Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

{ The White Prince - Reyson }

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

{ The White Prince - Reyson }

Mensaje por Reyson el Jue Oct 08, 2015 7:29 pm

Reyson
Laguz
“I cannot forgive... I cannot let go of my hatred. Human blood will be spilled.”

Datos
Nombre: Reyson.

Edad: 97 años.

Clase: Laguz (heron/garza).

Especialización: Le encantaría poder portar armas, pero le es imposible. Tan sólo cuenta con su voz y su actitud hostil.

Afiliación: Kilvas / Phoenicis. Dado que los otros clanes de aves laguz le han apoyado y dado un lugar donde vivir, les debe su lealtad, en cierta medida también al total de la Alianza Laguz.

Ocupación: Príncipe del disuelto reino de Serenes. Actualmente se dedica a ayudar en saqueos, ataques o cualquier operación en la que pueda dañar humanos.

Personalidad
El carácter de Reyson difiere considerablemente del usual en alguien de su raza. Si bien es alguien educado, modesto y agradecido, estos razgos en él suelen verse opacados por su temperamento volátil, su disposición severa, su absoluta falta de paciencia y voluntad férrea. Reyson es muy poco permisivo, muy rápido en pasar juicio tanto como en enfadarse, pero lentísimo en perdonar, volviéndole alguien frente a quien es muy fácil dar mala impresión y casi imposible redimirse. Su delicado aspecto físico esconde una terquedad imposible de torcer, combinando el encanto natural de la raza garza con su habilidad para presionar y torcer voluntades; razgos que le harían un diplomático excelente si es que se interesara en tal cosa.

Reyson lleva una relación algo complicada con sus propias raíces, pues en sí está muy orgulloso de su raza y sus características, honrando cuanto le es posible sus tradiciones. Disfruta de la naturaleza y a menudo encuentra sosiego en un paisaje agradable o en observar animales salvajes, así como disfruta cantar y la música en general. Sin embargo, desde el incendio y la masacre de Serenes, Reyson ha repudiado la fragilidad de su raza, la incapacidad física y mental de dañar a otros seres. Ha cargado, desde aquel entonces, una ira tan intensa que ha carcomido su ser y se ha vuelto una fijación constante, empujándole lejos de la bondad y gentileza de las garzas y más cerca de un ferviente deseo de venganza para con la raza humana. Por supuesto, dado que su odio es únicamente hacia los humanos, puede ser bastante más tolerante e inclusive amable con otros laguz.

Su vida en Kilvas y Phoenicis le ha vuelto un poco menos delicado tanto en carácter como en físico, intentando de tanto en tanto comer más que frutas y semillas, desarrollando algo de resistencia a las energías negativas y pudiendo guardar su odio sin enfermarse por ello. Ha tomado algunos razgos de personalidad de halcones y cuervos, tal como la falta de tacto y delicadeza al hablar y en cierta medida falta de misericordia o consideración.

Historia del personaje
Reyson es uno de los mumerosos hijos del viejo rey de Serenes, teniendo al menos 6 hermanos que conocía y seguramente más que no. Ni el mayor ni el más joven entre ellos, Reyson se crió en el bosque, sin entrar en contacto con el mundo exterior, tan sólo conviviendo con la vida vegetal y animal además de con otras garzas. Si interactuaba con algún otro, era únicamente si venían a su bosque, como en el caso de la familia real de Kilvas y algunos habitantes de Phoenicis, con quienes tenía cercana amistad. En aquellas época pacíficas junto a sus hermanos y hermanas, Reyson se asemejaba bastante al resto de su raza en carácter y comportamiento, aunque se le consideraba ya el de más fuerte carácter y menor nivel de paciencia. Aún así, era innegable que poseía el mismo espíritu gentil y equilibrado que caracterizaba a su especie, dominando a temprana edad su transformación a su forma animal, así como el arte del canto y la comunicación con la naturaleza. Tenía el buen ejemplo de sus hermanos mayores para guiarle.

