haberse sobrepuesto a lo que la garza había sufrido: la quema de dos hogares, la destrucción de su raza, la incapacidad de actuar. Aunque, ahora que lo pensaba, ambos eran parecidos en muchos de esos aspectos. Quizás eran tan buenos amigos porque les unía algo más profundo que la camarería y la amistad, un sentimiento de dolor que podían comprender unas pocas personas en el mundo. La pérdida del hogar, la migración forzada, la búsqueda de asilo. ¿Cuántas veces he habían visto forzados a esa situación? La manakete se había prometido a sí misma que nunca más dejaría que su pueblo pasara por ello. Los había defraudado una única vez al no poder proteger el ducado, pero sería la primera y última vez que su lugar de pertenencia les sería arrebatado mientras ella siguiera con vida y con una corona en la cabeza.

También les unía que eran criaturas en extinción. ¿Quién mejor que alguien que sufría de una penuria similar para entenderte? y ambos poco habían podido hacer ante la destrucción de lo que les era querido. Serenes, Hatari. Desiertos cada uno de vida y de esperanza. Sissi se consolaba pensando que, quizás, el bosque de las garzas volvería a la vida con el paso del tiempo, cuando lo quemado diera paso a la vida que se abría camino siempre entre los escombros y los detritos. Lo verde volvería a la vida, rezaba a Naga porque fuera así. En cambio, Hatari era otro cantar. Begnion al menos tenía cierta defensa de sus fronteras pese a los emergidos, pero nadie se preocupaba por el desierto. Era una nación caída cuya reina estaba en paradero desconocido y cuyos habitantes habían sido aniquilados o forzados a marcharse de allí. Le entristecía, aunque no dejó que tal melancolía le hiciera perder de vista su objetivo: defender el hogar que ahora tenían.

Voló al lado de la garza, dragón y ave en perfecta armonía, y asintió a sus palabras. Confiaba en él. Le dejaría actuar antes de atacar ella, pues. Se concentró en el fuego. El olor del humo se filtraba por sus fosas nasales y le provocaba un picor incesante. De no ser porque estaba en las alturas, estaba segura de que sería bastante desagradable respirar, por no decir imposible. Sus pulmones eran grandes, lo que también ayudaba, pero le inquietaba el estado de sus ciudadanos de a pie, aquellos que estaban auxiliando en el apagado de los incendios. No tardaron en llegar a la zona de la ciudad que ardía. Era un espectáculo sobrecogedor, pero que aún podía solucionarse. Una patrulla anti-incendios cargaba cubos de agua hacia las partes donde todo era más severo. Si hubiera podido, habría tragado saliva.

A la reina no le daba miedo el fuego, pero sí que conocía el terror por algo capaz de helarte la sangre. En su caso, su debilidad era la oscuridad y los lugares cerrados. Era un trauma que llevaba consigo desde hacía años, desde que hubiera despertado por fin de un sueño forzado por su madre. Durante siglos había rezado por que se le permitiera levantarse de su sopor, pero no le dejaron. Cuando aún vivía en Hatari había tenido miedo de irse a dormir y no volver a despertar, ahora ya no temía caer rendida al sueño, pero sí a la oscuridad constreñida y aplastante. Sus aposentos siempre tenían las puertas del balcón abiertas, de modo que entraba la luz de la luna o del sol y la brisa oceánica. Podía escuchar también el ruido lejano de la Ciudad Blanca que descansaba a los pies del palacio y el de las aves tropicales que volaban por todo Sindhu. Sus noches eran tranquilas, y sus pesadillas habían cambiado. Mientras no se sintiera atrapada, todo estaba bien.

Seraphiel hizo uso de su poder, como había prometido, y los emergidos pararon todo lo que estaban haciendo. No eran un grupo muy numeroso, tal y como le había mencionado el soldado con anterioridad. Sissi se lanzó sobre las llamas con ambas garras extendidas y aprisionó a dos de ellos. A un tercero lo mató de una fuerte mordida que lanzó el cuerpo hacia las llamas, donde terminó de morir a manos de su propia obra. Los dos enemigos bajo sus zarpas fueron asfixiados hasta que dejaron de temblar. Varios guardias combatían a sus propios emergidos congelados por el galdr de la garza. Era ahora o nunca.
Sissi
Sissi
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Tónico de def [1]
Dragonstone [1]
.
.

