Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

El Robo en Aldea Guapa [Privado Artemis]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El Robo en Aldea Guapa [Privado Artemis]

Mensaje por Virion el Mar Mar 22, 2016 7:18 pm

Virion tuvo que reconocer nuevamente que Artemis supo mantener la compostura. Era obvio que los comentarios que soltaron sobre el supuesto laguz criminal eran altamente ofensivos, pero supo disimular como si tal cosa. Aunque era obvio también, tras el comentario que soltó una vez se habían perdido de vista, que no le habían resultado indiferentes.

-Me temo que este es el resultado de la incultura y de falta de educación, aparte de la estrechez de miras de quien vive prácticamente aislado del mundo. Mucho tiene que cambiar para que semejantes vulgares y corrosivos prejuicios se desvanezcan, mas no perdamos la esperanza. Seguro que un día, tarde o temprano, nuestras razas serán tratadas como iguales en todas partes.-respondió el arquero, haciéndose eco de la molestia que evidenciaba el laguz ante el comportamiento de los campesinos que intentaban darle caza.

Pero por fortuna, a pesar de todo aquello, Artemis cumplió debidamente con su deber. Aprovechando la palabrería de Virion ante aquellos hombres para ganar tiempo, utilizó astutamente su olfato para poder percibir lo que los ojos del arquero no podían ver debido a esos oportunos guantes: la identidad del ladrón. Chico de algo más de veinte años, de camiseta amarilla, y terriblemente nervioso y asustado. Sí, al escuchar la descripción Virion lograba recordarlo casi con todo detalle. Ya tenían al culpable ¡Ahora sólo tocaba recuperar el botín!

-Eh aquí otra lección del más ilustre de los hombres, mi querido Artemis: Las mejores mentiras son las que tienen algo de verdad. En tu caso, no cabe duda de que eres un genio, pues no paras de demostrármelo continuamente. Por tanto, llamarte genio del mal encaja dentro de esa categoría de mentiras, ya que la maldad es lo único falso en vuestro cerebro y corazón.-comentó Virion con una amplia sonrisa en su rostro, siendo consciente de que Artemis sólo bromeaba con su comentario. Aun así, Virion ya casi como veía al laguz como un digno discípulo suyo. Un día deberían salir a ligar juntos. Pero ahora tenían trabajo que hacer.-Vamos, sigamos al grupo. Nuestra presa pronto abandonará su camada para dirigirse al cebo, y debemos estar ahí para hacerle caer en la trampa.

Seguir al grupo fue terriblemente fácil. Entre el olfato del laguz, la visión de Virion y que el grupo de granjeros era numeroso y no tenían ni idea de ocultar un rastro hacía que perseguirles fuera cosa de niños. Tras llegar a un pequeño montículo, Virion se subió a un árbol y contempló con suficiente gesto triunfante en su rostro como el grupo se dividía, cosa que hizo conocer a Artemis de inmediato.

-Nuestro querido ladrón se acaba de separar del resto, tal y como habíamos planeado. Al principio ha fingido que volvía a la aldea, pero luego ha tomado un vericueto en dirección a un pozo seco abandonado que hay a escaso kilómetro de aquí ¡Seguro que tiene ahí escondido las joyas robadas!-la alegría de Virion era más que evidente, aunque cierta parte de él se lamentaba de que la cosa estuviese siendo demasiado fácil y no supusiera ningún reto.-Adelante, Artemis. Vayamos a reunirnos con nuestro ladrón, y agradecerle encarecida y apasionadamente todas las molestias que nos ha causado.

Y marcharon juntos, siguiendo el claro rastro que esta vez dejaba un solo hombre en solitario. La aventura de Aldea Guapa estaba llegando a su fin, pero todavía quedaba el impactante climax final.

