Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

Warrior Princess || Hinoka ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Warrior Princess || Hinoka ID  Empty Warrior Princess || Hinoka ID

Mensaje por Hinoka el Lun Oct 28, 2019 10:02 pm

Hinoka
Pegasus Knight
¡Nos encontraremos en el campo de batalla!

Datos
Nombre: Hinoka Hoshido.

Edad: 20 años.

Clase: Caballero pegaso.

Especialización: Lanzas.

Afiliación: Hoshido.

Ocupación: Princesa.

Personalidad
Hinoka es una mujer fuerte que, como se diría de manera coloquial, se ha hecho a sí misma. Desde cierto incidente decidió convertirse en una guerrera poderosa para defender aquello en lo que creía y desde entonces ha estado entrenando hasta la extenuación, aislándose de aquello que considera distracciones como los amoríos, las actividades cotidianas como coser o cocinar, o incluso el cuidado de uno mismo. Se siente orgullosa de la mujer en la que se ha convertido aunque no por ello los humos se le han subido a la cabeza: cada vez que alguien confiesa que siente admiración por ella, se sonroja y, según sus propias palabras, su rostro, acunado por sus finas hebras rojizas, se transforma en la viva imagen de un tomate. No se le da bien recibir halagos, por eso prefiere inspirar a la gente a la que conoce a continuar adelante antes de ser una mera diana de buenos comentarios.

Su mente y su corazón se encuentran siempre pensando en luchar por aquello en lo que cree ya sea conseguir la paz para Hoshido, devolver a Corrin al reino al que cree que pertenece —a su lado— o seguir entrenando para convertirse en una mujer capaz de valerse por sí misma en el campo de batalla. Normalmente muestra una actitud impetuosa y energética en tierra, pero cuando se sube a su pegaso dicha actitud cambia radicalmente. Por todos es sabido que los pegasos aceptan sólo a jinetes calmados y apacibles por lo que cuando monta opta por relajarse y adoptar una actitud parecida a la de todas aquellas luchadoras a lomos del pegaso que la han precedido. En el campo de batalla sabe cuándo actuar y cómo y siempre tiene un ojo para vigilar a los arqueros y mantenerse lejos de su radio de acción. Si bien no siempre puede esquivarlos, siempre se asegura de ser la primera que dé el golpe mortal antes de salir herida.

Suele ir acompañada por dos de sus vasallos, Azama y Setsuna, a los que adora. No por nada es una mujer cariñosa con los suyos y altamente protectora. El primero suele criticarle que Hinoka siempre se preocupa más por el bienestar de los demás que por sí misma y que encima siempre impone sus ideas sobre intentar hacer lo máximo por los heridos antes de darles una muerte rápida y fría. La segunda tiene en buena estima a su señora pues Hinoka se encarga de ayudarla a salir de las trampas en las que cae por equivocación y los líos en los que se mete sin siquiera ser consciente de ello. Ambos están convencidos de que llegado el momento, será un buen líder del ejército al que seguir. Los hombres que la acompañan en batalla opinan lo mismo.

Historia del personaje
Hinoka es la segunda hija de Ikona y Samuragi y la primera niña que ambos tuvieron. Mientras que Ryoma, el mayor, era el vivo retrato de su padre, ella tenía un ligero parecido con su madre, hecho que provocó las delicias de una Ikona acostumbrada a que sus amigos destacaran lo mucho que su primer hijo se parecía a su padre. Hinoka fue una niña feliz aunque cabezota y caprichosa. Al ser la pequeña recibía todas las atenciones y eso le encantaba, aunque poco después la gente empezó a interesarse más por la barriga de su madre, que crecía a un ritmo desorbitado para la pequeña. No era que algún demonio contra el que hubiera que combatir se hubiera metido dentro de ella sino que Ikona estaba embarazada de nuevo y eso era sinónimo a que le daría otro hermanito. Contrariamente a lo que muchos pudieran llegar a pensar, a Hinoka no le sentó mal que la gente dejara de atenderla a ella para poner sus ojos sobre el nuevo bebé, sino que ella misma se volcó en los cuidados del recién nacido Takumi como buena hermana mayor. Con Ryoma siempre había sentido que debía mantener una relación formal —quizá por su parecido con Samuragi— pero Takumi era otra historia: con él podía bromear y comportarse como la niña que era.

