Fire Emblem Rol
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Anécdotas destacadas
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Invitado Dom Feb 14, 2016 11:48 am

Tras haber abandonado la base, decidí empezar a realizar los trabajos por orden de proximidad. Primero me encargaré de todos los que hubiese sin completar en Elibe, los cuales ya he organizado por orden de cantidad. En Sacae tenía más que en Lycia, así que decidí ir hacia allí.

El primero de los encargos que recibí fue uno bastante problemático, cuanto menos: eliminación de bandidos. No creo que me fuesen a dar verdaderos problemas siempre y cuando no planeasen sus movimientos, pero eso no implicaba que no fuese necesario. La familia que nos realizó el encargo venía de un pueblo que había sufrido el ataque de los bandidos hace ya dos semanas, por lo que no tenían apenas dinero para pagar el trabajo. En lugar de pedir dinero, pedí alojamiento de una noche antes de partir, aunque jamás les dije que mi plan era hacer de señuelo.

Considerando que el pueblo hacía frontera con Bern, decidí utilizar mi disfraz de nobleza, aunque jamás usaré la identidad falsa para que no me relacionasen con mi país de origen. Era una identidad que, sinceramente, prefería mantener oculta salvo en las reuniones con miembros de la alta sociedad.

La cuestión es que mi idea era simular que era una damisela de alta alcurnia que viajaba en solitario. Una presa sin duda, demasiado apetitosa para los bandidos que acechaban la zona. Bandidos que, por cierto, eran mi objetivo. Con mis dagas escondidas debajo de la ropa, debía parecer completamente indefensa y sorprenderme una vez los bandidos apareciesen…

Y así fue. Un grupo de hombres se me apareció y, tras un forcejeo y varios gritos de auxilio por mi parte (pues, por supuesto, no podía no hacerlo para hacer mi papel más creíble), acabé siendo llevado a lo que parecía ser una guarida. Entre mis gritos, diría que el más destacado fue un “¡auxilio!”, seguido de un “¡socorro!”. Mientras observaba a todos lados fingiendo preocupación y miedo, conté a cada uno de los miembros que iba viendo. No eran demasiados. Unos… quince miembros. Todos parecían tener una musculatura desarrollada y, a juzgar por las armas amontonadas, debían usar hachas. Creo que suficiente información como para poder escapar. Además, me encargué de dejar pequeños mechones de la peluca para dejar un rastro por si alguien sintiese que debiese ayudar a una damisela en apuros.

Sin embargo, se dio una complicación para la que no estaba preparado: me arrojaron a una celda en la que había otras personas más. Todas mujeres. Un total de tres. ¿Las venderían como esclavas? De ser así, fue muy buena idea haberme disfrazado para ocultar mi sexo. De esta forma, podría protegerlas cuando tuviese que dejar esta treta, aunque fuese una tarea quizá ya más peligrosa de realizar.

Si tan solo llegase una pequeña oportunidad para escapar, podría forzar la cerradura de la celda y entonces guiar a las prisioneras a la libertad. Si no… tendré que hacerlas ver un baño de sangre. Mientras me crean mujer, dudo que me hagan daño. Bajarían el precio de la mercancía.

Dicho esto… voy a tomarme mi tiempo para encontrar mi oportunidad.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Lyndis Dom Feb 14, 2016 6:40 pm

Rumores de un grupo de bandidos que se dedicaba a negocios aun más oscuros que el pillaje y asesinato llevaron a Lyn hacia el limite con Bern. Varios ciclos lunares hacía ya que no pisaba aquella zona, que distaba tanto de las llanuras que toda hierba parecía haberse reemplazado por fría y gris roca.

Siendo sincera le deprimía. Esa zona, más Bern que Sacae, incluso más alejada de su querida tierra que el límite con Lycia, le ponían de un ánimo gruñón y descuidado. Quizás, en sobremacía.

Eran tierras donde las rocas mismas parían bandidos, con el padre la oscuridad y sus primos las oscuras bestias que las leyendas Sacae decían habitaban más allá del amparo de los vientos de Hanon ¿Porque razón sino plagarían tales viles seres zonas tan inhóspitas y horrendas?

Fueran sus ropas verdes en contraste con el terreno o un descuido en su mal humor por los ya más de 9 días en aquella zona sin resultados, pronto los bandidos le encontraron a ella, despojándola de su arma y montura y, sea suerte o desgracia según como le viera, llevándole a su base donde en una gruta oscura fue encerrada tras fríos barrotes junto a otras jóvenes.

Al menos los rumores eran ciertos: tráfico de esclavos. Esclavas y de compañía, para ser exactos. Pronto descubrió para su suerte que contaban con un líder astuto, que comprendía que el estado de la mercancía era mucho más valioso en una transacción de aquel tipo ¡Se bañaba, aunque a la vista de seres inmundo, más seguido que cuando estaba en la intemperie! Y eso en el lapso de los escasos 4 días en los que se encontró en encierro.

¡Encierro llevándola al limite de la locura! Sin sentir el viento y ver sus verdes llanuras, en la distancia aunque sea, sin sentir el calor del sol en su piel... Debía salir y pronto, y un plan de huida estaba pronto a ejecutarse, pese aun a sus no tan diestras compañeras, de procedencia de Illia y Lycia y edades similares a la suya ¿Eran todas las jóvenes extranjeras de tan inútil calaña?

A la espera de la noche, o lo que ella pensaba era la noche puesto que no había lugar alguno donde entrara la luz desde su prisión compartida, sintió sus esperanzas flaquear cuando otra "afortunada" joven se unió a su selecto grupo ¡Y no cualquier joven! Más delicada, chillona y escandalosa que las otras dos juntas... ¡Por Hanon! ¡Cortariale la lengua de ser necesario para huir y dar justicia a los inmundos seres que le apresaron! ¡No perdería aquella chance!

-Así, guarda silencio y esta noche seremos libres... Intenta no llamar su atención- se apresuró a susurrarle a la nueva, dejando que su boca quedara oculta a los guardias detrás de los cabellos oscuros de la recién llegada. -Lyn, por cierto, mucho gusto- se apresuró a presentarse, intentando ganar así de forma más rápida el favor de la muchacha.
Lyndis
Lyndis
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Gold Knight

Cargo :
Heredera Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Sol Katti [0]
Espada de acero [4]
.
.
.

Support :
Eliwood Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Sindri Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Luzrov Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 8mjmvEx
Khigu Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] OaIUyNL

Especialización :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 964aIaZUn damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] J11cggD

Experiencia :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Jm5byz1

Gold :
1546


Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Invitado Lun Feb 15, 2016 11:26 am

Había logrado entrar y, tras una pequeña observación a mis compañeras, pude comprobar que mi hipótesis era correcta. Ninguna parecía tener ningún tipo de golpe o nada por el estilo. Sin embargo, no podía relajarme al verlo: debía actuar preocupado y asustado, como si no hubiese sido esto parte del plan.

Una de mis vecinas se me acercó e intentó calmarme. Era una buena persona, por lo menos, aunque no pude evitar sentir cierta curiosidad por lo que dijo. ¿Esta noche? ¿Tenía un plan? Independientemente del caso, decidí asentir a la llamada Lyn, quien era bastante joven. De mi edad, diría yo. Aunque, por otro lado, no debía sorprenderme considerando que quieren vendernos como esclavas.

Mi nombre es Cecilia ―mentí, pero no podía dar mi nombre real por motivos más que obvios―. Es un placer conoceros, lady Lyn ―me aproximé a las otras dos para, por lo menos, hacer pensar que estábamos juntas en esto―. Estoy segura de que alguien acudirá a nuestro auxilio en cualquier momento. No hay nada que temer. Además, no creo que ninguna esté dispuesta a dar la satisfacción de dejarnos llevar por el terror a nuestros secuestradores , ¿no estáis de acuerdo?

