Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] Empty [Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel]

Mensaje por Narrador el Sáb Jul 27, 2019 8:21 pm

[Vista previa:]

[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] ZikweSF

Advertía el diario de Kaltrina sobre los Fire Emblems: artefactos y armas de poder inmenso, inestables por ese mismo motivo, cuya aparición en la antigua gran guerra trajo la ruina. Es preciso resguardarlas del caos y evitar que la historia se repita.

La espada matadragones, Falchion, o al menos la versión de ella que no está segura y bien guardad en Akaneia, descansa en pleno Viejo Imperio de Valm. Lo último que se ha sabido de ella, revisando registros de los conflictos que asolaron ese continente ante de la los emergidos, es que había sido enclaustrada en las catacumbas de uno de los castillos más grandes e importantes. Hoy por hoy, el sitio por supuesto ha caído y se halla en ruina, pero lo que había bajo tierra sigue estando. Sufriendo sólo derrumbes menores, las catacumbas están a la espera, envueltas en una atmósfera opresiva y un calor extraño y peligroso.

[El equipo puede tomarse 1 ó 2 turnos completos de rolear a sus anchas para ingresar al área mostrada. Comenzarán la misión entrando por el lado Suroeste del mapa.
El plazo para el post de cada jugador es de 14 días desde el último post en el tema, que en caso de no cumplirse conllevará a saltarse su turno o retirarle de misión según el caso.]
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] Jm5byz1

Gold :
5468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] Empty Re: [Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel]

Mensaje por Sissi el Sáb Ago 10, 2019 8:11 am

Era la segunda vez que Sissi se internaba en Valm en pos de reliquias antiguas y olvidadas. El miedo que sentía porque la cultura del continente desapareciera había aumentado en los últimos meses, en especial cuando se dio cuenta de que tanto Valm como Chon’sin no podían recuperarse sin ayuda. Había tantos objetos de importancia mágica, histórica y religiosa en esos países que Sissi sentía el pecho constreñido solo de pensar en los templos destruidos, las ciudades arrasadas hasta los cimientos y en los ciudadanos obligados a huir de sus casas. Y ella, que también había sufrido lo mismo, sentía una conexión especial que la instaba a ayudar. Pero esa ayuda no solo era por bondad a los pueblos, sino por el beneficio propio también: Sindhu sufría continuas escaramuzas de emergidos que atacaban por el norte desde Valm, que a su vez llegaban desde Chon’sin repelidos por Senay. Valentia estaba tan dividida que Sissi tenía miedo de quedarse sitiada en medio de la nada pues, aunque Bern e Ylisse estaban cerca y solo les separaba el mar, allí también podían encontrarse navíos enemigos que arrasaban todo a su paso.

Sissi miró a los representantes de ambos países que, en ese momento, estaban sentados a su lado. A su espalda, se había levantado un campamento de tropas sindhi, berneses e ylissianas, un ejército pequeño pero que, en el camino a través de Valm, había probado su valía. La reina había estado un poco preocupada por los choques culturales entre las tres nacionalidades, pero pronto había descubierto que no había nada que uniera mejor que las ganas de acaban con los emergidos de una vez por todas. Las victorias habían sido celebradas a pesar de los posibles recelos principales y Sissi había sentido cómo un peso se le quitaba de encima. Necesitaban toda la ayuda posible para recuperar la antiquísima espada que, según sus investigaciones en la Universidad de Sindhu, dormía en un templo en ruinas. ¿Qué más reliquias les esperaban en el interior? ¿Descubrirían algo sobre el modo en el que derrotar por completo a ese ejército de seres terribles? Los trozos recuperados del diario de Katrina les habían llevado en esa dirección. Esperaba que fuera la correcta.

