Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Anécdotas destacadas
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Luken Jue Oct 20, 2016 1:47 am

Podrán considerar mi pensamiento el de un resentido con los nobles, pero no puedo hacer mi vista a un lado cuando las personas de alta cuna no usan sus recursos para salvar y guiar a su gente a un futuro mas prospero. Simplemente me irrita que alguien tenga las posibilidad y se niegue por razones que superan lo absurdo. Cuando supe del desesperado llamado de auxilio del reino Hoshido en Akeneia, no me llamo especialmente la atención; se están librando constantes guerras de liberación en todos los reinos conocidos para acabar con la amenaza emergida. Algunos muy pudientes económicamente para afrontar dichas campañas ya consiguieron su liberación, pero quienes no dan la voz a correr del pago por servicios militares. El clan Yato de Hoshido es quien patrocina esta campaña, sin ser un clan de nobles sino uno de... ¿ninjas? todavía no estoy familiarizado con el termino. Desconozco de cuales son sus funciones en Hoshido, pero hasta donde tengo entendido están al servicio de la familia real; es decir son siervos dedicados. Dudé por mucho que pudieran afrontar tal gasto militar pero me equivoqué.

Luego de llegar desde Altea me recibieron en una hermosa instalación que parecía ser su sede central. Quedé pasmado con la arquitectura y la diferencia cultural que nos separaba, era todo muy hermoso y extraño ante mis ojos. Si bien eran siervos, no eran pobres y por lo que pude averiguar tienen una gran tradición en el servicio militar. Son corteses, educados, admirables y por lo que veo también disciplinados; sin duda alguna me serviría tener de aliados gente tan fuerte como ellos.

Aprendí mucho de esta tierra sobre todo por que tuve el tiempo disponible. Apenas llegué no me dispusieron ninguna tarea especifica, en realidad estaban demasiado ocupados para eso. Mañana, tarde y noche podías ver como sus hombres iban y venían trayendo y llevando recados todos con fin de organizar la campaña. Esperé paciente que dispusieran cual sería mi tarea, sin presionarlos o preguntarles. Casi una semana después de mi llegada uno de sus hombres vino a mi habitación a buscarme. Ya se designo mi tarea, la cual debía cumplir por el bien de esta nación tan prospera y admirable.

Shen (así se presentó él) me guió por los majestuosos pasillos hasta el patio trasero donde había un buen numero de hombres, todos ellos de distintas vestimentas y portando diferentes armas. A primera vista eramos 50 soldados, muchos se les veía que no tenían entrenamiento militar, ni siquiera compartían el mismo equipamiento. Incluso pude percatarme que había hombres casi ancianos, no soy quien para juzgar las aptitudes militares de otras personas pues en realidad me dedico a cuidar libros pero... no me convence el estado de este grupo. Finalmente cuando estuvimos todos reunidos Shen con voz alta nos informó nuestro objetivo.

¡Sean bienvenidos, en nombre de Hoshido y sobre todo del clan Yato les damos las gracias por colaborar en esta guerra de liberación! una vez finalizado dicho conflicto les garantizamos que recompensaremos gratamente vuestros esfuerzos en ayudar a nuestra patria. Mi nombre es Shen y seré quien los guíe a la batalla. Nos han encargado una misión muy importante, los campos de arroz que durante años alimentaron a Hoshido ahora está plagado de esas cosas. Nuestro deber es acabar a toda costa con la presencia enemiga y garantizar la integridad de dichos campos ¿dudas al respecto?.
Luken
Luken
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Grandmaster | Priest

Cargo :
Bibliotecario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Tónico de def [2]
Tomo de Fuego [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) 2cR4bhF[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) YnKi2FO

Experiencia :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) B1dswCL

Gold :
1714


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Invitado Jue Oct 20, 2016 5:22 pm

Para avanzar a veces hay que retroceder. No podía dejar Hoshido con facilidad, por más ocultos que mantuviera sus atributos físicos siempre existía la posibilidad de que le delatara un laguz esclavo para ganar el favor de su amo. Y siendo lo que era, considerándose lo valiosas que era su piel sería cuestión de tiempo antes de meterse en problemas. Tampoco podía vivir como el resto de su especie en el bosque y ocultándose de ambos, emergidos y humanos comunes. Así que en vez de andar libre por el bosque u ocultándose en las ruinas de lo que antes era una casita tradicional en medio de la naturaleza, se veía una vez más en la necesidad de acercarse a los humanos.

A extender una mano amiga y tal vez ganar algo de reconocimiento. Así sea lo suficiente para no acabar en el lado malo de un cuchillo de peletero.

No fue sencillo, mantener su naturaleza oculta. Sonreir todo el tiempo le era natural, pero estar en medio de ninjas mientras decía medias verdades y se aseguraba de que no pudieran matarle a la vista le había crispado los nervios. No era que tuvieran muchas opciones, necesitaban guerreros de cualquier tipo. Y debían estar muy desesperados si aceptaban lo que parecía a primera vista una jovencita de menos de quince años.

Igual y la juventud de algunos era casi un alivio, si comparaba con algunos que parecían que bien podrían caerse muertos antes de llegar a ningún campo de batalla. Escondió una risita tras la manga de su yukata florida y se enderezó cuando empezó el discurso.

- Uuuuhh, yo, yo tengo una duda, a mí elígeme a mi - comenzó a dar saltitos agitando en lo alto un abanico. Incluso se trepó a medias en un ninja y cuando eso no le pareció lo suficientemente bueno, se abrió paso a empujones entre los demás hasta llegar al frente. - Por integridad ¿se refiere a evitar que quemen o salen los campos de arroz? ¿Que los destruyan más de lo que ya seguro están con tanto pisoteo? ¿a no dejar los cadáveres por ahí que contaminan la tierra? ¿o todo lo anterior junto? -

No tenemos tiempo para payasadas. Los tres.

-Aww yo solo preguntaba… es cuarto creciente, buena luna para añadir abono… no sangre a un campo de cultivo - comentó como si tal cosa, una sonrisita divertida en su cara. Sacó un ábaco de madera y comenzó a jugar con las cuentas. - Eso arruinaría la poca cosecha que esté en pie~ no solo porque se enfermen las raíces y se pudra la planta, pérdidas posibles del 40% de la producción por contaminación, esto lleva a alta… posibilidad para desarrollar enfermedades con el consumo de una plantación contaminada y saturación de los pocos médicos que se tengan disponibles… - se encogió de hombros. - No se de tácticas ni conozco el tamaño y estado de los graneros, pero a menos que se pueda concentrar el contrataque a contrapendiente de los campos de arroz rescatables, la cosa pinta mala, si lo que los espías dicen es cierto hay una pérdida grave por quemas. La recuperación de los campos saludables seguro es importante o será un mal invierno-
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Luken Jue Oct 20, 2016 11:37 pm

Debo valorar el entusiasmo de Shen, o mejor dicho su buena voluntad para tratar de levantar el ánimo de sus.... ''tropas''. La moral del ejercito es importante ya que estando alta cada unidad puede aportar un rendimiento mucho mayor. Tal vez sus palabras para con soldados preparados hubieran surtido mayor efecto, sin embargo lo único que recibió fue silencio. Después de todo es miembro de un clan que está haciendo su mayor esfuerzo por proteger su nación, esfuerzo del que corresponde la responsabilidad a los aristócratas y el rey de Hoshido. Ese tipo tiene suerte de que sus súbditos son gente con un nivel de honor demasiado absurdo para seguir encomendado a alguien que no muestra preocupación alguna por su gente.