Support :
Sera [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR
Chrom [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Zephiel [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Fy4uE7I

Gold :
9168


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Seraphiel el Lun Abr 09, 2018 5:12 am

Cuando vio a Sissi atacar a los congelados emergidos, acompañada por los mismos guardias, que sin recibir orden alguna ya sabían que hacer, sonrió con suavidad, casi orgulloso, pero no de si mismo, sus canciones eran lo único que podían ayudar, aunque no se le permitiese actuar directamente por un poder mucho mayor al propio y el de cualquiera allí presente, porque así habían sido creados ellos... Los miembros de la tribu de las garzas.

Él permaneció aún elevado en el cielo, procurando alejarse del molesto olor a humo que sabía le imposibilitaría cantar con libertad. Después de todo así había sido dos décadas atrás también: los beorcs habían quemado su bosque, el humo que rodeó todo les impidió a los más conocedores de Galdr cantar... Y si ahora con los emergidos acechando estaban casi obligados ¿quién se habría atrevido atacar a los beorcs cuando ellos rezaban por el equilibrio?

Y aun así, cuando vio como aparecían dos otros emergidos quienes aparentemente no habían sucumbido ante su galdr, bajó a tierra firme, se posicionó ante uno de ellos, el más cercano y, sin darle tiempo a envainar su espada, llenó sus pulmones de aire y entreabrió los labios, dejando que otro galdr se tejiera a pesar de la ominosa situación que tenía no demasiado lejos. Pero, a pesar de todo tuvo el efecto deseado: el emergido paró sus movimientos y a pesar de seguir con su espada en mano, en cuanto el hombre con hacha se acercó, el caballero volteó y empezó una lucha con su semejante.

Eventualmente Sera habría permanecido allí, si no fuese porque aparentemente el viento no estaba de su lado. El humo del incendio cercano cambió de dirección y repentinamente se vio envuelto en él. Frunció el ceño, tapó sus labios y nariz para, seguidamente salir de allí con un par de batir de alas. Una vez fuera se permitió toser un par de veces y abrir sus llorosos ojos por culpa del humo. Miró a un lado y otro, buscando aquellos dos seres oscuros que tenía antes al suelo, terminando por suspirar casi de alivio al verlos a ambos en el suelo, privados de vida.

Finalmente, cuando estuvo casi seguro que no habrían más emergidos de por medio, o al menos que estuviesen todos por ser derrotados, volvió a bajar a tierra, en un lugar estratégicamente alejado del humo, pero lo suficientemente cerca para notar el calor de la enorme hoguera que estaba aminorando gracias al trabajo de aquél grupo anti-incendio. Removió un par de veces sus alas al notar aún cierta ceniza en ellas y carraspeó, buscando su voz– Que escalofrío... –Susurró inquieto. En sus córneas se reflejaron las llamas de un bosque cuyo destino era la perdición.
Seraphiel
Seraphiel
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Llave de puerta [3]
Baculo de heal [1]
.
.

Support :
Thoth [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Sissi [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR

Especialización :
-

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Fy4uE7I

Gold :
1333


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Lun Abr 23, 2018 8:51 am

Sissi no poseía un aliento de fuego, el suyo era como energía pura. Pero eso no significaba que no conociera bien la destrucción que podía ocasionar. Lo había visto en cientos de ocasiones, como en el quemado Bosque de Serenes cuando se aventuró por primera vez en el mundo fuera de Hatari. Más tarde, lo presenció en todo su terrible esplendor al abandonar el ducado. Los últimos barcos que bajaron por el río hasta el mar fueron testigos de la Ciudad Redonda ardiendo como una antorcha en medio del desierto, una gran pira incendiaria de su antiguo hogar y sus antiguas vidas. Una parte de ella había desaparecido también entre las llamas, la infancia que tanto había tardado en irse de ella misma. Ahí fue cuando aprendió la verdadera crueldad del mundo, no cuando su madre fue asesinada o su padre asesinado. Perderlo todo, a veces hacía que uno creciera de tal manera que ni ochocientos años podrían lograr.

