Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados


[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] XcrrjBs

Crear foro

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Henry el Mar Mar 24, 2020 1:33 pm

Los emergidos comenzaron a arrasarlo todo. El rey había desaparecido. El ejército de Plegia era un desastre al igual que su territorio.

Era una muy buena situación. De golpe, las leyes ya no tenían peso, había caos por todos lados.

Henry no sabía qué mas pedir, excepto tal vez, otro comandante. Era divertido verlo desesperar sin saber que hacer, si. Pero en su confusión  se negaba a mandarlos a matar cosas.
Si solo buscaban un poco, ¡Estaban rodeados de cosas para matar! Pero no, les mandaba a hacer tareas de reconstrucción o búsquedas de desaparecidos, o transporte de víveres.... Aburridoooo. Solo un par de veces batallaron con emergidos que prácticamente aparecieron hostiles en sus narices.

Pero no, lo único que mataban era tiempo, con pequeñas tareas mientras esperaban órdenes de arriba. Órdenes que era bastante poco probable llegarían. Henry estaba seguro que el ejército como tal ya no era como una vez fue.


Y ahora se encontraban buscando un esclavo fugitivo que alguien había reportado. Henry se esperanzo por un momento al recibir la orden. "Oh oh! Podemos volar sus tripas?" Preguntó pensando que al fin tenían algo entretenido para hacer pero. "No. La idea es capturarlo vivo para que no pierda su valor." Indicó el comandante. "D'aaaw aunque sea podemos arrancarle algún brazo? La lengua? Mientras siga vivo....." Insistió el mago pero la respuesta que obtuvo fue igual de aburrida que antes. "Ileso, Henry." El comandante cortó por lo fácil.

Así que descepcionado, el peliblanco siguió a su batallon a emprender la búsqueda del fugitivo por las cercanías.
Lo que los llevó a  una zona abandonada y destruida del pueblo. Un joven laguz rubio era la descripción del fugitivo, pero lejos de algo vivo sólo se veían los restos negros de edificios incendiados.

El comandante dió la orden y los soldados se separaron para acaparar más área. Henry tomó una calle estrecha mientras otros tomaban otras rutas o entraban a algunas casas, si aún podía llamarselas así. Un par más de soldados tambien tomaron su misma ruta pero luego de girar en alguna que otra esquina el mago se encontró perfectamente solo.

"Manténgase en pares" había sido la orden, pero Henry siempre era la última opción en la elección de pares. Y él tampoco tenía preferencia por alguno de sus compañeros en armas. Además, no es como si estuviera faltando a la orden. Un aleteo a sus espaldas y un par de  punzadas en su hombro le avisaron de  la llegada de su compañero.

- Yay! Ahora sí somos un par! - Henry sonrió girandose para acariciar al cuervo, pero luego de un par de frotes a las suaves plumas de su pecho, su dedo fue atrapado en su pico. - Ouch! jaja! - Henry retiró su mano adolorido y el cuervo sacudió sus plumas, acomodándose gracil en su hombro.


Luego de un par de  horas de búsqueda en los que Henry encontró un par de  escorpiones y una rata muerta, el ave negra se hizo cargo de los cadáveres con gusto, comenzaron a escucharse gritos a la distancia. - Hmmm parece que encontraron al esclavo?. - Comentó Henry mientras avanzaba sus pasos. - Caw! - El cuervo soltó un graznido y el mago rio.
- Nyahaha! Ya se que no es por acá pero regresar ahora y ayudarlos a atraparlo tan rápido seria un desperdicio! - Comentó alegre siguiendo recto su camino, mientras ignoraba el bullicio a su derecha.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Tomo-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Jm5byz1

Gold :
52


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Arthur Kirkland el Jue Mar 26, 2020 11:36 pm

Los emergidos comenzaron a arrasarlo todo. El rey había desaparecido. Y el ejército de Plegia era un desastre al igual que su territorio.

Era una muy buena situación para una fuga. De golpe, las leyes ya no tenían peso, y había caos por todos lados.

Arthur había aprovechado la confusión que había en la ciudad para escapar de la celda en la que se encontraba retenido, junto con otros prisioneros que habían sido encarcelados en el mismo edificio en el que él se encontraba. De todas las pertenencias que al taguel le habían quitado y con el tiempo corriendo a toda prisa, tan solo fue capaz de recuperar la túnica verde que le había regalado su padre hace algunos años. Sin embargo, eso era lo único que Arthur necesitaba para poder escapar con la conciencia tranquila.

Ahora, el taguel tenía dos opciones. La primera era ir por el camino fácil, directo, e infestado de emergidos. O la segunda, ir por el camino que lo llevaba por un maravilloso y largo paseo por el oscuro bosque, plagado de humedad, raíces con las que tropezarse, y animales salvajes que no era muy amigables.

Sea cual fuese la opción que el chico eligiera, seguro que acabaría caminando por cuenta propia, pues era así de terco y orgulloso como para no aceptar ayuda, y aunque no era el tipo de persona que le temiese al peligro o a una pelea, sabía que era una estupidez explorar el exterior de manera inmediata sin tener un arma con la que pudiese defenderse.