De pronto se sintió movimiento entre el tumulto de gente, no me había percatado pero tal parece que un voluntario de verdad tenía una duda. Un crío que no superaba los 15 años seguro, se desprendió torpemente de entre los soldados y salió displicente compartiendo su duda con los presentes. Me sorprendió su actitud, con total desenfado a la autoridad de Shen que con el correr de las palabras que le salían de la boca fue acumulando fastidio. Parte puede ser por que la niña expuso elementos cruciales del plan como algo mas difícil a lo que trataba aparentar el ninja. Pero mas seguro es que sea por que un niño no le mostraba respeto alguno y cuestionaba su autoridad. En un instante pude notar como la vena frontal del ninja estaba tomando forma, pasarían segundos antes de explotar y pretendiese disciplinarlo. Somos pocos, no estamos entrenados y para el colmo tampoco estamos armados en forma apta, no podemos darnos el lujo de bajar un soldado.... por mas que este sea un niña.

Cosas mas extrañas me han pasado -dije mientras suspiraba resignado. Luego dando unos pasos al frente me interpuse entre Shen y la muchacha con la intención de calmar las aguas.- ¿Podemos tranquilizarnos? no hemos partidos y las tropas ya se pusieron nerviosas. Todavía tenemos un importante chance de enfrentar a los emergidos y no arruinar mucho la tierra. Según mi experiencia ellos son inofensivos hasta que les interrumpes el camino o se topan con otro grupo a los cuales consideran enemigos. Si podemos enfrentarlos y contenerlos en los caminos, aparte de evitar que se crucen entre ellos; conservaremos la integridad en una buena porción de la tierra aun productiva.

Shen me asedió con su mirada penetrante, la mantuvo firme y agresiva en mi cara que sentí como si la distancia se estuviera achicando. Debo admitir que casi cedo ante la presión pero mantuve la calma para que él confiara en que le decía la verdad.- Muy bien, si no hay mas dudas... ¡¡¡Preparaos que nos vamos ya!!! -gritó antes de retirarse mostrando todavía signos de disconformidad.-

Si, también fue un placer charlar contigo, el intercambio de ideas realmente fue muy productivo -musité disconforme, no pedía que me diera la mano y me abrazara por la ayuda. Pues era evidente que no tenia idea de como enfrentar esas cosas pero... ¿porqué de todos los ninjas me tocó el menos educado a mi?. Suspiré por décima vez en el día y luego giré mirando a mi casi infantil colega.- Deberías tener mas cuidado en hacer enojar a personas peligrosas, sigue siendo nuestro... jefe. Aparte por mas que hagamos una labor sobresaliente, este año Hoshido no producirán nada. No pueden hacerlo hasta que terminen con la amenaza emergida e incluso en el mas optimista de los caso su tiempo de siembra no será suficiente para cultivar todos los campos de arroz... ni siquiera la mitad de ellos, por lo que seguirán viviendo de sus reservas.
Luken
Luken
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Grandmaster | Priest

Cargo :
Bibliotecario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Tónico de def [2]
Tomo de Fuego [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) 2cR4bhF[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) YnKi2FO

Experiencia :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) B1dswCL

Gold :
1714


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Invitado Vie Oct 21, 2016 12:22 pm

Era muy divertido ver a las tropas moverse incómodas de un pie a otro como si estuvieran realmente contemplando la idea. ¿Qué iban a saber? más de la mitad no sabía ni firmar su nombre, algunos al menos sabían de cultivos, un poco cuando menos; pero la mayoría desconocía de ciclos de cosecha, tiempos de riego, o cuanto daño a largo plazo puede hacer un ejército pequeño muriendo por ahí, o pisoteando la tierra. No que fuera su problema, podía comer otras cosas. Pero humanos medio muertos de hambre y viviendo de los graneros cada vez más raquíticos, esos humanos eran peligrosos a la larga.

Y aún más entretenido aún era el ver al comandante de aquella tropa a punto de estallar luego de sus palabras. ¿Qué sucedía? ¿No le gustaba ser interrogado? no debería pedir si alguien tenía dudas en primer lugar. Si a Kohaku le daban la oportunidad podía ser muy impertinente. Y dado su apariencia infantil era poco probable que fueran a atacarle por ello. Se vería terriblemente mal y dañaría la moral si hacía daño a la aparente valiente niña que había ido a luchar con ellos.

Ohhh esto no tiene precio . Arqueó una cejita ante el varón que interfería para alejar la atención del militar hacia él. Vaya, vaya . Le sonrió ampliamente, jugando con un mechoncito de cabello claro. Kohaku no parecía tener armas en su persona, aparte de un abanico, papeles, pinceles, una bolsita de hierbas y una tabla de tinta. ¿Qué podía hacer para ayudar en batalla? eso tendrían que esperar a verlo.

- Hola cariño~ te ves inteligente~ ¿Tienes alguna idea? - Saludó al varón, acercándose intrépidamente hasta quedar a un palmo de distancia. Le miró así de cerca con sus grandes ojos ámbar.

- Ohh~ él no me haría daño, necesita cada mano dispuesta que pueda encontrar. Ya sabes, de preferencia las que no mueran antes de llegar al campo de batalla, carne de cañón y todo eso- soltó una risita baja, cubriendo su boca con la manga. - La mayoría de los combatientes a estas alturas son gente común, sin entrenamiento militar. Juro que vi a alguien allá atrás llevando un azadón. Si nuestro amado Shen tuviera opción no llevaría ancianos tampoco, pero no puede esperar comportamiento ninja de quienes no lo son - amplió su sonrisa.

- Mi pregunta era bastante válida. Tal vez no se pueda tomar la cosecha que quedó en pie este año, pero la siguiente temporada si se recuperan los campos se esperará que produzcan y el aroma a muerte se queda en la tierra. Será una labor titánica. Y las reservas no durarán por siempre ¿Qué crees que pasa cuando se pierde la fuente principal de alimentación por todo un año? - Había movimiento allá enfrente, así que empezaron a avanzar. Bastante caótico, algunas risas, murmullos, quejas. Lo normal.

- Caos - tarareó y dio una palmadita amistosa en el brazo ajeno.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Luken Dom Oct 23, 2016 6:32 pm

¿Ca-riño? ¿me acaba de decir cariño? ¿pero cuantos años tienes muchacha? realmente me dejo desconcertado la poca vergüenza que mi compañera mostraba, junto con su actitud alegre como si no asimilara lo que estaba sucediendo. Es la juventud, seguramente, la razón por la que es desinhibida. Aunque yo no recuerdo haber sido tan.... libre en mis tiempos.

¡Oye! -exclame mientras retrocedía, me impresionaba su seguridad y poco respeto por el espacio personal. Sus ojos en especial, se me hacían conocidos de algún otro lado, pero no podía establecer dónde. Así que decidí charlar con ella un poco mas- Dime ¿solo ves en esta gente soldados mal entrenados y equipados?. Puedes ser mas inteligente que Shen pero no por eso mas sabio. -Le señalé con la vista primero al anciano de nuestra derecha con una larga barba y mirada cansada que usaba una improvisada lanza como bastón mientras caminaba junto al resto, luego atrás nuestro un joven que no superaba los 17 con un garrote apoyado en su hombro caminando totalmente duro por la presión pero sosteniendo su mirada al frente para que no notasen su nerviosismo.-¿Los ves? Esta gente va a pelear de todas formas aún cuando el mismo rey no los desee incorporar.  Si, es posible que no tengamos aptitudes físicas para atravesar el día a día que conlleva ser un soldado pero... mirando bien dentro de sus ojos están llenos de convicción. Mucho de ellos no están aquí para ser recompensados con dinero, no piensan si después de esto el reino caerá en un déficit del que será difícil reponerse y sobre todo no reflexionan con que clase de enemigo van a enfrentar; están aquí por algo mas. Por eso tenemos que conseguir un equipo que trabaje de forma coordinada y eficiente sino solo seremos cadáveres en un campo de cultivo, espero poder contar contigo. -Me estaba a punto de marchar cuando me había olvidado algo importante de decir- Por cierto me llamo Charles Luken, un placer conocerte.