Poco después, Ikona volvió a quedar embarazada y dio a luz a una niña, hecho que alegró a Hinoka,  pues Takumi no parecía muy por la labor de “hacer cosas de chicas”, aunque en realidad la muchacha lo único que quisiera fuera jugar a la peonza. Sakura, la recién llegada, era dulce y tímida y Hinoka la adoró desde la primera vez que la vio. Cuando el pelo rosado de su hermana empezó a crecer fue la primera en ofrecerse voluntaria a hacerle coletas y moños aunque lo único que consiguiera fuera hacerla llorar al tirar demasiado de su pelo o anudárselo sin querer. Contrariamente a lo que pudiera pensar Takumi de ella, las “cosas de chicas” no eran algo que a Hinoka se le diera demasiado bien.

Fue aproximadamente cuando tenía siete años cuando una mujer morena de sonriente rostro llegó al reino pidiendo ayuda. Llevaba en sus brazos una niña pequeña de orejas puntiagudas y Hinoka se enamoró a primera vista de aquel ser pequeño y juguetón. La adoraba. Quería que fuera su hermana. Y sí, puede que ya tuviera a tres hermanos más, pero Corrin, así se llamaba la pequeña, tenía una vitalidad y una energía de la que carecían los demás. Muchas veces acudía al lugar en el que se refugiaba la mujer, llamada Mikoto, para salir a jugar con Corrin y aunque la morena la hiciera sentirse incómoda —parecía tener una mirada demasiado cariñosa para todos, incluso para ella—, Hinoka siempre conseguía envalentonarse para hablarle y preguntar por su pequeña hija.

Su vida tranquila y risueña cambió radicalmente cuando su madre enfermó. Tras terminar en la cama, no terminó mucho en fallecer y aquella fue una noticia que a Hinoka, cariñosa y apegada a todos, la destrozó por dentro. La niña se escondía para llorar y se decía que nunca más volvería a encariñarse de nadie, pero le resultaba imposible. Ella estaba hecha para amar, para confiar en los demás y volcarse en el cuidado y bienestar de éstos. No podía de pronto dejar atrás todo lo que haía sentido. Y fue entonces cuando Ryoma, su hermano mayor, actuó como el pequeño adolescente sabio que era y al convenció de que amar era correcto y que la muerte formaba parte de la vida. Fue gracias a sus palabras y a la compañía de Sakura y Takumi que Hinoka fue capaz de recuperarse y seguir avanzando. Poco después Sumeragi anunció que se casaría con Mikoto, la madre de su amiga Corrin, y aunque la noticia no gustó a Hinoka, sintió que debía callar y acostumbrarse por el bien de su padre y de su reino. Tardó mucho tiempo en aceptar a Mikoto como a su nueva madre.

Las desgracias nunca vienen solas y el destino reservaba una importante prueba para la pequeña. Cuando tenía aproximadamente siete años y poco después de que se anunciara el compromiso de Sumeragi y Mikoto, su padre tuvo que acudir a una reunión aparentemente pacífica con el líder de su reino vecino, un tal Garon. Hinoka quiso acompañar a su padre pero éste decidió que le acompañara únicamente Corrin, su gran amiga y hermana menor en Hoshido. Hinoka asintió, aunque no quedó contenta con la decisión. Si hubiera decidido seguir presionando, quizá Sumeragi le habría permitido acompañarle. Sin embargo no lo hizo, y ésa fue una decisión que no se perdonó jamás.

En resumidas cuentas, la conferencia de paz no fue exitosa. Las tropas de Nohr atacaron a su padre, acabaron con su vida a traición y secuestraron a la pequeña, aunque lo que se dijo fue que la niña de orejas puntiagudas había desaparecido. El primer pensamiento de Hinoka no fue, por sorprendente que parezca, para su padre sino para la pequeña que seguía con vida en algún punto del país vecino. Sin siquiera ir armada o protegida, Hinoka huyó del castillo y empezó a correr hacia la frontera, dispuesta a traspasar el límite, encontrar a Corrin y regresar con ella a casa. Desgraciadamente, su ímpetu no la llevó ni a llegar al pueblo más cercano; cuando estaba a punto de abandonar la ciudad Ryoma y Mikoto aparecieron ante ella y se lo impidieron. Hinoka intentó escaparse de nuevo muchas otras veces, siempre sin pensar demasiado en una estrategia y haciendo uso de la fuerza bruta, pero sus hermanos y su madre consiguieron detenerla en todas y cada una de las ocasiones.

