Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Narrador el Vie Nov 29, 2019 1:43 am

El miembro 'Narrador' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 '- tipo = nivel' :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 4Z0ezzt

--------------------------------

#2 '- tipo - nivel' :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 4Z0ezzt
Narrador
Narrador
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Jm5byz1

Gold :
5904


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Narrador el Vie Nov 29, 2019 11:17 am

El rugido del wyvern es amplificado por los ecos del recinto y resulta aún más ruidoso. El laguz lobo, aplastando los delicados oídos contra el pelaje, suelta un chillido de dolor y por un momento no puede sino agachar el cuerpo contra el piso. Las patas le tiemblan un poco y parece debatirse entre retroceder o quedarse. En ese estado atemorizado, se agacha y retuerce para evitar las armas que se le dirigen, abriendo las fauces como si fuera a ir a por una de las manos ofensoras, pero sin atreverse. El hechizo de viento prácticamente azota al animal hacia abajo.

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 5OctzVX

El lobo no parece poder recuperarse y moverse todavía. El ladrón no está en posición muy distinta. La cantidad de individuos en el camino le impiden simplemente darse a la fuga con el oro que ha robado, pero sabe que volver por donde a venido no es más práctico que eso. No le queda de otra que retroceder un poco, arrinconado, y lanzarle otra daga a traición al mago apenas lo ve ocupado.

[A continuación, la tirada de dado por el ataque del ladrón a Roquentin.]
Narrador
Narrador
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Jm5byz1

Gold :
5904


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Narrador el Vie Nov 29, 2019 11:17 am

El miembro 'Narrador' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'- tipo - nivel' :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 4Z0ezzt

Recuento de HP:

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 MO4MtMJ
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 CuTkagR

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 VFddsOj
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Rx0UHxl
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 CuTkagR

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 2ODjUnA
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Z3DmutY
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 CuTkagR
Narrador
Narrador
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Jm5byz1

Gold :
5904


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Sigurd el Dom Dic 08, 2019 4:20 pm

Aunque había logrado escapar de las fauces del lobo, a la hora de contraatacar, su espada no logró más que cortar el mismo aire y nada más. La fiera no solo había logrado esquivar con agilidad su ataque, sino también el hachazo de su aliada mercenaria. A Sigurd ya no le quedaba más remedio que admitir que había subestimado a aquel animal. Si es que a aquello se le pudiera definir como animal.

Su desconocimiento sobre los laguz le estaba jugando una mala pasada. No sabía cómo medir a su contrincante. Quizás Hrist tenía razón cuando le gritó que no debían precipitarse. Pero Sigurd no pudo evitarlo. Cargar contra el enemigo de frente estaba en su naturaleza. Y más cuando las armas sagradas corrían peligro. Esas armas eran su responsabilidad, había vuelto al continente de Jugdral solo por ellas ¡No podía permitir que cayeran en manos de los Emergidos, y mucho menos que lo hicieran delante misma de sus narices!

Afortunadamente, el laguz no era el único al que había subestimado. También estaba Roquetín, que en un principio el duque pensó que no sería nada de fiar, pero que a la hora de la verdad demostraba que aunque no sabía cómo causar una buena primera impresión, al menos sí que sabía cómo combatir.

El mago demostró poseer las suficientes habilidades como para lograr golpear al laguz emergido con otro hechizo de viento. Obviamente, aquel ataque no era lo suficiente para acabar con la criatura, pero al menos había conseguido ya golpearle de una vez. Parecía ser que a los laguz no les gustaba la magia.

No solo eso, el mago también logró esquivar una daga que iba en su dirección, arrojada por un Emergido ladrón que tenía a sus espaldas. Roquetín se estaba ganando su paga. Sigurd entonces pensó rápidamente cual era el mejor curso de acción.

