Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Mar Nov 17, 2015 10:44 am

El espeso bosque de Tellius, una maravilla natural donde las verdes copas de los arboles se pierden a la vista, un lugar lleno de vida, un santuario natural como ningun otro donde el aire limpio se respira a bocanadas. Aquel efectivamente era un paraiso para cualquier animal que se dignase de serlo, o bueno, casi cualquiera.

- Tengo hambre, tengo sed, estoy cansado y ya no aguanto los pies. Como se supone que alguien pueda vivir aquí cómodamente?, no hay ni una sola posada a la vista ni bares para tomar alguna bebida refrescante. Me pregunto como se las apañan los demás para vivir bajo estas condiciones.... pero heme aquí, intentando encontrarme con mi bestia interior en esta tierra abandonada por los dioses. -

Cuidar de si mismo, si, una de las molestas consecuencias de haber recuperado su libertad pero dadas las circinstancias no le quedaba de otra. Cansado, fatigado y con el estomago vacio decidio detenerse a reposar un rato junto a un rio de agua clara, abanicandose constantemente para librarse del molesto sudor que no paraba de brotar de su cuerpo.

- Se supone que tenga que disfrutar de esto, cierto?.... incluso no me sorprenderia que mi bestia salvaje interior se hubiera quedado muerta en algun lugar de este bosque -

Despues de todo habia pasado años reprimiendo su instinto, nunca se vio en la necesidad de cazar para comer o pelear para sobrevivir, solo debia ser obediente para que asi no le agarraran a palos pero ahora que estaba por su cuenta unicamente armado con un monton de trucos circenses que le habian enseñado el mundo afuera de su jaula dorada parecía abrumadoramente grande y difícil de sobrellevar.

- Supongo.... que deberia intentar por lo menos conseguir algo de comer. Es decir, soy un lobo enorme, dudo que haya algo en este lugar que no pueda echarme a la boca. Asi es Artemis, confianza en ti mismo, solo necesitas sacar ese lobo que llevas dentro y darle una buena mordida a lo que sea que se mueva!!!!.... ugh.... de alguna manera eso suena desagradable -

Superado por el hambre que sentia que por su desagrado a meter algo vivo en su boca el lobo de plateada cabellera se adentro una vez mas en el bosque. Alzo sus largas orejas agudizando su sentido auditivo, olfateo el aire un par de veces y finalmente encontro una presa digna.... un conejo que estaba feliz de la vida comiendo quien sabe que tipo de hierva. Con cuidado el joven lobo se agazapo sobre si mismo, preparandose para un ataque sorpresa y finalmente tomando la forma de un gran lobo blanco al saltarle encima al impoluto conejo el cual con un ajgil movimiento escapo de aquellas mortales fauces sin ningun problema. La persecucion fue digna de verse pues Artemis correteaba al roedor de un lado a otro y este se le escurria entre las patas de tal manera que pareciera que se burlaba de su burda e inexperta tecnica de caceria, finalmente el lobo blanco termino estampado contra un arbol recobrando su forma humanoide.

- Creo que aun es pronto para empezar con los conejos, debe de haber algo por alli que se quede quieto para que lo atrape -

Entonces sus ojos contemplaron un arbusto que tenia lo que parecian ser una ballas pequeñas y redondas color rojo, acercandose con cierta curiocidad y olfateandolas un poco mientras meneaba su larga cola plateada pensando que habia encontrado el almuerzo.

- Parecen cerezas.... bueno, por lo menos las plantas no corren -

Comento para si mismo tomando una pequeña esfera de color rojo sin saber si aquello era venenoso o no y abriendo la boca con intenciones de comersela.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [3]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Invitado el Mar Nov 17, 2015 1:26 pm

Y el cantar de los pájaros, aquella melodía hermosa y tenue se vio opacada por el aullido de un lobo que se daba a la caza de un pequeño venado, maldito el destino que lo hizo curioso y de esa manera se apartó de los suyos. Saltando a través de un espeso arbusto abrió sus fauces dirigido hacia su frágil cuello, en un intento por aniquilarlo del primer ataque pero como era de esperar, ese pequeño ser era bastante escurridizo y solo basto dar tres saltos en zig zag para eludirlo. Rápidamente emprendió la huida hacia su manada con el Lagus pisándole los talones, orgulloso como la gran mayoría de su especie no lo iba a dejar escapar así por las buenas y comenzando la persecución se adentró más a aquel sitio con tonos esmeraldas. Las pequeñas ramas no podían detener al canino que los rompía con su lomo con suma facilidad, su respiración agitada captaba el aroma de su presa sabiendo muy bien el trayecto que había tomado, dejando unas de sus huellas impregnada en el césped. Donde la sensación de la tierra, el suave pasto le hacía dar un éxtasis a la caza aumentando su adrenalina y con ello, hacer que los músculos de sus patas ejercieran más fuerza.-

¡¡Un poco más!! -Se dijo a sí mismo, en un intento por motivarse al ver que ya casi estaba encima de su presa. El ciervo saltaría por encima de un tronco viejo y podrido, para que Mishael arqueara su espalda para pasar por debajo, teniendo el tamaño justo para lograrlo. Pues un poco más de gordura en ese animal y seguramente se hubiera quedado atorado. La persecución se estaba extendiendo más de lo debido y tanto la presa como el depredador parecían estar llegando a su punto culmine, pues habían llegado a una parte del bosque bastante abierta y carente de árboles pero con un rio atravesándolo. Sabía muy bien que si lograba atravesarlo podría dar por acabado la cacería, por lo cual daría tres pasos largos para que, en el último flexionar toda la parte trasera de su forma lobuna y de esa manera dar un poderoso salto. En pleno aire abrió su mandíbula ocultando su lengua en la parte baja de la misma, para empezar a girar su cuello hacia su derecha para que, en el instante que su pedazo ser diese contra el lomo del ciervo, sus patas ayudasen a tirarlo contra el piso. Y una vez allí, cerrar de manera brusca sus dientes ejerciendo la suficiente fuerza para destrozarle su tráquea, dejándole que diese un último chillido ahogado antes de perecer. Aun cansado y con su respiración agitada, denotando en su fisionomía la cual sus hombros ascendían rápido, daría una segunda mordida para escuchar como los huesos en esa zona se destruían y se aseguraba de darle la muerte.-

Su garganta, sus labios, parte de su boca y cuello no tardaron en teñirse con el color carmesí de la vida para que su lengua y su mano se encargasen de esparcir aún más aquel tinte en todo su ser. Pero preocupado en su presa no se percató que no se encontraba solo en ese lugar, sino que alguien más disfrutaba de los víveres que otorgaba el bosque, aunque aquel individuo había hecho una mala elección.- No deberías comer esas cosas. -Lentamente su morfología comenzó a cambiar hasta el punto de convertirse en un humanoide con rasgos lupinos como las orejas que sobresalían de su cabeza, la cola en su parte trasera y algunas marcas que pertenecían a su antigua manada. No llevaba tela consigo, por lo cual estaba frente a ese ser como su Madre lo trajo al mundo con la diferencia que aquí estaba sucio con lodo y algunas ramas en su cabello.- Son venenosas. -Prosiguió con su habla advirtiéndole del peligro a ese ¿Humano? No parecía ser uno de ellos, los rasgos que llevaba consigo lo hacían muy diferente a esos seres carentes de pelos. Entonces ¿Que era? Curioso y sin conocer el espacio personal, Mishael comenzó a acercarse con su presa en su mano derecha mientras la izquierda terminaba de limpiar un poco su boca ensuciándose con la sangre de aquel inerte ser. Comenzó a olfatearlo primero a la altura de su pecho, luego dirigiéndose hacia sus hombros para finalmente terminar detrás suyo olfateando a la altura de su espalda.- ¿Que eres? Tu olor se me hace familiar a pesar de que no te conozco ... -Sentencio sin más aquel hombre carente de ropa y sin conocer lo que es el pudor. Mientras esperaba alguna respuesta; no lo penso dos veces y le dio un gran mordisco a la zona donde le dio muerte al herbívoro. Su apetito se acrecentó con la cacería y no había mejor momento que este para saciarlo.-
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Mar Nov 17, 2015 7:41 pm

Se detuvo en seco al escuchar una voz ajena justo antes de hecharse aquella baya venenosa a la boca, volteando la mirada solo para contemplar a un enorme lobo blanco con un cervatillo muerto aun escurriendo sangre desde su ocico, admirando con cierto asombro como el enorme animal retomaba una forma humana pero sin prenda alguna. Artemis estaba sorprendido no solo por el hecho de ver a aquel individuo lleno de sangre y sin prenda alguna si no por que aquella era la primera vez que se encontraba con otro laguz y para su buena o mala suerte, uno de su mismo tipo.