Escuchaba pasos. Muy suaves, pero seguros. Estaba claro que había movimiento, aunque nada que implicase que pudiese usarlo a mi favor. En esta situación lo principal era ocuparnos de los enemigos con la delicadeza que una misión en cubierto requiere.

Si no es mucho preguntar, ¿de qué país provenís? En mi caso, de Bern. Mi escolta me protegió de un ataque de los emergidos con su propia vida y no me quedó otra alternativa que viajar a pie. Mi intención era dirigirme a Ilia, aunque visto el resultado, supongo que no me quedará otra opción que esperar a que venga el rescate.

Hice una señal a Lyn con suavidad para que se acercase y abracé a las tres, en señal de compasión por los demás. Sin embargo, aquello no era más que una treta para poder decir lo que necesitaba realmente en una voz mucho más baja y sin apenas mover los labios.

Pase lo que pase, mantened la calma. Tengo un plan, mas necesito que una de vosotras distraiga a quien vigila nuestros movimientos ―dije y entonces me separé para mostrar una sonrisa―. La esperanza es lo último que el ser humano pierde. Y me considero una persona realmente afortunada. Después de todo, a pesar de lo sucedido, he podido conocer a unas grandes amigas. Hemos de mantener la calma no importa lo que pase. Como miembro de la nobleza, me aseguraré de que no sufráis daño alguno mientras estemos juntas, así que, por favor, mantened la calma. ¿Podréis hacerlo?

Esa última pregunta, por contexto que pudiesen escuchar, se refería sin duda a mantener la calma. Sin embargo, considerando lo que he dicho en secreto, esperaba que al menos una pudiese entender que no se refería a eso, sino al hecho de distraer al vigía. Si lo hacían bien, podría eliminarlo con facilidad. Después de todo, ni siquiera se molestaron en registrarme para comprobar si llevaba armas de algún tipo. Es más, para asegurarme de que no habría error de entendimiento en el lenguaje oculto, hice un guiño para que pensasen en algo más en caso de que no supiesen desde el principio que me refería a mi plan.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Lyndis Jue Feb 18, 2016 1:19 pm

Contuvo una risa al escuchar aquel titulo delante de su nombre ¿Lady? ¿Ella? No podía haber titulo más alejado de su persona, pero no tuvo tiempo de proseguir aquel tema ¿Recibir auxilio?

-Nadie vendrá a prestarnos auxilio, mas aquel que nosotras mismas podamos proveernos. Y podemos hacerlo- refutó, con tono firme, clavando sus ojos en los de Cecilia. Aunque intentaba calmarlas, cosa que no venía de más con el estado mental de las otras dos, el que pusiera en duda el coraje de pelear por si mismas que tanto le había costado instaurarles...

Suspiró, con fuerza, intentando calmarse. Le gustaría dejar sus preocupaciones en el viento como solía hacer, pero en tan apartado lugar no se sentía capaz de hacerlo. Aun así, hizo el esfuerzo, soportando los temas tan mundanos que intentaba abordar la noble joven.

Ganar su enemistad solamente complicaría aun más su huida aquella noche.

-Sacae- se limitó a contestar Lyn, intentando no sonar tan seca y ocultar su frustración con todo aquello. No hizo un buen trabajo, desgraciadamente, la sinceridad era más su fuerte.

Las otras dos jovenes, dejandose llevar por la suavidad e intimidad de las palabras de la nueva integrante del grupo, se abrieron mucho más y contaron, aunque brevemente, sus historias. Era claro que entraban en confianza con mayor facilidad con una noble como aquella que con una simple nómada como ella.

Mas las siguientes palabras de la joven le hicieron cambiar de parecer. Su plan, cuando sea que lo había pensado aquella extraña, coincidía con sus objetivos ¡Los facilitaba incluso! Si mostraba en sus acciones misma confianza que tras sus palabras.

-Planeaba dejar la distracción a una de ellas, pero si en verdad puedes llevar a cabo lo que dices, me encargaré yo misma de la distracción- miró de arriba a abajo a la noble. Con aquel abultado vestido, le era imposible discernir si poseía el físico necesario para la tarea. Pero parecía tener algo en mente, y un aliado confiable era lo que necesitaba aquel momento ¡Por Hanon que la necesitaba!

Con una sonrisa, ocultando sus palabras en el secretismo que aquel abrazo en que había insistido la otra le proveía, continuo y le puso al día de la situación -Todas las noches, por que creo que es la luna la que esta en el cielo cuando lo hacen, nos retiran temporalmente de la jaula y nos llevan a otra abertura en esta misma gruta donde corre un arroyo. A punta de espada y hacha nos obligan a tomar un baño, bajo su vigilancia, y es aquel el momento más libre del día con el que contamos. Es esa chance la que quiero aprovechar. Aunque no apartan sus ojos de nosotras en todo el proceso, no será difícil concentrar su atención en solo una y poder así crear una apertura.-

Mirándole a los ojos, con mirada firme y ceño fruncido continuó -Jugaré todo en aquello, mi espalda e integridad de ti dependerán. Sino estas a la altura, decídelo antes de partir de la celda, porque al momento de dirigirnos hacia aquella gruta mi vida dependerá de tu presteza y decisión.-
Lyndis
Lyndis
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Gold Knight

Cargo :
Heredera Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Sol Katti [0]
Espada de acero [4]
.
.
.

Support :
Eliwood Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Sindri Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Luzrov Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 8mjmvEx
Khigu Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] OaIUyNL

Especialización :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 964aIaZUn damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] J11cggD

Experiencia :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Jm5byz1

Gold :
1546


Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Invitado Dom Feb 21, 2016 8:37 pm

Desde luego, Lyn era una persona que no podía disimular con tanta facilidad. Al menos, no si no saben que están utilizándola para engañar a los vigías. Por suerte, averiguó rápido mis intenciones y hasta se ofreció para ser el cebo. Sin embargo, cuando me contó el plan no pude evitar pensar en que la mejor opción para el cebo era, de lejos, yo. Sin embargo, ¿cómo puedo explicar esto a mis compañeras? No es como si ahora les pudiese decir que soy un chico. Bueno, podría, pero eso haría que enfrentásemos otra posible discusión.

Me quedé en silencio, pensando un poco. Sí… era una opción posible… Podría funcionar… Sí. Si lo hiciese de esa forma, podría hacerlo.

Considerando la información de la que disponemos, creo que la mejor opción es que yo sea el señuelo ―tuve que decir―. No me malinterpretéis, aprecio vuestro ofrecimiento, lady Lyn. Es solo que poseo un arma secreta para estas circunstancias que podrá bajar la guardia de los que nos estén vigilando con completa seguridad. Sin embargo, he de pediros a todas y a cada una de vosotras que no importa lo que veáis, no debéis sorprenderos por lo que veáis o escuchéis.

Sinceramente, y a riesgo de quedar como un egocétrico, mi plan era… perfecto, suponiendo que no se dejasen llevar por la noticia de que tengo una sorpresa incorporada. Antes de empezar el plan, dirigí mi atención al vestido para subirlo un poco y sacar una daga que tenía oculta y se la di a Lyn. Era la única que veía capaz de usar un arma de entre todos los presentes.

Espero que sepáis usarla. Ocultadla, pues sospecho que esta será nuestra única arma hasta que tomemos alguna otra prestada.

Poco tiempo después, llegó un hombre para sacarnos de la celda y, con una espada en mano, nos llevó al lugar donde deberíamos bañarnos, donde nos esperaba el otro armado con un hacha. Era el momento en que debería empezar a actuar cómo debería. Mi oponente era un hombre y no se me ha pasado por alto la mirada sutil que más de una vez me ha dedicado. Por suerte, mi disfraz también requería cierto relleno en la zona del pecho para poder hacerlo más creíble, así que decidí empezar a desnudarme.

