Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

Strategist of Riegan — [Claude ID]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Strategist of Riegan — [Claude ID] Empty Strategist of Riegan — [Claude ID]

Mensaje por Claude el Lun Ago 26, 2019 12:06 pm

Claude von Riegan
Clase
"It’s not luck, it’s fate"

Datos
Nombre: Claude von Riegan

Edad: 17

Clase: Archer

Especialización: Arcos

Afiliación: Viejo Imperio de Valm (Alianza de Leicester)

Ocupación: Estudiante en Garreg Mach y heredero de la Alianza de Leicester


Personalidad
Como si contase con una especie de magnetismo especial en su interior, Claude siempre estará rodeado de personas. Desde sus compañeros de clase a soldados de la Alianza, su buen carácter y facilidad de palabras le granjean una buena reputación en boca de los demás. Allá donde se encuentre siempre habrá una conversación en la que participar, un sinnúmero de sonrisas, de guiños y de palabras agradables por su parte. Si la gran mayoría de las personas que lo conocen lo tuvieran que describir con una sola palabra seguramente utilizarían encantador.

Por normal general, rehúye del conflicto. Es un gran estratega y conoce las consecuencias de llevarte mal con la otra parte. En un tablero siempre consigue su objetivo aquel personaje que pasa desapercibido, que es querido por los demás, en lugar de aquellos que abiertamente manifiestan sus intenciones. Es por ese motivo que prefiere mantener un comportamiento sosegados, prácticamente despreocupado, aunque en más de una ocasión estén agolpándose mil y un pensamientos en su cabeza a la vez. La táctica es no permitir que nadie sepa en lo que estás pensando; que no sean capaces de leer entre líneas.

Sin embargo, más allá de su aspecto sonriente, de su carácter agradable y de todas las sonrisas que esboza, se esconde alguien con unas preocupaciones y ambiciones muy arraigadas. Su mente siempre intenta ir un paso por delante de los demás, buscando cuál es el mejor camino para conseguir su objetivo, sin importar todo lo que deba hacer para ello. ¿Convencer a los demás con su sonrisa y don de gentes? ¿Buscar a quien cuente con una habilidad que necesita? ¿Codearse con las personas que cuenten con una posición interesante? Todo ello hecho. No se le caerán los anillos ni se sentirá avergonzado. Todo es por un bien superior. Por buscar un mundo mejor.

Finalmente, solo cuando se encuentre en plena confianza con otra persona serán capaces de ver cuál es su verdadera personalidad, aquella que se mantiene en la sombra la mayoría del tiempo. Podría parecer que cuenta con un montón de amigos y compañeros, pero en realidad es un lobo solitario cuya confianza es muy difícil de conseguir. No obstante, cuando esto ocurre nunca abandonará a la otra persona. Solamente cuando estén en peligro o vea sus planes a punto de ser truncados mostrará una personalidad más agresiva.


Historia del personaje
Por norma general la vida de un noble no tenía demasiados detalles interesantes: nacía en una buena familia, vivía rodeado de lujos, le organizaban un matrimonio y formaba una familia mientras dirigía sus tierras. Sin embargo, aunque Claude es considerado un noble, su vida nunca se ha asemejado ni una pizca a lo que podría esperarse de él. Porque tener una herencia diferente por parte de cada uno de tus progenitores no siempre equivale a una suma.

Claude siempre supo que era diferente al resto de niños que le rodeaban, tampoco es que ellos se molestasen demasiado en callar lo evidente, pues tanto el tono de su tez como el color de sus ojos no se correspondían con los predominantes en la tribu. A diferencia de los orbes rojizos de sus compatriotas, los suyos eran de un color verde esmeralda brillante, casi idénticos al color de la hierba que poblaba la parte baja de las montañas en las que vivía. En lo referente a su piel, a pesar de no ser clara distaba bastante del tono oscuro de los demás. Ni niños ni muchos ancianos dejaban de recordarle que tanto él como su madre eran unos forasteros, unos extraños que permanecían en aquel lugar simplemente por ser la familia del jefe de la tribu. Ni siquiera ese pequeño pero importante detalle le había servido para defenderse de las burlas de los demás.

Su madre era hija del archiduque de la Alianza de Leicester, nombre que recibe el dirigente de esta unión de territorios dentro del Imperio de Valm. En contra de los deseos de su progenitor, de lo que se esperaba de ella como señorita noble, huyó de su propio hogar para establecerse en otro país, incluso en otro continente, pero al lado de la persona a quien amaba de verdad. Nunca había sido como sus hermanos, los cuales seguían con pelos y señales las directrices del archiduque, sino que se trataba de un espíritu libre que conseguía aquello que se proponía. Y, afortunadamente, esa misma personalidad la había adquirido Claude.

A lo largo de toda su infancia y adolescencia ha estado reafirmando su posición como hijo del líder de la tribu. Su destreza con el arco era más que sobresaliente desde temprana edad, también había aprendido a manejar las hachas, a pesar de que esta última arma no era especialmente de su agrado, pero conocía la importancia de saber defenderse en las cortas distancias. Incluso era capaz de montar en el wyvern de su padre antes que el resto de jóvenes de su edad. Precisamente porque la convivencia con estos animales eran el matiz que los diferenciaban del resto de tribus de Sacae, un buen líder tenía que ser también un buen jinete. Además, era mucho más sencillo desplazarse entre montañas a lomos de un wyvern que sobre un caballo.