- Bueno.... tengo orejas de lobo, cola de lobo, dientes de lobo y olor a lobo. Quiza y hasta soy un dragon. -

Bromeo de forma relajada esperando que el otro tuviese sentido del humor, por otra parte permitió que le olfateasen sin ningun tipo de miramiento pues los humanos (especialmente los niños) lo tenían acostumbrado a las intrusiones, mas concretamente a querer acariciarlo o usarlo de montura después de sus presentaciones en los pequeños pueblos que visitaba a lo largo de sus viajes. Por otra parte no podia evitar hacer una pequeña mueca de incomodidad por el penetrante olor a sangre que despedía el otro. Sintio un terrible escalofrió recorrerle desde la espalda baja hasta la nuca al escuchar con claridad como el otro lobo mordía a la presa muerta que llevaba consigo, escuchando con claridad los huesos romperse y la carne desgarrarse gracias a su fino sentido auditivo, Haciendo que la fina cola de Artemis se erizara al igual que el pelaje de sus orejas, haciéndola verse mas mullidas de lo que eran normalmente..... ciertamente dudaba rotundamente el ser capaz de comerse cualquier cosa de aquella manera tan cruda aun que para el otro parecia ser algo totalmente normal.

- Esto.... se que no es asunto mio colega pero que le paso a tu ropa?, te asaltaron los bandidos o algo asi? -

Ciertamente a lo largo de sus viajes, especialmente en Plegia habia visto a varios hombres vagar desnudos por culpa de los ladrones y bandidos que los despojan de sus pertenencias mas  aquello resultaba poco probable en este caso pues la verdad dudaba mucho que cualquiera en su sano juicio se atreviera a asaltar a un laguz, lo sabia de primera mano pues aun que su aspecto no era muy fiero los ladrones parecian sacarle la vuelta con solo ver sus notorios razgos animales a la vista y, viendo a su compañero entendia mas claramente el por que.

- Lo mas correcto es presentarte primero antes de preguntarle a alguien mas sobre su identidad, lo sabes?. Son modales básicos.... Pero supongo que eso no aplica en este momento, cierto?. Mi nombre es Artemis, lobo de Plegia y tengo el placer de conocer a.... -

Le dio pauta para que se presentara el contrario, sintiendose tan diferente como la luna y el sol en aquel momento. Alli estaban, frente a frente 2 Laguz lobo de pelaje blanco pero que saltaba a la vista que eran totalmente diferentes; uno de pelo encrespado y poco cuidado mientras que el otro estaba perfectamente cepillado y arreglado, uno desnudo y cubierto de tierra y sangre mientras que el otro usando pocas prendas pero que se notaba a leguas que eran finas perfectamente limpias. Uno salvaje y otro domesticado, un encuentro interesante sin duda. Pese a que el olor a sangre no le resultaba del todo grato si que llego a provocar a su estomago que llevaba ya bastante tiempo sin recibir alimento por lo que hiso acto de precencia haciendo un ruido bastante notorio. Artemis por su parte no pudo evitar soltar una pequeña risa pues aquello le parecio bastante comico de alguna manera.

- Lo siento, lo siento, la verdad es que soy aun algo nuevo en esto de vivir de la naturaleza y aun no he logrado conseguir nada para llenarme el estomago. Vives por aqui?, sabes si hay alguna posada o bar cerca? -

Ciertamente parecia haberse rendido con respecto a conseguir su propia comida y francamente preferia deborarse un conejo en estofado acompañado de una cerveza bien fria a tener que perseguirlo, matarlo y comerselo a mordidas solo para terminar con la boca y las manos manchadas con sangre.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [3]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Invitado el Mar Nov 17, 2015 9:13 pm

Grave error de aquel individuo al creer que todos los que se cruzaban por su camino poseían una gran sonrisa en su rostro junto con un ánimo envidiable, pues Mishael escapaba de todo aquello en cuanto comía o se encontraba frente a un desconocido, actuando de una forma distante y seria. Pues la gracia de catalogarse como un Dragón, le hizo creer que pretendía por pasarlo como un idiota provocando que su ceño se frunciera y el labio superior, se elevara un poco denotando toda la molestia en su rostro. Su respuesta no se hizo esperar y mientras dejaba que lo interrogase con respecto a porque no llevaba ropa consigo, en el interior de su boca su saliva se mezclaba con la sangre de su víctima lo suficiente grande para lanzar un escupitajo justo a las piernas de ese individuo, levantando lentamente su cabeza y dejando ver que lo había hecho apropósito.- Puedes oler como un lobo, tener la fisionomía de un lobo pero ... -Lentamente comenzó a caminar alrededor de este aun con el ciervo muerte aferrado en su diestra, observándolo de arriba-abajo acercando su rostro de manera agresiva hacia este para olfatearlo y asegurarse de sus palabras.- Definitivamente luces muy diferente a los lobos que estoy acostumbrado a ver. Es como si ... Si viese a esos seres carentes de pelos sobre su cuerpo frente mío. -Sentencio con un gran desprecio en su rostro al nombrar a los humanos que tanto daño le habían hecho en el pasado aunque, ahora en el presente, se encargaba de guiarlos hacia lo que deseaban en los sitios que visitaba.- Aunque ... ¿Hablas de ropa? ¿Qué es eso? -Pregunto con toda la inocencia del mundo y extrañado, girando su cabeza hacia uno de los lados confundido por no saber a qué se refería.-

Mas una tenue visión a la fisionomía de su ser parecía esclarecer el misterio del albino.- Oh ~ ¿Hablas de esas cosas que usan los Humanos para resguardarse del frio y del calor? Por favor ... Somos lobos, nacidos y criados en la naturaleza para solventar cualquier cosa que se nos cruce. Nosotros no necesitamos de algo tan burdo y tan patético como vestir pieles ajenas a las nuestras. Pues con nuestro pelaje es más que suficiente para el frio y si no aguantas el calor, nada que un buen baño de lodo no arregle. -Explico a su interlocutor el porqué de la ausencia de sus prendas. Tratándose más de una incomodidad, algo propio de su ser al no sentirlas necesario aun cuando se transformaba en su fase humanoide y ni hablar si se encontraba con uno de sus pares. Mas sus orejas se movieron junto con su cola al escuchar que no se había presentado, según este, como correspondía. Nuevamente no pudo evitar girar su cabeza, ahora en sentido contrario, confundido con las palabras y el accionar del canino.- ¿En serio me dices eso? -Interrogo con un timbre alto denotando más sorpresa y confusión, que enojo o malestar.- El hecho de que te haya olfateado es una señal clara de un saludo, al estilo lobo. ¿Acaso la Matriarca de tu manada no te enseño ni siquiera algo tan sencillo como presentarse a tus otros pares? ¿Qué clases de Lobos hay en tu hogar si ni siquiera saben saludar como corresponde? Venga ~ ... -Realizo un pequeño ademan con su mano libre para alzar sus brazos hacia los aires dejando que el aroma a sudor impregnase el ambiente junto la tierra mojada y la sangre que ya persistía en el entorno.- Haga los saludos como cualquier otro lobo y venga a olerme ~ -Preparado para dejar que lo olfateara sin hacer ningún gesto agresivo o hostil, este esperaría a que lo hiciera para luego decirle su nombre. Pero la siguiente frase en su timbre no tardo en provocar más confusión en aquella corta y sencilla cabeza, del lobo albino sucio y sin modales.-

Nuevamente volvería a asomarse hacia este acercándose aún más a su fisionomía, en un intento por observar con detalle las prendas que llevaba manchándolas con la suciedad en sus manos. A continuación iría por las orejas ajenas tocándolas y dándose cuenta que no llevaba pulgas encimas o un rastro de suciedad, algo extraño. Para finalizar nuevamente a su espalda donde aferro con fuerza su cola para sentir como su pelaje era suave al tacto, algo diferente a como estaba Mishael en este momento, dejando que sus 5 dedos quedasen impregnado en tal pureza.- ¿Posada? ¿Bar? -Aquel Lagus moreno no pudo evitar dar otro mordisco para empezar a reír con potentes carcajadas, dejando que su saliva impregnada nuevamente con la sangre que brotaba de la herida saliese despedida de forma aleatoria en el lugar. Donde rápidamente debió detenerse al sentir como casi se ahogaba con aquel enorme pedazo de carne.- Dices ser un lobo pero ... No conoces nuestras costumbres, dices que nunca has vivido en la naturaleza y osas preguntar sobre un bar o una posada, en medio de este bosque sabiendo que nosotros estamos en la cima de la cadena alimenticia. -Enumerando cada una de las cosas que fue escuchando y asimilando llego, de forma lenta y segura, al punto que quería hacer resaltar con respecto a ese peculiar ser.- Dices llamarte ¿Plegia, cierto? ¿Realmente eres un lobo como aparentas? Si es así, por que no cazas tu comida en vez de acudir a esos Humanos por alimento. La comida fresca y recién cazada, sabe mejor que esas cosas hechas por el fuego. Incluso la sangre aun tibia, sirve como un aderezo o un embriagador trago. Realmente no hay más exquisitez ¡¡Que esta!! -Comento muy animado alzando en alto al cervatillo inerte que, por las constantes mordidas en su cuello, su cabeza prácticamente colgaba en una posición muy inhumana y rara que daba escalofrió verlo.-


Spoiler:
Lamento el post largo ... la proxima me contengo y posteo mas corto ... ^^U
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Mar Nov 17, 2015 11:25 pm

Artemis no pudo evitar abrir sus ojos con sorpresa. De verdad aquel no sabia que era la ropa?, había escuchado que los laguz eran "salvajes" pero nunca imagino que tanto. Imaginaba que podría darle una cátedra entera de el por que era importante vestir adecuadamente pero imaginaba que aquello solo seria un derroche inútil de saliva. Arrugo la nariz con un notorio gesto de desagrado ante las lecciones acerca de como se saludaban los lobos de forma correcta, retrocediendo un par de pasos ante el ofrecimiento del otro lobo cuyo nombre nombre aun desconocía. Cabia destacar que incluso el olor de ambos era diferente pues aun que Artemis en ese momento igualmente oliera a sudor debido a su persecución con el conejo se le notaba en la piel un aroma limpio, característico mas concretamente de los jabones que usan los humanos al bañarse.