Sin embargo, pocos sabían que ese era el objetivo. Desde el principio, Sissi había instado al monarca de Bern y al príncipe Chrom a guardar silencio, pues la posibilidad de encontrar una Falchion no sería un acto inocente ante los ojos de las demás naciones, en especial la de sus enemigos. Cualquier país vería la toma de esa espada con envidia y recelo. Lo mejor sería que guardasen el secreto hasta tenerla en las manos a buen recaudo. Además, existía la posibilidad de no encontrarla o aún peor: perderla. Tampoco podían arriesgarse a los espías enemigos. Desde la carta recibida desde Plegia, Sissi apenas había podido dormir. Si una espada de poderes legendarios, una matadragones, llegaba a ser la posesión de alguien como el rey Gangrel, el mundo entero estaría en peligro. Si posaba sus ojos en Valm, ni siquiera ella podría vencer a un arma diseñada para aniquilar a manaketes. Tenían demasiadas cosas que perder si la Falchion no era recuperada, pero Sissi no permitió que eso la desanimara. Al contrario, había algo muy poderoso por lo que luchar: la paz de su continente y del mundo; así como nutrir sus alianzas con Ylisse y Bern al informarles de su misión. No podía pensar en mejores aliados que los dos hombres que la acompañaban: un príncipe heraldo de la marca de Naga y un rey dotado en batallas y estrategia.

Sissi les sonrió. A lo lejos, entre la naturaleza, se podía discernir el templo abandonado y en ruinas, Sissi apenas se podía hacer a la idea de cómo debía de haber sido antes de la caída de los reinos. Pero allí, el campamento estaba lleno de vida. La reina, al igual que los demás líderes, había estado reposando y hablando de estrategia en una de la tiendas de mayor tamaño, aunque no superaba a las demás en sencillez dadas las circunstancias. Estaban allí con una misión importante que debían cumplir, no por el placer de pasear. Una vez descansados del viaje por Valm, que no había sido sencillo por la situación de la región, Sissi les había hecho un gesto para que caminaran con ella. Se levantó de su asiento, se ajustó el saree en el hombro y dijo: –Rey Zephiel, Príncipe Chrom, ¿están preparados? Creo que deberíamos hacer un reconocimiento del interior del templo ahora que hemos descansado un poco. Los exploradores no han avistado nada en el exterior, pero no es la primera vez que visito una ruina infestada de emergidos dentro. Tendremos que tener mucho cuidado.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera [Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] Iwzg0SR
Chrom [Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] JEIjc1v
Zephiel [Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] JEIjc1v

Especialización :
[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] Piedra%202

Experiencia :
[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] Fy4uE7I

Gold :
6289


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] Empty Re: [Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel]

Mensaje por Chrom el Sáb Ago 24, 2019 9:38 am

No estaba siendo sencillo el camino a seguir desde Sindhu hasta el Viejo Imperio de Valm, parecía tratarse de una prueba previa a superar antes de alcanzar el verdadero objetivo de empresa que les había sido encomendada. Como capitán de los Custodios y líder del pequeño ejército de su país, observar cómo tres grupos tan dispares de guerreros dejaban de lado sus diferencias sociales en pos de una misma meta ni hacía sino sorprenderle para bien. Tres naciones, tres continentes, una única voluntad. Antes de regresar al lugar donde se le esperaba, al lado de los otros dos monarcas, decidió pasear entre las tropas, felicitándoles por el excelente esfuerzo, por su valentía y su gran voluntad. Disfrutaba sentándose al lado de las hogueras mientras compartía con el resto de sus compañeros de armas las vivencias del día o cualquier otro tipo de anécdotas que amenizaban la espera del siguiente paso a dar. No eran solamente las batallas propiamente dichas las que estrechaban los vínculos, sino todo lo que gravitaba alrededor de estas: los nervios previos, el aliento de unos compañeros a otros, la posterior celebración de la victoria y las noches a la intemperie, esperando la llegada del amanecer, deseando que las estrellas los guardasen a lo largo del viaje.

Después de compartir risas y preocupaciones y una copiosa comida consistente en presas recién atrapadas por los exploradores del grupo, se despidió de los soldados de las tres naciones con una sonrisa. Se había ofrecido voluntario para acompañarlos durante el primer turno de guardia, pues presentía que después del día que iban a tener por delante sus ganas de dormir iban a ser escasas. Demasiadas ideas se agolpaban en su cabeza, ocupando casi todas sus horas de sueño. Por suerte Naga le había permitido descansar esa noche lo suficiente como para encontrarse pletórico de energía, deseando que diera comienzo la misión que los había reunido.

