Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Anécdotas destacadas
TWITTER
afiliados




Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  XcrrjBs

Crear foro

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Empty Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Mensaje por Invitado el Dom Jul 09, 2017 5:08 pm

Abrí mis ojos, inhalando ese aire desértico y desalojado. No podía creer el panorama que tenía frente a mi tan desolado, tan solitario... tan catastrófico. Había estado viviendo durante dos años en este lugar, sobreviviendo como pude con la ayuda de Colm —al cual le debía mi vida por completo—, sin embargo mis ojos se empapaban en pequeñas lágrimas cuando recordaba momentos del pasado.
Al pasar por este lugar los recuerdos me invadían de como esta gran biblioteca fue la más importante de toda Frelia donde muchos viajeros, eruditos y todo tipo de estudiantes se perdían en este lugar. Muchas veces había viajado con mi abuelo hacía este lugar porque él mismo adoraba respirar el ambiente del saber. ¿Y ahora...? Ahora no era más que polvo, ruinas y viejos retazos de sueño.

Con prudencia, caminaba por este lugar para investigar si podía haber algo de interés. Colm había ido hacía el pueblo, sugiriendo que nos separásemos por muy poco tiempo ante mi insistencia de venir aquí. Me hacía una idea del estado del lugar debido a que me enteré de que estaba en ruinas, sin embargo no me esperé algo tan grave. Esto era como una catástrofe hacía el saber.
Arco en mano preparado para la acción, pasé por el arco de aquella puerta semidestrozada. El interior de la biblioteca estaba en ruinas, pero algunas estanterías se conservaban de pie; otras tumbadas  con libros destrozados o incluso carbonizados; algunso trozos de lo que habían sido estantes y lugares donde los libros estaban colocados. No podía dejar de respirar el polvo y la arena que se levantaba pro el viento que hacía en esa mañana. Me preguntaba a mi misma si había hecho bien en separarme del ladrón para estar en un lugar como este donde no encontraría nada. ¿Qué podía cazar en este lugar? Como mucho un resfriado.

Minutos después ya me había cansado de rebuscar en este lugar sin encontrar nada de interés, ni tan siquiera respuestas de porque estaba todo en ruinas. Mis brazos, agarrotados de estar en tensión con el arco, se relajaron para dejar mi arma tras mi espalda. Miré a mis alrededores, apoyando mi cuerpo en una mesa de madera que aun seguía en pie como el último guerrero en una catástrofe. Por mucho que intentase asimilar que este lugar había sido interesante, ahora no era más que ruinas. ¿Ahora qué? ¿De verdad me iba a rendir y salir como si nada a esperar a Colm? Me sabía mal que él hiciera el trabajo sucio de rebuscar entre cadáveres, así como saquear casas y esas cosas... y yo aquí sin hacer nada. No podía darlo todo por perdido, no. ¡Había algo en este lugar, seguro!
Animándome a mi misma, di un salto para ponerme nuevamente de pie, al estar sentada en la mesa, y volví a recorrer el lugar por última vez. No perdía nada por dar otra vuelta, además de que aún era por la mañana y teníamos tiempo de estar más rato por aquí. Esta vez fui más relajada al ya saberme todo, sin embargo eso fue lo que me despistó. De la nada, cuando rondaba aquel lugar medio ruinoso, se escuchó un fuerte estruendo como si algo se hubiese caído o hubieran tirado algo a mis espaldas. Cuando me giré no había nadie, sin embargo tenía esa rara sensación de que alguien estaba detrás de mí espiándome, vigilándome... viéndome. Tragué saliva, deseando por todas las fuerzas que no fuera un monstruo y solo fuese una broma de Colm, sin embargo sabía que él estaba a una media hora de aquí y no volvería hasta tiempo más tarde. A pesar de que era improbable, yo me agarré a esa esperanza y, con nervios, susurré mientras me acercaba con prudencia a las escaleras medio rotas de donde había provenido el ruido:

— ¿C-Colm...? C-Colm, ¿eres t-tú? —Alcé la voz, temblorosa, mientras paso a paso iba subiendo aquellas escaleras.— P-Porque si eres tú, e-esto no tiene ni gracia. Tartamudeaba por el miedo y los nervios, notando el corazón como latía en mi pecho.