Me aseguré de estar siempre en el punto de mira de mi objetivo cuando empecé a realizar lo que era un patoso intento de desabrochar los botones del vestido. Normalmente podría debido a mi flexibilidad pero, ¿qué clase de mujer noble delicada sería si lo pudiese hacer y no le pidiese a un verdadero caballero que lo hiciese?

Una mirada de complicidad al bandido hizo que él se acercase a mí para desabrochar los botones de mi vestido. Tras ello, quedé con un vestido largo y holgado que todavía me servía para poder ocultar mi arma. Me acerqué con suavidad hacia él y luego le lance una mirada de complicidad también al compañero, quien, aunque me estaba observando, se resistió un poco más… A él lo tendré que sorprender de la otra forma…

Me agaché un poco, aparentemente tomando el vestido de los pies con un mano cuando en realidad había tomado también la otra daga mientras que con la otra fingí acomodarme el pelo, para empezar la función.

¡Lyn, ahora! ―dije con mi voz real.

Tomé mi peluca y la lancé al bandido que tenía delante de mí para después apuñalarle directamente en el corazón. Era algo brusco, pero era necesario. Ya había uno menos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Lyndis Mar Feb 23, 2016 8:43 am

El que Cecillia le confesara la presencia de un arma secreta le hizo fruncir el ceño, quedándose meditativa con la visa clavada en la mujer. La forma en que expresó todo aquello dejaba todo menos seguridad en la nómada... ¿Podía confiar en ella con tal mal augurio?

...Mucha opción tampoco tenía en aquellas circunstancias.

-De acuerdo- cedió, asintiendo y dejando en manos de ella la distracción. Ser señuelo tampoco es que fuera su especialidad, no era una persona astuta ni experta en la traición, todo lo contrario más bien.

Tanta incertidumbre en el plan le dejaba inquieta. El que dependiera tanto de una acción ajena, de una recién llegada para colmo, le dejaba un mal sabor de boca. Si pudiera resolver todo por su cuenta sería mucho mejor, pero conocía el limite de sus capacidades dadas las circunstancias. Necesitaba ayuda, y aunque sospechosa inspiraba la nueva más confianza que las otras dos calladas señoritas.

El ver aparecer el arma y sentirla, aunque momentaneamente, en sus manos, le dio una cierta seguridad y firmeza. Su presente pasaba a algo mucho más concreto y algo más fácil en lo que depender. Las hojas no mentían, eran aliados confiables... Aunque de preferir, una espada hubiera sido mucho mejor. Tras terminar de inspeccionarla fugazmente, la guardó bajo la faja que ataba su túnica por encima, era el unico lugar donde podía de ocultar un arma, la embergadura de la misma ayudaba a la tarea sin duda.

Cuando llegaron a buscarles, Lyn le deseó suerte en voz baja a su compañera y procedió a salir de la celda con las otras. Como era de costumbre ya, tras ese par de días de encierro, le dedicó una buena mirada de odio al bandido con la espada el cual contestó con una mirada sarcástica. Las buenas costumbres nunca había que perderlas.

Llegando a la gruta comenzó a desvestirse, aunque con una lentitud mayor a la de los días anteriores. Disimular no era lo suyo, pero al menos estaba haciendo un mejor trabajo que las otras dos inútiles nobles que llevaban ya mucho más tiempo del necesario intentando quitarse las calcetas, ganándose la mirada inquisidora del guardia con el hacha.

Para su suerte, Cecilia fue rápida en actuar y no tardó en tener la atención de ambos bandidos. Su inocencia e inutilidad eran tales que la misma Lyn dudó de si en verdad llevaría a cabo lo prometido. No tenía garantía alguna, era una noble más, artimañas de aquel tipo estaban más allá de lo que podía esperar de alguien de alta alcurnia...

Fue entonces cuando el pelo de Cecilia salió volando a la cara del bandido, para sorpresa de todos los presentes, acompañado de un vozarrón más grave que el de la delicada noble que había escuchado minutos atras. Una daga al cuerpo del desprevenido malviviente acompañó todo el acto, dando fin a su miserable vida.

Todos quedaron paralizados un instante, pero para suerte de las cautivas, Lyn fue más rápida en retomar su ritmo, derribando entre gritos al bandido. Sobre él, en el suelo, clavo la punzante y pequeña arma repetidas veces sobre el pecho, rostro, brazos y cualquier parte visible del bandido, hasta asegurarse que dejara de respirar y sollozar. Más valía pecar de sobre diligente que de descuidada y asegurarse que tal despreciable vida parta al otro mundo sin lugar a dudas. Los días de encierro y frustración del hecho posiblemente también ayudaron.

Con la respiración entrecortada, el pelo suelto y la túnica desatada, miró hacía la extraña noble... Si es que eso podía llamarle. Con su rostro aun maquillado, pese a su cabello corto, seguía viéndose casi tan femenina y delicada como antes. Ignorando la sangre, claro esta.

Pero aquella voz que había usado... ¿era acaso juglar o bardo de algún tipo?

-Si hay una próxima vez, por favor avísame con tiempo de que debería esperar. Nunca habría pensado que usaras peluca y supiera imitar voz de hombre- reprendió, con una media sonrisa, al tiempo que lanzaba la daga de regreso a Cecilia.

Ya se escuchaban gritos por los caminos de la gruta en respuesta al escándalo realizado, por lo que Lyn rápidamente se ato la túnica y cabello nuevamente y se armó con la espada del caído. Tendrían pronto más compañía.
Lyndis
Lyndis
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Gold Knight

Cargo :
Heredera Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Sol Katti [0]
Espada de acero [4]
.
.
.

Support :
Eliwood Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Sindri Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Luzrov Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 8mjmvEx
Khigu Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] OaIUyNL

Especialización :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 964aIaZUn damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] J11cggD

Experiencia :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Jm5byz1

Gold :
1546


Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Invitado Sáb Feb 27, 2016 12:01 pm

El plan había tenido éxito y habíamos logrado eliminar a los dos primeros bandidos. Tan solo quedaban… mucho más. Pero ya eran dos menos. Los iríamos eliminando poco a poco. Lyn, sin embargo, me reprendió por mi estrategia aunque fuese efectiva y me devolvía la daga, aunque no se me pasó por alto que siguiesen pensando ella y las demás que era una mujer.

“Para engañar a los enemigos hay que engañar primero a los amigos” ―dije, citando a un compañero del Colmillo―. Una persona a la que respeto me instruyó esa forma de pensar. Lamento el inconveniente, lady Lyn. Sin embargo ―añadí al escuchar los ruidos―, este no parece ser el momento para hacer menciones sobre mis procedimientos o los de quien sea…

Miré rápido a mis alrededores, siendo testigo de que Lyn tomaba un arma, buscando algún sitio donde hacer que las otras dos damiselas se escondiesen. Sin embargo, no veía ninguno claramente. Decidí tranquilizarme y entonces rasgar el vestido para tener una mayor movilidad.

Aquellas de nosotras que no sepan combatir deben mantenerse atrás ―me refería a las otras dos―. Os protegeremos de la mejor forma que sepamos.

Y, entonces, uno de los bandidos apareció, arma en mano, listo para atacarnos, pero tuvo que dar la voz de alarma, como era de esperar.

¡Ente! ¡Que lah tíah ze noh ehcapan!

Y más ruido se escuchaba. Probablemente viniesen todos. Por suerte, espero que no pensasen en matarnos a ninguno. Y… en este caso, yo puedo pasar también por un objetivo que no deben matar por ser mercancía… hasta que se descubra mi sexo.

