Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Un enemigo en común [Campaña] [Kurthnaga, Argus]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Un enemigo en común [Campaña] [Kurthnaga, Argus]

Mensaje por Invitado el Mar Feb 23, 2016 3:48 am

....Deseaba poder prestarle más atención pero ya eso no le era posible. Los enemigos le rodeaban por múltiples flancos y desviar su atención hacia algo más fácilmente podía conducirlo a la muerte. Su mirada se paseaba cuidadosamente entre cada contrincante, preguntándose a sí mismo cuál sería el primero en dar el primer paso, en atentar contra él. Hasta que finalmente ocurrió: un corpulento emergido que se encontraba a sus espaldas, sosteniendo una pesada hacha, se dirigió hacia él a grandes zancadas con el arma sujeta y alzada por encima de la cabeza; un golpe de ese filo fácilmente partiría la armadura del mercenario en dos, y a su espalda seguro que también.

....El pelirrojo aguardó a que su enemigo estuviese a una distancia considerablemente corta y cuando fue así se giró rápidamente usando su pie izquierdo como eje, agachándose segundos después para, con su espada empuñada en ambas manos, realizar un corte en una de las piernas ajenas. La herida fue lo suficientemente profunda como para arrebatarle al otro guerrero un quejido de dolor y hacerlo caer de bruces por no poder apoyar más en esa pierna. El espadachín aprovechó para ponerse y antes de que su contrincante pudiese siquiera voltearse, enterró la espada en la espalda, atravesándole hasta el pecho.

....La forma en la que abatió al primer emergido ocasionó que los demás considerasen la alternativa de atacarle entre varios, y así fue. El cuerpo del hombre era grande y no precisamente muy flexible, pero tenía la experiencia de su lado, así como buenos reflejos. Fue moviéndose a cualquier zona que le pareciera segura, evadiendo cuanta arma iba dirigida en su dirección, o bloqueando ésta con su propia espada.

....Los enemigos no le daban tregua y buscaban un ángulo nuevo cada vez. Él, al saber que no podía permitirse una ofensiva demasiado directa, contraatacó en cada ocasión que pudo, dirigiendo sus cortes hacia zonas que estuviesen expuestas o vulnerables. Realizaba el corte en una mano a uno, un corte en el cuello al otro, el combate cada vez se prolongaba más mientras se dedicaba a aprovechar únicamente los errores del enemigo, si bien en el proceso se llevó algunos cortes.

....No supo cuánto tiempo transcurrió, ¿diez minutos? ¿Quince? ¿Veinte? Era indiferente, lo único que le importaba es que no había salido ileso del combate, pero sí vivo. Un pequeño corte se veía en su mejilla izquierda, y uno más profundo a lo largo del antebrazo derecho. Seguramente habría otros más, pero la sangre que manchaba su armadura, así como la mugre que le cubría, no dejaban evidenciar con facilidad qué tan maltratado se encontraba.

....Buscó con la mirada al príncipe, preocupado de no ver su colosal figura. Limpió tan rápido como pudo su espada y la enfundó en su cintura, para luego empezar a recorrer preocupado el campo de batalla. Su primer temor fue que el chico hubiese podido llegar a ser abatido. -
¡Muchacho! ¿¡Estás por ahí!? ¡Ya la batalla acabó! ¡Joder, dime por favor que estás bien!
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Un enemigo en común [Campaña] [Kurthnaga, Argus]

Mensaje por Kurthnaga el Sáb Feb 27, 2016 10:05 am

Estaba demasiado agotado, toda aquella situación había sido demasiado para él: la sensación de la batalla, el sufrimiento... el olor de la sangre impregnada en el suelo de los enemigos que uno a uno iban cayendo. El príncipe dragón tampoco estaba acostumbrado a transformarse ni a pelear en su forma más animal pero eso había sido porque nunca se había encontrado en la situación que lo hubiera requerido: transformarse dos veces en el mismo día, teniendo un leve periodo de pausa entre aquellas dos transformaciones había sido probablemente, demasiado para él. No le gustaba quedarse encerrado en palacio, porque sentía que no podía hacer nada de provecho allí pero después de su primera batalla real se sentía demasiado aislado a toda la realidad. Era como un choque contra la realidad, pero en su mente todavía prevalecía el pensamiento de querer luchar por volver a instaurar la tranquilidad en Goldoa.