No fue hasta que no llegué a la planta primera que supe lo que verdaderamente pasaba... y el verdadero autor de aquel ruido.


Última edición por Neimi el Jue Jul 13, 2017 8:54 am, editado 1 vez
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Empty Re: Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Mensaje por Invitado el Miér Jul 12, 2017 5:22 pm

Por el amor de San Latona… Sabía que este lugar estaba en mal estado, pero no tenía ni la más mínima idea de hasta qué punto estaba esto destrozado. ¿Tanto caos habían causado los emergidos? Tenía la esperanza de encontrar algún libro que fuese útil, pero todos están desordenados. Y eso suponiendo incluso que hubiese alguno en buen estado en estas ruinas. Fiona, a quien posteriormente dejé atrás, se quedó completamente en silencio ante el paisaje, como si también pudiese ser capaz de comprender lo que había sucedido en este lugar. ¡Malditos sean los emergidos…! ¿No tienen acaso bastante con eliminar las vidas de las gentes? ¿Acaso ahora buscan también destrozar su historia y hacer como que nunca existieron?

No. Me niego a aceptarlo. Debe haber algo. Lo que sea. Debe haber una luz de esperanza que pueda guiarme hacia un buen resultado. Soy la dama de la luz. Si no lucho ante la desesperación, ¿quién lo hará? Es mi misión y debo cumplirla siempre manteniendo el optimismo, por muy… pesimista que sea todo esto, cuanto menos. Al menos he de intentar salvar los libros que pueda antes de que llegue alguien que quiera venderlos al mejor postor. Algunos de ellos pueden ser de valor incalculable. Cuando este reconstruida, los devolveré.

Y ahí estaba yo, rebuscando entre los escombros. ¡Yo! ¡Una noble, rebajándome a esto! Mas los libros lo merecían. Y fue mientras realizaba esta tarea poco apropiada para alguien de mi alcurnia que provoqué un pequeño desprendimiento de escombros. Tosí por el polvo que se había formado. Como era tan leve, no me hice ningún daño. Sin embargo, lo que sí que llamó mi atención fue escuchar una voz que se acercaba hasta aquí. No pude entender lo que decía, pero lo cierto es que cuando posé mis ojos en ella se la podía calificar como una jovencita aparentemente inocente. ¡Sin embargo no permitiré que las apariencias me engañen! Ya pasé antes por tal situación cuando aquel más que insoportable mago oscuro me empezó a calificar de forma negativa por motivos desconocidos. – Saludos. Esta es una biblioteca. Si bien es un lugar destruido por los emergidos, puede haber más de un libro que rescatar.

Di unos pasos hacia ella. Tenía el bastón a mi espalda, listo para hacer lo imposible por proteger el lugar. – Dicho esto, me temo que me veo en la obligación de preguntaros por los motivos que os han traído hasta aquí. Dependiendo de vuestra respuesta, mucho me temo que tendré que pediros que os marchéis. El saber no es una mercancía.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Empty Re: Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Mensaje por Invitado el Jue Jul 13, 2017 8:52 am

Este lugar me hacía sentirme incómoda y aterrada, con todos mis sentidos activados y alerta. Colm me recomendó que no me fiara de nadie si me encontraba con esa persona, que esperase a que él apareciera, pero… ¿¡Cómo iba a aparecer si me había dejado en la biblioteca para revisar la ciudad!? Frelia estaba igual que Renais, incluso peor, pero mi amigo tenía la esperanza de encontrar algo o… alguien. Yo confiaba en él, pero lo que no me llegué a esperar es que detrás de esos ruidos de piedras caerse o de movimiento hubiese una persona desconocida. No era Colm, para suerte o para desgracia mía.