Fue en uno de esos momentos cuando vio pasar sobre su cabeza un caballo alado. Un pegaso, como lo llamaban en el reino. Llorando y herida por haber caído en su huida y mientras Ryoma la llevaba de vuelta a casa, Hinoka decidió que sería genial poder cabalgar sobre lomos de uno de aquellos animales. Ni su hermano ni su madre podrían detenerla si iba a buscar a Corrin así y decidió, en ese preciso instante, que se convertiría en una caballero pegaso. Todos intentaron impedírselo, incluso Mikoto, pero ella rechazó sus consejos e incluso le echó en cara a la morena el meterse en su vida cuando ni siquiera era su auténtica madre. La cara dolida de Mikoto quedó para siempre grabada en las retinas de Hinoka y aunque se disculpara después, se dijo que nunca más volvería a tratar de aquella manera a sus seres queridos.

Gracias a su entrenamiento como caballero pegaso maduró. Pasaron los años y al hacerlo la propia Hinoka fue consciente de que escaparse del castillo sola y desarmada para ir a buscar a Corrin era una tontería. Se centró en aprender a ser una buena guerrera en el aire, a que no hubiera ningún enemigo que pudiera con ella. Abandonó debido a su obsesión por el campo de batalla todo aquello que podría haberla convertido en una señorita como el perfume o el maquillaje, y centró su existencia en la defensa de sus seres queridos, de su reino y en la búsqueda futura de su hermana perdida Corrin. Incluso se aisló de posibles amoríos, por lo que nunca ha tenido pareja y ni siquiera se lo ha planteado —Tsubaki consiguió sonsacarle eso en una ocasión—. Por suerte para ella, la familia ya tenía a Sakura, la pequeña y tímida, para que hiciera de princesa delicada y bella.

Extras
- Ama con fuerza a su pegaso. A pesar de ello, todavía no ha decidido un nombre para él. Al animal no parece gustarle ninguno de los que Hinoka escoge para él. Van pasando los años y siguen igual. Es cuestión de  tiempo de que la cabezonería de uno venza a la del otro.

- Siempre se ha sentido culpable por no haber podido hacer algo por proteger a Corrin de Garon. Fue éso lo que la empujó a entrenarse sin descanso y convertirse en una hábil luchadora aun a pesar de los comentarios en contra de los miembros de su familia.

- Tiende a guardarse para sí sus propios pensamientos y miedos. Eso hace que no le haya confesado a prácticamente nadie lo culpable que se siente por haber rechazado a Mikoto en un principio, por ejemplo, o por algunas de las muertes de sus hombres en batalla.

- Tiene cero talento para la cocina, el maquillaje, los perfumes, la costura o el arte. Una vez intentó preparar una tortilla para Ryoma y éste pensó que Nohr les había invadido y había empezado sirviéndoles veneno antes de conquistarles. Aunque después se echó a reír, Hinoka no está del todo segura de que fuera una broma.

- Pese a que es una princesa, nunca se ha planteado convertirse en reina. Siempre ha tenido muy claro que Ryoma sería el perfecto monarca de Hoshido y se siente orgullosa al pensar en ser liderada por semejante persona.

- Su cumpleaños es el 18 de agosto.

Prueba de rol
Los emergidos empezaron a atacar a los terrenos cercanos al castillo una oscura noche de primavera. Ryoma se encontraba fuera, en un concilio de naciones sobre la manera de tratar la crisis que se encontraban viviendo los países y Takumi le había acompañado con la intención de aprender más sobre los asuntos políticos familiares. Quizá los emergidos escogieron aquella noche para atacar confiados en que el castillo sería sencillo de derrocar gracias a la ausencia de las dos figuras masculinas y con ansias asesinas, acabaron con los guardias de la entrada y empezaron a penetrar en el jardín exterior de la residencia. Quien dio la voz de alarma al ver a un par de aquellos guerreros combatiendo contra sus propios guardias fue una afiebrada Mikoto, quien en aquellos momentos se recuperaba de un resfriado pasajero que Azama y Sakura se habían encargado de tratar desde buena mañana.