- Matria... que?, no, no.... asi estoy bien, te puedo oler perfectamente desde aquí. -

Ahora era el lobo de finas ropas quien se mostraba confundido pues ciertamente no tenia idea de que rayos le estaban hablando, pero atento para aprender en la medida de lo que le fuera posible pues mal que bien aquella información podría serle de ayuda en un futuro. Estaba a punto de contestarle cuando de nueva cuenta el otro se acerco, al parecer para olfatearlo nuevamente, esta vez ensuciando de sangre y otras cosas de las cuales preferia no saber, sus finas y elgantes ropas.

- O-oye que esto es seda fina!!!.... cielos, lo que me va a costar limpia.... ah, ahahahahahaha, no, no, basta!!! -

No pudo evitar reir cuando el contrario lo tomo por las orejas para examinarlas, ensuciandolas igual que sus ropas, mas aquella era una parte delicada por lo que aquel tipo de tacto desembocaba en unas cosquillas realmente tortuosas.

- E... enserio, pa-para, hahahaha, en las orejas no, hahahahahahaha!!!!....... Eh?, KYAAAAHHHHHH!!!!!! -

Y súbitamente paso de la risa a un tortuoso dolor producto de su fina y delicada cola siendo sujetada con fuerza haciendo le soltar un grito agudo que mas bien sonó a un chillido. Artemis termino perdiendo la fuerza en las piernas dejándose caer, retrocediendo hasta quedar de espaldas a un árbol con las orejas agazapadas hacia atrás y sujetándose la cola como si le hubiesen quitado la honra con todo aquello.

- Por supuesto que no conozco sus costumbres ni lo que es una matriarca, eres el primer lobo de mi tipo que veo en mi vida. Tampoco se cazar y aun que puedo pelear estoy seguro de que alguien como tu probablemente me haria trisas en un combate. -

Viendo la cabeza del joven venado colgar de esa manera le hiso cambiar del hambre al asco en cuestión de segundos, normalmente era una criatura tranquila pero tanto salvajismo simplemente demasiado para el como para simplemente asimilarlo por las buenas.

- Podría decirse que mas que un lobo fui criado para ser un "buen perro" y vivir entre humanos. Pensé que quizá un ambiente natural me ayudaría a re conectarme con mi "bestia interior" pero lo único que he logrado hasta ahora es terminar con el estomago vació y apestando a animal muerto. -

Se puso de pie intentando quitarse la suciedad que tenia impregnada en la cola, aun que era perfectamente consiente de que su ropa y sus orejas también estaban igual de sucias.

- Y mi nombre es Artemis, Ar-te-mis. Desde cachorro fui criado en el reino de Plegia así que se puede decir que mi nacionalidad es esa.... aun que estoy seguro que poco y nada deben importarte esas cosas. En fin, no es como si pudiera ponerme exigente bajo estas circunstancias y aun que REALMENTE me gustaría un baño caliente y un buen tarro de cerveza fría supongo que en este lugar debo hacer las cosas a tu manera. Que debo hacer primero?.... solo... olerte?, o lo de las orejas y la cola también es parte del saludo? -

Lo que tenga que ser, sera. Se podría decir que estaba varios kilómetros fuera de su zona de confort y ya haciéndose un poco mas a la idea quizá podría sacar alguna experiencia de provecho. Al final de cuentas esta podría ser una buena oportunidad para reconectarse con sus raíces laguz y con algo de suerte recordar algo sobre su incierto pasado en blanco. Por otra parte el conocer los "modales" dentro de los de su propia especie podría serle útil para evitar conflictos mas adelante, así que daría lo mejor de si para aprender.

Spoiler:
Descuida, me encantan los post largos XD
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [3]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Invitado el Jue Nov 19, 2015 3:14 pm

La reacción de retroceder y no querer "participar" en lo que era el saludo correspondiente entre los pares de su misma raza, provoco aún más desagrado en el moreno que tan solo permanecía inerte en su sitio conteniendo las ganas de saltarle al cuello, tal cual como lo había hecho con el cervatillo. Aunque el verlo tan sensible en cuanto sus orejas fueron tocadas por sus manos sucias hizo que todo sentimiento hostil desapareciera, al ver que aun poseían algunas características similares entre ellos, ya que Mishael también sufría ciertas cosquillas en cuando algunas partes lupinas eran tocadas. Mas nunca esperaría aquel grito que hizo soltarlo a medida que Artemis se alejaba, haciendo que sus orejas se pegasen a su cuero cabelludo con sus ojos desorientados.- E- Ese grito ... -Comento entre balbuceos, sin poder sacar aquel intenso dolor en su cabeza producto de tan agudo chillido.- N- No creí que un macho pudiese gritar tan agudo como las hembras. -Prosiguió con su habla, denotando por qué le había producido malestar comparándolo con la contra-parte de su especie, sin saber si esto fuese tomado de buena o mala manera por su interlocutor.-

Pero lo que a continuación escucharía sus oídos lo dejaría tan perplejo que no pudo emitir sonido alguno, en un principio, hasta el punto de abrir su quijada dejando que algunos restos de carnes masticadas cayeran de forma inevitable hacia el suelo. Incluso el canino casi más pierde el equilibrio e iría a parar contra el suelo si no fuese porque tropezó con el cadáver, logrando flexionar su pierna trasera evitando todo aquello.- ¡¡¡N- No puedo creerlo!!! -Grito con euforia dejando caer a su presa contra el suelo para acercarse rápidamente a este con sus orbes abiertos como si fuesen platos, señalando la fisionomía contraria, sin tener el mínimo respecto en el espacio personal.- Entonces es verdad que hay algunos Laguz que son tomados como "mascotas" de los humanos y estos ... Y estos ... se vuelven como ellos. -Comenzó a explayarse según algunas historias que iba conociendo en su trayecto de la vida, hasta finalmente conocer a uno que verdaderamente había perdido su "conexión con la naturaleza" hasta humanizarse vaya a saber uno hasta que porcentaje. Sin provocación alguna comenzó a reírse a enormes carcajadas hasta el punto de tener que agarrar con fuerza su estómago ya que este comenzaba a dolerle y el aire en sus pulmones escaseaba al no poder respirar de forma debida.- Puedo asegurarte que yo podría darte una paliza si así lo quisiese pero si has perdido todo rastro de tu raza, hasta el cachorro recién nacido de alguna manada la tendría fácil contigo. -Sin miramiento comenzó a burlarse de ese individuo donde las risas no menguaban sino que habían bajado su decibeles.-

Ya te lo he dicho ... Por estos lares no existen esas cosas que llamas posadas o un bar. La gran mayoría de los viajeros sobreviven cazando su alimento pero ... saber que un Beorcs, es más capaz de tal tarea que tu ... Hasta qué punto más bajo has caído que ni siquiera puedes atrapar a una simple rana. -Ladeando su cabeza, era como si se negaba a aceptar tal realidad frente a sus ojos pero, tampoco era tan idiota para no darse cuenta que entre ambos seres; ya sea para bien o para mal, había años luz de diferencia con respecto a la educación que habían recibido. Uno bien hablado, arreglado, con modales mucho mejor que los humanos y el otro ... tan solo se unía al estereotipo de los Laguz.- Si lo que quieres es un baño para sacarte la sangre, el rio puede funcionar para tal sencilla tarea. Pero si es para matar a las pulgas o cualquier peste que te ande asolando, lo mejor es un baño de barro y de hecho ... He encontrado uno perfecto para tal tarea. -Continuo hablando dándoles todas "soluciones naturales" y nada creado por la mano del hombre. Algo en su interior decía que no iba a aceptar por las buenas pero nunca estaba demás hacerle saber las opciones que presentaba tan hermoso lugar para los de su raza, aunque le sorprendió el saber que quería entablar un "saludo" con él. Una oportunidad de oro había aparecido y sus ojos no pudieron evitar iluminarse con malicia.-