OFF: Perdona si este post es más breve y menos desarrollado que los demás. Esta semana tengo más trabajo de lo normal y ando escasísimo de tiempo, pero tampoco quería hacerte esperar demasiado. Mi siguiente post será mejor, te lo garantizo ¡¡Nos leemos!!
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Miembro de Los Custodios.

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
.
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2701


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Robo en Aldea Guapa [Privado Artemis]

Mensaje por Artemis el Jue Mar 24, 2016 4:47 am

Artemis saco un abanico de pavo real de brillantes colores, cubriéndose medio rostro ante las palabras del custodio para ocultar su sonrojo y la amplia sonrisa que le fue imposible disimular, era típico de el ocultarse tras ese accesorio cuando se sentía avergonzado o muy feliz, costumbre adquirida en sus años de esclavo y que estaba muy arraigada a su persona así como el inexplicable aprecio que le tenia a dicho abanico, casi como si aun le guardarse lealtad y cariño a su antigua dueña. No podía negar que la forma de pensar de Virion lo ponía contento, el mundo no estaba plagado de humanos pedantes que san las pintas de superiores solo por ser humanos y aquello lo llenaba de esperanzas.... si ya había personas con esa mentalidad entonces su trabajo seria mucho mas simple, quizá solo cuestión de reunirlos y animarlos a que alzaran la voz en defensa de su ya casi extinta especie, los humanos siempre estarán mas dispuestos a escuchar a otros humanos antes que a una mascota después de todo.

- Me halaga que piense así de mi persona pero seria un error afirmar que soy una criatura impoluta de mente y espíritu, al igual que ustedes yo también tengo mis recovecos sucios y mis esqueletos en el armario. Ademas, pienso que entre nosotros es usted el verdadero genio pues todo parece que se le da de forma natural. -

Sentía que el arquero le agradaba, incluso contemplo en su mente lo bien que podrían pasársela en una noche de copas.... quizá y hasta seria buena idea sugerirlo como una pequeña celebración una vez que las cosas estuviesen resueltas y en su sitio. No tomo mucho tiempo hasta que el muchacho decidió por fin separarse del grupo, probablemente con intenciones de cambiar las joyas del lugar, siendo ese el momento en que empezarían a perseguirlo.

- Podriamos hacer algo similar que en el circo mi estimado Virion -

Sujirio el lobo con una sonrisa picara de oreja a oreja que evidenciaba lo bien que se la estaba pasando con eso de los detectives, aun que quiza aquello se debia en el hecho de que su amigo al lado hacia las cosas mucho mas interesantes.

- Si solo lo atrapamos con las joyas puede alegar que el econtro el escondite del laguz y no tendriamos puebas para arrestarlo. Que te parece esto?, por esta ocasion yo actuare de carnada mientras tu vas por los demas aldeanos, podre escuchar sin problemas en el momento en que llegues con el grupo y le hare confesar que el es el ladrón de la forma en la que me has enseñado a hacerlo. Si solo ve a uno de nosotros se sentirá confiado pues el esta armado con una hoz de arado y yo por mi parte no porto arma alguna. descuida, se defenderme de soldados entrenados sin adoptar mi forma animal, un crío veinteañero no me supondrá ningún percance así que estoy fuera de peligro. -

Comento nuevamente trazando un plan conforme los eventos parecían suscitarse. Afilo ligeramente las pupilas mientras que su mirada estaba llena de decisión, quería intentar aquello y así poner en practica todo lo que había aprendido de su amigo humano, sin embargo esperaría a que este le diese el visto nuevo o remarcara algún posible fallo en su plan y una vez que estuviesen de acuerdo procederían.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
246


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Robo en Aldea Guapa [Privado Artemis]

Mensaje por Virion el Lun Mar 28, 2016 4:19 pm

-Nadie es perfecto, mi querido Artemis, salvo quizás yo mismo.-respondió Virion con la siempre altivez y soberbia que le corresponde, cuando Artemis mencionó que él tampoco era tan bueno como le decía el arquero.-Pero hay personas mejores y peores. Y por lo que he podido descubrir de ti, tú estás sin duda en el campo de los mejores. Así que siéntete orgulloso, mi querido lobo blanco, pues yo no suelo equivocarme cuando veo a alguien que sobresale de la media, y en tu caso claramente lo haces.