¡Lady Lyn! ¡No podemos permitir que nos superen con sus números! ―dije―. Desgraciadamente, desconozco de estrategias de combate, así que seguiré vuestras órdenes de aquí en adelante.

Era mentira lo de mi desconocimiento, pero no podía permitir que mi disfraz se arruinase por completo. En este caso, podría combatir, pero no me importaba seguir las órdenes de alguien que se había ofrecido anteriormente como señuelo. Podía confiar en ella para esto. O... eso espero. En el peor de los casos, puedo ir por mi cuenta.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Lyndis Sáb Feb 27, 2016 7:29 pm

-No negaré su efectividad, pero prefiero afrontar verdad antes que engaños- respondió, suspirando al saber que, de una persona así, era imposible saber cuantos trucos guardaba bajo la manga... ¡O el vestido! Con aquellas ropas podía de ocultar hasta un hacha de guerra y aun así sobrar espacio para las dagas.

-Y por favor, Lyn a secas- acotó, sintiéndose incomoda por recibir tan fuera de lugar aditamento delante de su nombre. Era algo que nada tenía que ver con su persona.

Sus dudas sobre el vestido de Cecilia desaparecieron cuando esta lo ajó, develando que si había alguna otra sorpresa debía ser de un índole muy pequeña. Aunque especular no era su especialidad, no en esas cosas cuanto menos, por lo que mejor era dejar de pensar al respecto.

Como era de esperarse, pronto uno de los bandidos llegó hasta ellos y, en su despreciable e inentendible dialecto, dio voz de alarma certera al resto. Ni bien exhalo su ultima palabra, también lo hizo su ultimo aliento al atravesar el pecho desnudo del despreciable hombre la espada "prestada" de la nómada.

Lyn debía ser sincera consigo misma... El acabarlos con una de sus propias armas le provocaba un placer inigualable.

-...El plan es atacarlos hasta que dejen de hablar y de moverse- contestó, tras tomarse un instante para ocultar la sonrisa de ver al bandido abatido. -La punta dentro del cuerpo del bandido, no es tan dificil- bromeó, guiñándole un ojo cómplice y señalando el arma en su mano y enemigo derrotado a sus pies.

Instantes después, volvió a levantar la guardia al ver como 4 nuevos bandidos atravezaban la entrada de la gruta, perdiendo el equilibrio unos instantes al toparse con el bache en el terreno que era ahora el cuerpo de su compañero ¡Al ataque!


Última edición por Lyndis el Dom Feb 28, 2016 8:15 pm, editado 2 veces
Lyndis
Lyndis
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Gold Knight

Cargo :
Heredera Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Sol Katti [0]
Espada de acero [4]
.
.
.

Support :
Eliwood Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Sindri Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Luzrov Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 8mjmvEx
Khigu Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] OaIUyNL

Especialización :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 964aIaZUn damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] J11cggD

Experiencia :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Jm5byz1

Gold :
1546


Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Invitado Dom Feb 28, 2016 10:46 am

Una vez más, Lyn dejó bien clara su opinión. Sí que no le gustó que usase esa treta… Supongo que es comprensible. A nadie le gusta que le engañen y, para ser sincero, hay cierta cosilla que sigo ocultándole y que, de poder, seguiré haciéndolo.

Lo tendré en cuenta, Lyn ―dije, además, haciendo referencia a su petición―. A partir de ahora hasta que terminé todo esto, hablaré con la verdad.

No iba a mentir. Siempre y cuando no me preguntasen por mi sexo, no habría problema, ¿no? Es decir, ahora mismo no estoy mintiendo. Ya mentí en su momento con el nombre y mi ropa.

Para mi sorpresa y, probablemente, la de las otras damas, Lyn se había abalanzado contra el bandido que dio la voz de alarma a una velocidad que me sorprendió muy gratamente.

Impresionante… ―fue lo único que pude decir. Podría ser una buena miembro del Colmillo.

No pude evitar mostrar una pequeña sonrisa tras la estrategia de Lyn. Fácil, simple, y eficaz. Adaptarse a ese plan sería fácil, así que hice una señal a las otras dos señoritas para que se mantuviesen lejos de los enemigos en todo momento para unirme al combate con mi compañera improvisada. Aquel momento de despiste no se me pasó por alto y aproveché para lanza una daga a uno que le dio en un brazo y aprovechar para clavar la otra en la espalda del que se calló. Matar a escoria como esta era bastante satisfactorio. Me recordaba al momento en el que conocí al Colmillo.

El mismo bandido al que le había lanzado la daga me atacó con su hacha después de deshacerse del arma que le arrojé. Di un pequeño salto hacia atrás y busqué rápidamente donde estaba la daga para correr hacia ella y estar equipado correctamente.

Uno herido y otro más muerto… Por ahora íbamos bien. No tenía heridas, lo cual era un alivio. No quería usar la poción que (también) tenía oculta.

Otra vez, de nuevo, el bandido me atacó y me moví hacia la derecha para clavarle la daga en su muñeca y hacer que soltase el arma por el dolor. Después de quitársela, recibí un puñetazo, aunque la sangre que salía de la muñeca forzaría al hombre para no utilizar más su fuerza.

Yo, por mi parte, había recibido un golpe que, aunque no era doloroso, me hizo ser dolorosamente conocedor de la diferencia en lo que a fuerza bruta se refería. Moví un poco el brazo que recibió el impacto antes de prepararme para atacar y acabar con la vida de este otro bandido. Lyn se ocuparía perfectamente de los otros si se movía de aquella forma tan espectacular.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Lyndis Dom Feb 28, 2016 8:39 pm

Ambas fueron prontas en actuar, cosa que sorprendió a Lyn dado que no esperaba tanta presteza en la chica. Solo le veía desde el rabillo del ojo, pero parecían los movimientos de quien sabía lo que hacía ¡Si tan solo las otras dos jóvenes fueran como ella!

Su distracción, aunque menor, hizo que el bandido que intentó rematar en el suelo bloqueara su hoja con la propia, dándole tiempo al otro de levantarse y comenzar una acometida doble contra la nómada ¡Se había descuidado!

Lentamente comenzó a retroceder, desviando las armas enemigas mientras cedía terreno poco a poco. No era nada que no hubiera hecho antes, era un paseo en el parque para ella... Mas sea el encierro, la inquietud de estar tan dentro de la montaña, el cansancio, tensión, el tener una espada ajena y no la propia... O una suma de todo aquello, pronto una serie de tajos aunque superficiales poblaron su túnica y piel de la guerrera, llevándose un par de chasquidos de disgusto de sus labios en respuesta e inspirando confianza en el par de despreciables seres.

Y cuando su paciencia llegó a su limite, su talón al fin encontró aquello que buscaba ¡Y nunca había sido tan feliz de encontrar roca tras de sí!

Impulsó con fuerza su pie contra la pared, haciendo una carga entre el duo de bandidos que le permitió quedar tras de ellos. Su espada, en la travesía, cortó la pierna de uno de ellos en una herida sangrante que dejaría aquella pierna inutlizable en la corta existencia que le quedaba. Su corte transversal, pese al ataque sorpresa, fue bloquedo con presteza por el bandido. Un bandido instruido en combate, un milagro de la naturaleza.

Pero menos de una docena más de choque entre los hierros bastó para abatir, en un corte horizontal a la garganta, a su unico oponente en pie pese a su resistencia, dejándole tiempo de dar una lenta y dolorosa muerte al que se desangraba sin chances de defenderse en el suelo.