Con la aparición de los emergidos la situación en su hogar había tenido momentos complicados. Las montañas eran un buen resguardo para esos seres extraños que habían aparecido de buenas a primeras, pero no les había costado demasiado alejarlos de su hogar, y tampoco tardó el momento en el que su presencia no fue más que residual. Por el contrario, el territorio al que pertenecía la Alianza de Leicester se encontraba sumido en el completo caos. Tratando defender sus territorios de los emergidos muchos de los mejores guerreros de la Alianza habían perecido, algunos en situaciones más misteriosas que otros, pero dejando al archiduque de Riegan sin un heredero legítimo a su posición. Únicamente quedaba una opción. Cuando las noticias llegaron a oídos de su madre, fue el momento en el que supo de la verdadera posición de su progenitora.

En apenas unos meses se dispuso a aprender todo cuanto fuera necesario para aparentar ser el noble que debía ser en un territorio donde la nobleza era estirada y la herencia cultural tenía un peso demasiado importante. Se presentó delante de su abuelo, portando una carta escrita personalmente por su madre y, a pesar de los comentarios dubitativos de los consejeros del archiduque, de las miradas llenas de reproche y resentimiento, el anciano lo acogió en su casa, feliz de tener bajo su techo a lo último que le quedaba de su hija. La posición de futuro heredero de la Alianza le obligaba de alguna manera a asistir a las clases del Monasterio Garreg Mach, donde los emergidos no parecían haber penetrado gracias a la efectiva defensa de los Caballeros de Seiros. Le tocaría ser el representante de la clase de los Ciervos Dorados, los cuales representaban a los jóvenes de la Alianza. Todo ello solo era un paso más para poder acercarse más a su sueño, así que intentaría aprovechar su estancia en aquel misterioso lugar y exprimir todo el conocimiento que pudiera adquirir sin rechistar demasiado.


Extras

» Es un ferviente defensor de la igualdad entre todos los pueblos, sin importar la raza, el género o las creencias.

» Le gusta beber té, sobre todo aquellos con un cierto toque exótico.

» En alguna ocasión se ha saltado las clases, pero siempre consigue que alguien justifique su ausencia.

» No le interesa ninguna religión, pues cree que es otro motivo que crea desigualdades entre las personas. Sin embargo, si una persona cree en una deidad y ello le motiva para cumplir sus sueños lo acepta como algo positivo.

» Le gustan los wyvern; en el futuro espera usar uno.

» Su comida favorita son los estofados de carne, mientras que detesta el pescado. Esto es debido a que allí donde se crio era mucho más fácil cazar pequeños o medianos mamíferos y aves que pescar.

» Cuando tiene tiempo libre, le gusta escribir poesía, pasear y organizar banquetes. También le agrada pasar las horas en la biblioteca, empapándose de todo tipo de saber.

» Odia la idea de matar, buscará cualquier otra alternativa antes, incluso si su estrategia se puede llegar a considerar rastrera.

» Le han intentado envenenar; nunca se supo quién fue el autor.

» Mide 1’75, siendo su complexión delgada pero fuerte.



Prueba de rol
Hacía horas que nadie sabía de la localización del heredero de la Alianza. Ni siquiera sus compañeros más cercanos eran capaces de responder a los profesores que preguntaban por él sobre su localización exacta. Había perdido la noción del tiempo leyendo en la biblioteca, detrás de una pila de libros cuyas hojas amarillentas recogían cada uno de los años que habían pasado por ellos.

Con un suspiro de desánimo, cerró el tomo que tenía en las manos. Difícilmente iba a encontrar lo que estaba buscando entre las páginas de unos libros que habían sido revisados anteriormente por las autoridades del monasterio. Buscaba información nueva, que escapara de las manos de unas personas sesgadas por sus creencias, pero muy a su pesar aquel no parecía ser el lugar adecuado. Dejó cuidadosamente los libros en los huecos a los que pertenecían, antes de estirar los brazos y bostezar en silencio. ¿Cuánto tiempo había pasado allí? Ojalá la cantina todavía sirviese la cena y no tuviera que dormir con el estómago vacío. Aunque a decir verdad, todas las ideas que tenía en su cabeza le molestaban aún más que los rugidos de su estómago.

A lo lejos divisó a un grupo de compañeros pertenecientes a la casa de los Ciervos Dorados, por lo que esbozó una de sus mejores sonrisas mientras levantaba la mano para llamar su atención —¡Os estaba buscando, chicos! —Señaló con la cabeza hacia la zona donde se encontraba el comedor —¿Vamos todos juntos a comer? He escuchado que hoy hay estofado, pienso ponerme hasta las botas —Dejó que se le escapará una pequeña risa, frotándose las manos. Por lo menos un plato caliente y sabroso calmaría sus ansias de conocimiento por el momento. Solo por el momento.
Claude
Claude
Afiliación :
- VALM -

Clase :
Archer

Cargo :
Heredero a duque

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Arco de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
Strategist of Riegan — [Claude ID] Arco1

Experiencia :
Strategist of Riegan — [Claude ID] YvwSTdF

Gold :
158


Volver arriba Ir abajo

Strategist of Riegan — [Claude ID] Empty Re: Strategist of Riegan — [Claude ID]

Mensaje por Eliwood el Lun Ago 26, 2019 12:46 pm

¡Ficha aprobada! ¡Bienvenido!
No olvides pasar por el Registro de Físicos para reclamar el personaje que ocupas oficialmente.
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth Strategist of Riegan — [Claude ID] Iwzg0SR
Lyndis Strategist of Riegan — [Claude ID] JEIjc1v
Nils Strategist of Riegan — [Claude ID] JEIjc1v
Izaya Strategist of Riegan — [Claude ID] JEIjc1v

Especialización :
Strategist of Riegan — [Claude ID] Espada%202

Experiencia :
Strategist of Riegan — [Claude ID] Iu4Yxy1

Gold :
799


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.