Terminada nuestro pequeño intercambio de ideas comencé a movilizarme juntos con mis compañeros, marchando hasta nuestro destino. Por suerte el camino no se nos hizo muy difícil, no nos surgieron problemas eventuales por lo que llegamos antes de que anocheciese. Todos cansados obviamente, no teníamos fuerzas para montar algún tipo de campamento. Aquí es donde Shen se consiguió el apoyo de muchos hombres y mis palmas también. Pues no había necesidad en montar un campamento, estaba planeado establecernos en una caverna que era un escondrijo secreto del clan Yato. Nada que reprochar, era perfecto; una entrada casi imperceptible de ver pues estaba rodeada de pequeñas colinas arboladas. Incluso podías trepar a los arboles y tener la visión de muchos kilómetros a la redonda, suficiente para prepararnos ante cualquier ejercito que se acerque. Dentro de la misma caverna era un amplio espacio para todos, creo que incluso sobraba; pero sobre todo había una fuente de la cual emergía agua de manantial. Shen explico que un canal subterráneo les traía agua desde los manantiales. Podría alegar que la decoración del clan era bastante cutre, pero eso es ser mezquino; todos quedamos conformes con nuestra nueva base de operaciones.
Luken
Luken
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Grandmaster | Priest

Cargo :
Bibliotecario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Tónico de def [2]
Tomo de Fuego [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) 2cR4bhF[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) YnKi2FO

Experiencia :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) B1dswCL

Gold :
1714


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Invitado Dom Oct 23, 2016 11:30 pm

- ¿Oh? ¿te he sorprendido? - fingió no saber a qué se debía la repentina incomodidad del humano. Era tan fácil descolocarlos. Una actitud distinta a la que esperaban de una señorita de quince años y era suficiente para tenerlos ruborizados,  desconcertados o incluso ofendidos.  Se llevó ambas manos al rostro y fingió estar pensando, sin dejar de avanzar, alzando cada pie un poco exageradamente, como si estuviera marchando. Era absurdo.

- Mmmh, sí, muchos de ustedes no tienen las aptitudes físicas, ni que hablar de las mentales. Eso significa que necesitan cada pata que pueda apoyar - Sonrió ampliamente ante su expresión. - Mano, quiero decir - Observó a los humanos pero no veía a lo que el otro se refería. Eran tontos a su parecer, algunos no deberían molestarse en moverse de sus casas, en especial los ancianos. Morirían en el campo estorbando a los otros y bajando la moral de los que les vieran caer. Sería desagradable. Kohaku había visto algo de lucha cuando los emergidos invadieron los bosques destruyendo todo con lo que se topaban. Ver caer a ancianos y débiles era un golpe fuerte para un pueblo pequeño.

- No se gana una guerra con convicción. Se gana con estrategia - declaró muy solemne, sus ojos estrechándose un poco al darle una mirada de reproche. - De poco le sirve la convicción a algunos si no pueden ni levantar sus patas del suelo - lo había visto. De nada servía el orgullo como nación, solo para arrastrar un poco más el destino. Se necesitaba fuerza para respaldar ese orgullo o eran puras palabras vacías.

- Soy Tsuki - Mintió parcialmente a la vez que volvió su vista al frente, arrugando la naricita y desestimando al humano junto con los demás. Sus pasos eran silenciosos en comparación con la marcha de los demás y si sus orejas hubieran estado fuera de su diadema se tumbarían contra su cabeza ante tremendo alboroto. Por fortuna se acostumbró pronto. La marcha fue larga para los más débiles y al final de todo había una cueva. Ladeó la cabeza con interés y analizó la ubicación y los alrededores. Conocía ese lugar. No la cueva en sí, a la que daban un gran rodeo habitualmente, pero la zona le era familiar. Miró con interés el manantial, catalogando aquello como información importante en su índice de datos generales de la nación. Se preguntó cuántos lugares como esos había que no conocía. Su “tipo” conocía algunas cuevas con aguas subterráneas similares. Eran útiles para pasar desapercibido por largos periodos de tiempo. Zonas seguras mientras nadie más conociera el secreto.

Al ver como poco a poco bajaban la guardia y se disponían a descansar para la noche, Kohaku no resistió a salir a explorar un poco más allá de la entrada de la cueva. Miró con precaución los alrededores antes de avanzar un poco, asintiendo a un par de ninjas que hacían de vigías. No sentía agotamiento. Al contrario, se encontraba de lo más alerta. Su inquietud debía notarse en sus movimientos erráticos. Su rabo oculto dolía, al igual que sus orejas. Pero no sería adecuado mostrarse ahí, aun cuando los altos mandos supieran lo que era. Discretamente se trepó a un árbol y desde ahí comenzó a olfatear las corrientes de aire. No tenía un olfato tan bueno como otros laguz, pero suficiente para sentir más seguridad luego de realizar esa acción y corroborar lo que temía. Saludó a uno de los ninjas al bajar, colgándose de la mano que le fue ofrecida para disminuir la distancia de caída al suelo.

Y eso era todo. Había emergidos cerca. Ahora, se preguntaba qué hacer con la información. No era un grupo muy grande. Aun así debía informar. Agitó una mano al ninja en el árbol y caminó a uno de los vigías de la entrada, estaban bastante bien ocultos, no queriendo llamar la atención sobre el grupo.

- Podría haber un grupo de unos diez acercándose~ -
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Luken Jue Nov 03, 2016 4:13 am

La nueva base de operaciones les sentó bien a los soldados, tal parece que estaban preparados para dormir al aire libre con escasos recursos. Podía verles feliz sirviéndose sin vergüenza agua para hidratarse o asearse. Y sobre todo su buen humor se reflejaba en el fin del silencio, todo el camino estuvimos callados; pero ahora, un poco mas relajados, muchos empiezan a hablarse entre si. Formar lazos de confianza en un equipo es importante, en cualquier ámbito, no solo el militar. Si los soldados confían entre ellos tendrán menos dudas a la hora de encarar la muerte. La muerte que tiene nombre, son los emergidos, siempre que pienso en ellos me impaciento.

Todavía no estamos listos -musité mientras salía a tomar un poco de aire, estirar las piernas siempre sirve para inspirarme. Aún cuando quiera ver las cosas con optimismo, pensar en las características de nuestro enemigo desmotiva. De por si ya son superiores a un ejercito normal por lo que no podemos vencerlos con métodos convencionales.- ¿Cómo podemos hacer para ganar? -Me preguntaba mientras una briza refrescaba mi rostro. La noche tenía un contado número de nubes que tapaban un mar de estrellas. Pese a estar al otro lado del mar el cielo parecía seguir siendo el mismo.

No estoy consciente de cuanto tiempo pasó mientras estaba relajándome, pero no fue por mucho. Escuché un par de pisadas acompañada por unas voces poco discretas. Eso me alertó, estaba seguro que no eran emergidos pero eso no significaba de por si que no era algo malo como bandidos. Con pasos silenciosos me fui acercando poco a poco hasta el origen del bullicio. No tengo una maestría para el sigilo, supongo que la noche fue mi gran benefactora. Una gran sorpresa me llevé cuando me topé con ellos. Eran soldados que al igual a mi no podían relajarse y decidieron estirar las piernas. Satoru un anciano amable que fue el de la idea trató de convencerme en acompañarlos. Lo dudé bastante, es un hecho que tampoco estaba tranquilo pero alejarnos tanto me parecía imprudente. Pero no solo él insistió, los demás también me trataron de persuadir. Ante tanta obstinada persistencia no pude negarme y decidí acompañarlos.

