Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Gaius el Jue Ene 07, 2016 3:24 pm

-Un poco más! Ya casi- murmuraba para si el ladrón mientras continuaba escalando por la escabrosa pared de piedra.
Encontramos a Gaius esta vez escabulléndose en uno de los palacios mejor custodiados que había visto jamás. Guardias, torretas, riscos, bestias salvajes guardianas… este lugar lo tenía todo! Pero por mas parafernalia que pusieran, nada iba a poder con la testadura personalidad del ladón, quien estaba empecinado en completar su misión, ya que la recompensa era grande como su hambre de oro. Mil monedas le habían prometido, de solo imaginárselas a ladrón le corría un hilo de baba por la boca, todo lo que podría hacer con ese dinero, tantas posibilidades, y estaba a solo unos pocos metros más de ello, por lo que apretó los dientes y siguió su ascenso por la pared.
Llevaba una hora trepando y si no había caído al vacío hasta ahora, era porque su deidad favorita lo seguía protegiendo. Esa alta torreta a la que trepaba era la única que estaba poco vigilada de todo el palacio. Y el motivo era más que obvio ya que fuertes vientos azotaban a esa parte del castillo casi constantemente, haciendo que cualquier incauto que quisiera escalarla terminara como una mancha en el suelo.

Porque el bandido venía siendo la excepción? Por una exhaustiva investigación previa. Esta no era su primera visita a la ciudad, varias veces en el pasado desde que llegara a Tellius se le había encomendado pasar por el feroz reino. Por lo que estaba ligeramente familiarizado con el lugar. En sus estadías anteriores, había notado algo en particular sobre el clima de Daein, o por lo menos de su ciudad capital. En las noches de luna nueva, si el cielo estaba despejado, el viento corría más despacio antes que la noche estuviera por terminar, y tal dato no era menos despreciable. El bandido llevaba dos largas semanas en la ciudad esta vez, y había preparado todo su intrincado recorrido en ese tiempo. Esa tarde más temprano, cuando descubrió que en la noche estaría despejado y con luna nueva, había empezado sus correrías para colarse dentro del castillo, lo que le había tomado toda la noche saltar entre todas las trampas y eludir a todos esos guardias, y para cuando empezó a subir la torre, quizá fuera demasiado tarde, pero ahora al estar a solo unos manotazos más, todo parecía posible.
Llegó al alfeizar de la elevada ventana la cuyo postigo evidentemente estaba cerrado. Valiéndose de su daga, y apoyándose en el corto alfeizar, la pudo abrir sin demasiadas demoras. Una vez abierta, el ladrón simplemente se dejó caer del otro lado totalmente exhausto por la trabajosa escalada. Le dolían tanto las piernas como los brazos, tanto que pensó que se le iban a salir de un momento a otro. El bandido solo quería quedarse tumbado ahí mismo hasta el fin de los tiempos, pero el tiempo apremiaba, y en su profesión no existían los descansos a mitad del trabajo. Por lo que juntó la poca energía que le quedaba y puso a su lindo trasero de nuevo a trabajar.

Como ya había previsto, esa ala del castillo estaba despejada a esas horas tan tempranas del día, por lo que no tuvo inconvenientes en llegar hasta su objetivo: el estudio personal del rey. Entró con cuidado a la magnifica sala, la cual lo maravilló con sus altas bibliotecas y grandes mesas pobladas de pergaminos. Había un sinfín de elementos extraños en la habitación, y el ladrón se sintió tentado de jugar con todos, pero nuevamente se recordó que estaba trabajando, por lo que ató mentalmente a su yo hiperactivo y continuó con su labor. Buscaba un mapa. Pero no uno cualquiera, uno que debía tener las indicaciones de conquista del monarca. El bandido no sabia ni leer ni escribir, por lo que nunca podría haber pretendido buscar una carta  u otro tipo de documento, pero un mapa era un dibujo, y eso si podría reconocerlo.
Encontró una gran cantidad de mapas. No llegó a reconocer los países que retrataban, pero igualmente se los llevo todos. Uno reas otro los agrupando y enrollando juntos para que ocuparan poco espacio en su morral. Iba moviéndose veloz pero en silencio, ya que no quería despertar o llamar la atención de los recién despiertos sirvientes.

Estaba enrollando el ultimo gran mapa de la habitación, cuando unos pasos cercanos casi lo hacen saltar del susto. Como era posible?! No había hecho ningún ruido, y nadie venía tan temprano a esta parte. O le habrían informado mal? Sería una trampa? Lo habrían entregado? El bandido y su habitual sentido de la paranoia estaba por entrar en pánico. Sin más opciones, se ocultó lo mejor que pudo debajo del escritorio principal, e hizo el mayor esfuerzo para controlar su agitada respiración.
En su mente comenzó a rezarle a la dama que siempre sonríe para que se siguiera acordando de él.


Última edición por Gaius el Dom Abr 24, 2016 12:35 am, editado 2 veces
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
Arco de acero [4]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Invitado el Vie Ene 08, 2016 5:59 am

Las noches en Daein eran frías, el cielo nocturno se extendía sobre la capital como un manto de terciopelo negro, el ulular del viento era lo único que se escuchaba a parte del rítmico paso de los guardias patrullando los largos pasillos del castillo de Nevassa. La ciudad dormía bajo el arrullo de los pesados aleteos de los jinetes wyverns que desde el cielo vigilaban el sueño del pueblo y atormentaban a los que pensaban siquiera en atentar contra el Rey Loco de Tellius.

Dicho Rey que día a día trabajaba para la prosperidad de su pueblo, el crecimiento en su ejercito y poder que darían garantía a sus planes, su venganza hacia el reino que había dado cadenas a su pueblo por tantos años y que generaciones de reyes no hicieron más que poner en verguenza al país. No era así con él, Ashnard había traído poder a las filas de Daein, oportunidad a sus habitantes y un futuro mucho más brillante del que podrían llegar a imaginar. En los mapas que había estado haciendo toda la mañana se trazaban las rutas que sus jinetes le habían indicado, caminos seguidos por emergidos por los cuales entorpecería sus tropas.