La mujer llegó corriendo a las habitaciones de sus hijos y les pidió que permanecieran allí a salvo mientras los guardias se encargaban de alejar del castillo a los seres de la oscuridad que se atrevían a atacarles cuando eran claramente un blanco fácil. Su voz sonó como una orden por primera vez en mucho tiempo y Sakura, la única de las hermanas que salió al pasillo a recibirla, asintió con timidez y miedo. Ella sólo era una curandera, ¿cómo iba a poder hacer algo contra aquellos monstruos desalmados? Mikoto le envió a su hija menor una mirada cargada de amor y a continuación procedió a buscar a Hinoka para preguntarle si ella sería también capaz de mantenerse en silencio y a la espera en un lugar seguro. El miedo recorrió el cuerpo de la reina cuando ésta descubrió que Hinoka no se encontraba en su habitación.

Estaba entrenando… —comentó tímidamente su hermana.

[. . .]

En efecto, cuando Hinoka no conseguía dormir se levantaba de la cama y de puntillas salía de su habitación, cruzaba todo el palacio y bajaba hasta  las caballerizas para entrenar con su Naginata. Eso era lo que estaba haciendo en aquellos momentos, con el flequillo atado en una ridícula coleta y con sus ropas menos decentes —por no decir que imitaban el bárbaro código de vestimenta de Rhinka—. Balanceaba la lanza de un lado de otro y combatía dando golpes contra enemigos imaginarios, mejorando sus habilidades y su manejo del arma. Decir que fue ella quien primero vio a los emergentes sería una exageración, pues fue gracias a los relinchos de su pegaso que fue capaz de saber que había algo en el castillo que no iba del todo bien. Extrañada por el impropio comportamiento de su montura, Hinoka se asomó al exterior de las caballerizas con curiosidad y  fue entonces cuando vio a las hordas de emergentes haciendo acto de presencia e intentando invadir su castillo.

No se lo pensó ni un segundo. Apretó con mayor fuerza la Naginata en su mano, preparó a su pegaso y montó sobre él antes de salir de las caballerizas y alzarse en el aire. Desde su posición privilegiada, pudo percibir la marabunta de enemigos que le esperaban. ¿Pero se amedrantó? No. Hinoka no tenía tiempo de sentir miedo o de echarse para atrás en sus decisiones. Controló sus ansias de guerra y dirigió a su pegaso hacia el suelo, lugar en el que le arrebató la vida a dos de los emergentes moviendo con habilidad la lanza de izquierda a derecha. Fue entonces cuando escuchó los gritos de su madre enferma, pidiéndole desde el interior del castillo que regresara.

¡Ponte a salvo tú, Mikoto! —gritó para que ésta la escuchara. Aun le era difícil llamarla “mamá” a pesar de todos los sentimientos positivos que pudiera sentir por ella—. Yo puedo encargarme de éstos. ¡No dejaré que os hagan daño! —exclamó con total confianza. Hinoka no era una princesa necesitada de protección. Ella combatía y protegía. Hacía lo que su corazón le ordenaba. Y en aquellos momentos sabía que debía ayudar a los soldados del castillo a erradicar la plaga. Se movió de nuevo con agilidad y valentía y pronto sus acciones inspiraron a todos los soldados que peleaban junto a ella y que fueron apareciendo progresivamente. Todos gritaron con energía y Hinoka fue la que gritó más alto mientras descendía del cielo para clavar su Naginata en los cuerpos de aquellos seres de pesadilla y arrancarles la cabeza de cuajo—. ¡Por Hoshido! —gritó, convencida de la causa. Aquellos que la acompañaban la imitaron.  
Hinoka
Hinoka
Support :
None.

Experiencia :
Warrior Princess || Hinoka ID  Jm5byz1

Gold :
122


Volver arriba Ir abajo

Warrior Princess || Hinoka ID  Empty Re: Warrior Princess || Hinoka ID

Mensaje por Eliwood el Mar Oct 29, 2019 1:18 pm

Todo luce en orden, sólo nos falta su firma en el libro de Reglas para poder aprobar la ficha~


Warrior Princess || Hinoka ID  Firmaeligif
Ficha | Relaciones | Cronología
Gracias a Roxy por el nuevo avatar!! <3


AWARDS!:
Warrior Princess || Hinoka ID  Scf7o0
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth Warrior Princess || Hinoka ID  Iwzg0SR
Lyndis Warrior Princess || Hinoka ID  JEIjc1v
Nils Warrior Princess || Hinoka ID  JEIjc1v
Izaya Warrior Princess || Hinoka ID  JEIjc1v

Especialización :
Warrior Princess || Hinoka ID  Espada%202

Experiencia :
Warrior Princess || Hinoka ID  Iu4Yxy1

Gold :
1067


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.