Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

The Blind Blade || Keyth ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Blind Blade || Keyth ID Empty The Blind Blade || Keyth ID

Mensaje por Keyth el Jue Ago 15, 2019 9:31 pm

Ambiental:
Keyth
Myrmidon
"I need no eyes to see through you."

Datos
Nombre: Keyth

Edad: Real - 17 / Aparente - 15/16

Clase: Myrmidon

Especialización: Espadas

Afiliación: Akaneia [Regna Ferox]

Ocupación: Mercenario

Personalidad
Keyth es un joven de buen corazón desde nacimiento. Hubo muchas oportunidades en su vida para haberse desviado del camino que él confiaba y proclamaba como Correcto y adoptar una forma de actuar más vil y egoísta. Sin embargo, se ha permanecido por siempre fiel a sí mismo. En lo personal, es benévolo y misericordioso, y no le supondría problema alguno el tenderle una mano amiga y de apoyo a quien más lo necesitara. Es educado y cordial, a su vez que en ocasiones peca de servicial, siempre buscando inclinarse por el lado del "Bien", de la defensa del más débil e indefenso frente al opresor.

Sin embargo, su verdadero ser se ve opacado la mayor parte del tiempo por dos barreras cruciales en su vida: Su profesión y su desconfianza. Empecemos por su profesión: Al ser un mercenario y tener que ganarse la vida de dicha forma, se ha visto obligado en incontables ocasiones a dejar de lado su ética y moralidad para llevar a cabo su tarea de oficio. Ser leal a algo, a alguna causa, apenas siquiera acaba formando parte del día a día en la vida de un Mercenario. Sin embargo, a su vez ha habido situaciones en las cuales su forma de ser se alzó y prevaleció frente a su profesionalidad, dejando atrás su propio contrato con tal de obrar como él mismo pensaba que era lo correcto de hacer.

Por otra parte, su Desconfianza está demasiado arraigada en él como para que pudiera dejarla de lado siquiera en algún par de ocasiones excepcionales. Una pared gélida de cortesía forzada y distante separa el verdadero ser de Keyth del resto de personas que lo rodean en todo momento, construída por los sucesos que sacudieron su vida de arriba a abajo, además por la de burlas y malos tragos que tuvo que pasar gracias a su condición invidente. "Romper el hielo" con él acaba suponiendo por ello una tarea ardua, ya que la vida le ha enseñado que si uno busca una mano amiga, debe empezar por su brazo más que el de otro cualquiera. Sobretodo siendo él alguien tan vulnerable por su discapacidad visual. Difícil es quebrar el muro emocional que su desconfianza natural construye como obstáculo a cualquier relación que pueda tener con alguien ajeno a sí mismo. Dar mínimos detalles de sí mismo, hablar sólo lo preciso de ciertos temas que a él le sean de interés profesional, muy escasamente casuales...

Sin embargo, de superar aquella distante corteza de aversión que el albino suele interponer entre su ser y el de los demás, se puede hallar un simple joven que quiere "jugar a ser un Héroe", demostrar que vale más de lo que todo el mundo le reprochaba, que puede que el iris de su mirada fuera un blanco poluto, pero tras su faz sin venda, aparte de presentar una vista perdida y aparentemente apagada...


Resguarda el fulgor esperanzado de un chico que quiere volver del mundo un lugar más fácil para el resto.

Historia del personaje
La historia del albino invidente se remonta como la del resto del mundo a su mismo nacimiento, en un país de fama dudosa y polémica como era Plegia, situado en el continente de Akaneia. Se trataba de un país de creencias religiosas profundamente arraigadas al punto que en ocasiones y aspectos rozaba lo absurdo o radical... Y el caso de Keyth se puede tomar como un ejemplo de dichas situaciones extremas. Nació con la discapacidad visual que supondría la ceguera que le depararía vivir por el resto de su vida. Sin embargo, este infortunio no fue tomado como posible problema de gestación en el desarrollo del embarazo, ni como causa de complicaciones en el parto... Sino, según los pueblerinos del pueblo en el que residían en ese entonces los progenitores de Keyth, su ceguera se debía a un Mal de Ojo. Una maldición que una feroz bruja hizo caer sobre la familia y linaje del albino.