Desarrolló rápidamente cierto vínculo con las especies menos delicadas, ansiando las visitas de los halcones y cuervos para poder disfrutar de compañía que le sentaba un poco mejor. Pedía a menudo lecciones de vuelo, fascinado por la forma ágil y veloz en que volaban las aves rapaces, así como oír de las formas de vida en sus reinos. Dado que los territoriales felinos escasamente dejaban Gallia y los humanos no se acercaban al bosque por respeto a su santidad, no tenía mayores relaciones con el exterior, mas su buen trato con las demás aves hacía surgir la posibilidad de que tomase, algún día, una especie de cargo diplomático que uniese más intrínsicamente a los clanes. Después de todo, uno de sus más cercanos amigos tomaba el trono de Kilvas y otro ostentaba desde antes aún el de Phoenicis, el resto venía natural.

La primera vez que Reyson conoció a la raza humana fue la noche en que Serenes ardió. Les vio venir, odiosos, cargados de una energía desagradable, portando antorchas y herramientas que desconocía. Inmediatamente les tomó asco, luego el más profundo terror al ver que echaban fuego a las raíces de su mundo, y finalmente odio al ser incapaz de hacer nada al respecto. Aunque intentó con todas sus fuerzas hacer frente a varios humanos, tan sólo consiguió que se rompiera uno de sus frágiles huesos, afiebrarse por la agitación y el tumulto de emociones negativas y ser retirado del lugar por uno de sus extranjeros amigos de infancia, Naesala, entonces rey de Kilvas. Tardó semanas en reponerse del shock, el impacto negativo y el daño físico, lejos de su bosque su espíritu decaía considerablemente. Fue sólo entonces que se enteró de que tan sólo se había rescatado a él y a su padre, quien jamás se repuso de los efectos de aquella noche. El paradero de sus hermanos y del resto de los habitantes de Serenes era desconocido, pero se asumía a todos como fallecidos.

El príncipe sobreviviente, llamado entre los pocos que le conocían como el Príncipe Blanco, vivió por poco tiempo en Kilvas. Apenas supo que la nación entablaba comercio con seres humanos se negó a permanecer allí, repudiando a aquella raza y a todo lo que relacionara con ella. Pasó entonces a permanecer en Phoenicis, llevando consigo a su enfermo padre. Por varios años cortó contacto con Kilvas, rehusándose siquiera a hablar con los cuervos; a menos, claro, de que Kilvas cortara toda relación con países humanos, capricho que jamás se le cumplió. El asco y odio por los humanos que le había embargado la noche del incendio no hacía sino crecer en su interior, desarrollando un deseo implacable de vengarse. No tenía cómo, precisamente; no sabía de guerra ni mucho menos, tampoco era físicamente apto para muchas cosas... pero pensaba en ello constantemente. Le consumía. Buscaba todo el tiempo un modo de regresarle a los humanos su dolor.

El rechazo hacia Kilvas le duró hasta la época de la Caída de los Reinos, la cual llevó a la mayoría de las naciones laguz a unirse en alianza, afianzando la protección mutua entre ellos y excluyendo un tanto a los humanos. Fue en ese momento en que Reyson notó que, más allá de no preocuparse de ayudar a los humanos, habían incluso grupos dedicándose a saquearlos y aprovechar sus debilidades... grupos de cuervos, en especial. Esto le llevó a acercarse nuevamente a Kilvas. Si bien no perdonaba por completo a los cuervos, deseaba hacerse partícipe de cualquier iniciativa que perjudicara a los hombres. Aún si su espíritu sufría con esa clase de acciones y la negatividad le hacía caer enfermo, podía ayudar desde lejos, podía asistirles con sus canciones tanto como con su propio ser, atrayendo o engañando a los humanos. Mientras no tuviera que ser él quien clavara una daga en nadie, podía. Por el siguiente par de años, aquella fue y continúa siendo su vida.

Extras
-Es un tenor natural, específicamente tenor lírico, utilizando usualmente lo más bajo de su registro al cantar, aunque en galdr en que sea necesario es capaz de tomar un registro medianamente alto.

-Disfruta mucho ver paisajes naturales limpios, sin intervención humana.

