Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

A malas pulgas, un príncipe [Priv. Kurthnaga] [Social]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A malas pulgas, un príncipe [Priv. Kurthnaga] [Social]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 20, 2015 7:14 am

Existen tres clases de personas con distinto criterio a la hora de evaluar un gusto en específico. Para las estaciones, concretamente el invierno, estaban los amantes del mes de diciembre, los indiferentes y los que no aguantaban estar en el exterior en ningún momento del día durante dicha época del año. Cada cual contaba con su propio argumento para explicar el motivo que lo empujó a tomar aquella decisión. En el caso de Lyre, se sentía representada en la tercera clasificación. Todo y cuando decía todo, incluía cada uno de los aspectos relacionados con el invierno. El frío, la nieve, la escasez de alimentos, las enfermedades y lo peligroso que resulta desplazarse sobre el hielo ¡Hasta el caer de las hojas! Todo era negativo ¿Qué cosa buena podía tener? A los ojos de la adolescente, ninguno, sobre todo cuando le tocaba hacer la patrulla sin opción a quejas.

Sin embargo, no perdía el tiempo manifestando su descontento a las espaldas de los demás. — ¿Quién se cree que es para hablarme con ese tono de voz? BAH. — Chasqueó la lengua molesta volteando a contemplar el horizonte con ambos brazos entrecruzados por encima del pecho indignada. Era como si estuviera teniendo una conversación interna en voz alta consigo misma. La escarcha cubría cada área cuadrada del terreno y parte de las copas de los árboles, también estaban sucumbidas de blanco. — "Uy miradme soy Kyza y si prefiero estar calentito al lado de la estufa, mando a la boba de Lyre que no tiene otra cosa mejor que hacer que mojarse las patas y después voy diciendo que fui yo para llevarme toda la gloria" ¡AHG! ¡Solo de pensarlo, me saca de quicio! ¡QUICIO! — Levantó el dedo índice a frotarse la parte baja de la nariz siguiendo un patrón de movimiento horizontal; de izquierda a derecha con la mucosidad obstruyendo sus fosas nasales. Si bien estaba helada hasta los huesos, el enfado le ayudaba mantenerse en calor. — Ojalá se lo comiera un Wyvern, lo escupiera y se lo volviera a comer por el resto de su aburrida vida.

Como se le encomendó, la gata estuvo caminando unos cuantos metros vigilando el bosquejo con tanto entusiasmo que se le escapaba algún que otro bostezo de lo emocionante que resultaba su tarea. Fue cuestión de tiempo que se cansara de hacer la patrulla y subiera a la rama de un árbol dispuesta a echarse la siesta. Para ello, apoyó la espalda sobre el tronco y estiró el resto de su cuerpo manteniéndose en equilibrio con una rodilla replegada hacia arriba. Subió su cola a tomarlo entre sus dedos y masagearla con dos dedos aburrida a la mano de la diosa. — Si va a ocurrir algo interesante, que sea ya. — Obviamente, tenía la corazonada de que como máximo vería algún animal incauto que podría caer preso de sus garras pero nada mas. Hace semanas que no se sabe nada acerca de los emergidos, cosa que también le importó tres leches. Siempre que su hermana no fuera destinada al campo de batalla, esa clase de responsabilidades menores podía ignorarlos... parcialmente.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: A malas pulgas, un príncipe [Priv. Kurthnaga] [Social]

Mensaje por Kurthnaga el Dom Dic 20, 2015 5:48 pm

Nadie le había dicho concretamente cual era la situación exacta en la que Gallia se encontraba; por un lado nadie en Goldoa era capaz de proporcionarle información de lo que sucedía fuera de su territorio... Era algo perfectamente normal debido a sus políticas de aislamiento pero el dragón negro tenía la convicción de que en palacio se tenía más información de la que realmente le dejaban acceder a ella. Por el otro lado, los otros laguz que le conocían consideraban que estaba lo suficientemente agobiado con nueva información para todavía proporcionarle todavía más. Kurthnaga quería ser capaz de conocer cual era la situación en los países con lo que compartía fronteras y sobretodo era importante conocer la situación en el país de los felinos debido a que no solamente eran vecinos, sino porque también eran miembros de la Alianza Laguz y si realmente se encontraban en una postura delicada como la suya, debían ser capaces de intentar colaborar para eliminar aquellas amenazas.