Holras delante de aquellos mapas solo le habían logrado subir un dolor latente en su cabeza, ya había revisado aquellas rutas. Daein enfrentaba a los emergidos, cuidaba Nevassa así como las fronteras, desviaban sus rutas hacia lugares abandonados donde podrían acorralarlos, incluso hacia poblados que enlentecieran su paso y poder darles alcance con sus tropas antes de que llegasen a su castillo. No eran más que una molestia para sus planes principales. La invasión estaba a la orden sobre la mesa, incluso posibles rutas de avance sobre las zonas limítrofes tanto con Crimea como en Begnion, en la mesa central del estudio hasta tenía un mapa con pequeñas piezas que simulaban diferentes clases de escuadrones de su ejercito donde simulaba posibles escenarios. Se habia retirado a cenar ya entrada la noche y yendo a su alcoba intentó dormir, recuperar fuerzas para el entrenamiento en la mañana, sin embargo aquellas ideas no terminaban de acomodarse en su mente quitándole el sueño.

El castillo estaba casi vacio a esa hora, los guardias patrullaban diferentes zonas pero ya todos los sirvientes s ehabían retirado a dormir dejando al Rey Loco caminando solo en los pasillos oscuros directo a su estudio. Las ideas no le dejaban dormir y no podría hacerlo si no las quitaba de su cabeza. Sus pasos se detuvieron en seco en el pasillo, había escuchado algo, sonido de papeles quizás... siguió como si nada, entrando al estudio a oscuras, no falto de notar la ventana abierta y la falta de mapas sobre sus mesas. Su mirada afilada escaneó el lugar y una irregularidad saltó su atención. Una porción de tela oscura saliendo de debajo de su escritorio. Siguió como si todo fuese normal, pasando por el costado y tomando un hacha de la pared se encaminó hacia el escritorio y clavandola en el piso sobre la tela levantó su pié y pateó con fuerza el escritorio lanzandolo contra la pared, astillas saltaron en varias direcciones dejando a la vista a la rata que se había colado.

Ah... ¿que trajo la noche?

Pisó sobre la pierna del ladrón para que no se escapara mientras sacaba su hacha del piso.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Gaius el Vie Ene 08, 2016 4:41 pm

El impacto del hacha sobre su capa hizo que el bandido incorporara la cabeza en el momento oportuno en que del escritorio salía volando por los aires, al hacerlo recibió el impacto de una de las patas del mueble justo en la nariz, haciendo que el bandido callera de espaldas sujetándose la cara von ambas manos y gimoteando de dolor. Pero cuando la pesada bota del hombretón calló sobre su pie, el grito fue claro y audible. Sintió como el monarca presionaba su pie contra la dura madera del suelo, haciendo que su tobillo llevara la peor parte, el intenso dolor obligó al ladrón a doblarse sobre si mismo y tratar de tironear de su propia pierna de forma instintiva, pero la presión no cedía y mantenía muy bien sujeto a tu amado pie.
Levantó la vista para ver a su atacante, alto y de anchos hombros, el hombre vestía con orgullo una pesada y intrincada armadura que hacia juego con su pose soberbia y su cruel sonrisa. Y el amenazante ademán que hizo al desencajar su hacha del suelo, fue el toque perfecto para terminar de coronar aquella terrorífica imagen.
Gaius dudó por un segundo de quien se trataba, pero la imagen del hombretón era inequívocamente la misma que había en diversos cuadros y esculturas desperdigados por todo el palacio. Se encontraba ante nada menos que el mismo rey de Daein, famoso en todos los continentes por su apodo de “el rey loco”, apodo que el ladrón ahora podía afirmar porque se le había puesto.

Tragó saliva, mientras seguía inútilmente de destrabar su pierna del firme agarre de su majestad. La frente se le poblaba de sudor y con los dientes apretados, desesperado comenzó a barrer la habitación con la mirada en busca cualquier cosa que le pudiera servir para escapar de esta drástica situación.
Lo poco que sabía de su compañero, eran rumores sobre sus despiadadas tácticas y ruines métodos para conseguir sus objetivos. Las malas lenguas decían que mataba o esclavizaba a todos los seres que consideraba inferiores. Y que especialmente le gustaba de experimentar con las bestias sub humanas. Algunos rumores más drásticos decían que incluso llegaba a comérselos. Pero por supuesto, no eran más que rumores. Pero estando frente a frente, Gaius no dudaba que fueran ciertos.
Volvió a recorrer la habitación con la mirada al tiempo que disimuladamente llevaba su mano a su daga. Si bien sabia que no iba a poder hacer gran cosa contra el armadurado rey, si no hacia algo y pronto, al igual que su preciosa capa su cuello también recibiría el impacto de esa hacha.

Tratando de imponerse a su pánico, el ladrón trató de controlar el temblor de sus manos y cuerpo en general. Era evidente que no iba a salir de este apuro a fuerza bruta, por lo que solo le quedaba jugarse la vida apostando por su carisma, aun sabiendo que no prestaba más que un estado lamentable y lastimero.
Mantuvo la mano firme alrededor de la empuñadura de su daga, la cual estaba disimuladamente puesta en su bota, lo que daba un escondrijo perfecto a los ojos del rey, el cual solo veía al ladrón cinchando por desencajar su pie. Volvió a tragar saliva y puso su mejor sonrisa, o la única que pudo poner debido a las circunstancias.
-M-majestad! Que gusto conocerlos personalmente.- dijo mientras dos gruesas gotas de sudor le corrían por la barbilla.
-Puedo asegurarle que esto no es más que un enorme mal entendido- dijo apelando a la curiosidad del monarca, con la esperanza que eso le diera un poco más de tiempo. Sabía que lo que estaba diciendo no tenía pies ni cabeza, y distaba por mucho de un cometario con sentido y contexto. Pero estaba asustado y cansado, no podía hacer más que pelear con lo que tenía y seguir rezándole a su bella dama.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
Arco de acero [4]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Invitado el Mar Ene 12, 2016 5:12 am

La rata se retorcía bajo su pie intentando encontrar salida, no podía esta más conforme con la situación que se encontraba. En la misma situación habría matado al intruso sin siquiera dudarlo, un simple golpe del hacha en el pecho de la victima habría sido más que suficiente para haber destrozado con el filo sus costillas, pero este le divertía verlo temblar y retorcerse. Como un gato que juega con su comida movió su pie forzando el tobillo y apretujando la piel contra los huesos.

Creo que está bastante claro lo que está pasando.

La punta de su hacha bajó enganchando el bolso que llevaba el ladrón donde asomaban los mapas enrollados, de un tirón la tela se corto por el filo del hacha y los mapas cayeron abriéndose en el piso.

Un espía... ¿Begnion? ¿Crimea?  Creo que tenemos mucho de que hablar... ¿Qué crees que haces?