Eso de olfatear a los demás e incluso jalar de tus orejas y colas ... Donde tengo que admitir que ese grito me hizo dudar si realmente eres un macho ... Es solo una broma de mi parte. -Sonrió sacando su lengua, denotando que efectivamente estaba jugando con él.- Pero si realmente quieres saludar a los de tu especie para no tener el mismo inconveniente que conmigo, lo primero que tienes que hacer es transformarte en tu verdadera identidad. -Y con ello se refería a la apariencia con la cual había llegado a este mundo, siendo una bestia unida con la naturaleza que alguien domesticado por los Beorcs.- Segundo debes sentarse sobre tus patas traseras y pegar las orejas contra su cabeza. Para finalmente recostarte sobre el suelo y empezar a mover la cola, en una clara señal de que estas feliz, que no deseas ningún inconveniente con el otro. Esa es la manera en que saludamos nosotros. -Concluyo con la introducción donde una de sus manos se posicionaba en su cintura para que la otra, se alzase a la altura de su mentón con el índice elevado, dándole realmente "clases" de cómo ser un lobo ... a un lobo.-
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Vie Nov 20, 2015 7:19 am

No estaba seguro de como debia tomar el hecho de que su compañero aseguraba que gritaba como una mujer y francamente no quería darle demasiadas vueltas al asunto para evitar que su orgullo de hombre fuera mas herido de lo que ya estaba. Artemis soltó un pequeño suspiro ante los comentarios contrarios, hasta donde sabia el trafico de Laguz como esclavos era algo común y realmente no le parecía que su caso fuese tan único como para obtener una reacción como la que mostraba su compañero.... aun que si se ponía a pensarlo aquel lobo de aspecto salvaje muy probablemente desconocía aquel dato tanto como el mismo no tenia idea de lo que era una matriarca.

- No seas tan duro conmigo, esto pudo haberle pasado a cualquiera. Simplemente tuve mala suerte. -

Se encogió de hombros restando importancia al asunto pues nada podía hacer para remediar su problema que seguir adelante e intentar aprender en la medida de lo posible, aun que igualmente era consciente de que probablemente seria incapaz de vivir en un entorno salvaje por mucho tiempo, después de todo estaba acostumbrado a las comodidades que ofrecía la sociedad humana.

- Oye, oye, que fue un conejo el que se me escapo, uno muy rápido si me permites decirlo. Me atrevería a decir que era el conejo mas rápido que haya visto en mi vida y.... bueno, aun que las ancas de rana suenan tentadoras dudo que la carne de anfibio me pase por la garganta aun. -

De hecho dudada rotundamente el poder comer de la forma en la que lo hacia su compañero pues con solo mirar el cervatillo con el cuello casi arrancado a mordidas aun le provocaba malestar. Sintió un escalofrió en cuanto el laguz salvaje menciono lo de las pulgas, haciendo que el pelo de su cola se erizara solo con la posibilidad de que alguno de esos bichos chupa sangre se le subieran.

- Pulgas?.... madre mía, esto de la vida en libertad me gusta cada vez menos. -

Puso un ligero gesto de mal humor cuando le fue revelado que aquello de sus orejas y su cola había sido solo una broma y que aquel grito poco masculino que soltó fue total y completamente innecesario. Intentando centrarse en lo que importaba en ese momento Artemis se puso en posición para transformarse a su forma animal, al parecer acostumbrado a cuidar la estética de sus movimientos al cambiar de forma. Una vez que la luz característica de la transformación laguz se hubo apagado el joven lobo procedió a intentar realizar el saludo tal y como se lo habían indicado. El pelaje que ahora recubría su cuerpo era de un plateado brillante y limpio (con excepción de las áreas manchadas de sangre), de aspecto suave y mullido dándole un aspecto elegante y estético. Se sentó en sus patas traseras pegando las delanteras a su pecho, meneando ta cola tal y como se lo habían indicado y tirándose al piso, jadeando un poco tal y como lo haría un perro.

- Sabes?, normalmente cuando hacia esto era para que me rascaran el estomago. Quien diría que para los laguz es un tipo de saludo. -

Había que admitir que, aun que su tamaño era bastante decente para haber sido criado en cautiverio e imponía su parecencia entre los humanos solo por el hecho de ser un lobo gigante con colmillos tan afilados como navajas verlo en aquella posición meneando la cola y con su pelaje esponjado resultaba hasta cierto punto adorable. Se puso de pie para sentarse nuevamente sobre sus patas traseras, aun meneando la cola enérgicamente y con cierto gesto de interés en el rostro, saludar no había sido tan complicado así que esperaba que las próximas lecciones fueran igual de sencillas.

- Es tu turno supongo, creo que siquiera conozco tu nombre todavía.... por que... tienes un nombre, no? -

Ahora se cuestionaba si los laguz salvajes compartían costumbres con los humanos como es por supuesto llamarse por nombres. Aquello le resultaba interesante pues en los libros poco y nada ponían acerca de las costumbres laguz, ya sea por que a nadie le interesaban o por que ningún humano había logrado sacarles esos secretos como para poder plasmarlos en papel.

- Y bueno.... aprovechando que tengo aquí a todo un experto en vida salvaje, sabes de algo que pueda comer antes de morir de inanición?. Como ya te dije soy muy nuevo en esto así que me ayudaría mucho comenzar con algo.... bueno, tu sabes, que no intente correr por su vida -

Aun que francamente de aspecto el joven laguz de ojos azules se veía muy bien alimentado y tratándose de un lobo probablemente pasarían un par de semanas antes de comenzar a sentir lo que era de verdad tener hambre, sin embargo y regresando a lo mismo, al estar acostumbrado a comer diario pasar un par de días sin comer ya le resultaba difícil, mas aun cuando debía lidiar con el hecho de tener que matar el mismo su propio alimento. Se quedo quieto con las orejas bien alzadas esperando la respuesta contraria, si, era algo extraño pero de alguna manera la compañía de otro lobo le resultaba hasta cierto punto grata.


Última edición por Artemis el Sáb Nov 21, 2015 4:54 am, editado 1 vez
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [3]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Invitado el Vie Nov 20, 2015 12:16 pm

Claro que tengo un nombre. Todos los seres vivos, incluyendo las plantas obtienen uno en cuanto aparecen en este mundo nadie está exento de eso. El mío es Mishael. -Respondió con un tono algo molesto pero que rápidamente se fue apaciguando dejando que mantener una postura rígida, debido a la imagen de su par en ese estado haciendo a cada una de sus palabras hasta el punto de que intento disimular la risilla dándole la espalda en un intento por ahogar aquella alegría. Lo cual fue en vano, explotaría a grandes y poderosas carcajadas hasta el punto de caerse al suelo, señalando de forma acusadora a Artemis, llorando de la alegría que le producía ver a alguien algo ingenuo a su ver.- Re- Re- Realmente ... Lo ... hiciste ... -Entrecortado y apenas audible, era la manera en que se expresaba el moreno que se aprovechaba de la ignorancia ajena para su diversión.- E- Esa posición ... Es de sumisión ... Demuestra al lobo que tienes enfrente que no deseas pelear con él y que estas a su merced. -Continuo riendo a grandes proporciones rodando de un lugar al otro, agarrando su estómago y golpeando el suelo. Exagerado de su parte pero así era como se comportaba aquel ser salvaje frente a uno de sus iguales domesticado.- Pero ya de esa manera puedo darme cuenta que no posees ni siquiera el mínimo conocimiento de nuestra especie. No sé cuál sea tu historia de vida y tampoco es que me interese pero ... pero ... tampoco puedo quedarme de brazos cruzados frente a alguien tan ignorante de nuestras costumbres. Mi Matriarca me mataría si me viese en esta situación y no te ofreciera la oportunidad de aprender algo. -Mientras se explayaba su siniestra se dirigía hacia su nuca rascándose aquella parte mientras la despeinaba un poco, en un intento por aclarar las ideas que venía a su mente con respecto a que enseñarle a ese sujeto.-

Dudativo, cabizbajo, con los brazos cruzados a la altura de su pecho pensaba en algo que fuese fácil para capturar. Pasaron los segundos y solo tenía como respuesta una sola cosa, que posiblemente no le haría gracia a su compañero pero era lo mejor para dar iniciada su "vida" como un verdadero Laguz salvaje. Lentamente su fisionomía humanoide iría desapareciendo para dejar a relucir su apariencia canina: un lobo de gran tamaño similar a su contra-parte, su pelaje seria de un albino muy notorio pero que, gracias a la suciedad que llevaba encima, apenas pasaba a ser un griseado algo desagradable a la vista de quienes tenían un buen gusto.- Como te he dicho, voy ayudarte a que estés en sintonía con tu "lobo salvaje". Y muy cerca de aquí, podemos encontrar algo que puedas cazar sin ningún problema. -Comenzó a iniciar la marcha perpendicular al rio, yendo en sentido contrario a la correntada, cuesta arriba.- Solo intenta seguirme el ritmo. -Elevo su timbre para que su interlocutor lo pudiese escuchar con claridad para empezar a aumentar el ritmo de sus pasos. Quería saber que tanto había perdido al ser "domesticado" por los Beocs, si tan solo había sido su parte salvaje o también la manera en desempeñarse en un entorno natural como lo era en ese bosque, pues de la nada comenzó a adentrarse, de a poco, hacia la espesura del mismo queriendo saciar su curiosidad.-

