Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Una Noche para Recordar [Libre][Baile Viña]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una Noche para Recordar [Libre][Baile Viña]

Mensaje por Joshua Jehanna1 el Vie Ene 08, 2016 7:08 am

Siguiendo sus travesías por Akaneia, llegó a Ylisse, una región muy hermosa, quizá demasiado alejada de la realidad que había visto días atrás. Nohr y Regna Ferox eran totalmente distintos a Ylisse, aquí el ambiente inspiraba tranquilidad, las personas eran amables, en fin todo el lugar, y podría decirse que tal vez toda la región, le recordaba a su hogar, una pequeña parte al menos.

Viajar por los caminos de Ylisse era algo extraño, no se veía demasiado movimiento, uno que otro campesino trabajando en el cultivo era lo único destacable en los Pueblos Ganaderos. Tenía unas ganas inmensas de preguntar las razones, pero se abstenía observándolos trabajar tan duro, lo mejor era no interrumpirlos. La curiosidad se intensificaba cada vez más, si bien en las afueras de Ylisse se notaba un movimiento de personas intermedio, mientras más se acercaba al castillo, menos personas observaba. Ya estaba atardeciendo, hora dónde el Mercado posiblemente estuviera a tope, posiblemente con las personas comprando los últimos preparativos para la cena... o al menos eso pensaba él. El ambiente era totalmente distinto a lo que se había imaginado, estaba casi desolado con las pocas tiendas que había abiertas, a punto de cerrar y cargando sus productos, algunos en carretas y otros a mano. Encontrando la oportunidad perfecta, preguntó a un Mercader, el cual parecía muy desanimado, quizá esperando que algún alma apareciera... eso o la hora para irse a casa o algo así. - Buenas Tardes, ¿le puedo hacer una pregunta? - El sujeto lo volteó a ver al oír su voz y asintió, sin mover un solo músculo de su cara - ¿Por qué razón el Reino está tan solo hoy?, incluso aquí que es donde se deberían encontrar las masas... no hay nadie. Usted incluso ya piensa cerrar - En todo el tiempo que habló, no quitó la vista del hombre, que sin una pizca de ánimo, le contestó - Por tu aspecto y tu ignorancia al respecto, me atrevo a decir que eres extranjero... y uno muy curioso al parecer - Se levantó de su asiento y señaló con dirección al castillo - Más adelante se está celebrando la Fiesta de la Viña, una tradición en Ylisse, con adentrarte unas calles más seguro podrás oír la música y si tienes suerte, verás gente bailando por las calles. Recuerda que aún estás algo lejos del castillo y pese a que vienes de fuera, no creo que te impidan participar en la celebración - Después de terminar de hablar, el hombre sonrió. Al parecer esa fiesta era realmente importante y alegre, tanto como para animar a los más infelices. Aquel hombre le dio un vistazo nuevamente y prosiguió, ahora más alegre - Tu ropa está algo sucia y maltratada, no creo que sea buena idea asistir a la fiesta de esa manera... además y aunque me apena decírtelo... hueles fatal - finalizó la oración y se alejó a hablar con otro Mercader que tenía su tienda al lado.

Si bien era cierto, no había sido la forma más apropiada de decírselo y aunque el Espadachín estaba a punto de contestar de mala manera, se contuvo a tiempo. El hombre regresó campante y le dijo, observando la cara de desagrado de Joshua - Siento si te molestó mi comentario... pero te tengo una buena noticia, te invitaré por unas horas a mi casa, estoy solo ahora, mi esposa ya se ha ido al palacio. Allí podrás darte un baño y si tienes suerte, te podría prestar alguno de mis trajes - concluyó. El Espadachín se lo pensó un momento... no tenía un porqué su visita a Ylisse, había entrado al reino solo a pasar la noche, pero desaprovechar una oportunidad como esa no tenía mucho sentido, ya después dormiría. Sólo le quedaba decidir si confiar o no en él, su cambio de actitud tan repentinamente era algo misterioso, ¿le habría caído bien o algo así?. Aunque algo dentro de él se negaba aún a aceptar la oferta del extraño, decidió confiar por una vez, las personas de Ylisse le habían dejado una muy buena impresión y esperaba que esta no fuera lo contrario. - Acepto su oferta, Señor - le contestó después de pensárselo una buena cantidad de tiempo.