Cuando Virion terminó de alabar al laguz, empezaron a diseñar el plan para capturar definitivamente al ladrón de Aldea Guapa. Una vez identificado, no era difícil atraparlo y hacerle confesar, pero Artemis decidió probar suerte utilizando un método similar al que usara el arquero con el lanzador de cuchillos del circo. El exduque no pudo evitar mostrar una alegre sonrisa. Realmente había influido en el laguz, pues éste apostaba por una solución inteligente y astuta como las que a Virion le gustan.

-Como quieras, mi estimado Artemis. Dejaré que seas el héroe esta vez en compensación por haberme llevado la gloria en el circo. Atraeré a los aldeanos hasta una arboleda que hay cercana al pozo, para que éstos puedan observar y escuchar al ladrón sin que éste pueda notar a los susodichos ni percibir la trampa. Todo lo demás, dependerá de ti, mi buen amigo.-explicó Virion en respuesta a la idea de Artemis, para luego acercarse a él y hablarle seriamente, mirándole a los ojos.-Confío en ti, pero ten cuidado. Si algo saliera mal, no actúes temerariamente. Como dijiste, está asustado y un animal asustado a veces puede actuar de las maneras más imprevisibles. Si hay algún problema, te ayudaré. Aunque más que posiblemente no me necesites ¡A por él! ¡Mucha mierda!-se despidió deseando suerte al laguz, utilizando la expresión de ánimo que se dan a los actores en el teatro, y es que ahora le tocaba a Artemis demostrar que él estaba a la altura de engañar y hacer confesar al ladrón.

Cada uno con sus roles claros, no había tiempo que perder. Había que actuar antes de que el ladrón llegase al pozo, después de todo. Confiaba que el veloz laguz llegaría a tiempo, pero el arquero también tenía que hacer su parte. Lo primero de todo era alcanzar al grupo de granjeros dirigidos por Rauth y convencerles de que le siguieran. Algo tremendamente fácil, pero había que hacerlo. Encontrar al grupo era muy sencillo. Al ser tantos, se movían lentamente y el rastro que dejaban era inmenso. Estaba claro que éstos hombres eran campesinos y no cazadores y que por ellos solos serían incapaces de llegar a ninguna parte.

Virion encontró al grupo en un claro. Parecía que estaban discutiendo entre sí hacia dónde tirar, pues seguían sin tener ninguna pista, menos ahora que la opción del circo les había quedado descartada. Fue entonces cuando el arquero les llamó con un silbido y todos se dieron la vuelta mientras éste se acercaba.

-¡Mi señor Custodio! ¿Qué hacéis aquí otra vez? ¿Ha ocurrido algo?-preguntó Rauth, haciendo nuevamente de portavoz de todo el grupo.

Virion no respondió enseguida. En vez de eso se tomó unos segundos para tomar aire de manera algo exagerada, mientras se sacaba un pañuelo y se secaba su supuestamente mojada frente por el sudor. Actuaba como si hubiera estado corriendo a toda velocidad, lo cual no era cierto, pero pareció engañar a todos los allí presentes.