Sus razones eran de lo más serias pero tenía que admitir que estaba bastante contento de visitar aquellas tierras. Quizás no era capaz de ver alrededor con mucho detalle porque la túnica le cubría de pies hasta cabeza y la capucha que le cubría el rostro solamente le dejaba ver por una rendija en los ojos. Realmente era algo extremado y no sería necesario ocultar su presencia de aquella forma, pero era algo de lo más extraño que un dragón de Goldoa estuviera fuera de su país y por lo que conocía, Gallia era un país que era aliado con los beorcs así que no quería tener la mala pata de toparse con uno. Su marca en la frente le delataba y las orejas levemente puntiagudas también, así que prefería tomar las cautelas necesarias.

Por suerte no era un día demasiado caluroso así que no tenía que sufrir las consecuencias de ir totalmente tapado. El joven dragón contemplaba con detenimiento y algo alegre todo aquello que le rodeaba; un bosque bastante frondoso y con mucha vitalidad. Goldoa se distinguía por ser principalmente un país bastante rocoso y montañoso así que no había tanta cantidad de naturaleza verde como allí y estaba contento de poder apreciar diferentes tipos de terreno. No le importaba estar avanzando más lentamente si el viaje no se le hacía tan pesado al estar disfrutando del camino mientras andaba por allí.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4219


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A malas pulgas, un príncipe [Priv. Kurthnaga] [Social]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 21, 2015 8:45 pm

El tiempo transcurría a paso de tortuga para los ojos de la felina que no tenía otra cosa mejor que hacer que arrancar una hoja de la copa del árbol donde intentaba dormir. Sin embargo, no había forma que el sueño terminara consumiéndola del todo incluso tras cambiar de postura unas siete veces a lo largo de la tarde. Quedó unos cuantos segundos con la mano alzada anteriormente sobre su cabeza para contemplar desganada los picos de la lámina marrón. Para ello, encogió ambas rodillas y la posó sobre estas a una distancia milimétrica de su nariz; picando su base con el dedo índice cual infante descubriendo una textura nueva a su entendimiento. Sin embargo, aquel acto solo reflejaba su aburrimiento, esperando que ocurriera algo fuera de lo común que ni ella misma sabría predecir olisqueando el entorno.

Dejó escapar un leve suspiro mientras se frotaba los antebrazos buscando el calor de su propio cuerpo con la finalidad de combatir el frío invernal. — ... — Dicha acción provocó que la hoja cayera en dirección al suelo y Lyre siguiera su grácil danza por el aire con la mirada pasando a apoyar la mejilla derecha sobre sus entrecruzados brazos en donde yacía el brote anteriormente descrito. Supuso que había llegado el momento de cerrar los ojos y descansar en completa calma manteniendo aquella postura semi-fetal por llamarla de algún modo representativo. Sin embargo, el ruido de unas pisadas estimularon sus orgullosas orejas.

Al identificar lo que parecía ser una figura humanoide, esperó pacientemente  a que pasara por debajo suya y así, entrar en escena con sus peculiares modales de gata soñolienta antes de que pasara por completo ¿Que cómo lo hizo te preguntas? Muy sencillo; se agarró con fuerza a la rama que la sostenía con las piernas para aguantar todo su peso como zarigüeya, calculando el tiempo justo y quedando a escasos centímetros del rostro ajeno. — Nyaaaah. — Empezó siendo un bostezo de boca abierta y párpados fuertemente cerrados para concluir de la manera opuesta; escondiendo sus afilados colmillos y esbozando unas pupilas brillantes a causa de la humedad de estos recuperando la consciencia. Tenía a todo momento los brazos enlazados a la altura del pecho. — Tengo la ligera sospecha de que no estáis familiarizado con este habitad. Corregidme si ando equivocada pero por la manera que miráis vuestro alrededor con tanto entusiasmo, resulta extraño... — Incluso observando su mundo al revés, llevó a cabo la conversación con completa normalidad. — Tampoco son muy comunes las visitas pero bueno, ¿quién soy yo para juzgar a alguien por su aspecto? Jeje. — Dibujó una leve sonrisa al mismo tiempo que se rascaba una mejilla con el dedo levemente sonrojada. Quería conocer la respuesta del muchacho antes de iniciar con las presentaciones.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: A malas pulgas, un príncipe [Priv. Kurthnaga] [Social]