Tan pronto fue diagnosticada la ceguera del bebé, tan pronto decidieron los vecinos del pueblo sublevarse con horas y antorchas en mano en contra de la familia de Keyth, seguros de que todo aquello era obra de una bruja y, como medida de precaución para que la maldición no se expandiera por el resto de la aldea, decidieron incinerar vivos a los padres en una ejecución pública en la cual seguirían luego de verlos arder sus hijos: Es decir, Keyth junto a su hermana mayor, quien apenas tenía 7 años en aquel entonces.

Pero la hermana no se iba a quedar de brazos cruzados a la espera de que su hora llegara. Aprovechando un momento de distracción que tuvieron los dos hombres que los custodiaba y se aseguraban que no escaparan de su destino, tomó en brazos al bebé invidente y, veloz como el rayo, echó a correr lejos del poblado, internándose en bosques y laberintos de senderos que llevaban a redes de montañas escarpadas para perder la pista a sus perseguidores.

Una vez fuera de peligro, consiguieron unirse a una caravana de mercantes que se ofrecieron a llevarlos con ellos a la ciudad más cercana: La capital de Plegia, casualmente. En la cual pasaron como niños vagabundos y ladrones los siguientes años de sus vidas.

Poco a poco Keyth iba tomando consciencia de sus propias acciones y mismísima existencia. Su hermana fue la que le enseñó a vivir: A andar, a comer bien, a asearse bien una vez fuera "al baño", a hablar apropiadamente... Y a robar. Todo con la dificultad sumada de ser ciego, a su vez. Para cuando el chico ya tenía 9 años, ya era un diestro ladrón infante que acompañaba como dúo dinámico a su hermana mayor, la líder y cabecilla a la que le debía la vida, y su principal guía que le ayudaba a memorizar cada rincón de la ciudad de verse en la necesidad de hacer uso de su memoria pura y de sus sentidos disponibles para huír de peligros que lo acecharan.

Sin embargo, al cumplir su primera decena de edad, fueron capturados tanto él como su hermana por unos negreros a los que trataron de robar, sin éxito, y además consiguieron atrapar a la pareja para venderla al mercado de esclavos de los bajos fondos de la ciudad. Habían perdido la libertad por la que lucharon por mantener tantos años.

Fueron ambos niños destinados, juntos, a una familia adinerada, soberbia y egocéntrica de aristócratas cerca del centro de la capital. Al principio, a punto estuvieron de mandar ejecutar de forma horrenda a Keyth debido a su ceguera y dejar a su hermana como única esclava útil de la compra; Pero tuvieron una "mejor" idea. Usar al albino invidente como el perfecto "muñeco de prácticas" contra el cual poner a su hijo único en sus entrenamientos con la espada.

Las primeras semanas y meses directamente no tenía nada empuñando en su mano el albino para tratar de defenderse al menos, ejerciendo de puro saco de carne el cual recibiría palizas sin descanso por la espada de madera que empuñaba el niño travieso y despiadado que no dudaba en ensañar su rabia contenida por su "difícil vida" con él. Pero luego del primer año, creyeron correcto los padres del niño consentido permitirle al albino empuñar una espada, ya que les parecería "divertido" ver cómo la zarandearía el niño de un lado a otro en intentos desesperados y patosos por defenderse.

Pero Keyth aprendería a usar el resto de sus sentidos y coordinarlos entre sí a su gusto para poco a poco ir esquivando tajos y estocadas que en su momento impresionarían al niño que lo golpeaba a diario con su espada de madera en sus prácticas; Pasando tras varios bloqueos que Keyth conseguía efectuar con su propia espada a infundir rabia y enojos infantiles al contrario, aumentando la agresividad de sus palizas y ataques.