Enormes troncos caídos yacían adornando el entorno a la vez que actuaban como un obstáculo. Alzando sus cejas y sonriendo, encontró la oportunidad perfecta para saber qué tan hábil era el canino albino. Aumentando su ritmo este saltaría el tronco o eso intento, porque si no fuese a sus enormes patas junto con sus garras que se aferraron en el instante justo para impulsarse y de esa manera saltarlo completamente, hubiese golpeado contra ese objeto.- Solo ten cuidado de no dejar mucho rastro de nuestro andar. En este bosque abundan los Laguz tipo Gatos ... Y la verdad, ni yo ni ellos podemos vernos sin terminar metiéndonos en problemas. Así que si vez alguno o encuentras pistas de que están cerca solo ignóralos. Realmente no quiero encontrarnos con esos pulgosos. -La relación que tenía Mishael con aquellos seres no era muy buena que digamos. Incluso se podría decir que era mucho peor que con respecto a los humanos, pues para ellos prefería trabajar y ayudarlos pero con los gatos ... No podía verlos sin tener ese instinto de perseguirlos y morderlos.-

Sin detenerse a ver si este lograría cruzar o no, y para su bien debía hacerlo cueste lo que cueste, siguió adentrándose al bosque donde estaban a tan solo a unos minutos de llegar al destino. ¿Qué cosa tenía en mente el salvaje para el domesticado? Pronto lo descubriríamos.-
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Sáb Nov 21, 2015 5:45 am

Le habían tomado el pelo por segunda vez en un tiempo récord, no era que realmente se considerase alguien ingenuo pero tratándose de un ambiente del que nada conocía comenzaba a presentir que aquella no seria la ultima vez que su nuevo compañero fuera a pasarse de listo con el..... ya tendría alguna oportunidad de regresarle aquellas bromas con creces y si algo se le daba bien era el ser paciente.

- Bueno colega, la verdad esa broma tuya me parecería ofensiva de no ser por que efectivamente no quiero pelear contigo y técnicamente si que estoy a tu merced, así que lo habría hecho de todas formas. -

Comento Artemis encogiéndose de hombros en una pose muy antinatural para un lobo, aceptando la broma como lo que era realmente, una broma inocente que realmente no había causado daño alguno y ademas parecía divertir enormemente al salvaje llamado Mishael. Miro con especial interés el como su compañero se ponia pensativo, al parecer intentando poner en orden sobre que tipo de cosas básicas podría enseñarle o en si defecto el como podría meterse con el nuevamente, sea lo que fuese el lobo domestico estaba dispuesto a seguir sus instrucciones pues igualmente aquello comenzaba a parecerle entretenido. Que podía decir?, tenia buen sentido del humor. Finalmente Mishael pareció decidirse por algo, tomando igualmente su forma animal mostrando el hecho de que efectivamente eran parecidos, solo que su pelaje blanco estaba opacado por la suciedad y el poco cuidado lo cual hiso que Artemis ladeara un poco su cabeza al contemplarlo, imaginando que con un buen baño de espuma y unas cuantas cepilladas probablemente podría quedar un poco mas presentable. Fue entonces que el lobo salvaje comenzó su andar a quien sabe donde, al parecer con la intención de comenzar a evaluar que tan bien se desenvolvía en el entorno salvaje, aumentando el paso al poco tiempo.  

Ciertamente Artemis nunca en su vida había tenido la oportunidad de desplazarse con total libertad en ambientes naturales, pero si algo había aprendido en su tiempo en cautiverio era a evitar obstáculos de todo tipo y a realizar piruetas que quizá los lobos normales siquiera soñarían en intentar realizar.... quizá el tampoco se le hubieran ocurrido cosas semejantes en su vida, pero vaya que sus entrenadores eran bastante creativos y solían castigarle severamente cada error cometido. Como resultado Artemis no solo se movía con facilidad en el terreno difícil que el bosque ofrecía, si no que incluso saltaba usando los arboles como apoyo para lograr ganar alturas que le permitían incluso dar un par de vueltas en el aire, haciendo alarde de la elegancia y agilidad que tanto le había costado aprender en su calidad de mascota aun que aquello podría resultar bastante extraño y antinatural para cualquiera de su especie.... bueno, por lo menos era útil para algo.

- Ohhh, he leído un poco acerca de los gatos Laguz. Según tengo entendido son formas de vida mas ágiles que nosotros pero menos resistentes a los cambios climáticos y a la escaeces de alimento.... igualmente son mucho mas salvajes cuando adoptan su forma animal -

Ciertamente los libros no ponían nada de costumbres y políticas laguz, pero si que hablaban mucho sobre el ámbito biológico. No era como si realmente hubiese tenido otras formas de entretenerse estando encerrado casi todo el tiempo por lo que se podría decir que en cierta forma su cabeza estaba llena de información que podría resultar totalmente inútil para el estilo de vida salvaje, mas aun así no podía evitar admitir que aun que aprendió a leer por la fuerza ciertamente le había tomado gusto a los libros y pretendía seguir aprendiendo de ellos aun cuando ya no estaba obligado a hacerlo.

- También leí, que hay Laguz dragones, halcones, cuervos y garzas. Como se llevan los nuestros con todos ellos?, tienen acuerdos o se limitan a matarse con solo verse las caras? -

Ciertamente tenia muchas dudas al respecto y siendo tn curioso a como era no quería desaprovechar la oportunidad de aprender la mayor cantidad de cosas posibles respecto a su propia raza y derivados.

- Y eso me recuerda, varias veces has mencionado a la tal matriarca pero, que es eso?. Es algo asi como tu madre o algo por el estilo?.... bueno, pregunto por que parece ser alguien importante -

Podía mantener la conversación sin problemas pues básicamente estaba en muy buena forma, debía estarlo para aprender tantas barbaridades que le habían enseñado con el fin de entretener a los humanos, ademas de que avanzaba a un ritmo constante sin perder de vista a su compañero, de hecho aquello podría considerarse algo así como un paseo agradable para el lo cual se notaba mas que nada en su cola que aun se meneaba enérgicamente de un lado a otro.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [3]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 23, 2015 7:44 pm

Engreído ... -Murmuro entre dientes el canino que veía a su par, realizar piruetas prácticamente sacada de la imaginación de cualquier cachorro que, a pesar de vivir entre la naturaleza, nunca en su vida se le hubiese ocurrido moverse de esa manera ... algo alocada para su gusto. Vaya a saber uno de donde lo saco o quien se lo aprendió, pero hasta ahora era el primer lobo que se movía de esa manera "peculiar", y el querer saciar su curiosidad con respecto a eso era enorme aunque no haría ninguna pregunta al respecto. Continuando con su trayecto a través del bosque, sumido en el silencio, escucharía las cosas que tendría que decir su interlocutor con respecto a los Gatos y las otras especies que se separaba en la rama de los Laguz. A simple vista ese lobo parecía estar más informado que su contra-parte, el cual era un analfabeta en todos los aspectos.- No todas las cosas escrita por los Beocs suelen ser ciertas sobre los Laguz. La gran mayoría están basadas en grandes mentiras, miedos y mucha discriminación de ellos hacia nosotros. -Hablo con una gran seriedad en su timbre, sin dejar de perder el ritmo de la marcha, atento a que no se encontraran con algún ser indeseado por el "Guía".- Todos los Laguz nos llevamos de maravilla entre todos, igual que algunos de nosotros hacia los Beocs. Ya que en todas las especie existente en este mundo, donde hay luz también hay oscuridad. Hay buenos y malos en ambas especie pero ... para mi desgracia ... Hasta ahora me he encontrado con mas Laguz buenos en contra de los malvados humanos. Aunque la diferencia entre los gatos, es solo mía hacia ellos solo ... Mi manera de ser hace que no pueda resistir a atacarlos, es algo más fuerte que yo. No sé si lograras entenderme. -Realmente no esperaba que así fuese, pues sus palabras no habían sido claras del todo y aparte, como esperaba que la otra persona lo entiende cuando ni este mismo comprendía que le pasaba en cuanto sentía la presencia de un Gato cerca suyo.-

