Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Empty [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]

Mensaje por Narrador el Sáb Jul 27, 2019 8:20 pm

[Vista previa:]

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] K0CNoHV

No cabe duda, según el criterio de numerosos sabios, hechiceros y otros conocedores de la magia, de que hay una concentración muy fuerte de la misma en Phoenicis. Si se busca algo parecido a un núcleo mágico que tenga relación con la aparición y reaparición constante de los emergidos, debe ser este. El problema es: ¿dónde dentro de Phoenicis, exactamente? Tal parece que una de sus construcciones en los acantilados, en lugar de servir como base de la que entran y salen constantemente, permanece casi siempre cerrada y con vigilancia, pese a que Phoenicis entera les pertenece y no debería haber riesgos a sus bienes. Debe ser algo de tremenda importancia.

[El equipo puede tomarse 1 ó 2 turnos completos de rolear a sus anchas para ingresar al área mostrada. Comenzarán la misión entrando por el lado Norte del mapa.
El plazo para el post de cada jugador es de 14 días desde el último post en el tema, que en caso de no cumplirse conllevará a saltarse su turno o retirarle de misión según el caso.]


Última edición por Narrador el Dom Ago 11, 2019 2:05 pm, editado 1 vez
Narrador
Narrador
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Jm5byz1

Gold :
5516


Volver arriba Ir abajo

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Empty Re: [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]

Mensaje por Lissa el Jue Ago 08, 2019 12:31 am

Después de varias vueltas del destino, más específicamente después de los sucesos en Regna Ferox, Lissa terminó viajando junto a su viejo amigo el laguz lobo. Lo que más tenía en mente era ayudarlo a mejorar la situación de Hatari, el país natal de este último, visto que aquello era algo muy importante para él. Durante el viaje, en el barco donde se encontraban, escucharon rumores de la boca de hechiceros y magos que intrigaron a la joven princesa. ¿Un núcleo mágico en Phoenicis? Todos murmuraban lo mismo lo cual hacía que sospechara que allí había algo de verdad. Una interrogante comenzó a rondarle dentro de su cabeza : ¿Si aquel supuesto núcleo mágico se lograse encontrar y eliminar, la amenaza emergida desaparecería para siempre? ¿Ylisse, Sindhu, Hatari o cualquier otro país ya no estaría bajo tal amenaza? Queriendo encontrar la respuesta a aquella duda la rubia decidió comprobarlo por sí misma. ¿Era peligroso? Seguramente lo sería, pero con Mishael a su lado se sentía… ¿segura? Era curioso esto último.

De esta manera, sus planes dieron un giro inesperado cambiando su rumbo hacia Phoenicis. El barco tuvo que detenerse en Kilvas, el país más cercano a este, ya que la situación de Phoenicis no favorecía para nada el desembarco de barcos. ¡Digamos que los marinos deseaban vivir unos añitos más! Y era comprensible, claro. De allí consiguieron un bote para al fin llegar al reino de emergidos que tanto se hablaba. A penas pisó la tierra desconocida, su corazón comenzó a palpitar con cierto temor, un sudor frío empezó a bajar por su mejilla sintiendo, desde su ubicación, el ambiente pesado que rodeaba aquel lugar caer sobre ellos. ¡Aquello no ayudaba para nada a mejorar el malestar que le causó estar tanto tiempo en una embarcación en constante movimiento! De un modo automático cubrió con una de sus manos su boca como si quisiese evitar devolver todo lo que había comido. Su caballo parecía aguantar tales condiciones mejor que ella, durante todo el recorrido se mostró más que tranquilo y ahora sólo se limitó a mordisquear el pasto que por allí se encontraba.

Tomó una bocanada de aire intentando eliminar los mareos y la molestia dentro de su estómago revuelto, para luego voltear su pálida cara hacia su peludo acompañante. – ¿Estás… bien? – Preguntó a duras penas ya que de inmediato se volvió a cubrir la boca mientras sus mejillas se inflaban anunciando un peligro. El tono de su piel había cambiado casi a uno verdoso pero en un pestañeo volvió a la lividez de hacia unos minutos. Volvió a inspirar y a expirar en reiteradas ocasiones a la vez que llevaba una mano sobre su pecho. – ¡Me pareció una eternidad! ¡Creí que no llegaría viva! – Soltó cuando por fin pareció algo recuperada. – Mmm… ¿Por dónde comenzamos buscando? – Preguntó en voz alta. Se podría decir que se había dirigido al Moreno pero también fue una interrogante que se hizo a sí misma. Ladeó su cabeza de un lado a otro analizando el paisaje montañoso lleno de acantilados, por suerte habían logrado dar en una zona algo llana para bajarse del bote. Las esponjosas nubes habían cubierto por completo el astro sol provocando que de vez en cuando “la ilusión” de sombras moverse a su alrededor. La pequeña rubia tragó grueso.
Lissa
Lissa
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Mend [4]
Báculo de Sleep [2]
Hacha larga de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
Vulnerary [8]
Tónico de res. [2]