Se escondió en un resalto natural del terreno; Goldoa se trataba de un país con un terreno rocoso en su gran totalidad así que no había demasiadas opciones con las que tratar. Solo esperaba que los enemigos no le pudiesen detectar; había leído en libros que los beorcs no tenían desarrollados al nivel que los laguz los sentidos de percepción así que ahora que no era un gran dragón 4 metros esperaba que pudiera pasar desapercibido hasta que todo se calmara. No quería pelear, tampoco es que hubiera querido pelear en el pasado pero ahora ya se le habían acabado todas sus energías y no tenía ninguna motivación para seguir en pie: si volvía a intentar salir al campo de batalla tenía un mal presentimiento de que le matarían. Tenía que volver a palacio, no podía perecer en aquel lugar.

El miedo le había consumido por completo y tuvo que admitir que le costó unos segundos percatarse de que Argus le estaba llamando. ¿Ya había terminado todo? ¿No habían... más enemigos? Presionó su pecho sintiéndose algo más aliviado conociendo ese dato, pero igualmente sintiéndose demasiado agobiado por todo lo que había ocurrido en solamente un día. Se levantó de donde se había estado ocultando, mirando alrededor y andando con débiles pasos hasta el pelirrojo beorc. Sus piernas temblaban y se derrumbo sobre el suelo quedando a otros metros de el otro. - No se preocupe... Estoy bien. Dentro de todo lo que esta situación conlleva. No soy un experimentado guerrero como usted, creo que eso ha quedado claro minutos atrás. - No hizo ademán de intentar levantarse del suelo, estaba demasiado cansado y realmente debería recuperar algo de energía para poder volver a casa.

-Gracias por protegerme, Argus. Debería preguntar porque un beorc se encuentra en tierras dragón pero sin su presencia aquí probablemente no hubiera podido regresar a palacio. Si hay algún motivo por el que se encuentre aquí y puedo ayudarle, solo coméntemelo. - Se había acomodado en el suelo donde había tenido la mala suerte de caer agotado allí, cuando agradeció su cooperación con aquellos enemigos, agachó un poco la cabeza en señal de respeto.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2462


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un enemigo en común [Campaña] [Kurthnaga, Argus]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 28, 2016 12:01 am

....El ver al muchacho nuevamente frente a sí le regresó el alma al cuerpo, pues realmente creyó por un segundo que el chico había perecido ante las armas de los emergidos. Bastó con ver todo el potencial que mostraba en su forma de dragón para saber que podía ser temible en el campo de batalla, pero la inexperiencia física y mental significaba mucho en contra para él al momento de luchar. Era ese rasgo precisamente el que pudo haberlo llevado a la tumba y el que, creyó él, así lo había hecho justamente.

....Se apresuró en acercarse hasta él tan pronto le vio, y una vez llegado hasta el pequeño dragón le colocó una mano en la cabeza para dar unas suaves palmadas en ésta de la misma forma en que se haría con un niño al que se le felicitaba por algo. -
Puede que no seas un guerrero curtido como yo, ¡pero vaya que supiste defenderte y defender a los tuyos! Seguramente tus padres hubieran estado orgullosos de haberte visto. - Acompañó sus palabras con una enérgica carcajada, liberando todo el estrés que se pudo haber acumulado en él a lo largo de la escaramuza reciente. Era entonces cuando se hacía evidente el contraste entre la conducta adoptada por el mercenario al momento de luchar, y la que poseía cuando no tenía que blandir su espada. - He llegado a escuchar que a ustedes los dragones no les gusta mucho que otros pisen sus tierras, y créeme que mi intención era venir e irme rápido y sin tener que molestarlos. Solo que... bueno, pasó lo que pasó. - Suponía que le debía de resultar incómodo al muchacho el comunicarse con él o siquiera verle cuando la diferencia de estaturas era tan notoria, y todavía más cuando su interlocutor estaba sentado en el suelo, lo cual acentuaba todavía más este hecho. Por esa misma razón optó por sentarse frente al príncipe y llevarse las manos al regazo. - Hace varias semanas otros guerreros y yo vimos que las cuevas de Kauku estaban infestadas de emergidos, y llegué a suponer que estaban intentando asediar Goldoa. Vine nada más para comprobar si ustedes también estaban teniendo problemas con estos invasores.