Todos intentamos vivir en paz los unos con los otros. Pero existe cierta discordia con nuestra clase ya que los Lobos de Hatari, de donde pertenezco, estamos más familiarizado con los Humanos. Es decir, a pesar de ser seres especiales, nuestra alianza esta con los Beorcs ocasionando que entre los Laguz nos desprecien por "traicionarlos". Aunque existen humanos que también nos miran de mala manera. Prácticamente la decisión de mi Matriarca ha hecho que estemos entre el filo de la espada y la pared. -Continuo explayándose un poco más con respecto a la historia personal de los Laguz que yacían en Hatari junto con su pensamiento liderado hacia la paz e igualdad entre ambas especies. Algo que hacia ruido en su interior pero al mantener su promesa hacia uno de los Seres Vivos que más respetaba en la vida, no podía hacer caso omiso a sus palabras como un buen orgulloso que era.- ¿En serio que no sabes lo que es una Matriarca? Realmente los Humanos han hecho estrago en ti, hasta el punto de olvidar lo más básico de nuestra especie ... -Se podía ver que su timbre se iba apagando de a poco, como si estuviese decepcionado en su compañero aunque tampoco podía culparlo. Se debía a la clase de vida que llevo a mano de los humanos haciéndolo mas alguien de compañía y seguridad que otra cosa.- Aparte de nuestros padres y madres, en la manada hay otro lobo que se respeta incluso igual que a ellos: La Matriarca. Es quien comanda toda la manada desde hacia donde se dirige y el momento para descansar. Para comer y para criar a los pequeños. Ella está a cargo de todos y todas, siendo la máxima autoridad pero a la vez una segunda Madre. Seguramente ella habrá peleado junto con tus padres para defenderte en el instante que quisieron separarte de la Manada pero, como habrás visto el resultado fue en vano. Incluso, si tienes la oportunidad deberías recordar de donde eras y ver si puedes visitar dicho sitio. Puede que se alegren de tu visita. -Era inevitable que al comentar sobre su antiguo estilo de vida recuerdos bellos y hermoso, de su etapa de cachorro viniese a su mente hasta el punto de que sin notarlo, sonriese de forma natural junto con un leve rubor en sus mejillas; el cual rápidamente desaparecería una vez finalizado su habla.-

Dime una cosa Artemis -Realizo una pausa para observar en su entorno y viendo que prácticamente estaban sobre el sitio de caza para ese lobo principiante, provocando que su andar fuese disminuyendo hasta el punto de detenerse completamente para recuperar el aire perdido durante la marcha.- ¿Desde hace cuánto vives con los Humanos? Y aparte de hacer esos extraños trucos en el aire ... ¿Te enseñaron otra cosa? -Pregunto ya sin poder soportar la inmensa curiosidad que tenía en su interior. El saber con qué tipos de humanos, que cosas le enseñaron y otras más, fue más fuerte hasta preguntarle más sobre su vida anterior a encontrarse, antes de ponerse a intentar hacer una conexión con su Yo Salvaje.-
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Lun Nov 23, 2015 11:17 pm

Escuchaba atentamente todo lo que Mishael respondia con respecto a las preguntas que le había hecho. Al parecer la raza Laguz en general solía llevarse bien entre si independientemente de su tipo, aun que le hacia un poco de gracia imaginar a su colega persiguiendo gatos en cuanto los tuviese a la vista. No le parecía realmente algo tan extraño pues imaginaba que el instinto en Mishael debía ser mas intenso y por tanto, mas dificil de controlar.

Cuando le explico con detenimiento acerca de lo que era una matriarca un desasosiego profundo y pesado que lograba apretujarle el corazón. Artemis no dijo nada al respecto, de hecho guardo silencio el resto del viaje hasta que por fin parecieron detenerse en lo que seria el lugar ideal para atrapar a su primera pesa. Escucho la pregunta contraria con cierta sorpresa, la cual se noto en sus orejas que se alzaron atentas y su larga cola plateada que había dejado de menearse.

- Cuanto tiempo?.... -

Puso un gesto pensativo en el rostro mientras se rascaba la nuca con su pata de una forma muy poco natural para un canino, pero que en cambio era un gesto bastante humano.

- No estoy seguro. Mi recuerdo mas antiguo es estar dentro de una jaula pequeña rodeado de un montón de personas. Recuerdo que ese día estaba muerto de miedo por que no tenia idea de que era lo que estaba pasando, adivino que fue el día en el que me vendieron en alguna casa de subastas. Era apenas un cachorro, pero no demasiado joven así que supongo que debería tener recuerdos de mi manada o mi matriarca.... pero no los tengo. -

Nunca pensó realmente en como era su vida antes de haber sido capturado ni el como había sucedido, pero si era verdad que los lobos eran tan unidos y lucharon por evitar que se lo llevaran hacia que un nudo se le formara en la garganta al intuir que probablemente no habían salido vivos de aquel altercado.

- Con respecto a lo que me enseñaron.... Mhhh.... ademas de las piruetas me enseñaron modales, a desenvolverme en eventos sociales de la nobleza y a dirigirme con respeto a las personas con cargos importantes. A leer y escribir el idioma humano, danza, poesía, actuación y algo de coqueteo cuando la señorita alcanzo la edad adecuada. Me enseñaron un par de rutinas de acrobacia, comedia y drama igualmente. Ohhhh, también intentaron enseñarme a cantar a petición de la señorita pero sin importar cuanto tiempo me privaran del agua o alimento, me apretaran el collar o me dieran con el látigo es algo que nunca pude aprender a hacer. -

No le daba demasiada importancia a eso pues solo era dificil mientras aprendia a hacer lo que le pedian, despues simplemente lo premiaban con golosinas cada vez que la chiquilla que lo mantenia de mascota estuviera complacida. Por otra parte y aun que normalmente no estaria dispuesto a hablar de su pasado sentia que era lo menos que podia hacer para satisfacer a aquel que tenia la amabilidad de ayudarlo en ese momento.

- También me entrenaron para comportarme correctamente con los humanos y me inculcaron las reglas básicas de toda buena mascota, las cuales eran simples: Obedece o te damos con el látigo hasta que lo hagas. Si me comportaba correctamente me daban de comer 3 veces al día, baños calientes de espuma y cepillados diarios.... incluso llego un tiempo en el que la señorita me permitía dormir junto a ella por las noches. -

Era básicamente todo lo que recordaba de su vida en cautiverio, la cual si se ponía a pensarlo no era tan mala como estar en medio de un bosque, hambriento, sucio y con riesgo de contraer parásitos chupa sangre en el pelaje.

- En mis ratos libres me limitaba a leer todo tipo de libros, así que también conozco un poco sobre cultura popular y literatura.... como podrás adivinar, nada que me sea útil fuera de una jaula. -

Termino por encogerse de hombros restandole importancia al asunto, pues el pasado en el pasado estaba y tampoco era nada inusual tratándose de la vida de un esclavo. Dicho aquello artemis comenzo a mirar a su alrededor, comenzando a menear la cola con cierta emocion al recordar por que estaban alli.

- Cambiando el tema, que es lo primero que voy a atrapar?, muero de hambre así que en este momento cualquier cosa es buena. -

Declaro arañando un poco el piso con sus garras para sentir la tierra bajo sus patas y tantear el terreno, segun el preparando su modo de cazador furtivo.... que mas que un fiero lobo lo hacia ver como un perro emocionado por comenzar a jugar.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [3]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Invitado el Miér Nov 25, 2015 4:16 pm

Al escucharlo detenidamente, Mishael no pudo evitar recordar su pasado donde más de una vez lo quisieron capturar siendo cachorro teniendo la oportunidad de escapar, por sus propios medios, de los humanos que lo veían como una simple mascota. Tal vez, si su determinación no hubiese sido fuerte, hubiese corrido la misma suerte que Artemis por lo cual, sumido en el silencio, lo miraría fijamente de pies a cabeza, imaginándose como se hubiese visto este "domesticado". Algo imposible para su mente pues no conocía otra vida que no fuese la salvaje para este momento.- Se podría decir que eres como un erucito, erukito ... o esa clases de seres que saben muchas cosas del mundo. -La palabra que buscaba aquel ser era un erudito pero al no saber ni leer ni escribir era complicado, para alguien de su clase, usar palabras que no comprendía en su totalidad.-

Aunque el momento de la verdad había arribado de una buena vez, el propósito por el cual se trasladaron a una nueva área era para enseñarle al opuesto de los caninos a estar en sintonía con su cazador interior y así capturar a su primera presa. Y nada mejor que un claro, con forma de circulo en el centro, rodeado por una espesa arboleda perfecta para que este se mantuviera oculto hasta lograr encontrar su alimento. Tomando nuevamente la forma humanoide, Mishael comenzó a andar en puntilla en un intento por provocar el menor ruido posible, adentrándose en los arbustos donde cambio su postura a andar sobre sus rodillas sin preocuparse por el lodo que se formaba allí.- Sígueme e intenta mantenerte en silencio. -Ordeno el lobo salvaje a su par para perderse de la visión ajena. Luego de pasado unos pocos segundos su cabeza florecería de la flora para tener una excelente visión de lo que parecía ser una temporada de cría. Números nidos yacían esparcidos por todo ese claro, con dos pares de aves adultos y regordetes yendo y viniendo de un lado al otro; en la cuna, hecha por ramas, plumas y otras cosas, se podía ver a una numerosa camada de polluelos gritando y clamando por alimento. Algo bonito de ver para aquellos que necesitaban observar lo maravillosa que podría ser la Madre Naturaleza, aunque en esta ocasión ese par estaría para ahí con la finalidad de alimentar y proseguir con el ciclo de la vida. Esperaría a que el extravagante canino estuviese a su par, dejándole algún tiempo para observar el entorno antes de volver a dirigirle la palabra.-

Este es el sitio adecuado para alguien carente de experiencia en la caza en un bosque. Hemos llegado justo en la temporada de "familia". -Así era como ese sujeto llamaba a cuando los animales del bosque tenían a la próxima generación que seguiría sus pasos, en el este ciclo llamado vida.- A pesar de que lo veas con alas, estos no pueden volar. No sé si sean por lo gordo que están o que pero son la perfecta presa para que te inicies, pues si los cachorros son capaces de capturarlo ... Tú, como un adulto de nuestra clase por más "humanizado" que estés, no creo que tenga muchos problemas con ellos. -Prosiguió con su habla de forma serena y con un timbre bajo para no alertar a los pájaros sobre su presencia. Incluso su respiración estaba bastante controlada, inspirando por la nariz de forma lenta y persistente, para expulsarlo a través de su boca con cada palabra que salía de sus labios. Prácticamente todo su cuerpo estaba actuando como un depredador a pesar que pareciera lo contrario.- Te daré algunas indicaciones básicas y luego veré como te mueves. ¿Está bien? -Interrogo el moreno para dirigir su mirada hacia adelante, provocando que sus pupilas se contrajeran ya que él también sentía esas ansias de capturar algo vivo para saciar lo que restaba de su hambre.- El primer paso antes todo es buscar a tu presa, para eso se suele seguir ciertos patrones: Al más débil, a los ancianos, a lo más jóvenes aprovechando que su carne es tierna, a los despistados. En este grupo tienes de todo para elegir ya que tampoco son muy inteligentes que digamos.