Mensaje por Kurthnaga el Jue Dic 24, 2015 1:34 pm

Seguía mirando alegremente a su alrededor, un bosque realmente espeso de vegetación en comparación a montañas rocosas donde a penas podía encontrarse a penas unos matorrales. No podía evitar sacarle una sonrisa al príncipe pero estuvo alerta cuando notó unas hojas caer de los arboles a su alrededor... pero instantes después pensó que quizás se estaba alarmando por muy poca cosa; probablemente en aquellos bosques habitaban gran cantidad de pequeños animales así que no había motivo para pararse en pensar sobre ello. Pero de repente la figura de un extraño apareció a pocos instantes de su rostro; no esperaba que aquello sucediese así que se alarmó de gran manera. No pudo evitar reprimir un grito y de la misma sorpresa el príncipe acabó cayendo al suelo.

Al caer el suelo, la capucha de su túnica se deslizo peligrosamente hacia atrás quedando la marca de su frente al descubierto, igual que sus ojos rubí. Pero Kurthnaga no podía darle prioridad a aquel hecho en esos momentos debido a que el golpe que se había dado en el trasero al caer le había dejado adolorido y se había llevado su mano al final de su espalda, manoseando el final de su columna vertebral tratando de aliviar su dolor. - A-auch... ¡No debería salir de la nada de esa forma, asusta a los demás de esa forma! - Más que un regaño parecía como un niño pequeño quejándose de lo que le acababa de suceder, dándole la culpa de lo que había pasado a aquella persona que de repente le había hablado. Era extraño que le hablase con aquella forma pero no podía dejar sus maneras atrás, después de todo era a lo que estaba acostumbrado.

Tras decir aquello era cuando se dio cuenta que había dejado su identidad al descubierto y trató de tapar su marca en la frente con la palma de su mano pero después de aquello sus ojos se posaron en el otro individuo y fue cuando se dio cuenta que se trataba de una laguz felina. Debía haberlo pensado antes... hablaba de familiaridad respecto a Gallia y se trataba de una figura con gran agilidad; las pistas eran bastante evidentes pero el príncipe dragón no había tenido tiempo de reaccionar de una forma racional frente a aquello. - O-oh... También eres laguz... Si no eres beorc no tengo que preocuparme de cubrir mi rostro entonces...  Y supongo que ahora que ha visto mi apariencia entiende porque todo me parece tan novedoso alrededor. - Después de todo se suponía que Gallia era aliada de los beorcs e incluso había alguna aldea fronteriza poblada por ellos. Su confianza en sus aliados laguz era mucho superior que a lo que había oído sobre los beorcs.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4219


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A malas pulgas, un príncipe [Priv. Kurthnaga] [Social]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 27, 2015 7:41 pm

Como si de un gato doméstico se tratara esperando pacientemente al lado de la mesa a que su amo le sirviera algo de comida, Lyre mantuvo aquella sonrisa de labios cerrados con la misma alegría de inicio. La exaltación del muchacho ni si quiera le hizo parpadear o mover alguna facción de su cara. Era normal que estuviera indignado con su inesperada aparición por lo que tampoco se tomó la situación muy a pecho. — Eso tuvo que doler bastante. Déjame que le ayude. — Dijo con una tonalidad de voz común; sin la emoción que debería aparentar por la gravedad del incidente o el mero hecho de sentirse culpable.

Bajó de la rama estirando los brazos en dirección al suelo y una vez que tenía las manos apoyadas, del propio impulso, posó los pies sobre el terreno. El retroceso de la capucha por la misma inercia de la caída, le proporcionó la visión perfecta para centrar la mirada en su rostro pero las pupilas de la joven se centraron en la frente del forastero en cuestión. Aquel símbolo era demasiado llamativo y extraño como para dejar pasarlo por alto. Resultaba inconfundible comparándolo con el que poseía los miembros de la tribu dragón pero podía ser un espía de Begnion. No podía confiar a ciegas en el diálogo de su portador al menos que lograra identificarlo de alguna forma sin que éste se diese cuenta.