La existencia de una segunda Falchion le venía persiguiendo desde que supo de ella. ¿Cómo era posible que una reliquia con el mismo nombre que la espada familiar existiera en un lugar tan alejado? ¿Cómo había llegado hasta un continente diferente? ¿O es que acaso eran oriundas de dicho lugar y una de ellas había sido llevada hasta Akaneia? ¿Habría sido algún ejemplar robado o expoliado de sus dueños? Y lo que era aún más importante, si compartían el mismo nombre, ¿también presentaría la misma capacidad de acabar con dragones? Todavía no había sido capaz de descubrir todos los secretos y poderes que rodeaban a su ahora nueva y magnífica espada, pero de algún modo presentía que no faltaba mucho para ello. A simple vista, la Falchion parecía casi la misma hoja elegante que unos días atrás, pero nada más lejos de la realidad. Todo a su alrededor era diferente. Su aura, su magnífica presencia, el poder que su hoja irradiaba se sentía mucho más poderosa que antes. Estaba despierta, podía sentir como si tuviera vida propia, como si una pequeña parte de la mismísima Naga se encontrase a su lado, velando por su seguridad y por la de los suyos. Tal pensamiento fue capaz de apaciguarle en aquellas horas previas.

Caminando al lado de los otros dos monarcas, supo que había llegado el momento. Su conversación previa sobre estrategia militar había sido una experiencia de lo más enriquecedora. Deseaba ver cómo las nuevas tácticas con las que dirigirían a sus compañeros se tornaban eficaces –Tanto mis tropas como este servidor de Naga estamos más que preparados, podría decir que casi me encuentro ansioso por saber qué es lo que nos espera allí dentro –Estaba claro que, a pesar de lo desértico de los alrededores, la edificación que se erigía poderosa delante de ellos escondería algo más. Asintió a sus dos acompañantes, respirando hondo –Tendremos cuidado, pero no podemos seguir manteniéndonos al margen y esperar más tiempo, cada segundo que pasa corre en nuestra contra pues no sabemos el desempeño del resto de las naciones, ni tampoco qué planes pueden tener en mente nuestros enemigos. Avancemos. Demostremos a los emergidos de qué pasta estamos hechos y hagamos que se arrepientan de haber perturbado la paz de nuestro mundo –Con una mano reposando sobre la Falchion, habló con confianza. Nunca perdonaría a aquellos abominables seres por haber irrumpido y destrozado la paz que, en menor o mayor medida, mantenían los reinos. La sangre derramada por sus manos, las promesas rotas por sus acciones, el desasosiego provocado por su mera presencia. Lo pagarían bien caro aun si fuera lo último por lo que tuviera oportunidad de luchar.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Elixir [2]
Escama Fosilizada
Esp. bronce [1]
esp de plata [6]
.
.

Support :
Sissi [Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] JEIjc1v
Lissa [Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] Iwzg0SR

Especialización :
[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] Espada%202

Experiencia :
[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] DbZ7r8S

Gold :
4290


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] Empty Re: [Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel]

Mensaje por Zephiel el Sáb Sep 07, 2019 10:05 pm

Que tres reinos, no tan solo abanderados, sino presentes sus realezas, se encontraran unidos era más que un inusual designio del destino, era un hecho de alianza, una rareza en el caos del mundo. Zephiel había aceptado llevar a cabo dicha marcha desde Bern hacia las tierras de Valm sin descuidar su aparente desconexión con Ylisse y su príncipe, habiendo establecido una distancia formal con el susodicho desde su primer encuentro, expectante de formular una opinión respecto a él en base a sus acciones antes que la descripción que Sissi le había entregado. Lo cierto es que su presencia era para él lo menos inusual de aquella coincidencia, pues desde un principio la existencia de dos reyes en una campaña distante y en territorio hostil marcaba un precedente, una inusualidad que se debía tan solo a la importancia de la misión propuesta. Durante el desarrollo del trayecto, empezando por sus inicios en Sindhu, el príncipe conseguido ganar su respeto, más que nada a la hora de discutir estrategias ante el enemigo, situaciones en las que más de una vez habían concordado con sus opiniones. Para Zephiel los estándares eran una pieza clave a la hora de portar un título, y Chrom consiguió contentar sus expectativas.