Una vez que elegiste a tu comida debes seguirla con la mirada en todo momento. Y mientras haces esto comienzas a moverte lentamente, rodeándola con el menor ruido posible, cosa que no se percate que estas tu aquí. Cuando creas que llego el momento indicado, realizas tu movimiento saliendo a toda marcha de tu escondite hasta capturarlo con tu mandíbula. Allí intenta dar un fuerte mordisco ya sea en su cuello o donde pueda para que se deje de mover, para fulmínalo de otro. Esa es la manera resumida como debes hacer las cosas. -Finalmente culmino sin dejar de sentir ese deseo en su interior, el cual fue trasladado hacia su cuerpo que se mecía de un sitio al otro a medida que las uñas de sus manos, se enterraban en la tierra, por lo ansioso que estaba.-
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Miér Nov 25, 2015 10:40 pm

- Erudito colega, se dice erudito. -

Le corrigió Artemis ahogando una pequeña risa ante el intento contrario de usar una palabra no tan complicada a su parecer pero que adivinaba que usaría poco y nada en su vida diaria. Artemis tomo igualmente su forma humana para seguir a su compañero, mas para su desgracia no era tan hábil moviéndose de forma furtiva como lo era aquel laguz salvaje, sin embargo lograba ser lo suficientemente sigiloso como para no ser detectado por las aves que prontamente le servirían de alimento.

Escucho atentamente las indicaciones contrarias dibujando en su rostro un gesto acomplejado, ciertamente se veían como presas fáciles pero por otro lado había que admitir que aquellos pollos gigantes resultaban hasta cierto punto adorables bamboleándose de un lado a otro en busca del alimento que darían a sus pequeños y ruidosos polluelos. Mishael por su parte se veía totalmente listo para incarle el diente a cualquiera de ellos y aun que Artemis no rebosaba en confianza decidió que nada perdía con intentarlo.... ademas estaba hambriento.

Se agazapo con el pecho tierra rascando un poco el piso con sus garras, las cuales por su puesto estaban limadas con la finalidad de verse bien pero carecían del filo asesino que tendrían las de su compañero silvestre. Miro atentamente a las bolas de plumas moverse, agachando las orejas con preocupación al no notar diferencia alguna entre unas y otras.... después de todo, Como rayos se suponía que distinguiera a los viejos de los jóvenes?, a los listos de los torpes?. Finalmente se decidió a elegir uno al azar, esperando el momento en el que se alejara un poco del grupo para intentar atraparlo.

El que eligió era uno bastante grande y de aspecto jugoso, con plumas negro brillante que cualquier laguz podría distinguir como un macho alfa, bueno, cualquiera menos Artemis y a diferencia de las presas que Mihael había mencionado esos regordetes lideres tenían la mala costumbre de pelear en lugar de correr.... ciertamente una buena presa pero una elección pésima para un principiante. Sucedió lo que tenia que pasar, Artemis se le hecho encima con la intención de morderle mas al no ser realmente silencioso el ave tuvo tiempo de reaccionar dándole una patada, acto seguido los roles se intercambiaron dramáticamente pues ahora era el pollo negro quien le perseguía dándole de picotazos mientras el joven lobo se limitaba a chillar y a corretear por el lugar como cachorro asustado. La persecución culmino en cuanto el lobo de brillante pelaje plateado cayo en un pequeño riachuelo que salia del territorio de nidos, siendo el colmo de todo que el pollo negro rascara la tierra echándole un poco encima al inexperto laguz antes de marcharse.

- No te atrevas a reírte Mishael..... -

Comento Artemis de mal humor saliendo del río totalmente empapado, adivinando que su compañero le había estado vigilando en todo momento y seguro debía estarse burlando de el a carcajadas por su patético intento de cazar a una presa que supuestamente debia ser facil de atrapar.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [3]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Invitado el Jue Nov 26, 2015 4:42 pm

Y como era de esperarse, nada bueno salió de las presas elegidas por Mishael para su inexperto compañero lobuno pues, de una forma extraña y bastante bizarra, Artemis se había convertido en la presa de esa ave regordeta. Tal vez había pasado por alto el comentar un pequeño detalle ya que le comento de todas las presas fáciles de capturar pero nunca se hubiese imaginado, que iría a por el Jefe del grupo que tenía la costumbre de defender a los suyos con uñas y a picotazos. Tuvo más de una oportunidad de alertarle a su compañero que había sido una mala elección aunque la curiosidad por saber cómo se desenvolvería ante tal enemigo fue mayor, y por ello mantuvo el silencio mientras seguía con su mirada al domesticado que fallaba el primer e importante ataque: el factor sorpresa. Luego ... un sin fin de enormes carcajadas inundaron el ambiente provocando que el moreno saliera de su escondite, acusando con el dedo índice a donde la escena se estaba dando sin preocuparle demasiado si los pollos sobre-alimentados huían de allí. Ahora mismo se estaba divirtiendo al ver como un enorme lobo huía de su presa hasta culminar con este todo mojado, y el ave tirándole un poco de tierra como si lo estuviese humillando aún más. No podía contener la risa, prácticamente explotaba en una ruidosa alegría hasta el punto de salir de los arbusto para tener una excelente vista y proseguir con ese estado de euforia.

N- N- N- ... -Balbuceaba entre una respiración agitada aquel lobo salvaje, que apenas podía respirar mientras apretujaba su estómago para detener aquel dolor en sus músculos. Aquello concluiría en el momento que se ahogó con su propia saliva y estuvo tosiendo por lo menos 2 min. seguidos para recuperar la compostura, dando inspiraciones profunda a través de su nariz en un intento por calmarse. Nunca pero nunca había tenido la oportunidad de presenciar algo así, era único en su clase y que seguramente no se volvería a repetir aunque en sus retinas quedaría impregnado para siempre aquella imagen.- E- Eres un lobo único, Artemis. El único de tu clase. -Finalmente era audible lo que salía de sus labios más las risillas aletargadas continuaron un rato hasta que concluyeron en el instante que se limpiaba de una lagrima que florecía de su ojo izquierdo, aquel individuo lo había divertido de tal manera que ya se había olvidado cuando fue la última vez que se rio de esa forma.- No puedo creer que ese pollo obeso te haya dado tal paliza. Tal vez debamos probar otra cosa, como encontrar algo de hierba. No soy tan afán de consumirlas pero cada tanto sirve para curar algún malestar estomacal. Porque si no pudiste con esos polluelos, creo que ningún ser vivo estará a tu alcance. -Concluyo asintiendo con su cabeza mientras se cruzaba de brazos afirmando totalmente que ninguna presa estaría a su alcance, por el momento.- ¿Que dices? ¿Quieres ver si eres capaz de buscar algunos hongos o plantas? No será mucho pero ... creo que para saciar momentáneamente el hambre servirá, aparte estas no podrán moverse ni huir de ti, así que un alimento quieto sería lo mejor. -Bromeo con su compañero de raza.-
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Vie Nov 27, 2015 5:10 pm

Estaba empapado, hambriento y acababa de ser humillado por un obeso pollo gigante.... realmente ese día lo podía catalogar como uno de los peores de su vida y por mucho el mas humillante. La risa estridente contraria acompañada de sus comentarios tampoco le ayudaban mucho a su autoestima como cazador, aun que admitía que difícilmente podía ser catalogado como uno.

- Claro.... ríete todo lo que quieras pero ten por seguro que si los humanos te atraparan no durarías ni una semana. -

Comento ligeramente malhumorado sacudiéndose el agua del pelaje como lo haría cualquier perro que ha terminado empapado, terminando totalmente esponjado debido a lo suave y bien cuidado que estaba su pelaje. Lanzo un suspiro pesado con notorio desanimo, echándose en el paso ya habiendo perdido totalmente la voluntad de rencontrarse con el laguz salvaje que ahora tenia la oportunidad de ser.