....La respuesta a la duda planteada por el varón se encontraba presente alrededor de ellos en la forma de múltiples cadáveres, los de los enemigos que habían osado a profanar las tierras de los dragones con oscuras intenciones. - Creo, muchacho, que la verdadera pregunta es si ustedes necesitan ayuda lidiando con estos sujetos. No me cabe la menor duda de que son poderosos, si un niño como tú pudo hacer todo lo que hiciste, no me imagino a los adultos de tu ciudad. Pero... los emergidos tampoco son un asunto que subestimar. Nos ha tocado lidiar con lo más sencillo por ahora, pero he visto incluso jinetes de wyvern y magos. Saben muy bien cómo dar pelea. - Era absurdo plantearle algo así a un simple muchacho, y tenía claro que ese tema debía de tratarlo con alguien de mayor importancia: el rey de la ciudad, o el líder del clan, fuera como fuera que se manejasen ellos. Pero sospechaba que el chico podría decirle, por lo menos, hacia quién dirigirle o aconsejarle con quién hablar. - Esto que has visto hace un rato está ocurriendo en todas partes, en todos los continentes. Nadie está a salvo. Y en mi opinión creo que ambas razas, e incluso todos los reinos, nos encontramos frente a un enemigo en común contra el cual es digno unir fuerzas.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Un enemigo en común [Campaña] [Kurthnaga, Argus]

Mensaje por Kurthnaga el Dom Mar 06, 2016 3:48 pm

No estaba acostumbrado a que nadie fuera tan cercano a él y que invadieran la zona de su espacio personal pero en un momento como aquel en que había notado como se había visto involucrado en una pelea que aunque no quisiera tomar parte... no tenía más remedio alguno. Y necesitaba el apoyo  aunque se tratara de unas palabras y unos golpecillos en la cabeza. Kurthnaga continuo en silencio durante unos instantes más sin saber como reaccionar en absoluto. Pero no pudo evitar sentirse sobresaltado cuando hizo una referencia a su familia, el joven dragón se pasó las manos por el rostro, preocupado. - No, no lo creo... Si Padre se llegase a enterar probablemente estaría muy disgustado conmigo. Lo único que me anima es saber que probablemente estará demasiado ocupado en palacio como para averiguar donde he estado. - Aquel beorc le había visto transformado, había visto que el color de sus escamas era negro. Un color insólito para un dragón de Goldoa, puesto que solo los miembros descendientes del linaje real lo tenían... Era una estupidez ocultar su relación con palacio, desde su punto de vista.

-Lo lamento, nuestras leyes son bastante exigentes en cuanto a las relaciones exteriores. - Hecho que claramente no compartía opinión al respecto con su Padre pero tampoco tenía la competencia como para poder emitir nada diferente sobre ello y que debería asumir como un hecho que era lo común en su país. -¿Las... Cuevas Kauku? ¡Fue un suicidio acercarse a esa zona! Sea como fuere, sí. Estamos notando la presencia de emergidos en el país, por suerte solo acampan por fuera de las murallas y no están siendo un problema general para la sociedad. Sé que está ocurriendo fuera de aquí, o al menos, tenía la certeza de que ocurre por toda la Alianza Laguz.

Sabía que en la Alianza era un problema común que estaba acechando a todos los países pero no sabía que también estaba sucediendo fuera de ellos, sobretodo teniendo en cuenta que los soldados eran beorcs no pensaba que también estarían atacando otros países beorcs sino que con la fuerza ofensiva que estos parecían tener, más bien parecía que fuera una alianza. Pero a pesar de ello no estaba seguro que Goldoa quisiera empezar una pelea en aquello, no estaba seguro de que si su padre querría proceder o como querría hacerlo y él, claramente no era una fuerza lo suficientemente importante como para empezar nada. - Mi poder viene derivado a ser un dragón negro, es... una situación diferente. De todas formas, nuestra raza es poderosa pero no somos conocidos por ser precisamente guerreros.