En silencio, el chico se cubrió la cabeza con la capucha que estaba unida a su túnica verde, ocultando de esa forma sus orejas, cola y parte de su cara. Luego, él corrió sigilosamente fuera del edificio junto con otros prisioneros que estaban escapando en ese preciso momento, separándose de ellos en cuanto el taguel vio la oportunidad de meterse dentro de un callejón donde ocultarse.

¿Con los emergidos atacando la ciudad, los guardias se preocuparían en buscar a un pequeño esclavo como él? Pues, conociendo la mentalidad de los soldados de Plegia, se podía suponer que estos eran igual de orgullosos que el propio taguel. Pero aunque esto le causara muchas molestias, Arthur se sentía un poco importante de saber que ellos lo estaban buscando.

Pero él no se dejaría atrapar fácilmente. Correría más rápido. E incluso si tuviera que pelear, lo haría hasta la muerte.

Mientras el chico hacía todo lo posible para intentar mantenerse oculto, Arthur se preguntó si su antigua ama se encontraba bien. Él sabía que ella era una persona capaz de defenderse por sí sola y que no necesitaba que la protegiesen. Que ya no era “su ama” y que él podía hacer todo lo que él quisiera ya que no estaba presente para darle órdenes. Sin embargo, no podía evitar preocuparse, ¿qué tal si ella no había logrado escapar? ¿Qué tal si ella hubiera muerto mientras él estaba encarcelado? Arthur sacudió su cabeza para sacarse todos esos pensamientos de su mente, mascullando en voz baja que esos sentimientos que tenía ahora solo acabarían estorbándole.

- Ella es una chica grande, puede cuidarse sola.

Y ya que estaba pensando en ella, Arthur recordó que había dejado una beaststone en su habitación antes de que los guardias los encarcelaran, en caso de que la primera piedra se le perdiese. En cuanto pudo, el chico se dirigió hacia la casa de la bruja, evitando en lo posible a los guardias plegianos y siendo visto por unos pocos civiles que pasaban por el lugar. Al llegar, Arthur se sorprendio en encontrar una casa en ruinas, ¿acaso los soldados de Plegia la habían quemado? ¿O fueron los emergidos? En cualquier caso, toda la zona en la que el taguel se encontraba estaba ahora destruida y abandonada, así que supuso que fue lo segundo.

Todos esos recuerdos, los tomos de magia, esos libros llenos de conocimiento, llenos de maldiciones e inclusos los pequeños juegos de té que guardaban en la cocina habían sido destruidos en el incendio.

Arthur dejó caer unas cuantas lágrimas de su rostro y lloró un poco, aprovechando que nadie lo estaba viendo para desahogarse. Al cabo de unos minutos, se limpió la cara con el antebrazo y aprovechó el tiempo que le quedaba para explorar las ruinas en busca de la Beaststone.

- Por favor, que esté por aquí… Por favor, que esté por aquí…- Suplicó en voz baja mientras escarbaba entre los escombros.

Finalmente, el taguel halló el objeto que buscaba y sus ojos se iluminaron al contemplar la roca tornasolada que estaba bajo las rocas, la cual al ser tocada por la luz del sol cambiaba a varios colores, reflejando la cantidad de magia que existía en su interior.

Arthur estiró su mano para alcanzar la piedra y tomarla, al mismo tiempo que varios soldados aparecieron por detrás de él. Con la piedra ahora entre sus manos, el chico se volteó hacia ellos y se mantuvo en silencio, observándolos con una expresión neutral dibujada en su rostro. Los soldados le pidieron al taguel que se rindiera, pero este sonrió mientras su cuerpo absorbía la magia de la Beaststone.

Arthur ya se había rendido una vez y no iba a repetirlo de nuevo. La bruja que había sido su ama tampoco estaba ahí para detenerlo, y él no estaba dispuesto a obedecer las órdenes de otro beorc y menos si este no tuviese cualidades mágicas. No volvería a ser el esclavo de nadie. Arthur sería un taguel libre y lucharía hasta la muerte por ese deseo.

- ¿Rendirme? ¡Ja! Insensato… ¡Un verdadero caballero nunca se rinde!

Con su cuerpo ya transformado, el laguz atacó dando un primer cabezazo a uno de los soldados presente y luego, pateó con sus patas traseras al siguiente que quiso acercarse antes de que pudiera usar su arma física contra él.

- Lograré mis objetivos. Obtendré mi libertad y ninguno de ustedes podrá detenerme.- Sentenció con una voz distorsionada y firme, mientras continuaba luchando contra los soldados.
Arthur Kirkland
Arthur Kirkland
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Taguel

Cargo :
Fugitivo

Autoridad :
-

Inventario :
Beaststone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Piedra-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] YvwSTdF

Gold :
503


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Henry el Vie Mar 27, 2020 11:27 pm

No había pasado mucho desde el inicio de la batalla cuando el cuervo que se había instalado en su hombro retomó el vuelo. Henry hizo un puchero hacia el cielo a la par que escuchaba pasos de dos individuos aproximándose a su espalda y luego una voz que debería hacérsele familiar, pero no lograba asociarla con un rostro.