Mis ojos clavaron ante la mujer de cabello verdoso que vestía de manera emperifollada, muy elegante y cual hermosa fémina de alta cuna. Anonadada, di un paso atrás, buscando con mi mano el arco que tenía detrás de mí. Aun no me creía que veían mis ojos: ¡La primera persona, a parte de Colm, que veía viva! Pese a que estaba muy contenta, tenía instrucciones de mi amigo: si veía alguien, no fiarme de esa persona hasta comprobar que no me haría daño. Pero, oh, era muy raro lo que sentía dentro de mí porque eran sentimientos mezclados entre felicidad e ilusión con desconfianza y temor.

La mujer dio un paso al frente con valor, haciendo que yo lo diera atrás. Ella dominaba el ambiente. Entonces me saludó, hablándome como si nada. ¿No le daba miedo hablar con desconocidos? Bueno, ella aparentaba ser una fémina muy fuerte y yo… solamente una inútil.
Me quedé parada en medio de aquellos escombros, viendo como detrás de ella había señales de que esta había escarbado entre el desastre. Ella contó que estaba rescatando libros, sin embargo cuando se fue acercando más yo más me iba alejando hasta acabar pegada en un estante pegado a la pared lleno de polvo. Sentía como mi arco se clavaba a mi espalda por la presión que hacía al hacerme hacía atrás, pero ahí me quedé mientras esta esperaba una respuesta de que hacía aquí. ¿Quería echarme? ¿Por qué? ¿Era suya la biblioteca?
No pensé mucho y, con una voz temblorosa, apreté mis puños detrás de mi espalda y me tragué mi miedo para hablar ante la desconocida.

M-Mi amigo y yo estamos intentando buscando víveres para seguir nuestro camino. Mi compañero está en la ciudad buscando algo de comida y yo pensé en buscar algún libro de historia o algún mapa para orientarnos p-porque queremos buscar a gente que nos a-ayude p-porque venimos de Renais y… y… —Lentamente mi voz iba temblando, dándome cuenta que ella era alguien más. ¡Alguien vivo! ¡Una persona! Sin dudarlo, mis ojos se llenaron de lágrimas ante la situación y me acerqué a ella unos pasos. — L-Lo siento, señorita, e-es quue llevo dos años solamente viendo cadáveres y ver a alguien vivo me alegra. Por favor, mi amigo y yo estamos buscando un lugar donde vivir, ¿Hay personas vivas de donde venga usted? ¿Hay sitio para dos? ¡Juramos que haremos lo que podamos, lo que sea! S-Solo quiero que él… no tenga que hacer más lo que hace, por favor. —Estrepitosamente, me acerqué a ella sin ni tan siquiera procurarme de seguir las advertencias de Colm. Necesitábamos ayuda, urgentemente.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Empty Re: Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Mensaje por Invitado el Mar Jul 18, 2017 10:00 am

Cuando empecé a escuchar las palabras de la chica pude comprender que me había confundido. Honestamente, al principio no pude evitar pensar que todo era una estratagema para hacer que bajase la guardia. Sin embargo, no puedo permitirme desconfiar tanto. Era perfectamente factible que simplemente se tratase de alguien necesitado de ayuda, en cuyo caso he de acudir rauda a ella.

Y así era. Parecía haber sufrido muchísimo. Por suerte, parecía que había algo de esperanza para ella. Había alguien importante que seguía a su lado y, a juzgar por cómo hablaba, debían viajar juntos. De ser así, ¿cómo se ha atrevido a abandonarla sola? En cuanto lo conozca tendré una buena discusión con este amigo suyo. Pero, por ahora, supongo que la consolaré.