-Le hemos… encontrado… El laguz… ¡Ya lo tenemos!-dijo Virion fingiendo haberse quedado sin aliento. La reacción no se hizo esperar. Enseguida todos se sobresaltaron y alguno logró mascullar algo. Rauth no tardó ni un segundo en adelantarse hacia donde se encontraba el arquero.
-¿Dónde? ¡¿Dónde está esa bestia mal nacida?! ¡Dinos dónde!-la impaciencia era clara en el tono de voz de Rauth, así como en las miradas y murmullos de los demás. Era lógico, habían estado buscando al laguz todo el día y ya empezaban a sentirse desesperados. Virion lo sabía, y sabía que podía aprovecharse de ello para lograr convencerles de que le siguieran.
-En… en el pozo seco… No lejos de aquí.-contestó fingiendo nuevamente recuperar aire y aliento para empezar a hablar un poco más normalmente.-Mi compañero está vigilándolo… Pero parece ser demasiado fuerte para sólo nosotros dos. Pero entre todos podemos derrotarlo… Prestadme vuestra heroico valor, mostradme vuestra infatigable determinación y vuestra voluntad indoblegable y juntos derrotaremos a este mal y recuperaremos lo que os ha sido robado sin piedad ¡Vamos!

Al principio, le costó un poco reaccionar al grupo por la sorpresa recibida, pero las palabras de Virion fueron más que suficientes para concienciarlos y movilizarlos a todos. Rápidamente siguieron al arquero en dirección al pozo, con las armas listas y preparadas y gritos de guerra y de matanza, pese a ser campesinos que no han matado a nadie en su vida. Virion no sabía si era bueno que estuviesen tan “motivados” pero tampoco podía hacer nada al respecto. No tardaron mucho en encontrarse cerca de la arboleda donde había pactado quedar con Artemis.

-Escuchadme todos. Mi compañero está entreteniendo al laguz. Pero si nos acercamos haciendo ruido y de golpe, el ruin cobarde huirá. Tenemos que ser sigilosos para pillarle desprevenido y poder emboscarle, asegurándonos que no pueda escapar ni defenderse.-aconsejó Virion, y para su fortuna, logró que Rauth y compañía le hiciesen caso y se adentrasen en la arboleda con el suficiente silencio como para que el verdadero ladrón no notase nada.

No tardaron en ponerse en situación, cerca del pozo, pero sin salir a la vista. Ahora sólo faltaba que Artemis hiciese su parte. Virion eligió un sitio adecuado para poder verlo todo y actuar si fuera necesario, a la vez que se quedaba cerca de Rauth para que éste no actuase antes de tiempo. Ahora tocaba a Artemis lucirse.[/color]
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Miembro de Los Custodios.

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
.
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2701


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Robo en Aldea Guapa [Privado Artemis]

Mensaje por Artemis el Miér Mar 30, 2016 5:49 am

Estaba acordado entonces, estaba seguro que su compañero haría su parte excelente bien y ahora era momento de poner a prueba lo que le enseñaron el arquero, Artemis era un buen actor, de eso no había duda pero definitivamente el engañar a alguien para que confesara era una habilidad que le resultaba nueva pero de haber aprendido bien le seria muy útil en el futuro. El lobo se encamino hacia el pozo abandonado, uno totalmente seco al que nadie se interesaría en inspeccionar, seguro el ladrón lo sabia y por ello lo eligió como escondite. Artemis espero pacientemente a que el chico se diera la tarea de sacar las joyas del pozo siendo cuando ya las tenia afuera y estaba por meterlas a un costal el momento perfecto para intervenir.

- Vaya, pero no es esta una casualidad agradable? -

Comento el lobo con una gran sonrisa, cosa que sobrealto al muchacho el cual se giro de un brinco intentando interponer su cuerpo para que el lobo de ojos azules no viera las joyas, cosa que hiso bastante mal pues algunas piezas doradas estaban a la vista.

- Ahhhh!, eres uno de los custodios de antes. Que quieres aqui? -

Pregunto el joven notoriamente alterado pues había sido atrapado con las manos en la masa y era nada mas y nada menos que uno de los custodios.

- Técnicamente soy solo un aprendiz y aun no se me tiene permitido portar armas, pero si, venia acompañando a mi maestro. Va y resulta que buscando al laguz fugitivo creímos encontrar una pista de su posible escondite y... aquí estoy, parece que tu pesabas lo mismo. -

El laguz se mantenía sereno en todo momento y el chico poco a poco se iba calmando con las palabras contrarias pues dejaba de ver al supuesto aprendiz "desarmado" como una amenaza. Por supuesto Artemis noto de inmediato los cambios paulatinos que el joven humano estaba comenzando a tener por lo que intentaba anticipar cual seria su siguiente movimiento.