Creo que lo comprendo. Tengo entendido que en donde vivís, el verde escasea durante todo el calendario aun cuando Goldoa y Gallia comparten sus fronteras... pero mejor si seguimos hablando cuando se despegue del suelo. No creo que esté cómodo con la nieve humedeciendo sus... como lo decía Giffca... ¿Posaderas? Si, algo así. Nunca me acostumbro usar palabras tan complejas. — La laguz dedujo que era mas sensato ayudar al muchacho a recuperar el equilibrio en sus piernas en lugar de tener que seguir con el mentón agachado durante mas tiempo. A simple vista, tenía rasgos de niño pero no quería sacar conclusiones precipitadas hasta que comparasen sus alturas y lo tuviera mas cerca. Para ello, prestó su ayuda con el propósito de adelantar el proceso. Flexionó ligeramente las rodillas frente al joven; una mano se la ofreció gentilmente mientras que la otra servía de apoyo cuando tuviera que hacer fuerza; posada en la rodilla izquierda. — ¿Puede levantarse por sí mismo? ¿Siente algún malestar? — Cuestionó Lyre adelantándose a los acontecimientos con la diestra extendida y de palma abierta. En sus adentros, tenía la ligera esperanza de que realmente estuviera diciendo la verdad.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: A malas pulgas, un príncipe [Priv. Kurthnaga] [Social]

Mensaje por Kurthnaga el Lun Dic 28, 2015 11:58 am

Aprovechó el gesto de la gata para cogerle de la mano para que levantarse del suelo fuera algo más fácil, todavía estaba algo adolorido por la caída así que apreciaba el hecho de tener un poco de ayuda para volver a tenerse en pie. Parpadeó un poco, incluso si todavía no entendía que hacía a la otra laguz comportarse de aquella forma como para haberle asustado de aquella forma parecía que al menos iba a ayudarle a levantarse y parecía algo preocupada al preguntar por su estado. Kurthnaga negó con la cabeza. - Estoy bien... Duele un poco pero es debido al golpe, con el tiempo ya pasará. No se preocupe.

No pudo evitar sonreír un poco levemente cuando la otra empezó a hablar sobre las tierras donde él provenía; Goldoa era una tierra bastante desconocida para cualquiera que no fuera un dragón aunque era lo normal al no adoptar una política que dejara el acceso a sus tierras pero de todas formas, al dragón agradecía que al menos sus países fronterizos y más teniendo en cuenta que Gallia también pertenecía a la Alianza tuvieran alguna idea de cual era la situación de allí. El pequeño dragón negro se levantó del suelo mientras pensaba en aquellas cosas, mientras se quitaba un poco el polvo que había quedado en su túnica debido a la caída y después de eso presionaba su propia espalda para tratar de aliviar algo el dolor. No estaba acostumbrado a golpes, heridas ni similares... Había estado demasiado resguardado durante su vida en palacio y le parecía algo patético por su parte pero aquellas eran cosas que definían a uno mismo aunque con el tiempo pudieran ser cambiadas.

Estaba acostumbrado a la diferencia de altura con los demás, de la misma manera que acostumbraba a ser el mayor cuando estaba junto a otros laguz, su apariencia no dejaba de parecerse a la de un pequeño niño beorc y debido a lo longeva vida que tenían los dragones y lo joven que el príncipe de Goldoa era todavía, era un nexo causal bastante directo a su apariencia. Miró hacia arriba, observando el rostro de la felina mientras inclinaba su cabeza con notable duda. - ¿Has dicho... Giffca? - Le sonaba aquel nombre. De palacio real de Gallia... Estuvo unos segundos en silencio hasta que se dio cuenta de que aquel nombre pertenecía al que era conocido como la sombra de Rey. - ¿Trabaja para la Corte Real? O quizás para el ejercito de su país...