Zephiel, en las instancias que no conformaban la batalla ni la guerra, había dado la apariencia de un ser potente y al mismo tiempo, invisible, incluso con su gran porte y fuerza. Compartía sin cuidado su opinión y daba cuenta de su experiencia a sus acompañantes, más en el desarrollo de los hechos, cumplía con su deber y tan pronto se le apartaba la vista, se desvanecía al extremo de sus hombres a ocupar el resto de su tiempo, cosa que los soldados agradecían para su moral. Bern era de sobra conocido la reserva y aislamiento de sus habitantes a lo largo de la historia, y aquello mismo se veía representado en el rey y sus súbditos. Sin embargo, los soldados de dicho reino poseían una sinergia natural hacia sus pares en armas, fueran de Sindhu o Ylisse, jamás antagonizaban sus esfuerzos, pues en la historia reciente de Bern, en la que se servían de mercenarios para recuperar sus tierras y habían viajado al auxilio de otros reinos, habían aprendido a acomodarse y respetar al otro como hermanos. La frialdad de los berneses se hallaba difusa en esa empresa, siendo tan solo Zephiel quien prefería no inmiscuirse en la autoridad de los batallones ajenos. Nunca dejó de ser una figura distante en el total de las cosas, pues sus ojos estaban puestos en un solo objetivo: comprobar en carne viva la existencia de aquella arma perdida, forjada para matar dragones.

Absorto en sus pensamientos recorría en las noches el filo de Eckesachs, un arma sublime, restaurada por su propio esfuerzo, y que ahora, tras siglos de letargo, caía en su posesión. Tal era el arma de sus ancestros, la cual había en el pasado reclamado vida tras vida en pos de Bern. Finalmente, poseía una herramienta de guerra que existía en contra de todo principio de Sindhu y su reina, de la misma forma que el príncipe de Ylisse portaba la hermana Falchion, la cual al parecer poseía el mismo poder que el filo perdido. Supuestamente, ambos eran dignos de portar armas de exterminio como reliquias y herencias, y ninguno de ellos se había deshecho de sus abominables naturalezas. ¿Qué harían con el tesoro que estaban dispuestos a encontrar? ¿Lo preservarían también, o comprenderían la sola aberración de su existencia? En cualquier caso, sería la primera vez que el monarca blandiría aquel filo plateado que conformaba su legado, el cual aceptaba el porte de sus manos tan solo gracias a la sangre que recorría sus venas. Cada día que duraba aquella empresa, la sombra de su historia inconsciente lo perseguía, anunciando el momento en que reviviría ls acciones de sus antepasados.

Habiendo llegado a destino, la amplitud de aquellas ruinas les recibió silenciosamente. Según los reportes nada había sido avistado en los alrededores, por lo que los tres presentes dedicaron su tiempo a conversar la situación actual y a descansar de su viaje,el cual se había prolongado en gran medida desde su último campamento. Las horas se hacían eternas, más esperando no hallarían respuesta a sus inquietudes. Sus pares concordaron en que debían tomar las riendas de aquella situación por cuenta propia, hecho que interesó a Zephiel tan solo por el riesgo al que proponían exponerse.

- Puedo suponer que nuestro explorador se preocupó de investigar cada posible escondite y muro, previendo que un batallón de cien o más nos rodee. -comentó con cierto sarcasmo, sin embargo listo y dispuesto a adentrarse a aquellas ruinas a investigar. No temía al silencio de aquel templo, mucho menos a sus enemigos, quienes no podían traicionar aquella generosa invitación. Sus ojos estaban puestos entre los pilares derrumbados que entonces simulaban una entrada, sin poder ver mucho más allá de la piedra caída. Anhelaba, por supuesto, que donde había ceguera se encontrara Falchion, extraviada y expectante de un propósito. Zephiel fue quien entonces tomó la delantera, observando a los otros para cerciorarse de que fueran también sus ojos.- Reina Sissi, Príncipe Chrom; cuiden sobre todo sus espaldas. -aconsejó, afirmando a Eckesacks, la cual entonces se encontraba enfundada en una forma que camuflaba su verdadera apariencia.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Great Knight

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
espada de bronce [2]
Eckesachs [3]
Concoction [3]
Llave Maestra [1]
DragonStone [1]

Support :
Khigu [Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] JEIjc1v
Sissi [Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] JEIjc1v

Especialización :
[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] Espada-4

Experiencia :
[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] XONGImw

Gold :
589


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel] Empty Re: [Misión] Falchion, Espada Gemela [Chrom, Sissi, Zephiel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.