La verdad es que no me arrepiento de acceder, no pararon de contarme cosas lindas de sus familias y vidas antes de esta guerra. Satoru es un cazador del sur, luego de enviudar quedó al cuidado de sus hijas y a eso se seguiría dedicando de no ser por ciertos invasores. Algo similar es la situación de Shin y Yura dos campesinos de estos mismos campos de arroz, padres de familia, que cayeron también en la obligación de servir a la causa. Por último Soujiro, el mas joven de todos, es huérfano desde que tiene uso de razón; sin embargo tiene la ambición de convertirse en un militar reconocido y salir de la pobreza. Se hizo bastante reconfortante la caminata, no nos dimos cuenta cuando llegamos al camino. Era un grupo bastante animado pese a conocerse apenas esta mañana. Tal vez por eso no pudimos ver llegar la fatalidad.

Soujiro parado en un tronco al lado del camino posaba de manera victorioso y alardeaba de su futuro prospero. Nosotros atentos a sus incordio no pudimos creer cuando un proyectil consiguió atravesar su pecho salpicándonos en sangre. Los segundos venideros en los que su cuerpo caía al suelo fueron muy lentos. Otras lanzas se clavaron alrededor nuestro sin herir a nadie mas. Un grito desesperado se hizo eco mientras me giraba para mirar a los responsables- ¡¡¡Emergidos!!! -¿Un ejercito? no, ni siquiera una diligencia. Por el limitado número de agresores podía afirmar que era una banda de exploración. Con tan buena suerte que encontraron un grupo aislado y a la deriva. Nuestros enemigos cargaron hacia nosotros con sus armas portadas listas para darnos fin. Sus ojos rojos brillaban en la noche de tal forma que imponían temor.

No nos queda otra, tenemos que pelear -dije resignado a mis compañeros- si intentamos huir seremos blanco fácil para otra lluvia de lanzas y no podemos seguir dependiendo de la buena suerte. -Obviamente eso no iba a ser suficiente para convencerlos, todos se quedaron petrificados del miedo, debía esperanzarlos. Extendí mis palmas al frente y con mi mayor concentración dije- ¡¡Al'akir!! -Creé una descarga eléctrica que impactó en el primero de todos los emergidos, castigando lo suficiente para dejarlo fuera de combate. No tengo tiempo para disfrutar haber usado bien la magia, necesito ayuda.
Luken
Luken
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Grandmaster | Priest

Cargo :
Bibliotecario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Tónico de def [2]
Tomo de Fuego [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) 2cR4bhF[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) YnKi2FO

Experiencia :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) B1dswCL

Gold :
1714


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Invitado Miér Nov 16, 2016 3:31 am

La respuesta llegó en forma de una chiquilla de cabello blanco, seguida de varios ninjas armados. Kohaku no se había conformado con informar de la cercanía del grupo de emergidos exploradores. Siendo capaz de moverse en silencio por el bosque, habían decidido que sería bueno interceptar a la patrulla antes de que informaran de movimientos sospechosos en la zona. Lo último que querían era que hubiera una alerta temprana de un grupo de ataque.

Bastante malo sería si vieran movimiento desde lejos. No querían que confirmaran nada. Mala suerte para los demás exploradores que no habían notado a tiempo que el enemigo se aproximaba. Arrugó la nariz con disgusto al ver al primer caído atravesado. Seguro no tuvo tiempo de nada, eso era lo mejor, por más desagradable que fuera para los espectadores.

- ¡Ja! les dije que esa peste venía en esta dirección- alardeó y señaló a los enemigos al llegar al claro. Era intimidante enfrentarse a tantos enemigos juntos, pero confiaba en que con su tamaño y velocidad podría esquivar la mayoría del peligro. Y siempre podía ocultarse tras alguien, no tenía tanta lealtad a los humanos, Hoshido o no Hoshido, mientras cumpliera su parte del trato pensaba hacer de todo para mantenerse con vida y saludable.

- Si no eres un explorador, rastreador o un ninja no deberían estar fuera del campamento- reprochó sin aclarar cual de esos era, a la vez que se agachaba frente a un emergido para patear con ambos pies desde abajo directo a la entrepierna. No era muy efectivo pero al menos le hacía perder el equilibrio lo suficiente para darle acceso a su cuello donde clavó sus afiladas uñas y desgarró. Una actitud muy poco humana.

Eran uñas normales, solo un poco más largas de lo normal. Lo curioso era que cualquier humano podría luchar de manera efectiva con sus uñas y dientes si se esforzaran. Era cuestión de saber a donde apuntar y de no acobardarse. No era lo mismo atacar con las manos a con un arma.

- Si se hubieran quedado... - pateó a otro emergido y mordió la muñeca de otro para desarmarlo. - hubieran escuchado... - usó sus piernas para patear repetidamente la cabeza del emergido desarmado y se agachó para evitar una lanza por apenas los pelos, bueno, el fajín que usaba sobre su kimono. La larga cola blanca ondeó en el aire al caer la tela. - que advertí a los ninjas que estos bichos se acercaban -
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Luken Lun Nov 28, 2016 7:27 pm

Todavía no consigo acreditar cómo logré esquivar las filosas y mortales armas de los emergidos en su embate inicial. Usé mis poderes mágicos para mantener una distancia prudencial, cuando de repente de entre las sombras llegó el apoyo. Ninjas de Hoshido encabezados por la niña mal educada con la que hablé antes de viajar entraron en la batalla. Debo admitir que no esperaba nada, menos en una muchacha tan joven, que sea tan adiestrada en combates.

Al'akir -Otro de mis relámpagos derribó a un emergido que venia a por mi. Ya no quedaban muchos por suerte.- Supongo que tomamos aire en el momento equivocado -respondí mientras golpeaba lo que quedaba del emergido con mi bastón. No había escusa, lo que hicimos estaba mal y si la justicia del azar fuera menos contemplativa es muy seguro que ya hubiésemos muerto.

El fervor de la batalla se detuvo un instante cuando una mortífera lanza surcó sobre mi compañera rompiendo parte del kimono. No sé si ella se dio cuenta, pero su cola larga y blanca quedó al descubierto. Primero me sorprendí, luego reflexionando mejor como fueron sucediendo los hechos lo entendí. Por que fue ella quien supo que un grupo de emergidos se acercaba y cómo pudo guiarlos hasta aquí. Es un laguz, parecen humanos pero en realidad son bestias, no se sabe mucho mas sobre ellos. Incluso creo entender porqué se comportó de esa forma con Shen y nos trató con desdén al ser un ejercito improvisado.

Vaya, que suerte que seas un laguz y estés de nuestra parte -dije mientras golpeaba a unos de los últimos emergidos que se mantenían dispuestos a luchar- Eso explica como supiste que había emergidos cerca, usaste tus sentidos que son mas fuerte que el de un humano normal. Gracias por salvarnos.
Luken
Luken
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Grandmaster | Priest

Cargo :
Bibliotecario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Tónico de def [2]
Tomo de Fuego [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) 2cR4bhF[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) YnKi2FO

Experiencia :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) B1dswCL

Gold :
1714


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Invitado Mar Dic 06, 2016 2:07 am

- ¿Mal momento para tomar aire? ¡Je! díselo al señor cadáver de ahí. Imprudencias dignas de chiquillos ¡y mira quien te lo dice! mira mi pequeño tamaño y aquí estoy defendiendo pequeños humanos que actúan como cachorros alejándose del cubil. Tengo una nariz aguda pero incluso yo no podría cuidarlos a todos si deciden extraviarse ¡No se atrevan a morir en mi guardia! Bastantes problemas tenemos para seguir perdiendo soldados antes de llegar a batalla ¡se supone que les ataquemos por sorpresa nosotros, no al revés! ¡Y tambien tengo un mal genio para los bichos feos que pisotean bosques y campos! - tenía un especial cariño por los campos antes de la sesga, cuando el viento sobre los campos producían una suave canción.

