Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

El Dragón de Hielo está molesto. {Campaña; Priv. Sindri}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Dragón de Hielo está molesto. {Campaña; Priv. Sindri}

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 16, 2016 8:22 pm

¡NOS DESTRUIRÁN A TODOS! —dio un respingo en su sitio, y tanto Huey como ella miraron con extrema consternación al punto del que el grito había provenido.

Confusos se quedaron al ver como una mujer de entrada edad, la popular loca del pueblo, se había parado en medio de una fuente (congelada, por supuesto) con brazos extendidos y mirada maniaca, aclamando en voz alta un montón de cosas extrañas. Pocos le prestaban atención realmente, pero la mención de ciertas palabras clave hicieron que más de uno reconsiderara la situación y voltease a verla, con renovada duda.

¡El Dragón del Hielo ha vuelto y no de buena fe, pues viene con intenciones de amenazar nuestros poblados, congelar aún más nuestras escasas cosechas, torturar a nuestra gente y a asustar a nuestros niños! —Varias personas se acercaron ante la curiosidad sobre el ente divino del que la mujer hablaba. Florina, quieta donde estaba y sin soltar las riendas de su pegaso, escuchó atenta— ¡Escuchad atentos, pues lo que diré podría salvar sus vidas!

»Me dirigía junto a otros aldeanos esta mañana a la Montaña del Dragón de Hielo a realizar las ofrendas, cuando lo impensable ha sucedido: ¡Heladas estacas llovieron como flechas, dispuestas a perforar nuestros cuerpos y corazones. ¡Por los pelos nos hemos salvado la mayoría! Sin embargo, dos cayeron víctimas de sus agresiones, sus cuerpos escarchándose en hielo. Hemos alzado la mirada, y les hemos visto: En una saliente de la montaña, más de tan funestas armas salían disparadas sin pudor hacia nosotros, pobres desafortunados. ¡A la primera oportunidad, salimos corriendo sin mirar atrás! Varios cayeron, infortunados que sucumbieron a sus espantosos proyectiles, y más fueron lanzados a su final gracias a poderosas ventiscas heladas. ¡Agradezco la piedad del Dragón de Hielo por dejarme vivir un día más! Pero sé que no será así de piadoso con todos.

»¡El dragón está molesto, y su ira ha matado a nuestros compatriotas! Las ofrendas no mitigan su ira, pues no ha discriminado en matanza, ofrendas puestas en su altar o no. Ha empezado de esta forma, pero puede ir a peor, mucho peor. ¡Propongo una solución a esto, compañeros! El motivo de su molestia es desconocido, pero hemos de recordar que se trata, en base, de una entidad benigna. ¡Si varios valientes van a hablar con él, quizás logremos mitigar su furia! Así que… ¿algún voluntario?

Y se hizo el silencio. Si bien había gente que ya no creía en el Dragón de Hielo, el hecho de que aquella masacre hubiese ocurrido a pies de la montaña alarmaba a más de uno, pues ésta no se encontraba tan lejos de allí. En otras circunstancias probablemente habrían buscado mercenarios para ello, pero la escasez de éstos sumado al hecho de que se trataba de un ente divino y, por ende, no deseaban realmente lastimarle si no dialogar con él, hacía que la situación tomase un tinte distinto. ¿Quién se ofrecería ante una misión prácticamente suicida?...

U-uhm… —Ya que su jinete era incapaz de alzar la voz, Huey tuvo que soltar un fuerte relincho para que volteasen a verlos a ambos, la pelivioleta con su pequeña mano levantada. La anciana le miró, como quien mira a un niño que se mete en una conversación para adultos, y suspiró.
¿Algún otro voluntario? —El pegaso poco pudo disimular su mirada desdeñosa a la grosera mujer. Florina, ya acostumbrada a que la mujer le mirase por debajo del hombro, sólo respetando a sus hermanas, apenas y se cohibió. Al ver que nadie más se ofrecía, la mujer no hizo más que suspirar— Aaaahhh… Vale. ¿No están tus hermanas por ahí, muchacha? —Negó con la cabeza. Otro suspiro— Bueno, esto es lo que hay…

De mala gana, le explicó nuevamente lo que había sucedido, los riesgos que acercarse a la montaña podía conllevar, y las posibles precauciones. Tras indicar que había entendido todo la jovencita se disponía a irse, pero fue detenida por la mujer, quien le informó que previamente había hablado con un joven en la Gran Biblioteca de Ilia, que había accedido a investigar también tan extraño suceso, y que debía encontrarse con él en la entrada del lugar para partir juntos hacia la montaña. En un principio la pequeña se preocupó de que un bibliotecario se acercase a una zona peligrosa, pero pronto recordó que aquel recinto además se especializaba en el adiestramiento de hechiceros de todas las artes. ¡Ah, aquello era conveniente!

Armada con su lanza y jabalinas, pociones, provisiones para ella y Huey y variados, en poco tiempo la muchacha llegó al frente de la Gran Biblioteca. Bajó de lomos de su corcel, acercándose a la grandísima puerta del establecimiento, empujando con timidez.