Le ayudó a terminar de llevar sus pertenencias a su hogar, un lugar que aunque no parecía muy humilde, tampoco era una casa lujosa, podría decirse era promedio. Después de intercambiar unas palabras, en su mayoría sobre la orientación y ubicación de los lugares de la casa, el hombre lo dejó solo y le indicó la puerta del baño. Entró, el lugar no parecía el más higiénico del mundo, pero es lo que había, hasta eso era mejor que tomar un baño en algún río. Después de haber terminado, tomó un especie de trapo que estaba en el baño y se dirigió a regresar por su ropa y cambiarse nuevamente. Misteriosamente, su ropa había desaparecido, la buscó por todos lados, pero no la encontró. Una voz le habló desde uno de los cuartos - Parece que ya has terminado, ¿no te irás a poner esa sucia ropa de nuevo, cierto?, en la habitación al lado del baño hay algunos trajes, escoge el que quieras... y que te quede además - se escuchó una risa y después la voz se apagó, antes de que esto pasara, el Espadachín le respondió - Sí, claro, gracias - tampoco es que le quedaran muchas opciones. Trajes había muy diversos, de tallas y colores distintos, la mayoría no le agradaba a Joshua, por no decir que no le quedaban. Justo al fondo del lugar donde se guardaban los trajes, encontró uno se podría decir perfecto para él, tanto en talla como en elegancia que a su vez no sobrepasaba el límite impuesto por sí mismo, no quería recordar sus viejos tiempos de Nobleza. Habiendo terminado de arreglarse, el Mercader le explicó que el iría más tarde, tenía varias cosas que hacer antes y se lo encontraría allá. - ¿En serio?, que mal, recuerde que estaré en la fiesta por si acaso necesita alguna cosa, pues lo veré allá - le contestó y salió de la casa, agradeciéndole una vez más por todo lo que le había ayudado. 

Llegó ya a la entrada ya cuando estaba oscureciendo, la celebración se notaba particularmente animada, música por todos lados, personas bailando y la comida lucía excelente, esta si era una fiesta. Se disponía a entrar, cuando la notó allí, una bella señorita justo a unos metros de él, ¿estaría esperando a alguien?, no lo sabía, pero no iba a dejar pasar una oportunidad así. Venía solo y a como veía la fiesta, la mayoría estaba acompañado, no se pensaba incluir en la lista de los recluidos y solitarios... si tenía la oportunidad, que al menos lo incluyeran en la de rechazados. Se acercó a ella, casi sin que lo notara y atrajo su atención con un pequeño saludo, o al menos eso trató. Estaba algo nervioso, tratando con dificultad de disimularlo, no era de los tipos que hacían este tipo de cosas muy a menudo y se le notaba especialmente, no quería lucir mal, pero su cuerpo lo estaba traicionando, lo que necesitaba era algo de seguridad y confianza. Se llenó de valor y con una sonrisa en el rostro le dijo - Hey, Buenas noches - no era lo mejor que podía haber sacado así que prosiguió, quizá no de la mejor manera - ¿Que hace una mujer tan bella, sola en este lugar? - pero algo era algo.
Afiliación :
None.

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Ex-príncipe de Jehanna

Autoridad :
★ ★ ★

Support :
None.

Experiencia :

Gold :
686


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Noche para Recordar [Libre][Baile Viña]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 11, 2016 3:38 pm

Comenzaba a anochecer, la oscuridad se imponía y el sol apenas podía distinguirse ya en el horizonte. Quinn avanzaba a paso lento por las anchas calles de Ylisse. Allí mismo, se celebraría una asombrosa fiesta donde los visitantes y lugareños podrían comer, beber y bailar durante toda la  noche. La idea le parecía magnífica pues desde que abandonó Elibe, apenas había podido conocer a nadie. Saabirah, su compañera de gremio, se encontraba ya en la fiesta, disfrutando de ella. Quinn lo sabía desde hacía tiempo, pero no vio conveniente hacerle saber que ella también iría, ya que esta se ofrecería a acompañarla. El problema en sí no era ir juntas a la fiesta, sino más bien la compañía del que sería su pareja de baile aquella noche. La arquera sabía que no debía estropear la ceremonia de Saabirah y por tanto prefirió ir sóla, evitando así interferir en su cita.

Y allí estaba, sóla, sin contar con la siempre compañía de Valor, su halcón. Las calles estaban casi desiertas. Los comercios locales comenzaban a cerrar, pues aquella noche no venderian más. Algunas parejas se encaminaban en dirección al palacio donde se celebraría el Baile de la Viña. Quinn no fue distinta y siguió sus pasos hasta llegar allí. La música se mezclaba con el ruido de la fiesta y las conversaciones de los que allí se encontraban. La chica halcón sintió ligera envidia al ver a todo el mundo acompañado, en parejas de dos. Valor sintió su afección, por lo que acarició suavemente su mejilla para mitigar su pena.
-No te preocupes, siempre te tendré a ti- Confesó. Quinn iba reluciente aquella noche, al igual que Valor. Había sustituido la mayoría de sus prendas por otras de un color rojo intenso y llamativo. Todo esto fue posible gracias a la paciente y magestuosa ayuda de un sastre de la ciudad, el cual se había encargado de decorar y adornar su vestimenta esa misma tarde, lugar donde había dejado el traje con el que había realizado el trayecto entre Begnion e Ylisse. El traje se componía de un ajustado pantalón azúl marino que terminaba por encima del tobillo. A su vez, llevaba puesto un chaleco blanco con adornos dorados que le marcaban escote y sobre sus hombros una capa corta de plumas rojas. Lo demás eran una corona dorada con picos, unos zapatos altos y varias pulseras del mismo color.