El duque sentía que tenía pocas posibilidades contra el laguz. Aquel monstruo había demostrado ser lo suficientemente fuerte para acabar con él en prácticamente dos golpes, y Sigurd era incapaz de herirle debido a lo ágil que era, incluso cuando se encontraba paralizado por el rugido del wyvern.

Desde luego, no iba a quedarse de brazos cruzados, ni mucho menos pensaba huir del combate. Ambas opciones iban en contra de sus principios. Pero tenía que reconocer que los dos mercenarios que había contratado estaban mucho mejor preparado que él para derrotar a aquella criatura ¿Qué podía hacer entonces? Su mirada se volvió contra el ladrón Emergido sobre las escaleras. Sigurd sonrió.

Él nunca había luchado contra Emergidos laguz, y estaba en desventaja contra ellos. Pero la situación era completamente distinta con Emergidos humanos. A estos los había derrotado por docenas. Y éste parecía poco más que una molestia. Sin embargo, no podía dejarle hacer sin más. Sus ataques podían distraer a Roquetín. Y le gustase o no, necesitaba al mago para que se hiciera cargo del ladrón. Así que se dirigió rápidamente al grupo.

-¡Centraros en el laguz! ¡Concentrad vuestros ataques en él! ¡Dejadme a mí el Emergido ladrón!-y se lanzó a la carga, subiendo por las escaleras cruzándose con Roquetín hasta tener al alcance de su espada al Emergido ladrón.

Aunque no atacó directamente. Primero se bebió una segunda dosis de poción para terminar de sanar sus heridas y así poder mover su brazo con total libertad. Y nada más empezar a sentir sus efectos, atacó con otra de sus poderosas estocadas, esperando derribar al ladrón con suficiente rapidez.

Acción de Sigurd:
Sigurd se coloca justo debajo del Emergido Ladrón, se bebe una dosis de Poción y ataca al Emergido Ladrón.
Sigurd
Sigurd
Afiliación :
- NOHR (GRANNVALE) -

Clase :
Lord

Cargo :
Duque de Calphy

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
hacha larga de bronce [2]
hacha larga de bronce [2]
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Espada%201

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 2aYlcp6

Gold :
2826


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Hrist el Sáb Dic 21, 2019 6:19 pm

En buena hora reaccionaba. Maldita sea, ¿cómo era posible? ¿cómo diantres había sobrevivido el Jefe Sigurd hasta el momento si siempre era tan imprudente? Hrist estaba convencida de que era uno de esos misterios que, muy probablemente, la humanidad jamás resolvería. Se contarían leyendas de Sigurd de Calphy irrumpiendo en la batalla cuál guerrero suicida y saliendo victorioso –los detalles sobre si se trataba de pura suerte o de la ayuda de algún curtido mercenario yéndole detrás como una niñera incansable seguramente quedarían difusos–… Hasta que algún día diese con algún traidor entre sus filas que quisiera matarlo para acostarse con su esposa –si la tenía– y robarle todo cuanto le pertenecía –la capa, la espada, el caballo y las lociones para el cuidado del cabello–. ¿Por qué tenía la sensación de que sus absurdas historias mentales podían ser peligrosamente veraces con él?

—Nos podríamos haber ahorrado este susto si no se lanzase a la batalla sin pensar… —masculló entre dientes. El potente rugido de Logi aún le resonaba en los oídos y le retumbaba en la cabeza como un vaso de cristal que se rompe en las profundidades de una cueva oscura y profunda. Dio unos rápidos toques afectuosos en el cuello del wyvern— Sí, Logi, sí. Lo has hecho muy bien.

Por lo menos Don Resaca —No, no… Roquentín— parecía tener un poco más de sentido común y control sobre sus impulsos agresivos —si es que alguna vez los había tenido. Los recuerdos de sus malas pulgas en Begnion y el puñetazo en la puerta aún la acechaban en sueños absurdos donde la adorable Mulitia de repente tenía cabellos negros y abrigo oscuro con capucha de armiño—.