Sentir la daga deslizándose bajo la bota llamó su atención, creyendo que era el pie que se deslizaba separó un poco su pie para bajarlo con un pisotón mayor, una patada con su talón al piso estando el pie del ladrón en medio. Se rió al escucharlo aullar de dolor. El escandalo podría estar atrayendo a los guardias, pero con el rey riendo sabían que no tenian que meterse dejando a ambos solos en el estudio.
El filo del hacha acarició la rodilla del ladrón apretando un poco amenazando lo que podria esperarle si no cooperaba con él.

Te haré algunas preguntas y tu deberás responder, si no me complace tu respuesta irás perdiendo peso poco a poco. ¿Quién te envió?

La primera pregunta casi que la escupió contra la rata que tenía bajo su poder, pequeño y menudo dudaba que tuviese oportunidad de escapar. Se tomaría su tiempo para averiguar lo que necesitaba, y si no cooperaba no tenía problema alguno de pintar su piso de rojo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Gaius el Mar Ene 19, 2016 4:37 pm

Gaius vio los mapas rodar por el suelo junto con su improvisada y poco brillante escusa, todavía no era consiente de el tamaño problema en el que se había metido, pero del oportuno rey tubo la amabilidad de recordárselo con un prominente pisotón en su tobillo. El ladrón se dobló de dolor en el suelo, mientas se sujetaba firmemente su rodilla y pantorrilla. Podía sentir como su extremidad le latía  en una extraña posición debajo de esa bota, y como la sangre comenzaba a acumularse dentro de la articulación. El dolor era imponente y penetrante, tanto que hacia que el bandido no pidiera pensar en otra cosa más que seguir meciéndose atrapado en el lugar, se mordió su propio brazo con fuerza para evitar gritar a todo pulmón, el propio sonido de sus gritos siempre era algo que había odiado.
Respiro  entrecortado tratando de calmarse, pero sus trucos para soportar el dolor no le estaban funcionando, no cuando la presión sobre su mal doblado pie seguía sobre él. Abandonó todo deseo de defenderse, de tomar su daga y tratar de pelear por su libertad, solo quería que aquel suplicio acabara.

Pensando que su situación no podía empeorar, el amable rey nuevamente le mostró lo equivocado que estaba. Colocando su colosal hacha sobre la rodilla del bandido, haciendo un pequeño corte en la misma que casi enseguida comenzó a sangrar, y manteniendo el filo dentro de la carne del ladrón. Un sudor frío con gusto metálico le recorrió el cuerpo entero, quería seguir retorciéndose de dolor  pero la nueva amenaza del monarca lo obligó a mantenerse muy quieto para no seguir agravando el corte en la rodilla. Levantó la vista para mirar al rey al rostro. La pregunta que le había hecho era clara y precisa,  responderla le costaría la lengua, no hacerlo le costaría su pierna. Con ojos como platos, el bandido terminó de perder el poco color que le quedaba en el rostro mientras temblando como una hoja se debatía en que hacer.

-H- haré lo que me dice, majestad. Hablaré, hablaré…  Solo perdone mi pierna, selo ruego.-

Sollozó con voz cortada en un lastimero pedido de clemencia.

-Un comerciante.. No, un consejero de Akaneia es mi contratante.. –

Ya no podría contener ni los nervios ni las lágrimas que empezaron a brotar en las comisuras de sus ojos. Estaba traicionando a su clan, a su familia, todo en pos de salvar su propio cuello.

-Por favor, haré lo que me pida, le deberé mi vida entera, pero perdone a esta sabandija!
-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
Arco de acero [4]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Invitado el Vie Feb 26, 2016 8:57 am

Spoiler:
Lamento la tardanza, no había visto que me habías respondido. Me cuesta un poco regresar a escribir después de tantos días por lo que perdón por la respuesta pobre

Se encontraba retorciéndose de dolor bajo su pie, no sentía más que placer por ese echo, el pequeño ladrón se retorcía de la misma manera que lo haría una lombriz atrapada por una pala, casi podía decir que olvidaba lo que había hecho el ladrón, casi. Los mapas seguían allí extendidos como recordatorio continuo de la razón de la cual su pie seguía sobre el tobillo del ladrón. La punta del hacha se hundía un par de centímetros en la madera del piso y funcionaba como palanca presionando aún el filo contra la rodilla de la pierna atrapada, una gota espesa de sangre recorrió el filo del arma dejando un hermoso delineado rojo.

¿Akaneia? ¿Haz viajado desde Akaneia hasta aquí solo para ser atrapado de manera tan torpe?

No tenía pelos en la lengua para burlarse del pobre ladronzuelo, aunque sentía que algo no cerraba, no recordaba haber tenido enemigos en Akaneia, ni siquiera se había puesto a pensar en los países fuera de Tellius, pero al parecer alguien si se había interesado en él y en su territorio, alguien que se le estaba adelantando. Retiró su pie librando la pierna, también lo hizo su hacha, jalándola hacia atrás pero bajandola inmediatamente en un golpe seco y violento contra el piso rozando la piel de la cintura con el filo clavando en la posición al ladrón por la ropa, filo enfrenteando al cuerpo tendría que tirar mucho para poder desgarrar la ropa atrapada en la parte llana del hacha. Le interesaba ahora más escuchar al espía que quitarle una pierna, había captado su atención.

¿Comerciante o consejero? ¿De que país? Comienza a hablar que cooperando podremos entendernos mejor y puede que perdone tu vida, incluso que te ponga en utilidad.

Un informante era siempre útil, aunque ya veía que la fidelidad de aquel hombre terminaba donde el riesgo a su vida comenzaba, no le servía un hombre así para Daein, sin embargo podría darle buen uso una vez que comenzase a cantar como pajarito.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Gaius el Mar Mar 08, 2016 12:53 am

El aire salió expreso de sus pulmones cuando la gran bota soló el atrapado pie del ladrón, en un largo y deseado suspiro de alivio. Con ambas manos en la pierna Gaius pudo mirar el estado de su tobillo, si bien bajo el grueso de la bota no podía apreciarse gran cosa, si ya podía ver que estaba más hinchada que su hermana. Se mordió el labio “como voy a salir de esta?” sollozó para sus adentros, “piensa rápido algo, o te devolverán a la tierra antes de tiempo!”
El hombretón se incorporó haciendo que el ladrón se encogiera en su lugar en respuesta, no lo iba a disimular, le daba miedo el monarca y mucho, pero debía tratar de no empezar a dar sus clásicos y agudos gritos o podría hacer que el hombre le clavara el hacha en el pecho, solo para callar su escándalo.
-Bueno.. no ha sido un viaje exclusivo para espiarlo a usted….- se mordió el labio nuevamente para evitar seguir hablando de más. Estaba asustado y eso siempre hacia que se le fuera la lengua.