Hasta que finalmente, un día consiguió no sólo bloquear un tajo del contrario, sino también efectuar un contraataque efectivo que depositaría una fuerte estocada en la frente de su contrincante infante. Sus oídos delataban los movimientos erráticos de la espada ajena al desprender los zarandeos que el contrario ejercía con ella en el aire silbidos característicos que lo avisaban de donde provenía el tajo y a qué distancia se situaba. El olor a sudor que detectaba proviniendo de su adversario le dejaba en claro dónde se situaba en todo momento...

Ya había aprendido a hacer que sus sentidos se comunicaran entre sí y transmitieran la suficiente información al cerebro como para un día, ganarle en un duelo a espadas de madera al niño burgués que por tanto tiempo lo usó hasta entonces como saco de carne.


[Años después...]


Muchos sucesos dieron lugar a su situación actual. Un mercenario errante, un espadachín ciego, vagando sin rumbo, viviendo una vida nómada que surcaría cada tramo del país Regna Ferox de cabo a rabo, y más allá. Mucho ayudó a que construyera su muro de desconfianza constante. Mucho hizo que se fugara de su "casa adoptiva" donde residía como esclavo. Mucho hizo que actualmente no supiera nada de su hermana, ni viceversa. Mucho hizo que abandonara su país de nacimiento. Por mucho pasó para cobrar el dominio con la espada que hoy en día puede presumir.


Y sin embargo, todo permanece oculto tras un velo oscuro de misterio y aversión que confía el albino que nadie conseguirá apartar.

Extras
Gustos: La lluvia || Las noches frescas || El silencio || Las flores y todo lo que aporte aromas exóticos y agradables || La Justicia

Disgustos: Las Injusticias || Los negreros o esclavizadores || Todo lo relacionado con la Magia y con creencias religiosas (Bruj@s, Mag@s, Clérig@s, etc...) || La gente soberbia o egocéntrica || Los mendigos

-----------------------------------------

-> Suele llevar en su rostro y cabeza en sí unas vendas de tela azabache que cubre su faz, su mirada. Le gusta decir que es para conseguir una mayor concentración para el resto de sus sentidos al obstruir sus ojos invidentes de cualquier tipo de luz que incida en ellos y sepa distraerlo, cuando la razón real es diferente.

-> Como mercenario, no se ve alejado de posibles empleos a largo plazo en regimientos o brigadas que pidan sus servicios.

-> Posee una cicatriz de una longitud de 5 centímetros que surca el centro de su mano zurda desde cerca de la muñeca a su dedo corazón.

-> Suele residir temporalmente en posadas y albergues de aldeas y ciudades por las que transita.

Procedencia
Nombre original del personaje: 9S
Procedencia: NieR: Automata

Spoiler:
The Blind Blade || Keyth ID O4x3tjef9y911
The Blind Blade || Keyth ID 791603-nier-replicant-wallpaper-2560x1440-for-iphone-6
The Blind Blade || Keyth ID Superthumb
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
The Blind Blade || Keyth ID Espada%201

Experiencia :
The Blind Blade || Keyth ID Jm5byz1

Gold :
44


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

The Blind Blade || Keyth ID Empty Re: The Blind Blade || Keyth ID

Mensaje por Eliwood el Vie Ago 16, 2019 12:34 pm

¡Ficha aprobada! ¡Bienvenido!
No olvides pasar por el Registro de Físicos para marcar como reclamado oficialmente el físico que ocupas.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth The Blind Blade || Keyth ID Iwzg0SR
Lyndis The Blind Blade || Keyth ID JEIjc1v
Nils The Blind Blade || Keyth ID JEIjc1v
Izaya The Blind Blade || Keyth ID JEIjc1v

Especialización :
The Blind Blade || Keyth ID Espada%202

Experiencia :
The Blind Blade || Keyth ID Iu4Yxy1

Gold :
435


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.