Escuchó el comentario sobre su raza y no supo si tomárselo con sinceridad o no. Pero como siempre había que hacer en esos casos, siempre podía fingir.

- Aaaawww, me das las gracias ¡Eres tan lindo que podría morir! - chilló juntando sus manitas al frente, su rabo largo, blanco y esponjoso se movió alocadamente a sus espaldas. Solo se permitió ese momento de debilidad, guiñandole un ojo coquetamente. Lo siguiente que hizo fue sumergirse a la lucha. Llegó al rescate, no a terminar igual al chiquillo muerto. Giró hacia adelante para esquivar una espada, hacia un lado para no estorbar a los otros ninjas y finalmente de pie brincó con las garritas de frente y algo duro pero luego blandito cedió bajo sus uñas. Gelatinoso. Ojos de emergidos. ¡Yuuuuck!

Sacudió sus manos y dejó el lesionado atrás para que alguien más se encargara. Iba de un lado a otro, esquivaba armas, se acuclillaba tras otros guerreros, se escabullía como un hurón y no un zorro, pero la agilidad y su menuda figura le ayudaron mucho. Era el blanco más pequeño y móvil, luego de aquella lanza los siguientes ataques eran cortes superficiales, principalmente a sus ropas gruesas, así que su suave y cremosa piel se salvó de la crueldad de la cuchilla por su velocidad innata más de una vez.

- ¡No dejéis que ninguno escape!sería como elevar una bandera roja al cielo - no necesitó repetirlo dos veces, los ninjas rodearon en su mayoría al pequeño grupo, atacando desde los bordes hacia el centro. Una buena táctica.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Luken Jue Dic 29, 2016 5:28 pm

Ehh... de nada... supongo. -No la entiendo en absoluto. Su forma de ser, no sé si lo hace a propósito o inconscientemente. Parece un niño jugando, pero estamos en pleno combate. No cree que sus compañeros sirvan para algo sin embargo está dispuesta a colaborar. Me consterna pensar cómo es en verdad ella. Aunque hay algo que es cierto e importante, sus habilidades son exageradamente útiles.- ¡Al'akir! -devasté con mi magia al último de ellos que se arrastraba cerca mío. Luego miré a mis compañeros cuando hacían lo propio con los que intentaron huir. Rodeándolos, acabaron con todos antes de que pudieran escabullirse entre las sombras. Los ninjas a diferencia del resto si denotaban un buen entrenamiento y varias artimañas de pelea. Ellos y la muchacha laguz se ocuparon de mas emergidos que nosotros. Finalmente tras asimilar que todo había acabado mis piernas no resistieron y terminé cayendo de trasero al suelo. Estaba agotado, incluso no me di cuenta como el sudor se escurría por mi frente. Y eso que no debí ocuparme mas que con tres de ellos. Sin duda una cuota de miedo me jugó una mala pasada.

Mis compañeros, los que habían salido a pasear estaban en las mismas deplorables condiciones, pero vivos y eso era lo que importaba. O por lo menos para mí y al acercarse los ninjas que surgieron en nuestro rescate no me extrañe que nos tratasen para nada bien.- Estuvieron fuera del campamento sin permiso de ningún superior y logrando casi delatar nuestra posición. Mas vale que se preparen, Shen se enterará y los castigará como corresponde. ¡Andando!

Podríamos habernos quejado, pero la falla había sido nuestra de un primer momento. Por lo que no dijimos nada, con la poca fuerza que quedaba nos levantamos. Pero en vez de seguirlos me distraje un ultimo segundo en el cuerpo de Soujiro. Una pena imponente me invadía, consecuencias de la guerra eso lo sé, pero no deja de entristecerme. Retiré la lanza de su pecho y lo recosté en una forma mas cómodo. Satoru, Shin y Yura me ayudaron, no iban a dejar el cuerpo del niño ahí. Él venia con nosotros por lo menos para darle un entierro digno.

Y este solo fue un pequeño grupo... todavía falta el ejercito principal -musité mientras miraba el campo de batalla.- ¿en que puede ayudar un bibliotecario?
Luken
Luken
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Grandmaster | Priest

Cargo :
Bibliotecario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Tónico de def [2]
Tomo de Fuego [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) 2cR4bhF[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) YnKi2FO

Experiencia :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) B1dswCL

Gold :
1714


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Invitado Miér Ene 18, 2017 7:28 pm

Vibrante, el rabo esponjoso haciendo piruetas a sus espaldas y las orejas blancas bien erguidas apuntando en todas direcciones y atrapando los sonidos de la batalla, pasos corriendo, choque de metales, un enemigo cayendo tras otro. Los ninjas eran muy veloces y capaces, le hacían henchirse de orgullo patriótico ver tanta capacidad de los guerreros. Verdaderos guerreros, no aquellos arrastrados a la guerra. Kohaku tenía una actitud engreída y Luken era quien tenía a la mano para hacerle sufrirla. Muy desagradable asunto.

Se dedicó a olisquear un poco alrededor, pero el aroma a sangre opacaba todos los otros olores de las cercanías; confiaría en que los ninjas hicieron su trabajo y que ningún emergido quedó libre para colarse en el campamento y rajarle la garganta a algún descuidado.

No deberían permitirse más descuidos . Alcanzó a escuchar al pelinegro. El mismo con el que hablara a medias antes. La actitud derrotista le irritaba, claro, Kohaku se burlaba de los nada preparados y viejos campesinos, pero ese tipo de palabras solo ella podía permitírselas, los otros deberían de tragarse sus quejas y en el caso de ese pequeño grupo en particular: estar agradecidos de aún estar vivos.

- Si si si, menos lloriqueo y más pensar antes de actuar- le dió unos golpecitos en la cabeza con su dedo índice aún ensangrentado. - Debe haber un cerebro aquí dentro que te diga que es mala idea salir de un campamento cuando los ninjas están haciendo reconocimiento, en especial salir en grupos pequeños de inexpertos. Puedes usar magia, debes ser listo, usa eso- golpeó el suelo con su pequeño pie, tratando de remarcar su punto de vista.

- Y ahora estarán en labores de letrina o algo peor- siguió regañando, porque era una pequeña pulga molesta. - ¡Gasp! ¿Y si te mandan azotar enfrente de todos? que vergüenza, no he cuidado bien de mi pequeña mascota inútil - cubrió sus ojos con su mano, cuidando de no mancharse y caminó airadamente hacia el frente, lejos de su vergüenza. Así era Kohaku, se contradecía a cada rato y jugaba con la mente de los demás. ¿Qué motivos tenía? ninguno, era divertido verlos reaccionar.

- Si te azotan te lo tendrás bien merecido- le gritó una última vez antes de volver a la zona del campamento. Olfatearía los alrededores en el camino y daría su reporte a otros ninjas, que pasarían rápidamente la voz, eran así de eficaces.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Luken Vie Ene 20, 2017 4:55 am

¡Auch! -No me había percatado de Tsuki hasta el momento en que comenzó a fastidiarme. Si ya tenía bastante con mis preocupaciones que otra persona le eche mas leña al fuego era desesperante. Era como si disfrutara ver a terceros sufrir. Aunque creí verla disfrutar bastante del combate, en realidad ¿su personalidad es tan sádica?.

¿Acaso todos los laguz son tan poco simpáticos como tu? -dije en voz baja  mientras la escuchaba soltar veneno en sus comentarios. Mi cerebro no está preparado para una guerra, sino para resguardar libros. Me sobrestimas demasiado si crees que puedo saberlo todo. Quise decir esas palabras con un tono furioso, pero me controlé después de todo tenía razón. En lo que estaba haciendo, el porqué, en todo menos en la forma;  sentía que darle la satisfacción de mi sinceridad no le importaba y en el peor de los casos podría disfrutarlo mas. Es sin duda una compañera insoportable y mal educada.- Por lo menos podrías tener un poco de respeto por nuestro compañero caído. -musité mientras movía mis pies.