El fuego no era lo que más miedo le podía dar, pero lo temía de todas maneras. Verlo consumir su capital inició una corriente de melancolía y dolor en su corazón. Imaginaba que para Seraphiel debía ser incluso peor. Le había prometido que el sufrimiento se acabaría y así sería. Por su vida, no faltaría en sus palabras como amiga y como reina. Por suerte, el incendio había hecho a la gente actuar de inmediato, los que podían luchar se habían armado, mientras que los civiles corrían y formaban hileras e hileras de personas que se pasaban cubos de agua desde las fuentes, los pozos, o el propio océano. Otros llevaban arena para apagar las llamas, una idea igual de efectiva que el agua. Sissi, por su parte, se concentró en acabar con los enemigos. Sus pulmones sufrían el humo denso y terrible, y sentía cómo las ascuas comenzaban a carbonizarla por dentro. Sus grandes ojos almendrados se mantenían semi-cerrados y con la pupila tan fina que formaba un hilo negro. De vez en cuando resoplaba por la nariz, con tal de quitarse el escozor de la humareda, pero no servía de nada.

¿Cuántos emergidos quedaban? Gracias a la habilidad de Seraphiel no había muchos en su rango de visión, pues la mayoría habían sucumbido al acero de los soldados sindhi o su propia fuerza. Por el rabillo del ojo observó como un ladrón trataba de llevarse un saco repleto de las pertenencias de una casa. ¡Cómo podía osar! La reina le gruñó, pero el bribón no soltó lo que portaba. Sin pensarlo demasiado, Sissi le calcinó con su propio aliento hasta que no quedó de él más que cenizas irreconocibles. Lamentablemente, los objetos robados también desaparecieron. No se olvidaría en compensar a la familia por ello. Cuando estaba a punto de emprender el vuelo de nuevo, hacia zonas donde aún quedaran emergidos si los hubiera, un ataque mágico sorprendió a su flanco derecho. El fuego mágico quemó las escamas de su pata delantera y de su costado sin problema, lo que hizo que Sissi se retorciera en su lugar del dolor tan insoportable.

Chilló con un sonido agudo y penetrante, una llamada de ayuda. Se encogió un poco sobre sí misma, tratando de calmar el fuego que ahora hería su piel sin protección. Allí donde el ataque mágico había acertado comenzaron a aparecer quemaduras de color rojo y ampollas. El solo hecho de moverse hizo que sangre también explotara del frágil tejido. Sin embargo, la manakete aún podía luchar. A pesar del tormento que suponía desplazarse, viró la potente cola dracónica para empujar al mago. El emergido trató de cogurar de nuevo, pero la habilidad silenciadora de Sissi se lo impidió. Primero un hálito ligero y suave lo envolvió, y antes que pudiera darse cuenta de lo que estaba sucediendo le atacó con su aliento ofensivo. Con ese enemigo, ya no quedaban usuarios de magia de fuego que pudieran hacer arder más su ciudad. Con un quejido, la dragona trató de volar, pero su ala también había salido dañada. Comenzó a caminar para salir de allí muy lentamente, como sus patas le permitían. Al final, tomó forma humana, pues andar a dos piernas le sería más útil que cojear con cuatro.

No estaba preparada para el intenso dolor que la recibió al recuperar su cuerpo antropomórfico. Volvió a gritar, su rostro inundado en lágrimas.
Sissi
Sissi
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Tónico de def [1]
Dragonstone [1]
.
.