Cerró los ojos unos instantes, pensativo si realmente dar su opinión honesta al respecto o no; pero finalmente se decantó por hacerlo. Se levantó del suelo poco a poco para no marearse y eliminó con sus manos el polvo que había en sus ropajes. - No quiero que parezca que estoy rechazando ayuda: pero quiero ser realista. Sé que las cosas pueden complicarse en el futuro, pero las posibilidades de que Goldoa acceda políticamente a pelear junto a beorcs por una causa común como la de eliminar a los emergidos es muy limitada. Ya es demasiado increíble que Padre llegase a aceptar formar parte de la Alianza Laguz.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2462


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un enemigo en común [Campaña] [Kurthnaga, Argus]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 07, 2016 4:38 am

....Su conocimiento acerca de los dragones era muy limitada, por no decir que nula. Sabía tan solo lo que había llegado a escuchar en algunas ocasiones durante charlas de taberna: eran criaturas sumamente poderosas y que, además, no toleraban la presencia de otros seres en sus tierras; incluso creía recordar algunas historias, cuya veracidad todavía ponía en duda, que hablaban sobre inocentes viajeros o guerreros que morían de manera despiadada a manos de esa especie por haber caído por mala suerte en Goldoa. Sí sabía que existían dragones de distintos colores pero desconocía totalmente si tal rasgo servía para reflejar un estatus social en ellos, por lo que no le sorprendió en lo absoluto ver que el chico ostentaba escamas negras. Para él era lo mismo que ver a un espadachín de cabello negro.

....Pero sí que logró sumar dos y dos cuando su compañero dijo que su progenitor debía de estar demasiado ocupado en el palacio. ¡Eso significaba que el padre de ese pequeño era alguien importante en las altas esferas de Goldoa! El mercenario no se tomó la molestia de ocultar su sorpresa, abriendo un poco más de lo normal los ojos al contemplar a quien tenía en frente. -
¿Entonces tu padre es alguien relevante en la corte de tu gente? He escuchado que los dragones tienen una postura muy... neutra, digamos, en todas estas cosas. Pero tal vez si les hicieras ver el peligro que los acecha. - Con un amplio gesto de su brazo extendido abarcó un buen número de cadáveres que yacían cerca de ambos. Era un buen recordatorio del peligro que se cernía sobre todos ellos.

....Sabía, sin embargo, que lo que estaba intentando era nadar contra la corriente. La postura de los dragones se debía a una tradición muy, muy longeva y difíclimente lograría que ésta cambiara por las palabras de un hombre, o más bien un "beorc", a quien no conocían y que era totalmente insignificante incluso en su propia sociedad. Pero el no hacer o decir nada le dejaba un amargo sabor en la boca, y por esa razón quiso, por lo menos, insistir una vez más. -
Sé que los emergidos son problema de cada reino, y que cada regente debe solucionar sus problemas. Pero... cada vez que algún lugar caiga a manos de esos enemigos, seguramente las tropas causantes se unirán al ataque de alguna otra zona. Por ejemplo, seguramente si cayese Crimea, Begnion o Daein, los invasores vendrían para acá, y ustedes tendrían que enfrentarse a un enemigo cada vez más numeroso. Estamos ante un problema que le atañe a todo el mundo, sin importar su raza o su nacionalidad.

....Al ver que el chico ya tenía las fuerzas suficientes como para levantarse él decidió hacer lo mismo. Seguidamente dirigió la mirada hacia la ciudad amuralla que se encontraba a cierta distancia de ellos y cayó en cuenta del peligro que estaba corriendo. No estaba seguro de qué tan bien le caería a otros dragones verlo a él ahí, por lo que no podía quedarse por demasiado tiempo más. - Te diré algo, muchacho. Sé que seguramente no está en tus manos hacer que tu gente, o tu padre, cambien de opinión, y también sé que jamás en la vida alguien como yo lograría que eso ocurriese. Pero, aquí entre tú y yo, te ofrezco mi ayuda para cuando la necesites. Si algún día necesitas de mi espada para proteger tus tierras o cualquier otra cosa, házmelo saber, envíame una carta Sienne. Será nuestro pequeño secreto, ¿qué dices? - Volvió a sonreír con amplitud y extendió su mano derecha, robusta y áspera al tacto, a la espera de que su interlocutor se la estrechara en caso de estar de acuerdo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Un enemigo en común [Campaña] [Kurthnaga, Argus]