—¡Ro… Roquentín! —Tanto tiempo sin tener un nombre propio con el que dirigirse a él acababan pasando factura… Igual que el eco del rugido de Logi. Le costaba oír nada que no fuesen las reverberaciones alejándose y volviendo de una columna a otra, del techo al suelo— ¡¿Estás bien?!

Sí la vista no la engañaba, lo acaba de ver esquivando OTRA VEZ una daga voladora del ladrón emergido. En aquel estrecho pasillo. Por favor, por las tartaletas de miel y oscuridad oscura del Eterno… ¿Por qué cuánto más raro se comportaba, mejor lo hacía en combate? ¿Tendría algo que ver con ese aire enajenado con el que había aparecido? ¿POR QUEEEEÉ? ‹‹No me creo que sea porque vaya medio desnudo. Ni hablar. Este tío es raro. Muy raro. Claro que… Sí… A lo mejor fue el bollo de carne que me sisó en la final del torneo. Será eso››.

—¡Deja el ladrón a Don Sigurd! ¡Centrémonos en el laguz emergido!

‹‹Hay que aprovechar que está aturdido. O por lo menos eso parece››. Era la primera vez que probaba esa técnica con Logi. Cuando la realizaba el wyvern del abuelo los resultados eran aterradores. Hasta Logi se había quedado paralizado de temor las primeras dos veces. Pero sin no la probaba, nunca sabría si lo había aprendido bien. Además, si Do… Si Roquentín volvía a acertar, estarían un paso más cerca de salir vivos.

—¡Vamos Logi! —Blandió de nuevo el hacha larga de hierro. Por favor, que acertase esta vez… — ¡Otra vez!

El animal cogió impulso y se abalanzó sobre el laguz emergido con un furioso gruñido, con la boca llena de afilados dientes abierta. Hrist sólo tenía que aprovechar el impulso que le daba Logi para asestar con fuerza el golpe y procurar no errar en la trayectoria. ‹‹A lo mejor si me hubiese zampado unos cuantos bollos rellenos de carne y setas alegres antes de la pelea otro gallo nos cantaría››, pensó.

Spoiler:
Hrist mantiene la posición y ataca de nuevo al laguz emergido.
Hrist
Hrist
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha larga de acero [4]
Vulnerary [2]
.
.
.

Support :
Sindri [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 JEIjc1v
Roque [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 JEIjc1v

Especialización :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Hacha 2

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 AslQXcW

Gold :
2589


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Roquentin el Vie Dic 27, 2019 5:51 am

El wyvern del que tan solo me encontraba a unos pocos centímetros profiere un rugido ensordecedor, santo cielo, menos mal que no tengo resaca porque sino mi cabeza habría estallado. ¿Qué coño le pasa ahora a ese wyvern? Será maleducado.  Menos mal que no tengo resaca porque sino el poderoso hechizo  que estoy preparando lo dirigiría contra aquel wyvern. Otro chillido irrumpe en mi cabeza, pero esta vez del laguz que está retorciéndose de dolor en el suelo, vaya... Puede que después de todo aquel chillido respondiera a un plan de acción, sin embargo, ¿merece la pena el precio a pagar? Yo digo que no, me altera demasiado los ánimos como para poder gustarme.

Lanzo mi ataque al desorientado laguz, ataque que le impacta de lleno y entre fuertes vientos lo lanza contra el suelo, sin embargo todavía parece tener bastante vigor para seguir combatiendo, pero que no se preocupe que todavía no me he cansado de combatir y pienso seguir atacándole hasta que caiga y me aburra y decida irme. Justo después de lanzar mi ataque oigo un silbido a mi lado, provocado por una daga que casi me arranca una oreja. ¡Santo cielo! No puede uno atacar sin asegurarse de que tiene las espaldas cubiertas, menos mal que gracias a mi reconversión a la buena vida parece que hay alguien que me protege (un ser no terrenal, porque ni mi amiga ni el otro parece que se estén preocupando mucho por mi salud). Sin embargo mi amiga me preocupa si estoy bien, ¿de verdad le importa que siga vivo? ¿O es solo interés porque en las circunstancias actuales soy el que más daño aporta al equipo? Seguro que es esto último, de hecho ya ha demostrado su hostilidad hacia mí en diversas ocasiones por ser un alcohólico, aunque es fama bien merecida. Intentando poner mi mueca más amable le miro fijamente y asiento con la cabeza, aunque creo que ha quedado un poco raro.