Disfrutó en sobremacía atravesar la espalda del mismo con su espada... Bueno, la espada que tan amablemente los bandidos le habían proveído, aunque comenzaba a acostumbrarse a ella como propia. No era una mala arma y no poseía culpa de haber tenido tan despreciables amos en el pasado. No le guardaría rencor, mientras le obedeciera como su ama.
Lyndis
Lyndis
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Gold Knight

Cargo :
Heredera Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Sol Katti [0]
Espada de acero [4]
.
.
.

Support :
Eliwood Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Sindri Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Luzrov Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 8mjmvEx
Khigu Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] OaIUyNL

Especialización :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 964aIaZUn damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] J11cggD

Experiencia :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Jm5byz1

Gold :
1546


Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Invitado Mar Mar 01, 2016 6:17 pm

Aquel combate con el bandido terminó más o menos al mismo tiempo que el de Lyn, acabando yo con un brazo amoratonado debido al golpe que me había dado. Sin embargo, no era algo fuera de lo normal. Sin embargo, no se me pasó por alto la misma facilidad que tenía mi compañera para acabar con el enemigo. Su método era un poco más llamativo, pero no por ello peor. Aunque… ¿quién soy yo para criticar esas cosas? Y menos con un grupo de asqueroros bandidos.

Más pasos se escuchaban. Más bandidos vendrían. Basándome en el plan de Lyn, “atacarlos hasta que dejen de hablar y moverse”, decidí aventurarme y mirar con cuidado. Los trabajos ocultos eran mi fuerte en el Colmillo. Sin embargo, eso no significaba que fuese el mejor haciéndolo. Ni mucho menos.

Y eso… por desgracia, es un pequeño inconveniente.

Cuando me asomé, fui sorprendido por otro bandido que me regaló un corte en el hombro izquierdo. Como era de esperar, el vestido fue también cortado, dejando ver mi pequeño pero interesante tatuaje. Tras un gemido de dolor por mi parte (que no pude falsificar con la otra voz), me llevé la mano al hombro para parar la hemorragia y me alejé a donde estaban Lyn y las otras.

Qué pena que no oh poamoh vendéh de una piesa ―decía en su lenguaje… especial―. Ehtoy jeguo de que al tio ehte  y al efe no leh importa.

Lo único que saqué en claro es que hay un tío al que no le importa que algo no esté de una pieza (porque espero que ese “piesa” se refiera a eso). Un poco de deducción me hizo ya saber el resto de la información. El tío podría ser el cliente. Y los esclavos son tan típicos de los nobles que ni siquiera me planteé otra posibilidad. Debía serlo.

Era hora de tener que sacar otro utensilio del vestido que, hasta ese entonces, todo lo ocultaba. Me agaché, fingiendo estar sufriendo el dolor para poder acercarme a mi remedio. No era un corte muy grave, pero era mejor prevenir que curar…

Oie, tú tieneh una voh mu rara. Eze gemío era mu raro, ¿sabeh?

Lo miré con incomprensión. No por nada, sino porque no entendía qué decía. Me podía hacer una idea, pero no era, ni de lejos, lo suficientemente inteligente como para lograr entender lo que un paleto me decía.

Desgraciadamente, no puedo comprender lo que me estáis intentando comunicar, caballero de cuestionable conducta. ¿Podríais, por favor, usar un dialecto con el cual pueda yo entenderos? Sería muy de agradecer, si os soy sincera… Aunque, visto lo visto, dudo que dicha capacidad se encuentre en vuestro lenguaje.

Aquel bandido, que misteriosamente me entendió, explotó y volvió a atacarme con su hacha. Detuve el golpe con las dagas, pero la diferencia de fuerza era notoria, más aún si tenía en cuenta que aquella herida me estaba doliendo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Lyndis Dom Mar 06, 2016 12:54 pm

Su compañera había terminado su combate también. Su rapidez y presteza en el acto le confirmaban que, sea por la experiencia como ella o simple entrenamiento, sabia que hacer en el campo de batalla. Dedicole un instante una sonrisa complacida, para luego volver a observar al bandido en el suelo.

Aun seguía con vida, un río de sangre surgía de su cuello y fluía por las irregularidades del suelo del roca, desembocando en el pequeño arroyo al final de la gruta y mezclándose con el agua. Era una escena extremadamente placentera, con todo lo que había tenido que pasar aquellos últimos días... Con el encierro y el ser privada de los vientos de sus llanuras... De la luz del sol...

Observó aquellos ojos impregnados en odio, clavándose en su mirada mientras su mandíbula se movía de arriba a abajo. Le era imposible saber si maldiciendole o intentando a bocanadas mantener el aire de vida dentro suyo. Era difícil decidir siquiera cual de las dos le complacía más...

Pero antes de poder terminar de ver el ultimo aliento del despreciable ser, un grito en un tono que no olvidaría llegó a sus oídos ¡Cecilia! Jamás olvidaría aquel timbre que tanta sorpresa le había causado.

Bajando su centro de gravedad, se pegó a la pared y dejó la espada lista para una estocada. Mas le costó comprender, pese a observar detenidamente, que sucedía en la escena frente a sus ojos.

Cecilia estaba en el suelo, agazapada en un gesto de dolor, con un bandido acercándose con su maldita hacha. Pero... Era solo un bandido... Acababa de acabar con dos sin problemas... ¿era acaso un oponente más formidable que el resto?

Usando aquel tono de voz masculino, la noble insultó al intelecto y habla del bandido obligando a Lyn a contener una carcajada. Sea el uso de aquel tono denigrante (porque lo tomaba como tal ¿sino porque una mujer de alta alcurnia lo usaría?) o el contenido de las palabras, o una combinación de ambas pudieron con el sentimiento de tensión de la nómada.

...Momentos después, el hacha descendió y las dagas, aunque deteniendo el ataque, lentamente comenzaron a ceder, llenando de un sudor frío la espalda de la guerrera y devolviendole la tensión ¡Por Hanon!

Sus piernas se movieron antes de siquiera estar segura que no era otra treta de la extraña chica de habilidades taumaturgas. Con su cuerpo bajo, se coló de lado al bandido y atacó su brazo derecho con un corte hacia arriba, mermando sus fuerzas y permitiendole desbalancearle con un rodillazo.

Siguiendo el trayecto del futuro cadaver, Lyn aterrizó sobre el mismo con todo su peso clavando, ni bien el aterrizaje le permitió, su espada en el cuello del mismo, girandola sobre la misma herida una y otra vez. Cuando el pecho peludo se bajó por ultima vez y no volvió a levantarse fue que suspiró aliviada, segura de la partida al largo camino.

-...Solucionado el problema del lenguaje, ¿no crees?- sonrió pícaramente hacia Cecilia, señalando con un movimiento de cabeza el cuerpo sin vida del bandido.
Lyndis
Lyndis
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Gold Knight

Cargo :
Heredera Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Sol Katti [0]
Espada de acero [4]
.
.
.

Support :
Eliwood Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Sindri Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Luzrov Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 8mjmvEx
Khigu Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] OaIUyNL

Especialización :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 964aIaZUn damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] J11cggD

Experiencia :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Jm5byz1

Gold :
1546


Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Invitado Mar Mar 08, 2016 10:39 am

Debido a aquel ataque por sorpresa, había sido herido y ello se veía en que la ya obvia diferencia de fuerza bruta era aún mayor. De hecho, habría estado en problemas bastante importantes si no fuese porque Lyn me había salvado. Eso me había pasado por adelantarme y avanzar por mi cuenta.

Sí. Aquellas palabras fueron, cuanto menos, incomprensibles… ―me hicé el tonto. Lyn aún no había hecho ninguna mención a lo sucedido, así que, ¿para qué hacerla yo?― . He de admitir que el ataque sorpresa y el combate con los otros bandidos ha drenado un buena parte de mi energía… Además, tengo que tratar esta herida.