No me quedó otra que seguirla hasta el campamento, ya nos estaban esperando todos y en especial él. Shen frente al resto del ejercito reclutado, reunidos específicamente para juzgarnos. Podía oler la intranquilidad en mis compañeros. Latigazos, trabajos forzados, reducción de las porciones de comida e incluso una ejecución pública; todo era posible. El jefe esperó a que todos estuviéramos enfrente suyo, cuando el silencio dominaba la sala él se volteo para vernos, con sus ojos y tono voz de molesto comenzó.

¿Cuando yo les hablo ustedes me escuchan verdad reclutas? -Nos dijo mientras caminaba de un lado a otro enfrente nuestro, cuando uno de nosotros le contestó que si el siguió.- Entonces cuando yo digo que se queden en el campamento no es que ustedes no me oyeron, sino que se cagan en la orden que yo les dí. Hasta esta mañana mi soldados asignados tenían un miembro mas, ahora ese miembro se convertirá en abono para la tierra. Y eso no es culpa mía, sino de ustedes por desobedecer una orden directa de su superior. Para el ejercito regular un acto como este equivale a la ejecución inmediata, sin embargo como soy piadoso no los mataremos. -Miró un papel que le acercó uno de sus ninjas y mirándonos con desdén prosiguió.- En la pelea se contaron al menos 30 cuerpos de emergidos. ¿Cuantos mataron entre ustedes cuatro?

Tres -dijeron Shin y Yura-

Siete

Uno solo -Satoru, el mas anciano de nosotros dio apenado su número de victimas.

Muy bien entre todos hacen catorce emergidos, pero les faltan otros dieciséis mas. Por cada emergido que no lograron matar y que tuvieron que encargarse mis muchachos aparte de otro extra por la vida del recluta que murió habrá un latigazo.  Pero como soy piadoso solo uno de ustedes recibirá el castigo ¿quien será?
Luken
Luken
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Grandmaster | Priest

Cargo :
Bibliotecario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Tónico de def [2]
Tomo de Fuego [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) 2cR4bhF[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) YnKi2FO

Experiencia :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) B1dswCL

Gold :
1714


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Invitado Sáb Ene 21, 2017 12:04 am

Kohaku escuchó al varón, claro que era capaz de escuchar, con unas orejas como las suyas, enormes y atentas, era imposible no escuchar las palabras del chico. No le importaron mucho. La punta del rabo se sacudió en diversión maliciosa mientras volvía a atar con cuidado su faja, tuvo cuidado especial de acomodar una vez más las orejas contra su cráneo y de aprisionar el rabo al interior de su kimono. Sus pasos al regresar al campamento eran tan silenciosos como lo habían sido desde el principio, la guardia de ninjas se había duplicado y Kohaku se limitó a dar su pequeño informe, simple y al punto. No, no había olfateado más emergidos en el camino de regreso. Si, podían estar seguros que ninguno escapó. Si, si quería ver el espectáculo, pero a distancia.

Se escabulló a unas cajas de suministros tras la multitud, esquivando las preguntas con sonrisas traviesas y encogimientos de hombros. No debía dar lugar a chismes, y esos soldados no tenían nada con que intercambiar información dado que no se habían dado turnos de vigilancia aun. Una vez que evitó al último curioso se trepó a la cima de las cajas y se dedicó ver a sus más lentos compañeros. Los había visto intentar darle dignidad al cadáver.  Como si sentir pena por él fuera a revivirlo o algo. La muerte era solamente eso, un final para la víctima, lo mejor era dejarlo atrás y pronto. Pero bueno, los humanos ya tendrían su para aprender todo aquello.

La respiración pesada por el enfrentamiento la ocultaba al estirarse un poco hacia atrás y hacia adelante, aflojando los músculos estirados por el ejercicio del contraataque. Nada muy dañino, pero sabía la importancia de no dejar enfriar un músculo así como así.

Pronto empezó el espectáculo, marcado su inicio con la voz atronadora del mismo comandante gritón de un inicio, Shen o algo así. Kohaku.. o Tsuki como le conocían los soldados de a pie, se inclinó hacia el frente con interés sanguinario para ver el desenlace conforme el hombre seguía y seguía, era fascinante. Aunque si iba a matar a su mascota tendría que intervenir, sería lo justo, pero sólo para reducir la pena. ´Se encogió ante las cifras dadas. La pequeña peliplata se había encargado de nueve emergidos y distraído otros dos en medio de la lucha, cuando su encargo era sólo guiar a los ninja al grupo explorador para que se deshicieran de ellos en silencio y asegurarse de que nadie, ninguno, escapara o diera la alarma. Normalmente solo avanzaban y atacaban, como alguna especie de monstruoso e imparable ejército sin alma, pero dado que las tropas se dividían en grupos de caballería, avanzada y similares, como cualquier ejército y parecían funcionar como tropas normales, Shen no había querido cabos sueltos.

Porque un grupo menor de exploración tenía como deber reportar a alguien.

- Ooohhh~ esto se pone bueno - murmuró para sí, cubriendo su boca con sus manitas para evitar que se escuchara, pero sin poder contenerse. Si, Kohaku era una criatura que disfrutaba en esos momentos demasiado del infortunio ajeno.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Luken Dom Ene 22, 2017 6:04 pm

Los cuatro nos miramos con una gran inseguridad, no teníamos miedo, estábamos aterrados. Shen no mostraba para nada ser contemplativo ante un error. ¿De verdad él nos dirigirá el resto de la campaña? con esta actitud los hombres podrían tenerle miedo, es un sádico.

¿Tienen miedo? entonces miren a su compañero caído. El ya no tiene miedo, no siente nada... porqué murió. Y es solamente culpa de ustedes. -Esas palabras solo me llenaron de ira, no era solo nuestra culpa el...- ¿Saben porqué a mi no me afecta su muerte? por que estoy seguro de que hice todo lo que estaba a mi alcance para que esto pasara. No como ustedes, que se dejaron llevar por quien sabe que sentimiento en sus cabezas. Tuvieron la oportunidad de hacer lo correcto, de no salir del campamento a sabiendas de que era peligroso pero ninguno lo hizo. Esto es la guerra señores el enemigo no tendrá contemplaciones a niñerías como esta. No quiero que otro recluta muera por la estupidez de unos pocos, por eso los estoy castigando. Ahora sean hombres y enfrenten su error.

Los segundos fueron eternos en mi mente que estaba colapsada en pensamientos y sentimientos. Una parte de mi tenía un resentimiento claro por Shen, pero sin embargo no le podía negar la razón. Fui yo quien pudo haber evitado todo con detenerlos en el camino. Yo si había tenido una oportunidad para que todo fuera diferente. Pues ellos me encontraron por el camino me dijeron lo que iban a hacer, también sabía que era imprudente, siempre lo supe. El miedo fue apagándose y lo único que pude sentir fue vergüenza y asco. Jamás tomé conciencia del peligro real que suponía, por eso no pude salvar a Soujiro... sin embargo esta vez...

Yo aceptaré el castigo por los cuatro. -Dije mientras me levantaba del suelo y daba dos pasos al frente, estando cara a cara con Shen. Tan cerca que podía percibir su respiración aún cuando estaba tras su mascara.- La muerte de Soujiro es mi total responsabilidad.

El ninja se hizo a un costado dándome paso a una pared con un tronco y cadenas. Me saqué toda la ropa hasta quedar completamente con el torso desnudo. Mis manos temblorosas no coordinaban bien así que me tomé mi tiempo, me sorprendió que Shen me lo permitiese. Cuando por fin me agarré a las cadenas el jefe me puso una madera en la boca. Luego se alejó, el silencio me ponía aún mas nervioso, en ningún momento atiné a darme vuelta hasta que por fin lo sentí.