Mensaje por Kurthnaga el Mar Mar 08, 2016 7:39 pm

No pudo evitar sentirse sorprendido cuando el pelirrojo beorc le preguntó si su padre era alguien importante en la corte. Quizás había estado asumiendo que los beorcs tenían un conocimiento de lo que ocurría en Goldoa que probablemente no tenían, y en cierto sentido era lógico, porque a pesar que Kurthnaga había estudiado sobre muchas doctrinas, habían muchos hechos sobre sus vecinos de continente que desconocía. - ¡Perdón! Había asumido que los beorcs conocíais el hecho de que los dragones negros solamente son aquellos que pertenecen a la familia real. - Hizo una leve referencia por sentirse que no había sido capaz de entender a un beorc, aunque era una de las primeras veces que podía ver a uno de su especie así que tampoco sabía del todo como reaccionar y que cosas sabría y cuales no. Después de eso puso su mano derecha sobre su pecho, encima de su corazón. - Como he mencionado antes, soy Kurthnaga, el tercer príncipe de Goldoa. Lo que significa que mi padre es el rey.

Echó un vistazo rápido a la desoladora situación que habían dejado cerca del estrecho de los náufragos, todavía no le entraba en su mente como había sido capaz de sobrevivir a una batalla real. Su primera batalla real. No le gustaba la sensación que había tenido allí, incluso ahora se sentía todavía menos capacitado como para realizar nada en contra de los emergidos. Sangre, desolación y tristeza. Un gran ejercito que había caído intentando llegar a Goldoa... ¿Deberían enfrentarse más a menudo a algo así para frenarlos? No sabía si sería capaz de ello. - Lamento no ser de mucha ayuda. Concuerdo en que la postura neutral y de aislamiento no nos favorece en absoluto en una situación diferente a la que nos encontramos contra los emergidos, sin embargo no soy capaz de poder contradecir a una política que mi padre ha establecido durante milenios. Lamento admitirlo nuevamente pero no somos una raza que haya tratado con beorcs, a lo largo de mi corta vida eres el segundo de tu especie con el que he intercambiado palabras.

Y era porque tenía una mente más abierta sobre el mundo exterior que los demás dragones, probablemente porque a su corta edad de 90 años, a pesar de ser influenciado por las palabras de su padre, también había podido tener una visión algo externa porque la Alianza había sido más próximo a él que para el resto de la población. - Gracias por su ayuda, noble beorc. Tendré presente su proposición de ayuda en caso de necesitarlo, preferiría no tener que pensar que podría volver a estar expuesto a otra batalla pero no puedo pedir mucho en la situación en la que nos encontramos. De la misma forma, le brindo mi ayuda en caso de que la necesite, después de todo no creo que hubiera sobrevivido sin su ayuda. Será nuestro secreto, sí. - Asintió con la cabeza y estuvo unos segundos dudando sobre el gesto hasta que le estrecho la mano; no tenía la costumbre de realizar pactos mediante ese gesto.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2462


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un enemigo en común [Campaña] [Kurthnaga, Argus]

Mensaje por Invitado el Miér Mar 09, 2016 11:47 am

....La mente del hombre tardó un poco en procesar la información que se le había otorgado, y no porque fuese algo lento de mente sino por lo sorpresivo de todo aquello. Era su primer contacto real, frente a frente, con un dragón de Goldoa, y muy a pesar de eso la primera criatura de esa raza con la que había terminado cruzándose era, nada más y nada menos, miembro de la realeza. Todavía más, ¡era uno de los príncipes! La parte más curiosa era, sin embargo, que a pesar de lo sorprendido que se encontraba no se arrepentía en lo absoluto del trato que le había dado al "menor" hasta entonces, dándole palmadas o refiriéndose a él como "chico" o "muchacho" en vez de su nombre; podía ser un príncipe, podía ser una figura de autoridad, pero era, ante todo, un pequeño, un niño, y no creía que un trato distante y excesivamente respetuoso fuese a hacerle algún bien. Así era él, ciñéndose a las normas de etiqueta solo si era estrictamente necesario, pero nunca del todo conforme con las mismas.