Support :
Mishael [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Iwzg0SR
Chrom [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Iwzg0SR

Especialización :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Staff%202[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Hacha-1

Experiencia :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] XONGImw

Gold :
64


Volver arriba Ir abajo

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Empty Re: [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]

Mensaje por Mishael el Miér Ago 21, 2019 5:07 pm

Ni el mismísimo laguz se hubiese imaginado que, la continuación de su viaje, luego de los distintos encuentros y hechos ocurridos en Ragnar, lo haría con una noble. Y mucho menos que aquella noble, se tratara de una niña lo bastante tonta, para decidir de acompañarlo fuese a donde sus patas lo llevasen. Al principio seria incomodo tener que adaptarse al galopeo de aquel caballo dorado, pero luego de varias discusiones y una amenaza de que, si no hacia lo mejor para seguir sus pasos, aquel cuadrúpedo seria su cena; Lissa comprendió que lo mejor sería poner un poco de esfuerzo en lograr ese cometido. Así fue como ambas partes tuvieron que poner un poco de ambos para llevar una convivencia tranquila y bastante agradable para los dos, porque luego de tanto tiempo en soledad, viajar acompañado no era tan desagradable como pensaba. El paseo en el barco no fue bien recibido por la rubia que sufría los típicos malestares de altamar, cosa contraria para el moreno o para el caballo que se encontraban en la parte más alejada del barco, en los establos donde acostumbraba a reposar, aprovechando la lejanía con los beorcs.-
 
Pero la paz para ambos seres se vio perturbada por la escandalosa niña. Porque, en cuanto Mish tiraba de la correa de aquel animal, la niña intentaba explicar que algo misterioso se estaba produciendo no tan lejos de ellos. O eso logro entender porque, las náuseas persistirían en su pequeña fisionomía.- ¿No estarás embarazada? -Bromeó con una sonrisa picarona sobre su rostro, sin siquiera girarse a ver a su compañera pues Ámbar, necesitaba comer algo fresco, como aquel pasto verdusco que crecía debajo de sus pezuñas. Luego de varios intentos por encontrar una embarcación que se dirigiera hacia Phoenicis, finalmente hallaron un pequeño bote, donde el peli-blanco musculoso debía ser quien tuviese que remar junto a los otros viajeros. Realmente era un fastidio tener que congeniar con los demás, esas cosas aun no eran de su agrado y extraña tener que hacer uso de la fuerza o sus colmillos, para obtener lo que quería.- ¡Por fin! ¡Tierra! -Exclamó animo el joven ya que eso significaba que sus brazos podrían descansar y así, las ganas de vomitar de la princesa cesarían una vez que tocarían suelo firme, o eso creyó porque nuevamente atino a devolver la poca comida que se permitió ingerir durante todo el viaje.- Vuelvo a preguntar ¿Realmente estas así por el viaje? ¿No será acaso que esperas cachorros? -Ahora se encontraba con demasiadas dudas el laguz, levantando una ceja extrañado por la situación. Pues nunca se había encontrado con una persona que tuviese una nula tolerancia a los viajes por mar y más, si esta se tratase de una noble porque creía que ellos recorrían grandes distancias para sus negocios.-

