Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Un atajo al caos [Priv. Undertaker]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Un atajo al caos [Priv. Undertaker] Empty [Campaña de liberación] Un atajo al caos [Priv. Undertaker]

Mensaje por Azazel el Vie Nov 01, 2019 11:51 pm

Ahora… ¿A qué punto del mundo querían llevárselo? Rosanne era el nombre, si es que ese era el sitio que tanto mencionaban el resto de los guardias y soldados de Senay. No le cabía duda de qué debería hacer una vez arribaran allí, al menos. Sería matar, como siempre, en pos de algo o alguien, esta vez a gusto de un reino o algo parecido que ni siquiera conocía. Claro que no lo hacía por sí mismo, pues nada podía justificar para él atraparse en una carreta durante días con la única intención de limpiar un sitio lleno de monstruos que en primer lugar jamás le habían supuesto un problema.

Pero tenía una razón para querer desaparecer de las cavernas, motivo por el cual no se resistió mucho cuando le propusieron ser parte del voluntariado. Por decirlo de alguna forma, no podía estarse tranquilo en la prisión, ni trabajando ni huyendo de sus obligaciones. Sentía que tenía pegada en la carne sensaciones imposibles de disgusto y miedo que no habían hecho sino crecer con el paso del tiempo. Su recolección del pasado era simple, una capa de polvo ligera, pero sí había una cosa que recordaba, que volvía a él y no dejaba de rondar en sus sueños. Desde ser… reprimido por su rey, no había tenido noches tranquilas.

Había sido castigado por atacar a un actor ambulante, debido solo a sus impulsos irracionales. Desde ese día no había hecho más que clamar a Duma por su absolución, no pudiendo rectificar el hecho de ninguna forma. Ser un guardia ya no le brindaba orgullo, y poca motivación tenía de defender el reino y sus intereses. Más separarse de Senay era un respiro que no sabía que necesitaba, sobre todo sintiéndose tan vulnerable y confundido, tan dolido y tieso.

El terreno cambiaba poco a poco cada kilómetro, anunciando la llegada a un sitio que le era totalmente desconocido. Las praderas eran verdes y salvajes, abandonadas a su suerte y al descuido del tiempo. Por lo mismo casi le daba la impresión de poder atravesarlas a pie hasta perderse en el infinito. Distraído por este escenario, mantuvo su vista en el paisaje todo el resto del recorrido, hasta por fin llegar a un puesto de avanzada apenas recién construido -y bastante oculto- para poder comunicarse con la ayuda extranjera. Lo primero que hicieron fue identificarse ante los soldados extranjeros, después, intercambiar provisiones. La única orden que pudo captar Azazel de aquella mezcla de voces y personas desconocidas fue que esa noche descansarían para marchar a pie la mañana siguiente. Según lo que habían dicho, irían directamente al corazón de una de las bases invasoras, para así desbaratarla de raíz. Una enorme lucha se avecinaba, una de la que ni siquiera quería formar parte

Esa noche él se levantó, una vez más incapaz de conciliar el sueño. Había visto de nuevo aquellas alas enormes, alas de halcón, cosa que por poco lo hizo despertar gritando. Pero se contuvo, respirando varios minutos bajo la negrura de la noche. Azazel obviamente dormía separado del resto, y a la intemperie.

Sacudió su cabeza, se dio unas vueltas y se irguió por fin, asolado por el silencio. Mientras divertía su vista en la distancia, notó un foco de luz más allá en la lejanía. ¿Una cabaña en llamas? Se suponía que los emergidos ya habían superado al país hacía mucho e incluso habían quemado las plantaciones, pero al parecer todavía tenían qué destruir de entre las ruinas. ¿Cuánto serían? Podían ser suficientes para hacerlo por su cuenta, sin que nadie tuviera que saberlo. Si podía tomar a los monstruos por sorpresa ni siquiera tendría que transformarse. Tan solo debía caminar en la oscuridad hasta cazarlos uno a uno… ¡Su pasatiempo favorito!

Se acercó lentamente, aprovechando la longitud de la hierba y, junto con ella, su naturaleza sigilosa. Le tomó unos varios minutos aproximarse lo suficiente para notar lo que pasaba, solventando sus dudas. Eran emergidos, y cada uno de ellos portaba antorchas junto con sus armas. No era solo una cabaña la que habían conseguido quemar, sino que también estaban a punto de prender fuego a un establo entero. Pero todavía estaban rodeándolo con cautela, tomándose su tiempo, ¿Sería que había alguien dentro que los intimidaba? Lo importante era que estaban perfectamente distraídos. Azazel puso ambas manos en el suelo y comenzó a reptar, acercándose con una bien lúcida sonrisa y ambos ojos abiertos.
Azazel
Azazel
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dragonstone [1]
Elixir [3]
Tónico de Resistencia [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Support :
Thoth [Campaña de liberación] Un atajo al caos [Priv. Undertaker] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] Un atajo al caos [Priv. Undertaker] Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de liberación] Un atajo al caos [Priv. Undertaker] IN979RC

Gold :
598


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.