Support :
Sera [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR
Chrom [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Zephiel [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Fy4uE7I

Gold :
9168


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Seraphiel el Miér Abr 25, 2018 7:39 am

Odiaba el fuego, había odiado alguna vez a los beorcs por lo que alguna vez hicieron: destruir el bosque de las garzas muy a pesar de que sabían que no había forma de que ellos mataran a quienes decían haber matado. La crueldad, el odio que los cegaba, no podía entenderlo, y durante dos décadas no lo había querido entender. En aquél entonces todos eran iguales, todos eran igual de culpables, todos se atrevían a culparlos a ellos aún sabiendo que no cargaban con ninguna culpa más que existir.

Pero cundo conoció a Sissi eso fue cambiando, su hermosa forma de ver el mundo había terminado por pegarse a él también. Ella no odiaba a los beorcs sin importar las veces que habían hecho algo de malo, ella no odiaba a nadie, sin importar las veces que ellos habían cometido contra ella alguna injusticia, ella era solo amor, incondicional, puro, hacia todas las razas, hacia todo ser vivo. Había entendido que, lentamente se alejaba de su principio para entrar en una espiral infinita de odio. Eso era totalmente incorrecto, antinatural. Una manakete poseía mucho más juicio que él.

Y la admiraba, no se cansaría de admitirlo, la admiraba mucho, la quería igual de tanto, era imposible no sentir cariño por aquella muchachita de cabello rosado, a pesar de que seguramente su edad era ocho veces más que la propia.

El rugido que supo se trataba de dolor lo sacó de sus pensamientos. El fuego volvía a estar ante él, el humo manchando el cielo de gris, la gente hablando de un lado a otro, gritando, dando órdenes, peticiones. El cambiar del viento causó que el humo se redireccionara hacia él, ofuscando del todo su visión. Entre asustado y preocupado, volvió a desplegar sus alas, a levantar el vuelo y salir de aquella oscura bruma mientras mantenía la respiración para no inhalar humo. Eventualmente, cuando logró salir Sissi ya se había deshecho del emergido y, jadeante, Sera no pudo hacer más que buscar a su amiga.

La encontró en el suelo, no demasiado lejos de allí, transformada en humana, las quemaduras en su cuerpo eran visibles desde su altura. Apresurado voló en su dirección y directamente se arrodilló a su lado, sin siquiera plegar del todo sus alas. No la tocó, asustado, pero se inclinó hacia ella– Sissi... –Su voz sonó baja incluso para él mismo– ¡¡Sissi!! –¡Oh, por Ashera! Su corazón hecho un ovillo no le dejaba respirar como debía.

Sí, ahora compartían un enemigo, ya fuesen laguz o beorcs, los emergidos no hacían distinción, eran mucho peor de aquellos que hacía un tiempo habían destruido Serenes, eran aquellos que le habían arrebatado un hogar por segunda vez y que seguían arrebatándolos.

Con terror se percató que, si debía agradecer, debía agradecerles también a aquellos oscuros seres, por permitir que su odio se canalizara a ellos y dejara a los beorcs.

Pero tenía que pensar, no podía dejar las cosas como eran... Oh, su madre, Aledis. La canción que en un principio le cantó como nana. Erk, aquella canción que le salvó la vida según él. Quizás no era mala idea intentarlo, no iba a perder nada de todas formas, el daño ya estaba hecho. Levantó la mirada de Sissi solo para fijarla en los soldados que se habían acercado, preocupados, sin saber qué hacer.

¡Yo me ocuparé! ¡Asegúrense de que no quede ningún emergido en pie! –Les ordenó. En una situación diferente no se habría tomado el atrevimiento, pero paciencia ya no le quedaba a ese punto. Volvió la mirada a Sissi, cogió con ternura su mano y le sonrió dulce:– estarás bien –Le susurró.

Inspiró hondo, buscó la magia en su esencia, buscó las memorias de la canción, de su madre al cantarla. Sus labios se entreabrieron y a pesar de que en un principio no era más que una canción cualquiera en idioma antiguo , segundos después se inundó de la magia propia de su raza. Tomó fuerza a partir de lo que lo rodeaba, de la naturaleza a su alrededor. Resonó en el cielo y en la tierra, en el suelo bajo ellos y en el aire invisible, en rocas y mar, en el mismo fuego y eventualmente, como hacía ya un tiempo, las heridas de la duquesa fueron desapareciendo, todas, cada una de ellas, como si jamás hubiese sido herida.