El rey destrabó el hacha y por una milésima de segundo el ladrón pensó que su suerte mejoraba, he incluso se permitió relajarse un poco. Pero la calma fue más efímera de lo que pensaba, ya que enseguida el hombre clavo nuevamente el hacha en su flanco derecho, literalmente clavándolo al piso.
La imagen del monarca elevando el arma para descargarla sobre él fue tan vivida que ahora si no pudo contener uno de sus agudos gritos, el cual quedó resonando en las altas paredes de piedra. Con el poco orgullo que le quedaba habiéndose esfumado con ese grito,  Gaius bajo la cabeza, y se inclinó ante él lo mejor que pudo. Pese a tener parte de su capa y buzo atrapados, logó girar sobre si y tomar una postura suplicante ante el rey.
-Es… es una historia larga mi señor…-
-No sé bien quien es quien me comanda, yo solo cumplo los encargos. El dinero habla, yo sigo sus órdenes.  A eso me dedico, viajo por el mundo recolectando información y.. Bueno, mapas de quienes me indican.-
Agradeció estar de cara al suelo, pues lo que venía a continuación era lo más difícil que debía decir, por lo que prefería evitar los ojos de aquel hombre.  
Despacio para que el hombretón no sospechara de algún rápido movimiento, comenzó a retirar su guante del brazo derecho, dejando visible la marca que le habían dejado en Norh, casi un año atrás.
-Esta es mi marca de pertenencia, majestad. A la familia de Norh es a quienes debo mis múltiples servicios-
Respiró agitado un par de veces, sonorizar esos pensamientos había tomado más fuerza de voluntad y energía de la que pensaba. Pero todavía no estaba a salvo, todavía no había terminado de llorar por su cuello.
-Majestad, por favor! Perdone a este humilde sirviente y se lo deberé la vida entera!- dicho esto, acercó su rostro a la bota más cercana del rey, la misma que lo había tenido prisionero todo este tiempo, y la besó en la manera que demostrara más arrepentimiento y sumisión posible.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
Arco de acero [4]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 12, 2016 6:34 am

El grito agudo hizo eco en el estudio y los pasillos pero nadie acudiría, no mientras el rey no llamase a nadie o fuese evidente la necesidad de presencia militar, dicho grito no era más que música para sus oídos ampliando su sonrisa ante la reacción de terror obtenía ya sabía que el ladrón se mostraría bastante más dispuesto a colaborar. Al parecer el hacha había sido suficiente incentivo y ya bien clavada allí no necesitaba sostenerla dejando sus manos libres. Cruzándose de brazos posó la mirada severa mientras escuchaba, ensombrecida en la semi oscuridad del lugar donde ni siquiera una vela alumbraba, solo la luna y la ligera luminosidad de los candelabros del pasillo que se filtraba a travez de la puerta entreabierta dibujaban la silueta del imponente rey.

¿A quien más espías? ¿Qué más buscas en mis tierras? No te será útil el dinero si no tienes vida para gastarlo, basura.

El desprecio en sus palabras era tangible, costandole mantener la paciencia cuando decía tan abiertamente que venía a robarle, pero controlándose para obtener la información que deseaba, la que realmente importaba. Lo miraba con desconfianza mientras se retorcía en el piso, se re acomodaba y la ropa se desgarraba un tanto mientras se movía sin mover ni un milímetro el pesada hacha firmemente clavada, pero no parecía que mostrase intenciones reales de escapar, al menos esta nueva posición que tomaba era mucho más sencilla de manejar.

Con las cejas fruncidas observó con atención cada movimiento mientras se quitaba el guante dejando al descubierto una marca, si bien no reconocía el símbolo en sí, si podía reconocerlo como la marca de un esclavo marcado a fuego, y por la cicatrización de la herida parecía ser ya antigua. Al parecer la rata estaba diciendo la verdad al menos en que si era un esclavo. Cuando los labios del ladrón tocaron su bota apartó un poco esta para tomar impulso y patear su mandíbula, no utilizó toda su fuerza pero seguro voltearía el rostro ajeno y más valía que tuviese la suerte que su lengua no hubiese estado entre sus dientes en ese momento.

La familia de Nohr ¿te refieres a la familia real? ¿Esas pulgas están intentando meterse en juegos de adultos e intentar atacar Daein? HAHAHA! Basuras como ellos solo envían basuras como tú.

Se inclinó hasta que su rodilla tocó el piso, su mano ancha sujetó al ladrón por su nuca y le miró, anteriormente había intentado sacar su daga y esta, asomando por su bota, se hacía presente. La tomó sacándola de su escondite, una daga simple de materiales baratos la cual parecía un juguete en la mano del rey.

Quizás les pueda enviar el resultado de sus patéticos intentos de espionaje...
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Gaius el Jue Mar 17, 2016 8:49 pm

Su majestad aparentemente no había gustado de su rastrera demostración de afecto, o así interpretó el ladrón la tamaña patada que le propinó a la mandíbula después que besara su pie en señal de sumisión.
El fuerte golpe que recibió en el costado de la quijada no fue lo suficientemente fuerte como para dejarlo inconsciente, pero si para aturdirlo de maneras hasta ahora poco exploradas para el bandido, quien sintió como el mundo entero danzaba a su alrededor después del golpe. La zona de impacto, al igual de su todavía dolorido tobillo, comenzó a incharse, generándole un huevo en el cachete izquierdo, al tiempo que sentía como la boca se le llenaba de un intenso gusto a sangre. No había tenido la delicadeza de apretar los dientes en el momento del impacto y se había mordido la mejilla por dentro. La herida ni siquiera ardía, ya que Gaius no podía sentir más que el entumecimiento  de la zona en general, pero si sintió un elemento solido dentro de su boca el cual instintivamente escupió.  Gaius abrió grande ambos ojos  cuando descubrió que aquel elemento extraño que había sentido, no era otra cosa que uno de sus premolares, el cual ahora posaba libre sobre el estudio del rey, nadando en un pequeño charco de su sangre.  Con la mandíbula hinchada como la tenía, y también a causa del estupor del cual todavía no se recuperaba, Gaius se quedó contemplando su viejo diente con la mirada perdida, mientras un fino hilo de su saliva y sangre le corría por la comisura de la boca.

