Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados


[Social] Cuna de lobos [Priv. Henry] XcrrjBs

Crear foro

[Social] Cuna de lobos [Priv. Henry]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Cuna de lobos [Priv. Henry] Empty [Social] Cuna de lobos [Priv. Henry]

Mensaje por Wu Xian el Jue Mar 26, 2020 2:08 am

La arenilla era molesta, pero soportable. Con un chal cuidadosamente enredado alrededor de su cabeza, podía cubrir su boca y nariz para evitar aspirar los granos de arena arrastrados por la brisa diurna del desierto. Sus ojos, fruncidos por una causa similar, le permitían ver solo gracias a que aún el sol se estaba poniendo por el horizonte, a la derecha de la dirección en que marchaban. No había pasado ni un día desde su arrivo oficial a Hatari, es decir, desde que fuera reconocida su asistencia en el sitio a fin de llevar a cabo operaciones en nombre de Goldoa, como se había anticipado ya mucho al parecer.

Todo aquí está muerto. —Comentó otra persona con la que marcaba el paso. En total eran seis personas marcando una ruta que les habían indicado desde el Oasis donde estaban haciendo uno de los campamentos. Los habían enviado a ellos para verificar que no hubiera nada en las ruinas cercanas que los Emergidos pudieran usar a su favor. Su grupo era solo uno de un puñado que se habían pasado el día haciendo lo mismo.

Wu Xian, en ese momento bajo el pseudónimo "Will" aún, había aprendido mucho sobre el resto de combatientes que se habían sumado a las filas. La mayoría hacía esto como un trabajo, no en simpatía; mientras que existían aquellos que simplemente no podían alejarse de las guerras ni las peleas, era algo inherente a su ser y lo buscaban hasta debajo de las piedras.

Y debajo de las piedras es justamente donde estaban buscando ahora. Las ruinas se presentaron ante ellos como una mancha gris en el suelo a la lejanía, pero fueron revelando su verdadera dimensión y naturaleza conforme los metros se reducían. Otra vez resonó ahora, por encima de las conversaciones que algunos tenían, fuera del interés de Wu Xian. —Bah, ahí no hay nada sino piedras y cadáveres de animales. —Claramente el trabajo de reconocimiento no los tenía muy contentos, pero incluso alguien como Wu reconocía el valor e importancia de estas.

Yo iré. —Anunció, corto y simple. —Pueden regresar al campamento si no quieren esperar. — Y es que en nada le beneficiaba que ellos se quedaran o se fueran si su actitud era de esa forma. Escuchó a uno de ellos chasquear la lengua, pero ignoró si era debido a su comentario u a otra razón. Rodeó el hueco en la arena donde las ruinas estaban inclinadas, como hundidas, analizando el mejor sitio para ingresar. Se notaba que no había sido un sitio demasiado grande u ostentoso, pero igual debía entrar a revisar.

Al final decidió bajar por lo que parecían haber sido pilares, hasta que llegó a un suelo estable. Hurgó su morral—revestido con arenilla, notó— y de ahí sacó un sobre de papel de pergamino. Dentro habían unos gránulos obscuros combinados con critales de colores variados. Tomó una pizca y lo depositó en el suelo, para luego raspar con su zapato. La mezcla crujió fuertemente bajo la fricción y al retirar el pie, una llama se alzó hasta medio metro desde el suelo. La fuente de luz le duraría el suficiente tiempo para explorar rápidamente. Acostumbró su vista a la penumbra alumbrada, mas el ruido de su intrusión había alertado algo y se lo hizo saber con gruñidos agudos.

Retrocedió unos metros, en dirección a la salida por si necesitaba huir y empuñó el mango de su espada, afianzándola y flexando las rodillas esperando a por el morador de las ruinas. Entonces, achicando los ojos... Uno. Dos. Tres. Cuatro... Cuatro pequeños hocicos caminaron hacia la lumbre, revelando pequeños cuerpos cubiertos de pelaje claro. Wu entonces se irguió y soltó el arma. Exhaló posteriormente, analizando las crías de lobo que ahora tenía en frente gruñéndole y bramándole con el pelaje erizado.