Skill:

Renacimiento

El galdr de máximo orden en la raza garza. Esta antigua y bella tonada es capaz de regresar a los seres al estado en que deberían de estar, reparando cualquier estado afectado, daño mental o daño físico, revirtiendo heridas y regresando al blanco a un estado óptimo de salud. Mientras haya al menos un hilo de vida en el blanco, este galdr reparará todo. Puede usarse 1 vez por tema. 1 única vez (en el transcurso completo del foro) se permite su utilización para revivir a un personaje o NPC fallecido en el mismo turno.
Seraphiel
Seraphiel
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Llave de puerta [3]
Baculo de heal [1]
.
.

Support :
Thoth [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Sissi [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR

Especialización :
-

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Fy4uE7I

Gold :
1333


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Miér Mayo 02, 2018 8:58 am

Le costaba respirar. Era como si todo a su alrededor solo fuera fuego y dolor, como si hubiera sido consumida en una pira funeraria antes de su tiempo. La garganta le picaba y escocía por el humo que inhalaba con cada respiración forzosa. No había aire limpio allí, en medio de todos los edificios calcinados como antorchas en la noche. A través de ojos inundados de lágrimas, miró al cielo, una masa gris y negra le impedía ver más allá, pero Sissi sabía que detrás debía de estar el azul de la bóveda celeste. Las llamas no podían tocarlo, por mucho que lo intentaran. El espacio entre los astros y la tierra le pertenecía a los dragones, a las garzas, a los halcones y a los cuervos. A todas las criaturas capaces de alzar el vuelo hasta lugares infinitos. Y, sin embargo, no serían nada sin la tierra que debían pisar de vez en cuanto. La arena seca y negruzca manchó la figura de Sissi, su cabello se volvió de su rosa gris y su ropa perdió el brillo de las telas y sus bordados en hilos de oro y plata.

La sangre de sus heridas se mezclaba junto con las cenizas que la rodeaban. En un rincón de su mente pensó que eso no era bueno, pues la suciedad era más que suficiente para provocarle una infección que podría matarla. No se sentía con fuerzas de regresar a su forma manakete y usar sus habilidades de auto-regeneración. Le dolía todo, como si tuviera los nervios abrasados y llenos de fuego. La cabeza también padecía de palpitaciones en la sien que le impedían pensar con claridad.  Pero lo peor era su costado herido. Una gran quemadura se le extendía por el cuello, el brazo derecho, y parte de su pecho y sus costillas. Incluso un mechón de pelo rosa había desaparecido en el ataque. Sissi se recostó sobre su lado izquierdo, gimiendo del dolor, pero consciente de que debía irse de allí. Trató de arrastrarse, pero el mero hecho de moverse trajo consigo la apertura de sus quemaduras.

– Ugh. – pestañeó y pudo discernir las formas de personas a su alrededor. Centró la mirada en Seraphiel, aquel que se había acercado más y el único al Sissi era capaz de identificar a través de sus ojos nublosos. En las inmediaciones, gente voluntaria y guardias comenzaron a contener el fuego. De vez en cuando lanzaban miradas de preocupación a la reina, que estaba tirada en el suelo y apenas se movía. Aun así, confiaron en las palabras del embajador, la manakete también lo hizo. Le sonrió y musitó: S-sera… - apretó un poco su mano, un gesto suave que le transmitía completa confianza y creencia en lo que la garza pretendía hacer. La verdad, habría pensado que harían llamar a un clérigo o un sanador, por lo que grande fue su sorpresa al escuchar el canto de su amigo. Era una música como nunca antes había oído.