Antes de que pueda terminar de asimilar que es lo que está ocurriendo, el rey lo toma bruscamente de la nuca y le jala la cabeza hacia él, obligándolo a enfrentarlo cara a cara. Con terror palpable, pero sin animarse a mover un musculo para detenerlo, Gaius ve la pesada mano del rey descender hacia su bota y extraer su preciada daga, fiel compañera de tantas aventuras y que en sus manos siempre pareció una portentosa arma. Ahora, en las manos del fornido hombre, su antaño mortífera daga, no se veía más letal que n escarbadientes. De igual forma de solo verlo con ella obligó al ladrón a tragar saliva.

-E-espere majestad!- Tuvo que tragar saliva en medio de su suplica, ya que había empezado a ser consiente que estaba perdiendo sangre y saliva por la boca.
-P-puedo serle de gran utilidad! Enserio! C-conozco un medio infalible para pasar noticias! Soy un experto conocedor de los barrios bajos y en hacer que la palabra corra por entre las personas y los pueblos.- No sabía si se estaba explicando bien o si realmente el fruto de su trabajo habría llegado hasta oídos del rey, pero ciertamente estaba rezando a su gran dama porque así fuera.
-De seguro ha escuchado… O alguien dentro de su servidumbre lo ha hecho… Sobre que la cuidad de Altea está libre de emergidos… O  … O de los gustos extraños que tiene en la intimidad el propio príncipe de norh! –
Las gruesas gotas de sudor corrían por la frente del ladrón, se estaba reconociendo autor de aquel  escandaloso rumor, si por azares del destino lograba salir de esto y esta palabra se llegaba a correr, podría ir empezando a considerar nunca más pisar su continente natal.
-Yo sé cómo pasar esos rumores, y se quiénes son las fuentes de muchos también!  Por ejemplo….- El labio le temblaba mientras hacía fuerza por recordar quien había pedido pasar aquel narcisista rumor sobre el propio reino de Daein. Había sido hace mucho tiempo atrás, antes que dejara su tierra natal, antes de sus primeras batallas con emergidos, antes de begnion…
-Un muchacho incluso una vez me contrató para pasar un rumor sobre este reino. Un joven escuálido y de pelo ondulado … No recuerdo su nombre, pero si que era noble de estas tierras.-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
Arco de acero [4]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Invitado el Vie Abr 08, 2016 4:09 pm

La sangre manchaba la madera del piso de su estudio y dicho hecho no podía tenerle con menor cuidado, no había zona del castillo que no hubiese conocido el sabor de la sangre, enemiga o aliada, en esas mismas paredes había tenido que matar a su propia sangre para llegar a donde estaba así como soldados y sirvientes que por una mala decisión habían dudado de una orden o dejado de ser útiles para el Rey encontrando temprana muerte en el acto. El ladrón estaba pisando aquel conocido camino que no tenía un final demasiado feliz.

La presencia del premolar en el piso solo ensanchó la ya amplia sonrisa del monarca que comenzaba a dejar más que claro la posición del otro y se veía en los ojos de terror con que le miraba cuando le obligó a alzar su cabeza. Al parecer su punto estaba siendo tomado y el pelirrojo comenzaba a hablar a sus anchas aunque no de los temas que estaba más interesado el monarca. Le había preguntado claramente a quienes espiaba y no estaba recibiendo la información que deseaba. Igual le permitió hablar por unos momentos, pues podría serle de utilidad lo que estaba diciendo. Soltó su nuca solo para sujetarle de la muñeca presionando su mano contra el piso utilizó la punta de la daga para estirar los dedos del ladrón contra la madera húmeda por la sangre, usó la misma daga para apartar el diente del lugar.

No estás respondiendo a lo que he preguntado. Concéntrate en lo que te hablo y responde con claridad. Primero, tomemos el regalo para tus superiores. Les encantará recibir noticias tuyas.

Con la mano del ladrón extendida apoyó la punta en la segunda falange del dedo anular, no le tembló la mano, tal como lo haría un cocinero preparando la cena quitando las patas del ganso por la articulación, el filo entró separando el cartílago y solo necesitó girar el mismo para separar los dos huesos por la articulación, el sonido húmedo y crocante se hizo oír antes de que bajase el filo terminando de cortar la carne y piel separando así el dedo de la extremidad del ladrón.

Nuevamente te preguntaré. Por cada pregunta que no me respondas, pierdes un dedo. ¿Nos entendemos? Bien. ¿A quienes espías? ¿Que buscas exactamente en mi castillo?

No soltaba la mano del ladrón, firme la sujetaba con sus dedos como rocas contra su muñeca evitando que quitase la mano, ahora con medio dedo menos y un charco de sangre más grande aún.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Gaius el Lun Abr 11, 2016 2:52 pm

Cuando el monarca soltó la nuca del ladrón y este no pudo evitar dar un suspiro de alivio creyendo que la información brindada le había servido para ganarse su perdón, pero nuevamente el buen rey volvió a marcarle su error tomando su preciada muñeca derecha  y presionándola contra el rocoso suelo. La mente del bandido trato de entender que hacia cuales eran las nuevas intenciones siendo que ya  lo había perdonado, pero la intensidad de su sonrisa y verlo llevar la daga hacia su mano le dieron la rápida imagen de que es lo que venía a continuación.
No! No su mano!! La necesitaba!! Ya había perdido un ojo, si ahora perdía una mano seria el peor ladrón del continente! Por no decir del mundo entero. Desesperado tiró con fuerza de su muñeca, al mismo tiempo que pateo a la pesada hacha todavía lo sujetaba al piso. Inútil, todo lo que hacía era bailar como una serpentina mientras el sádico y corpulento hombre lo movía como si fuera un muñeco de trapo.  Mirando hacia todos lados Gaius busco desesperado los restos  de su destartalado morral, en el además de los mapas robados, tenía una serie de bebidas curativas las cueles estaba viendo que sería bueno tener a mano. Había comprado una en particular a un joven noble de pelo alborotado el cual creía que le vendría como anillo al dedo, por lo que ahora no se lamentó por haber pagado aquel disparate de oro por una sola botella a medio tomar.
Abrazando con su mano libre su recuperada valija empezó a sentir el frio y ya conocido filo de su daga separando y jugueteando contra sus dedos. El estómago se le revolvió al instante haciendo que se encorvara más contra su morral. El rey no le prestaba atención, solo se concentraba en jugar con sus dedos y su arma, como eligiendo donde hacer el corte final, por lo que Gaius aprovecho este momento de distracción del fornido hombre para tomar una pequeña bolsa de monedas que en sus muchos saltos el enérgico guerrero no se había percatado que había perdido. La tomó y guardo en un reflejo instintivo, sabía que si lo descubría solo empeoraría más su situación, pero los instintos del ladrón eran más rápidos que su capacidad de razonar. Y devolverla a su sitio tampoco haría que las cosas le fueran mejor.