....- Así que tercer príncipe... Vaya. - Sí, apenas terminaba de digerir esa presentación cuando su mano y la de su interlocutor se estrechaban mutuamente. Definitivamente era historia era a ser digna de contar a sus nietos, por lo menos si se ignoraba que a sus treinta y dos años de edad no tenía ni siquiera hijos y no parecía que los fuese a tener en un futuro próximo. Sacudió ligeramente la cabeza y se forzó a volver en sí. - Yo, como ya te dije, soy Argus, un donnadie; un mercenario sin tierras, sin títulos, y cuya muerte pasaría sin pena ni gloria. - Recobró la sonrisa al terminar de presentarse; sus palabras podían interpretarse como una muestra de humildad, aunque también era posible notarse cierta gracia en su voz, pues sí, le entretenía un poco referirse a sí mismo de esa forma. No le avergonzaba su posición social ni tenía ambiciones de elevarla, o por lo menos no por intereses personales.

....Eventualmente su concentración regresó a la conversación que habían estado platicando antes de que ambos se presentaran, ahora en mayor calma y tranquilidad. De acuerdo a lo que le decía el príncipe no parecía que el reino de Goldoa fuese a abandonar su postura firmemente neutral por lo pronto, y tal idea produjo en él cierto gesto de consternación. -
Tal vez sea muy atrevido de mi parte decir esto, Kurth, pero si lo que me dices es cierto quizá esté en tus manos, y solo en las tuyas, salvar a tu tierra. Las tradiciones son importantes, así como valorar y respetar lo que dicen los más ancianos y sabios. Pero... tener una rigidez comparable con la roca misma no sé qué tan prudente sea en estos tiempos. La roca podrá ser muy fuerte, pero eventualmente cede ante el embate del agua. Me temo que lo mismo podría pasar con tu ciudad si se queda de brazos cruzados ante el peligro que se cierne sobre todos los reinos y continentes. Puede que me equivoque, y ojalá que así lo sea, pero esa neutralidad que raya en la necedad podría ser la perdición de los dragones si piensan que el no actuar es el mejor curso de acción. - No dudaba que pudiese ser bastante impertinente al decirle eso al príncipe, o al opinar sobre las políticas de Goldoa cuando, sin lugar a dudas, el rey de los dragones había vivido él solo más tiempo que todo el linaje del mercenario, y cuando debía de contar también con otros antiguos más que le aconsejasen sobre qué hacer. Pero, ¿cómo podía simplemente callarse? ¿Cómo podía ver como algo bueno y natural el no hacer nada cuando el resto del mundo se está muriendo, y los enemigos andan tocando a la puerta? No podía evitar verlo de esa forma, y es que esa era su forma de vivir: era un hombre de acción, mas no acción entendida como combate, sino como el hecho mismo de participar, de intentar cambiar con sus propias manos lo que considera incorrecto o contraproducente en vez de mantenerse cruzado de brazos a esperar que el tiempo lo solucione todo.

....Tenía mucho más que decir, o eso sentía, y también eso quería. Sin embargo el tiempo le jugaba en contra, en especial cuando éste se aunaba con el lugar en el que se encontraba. Una vez más recordó que su propia especie no era bien recibida en esas tierras, y seguramente si lo descubriesen platicando con el muchacho este último recibiría una buena reprimenda con interactuar con un humano, y en especial con uno tan mundano e insignificante como él. Lo más apropiado para ambos era que el varón se marchara. -
Creo que ya terminé de hacer lo que tenía que hacer por acá, muchacho. Lo mejor será que me marche. - Por una última vez colocó la mano sobre la cabeza ajena y realizó un par de caricias sobre las hebras negruzcas del chico. Luego, sin más dilación, se dio la media vuelta y comenzó a caminar de regreso a la costa en el estrecho, específicamente al sitio en el que había dejado su bote, y en el camino, ¿por qué  no?, le echaría un ojo al barco en el cual habían llegado los emergidos para tratar de ver si podía conseguir algo útil que llevarse, bien fuese por su valor o por aportarle más información sobre el origen de esos invasores.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Un enemigo en común [Campaña] [Kurthnaga, Argus]

Mensaje por Eliwood el Vie Mar 11, 2016 6:21 am

Tema cerrado.
Cada participante obtiene 110 Gold.

Argus ha gastado un uso de su espada de acero.

Ambos obtienen un incremento de +2 EXP.
El skill Paragón confiere a Argus +1 EXP adicional.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
Espada de bronce [2]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3724


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un enemigo en común [Campaña] [Kurthnaga, Argus]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.