-Desea ser más fuerte, tener la musculatora de un soldado o las alas poderosas de un halcón, pero sabe que nunca va a llegar a nada de eso.

-Pesa muy, muy poco. Los huesos de su raza son huecos, motivo por el cual son tan quebradizos, hechos para facilitar el vuelo. Esto sumado a la alimentación limitada y ligera le hace pesar la mitad que un humano de su talle.

-Pese a la belleza natural de las garzas, Reyson tiene una mirada bastante intimidante y odiosa cuando quiere.

-Una vez intentó ser rudo como un halcón y comer carne. Cruda, para peor. Acabó en cama por más de una semana, tan enfermo que se le vio al borde de la muerte.

Prueba de rol
No podía creer que no estaban permitiéndole salir. Se sentía enjaulado. Si había pedido unirse al saqueo de aquel pueblo arrasado y abandonado, era precisamente porque quería ver un asentamiento humano destruído, era porque quería estar presente si se daba el caso de que encontrasen humanos vivos; esperaba que pensaran exterminarlos, de ser así.

Pero aquellos malditos cuervos no se lo estaban permitiendo. Le habían dejado en la costa, detenido sobre la copa de un árbol para 'vigilar'. A Reyson no podía parecerle más burda y obvia excusa para alejarlo de su cometido. Oh, ciertamente estaría reportando eso al rey de los cuervos. Para comenzar, tampoco había motivo por el cual debiese tomar órdenes de vasallos cualquiera. El príncipe se cruzó de brazos, sentado sobre una rama de aspecto quebradizo, que lograba igualmente sostener su escaso peso; de aquel modo no agotaba sus alas, aunque en la quietud no podía sino centrarse en sus pensamientos indignados e impacientes. Entre más pensaba en ello, más molesto se tornaba y más resolvía que todo aquello eran tonterías.

Él también iría, acabó por decidirlo rápidamente. No podían prohibírselo. Y si tenían cualquier queja, podían dirigirla al rey de Kilvas o a quien le importase.

Decidido, el Príncipe Blanco se alzó en vuelo, tomando para su conveniencia su forma natural: una ágil garza blanca que volaba más cómodamente entre árboles que en territorio libre, procediendo sin problemas entre estos, en dirección al pueblo, con un pausado y grácil batir de las alas. Se trataba de un vuelo breve, mas al avanzar percibió un letargo cernirse sobre él. Súbitamente se sentía exhausto, sus alas pesaban, respirar profundo era difícil... salió de su transformación para reposar un poco, apenas planeando, agitado por ningún motivo aparente.

El sitio cargaba una energía negativa insoportable. Demasiada muerte en un mismo sitio, si debía de adivinar una causa. No podía, sin embargo, permitir que eso le detuviese. Si sería la voz de la ruina para la raza humana, como deseaba ser, tendría que aceptar esas cosas, aprender a cargarlas consigo. El pueblo apareció a su vista, resguardado entre áreas boscosas, aunque de este permanecieran apenas los cimientos de los viejos hogares, así como algunas construcciones humanas que Reyson no comprendría, ignorante a los detalles de la vida de esa especie. Bajó al nivel del suelo, sus alas estaban agotadas y le haría mejor caminar, aunque odiase ensuciar su calzado en terreno humano. Divisó a los cuervos, entrando y saliendo entre los escombros y comparando sus hallazgos.

Reyson se aclaró la garganta al acercarse. - Dije que vendría. - Anunció, terco, dirigiendo enseguida sus pasos hacia los restos de un hogar destruido. Los humanos se merecían aquello y más.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Ex-Príncipe de Serenes

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Hacha larga de bronce [2]
Tónico de res. [1]
Elixir [2]
.
.

Support :
Kurth
Kija

Especialización :
None.

Experiencia :

Gold :
2033


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: { The White Prince - Reyson }

Mensaje por Marth el Jue Oct 08, 2015 8:15 pm

• Ficha Aceptada •


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
esp. de bronce [2]
lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
Sello Maestro
.

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
251


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.