En medio de su dolor, se relajó, todos los músculos de su cuerpo dejaron de estar en tensión a medida que la angustia iba desapareciendo. Tomó una bocanada de aire y comenzó a respirar tranquila. En cambio, sus ojos se abrieron con sorpresa. Los posó en el rostro de su amigo, cuyo cántico iba teniendo el efecto deseado: el daño sufrido iba desapareciendo, mientras que la salud volvía a ella más fuerte que nunca. Incluso el dolor de cabeza remitía hasta no existir. La carne dejó de ser sangrante y rugosa para ser suave y lisa, y donde antes había infección no quedó nada, solo sus ropas rotas y manchadas. Sentía la canción penetrar en su interior, vigorizar cada uno de sus órganos, de las piezas de su ser. ¿Si alzaba la mano sería capaz de atrapar las notas? Pero antes de que lo intentase el cántico se detuvo.

La reina se incorporó sin protesta alguna de sus músculos y de inmediato rodeó con los brazos a Seraphiel. - ¡Sera! ¡Me has salvado! ¿Cómo has logrado hacer eso? – le pregunto, sus mejillas recuperadas con un ligero rubor. Lo que no podía salvarse era un mechón que se había prendido en llamarada y desaparecido hasta la mitad. Sus puntas estaban de color negro y giradas hasta arriba de forma peculiar. Sissi, por su parte, ni se dio cuenta. – Es increíble. Una auténtica maravilla. – alabó emocionada mientras se tocaba la zona que antes estaba quemada. Después, se volvió hacia su amigo y con una sonrisa sincera le dijo: Gracias. – No obstante, no podían perder mucho el tiempo, aunque ya no quedaban enemigos debían ayudar a apagar los incendios. Por suerte, la gente se había organizado de forma rápida y lo peor ya había pasado.
Sissi
Sissi
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Tónico de def [1]
Dragonstone [1]
.
.

Support :
Sera [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR
Chrom [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Zephiel [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Fy4uE7I

Gold :
9168


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Seraphiel el Dom Mayo 13, 2018 10:10 am

No le dio tiempo a recuperar el aliento, repentinamente tuvo los brazos de la monarca a su alrededor. Y si alguna vez detestó el contacto físico, ahora aquellos pequeños gestos de afecto le resultaban agradables. Pero no pudo decir mucho más al respecto, cuando ella se alejó de él, levantó una mano hacia sus labios, girando a un lado para toser con suavidad, culpa del humo que había entrado en sus pulmones al estar demasiado cerca, quizás incluso a cantar en aquella situación.

Necesitó unos segundos antes de que el molesto sentimiento en su garganta se desvaneciera y solo entonces, levemente jadeante, volteó en dirección a Sissi, sonriendo con suavidad, pidiendo perdón. Había estado desde el principio, casi totalmente seguro que su canción habría podido hacer eso, pero no se atrevería a mentirle a Sissi, porque no quería revelar parte de lo sucedido con Erk, porque se lo había prometido y porque había asumido la responsabilidad.

Es una canción que solía cantar mi madre... Me solía decir que la recordara, que podría servirme... Pero eventualmente la olvidé... –Suavizó su sonrisa– nuestras canciones tienen varias habilidades diferentes... Como pueden curar... Podrían incluso destruir... –Sí, hablaba de aquellas prohibidas, que solo se contaban de casa en casa como leyendas para asustar a los niños más rebeldes. Pero... Si había bien ¿por qué no debía de existir el mal también?

Negó en un final con un ligero gesto de su cabeza– No me lo agradezcas, me alegra el corazón haber podido ayudarte... –Admitió con voz suave, dulce. Parpadeó unos instantes para alejar las cenizas de sus ojos y miró a su alrededor. Con razón: ya casi no quedaba más que humo y pequeños incendios a un lado y otro, tan diminutos que no tardarían mucho en apagar– También me alegra que Sindhu no haya terminado como Serenes... Realmente me asusté al ver el fuego... –Habló en bajo. No era propio de él demostrar debilidad y admitir que sentía miedo ante los demás, probablemente Sissi era una excepción por ser su amiga.