Me acerqué a ella y la abracé para que pudiese relajarse. – No hay de qué preocuparse. Relajaos y entonces podremos hablar como es debido, ¿de acuerdo? Creedme, comprendo cómo os habéis debido sentir hasta ahora. – esperé a que se relajara un poco y fue entonces cuando me separé. – Dicho esto, haré la introducción como corresponde. Mi nombre es L’Arachel. Siento haberos confundido con un bandido, señorita… – no le había preguntado su nombre, ahora que me percataba. – Disculpad, pero, ¿cuál es vuestro nombre?

Dos años viendo cadáveres. Supongo que yo tuve suerte de haberme encontrado a aquel príncipe tan propenso a los actos arriesgados, ¿no? Sin embargo, no sé si poderles dar un lugar donde vivir. Conozco campamentos de refugiados, mas eso es todo. Aun así, seguro que será mejor que la vida que estén llevando con diferencia. – En primer lugar, como redención, responderé a vuestras dudas. No sois los únicos supervivientes. Yo misma tuve la fortuna de poder localizar un campamento de supervivientes y el honor de poder conocer al príncipe Ephraim – aunque más bien diría que fue al revés, aunque eso es un detalle para otro momento. – Creo que si lográsemos hablar con él, os acogería allí. Sin embargo, ni siquiera en ese campamento están totalmente a salvo. Hacen frente de forma diaria a los emergidos. –intenté esbozar una sonrisa para tranquilizarla. – Espero que esto haya sido suficiente como respuesta para vos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Empty Re: Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Mensaje por Invitado el Mar Jul 18, 2017 5:50 pm

Al fin, ¡AL FIN ALGUIEN MÁS! Estaba tan contenta por haber encontrado un humano —que no esté muerto— que de solo verla tan radiante me hacía sonreír. También es verdad que esa figura y esa manera de ser tan valiente daba esa envidia a buena fe, sin embargo no tenía porque sentir esos celos porque cada uno era bueno en lo suyo. O eso es lo que Colm me decía siempre que me sentía así.
La muchacha, tras un momento de silencio escuchando mis palabras y viéndome algo alterada, se atrevió a abrazarme en sus brazos mientras me consolaba. Confiaba en mí y yo no iba ha hacerle nada malo. ¡Era la primera persona que veía desde hace tiempo!

Sus palabras fueron dulces, como las de una hermana mayor o incluso una madre. Ella pidió que le relajara y yo, entre sus brazos, inhale aire para notar una fragancia muy femenina. ¿Canela? ¿Vainilla? Hacia tantísimo tiempo que no percibía esos olores que, al instante, deje de llorar.
Cuando ya me vine relajado, ella se presentó como L'arachel. Lo repetí en mi mente un par de veces, pensando que era un nombre muy hermoso. Tras eso, volví a la realidad de manera algo tensa y dije:

Oh, mi nombre es Neimi. Un placer conocerla, Lady L'arachel. — Incline mi cuerpo, agarrando con mis dos manos el arco por la parte de madera curvada. Al ponerme recta una sonrisa dibujo mi rostro, pero la timidez me impidió decir lo feliz que estaba de encontrarme una chica más que aparentaba ser de mi edad.

Entonces ella, después de un silencio, se atrevió a seguir la conversación con ese tono educado y dulce. Mi sorpresa fue mayor al saber sobre el campamento y el príncipe, quedando con el corazón tan agitado que casi no cabía en mí. Apreté mi arco, pegándolo al cuerpo, pero la dejé terminar hablar para saber el lado malo del asunto: emergidos. Pese a ese detalle, seguía tan feliz que, colocando mi arco en mi espalda, agarré las manos de la peliverde y exclamé:

¡Por favor, Lady L'arachel, llevenos a ese campamento! ¡Lucharemos si hace falta, lo que sea! —Mis ojos vidriosos clavaban en la mujer.— Colm y yo estamos hartos de vivir solos y buscando entre escombros en Renais o en aldeas o pueblos que nos vamos encontrando.  No podemos más. Sé que Colm necesita tanto como yo contacto humano. ¡Incluso podemos ayudar al príncipe si hace falta! Pero por favor os lo pido, ayudenos. —Lentamente mi tono de voz aminoraba para dejar paso a esos nervios y tensión que recorría mi cuerpo. Nuevamente, las lágrimas salieron de mí, pero esta vez ni me aparté ni nada porque solamente le miraba a ella a la cara mientras esperaba una respuesta agarrando sus manos con fuerza.