- Ohhhh, y que es eso que tienes tras de ti?. Serán acaso las joyas perdidas?. Es una excelente noticia!, debería ir a avisarle a los demás de inmediato que las has encontrado. Seguro que te vuelves el héroe del pueblo. -

Exclamo el laguz dando media vuelta para intentar marcharse. Adivinaba que bajo esas circunstancias el muchacho no querría que se fuera a dar el aviso pues aun que la culpa se la llevara el laguz estaría obligado a regresar las joyas lo cual arruinaría su plan por completo por lo que, desde la perceptiva del laguz solo quedaba una alternativa en la mente del ladrón.

- Espera!!!, po...por que no mejor me ayudas a sacarlas y las llevamos ju-juntos? -

Se habia puesto nervioso otra vez y el lobo pudo divisar que habia apretado el agarre en su voz de arado.... simple como eso, el chico probablemente intentaría silenciarlo pues lo tenia todo.... un arma para matarlo y un pozo que nadie visita para ocultar un cuerpo.

- Ohhh, entiendo. Tienes razón, si te dejo aquí solo puede que el laguz regrese en lo que los demas llegan.... permiteme ayudarte entonces. -

Como si nada pasara el laguz se acerco con toda confianza hacia las joyas comenzando a meterlas en el costal, esquivando entonces por poco el torpe y ya predecible ataque por parte del humano.

- Gah!!!!, q-que ha sido eso?!! por que me has atacado?!! -

Reclamo Artemis fingiendo estar asustado dejándose caer en el piso y recargando su espalda en el pozo haciéndole ver que estaba acorralado.... lo sentía mucho por las prendas de Virion pero tendrías que ensuciarse un poco en pos de la justicia.

- C-con esas joyas por fin podre salir de este pueblucho de poca monta y darme la buena vida, NO DEJARE QUE UN ESTIRADO COMO TU ME LO ARRUINE, ESCUCHASTE?!! -

Vocifero el aldeano dando otro golpe con la hoz el cual Artemis volvió a esquivar sin mayor dificultad mas haciéndole ver como si de verdad le costara trabajo.

- No te saldrás con la tuya, tu te separaste del grupo asi que no tardaran en descubrirte, mi maestro no tardara en encontrar mi cuerpo si lo haces!!! -

Alego en respuesta fingiendo que estaba asustado y la voz le temblaba, Artemis no mentía cuando había afirmado en el circo que se le daba bien actuar, en esta ocasión desempañaba su papel de victima de forma tan magistral que resultaba totalmente convincente.

- Ohhh, pero no me culparan a mi si no a esa bestia estúpida que están persiguiendo. Gracias a ese sub-humano nadie sospecho que yo había robado las joyas.... y ahora también lo culparan de tu muerte mientras yo me hago millonario en la ciudad. -

Dijo el chico sonriendo totalmente convencido de que se saldría con la suya mas cuando dio el golpe que segun daria muerte al aprendiz de custodio Artemis se limito a esquivarlo una ultima vez, solo que en esta ocasion el laguz lo tomo del brazo, lo desarmo con descarada facilidad y lo sometio contra el piso.

- Y allí lo tienen. Debemos agregar "intento de asesinato" a los cargos, maestro? -

Pregunto Artemis sonriente girando la cabeza a donde sus agudos oídos, milagrosamente aun cubiertos por el sombrero habían detectado que estaba el grupo escondido.