Ho… ¿hola? —saludó, tan llena de elocuencia como siempre— Y-yo… b-busco a… a quien irá a la, uhm, a la Montaña del Dragón de Hielo…


Última edición por Florina el Dom Ene 17, 2016 10:12 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dragón de Hielo está molesto. {Campaña; Priv. Sindri}

Mensaje por Sindri el Dom Ene 17, 2016 10:07 pm

La Gran Biblioteca de Ilia experimentaba un ajetreo y movimiento sin precedentes durante las últimas semanas, con magos y bibliotecarios moviéndose y buscando todo tipo de tratados y grimorios para investigar un tema: el posible regreso de los dragones de hielo. Todo había comenzado unas horas atrás, en la que había llegado una mujer gritando llena de miedo haber visto varias figuras en la Montaña del Dragón de Hielo disparando estacas de hielo y ventiscas. Afirmaba que habían sido un Dragón de Hielo, ni más, ni menos, quién había hecho todo ello... toda la historia se esparció rápida como la pólvora por toda la biblioteca hasta que no quedó nadie sin conocer aquella historia. Tras un simposio y una larga deliberación, se decidió que la Gran Biblioteca de Ilia tendría que investigar el suceso, puesto que contaba con algunos especialistas en el tema... es decir, gente que había leído libros y tratados sobre dragones. Así se le notificó a la mujer, quien marchó hacia algún lugar desconocido tras saber quién iba a dirigirse a la Montaña del Dragón de Hielo.

Una decisión bastante difícil.

Primero de todo, si bien había Mage y Sage en la Gran Biblioteca de Ilia, estos no formaban parte de ésta como institución y, por lo tanto, eran completamente independientes y ninguno de ellos parecía especialmente parcial a arriesgarse a escalar una montaña ya de por sí peligrosa para ver si había monstruos legendarios con la capacidad de atemorizar países enteros ellos solos. La Gran Biblioteca tampoco tenía un cuerpo propio de policía o ejército particular, a veces contrataba los servicios de algunos grupos de mercenarios para casos concretos pero allí terminaba todo... si querían refuerzos deberían enviar aviso a Edessa, la capital, para que estudiaran el caso. Pero el tiempo apremiaba y no podían quedarse de brazos cruzados si de veras había algo atacando a los civiles. Y, finalmente, muchos bibliotecarios eran ya mayores y no podían hacer el esfuerzo de  escalar montañas, lo que limitaba todavía más el número de miembros de la Gran Biblioteca de Ilia que podían ir a investigar.

Sin embargo, un bibliotecario se presentó voluntario para esta misión y, a falta de más iniciativa, fue el elegido para investigar. Un bibliotecario lo suficientemente joven para resistir un viaje así pero con suficientes conocimientos de historia como para llevar a cabo un correcto análisis del lugar y las circunstancias del ataque. Durante las siguientes horas, se prepararon vituallas y ropa de abrigo y se impartieron clases exprés sobre draconología al joven, quién trató de escribir todo lo relevante.

Y, finalmente, fue el momento de partir cuando alguien llegó a la biblioteca, alegando que buscaba al que iba a ir a la Montaña del Dragón de Hielo.

¡DRAGONES! – como una exhalación, un eufórico Sindri recorrió los metros que quedaban hasta la puerta en unas pocas zancadillas, hasta quedar muy cerca de la figura que había hecho acto de presencia. Llevaba consigo un gran zurrón de piel resistente, llena de viandas bien guardadas y algunos libros que le serían de ayuda durante el viaje... entre ellos sus fieles Tomos de Ruina – ¡¿Podrán ser pruebas que los dragones existieron de verdad?! ¿Más allá de las leyendas? ¡Oh, menudo descubrimiento si eso llega a ser! ¡Se escribirán novelas y libros sobre estas hazañas! – en su mundo, el bibliotecario dio rienda suelta a su fascinación y a la emoción contenida. ¡Seres mitológicos tan cerca! No le habían permitido decir mucho durante las horas que había tenido que prepararse, pero el viaje estaba tan cerca ya... – ¿Será verdad lo que dijo la señorita nómada de Sacae? Bien sería cierto que alguien de Sacae nunca miente... ¿Pero incluso conocer a ciencia cierta la existencia de los dragones? Si encuentro algún diente de dragón tendré que guardarlo... quizá le hace gracia. ¿Serán muy grandes? ¿Será esta bolsa suficiente para transportarlo? – con un suspiro, el muchacho se calmó y miró a la mujer que había en la puerta. Quizá no era el momento para preguntar tantas cosas – Ejem. Sí. Soy yo el que irá a la Montaña del Dragón de Hielo. – se aserenó como pudo y se arregló como pudo la pesada capa que llevaba con él para que le protegiese de las gélidas corrientes que pueden darse en las montañas de Ilia. Afable, el Mago Oscuro levantó una mano y saludó con ella a quién requería su atención – Buenos días tenga usted. Soy Sindri, bibliotecario de la Gran Biblioteca de Ilia. ¿Con quién tengo el placer de hablar?
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [3]
Tomo de Archfire [6]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1365


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dragón de Hielo está molesto. {Campaña; Priv. Sindri}

Mensaje por Marth el Mar Mayo 03, 2016 10:58 pm

Tema cerrado

Sindri gana 10 G


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
esp. de bronce [2]
Vulnerary [2]
lanza de bronce [2]
Sello Maestro
Espada de plata [6]

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
252


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dragón de Hielo está molesto. {Campaña; Priv. Sindri}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.