Tan solo arquearía una ceja al ver que la condición de la niña mejoraba con cada minuto que sus pies permanecían sobre el césped, efectivamente su duda parecía estar resuelta: era demasiado frágil para viajes tan largos en barcos. Nunca le diría a Lissa pero en cuanto sus piernas se adentraban más y más hacia el interior de ese sitio, los pelos de su nuca descendiendo por su columna vertebral hacia su culo, se erizaron en una clara señal de que algo allí no estaba bien. ¿Sería prudente avanzar y más con alguien como ella a su lado?- Lo mejor es caminar con extrema precaución, deja que yo vaya adelante. Puede que mi olfato o mis oídos puedan sernos de ayuda. Ante cualquier peligro o cosa rara que se nos cruce, no dudes en separar su cabeza de su cuerpo. ¿Entiendes? De esa manera te aseguras, sea lo que sea, que ya no es un peligro para nosotros. -Masculló nuestro protagonista a medida que empezaba adoptar una posición en cuatros patas y olfateaba el lugar en busca de un extraño aroma, pero nada. Era como si allí nunca hubiesen vividos beorcs a pesar de que, a donde descendieron, había algunos hogares. ¿Qué demonios estaba ocurriendo ahí?
Mishael
Mishael
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
pócima sanguinolenta
.
.
.

Support :
Lissa [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Iwzg0SR

Especialización :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Fang1

Experiencia :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Iu4Yxy1

Gold :
1667


Volver arriba Ir abajo

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Empty Re: [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]

Mensaje por Onix el Mar Sep 03, 2019 2:33 am

No cabe duda que Onix era un cuervo estúpido, al menos, se comportaba de tal forma cuando aceptaba realizar misiones peligrosas para intentar impresionar a la reina de Durban. ¿Quién sino él, sería el hombre más indicado para explorar una construcción en los acantilados, que servía como base para los emergidos? Onix tenía las cualidades indicadas: Alas para desplazarse por el aire, el ingenio para abrir cualquier cerradura, la resistencia de un laguz y la suficiente inteligencia para pasar en sigilo por las instalaciones. Según el criterio de numerosos sabios, hechiceros y otros conocedores de la magia, se rumoraba que había una concentración muy fuerte de magia en Phoenicis, algo parecido a un núcleo mágico que parecía tener relación con la aparición y reaparición constante de los emergidos. El problema es: ¿dónde dentro de Phoenicis, exactamente?

La misión de Onix era explorar el territorio e informar sobre todo lo que observara a la reina, usualmente sería algo sencillo de no ser porque Phoenicis formaba ahora parte del Territorio Blanco. Dentro y sobresaliendo de los mismos acantilados, los emergidos construyeron bases impenetrables, habitadas por más concentración de ellos de la que se ha visto en cualquier lugar, portando inclusive sus propias armaduras nuevas y un modificado estandarte de Phoenicis con un halcón de ojos rojos. Siempre estaba plagada de ellos y eso mantenía al cuervo en un estado de constante tensión y vigilancia para que no lo descubrieran, y a la espera de la más mínima oportunidad para colarse en la base.

- Jaja… Nunca había sentido latir mi corazón tan fuerte desde la vez que bese a Kitty bajo las luces de la carpa- Suspiro el cuervo, haciéndose una broma a sí mismo para calmar sus nervios- Ay, Kitty… Como me gustaría recibir una de tus bofetadas, solo para despertar de esta maldita pesadilla…

El cuervo guardó silencio y se ocultó rápidamente, observando como una pequeña embarcación se detenía cerca de la costa que en ese momento exploraba. Y de ella observó que bajaba una chica bajita y una especie de laguz que el chico reconoció como lobo luego de ver la forma de su cola y orejas.

- “¡Hala! Parece que ya no soy el único decidió meterse hasta el cuello en el ajo”- Pensó el cuervo, observando y vigilando a una distancia prudente a la parejita- “¿Pero, qué estará haciendo una niña tan pequeña en un sitio tan peligroso como este? Bueno, no importa, seguro que también está aquí por los rumores… ¿Por qué otra cosa seria?” El cuervo no hallaba una mejor teoría para explicar aquella inesperada aparición y la presencia de aquellos dos individuos. Sin embargo, tomaría aquello como la clase de oportunidad que el laguz había estado buscando para entrar en la base, usando a los dos desconocidos como distracción para los emergidos mientras él hacia su movimiento.
Onix
Onix
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Llave maestra [1]
Tónico de def [1]
Pócima Ligera
Escrito Mítico
Vulnerary [7]
.