Spoiler:
Perdona si quedo algo cutre, te juro que en mi cabeza la idea sonaba genial pero una vez que la escribi resulta que esta algo forzada, lo siento T__T
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
246


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Robo en Aldea Guapa [Privado Artemis]

Mensaje por Virion el Vie Abr 01, 2016 5:55 pm

Habían llegado a tiempo. Cuando Virion y los campesinos liderados por Rauth estuvieron en el punto marcado de la arboleda en donde podían contemplar el espectáculo, Artemis y el verdadero culpable estaban intercambiando sus primeras palabras. Virion temía que el ladrón percibiese al resto de los aldeanos, quienes no eran precisamente unos expertos a la hora de mantenerse ocultos, pero la atención del criminal estaba tan atenta en Artemis que las posibilidades resultaban ser muy remotas.

-¡Pero si ese es Ryo! Se supone que había vuelto a la aldea ¿qué hace aq…?-empezó a cuestionar Rauth, pero Virion se limitó a negar con la cabeza.
-¡Shhh! ¿Qué os he dicho? Mantened el silencio. Observad y todo se aclarará.-respondió poniendo un dedo en sus labios en señal para todos de que no hicieran ruido alguno.

Las dudas entre los campesinos eran más que evidentes, pero se limitaron a obedecer de momento al arquero. Mientras tanto, Artemis comenzaba la escena. Los campesinos no pudieron evitar murmullar entre sí cuando se reveló que efectivamente ahí se encontraba el paradero de las joyas robadas, y alguno incluso opinaba que debían actuar ya antes de que el “laguz” apareciese y se las volviese a llevar. Pero Virion volvió a ordenarles que se callaran y que prestasen atención. Y entonces ocurrió.

Todos lo pudieron ver a la perfección. Ryo, quien supuestamente había encontrado las joyas por azar, atacó a Artemis en cuanto éste se prestó a echarle una mano para transportarla. Las exclamaciones y gestos de asombro circularon por todos los campesinos. El único que no se sorprendió fue obviamente Virion, que enseguida dedujo que ese ataque había sido buscado por parte de Artemis. En su interior pensó que había que felicitar al laguz, pues la trampa que le había tendido había resultado excelente. Tampoco se preocupó por su seguridad, pues los ataques de Ryo eran tan patéticos que incluso estando cojo y ciego Artemis podría esquivarlos sin problemas. Así que nuevamente, se limitó a hacer callar de nuevo a los campesinos y decirles que siguieran mirando.

-Pero… pero tu compañero está en peligro…-le dijo susurrando Rauth al arquero.-¿No deberíamos actuar aho…?
-Shhh, sólo un poco más. No te preocupes por él, es un Custodio al fin y al cabo. Tú escucha, que vamos a llegar a la mejor parte.-respondió Virion, y volvió a callarse para que nuevamente volvieran todos la atención hacia Ryo y Artemis.

Y otra vez, justo a tiempo. Pues en aquel momento, a pleno grito gracias a las provocaciones de Artemis, Ryo confesaba con fuerza que él y no ningún laguz era el criminal que había robado las joyas del hermano de Rauth. Esta vez no hubo ningún murmullo, ni ninguna exclamación. La sorpresa había sido tal que todos se habían quedado literalmente boquiabiertos. Todos salvo el mismo Virion, que se limitó a comenzar a aplaudir con sus manos en cuanto el laguz señaló su presencia.

-¡Excelente trabajo, Artemis! Difícilmente podría haberlo hecho yo mejor, y eso es decir muchísimo por mi parte.-dijo el arquero sin dejar de aplaudir lentamente, con una amplia sonrisa en su rostro, mientras salía al claro, revelando su posición y con ello, la de todos los demás.

¡Oh, dioses! ¡Qué hermoso rostro! La cara que puso el ladrón cuando descubrió que todo el grupo de campesinos había sido testigo de lo que acababa de hacer y decir era una completa delicia que Virion no dudó en saborear triunfante. Si los campesinos se habían quedado sin palabras, la cara misma de Ryo era la expresión del horror más absoluto, como si todas las pesadillas se hubieran realizado justo enfrente de sus ojos. No podía hablar, no podía respirar, sólo podía sumergirse en la desesperación más absoluta. Virion no era un sádico, ni de lejos. Pero tenía que reconocer que le gustaba aquello. Al fin y al cabo, se lo tenía bien merecido.