La destrucción de Serenes... La muerte de su raza... Pero entonces un recuerdo se formó en su mente, tan claro como el mismo alba. Aquella garza de albinas alas, símbolo de su posición como príncipe de las garzas. Reyson... ¿Había hablado de Reyson a Sissi? Fijó nuevamente su atención en ella, pensativo ¡Oh, no había tenido tiempo!– ¡Sissi! –Pronunció de golpe. Sus manos se extendieron en busca de las ajenas, las apretó con suavidad una vez encontradas, eran tibias. Su sonrisa se ensanchó y sus ojos, tomaron un extraño y encantador brillo de emoción.

Extendió sus alas manchadas por la ceniza, pero sus plumas intactas, las removió un par de vez, en parte para deshacerse del polvo, en parte para poder impulsarse y levantarse, esa era, sin duda alguna, una forma mucho más sencilla para poderse de pie. En el proceso, procuró ayudar a Sissi también para que se levantara, aunque no la soltó siquiera entonces, sino todo lo contrario: se acercó a ella, aún sonriendo– No tuve tiempo de hablar de esto contigo... Desde lo sucedido a Sindhu... Mis... Pequeños problemas de salud... Tu coronación... –¡Solo de pensarlo se cansaba!

Pero no importaba ahora–¿Recuerdas cuando viajé a Goldoa para encontrarme con el príncipe Kurthnaga? –Preguntó con suavidad, una pregunta retórica, solo para poder situar sus pensamientos en un lugar concreto–Allí me encontré con alguien... Me encontré con el príncipe Reyson... El príncipe de las garzas, Sissi... Él está vivo... No soy el último de mi raza... –Ah... Su miedo durante décadas, de la nada había menguado, como las fases de la misma luna.

Era solo Reyson, solo un príncipe sin reino... Pero solo pensar en ello, saber que alguien más de su tribu estaba vivo, que compartía su dolor, su tristeza, su esperanza... Tan solo pensar en ello causaba sintiera un estremecimiento, que sus plumas se removieran de emoción. Sí, confiaba en Sissi, pero su confianza era diferente, él era una garza, tenía sus propias debilidades y fuerzas, no importaba qué, era diferente. Y aun así... Si no lo había comentado con nadie en un intento de mantener a salvo a su príncipe, Sissi sería la única en saberlo de sus labios.
Seraphiel
Seraphiel
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Llave de puerta [3]
Baculo de heal [1]
.
.

Support :
Thoth [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Sissi [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR

Especialización :
-

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Fy4uE7I

Gold :
1333


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Lun Mayo 14, 2018 8:24 am

Las cejas de Sissi se alzaron con preocupación al ver a su amigo toser. De inmediato, se echó un poco hacia atrás para darle espacio y le dio unos golpecitos gentiles en la espalda para ayudarle a expulsar el resto de las cenizas. Pero, puesto que la tos no duró demasiado, la reina se permitió unos momentos de relajación una vez que Seraphiel volvió a inhalar con normalidad. Suspiró y le sonrió de oreja a oreja, contenta de ver que su amigo estaba a salvo. – Siempre he sabido que las garzas sois mucho más de lo que otros dan crédito. A veces, la fortaleza no está en la fuerza física. Tú eres el ejemplo de cómo nuestras habilidades pueden usarse para mucho más, aunque espero que lo uses más para curar que para destruir. Tu madre estaría orgullosa de ti, estoy segura. – aunque en ese mundo terrible en el que vivían, a veces era un mal necesario para poder vivir y proteger a los demás. Sissi lo sabía bien, como manakete tenía el poder de matar, de hacen tantísimo daño que durante siglos se había tenido miedo a sí misma. Ahora sabía que un gran poder conllevaba una gran responsabilidad y, a veces, eso significaba usarlos.