Nuestro alocado compañero sigue ordenándonos cosas creyendo que le hacemos caso, bueno, al menos yo no se lo hago. ¡Cállate y recupera mi oro! Sí, en la próxima misión seré yo el líder, puesto que ninguno de los líderes que hemos tenido me ha gustado tengo claro que la solución es que yo gobierne a un grupo de mercenarios, no tengo buenas dotes sociales pero creo que ahora soy bastante competente en el combate.  Sí, tengo la autoestima por los cielos, hoy no me odio a mí mismo.

Me crujo diversas articulaciones del cuerpo, me rasco la nuca con fervor y vuelvo a prepararme a atacar con mi tomo de Elwind, el mismo patrón que antes. Poco a poco acumulo todo el poder del viento y oriento mi mano frente a la del laguz que todavía sigue en el suelo desorientado y... ¡Pum! Lanzo todo mi poder mientras finjo un exagerado retroceso para darle más dramatismo a la situación. ¡A por él!

Spoiler:
Vuelvo a atacar al laguz con el tomo de antes
Roquentin
Roquentin
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Sage

Cargo :
Escritor

Inventario :
Vulnerary [4]
Tomo de Bolting [3]
Báculo de Heal [2]
Tomo de Elwind [4]
Tomo de Fuego [4]
Llave maestra [2]

Support :
Hrist [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 JEIjc1v

Especialización :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Tomo%202[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Staff-1

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 GAwU4iW

Gold :
1477


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Narrador el Sáb Dic 28, 2019 1:50 am

[Empezamos por la tirada de dado por el ataque de Hrist, ya que Roquentin y Sigurd no lo requieren.]
Narrador
Narrador
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Jm5byz1

Gold :
5904


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Narrador el Sáb Dic 28, 2019 1:50 am

El miembro 'Narrador' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'- tipo = nivel' :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 BI5hthk
Narrador
Narrador
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Jm5byz1

Gold :
5904


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Narrador el Sáb Dic 28, 2019 2:04 am

El flujo del combate cambia con rapidez. Ya sin ningún miembro del equipo en peligro letal, ahora tienen a los emergidos bastante a raya: el ladrón arrinconado recibe un buen golpe que le hace trastabillar atrás y esparce una mancha de sangre en su ropa, mientras que el laguz es también alcanzado por ambos ataques. Sin embargo, su resistencia se demuestra impresionante. Aún teniendo ganándose un par de surcos desagradables y sangrantes entre el pelaje espero por los ataques, sigue en pie, sin señal de estar listo para ceder. Sus ojos siguen tan salvajes como antes, sus gruñidos incluso más feroces...

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 OAPRt7Q

Recuperado del miedo anterior, el laguz lobo se lanza hacia el wyvern, aferrándose con sus garras para treparlo e intentar llegar a la jineta encima, fauces chasqueando antes de agarrar donde hincar los colmillos, por supuesto revolviéndose caóticamente para treparse más.

El ladrón, por su parte, ni siquiera intenta retroceder tampoco. Sacando un par de dagas livianas más, va de frente a por el Lord, intentando interceptar con una su espada y meter en algún sitio la otra.

[A continuación la tirada de dado por el ataque del ladrón.]