Y, volviendo a registrar en mi ropa, encontré el brebaje en cuestión. Intenté no mover mucho el brazo izquierdo porque me seguía doliendo, aunque la herida no fuese muy grave. Abrí aquella pócima y empecé a beber. Poco tiempo después pude notar como la herida iba cerrándose. Sin embargo, sí que me iría bien descansar un poco y formular un plan para evitar una situación tan desagradable como la que acababa de suceder.

Necesitamos un plan. Sospecho que todavía quedan bandidos dentro. Moverse sin un plan puede dar un resultado como el que me acaba de suceder ―expliqué―. Por lo pronto, creo que es mejor descansar hasta que vengan los siguientes enemigos. ¿Sabéis si otra forma de llegar a donde estamos? De no ser así, podemos resistir hasta que los eliminemos a todos… No es de mi agrado hacer este tipo de cosas, pero no creo que estemos en posición para elegir.

Me acerqué a las dos damiselas para intentar tranquilizarlas. Como imaginaba, la visión de la sangre las asustaba demasiado. Ese miedo era algo que yo no podría entender, pero que si mi presencia podía reducir, lo haría sin dudarlo.

Mi familia me enseñó a combatir con estas armas en mi infancia―dije, para explicar mi destreza marcial― . ¿Dónde habéis aprendido a manejaros de esa forma con la espada, Lyn?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Lyndis Dom Mar 13, 2016 5:45 pm

La nómada asintió ante la respuesta de la noble chica, limpiando la sangre de su espada en las ropas del enemigo caído antes de incorporarse.

-Comprendo perfectamente, tantos días en encierro previos al combate me dejaron el cuerpo todo adolorido- acotó, moviendo sus brazos y piernas en un intento de estirarlos pese a no poder ya hacer nada por el sobresfuerzo. Seguía sintiendo el estomago revuelto y le dolía el abdomen, más que seguro a causa de estar respirando el mismo aire que esas escorias ¡Incluso les había tocado! Seguro estaba enferma de estar tan cerca de los bandidos por tanto tiempo.

Miró, curiosa, como Cecilia sacaba ahora medicina de su vestido pese a ser aún más corto que antes y no dejar mucho espacio a la imaginación. La curiosidad le carcomía... ¿Que más podría de guardar debajo de aquellas ropas? Por sus palabras, un plan de escape no guardaba, de eso estaba segura.

-Diría una batalla de frente y acabarlos de una vez por todas, pero me temo que no puedo seguir acumulando heridas- se excusó, inspeccionando los cortes que había sufrido su cuerpo en el combate. Nada muy serio que unas vendas y un par de días de descanso no solucionaran, pero si seguía sufriendo heridas similares terminaría sucumbiendo tarde o temprano. Ni hablar de que poco y nada podían contar con las otras mujeres para que les ayudasen ¡Inútiles! Más y más se convencía que las extranjeras no estaban curtidas para el combate, salvo contadas excepciones ¡No pedía destreza sino cuanto menos instinto de supervivencia!

La inesperada explicación y pregunta de su compañera de combate le descolocaron un instante. -Aprendí las bases de mi padre...- se detuvo un instante, considerando no oportuno hablar sobre como su entrenamiento más fino fue omitido por su muerte junto a la del resto de su familia. No era momento o lugar para ese tipo de charlas, hasta ella lo sabía.

-...Pero termine perfeccionando mi forma de combatir mediante incontables batallas.- concluyó, con una sonrisa amarga, señalando a los cuerpos desperdigados por la cueva -Cinco primaveras de esto-

Suspirando, observó la cueva de cabo a rabo, levemente iluminada por unas escasas antorchas junto a la entrada -Tenemos hachas, espadas, bandidos inertes, dos pares de manos sin utilidad y solo dos pares de manos diestras en combate- comentó en voz alta, tras asegurase de no omitir nada, inclusive aquellos pesos muertos, para luego mirar a Cecilia -No veo un plan con todo esto, y a menos que saques otros dos pares de manos de tu vestido, las opciones que veo son solo esperar o cargar al combate. Hasta donde se y vi, esta es la única entrada a esta gruta, al menos no debemos preocuparnos por ataques en la retaguardia-

Si fuera por ella cargaría, aun si significaba caer en combate. No tenía planes de morir, pero se le asentaba mejor afrontar su muerte que esperarla sentada. Podrían usar a las otras dos mujeres de escudo, mandarlas primero... Aunque sería efectivo, Cecilia posiblemente se negaría y mismo a Lyn le dejaría un mal sabor de boca. Pero... ¿acaso tenían otras opciones?
Lyndis
Lyndis
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Gold Knight

Cargo :
Heredera Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Sol Katti [0]
Espada de acero [4]
.
.
.

Support :
Eliwood Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Sindri Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Luzrov Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 8mjmvEx
Khigu Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] OaIUyNL

Especialización :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 964aIaZUn damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] J11cggD

Experiencia :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Jm5byz1

Gold :
1546


Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Invitado Mar Mar 15, 2016 2:17 pm

La situación se estaba volviendo delicada. Tal y como había dicho Lyn, esta era una situación peligrosa. Por suerte, mi herida sanó rápido. Estaba empezando a pensar en cómo escapar de la situación. Si fuese a hacerlo solo o con Lyn, entonces tendríamos una posibilidad, pero no podríamos con estos estorbos. La solución fácil sería dejar que las matasen, pero no creo que eso sea algo que vaya de acuerdo con las políticas del Colmillo. La protección de los inocentes es también importante.

Mientras no tengamos otro plan para distraerlos, entonces será inútil. Nos apabullarán.

Y Lyn, a modo de broma imagino, me dio una muy buena idea. Observé la zona en la que estábamos. Dos civiles, varios muertos y nosotros dos. Los recursos eran limitados, pero… Sí. Es posible…

De hecho, creo que podría hacerlo, Lyn ―dije sin ocultar mi propia sorpresa―. No pares de manos del vestido, pero tengo una idea… ―Me acerqué a la que parecía tener el vestido más caro―. Mas para ello necesitaré vuestra vestimenta, señora ―aquella mujer se negó en rotundo con movimientos de la cara―. No tenemos otra alternativa. Mientras os desvestís, yo me encargaré de la siguiente parte.

Me acerqué a uno de los bandidos muertos y, tras apartar mi peluca de ahí (porque no me la iba a poner estando manchada), empecé a desvestirlo sin ningún tipo de pudor. Para cuando acabé, el bandido estaba como vino al mundo. Fue entonces cuando me volví a dirigir a la mujer mejor ataviada.

Este bandido hará de vos. Obviamente, no será ni la mitad de elegante que lo sois, pero yo me encargaré de simular como pueda el resto de la situación. Para ello, necesito vuestro vestido.

Hubo momentos de duda, pero al final acabó cediendo. Tras agradecerle como era debido me encargué de ponerle el vestido como pude al bandido y lo puse de manera que quien entrase solo viese un vestido en el suelo.

Ahora voy a imitar dentro de mis capacidades la voz del bandido que vino antes. Vosotras dos, escondeos como podáis. Lyn, este plan necesitará una gran velocidad de reacción por tu parte. Debéis atacar al bandido nada más aparezca en vuestro campo de visión. Yo os apoyaré en cuanto hayan mordido el anzuelo. Si todo va bien, deberíamos haber eliminado a una buena parte de los bandidos, si no a todos.

Me tomé un tiempo después de escuchar la aprobación para hacer pequeños ensayos en voz baja hasta que encontré el tono que correspondía más o menos. Cuando ya estaba convencido de lograrlo, me preparé para hacer de lo que jamás esperé que haría.

¡Joé colega! ¡Al fináh lah he tenío que matá a toas! ¡Al efe no le va a gustá esto náh! ¡Habrá que ehplicárcelo!