- Ey! ¿Qué haces aquí, no escuchas el alboroto? El objetivo está por allí. ¡Vamos! - Henry se dio vuelta sonriendo despreocupado con sus ojos cerrados hacia sus dos compañeros en armas. ¿Cuáles eran sus nombres de nuevo? - Ja ja ja - Su respuesta fue una leve risa y una acostumbrada expresión de disgusto se dibujó en la cara de los soldados. Sin más palabra, el par de hombres retomaron su ruta, solo dirigiendo una mirada al peliblanco para juzgar si los seguía en pos de su deber o no.

Henry les sonrió escuchando sus pasos alejarse y luego comenzó a caminar a paso lento tras ellos. Le reportarían al comandante y se tendría que aguantar un reproche de nuevo, tal vez algún que otro castigo pero nada a lo que el mago no estuviera acostumbrado.


A medida que se aproximaba a la zona de la batalla el sonido del combate aumentaba.
- Ey! ¿Dónde vas? ¿Dónde está el enemigo? - Escuchó preguntar la voz del soldado que le había hablado de los dos que se había cruzado antes, el 'Soldado A' decidió a falta de recordar el nombre. Y también escuchó una nueva voz respondiéndole agitada.

- ¡Huyan! ¡Es… Es el conejo! - Henry divisó el encuentro a la distancia. El recién llegado había sido detenido en plena retirada.

- ¿Cómo que es el conejo? - Preguntó de nuevo, el Soldado A. Probablemente frustrado por la incompetencia de sus camaradas. Primero se cruza con uno ignorando sus deberes y luego con otro activamente huyendo de ellos. Mientras, el Soldado B, su compañero que lo seguía silencioso y ahora se encontraba distraído pateando pequeñas piedras del suelo, no debería ayudar mucho con esa opinión. Henry estaba convencido del humor del Soldado A.

- ¡Si! ¡Es el más vil, cruel y perverso  roedor que hayan visto! - El Soldado C parecía aterrado. Y el ceño del Soldado A se fruncía cada vez más.

- ¿Cómo? Tsk, vamos.  - Claramente, Soldado C no estaba en sus cabales y Soldado A decidió ignorarlo y avanzar de todos modos con intención de cumplir con su deber. Indicándole así a Soldado B que en respuesta se encogió de hombros para seguirlo.

Pero Soldado C insistió tomándolo del hombro para detenerlo. - Ese conejo es un laguz, un asesino. ¡Los hará picadillo! - Les advirtió, pero Soldado A se lo sacudió de encima para seguir su camino. - Ese laguz será estofado de conejo. - Masculló.


Para entonces Henry ya había llegado junto a ellos, la conversación se le hizo interesante. Era cierto que el esclavo que buscaban era un laguz, pero no había asociado ello con que al ser laguz también era parte animal. El darse cuenta de ello picó su curiosidad y ahora estaba más dispuesto a cumplir su deber uh oh.

Hmmm ¿Cumplir su deber implicaba detener al laguz? Pero al parecer, se estaba resistiendo … ¿Tendría que atacarlo? Era consciente que el "ileso" que el comandante había indicado se refería más que nada a aprenderlo con el menor daño posible. Así que si se resistía debían ejercer fuerza en aprenderlo. HMMMMMM Henry estaba en un dilema.


Pero su dilema fue interrumpido por la batalla que legó en su encuentro.
Algunos soldados retrocedían heridos, dirigiéndose hacia ellos. Mientras otros más alejados trotaban en persecución de un haz dorado que se encontraba entre ambos grupos.

- ¡Woaaaaah! - El mago oscuro sonrió curioso al entrever esa figura peluda y adorable decorada con sangre que esperaba fuera enemiga. Oh, eh, ¿aliada? - Je je - El mago resolvió su problema en un desliz de pensamiento y alzando su tomo de ruina desencadenó su hechizo sobre los soldados que perseguían al laguz.

- ¿Qué fue…? ¿Qué estás haciendo? - Soldado A se dio vuelta sorprendido al ver el ataque que atacó a las tropas persecutorias. El ataque originado a sus espaldas. Y clavó su vista en el único mago allí con códice en mano.
Soldado A desenvainó su espada, al igual que Soldado B quien de repente perdió su expresión distraída reemplazándola por una seria.
Soldado C por su parte, salió corriendo aún más aterrorizado y confundido.

- ¡Ups! - La sonrisa de Henry era más ancha y alegre que antes.
Henry
Henry
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Mercenario, ex-soldado

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Tomo-1

Experiencia :
[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Jm5byz1

Gold :
52


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur] Empty Re: [Entrenamiento] El desertor y el conejo [Priv. Arthur]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.