-Perdona, Rauth ¿Me puedes decir cual es el nombre completo de Ryo?-preguntó amablemente Virion hacia el “líder” del grupo de campesinos, aprovechando para sacarle de su ensimismamiento.
-Ryo… Ryo Takeshi… ¿Cómo…?-respondió a duras penas, todavía en estado de shock.
-Curioso nombre ¿Acaso es de Hoshido? Gracias, Rauth.-le dijo con una sonrisa, para luego volverse en dirección del ladrón, todavía sujeto y hablándole ya con un tono y una mirada mucho más seria.-Ryo Takeshi, como miembro de los Custodios del Sacro Reino de Ylisse, te detengo por los crímenes de hurto e intento de homicidio. Serás llevado a Ylisstol para que seas juzgado ante un tribunal imparcial. Tienes derecho a permanecer en silencio. Todo lo que digas será usado en tu contra ante susodicho tribunal. Tienes derecho a un abogado. Si no puedes pagarlo, se te asignará uno de oficio. Tienes derecho a enviar una paloma mensajera gratis una vez llegado a la capital ¿Te han quedado claro tus derechos?

Ryo no pudo hablar. Se quedó simplemente en silencio. Al final, tras un largo silencio, se limitó a sacudir afirmativamente la cabeza. La rabia y el miedo que había mostrado en su intento de matar a Artemis se había desvanecido, y era como si sólo quedase un recipiente vacío de si mismo. Mejor así, más fácil.

-Traedme una cuerda, debemos atarlo.-dijo Virion seriamente a uno de los campesinos, el cual no tardó en obedecer. Mientras tanto, Rauth se acercó hacia Ryo.
-Ryo… ¿por qué? Somos vecinos, casi como una familia ¿por qué lo hiciste?-preguntó Rauth con un tono de voz contenido… pero no recibió respuesta alguna.

Tampoco habló cuando se le ató. Ni cuando se le transportó entre varios al pueblo. En el ayuntamiento del mismo hay una pequeña celda para cuando alguno se emborrachaba y montaba un escándalo pasar la noche encerrado, pero jamás se imaginaron que fueran a utilizarla para un criminal de verdad. Virion le dijo a Rauth que enviaría a un grupo de Custodios a recoger a Ryo lo más pronto posible para llevárselo a la capital, pero que mientras tanto le tuviesen constantemente vigilado.

-Todavía no me lo puedo creer. No me lo habría imaginado que alguien de nuestra aldea pudiera hacer algo así. Y mientras, persiguiendo a un laguz como idiotas. Seguro que si el subhumano estuviera aquí, se estaría riendo en nuestra cara de todos nosotros.-comento a Virion un tanto avergonzado una vez resuelto el tema con el ladrón.-Muchísimas gracias a ambos por todo lo que habéis hecho por Aldea Guapa. Jamás podremos agradecer a los Custodio todo lo que han hecho por nosotros. Gracias de corazón.
-Nada que agradecer, mi estimado Rauth. Sólo hemos cumplido con nuestro sagrado, solemne y orgulloso deber. Esperamos seguir siendo de utilidad para el futuro, el cual sea glorioso para todos.
-Sigues hablando raro… pero me caes bien ¡Sed siempre bienvenidos a Aldea Guapa!-y dicho esto, regresó al pueblo, con el objetivo de regresarle las joyas a sus dueños y poder descansar de tan agotadora búsqueda.

El resto también marchó, y al final sólo quedaron Artemis y Virion. El arquero hizo toda una grácil reverencia hacia el laguz una vez que comprobaron que ya estaban solos.