Me aseguré de hacerlo lo más alto que pude y que sonase lo más vulgar posible. De esa forma, dudo que sospechasen los bandidos que eso fuese una trampa. Aunque, por dentro, sentí como mi personaje de la nobleza había sido completamente arruinado. Y esa sensación no me gustó nada. Me sentí como que me había rebajado al nivel de los bandidos, incluso si eso fuese durante un mísero segundo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Lyndis Sáb Mar 19, 2016 8:38 pm

Lyn miró con ojos incredulos, sorprendidos, cuando la chica le aseguró ser capaz de sacar otro par de manos de vestido ¡Una hechicera! Pero pronto aclaró el malentendido. Su plan, pues parecía haberlo, era otro ¿Cual? Pues esa era otra cuestión... Un misterio que no podía comprender.

Desnudar a una de las muchachas, colocar un vestido a un cadáver... Mirándola con cara dubitativa, perpleja, Lyn no comprendió el asunto hasta que Cecilia lo explico de forma directa.

-¡Una carnada! ¡Por supuesto!- exclamó, maravillada de la sagacidad de la mujer de noble cuna, acallando rápidamente su voz tras recordar que los otros bandidos podían de estar escuchando ¡No debía de arruinarlo!

Sintiose extremadamente inutil la nómada al ver las diestras y seguras manos de de su compañera en armas preparar todo. Aunque conocía de ataques sorpresivos, lo suyo era más de perseguir y esperar más que de elaboradas situaciones y escenas. Por lo que cuando al fin le indicó su papel en el asunto, la guerrera rápidamente se posicionó lista para la acción.

¡Funcionaría!

Tras estar todo listo, Cecilia movió la carnada, metaforicamente hablando, y volvió a enunciar palabras en aquella extraña voz para aquel femenino cuerpo ¡Era impresionante! Dramaturga de primer nivel sin lugar a dudas. La curiosidad sumió la mente de la nómada un instante, preguntándose que clase de historias conocería aquella extranjera de peculiares talentos... Pero pronto recordó su situación, acurrucando su cuerpo más aun contra la pared rocosa y quedando levemente oculta en la rugosidad de la misma.

Los pasos no tardaron en resonar por la gruta atraídos por el simulado gutural acento de aquellas bestias con piel de hombre ¿La cantidad? Imposible saberlo en aquellas circunstancias, entre aquellos ecos producto del silencio y la tensión, tensión que no podía liberar al viento estando tan sumergida en la montaña.

Pronto una figura, una sola, irrumpió en la gruta. Enunció un nombre, posiblemente el de alguno de sus compañeros pero pronto cesó al ver el cadaver, el vestido. La "dama" muerta frente a él. Un insulto salió de los labios de la bestia, agachándose a inspeccionar a la mercancía dañada frente a él...

Y como una pantera Lyn se le abalanzó. Su metálica y única garra al frente, la cual atravesó sin esfuerzo la garganta de su victima, cortándole toda fuente de vida del viento de una vez y para siempre.

Rápida. Eficiente. Era su tipo de batalla aquella al fin y al cabo. La maestría que la repetición proveía--

Dos destellos en el rabillo del ojo. Rápidos, descendentes. Antes de siquiera procesarlo su espada salió del cuello del cadaver como por vida propia y horizontal, con el apoyo de ambas manos, frenó el hacha y espada enemigas que atentaban con acabar con su vida.

¡Habían llegado 3 bandidos, no solo uno!

La fuerza del ataque combinado venció la fuerza de sus piernas, obligandola a arrodillarse y clavando el filo de su propia espada en su palma que intentaba suplementar fuerzas empujando la propia hoja en dirección contraria ¡No resistiría mucho a ese paso!
Lyndis
Lyndis
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Gold Knight

Cargo :
Heredera Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Sol Katti [0]
Espada de acero [4]
.
.
.

Support :
Eliwood Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Sindri Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Luzrov Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 8mjmvEx
Khigu Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] OaIUyNL

Especialización :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 964aIaZUn damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] J11cggD

Experiencia :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Jm5byz1

Gold :
1546


Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Invitado Jue Mar 31, 2016 6:45 pm

El plan fue efectivo. Siendo sincero, no esperaba que funcionase. Supongo que eso demuestra, una vez más, que los bandidos tienen un cerebro de mosquito que es sustituido por el resto de su cuerpo. Los pasos se me hacían demasiado sospechosos como para ser de una única persona y, antes de que pudiese dar el aviso, Lyn ya había saltado para acabar con el primero que se asomó. Yo, por mi parte, me había ocultado dentro de lo que era posible para que, cuando apareciesen los refuerzos, pudiese sorprenderlos por detrás.

Y cómo me alegra haberlo hecho. Lyn fue sorprendida y aquellos hombretones estaban tan convencidos de que ella era la única superviviente, que ni siquiera observaron para ver si tanto las otras dos o yo estábamos bien. Supusieron que murieron y que todo era un plan de Lyn para eliminar al resto de bandidos.

Lentamente, sin hacer el más mínimo ruido, me coloqué detrás de los dos bandidos que habían acorralado a mi compañera. Los hombres son idiotas. El más mínimo despiste puede costar la vida al más experimentado de los soldados. Y eso es justo lo que les iba a pasar.

Ya que prácticamente me pedían a gritos que acabase con ellos, decidí cumplir ese deseo introduciendo cada daga en cada nuca del oponente. La escena era un tanto… artística, según como se mire. Las hojas sobresalían de las mismas bocas y parte de la nariz. Una muerte rápida e indolora. Después de todo, nunca he tenido la oportunidad de que mis propias víctimas bajasen la guardia de esa forma. ¿Por qué no aprovecharla y darles el mayor respeto que uno podía otorgarles?

¿Estáis bien? Tomaos un pequeño descanso. Yo iré a observar los alrededores ―dije―.Esta vez tendré cuidado para que el enemigo no me sorprenda.

A pesar de que, probablemente, hubiese matado a más enemigos de los que una señorita de la supuesta clase social a la que pertenezco habría hecho en su vida, me mostré especialmente tranquilo, como si aquello fuese lo más natural del mundo. Y es que, en cierto sentido, así lo era. Al menos, para mí.

Eché un vistazo y esta vez no había nadie. Me quedé haciendo guardia, haciendo lo posible para que no me descubriesen mientras esperaba a que Lyn se repusiese. Es la única compañera que tengo en este lugar, así que debía asegurarme de que no cayese. Si lo hiciera, entonces estaría en un gran problema.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Lyndis Dom Abr 24, 2016 1:30 pm

De repente la presión sobre Lyn cedió ¡Una hoja salia de la boca de cada uno de sus oponentes! No fue hasta que ambos cuerpos cayeron inertes a su lado que la nómada notó al fin la figura de su compañera de combate tras ellos, victoriosa.

-He estado mejor- respondió, aliviada de poder apartar su hoja de su propia palma. Agradecía la presencia de aquella extraña extranjera que había demostrado con creces su valía. De haber tenido que escapar ella sola con las otras dos... Le hubiera posiblemente esperado un final aun más sangriento que una mano lacerada.

Inspeccionó la herida con cuidado, dejando a Cecilia vigilar de mientras. Era... más profunda de lo que deseaba. Probando el tacto sobre la misma le dio una puntada de dolor que le demostró que no podría de usarla sin aplicar medicinas. Y aun así tardaría posiblemente en recuperarse por completo.

Aunque usaba su espada preferentemente en una mano... Golpes certeros y fuertes le requerian usar ambas... ni hablar defenderse contra aquellas bestias que eran los bandidos... Un precio caro a pagar por aquella emboscada, pero más barato que la propia vida cuanto menos.