Alargó el brazo y le tomó de la mano cuando le escuchó hablar de Serenes. Ella también había tenido miedo de que Sindhu pereciera en las llamas, sin que pudiera hacer nada al respecto. Iba a reconfortarle como pudiera, cuando Seraphiel la sobresaltó al gritar su nombre. Sissi se echó hacia atrás y abrió la boca sorprendida. De forma instintiva miró a su alrededor en caso de que hubiera un nuevo ataque, o uno de los incendios se hubiera propagado de forma peligrosa, pero todo estaba tal y como antes: sin emergidos vivos y las llamas controladas. Cada minuto que pasaba traía un poco más de estabilidad a la zona, pues muchas personas se habían unido a las labores de control de los incendios. Era imposible que se saliera de su control ahora que no había magos para causar más caos y destrucción. Entonces, ¿qué sucedía? Regresó el rostro hacia la garza y parpadeó. Se le veía muy feliz, más de lo que le había visto en los últimos tiempos. Esa sonrisa solo podía ser la de alguien que había encontrado una pieza para llenar su corazón.

Asintió ante su pregunta retórica y se incorporó del suelo con su ayuda. Por supuesto que recordaba el horror que había sentido al saber de las aventuras, a veces exitosas, a veces no. Había ido por el mundo sin ningún tipo de protección porque se había zafado de la guardia que Sissi se había impuesto. Aún seguía desconfiando de que Seraphiel fuera a hacer lo mismo, pero desde su coronación se había tomado muy en serio sus responsabilidades como Embajador, y no podía tachar su comportamiento más que de perfecto. ¿Qué más había sucedido en su tiempo fuera de Hatari?  Sin embargo, no era nada de lo que se pudiera imaginar: Reyson, el Príncipe de las Garzas, estaba vivo. De inmediato Sissi se llevó las manos a la boca que amenazaba con exhalar un grito de sorpresa. Sus grandes ojos dorados se abrieron y las cejas casi se le confundieron con la cabellera rosa, de tanto que las alzó. Esa era una de las noticias más buenas que hubiera recibido en mucho tiempo. Ahora sabía la verdad tras la sonrisa de su amigo.

Ella sabía, quizás, mejor que nadie, el dolor de ser el único en el mundo. Por eso se alegró tanto por Seraphiel. Un par de lágrimas cristalizaron sus ojos de la emoción. - ¡Por todos los dioses! E-eso es maravilloso, Sera. – y se lanzó a abrazarle de nuevo, sin importarle que ahora había gente que los rodeaba para acabar con los incendios de la zona y disponer de los cuerpos de los emergidos. – Estoy tan feliz por ti que mi alma se estremece. ¡El príncipe Reyson, vivo! ¿Está a salvo en Goldoa, entonces? – No era de extrañar que los supervivientes hubieran huido a los demás países laguz. Goldoa estaba liberada de emergidos, hasta donde ella sabía, por lo que era un buen lugar donde pedir asilo. El resto de países de la Alianza, más Hatari, no habían tenido tanta suerte. Se separó del embajador y unió sus brazos. – Creo que será mejor hablar de esto en un entorno más privado, Sera. Además, tenemos que limpiarnos un poco. – ella, específicamente, tenía que ponerse algo más de ropa, pues su top se había calcinado hasta casi mostrar un pecho, y su apariencia no era para nada la de una Reina. Le sonrió. – Eso sí, quiero que me lo cuentes todo. Empieza desde el principio y no te dejes detalles.

Off:
Sissi usa para transformarse una Dragonstone normal~
Sissi
Sissi
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Tónico de def [1]
Dragonstone [1]
.
.

Support :
Sera [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR
Chrom [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Zephiel [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Fy4uE7I

Gold :
9168


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Eliwood el Dom Jun 10, 2018 5:07 pm

Tema cerrado. 80G a cada participante + 40G de bono por support nivel B.

Sissi ha gastado un uso de su dragonstone.

Ambos obtienen +2 EXP.


Ficha | Relaciones | Cronología
Gracias a Roxy por el nuevo avatar!! <3


AWARDS!:
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Scf7o0
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iwzg0SR
Lyndis [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v
Izaya [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Espada%202

Experiencia :
[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Iu4Yxy1

Gold :
372


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]  Empty Re: [Campaña de lib.] Revelaciones. ¿Será eso? [Priv. Sissi]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.