Un fuerte golpe cortó mi espalda, mi vertebra se curvó inconscientemente y mi mandíbula apretó con fuerza. El siguiente latigazo fue igual de fuerte, y el siguiente también, no fue hasta el cuarto latigazo que mis lentes no se terminaron cayendo al suelo. Sentía como si un fuego me estuviera consumiendo vivo desde la espalda. Incluso luego del golpe el dolor no se disminuía ni siquiera un poco... y otro latigazo se hacía presente. Quedé tan aturdido después de eso que no pude seguir contando cuantos azotes iban. Fue todo un suplicio, el daño era tan fuerte que no pude evitar soltar unas cuantas lagrimas e incluso mi cuerpo sudó por la aflicción.

No estoy seguro en que punto me quebré que solo podía escuchar el sonido del látigo en al aire y el posterior asolamiento de mi espalda. El dolor me consumió hasta lo mas profundo, acalló las voces de mi mente y cuando por un momento se detuvo caí al suelo rendido.
Luken
Luken
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Grandmaster | Priest

Cargo :
Bibliotecario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Tónico de def [2]
Tomo de Fuego [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) 2cR4bhF[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) YnKi2FO

Experiencia :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) B1dswCL

Gold :
1714


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Invitado Dom Feb 12, 2017 3:48 am

¡Ooohhh! solo míralos retorcerse . La pequeña zorra se inclinó hacia el frente todo lo que podía sin desequilibrarse y caer. Los humanos estaban mirando a todas partes menos al líder, y parecía que deseaban que la tierra se abriese y se los tragara completos para ahorrarles ya sea la humillación, los problemas o el dolor del castigo. O los tres juntos, no debía ser lindo terminar azotado. Kohaku mordisqueó su labio inferior hasta dejarlo rojo por los nervios ansiosos. Quería ver a que llevaría aquel drama ¿sacrificio heroico? ¿súplicas de piedad? ¿Intentos de huida? lo que daría por ver un intento de escape. ¡Oohh! por favor que sean las súplicas de piedad . Siempre era divertido ver a un humano lloriquear para salir de un problema en el que se habían metido por si solitos.

Claro, Koha aceptaría que era una treta muy válida, cuando la usaba para salir de los problemas que se metía por su cuenta. Cuando la usaban otros era cosa de risa. Ese laguz en particular no tenía mucha empatía hacia los demás.

Awww, sacrificio heróico será entonces . Hizo un mohín al ver a su mascota dar un paso al frente para tomar el castigo como todo un hombre aunque seguro le temblaban las rodillas al saber lo que le esperaba. El brazo de un ninja no era algo que subestimar, lo sabía bien. El procedimiento era curioso, siguió todos los movimientos con interés, esperando que la acción comenzara. Tal vez hubiera sangre. O tal vez algunos gritos o gemidos. Eso debería enseñar a los demás a no salir a explorar por ahí si no eran capaces de cuidarse.

En especial los humanos débiles. Ancianos y crios ¿Qué habían estado pensando? Desde su punto de vista, Shen hacía bien en darles un escarmiento.

Hacer un ejemplo de él y no debilitar más las filas, es un buen método. Decidió y asintió con firmeza. No se movió de nuevo hasta que comenzaron los azotes. El primer golpe cayó dejando una marca rojiza que se oscureció con rapidez. No fue hasta el quinto que se abrió la piel. Algunas gotas carmesí se acumularon y cayeron. Era un espectáculo fascinante que requería toda su atención. Los ojos dorados no se desviaron ni un segundo, pese a los movimientos de incomodidad del resto de las tropas que se habían reunido a presenciar todo el asunto.

El número de golpes, por fortuna para el castigado, eran pocos y pronto terminaron. Pese a que sin duda desde el punto de vista del peliazul  duraron una eternidad. Observó el cuerpo caer al suelo y consideró ir a ver como estaba. Pero no era su lugar.

¿Qué tenía que hacer Kohaku con ese chico? arruinar su reputación, eso tendría si se acercaba a ayudar o mostraba demasiada piedad. Su labor ahí era fungir de explorador de avanzada cuando la situación lo requería. Ir, contar cabezas, volver, pasar la información lo más veraz, con datos del terreno de ser posible y unirse a las filas para el ataque inminente. Hacer buenas migas con los otros soldados no estaba en sus metas. Podían entorpecer su criterio. Si arriesgaba su pellejo para salvar a alguien sería una mala decisión, había exploradores entre los ninja, pero ninguno con su nariz. Decidido, desvió la mirada del triste espectáculo, los compañeros de Luken sin duda lo ayudarían, era lo menos que podían hacer.

- Es una pena, solo necesita que alguien le enseñe a ser prudente - y lo decía la misma zorra que había actuado como un infante en la presentación de Shen. Pero sabía cuando tentar las aguas, que tanto tirar, que tanto empujar, cuanto ceder. Suspiró y bajó de su pila de cajas. Había más emergidos por ahí de los que hacerse cargo. Se colocó cerca de la entrada para poder captar los aromas en las corrientes de aire.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Luken Miér Mar 08, 2017 7:59 pm

Las gotas de sangre se deslizaban lentamente por la espalda del bibliotecario que yacía en el suelo inconsciente. El espectáculo de su castigo público había terminado por fin, con el grupo principal de reclutas separándose para volver cada uno a su asunto. Nadie parecía importarle el muchacho herido, estaban mas pensativos con respecto a Shen. El líder de la compañía había demostrado tener mucho carácter y no ser contemplativo, el error con él conllevaba a un castigo importante. Por ese lado el ninja consiguió lo que pretendía, disciplina y obediencia.

Mientras tanto sus compañero en desventuras solo pudieron mirar impertérritos, asustados, impotentes y lamentando como terminó al final la terrible situación. Esperaron que Shen se fuera para levantarse cada uno de su lugar y acercarse al cuerpo herido del bibliotecario. Pudo ser peor, el número de latigazos incluso pudo ser mas y ellos lo sabía, sus habilidades solo acabaron con unos pocos emergidos si hubieran acabado con mas tal vez el castigo era mas ameno. La otra opción era mentir pero tendrían que haber sabido cual iba a ser el proceder de antemano del líder ninja.

Como fuere las preocupaciones estaban de mas, ya sucedió la tragedia, solo quedaba aceptar el castigo. Satoru sabiendo esto fue el primero en levantarse, se acercó hasta el malherido Luken y con cuidado trató de levantarlo. Los otros al verlo se sumaron , uno a uno para llevarlo a un lugar apartado en la base secreta del ejército. Shin y Yura se asistieron mutuamente para limpiar la herida y vendar al bibliotecario mientras este descansaba boca abajo. Satoru solo observaba dando indicaciones de hombre experimentado para mejorar el tratamiento. Cuando finalmente terminaron lo dejaron descansar el resto de la noche, era cuestión de esperar.

A la mañana siguiente Luken efectivamente se despertó con inmenso dolor en la espalda y muchas preguntas en su mente. Sus compañeros le explicaron que debía descansar pues la herida necesitaba reposar para sanarse. Él lo entendía, pero no deseaba quedarse quieto... después de todo seguía siendo una guerra. Pensó por un momento hacer uso de sus pociones para restaurar el perjuicio del castigo, sin embargo era como si la penitencia nunca hubiera existido. Por eso resistió mientras caminaba a duras penas usando su báculo como bastón hacia afuera. Necesitaba sentir el sol una vez mas y observar con sus propios ojos que todo estaba bien .
Luken
Luken
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Grandmaster | Priest

Cargo :
Bibliotecario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Tónico de def [2]
Tomo de Fuego [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) 2cR4bhF[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) YnKi2FO

Experiencia :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) B1dswCL

Gold :
1714


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Invitado Dom Mayo 07, 2017 2:46 am

Pasó la noche en el borde con el exterior, entrando y saliendo de las cuevas para olfatear  los alrededores y asegurarse de que el viento no le traía aromas que tuviera que informar. Su mente aun repasaba los acontecimientos del día anterior. Nunca se habría conocido por ser tan sanguinaria, pero había cierta reivindicación en ver a un humano imprudente recibir su castigo merecido, cierto morbo y placer en ello.