El filo de su propia arma comenzó a hundirse en su piel, separando su carne, y entrando cada vez más en él despacio, muy despacio, insoportablemente despacio.
Desaforado el ladrón comenzó a gritar con una nueva serie de patadas al hacha y al suelo,  e incluso a tironear del brazo del rey en un intento de detenerlo. Era insoportable, doloroso en extremo y persistente, el bandido no podía pensar en otra cosa que no fuera en dolor.
Las preguntas le fueron repetidas, y en gritos y lloriqueos las contesto en impecable orden.

-AHHHHGGG!! SI, SEÑOR!!! A UN MERCENARIO LLAMADO ARGUS, A UN DUQUE DE BEGNION, DOS NOBLES DE AKANEIA Y A VOS, SEÑOR!!... AAAAHHHHH!!! … MAPAS!!! MAPAS!!!! SOLO BUSCO MAPAS!!!!!-

El dolor era insoportable, sentía como le separaba el dedo del resto de la mano pero muy despacio, insoportablemente despacio. Gaius creía que iba a perder el poco de cordura que le quedaba, ya que si no estuviera echo un ovillo rodando en el suelo, probablemente estaría vaciando su estómago. Desesperado proclamó que el suplicio terminara de una buena vez.

-CORTALO!!! CORTALO!! SOLO CORTALO DE UNA VEZ!!!-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
Arco de acero [4]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Invitado el Mar Abr 12, 2016 11:29 pm

La manera que el ladrón se retorcía no ablandaba el corazón del rey, este se mantenía firme en su tarea mientras el filo de la daga hacía su trabajo, sería mejor para el ladrón si había mantenido en buen estado su daga y el filo era suficiente como para cortar y no solo desgarrar, igualmente la fuerza que estaba ejerciendo el monarca sobre el arma y el dedo hacía que el metal pasase de lago igual hasta haber terminado el trabajo. Sin embargo no soltó la mano ajena, solo asintió con su cabeza conforme con los gritos que hacían eco en todos los pasillos y seguramente despertando a cualquier guardia o sirviente que estuviese en la cercanía. Era música para sus oídos así como poesía a la vista el ver como se retorcía de dolor, estaba siendo claro con su lección y confiaba que el ladrón comprendiese que era lo que le convenía, haría que recordase aquel dolor cada vez que viese su mano o siquiera que pensase en Daein.

Bien, ahora nos estamos entendiendo mejor. ¿Quién te envió?  Confío que ya hablarás sin poner problemas ni dar más vueltas.

Esta pregunta fue hecha con más calma, su voz se notaba más en control de la situación y complacido, pero para enfatizar sus palabras la punta de la daga ya se había apoyado en el dedo medio lista para seguir un trabajo similar en dicho dedo si el ladrón no comenzaba a colaborar. No podía decirse que no disfrutaba lo que estaba haciendo, ensimismado en los gritos y como en la hoja afilada de la daga hacía su trabajo, ni siquiera notó lo que tomaba el ladrón del piso perdiendo así un puñado de oro que seguramente ni siquiera notaría que le faltasen después. Tampoco le importó que atrajese su bolso, no mientras no viese que tomase otra arma... aunque si lo hacía sería un ladrón muy idiota pues perdería cualquier posibilidad de salir con vida de aquel lugar.

Jugó un poco con la punta el filo en la piel, no llegaba siquiera a lastimarle, pero el roce sobre la piel seguramente dispararía alertas en el sistema nervioso sobre estimulado del pelirrojo. La sangre seguía ampliando el charco alrededor de su mano así como había manchado el arma y los dedos del rey, este no parecía molesto al respecto.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Gaius el Miér Abr 13, 2016 9:48 pm

Cordura, más que sangre y un preciado miembro de su mano el ladrón sentía que con cada corte de su propia daga perdía un hilo más de su preciada y frágil cordura. Pataleaba sin sentido, contorneándose en ángulos extraños mientras daba patadas hacia todos lados sin efectivamente pegarle a nada. Su brazo tiraba frenético del antebrazo del rey, más sus dedos solo se lastimaban arañando la resistente armadura del portentoso rey. Llorando y babeando de dolor, Gaius ya se estaba quedando sin ideas, sin esperanzas, sin mente en general.

Gritando a todo pulmón pudo sentir como el dedo terminaba de desprenderse de él y si bien fue una sensación horrible, también fue tranquilizador ya no sentir el tacto del metal hundiéndose en su carne. Si bien todo le dolía, exhalo algo parecido a un suspiro de alivio.
Esa paz duró apenas unos instantes, ya que el rey volvío a colocar la punta de su daga contra otro de sus dedos y el tambaleante bandido aguanto la respiración ante la idea de repetir el proceso nuevamente. Volvió a sacudirse frenéticamente, y por lo visto en sus arrebatos habia logrado aflojar la gruesa hacha del suelo, ya que esta  no volvió a resistir los tirones y patadas del ladron y cayo de lado con todo su peso.  Ahora libre se poder mover el torso, Gaius podia moverse con una ligereza más de libertad. Su mano, la cual resbaló por la armadura del hombretón, cayo de palma abierta sobre un fasco de tinta que en la violenta patada que le habia dado el monarca a su escritorio habia ido a parar a cualquier lugar, aferrándose a él, el bandido se dio animos para seguir soportando todo lo que le acontecia.

-NONONO!! SE LO RUEGO!! UN PRÍNCIPE DE NORH! LO JURO! NO RECUERDO SU NOMBRE!! PERO FUE UNO DE ELLOS! UNO RUBIO!!-

El ladrón estaba prácticamente colgado del antebrazo del rey, y aun así no podía sacárselo de encima.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
Arco de acero [4]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 16, 2016 5:55 pm

El pataleo desesperado del ladrón no movía casi nada al rey que mantenía su agarre firme y su pulso como una roca sin que dudase siquiera un momento de sus acciones. La amplia sonrisa se perdió, sin embargo al escuchar lo que el joven ladrón tenía que decir respecto a quien le había enviado. ¿Le estaba tomando el pelo acaso? Emitió un gruñido corto y la daga se apartó del dedo volviendo la mirada al rostro del pelirrojo intentando ver si en sus facciones de terror y dolor encontraba un deje de burla, le parecía extremadamente estúpido que hiciera un comentario gracioso en ese momento, en su situación, pero no cuestionaba los cojones que podría llegar a tener un hombre... o lo estúpido que podía llegar a ser.