Última edición por Narrador el Sáb Dic 28, 2019 2:05 am, editado 1 vez
Narrador
Narrador
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Jm5byz1

Gold :
5904


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Narrador el Sáb Dic 28, 2019 2:04 am

El miembro 'Narrador' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'- tipo = nivel' :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 BI5hthk
Narrador
Narrador
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Jm5byz1

Gold :
5904


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Narrador el Sáb Dic 28, 2019 2:06 am

Recuento de HP:

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 MO4MtMJ
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 CuTkagR

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 VFddsOj
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 CuTkagR

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Rx0UHxl
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 CuTkagR

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 2ODjUnA
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 CuTkagR

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Z3DmutY
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 0FISh4t[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 CuTkagR[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 CuTkagR[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 CuTkagR
Narrador
Narrador
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Jm5byz1

Gold :
5904


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Sigurd el Miér Ene 08, 2020 8:24 am

La espada logró cruzar el pecho del Emergido ladrón, manchándose de la sangre de la criatura. Sigurd estaba satisfecho, ya que como había intuido, el Emergido con forma humana no era gran cosa. Era otro de los Emergidos del montón, otro más de tantos que él había logrado eliminar en cuantiosas campañas pasadas. Desde luego, era mucho más débil que el Emergido laguz contra el que había intentado luchar momentos antes.

Aunque tampoco podía bajar la guardia tan rápidamente. Como todo buen Emergido, tenía la capacidad de resistir el dolor como si no existiera. Había logrado que se tambaleara y retrocediera un escalón, pero enseguida se lanzó al contraataque, usando una daga en cada mano para ello.

-Los Emergidos sois todos iguales. No sabéis cuando morir.-soltó un resignado Sigurd, mientras con su espada intentaba detener todos los envites del Emergido.

Durante unos segundos, los mismos en los que Hrist y Roquetín lograban herir al Emergido Laguz, Sigurd estuvo entrechocando su espada contra las dagas del otro Emergido una y otra vez. Había que reconocer también que el Emergido era rápido, y sabía usar sus armas para defenderse y contraatacar. Además, contaba con la ventaja de la altura ya que combatían en una escalera. Eso implicaba entre otras cosas que tenía que tener su mirada concentrada en el enemigo de delante, y no podía observar cómo les estaba yendo a sus otros dos compañeros.

Podía escuchar los rugidos tanto de Logi como de la bestia Emergida, así como al mago haciendo uso de su magia de viento. Pero nada más. No podía deducir con ello como les estaba yendo, pero por ello mismo decidió confiar en ellos. Ya había combatido antes con Hrist, y sabía que ella era bien capaz cuando la situación lo requería. Y Roquetín… a pesar de su excéntrica entrada, también había demostrado que era bien ducho con la magia y sabía combatir. Sigurd se sentía confiado en que podía dejar a la criatura lupina a ellos, y centrarse en el ladrón sin problemas.

Una de las dagas logró atravesar la defensa de Sigurd e hirió el hombro del guerrero, justo el contrario donde fue mordido con anterioridad. Pero a diferencia del laguz, la herida provocada por el Emergido ladrón era poco más que superficial. Al igual que el Emergido, Sigurd apenas retrocedió un paso, y siguió combatiendo, deteniendo la otra daga que se lanzaba a por él.

Sigurd no era un Emergido, pero aquel dolor no era nada que ya no hubiese sufrido mil veces en batalla, y muchísimo menos que el dolor sangrante que punzaba todavía su corazón.

-Estás agotando mi paciencia, criatura. Muérete de una maldita vez.-exclamó con cierta serena rabia en su voz, al recordar nuevamente todo lo que había perdido por culpa de los Emergidos. Al menos, esta vez no perdería nada más. Ni siquiera el dinero que le había robado a Roquetín. Pensaba recuperarlo y devolvérselo a su propietario, una vez yaciera el Emergido en el suelo como el cadáver que realmente es.