Especialización :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] SVpHnXA

Experiencia :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] DbZ7r8S

Gold :
412


Volver arriba Ir abajo

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Empty Re: [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]

Mensaje por Lissa el Lun Sep 16, 2019 7:40 pm

El mal de mar aún persistía, pero por lo menos ya no sentía su cabeza girar y girar sin parar. Al oír como undécima vez el mismo tonto comentario viniendo del moreno, la rubia frunció levemente su ceño mostrando cierta exasperación. – ¡Llevas diciéndome la misma cosa durante toooodo el viaje! Ya… - De repente cubrió su boca con sus manos impidiendo que completara su frase. Se percató tarde de que había alzado la voz demasiado. En terreno enemigo aquello era un grandísimo error. ¡Oh, que sí! ¡Cruzaba los dedos para que nadie los haya oído! ¿Existían emergidos sordos? Soltó un suspiro a la vez que bajaba sus brazos y prosiguió con su diálogo usando un tono más “bajo" – Ya te he repetido una y otra vez que no estoy esperando cachorros ni nada parecido, es algo imposible de toda formas. Sólo que no aguanto mucho los viajes en barco. – Se encogió de hombros al terminar de decir aquello.

A continuación se acercaría a su caballo el cual se encontraba tranquilamente comiendo pasto, ajeno del ambiente amenazante que los rodeaba. Acarició con delicadeza el lomo dorado de este para luego agarrar las riendas con el objetivo de guiarlo. – Vamos, Ámbar, ya después podrás mordisquear toooodo el pasto que quieras. – El potro le respondió con un enérgico relincho y se limitó a seguirla dócilmente. – ¡Chssss! No hagas ruido, acá hay gente mala. – Le dijo al animalito mientras colocaba uno de sus dedos sobre sus labios dando a entender que debía ser silencioso. Después del mini intercambio se dirigió hacia a donde estaba el moreno quien le había hablado y le contestó – Entiendo. ¡Me parece un buen plan! Para ti será más fácil detectar la presencia de los emergidos gracias a tu olfato y tu oído más desarrollado. Lo ideal sería evitar pelear con ellos ya que estamos en un territorio infestado de esas cosas. ¡Nos caerían encima como moscas y no nos dejarían escapar! A menos que tengamos mucha suerte. – Hizo una breve pausa como si quisiese pensar mejor el como continuar su diálogo entretanto acariciaba la cabeza de Ámbar.  – Deberíamos ser lo más silenciosos posibles para evitar que estos nos localicen tan rápido. Después de todo, vinimos para encontrar el susodicho núcleo mágico del que tanto se habla, no para jugar a dar palizas a los emergidos y  dejar que estos nos la den a nosotros. – Concluyó.

Dejó escapar un suspiro preocupado y se dispuso a proseguir con la caminata. Se aseguró de estar detrás de Mishael para que este abriera la marcha. El aire que se respiraba en aquel lugar le comenzaba a parecer pesado, amenazante, ¿sería porque conocía que aquel lugar era un nido de emergidos? Lo más probable fuera que aquello era la causa. Además, tenía la desagradable sensación de estar siendo observada...
Lissa
Lissa
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Mend [4]
Báculo de Sleep [2]
Hacha larga de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
Vulnerary [8]
Tónico de res. [2]

Support :
Mishael [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Iwzg0SR
Chrom [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Iwzg0SR

Especialización :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Staff%202[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Hacha-1

Experiencia :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] XONGImw

Gold :
64


Volver arriba Ir abajo

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Empty Re: [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]

Mensaje por Mishael el Lun Sep 30, 2019 12:10 pm

Nunca podría acostumbrarse a tal muestra de cariño o interacciones que tenían la pequeña niña con su caballo que compartían el mismo tono de pelo, junto con una personalidad realmente ¿Tonta? Él no soportaba que la rizos de oro, tratase al animal como si de un pequeño cachorro se tratase, mientras que el cuadrúpedo tan solo respondía a esas muestras de "mimos", así lo llamaba Lissa, con sumo entusiasmo. Pero más de una vez, algunos beorcs se acercaron hacia su oreja para murmurarle que esa molestia que tenía el moreno, eran celos. Celos porque antes era la única bestia al lado de la princesa, pero desde que llego aquella futura cena, toda la atención o los cuidados fueron hacia su ser. ¿Acaso había encontrado un rival? Eso sería estúpido, pues Mishael al ser una criatura orgullosa nunca admitiría una derrota y muchos menos contra alguien más tonto que su persona, a pesar de que la molestia en la boca de su estómago persistiría un buen rato.  
 