Nuevamente, y sin quitarles la vista de encima, hurgó a ciegas en su bolsa y encontró dos trozos de carne seca. No era mucho, y seguramente no recibiría una ración extra por haberse gastado aquello, pero... Se sentó en el suelo con las piernas cruzadas y agitó los pedazos de jerky frente a él, pareciendo animar a las pequeñas bestias a acercar con recelo pero sin hostilidad.
Wu Xian
Wu Xian
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Mymidon

Cargo :
Mercenario

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulneary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Cuna de lobos [Priv. Henry] Espada%201

Experiencia :
[Social] Cuna de lobos [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
104


Volver arriba Ir abajo

[Social] Cuna de lobos [Priv. Henry] Empty Re: [Social] Cuna de lobos [Priv. Henry]

Mensaje por Henry el Jue Mar 26, 2020 11:27 pm

- ¡Caw! - Un graznido al noroeste encaminó a Henry en esa dirección. Ya llevaba casi un mes en el desierto y sus encuentros con emergidos habían disminuido. Los cuervos se estaban divirtiendo haciéndole caminar en círculos.
Él lo sabía pero igual les seguía el juego, probablemente las aves habían saciado su hambre y por ello ya no lo guiaban hacia ese tipo de objetivos tanto como antes, sino hacia más oasis, piedras con sombras y otras curiosidades, algunas plantas del desierto o algún cadáver seco

Aunque hubiera preferido  algo más de actividad en sus días, el paseo seguía siendo placentero. La falta de humanos en las cercanías, acompañado por los cuervos y avistando algún que otro lobo en la lejanía que desaparecía casi al instante. Que tal vez fueran espejismos.


Esta vez Henry llegó a otra sombra de unas rocas bastante particulares, ¡Parecían un conejo gigante! Dos alargadas en la cima apoyadas sobre una gigante que era el cuerpo y una más pequeña que hacía de cabeza y el montículo de arena de otro lado podía ser tranquilamente el rabo. Pero lo más interesante fue cuando al acercarse para descansar un rato de los rayos del sol durante sus horas más fuertes, el mediodía, la piedra comenzó a gruñir.

- Woaaah! - El peliblancó exclamó sorprendido y trotó curioso los últimos metros que le separaban de las piedras, tropezándose con la arena. ¿Qué clase de magia sería aquella? ¿O sería una criatura real? Pero más sorprendido estuvo cuando ¡Un pequeño conejo saltó de entre las orejas del gran conejo de roca! y - ¡Ouch! -

Henry cayó al piso al ser asaltado por una figura pequeña y dorada que, desde entre las orejas gigantes de roca, saltó directo a sus brazos. No fue un lindo encuentro, el animal lo mordió y volvió a saltar, esta vez por sobre su cabeza, para alejarse a la carrera. - Awww ¡Sangre! - Se quejó afligido, viendo el negro de la manga que cubría su brazo oscureciéndose. Los cuervos revoloteaban alterados en el cielo girando en torno a el mago y su asaltante peludo.
Luego levantó la vista y se levantó de inmediato para perseguirlo. No era un conejo sino ¡Un pequeño cachorro de lobo!
- D'ow ¡Espera! Wof! Wof? No? - Intentó que el lobo detuviera su huida pero sin resultados, excepto tal vez que corriera más rápido?
Henry no tardó en perderlo de vista, pero los cuervos revoloteando en lo alto le indicaban su camino.


Tras una corta carrera que le dejó sin aire, sudado y al borde de sus fuerzas, divisó varias rocas al rodear una duna. O ruinas, como notó al prestarle más atención. Eran unas estructuras que en algún momento supieron ser edificios, ahora corroídos y semi enterrados en la arena. Los cuervos revoloteaban sobre ellos.

Entró a las ruinas sin cuidado y sin compañía. Las aves permanecieron afuera, en el cielo.
Cruzó un par de habitaciones aleatorias, atravesó un par de pasillos, pasando por el umbral a la izquierda o el de la derecha sin un plan específico, el interior del lugar parecía ser un laberinto interminable pero eso no impidió que encontrara su objetivo.

El mago ensanchó su sonrisa cuando al doblar en la esquina de un pasillo vio la espalda de la pequeña figura dorada acechando el interior de una sala. Se acercó entusiasmado pero despacio, intentando no asustar al cachorro pero. - Oh- Apenas este notó su presencia, el pequeño entró a la habitación que antes vigilaba. Henry continuó su persecución, si podía llamársele así a su lento trote. Podía caminar sin parar por días, si ¿Pero correr? Ja! Eso era algo completamente diferente. Cuando cruzó el corredor, se aproximó al umbral y vió el interior de la siguiente sala, pudo ver al pequeño animal abalanzándose sobre un humano que había allí. ¿Para morderlo como había hecho con él tal vez? Probablemente. Henry pensó, pero no se le ocurrió dar palabra de advertencia.

Estaba más interesando en lo que había más allá del humano. ¡Más cachorros! - Haha! - Rió el mago. ¡Tan adorables!

Ah! Pero tal vez debería matar al humano ¿No? Henry sonreía mientras caminaba dentro de la sala, buscando su tomo de magia de entre los pliegues de su capa. Pero antes de sacarlo notó los trozos de carne en el suelo. Hmmm tal vez lo mataría después.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Cuna de lobos [Priv. Henry] Tomo-1

Experiencia :
[Social] Cuna de lobos [Priv. Henry] Jm5byz1

Gold :
52


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.