Spoiler:

Valor por su parte estaba igual de espléndido con un plumaje rojizo y una cresta alta que impondría a cualquiera. Su pecho estaba cubierto por una placa dorada y ligera. -Estás impecable, seguro que hoy encuentras a una dulce damisela acorde a tu magnificencia. Jajajaja- Bromeó. Valor miró hacia un lado, alertado por una presencia. Un joven se acercaba lentamente hacia su posición, obviamente con la intención de establecer contacto. Era un chico atractivo de cabello alargado que vestía un traje de color blanco y negro ribeteado con adornos de oro. -Hey, buenas noches- Se presentó, sin dejar un segundo de silencio. -¿Qué hace una mujer tan bella, sóla en este lugar?- Preguntó definitivamente. Posiblemente no era la mejor presentación que una chica podría esperar en una noche como aquella, pero fue suficiente para que no le pareciera obsceno. -Vaya, que caballeroso… ¿Y quién es el apuesto joven que ha venido a rescatarme?- Respondió con cierta ironía, aunque con una sonrisa macabra en sus labios.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Noche para Recordar [Libre][Baile Viña]

Mensaje por Joshua Jehanna1 el Sáb Ene 16, 2016 4:33 am

La noche lucía especialmente hermosa ese día... pero no tanto como aquella dama, pensaba el Espadachín, que aún no notaba la presencia del ave que era opacada totalmente por la mujer a la que resguardaba. Trató de no lucir algo sorprendido de la respuesta de la dama, bueno... al menos hoy no lucía como un vagabundo, cualquier se le podía acercar sin miedo alguno. Su sonrisa en cierto punto le pareció tanto aterradora como sensual... una combinación peligro para una dama - Joshua, para servirle, y no... no vengo a rescatarla, al menos no si usted no me lo permite - sonrió maliciosamente y siguió hablando sin apartar la mirada de sus bellos ojos - sería una falta de respeto muy grave si llego a tocar a una dama sin su permiso... así que... ¿le gustaría que la rescatara un joven como yo?, le puedo asegurar que conmigo al menos no se aburrirá y claro eso incluye a su pequeño guardaespaldas, además si no le ofende... ¿me podría deleitar dejándome escuchar su nombre? - ignoró un poco la importancia de la última pregunta y señaló al Halcón con sus ojos, aunque posiblemente estaba muy bien entrenado, no sabía que tan hostil podría llegar a ser así que decidió poner un límite desde el principio.

El sonido de la música era hermoso, creaba un ambiente maravilloso y la luz de la luna solo embellecía el paisaje. Dichosos los oídos que escuchaban aquella melodía, unas ganas inmensas de bailar le tomaron por sorpresa, pero claro... no lo iba a ser él solo, al menos no si tenía la oportunidad de hacerlo acompañado - ¿Le gustaría bailar esta pieza conmigo? - le hizo la oferta a la vez que estiraba su mano con esperanza de que la tomara - Aunque no sea el mejor bailarín, le prometo no pisarla al menos - quizá esas últimas palabras eran innecesarias, aunque al Espadachín le gustaba hablar con la verdad y ser directo, aún más en este tipo de lugares, no quería engañar a nadie fingiendo ser alguien que no era, pese a que le había mentido un poco. Si no lo parecía era porque el mismo no lo dejaba relucir muy a menudo, pero era un buen bailarín, recordaba lo aprendido en los bailes "reales", bailaba también cuando le daba la gana (que era realmente cada varios meses o semanas si bien le iba) en algún lugar remoto y desolado, era una de tantas formas que tenía para relajarse y olvidar por un momento el horrible trabajo que tenía. - Sus ojos son hermosos, ¿lo sabía? - lo había dicho casi sin pensar, una especie de reacción o algo así, aunque no habían sido solo sus ojos lo que lo habían cautivado, era lo que más le había gustado al menos en el aspecto físico, de la señorita y hasta su subconsciente lo sabía al parecer.
Afiliación :
None.

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Ex-príncipe de Jehanna

Autoridad :
★ ★ ★

Support :
None.

Experiencia :

Gold :
686


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Noche para Recordar [Libre][Baile Viña]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.