Notó algunas miradas y dedicó un tiempo extra en arreglar sus ropas para ocultar sus características animales. Odiaba sentir el peso de los ojos de los humanos. Era obvio que no confiaban en ella. No que Kohaku confiara en los humanos, tenía sus motivos para no hacerlo pero al mismo tiempo jugar un poco con ellos. Era saludable mentalmente para ella. Miró distraídamente hacia las ramas que se curvaban cubriendo parcialmente la entrada de las cuevas, pensando en sus siguientes movimientos. Era un buen rastreador y eso le colocaba en una gran ventaja junto a los otros ninjas. Conocer el terreno era indispensable para la guerra, las batallas podían extenderse durante semanas si lograban encontrar un punto en el terreno que fuera ventajoso para sus números y poca experiencia de los soldados improvisados. Parte de él empezaba a considerar que aquello era una misión suicida. Había demasiados aldeanos poco preparados, algunos ninjas pero en número les superan mucho.

Carne de cañón.

Poco honorable, pero las tácticas sucias no eran desconocidas en la raza humana. Y los de Hoshido no serían los primeros en escudarse con el honor y otras tonterías mientras descuartizaban a sus propios ciudadanos a favor del bien mayor. Que el bien mayor fuera la supervivencia de las familias ricas, acomodadas y poderosas tampoco sería sorpresa.

Como fuera, no tenía caso ponerse a pensar demasiado en los pormenores. El distractor principal había terminado por enderezar las filas, nuevamente aterrados y obedientes bajo el yugo del gran gruñón. Tsk, que aburridos son los humanos. El aroma a sangre era muy fuerte con el paso del tiempo, así que tuvo que avanzar otros cuantos metros para alejarse de la cueva y poder ser de utilidad. Arrugó la nariz ante el fresco de la mañana. Traía aromas interesantes, hierbas frescas comidas por animales silvestres, humedad en el ambiente. Kohaku sabía que si no era útil no recibiría paga. Aunque igual sospechaba que su paga podría terminar siendo un kunai entre las costillas si no se cuidaba. Tensión en sus pasos vigiló la ubicación de cada ninja con recelo y alzó de nuevo la nariz para olfatear los alrededores.

Aún había sangre, pero vieja y familiar cada vez más cerca. Gruñó y sacudió la cabeza, liberando una de sus grandes orejas de su prisión.

- Ah… eres tú otra vez - la oreja se orientó en dirección del castigado humano y le recibió con una sonrisa divertida. - ¿Qué? ¿No tuviste suficiente con ayer? si sigues probando la paciencia del gran líder va a colgarte de algún árbol solo para que dejes de darle problemas - Su oreja se movió con nerviosismo del humano hacia el bosque, había algo de ajetreo en la lejanía, en dirección a donde un grupo de ninjas había ido de avanzada a investigar posibles lugares para ubicar una trampa.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Luken Miér Jun 07, 2017 12:39 pm

Mi vista estaba borrosa ya que estaba tan presuroso de salir de mi lugar de descanso que no noté que no llevaba puesto los anteojos hasta después de pasar la puerta del refugio. Pude notarlo debido al cambio de aire y sobre todo al cálido sol que me calentaba el rostro. No sabía bien a dónde iba o qué buscaba, estaba consternado por el dolor. Solo sé que mis piernas avanzaban en algún tipo de dirección, torpes y lentas, tratando de acomodarse al relieve. Tropezando con alguna piedra pero recuperando el equilibrio lo suficientemente pronto como para no caer.

Mi respiración estaba alterada, era como si hubiera estado caminando durante un día completo; poco a poco mi cuerpo fue entendiendo el dolor y aceptándolo hasta lograr soportarlo. Nunca antes me había pasado algo parecido, era difícil de explicar con términos convencionales o solo usando la lógica. Me moví casi por inercia de acuerdo a mis deseos latentes sin pensar detenidamente bien las cosas. Me pregunté tarde ¿qué estaba haciendo? y ¿cuál era mi plan a seguir?. Fue entonces que entre mis confusos pensamientos una voz se alzó fuerte. Una voz que no era la de mi conciencia, pero no desconocida, una voz de alguien que me conocía.

¿Tsuki? -pregunté algo confuso mientras me apoyaba en mi báculo mirando al frente. Una silueta borrosa se presento frente mio pero no lo lograba diferenciar pues no tenía puesto mis lentes. Todavía algo cansado traté de contestarle sosteniendo mi voz sin quejidos de molestia en un intento de disimular verme bien- Supongo que disfrutaste con tu cena mi castigo... después de todo te veías bastante emocionada por mi falta antes de volver. Solo salí a tomar un poco de aire, ya volveré, no puedo ir muy lejos estando herido. ¿Y tu qué estas haciendo aquí?¿descansando de nuestra presencia o haciendo guardia con tus super sentidos?
Luken
Luken
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Grandmaster | Priest

Cargo :
Bibliotecario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Tónico de def [2]
Tomo de Fuego [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) 2cR4bhF[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) YnKi2FO

Experiencia :
[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) B1dswCL

Gold :
1714


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Invitado Jue Jul 06, 2017 3:00 am

Bien necesitaba Luken una voz de conciencia, una que le mantuviera a raya de hacer tonterías. ¿Acaso quería repetición del día anterior? alguien debería atarlo a un tronco y dejarlo ahí hasta que se detuviera de nociones ridículas como la autonomía de pensamiento. Al menos alrededor del lord gruñón ninja.

- Yo soy una dama, no disfruto de esas cosas bárbaras- alzó la nariz como si la idea de algo tan sanguinario estuviera por debajo suyo. Mentiras obvias. Se había divertido hasta que el asunto pasó a ser bastante tedioso y repetitivo. Además, no había mucha diversión en patear un perro caído, que era lo que Luken parecía en esos momentos. Uno muy mallugado y pateado.

Arrugó tantito la nariz pero no se dejó perturbar. Si el humano quería señalar que Koha no era de su especie, pues bien por él, no permitiría que le afectara. No era culpa suya que tuviera problemas, como tampoco era culpa suya que se sintiera castrado o algo así. Era como el omega en una manada de lobos, pero por propia elección. Nadie le había tenido dando rondines por ahí sin permiso sin poder defenderse. ¿Por qué tenían soldados que no podían defenderse para empezar? ah sí, ese asunto de los números ganan la guerra.  Tan ingenuos. Tanto como aquel humano pensando que sus sentidos normales de kitsune eran una cosa así como supersentidos. Sonaba tan irreal, y mágico.

- No seas bobo, no tengo supersentidos, solo son mejores que los tuyos, mucho mejores -  sacudió su yukata con recato. - Pero, ya qué quieres saberlo; efectivamente, hago de vigía. No queremos que nadie más se pierda de nuevo o peor, que terminemos con un ataque sorpresa - se preocuparía por actuar más adorable si no estuviera con la mirada hacia la espesura esperando escuchar algún grito u olfatear sangre nueva.

- ¿Y tú realmente solo viniste a tomar aire? ¿es esta una huida estratégica? debiste esperar a que fuera madrugada, nadie hubiera notado que escapaste... pero ahora hay mas ninjas ahí afuera explorando que ahí dentro de la cueva -
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku) Empty Re: [Campaña de liberación] El oficio de la guerra (priv. Kohaku)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.