Sin encontrar nada de eso en su rostro solo suspiró frunciendo el seño, ¿cómo iba a saber él cual de los príncipes se refería? Nohr era un reino sumamente pequeño en comparación, del otro lado del mapa, un reinado del que poco había oído y a decir verdad le tenía en desprecio por insignificante, con suerte sabía que adoraban bestias y que tenía una gran abundancia de príncipes... que fueran varios varones y uno de ellos fuese rubio era algo que sumamente irrelevante y que no tenía manera de saber cual de ellos era.

Necesito un nombre, sucio ladrón. ¿Qué clase de espía eres que no sabes el nombre de quien te contrata? Torpe desgraciado. Quizás solo deba tomar tu otro dedo puesto que no pareces apto para dedicarte a esto, no lo extrañarás.

Más que nada le estaba asustando aunque era capas de hacerlo, le gustaba ya sentirle resistirse y retorcerse como el gusano que estaba mostrando ser. Se estaba enfrascando tanto en su nueva diversión que no notó la hábil mano del ladrón tomar el artículo de escritorio que convenientemente había rodado por el piso hasta una distancia conveniente, para suerte del ladrón el rey estaba bastante entretenido con las expresiones de su rostro y los gritos que aturdirían a cualquiera en el castillo como para mirar siquiera la mano libre.

El sonido de los pasos se escucharon pesados, armados y acorazados, en un rítmico golpeteo mientras avanzaban por el pasillo siendo ocultos nuevamente por el grito del ladrón, la puerta entreabierta se terminó de abrir mostrando un grupo de guardias, estos hablaron firme, lanzas en mano, hacia el rey consultando sobre su proceder, este ladeó su rostro para observárles con el ceño fruncido.

Regresad a sus puestos. No quiero interrupciones. La situación está bajo control. Ignorad los gritos o serán ustedes lo que gritarán si vuelven a interrumpirme en mi estudio.

Fue claro con sus palabras, así como firme. Los soldados y guardias asintieron y entornando la puerta salieron regresando como habían sido ordenados a sus puestos.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Gaius el Mar Abr 19, 2016 1:42 pm

Esto ya era insoportable. La falange del dedo que le habían sacado hacia instantes todavía le latía con fuerza y no paraba de emanar precioso fluido vital, y el monarca amenazaba con arrebatarle una nueva extremidad? Nombre del príncipe de Norh? Como Grimas se lo iba a acordar?! Habían pasado años desde que visitara el castillo de Norh, y apenas recordaba vagamente el rostro del delgado noblezucho que lo había mandado castigar, aunque si recordaba con claridad el rostro de ambos guardias. Tampoco tenía la poción de retractarse ya, era una mentira sostenida por demasiado tiempo… si, si le llegaba a decir la verdad de su verdadero contratista, definitivamente sería peor, estaba seguro de ello.  Apretó los dientes y se volvió a mirar a su verdugo, este volvía a mirarlo a los ojos y el bandido no extrañaba tener aquella mirada asesina sobre él. Que podía decir? Que mentira podía sacar? No había forma que este sádico hombretón le fuera a dejar ir aunque le dijera absolutamente toda la verdad, así que ya no importaban las mentiras. Si quería salir vivo de ahí, debía hacerlo escabulléndose como la sucia rata que era, no con su labia.

-J-Joffrey!! El príncipe Joffrey! Él fue quien me contrató-


Después que dijo esas palabras se dio cuenta que había dicho contratante y no amo o señor como era de esperarse de un esclavo, realmente el tormento estaba afectándole su rápida capacidad de mentir, antes tan hábil. Pero gracias a la dama que siempre le sonreía a los bandidos, no el rey no hubo tiempo en hacer comentario de su error, ya que casi inmediatamente los firmes pasos marchantes de los soldados hicieron eco por los pasillos, llegando un pequeño pelotón hasta el estudio empujando tímidamente la puerta del estudio. Gaius nunca en su vida se había sentido tan aliviado de ver un grupo de guardias en su vida, y nuevamente forcejeó con nuevas energías del agarre del rey tratando de correr desesperadamente hacia ellos, pero con gran desesperación vio como estos, ante unas pocas palabras de su rey, se daban vuelta y regresaban por donde habían venido.

-NO! NO SE VALLAN!! SALVENME!!! AUXILIO!!! NO ME DEJEN AQUÍ!!!-

No importó cuanto gimoteara, o rogara, pues los guardias parecieron hacer oídos sordos a sus suplicas y diligentemente se marcharon de la recámara como se les había ordenado.
Gaius tragó saliva, estaba completamente solo y a merced de ese loco en armadura. Pero no se dejaría ganar por la adversidad, se negaba a morir así y menos de esa manera, no mientras todavía tuviera dos ojos con los que pudiera buscar una salida!
Apretando con fuerza el frasco de tinta entre los dedos de la mano libre se dio cuenta que había llegado el momento de actuar. Llevándose el frasco a la boca, destrabó el grueso corchó con los dientes para inmediatamente volcar el negro contenido sobre el rostro de su majestad, el cual convenientemente todavía tenía el rostro hacia esa dirección. La reacción de este fue casi inmediata, y aprovechando la distracción, Gaius rodó sobre su espalda para caer sobre la ya tumbada hacha del hombretón. No tenía tiempo que perder ni un segundo para titubear, con la mano sana revolvió en su gastado morral buscando aquella preciada y cara botella azul que había comprado hacía mucho tiempo atrás. Repitiendo la acción que con el frasco de tinta, una vez que la hubo destapado, la bebió entera de un jalón, sintiendo como el fresco liquido bajaba por su garganta llenándolo nuevamente de vitalidad con un ligero sabor a moras silvestres.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
Arco de acero [4]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Invitado el Dom Abr 24, 2016 12:31 am

El grupo de guardias siguió su camino por más que a más de uno le recorrió un escalofrío por la espalda al escuchar los gritos de desesperación del ladrón, sabían que no podía terminar bien aquel hombre al ser dejado solo, pero debería haberlo pensado antes de haber hecho enojar al Rey que ya se había ganado el temor de los vecinos por su sadismo desmedido. Los pasos se perdieron en el pasillo al poco tiempo así como el murmullo de las voces de los soldados que comentaban posibles teorías de cómo había llegado el pelirrojo tan dentro del castillo, incluso suponiendo que el mismo rey le había llevado allí para su gusto.