Después de pronunciar aquello en voz alta se dio cuenta que estaba preguntándole cosas personales cuando ni siquiera había tenido ni el más mínimo detalle de presentarse, así que el dragón se inclinó levemente en símbolo de disculpa. - Perdón por mi atrevimiento, ni si quiera me he presentado. Mi nombre es Kurthnaga, tal y como ha comentado antes provengo de Goldoa. - Probablemente si sus sospechas eran ciertas y aquella laguz tenía alguna relación con palacio, quizás su nombre le sonaría a algo. También cabía el hecho de que en otros países no conocieran el nombre ni la existencia del tercer príncipe de Goldoa, pero era algo que tampoco le molestaba.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4219


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A malas pulgas, un príncipe [Priv. Kurthnaga] [Social]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 28, 2015 10:19 pm

A la hora de contraer el brazo, resultó curioso como Lyre no tuvo que ejercer demasiada fuerza. Desconocía absolutamente todo de los dragones, es mas, tan solo sabía con certeza su hogar y para ser exactos, era la primera vez que se topaba con uno de carne y hueso. Por unos instantes, sospechó que al ser unas criaturas de gran peso aun adoptando una forma humana, serían incapaces de esconder ese detalle. Los leones suelen escoger un aspecto robusto y grande, ¿por qué no iba a ser lo mismo con los reptiles alados? En cualquiera de los casos, la adolescente quedó sorprendida cuando sus distancias se acortaron en el momento que sus manos se entrelazaron por unos instantes. Su olor era diferente al resto de seres con los que se había encontrado anteriormente en Tellius.

Después de disolver el agarre y que Kurthnaga acabase de formular las preguntas, la laguz se atrevió a intentar expresar algo con palabras que no lograba encontrar la manera de especificar del todo. Incluso durante la presentación de éste, la gata estaba fascinada; contemplando hasta el color de sus llamativos ojos rojizos. El chico lucía muy joven para pertenecer a una raza tan antigua y por cada rato que continuaba observándolo, se auto-convencía que resultaba imposible que fuera sospechoso de espionaje. — ¡Anda! — Se llevó ambas manos a la boca del asombro. — Pero si eres... eres... — Una parte de ella luchaba por contener las ansias de comunicar los pensamientos que le rondaba por la cabeza; llegando incluso a morderse el labio inferior con ahínco con el propósito de no reírse en su cara. Sin embargo, llegó un punto en el que no podía seguir escondiendo sus impulsos ni un segundo mas. — ¡UNA AUTÉNTICA MONADA!

Saltándose las molestias de avisar sobre el movimiento que iba a ejecutar a continuación, la fémina se dejó llevar por el hormigueo que sentía en el estómago durante ese preciso instante. Dibujando una enorme sonrisa de ojos achicados, no dudó en abrir los brazos la mar de enérgica y empujar al pequeño dragón hacia ella, concretamente a que la cabeza ajena se acomodara en su pecho por voluntad de la propia laguz, con las manos rodeando su espalda. — Resultas ser el primero de tu especie que tengo el gusto de ver de cerca. — Lyre miraba al pequeño Kurth como alguien absolutamente tierno, adorable e inofensivo; resultando ser un pecado el no achucharlo aunque fuera por puro capricho. — Tan pequeño, educado y encima inteligente... ¡SI ES QUE LO TIENES TODO! ¡TE ADOPTARÍA SI TUVIESE LA OPORTUNIDAD DE HACERLO! Agh, la vida es tan injusta... aunque ¡Ey! ¡Un segundo! ¿Y si te pintara dos rayas en cada mejilla, y buscara algo con que hacerte las orejas y la cola? Creo que podría llegar a funcionar y nadie se enteraría. — Dijo todo eso gesticulando una expresión tras otra como si llevara el control de un monólogo con la flamante visita del infante como espectador pasivo.

Dejó una breve pausa a contemplar la reacción ajena con suma calma. — Jajaja, es broma pero hablo en serio cuando te digo que eres super encantador. — Mantuvo a todo momento el contacto visual con el "menor" entre sus brazos, los cuales, flojearon en fuerza permitiendo al chico liberarse del abrazo si así quisiera. Por otro lado, tampoco olvidó las cuestiones que le formuló al principio de la conversación. — Por mí, puedes dejar los formalismos a un lado. A fin de cuentas, somos laguz, hermanos en cierto sentido. ¿No te parece? — La alegría seguía vigente en su rostro. — Yo soy Lyre, soldado del ejército de Gallia. — Mecía la cola de un lado a otro entusiasmada por la presencia del niño. — Te invito a dar una pequeña vuelta por el bosque mientras voy respondiendo a las preguntas que me hagas. Veo que te interesa el nombre de Giffca. Se trata de mi superior y el de muchos por antonomasia. Puede que hayas oído hablar de él y la cercanía que tiene con el rey de estas tierras. — En el caso de querer alguna explicación en concreto o con mayor detalle, tampoco le molestaría hacerlo si era por saciar la curiosidad de Kurth. — Hablando de todo un poco, ¿qué haces alejado de tu casa?
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: A malas pulgas, un príncipe [Priv. Kurthnaga] [Social]