- No te molestes, seguro y termino comiéndome alguna baya venenosa o algo por el estilo. -

Se sentía frustrado, mas de lo que se había sentido nunca en su vida pues si bien el no elegio ser capturado y vendido como una mascota ahora que después de tantos años había recuperado su libertad descubría que era incapaz de disfrutarla tal y como lo hacia su compañero salvaje y que en lo único que pensaba era regresar corriendo al primer pueblo humano que encontrarse para llenarse el estomago con estofado de conejo, disfrutar de un baño caliente y dormir bajo techo en la mullida cama de una posada.

- Supongo que tenias razon, no queda absolutamente nada de lobo en mi. Pero.... si incluso los humanos pueden cazar su propio alimento quiere decir que no soy capaz siquiera de pasar por un ser humano. Quiero regresar a casa, quiero volver con mi señorita, quiero que me cepille el pelo, que me felicite y me de golosinas después de hacerla reír.... quiero regresar a mi pequeña jaula donde no me preocupaba absolutamente nada mas que la rutina que haría el día siguiente. -

Se había agazapado sobre si mismo hasta quedar hecho un ovillo, cubriéndose el rostro con sus grandes patas blancas cuyas garras habían sido cortadas y limarlas para que no fueran peligrosas... normalmente era mas tranquilo, centrado y entusiasta pero de momento estaba pasando por un dilema existencial con el que no sabia como lidiar, eso ademas de que de forma inconsciente se volvía vulnerable cuando pasaba largos periodos sin ingerir alimentos pues aquel era un método de castigo que comúnmente usaban en el para ablandarlo y que aprendiera de forma mas eficaz.... Aun que igualmente era en momentos así donde estaba mas concentrado y atento para seguir indicaciones.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [3]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Invitado el Miér Dic 02, 2015 11:07 am

Ya parecía todo volver a la normalidad: una respiración normal y controlada, esté caminando lentamente hacia su compañero que se sacaba todo rastro de agua sobre su ser, pensando que otras cosas podría servir para que este en sintonía con su lobo salvaje. Pero rápidamente volvería a reír a enormes carcajadas cuando todo su pelaje se puso esponjado, haciéndolo una bola de pelo blanco gigante. Artemis tendría muchas sorpresas que alegraban a Mishael con el correr del tiempo, y nunca se cansaba de las tonterías que sacaba de la galera.- He escapado muchas veces de las garras de los humanos, así que eso no es problema para mí. -Sentencio, mermando de a poco toda risilla hasta volver a ser el de siempre.- Eso también estuve pensándolo. Si no puedes cazar a un simple pollo obeso ... Creo que terminaras muerto en este bosque por envenenamiento ... Entonces ... ¿Que será lo mejor para ti? -Se volvió a interrogar a si mismo con un timbre sereno, casi como si se tratara de un susurro. Tal parecía que estaba tan domesticado que no había nada, de las cosas intentada por el Laguz, que haría volver a la "normalidad" a su compañero. Muy pocas ideas quedaban en esa mente limitada por no saber leer o escribir, pues tal vez eso le daría otras perspectivas de cómo ayudarlo.-

Pero de pronto todo rastro de preocupación y por ayudar a su contra-parte se vio opacada por las palabras de tristeza que estaba dejando salir de sus labios, ya que no soportaba que alguien de raza se rebajase hasta el punto de querer vivir encarcelado entre los Beorcs. Chasqueo su lengua contra su paladar, en una clara molestia, para empezar a tomar su forma lupina con la finalidad de ir acercándose hacia Artemis que estaba agazapado entre sí, protegiéndose en una crisálida de lamentos. Sin vacilar ni producir sonido alguno, el moreno abrió su mandíbula y en un segundo la cerraría con la cola del otro lobo entre sus dientes apretándolo con fuerza a medida que tironeaba hacia atrás para hacerlo reaccionarla.- ¡¡NO VUELVAS A DECIR ALGO ASI ENFRENTE MIO!! -Lo regaño alzando su voz a los cuatros vientos, denotando la gran molestia que sentía en su ser.- No tienes ideas de cuantos Laguz Lobos mueren a causa de lo que estás diciendo ... A pesar de que nosotros somos Aliados de ellos ... Se aprovechan de aquello para hacer con nosotros lo que quieren ... Por ello ... ¡¡NO LO REPITAS NUEVAMENTE EN MI PRESENCIA O TE MATARE!! -Orgulloso de ser alguien salvaje que no sigue las doctrinas humanas sino las de su especie, no soportaba ver a uno de los suyos rebajado hasta el punto de exigir ser un esclavo para tener una vida fácil y sin preocupación. Incluso su mirada parecía exorbitada y sus pupilas contraídas, dejando a relucir una pequeña cantidad de "sed de sangre". Hablaba en serio de asesinarlo allí y con sus propias garras, si nuevamente volvía a decir algo así.-

Se alejaría de su interlocutor escupiendo hacia un costado, en un intento por sacarse el pelaje que se había quedado en su lengua, para darle la espalda y empezar a alejarse de a poco del "domesticado".- Si aún quieres ver si puedes vivir en la vida salvaje, sígueme. Si por el contrario no serás capaz de soportarlo, es tu oportunidad de irte con esos Humanos solo sigue el camino a tu espalda que tarde o temprano encontraras alguna ciudad de esos Beorcs. Ya no te obligare a nada, la opción cae en sus patas. -Era raro decirle a alguien que estaba acostumbrado a obedecer distintas reglas, que tenía la decisión de elegir que deseaba: si ver si podía estar en sintonía con su pasado y descubrir un poco más de que era capaz; o volver a las comodidades del presente, viviendo tal cual lo estaba haciendo hasta ahora. La decisión final radicaba en Artemis, y sea cual fuera, Mishael no se detendría a saberla.-
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Miér Dic 02, 2015 11:30 pm

Estaba ocupado ahogándose en su propia auto lastima, lamentándose sobre el por que debía de pasar tales penurias como si se tratara de un niño mimado al que no se le esta dando lo que pide. Fue entonces que sintió nuevamente un dolor agudo provenir de su cola, uno mas intenso que en anterior, mas esta vez por estar en su forma animal fue capaz de soltar un sonido que nunca había hecho en su vida: Un aullido largo y fuerte que ciertamente se escuchaba mucho mejor que el chillido de nena que soltó la primera vez. Miro a Mishael reprenderle por sus palabras y conforme lo escuchaba iba comprendiendo en realidad que lo que había dicho sobre querer regresar a una jaula había sido por demás insensible y falto de respeto hacia su compañero.

Sabia de primera mano lo que sufrían mucho laguz en cautiverio, siendo el hasta cierto punto afortunado que se lo llevasen desde pequeño pues fue mucho mas sencillo adoctrinarlo bajo la creencia de que era una criatura inferior y estaba obligado a obedecer a sus amos... Recordaba que lo que les sucedía a los "laguz rebeldes" iba desde la tortura hasta el despellejamiento en caso de que les dieran como casos perdidos, transformándolos en "bonitos accesorios" para decorar la casa de algún ricachon excéntrico. Se quedo cabizbajo, arrepentido por su propio actuar y admirando hasta cierto punto la fuerza de su compañero, no sabia hasta que punto había vivido lo mismo que el, pero pese a todo nunca olvido como era vivir en libertad, tomando aquello en cuenta se sentía pequeño a su lado.

- Quiero.... quiero ir contigo -

Murmuro en cuanto noto que Mishael comenzaba a retirarse, al parecer aun molesto por la escenita que antes había hecho el joven lobo domestico. Artemis se puso de pie, retomando un poco del valor y la confianza que aquella batalla con el pollo gigante le había arrebatado.

- Enséñame lo que es ser un Laguz, Mishael!!!, te lo suplico!!!, quiero recuperar aun que sea un poco el orgullo que me arrebataron!!!, no soy inferior a ellos!!!, no lo soy!!!! -

Herizo su pelaje de forma agresiva por primera vez en su vida, sacando por primera vez aquella ira reprimida que lo hacia pacifico, manso y manejable.... seria difícil romper las reglas grabadas a sangre y látigo en su espíritu hecho pedazos por sus captores, pero si se rendía ahora estaba aceptando de por vida a estar indefenso y asustado, a ser una criatura inferior incluso a los de su propia especie.

- Empezamos desde un angulo equivocado Mishael, me estas mostrando las cosas que debería saber un laguz adulto pero para serte franco no domino siquiera las bases. Enséñame todo desde el principio como si fuese el cachorro mas joven de la manada, si te pones a pensarlo actualmente soy tan ignorante e indefenso como uno. Se que sera vergonzoso, pero estoy seguro que nada puede ser mas humillante que ser lo que soy ahora. -

Y dicho esto se encamino a seguir al lobo, con la determinación de aprender a valerse por si mismo y crecer fuera del capullo en el que estaba atrapado, seria difícil mas valía la pena intentarlo sin con ello volvía a ser dueño de si mismo.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [3]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Eliwood el Dom Dic 13, 2015 4:31 pm

Tema cerrado.

50G a cada participante.

+1 EXP a cada participante.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3566


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los lados opuestos de una misma moneda [Social][Priv. Mishael]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.