Tras una serie de estocadas, deteniendo las dagas una y otra vez, logró abrir una aparente abertura en el pecho de aquel malévolo ser. Sigurd no esperó más, y lanzó otra fuerte estocada, con la intención de clavar su espada en el hediondo corazón de tan nefasta criatura. Y acabar con ese estúpido combate de una vez por todas.
Sigurd
Sigurd
Afiliación :
- NOHR (GRANNVALE) -

Clase :
Lord

Cargo :
Duque de Calphy

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
hacha larga de bronce [2]
hacha larga de bronce [2]
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Espada%201

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 2aYlcp6

Gold :
2826


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Hrist el Dom Ene 19, 2020 2:28 pm

El filo del hacha larga se hundió en pelaje del laguz emergido. Por el tacto, no cabía duda de que había alcanzado la carne de lleno. Al retirar el arma, Hrist notó el tirón del acero al despegarse y deslizarse entre la viscosidad de los cortes que sangraban. Goterones de sangre salpicaron desde la hoja y desde el cuerpo de la criatura y le alcanzaron las botas y las pantorrillas. Las escamas de Logi también se mancharon.

‹‹No basta, claro que no››. Había logrado acertar, pero esos seres resistían lo que no estaba escrito. Aún necesitarían algún golpe más…

—¡Uff! —jadeó, por encima de los gruñidos y rugidos de su montura. Se le había salido el pie del estribo derecho.

Las sacudidas de Logi al encararse con el laguz emergido le impedían buscar el estribo a tientas con la bota. Mierda, si no lo metía rápido perdería el equilibrio en cuanto el wyvern girase hacia el lado equivocado.

—Maldito bicho… No te cansas, ¿eh? —rezongó cuando, por cuarta vez, el estribo se le escurrió del pie —¡Logi! ¡Retenlo!

Justo cuando el laguz emergido iba a abalanzarse sobre ella, Logi apresó una de sus patas delanteras con sus fauces y le impidió seguir avanzando. ‹‹No, no, NO… ¡NO!››. ¡Se había quedado corto!

—¡Quita!

Quiso bloquear el ataque con el asta del hacha larga, pero erró en el último instante y el asta resbaló por encima de la boca del laguz emergido. Las fauces se le cerraron en el costado izquierdo. Hrist sentía la presión de la coraza de acero abollándose y clavándosele en vientre y costado. Notó el tirón de las mandíbulas… Quería derribarla. Empezó a dar puñetazos a la quijada del animal tan rápido y tan fuerte como pudo. Si no aflojaba enseguida, las heridas serían también internas y sería un problema quitarse la coraza sin un sanador a mano que supiese lo que hacía.

—Ugh… —el gemido le salió más fuerte de lo que esperaba. Al palparse la zona mordida, bajó la vista y vio que los pantalones de montar empezaban a teñirse de rojizo oscuro— Mierda… Mierda… Vale… Que no cunda el pánico… —susurró para sí misma— ¡No! ¡LOGI! ¡ATRÁS!

Logi dio una sacudida brusca al retroceder de un salto y apresar el hombro del emergido laguz. De nuevo, había hecho corto y la boca del laguz emergido alcanzó las sujeciones de la silla de montar por el lado izquierdo. Hrist apretó los dientes y dio un puñetazo en el enorme hocico del emergido. Por el Eterno, le dolía el costado. Maldita sea, cómo dolía. ‹‹Iros todos a la grandísima mierda… ¿Me pagan lo suficiente por esto? ¿En serio?››. El acero del guantelete y de las protecciones de manos y dedos se le clavaron, y esperaba que al laguz le hubiese pasado lo mismo. Al ver que no soltaba las sujeciones le propinó dos puñetazos más hacia la mandíbula.

—Mierda… mierda, mierda… —No soltaba. No soltaba las sujeciones ni a la de tres. Como siguiese así, las rompería.