Al fin podríamos estar más unidos a personas tanto Colm como yo. Después de dos años de soledad ya nos sonreía la suerte. Yo estaba encantada de ello, pero... ¿Y Colm? ¿Él lo estaría?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Empty Re: Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Mensaje por Invitado el Miér Jul 19, 2017 9:41 am

Acababa de terminar de investigar en varios lugares de Frelia, lo cierto es que no había encontrado más que unas cuantas botellas con agua y poco más, la mayoría de mi comida estaba ya bastante maltrecha y el olor hacía notar que no era algo de lo que alimentarse, a no ser que quisieras ponerte enfermo o morir, el agua era lo único que merecía la pena llevarse de los lugares que había visitado.

Era el momento de ir a por la chica del pelo rosado a la cual había dejado en la Biblioteca pensando que sería un lugar seguro.

No tarde mucho en llegar, pero pasaba algo extraño, me pareció escuchar la voz de Neimi… ¿Hablaba con alguien? Esperaba que no hubiese perdido la cabeza el tiempo que había estado alejado de ella, era psicológicamente era fuerte, no se venía abajo por estar un rato sola, de hecho, había dejando nuestras provisiones con ella para que tuviera claro que tenía que volver a buscarla, aunque sabía que ella confiaba en mí.

Cuando llegué pude ver que Neimi estaba acompañada por una mujer de pelo verde, a la cual no alcanzaba a verle bien el rostro pues estaba a la espalda de ella, por alguna razón mi amiga se veía feliz y parecía confiar en esa persona… Siempre tan inocente.

Saqué mis dagas y me acerqué despacio, escondiéndome entre columnas y estanterías para que no me viera ninguna de las dos, si me veía Neimi está claramente me hablaría y la otra chica se percataría de mi presencia, no quería que eso fuera, prefería aparecer por sorpresa y tener el factor sorpresa a mi favor.

Aparecí justo detrás de la peli verde con una daga en la mano por si intentaba atacarme y lo suficientemente cerca por si tenía que moverme rápido y atacarla, esperaba que no fuera así, pero nunca te podías fiar de nadie.

Neimi – la miré alzando una ceja – ¿Quién es esta chica? – pregunté, aunque realmente no me interesaba demasiado, solo esperaba que no fuese un peligro.

La pequeña llorona tenía el defecto o la virtud, depende de cómo se viera, de confiar enseguida en los demás y eso no siempre era bueno, pues podrían tratar de tenderte una trampa y cuando bajases la guardia atacarte y no tener tiempo de reacción, por eso era que siempre cuando salía a explorar y a buscar provisiones procuraba mantenerme tenso y en movimiento para poder reaccionar ante cualquier contratiempo.

Me pare junto a Neimi y me giré para encarar a la chica que la peli-rosa acababa de conocer, simplemente fruncí el ceño bastante desconfiado y finalmente guardando la daga, pero con mi mano cerca de ella, por lo que pudiera pasar.

Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Empty Re: Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Mensaje por Invitado el Mar Jul 25, 2017 6:11 pm

La chica se llamaba Neimi. Era muy educada. Me recordaba en ese sentido a aquel chico que conocí… Izan. Los dos son muy educados y respetuosos a pesar de ser plebeyos. – El placer es mío, Neimi. Pero, por favor, llamadme L’Arachel a secas.