-Ha sido un gran honor haber compartido esta pequeña aventura contigo, mi estimado amigo lupino. Me encantaría celebrar contigo nuestro triunfo, pero debo regresar a Ylisstol para informar de todo cuanto ha acontecido aquí, a la par que comprobar que Rambo ha cumplido y ver si esos dos chavales están en el hospital. Me imagino que tú tendrás que informar en Altea. Pero eso sí, si alguna vez pasas por Ylisstol pregunta por el cuartel de los Custodios, y allí pregunta por mí. Encantado estaré de servirte de guía y festejar contigo tan magnífico triunfo. Cuídate hasta entonces, Artemis ¡Y no olvides todo lo que has aprendido de tu sabio maestro, el gran Virion!-y repitió la reverencia a modo de despedida, con un amplia y alegre sonrisa en su rostro.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Miembro de Los Custodios.

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
.
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2701


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Robo en Aldea Guapa [Privado Artemis]

Mensaje por Artemis el Vie Abr 08, 2016 1:22 am

De haber podido la cola de Artemis se estaría meneando de un lado a otro con enérgica alegría ante la felicitación de su compañero humano ante un trabajo bien hecho pero esta estaba aun oculta bajo su pantalón por lo que se mantuvo quieta. No supuso ningún problema el mantener sometido al criminal pues no solo le superaba en fuerza gracias a su raza laguz si no que ademas estaba bien entrenado para ese tipo de situaciones, increíblemente no lo había lastimado de ninguna manera pues tenia perfecto control de su fuerza y capacidades.

A partir de allí solo fue protocolo, leerle sus derechos al criminal preso, sujetarlo y alistarlo para encerrarlo en la cárcel del pueblo. Finalmente recibir la gratitud del hermano de Rauth por haber resuelto el misterio del crimen en aldea Guapa. El aldeano llevaba razón en que el laguz estaba divertido con la situación y de como sus prejuicios sin sentido los cegó a tal grado que fueron incapaces de ver que el verdadero criminal obraba enfrente de sus narices con total impunidad, mas no dijo palabra alguna y tampoco requería disculpas por las injurias que habían caído sobre su persona pues le bastaba con que su amigo custodio supiera la verdad y le hubiese ayudado, al menos en parte, a limpiar su nombre.

- El honor ha sido todo mio mi lord, gracias a usted y su invaluable ayuda pude resolver en un solo día el caso que estuve persiguiendo por varias semanas ademas de haberse tomado la molestia de enseñarme tantas cosas. -

Comento el lobo de ojos azules quitándose el emblema de custodio para devolvérselo a su compañero pues era algo importante y no deseaba que se metiera en problemas, acto seguido respondió a la reverencia contraria con una propia.

- Me llevare las ropas que me ha prestado en esta ocasión pues se han ensuciado y dañado un poco por el uso tan poco cuidadoso que les he dado. Permita que los sastres reales le hagan unas nuevas como muestra de gratitud por toda su ayuda y cuando estén listas yo personalmente iré a entregárselas, de esta manera podremos aprovechar el reencuentro y celebrar nuestro triunfo el día de hoy. Hasta entonces cuídese mucho, le estoy profundamente agradecido. -

y de esta manera cada uno partió por su lado sacando algo bueno de una situación tan adversa, teniendo mucho que reportar una vez regresara al castillo y con parte del botín robado por el espectáculo circense listo para ser devuelto a sus respectivos dueños. Respecto a los niños esperaba el poder recibir buenas noticias pronto pues al igual que el mismo, aquellos chiquillos merecían una segunda oportunidad para vivir y dejar atrás los horrores vividos en el pernicioso reino de Plegia.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
246


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Robo en Aldea Guapa [Privado Artemis]

Mensaje por Eliwood el Sáb Abr 16, 2016 11:55 pm

Tema cerrado.
Cada participante obtiene 70G.

Ambos obtienen un incremento de +1 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
588


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Robo en Aldea Guapa [Privado Artemis]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.