Chasqueando la lengua, se apresuró a tratar la herida con saliva y cortar un trozo del vestido del bandido muerto para hacer una improvisada venda. Tras terminar, un par de flexiones en su palma terminaron de confirmarle su suposición inicial. Nada podía hacer al respecto en aquellos momentos más que lidiar con una mano menos.

-Lista- enunció al fin, con tono decidido acercándose a la abertura de la gruta. Era difícil saber lo que les esperaba pero... fuera lo que fuera, saldrían avantis y verían la luz del sol.

Con pasos silentes, se internó por delante en el pasillo de piedra rumbo a las otras antecámaras. Con suerte y habían ya diezmado la mayoría de las bestias enemigas...
Lyndis
Lyndis
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Gold Knight

Cargo :
Heredera Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Sol Katti [0]
Espada de acero [4]
.
.
.

Support :
Eliwood Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Sindri Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Luzrov Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 8mjmvEx
Khigu Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] OaIUyNL

Especialización :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 964aIaZUn damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] J11cggD

Experiencia :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Jm5byz1

Gold :
1546


Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Invitado Mar Abr 26, 2016 10:05 am

Me aventuré a dar unos pasos al ver que no veía a nadie en los pasillos. Los justos como para poder volver relativamente rápido. Empecé a hacer cuentas del número de bandidos con los que habíamos acabado y el número total que había visto al entrar. Suponiendo que ninguno de ellos hubiese salido desde el momento en que nos encerraron (cosa que dudo), deberían quedar cuatro más su líder. Sin embargo, me cuesta creer que no fuesen a buscar a más damiselas que vender en esclavitud.

En mis pequeños avances, acabé llegando a la zona donde tenían sus provisiones. También vi algunas armas. Probablemente ahí estarían las cosas de las demás, entre ellas Lyn. Sin embargo, no me atreví a tomar nada de allí.

La situación no era muy buena, pero considerando cuál era la original, estamos muy bien. Lyn estaba herida y probablemente no usaría más esa mano, pero puede ser que en aquel lugar hubiese medicina con la que tratar su herida.

He podido encontrar el almacén de los bandidos ―dije―. Desgraciadamente, no pude encontrar ninguna salida. Pero traigo buenas noticias: cuando vine, vi a aproximadamente quince hombres. Suponiendo que hayan salido los bandidos a capturar a más damiselas, entonces es posible que el único que quede en la base sea su mismo líder. Recomiendo partir a los almacenes y aprovisionarnos. Una vez escapemos estaremos por nuestra cuenta. ¿Qué mejor forma de pagar la hospitalidad de nuestros anfitriones que recordándoles lo buenos que fueron con nosotras?

Además, puede que hubiese algo que nos sirviese de verdad ahí dentro. En mi caso, algo como algún documento o algo parecido que relacionase algún noble con los bandidos. Si íbamos a ser vendidos como esclavas, alguien influyente debe estar metido en este asunto hasta el cuello. Y pensaba acabar con él si así era después de comprobar su culpabilidad de primera mano.

¿Podréis combatir, Lyn? ―pregunté con cierta preocupación. Había sido una buena compañera y hasta que estuviésemos a salvo lo seguiría siendo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Lyndis Miér Mayo 11, 2016 9:19 am

Cecilia se le habia adelantado con aquellos pasos silentes y casi fantasmales, debiendo la nómada agudizar su oído para siqueira notar su presencia. El saber que contaba con tan confiable compañera le daba cierta tranquilidad pese a lo incierto de la situación.

Las otras chicas le seguían por detrás. Sentía el deseo de dejarlas a su suerte, le enfurecía el verles dejar su destino a manos de ellas dos sin hacer nada al respecto. Tomar el propio destino por las riendas no requería habilidad sino valor, el no hacerlo solo demostraba el poco aprecio por la propia vida.

Tras un breve andar en silencio, encontró a Cecilia frente a una recamara que les informó era el deposito de los bandidos. Poco le importaba a Lyn el pensar en provisiones antes de siquiera poder disfrutar de la libertad. La única pertenencia que en verdad le importaba era Madelyn, su siempre fiel compañera de viajes, y dudaba encontrarla tan dentro de la montaña... Temía no poder encontrarla siquiera, pero no ganaba nada hundiéndose en aquellos pensamientos en esos momentos.

-No negaré que un repago no estaría mal, pero cargar mis manos... mi mano cuando aun desconozco cuanto enemigo queda en nuestro camino no es una buena idea. Ya habrá tiempo de volver por la paga cuando hayamos exterminado la plaga en estas cuevas- respondió a Cecilia, viendo como a pesar de sus palabras las otras jovenes se adentraban en el deposito y comenzaban a inspeccionar los contenidos, principalmente las ropas en busca de un reemplazo para el vestido de la joven en paños menores. Lyn soltó un suspiro, resignandose a que estarían un par de minutos más en aquella recamara.

Los ojos de la nómada, acostumbrada al comercio desde pequeña dada  su situación, escudriñó rápidamente los contenidos del lugar con todos sus sentidos. La ropa y utencillos eran de una calidad muy mala, cualquier cosa de valor ya la habrían vendido más que seguro, y su olfato rápidamente le informó que desconocian los bandidos de métodos apropiados de conserva... Lo único de valor que podía ver eran ropajes, en su mayoría femeninos y muy abultados, y licor. No era una gran conocedora del tema pero podía reconocer una botella cara y vieja de licor cuando la veía.

Perdió total esperanza en cuanto a encontrar medicinas en cuanto vio su propia bolsa de hierbas desperdigada sobre una mesa, con todo su contenido destrozado y desparramado junto a botellas medicinales vacías. Tendría que resignarse con una sola mano de momento.

-Puedo blandir la espada, atacar- intentó flexionar su mano vendada e hizo una mueca de dolor -Defenderme... ya es otra cuestión. Pero atacar siempre a sido más mi fuerte que la defensa- contestó, con una sonrisa picara guiñando un ojo. No era la peor situación en la que había combatido, al menos podía mover ambas piernas esta vez... Y no estaba sola.

El ruido de pasos en el pasillo le borraron la sonrisa. El eco de las paredes le hacia imposible identificar el número de personas pero alguien o alguienes se acercaban hacia ellas. Tras intercambiar una mirada rápida con Cecilia, asomó levemente su cabeza por fuera de la entrada del depositó.

Con paso calmado un único hombre avanzaba con lentitud. Su piel de una palidez blanquecina y con un cabello rojo que parecía brillar en la penumbra que le rodeaba. Aunque su rasgo más característico era que, salvo un libro en sus manos se encontraba carente totalmente de aditamentos o ropajes.

Su mirada se clavó en la de la nómada, y sin lugar a dudas pudo notar con toda claridad como entraba en alerta el cuerpo del mismo. No cabía duda que les habían visto, NINGUNA duda.

-Han sido niñas malas~- enunció el extraño en tono juguetón, provocando un escalofrío en la espalda de Lyn. Instantes después, con el brillo propio de la magia una gran llamarada inundó el pasillo y obligó a la guerrera a tirarse hacia atrás dentro del deposito, cayendo de trasero pero con su vida intacta.

El calor de la llamarada pasando frente a su cara le indicó en claro las intenciones del extraño sujeto: había tirado a matar.


Última edición por Lyndis el Miér Jun 01, 2016 8:28 am, editado 1 vez
Lyndis
Lyndis
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Gold Knight

Cargo :
Heredera Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Sol Katti [0]
Espada de acero [4]
.
.
.

Support :
Eliwood Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Sindri Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] JEIjc1v
Luzrov Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 8mjmvEx
Khigu Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] OaIUyNL

Especialización :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] 964aIaZUn damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] J11cggD

Experiencia :
Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Jm5byz1

Gold :
1546


Volver arriba Ir abajo

Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña] Empty Re: Un damiselo en apuros [Priv. Lyndis][Campaña]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.