Eso sí, estuve reflexionando sobre la petición que hizo. Estoy convencida de que el príncipe Ephraim no tendrá problemas para acogerlos. Sin embargo, hacer que combatan… Me lo imagino diciendo algo como “no. Sois plebeyos. Dejadnos la batalla a nosotros. Manteneos a salvo”, con su típico tono de sabelotodo cuando necesita toda la ayuda que pueda conseguir. – Una parte de lo que dices es muy simple. El príncipe Ephraim es un hombre bondadoso. Sin duda, os acogerá. Sin embargo, su bondad es solo comparable con su cabezonería. Participar en las tropas sería un…

Y, de pronto, di un respingo cuando escuché una voz detrás de mí. Por suerte, al decir el nombre de Neimi, pude comprender de quién debía tratarse. Él debía ser el amigo que me mencionó. Intenté tranquilizarme. ¡Qué maleducado! ¿Cómo diantres pueden ser estos dos amigos? ¡Solo una frase me da ya a entender que no tienen nada en común! A todo esto… Esa mirada no me gusta en absoluto. Pero creo que puedo entender el motivo: soy una desconocida. Es normal ser cauto. ¿Acaso la está protegiendo?

Bueno, dejemos las hipótesis para otro momento. – Mi nombre es L’Arachel, señor amigo de Neimi – dejé entrever un cierto tono ácido en mi voz. – Agradecería que la próxima vez que os dirigieseis a mí lo hicierais al menos no tan cerca de mi espalda. Podéis dar la impresión de ser un asesino – aunque no le culpo por ser cauto. – Me encuentro en esta biblioteca para salvar los libros de los bandidos que puedan venir a por ellos.

Una vez respondí a la pregunta del maleducado, me dirigí otra vez a la amiga. Ella era mucho más agradable. – Incluso si vais al campamento del que os hablé, no tendréis que luchar si no lo deseáis. El príncipe Ephraim quiere proteger a todos los civiles que va encontrando. Os mantendrá a salvo, sin duda.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Empty Re: Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Mensaje por Invitado el Miér Jul 26, 2017 7:54 am

Tras las presentaciones ya hechas, la mujer de cabello verde —unos centímetros más alta que yo— habló tan bien del príncipe que me hizo sentir segura y llena de felicidad. Saber que la realeza estaba intentando salvar a su pueblo era motivo suficiente como para venerar sus actos y querer actuar a su lado.  Mis ojos se iluminaron, agarrando con fuerza mis manos. Podríamos ayudarle con lo que sea, incluso en el refugio podríamos ser de ayuda. A pesar de que la mujer insistiese en que el príncipe era testarudo, yo podría serlo más. ¿Qué modales serían los míos si simplemente viera todo pasar después de los horrores que habíamos visto?

Estaba a punto de replicarle hasta que detrás de L’Arachel vi la figura de Colm apareciendo de las sombras; su especialidad de moverse entre la oscuridad y sin hacer ruido era a veces demasiado terrorífica. Di un bote antes que la peliverde, pero después ella se asustó (como para no asustarse) y, presentándose ante él, le echó la bronca. Miraba a Colm con ese susto del momento, pero en el fondo me alegraba tantísimo que fuera tan protector conmigo. Sabía que él no se fiaba de nadie hasta que esa persona se lo demostrase; como nos pasó hace unos días con otra persona. En momentos que recapacitaba estos recuerdos me hacía feliz, pero ahora más bien estaba enfadada por esa violencia hacía la buena mujer.
Con el ceño fruncido, miré a mi amigo de cabello azulado y le reñí primero:

¡Colm, no deberías de aparecer así como así! ¡No seas tan rudo, ella me estaba ayudando! —Tras eso, me incliné ante la mujer unos segundos para volver a mirarla y, con esos nervios a flor de piel, le dije: — Lo siento, L’Arachel, mi amigo Colm es algo desconfiado con la gente y algo precavido. Espero que lo perdones. —Con una sonrisa, intenté suavizar el ambiente y dejar ese tema para hablar ahora de aquel campamento (por donde ella y yo nos habíamos quedado hablando). Al saber que más sobre las convicciones del príncipe, sonreí unos segundos pero después una pregunta apareció en mi mente. — Yo deseo ayudar en lo que pueda. Mi amigo y yo conocemos como están los lugares y vamos bien preparados. No nos molestaría luchar a vuestro lado. Y, por cierto, L’Arachel, conoce usted mucho al príncipe. ¿Son amigos o sois su sirvienta o algo? Yo solo oía hablar de él cuando íbamos hacía la capital. —La alegría estallaba en mi cuerpo al saber que al fin podríamos tener hogar. Miré a Colm con esa emoción, pero al ver su rostro pude ver claramente que no parecía coger la conversación, a lo que di un respingo y, agarrando su brazo con mis manos, le comenté: — Uy, perdón, Colm, no te lo dije pero Lady L’Arachel me informó de que hay un campamento con supervivientes que el príncipe protege. Podemos ayudarle incluso, ¿te parece buena idea, Colm? ¡Es lo que estábamos buscando!

Las cosas comenzaban a cambiar a nuestro favor. Dos años sobreviviendo solos, sin ayuda —quizá ayuda puntual de algunas personas pero nada más—, y ahora… al fin nos encontrábamos con un lugar que de verdad tenía vida. ¿Sería este nuestro comienzo desde cero que estábamos buscando?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Empty Re: Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Mensaje por Invitado el Mar Ago 08, 2017 6:17 am

Por lo general mi desconfianza ante toda persona que no fuera Neimi en estos tiempo era más que justificada debido a a la falta de personas que nos habíamos encontrado en este tiempo, algo normal, en teoría, al menos para mí, si no habían aparecido en cierto tiempo y aparecían en situaciones puntuales daba pensar cosas extrañas, aunque quizás fuese yo que me había vuelto más paranoico de lo normal, al solo encontrarme con mi amiga y ver que no había nadie más con quien interactuar.

No pude evitar sorprenderme cuando la peli-rosa hablo de mi rudeza, cuando realmente solo me había mostrado frio y desconfiado, algo completamente natural, no sabía que intenciones podía traer aquella que se hacía llamar L’Arachel, me llamo “Amigo de Neimi”, claro, yo había tenido la desfachatez de no presentarme.

Mi nombre es Colm – mire un momento a Neimi – como ya habréis podido averiguar gracias a mi compañera – clave mis ojos en la peli-verde – para su suerte no soy un asesino, tampoco mato si tengo la oportunidad de no hacerlo, pero lo que si le advierto es que no somos indefensos… pero como Neimi confía en vos – me encogí de hombros – supongo que no me queda más remedio que hacerlo yo también…. – suspiré – aunque sé de buena tinta que la pobre es algo cabeza de cholito. – me lleve las manos a la cintura poniendo estos en jarras.

Escuché lo que hacia ella allí, rescatar los libros que pudiera y llevárselos para protegerlos de los bandidos, dudaba mucho que unos bandido se pudieran interesar por unos cuantos papeles sucios, cuando en estos tiempos la comida y el agua era lo que más valoraba todo el mundo.

Por otro lado también nos habló de un campamento, del que me había hablado antes Neimi diciendo que allí no tendríamos que luchar si no lo deseábamos, pues un tal príncipe Ephreim quería salvar a todos los civiles posibles.

La realeza nunca me había agradado demasiado, pero que ahora fuesen de héroes cuando en su tiempo podían haber hecho más era algo que me repateaba muchísimo, pero prefería callarme mis pensamientos y soltar un suspiro, ante de empezar a decir barbaridades que me estaban pasado por la cabeza.