 
Con su presencia marcando el ritmo, no dudo acercarse hacia su acompañante en cuanto el pelaje de su nuca y de su cola se erizaron a medida que una sensación algo desagradable descendía por toda su medula espinal. De forma disimulada tomo las correas del animal, marcando un ritmo mucho más lento a medida que sus oídos se movían en todas las direcciones intentando captar algo, pero nada. Allí entro en juego su nariz buscando en su entorno algo que le pudiese ayudar a buscar el responsable, pero al mojarse su dedo y de captar por donde venia el viento, se dio cuenta que aquello se movía en contra de la brisa, siendo imposible encontrarlo por allí.- Parece ser alguien bueno en esconderse. -Pensó para sí mismo. Sus ojos se contrajeron y se movían despacio, analizando todo su entorno para captar la mínima señal, pues los depredadores no son todos perfectos y en algún momento, dan a mostrar su presencia por más mínima que sea.- Pues si me das a elegir, siempre prefiero darles palizas a todos esos inútiles. Y aún más sentir como el ultimo aire escapa de su cuello roto por mis mandíbulas. -Gritó a los cuatros vientos, como si intentara amedrentar a quien los estuviera siguiendo. Pues contrario a la curandera, el laguz no tenía remordimiento en atacar, pues los muertos no levantan una espada o ese era uno de sus tantos lemas para su forma de actuar.-
 
El viaje los llevo hacia aldeas abandonadas, se podía notar que los beorcs se llevaron todo lo que podían cargar con sus cuerpos. Parecía que la situación era mucho más peligrosa de lo que Mishael había pensado y el estar con la niña, le hacía dudar si fue lo correcto desviar su camino en busca de algo tan peligroso que pueblos enteros huyeron. El aire, por alguna extraña razón, se sentía diferente todos los vellos de su cuerpo se erizaron y podía ser notado por su acompañante. Era como si algo en el interior de aquella criatura le estuviera diciendo que era una mala idea seguir, que lo conveniente sería marcharse.- Algo me dice que, en ese acantilado parece estar lo que venimos a buscar, sea lo que sea. -Comentó con una voz tranquila, señalando el lugar el cual debian ir a toda costa. Notó como los animales se habían ido de ahí, ni siquiera una ave volaba sobre ellos, haciéndole saber que sus instintos estaban en lo correcto.- Vuelvo a repetir. Todo lo que camine y respire a partir de ahora, es nuestro enemigo. Arráncale la cabeza de su cuerpo, de esa manera te aseguraras de salir con vida. Y no titubees, no quiero cargar con algo indeseado. -Continuó con su habla para ahora, tomar con fuerza las riendas del caballo, marcando el ritmo que sería lento para poder escapar en caso de que la noble cambiase de opinión.- En todo caso, usa a esta enorme bestia como escudo. No sabes lo bien que me sentiría si muere para finalmente, pueda comérmelo. -Sonrió entre dientes, mientras giraba su cabeza y se relamía los labios, como si pudiese ya saborear la carne de aquel caballo dorado.-
Mishael
Mishael
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
pócima sanguinolenta
.
.
.

Support :
Lissa [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Iwzg0SR

Especialización :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Fang1

Experiencia :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Iu4Yxy1

Gold :
1667


Volver arriba Ir abajo

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Empty Re: [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]

Mensaje por Onix Ayer a las 3:00 pm

Onix se sentía como un ninja en aquel territorio emergido. Un ninja cuervo, genial, misterioso y con varios trucos bajo las alas. Pasar desapercibido por el enemigo y seguir a una pareja de tortolitos no era precisamente un trabajo fácil, pues el cuervo debía concentrarse para no hacer ruido al volar y desplazarse de un rincón a otro, y debía estar muy atento de que tuviera rutas disponibles por la que pudiera escapar en caso de que lo descubrieran o atacaran de manera imprevista.

El joven moreno con cola blanca era el que más preocupaba a Onix, pues él no necesitaba examinarlo detenidamente para darse cuenta de que también era un laguz. ¿Se habría dado cuenta de la presencia del cuervo a estas alturas? ¿Sospecharía que intentara hacerle algo malo a la joven de cabellos dorados? Las ropas lujosas y las joyas que la chica portaba daban la impresión de que ella era alguien de la realeza, la nobleza o de estatus social muy alto. Onix no le pareció que ella fuese una buena líder, ya que tenía demasiado carácter y poco cerebro.

- “Para alguien que quiere pasar desapercibido, habla demasiado en un sitio tan peligroso… Con razón un hombre tan grande y fuerte la acompaña, se nota que aún es una niña.” Onix continuo guardando silencio y escondiéndose, mostrando su desaprobación negando con la cabeza.