Mensaje por Kurthnaga el Sáb Feb 06, 2016 7:26 pm

No sabía que esperar después de confesarle que él pertenecía a una de las razas laguz que no solía ser precisamente por salir de su país, pero totalmente no esperaba que fuera llamado adorable. Kurthnaga se avergonzó al escuchar aquello y no pudo reprimir que sus mejillas se volvieran rojizas y su mirada se desviara al suelo por no saber cómo reaccionar. Reconocía que era muy joven para su raza y que no tenía el aspecto tosco y rudo que podían adquirir los dragones de más edad pero la manera directa en la que la felina se había dirigido con sus pensamientos realmente era algo a lo que no estaba acostumbrado y el dragón negro se llegaba a sentir fuera de lugar. Cuando notó que los brazos de la chica flojearon, aprovechó para separarse del abrazo que los acercaba en esos momentos. - ¿A-adorable? – Antes de pronunciar esas palabras intentó decir alguna palabra más pero de sus labios no surgía sonido alguno hasta que solamente pudo balbucear aquel sonido nervioso.

Se encogió de hombros y estuvo unos cuantos minutos sin decir algo porque todavía estaba nervioso de la situación en sí. Suponía que delante de laguz que desconocían su vinculación con la familia real de Goldoa era algo normal que no estuvieran tan cohibidos a decir lo que realmente opinaban y aunque Kurthnaga apreciaba los comentarios sinceros, la cercanía no dejaba de ser algo desconocido para un dragón que había vivido casi encerrado en palacio durante siglos. – Tiene su cierta lógica que sea el primero que conoces de mi raza… Después de todo el viajar no está demasiado inculcado en nuestra cultura y tradición. ¿A-ah? – Se sobresaltó un poco al oír que le podría hacer pasar por uno de su raza; pocos conocían de su travesía fuera del país y no quería ser descubierto ni por su Padre ni por la realeza laguz que pudiera informar al Rey dragón… No estaba tan seguro de que ‘nadie le reconocería’ aunque no debería darle  tanta importancia a un comentario que simplemente era una broma. Kurthnaga prefirió no hacer referencia alguna a aquel comentario, no era alguien demasiado bromista y no quería hacer un comentario fuera de lugar tampoco.

Un poco más calmado, juntó sus manos, entrelazando los dedos de estas a la altura de su pecho. – Lamento mi vocabulario formal, me temo que es debido a mi formación y me es complicado cambiarlo en una conversación. Espero que no le moleste. – Hizo una leve reverencia después de pronunciar aquellas palabras, entendía que podía revelar su vinculación noble pero era una forma de ser que le costaba de cambiar. Conocía que algunos hablaban formal cuando al no conocer a la persona con quien se relacionan pero que podían dejar de ser formales una vez se presentaban, pero para el dragón negro era una característica más de su personalidad. – Sería todo un honor si pudieses guiarme por el bosque y del mismo modo hacerme compañía. En cuanto a las razones de mi viaje… Un conocido me aconsejó que quizás era el momento oportuno para ampliar mis conocimientos y ver mundo: me pareció lo más apropiado a pesar de no ser algo nada habitual en mi gente. Quizás para un soldado escuchar esto es extraño pero me siento mucho más útil de esta forma.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4219


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A malas pulgas, un príncipe [Priv. Kurthnaga] [Social]

Mensaje por Marth el Vie Feb 19, 2016 11:36 pm

• Tema cerrado •
20G a cada participante.


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord | Pegasus Knight

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
Vulnerary [2]
lanza de bronce [2]
Espada de plata [4]
Gema de Chispas
.

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1693


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A malas pulgas, un príncipe [Priv. Kurthnaga] [Social]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.