El pecoso rostro del ladrón, sumido en pánico y dolor era poesía para sus ojos así como sus ruegos la mejor obra de arte para sus oídos, ya rozaba el hecho de hacer aquello por placer más que para recibir la información que buscaba. Igualmente parecía dar resultado, un nombre, extrañamente familiar surgió a sus oídos, uno de los generales más importantes de Crimea tenía un nombre similar casualidades las había en todos lados y no dudaba de que hubiesen más hombres con un mismo nombre, mas si le resultaba extraño que del otro lado del mundo a semanas de viaje de distancia, utilizasen los mismos nombres dado que solo cruzando la frontera ya los nombres variaban, ni decir en las tierras de sub-humanos.  Igualmente era información que le servía, pasando por alto que le llamase contratante e distrajo unos momentos retirando la daga. Los movimientos rápidos del ladrón le tensaron pero al mirarlo una mancha negra cubrió su mirada y el ardor en sus ojos le hizo soltar un improperio mientras retrocedía llevando ambas manos a su rostro soltando el arma que tintineó al caer al piso. Rugió furioso limpiando sus ojos con la parte de cuero de sus guantes mientras con una de sus manos tanteaba el piso hasta dar con el mango de su hacha.

¡¡MALDITO DESGRACIADO!! ¡¡TE ENVIARE A PEDACITOS A NOHR!!

El bramido de su voz retumbó en la habitación, empuñando su hacha con una sola mano y la otra aún intentando despejar su mirada, se brindaban valiosos instante al ladrón si quería salir vivo de aquel lugar, pues claramente ya no estaba en las intenciones del rey mantenerle con vida.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Gaius el Dom Mayo 01, 2016 5:24 pm

Con el corazón en la boca Gaius sentía como el refrescante liquido bajaba por su garganta haciendo que todos sus dolores se aliviaran al instante. La pierna se le acomodo, su múltiples cortes y moretones desaparecieron en el acto, y el bandido se volvió a sentir lleno de energía y vitalidad. Relamiéndose los restos de poción de los labios contempló la vacía botella azul que todavía tenia en sus manos, había sido una buena compra. Cara, pero había demostrado valer cada moneda de oro.  
Se miró la mano donde la cicatriz de su dedo faltante ya se había cerrado perfectamente sobre su nuevo muñón. Se mordió el labio, acababa de perder un dedo? Ahora lleno de vitalidad la idea parecía tonta y lejana, pero acababa de pasar segundo atrás.
Levantando la mirada hacia el impresionante hombretón que se erguía sobre la sala, el ladrón tubo que rodar rápidamente sobre su espalda para evitar entrar en contacto con él. La amenaza que bramaba era muy real y el ladrón no perdió el tiempo esperando a que el monarca llegara a limpiarse la tinta de los ojos, cada segundo era vital en este instante, y ahora que estaba rejuvenecido gracias a la deliciosa poción, tenia la posibilidad de escapar con las partes que le quedaban.  

Corrió hacia la puerta tomando en su huida una prolija jarra de metal que reposaba sobre uno de los muchos muebles. Afortunadamente para él, la puerta estaba abierta, por lo que no tubo que perder el tiempo o llamar la atención del todavía ciego monarca al abandonar la habitación. Salir no debería ser tan difícil. Los guardias si bien no estaban muy lejos, ya estaban advertidos de no volver a la habitación por más gritos que escucharan, y a lo que el enceguecido monarca todavía no había clamado por sus hombres específicamente en sus alaridos, todavía contaba con valiosos segundos de ventaja.  
Apoyando únicamente las puntas de los pies, y abrasándose a sus pertenencias, El ladrón corrió por el pasillo casi sin hacer ruido a toda prisa, recorriendo los pasillos que tan estudiados tenia.  
Llego a un cruce en el cual el pasillo se abría en dos. Hacia su derecha estaba la sala principal y probablemente el camino que hubieran tomado los guardias, a la izquierda estaba el camino hacia la cocina y las habitaciones de la servidumbre. Lanzando la jarra de metal que había transportado con ese propósito, la dejó caer por el pasillo de la derecha, y echo a correr en su estudiado andar por la izquierda rezándole en todo momento a su preciada dama que le siguiera sonriendo con su blanca y pura sonrisa.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
Arco de acero [4]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 02, 2016 2:28 pm

El ardor en sus ojos no le impidió envolver el mango del hacha con su mano cuando sus dedos llegaron a tocarla, el arma de gran tamaño y peso se blandió en el aire a ciegas derribando una estatua de bronce que estaba sobre una de las mesas, el adorno cayó haciendo estruendo que disfrazó los pasos apresurados del ladrón que corría hacia el pasillo. Su mano volvió a limpiar su rostro sin lograr despejar su mirada, solo esparciendo más la mancha de tinta en su rostro y manchando más su guante.

Cuando finalmente pudo entreabrir sus ojos, teñidos de negro por la tinta la vista borrosa y ardida apenas le dio una visión sumamente desconfiable de la habitación vacía, su voz se volvió a alzar fuerte y potente, cargada de ira.

¡GUARDIAS! ¡LA RATA ESTA ESCAPANDO! ¡TRAIGANMELO VIVO! Desgraciada rata de alcantarilla, quitaré uno a uno tus dientes y pulgada a pulgada cortare cada uno de tus dedos.

Refunfuñaba entre dientes saliendo de la habitación hacia el pasillo, sus pasos apresurados retumbaban acompañados del choque de las piezas de metal, no era una presencia sigilosa pero si sumamente intimidante, seguída enseguida por el grupo de guardias que regresaba sobre sus pasos con armas en manos.

¡Avisad a los wyverns, no saldrá del castillo en una pieza!

Separándose un grupo de guardias comenzaron a buscar por el castillo mientras uno subía por la torreta para notificar la falta, el sonido en uno de los pasillos llevó a los guardias allí mientras el rey se desviaba hacia su alcoba, necesitaría limpiarse antes de dar sentencia al ladrón, confiaba que sus guardias le atrapasen.

Sin embargo la cocina daba al deposito de alimentos y una salida directa del castillo hacia el camino al mercado, una entrada y salida para facilitar el recibimiento de provisiones que el rey desconocía al ser área únicamente de servidumbre, así que el ladrón no tendría problema en encontrar libertad si era lo suficientemente rápido para evitar a los soldados alertados.


avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Marth el Miér Mayo 04, 2016 12:02 am

Tema cerrado.

Ambos ganan 2 EXP
Ambos ganan 80 G
Gaius pierde un uso de daga.
Gaius pierde un uso de Elixir y este se acaba.
Gaius roba 43 G de Ashanrd
Ashnard pierde 43 G


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
esp. de bronce [2]
lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
Sello Maestro
.

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
253


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mapa de salida (Entrenamiento - priv, Ashnard -Gaius)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.