El viaje llevo al laguz hacia aldeas abandonadas donde se dirigía el grupo que estaba espiando, se podía notar que los habitantes del lugar se llevaron todo lo que podían cargar con sus cuerpos. El aire se sentía pesado y la atmosfera era tensa, el cuervo sintió el peligro desde su nariz, pues podía detectar con ella un olor leve que no muy diferente a los de los emergidos. Las palabras del moreno fueron los que aclararon las sospechas de Onix, pero ahora quedaba la duda de si debía seguir ocultándose (y mantenerse fuera de peligro), o acercarse a saludar al grupo justo antes de que su situación empeorara.

Hmm… Que problema”- Pensó el laguz, observando y meditando sobre qué es lo que haría- “Si dejo que los emergidos los ataquen a ellos, tendré una oportunidad para colarme en el fuerte… Pero, si los dejo solos y terminan muriendo, cargare con ese recuerdo en mi conciencia… ¿La misión o la vida de dos personas a las que siquiera conozco?

Saco una moneda de su bolsillo y la lanzo hacia arriba para atraparla con su garra.

Si salía “cara”, seguiría con el plan establecido. Si salía “sello”, saldría a ayudar a la pareja de tortolos y su burro.

Al terminar de lanzar, Onix vio el resultado en su garra. Había salido “sello”.

- “Que mala suerte, parece que tendrán que arreglárselas ellos solos…

Eso es lo que hubiera decidido hacer Onix, de no ser porque le gustaba hacer trampa cuando más le convenía. Volvió a tirar la moneda, hasta que el resultado ganador fuese “cara”. Guardo la moneda de nuevo en su bolsillo y voló silenciosamente hasta colocarse al lado de la joven de cabellos dorados y planear casualmente al lado del grupo, a un altura que no pudiera ser alcanzado fácilmente por las manos humanas o la del laguz.

- Vaya, ¿no te parece que este sitio no es un lugar muy peligroso para llevar a tu novia a cenar?- Comento Onix, para llamar la atención de ambos y presentarse al grupo- Hey, ¿qué tal? Soy la bestia negra Onix, mucho gusto...- Comento el cuervo rápidamente, extendiendo su garra hacia la joven de rizos dorado y evitando no hablar muy fuerte para que solo lo que estuviera cerca de él fueran los únicos que lo escucharan.

Off rol:
Llevo varios días con problemas con el internet en mi casa, así que decidí postear ahora para evitar cualquier inconveniente que se pueda presentar en el transcurso del día de hoy y el domingo.
Onix
Onix
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Llave maestra [1]
Tónico de def [1]
Pócima Ligera
Escrito Mítico
Vulnerary [7]
.

Especialización :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] SVpHnXA

Experiencia :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] DbZ7r8S

Gold :
412


Volver arriba Ir abajo

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Empty Re: [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]

Mensaje por Narrador Hoy a las 12:06 am

Aunque hasta allí han podido arreglárselas cada quien a su modo, ante el equipo pronto aparece algo distinto en el paisaje, un repentino bloqueo: la construcción en la que termina esa parte del acantilado, cerrada, bien metida en la pared rocosa, tiene guardias claramente puestos en su entrada, cosa que ninguna otra tenía. Además, si se concentran en ello, los laguz pueden sentir su piel y plumas erizarse suavemente con una especie de premonición instintiva, aunque es difícil distinguir si se trata de algo bueno o malo. No obstante, no es con exactamente con los emergidos a la vista que les espera el desafío a mano, sino más adentro, resguardando el último pasaje al interior: un inconfundible león laguz, un león real de pelaje vivamente rojo. Sus ojos, como los de cualquier otro emergido, son también de color rojo, destellantes. Quieto ante el lugar que cuida, este aguarda silenciosamente.

Inicia la MODALIDAD DE MAPA.
Modo de uso y reglas AQUÍ.


[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] DJQLkm0

OBJETIVO: ALCANZAR TODOS EL LUGAR MARCADO

Recuento de HP:

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] CyTicPH
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] 0FISh4t[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] 0FISh4t[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] 0FISh4t

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] ZBlA1Wd
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] 0FISh4t[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] 0FISh4t[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] 0FISh4t

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] WJp1Whz
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] 0FISh4t[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] 0FISh4t[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] 0FISh4t[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] 0FISh4t
Narrador
Narrador
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Jm5byz1

Gold :
5516


Volver arriba Ir abajo

[Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix] Empty Re: [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.