Dio un cuarto puñetazo en el ojo del animal emergido, que retiró la cabeza sin aflojar las fauces. Se oyó un crujido y un latigazo secos y Hrist sintió el frío y duro suelo de piedra —¿Mármol? ¿Qué diantres era aquello?— aplastarle la herida en el costado. ‹‹Joder, cómo duele…››. Se arrastró como una desesperada tres metros hasta alcanzar su hacha larga de acero —No, NOOOO… ¡¿QUÉ HACÍA SU LAZO ROSA PARA EL PELO ALLÍ?! ¡AQUELLO YA ERA EL COLMO!–, dejando un rastro rebañado rojizo en el suelo. Cuando cerró la mano entorno al asta, vio por tercera vez la enorme boca del laguz emergido cerrarse ante ella… a escaso metro y medio de distancia. Logi lo había detenido en el último momento y empezaba a forcejear con él, desgarrándole la piel y la carne de la espalda sin aflojar.

‹‹Mierda… ¿Y ahora como subo otra vez?››. El dolor punzante del costado arreciaba cuando movía demasiado el tronco, pero para subirse de nuevo iba a necesitar correr, saltar, trepar e inclinarse hacia adelante y hacer fuerza con un lado del tronco…

—¡Argh! —Cruzó el hacha larga ante ella en un intento de protegerse.

Una potente ráfaga de aire había golpeado al laguz y le había hecho parar. Y también había rozado a Logi, que se revolvió furioso, intentando morder inútilmente el aire, como su pudiese apresar la ráfaga y cortarla como una longaniza. El lazo rosa salió volando violentamente por los aires.

—¿El… El qué? —la voz de… de Roquentín… le llegaba distante y distorsionada por el eco del lugar. Hrist cazó al vuelo torpemente algo que le lanzó— ¿Qué…? ¿Una llave…?

Le estaba pidiendo que le dejase el laguz emergido a él y que fuese ella a por el cofre, antes de que el emergido con el que se peleaba Sigurd le diese esquinazo y lo saquease. Hrist miró durante unos instantes al laguz emergido, herido por la magia de viento, su hacha larga y los mordiscos de Logi. Y miró a Roquentín, falto de atuendo apropiado, con una actitud fuera del estándar y acertando cuando los demás fallaban el golpe. El mundo debía de estar volviéndose loco. O quizás ella se estaba haciendo vieja, quién sabía.

Cerró el puño entorno a aquel extraño ítem. No era suyo, más le valía no perderlo. Cogió aire y ordenó a Logi que soltase al laguz emergido. ‹‹El lazo tendrá que esperar hasta luego… Tendré que buscar a conciencia ››.

Cuando el animal pasó por su lado, Hrist se agarró a la rienda y se impulsó en el estribo. Se lanzó sobre la silla sin llegar a sentarse. ‹‹Vale, parece que ya no duele tanto… Menos mal, supongo que es buena señal››. Dirigió al wyvern hacia el pasillo contiguo. Bajó y dirigió sus pasos hacia el cofre. Se arrodilló, dio una última mirada a la llave –¿De verdad serviría? Nunca había visto una con un dentado así…– y la introdujo en la cerradura.

—Pues eso, a ver si funciona…

Spoiler:
Hrist se dirige al cofre y usa en éste la llave maestra que Roquentín me ha pasado a través de transacciones entre personajes.
Hemos acordado previamente con el user de Roquentín que Hrist reponda en este post a la orden de ir a por el cofre que él le dará en el siguiente post.
Hrist
Hrist
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha larga de acero [4]
Vulnerary [2]
.
.
.

Support :
Sindri [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 JEIjc1v
Roque [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 JEIjc1v

Especialización :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Hacha 2

Experiencia :
[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 AslQXcW

Gold :
2589


Volver arriba Ir abajo

[Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin] - Página 2 Empty Re: [Misión] Doce Armas Santas [Sigurd, Hrist, Roquentin]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.