Neimi – la mire y suspiré – ¿Tú quieres unirte al campamento? – clavé mis ojos en los de ella.

Estaba casi seguro de cual serie la respuesta de mi compañera, pero queria que fuese ella quien me lo confiramase.

Off-rol:
Siento la tardanza, tanto Neimi como yo este mes apenas hemos usador el ordenador, por viajes y eso :P
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Empty Re: Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Mensaje por Invitado el Vie Sep 01, 2017 10:22 am

Rápidamente, Neimi recriminó lo que el joven de pelo azul había hecho. ¿Qué tienen los hombres de Renais, que todos los que conozco tienen el pelo azul? Solo he llegado a conocer dos, mas no puedo evitar formularme la pregunta. Además, ahora que caigo… Sus formas de expresarse son, cuanto menos, similares. Detecto cierto tono de brusquedad en sus palabras y una clarísima falta de educación, en el caso de este joven bien explicada.

Aunque lo cierto es que más que hablar mal de este jovenzuelo, lo cierto es que esta última observación hablaba mucho peor del príncipe Ephraim. Por el amor de San Latona, ¿cómo es acaso posible que un príncipe se comporte como un plebeyo? Quizá logre conectar con los refugiados, mas debe ser más consciente de su posición como realeza. Incluso en la forma de mostrar preocupación por los demás es parecida, aunque en este caso sí que puedo apreciar diferencias. El príncipe Ephraim, por su parte, alejaría a aquel que pueda estar en peligro para protegerlo. Colm, por su parte, no parece ser tan bruto. – Agradecería al menos que se me diera una pequeña oportunidad, de todos modos – no pude evitar responderle con la misma animosidad que percibí de sus palabras. – Después de todo, basta una simple mirada para comprobar que soy una clériga, ¿no? – después de todo, llevaba mi bastón a mis espaldas. Debía haberlo visto. – Aunque en vuestra defensa, Colm, he de decir que vuestra decisión de tomar precauciones es la acertada. Si bien no soy peligrosa para vos ni Neimi, lo cierto es que podría haberlo sido.

No pude evitar sentir una sensación de puro rechazo cuando Neimi sugirió que yo… Es decir, ¡yo! Podría ser la sirvienta de ese príncipe. Puede que oculte mi estatus social por mis motivos personales, ¡pero jamás me rebajaría a ser la sirvienta de ese hombre! – Combatimos un grupo de emergidos juntos. Dudo que eso sea suficiente para poder llamarme su amiga. Aunque lo cierto es que nunca he sido la sirvienta particular de ningún individuo.

Y mucho menos de ese príncipe bruto e desagradecido. No, L’Arachel. Piensa en otra cosa. Sí, en ese campamento del que Neimi habló. El mismo que dirigía ese príncipe mentecato, pero presto a ayudar a su pueblo…

Ni siquiera tengo clara una opinión sobre él. – No tengo inconveniente alguno en llevaros hasta allí – dije, para evitar pensar en ese príncipe que me saca de mis casillas–, sin embargo, hay un pequeño detalle que no puedo dejar pasar… Colm – me volví a él. – Vos os abstendréis de usar calificativos negativos en vuestra amiga, especialmente considerando que parecéis ser muy cercanos. Si, al menos, intentáis conteneros un poco, os dirigiré encantada hasta allí. Mientras os decidís, seguiré buscando algún libro que esté en buen estado. El conocimiento es invaluable, después de todo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Empty Re: Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Mensaje por Eliwood el Miér Sep 20, 2017 12:56 am

Tema cerrado. 30G a L'Arachel.
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
Sello de Duma [2]
.
.
.

Support :
Marth Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Iwzg0SR
Lyndis Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  JEIjc1v

Especialización :
Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  NqTGGyV

Experiencia :
Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Iu4Yxy1

Gold :
387


Volver arriba Ir abajo

Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.  Empty Re: Conectados — Social Privado Colm y L'Arachel.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.